Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [Pastel de Murcielagos] Recuerdos, Promesas y una Marca imborrable [Introducción]

Ir abajo 
AutorMensaje
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 39
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: [Pastel de Murcielagos] Recuerdos, Promesas y una Marca imborrable [Introducción]   Jue 19 Feb 2015 - 11:09

Wayne Manor,19 de Febrero de 2019, 8:00 AM

Por primera vez en dias, me desperte calmado, en una relativa paz, removiendome un poco en mi cama antes de llevarme una mano a la frente y suspirar. Me levante muy lentamente, algo cansado a pesar de que habia dormido bien, y me acerqué a las cortinas opacas, abriendolas lentamente para permitir entrar a la luz del dia, pero tuve que taparme los ojos un momento, realmente la luz de este dia era cegadora para mi que solia trabajar de noche, pero en cuanto pude observar el exterior, me di cuenta de que seria un dia hermoso en Gotham, quizás la primera vez en años que un diecinueve de febrero tendria esta clase de clima. Caminé hasta el armario, pero noté el armazón de caoba tallada con mi traje y camisa ya listos. No era cualquier dia, era el dia en el que conmemoraba mi propio nacimiento, y aun asi, me vestiria de traje.

Me quité mi ropa de noche lentamente, con la pesadez que siempre me acompañaba al recién levantarme, y me puse la camisa, abrochando lentamente los botones, algo que se me hacia mas fácil considerando que Cassandra habia aceptado tomar la ronda de vigilancia del dieciocho para que yo pudiese dormir en la noche de la vispera de mi cumpleaños. Acomodé mis pantalones y traté de hacer lo mas prolijamente posible el nudo de mi corbata, la cual era gris con lineas inclinadas blancas muy finas, algo menos riguroso de lo que acostumbraba, pero hacia meses que todo en esta casa era menos riguroso de lo que esperaba: Cassandra y Alfred estaban de acuerdo en que estaba en mis mejores intereses y los de Carrie que las cosas fuesen mas distendidas, y muy dentro mio, aceptaba ese hecho, confiaba en sus criterios. Me abroché los botones del saco y lo alicé un poco con las manos, mirandome al largo espejo para terminar de acomodar mi traje, sentandome con cuidado en la cama para poder ponerme calcetines de vestir y zapatos. Todo este atuendo me recordaba poderosamente al dia en que habia tenido que vestirme para ir al funeral de mis padres, y era todo el dia de mi cumpleaños el que estaba impregnado de esa cierta angustiosa melancolia.

Me acerqué a la puerta pero, antes de abrirla, un recordatorio de cuan distinto era todo a mis pies. me agaché y levanté la caja de cartón, poniendola sobre la cama. Enseguida la reconocí: Era la que habia traido Carrie consigo en aquel fatidico dia en el que la vi por primera vez. Tomé la nota que traia pegada y la leí, mientras habria la caja y tomaba con mi mano libre una máscara muy parecida a la mia de dentro.



Jefe Bruce,

¿Te acuerdas de esa cajita que traje conmigo el primer dia? Bueno, no te la mencione porque esto era lo que tenia dentro, y en ese momento, no parecia tan importante, ya sabes, con todo eso de tener que irnos a la Atalaya, pero estuve buscando el momento de darte esto desde que llegue, y bueno, aqui esta, en tu cumpleaños.

¡No te enojes! Pero aunque parezca poca cosa, esta es la máscara que usó el Viejo Anciano otro Jefe cuando yo trabajaba con él. No estaba en sus mejores épocas, con las canas y todo eso, pero me enseño muchisimas cosas en el poquito tiempo que estuvimos juntos. Me enseño a siempre luchar por la justicia, a trabajar muy cerca de mis compañeros, a dar el todo por el todo cada dia, y nunca rendirme.

Y tú me recuerdas muchisimo a él, ¡Pero eres todavia mas cool!. Puede que sea por que eres mas joven, pero no, eres diferente, tienes cosas que él no, y me lo paso en grande trabajando y viviendo contigo cada dia.

Que esta máscara te recuerde eso: Que te quiero mucho, que eres un Batman fantabuloso, y que siempre, ¡Siempre te ayudare! Y que me gustaria que dejes de regañarme por quedarme toda la mañana de raid en Worlds of Wishcraft

Con cariño,

Carrie




Limpié la lágrima de felicidad que me habia arrancado esa misiva, y la guarde en el bolsillo de mi saco, para que esa energia positiva y ese afecto sinceros me acompañaran todo el dia. Tomé un libro que habia dejado preparado sobre una de las mesas de noche y abri la puerta, cerrandola tras de mi para bajar por las escaleras hacia la sala de estar, pero no pude conectarme con el silencio por mucho tiempo, ya que alguien estaba al pie de las escaleras.

Feliz Cumpleaños, Bruce...

Cassandra me saludó con una sonrisa radiante y se acercó a darme un fuerte abrazo en cuanto llegué al pie de la escalera, el cual le correspondi. No habia instante en que le faltara una muestra de afecto si habia razones para darmela, como si me vigilara para impedirme estar triste o taciturno. Le devolvi la sonrisa, habia algo muy peculiar en el largo camisón de seda que usaba. al parecer ni siquiera se habia cambiado de ropa, todo con tal de alcanzarme antes de que fuera a ver mi pelicula.

Gracias, Cassandra, si me permites, me gustaria...

...Por supuesto, solo una cosa antes de dejarte ir...

Dejé mi libro sobre una mesita para tomar lo que ella me ofrecia: Un marco de madera y, entre dos láminas de cristal, un trozo de tela de un gris oscuro que podia imaginarme perfectamente de donde provenia. Blasonado sobre la tela estaba un gran simbolo negro, el del murcielago.

Fue lo único...que...que recuperé de él...Y es...muy especial para mi...

¿Estas segura...?

Si...

Realmente sonaba convencida, pero al parecer, no habia terminado de hablar.

Una vez...mi padre envió un video de mi...

Me lo habias comentado...pero sabes que yo confio...

Lo sé, pero no es eso...Una vez, él me pregunto si podia confiar en que lucharia junto a él, y yo le dije que no...

Llevó su indice al simbolo, poniendolo con firmeza sobre él ,mirandome a los ojos tan resuelta como siempre que la veia lista para salir a patrullar por Gotham. Era una mujer increiblemente recia, fuerte, tanto que me recuerda un poco a mi.

...Que lucharia por esto, por el simbolo, por tus ideales...Estuvieras tú presente o no, hicieras lo que hicieras, yo siempre protegeria a Gotham, y lucharia por la Justicia...

Asenti, sonriendole, y ella hizo lo mismo, aunque notaba sus ojos humedecidos. No quise decirle nada, no queria romper ese momento tan intimo, ella parecia muy feliz de poder darme esto, y yo me aseguraria de siempre tenerlo muy cerca mio.

Nunca olvides aquello por lo que luchas, Bruce...Ni olvides que somos muchos los que seguimos tu ejemplo, y te apreciamos...

Gracias, Cassandra, yo...

...Somos...tu familia...

Susurró, y me dio otro abrazo, aun mas intenso que el anterior, y asi nos quedamos varios minutos. Cuando nos separamos, volvi a darle el marco y tomar mi libro, aunque con suavidad, temiendo que se sintiera ofendida por el gesto. Sonrió, parecia poder deducir lo que le diria.

¿Podrias...?

Me vestiré y luego lo llevaré a la Batcave...Disfruta tu pelicula, Bruce...

Nos dimos un último abrazo y tomé mi libro para llevarlo conmigo a la sala que destinaba a ver peliculas. Abri la puerta y dentro, habian varios sillones puestos en torno a un gran lienzo blanco y un proyector detrás de ellos. Tenia una colección de DVDs y un reproductor con su correspondiente televisión, pero ciertas peliculas, como las del Fantasma Gris y la que veria, tenian esa peculiar magia de ser mas placenteras en su formato original, asique deje mi libro sobre una mesa, me acerqué a una de las tantas estanterias de roble que dcoraban las paredes de la habitación, y tomé la cinta de "La Marca del Zorro" poniendola en el proyector y accionando el interruptor mientras caminaba lentamente a mi asiento preferido de la sala, al centro en el sofá mas grande.


Tristar Miriad Pictures

Presenta...

"La Marca del Zorro"


La música del inicio siempre conseguia emocionarme, con sus toques de violin de sus reminiscencias de America Latina, de una época de corceles, carruajes y justicieros enmascarados. El Zorro siempre habia sido uno de mis idolos, junto con el Fantasma Gris, y cuando entró en escena galopando sobre Tornado, casi salto de mi asiento para vitorearlo, recordandome a mi mismo cuanto antes pude que ya no era un niño, misma razón por la que nadie podia venir a ver esta pelicula conmigo: No era el Bruce Wayne de siempre aqui, porque en esta habitación, por unos instantes, mi corazón y mi alma volvian a tener tan solo ocho años.

Don Diego de la Vega, señorita, encantado de conocerla...

Diego era un verdadero caballero cuando no estaba haciendo justicia, siempre cortez con las damas, siempre elegante, y mucho de quien fingia ser frente a todos provenia de él, quizas, también mucho de quien yo realmente era cuando no portaba mi propio traje negro para rondar las noches. "Juana Milagros de la Cruz" era el nombre de la dama que, en esta pelicula en particular, era el interes romántico de Diego. El dialogo discurrió bellamente, mientras ambos intercambiaban palabras sobre la vida, la felicidad, pero tambien sobre la terrible situación de la California española. Siempre ese toque de realidad politica en medio de todo lo demás captaba mi total atención.

¡Ja ja! ¡No vas a poder detenerme con eso, Monasterio!

Tras una hora y media, la pelciula estaba comenzando a promediar hacia su final, pero yo no sabia que todo ello ocurria, porque estaba ocupado de pie, imitando con mi espada imaginaria los movimientos agiles y graciles del Zorro, mientras él le enseñaba al Capitán Monasterio por que jamás podria oprimir a las personas de California. Justicia, Igualdad, Libertad, todos esos eran sus ideales, y para portar ese estandarte, se habia entrenado toda su vida en la esgrima, y no podia evitar sentirme un poco como él, entrenando todo mi tiempo para siempre estar listo para luchar por los ideales que tenia, los mismo que los suyos.

¿Estas de acuerdo con nuestro amor, Padre?

Por supuesto, hijo, la señorita Juana sera una excelente esposa, y estaré encantado de asistir a la boda...


Esa escena era conmovedora. Luego de todas las dificultades que habian vivido, Diego le pedia a su padre casarse con Juana, su amada, y este aceptaba. A diferencia suya, mi vida, hasta hace un año, habia sido desastroza en ese sentido. Todo habia cambiado mucho en tan solo un año, desde que el Fenomeno Omega llegó para impedirme volver a vivir otro dia monotono. ¿Selina...? Que estoy diciendo, Diego es un hacendado elegante y caballerezco que por las noches se calza un traje heroico y sale a sembrar la justicia con su espada, recibiendo el clamor fervoroso de las personas de California, mientras que yo golpeaba narcos en las calles en un vago intento por desmantelar una red que siempre parecia crecer frente a mi. La gente como Diego siempre acaba feliz, pero yo nunca podré ser como él, yo vivo en la realidad, y no en una pelicula, o en uno de esos comics de Carrie que siempre acaban bien.

Siempre te amaré, Juana, y como cada primavera regresan las flores a los campos, ten por seguro que en mi corazón llevare la promesa de regresar a ti y ya nunca separarnos nuestros cuerpos ni nuestras almas...

Y asi, Diego, vestido de Zorro, se sube a Tornado y comienza a galopar hacia la espesura, perdiendose poco a poco, habiendole prometido a Juana que, una vez que detuviese al Magistrado Galindo, regresaria y ya nunca más la abandonaria. La pelicula acabo con la "Z" marcada en la pantalla y los créditos, pero yo no estaba viendo eso, sino tratando de secar las lágrimas. Era dificil, muchos recuerdos, memorias que regresaban a mi de aquel dia, cuando salia del cine. Esta era la pelicula que habiamos ido a ver, mi favorita, la que le habia pedido a Papá y a Mamá ir a ver durante semanas hasta que aceptaron. Me senti el niño mas afortunado del mundo...hasta que todo acabó, salimos del cine...y mi vida quedo arruinada...

Miré mi reloj cuando por fin pude contener la angustia, y me di cuenta que eran ya las diez, asique me puse de pie, guarde la cinta, apagué el proyector, tomé mi libro y cerré la puerta de la habitación tras de mi, caminando hasta una puertecilla que salia a un largo sendero, el que conducia al cementerio de la casa. Es el momento de visitar a mis padres.


-----------------------------------------------------------------------------

Links:

Cementerio

Jardines

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
[Pastel de Murcielagos] Recuerdos, Promesas y una Marca imborrable [Introducción]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]
» [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]
» [Ár aisling] Malos recuerdos.
» Guia Marca 2010
» Marca, Lamentable.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Gotham :: Mansión Wayne-
Cambiar a: