Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   10th Febrero 2015, 13:05

24 de Abril de 2018

El chivatazo es algo que se estila mucho en el mundo en que me muevo. Saber quien tiene qué, cuando y cómo, y qué se pide a cambio para conseguir un poco. Después de mucho preguntar, muchos ojitos que poner, y muchas vueltas, había localizado a la persona que le interesaba. Resultó ser una chica bastante guapa y con cara de buenaza, que había encontrado un poco de casualidad mientras preguntaba a Apestoso Pete, un mendigo bastante popular en esa calle concreta, a ver si adivináis porqué. Estaba a ver si conseguía el paradero de esa chica que, según decían, de vez en cuando iba dando una ronda por el barrio regalando cosas como bocadillos, magdalenas y otras cosas de ese estilo. Porqué, no importaba mucho. Lo importante es que lo hacía, y que lo menos hacía una eternidad y media que no me había echado nada esponjoso y dulce a la boca.

Hice toda una labor de seguimiento digna de alguna peli de espías decente. La seguí con mucho cuidado de pasar desapercibida, lo cual no era muy difícil teniendo en cuenta la hora que era, la gente que pasaba y mi escasa altura, que suele jugar en mi contra pero que por una vez algo bueno tenía que tener. Llegó a un bloque de pisos, donde se metió y no volvió a salir. Como iba a ser una noche muy larga, preferí ir sobre seguro. Cogí el anorak viejo que me habían dado en la iglesia, que habría sido bastante grande para cubrir a un adulto a la altura de la cintura, pero que a mi me cubría hasta casi los pies, y me senté en una esquina entre dos cajas, quedándome frita enseguida. Ese abrigo era una de mis mas preciadas posesiones, y a pesar de que llevaba escaso tiempo conmigo, le había cogido cariño.

Por la mañana, me despertó el sonido de los de la basura, cuando aún era de madrugada. Me quité de en medio para que hicieran su trabajo y me senté en unas escaleras cercanas, esperando a verla salir. Tengo comprobado que la mejor manera de que te pasen por alto es ponerte delante de su cara. La sospechosa salió y comenzó otra vez la labor de seguimiento. Dejé espacio entre ella y yo, para que no se creyera que hacía justo lo que estaba haciendo. Esperaba verla entrar en alguna iglesia, en alguna tienda o en algún edificio enorme con letras que dijeran lo mucho que les interesaba ayudar a los pobres. En realidad, podía ser sólo un alma cándida haciendo algo bueno por un día, pero si pertenecía a algún lugar donde hubiese papeo y que no supiera, prefería saberlo ya. Lo que no se esperó es que se parara delante de un local y abriera una verja de entrada. Me quedé esperando en la esquina durante un rato, asomándome a un lado y al otro, y el crujido metálico me advirtió de que se abrían mas verjas, dejando ver un escaparate enorme de...

ME MUERO.

Todos los espías tenían puntos flacos. Una familia que les importaba, un terrible secreto que no querían sacar a luz, una predilección por las curvas o lo que fuera. ¡PERO AQUELLO ERA UNA MALDITA PASTELERIA!

Para cuando quise repensarme el modo de actuar, me había plantado delante del cristal que enseñaba un montón de pastelitos, magdalenas y bombones, apoyando mis sucias manos en el cristal limpio, y babeando. Golpeé con la frente el cristal, tratando de colarme a través y ver más. El vaho me impidió la visión, así que lo medio limpié con las manos y volví a pegarme en el cristal, dando saltitos y sonriendo como uno niño en una tienda de chucheri.... Vale. Qué gracioso. CALLAOS.

Cuando tienes casi treinta años, pero tienes un cuerpo de cría, el único vicio que puedes permitirte es el azúcar. Y allí había mucha. Y yo la quería.


Última edición por Kim HwaJae el 31st Marzo 2015, 11:58, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   21st Febrero 2015, 17:16

PFDSDFJASDAasdafassddsdmsnn.n.n....... sueño.... Sueño máximo....¡En fin, otra mañana más! Aunque a tener en cuenta el diario de mis días últimamente, nunca era "uno más". Apagué el despertador y la mañana ocurría como siempre. Ducha, café, dientes, ropa, maquillaje muy básico, coche y tienda. Cuando el día empezaba a echarse sobre la ciudad yo llevaba despierta una hora, y estaba aparcando frente a mi tienda. Con el botón automático abrí la verja de la puerta y una vez dentro, abrí las otras dos de los escaparates. Al ritmo de un bostezo me cogí una coleta y pasé a la trastienda a ponerme el delantal y comprobar que estaba todo bien. Calzado cómodo, vaqueros, camiseta, delantal, coleta. Todo ok.
Salí y escuché un "PUC" que venía desde fuera, pero yo misma escuché. Buscando su origen encontré en el escaparate de la derecha, visto desde dentro una niña adorable, enganchada a las muestras como tantos otros niños habían estado.

Creo que mi cara de sorpresa estaba más que justifiada. Primero porque no me la esperaba, segundo porque era una niña...¿Qué chaval está despierto a las siete de la mañana, ya en la calle y....vestido? Tercero, sus ropas... Eso, su pelo y su piel... Todo estaba sucio.  No como un niño que ha pasado el día en el parque si no...
Mmmn..
Si fuese de un colegio de huérfanos no la hubieran dejado salir así, y si se hubiese escapado no creo que entre sus prioridades hubiera estado cambiarse de ropa... No sé, de verdad parecía vivir en la calle.

La compasión impidió el gesto de risa o burla en mi rostro ante la comicidad de la situación. El bienestar de una persona siempre se impone ante cualquier cosa.
De algunas personas, claro.

Abrí la puerta de la tienda y me puse de cuclillas. Con una mano apoyada en la puerta abierta, le extendí la otra .

- Hola bomboncito, me llamo Sasha y esta tienda es mía - pude observarla más de cerca y de verdad estaba muy sucia y... olía un poco - Oye, te propongo un trato. Tú te duchas en mi baño, ahí dentro - dije señalando con la cabeza la tienda - Y yo te invito a algo, lo que tú prefieras. - más tarde le preguntaría sobre su origen pero... Si la encuentran quien sea que la esté buscando no creo que me culpase de algo por darle agua caliente y algo de comer ¿no?
El trato me pareció original, tal y como tenía entendido, a ningún niño del mundo le gustaba una ducha y era una manera de hacerle entender un pacto como lo que era ayudarla a ella por completo.

No me importaba regalar mi agua ni mi producto, y menos en esas circunstancias, sorprendería a la gente la cantidad de gastos que me ahorro de no tener que pagar más que la luz de las lámparas y el agua. Ni hornos, ni microondas, ni neveras... Y además qué demonios, el dinero es mío y me lo gasto en lo que yo quiero.

Esperé ahí con la mano extendida y una ceja levantada, esperando a que aceptase mi invitación. No sabría decir si tenía yo más ganas que ella de que eso ocurriese.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   23rd Febrero 2015, 22:16

¿Qué era eso? ¿Magdalenas? Jo, olían hasta aquí fuera. Estaban salpicadas de chocolate, y nubecitas de colores, y había galletas con formas divertidas que me miraban desde el otro lado, tumbadas en las bandejas como diciendo: ¡Miranos, somos deliciosas, COMENOS!, lenguas de gato de chocolate, y bombones, y un montón de colores que me estimulaban los sentidos, el hambre, y las ganas de comer. Era lo mas cercano a un videojuego que iba a ver, salvo en las recreativas. Entonces oí la puerta, y me separé un momento del cristal, encontrándome a la chica que había ido siguiendo mirándome como si no se hubiera dado cuenta de que llevaba día y medio persiguiénola como una acosadora de arbusto.

- Perdón, jefa. Sólo miraba. Ya lo limpio. - dije, pasando los antebrazos por los restos del vaho para dejar el cristal como estaba. - No soy bomboncito. Se dice Tortita. - añadí metiendo las manos en los bolsillos de la sudadera.

Entonces la chica me ofreció un trato. Yo me la quedé mirando como si le hubieran salido antenas, tentáculos y me propusiera pasarme por su nave para una sonda y lo que surja. Miré el interior de la tienda, y luego a ella otra vez. ¿Ducha y pasteles? ¿Donde coño hay que firmar? Incluso si luego me violaba y me encerraba en un congelador la oferta no estaba nada mal. Volví a asomarme. Allí no había nadie. Clavé mis ojos en ella, aparentemente desconfiaba, pero en el fondo no lo hacía de ella, si no del hecho de que fuera tan buena samaritana. Hoy día eso es rarito. Pero ¿Porqué desaprovecharlo?

- ¿Hay agua caliente? - Era una pregunta estúpida en realidad, lo habría hecho aunque me hubiera tenido que bañar en un iceberg. - ¡Vale, trato hecho!- dije, estrechándole la mano que yo tenía cubierta de una inexplicable capa pegajosa y polvorienta a la vez, y entrando tras dedicarle una inmensa sonrisa de piñata mellada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   3rd Marzo 2015, 11:50

Cuando la pequeña me corrigió acerca de su nombre sentí como cuando miras a las pupilas enormes del  gatito más adorable de todo internet. ¡¡ME MUERO DE AMOR!!

-Está bien, lo siento. Tortita. Pasa, por favor.- y le abrí la puerta, manteniéndola con la mano mientras el olor abarcaba toda la entrada. Cuando te acostumbras tanto a un olor, cuando lo tratas cada día, pierdes la diferenciación del olfato y lo conviertes en algo rutinario. A mí me pasaba, hasta que salía de la tienda un rato y volvía a entrar.

Al entrar la niña se encontraría con pequeñas mesas y sillas que parecerían sacadas de varios conjuntos de mesas de jardín. En una de las paredes una especie de sofá con cuadraditos acolchados, varias baldas con plantas y un letrero de la tienda. A su derecha nada más entrar, la zona de sillones acolchados, pegada a la pared. Y al fondo, los mostradores con los dulces del día y la entrada a la trastienda.

- ¡Bienvenida a central tart! - y pasé, cerrando la puerta detrás de mí, acompañado del ruido de la campanita que colgaba por encima de esta. - ¿La ducha primero, no tortita?- dije con una sonrisa mientras recordaba que aún no había activado la calefacción. Como aún faltaba una hora para que apareciera el primer cliente... Fui directa a la puerta de la trastienda. - El baño está por aquí, enciendo la calefacción y te doy una toalla ahora mismo- Tengo que reconocer que me sentía muy bien haciendo esto. Aunque por un lado... Me desgarraba ver a una niña sola y... arg... Luego tendría que preguntarle sobre su situación.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   4th Marzo 2015, 18:51

Entré en la tienda y el olor a bollo me golpeó en toda la cara, recordándome el premio gordo que acababa de ganar. Al entrar todo era muy acogedor, y un poco moderno. Estaba pero que muy chulo. Aunque no acababa de entender eso de las sillas de jardín en interior, pero bueno, no es que fuese una experta en mobiliario. Normalmente los muebles que había visto salían en revistas de decoración. Además con el olor que salía de allí, si me dijeran que tenía que comerme los dulces con el culo sobre una motosierra envuelta en alambre de espino, yo hubiera contestado: "¿En cual de todas?". Me pegué al cristal viendo el paraíso terrenal que había detrás. Los roscos azucarados tenían esa capita de azúcar blanca que hacer que parezca que están sudados, como recién salidos del gimnasio. Era cuando estaban mas rigoohsss... babas. Tuve que acordarme de tragar para no ahogarme.

- ¡Vale! ¡Ya voy!- dije entrando al galope con los patines colgados del cuello dando botes.

Los agarré de los cordones y los dejé a un lado, en mitad del pasillo empecé a quitarme la sudadera, los zapatos, los calcetines y en el cuarto de baño los vaqueros agujereados, la falda, la camiseta interior y las bragas con una cara de Hello Kitty que hubiera deseado quemar. Como odiaba esas bragas. En serio.

Encendí la ducha, con mucha autonomía, yo. Hubiera sido interesante saber si iba a salir agua caliente o tendría que esperar un poco, por aquello de que estaba en pelota picada en medio de un baño con la puerta abierta de par en par, y eso claro, daba frío. Tenía algunas rozaduras nuevas en las rodillas, pero por lo demás, estaba bien. Me subí al váter y traté de mirarme en el espejo. Nada. Ni un pelo nuevo. Aún lo tenía pelado, como un bebé. Me miré el pecho, con esas tetillas diminutas que son graciosas de ver en los niños cuando corretean en la playa. Me puse los manos en los laterales e hice un esfuerzo pentagruélico para poder juntarlas un poco hacia el centro y darme así la sensación de que tenía canalillo. Después de contener la respiración, las solté, y solté el aire también. Me solté el pelo, de donde se calló una moneda y un clip, y me metí en la bañera.

- ¡Que frío! - grité al entrar, abriendo mas el agua caliente. De pronto empezó a salir ardiendo, con un chorrazo enorme. - ¡AHORA QUEMA!- berreé, tratando de cerrar otra vez, congelándome otra vez en el proceso. - ¡Oye... eh... ¿como era?..¡TU! ¡Ayudame a poner el agua bien, porfi!- berreé desde dentro del baño. ¿Porque los ingenieros, fontaneros y demás gente se esmeraba en hacer que los baños de cada sitio nunca, nunca, NUNCA fuesen iguales?

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   7th Marzo 2015, 01:29

Se notaba que había estado sola mucho tiempo en las decisiones que tomaba y en cómo se movía. Aunque no sabría decir si era símplemente la confianza infantil que tanto adoraba contemplar. La niña se perdió en el pasillo y cuando escuché desde fuera el ligero chorropeteo de la ducha, cogí mi móvil del bolsillo trasero y marqué el número, tapando el micrófono y mi boca con una mano mientras susurraba.

- Sí... está sola sí. No parece estar herida, le he dicho que se meta en la ducha y ahora le daré algo de comer. Vale, sí... No hay problema.. ¡Ah por cierto-

-¡Ayudame a poner el agua bien, porfi!-

MONÍSIMA

- Tengo que colgar, les veo ahora- y colgué antes de guardarlo en mi bolsillo derecho del pantalón mientras trotaba al baño y me apretaba la coleta, asegurando que estaba bien fijada.
-- A ver tortita, tiene truco... - y pulsé uno de los botones que tenía a un lado para que eso se deslizase más suave, y te permitía colocar la manivela en el milímetro exacto en el que estaba a una temperatura soportable para un mortal.
- Creo que así está bien, por cierto, tienes toallas...- dije mirando a mi alrededor. Me agaché en un mueblecito de madera y le saqué un par de toallas, una grande y una pequeña, de manos, de color verde. Aquí y las dejé sobre la tapa del váter. Señalé los frascos para darle instrucciones - Eso es gel, eso champú y lo de color crema es suavizante. Si necesitas crema hidratante es el botecito pequeño del tapón negro. ¡Disfruta del baño! - Qué fuerte... no parecía estar del todo incómoda con eso. Habría que ver si lo disfrutaba lo suficiente como para estar más de cinco minutos debajo del chorro. Fui recogiendo la ropa que me encontraba de vuelta a la tienda, por el pasillo. No pude evitar reírme ante la cara de Hello Kitty, y torcer un poco el morro ante el aspecto que tenían...
Me fuí a la mini lavadora que tenía en la tienda, de tamaño microondas para las servilletas y trapos, y puse un temporizador express e intenso para lavarle la ropa. Terminé y me pasé una mano por la frente. Gesto indiscutible de un trabajo bien hecho.

Mi siguiente movimiento fue sencillo. No sabría si pertenecía a un orfanato o si estaba abandonada... Sea como fuere me quedé con ligera cara de preocupación mirando por los cristales del escaparate, deseando que no tardara en aparecer mucho más el coche de los Servicios Sociales.[/color]

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   8th Marzo 2015, 19:50

Vino la chica y me puso la ducha bien. En serio. ¿Cómo puede ser que una ducha pase del frío polar Asgardiano a la temperatura a la que se funde el titanio en el infierno, sin pasar por el punto intermedio? Ah, misterios de la vida que nunca la ciencia explica. El caso es que Shash vino, hizo su brujería y consiguió que la temperatura del agua fuese buena. Metí la mano desconfiada, notandola templadita, justo como a mi me gustaba. Me dio un escalofrío que me puso la piel de gallina, muy agradable, y entré en la ducha sin pensármelo, antes incluso de que hubiera terminado de poner las toallas en el váter.

- ¡Vale, Gracias!- dije, mientras metía la cabeza y empezaba a balbucear debajo del chorrazo de la ducha.

Estuve un rato sin hacer nada, mientras dejaba que el agua se llevara años y años de roña acuulada, y veía como el agua se volvía de toda una suerte de colores que tenían que ver con el polvo, la roña, y su primo mayor, la porquería. Luego ya empecé a coger los botes y abrirlos. Me costó enjabonarme tres veces para que el pelo echara espuma de verdad. Luego me limpié el cuerpo, y me eché suavizante, tirando la casa por la ventana. De vez en cuando cantaba alguna cancioncilla estúpida sin darme cuenta, de esas que veía en las teles de las tiendas y de los centros comerciales, hasta que me echaban.

- Estarás bien, sin una queja, ¡El mundo entero te pondré en bandeja!- berreaba con buena voz, mientras me fortaba con energía.

Luego me aclaré, y estuve otro rato más bajo la ducha. Mucho rato. Mucho, mucho rato. Hasta que se me pusieron las manos y los pies como si fueran los de una vieja. Me los miré, extrañada de lo que hacía a veces el cuerpo humano. Era como verse a uno mismo dentro de unos años... mas o menos. No. En realidad no. No si ella no conseguía quitarse el muerto de encima (JAJA)

Sali de la ducha, cogí la toalla pequeña y la eché al suelo como pude para no enfriarme los pies. Luego cogí la grande y me la puse como si fuera una capa. Con el pelo chorreando y en pelotas me asomé fuera para recoger mi ropa que... No estaba. Miré por el pasillo, por el suelo del baño, nada. Me acerqué al mostrador de la tienda, y después de mirar los bollos fijamente, fuí a buscar a la chica.

- ¡Oye, jefa!¿donde está mi ropa?- dudaba que quisiera quedarse con ella, o robársela. ¿Para qué querría una pastelera unas bragas de hellow Kitti?

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   10th Marzo 2015, 00:48

OOC: He usado a Kim un pelín, lo siento si te molesta, si no te gusta lo cambio en el acto. Me la he jugado,¡pero espero que te guste y no haberla cagado!


------------------------------



Unos soniditos de chapoteo se acercaron por el pasillo. El ruido de sus pies ligeramente mojaditos en la planta que se acercaban a la puerta del salón de la pastelería. Cuando escuché que se acercaba recordé la ropa y me asomé a la lavadora, tras comprobar que había finalizado el programa de secado, la apagué, la abrí y la sacudí para desapelmazarla, comprobado que no había encogido lo más mínimo.

Cuando escuché su dulce voz preguntando por lo que estaba preparando, me giré contenta.... ¡¡Y ESTABA EN CULILLO!!
Me coloqué la ropa rápidamente bajo la axila y la cogí de debajo de sus brazos, rodeándole el cuerpecito y me la llevé a paso rápido con gesto alarmado mientras notaba cómo su cuerpo rebotaba con cada paso mío como una campanita mientras yo gritaba - NONONONONONONO

Le pegué una patada a la puerta de la trastienda para abrirla y al cerrarse detrás de mí, solté a la pequeña.
- Oye tortita... Entiendo que no lo comprendas, pero no puedes salir en pelota picada a un lugar público. Además la gente pensaría raro de mí si entrase en mi pastelería y me vieran con una niña asiática desnudita. Bueno, y sin ser asiática. ¿Por cierto de dónde eres?- Había tanto movimiento últimamente que me alarmó más el hecho de que fuese una niña que el que fuese extranjera .

- Pásate al baño otra vez y te vistes, venga. - Y me giré con una bandeja a medio preparar de dulces variados para regalárselos a la niña en cuanto saliese, preparando a su vez una taza del mayor tamaño de leche caliente. Estaba casi ya envolviéndolo, y le puse por fuera con un rotulador permanente en negro "Tortita".

Pero el sonido de mi campanita hizo que levantara la cabeza,sorprendida y atenta a la vez. Un hombre trajeado, de rostro severo apareció por la puerta. La verdad es que era una solución que me gustaba muy poco pero... ¿Qué iba a hacer yo? ¿Adoptarla?

-Buenos días, ¿has sido tú quien ha llamado?-
- Sí...Es... es sólo una niña y... ha estado sola y...-dije mirando la puerta de la lavadora abierta, melancólica, si cabe por una niña que apenas conocía.
-Le sorprendería de lo que son capaces estos diablejos-
- Ya pero...- y en ese instante pude oír cómo la puerta se abría detrás de mí y miré a la niña, y luego al señor de nuevo. Parpadeé atónita. Ju...Juraría que... tenía los ojos rojos.

Me acerqué a la niña y me planté ante ella. Últimamente había demasiado villano suelto. Y no me gustaba nada...

El hombre sonrió y con esa señal...todo se volvió negro.
Negro antes de un estallido de luz roja que iluminó la tienda, aún cerrada, que reflejaba en las paredes el color más puro de la sangre. Un fuego chisporroteaba y crepitada en tono lastimero y condenado mientras al hombre le transformaba la cara, la piel y su cuerpo, impregnándose del color de aquel aura que le envolvía. Su risa... aquella risa que me revolvió el estómago e hizo que mi espinazo se alterase más que mi corazón.
Intenté mirar a todas partes pero no hubo manera de entender qué pasaba. Sólo recuerdo que me quedé plantada ahí, intentando cubrir a la niña con mi cuerpo ante el espectáculo y que cuando se disipó todo, lo único que quedaba era una figura inmensa y corpulenta se alzaba ante nosotras. Con aquella voz avernal y profunda, saludó.

-Tienes una nueva misión, pequeña-

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   12th Marzo 2015, 16:54

¡PLACAJE! ¡PLACAJE! ¡FALTA PERSONAL! ¡ARBITROOOOOO!

Me levantó, se me echó al hombro como si fuera un saco de patatas, y me metió otra vez en el baño. Le dio tiempo a dar ya que estaba un patadón a la puerta. No sabía como no la había arrancado de las bisagras. La verdad es que todos esos botes tenían su gracia, me hizo cosquillas y me fuí riendo a carcajada limpia, toda despeinada, hasta que me dejó en el suelo. Me dió unas explicaciones un poco retorcidas de porqué no podía ir en pelotas en público. La verdad es que tenía cierta lógica, así que lo dejé estar sin más.

- Korea. Pero la buena, la del sur. No la otra con... bueno, ya sabes. - dije quitándole importancia.

Sería mejor no meterse en eso. Korea... la echaba de menos, aunque realmente no me quedaba nada allí. Nada aparte de una casa abandonada hace veinte años que sin duda ya habrían vendido, o que habrían dejado abandonada y llena de polvo. Además de eso no tenía nada... aparte de la tumba de mi madre. Desterré esos pensamientos rápidamente de mi mente, porque no traían nada bueno. Siempre que me daba por pensar en eso me ponía melancólica y cometía alguna estupidez. No, era preferible vivir el aquí y el ahora, y lo que había que hacer aquí en el baño en este preciso momento era vestirme.

Cogí la ropa, estaba limpia, y la olí sin miramientos. También estaba extrañamente calentita, así que me la puse deprisa para disfrutar de esas sensación fantástica que es la ropa recién lavada. No sabía como la había lavado pero daba igual. Me di un autoabrazo, notando lo suave que estaba y luego salí disparada por la puerta. La mitad del trato ya estaba hecha, ahora por fin vendría lo bueno. Primero le pediría un rollito de canela. Hacía mucho que no me comía ninguno y eran una de esas cosas que, si es lo primero que comes, te alegran el resto del día. A lo mejor es porque huelen bien y saben mejor.

Al salir por la puerta la encontré hablando con un hombre...

Un escalofrío me recorrió de pies a cabeza. ¿Porqué? ¿Porqué siempre cuando estoy a punto de conseguir algo bueno? Sus ojos rojos se clavaron en los míos llenos de desprecio y de odio cerril. Entonces volvió todo negro, llamó al fuego del infierno y se convirtió en una de las imágenes demoníacas que le gustaba adoptar. Nunca lo hacía cuando estábamos a solas, siempre cuando había alguien delante. Era un showman, siempre buscando impresionar, buscando asustar a cualquier persona que me hubiera dirigido un mínimo la palabra. Haciendo que rehuyeran de mí. Con que se le diera la menor oportunidad, la aprovecharía, e incluso si no se la dieran, parecía no tener otra cosa mejor que hacer que amargarme la vida de la noche a la mañana. Demasiado bien escogía los momentos, como para ser casualidad, y si lo era bravo, Karma, BRAVO.

Me resultó enternecedor su gesto, pero no tuve tiempo para pensar en el hecho de que la chica se había metido entre él y yo. Me resbalé en cuanto pude por un lado para ponerme yo entre ella y Mephisto, que me miraba con esa estúpida cara de suficiencia que ponen los niños cuando queman a las hormigas con una lupa.

- ¿Porqué ahora? ¿No podías decírmelo esta noche? - pregunté, torciendo el gesto. Era ridículo andar disimulando. Podía irme despidiendo de los dulces.

- Dejaste a uno vivo la otra noche. - me recriminó, con su voz más gutural.

Esa era mi mecánica. Para que mentir. Hacer sus encargos, y esforzarme lo maximo posible por hacerlos mal. Tardando mucho, dejando escapar a alguno... tampoco tenía tanta importancia.

- ¿Y que?- pregunté con desdén.

- Que me está dando muchos problemas. Si sigue campando a sus anchas, empezará a poner huevos. ¿Sabes lo que significa eso?- preguntó, hablándome como si fuera una cría. Eso me molestó mas todavía.

- ¿Que va a ser mama?- pregunté sarcástica.

Él se quedó en silencio durante unos segundos. Un silencio pesado, tenso y asfixiante. Ahogaba.

- ¿Quieres tener un montón de esas cosas criándose en las cloacas?- fruncí el ceño y apreté los puños. Notaba a Shash detrás de mí. Esperaba que mantuviera la calma, aunque fuese imposible. Solo quería que Mephisto se fuera lo mas rápido posible, pero estaba provocándome, y eso sumado a cómo había aparecido estaba cabreándome - Podrían hacer daño a alguien, o destruir cosas. ¿Quieres ver este sitio reducido a cenizas solo por tu vaguería?- dijo, poniéndome esos ojos demoníacos en plena cara y mirando luego a Shash, clavando sus ojos ponzoñosos en ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   16th Marzo 2015, 01:46

¿Misión? ¿Le estaba hablando a ella?
No entendía absolutamente nada, pero seguí fiel a mi instinto y la cubrí hasta que ella se antepuso entre ese demonio y yo, y aun así se me escapó el amago de sujetarla con el brazo. Aunque supongo que la incredulidad me bloqueó. Por no reconocer el revoltijo de emociones y reflejos que se revolucionaban en mi cabeza e instinto. Primero vino el desconcierto, y con ello el estado de alerta, una mano se me prendió en fuego tras el estallido, preparada por si tenía que hacer cualquier cosa. Pero al estar tras la barra y en la zona de menos visión, seguramente pasase desapercibida. Además la explosión y aparición de Satanás desvió bastante la atención. El desconcierto me abandonó cuando la conversación entre ambos se desarrollaba como la de dos viejos amigos que se encuentran por la calle, y entonces me visitó el miedo. Hay tres reacciones principales a ese interesante estímulo. Parálisis, agresividad y huída. Había sido preparada para no paralizarme, y no iba a huír y dejar mi tienda en esas manos, así que sólo me quedaba una, y aunque dudé todo lo que duró la conversación, me jugué la vida a una carta.


Mi cuerpo se peleaba en un amasijo de llamas vivas e inquietas y esquirlas de hielo que saltaban agresivas a mi alrededor, todo e un mismo cuerpo que ni fundía ni congelaba. Perfecto y rítmico.
Miré a los ojos de la niña y luego a los del demonio.

- ¿Podéis tener esta discusión en otro sitio? No entiendo la jodida necesidad de todo dios de entrar en mi tienda a hacer sus charlas de negocio y trapicheos. No sé qué tienes con esta niña, no sé lo que tenéis vosotros. Pero sólo quiero salir viva de aquí y a ser posible con mi tienda intacta.- Y miré alrededor. Una chispa de mi cuerpo saltó al mueble, pero no lo suficientemente viva como para que prendiera. La cerámica del suelo mantenía la función de cortafuegos y reflejaba los destellos rojos y azules blanquecinos.

Mis poderes no reflejaban rabia, ni amenaza. Era símplemente... yo. Yo era eso. Esa forma era lo mío, de lo que era capaz de hacer de la forma más natural como alguien con piernas que camina. Eso era Sasha, íntegramente, y mis poderes sólo hicieron uso de manifestación. Con actitud natural y todo lo calmada que pude les dirigí aquellas palabras. Controlando mis emociones todo lo que pude y con ambos ojos alerta en el demonio. Una parte de mí quería salir presa del pánico contra el que me entrenaron. Otra quería lanzarse a su cuello. Y una parte mayor... mirarle a los ojos y averiguar qué era y por qué estaba allí.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   19th Marzo 2015, 16:03

No. No me había dicho eso. Sabía que ese pedazo de cabrón no acababa de echarme por la cara el hecho de que, si alguien salía herido, era sólo porque yo no paraba de tocarme mi pelado coño a dos manos. Porque como fuera lo que había dicho, íbamos a tener un problema y muy gordo.

- ¿Vaguería? - pregunté, apretando luego los dientes. Tenía que estar de broma. No era a mí a quien se me escapaban un montón de esos monstruos. Era culpa suya, suya y sólo suya. - ¿¡VAGUERÍA?!- espeté mientras me acercaba a él con la cara desencajada de la rabia, dispuesta a intentar patearle las espinillas. Cuando se ponía así me sacaba de quicio, hasta tal punto que se me olvidaba que podía vaporizarse, y que no podía hacerle daño.

Noté detrás de mi un subidón de temperatura brutal, y me giré para ver a Shash envuelta medio en llamas, medio en hielo. Alcé una ceja, dándome cuenta de que debía tratarse de algun mago o algo por el estilo. Su mano estaba rodeada de fuego, y les echó una buena charla. Le dirigí una mirada comprensiva. Podía entenderla perfectamente. Si yo estuviera en su situación ya habría sacado una manguera y habría empezado a desalojar, con el agua a tope. Eso me hizo centrarme un poco más, en lugar de perder los estribos y tener la rabieta que me habría dado de un momento a otro, si la discusión con Mephisto seguía por ese camino.

- Habla bien. - le dije. Mejor no decir palabrotas con Mephisto delante. - Tranquila. El ya se va. - le dirigí una mirada de odio de las que hacen época y le dije - Vale. Lo haré. - tuve que contener la frustración. - Ahora vete.

Mephisto dirigió una mirada Shash, que ahora estaba haciendo alarde de su poder. Clavó sus ojos en ella, y estos se volvieron negros, profundos y oscuros, empezó a acercarse, paso a paso, lentamente, haciéndome retroceder, para intentar cubrirla. Eso no me gustaba un pelo.

- No, aún no. - añadió, con una voz que expresaba profundo disfrute - Eres una mujer con carácter, ¿No es así? - preguntó, dirigiéndose a la pastelera, utilizando una voz cargada de seducción, que hasta a mí, que ya estaba acostumbrada a ella, me era difícil soportar. Se vaporizó, y reapareció a su espalda. Con una de sus manos, retiró el pelo del cuello de la pastelera, en un gesto cargado de deseo que no se limitaba a la lujuria, si no al propio pecado - Eso me gusta...- se inclinó para susurrarle al oído. Sin duda habría caído ya en su embeleso. Hasta ese punto llegaba el poder demoníaco, que te hacía ser una marioneta por un par de palabras amables.

Me sentí tan furiosa en ese momento que apreté los puños hasta clavarme las uñas en las palmas de las manos, haciéndolas sangrar.

- ¡NO LA TOQUES!- gritó.

Una extraña imagen se superpuso a la niña, rápidamente, como en esas luces de discoteca que se encienden, enseñando sólo unas décimas de segundo de lo que te rodea. Como si su cuerpo hubiese prendido en llamas durante un instante. Bajo una piel translúcida, se contemplaba una calavera, y un aura de fuego que rodeaba la figura pequeña de la niña. Un segundo después, todo acabó. la niña se desplomó sobre el suelo, inconsciente. El demonio sonrió, y se acercó a ella.

- Esta noche...- murmuró, antes de girarse a mirar a la pastelera - Tardará un buen rato en despertarse. Nadie te culpará si la tiras a un container. - dijo, con una media sonrisa retorcida.

Tras una carcajada cruel, desapareció.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   20th Marzo 2015, 03:20

Casi con más sorpresa con la que recibí al demonio, todo el carácter de la niña desapareció junto con mi paciencia, y me calmó con una mirada totalmente empática. Actuó con más madurez que yo...
Mis pocos inicios de tranquilizarme con las palabras de la chica se desvanecieron con el tono con el que el demonio se negó.

Todo se desvaneció con su aparición. Noté como me acogía la lujuria y el aroma al deseo se filtraba por todo el ambiente, procedente del último rincón de mi nuca. Con su afirmación sobre mí provocó una latente y palpitante sensación cálida de deseo. No... no era sólo eso...

Cuando firmó su placer con la situación noté un espasmo desde el trasero hasta la nuca, que erizó el bello de cada rincón de mi piel. No sólo me hizo sentir deseada y deseosa, sino que todo mi cerebro se apoderó de la sensación de que era ÉL quien debía poseerme, de que sólo ÉL sabría darme placer como lo quería. De que debería sentirme agradecida y satisfecha porque ÉL me hubiese hablado así. Estaba a sus pies por completo y estaba desesperada, notaba casi como si de un roce de su piel pudisese tener el mejor orgasmo de mi vida.

Y aún con la sorpresa de la niña, de su transformación en el tercer monstruo que ocupaba la sala, sentía que le necesitaba, y lo tomé como una molestia. Había alejado a ese demonio de mí y ¡LE NECESITABA CONMIGO! Niña estúpida... No pude evitar lanzarle una mirada criminal mientras se desmayaba.

Tras desaparecer el nuevo extraño vi mi reflejo en un cristal del mostrador, jadeante por una entidad extraña. Lo único que pue sentir fue lástima por mí misma, viendo a alguien que trataba de defenderme en el suelo y apreciando a mi perdición. Eso, esa... Ella... Tortita... Necesitaba a alguien... ¿Cómo iba a echarla a un contáiner?

Me agaché y la acogí entre mis brazos cargándola hasta el baño.  Cogí una toalla y la llevé al obrador para colocarla doblada varias veces a modo de colchón. Deposité su cuerpecito... frágil y tranquilo sobre la toalla. Fui al baño y cogí otra, también doblada, aunque en menos capas, para taparla. Por último me moví a la nevera y la abrí con un tirón de la gran puerta. Saqué una bolsa de plástico bien cerrada, llena de buttercream de vahinilla, y la coloqué bajo la primera toalla, a modo de almohada para la pequeña.

Apoyé una mano sobre su frente y retiré un par de mechones de su frente - Gracias por todo y lo siento pequeña... Lo poco que he entendido es que él no te hace ningún bien y que tú eres la buena en esto pero... no puedo evitarlo- y la miré con una sonrisa triste. Comprobé que la puerta de la trastienda seguía cerrada desde anoche, salí a la sala de la pastelería y eché el pestillo, bajando las tres verjas desde dentro no sin antes colgar por fuera un cartel de cerrado con un "Disculpe las molestias, mañana abriremos a la hora ordinaria".

Hoy ya había tenido suficiente... desde tan temprano.

Me aseguré de tenerlo todo cerrado y de que la chica seguía durmiendo para entrar en el baño, echar el pestillo y sentarme en la taza, en la pose que todo ser humano conoce salvo por un detalle. Mi necesidad no se correspondía a la ordinaria en esa posición. Apoyé mi cabeza sobre la pared que cubría el váter, estirando la espalda, sentada. Y me concentré en no pensar en él. En... esa voz y...ese...esas...ganas de...
Dios....
Me rendí. No podía pararlo y era eso o enloquecer hasta buscarlo para caer rendida ante él...  Deslicé mi diestra por mi ingle hasta llegar a la humedad que el demonio había provocado, y por mortal necesidad empecé a masturbarme, mientras mi yo más pura, desde el fondo de mi corazón gritaba el nombre de Planaria una y otra vez, sintiéndome sucia y como una traidora. Me repasaba los criterios y principios que tenía. Cada uno de ellos se oponía a lo que estaba haciendo, pero cada vez que inentaba parar, cada vez que mi cerebro intentaba mandar esa sencilla y rutinaria orden a mi mano, ésta aceleraba más y más. Y lloré, mientras mi mano aceleraba dándome ese placer que el demonio me antojó necesario. Repudiándome a mí misma, sintiéndome la más miserable del mundo durante unos minutos de placer que no deseaba.

Era como violar todo lo bueno que había en mí.


Restauré mi cabeza al terminar, y sólo quedaba yo, llorosa y ya limpia ante un espejo, avergonzada y humillada por mí misma. Me rajé las ropas quemadas, o lo que quedaba de ellas y me puse una ropa cómoda de recambio que tenía en el armario del baño, siempre algo de repuesto por si acaso...  Me sequé las lágrimas, me lavé las manos a conciencia, raspando con un estropajo de los del horno, y sali del baño a esperar el despertar de la pequeña.

Casi recé para que no lo supiera...

---------------------------------------------------------------------------------------------------------





Pasó toda la mañana como si nada hubiera pasado. La tienda sin luz, la sombra de algunos pies que se detenían a la entrada. No pensé en los ancianos que se tomaban el café siempre ahí. No pensé en nada más que yo. Repasaba una y otra vez lo que había pasado, mirándome desde fuera y sintiéndome repugnante por dentro y por fuera. Me sentaba, intentaba tomar un café que luchaba por no vomitar. Me levantaba, daba vueltas alrededor de las mesas, volvía a entrar a comprobar que tenía pulso, le colocaba uno de los bracitos que le colgaba de la toalla y lo volvía a meter. Le apoyé la mano en la cabeza un par de veces. Sólo parecía exhausta. Comprobaba que no necesitaba nada, volvía a la sala y otra vuelta a las mesas. Al recordar o sentir ciertas experiencias lloraba, en el suelo, acurrucada y desconsolada. Era insoportable y a pesar de todo, antes de darme cuenta ya era la hora de comer.

Había pasado toda la mañana pensando en ello, vagando por imágenes y reflejos de las sensaciones que me habíia transmitido el demonio. ¿Debería contárselo a Plana? Tal vez podría llamar a Elsa para que abriese por la tarde... O no, quizá fuese mejor que esto no hubiera pasado para ella. Ya fue bastante que asumiera así lo de mis poderes.

Volví a mirar a la niña, preocupada y a la vez tranquila. Ella era algo que yo no conocía... demasiados comentarios y algo raro había en ella, aunque no puedo culparme por no esperar que fuese una calavera andante.

Intenté comer un sandwitch, pero mientras lo preparaba me vinieron los olores demasiado fuertes y antes que derrochar comida preferí guardar los ingredientes antes de vomitarlos. Miré la verja echada y reflexioné sobre la idea de trabajar esa tarde, por pura distracción, hasta que finalmente quité el cartel y levanté toda barrera para que la luz entrase de nuevo.

Y... ¿la vida sigue, no?

La tarde fue tranquila, algunos clientes habituales de la mañana se pasaron a merendar algo, preguntando la causa. Tuve que inventarme una causa cualquiera como fue una prueba médica y finalmente, la hora de cerrar de nuevo. Cuando estaba todo en conservación, y todo limpio, cerré antes también para asegurarnos de llegar a mi casa antes de que se escondiera el sol. "Esta noche" dijo el demonio... ¿Qué pasaba esa noche?

Cogí a la niña en brazos, aún con la mirada perdida y muerta y la cargué hasta el asiento del copiloto, envuelta en una toalla  y la coloqué con el cinturón como pude. Extrañamente cuando hacía algo de eso con el hijo de algún amigo, o con un nuevo alumno muy joven de la mansión me invadió una sensación maternal que parecía extinta aquel día. Arranqué sin pensar en nada, sin música sólo el aire que entraba por la ventanilla hasta estar en mi hogar.  

La cargué a mi cama, estaba hecha y con sábanas cambiadas de la mañana anterior. Dejé a la niña en la postura más natural en la que pude dejarla, boca arriba y con los brazos extendidos, pero tapada y metida en mi cama. Le deshice la coleta y le coloqué el coletero en una de sus muñecas. La arropé despacio, desde los pies hasta el cuello y con una última caricia en su frente, la dejé tranquila y cerré la puerta.  
De camino a la cocina, y antes de llegar me eché a llorar de nuevo. Prácticamente me derrumbé en una de las sillas con un codo apoyado sobre la mesa, sosteniéndome la cabeza.

¿Era esto en lo que se había convertido el mundo....? ¿Es en esto en lo que te convertía el mundo a ti?

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   26th Marzo 2015, 00:37

Oí gritos. Miles de ellos, revotando hasta el último rincón de mi cabeza. Inocentes que sufrían, por todas partes, mientras de fondo todos esos hijos de puta se reían. Ni siquiera se merecían la muerte. Habría sido demasiado permisiva con ellos, dándoles un alivio que no era justo. No. Había que hacer lo que había que hacer. Su destino, simplemente, era desaparecer. Arder rodeados de todo el dolor que habían provocado, hasta extinguirse como la llama de una vela cuando se abre una ventana. Pero no era mas sencillo escucharlos maldecir desde el fondo del infierno, donde sabía que la estarían esperando.

El sudor frío recorría mi cuerpo mientras me veía sumida en todo aquello, en esas horribles pesadillas que tenía ya desde hacía veinte años. Sentía que me martilleaban la cabeza desde fuera, y luego un dolor intenso, como si me hubieran puesto una cadena al rojo vivo que poco a poco se iba apretando alrededor de mi cráneo. Llegó un momento en que pensé que iba a caérseme la tapa de los sesos. Apreté las toallas con mis manos, sin cambiar de postura, apretando los ojos, sudando y gruñendo. El agotamiento impidió que esos terrores nocturnos me despertaran, y volví al duermevela, agitado de vez en cuando por algún tic, o un gemido. Ni siquiera conseguí recuperar la consciencia cuando me cambiaron de sitio.

Cuando la luz del atardecer se colaba por la ventana, impactando con su color anaranjado sobre mis ojos, fruncí el ceño, renegando y ladeandome en la cama. Un latido inmenso de dolor me recorrió la cabeza, y me bajó por la espina dorsal, arrancándome un gruñido que se convirtió en un grito contenido entre los dientes, que mantenía apretados, mientras me sujetaba con ambas manos la cabeza y me ponía hecha un ovillo sobre el colchón. Abrí los ojos, sorprendida, comprobando que efectivamente estaba en una cama grande y cómoda. Me incorporé, provocándome un fuerte mareo que me obligó a tumbarme otra vez boca arriba, con las manos abiertas a los lados. Apreté la tela con la palma de las manos, mientras empezaba a llorar. Siempre me pasaba cuando tenía pesadillas. Dejé que las lágrimas me cayeran por el rabillo del ojo y se me resbalaran hasta las orejas, donde me empapaban luego. Me limpié un par de veces, procurando no moquear, absorbiendo por la nariz de vez en cuando. Cuando recuperé la compostura, volví a intentar levantarme. La cabeza aún me martilleaba, y tuve que sujetármela con una mano, mientras avanzaba, agarrándome a las paredes y los muebles con la otra, intentando entender cómo había llegado hasta allí.

Entonces llegué a la cocina, y encontré a la pastelera. Estaba llorando. Me quedé allí, mirándola, y sintiéndo muchísima pena por ella, sintiéndome yo como el ser mas insignificante y traidor sobre la faz de la tierra. Había confiado en mi, portándose conmigo como una buena samaritana, y yo se lo había pagado arrastrándola a vivir una de las peores situaciones que podía haber experimentado en toda su vida. Frustrada de no haber podido ayudarla, y sabiendo que era un fracaso absoluto, no me atreví a entrar en esa cocina. Me apoyé en el quicio de la puerta, metiendo las manos dentro del bolsillo de mi sudadera, mirando la punta de mis pies, como si fuera lo único que mereciera mirar.

- Lo... siento mucho. - sonó de verdad, pero mientras lo estaba diciendo, me parecieron las tres palabras mas estúpidas que había dicho jamas. - Si lo hubiera sabido...yo... nunca... - dije alzando por un momento la cabeza mirándola, y retirando la mirada otra vez, por miedo a que me la devolviera. Luego me callé. Seguía sintiéndome como una mierda. ¿Para qué insistir? Sería mejor no decir nada.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   31st Marzo 2015, 01:48

Escuché la vocecilla que venía del marco de la puerta y levanté la vista sin dejar de llorar.

- No es culpa tuya…- dije con la mirada perdida al frente de nuevo – Es lo que nos pasa a las personas buenas… ¿no? Así está configurado este mundo- y volví a mirar para comprobar que seguía con la cabeza baja – No, definitivamente no es tu culpa, tu no has hecho este mundo- estiré la mano y agarré una servilleta de papel para sonarme la nariz. Luego me limpié las lágrimas con los dedos. Pero no dejé de llorar. – De hecho por lo que has dormido pareces más víctima que causante….No lloro por lo que me ha hecho él. Ya me he sentido repugnante otras veces. Al final lo asumes y simplemente lo dejas pasar. ¿Crees que es más duro que te repudien los demás o que seas tú la que empiece a repudiarse a sí misma? - creo que había quedado más que claro que no era una niña como para poder plantearle lo que le iba a plantear. Se acercaba la noche, y no me había dado cuenta pero llevaba sin comer nada desde la cena del día anterior.

Me levanté apoyando mi mano en la encimera,  intentando contener el llanto en un gesto inútil y se me arrugó el labio hacia abajo, accionando a la vez mis cejas hacia la arruga de mi frente. Me llevé una mano a la cabeza de nuevo y las lágrimas aparecieron por mis mejillas otra vez.

- No creo que pueda parar en un rato… Si te incomoda puedes irte o volver a la cama o… yo qué sé, haz lo que quieras. Por mí como si quieres prenderle fuego a mi casa- y me dejé llevar al teléfono.- Voy a pedir pizzas. Tú me cuentas la verdad, me dices tu pizza favorita y yo invito… Como siempre- No iba con rencor, pero era cierto. Siempre hacía cosas buenas por los demás. Y no había nunca NUNCA una señal de compensación o de afirmación de mis actos. ¿Debía tener caridad cristiana y conformarme con tener agua saliendo de mi grifo? Eso había sido fruto de MI TRABAJO. Y era injusto que ningún dios tuviera que castigar así a sus creyentes.
Ni si quiera a los que dudaban serlo…Porque los hechos estaban ahí, había aparecido un demonio.
Miré a la pequeña y le sonreí triste, intentando sacar una sonrisa de la situación tan deplorable – Si me mientes sobre tu historia te quedas sin pizza -

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   8th Abril 2015, 19:42

No era una situación cómoda, para ninguna de las dos. La pastelera no dejaba de llorar, y hacer declaraciones de lo más deprimente, mientras se secaba las lágrimas. No me malentendáis, estaba total y plenamente de acuerdo con ella. Si alguien podía decir que había visto a gente buena pasarlas putas, esa era yo, que me pasaba la vida entre refugios. Aún así, sentía que tenía la obligación de hacer algo, de consolarla o lo que fuera. Le diría que no había para tanto, que todo era cuestión de actitud, que un mal día lo tiene cualquiera. Pero no. Recordé por un momento una infancia que había dejado atrás de la manera más salvaje. Remontarme al pasado nunca me traía nada bueno. Las frases de pésame resonaron en mi mente, como una grabación distorsionada en un magnetófono antiguo. Las había oído por primera vez en el entierro de mi madre. Ninguna me hizo sentir mejor. En todo caso, sólo empeoraron la situación. Cada vez que alguien decía una de esas horribles frases del tipo “Te acompaño en el sentimiento” y “Lo siento mucho”, hacían que su muerte fuese más y más real.

Así que preferí quedarme callada y sin mirarla, más que un momento que levanté la cabeza, para encontrarme con sus ojos inflamados, diciéndome que aún tardaría un buen rato. Yo asentí con la cabeza, me reincorporé con un gesto y volví a apoyarme en la jamba, con las manos dentro de la sudadera. La dejé en paz un rato. Era lo mejor. Al menos hasta que me hizo la pregunta. Odiaba LAS PREGUNTAS. Son esas que no puedes dejar pasar, a menos que quieras quedar como un gilipollas integral o como alguien que está muerto por dentro, y yo no era ninguna de esas dos cosas. Di pataditas al aire, rozando la suela de los zapatos con el suelo, haciendo un ruidito deslizante, intentando contestar lo que creía honestamente.

- Tu mismo. Siempre es más duro. Siempre. - respiré profundamente, metiendo los labios hacia adentro y lamiéndolos. Tenía la boca seca. O puede que fuera culpabilidad.

Sasha se levantó y empezó a dar vueltas por la cocina. Instintivamente la miré y cuando me sugirió que me marchara, negué con la cabeza. Pretendía llamar al teléfono para pedir algo de comer. No sé si mi estómago me lo permitiría. Tenía como una tenaza ahí dentro que me apretaba las tripas, con el único objetivo de hacerme sentir mal. Me pidió que le explicara mi historia. No me apetecía ni lo más mínimo. Nunca me apetecía. Pero tampoco podía dejarlo pasar. Había visto a Mephisto, y aunque no supiera ponerle nombre, también había visto esa cosa que tenía dentro. Algo tendría que decirle.

Por fin me atreví a entrar en la cocina. Con pasos cortos, mirando hacia mis pies, llegué hasta la mesa en la que había estado sentada, saqué la silla, me encaramé, sujetándome con los brazos, cargando todo el peso en ellos para elevar mi rodilla derecha y que llegara al asiento. Cuando estuve encaramada de rodillas, alargué la mano y cogí una servilleta. Luego volví a acercarme a la pastelera, que ya había descolgado el teléfono y le tiré de la camiseta. Me quedé mirándola durante un par de segundos en silencio.

- Me gusta el bacon y el atún. - dije, tímidamente, alargándole la servilleta, para que pudiera limpiarse el resto de las lágrimas.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   10th Abril 2015, 11:02

Me quedé perdida mirando a nada en concreto, enfocando y desenfocando la vista en pequeños borrones de color que yo recordaba como objetos que descansaban sobre la encimera de mi cocina. Sabía que la pequeña estaba ahí, pero no la miraba y mis palabras salían como podrían haber salido de estar sola. Su contestación me reconfortó bastante.

Durante toda mi vida había sido vapuleada e insultada por casi todo aquel que conocía mis poderes. Era inútil tratar de hacerles razonar. Se me pasaron por la cabeza tantas miradas por encima del hombro que reducían a cenizas todo mi valor. Cada dedo acusador que señalaba mi inseguridad, mis complejos y mis miedos. Las risas, la gente rechazándome por temor…
Y yo sólo quería un simple rastro de cariño.
Pero la pequeña tenía razón. Repudiarse a uno mismo era muchísimo peor y, por desgracia, yo acababa de descubrir lo que eso era realmente. Evidentemente a base de que los demás me jodiesen yo acabé odiándome a mí misma, pero esto era totalmente distinto. Hay veces en las que renegaba de mis poderes. O simplemente deseé no haber nacido. Pero eso era distinto… Había algo que me mantenía con vida, de hecho lo NECESITABA. Y sentía que si ese demonio volvía a aparecer dejaría hasta de respirar por volver a verle. Era algo mucho más guarro que el amor. Era… asqueroso. No quería ni pensar en él. Quería que alguien me borrase la memoria y que el día no hubiese existido. Por un momento incluso llegué a desear que la pequeña tortita no existiera tampoco…

Y ese pensamiento no iba conmigo. ¡Y sólo hacía que me odiase incluso más! No sólo era un monstruo, pensaba como un monstruo. Aunque me consolé sabiendo que al menos era consciente de ello.
Finalmente de pie, me sequé las lágrimas del todo y terminé mi llanto con un sonoro ruido sobre la servilleta, desprendiéndome así de la nariz acongojada. Una vez comprobé que podía permanecer estable fui a salir de la cocina y le puse la mano en la cabeza a la pequeña para que me dejase paso.
- Disculpa peque…- y me metí en el baño dejando la puerta abierta. Me miré en el espejo durante un rato hasta que decidí abrir el grifo y lavarme la cara bien, hasta sentirme suficientemente limpia. Me sequé con la toalla que colgaba a la izquierda y volví al espejo. Me acerqué para comprobar que mis ojos se habían rebajado un poco, pero aun así metí mi mano en uno de los cajones del mueblecito fregadero para sacar una dosis de colirio y echármelo para que mis ojos se relajasen del todo. Me quité con los dedos las gotas que caían por las mejillas de lo que sobraba y saqué un cepillo para el pelo. Empecé a desenredarme bien y me cogí una colega. Cuando fui a guardar el cepillo pensé en Tortita, pero primero las pizzas.

Saqué de mi bolsillo el móvil y llamé al restaurante que tenía más cerca.

- ¡Hola! Sí… Pa-para domicilio sí. Eso es. ¿Me pone dos pizzas grandes, una de bacon con queso y otra de atún y salchicha? Las dos con extra de queso. Ah, y … Sí, unos palitos de mozzarella y un pack de nuggets… Eso es todo. Veinte minutos, ¡Vale!-

Y me guardé el móvil en el bolsillo después de colgar. Salí del baño apagando la luz buscando a la pequeña. Ahora tocaba sentarse en el sofá, con ella encima de mis piernas y desenredarle el pelo de después de la ducha.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   11th Abril 2015, 13:55

Tuve que dejarla espacio. No podía hacer otra cosa. Yo sabía perfectamente por lo que estaba pasando, pero no podía decirle hasta qué punto se iba a hacer todo más duro a partir de ahora. No era una mera cuestión de haber conocido a un demonio, hecho que, por cierto ya era lo bastante traumático de por sí. Suponía no sólo una alteración del ritmo natural de las cosas, era también todo un golpe a las creencias personales de una persona. Tener fe es una cosa. Pero al final, como se suele decir, ver es creer. El mayor problema de eso, es que los demonios lo utilizaban siempre a su favor. Ellos sabían que la gente creía en lo que veía, y lo aprovechaban de la manera mas sucia, despreciable y retorcida. Te hacían "ver" aquello que querías ver. Lo que estabas convencido de que habías visto, siempre, SIEMPRE era una GRAN MENTIRA. Yo lo había aprendido a la fuerza, y aún hoy, me costaba hacerle frente. El poder demoníaco era enorme, y cuando lo veías, cara a cara, te hacía sentir pequeño.

No importaba si eras, un tipo corriente, un mago, o el mismísimo Hulk. En comparación, todos eramos motas de polvo, y eso te hacía sentir tan pequeño...

Cuando salió del baño con un cepillo, la seguí hasta el salón. Se sentó, y me indicó que me subiera a sus rodillas, y lo hice. Generalmente odiaba que me trataran como a una cría, pero sentí que en parte lo necesitábamos. Las dos. Ella necesitaba distraerse de todo lo que había sufrido hoy. Yo sólo necesitaba sentir que no me odiaba por lo que la había hecho. Sentí que me hundía las cerdas del cepillo e el pelo, y un escalofrío me puso la piel de gallina. Luego, me dejé hacer en silencio. Pensé en todo lo que le habían arrebatado, por mi culpa.

Nadie sabe hasta qué punto hay inocencia en todos los seres vivos, hasta que entras en contacto con los demonios. Puedes haber conocido crueldades en tu vida, haber sido maltratado, vapuleado, rechazado. Puede incluso que nadie te haya querido jamás. Puede ser que varios demonios te influyan durante tu vida, indirectamente, sin que tu lo sepas nunca. Pero cuando entras en contacto con un ser del averno, y este interfiere directamente en tu vida, hay una parte de ti que muere. Que se hace consciente de hasta que punto tu voluntad se puede doblegar, con dos simples palabras, o con un gesto. Ese conocimiento estaba vetado para la mayoría, y si hubiera podido, habría hecho lo que fuera por conseguir que nadie tuviera que saberlo jamás. Habría guardado el secreto para mí sola. Pero ya no se podía. Ya era tarde.

- Nunca vas a recuperarte. - dije, mientras me cepillaba. Tuve la impresión de que paraba por un momento, pero luego, continuaba. - Nunca. Nada volverá a ser lo mismo. Ahora esta dentro de tí. Se ha metido en tu cerebro, y no volverá a salir. - añadí. Mi expresión era triste, por que así era como me sentía. Triste y nostálgica. - Podrás olvidarlo algún día, seguir con tu vida, pero si vuelve a aparecer, allí estará otra vez. Volverá cuando estés a punto de conseguirlo. Eso es lo que hacen. - Respiré profundamente, con pesar - Te persiguen, te atormentan, hasta ver cuánto puedes aguantar. - negué con la cabeza, y trate de contener un gemido, provocado por un tirón que me había dado en un mechón. No le di importancia. Quería pensar que no lo hacía a propósito para hacerme daño. Sé que para cualquiera hubiera sido más lógico tratar de animarla, darle palabras de aliento, pero yo no quería mentirla. - Hay gente que les hace frente. Algunos simplemente tienen fe. Fe en un dios, o en unas creencias, o en que las cosas mejorarán. - me encogí de hombros. Cualquier cosa que ayudara era viable. De pronto, salté de sus rodillas y andé un par de pasos. Me mantuve de espaldas a ella, un momento. Aquella decisión le cambiaría la vida. Tenía que pensarlo cuidadosamente. Quería ayudarla, quería darle algo que le ayudara a hacer frente a todo eso, sin necesidad de sufrir año tras año, como yo. Aceleraría el proceso, pero había un precio que pagar. Siempre hay un precio. - No puedo cambiar lo que has visto, ni lo que has vivido. Pero puedo darte algo a la que aferrarte para enfrentarlo. Un arma con que combatirlo.- añadí, sonando muy seria y grave. Me di la vuelta y la miré intensamente a los ojos. - No será mejor que lo que has vivido hasta ahora. Puede que sea peor. Pero te aseguro que cambiará por completo tu modo de verle a ÉL. Recordarás lo que vivas esta noche para siempre, y quizá pueda seguir provocándote, pero la experiencia que estoy dispuesta a darte te mantendrá en guardia y alerta. Te hará recordar lo que verdaderamente es. - me acerqué a ella y puse mis manos sobre sus rodillas. - La decisión es tuya. - añadí, expectante. Ahora todo quedaba en sus manos. No había más que pudiera hacer por ella, salvo ofrecerle la realidad, por aterradora que esta fuera...

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   14th Abril 2015, 01:26

Hundí las cerdas en su cabello que brillaba como seguramente no lo hiciera desde hace mucho. Miraba desde la raíz hasta las puntas. Y empecé agarrando estas con mi mano izquierda, haciendo movimientos rápidos y enérgicos pero cuidadosos con el cepillo. En uno de ellos noté un tironcito y los hombros se me encogieron, pero ella no se quejó y seguí con cuidado. Iba escuchando los filamentos deslizarse por los mechones que poco a poco se cargaban de electricidad estática y hacían a la niña aún más adorable. El brillo se le intensificaba a medida que subía de altura a la que cepillaba, y seguí lento y suave, haciéndole caricias por la cabecita hasta que llegué a las raíces y la peiné hacia atrás en vano, ya que los mechones se alineaban a los lados de nuevo.


Toda esta descripción meticulosa y metódica es gracias a que no quería escuchar lo que decía desde su segundo comentario tan cruel como seguramente cierto. Y utilicé algo tan sencillo como eso para distraerme. Aunque sí, escuché cada una de sus palabras y ninguna me sonaba a su historia, pero el ofrecimiento se me antojó tan apetitoso como la mejor de mis tartas.

-Te escucho, Kim... Pero de verdad quiero saber tu historia. Creo que lo mínimo es una explicación...- Dije levantándome con el brazo estirado hacia abajo en señal de "trato". - Necesito quitarme esta asquerosa sensación... O una sensación lo suficientemente horrible que la eclipse-

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   14th Abril 2015, 22:01

Aceptó mi propuesta, sin pensarla demasiado. Honestamente, no creo ni de lejos que sea consciente de lo que acaba de hacer. Pero lo malo de tratar con los seres avernales es que nunca lo estas, hasta que ya se te han venido encima. No podía reconsiderarlo, y aunque era muy posible que después se lamentara de haber tomado esa decisión, lo menos que podía hacer yo era cumplir. Asentí con la cabeza, pesadamente, mientras mantenía mi expresión muy seria. Localizarle no sería un problema, de hecho, estaba convencida de que sabía dónde, cuándo y cómo estaría. No era estúpida. Cabrear a Mephisto dejando el trabajo a medio hacer era una cosa. Pasar del tema, como si no me importara, otra muy distinta. Lo había mantenido bajo vigilancia y controlado, para no tener que llegar al límite de arrepentirme en caso de que se me fuera de las manos.

Miré su mano extendida hacia mí, y tuve un instante interno de lucha y pánico. Después, me decidí por chocársela, en lugar de estrecharla. Hacía tiempo que, si podía evitarlo, no estrechaba de ese modo la mano de nadie. La última vez que lo había hecho de ese modo... bueno.

No merecía la pena pensarlo. Aparté esa imagen de mi mente. Tenía cosas más importantes entre manos. Por otro lado, también estaba el hecho de que ella seguía pendiente de una explicación, y para que mentir, no estoy habituada a darlas. A nadie. Quizá él sea el único, pero porque no me queda otra. No sólo porque no quiero, si no porque no sé hacerlo. No se me da bien explicar porqué hago lo que hago. Simplemente, lo hago.

- ¿Qué quieres que te diga?- hice una pausa, mirándola. - Ya sabes lo que ÉL es. Puedes ponerle el nombre que quieras, pero en el fondo lo sabes. He cometido errores, me he juntado con quien no debía, y ahora lo estoy pagando. - me metí las manos en el bolsillo de la sudadera, como solía hacer cuando me ponía a la defensiva. - ¿Esperas que te cuente mi vida? ¿Que sea una historia de sacrificio, de humildad, y de entrega por los demás? ¿Que estoy como estoy porque me vi en la obligación de elegir, al estar contra la espada y la pared? ¿Que salvé a alguien con todo esto? - pregunté, haciendo que sonase ridículo, pero furioso. Luego volví a guardar silencio y rasqué el suelo con la suela del zapato - Pues no. No fui así. Fui débil, fui estúpida, el lo vio y lo aprovechó. Me metió esa cosa dentro, y no puedo sacarla. Y ya está. - dije, seca.

Hacía ya un buen rato que no miraba a la pastelera a la cara. No me gustaba hablar de esas cosas. No me gustaba hablar de mi, ni de él, ni de ESO. No quería hacerlo. Con suerte, se conformaría con eso. Decirle mas habría sido confiarle demasiado, y según lo que había comprobado, eso NUNCA salía bien. Cuanto menos supiera, mejor para Sasha.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   15th Abril 2015, 00:28

Cuando me chocó la mano me quedé ligeramente aturdida. No... no era lo que me esperaba, pero vale. Cualquier modo era suficientemente bueno con tal de hacerme saber que aceptaba.

Entonces abrió la boca para contarme su historia, y parecía verdaderamente una niña acomplejada.
¿Qué gilipollez es esa? No, claro que no quería una historia de color de rosa. Quería SU historia, independientemente de lo decorada o cruda que fuese. Pero en fin. Supongo que era mejor esa versión que nada. Aunque no dejaba de cabrearme que se saliera con la suya.

A pesar de eso... A medida que escuchaba su historia mi corazón se me encogía. No tenía un tono enternecedor y mucho menos melancólico pero.. Pensé en la posibilidad de tener que convivir con el demonio en tu día a día. A mí me había metido la lujuria y su necesidad, pero a ella...
Vi a esos grandes ojos oscuros y me agaché de rodillas para abrazarla, sin respuesta ni opción. Me daba igual si se revolvía. Yo lo necesitaba y ella más. Y si no me daba igual.
Sólo la posibilidad de imaginar algo peor que lo que me había pasado a mí me daban escalofríos.

Cerré los ojos entonces, la solté y me levanté.
- Dame un momento- y me fui a mi cuarto, abrí mi armario y saqué el cofre, aún empolvado y sujetando el candado de hielo que lo conservaba cerrado en mis manos lo evaporé de golpe, y abrí mi traje. Lo sacudí un par de veces y me lo coloqué lentamente. Las mallas hasta el muslo, el body, las hombreras... Y por último, estiré las cintas. La capucha, por primera vez en mucho tiempo, la dejé caída sobre los hombros. Era mejor prepararme para lo que hiciera falta. Si se me escapaban los poderes o debía utilizarlos, mejor no acabar desnuda de nuevo.

Salí al salón, no debí tardar ni cinco minutos. - Estoy lista- y esperé.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   15th Abril 2015, 01:41

[OOC: Pactado con el user de Sasha]

Como no la estaba mirando, no pude darme cuenta de que se agachaba hasta que ya estuvo delante de mí. Traté de dar un paso atrás, abrumada por lo cerca que estaba y entonces me abrazó. Me quedé quieta, como un ciervo al que le da las largas un tráiler. Abrí mucho los ojos y miré en todas direcciones, sin moverme lo mas mínimo. Incluso contuve el aliento. No recordaba cuánto tiempo hacía que alguien me daba un abrazo. Claro que la gente me abrazaba, a veces incluso muy a menudo. Más de lo que me gustaría. Lo hacían porque veían en mí algo mono, adorable. Algo que tenían que proteger. Si supieran las veces que les había salvado el culo. Pero no. Este abrazo no era de esos. Era muy distinto, muy muy distinto... y hacía tanto tiempo que no recibía uno que no supe reaccionar. Ni tampoco cómo tomármelo.

Agradecí de verdad que tuviera que irse a hacer algo. Asentí con la cabeza enérgicamente, mientras notaba un hormigueo desde el estómago, y notaba como me picaban los ojos. Sin poder controlarlo, se me escaparon las lágrimas, y aspiré por la nariz. Me limpié rápidamente con la manga y traté de concentrarme en lo que teníamos que hacer. No podía dejar que me viera así. Suspiré, llenando los carrillos de aire y soltandolo poco a poco, mientras sacudía las manos arriba y abajo, y me escapé hasta el baño para beber agua. Eso siempre me había cortado las ganas de llorar. Conseguí controlarlo un poco y volví al salón, para encontrarme con una mujer despampanante, envuelta en un traje gris y negro. Llevaba correas en los hombros, y una especie de cintas atadas al cuerpo. Una capucha colgaba de la parte de atrás. Parecía totalmente una superheroína.

- ¿Vas a ir así vestida?- fué lo primero que me salió - ¡Me parece bien! Es sólo que, no se. Seguramente tengamos que meternos por las cloacas y eso. No quiero que te llenes de porquería un traje tan chulo. - dije, levantando las manos y poniéndomelas delante del pecho, con las palmas hacia ella. En ese momento sonó la puerta. Ladeé la cabeza, como preguntándole si esperaba a alguien.

- ¡PIZZA!- grito alguien desde el otro lado, al tiempo que accionaba el timbre. - ¡El portal estaba abierto! ¡Espero que no le importe!- dijo, volviendo a llamar.

Miré a la pastelera y me subió el color a las mejillas. Miré en mis bolsillos, a ver si daba la casualidad de que pudiera contribuir con algo, pero evidentemente, no fue así. Me mordí el labio por un momento, y luego le devolví la mirada.

- ¿Puedes...- pregunté, sin terminar la frase. Si supiera hasta que punto me dolía que la gente tuviera que pagarme la comida. Lo humillante que resultaba para mí como persona, cualquiera entendería el porqué hubiera preferido morir de hambre cien veces. Pero al final siempre encontraba alguien que lo hacía con gusto, y yo llegaba a odiarme en ocasiones, por aceptar su caridad. - No llevo nada suelto -añadí, dejando de hurgarme inútilmente los bolsillos.

- Ya te he dicho que pagaba yo, pero ¿Puedes abrir tu? El dinero está en una cartera azul, en aquel bolso de allí. - dijo ella.

Yo corrí a coger el bolso. A pesar de que había dado a entender que podía coger el dinero, no me atrevería. Había ciertas cosas con las que no podía evitar sentir reparo, y aunque me gustase cotillear de vez en cuando, para fastidiar, realmente sentía mucho respeto hacia las cosas de los demás. Cuando las pocas cosas que tienes significan algo para tí, empiezas a comprender hasta qué punto es necesario tratar las de los demás aún mejor. Cuando le alargué el bolso, creí notar en Sasha un gesto de suave sorpresa.  

- ¿OIGA? ¡¡PIZZA!!- se estaba pondiendo pesado el tio.

- ¡Ya va! un momento. - contestó, mientras me alargaba el dinero.

Yo fuí a abrir la puerta, y me encontré a un tipo impaciente, mirando un enorme reloj de muñeca al otro lado. Le devolví una mirada un poco enfadada, por tanta prisa.

- Son cuarenta y dos con setenta. - dijo el chico.

Le tendí el dinero, que intercambié por la comida. Estaba caliente, y salía de ella un aroma tan rico que me hizo olvidar por un minuto lo abatida que estaba. El chico se puso a buscar el cambio en su riñonera. Tardó un poco, y me hizo fruncir el ceño. Para mí que era puro postureo.

- ¡Quédate el cambio!- oí que decía Sasha desde dentro.

Al chico le cambió un poco la cara y se animó. O sea, que eso era lo que estaba esperando. Suspiré, mientras cerraba la puerta con la mano, después de que se despidiera, con sus dos dólares con treinta de propina, tan contento él. Ese tipo de cosas daban a entender mucho sobre el tipo de persona que eres. Mientras llevaba las cosas a la cocina, yo sólo podía pensar en todo lo que habría podido hacer con ese dinero. Dejé las pizzas encima de la mesa, y resistiéndome con todas mis fuerzas volví al salón.

- Tengo que advertirte que, si vas a acompañarme, no se si comer será una buena idea.- le planteé, mirándola a los ojos. Estaba hablando en serio. Después de todo lo que había visto y vivido, yo tenía mucho estómago, pero no sabía hasta que punto lo tendría ella. - Podemos guardarlo para después. Si yo fuera tú, me limitaría a beber un poco de agua. Puedes comerte una galletita salada si tienes. Eso te asentará el estómago. - le recomendé. Aunque quizá luego me tachara de exagerada. Prefería eso que tenerla luego vomitando por las esquinas, todo porque no me había dignado a avisarla. Encima que iba a hacerla pasar por ese mal trago, no iba a hacerlo más difícil aún de lo que ya era.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   16th Abril 2015, 00:35

Me pilló bastante por sorpresa que ofreciese si quiera la posibilidad de aportar económicamente. No era desprecio ni nada de eso, pero no solían rechazar invitaciones mías y había dado por sentado que no hacía falta pasar por esa fase. No al menos con ella.
Me alcanzó el bolso y aunque una parte de mí se sintió ligeramente molesta, por tener que rebuscar cuando le ofrecí la confianza de hacerlo, otra se alegró al pensar que no estaba mal educada.

Al dejar nuestra cena descansando sobre la mesa, me lancé como una fiera.
Eso olía a gloria divina. Era pizza que parecía hecha con la piel del dios más refinado de todo el panteón humano creado jamás. Escuché su recomendación, tanto por el traje que la verdad no me importaba mucho, como por la comida, aunque tenía una última salida.
- No te preocupes por eso- dije pensando en que podría quemar la comida en caso de indigestión o antes de vomitar si llegaba el momento.

Y abri los cartones que contenían LA pizza. Un redondel culpable de mi rugido en el abdomen estaba ahí plantado, con manchas de grasa que marcaban toda la caja. Miré alrededor como fijando un perímetro por el borde de aquel manjar. El borde estaba dorado, gordito y con esos pequeños granitos del pan que tanto me gustaban. En la parte más apetecible una inmensa superficie chorreante de quesos se extendía sobre la masa. Podía ver los tipos de quesos por las pequeñas manchas de colores distintos que se mezclaban, ahora fundidas en un delicioso sabor unificado. Bordeando el centro, como colocado a disposición de decoración descansaban rosatones de queso de cabra, con su polvito y su humo saliendo del calor. Por encima de todo esto descansaban unas tiras de bacon sobre las que bien podría haberse echado una siesta la pequeña. Conservaban ese tono rojizo del bacon recién hecho, mezcla del tierno y el crujiente, y brillaba más que la luna del aceite que aún conservaba.

Tenía hambre de verdad.

Agarré dos cachos, los monté a modo de bocata agarrándolos por el borde y abrí una cajita más pequeña para coger un palito de mozarella que me comí primero. -¿Du no vasm a cmer?- y tragué mientras caminaba a la cocina para sacar la botella de agua de la nevera.


- Me termino esto y nos vamos a donde quieras- dije volviendo al salón.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   16th Abril 2015, 13:45

Cuando vi como abría la caja, y empezó a salir de ella vapor humeante, me empezaron a hacer los ojos chiribitas. Jo, si que olía bien. Me asomé un poco sobre la mesa, poniéndome de puntillas y pude ver un borde crujiente y gordito. Empecé a salivar mas que el perro de Pavlov. Sasha cogió dos trozos y los juntó, montando una especie de orgía de quesos. No sabía muy bien, mas allá de lo visto, la mecánica del sexo, pero al ver a la pastelera hacer eso, fui capaz de comprender por primera vez la diferencia entre el sexo y el amor. Sexo es lo que hacían las putas y los adolescentes. Esos dos trozos de pizza, uno contra otro, se estaban haciendo el amor. Me quedé con la boca abierta, mientras veía como le resbalaba el hilillo de queso del finger que se estaba comiendo. Salí de mi trance procovado por comida cuando me preguntó si yo no quería. Entonces me gruñó la tripa como un cerdo cabreado. Me puse un poco roja, apretándomela con las manos. Que vergüenza, joder.

- Bueno, tampoco hay prisa. - dije, yendo a la cocina sacando la silla, subiéndome y poniéndome de rodillas encima.

Cogí un palito de queso, lo mojé en esa especie de mermelada que venía y me lo comí. Estaba tan bueno y tan calentito que no me salían ni las lágrimas. Mastiqué hasta que el queso se me fundió en la boca, y luego cogí un trozo de esos que tenían una loncha de Bacon con la que me habría podido hacer un pijama. Por dios, esto tiene que ser pecado. Esto tendría que estar prohibido. Esto, esto, ¡Esto si que es comer joder!

- ¿Puedo coger agua? - pregunté, bajando luego de la silla, cuando ella me dio permiso, y sacando una botellita para mi. Luego volví a la mesa. Aquello fué un festival de comer, comer y comer. Parecía que cuanto más comía mas quería comer. No quería despedirme nunca de ese tesoro dorado de queso, empapado con estrellas de salchicha y galaxias de atún. Era como estar en el cielo. Tuve que parar a propósito, porque aunque no tuviera hambre, habría seguido. Habría comido hasta desmayarme, pero sabiendo lo que iba a hacer a continuación, tampoco quería ir con el estómago a rebosar. Quería poder moverme bien. - ¿Podemos sentarnos sólo cinco minutitos? ¡Estoy hasta arriba! - dije recostándome sobre la silla, la tripa llena y satisfecha. Eso en el fondo también me ponía un poco triste. ¿Porqué no podría comer así todos los días?

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   27th Abril 2015, 16:28

Justo cuando estaba entrando de nuevo en el salón la peque preguntó si podía coger agua y dejé sobre la mesa la botella de dos litros que traía fresquita de la nevera.
-Toda para nosotras- y la dejé caer casi con un golpe sonoro.

Mordisco tras mordisco me aseguraba poco a poco de estar comiéndome cachitos de piel de dios. QUÉ HAMBRE TENÍA. Y qué bien sentaba eso por favor... Cerraba los ojos saboreando y de cuando en cuando rebuscaba con mi lengua algún pedacito que se me quedase entre los dientes. Si algo tenía estar con ella era que no necesitaba mucha finura. Una vez me había terminado el bocata de los campeones abrí la caja de nuggets y me comí un par. Me quedaba un poco de hambre pero si la chica me había advertido, por algo sería. Decidí cerrar todas las cajas una vez ella se recostó sobre su silla y las dejé montadas una encima de la otra de menor a mayor tamaño. Cuando preguntó sobre si podíamos echarnos suspiré mirando el sofá.
- No sé tú, pero yo lo necesito- y prácticamente me desplomé sobre él, colocándome tumbada de lado asegurándome que ninguna de las dos cintas se quedaban pilladas con mi cuerpo. Eché mi espalda hacia el mullido respaldo y palmeé todo el espacio que quedaba frente a mí. Ofreciéndoselo a la pequeña.

Sólo diez minutitos... Me los merecía.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   27th Abril 2015, 22:07

Gracias. Por fin alguien que me entendía. Después de comer mas vale hacer justicia a la comida. Si no, se queja y te repite. O peor. Te da diarrea. Así que después de beber un buen trago de agua al final, una cosa que me gusta mucho hacer cuando como comida rica, la seguí hasta el salón y después de que se dejara caer en el sofá cogí el sitio que me había ofrecido, tumbándome yo también, dejando colgar los pies por fuera. Me toqué la barriga un poco, totalmente satisfecha. Luego los pensamientos empezaron a pasearse por derroteros mas peligrosos, ante la prueba que se le venía a ella encima. Me mordí el labio de abajo por dentro, notando el conocido desnivel de mi diente roto en la carne.

- Ese traje es como de superheroína. ¿Tienes un nombre? - pregunté, distraída, mirándola una vez acabé de formular la pregunta.

Sólo un rato de conversación insulsa. Con curiosidades sin importancia, o detalles que en algún momento nos arrancaran una risa, o un gesto de sorpresa. Nada como lo que me estaba empezando a empañar la visión de un día que había ido de mal en peor, y que seguramente, no mejoraría demasiado.

- Te he visto en la tienda. ¿qué eres, como una elemental o algo así? - pregunté. La había visto hacer fuego y hielo. Era raro que ambas cosas entraran en combinación en un elemental, pero con todas esas historias de las magias raras, los universos paralelos y eso que el día que lo anunciaron a mi me había parecido una copia barata y mal hecha de la guerra de los mundos, nunca se sabía hasta qué punto se había alterado todo. Había cosas por ahí que no conocía, y no estaba segura de si me despertaba la curiosidad, o las ganas de encerrarme en el garaje de mi padre, echar la puerta con un cartel de "vuelva mañana" y echarme a llorar.

Quién iba a pensar que una pastelera buena samaritana iba a resultar una mujer tan peligrosa, porque sí, podía ser muy agradable, pero el poder no deja de suponer un enorme peligro potencial. De eso ya me había dado cuenta hacía mucho. No importa si te posicionabas en un bando, al final lo único que importaba es qué uso hacías de las cualidades que tenías. Einstein tenía un cerebro privilegiado, pero aun con todo, no pudo evitar verse involucrado en la creación de un arma capaz de matar a cientos de miles. Ese tipo de cosas daban demasiado que pensar.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]   

Volver arriba Ir abajo
 
Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Gimi, Gimi, Gimi, Gimi [Celsit y libre]
» Historias de Temática Libre
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]
» Divirtiéndome un rato [libre]
» Fénix... [LIBRE]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: