Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   19th Febrero 2015, 11:12

Jardines de Wayne Manor


Nota: A cierta distancia del buffet, estan armando un escenarios de madera. Todos los que entren por la entrada principal podrán notar que hay un trailer estacionado apenas entrando.

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -


Última edición por Bruce Wayne el 19th Febrero 2015, 13:14, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
106CassandraoCain
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 18/10/2014
Edad : 34
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batwoman
Nombre real: Cassandra Cain
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   19th Febrero 2015, 11:20

Wayne Manor, Jardines, 14: 00 PM

Bajé la escalinata lentamente, respirando el aire fresco de aquel hermoso dia de Sol en los jardines. Sonrei: Frente a mi, Alfred dirigia a un coro de hombres y mujeres que se dedicaban a acomodar mesas con contenedores de plata para comida caliente, todas ellas con manteles impecables, mientras otros disponian cubiertos y platos en una larga mesa que precidia todo aquel semicirculo culinario. Un almuerzo buffet era lo que yo y Alfred habiamos planeado para sorprender a Bruce, algo que permitiera que la gente pudiese sencillamente pasarse por Wayne Manor y disfrutar de este dia sin rigidez alguna, en libertad, pudiendo sencillamente mezclarse entre los invitados y saludar a Bruce calida y distendidamente. Me acerqué a Alfred e intercambiamos sonrisas y miradas complices.

Esta usted impecable, Ama Cassandra, con el porte y la elegancia de una dama Wayne, Ama Martha estaria orgullosa...

Mi sonrisa se pronunció un poco mas, apenada. En los retratos que habia visto, Martha Wayne nada tenia que ver conmigo, ella si era una verdadera dama de alta sociedad, pulcra, impecable, con un sentido del estilo y la elegancia que rara vez habia visto en ninguna otra mujer. Yo no era realmente Wayne por nacimiento, pero luego de la muerte de mi Bruce, trate con esmero de ser mas como él, de cultivarme, de ser digna del apellido que se me habia concedido, y en momentos como este, me costaba no inflar el pecho de orgullo propio. Acomode mejor mi vestido, el cual habia elegido con la ayuda de Carrie, quien, para su edad, tenia un increible sentido de la moda, o quizás, la honestidad tipica de una niña. Y hablando de ella, podia verla, viniendo hacia mi, alegre como nunca por estar presente en un dia como este.

¡Cassie!

En cuanto llego hasta mi, me arrodille para poder abrazarla con intensidad, saludandola por primera vez en el dia. Estaba preciosa con su vestido y sus zapatitos a juego, y en el fondo de mi corazón, sentia cierto orgullo por eso, pues yo habia elegido ese conjunto. Por momentos, me costaba mucho no sentirme un poco su madre, y ella tenia ese trato tan cariñoso conmigo que solo alimentaba mi deseo de cuidar de ella, de asegurarme de que fuese feliz. Era peculiar nuestra pequeña familia en Wayne Manor: Un hombre que no es padre biologico, con una mujer que no es su esposa, entre ambos cuidando y criando a una niña que no es hija de ninguno. Al final de cuentas, no son esos vinculos los que unen en verdad, sino el afecto fraternal que compartiamos. ¿Que opinaria Dragoslav si le confesase como me siento respecto de Carrie?

¿Esta todo listo aqui?

Ama Caroline, por favor no corra en los terrenos de...

¡Pero...!

Tranquilo, Alfred, hay mas que suficiente jardin, y esta acostumbrada a peores cosas, ¿No es asi?

¡Si! Entonces, ¿Ya podemos comenzar?

¿Que dices, Alfred?

La comida esta servida, vajilla y cubiertos dispuestos, el pastel está en la cocina...Todo marcha segun lo previsto, estamos en condiciones de comenzar a recibir a los invitados...

Excelente...¿Carrie?

¿Cassie...? ¡Oh cierto, el otro regalo del Jefe! Lo traere cuando estén todos los invitados, ¿Si?

Esta bien, pero no lo muevas demasiado, ya sabes que es frágil...

¡Entendido, mi capitana! ¡Nos vemos!

Carrie se giró sobre sus talones y salio corriendo entre las mesas. Teniamos Pastas diversas, guisos de carne, ensaladas, una mesa de canapés, sandwiches, inclusive un contenedor con hamburguesas y papas fritas, para quien tuviese gustos menos refinados, inclusive copas de coctel de camarones dispuestas entre los contenedores. Todo estaba listo, asique me quedé de pie en medio del semicirculo, con la vista hacia el camino de entrada, mirando a Alfred y asintiendole para dejarle claro que adoptaran todos sus posiciones. Camareros y Camareras se acomodaron en distintos lugares de las mesas, listos a tomar vasos, platos y cubiertos usados, mientras yo me llevaba las manos primero a mis sandalias, para asegurarme de que estuviesen bien sujetas, y luego a mis aretes, ambas prendas estaban en sus lugares, bien puestas.

Respire hondo una vez más y deje que la brisa de aquel dia peculiarmente cálido meciera mi cabello. Tener un dia caluroso en medio del invierno era un milagro, casi como si el destino fuese complice también del festejo.

Ahora, solo queda esperar a los invitados...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
111AnthonyE.Stark
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 1787
Fecha de inscripción : 11/12/2014
Localización : New York

Ficha de Personaje
Alias: Iron Man
Nombre real: Anthony Edward Stark
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   23rd Febrero 2015, 05:01

Tony llegó antes que cualquiera de los que habían ido al cementerio conduciendo uno de los nuevos deportivos Stark, los límites de velocidad no iban con él, le había dado tiempo de volver al Hotel, por suerte para Pepper ya estaba acostumbrada a la conducción de su futuro marido, Alfred se apresuró a recibirlos, por lo que había oído el mayordomo era también parte de la familia prácticamente, otro parecido más entre él y Wayne...

Señor Stark, señorita Potts, un placer recibirles, bienvenidos a la mansión Wayne, si quieren acompañarle les llevaré a donde tendrá lugar la fiesta, Puedes llamarme Tony, Alfred, por supuesto señor, definitivamente se parecía a Jarvis, eso seguro, un placer conocerte Alfred, igualmente señorita Potts, el mayordomo los condujo a donde se encontraban Cass y Carol, despidiéndose después.

Bueno, tú debes de ser Cassandra ¿no? He oído mucho de ti, gracias por invitarme, si hubiéramos tenido que esperar a que Bruce se decidiera a dar una fiesta creo que esto sería un geriátrico en lugar de una mansión, dijo en tono alegre justo antes de recibir un codazo de su prometida, ¡auch!, no lo decía con mala intención es muy buena persona, pero necesita que le animen, no puede vivir solo metido en su traje, a eso me refería Pepper, perdónale, es un caso perdido, dijo dándole un par de besos a Cass, ¿y quien es esta pequeña preciosidad?, pregunto refiriéndose a Carol.

Por cierto, ¿donde puedo dejar el regalo?, preguntó después Tony, en realidad hemos venido en el, haciéndole el rodaje....

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
106CassandraoCain
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 18/10/2014
Edad : 34
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batwoman
Nombre real: Cassandra Cain
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   26th Febrero 2015, 13:05

No pude evitarlo. Cuando Tony hizo ese chiste, rompi a reir lo mas suavemente que pude, aunque era dificil contener mi reacción. Habia sido extraño enviarle una invitación, considrando que hasta hace un año, él jamas habria existido para ninguno de nosotros, pero era un hombre admirable, mas alla de las apariencias. Pepper se acercó a mi y correspondí sus besos, mientras trataba de no reirme por el codazo que habia visto, verdaderamente hacian una pareja única, y comenzaba a desear que cierto invitado llegase a la fiesta, deseaba saber como seria compartir una ocasión como esta a su lado.

Si, soy Cassandra, y a decir verdad nunca habiamos organizado algo como esto de donde yo vengo, pero Caroline me convenció de que era una buena idea, y la felicidad de Bruce es muy importante para todos nosotros...

Expliqué, mirando a mi lado, notando como Carrie habia aparecido practicamente de la nada, y se quedaba junto a mi, en silencio. Sonrei y recorrí su cabello en una caricia. Seguramente le daba algo de pena tener que dirigirse a dos adultos que no conocia en absoluto, más aun cuando Pepper era tan invitadora y Tony tan extrovertido.

Descuida, Carrie, son amigos nuestros...

Lo se, solo pensaba en que decir...

Se excusó la niña con una risita, y luego les extendió una mano con una total y adorable desfachatez, al tiempo que yo acariciaba discretamente su hombro para indicarle que tenia que saludar como le habia enseñado Alfred.

¡Oh! Eh, si...Caroline Keene Kelley...Un gusto en conocerlos...

Se acercó y Pepper se inclinó para besarla en las mejillas, mientras ella correspondia, lo mismo con Tony, aunque él parecia casi al borde de dcirle alguna cosa para sacarle una sonrisa, ninguno de los dos era amigo de las formalidades, y yo tampoco pretendia que Carrie se convirtiese en una dama refinada, no queria que intentara emular a Bruce en ese aspecto, como lo hice yo, pero tampoco me oponia a que Alfred le enseñara algunos modales y formas, esos conocimientos siempre ayudan.

Aunque...Pueden decirme "Carrie"...

Me agrada eso, a mi me llaman "Pepper"...

¿No que era tu nombre?

Oh, claro que no, ¡En verdad me llamo Virginia! ¿Puedes creerlo? Me gusta mucho mas "Pepper", si me preguntas...

¡Si! ¡Y a mi "Carrie"! ¿No son geniales los apodos? Es como tener un nombre, pero mucho mas cool...

¡Seguro! ¿Te lo estas pasando bien en el cumpleaños de tu padre?

Miré a ambas un momento, algo preocupada. Jamas habian llamado a Bruce el padre de Carrie, y no tenia idea de como reaccionaria ella, que siempre estaba llamandolo "Jefe", y en raras ocasiones, "Bruce". Quise extender mi mano para intervenir amablemente, pero ya era tarde.

Bueno, Bruce no es mi padre en verdad...

Oh, bueno, yo imagine...

No, descuida, estaba por decir que hay padres de muchos tipos, y Bruce es mi padre del corazón...

Explicó, amable y con una conmovedora sinceridad, y era dificil saber si mi sonrisa era mas pronunciada que la de Pepper o viceversa. Carrie podia ser muy comica, algo desfachatada, y de a momentos, realmente sabia.

Asi se habla, ¿Y que me dices de tu regalo?

Bueno, ya le di uno, Cassie otro, y ahora estaba trayendo el que vamos a darle de parte de ambas y Alfred, ¡Si lo vieras!

¿Es tan genial como lo haces sonar?

¡Aun mas! Pero es secreto, lo siento, tendrás que verlo con todos los demás...Porque van  quedarse, ¿Verdad?

No lo se...¿Te gustaria?

¡Claro! ¡Hay comida para todos y quizás y hasta un baile luego!

Todos reimos por la emoción con la que Carrie hablaba. Y ella se nos quedo mirando, no entendiendo del todo, pero satisfecha consigo misma de habernos causado esa reacción.

¿Ya esta todo listo para el regalo?

¡Claro!  Solamente falta que llegue el Jefe para darselo, lo dejé en la cocina para que no este al Sol...

Es lo mejor, eso no deberia quedarse expuesto a la intemperie...

Ni que lo digas...No...me...¡No puede ser!

Miré hacia donde ella señalaba estupefacta: El automovil en el que habian llegado Tony y Pepper. Carrie parecia fuera de si de la impresión.

¿Un Stark IV-F? ¡Pero eso esta en...!

¿Etapa Experimental? Ya no...

¡Woah! ¡Cassie...!

No lo se, Carrie, es un poco peligroso...

Tiene piloto automático y semiautomático, si puede conducir el Batmobile, este modelo será como un paseo por el parque...

Carrie se giró a mirarme con una emoción y una necesidad incontenibles. Suspiré y le sonrei, asintiendo.

Será lo primero que le diré a Bruce luego de hoy, piensa adonde querrás ir primero...

Carrie me abrazó con una fuerza descomunal y yo a ella, acariciando denuevo su cabello. Contrastabamos, ella tan efusiva y yo tan calmada, pero sentia que haciamos una excelente dupla. Por lo general, era yo quien se encargaba de hablarle a Bruce de igual a igual y convencerlo de las cosas que Carrie queria, como que él asistiera a sus clases especiales, que le dejara jugar unas horas mas a su Worlds of WishCraft o en este caso, que le dejara conducir el automovil que Tony le habia regalado a Bruce.

Muchas Gracias por haber venido, luego nos encargaremos del automovil...Espero que disfruten mucho de la fiesta...

Gracias, Cassandra, realmente estamos encantados de haber asistido, y esperamos que tú, Carrie y Bruce tengan un gran dia...

Intercambiamos sonrisas y ambos se fueron, llevados por Carrie, hacia el buffet. Volvi a girarme hacia la entrada, dedicandole una larga mirada al vehiculo a unos metros de mi. Realmente era costoso, y la idea de que existiese otra persona tan acaudalada como Bruce pero a la vez tan diferente de él me resultaba desconcertante, pero a su vez interesante. ¿Podrian convertirse en grandes amigos, dado el suficiente tiempo y cercania? Deberia comentarselo a Bruce, puede que tenga muchos mas vinculos que antes, pero creo que aún le faltan mas amigos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
102HelenaBertinelli
Birds of Prey
Birds of Prey
avatar

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 20/10/2014
Localización : Gotham.

Ficha de Personaje
Alias: Huntress
Nombre real: Helena Rose Bertinelli
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   5th Marzo 2015, 06:18

Me levante con una cara de frustracion horrible por la mañana. Hoy era la dichosa fiesta del murcielago, y definitivamente, no estaba preparada. Anoche habia tenido una patrulla por los muelles, donde le di una paliza a un proxeneta que me dio nombres acerca de una red de trata de blancas, pero no habia encontrado ninguna idea de que hacer en cuanto fuese la fiesta. Era muy habil en la violencia, pero poco habil para esas reuniones tan "informales" de las cuales no voy a sacar contactos, informacion o algo que necesite. Y lo peor es que no podria ir mas que con mi ropa normal, ni siquiera con mi traje de vigilante.

Definitivamente, habia sido una tonta en aceptar ir a esa estupida fiesta. Pero eso me pasa por llevarme bien con esa Batwoman y todo el aquelarre de los murcielagos. Ese sentimiento de "hermandad" que abundaba entre los defensores de la ley de Gotham... Que me estaba matando lentamente. Simplemente, queria abandonar tanta cursileria y dedicarme a hacer las cosas como siempre las habia hecho, pero supongo que no siempre se podra.

Al levantarme, me puse a buscar en mi habitacion (la cual era un desastre, por cierto) mis sandalias, las cuales use para llegar hasta el baño y darme una ducha, preparandome para estar limpia y agradable con los amigos de Bruce y todo eso. Esperaba no ver a los tontos de la Liga de la Justicia por ahi, chuleando o midiendoselos a ver quien los tiene mas grande. Esos heroes que todo lo pueden hacer me caian bastante mal, porque ellos mismos (aunque algunos sufrieron) nunca lo hicieron como los simples mortales que tenemos que defender Gotham de cosas mas enfermas que un meteorito o un simbolo de la tierra de 300 000 kilos cayendo del Daily Planet.

Tras mucho deliberar, maldecir y pelearme en voz baja contra las malditas fiestas de cumpleaños, decidi ponerme un viejo vestido que me regalo Albertino por mi cumpleaños hacia un año o dos. No lo recuerdo, pues nunca lo habia usado para nada. Siempre me parecio una tonteria eso de usar vestidos para quedar bien con los demas, una pijada que unicamente hacen los cobardes que buscan aparentar algo que no son, pero de nuevo, yo fui la tonta que acepte ir a esa fiesta.

Vestido:
 

-Vamos a hacer el maldito regalo de una vez... -Y camine a mi buro, donde saque la chequera del banco. Escribi una cantidad de 800 dolares para Bruce Wayne, que se que no le servirian ni siquiera para invitar a cenar a una chica a un restaurante lujoso, pero no tenia otra cosa mas interesante que darle y que su dinero no pudiese comprar. Obviamente, no le iba a dar un Yate o un boleto hacia Amsterdan con todo pagado. Era casi rica, pero porque ahorraba cada maldito centavo que tenia en mis cuentas bancarias.

Tras hacer el regalo, guardarlo en un sobre y vestirme adecuadamente, tome mi bolso, mis llaves, el telefono movil, la cartera y el comunicador de mi motocicleta. No seria lo mas adecuado llevar mi vehiculo, pero supongo que si se diese la necesidad, tras la fiesta me iria a dar una vuelta por el barrio latino a buscar a algun cabron que estuviese traficando con coca o algo por el estilo.


El viaje fue tranquilo, si lo haces evitando los charcos, los conductores idiotas que no saben dar vuelta, los semaforos y los locos que me tapaban el paso cuando queria cruzar una interseccion. Fue solo hasta que sali de Gotham y pude tomar la carretera camino a la Mansion Wayne que pude realmente relajarme y disfrutar de la vista. Al llegar pude ver un gran ajetreo de gente que cargaba cosas, algunos trailers estacionados y muchos desconocidos que habian sido contratados para esta gran sorpresa. Simplemente, bufe y estacione mi moto junto a los vehiculos de los demas y me fui caminando a la fiesta.

Vaya presupuesto habia dispuesto Cassandra para este magno evento. Gruñi ligeramente, ¿por que todos tienen que tener mas dinero que yo para gastar en esas cosas y a mi me tocaba cenar espagueti frio y lagsaña de microondas? Negue con la cabeza y segui avanzando, hasta buscar, casi en secreto, las zonas de los regalos para dejar mi sobre ahi. Anote detras "De Helena para Bruce Wayne." con un animo tan genial como quien va al funeral de un tio cercano. Quizas lo unico que me hubiese alegrado seria ver globos de colores y tener la oportunidad de reventarlos con Cassandra.

Despues de dejar mi regalo, avance hacia la chica y la salude con discrecion, elevando unicamente mi mano para despues firjarme que ahi estaba el millonario Tony Stark con su prometida Virginia Potts. Habia leido en un puesto de vigilancia de la mafia una portada de una revista de farandula con el compromiso del ricachon, y no pude evitar por dentro pensar lo banal y tonta que seria esta fiesta al contar con tantos millonarios.

-Hola, Cassandra... -La salude con ese tono mio de estar siempre enojada. No es que estuviera enojada con ella, simplemente, estaba enojado con estos dias que nunca podia celebrar y que terminaron por volverse un distractor en los ultimos años- Bonito teatro te has montado..

_________________
Sospecho seriamente que te va a doler. Mucho.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
101DianadeThemyscira
Liga de la Justicia
Liga de la Justicia
avatar

Mensajes : 696
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 18
Localización : Trono de Themyscira, Atalaya.

Ficha de Personaje
Alias: Wonder Woman
Nombre real: Diana
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   31st Marzo 2015, 08:05

Off:
 

Tras darle su abrazo de cumpleaños a Bruce en el cementerio, lo deje con el resto de sus amistades. No me sentia del todo bien, asi que preferi dedicarme a otra cosa menos delicada, como ayudar a decorar la fiesta en los jardines. Cassandra y Alfred habian estado haciendo un increible trabajo, pero mi presencia pondria un plus en el trabajo, como siempre lo hacia.

Deje el cementerio para ayudar a mover el equipo de sonido, acomodar las mesas, ayudar a Alfred en cada uno de los requerimentos que deseaba, y pensar en todas las posibles situaciones donde Bruce recibiria mi regalo. Esperaba que le gustase tanto como a mi me gustaba darselo. Y si no, bueno... Podia irse a freir esparragos.

Suspire lentamente y continue trabajando. Tenia que dejar de pensar en esas cosas tan negativas y concentrarme en ayudar a la fiesta. Todo tendria que salir bien, todos disfrutariamos, y posteriormente, nos iriamos a nuestras casas con el gran recuerdo de ver a Batman feliz en su cumpleaños. Quizas si teniamos suerte, podiamos estrellar su cara en el pastel.

Habia algo extraño montado en el jardin. Una especie de carpa o construccion de escenario donde trabajan muchos empleados simultaneamente, como si construyeran un lugar para hacer un show. ¿Acaso Bruce contrato payasos? Seria gracioso pensar que Bruce contratara un payaso en su cumpleaños. Ironico, tal vez. Pero dudaba de eso, asi que, quizas fuese una muestra de algun ballet ruso, o bailarinas exoticas... ¿Que tanto le habia mandado a traer Alfred al cumpleañero? Solo muestras de ese calibre eran vistos por la realeza de mi isla, osea, mi madre y yo. Cuando mi cumpleaños se acercaba, se hacian torneos, cacerias, jornadas de pesca y de recoleccion, ceremonias y una gran cantidad de eventos menores.

Pasaron las horas y yo ya habia dejado de ayudar. Simplemente me sente a "comer", si por comer podemos entender picar un poco los camarones que Alfred me habia ofrecido, mientras pensaba y pensaba. No sabia donde estaban los demas, asi que solamente me quede a pensar en que me estaba pasando. Algo no estaba bien, pero si lo mencionaba en esta fiesta, probablemente preocuparia a todos y se arruinaria la celebracion.

Quizas solo fuese cosa mia. Ya se me pasara.

Tras un largo rato de espera, pude ver que Cassandra estaba charlando con Tony y con Pepper, su esposa. Parecian emocionados por presentar algo. ¿Acaso seria el coche que traian detras? Vaya, Stark era increible fabricando vehiculos. Yo aun disfrutaba de mi moto, y seguro que a Bruce le encantara tener un coche del vengador en su garage. Ya quisiera yo tener otro vehiculo tan genial...

Decidi que lo mejor era no interrumpirlos, quedarme ahi sentada y esperar a que trajeran al festejado y todos pudieramos ser felices por un rato. Ya despues, me iria por donde vine. Probablemente, todos tendrian mejores cosas que hacer que disfrutar esta celebracion... Y los entendia. Mire hacia las mesas vacias del banquete y comprendi porque Bruce no hacia esto cada año, ni lo hacia de la manera tan grande como lo hacia Stark.

Simplemente, no era necesario.

Era una perdida de tiempo increible, una perdida de tiempo que se podria ocupar para trabajar, vigilar, estar con la familia. Esto simplemente era una celebracion mas que llegaria el año que viene, y el que viene, hasta que fallecieran o fuesen olvidados. Despues, estas fiestas no dejarian ningun acto de trascendencia. Mire fijamente a Stark, como si estuviera decepcionado de el, como si le quisiera incriminar que era un vago que se la pasaba en las fiestas... Tome mi vaso, el cual empece a apretar con un poco de fuerza, hasta que escuche una pequeña grieta exterior. En ese momento lo solte y me puse a hacer un ejercicio de respiracion, tenia que calmarme ya.


_________________
Color del dialogo: "blueviolet"



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
106CassandraoCain
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 18/10/2014
Edad : 34
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batwoman
Nombre real: Cassandra Cain
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   16th Abril 2015, 03:20

Vi llegar a helena caminando por el sendero que conducia a los jardines y tuve que contener el asombro. No le conocia como una mujer dada a las fiestas o celebraciones y su invitación no habia tenido respuesta, tal cual y como me lo esperaba de su parte, pero aun asi, habia venido con un vestido muy bello, aunque algo simple, como si no le interesara en lo mas minimo estar aqui, y era esa la contradicción que volvia a Helena una persona tan complicada: Por un lado, te hacia notar mediante sutilezas que tenia sentimientos, que le importaba aquello que la rodeaba, pero al mismo tiempo actuaba con un fuerte desprecio y desinteres que trataban de dar una imagen dura que quizas se contradecia con parte de lo que habia en su corazón. ¿Quien es Helena Bertinelli? Con todo el tiempo que llevamos conociendonos, y despues de haber trabajado con ella codo a codo, aun no puedo definirlo.

Bienvenida Helena...

La salude, sonriendole con calma, mientras le tendia la mano con suavidad y, cuando logré que me la diera, tome mi oportunidad para acercarme un poco y envolverla en un cuidadoso abrazo, uno que estoy segura que se esperaba de mi, pero que no deseaba.

...Me alegra que hayas podido venir...

Comencé a caminar con ella hacia donde estaba el buffet y noté como todos los preparativos finales habian concluido. Estabamos listos para la fiesta.

¿Vas a quedarte toda la fiesta? Quizas haya un baile...

Mencioné, amena, mientras notaba su expresión hastiada. No me rendiria con demostrarle afecto, y podria parecer sorprendente vinindo de mi, pero es que he vivido durante demasiado tiempo bajo los efectos de no haber conocido el afecto de los demás, tratando de acostumbrarme a una vida de vagar sin un rumbo fijo, de pasar por este mundo sin sentir nada con la fuerza con la que podia sentir ahora, y era una vida que parecia normal en ese momento, pero que vista desde el hoy, habia sido miserable. Yo habia sido un arma, y con valentia y sacrificio me lleve a mi misma a convertirme en una verdadera persona, y no quria dejar que Helena se perdiera en un camino de furia y venganza como casi me habia perdido yo.

Disfruta la fiesta...

La dejé ir, pero cuando la segui con la mirada, reparé en Diana, que estaba sentada en un rincón, comiendo sola con una expresión taciturna, incluso realizando claros ejercicios de respiración de cuando en cuando. Todo su cuerpo indicaba una tensión sobrecogedora, demasiada para una simple fiesta de cumpleaños, aunque no me atrevia a acercarme, no queria perturbarla. Todos estaban algo alejados de ella, y es que eran pocos invitados aun, pero que ella no saludara a nadie era demasiado extraño, como si estuviese desconectada de ese amor que suele sentir por todo y por todos, de esa efusividad que suele caracterizarla. Cuando acepto la invitación, imagine al instante que Diana seria el alma de la fiesta, y sin embargo, la princesa amazona que veia en este momento no podia estar mas lejos de esa situación, despertando sospechas, quizas no en los demás, pero si en mi. ¿Por que estaba comportandose asi? ¿Que podia estar deprimiendola? He leido suficiente mitologia como para imaginar que cuando a un personaje casi de leyenda como la Mujer Maravilla le sucede algo asi, debe ser por causas que van mucho mas alla de lo mundano, pero tembién podia estar exagerando, y me crucé de brazos, suspirando y tratando de no dejarme llevar. Demasiada tragedia, demasiados seres queridos muertos, un mundo perdido y aun en Omega, una familia que aun debia ayudar a reunir. Quizas estoy dejandome llevar, queriendo ver peligro donde realmente no lo hay.

Caminé entre los demás hasta una mesa y tome uno de los platos para poder servirme una exquisita carne con salsa de hongos y picarla ociosamente con un tenedor de plata, llevandomela a la boca en la esperanza de que su fuerte pero exquisito sabor me distrajeran de lo que estaba pensando. En la distancia pude ver a dos figuras, una erguida, la otra mucho mas baja. Richard y Barbara ya estaban regresando del cemeneterio, lo cual dejaba a una sola persona alli con Bruce. ¿Que estaria haciendo Dragoslav? En ese instante desvie mi mente de Diana por completo, masticando la carne casi completamente ausente, absorta en mis dieas sobre lo que podrian estar hablando entre ellos. No se si sentir a Bruce como un padre, pero lo siente casi como uno, y la idea del hombre del que estoy enamorada pudiendo estar a solas con quien considero casi un padre me pone algo nerviosa. ¿Será como en las novelas, donde el galán se presenta ante el padre de la chica de la que esta enamorado para pedirle su mano en matrimonio? ¿Tendra que hacer lo que en Flashdance, y mostrarle a Bruce, cual si fuera el jurado de la academia de artes, cuanto vale él a traves de historias de valentia, de arrojo, de integridad?

...O quizás solamente eran dos personas que habian comaprtido una misión en común hablando de viejas anecdotas de la misma y yo estaba preocupandome de mas por un sinsentido. Tragué el ultimo trozo de carne y dejé el plato en la mesa de la vajilla que ya habia sido utilizada, sintiendo una breve caricia fria en la ventizca que paso por donde estaba de pie. ¿Deberia sentirme culpable por querer pensar por una vez en mi vida que Diana no esta corrupta por alguna influencia maligna, o que la conversación entre Dragoslav y Bruce es por algo tan inocente como que este le permita al otro tener una relación conmigo? La tentación de abandonar la tragedia y tratar de pensar de una forma mas alegre es mucha. Si, por hoy, voy a permitirme ser feliz y no pensar demasiado las cosas. Por el momento, solo dos cosas necesito: Que Bruce sea feliz en su dia, y que por fin llegue Dragoslav a este sitio. Llevo mucho tiempo sin verlo y deseo poder estar largos momentos en sus brazos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   3rd Junio 2015, 01:46

Tan concentrada estaba Cassandra en sus preocupados pensamientos que no escuchó llegar a un hombre que de por sí ya era silencioso, y sólo fue consciente de su presencia cuando le cubrió repentinamente los ojos desde atrás para pegar su cuerpo al suyo y susurrar seductoramente junto a su oído:

- Buenas tardes, preciosa...

En ese momento la liberó sólo para tomarla de las manos y hacerla girar sobre sus tacones como si se tratara de un paso de baile, para observarla en su radiante conjunto.

- Vaya... -dijo con franca admiración-. ¿Te he dicho alguna vez lo bien que te sienta el azul? Estás guapísima, vida mía...

Depositó un cálido beso en su frente y la abrazó con ternura. Él también se había arreglado para la ocasión. Era la primera vez que se vestía con traje desde que estaba con ella, y esperaba que resultara de su agrado.

- He estado entreteniendo a Bruce como me pediste, mientras llegaban los invitados. Acaba de entrar ahora mismo en la mansión por la puerta de la cocina -le informó en tono confidencial-. Creo que por el momento aún no sospecha nada, pero debe estar a punto de aparecer. Antes de venir me he asegurado de que los miembros de la orquesta estaban todos preparados y en sus puestos, y he dado la orden de que empiecen a tocar en cuanto aparezca. He pensado que Mozart sería adecuado para el comienzo de la fiesta.

No es que le gustara demasiado Mozart; A rasgos generales prefería la música del Romanticismo, ya que la del Clasicismo en sí solía resultarle demasiado impersonal y carente de pasión, pero había que reconocer que Mozart resultaba siempre idóneo para utilizar como música de fondo en cualquier evento de aquellas características, y además era alegre, lo cual no se podía decir de muchos compositores de la época.

Por lo demás, no tenía ninguna duda de que los músicos escogidos (Maurizio Pollini, Itzhak Perlman, Heinz Holliger, Yuri Bashmet y Mark-Anthony Turnage entre otros) sabrían estar a la altura. Sabía que Bruce era un hombre de gustos refinados y esperaba que supiera apreciar el tiempo y el dinero (por fortuna era hombre de pocos gastos, que vivía en un piso miserable de una zona pobre, y casi todos los almuerzos los hacía en la mansión, por lo que había conseguido ahorrar bastante dinero en el transcurso de los años, ya que su salario de profesor acababa casi íntegramente en el banco cada mes) que había dedicado a reunir a todos aquellos grandes genios actuales de la música clásica. Realmente Drago no tenía ninguna otra cosa que ofrecer al hombre que lo tenía todo, salvo, quizás, la promesa que acababa de hacerle en el cementerio de la mansión.

- Bueno, ¿no vas a presentarme a tu familia mientras tanto? ¿Dónde está la pequeña Carrie de la que tanto me has hablado?

En realidad a Nightwing ya lo conocía. De hecho lo había conocido en una de las primeras misiones de exploración que la Patrulla X había realizado en las ciudades que habían aparecido de la nada después de la Colisión, y había sido también la primera vez que había adoptado el rol de líder, después de que Tormenta tuviera que marcharse a causa de una indisposición.

De las demás personas que estaban allí conocía a Stark (aunque no a su preciosa acompañante) y a Wonder Woman, pero la mujer de cabello oscuro y aspecto hastiado le era totalmente desconocida, al igual que la que iba en silla de ruedas al lado de Dick. Observó a Alfred mientras retiraba los platos que habían quedado vacíos de canapés para sustituirlos por otros nuevos y se preguntó qué opinión tendría de él... Al fin y al cabo, la última vez que le había visto había sido la vez en la que había tratado de abandonar a Cassandra, e imaginaba que no debía de habérselo tomado muy bien...

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1970
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 20
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   10th Julio 2015, 16:08

No podía evitar sentirme emocionado ante tal acontecimiento. Bruce y yo unidos de nuevo como padre e hijo, compartiendo la felicidad y la pesadumbre que conlleva ser un héroe en Gotham. Y Barbara, mi pelirroja favorita, la única mujer que conseguía quitarme el aliento y yo todavía no había podido reunir suficiente valor como para decírselo. Habían pasado muchas cosas entre nosotros, demasiadas como para ahora ignorar lo que nos estaba sucediendo. Cambio. Yo ya era un hombre hecho y derecho, con un trabajo estable y una identidad secreta propia. El manto de Robin ya se había pasado a otro y aquellos sentimientos de adolescente habían desaparecido para dar paso a otros nuevos.

Estoy seguro de que ella ya lo habría olvidado, debió de pensar que solo era un muchacho hormonado que sintió su primera atracción por la Batgirl de antaño. Pero Barbara no tenía ni idea de que ninguno de esos sentimientos habían desaparecido en mí, por el contrario. Cada día aumentaban más y más, y no sabía hasta que punto me iban a volver loco.

¿Qué podría decirle después de tanto tiempo? Sí, oye, ¿te acuerdas de aquel día en que te confesé mis sentimientos y tu te quedaste dormida? No, Grayson. No es una buena manera de entablar una conversación.

Y allí estaba ella. La pelirroja sí que había cambiado, no sólo se había vuelto más fuerte, si no que había encontrado su razón de ser en su identidad como Oráculo. Seguro que ni siquiera ella pensó en recuperarse del disparo del Joker, de volver a ser Batgirl y seguir con su carrera de heroóna. Recuerdo la angustia tras enterarme de la tragedia, de verla postrada en una cama en el hospital, con los ojos cerrados y el miedo de no volver a verla nunca más. Cuántas cosas me arrepentí de no decirle antes de aquel día, y cuantas cosas debería haberle dicho después y simplemente no pude. Soy un cobarde.

Pero ahí estábamos los dos, como los buenos amigos de siempre. Yo empujándola en su silla de ruedas, y ella con una sonrisa sincera en los labios mientras me hablaba de su trabajo. Dios, cuánto echaba de menos verla sonreír...

- Babs, yo... - pero entonces sentí cómo alguien estiraba de mi chaqueta. Al girarme me encontré la amplia sonrisa de Carrie. Me agaché al lado de mi segunda pelirroja favorita y la estreché ente mis brazos cómo si de una hermana pequeña se tratara.

- ¿Ya has empezado con la tarta de chocolate? - sonreí divertido- Tienes toda la boca manchada... - saqué el pañuelo de la americana y se lo alargué a la chica para que se limpiara. Me di cuenta de que estaba sonriendo como un idiota mientras la veía pasarse el pañuelo por los labios con toda la cara roja de la vergüenza. Entonces miré a Babs, y el corazón me dio un vuelco.

Por primera vez en mi vida, sentí cómo si fuéramos un matrimonio y Carrie fuera nuestra hija. Joder, estoy realmente acojonado.

Entonces vi la figura de Cassandra a lo lejos junto con Drago, y automáticamente les saludé a ambos con la mano. Después de que Carrie y Babs se dieran un fuerte abrazo, empujé la silla de ruedas hasta dónde se encontraba la otra pareja.

- Ey, Cassandra, ¿cómo va todo? - saludé con un abrazo a la mujer murciélago y después me acerqué a Drago para estrecharle la mano con bastante fuerza, aunque no con intención de hacerle daño pero sí de advertirle.

Aquel acercamiento a Cassandra me olía a chamusquina.

- Cuanto tiempo, Drago. ¿Qué tal todo? - sonreí divertido, - Te presento a Barbara Gordon, la hija del comisario de Gotham. Y esta de aquí es la pequeña Carrie. - le revolví un poco los cabellos a la niña y después mi mirada volvió a posarse en Drago- Un placer volver a verte por aquí.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   12th Julio 2015, 16:56

Drago le miró, intrigado al notar el inusualmente fuerte apretón de manos. ¿En serio? ¿Realmente Dick tenía necesidad de ponerse en plan "hermano mayor" con Cassandra? Si algo tenía claro el mutante era que Cassandra, también conocida como Batwoman, no necesitaba que otros hombres pelearan por su honor, ya fuera en el campo de batalla o en el terreno personal, como había demostrado la noche en la que había intentado cortar con ella. No, Cassandra no era la clase de mujer a la que podías hacer daño fácilmente, y esa fortaleza era parte de lo que le gustaba de ella, aunque también sabía ser dulce y sensible como la más femenina de las mujeres, y esa faceta suya también la amaba tanto o más que la anterior.

Aunque tampoco podía culparle; él también estaba bastante chapado a la antigua, y tenía que admitir que Cassandra lograba activar en él todos sus instintos de protección, por más que supiera que aquella maravillosa e increíble mujer era más que capaz de defenderse por sí misma.

Además, sólo le había visto un par de veces, hacía casi un año, y tenía que admitir que el Drago de entonces era mucho más sombrío e inquietante que el Drago en el que se había convertido. No le extrañaría descubrir que Dick no se había llevado una buena impresión de él cuando se habían conocido.

Le devolvió el saludo con la fuerza normal que uno esperaría en ésta clase de situaciones, devolviéndole la sonrisa. No tenía necesidad de demostrar nada. Si Dick pensaba que sólo estaba con Cassandra por simple diversión, la proposición que pensaba hacerle aquella misma noche se encargaría de despejar todas las dudas.

- Todo va estupendamente, Richard, gracias. Espero que las cosas también te hayan ido bien a ti. Encantado, señorita Gordon -dijo ofreciéndole la mano a la mujer cuando se la presentó-. ¡Y Carrie! ¡Cassandra me ha hablado mucho de ti! -exclamó alzándola en el aire para darle un cálido abrazo-. ¡Es un placer conocerte al fin!

Si Dick recordaba cómo se había mostrado Drago el día en que lo conoció, muy posiblemente estaría sorprendido ahora, porque el hombre que tenía ante sí parecía una persona completamente diferente. El Drago que él conoció rezumaba oscuridad, sin embargo era como si aquél hombre exudara luz. Tenía el rostro iluminado y parecía... distinto. Feliz.

En su cultura, los hombres eran muy cariñosos, más incluso de lo que era habitual en América, y, también, muy familiares. Los trágicos acontecimientos que habían marcado la vida de Drago le habían hecho renunciar hacía tiempo a la posibilidad de tener una familia, pero en las semanas transcurridas junto a Cassandra, aquél viejo sueño había vuelto a renacer en él, y ahora se mostraba en el modo en el que miraba a Carrie. No lo diría con palabras, pero en aquél momento resultó evidente su deseo de llegar a convertirse en padre algún día.

Entonces, su mirada se fijó nuevamente en Stark y la expresión de su rostro cambió levemente, volviendo a ensombrecerse, pero parecía más preocupación que otra cosa.

- Bueno, obviamente tendréis mucho de lo que hablar entre vosotros, y yo debo ir a tratar un asunto importante con el señor Stark relativo a un accidente que ha tenido uno de los miembros de mi equipo -explicó con educación-. Si no os importa, me ausentaré algunos minutos, pero a mi regreso estaré encantado de continuar esta conversación.

Besó a Cassandra en la mejilla, estrechó la mano de Carrie y se alejó en busca del millonario.

- Señor Stark -dijo para llamar su atención, volviendo a ajustarse la chaqueta, que se le había arrugado ligeramente tras el abrazo-. Señorita... -le tendió la mano a Virginia, sin saber aún quien era-. Dragoslav Katich, un placer. Compartí algunos negocios con su pareja un par de meses atrás.

Sabía que Stark había hecho pública su identidad secreta, pero él no lo había hecho, y no sabía si la mujer estaría al tanto de quién era, por lo que prefirió no dar más detalles de los necesarios.

- Blair me ha contado lo que le pasó el mes pasado -empezó directamente-. Como líder del equipo me gustaría darle personalmente las gracias por lo que hizo por ella, y también quisiera... hablar con usted en privado de lo que sucedió.

Escogió un lugar algo más apartado del resto, aprovechando el cobijo que les daba la vegetación del jardín, y aguardó a que Stark le siguiera. No pondría problemas si decidía venir acompañado de la mujer. Al fin y al cabo, si era digna de confianza para el millonario, no sería él quien se opusiera, aunque desde luego no se sentiría igual de cómodo a la hora de exponer sus secretos que si Stark estuviese solo.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
111AnthonyE.Stark
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 1787
Fecha de inscripción : 11/12/2014
Localización : New York

Ficha de Personaje
Alias: Iron Man
Nombre real: Anthony Edward Stark
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   13th Julio 2015, 01:23

Tony y Pepper estaban disfrutando de la fiesta, bastante más tranquila que las que solía dar el propio Stark, pero un poco de tranquilidad de vez en cuando no viene mal, conocían a muchos de los invitados, y fueron de aquí a allá saludando mientras esperaban al anfitrión, Tony pudo ver como Drago se acercaba a ellos y ademas extrañamente sonriente, Muy cortes Drago, dijo el millonario divertido, pero no tienes que ser tan remilgado delante de ella, esta es Pepper, mi prometida, igual ya has leído en algún periódico algo de Iron Woman, por supuesto Virginia no dejó escapar la oportunidad de darle un codazo en las costillas ante la mención de su apodo delante de gente que acababa de conocer, pero desde la noche de año nuevo ya no lo hacía con tanta fuerza.

No se preocupe señor Katich, les dejare solos para que puedan tratar de sus cosas de “Supers”, pero querida, tu ahora también eres una “Súper”, no lo olvides, imposible olvidarlo contigo todo el día repitiendomelo querido, pero seguro que tu amigo estará más cómodo hablando contigo, eso si señor Katich, espero que me lo compense en otra ocasión invitándonos a cenar a mi prometido y a mí, dijo con una sonrisa zanjando la conversación, y por cierto Dragoslav, has de aprender a elegir mejor tus excusas, Tony le dio un suave beso en la mejilla a modo de despedida mientras acompañaba a Drago a una parte apartada del jardín, ella es la que lleva la empresa en realidad ¿sabes? Yo me paso bastante por allí y tal, invento cosas, elijo algunos proyectos... pero ella es la que se encarga del timón por así decirlo, si hubiéramos tenido otro tipo de negocios ella lo sabría, le dijo entonces Tony a modo de explicación de ese último comentario de su prometida.

Lamento lo que pasó con Blair, mis más sinceras disculpas, no se como esos tipos pudieron llegar a ponerle la mano encima a ese suero, pero os prometo que lo averiguaré y que los culpables pagarán por lo ocurrido, ademas como ya le he dicho a ella pienso hacerme cargo de cualquier gasto y de indemnizar a los familiares, se que el dinero no puede compensarles por las perdidas sufridas, pero al menos puede ayudarles a seguir adelante con sus vidas, el millonario parecía sinceramente afectado por lo que había ocurrido, quedaba claro que por muchas veces que le hubieran repetido que no era culpa suya él no lo consideraba así, había sido su invento el que había causado eso, uno ideado para salvar vidas, no para destruirlas, lo que lo hacía aún mas doloroso, que hubieran pervertido su idea de tal forma era lo más humillante.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   13th Julio 2015, 02:48

- Hummm... -Drago se rascó la barbilla, algo avergonzado-. Lo cierto es que no suelo leer la sección de "corazón" o "sociedad" de la prensa. Disculpadme, no estoy actualizado.

Aunque... ¿no le había comentado algo Coloso acerca de un compromiso?

- Pero ahora que lo dice, creo que Peter me lo mencionó tras la fiesta de Año Nuevo. Lo siento, no suelo prestar atención a ese tipo de cosas.

Ahora se le veía incluso más avergonzado, pero se superó a sí mismo cuando el millonario le explicó que en realidad era ella la que llevaba la empresa.

- Eso tampoco lo sabía -admitió-. Conozco la empresa por el nombre, pero nunca había estado allí. Y bueno, todo el mundo se dirige a ella como "Stark Industries" así que... En fin. No estaba buscando una disculpa, Stark. Tal y como me lo ha contado Blair, parece que más bien habría que agradecerle todo lo que hizo por ella. Si se puede culpar a alguien de lo que sucedió, más bien sería a esos fanáticos anti-mutantes.

La masacre de Srebrenica se había producido por motivos religiosos, así que las muestras de racismo o intolerancia de cualquier clase le ponían siempre enfermo.

- El caso es que Blair me comentó algunas de las... "propiedades" que tiene ese suero... Extremis, ¿no es así? Me dijo que el que le fue suministrado a ella se encontraba en fase experimental, que era altamente inestable y que hizo que las personas de su gabinete estallaran... Quería hacerle dos preguntas: la primera es si está completamente seguro de que la versión que ahora soporta Blair es estable, o si piensa que puede llegar a... "desequilibrarse" en algún momento.

No había manera bonita de preguntar si existía la posibilidad de que tu compañera pudiera llegar a estallar tarde o temprano, eso seguro.

- Lo segundo que le quería preguntar es algo más personal... Me dijo Blair que el suero había sido concebido originalmente con propósitos curativos, y que tendría la facultad de... "sanar" cualquier clase de cicatriz o herida. Me gustaría saber más al respecto, y me surge una duda... ¿sería capaz de regenerar miembros amputados o partes del cuerpo perdidas? Como, por ejemplo... ¿los ojos?

Lo último lo dijo tras una pausa casual, como si hubiese estado pensando realmente qué ejemplo poner. Por absurdo que pudiera parecer, incluso ahora se resistía a revelar que estaba ciego.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
102HelenaBertinelli
Birds of Prey
Birds of Prey
avatar

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 20/10/2014
Localización : Gotham.

Ficha de Personaje
Alias: Huntress
Nombre real: Helena Rose Bertinelli
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   24th Julio 2015, 12:56

Una vez que entregue mi regalo y charle un poco con Cassandra, me di cuenta de que en realidad, jamas habia estado en la Mansion Wayne. Ojala pudiese hacer el Tour para ver que pasa con el cruzado nocturno dentro de su morada, pero recorde el viejo refran: Chi trova tiene. El que busca, encuentra. Si me ponia a indagar en el pasado de Bruce Wayne, me enteraria de quizas poco, o mucho, si es que haya algo que pueda saber. Y ese algo, podria afectar nuestra... "relacion". Batman sabia mis metodos, yo sabia los suyos, y pese a que me habia entrenado, nunca acepto tanta violencia, ni tanta ira que yo soltaba contra los criminales de esta ciudad.

Y no me importaba. En el fondo, yo siempre habia sido autosuficiente. No necesitaba demostrarle a Batman ni a Batwoman ni a batquiensea quien era Huntress, ni lo que podia lograr si me lo proponia. Yo tambien era una cruzada, quizas menos experta, pero igual de perseverante.

Mire un momento a los arbustos y posteriormente, al cielo. Fue entonces que me di cuenta que si acepte venir fue para desconectar un momento del trabajo. No queria saber nada de mafia, ni nada de crimenes nocturnos ni absolutamente nada de patrullas. Habia aceptado la invitacion para pasar un rato medianamente agradable, y guardarme tantas ideas no me iba a divertir en lo mas minimo. Mire hacia el escenario de madera que estaban construyendo y me pregunte que clase de evento darian. ¿Vendria un cantante? Seria asombroso que viniese alguna banda de musica... Si, hasta a mi me gusta la musica moderna, y de vez en cuando me gusta ponerme mis audifonos y escuchar lo que suena en la radio mientras vigilo por las noches desde los tejados.

Me acerque a un mesero desprevenido y estire mi brazo con agilidad para quitarle un vaso con sabe dios que liquido. Al probarlo vi que era agua simple con hielo para refrescarse, asi que, no estaba mal. Me sente en una silla cualquiera y me puse a ver a los invitados, fijandome en el magnate y su mujer, para despues caer en cuenta en algo: Un tipo se acerco a Cassandra de una manera... ¿cariñosa? Diria hasta familiar. Frunci el ceño con inquietud. ¿Por que me sentia mal?

A mi no me importaba en lo mas minimo si Batwoman estaba siendo abrazada por el Acertijo o por ese hombre, pero... me sorprendia. ¿Tenia un novio? ¿En serio esa mujer tan letal a la hora de pelear se permitiria una relacion mas cercana que una colaboracion? Quizas y no fuese su novio, quizas un amigo lejano o un familiar... Pero no, creo que ninguna de esas opciones se permitian el pegarse por detras y taparle los ojos a una mujer. En fin.

Me fije en Carrie, a la cual parece que le habian puesto pilas nuevas porque estaba de aqui para alla revisando e inspeccionando. Seguramente en Internet consiguio algun curso para montar fiestas... o es alguna habilidad de ella. Yo que voy a saber. No habia tenido muchas oportunidades de hablar con Robin, asi que, simplemente, pase de largo. En uno de los rincones de la fiesta habia una mujer sentada comiendo como si no hubiese mas asunto que su comida y sus pensamientos. Se me hacia familiar de algo, pero no recordaba... Hasta que me fije: Oh, vaya, era la princesa amazona. ¿Por que demonios Bruce tenia que invitar a sus amigos poderosos? Justo lo que no queria, ahora tendre que callarme y no hablar mal de esa gente porque seguramente me van a escuchar y no quiero problemas. Demonios, Bruce, esos 800 dolares debieron de haberme garantizado un poco de exclusividad para homo sapiens sapiens.

Sin embargo, lo peor fue cuando vi a Nightwing y a Barbara. Me habia enterado de lo que el Joker le habia hecho a Barbara, y aunque en ese momento no exprese ninguna emocion, me habia parecido aterrador. No recuerdo cuantos huesos rompi de matones del Joker aquella semana, pero, no me sentia bien. Y no me sentia bien todavia. Barbara habia confiado en mi desde que sali en el radar de Gotham como vigilante, y me habia dolido sus circunstancias. Desvie la mirada. No es que me importase... pero, que demonios, si me importaba. Debi de haberle enviado aunque sea unas flores al hospital... En fin, Helena. Creo que hay que saber resolver esos asuntos... de una buena vez.

Me quede sentada, respirando un poco, hasta que me levante y fui caminando hacia Dick y Barbara. Carrie despisto a Dick un segundo y despues fueron con el tipo que parecia novio de Cassandra. El no era mi principal interes en este momento, si no la pelirroja que estaba en esa silla de ruedas, con esa sonrisa de esperanza que siempre habia tenido. Desgraciada, odiaba que me sonriera asi cuando las cosas iban bien en nuestras patrullas.

--Barbara... -Lleve mi mano derecha a mi codo izquierdo, gesto claro de que estaba...  incomoda, por calificarlo de alguna manera. Me sentia mal, y probablemente, Barbara tambien estuviese enojada conmigo, cosa que entenderia perfectamente.-- Lamento... EHm... Lamento lo que te paso... -Me agache un poco frente a ella y estire mis brazos para darle un seco abrazo. No verian muchos de esos en mi vida... porque bueno, no sabia dar cosas mas efusivas.- -Veo que las cosas van un poco mejor. Lamento no haberte escrito... -Mi voz no era la voz gruñona y arisca de siempre, si no una voz de arrepentimiento silencioso, como si de alguna manera, le quisiera gritar lo mucho que lo sentia. Trague saliva y me separe, permitiendome una sonrisa amistosa con ella.

No sabia que decirle, ni sabia que decirle a Richard, ni sabia que decirle a nadie. Me pregunto si Batman pensara en todo lo que le dice a la gente o simplemente tiene la suerte de estar mas cerca de las personas como para no tener la necesidad de decirle algo a sus hijos. Mire a Cassandra y a su novio, junto a Tony Stark y su prometida, y me senti como una persona que no encajaba en ese circulo. Me puse nerviosa, mire rapidamente a varios lados y simplemente mire a Barbara de nuevo.

-Lo siento... -Y sali de ahi, sin voltear atras. Necesitaba calmarme si no queria que aquello se volviese un drama. Todavia tenia la tarde llena de esta fiesta, y no queria irme solo porque yo habia cometido errores con Batgirl. Camine hacia la mansion y me puse a buscar el baño para despejarme, con un dolor en el pecho similar a los golpes que dan los hombres de Bane al pegar. El sabor de la tristesa se volvio a hacer presente...

Idiota, no debiste aceptar venir a esta fiesta.

_________________
Sospecho seriamente que te va a doler. Mucho.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
111AnthonyE.Stark
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 1787
Fecha de inscripción : 11/12/2014
Localización : New York

Ficha de Personaje
Alias: Iron Man
Nombre real: Anthony Edward Stark
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   29th Julio 2015, 20:47

Tony entendía la preocupación de Drago, al fin y al cabo ella era un miembro de su equipo, él era el lider de los X-Men y como tal todos sus miembros eran su responsabilidad, Gracias por tu comprensión, pero en cierto modo soy responsable de lo ocurrido, si no hubiera pedido a Killian y Maya que se encargaran de la investigación, si la hubiera llevado a cabo yo mismo, esto nunca hubiera pasado, pero ni siquiera yo puedo encargarme de todo, bromeó con una amarga sonrisa, cualquier fanático es un peligro, para si mismo y para los demás, en nombre de una idea son capaces de hacer cualquier barbaridad, espero que podamos detenerlos antes de que hagan otra locura como la de Blair.

El millonario escuchó las palabras de Eclipse aliviado de que el mutante no albergara dudas sobre él, a pesar de lo ocurrido parecía sincero al decir que no le consideraba responsable, Si, Extremis, cuando el suero estaba en las fases finales robaron ciertas muestras del laboratorio pero las recuperé todas, las que usaron en el atentado eran antiguas y ni siquiera estaban catalogadas, así que ni siquiera estoy seguro de si fue el mismo robo o si había un verdadero colador en la seguridad de aquellas instalaciones, ahora mismo solo yo tengo acceso a los archivos de la investigación y estoy trabajando en ello cada vez que puedo.

Tony se sentó en uno de los bancos bajo la sombra de un árbol, Estoy bastante tranquilo con respecto a Blair, he estudiado en profundidad su poder y la versión del suero que se le suministró, el suero es muy inestable, en estado normal induce a las células a producir energía tan rápidamente y en tal cantidad que produce una detonación equivalente a un par de megatones, pero el caso de Blair no es normal, ella posee un poder que le permite controlar la tecnología simple, el Extremis son una infinidad de nanobots, pero con unas funciones simples, al parecer su poder, de manera inconsciente controla los nanos, evitando que se descontrolen, mientras su poder siga activo ella se mantendrá estable, sentenció el millonario, esperaba no haberse puesto demasiado técnico, pero a veces era difícil explicar ciertas cosas sin entrar en detalles incomprensibles o simplificar tanto que la persona con la que hablaba se sintiera como si Tony pensara que hablaba con un niño de primaria.

Personal, Drago siempre había sido bastante reservado, y aunque se notaba que había sufrido algunos cambios (para mejor), no esperaba una conversación personal con él, Adelante, dijo para disipar las posibles dudas que albergara el mutante de si hacer o no la pregunta, Tony se extrañó un poco, ¿esto es lo que Drago consideraba personal?, si, la idea original del suero era un coctail de nanos que indujera a las celulas a reproducirse y reponer herídas rápidamente, capaz de enfrentarse al cancer, problemas de médula, etc., el genio se detubo antes de entrar en detalles más técnicos y dificilmente comprensibles para cualquiera que no tuviera un par de doctorados, el caso es que los resultados preliminares fueron extraordinarios, por desgracia eso atrajo la atención del gobierno y su eterna busqueda de un nuevo suero de supersoldado, compro a uno de mis cientificos y provoco todo el desastre, Maya empezó a introducir en la formula nanos que potenciaran el organismo en lugar de repararlo, pero eso volvía el suero inestable y provocaba que los sujetos... bueno, ha sido noticia, ya sabe que efecto acababa teniendo.

Tony hizo una pequeña pausa antes de continuar, La respuesta es si, en teoría el suero es capaz de recuperar cualquier apéndice natural, se podría programar en concreto para ciertos órganos o incluso para inducir la creación de órganos inhumanos, por eso precisamente he bloqueado la investigación, es demasiado fácil de modificar y usar para fines que no deseo tener en mi conciencia, incluso un científico hábil podría utilizarlo para inducir la activación del gen mutante o su desaparición, o la exterminación de todos los que posean un gen concreto, mi idea era crear una panacea capaz de curar todas las enfermedades, pero mientras existan seres humanos como los que atacaron a Blair me temo que tendré que mantener esa panacea a buen recaudo, dijo con tristeza, una verdadera lástima, porque he conseguido solucionar los escollos con los que se topó Killian, creo que sería capaz de fabricar una versión completamente estable del Extremis, el Vengador miro entonces a Drago a los “ojos”, ¿por que consideras esto una pregunta personal Drago?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Barbara Gordon
Birds of Prey
Birds of Prey
avatar

Mensajes : 581
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Oracle
Nombre real: Barbara Joan Gordon
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   30th Julio 2015, 12:15

Sabía cómo debía de estarse sintiendo Alfred en aquel mismo momento.

La Mansión Wayne estaba llena de visitantes, y por una vez no era la superficial clase alta gothamita en alguna fiesta benéfica. Aquella vez eran compañeros... amigos de Bruce. Y no sólo de Bruce, sino de su otra identidad, la que había llegado a pensar, en algún momento, que era la única verdadera.

Últimamente, él había insistido (involuntariamente, claro) en demostrarme que estaba equivocada. Y eso me hacía feliz. Me recordaba al Bruce de mi primer año como Batgirl; el que aún se reía, disimuladamente, de los chistes de Dick; el que hacía ver que no nos veía cuando usábamos mi capa para imitarle; el que desayunaba con nosotros después de las patrullas. Dios mío, ¿cuánto tiempo había pasado desde aquello?

Mucho, mucho tiempo, pensé, mirando a Dick en el momento en que se agachó para saludar a Carrie. Él medía lo mismo que la pelirroja cuando nos conocimos, y ahí estaba, teniendo que ponerse de cuclillas para poder estar a su altura. Su sonrisa apenas había cambiado; espontánea, amplia, la expresión de un niño... que ningún hombre hecho y derecho debería tener. Porque, por el resto, no quedaba nada infantil en el físico de Dick. No era que me diera cuenta ahora, claro; hacía ya un tiempo que no podía quitarme la idea de la cabeza. Cuando me dijo que le gustaba, aún llevaba mallas. Si hubiera sabido lo difícil que me iba a resultar, en el futuro, pensar coherentemente en su cercanía...

¿Qué, Babs? ¿No te hubieras hecho la dormida? - pensé, con cinismo.

Demasiado tarde. Estaba hecho. Cada vez que me acercaba mínimamente a reconocer lo que sentía por Dick, pasaba algo que nos alejaba. Kory, mi primera intoxicación grave por gas del miedo, el disparo... A la última iba la vencida, supongo. Si había tenido alguna vez el sueño de volver a recorrer los tejados de Gotham a su lado, ya podía darlo por perdido.

Aún echas de menos ser Batgirl - me recriminé.

Era cierto, y no lo era. Había encontrado mi lugar, mi identidad, mi sentido. ¿Había sido igual para Dick la primera vez que vistió el negro y el azul? Nunca me había sentido tan viva, tan segura de que lo que hacía servía de algo, de que mi existencia marcaba una diferencia.

No pude evitar sentir calidez y nostalgia cuando vi a Dick sacar el pañuelo y empezar a limpiar las marcas delatoras de chocolate en la cara de Carrie. ¿Cuántas veces había hecho yo lo mismo, cuando él tenía la edad de la chica? Migas de las galletas de Alfred, salsa de tomate de la pizza, batido de chocolate... El primer Robin tenía un talento especial para comer con todo menos con la boca. Le dediqué una sonrisa entre divertida y cariñosa y cuando, al fin, dejó de acaparar a Carrie, fue mi turno para abrazarla.

Acaricié el pelo de la nueva Robin, tratando sin mucho éxito ordenar sus mechones. Carrie debía de ser la desesperación de Cassandra, con lo mucho que le gustaba hacernos trenzas.

- ¿Me dejarás algo de pastel, no? - bromeé, dejando ir a la chica para que pudiera seguir disfrutando de la fiesta.

Después, fue el turno de saludar a Cassandra y al hombre que la acompañaba. Tras abrazar a Cass, Dick hizo las presentaciones, y le tendí la mano a Drago. La estrechó formalmente.

Dragoslav Katich, alias "Eclipse". Sabía muchas cosas de él, y no todas provenían de Batman, Batwoman o Nightwing. Soy Oráculo; mi trabajo es estar informada. Era lo que, en su universo de origen, llamaban "mutante". Había conocido a varios de ellos desde la Colisión; de forma parecida a Dinah y su Grito de Canario, sus habilidades especiales eran innatas, y estaban codificadas en sus genes. Los poderes de Eclipse se relacionaban con la luz visible. Por lo que sabía, había conocido a Cassandra en Nueva York, cuando Gotham se encontraba sumido en el caos de Fearland. Se los veía bien juntos.

Tras intercambiar unas palabras con nosotros, Dragoslav fue a hablar con Tony Stark. Y, entonces, sucedió algo inesperado.

-Barbara...

- Helena

Huntress se había acercado a nosotros. Mientras Dick estaba distraído con Carrie, se dirigió a mí. Parecía francamente incómoda... ¿por qué? No nos habíamos visto desde hacía meses.

Sus palabras siguientes arrojaron la luz sobre lo que la estaba preocupando.

- Lamento... Ehm... Lamento lo que te pasó...

Apenas tuve tiempo de procesar lo que acababa de decirme; sus brazos me rodearon, un gesto tan poco natural en ella, pero tan valioso, que fui incapaz de responder a su disculpa.

- Veo que las cosas van un poco mejor. Lamento no haberte escrito...

Se separó de mí, dedicándome una sonrisa que permaneció muy poco tiempo en sus labios.

- Lo siento... - se disculpó... por tercera vez.

Y, casi tan abruptamente como había llegado, Helena se dispuso a marcharse.

Huntress, siempre tan apasionada para repartir justicia, hasta el punto de tener que evitar que se propasara en alguna ocasión; y tan reservada a la hora de mostrar tus sentimientos.

- No hay nada que perdonar, Helena - dije, a su espalda, preguntándome si ya estaría lo bastante lejos como para no oírlo.

Dejé que se fuera, aunque la seguí con la mirada, preocupada, hasta que desapareció en el interior de la mansión. Suspiré. Tal vez pronto sería el momento de contactarla como Oráculo. O tal vez simplemente la llamara para quedar en una cafetería y charlar. Pero no sería mi última conversación con Helena Bertinelli, de eso estaba segura.

_________________


:We are the Night:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   7th Agosto 2015, 02:10

Drago entendía bastante de fanatismo y sus consecuencias, así que asintió comprensivo a las palabras de Stark, con una mano en el bolsillo de la chaqueta y la otra sosteniendo la copa de champán. Cuando el millonario habló acerca de la inestabilidad de la versión que se le había suministrado a su compañera, alzó la mirada con interés.

- Acerca de eso, Blair me comentó algo bastante preocupante. Me dijo que si los nanobots que hay dentro de su cuerpo entraran en contacto con el de otro, como por ejemplo a través de la sangre, éste explotaría. Mencionó que fue así como Mk-2 consiguió derrotar a Ultrón, utilizando su sangre. ¿Eso es cierto? ¿Como de peligroso puede llegar a ser? ¿Si se hiciera una herida y tratáramos de curarla o cortar la hemorragia, explotaríamos? Dedicándonos a lo que nos dedicamos es importante conocer ésta clase de detalles para evitar males mayores, y la verdad es que Blair está bastante preocupada con el tema.

Y entonces llegó la pregunta clave: ¿por que consideras ésto una pregunta personal?

El mutante le devolvió la mirada y respondió sin vacilar con el discurso que se había preparado de antemano:

- Una de mis alumnas, Dianne, es ciega. Cuando oímos hablar de la existencia del Extremis, surgió la cuestión inevitable: ¿podría ese suero ayudarla a recuperar la vista? ¿Perdería sus poderes si lo hiciera? Porque Blair, por ejemplo, ha perdido los suyos, y entiendo que es porque, tal y como ha dicho, se trata de una versión inestable de la fórmula, diseñada para potenciar el organismo en lugar de repararlo, y también que se encuentra en condiciones de fabricar una versión estable del mismo, pero entenderá que queramos estar seguros sobre eso... Y luego también estaría la cuestión del dinero; ¿cuánto podría llegar a costar un tratamiento tan extraordinario?

Drago había basado toda su vida en la mentira. Había estudiado libros de psicología para estudiar cómo funcionaba el comportamiento humano, y había sido capaz de engañar a los doctores para que le permitieran salir del psiquiátrico infantil en el que le encerraron después de la guerra, fingiendo una normalidad que estaba lejos de sentir por aquél entonces. Después había utilizado aquellos mismos conocimientos para conocer los puntos clave que debía presionar para matar de terror a un hombre a través de sus ilusiones. Como mutante cuyo poder se basaba en el engaño, Drago se había convertido en todo un experto en dicho arte, y era capaz de mentir sin prácticamente inmutarse. Además, parte de lo que le había contado a Stark era cierto, lo cual siempre ayudaba a conseguir la verosimilitud requerida, y el hecho de que se recubriese a sí mismo con una ilusión impedía que le delatasen los pequeños gestos inconscientes que suelen acompañar a la mentira. A los ojos de Stark, había permanecido perfectamente natural y calmado al decirle aquello.

Sin embargo, era cierto que había utilizado la excusa más manida del mundo, la de "no es para mí, sino para un amigo", y por otro lado, el millonario conocía la naturaleza de sus poderes y podría deducir que, si Eclipse estuviera ciego, tenía en sus manos los medios para ocultarlo perfectamente sin que nadie se diera cuenta. Ya estaba en la intuición y la astucia del Vengador acercarse o no a la realidad, aunque no tuviera pruebas sólidas en las que basarse.

¿Y por qué tantos rodeos? Eclipse no quería contar la verdad, no aún. Al menos hasta estar completamente seguro de que quería dar ese paso. Primero tenía que sopesar completamente los pros y los contras que se pudieran derivar de la operación, pues se trataba de un suero experimental cuyos resultados visibles hasta la fecha no habían sido precisamente alentadores. Todo cuanto tenía era la palabra del empresario, pero si se sometía al experimento sería algo así como un conejillo de indias, y quién sabe lo que podría pasar. Si perdería sus poderes, o si explotaría como le había ocurrido a los ayudantes de Blair. No sería la primera ni la última vez que un experimento que había dado resultados positivos en las pruebas resultaba ser un desastre a la hora de aplicarlo al ser humano.

Una vez tuviera todo los pros y los contras tendría que consultarlo con Cassandra para que ella estuviera advertida de los mismos. Sentía en su interior una agitación y un nerviosismo que podía disimular ante Stark sólo gracias a la ilusión que le cubría, y se reprendía por ello. No tendría que hacerse ilusiones, por si las cosas no resultaban ser como parecían. Siempre era mejor ponerse en lo peor para así no salir decepcionado, pero resultaba difícil no emocionarse ante la perspectiva de lo mucho que podría cambiar su vida si recuperaba la visión.

Para empezar, dejaría de tener que estar continuamente en forma mutante, lo cual le ahorraría muchísimo estrés y tensión diaria. Podría relajarse, disfrutar de una buena pieza de música dejándose llevar, podría... podría hacer el amor sin complicaciones... No se imaginaba lo que sería despertar sin tener que abrir los ojos a la oscuridad y revivir cada día el terror de cuando le habían dejado ciego hasta que activaba su gen mutante por puro instinto. Abrir los ojos a la luz... Que lo primero que viera cada mañana fuese el rostro de Cassandra y no el de su torturador. Sencillamente no podía imaginarlo... Llevaba tanto tiempo sumido en las tinieblas... ¿era acaso un pecado atreverse a soñar con la luz?

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
111AnthonyE.Stark
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 1787
Fecha de inscripción : 11/12/2014
Localización : New York

Ficha de Personaje
Alias: Iron Man
Nombre real: Anthony Edward Stark
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   13th Agosto 2015, 18:24

No, por eso no debéis de preocuparos, el Extremis solo afecta a su portador, en el momento de entrar en el organismo se reconfigura exclusivamente para ese ADN, dijo el millonario, es un sistema de seguridad en varios niveles, evita que se pueda propagar como un virus y también que sus efectos puedan reproducirse o copiarse en una versión activa del suero, tendría que comentárselo a Blair cuando volviera a verla, igual ella no lo sabía y ciertamente sería preocupante para cualquiera pensar que su sangre era un veneno que transformaría en bombas a cualquiera que entrara en contacto con ella.

Mk2 reprogramó el Extremis con un virus, la verdad es que su capacidad de proceso está... estaba a años luz de cualquier cosa diseñada por el hombre, ojala él se hubiera salvado de aquello, de nuevo las palabras de Drago y sus propios pensamientos le habían tocado la fibra sensible, pocos habían sido capaces de comprender su dolor cuando su amigo se sacrificó para salvarle, la lista de bajas era enorme, incluido Coloso, pero en ninguna lista aparecía el nombre de Ultrón... él había sido a la vez su creación, su alumno y su amigo, incluso en algunas cosas su maestro.

La explicación de Drago era no solo plausible, sino que atrajo inmediatamente la atención del millonario, los niños eran una de sus debilidades, no en vano acababa de diseñar una prótesis biónica para un niño, el vídeo había dado la vuelta al mundo por Internet y antes de una semana tenia mas de mil millones de visitas, En principio el suero repararía cualquier daño, pero si es ciega de nacimiento podría no funcionar sin alguna modificación, piensa en el suero como en algo que lleva tu organismo a su máximo exponente, refuerza tus huesos y tus músculos, combate cualquier daño que puedas tener, elimina impurezas de tu organismo, quema la grasa sobrante y la almacena como energía... todo ese tipo de cosas, explico Tony a Drago.

La idea original es que el suero se disolviese después de que el organismo estuviera plenamente recuperado, pero al final Maya encontró el modo de que permaneciera en el organismo, supongo que a esas alturas ya estaba trabajando para el gobierno..., dijo el millonario desviándose del tema, el caso es que el suero ahora mismo permanece activo mientras quede algo de vida en su anfitrión, la versión del suero sobre la que trabajaríamos ahora mismo es completamente estable, no alteraría su organismo salvo para repararlo, quizás mejorase levemente su tomo muscular y su aspecto físico, pero no más de lo que lograría asistiendo al gimnasio de manera regular y en principio no tendría ningún efecto sobre su mutación

Tony se quedó pensativo un momento, Sería necesaria una muestra de ADN para configurar el extremis y para comprobar si su ceguera es genética o producida por un daño, aunque haya nacido ciega eso no quiere decir que se deba a un problema genético, hasta ahora el Vengador no había caido en la última pregunta de Drago y se le quedo mirando, Drago, el suero no está en venta, ni creo que lo este en este siglo, es demasiado peligroso como para producirlo en serie, en este momento solo yo, personalmente, tengo acceso a todo lo relativo al Extremis, lo fabricaría yo, sin que ninguna otra persona pudiera acceder a esos datos, en malas manos ha demostrado ser un arma peligrosa, dijo Stark con la mirada seria, pero no tienes de que preocuparte, lo haré, al fin y al cabo los amigos de mis amigos son mis amigos ¿no?, Tony le tendió la mano a Drago, este podía ser el inicio de una gran amistad.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   16th Agosto 2015, 02:11

Drago le estrechó la mano a Tony, mostrando una amplia (y sincera) sonrisa.

- Pues en efecto creo que esto resuelve todas las dudas que tenía, señor Stark... ¿Puedo llamarte Tony?

Al fin y al cabo el millonario ya llevaba algún tiempo tuteándole, y aunque se habían visto por un período muy breve durante la misión que les había llevado por caminos separados, tampoco era como para decir que eran del todo desconocidos. Y además, si la cosa seguía para adelante y Tony lograba ayudarle, se ganaría un puesto entre sus mejores amigos de por vida. Existía el riesgo de que se molestara al descubrir que le había mentido, pero esperaba que comprendiera que había tenido sus razones y, además, el tema de su ceguera constituía un secreto privado que muy pocos conocían. Aún tenía que hablar de todo aquello con Cassandra, pero Blair le había hablado muy bien de Tony Stark, y él mismo estaba empezando a entrever por qué. Entre otras cosas, sus principios y convicciones morales eran tan elevados que le impedían lucrarse a costa de tan revolucionario invento.

- Como es normal, aún tendría que consultarlo con las personas involucradas, pero trataré de darte una respuesta lo antes posible. Gracias por todo...

No quería robarle más tiempo, a buen seguro estaría deseando regresar junto a su prometida, y para ser sinceros, el también, de modo que volvió junto al grupo que conformaban Cassandra, Bárbara y Dick. Frunció levemente el ceño al ver a la mujer misteriosa de antes que se alejaba y la expresión consternada de la pelirroja.

- ¿Quién es? ¿Alguna amiga de la familia? -inquirió cuando llegó junto a ellos-. Y Bruce está empezando a tardar un poco en aparecer, ¿no creéis? -añadió consultando su reloj de muñeca.

Era cierto. Se suponía que estaría a punto de aparecer, pero entre el intercambio de saludos y la conversación con Stark había transcurrido casi media hora... ¿Qué estaría haciendo el millonario?

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
106CassandraoCain
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 18/10/2014
Edad : 34
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batwoman
Nombre real: Cassandra Cain
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   17th Agosto 2015, 11:55

- Y...yo...no...gracias...llegaste...- Fueron las primera palabras que pude decirle cuando senti sus manos sobre mis ojos, y luego sus susurros en mi oido. Me giró suavemente, y me senti casi como las mujeres de las peliculas que a veces miraba en la televisión, con esos hombre perfectos a su lado, dulces, amables, y con esa dosis justa de picardia. Era cierto que habia estado muy preocupada por si a Dragoslav le gustaria el conjunto que habia elegido, y al oir sus palabras, sentia una sensación de triunfo tan intima como peculiar, ¿Asi se siente vestirse para alguien y que ese alguien lo note?

Ni siquiera use mis palabras. Tome intensamente su nuca y me acerqué a é cuanto mas pude en un beso intenso, dejando que mi mano libre jugara suavemente con una de las solapas del saco de su traje. Su beso y su abrazo habian sido tiernos, pero hacia demasiado tiempo que no lo habia visto, y desde que estaba con él, me habia dado cuenta de cuan fisica era para expresar lo que sentia, y quizas de cuan insistente podia ser en abrazarlo, besarlo, tomar su mano y mantener mi cercania con él. Me separé muy lentamente de ese beso, sonriendole con dulzura. - Bonito traje...amor...- Le quedaba hermoso, combinaba con sus ojos, con la forma de su rostro, con las lineas de su cuerpo, era un verdadero galán, de los que cualquier mujer podria idolatrar. - Buen trabajo, yo he estado atendiendo a los invitados, pero tuve que hacer un pequeño cambio de planes, creo que te sorprendera mucho lo que yo preparé para él...Hacemos...un buen...equipo...- Aun me apenaba decir esa clase de cosas, casi como si fuese una niña, totalmente desacostumbrada de decirle cosas asi a alguien. Me sentia en un sueño, era como si su presencia borrase toda preocupación de mi mente.

- ¡Aqui! - Acotó ella, ahogando cualquier respuesta posible de mi parte, y me separé de mi novio suavemente para sonreirle. Nos saludaba con su mano, a un lado de Richard y de Barbara, y yo le devolvi el saludo. Acababa de limpiarse la boca, lo notaba en el pañuelo, seguramente de Richard, manchado de chocolate. El color de su cabello, su actitud, su inteligencia, astucia, inventiva, el hecho de que hace mucho de lo que ambos hacian...No, estoy imaginando cosas, es imposible, pero si lo fuera, seria bastante bonito, ella seria una hija perfecta para ambos, y se que les traeria tanta felicidad como la que nos trae a mi y a Bruce cada dia. Se acercaron a nosotros y Carrie se dirigió directamente a Dragoslav, tratando de disimular la pena que le daba estar hablandole al hombre del que yo le habia hablado durante meses. Rei un poco, la situación era realmente tierna. - Este es Dragoslav...- Necesité cortar la frase alli mismo para no trastabillar, todo el esfuerzo se habia ido en pronunciar bien su nombre...-...Es el hombre del que te conté todo este tiempo...- - ¿El de Nueva York? Vaya, estuviste impresionante alli, yo estaba en el edificio Wayne, no pude verlos a ninguno de ustedes, pero Cassie me contó todo...varias veces...- Dijo, incisiva y picara, y yo carraspeé un momento.

- Richard...Barbara...- Dije, alegre, y me acerqué a dedicarles sendos abrazos. Habian venido antes que todos, y habian estado ayudando en lo que habian podido, considerando que el servicio de catering habia hecho la mayor parte del trabajo. - Estoy bien, gracias, ¿Salio todo bien en el cementerio? Si quieren algo de comer o de beber yo podria...- Pero Richard ya habia caminado casi por inercia hasta Drago y lo habia saludado, estrechando su mano. Nadie podia notarlo, pero yo si, veia como le imprimia mucha fuerza a su apretón, estaba advirtiendole, ¿De que? Lo delataba un subito tic en su cuello, minimo, pero que apuntaba hacia atras en mi dirección general. Estaba advirtiendole acerca...¿De mi? Pero...Richard es menor que yo en esta dimensión, diez años menor de hecho, y Dragoslav...y yo...y ambos...No comprendo...Solo atiné a mirar a Barbara algo confundida y luego girar la vista denuevo hacia ambos. Mi rostro se iluminó cuando lo vi alzando a Caroline. - ¡Oye! ¡El gusto es mio! Enserio, tengo que verte haciendo esos trucos con la luz algún dia, suena a que es algo genial, podriamos gastarle unas bromas al Jefe que ni te cuento, aver si se rie de algo alguna vez...- Bromeó,  mientras la bajaba y se excusaba para ir a hablar con Anthony Stark, algo sombrio denuevo. Podria leer sus labios, sus movimientos, saber de que estan hablando, que sienten, pero no, es algo privado, y no tengo motivos para pensar mal de ellos, ademas, me prometi que no pensaria mal de nada ni nadie en este dia.

Me di la vuelta y vi a Helena acercarse y hablar con Barbara, no pude evitar leer un "lo siento" en sus labios. Helena Bertinelli era un misterio, pero yo me sentia mas cercana a ella desde aquella primera vez en que habiamos trabajado juntas. No todo en ella era dureza, no era una mujer insensible y descorazonada, sino una que habia atravesado demasiadas dificultades, lo podia leer en sus movimientos, los de una predadora que gruñia para evitar que se acercaran a lastimarla, agresión como étodo de defensa, quizas de un mundo que fue cruel con ella. Suspiré cuando se alejó y como no estaba hablando con nadie, me acerqué a Barbara, inclinandome un poco a su lado y sonriendole de esa manera casi complice que siempre tenia de sonreirle. De donde venia, habiamos sido muy cercanas ella y yo, pero no queria presionarla. - Es buena...pero le cuesta abrirse...- Comenté, sobre Helena, y tome tres mechones de su cabello rojizo, en el ritual de hacerle poco a poco una trenza. - Cuando me enteré, me culpé a mi misma...Estaba..herida, y no pude ir a Gotham, tuve que quedarme en Nueva York...- Expliqué, continuando mi trenza. -...Admiro tu fortaleza, y te pido...perdón...por fallarte...- ...mi misión era protegerlos, y cuando mas me necesitó, no estuve. Deberia haberlo sabido, pero la fecha del disparo habia sido radicalmente diferente en mi dimensión, y no tenia manera de saber que sucederia, ademas, habia sido Harvey Dent, no Joker. Suspiré, de todos modos, esa culpa pesaba en mi corazón. - No volverá a suceder...cuando me necesites...estaré alli, siempre...- Le sonreí con total sinceridad, terminando su trenza con cuidado y dejandola reposar sobre el resto de su cabello. Nunca habia hecho una trenza, solo aprendido con Alfred, un dia en que me educó en cuidado de la apariencia, siempre habia querido hacer una a otra persona, y me habia encontrado sola por completo. Esos mechones ordenados en algo bello en el cabello de Oracle eran un simbolo de rebeldia, de mi rebeldia contra mi soledad, una exclamación de querer ser feliz y darle esa felicidad a otros, aun si todo lo que habia traido conmigo a Omega era dolor.

Me alejé un poco y los miré a todos. Inspiré el aire puro y fresco de la tarde y me llene de una sensación de dicha. Se los veia felices, plenos, superando las heridas, convirtiendose en un grupo, en una familia, con amigos, que no eran de Bruce solamente, sino de todos, con mi novio presente, con Richard y Barbara un poco mas cercanos, Carrie alegre contandole a Richard lo que seguramente era una emocionante anécdota de uno de sus patrullajes, todo mientras Helena se perdia rumbo a Wayne Manor. Si ellos supieran cuanto soñe con un momento asi, y cuan imposible fue para mi, entenderian por que los miro para poder grabar este momento en mis retinas, para que nunca se escape de mi memoria. Drago volvió al grupo y se rompió mi ensueño, justo cuando un destello desde una de las ventanas altas de la mansión me llamó la atención: Alfred diciendome en código morse que Bruce estaba en camino antes de desaparecer, seguramente para seguirlo.

- ¡Bruce esta en camino! - Alcé la voz un poco y aplaudi para que todos notaran lo que habia dicho. - ¡A sus lugares! - Todos los que estabamos alli formamos un semicirculo, amparados por un recodo del camino para que Bruce solo pudiese vernos cuando estuviese a la distancia para oir nuestros cantos. Me situé a la derecha de mi novio y esperé. Carrie se habia esfumado, seguramente llendo a buscar el regalo de Bruce, el último, de parte de ambas. Este era quizás el momento mas feliz que habia experimentado desde que conocia a la familia. Omega podia significar dolor, pero también, felicidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   17th Agosto 2015, 11:58

Ajusté mejor mi corbata y caminé fuera de la cocina, bebiendome un vaso de agua fria mientras observaba la mesa del comedor a mi paso, completamente vacia, sin tender. - ¿Alfred? - Llamé, mientras me acercaba a la enorme Sala de Estar coronada en la amplia escalera que subia a la planta alta. La luz se colaba por los ventanales suavemente, bañado la figura trajeada del hombre que ahora bajaba con una expresión solemne. - ¿Llamó, Amo Bruce? - - ¿No ibamos a tener un almuerzo con los que habian asistido? - - Asi me lo dijo usted al ingresar en la casa, ¿Ha cambiado de parecer? - - No, pero la mesa no esta puesta y no veo a nadie por aqui...¿Se han ido? -- No podria saberlo, he estado ocupado en unos preparativos en la planta superior, pero si me permite una sugerencia...- Algo en su expresión se iluminó de esa manera tan particular y discreta que tenia de hacerlo, y le sonreí, complice. -...creo que debriamos buscar a sus invitados en los jardines, podrian haberse perdido de regreso del cementerio...- - Si tu lo dices, creo que será lo mas prudente...- Comenté, asintiendo, mientras ambos nos dirigiamos hacia la salida lateral que conducia a la parte Este de los jardines. No puedo dejar de notar los pasos en los escalones de madera que Alfred esta fiingiendo muy sutilmente no haber oido. Nada de esto hace logica, pero si Alfred no esta preocupado...

...Salimos al sendero y comenzamos a andarlo. No habia mucho, solamente los amplios terrenos con el césped podado y sus arboles manchando el paisaje bellamente. El cielo era azul, un dia genuinamente hermoso, algo paradójico considerando la fecha. No tomaba mi cumpleaños como una ocasión  alegre o digna de clebrarse, y sin embargo, me habia visitado mucha gente que nunca imaginé que podria haber recibido en esta ocasión. Me detuve un momento y Alfred se me quedó mirando un momento. - Adelantate, enseguida te alcanzaré...- Mi amigo asintió y siguió caminando por aquel sendero, perdiendose en un recodo mientras volvia a dirigir mi mirada al cielo, dejando mis manos descansar ociosamente en los bolsillos de mi pantalón de vestir. Quizás sea que por fin tengo un momento completamente para mi, pero estar aqui, en medio de lo que llamo mi hogar, en una paz tan profunda, me hace reflexionar acerca del caos del que vengo, y de como una serie de sucesos fuera de mi control han conspirado para que pueda hallar mucha de esa paz que pensaba jamas encontraria. Las cosas estaban bien con Richard y Barbara una vez, mas, Gotham se habia estabilizado luego de la conmoción que habia causado el Fenómeno Omega en sus inicios, y hasta el indice de criminalidad habia bajado sostenidamente debido a la alta cantidad de vigilantes operativos en la ciudad. Caroline llenaba la casa de alegria, Cassandra y Alfred parecian muy contentos, y en suma, estaba viviendo quizás mi mejor momento. Lo siento ajeno, extraño, y temo que pueda deslizarse entre mis dedos, pero quizás sea eso lo que me causa tantos problemas, el no poder dejar ir. Suspiré, le dediqué un último pensamiento a la única persona que no habia estado presente y seguí caminando. Esperar que alguien como ella se aparezca asi nada más...Y en un dia como este...estoy siendo ingenuo...

- ¿Pero que...?- Apenas giré por el recodo, un cántico estallo desde un grupo de personas cerca de unas mesas, y conforme me fui acercando, pude discernir lo que era. Estaban cantandome el cumpleaños, realmente estaban presentes todas las personas que habia conocido en este año en Omega, cantandome, alzando copas de champagne y sonriendome. Alfred se me acercó y me ofreció una copa, la cual tomé casi como si estuviese en medio de una alucinación. Di unos pasos mas hacia ellos, y traté de que mi expresión dejara de ser la de completa sorpresa, para dedicarles a todos una sonrisa, genuina, cálida, era imposible mantenerse indiferente a ante semejante muestra de afecto. Aclaré mi garganta y miré mi copa burbujeante un instante, sin saber realmente que decir, hasta que los volvi a mirar a todos. - Ha sido un año muy largo el que hemos pasado en Omega...Y en lo personal...- ...¿Debia ser asi de sincero? Es ahora o nunca...-...Pensé que muchas cosas en mi vida estaban determinadas, que nunca cambiarian, y cada uno de ustedes es prueba viviente de que no era de esa forma, de que muchos cambios me esperaban...Cambios que, al menos lo siento asi, han sido para bien...- Miré a todos y cada uno, desde la expresión desfachatadamente amena de Tony, pasando por la sonrisa radiante de Cassandra, hasta el gesto desvaido de Diana. No, hoy no, no habrá detective este dia. - Me siento un hombre afortunado, porque mientras que muchos han perdido bastante, y yo mismo también, por otro lado he recibido mucho, mas de lo que me imaginaba que jamás podria recibir, y tras un año desde que todo comenzó, puedo decir que estoy, que quizás estamos, con las dificultades de cada caso, viviendo momentos de alegria, momentos únicos, especiales...- Dejé una pausa, en la cual les permiti asimilar todo lo que habia dicho, antes de alzar mi copa.

- A la salud de todos ustedes, agradeciendoles por esta sorpresa con toda sinceridad...- Bebi un sorbo de mi champagne y dejé a todos hacerlo, hasta que escuche unos pasos presurosos y una llamada discreta, un jalon del vestido de Cassandra de una mano que reconocia mas que bien. Ella se metió entre los demás y fue Caroline a la que salió a recibirme.

- Jefe...- Dijo, con una sonrisa plena que me arrancó una a mi también. - Todos tus regalos ya los recibiste, pero hay uno más, uno muy especial que queremos darte...- Miró un momento hacia atrás y luego denuevo a mi, estaba notoriamente ansiosa por develar la noticia. -...Nos costó mucho mantenerlo en secreto toda esta semana, pero aqui está...Feliz Cumpleaños...- Concluyó, y se hizo a un lado asi como varios de los presentes para que Cassandra pudiese acercarse....con una caja, la cual abrio lentamente, permitiendole salir a un Gran Danes de un color castaño intenso, de no mas de dos o tres años, que tenia un paso lento, y miraba a todos con una cierta tristeza. Lo miré con detenimiento, tenia bendajes en sus patas, algunas pequeñas marcas en su rostro, pero estaba tratado, y las curaciones parecian buenas. Giró la cabeza y clavó su mirada en mi detenidamente durante largos segundos...

- ¡Woof! ¡Woof woof! - Ladró, acercandose a mi con una emoción y una velocidad inusitadas. Me arrodillé para recibirlo y fue inmediato: nos fundimos en un abrazo, mientras el can trataba desesperadamente de lamer lo que alcanzara de mi cabeza, incontenible, como si volviese a verme luego de haber pasado por el infierno mismo. Carrie se acercó a mi. - Lo encontramos hace una semana, estaba vagando por los bosques cerca de la entrada de la casa, y al parecer viene de otra dimensión, porque no tiene sentido que haya terminado aqui viniendo desde Gotham...- Tenia razón, no tenia sentido alguno. -No sabemos su nombre, limpiamos su plaqueta y la pusimos en un nuevo collar, pero no tenemos idea de que dice...- Miré por un momento la plaqueta, al principio desconcertado por la combinación de simbolos que veia ante mi, pero tras unos instantes, todo se hizo mas claro.

-Eso es porque alguien escribio su nombre en cinco idiomas distintos...- Arabe, luego Griego, luego Latin, luego Rumano y finalmente Chino. -...Y luego fundio las cinco palabras en un solo punto de la plaqueta...- Seguir las marcas, memorizar los patrones, todo me llevo el proximo minuto, pero tras unos largos instantes de deducción y atar cabos, por fin llegué a la palabra que me estaban diciendo en todos esos idiomas...



-  ¿"Titus"? -


- ¡Woof! - El Gran Danés lamio mi rostro con intensidad y jadeó alegremente, mientras me ponia de pie y acariciaba su cabeza. - Bienvenido a la familia...- Le sonreí. Nunca conoceria su historia, ni por que su nombre estaba codificado tan cripticamente en su plaqueta, pero ahora, habia algo, esa sensación de Deja Vú que a veces me visitaba, y que esta vez me decia que tenia que quedarse. Que asi como Alfred, Richard, Barbara, Caroline y Cassandra, habia compartido algo con algún otro Bruce. No estoy seguro, pero si del hecho de que quiero que se quede.

Me acerqué a todos los presentes para que pudiesemos conversar luego del brindis. Realmente esta siendo un dia único para mi.

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
111AnthonyE.Stark
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 1787
Fecha de inscripción : 11/12/2014
Localización : New York

Ficha de Personaje
Alias: Iron Man
Nombre real: Anthony Edward Stark
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   18th Agosto 2015, 22:52

La sonrisa no era un gesto que hubiera visto antes en la cara de Drago, pero le gustó verla, Por supuesto que si Drago, contestó divertido el millonario a la pregunta del mutante, háblalo con quien necesites y me avisas, toma, dijo tendiéndole al líder de los X-Men una de sus tarjetas, ahí esta mi numero privado, puedes llamar cuando quieras, lo cogerá Jarvis y me lo pasará si es posible, o si lo prefieres ven dentro de una semana a la torre Stark, ya sabes, ese rascacielos inmenso del centro de la ciudad con mi nombre en letras brillantes.

Drago se alejo en dirección a Cassandra y Tony empezó a comprender el motivo del cambio de actitud del mutante, De la oscuridad a la luz solo hay una chica de distancia, se dijo a si mismo, luego su mirada se desvió hacia su prometida y se acercó caminando hasta ella.

No pasó demasiado tiempo antes de que apareciera el anfitrión, Tony y Pepper se acercaron a saludar, aunque esperaron que acabara la escena del perro con una sonrisa en los labios, estaba siendo un día bastante extraño, pero ¿que cabía esperar del cumpleaños de Batman? Tony tenía varias cosas en mente que necesitaba comentarle a Wayne, pero no era el momento ni el lugar adecuado, era mejor dejarle disfrutar por una vez de su cumpleaños y ya hablaría con él en otra ocasión.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
102HelenaBertinelli
Birds of Prey
Birds of Prey
avatar

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 20/10/2014
Localización : Gotham.

Ficha de Personaje
Alias: Huntress
Nombre real: Helena Rose Bertinelli
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   23rd Agosto 2015, 11:18

Al entrar a la mansion empece a caminar por la parte baja hacia la derecha, donde vi una puerta semi abierta con azulejos en el suelo... Supongo que ahi era el baño. Camine hacia alla, en silencio evitando al cuerpo de organizadores que movian la comida de aqui para alla, los tragos, las copas y las cosas que tenian que lavarse. Al entrar al baño, cerre, me sente en el toilet y suspire, llevandome las manos a la frente. ¿Por que habiamos permitido que esto pasara? Era casi ilogico que esto nos llegara a pasar... Quizas hubiese sido peor la muerte de Barbara, pero esto era una especie de... humillacion, una muestra constante de lo que podiamos sufrir hasta el limite por una persona. Batgirl ya no volveria a patrullar las calles, y Barbara quizas nunca recupere su vida realmente. Me sentia pesimista, pero sobretodo, me sentia impotente. Alce la cabeza para ver el techo del baño, aunque no me importara en lo mas minimo: Solo queria evitar no derramar lagrimas y correr el maquillaje.

Me quede en el baño, en silencio, mientras cazaba algunas lagrimas rebeldes que querian salir rapidamente limpiandolas con mi muñeca. Hice acoplo de valentia y me levante. Iba a enfrentar este problema a la cara, aunque me doliese. Barbara seguiria siendo mi amiga y iba a ayudarla tanto como pudiese a que se recuperara, por la gracia de Dios. Recargue mis manos en el lavabo antes de verme al espejo. Esta no era la Helena que conocia, una Helena que no lloraba por ninguna razon. Por eso odiaba estas fiestas, y cualquier reunion social de amistad... Yo ya no estaba para eso. Y mucho menos, con gente que puede sufrir tanto como los justicieros de Gotham. Limpie de nuevo con una servilleta las lagrimas, y cuando estaba "mas o menos" bien, sali. Los ojos rojos quizas me delatarian, pero tampoco iba a dar explicaciones a nadie. Si alguien se burlaba, le daria un puñetazo en la cara para que aprendiese a respetar la privacidad ajena.

Sali hacia la puerta, sin mirar nada de lo que habia en la casa, hasta que llegue a una de las puertas al jardin. La cruce y llegue por detras de donde estaban todos reunidos... Pero me quede ahi. Cassandra indico con su voz que Bruce Wayne ya venia, y quise añadirme a ese semicirculo que se habia congregado para tomar posiciones. Cuando asome la cabeza por una de las esquinas, vi como todos me daban la espalda. Yo no pertenecia a ese circulo, y no podia añadirme... Era como intentar meter un cuadrado por un espacio diseñado para un circulo. Fisicamente imposible.

Me recargue en la pared y me quede sentada, mirando el suelo. Ojala pudiesen disfrutar lo mas posible este aniversario... Quizas, cuando se acabara el brindis y la apertura de los regalos, podria irme. Cuando el cantico termino, pude escuchar un silencio, y un murmullo lejano, que probablemente era la voz de Bruce. Acaricie mi mejilla, con un claro sentimiento de culpabilidad por no estar ahi, pero no me levante a enmendar mi error. Estaba en un circulo vicioso de no saber que hacer, cada paso que daba me destinaba a un fracaso con estas personas, y me sentia mal, no por mi... Si no por ellos, por el sacrificio (minimo, o quizas enorme) que era juntar a estas personas, darles una tarde alegre y tratar de hacerlos sentir como en casa.

Gire la cabeza para mirar por la esquina y vi como ahora el festejado estaba con un perro... algo penoso, a decir verdad por las vendas que pude ver. Sin embargo, fue extraño, nunca pense que en esta mansion hubiesen mascotas. Me hizo querer ir a preguntar... Suspire y me levante lentamente de la pared, con ese sentimiento de abatimiento terrible. Si yo fuera Cassandra ya me habria expulsado de esta fiesta, y con justa razon. Sacudi un poco mi vestido, y camine hacia donde estaba el grupo, reintegrandome en silencio para mirar al festejado... Supongo que era momento de darle algun saludo, o algo por el estilo.

Me le puse enfrente en cuanto dejo de abrazar a su perro y empece.

-Señor Wayne... Feliz cumpleaños... -Mencione, en un tono de voz ciertamente bajo, mientras estiraba mi mano para estrecharsela- Que cumpla muchos mas...


_________________
Sospecho seriamente que te va a doler. Mucho.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
101DianadeThemyscira
Liga de la Justicia
Liga de la Justicia
avatar

Mensajes : 696
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 18
Localización : Trono de Themyscira, Atalaya.

Ficha de Personaje
Alias: Wonder Woman
Nombre real: Diana
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   28th Agosto 2015, 07:33

Mientras los invitados se agrubapan en un pequeño grupo donde charlaban entre si, yo me quede ciertamente rezagada, picando de vez en cuando la comida que alcanzaba de la barra que traian los sirvientes. En otro momento me hubiese parecido un platillo delicioso todo lo que estaban disponiendo para nosotros, pero, a decir verdad, me daba bastante lo mismo. No le encontraba ese... "amor" a la comida necesario para que complaciera mi apetito, por lo que sencillamente la comia para tener algo que hacer, mientras mi mente maquinaba toda suerte de ideas que me preocupaban. Estaba en conflicto con muchas cosas que estaba viendo en esta fiesta, pero a la vez sentia la necesidad de ir con los invitados, charlar un poco y divertirme. Quizas el hecho de que nadie vino a preguntarme nada me mantuvo en mi lugar, sin molestar a nadie, sin ser molestada.

Varias veces me pare, fui a tomar de las bebidas que traian los meseros, coger un poco mas de comida... Ver a lo lejos a los invitados. Parecian tan divertidos, tan unidos al poder charlar en un espacio amistoso sin la presion del trabajo de superheroismo, la prensa, etc. Esta era una especie de reunion/santuario mucho menos glamourosa que las de Tony Stark, pero yo creo que igual de divertida. Me sentia un poco mal el no estar por alla, sin embargo, sentia que ir seria algo incomodo... Tony Stark estaba con Eclipse, Barbara con Richard y con Cassandra, y Carrie estaba deambulando por todos lados. No habia mucho por hacer, a decir verdad.

Recargue mi brazo derecho en la mesa, sosteniendo mi barbilla con la palma de mi mano con claro gesto de aburrimiento. Mi dedo indice de la mano izquierda se la paso dando vueltas alrededor del vaso que estaba tomando, mientras miraba el tiempo pasar. Bruce se estaba tardando un poco, a decir verdad, pero tampoco tenia interes en ir a buscarlo y arruinar la sorpresa de la fiesta. Me quede en esa estatica de festejo hasta que Cassandra llamo nuestra atencion, teniamos que ir de vuelta con ella para acomodarnos ahora que Bruce venia hacia nuestro lugar. Sonrei un poco y me levante para reintegrarme con todos, caminando con calma, sin mi vaso ni mi plato.

-Hola... -Mencione con una sonrisa suave al ponerme al lado de Richard y Barbara. Les puse la mano en los hombros con cuidado y luego me quede esperando a que llegara Bruce. Al verlo llegar, empezamos a cantar. Me gustaba cantar, a decir verdad, por lo que su cancion la cante con un poco de emocion. Me quede callada escuchando cuando Bruce empezo a hablar, con una cara ligeramente neutra, como si estuviese en una conferencia escuchando a alguien hablar. No es como si no me importara lo que dijera Bruce... Pero, no me sentia tan llena de emocion como otros dias. Quizas solo fuese una mala semana, pero no tenia que preocuparme. Me force a mantener una sonrisa calmada, algo mas casual y no tan afectivo como esperarian en otra ocasion. Cuando termino su mensaje, fui rapido por mi copa, le di un trago, y volvi con los demas.

Me quede viendo una tierna escena donde Carrie le entregaba a Bruce un perro, un Danes a decir verdad... algo... ¿lastimado? Su condicion era lamentable, pero me hizo sentir un enorme sentimiento de compasion, aflojando mi gesto serio por algo mas sentimental, algo que si se sintiera. Me gustaban mucho los animales, y ver a ese perro era como ver a un pequeño bebe, algo que podia aflojar todos los corazones por mas heridos que estuvieran. Recorde en mis tiempos, antes de la dimension de Omega, cuando Batman nos mostro acerca de Ace, el batisabueso. Ese perro era la cosa mas genial del mundo, y me hubiese gustado que sobreviviera al choque de universos... lastima, no todo se podria.

Una chica paso a darle la mano a Bruce. Realmente no la conocia, aunque su cara me sonaba de algo. Cuando termino con ella, me acerque, lo mire a los ojos y le di un suave abrazo, aunque ya lo habia saludado en el cementerio.

-Espero que te guste mi regalo, Bruce. Lo tengo muy atesorado, pero creo que a ti te haria feliz... -Le sonrei un poco mas. Aunque con Bruce Wayne tuviera muchos problemas y no coincidieramos en nuestros metodos o en nuestra forma de ver el mundo, era una persona muy importante en mi vida, y esperaba nunca tener que separarme de el.

Despues de su abrazo, me separe para que otros pudieran ir de nuevo a saludarlo o simplemente dedicarle unas palabras. Vi a Tony con Pepper, y aunque recuerdo bien que en su fiesta le habia pedido matrimonio, y aceptara, no sabia que habia pasado despues. Tambien estaba Cassandra y Eclipse, uno de nuestros compañeros de batalla... Con todos tenia que socializar un poco, o habria sido un desperdicio terrible venir. Decidi acercarme a Eclipse para conocer un poco mas de el, desde un ambiente un poco mas amistoso que la situacion que nos habia reunido anteriormente.

-Hola -mencione con un tono amistoso, mientras me acercaba al mutante - ¿Drago, no? -mencione como una forma mas corta de decir su nombre. Esperaba que no se molestara por eso, pero bueno- ¿Como te la estas pasando? -Mi voz era normal, casual, como si no estuviera pasando por realmente un problema. Pero ahora no queria pensar en mi, si no en los demas. El estaba con Cassandra, a decir de todo lo que habia visto desde mi lugar en la fiesta- Eh, habia visto que con Cassandra... -no sabia como decirlo sin parecer una cotilla- Bueno, tu entiendes, ¿son novios? ¡Que bonito! -exclame entre sorpresa y gusto. Cassandra habia demostrado ser muy buena aliada de Batman, y era tan mayor como Bruce en cuanto a edad. No sabia mucho de la dimension de donde habia salido, pero al parecer, algo la habia empujado a volverse Batwoman. En mi dimension, ella era la Batgirl y aunque nunca tuve mucho contacto con ella, sabia que era buena en lo que hacia.

_________________
Color del dialogo: "blueviolet"



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   15th Septiembre 2015, 01:29

Drago sonrió cuando Cassandra le dijo que había tenido que hacer un cambio sobre lo que él había dispuesto con los músicos.

- Pues claro, mi amor. Debí habértelo consultado antes. Al fin y al cabo, tú estás organizando la fiesta.

Él también pensaba que hacían un buen equipo juntos, y no sólo en asuntos mundanos como aquél; también encajaban en combate, como habían podido comprobar la noche del ataque de Ultrón. Su capacidad de manipulación de la luz combinaba maravillosamente con la estrategia de Cassandra de utilizar las sombras para pasar inadvertida. Él podía volverla directamente invisible si así lo precisaba, o acumular más sombras donde ella necesitase. Además, podía utilizar los rayos para combatir a distancia mientras ella se encargaba de los enemigos en combate directo. Y aquella genial compenetración se extendía a todos los demás aspectos de su vida; el musical, el social, la manera de enfrentar el mundo... Su relación era como una danza hermosamente coreografiada en donde hasta el más mínimo detalle encajaba a la perfección. Ella era su "ángel de noche", y él su "ángel de luz".

- Por supuesto, cuando quieras -le dijo a Carrie, y una bandada de mariposas luminosas emergieron de su mano y revolotearon alrededor de la pequeña Robin.

Hacer bromas no era muy de su estilo, pero hasta hacía unos meses tampoco se le habría ocurrido utilizar sus poderes para hacer algo hermoso como aquello, y estaba empezando a disfrutarlo. Si quería tener hijos tarde o temprano tendría que empezar a acostumbrarse a estar con niños y que su carácter fuera menos serio.

Y, por fin, llegó el protagonista de la velada, aquél al que todos estaban esperando. No fue a atosigarle de inmediato; ya le había felicitado personalmente en el cementerio, y además el mutante no era hombre de grandes multitudes. Aunque había mejorado mucho con Cassandra (y con su liderazgo en los X-Men), sus habilidades sociales seguían sin ser nada del otro mundo, así que prefería quedarse en un discreto segundo plano.

Carrie habló de los regalos (el suyo vendría más tarde, con los músicos) y trajo ante Bruce un Gran Danés que parecía estar recuperándose de lesiones serias, lo cual inevitablemente le hizo recordar a Luna, su propia perra, una American Pit Bull Terrier a la que había encontrado abandonada en un contenedor cuando no tenía más que unos pocos meses, con los cuartos traseros destrozados a dentelladas. El veterinario le había dicho que aquella raza solía ser muy utilizada en las peleas de perros clandestinas, y que era muy probable que las heridas se las hubiera producido otro perro en el transcurso de algún entrenamiento.  

Drago había desarrollado una empatía especial con aquél animal a la vista de las terribles cicatrices, y había puesto todo de su parte para ayudar a que recuperara la movilidad y la alegría, con un rotundo éxito. Tendría que presentársela a Titus algún día. Al ser macho y hembra seguramente se llevarían bien, y evitaría tener que dejarla encerrada tanto tiempo en casa cuando quedara con Cassandra.

Después de las felicitaciones de rigor, el gentío se disolvió y Bruce se dispuso a charlar con los invitados en grupos más reducidos. Pensó en acercarse entonces para felicitarle de nuevo en un contexto más formal, pero entonces Wonder Woman se acercó hasta él.

-Hola -le saludó en tono amistoso-. ¿Drago, no?

No era raro que lo preguntara. Después de todo, la última vez que se habían visto él había estado utilizando el sobrenombre de Eclipse. De todas formas, no ocultaba que él era Dragoslav Katich, por lo que tampoco era raro que conociera su nombre. Lo único secreto que Drago tenía era la ubicación de su domicilio, y gracias a su habilidad para hacerse invisible y adoptar otros aspectos, más allá de la mansión no se sabía absolutamente nada de él, lo cual le confería toda la seguridad que necesitaba.

- -asintió. En realidad, sólo sus amigos más cercanos le llamaban así, pero qué diablos... era un nombre largo, y hacía tiempo que ya no pretendía asustar a nadie.

- ¿Como te la estas pasando?

- Bueno, por el momento bien, aunque todo esto de las fiestas me pone algo nervioso -admitió.

- Eh, habia visto que con Cassandra...  -la mujer pareció titubear antes de continuar, en tono alegre-: Bueno, tu entiendes, ¿son novios? ¡Que bonito!  

Drago se ruborizó un poco, pero por fortuna la ilusión que le cubría lo disimuló.

- Ehm... sí. Llevamos juntos desde finales de diciembre, y ésta es la primera vez que me presento así ante su familia... No es mucho tiempo, lo sé, pero... al menos yo tengo las cosas muy claras -dijo, y su mirada se desvió hacia la radiante joven del vestido azul mientras su mano acariciaba el pequeño estuche que guardaba en el bolsillo-. Es una chica muy, muy especial...

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1970
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 20
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   24th Septiembre 2015, 18:53

Ya estaba todo a punto, sólo faltaba que Bruce dejara el cementerio para venir a la fiesta que habíamos organizado en el jardín para él. A pesar del buen ambiente que había, noté en ciertos momentos la tristeza previa a la alegría venidera. Ya sabéis, soy de los que se comen el coco día sí y día también.

Escuché de fondo la conversación de Eclipse y Tony sin interrumpir en ningún momento, y después mis ojos se volvieron a Barbara. Estaba muy callada, y también noté esa pequeña tristeza en sus ojos y en su suave sonrisa. Sabía en lo que estaba pensando... podría saber cualquier cosa de ella con tan solo un gesto. La conozco desde hace tantos años...

Esa era la cuestión. Barbara y yo éramos los únicos que habíamos compartido la misma vida, la misma historia antes del choque de universos. Pocos quedábamos de ese acontecimiento: Wally, Artemis, Conner... el resto  habían sido reemplazados por otros iguales de diferentes universos. Recuerdo que al principio era todo un caos, habíamos sufrido mucho la pérdida de nuestros amigos y no podíamos reconocer a los que eran de otros universos. Pero el tiempo nos ha hecho ver que estábamos equivocados, y aunque hay veces que hecho de menos a algunas personas... Bruce, Cassandra y Carrie son nuestra nueva familia. Y me siento bien, me siento bien de haber dejado de sentir ese odio y frustración que sentía por el anterior Bruce. He aprendido a quererle como lo hacía cuando era un niño. Le quiero por él por cómo es y también por compensar al que estuvo antes. No le dije muchas cosas que debería, y quizás nuestros problemas hubiera sido resuletos con una simple charla en la Atalaya. Quien sabe, ahora ya no se puede volver a atrás en el tiempo, sólo hay que mirar hacia adelante. Y aunque es triste pensar en eso, me siento feliz al mismo tiempo.

Helena también estaba en la fiesta, y se pasó a saludarnos. También lo vi en sus ojos y pude entenderla a la perfección. Yo también me sentí igual de destrozado o más después de que el Joker disparara a Barbara. Somos humanos después de todo, frágiles y mortales. Podría haber pasado algo mucho peor a que estuviera paralítica... podría haber muer... no. No pienses en eso...

Sentí como la sangre me empezaba a hervir, ese odio destructor que sentía por el Joker me volvía loco. Quería vengarme, quería destrozarle y hacerle pagar por todo lo que había hecho. Por la muerte de Jason, por disparar a Barbara... si algo le hubiera pasado a ella... yo...

Diana interrumpió mis pensamientos. La saludé también y le pregunté cómo se encontraba. También había un aire triste en su voz. Eso me extrañó, normalmente Diana era más alegre y positiva. Algo le estaba pasando... pero antes de poder preguntarle nada, Bruce llegó por fin y todos nos pusimos a cantarle el cumpleaños feliz. Hacía años que no cantaba esa canción para nadie.

Cassandra y Carrie se acercaron a Bruce con su regalo, nada más y nada menos que un cachorro de gran Danés. Ese perro era una preciosidad, y sé que Bruce lo cuidaría a las mil maravillas (y Alfred le daría comida para perros pijos).

Aplaudí ante el regalo y después cogí una cuchara y la usé para golpear suavemente la copa de cava, llamándo la atención a todos los presentes.

- Hagamos un brindis. Brindemos por el mejor cumpleaños de Bruce Wayne, y porqué vengan muchos más como este. -sonreí alzando la copa y después me la llevé a los labios para degustarla.

_________________


Última edición por Dick Grayson el 22nd Diciembre 2015, 19:56, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]   

Volver arriba Ir abajo
 
[Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]
» [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]
» Tristán y Candela XXXIV
» ¡Cuiadado! Cork en Syrup Village
» Banneo de BioniCSCS

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Gotham :: Mansión Wayne-
Cambiar a: