Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   19th Febrero 2015, 11:15

Cementerio de Wayne Manor




_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   19th Febrero 2015, 11:17

Cementerio de Wayne Manor, 19 de Febrero de 2019, 10:30 AM

La grava clara se desplazaba suavemente por las suelas de mis zapatos, haciendo ese caracteristico ruido terroso y humedo de las mañanas mientras alcanzaba la reja gris del cementerio, abriendola con lentitud y entrando en el pequeño espacio que funcionaba como el cemnterio privado de mi casa. Caminé unos instantes entre las tumbas de aquellos que no habia podido conocer, y tan solo le dedique un instante a la tumba de Jason, posando mi mano sobre ella, esperando que, dondequiera que se encontrase él, fuera un buen lugar, donde estuviese alejado del dolor y las dificultades de la vida en la Tierra. Suspiré y me dirigi al fin a la tumba de marmol coronada en un angel. Aun podia leerse claramente tallado en el fino marmol la trágica fecha, los nombres "Thomas Wayne" y "Martha Wayne", y poco mas. Alfred ya habia cumplido con su ritual de dejar las flores, unas bellas rosas rojas, al pie de la tumba.

Mamá, Papá...

Murmuré, aferrando mi libro con un poco mas de fuerza. Tengo treinta y cinco años y aun me cuesta mucho entrar en este lugar. Hay heridas que tarda demasiado en cerrar, y algunas que simplemente nunca lo hacen, y sin embargo, este año entrar se me hace un poco mas llevadero. Duele, si, pero no tanto, o al menos, hay muchas mas cosas que me hacen olvidar el dolor. Aclaré mi garganta, disponiendome a platicar de la vida con mis padres, como hacia cada año en esta fecha, aprovechando que nadie venia a verme en mi cumpleaños, y podia permitirme todo el tiempo necesario.

Disculpen que no los haya venido a ver mas seguido, pero ya saben como soy, nunca deja de serme dificil entrar aqui...

No pude terminar aquella frase sin que una lágrima recorriera mi rostro, que estaba duro como el marmol de la tumba. Estaba tratando de contenerme, pero sabia, muy en el fondo, que me seria imposible no llorar. Cai de rodillas frente a la tumba.

Aun los extraño...

Las lágrimas regaban con su melancolia el pasto frente al angel de marmol. Aferré la vegetación rala con manos firmemente cerradas en puños instantes mas tarde. Mi libro yacia a mi lado, pequeño, rojo vino, y yo solo podia mirar el suelo y tratar de sollozar lo menos posible.

Yo...he honrado mi promesa, como les dije hace años, y sigo...sigo protegiendo a Gotham...como me pediste, Papá...

Los habia perdido demasiado pronto, condenando a una parte de mi a nunca poder terminar de crecer, a ese niño interior a quedarse llorando en los recodos de mi espiritu.Traté de darme fuerzas, despues de todo, habia mucho de nuevo que contarles esta vez, muchas cosas esperanzadoras. Me puse algo trabajosamente de pie mientras tomaba mi libro, respirando hondamente, mientras me secaba las lágrimas con la manga derecha de mi traje y tomaba fuerzas para sonreir al menos un poco.

Han ocurrido muchas cosas inesperadas este año...Primero, recibi la visita de una niña llamada Caroline, la cual llego sin previo aviso y decia conocerme; al principio, como se imaginan, desconfié de ella, pero en cuanto la deje pasar y hablamos, supe que todo lo que decia era verdad...Y hoy en dia me ayuda en mi trabajo constantemente, pero...no es solamente eso...Sino su sonrisa, sus bromas, su manera de ser, tienen esa chispa que faltaba aqui, y en el fondo, aunque me cueste un poco decirlo abiertamente, agradezco el dia en que llegó, porque es una chica maravillosa...

Carrie era una bendición, me habia convencido de ello en el transcurso de todo este año. Habia sido una Robin diligente, pero con esa dosis de contestataria que tanto me hacia detenerme a reflexionar sobre mis propias conductas. Pero alli no acababan los cambios.

...También llego a la cueva, una noche, una mujer llamada Cassandra, que decia venir de otra dimensión, al igual que Caroline, y obviamente, esta vez me costo menos creer esa historia, pero lo mas extraño no fue como llego, sino las cosas que me ha dicho desde que la deje quedarse en casa...¿Podrian creer que ha hecho de cuidar de mi su misión? Esta completamente convencida de que debo ser feliz, de que Caroline debe estar bien, y lo que es mas, también esta fijada en cuidar de Richard y de Barbara....Ha sido un verdadero angel...Estarian encantados de conocerla...

De eso estaba completamente seguro, aunque habia algo de Cassandra que no terminaba de tranquilizarme.

Y en ese tópico de los ángeles, hay un hombre, Dragoslav...No parece una mala persona, y hemos compartido momentos dificiles juntos, pero temo a muchas cosas: que ella no tenga éxito con él y quede lastimada, que él no pueda comprender muchas cosas sobre como vive ella y sea simplemente demasiado para él...En fin...No puedo decir que no juzgo altamente su caracter, pero es la primera vez que debo ver a alguien dentro de la casa enamorarse de  alguien que no conocia hasta hace tan solo unos meses...Me siento como un padre para Cassandra, pero no se si deberia expresarle mis preocupaciones o sencillamente dejar que las cosas fluyan...¿A ustedes les habria costado tanto decirise acerca de esto?

Suspiré. Era una pregunta retórica, aunque no descarto mi esperanza en hallar una respuesta, una postura que adoptar respecto de Cassandra y su relación con Dragoslav. Nunca habia tenido que ejercer como padre en esta clase de situaciones.

He vuelto a hablar con Richard y Barbara...No fue fácil, y varias cosas tuvieron que ocurrir para que me diera cuenta de que no podia mantener las distancias ya más, pero me hizo muy bien poder volver a hablarles...Como siempre he pensado, Barbara y Dick han crecido para convertirse en personas admirables...Aunque siempre me ha inquietado un poco el sentimiento que surgio entre ambos mientras trabajaban conmigo...Han tenido idas y vueltas, altos y bajos, muchos de ellos por la inconstancia de Richard, pero tengo fe de que ya han superado esa etapa y por fin podrán darse la oportunidad de ser felices...

Los primeros en trabajar a mi lado, y tristemente, los primeros en irse, por su culpa, por la mia, por la de las circunstancias. Verlos cada vez mas juntos era balsámico, aun si la idea de haber estado frente a un romance en formación tantos años sin darme cuenta aun me sobrecogia de cuando en cuando. Sonrei un poco más, habia una última cosa que tenia que comentarles.

Hay una mujer...Se llama Selina...No estoy muy seguro de lo que vaya a suceder, pero tengo que confesarles que no hay dia que pase sin que piense en ella...¿Como describirselas? Es astuta, agil, flexible, picara, fugaz, una mujer única, pero que ha cometido varios errores en su vida...¿Que deberia hacer? Yo no lo sé, pero me ha ayudado a entender que no puedo juzgar a todo el mundo tan duramente, que debo al menos hacer un intento de comprender mas en profundidad a las personas y sus motivaciones...

Concluí mi relato de lo que habia acontecido este año en mi vida personal y tomé mi libro, abriendolo y llendo hasta la página que habia dejado marcada del año anterior y retomé mi ritual de leerles a mis padres, cada año, una página diferente. ¿Que diria la gente cuyos padres vivian, como Diana y Clark? Creo que nunca podrian entender este peculiar vinculo que tengo con mis padres. A fin de cuentas, no se si hay realmente alguien que podria comprender la significancia para uno de los hombres mas ricos del mundo de venir en silencio y con tan solo un libro a platicar y leer un poema a una tumba.




Estoy en medio de mi rumbo,
un terremoto a la luz que me alumbra,
hizo desvanecerse y como relámpagos,
vuelve a iluminar solo instantes la senda.

La visión ya no es siempre clara.
¿Me quedo quieto o me muevo?
¿Volverá la luz que ilumina o
sino me apuro se termina?

¿Si me tropiezo y me lastimo?
¿Si me voy equivocando de apoco?
¿Si solo soy un tonto que no veo?
¿Me estoy volviendo viejo?

Escucho susurros que no mienten,
y susurran en mismo eco, mismo temor,
es algo que ocurrir puede…
Entonces simplemente continuo...

Intento mejorar como siempre
seguir en mi esperanza,
fiel que acompaña, aunque a veces dude;
en las distintas ausencias.

Si me quedo quieto,
el tiempo avanzará y no es mi amigo.
No me espera cuando, detenerme quiero,
ni me aguarda aunque este asustado.

Entonces: sonrío, pienso y sigo.
Miro pequeñas estrellas que no me alcanzan.
Por las dudas intento alternativas formas.
Suspiro profundo, ante lo inesperado...

Se que seria un hombre triste con el fracaso,
y no lo acepto, porque contento vivo.
Soy un soñador, emprendedor de mis sueños.
Aunque estos estén heridos... continuo, continuo.




Concluí y cerré el libro, no sin antes marcar la siguiente pagina para el dos mil veinte, cuando volveria a leerle a mis padres. Guarde el libro en el bolsillo interno de mi saco, entrelazando mis manos y quedandome en silencio, entre reflexionando y despejando mi mente de pensamientos, tratando de absorver la paz y la quietud del lugar en lo que seria lo último que haria relativo a mi cumpleaños en el dia de hoy. Una larga noche de trabajo en Gotham me esperaba.

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -


Última edición por Bruce Wayne el 20th Febrero 2015, 15:19, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
101DianadeThemyscira
Liga de la Justicia
Liga de la Justicia
avatar

Mensajes : 696
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 18
Localización : Trono de Themyscira, Atalaya.

Ficha de Personaje
Alias: Wonder Woman
Nombre real: Diana
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   19th Febrero 2015, 13:39

Ropa de Diana:
 

Los ultimos dias habian sido un tanto extraños para mi. Habia tenido insomnio, poca capacidad para concentrarme en mis labores comunes, y me sentia mas enojada. ¿Que estaba pasando? Me gustaria ir a la Atalaya en un momento... quizas ahi sepan, aunque probablemente solo sea una tonteria y ya despues se me pasaria. Lo importante ahora es llegar a la Mansion Wayne lo mas temprano posible para poder ayudar a Cassandra y a la nueva Robin a poder darle el mejor cumpleaños que Bruce hubiese recordado. En mi dimension, mi Bruce jamas aceptaria hacer una fiesta, de hecho, lo mas que pudimos hacer fue darle un pastel y su regalo en la Atalaya...

Pero esta era otra dimension, y aqui podian haber cosas mejores y mucho mas divertidas.

Me desperte muy temprano, (sumado al hecho de que no podia dormir muy bien) aproximadamente a las 5 de la mañana. Envolvi mi regalo, le puse un lazo bonito y escribi una dedicatoria corta. "Para Bruce Wayne, el mejor amigo del mundo. De Diana." Estaba segura que este regalo le encantaria. No era la cosa mas extravagante, ni siquiera era algo tan valioso, pero era algo que yo atesoraba mucho y que quizas, ni aunque fuese el hombre mas rico del mundo podria comprar: el mayor recuerdo de nuestra amistad. Sabia que a Bruce le gustaria, y aceptaria mi regalo con todo gusto. De no ser asi...

Sacudi la cabeza. ¿Por que demonios estaba pensando eso? Bruce jamas rechazaria un regalo mio, aunque ese regalo sea una hoja de papel con un dibujo suyo. Deje el regalo envuelto en mi mesa y me di un baño, preparando despues mi ropa. Busque en mi armario, y tras una corta deliberacion, elegi un vestido azul sencillo, acompañado de unas zapatillas cortas color arena. Acomode mi cabello en un par de trenzas, y empece a maquillarme. Queria ir bien arreglada a esta ocasion tan especial, una ocasion que quizas no se volveria a repetir en esta o en ninguna otra realidad.

Cuando estaba lista, tome mi bolsa con mis llaves para la motocicleta. Sali de la casa, me estire un poco, y aprovechando la luz del alba, me monte en mi motocicleta tras abrir la puerta. Tenia suficiente energia para el viaje, y con las velocidades que habia probado, llegaria en tres o cuatro horas a Gotham. Me puse mis lentes, conecte mi musica, y sali disparada hacia la autopista para ir a Gotham. No tenia ganas de manejar el Jet, ni tampoco de ir volando. Con esta noche tan mala, preferia conducir, admirar el paisaje y relajarme un poco.

Musica para el camino.:
 

Pasaron las horas en la autopista, hasta que pude ver el letrero de "Bienvenidos a la ciudad de Gotham". Era un letrero un poco viejo, con graffitis, estampas, una sonrisa de payaso y algunos gestos obsenos. No me preocupe tanto por eso, y segui conduciendo hasta la parte periferica de la ciudad, dandome camino a las afueras de Gotham para poder llegar a la Mansion Wayne. Mire mi reloj, eran las 10 de la mañana, asi que no tardaria mucho en llegar. Si, habia sido un viaje tranquilo, sin ningun incidente. La ciudad sin embargo, aun pese a ser mañana y que la gente retomara sus actividades normales, siempre tenia ese aire triste y peligroso que la caracterizaba. No era la mejor ciudad para vivir en los Estados Unidos, y no porque la comparara con Washington, si no porque realmente, era una ciudad pesima para vivir. Era una ciudad con suciedad, un clima horrible, con corrupcion hasta en el puesto de Hot Dogs y un crimen organizado mas peligroso que Darkseid buscando la ecuacion Anti-vida. Chirrie un poco los dientes, ignorando todo eso. No era mi ciudad, no era mi responsabilidad...

Llegue a la Mansion, estacionando mi motocicleta en el estacionamiento, y abri el baul bajo el asiento para sacar mi regalo y mi bolsa. Acomode mi vestido, sacudi las piernas un poco, y empece a caminar mansion arriba. Tenia mi invitacion en la mano, y al llegar, vi una gran cantidad de personas cuidando de las plantas del jardin. Lo mas seguro era que Alfred queria una mansion impecable. No sabia donde estaban el ni las artificies de este evento tan curioso, asi que, tras dejar mi regalo en la zona establecida para los regalos, empece a caminar, buscando a quien ayudar. Quizas por aqui veria a Richard cargando cosas, o a Alfred dirigiendo todo como director de orquesta. Bruce probablemente estuviese dormido, como era tipico en el, hasta un poco mas tarde despues del medio dia. ¿O quizas se fue a Wayne Enterprises y estamos esperando a que regresara del trabajo para hacerle su fiesta?

Sin embargo, me sorprendi que, deambulando por la mansion, un tanto alejada de donde parecia seria la fiesta, estaba un hombre arrodillado frente a unas lapidas. Me acerque un poco mas, y pude ver que ahi estaba, Bruce, con un traje negro elegante.

-¿Otra vez llorando por eso, Bruce? -Me pregunte a mi misma, pero de pronto, me quede quieta. ¿Por que dije eso? Maldita sea... No tenia que hacer ningun comentario de ese tono con Bruce ahi. No tenia porque estar tan molesta solo porque no habia dormido. Controlate, Diana, no tienes porque decir ninguna tonteria. Esboce mi mejor sonrisa, y me acerque discretamente por la verja del cementerio. Ahi estaba, en silencio, recogiendo un libro que tenia en las manos. Carraspee un poco, y cuando volteo, sonrei- Hola Bruce... -Me acerque lentamente, dandole un abrazo fuerte. El era una persona muy cercana a mi, a quien admiraba y respetaba como mi amigo- Feliz cumpleaños. -Y segui abrazandolo un momento mas, hasta que me separe y le puse la mano en el hombro.- Lamento interrumpirte aqui... ¿Quieres que me vaya?

_________________
Color del dialogo: "blueviolet"



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1970
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 20
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   19th Febrero 2015, 15:47

Gotham, 19 de Febrero de 2019, 9:00 AM

- Vamos a llegar tarde... - repliqué, mientras me ajustaba la corbata azul cobalto. Seguro que Babs decía algo así cómo "Es culpa tuya Grayson. Haberme picado antes".

Me miré varias veces en el espejo del recibidor de Babs, y no pude evitar sonreír divertido al verme tan arreglado. Hacía mucho tiempo que no me veía de traje y corbata. Pocas veces salía a la calle sin el uniforme de policía, y cuando lo hacía iba bastante desaliñado. Ir de Nightwing tampoco contaba, así hoy era un día perfecto para sacarle el polvo a este viejo traje. 

- Odio ir repeinado... - le repliqué a la pelirroja cuando la escuché entrar en el recibidor. Ella suspiró en plan "ya empiezas a quejarte por todo, Grayson". Pero es que desde los doce años ya no llevaba gomina en el pelo, y me gustaba más sentirlo libre y salvaje que ordenado y peinado hacia atrás. En fin, un día es un día.

Cuando me giré no pude evitar quedarme atontado. Babs estaba sentada en su silla y llevaba puesto un vestido precioso, se colgó el bolso y se me quedó mirando como si esperara a que hiciera algo.

- Estás... preciosa, Barbara... - tragué saliva, sin poder evitar mirarla de arriba a bajo. Ese vestido... esa melena roja y salvaje...

- Esos ojos, Grayson - contestó el comisario Gordon detrás de ella. - No te despistes y conduce con cuidado. Yo tengo que terminar unas cosas así que iré más tarde.

Nos despedimos del comisario y acompañé a Barbara al coche, y sin perder más el tiempo nos dirigimos hacia la mansión Wayne.


Mansión Wayne, 19 de Febrero de 2019, 10:30 AM

Tan pronto como llegamos, saludamos a Alfred, Cassandra y a Carrie que ya estaban preparándolo todo para la celebración. Me ofrecí para ayudarles, pero antes tenía que ir a saludar al homenajeado. Pregunté por él, y para variar estaba en el cementerio que había detrás de la mansión, dónde cada año hacía el mismo ritual. La Marca del Zorro y la tumba de sus padres. 

Empujé la silla de Babs y ambos nos acercamos al cementerio, en el momento justo para ver que Diana ya se nos había adelantado y se agachaba junto a mi padre para abrazarlo. Lástima, hubiera jurado que habíamos sido los primeros en llegar, seguro que ha usado su supervuelo para venir. 

No pude evitar sonreír de forma nostálgica cuando llegamos a su lado, ver que Bruce tenía tan buenos amigos como Diana me reconfortaba. 

- Hola Bruce, feliz cumpleaños... -  me acerqué entonces a mi padre y le di un fuerte abrazo, con unas ligeras palmaditas en la espalda. Cuando nos separamos, recogí el ramo de rosas rojas que llevaba Barbara en los brazos y lo coloqué en la tumba de los Wayne. 

- Babs y yo también te hemos traído un regalo. Puedes abrirlo ahora o esperarte a más tarde - aunque prefería no hacerlo delante de todo el mundo. Era un regalo nostálgico y quería que quedara entre él y yo.

Llevaba muchos años sin poder sentirme tranquilo estando a su lado. No recuerdo cuando fue la última vez que celebré el cumpleaños de Bruce Wayne, pero diría que aún era Robin. Desde que me convertí en Nightwing no volví a la mansión Wayne hasta el accidente de la colisión de los mundos. Llegué incluso a aborrecer este lugar y lo que representaba. Mi relación con Bruce en aquella época era horrible, bueno, mejor dicho no había casi relación. Pero ahora... él Bruce que estaba delante de mí era igual de válido o más que el anterior. Tenía algunas diferencias con él hombre que me había criado, pero en realidad eran el mismo. Tenía sus mismos sentimientos y habían vivido las mismas cosas aunque fueran de manera diferente. Ambos eran Bruce y eran mi padre, y ahora no podía estar más cerca de él de lo que he estado jamás. Ahora por fin puedo comprenderle. Ahora puedo recordar la mansión con cariño, sentir que cada rincón de esta casa despierta recuerdos en mí que casi había olvidado. 

Soy Dick Grayson, pero también soy un Wayne. Crecí aquí, siendo el primer hijo adoptivo de Bruce Wayne. Tim Drake había sido mi hermano adoptivo, y ahora lo eran también Cassandra y Carrie. Y aunque Barbara no tenga el apellido Wayne, ella también es casi como una hija para Bruce. 

Ahora somos todos una gran familia, y estamos más unidos que nunca.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
111AnthonyE.Stark
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 1787
Fecha de inscripción : 11/12/2014
Localización : New York

Ficha de Personaje
Alias: Iron Man
Nombre real: Anthony Edward Stark
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   20th Febrero 2015, 03:12

Tony esperó un rato allí de pie, mientras diana abrazaba al batcani..., no, no era momento de bromas, Bruce le recordaba demasiado a si mismo y por eso divagaba y trataba de huir del dolor mediante sus típicas bromas, el caso es que esperó hasta que Diana por fin lo dejo solo y él empezó a caminar de nuevo, hasta que los dos millonarios quedaron frente a frente, pero por primera vez en años, quizás por primera vez en toda su vida Tony no supo que decir.

Ambos se miraron un momento compartiendo el dolor, Wayne sin duda sabía que él también había perdido a sus padres en un accidente a los catorce años, también debía saber que el accidente seguramente no lo había sido en realidad, tenían mucho en común y muchas cosas los diferenciaban, pero ahora estaban unidos por la perdida, los dos millonarios, empresarios y héroes caminaron juntos un rato, ninguno de los dos habló, que decirle a alguien que seguro sabía lo que podías decirle, Batman era muy bueno leyendo expresiones, leyendo los sentimientos, aunque a el mismo le costara un mundo expresarlos, hablar solo generaría incomodidad, el silencio era más apropiado, al menos mientras no abandonaran el cementerio.

Tras un pequeño recorrido Tony le tendió la mano, Nuestros padres se parecían mucho Bruce, fue todo lo que acertó a decir cuando por fin se decidió a hablar, era cierto, en muchos sentidos, se parecían aún más que ellos dos, porque en realidad las mayores diferencias entre ambos habían sido propiciadas por las circunstancias de la muerte de sus respectivos progenitores, si hubiera sido al revés y Tony hubiera presenciado un asesinato como aquel, posiblemente Iron Man hubiera aparecido mucho antes, y hubiera acabado perseguido por asesinar criminales...

Stark se despidió y se dirigió a su coche, hacía tiempo que no pensaba en la muerte de sus padres y el dolor de estar allí era demasiado, pero había hecho lo que debía, darle su apoyo a alguien que lo necesitaba, en eso consistía ser un héroe, en hacer lo que debes por encima de lo que deseas y en soportar el dolor de esas decisiones, el espandex y los leotardos de colores eran opcionales, el corazón y la voluntad, a eso se reducía todo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   25th Febrero 2015, 16:32

Su fuerte abrazo me distrajo de mis pensamientos. En cierto modo, quizás también queria que alguien lo hiciese, porque estaba volviendo a aquella noche por quizás la enecima vez este año. Creo que si pudiese pedir un solo regalo, pediria poder regresar en el tiempo y salvarlos, o cuando menos, poder atrapar al hombre que lo hizo y hacer justicia, pero todo eso se disipo cuando hallé dos fuertes brazos rodeandome apenas me volteé. Reconocia la cantidad de fuerza imprimida, ese sincero cariño, la honestidad del gesto fisico, tanto que podria ser Diana invisibile y aun asi sabria que es ella.

Gracias, Diana...

Y no solamente puse en práctica lo que Cassandra y Alfred me habian rogado que comenzara a poner mas en practica, el agradecer, sino que también espere a que me dejara de abrazar para acercarme y hacerlo yo. No era un abrazo tan fuerte, o tan expresivo, pero realmente la respetaba y valoraba como una gran compañera de equipo, aún si mi propia forma de ser me impedia decirselo con frecuencia. Parecia ayer que habia conocido a esta apasionada y algo complicada princesa de una isla aislada del resto del mundo por la magia de los dioses, simpre con su lazo, su tiara y de cuando en cuando una espada increiblemente afilada, enemiga de los planes, amiga de las decisiones apresuradas, mi diametral opuesta en su manera de actuar, y sin embargo, no abandono mi creencia de que ella ha madurado mucho en compañia mia y de Clark, quizás hasta entender un poco mejor a la humanidad, quizás hasta hacer de ese amor que dice sentir por todos una realidad. Me separé del abrazo, que ya habia tomado mas que el suficiente tiempo. Sonreir ya escapaba a mis capacidades en aquel momento.

No me interrumpes, estaba hablando con mis padres y reflexionando acerca de algunas cosas, pero ya no hay mucho más que pueda decir o pensar, asique estaba por irme de regreso a la casa...

Expliqué, con calma, algo taciturno, aunque enseguida traté de sonar un poco mas humano, mas ameno, sin mucho éxito. La realidad era que mi cumpleaños nunca habia sido un dia feliz para mi, porque representaba demasiadas cosas, muchas de ellas trágicas, todas rememoradas en estas veinticuatro horas. Suspiré y me acomodé las mangas de mi traje.

Si deseas quedarte, estas invi...

Pero el sonido de unos pasos increiblemente conocido me llamó la atención. Habiamos llegado a muy buenos terminos, luego de habernos abierto entre ambos completamente, pero nunca imaginé que vendria, hacia años que no lo hacia. Cuando me giré y recibi el abrazo de Richard, por un momento me costó mucho reaccionar, hasta que pude entender que ahora esto seria la norma, y le devolvi el abrazo con la misma fuerza que él. Es dificil al principio, acostumbrarse a la felicidad.

Gracias por haber venido, Dick, nunca imaginé que vendrias, pero me alegra que lo hayas hecho...

Luego de romper con el abrazo, me arrodillé a un lado de la silla de ruedas y abracé a Barbara con la misma intensidad. Ambos me habian dolido por igual cuando tuvimos que separarnos, la diferencia estaba en que con Barbara no habia tenido una pelea lo suficientemente fuerte como para que la sensación de enfado aplacase el dolor de la partida, con ella todo habia sido dolor. Verla denuevo en mi casa me traia paz, tanta como lo hacia ver denuevo a Richard.

Barbara...Ha pasado mucho tiempo...

...Desde la tragedia que la puso en esta silla. No se si sea definitivo, pero aun no he encontrado ninguna solución, y no pude cobrarme la afrenta con Joker ese dia. De todos modos, pienso que mi mayor victoria sobre lo ocurrido seria ver a Barbara caminar una vez más, no hay victoria alguna en la violencia sin sentido, solo frustración y angustia. Me puse de pie y cuando iba a dirigirles la palabra, noté a Anthony Stark acercarse, su mirada lo decia todo, no necesitaba realmente usar palabras para expresarme lo que estaba sintiendo en ese momento.

Regresare en un momento...

Ambos nos dedicamos a salir del cementerio y dar una caminata. Nadie habló, pero habia estudiado a Stark durante todo este tiempo, y no podia sino comprenderlo mejor. Fue traicionado por quien jamás hubiera imaginado que lo haria, tuvo una dificil relación con su padre, y su vida fue practicamente un desorden absoluto hasta que decidió rehabilitarse y tomarse las cosas con mayor seriedad. Historias distintas, y sin embargo, emociones muy similares. Quizás sea el único otro hombre con tantos fondos como los que tengo yo, aunque, rehabilitado como está, sigue teniendo esa inevitable tendencia a organizar enormes fiestas, a comer y beber solamente lo más caro, y a permitirse todo aquello que desee, en particular, vehiculos veloces, como autos de carreras o motocicletas de primera gama, y hay mucho que compartimos, salvo eso. Mis padres me enseñaron, y Alfred también, a llevar un estilo de vida sencillo y sobrio, aunque a veces enviadaba sanamente su capacidad para liberarse de sus ataduras y divertirse con otras personas, cuando a mi me costaba mucho el simple acto de sonreir.

Es cierto, Anthony...Hay muchas similitudes entre ambos, más de las que aparecen a simple vista...

Estreché su mano y lo dejé ir. Es un hombre valiente y mucho mas entregado a lo que hace de lo que puede parecer. Busca transmitir que es irresponsable y caotico, pero en el fondo, es un gran improvisador, capaz de brillante planeamiento estratégico en margenes muy breves de tiempo. Comencé desconfiando de él, pero con el tiempo, he llegado a verlo en otra luz. Alguna vez deberia permitirme hacerle una visita, quizas salir ambos a hacer algo no demasiado agitado, poder comaprtir unas horas y una conversación, hay muchas cosas en las que considero que él podria comprenderme. Hay mucha mas virtud en Anthony Stark de o que se ve, y es un libro que definitivamente no debe ser juzgado por su portada.

Lamento que no haya ninguna celebración preparada, pero no suelo recibir visitas en este dia...

Les dije a Diana, Barbara y Richard una vez habia regresado al cementerio. Y era cierto: No celebraba mi cumpleaños, no en la forma convencional.

Si lo desean, suelo almorzar luego de visitar a mis padres, y podriamos intentar poner una mesa mas grande y almorzar todos...

Miré a Richard discretamente, asintiendole suavemente para hacerle saber que podia darme mi regalo en este momento si asi lo deseaba. Habia notado su tono de voz, queria un momento a solas entre los tres. No puedo evitar preguntarme que será lo que me ha traido. Después de todo, quizás sea un cumpleaños feliz para mi, por primera vez.

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   1st Marzo 2015, 15:25

Cassandra y Carrie se habían ocupado de organizar la mayor parte de la fiesta junto con Alfred, pero todo lo concerniente a la amenización musical había corrido de su cargo. Lo cierto era que no se le había ocurrido qué se podía regalar a un hombre que ya lo tenía todo y para quien posiblemente carecía de importancia todo cuanto se pudiera adquirir con dinero. Por desgracia no lo conocía lo suficiente como para saber qué clase de regalo no material podría resultar de valor para él. ¿Libros? Drago no tenía bagaje cultural como para saber qué recomendarle al respecto. ¿Música? A juzgar por la colección que había podido apreciar las veces que había estado en la mansión, dudaba que pudiera existir algo del período clásico que Bruce no conociera. Tampoco había tenido tiempo de componer nada, y de todos modos eso lo consideraba algo demasiado personal, más propio para regalar a la persona amada antes que a alguien con quien aún no tenía la suficiente confianza.

Así que había decidido utilizar sus conocimientos, así como su experiencia, para contratar a los mejores músicos que el dinero pudiera pagar. Allí estaban, Maurizio Pollini desde Italia, Itzhak Perlman de Israel, Heinz Holliger desde Suiza, Yuri Bashmet desde Rusia y Mark-Anthony Turnage de Inglaterra entre otros. No había sido fácil reunirlos a todos allí, y aunque Cassandra había ayudado con la parte económica podría decirse que el tiempo y el esfuerzo invertidos eran ya un regalo en sí mismos. Además, el propio Drago pensaba tocar durante el baile, y ésto era algo totalmente inaudito, puesto que Cassandra había sido la única hasta la fecha en oírle tocar. Aquella iba a ser la primera vez que interpretase su arte en público, la primera vez que se arriesgase a mostrar la sensibilidad que había dentro de él. Para cualquier otro podía no significar nada, pero para él era algo muy íntimo, pues significaba revelar al mundo todo cuanto había procurado reprimir durante años. Pero deseaba hacerlo, por Cassandra... Para estar con ella no podía ser el Ángel de Oscuridad que durante años había aterrorizado y atormentado a los criminales. Para estar con ella debía ser, simplemente, Dragoslav Katich. Y por eso deseaba hacerlo, terminar de derribar los restos de aquél férreo muro que en su día construyera en torno a su corazón. ¿Y qué mejor momento que aquél, delante de la que posiblemente terminaría por convertirse en su nueva familia? No deseaba guardar secretos para ellos. No... los secretos ya no tenían lugar en aquella vida. Ante ellos debía mostrarse tal y como era.

Ésto era lo que tenía por ofrecer para Bruce... su propio corazón. Algo tan sencillo, pero a la vez tan importante... Tan poco y a la vez tanto, pues se trataba de algo que no había mostrado antes a nadie (con la excepción de Cassandra), ni siquiera a sus compañeros de la Patrulla...

Y allí estaba, después de asegurarse de que todo estaba preparado y los músicos dispuestos, escondido en el cementerio. Cassandra le había pedido que se asegurase de tener entretenido a Bruce hasta que fuera la hora del almuerzo, para garantizar que el millonario no descubriese la sorpresa antes de tiempo. Había llegado cuando aún estaba leyendo ante sus padres el fragmento de aquél libro de poemas y había tenido la consideración de hacerse invisible y mantenerse al margen para que Bruce no sintiera invadida su intimidad. Al verlo le había resultado imposible evitar una dolorosa punzada de tristeza al pensar en sus propios progenitores. Los dos habían sido asesinados durante la masacre de Srebrenica. Su padre había sido fusilado, pero a su madre la habían violado ante sus ojos y después le habían enterrado vivo en la misma fosa en la que habían arrojado su cadáver. Habría muerto si los soldados de la ONU no le hubiesen auxiliado a tiempo. A diferencia de Bruce, él no tenía una tumba sobre la que llorar, puesto que los restos de sus padres descansarían posiblemente en alguna fosa común en Srebrenica, y de todos modos no tenía el menor deseo de visitar su patria natal. Tenía demasiado miedo de que aquello le hiciera recordar cosas que no deseaba recordar...

En éstos pensamientos estaba cuando vio, no sin sorpresa, aproximarse a Diana. Caramba... sí que llegaba temprano. ¿La fiesta no era a partir de las dos? Era lógico que la familia lo felicitase antes, pero los amigos... Aunque según lo que le había contado Cassandra, Diana era prácticamente familia para Bruce. Después de la amazona llegaron Dick y Bárbara, y no pudo evitar sonreír al recordar el día en que se habían conocido. Aquella fue la primera vez que había tenido que actuar como representante de los X-Men, y también la primera vez que se había visto obligado a salir de su caparazón. Desde entonces hasta ahora había evolucionado mucho, pero la principal responsable había sido Cassandra, y Dick era algo así como su hermano, así que era como si el círculo que se había abierto aquella lejana mañana de marzo se acabara de cerrar allí en la mansión, prácticamente un año después. Un año... y tanto camino recorrido... Parecía increíble.

Aquél día iba a ser su presentación oficial en la familia como el novio de Cassandra. Drago se preguntó cómo reaccionaría Dick. De seguro la sorpresa para el muchacho sería tan grande como la que le había asaltado a él al enterarse de los lazos que lo unían con Cassandra.

Finalmente llegó Tony. El millonario se alejó con Bruce y ambos intercambiaron un reconocimiento mutuo que iba más allá de las palabras. Cuando Tony se alejó, Bruce regresó con Dick, Diana y Bárbara mientras éstos le hacían entrega de sus regalos. Cuando ya todos se hubieron dirigido hacia los jardines, fue su turno de mostrarse, aunque prefirió hacerlo de manera sutil, apareciendo desde detrás de un árbol para que Bruce no pensase que le había estado espiando. En cierto modo lo había hecho, pero sólo porque necesitaba asegurarse de que no estropeaba inadvertidamente la sorpresa que Cassandra tenía preparada para él, y era la inesperada aparición de los demás la que había provocado que permaneciera invisible más tiempo del que había pretendido.

- Bruce... -le saludó acercándose lentamente hacia él.

Por una vez iba apropiadamente vestido, con traje de chaqueta y corbata. La ropa nunca había sido una cuestión que le preocupara, ya que con sus ilusiones podía simular cualquier atuendo en función del lugar al que se dirigiese, pero desde que estaba con Cassandra se había preocupado por actualizar su guardarropa. A ella no quería engañarla con ilusiones, quería que lo que viera fuese siempre la realidad (excepto por las cicatrices, pero eso no era algo que deseara mostrar ante nadie, ni siquiera ante ella, si podía evitarlo).

Cuando llegó ante el millonario le estrechó con fuerza la mano y le dio un ligero abrazo. Aún le resultaba extraño todo aquello. Habían compartido una misión juntos, y entonces el trato había sido de igual a igual, pero ahora veía a Bruce de una manera diferente, ya que hacía las veces de padre de Cassandra, y eso lo situaba en una posición de mayor respeto que antes. Sí, era muy extraño... pues tenían prácticamente la misma edad y sin embargo debía considerarlo como si fuese alguien mayor que él... Era una situación un tanto confusa.

- Feliz cumpleaños. Mi regalo lo verás más tarde. ¿Crees que podríamos alejarnos un poco para pasear? Me gustaría hablar algo contigo en privado.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1970
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 20
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   30th Marzo 2015, 18:12

Bruce habló un poco más en privado con Anthony Stark, jamás pensé que vería al ricachón de Stark Industries en el cementerio de los Wayne, pero habría sido cosa de Cassandra. Estoy seguro. Pobre Bruce, cuando se entere de la sorpresa que le hemos montado...

- No te preocupes por la mesa ni por el almuerzo... ya pensaremos en algo... - no pude evitar sonreír de forma pícara, pero es que me parecía tan gracioso ver a Bruce confundido que me tentaba hacerlo aún más.

Conducí la silla de Barbara y los tres nos alejamos un poco del resto para hablar tranquilamente. La Batfamilia volvía a estar unida de nuevo, y mejor que nunca.

- Te hemos traído algo... - le expliqué con una sonrisa en los labios, y Babs me acercó el paquete envuelto de un azul oscuro con un lacito bastante mal hecho. Nunca se me han dado bien los lazos. - Este es el mío...

Una vez Bruce lo terminó de abrir, el traje de Nightwing se desplegó por completo. Era la primera versión de mi traje de "Ala Nocturna". Lo cosí yo mismo y estaba bastante orgullos de él, aunque luego fuera objeto de burlas del resto de mis compañeros. No tenía muy buen ojo para diseñar trajes y lo cierto es que sí que me parecía a Elvis cuando me lo ponía. Tuve la suerte de que después Alfred se encargara del traje nuevo. Tenía mejor gusto que yo y más práctica con la aguja y el kevlar. 

- Me han dicho que todavía sigues coleccionando trajes de tus hijos adoptivos... - sonreí divertido tras ver la cara de asombro que tenía Bruce. - Y qué mejor que regalarte uno que no tienes. Es muy especial para mi así que cuídalo mucho... ¿vale?

Después saqué de la bolsa un marco de fotos que habíamos hecho Barbara y yo. El cuadro tenía varias fotos de nosotros en la época de Robin y Bargirl con el anterior Bruce. Queríamos que el nuevo Bruce se sintiera parte de nuestras vidas tanto ahora como antes, y se pudiera reflejar un poco en el Batman de nuestro universo.

- Sé que no somos tu Dick y tu Babs, pero nuestras vidas han estado conectadas en este universo y en otros muchos. Quiero que lo recuerdes siempre Bruce, nunca vas a estar solo...

Después le dejé el turno a Babs para que le diera su regalo individual, y tan pronto como pudiéramos volveríamos a la fiesta con el resto. No queríamos acaparar todo el tiempo de Bruce, y menos cuando tanta gente había venido hoy a hablar con él.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Barbara Gordon
Birds of Prey
Birds of Prey
avatar

Mensajes : 581
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Oracle
Nombre real: Barbara Joan Gordon
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   8th Abril 2015, 18:30

Hasta ahora, había sido un día de sorpresas.

Ver a Dick arregladito, repeinado y con corbata me había traído muchos recuerdos. De niño, la gomina no duraba en su pelo ni treinta minutos, como bien sabía el pobre Alfred. Me preguntaba cuánto iba a durar ahora que era un hombre hecho y derecho. Con aquella manía que tenía de tocarse la cabeza, mis apuestas se decantaban por una hora máximo. Afortunadamente, la Mansión Wayne no estaba lo suficientemente lejos de mi casa como para que Bruce se perdiera a su hijo predilecto vestido de punta en blanco.

Mi padre tuvo que parar los pies a Grayson antes de que hiciera algún otro comentario sobre mi vestido, y yo puse mi mejor cara de escéptica para disimular mi nerviosismo. Nunca sabía cómo tomarme los cumplidos de Dick, especialmente cuando no sonaban demasiado inocentes.

Cogí el ramo de rosas que habíamos comprado para Thomas y Martha Wayne, y mi ex-petirrojo favorito nos condujo a la casa que lo había visto crecer. Tras reunirnos con el comité de la fiesta, ambos nos dirigimos al cementerio, donde los amigos más cercanos de nuestro mentor se habían congregado para acompañarlo. Saludé a Diana con un abrazo y estreché cordialmente las manos de los otros, mientras el antiguo Chico Maravilla se encaminaba directamente hacia su padre adoptivo.

- Hola Bruce, feliz cumpleaños... - lo saludó.

Bruce lo abrazó primero a él, y yo los observé en silencio, sintiendo como una sonrisa se dibujaba en mi rostro al verlos reunidos. Siempre habían tenido sus diferencias, especialmente cuando Robin dejó atrás su viejo uniforme. Las tensiones entre ellos siempre habían repercutido en mí; los quería demasiado a ambos, demasiado como para no verme afectada por sus peleas. Más de una vez hubiera querido hacerlos entrar en razón, aunque fuera a base de gritarles hasta que les cupiera en aquellas cabezas cuadriculadas suyas que no podían existir el uno sin el otro, que no discutirían tanto si no se quisieran, y que eran demasiado orgullosos como para entender aquello sin ayuda.

Cuando se separaron, Dick me cogió el ramo y lo dejó sobre la tumba de los Wayne. Bruce se acercó a mí, agachándose para estar al nivel de la silla y poder abrazarme.

Barbara... Ha pasado mucho tiempo...

- Bruce... Feliz cumpleaños... Me alegro de verte. - dije, sonriendo, mientras le devolvía el abrazo con fuerza.

- Babs y yo también te hemos traído un regalo. Puedes abrirlo ahora o esperarte a más tarde.

Sabía que Dick prefería lo segundo, en especial ahora que habían acudido otros amigos para hablar con él. No me sorprendió ver a Tony Stark en aquel lugar; pese a ser completamente distinto a Bruce, ambos compartían muchas cosas; entre ellas, el dolor de la pérdida de sus progenitores.

Regresaré en un momento... - dijo Bruce.

Cuando estuvo de vuelta, Dick empujó mi silla (aún era incapaz de acostumbrarme a que hiciera eso, pero era el cumpleaños de Bruce, de modo que no pensaba discutir con él) hacia un lugar más apartado. Podía notar que estaba nervioso por la forma en que sonreía y se toqueteaba la corbata. Escondí la sonrisa mientras le tendía uno de los paquetes que habíamos traído para el homenajeado. Hubiera querido arreglar un poco aquel lazo terrible que le había hecho, pero ya era muy tarde para eso.

- Te hemos traído algo... - le explicó a Bruce, entregándole el regalo -- Este es el mío...

Sonreí cuando su modelito de imitador de Elvis se desplegó por completo. Aún recordaba la primera vez que lo había visto vestido con él, y lo mucho que se había indignado cuando le dije que no desentonaría en una discoteca de los sesenta. Dick se había inspirado en el uniforme circense de su padre para el diseño, pero había acabado reconociendo que no era lo más adecuado para combatir el crimen. La verdad, el traje que llevaba ahora le sentaba mucho mejor; quizá un poco demasiado ajustado, pero a mí no me disgustaba el resultado.  

- Me han dicho que todavía sigues coleccionando trajes de tus hijos adoptivos... - sonrió Dick - Y qué mejor que regalarte uno que no tienes. Es muy especial para mi así que cuídalo mucho... ¿vale?

- Todo estará bien mientras no decidas ponértelo - bromeé, dirigiéndome a Bruce.

Entonces, Dick le entregó el segundo regalo. De este me sentía especialmente orgullosa. Tuve una punzada de nostalgia al contemplar las fotografías; formaban parte de una época que nunca regresaría... mi época con el murciélago amarillo en el pecho.

- Sé que no somos tu Dick y tu Babs, pero nuestras vidas han estado conectadas en este universo y en otros muchos. Quiero que lo recuerdes siempre Bruce, nunca vas a estar solo...

Sentí un nudo en la garganta ante las palabras de mi compañero. Era mi turno de darle el regalo que había traído conmigo.

- Esto es de mi parte - le dije, esbozando una sonrisa titubeante mientras se lo tendía. Le pedí a mi padre permiso para recuperar las pruebas archivadas del caso... - continué, mientras él deshacía los lazos - ... y pedí que volvieran a hilar las perlas - terminé, al tiempo que un hermoso collar aparecía ante los ojos de Bruce.

Era el que había llevado Martha Wayne la noche de La Máscara del Zorro. Había permanecido en el almacén de pruebas de la GCPD durante muchos años, olvidado por todos, salvo por el hombre que tenía delante.

- Imaginé que te gustaría tenerlo... - murmuré.

_________________


:We are the Night:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   14th Abril 2015, 06:24

Estreché la mano de Dragoslav y lo abracé lo mas naturalmente que pude en una situación en que si bien estaba acompañado, aun me sentia algo alicaido. Dragoslav habia sido un valioso compañero sobre quien habia aprendido mucho durante mi misión junto a él en aquella remota Isla cerca de las costas de Oceania. Guerrero entrenado, infiltrador de primer nivel, y un mutante con la aptitud de manipular su aspecto, las luces y las sombras en terribles formas, las que usaba para combatir a sus enemigos. Tenia todos los motivos posibles para sospechar de alguien como él, pero a su vez, mis experiencias junto a aquel hombre me habian munido de los motivos suficientes para tenerle confianza. No me extrañaba verlo aqui, considerando que era, indirectamente, un dia importante para Cassandra, pero su formalidad comparada con su aspecto usual era llamativa. Aun dentro del uniforme de la "Patrulla X" a la que pertenecia, se le notaba desarreglado, espontaneo, algo distinto de lo que veia hoy ante mi.¿ Estaba tratando de impresionarme? No era el arreglarse algo que condujera a ello, pero si mucho de lo que lo habia visto hacer anteriormente.

Esta bién, pero si me permites, primero debo hablar con mi hijo...

Me acerqué a Richard y a Barbara y los tres nos alejamos un poco para que Richard pudiese extenderme un paquete con un lazo notoriamente sencillo, uno que abri enseguida aunque con cierta parsimoniosa lentitud para descubrir algo que nunca imagine que veria separado de su dueño en los terrenos de mi casa: Ante mi estaba el traje de Nightwing, el primero, aquel que habia comenzado a emplear cuando se fue de esta casa, y que tenia inclusive algunos de los defectos de su mano inexperta aun resaltando entre toda la costura. Saqué el traje de su caja y lo deje caer a todo su largo, sosteniendolo por los hombros y observandolo con atención. Espero que no lo notaran, pero mis manos asían con algo de fuerza los hombros de traje, mientras los recuerdos volvian a mi: El golpe, una despedida que nunca fue tal, años de estar alejados y cerca a la vez, en un vinculo incomodo, dificil, uno que no habia buscado, pero que mis actitudes me habian llevado a encontrar. Cerré los ojos y traté de contener mis emociones, pero una lágrima de sincera felicidad recorrió mi rostro cuando vino a mi mente el recuerdo de aquella conversación hacia tanto tiempo en la Atalaya. Bajé el traje y lo guarde en su caja, tomandola como quien toma un tesoro y cerrandola para ponerla en sus manos con cuidado, con una sonrisa suave pero sincera.    

Esto es...por favor, dejalo en la biblioteca y me aseguraré de que encuentre el lugar que merece...Gracias, hijo...

Pero me detuvo para darme otra cosa, y cuando tome los marcos y comencé a verlos, ya no pude contener a otra lágrima que fue a dar sobre mi propio rostro en aquellas fotografias. ¿En que momento habiamos sabido ser tan felices? ¿Como pudimos encontrar nuestro camino hacia la desgracia? ¿Como fue que los dias de oro se convirtieron en meses de plata y finalmente en noches de vil estaño? Habiamos caido tan hondo en la amargura, alejandonos tanto sin mas motivos que diferencias que creiamos eran insalvables. Recuerdo de mis alegrias, recuerdo de bellos dias pasados, mios y ajenos a la vez, y de pecados, errores que cometi en mi hubris de creerme en control de una situación que me excedia completamente. No se que tanto de mi haya sanado, o que tanto haya conseguido superar, pero regalos como este me dan confianza. Limpié la lágrima suavemente con mi manga y le devolvi los marcos a Richard, poniendolos sobre la caja para que lo dejara todo en la casa y pudiera yo luego ubicarlo en la Batcave junto con la demás memorabilia.

No es una colección demasiado extensa, pero el agregar este traje y el de Cassandra la vuelven algo mas respetable...

Admiti, en lo más cercano que tenia a una broma, y les sonrei una vez mas.

Y yo se que no soy su Bruce, pero siempre podrán contar conmigo, y el vinculo que compartimos es uno que trasciende dimensiones, tiempo, inclusive versiones de nosotros mismos...

Rei muy discretamente de la broma de Barbara, sin emitir sonido, pero ampliando mi sonrisa lo suficiente para que notara que me habia divertido su broma, al menos hasta que note su sonrisa titubear, y recibi de ella un paquete que comencé a abrir mientras me preguntaba que seria lo que le preocupaba en particular de algo tan inofensivo como un presente, y fue cuando vi el resplandor del Sol arrancandole un discreto jirón de brillo a una de las perlas que recordé cual puede ser el impacto de un simple objeto en un ser humano.

Co...como...

No podia casi hablar, esa sola palabra la habia dicho con una voz quebrada que me era nueva hasta a mi mismo, mientras aferraba el collar de perlas con fuerza, como si quisiera asirme a esa parte de mi vida que nunca volveria a mi. Tomé torpes bocanadas de aire mientras observaba aquel objeto y notaba mis parpados arder incontrolablemente. Dejé caer mi brazo lentamente, sin soltar mi fuerte agarre sobre el collar y lleve mi mano libre a tapar mis ojos. No queria que me vieran llorando tan intensamente como lo hacia en ese momento. Aun lo recordaba todo con una vividez desgarradora: Aquel hombre jalando el collar, que se deshacia en una lluvia de perlas que bañaban el pavimento mientras mi padre se interponia entre ella y el destino, solo para darse cuenta de que no habia forma de escapar de la tragedia, de la oscuridad, del final. El dia en que todo habia cambiado, en que dejé de vivir en el mundo imaginario de heroes como Diego de la Vega y me vi arrastrado por una mano cuyo calor se desvanecia poco a poco hacia el suelo, hacia la realidad, y me resisti solo una última vez, pero esa mano que me arrastraba ya no tenia vida, y paradojicamente, la mano de Martha Wayne me soltó, como si me dejara quedarme en ese mundo de marquesinas luminosas, pero con los cuerpos de ambos sobre el suelo del callejón como testamento fatal de que nunca mas podria volver a vivir realmente, y esos cadaveres conjurarian una sombra sobre mi que me persigue hasta el dia de hoy, la que ha dado fuerza a mis convicciones y dolor a mi corazon a partes iguales. Los extraño cada dia, y tengo una mezcla de sentimientos imposible de comprender inclusive para mi. Me recuerdan que debo ser siempre mejor, que debo darlo todo por todos, pero también me recuerdan que si estoy aqui es porque durante mucho tiempo lo habia perdido todo.

Gracias...

Musité, por fin regresando al presente, mientras alzaba el collar y le daba una útima mirada antes de ponerlo con cuidado sobre el marco de las fotografias, solo soltandolo con mucha lentitud luego de unos instantes, como si con ello estuviera dejando ir una vez mas la mano aun cálida de mi madre en aquella noche.

Siempre me pregunto si con este Fenómeno...Si entre los que llegarán en el futuro...No importa, realmente me hace feliz poder tener algo tan cercano a los ultimos momentos de Mamá...

Solo frente a familiares los llamaba "Mamá" y "Papá". No me atrevia a revelar que eran mi recuerdo mas doloroso, ni cuanto los queria aún. Me sentia vulnerable cuando lo hacia, pero no ante ellos dos, no ante quienes consideraba, con toda sinceridad, mis hijos. Los abracé una vez mas, con fuerza y los dejé ir de regreso a la casa. Seguramente ayudaran a los demás a preparar el almuerzo, si es que ste no está listo ya. Me he tardado mucho mas tiempo del habitual aqui, pero aun queda una persona con la que debo hablar.

Podemos dar ese paseo si lo deseas, Dragoslav...

Le mencioné cuando por fin me despedi de ambos dos y me acerqué al último presente en aquel cementerio. Tengo una idea de que hablaremos, pero no se si estoy preparado para cumplir con esa clase de rol.


Nota:
 

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   17th Abril 2015, 12:39

Eclipse se estremeció al comprender lo que era el regalo de Bárbara. "Los últimos momentos de mamá", había dicho Bruce. Él no tenía nada que le pudiera recordar a su madre, su padre o su hermana. La guerra se lo había arrebatado todo, destrozando su hogar. Lo cierto era que desde que se lo habían llevado a aquél orfanato en Francia nunca había sido capaz de reunir el valor suficiente como para volver a Srebrenica. Tampoco tenía mucho sentido... Seguramente sus padres habrían sido enterrados en fosas comunales junto con los restantes 8.000 muertos, no tendría ningún lugar concreto en el que llorar, y visitar la ciudad le traería demasiados recuerdos desagradables, no sólo de lo que le había ocurrido siendo niño, sino de todas las cosas terribles que hizo siendo ya adulto impulsado por la sed de venganza. Xavier le había hecho dejar todo eso atrás, y ahora mismo lo único que deseaba era olvidar. Olvidar incluso al líder de "Los Escorpiones", Andrija Kovačević, el miserable bastardo que le había arrancado los ojos. No más odio. No más venganza. Ahora debía centrarse en las cosas buenas y positivas de su vida... como Cassandra.

Lo cuál le llevaba al punto que quería discutir con Bruce.

Bruce... Eran prácticamente de la misma edad, pero a la vez era lo más parecido a una figura paterna que tenía Cassandra, lo cual le convertía en algo así como... ¿su suegro? Resultaba todo muy confuso. Hacía algunos meses habían llevado a cabo una misión conjunta en la que se habían tratado de igual a igual, pero ahora de repente se trataba del padre adoptivo de su futura esposa, y ya no era su igual. Los valores bosnios eran tradicionales y familiares, se suponía que debía mostrar respeto al padre de su prometida, pero, ¿cómo reaccionar cuando hasta hacía no mucho la relación entre ambos había sido muy diferente? Suponía que pasar del trato informal al formal de manera repentina resultaría demasiado extraño, y además por lo que había podido observar, en América la gente era mucho más flexible en aquella clase de aspectos, por lo que probaría a continuar como hasta ahora, por raro que se le hiciese.

- Hm... -a pesar de todo, resultaba difícil empezar-. Bruce... Según tengo entendido eres... algo así como un padre para Cassandra, o al menos así es como ella te considera -comenzó mientras se alejaban, perdiéndose entre los árboles del cementerio-. Provengo de una familia de valores tradicionales. Mis... padres... -agachó la mirada, turbado por el hecho de que hablar de ellos aún le causara dolor. Finalmente la volvió a levantar, perdiéndola en las copas de los árboles con expresión triste-. Murieron cuando yo era niño, pero ya era lo suficientemente mayor como para haber interiorizado los valores religiosos y morales que ellos me inculcaron. Siempre he respetado esos valores; Es lo único que conservo de ellos, y respetar esas pequeñas pautas me hace sentir como si aún siguieran conmigo. Es mi manera de... honrar su recuerdo. Estoy seguro de que lo comprendes -dijo, haciendo una pequeña pausa para mirar a su interlocutor.

- La cuestión es que entre mi pueblo es costumbre pedir la mano de la dama de la que se está enamorado antes siquiera de iniciar cualquier clase de relación con ella, y el novio debe pasar primero por la aprobación del padre. En éste sentido lo hemos hecho de manera irregular, pues Cassandra y yo llevamos ya dos meses juntos, y hasta ahora no he venido a presentarme formalmente ante usted... ante ti -corrigió con rapidez-, pero he pasado la mayor parte de mi vida entre Europa y América y entiendo que aquí las cosas se hacen de manera diferente, y las parejas se toman más tiempo para todo. Ése es también uno de los motivos por los que deseaba hablarte en privado.

>>Tengo 37 años. Había abandonado cualquier esperanza de llegar algún día a formar una familia desde que despertaron mis poderes mutantes, pero el cielo ha querido perdonar mis pecados y ofrecerme una oportunidad para ser feliz al lado de Cassandra. Sé que sólo llevamos dos meses juntos, pero dada nuestra edad tampoco tenemos tiempo de mantener un noviazgo indefinido, y lo cierto es que, al menos yo, tengo las cosas muy claras con respecto a ella. La quiero y estoy bastante seguro de que deseo pasar el resto de mi vida con ella. Había pensado pedirle la mano en matrimonio ésta misma noche. Sé que es tu cumpleaños, pero... ¿acaso no sería también un regalo, uno de los más valiosos, el verla a ella feliz? No tendría que ser de inmediato... ni siquiera en éste mismo año. Sólo sería... dejar claro mi nivel de compromiso para con ella, formalizar un poco más nuestra relación, y la propia Cassandra podría decidir la fecha cuando quisiera, aunque sea para dentro de dos, tres o más años. Cuando vivía en Europa conocí parejas que llevaban comprometidos más de una década, y nunca habían llegado a dar el paso final por falta de medios, recursos... o la razón que fuera.

>>Sin embargo, y pese a todo, como he dicho entiendo que aquí las cosas se hacen de manera diferente, y quizás ella no viera con buenos ojos que le haga esta propuesta tan pronto. A pesar de dejar claro que no hay fecha, es posible que el hecho en sí la agobiara... Y puede que ella no esté tan... convencida de ésta relación como lo estoy yo. Puede que ella necesite más tiempo... No lo sé. Por eso quería preguntarte, por ser la persona más cercana a ella, y la persona a la que más respeto desde éste momento después de Xavier, cuál es tu opinión al respecto. Si crees que debo hacerlo o si sería preferible aguardar un poco más. De todos modos, aunque imagino lo que me responderás, también quería decírtelo porque tu opinión es importante para mí, así como tu aprobación. Quería asegurarme de dejar mis intenciones claras ante ti, y que supieras que ésta relación no es ningún juego para mí.

Ya está, lo había dicho. Ahora sólo quedaba ver cómo reaccionaría Bruce y qué le diría en respuesta.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   31st Mayo 2015, 10:18

De todas las cosas que imaginé que Dragoslav podria querer comentarme, esta era la mas inesperada. Sabia que sentia algo por Cassandra, y sabia perfectamente que eso era correspondido, y sin embargo, era extraño ver como el amor surgia denuevo dentro de mi casa. Pense que Barbara y Richard serian las ultimas dos personas en experimntar algo asi en Wayne Manor, pero Cassandra, sorpresivamente, habia encontrado el amor en Eclipse. No me molestaba, realmente no lo hacia, sabia bien que ella no podia sostener algo como lo que habia prometido hacer, y es que nosotros somos demasiados, y ella una sola, y no he podido hablar esto con ella, pero tampoco necesita hacerlo: podemos cuidarnos solos, y mientras viva, no necesita llevar la carga de Gotham sola. Le indiqué a Dragoslav con un gesto invitador que podiamos dar esa caminata, y tomamos el sendero que llevaba a Wayne Manor, caminando lo mas lentamente que me era posible. tenia bastantes cosas que decirle.

Es extraño ver como surge el amor a mi alrededor, es como si la vida siguiera su camino aun a pesar de todo, como si fuese imposible detener su curso...

...Y eso me alegraba. Yo tengo una misión, una cruzada, pero mi cruzada no es la de los demás. Les miento diciendoles que asi es, y que deben compartir mi forma de verlo, pero en verdad sé que es imposible que lo hagan, no han vivido lo que yo, no han sufrido lo que yo, y prefiero que sigan sin hacerlo. Prefiero que vivan, que amen, aun si en el proceso siento que me quedo despojado denuevo de compañia. Estar solo en esta casa con Alfred es un costo que siempre estaré dispuesto a pagar con tal de que nadie mas tenga que quedar atrapado en mi misión.

Comprendo por que me pides lo que me pides, pero también debes imaginar que te diré que yo no soy quien para decidir sobre el corazón de Cassandra...

La brisa de aquel dia inusualmente amable hacia volar hojas en el viento. Supongo que podria haber celebrado un verdadero cumpleaños, con buena comida, quizás musica, y por primera vez en años, siento dentro mio la sensación de que podria hasta disfrutar compartiendo este dia con otros.

...Ella es una mujer adulta, y cuando yo la conoci, ya era Batwoman, ya poseia el impresionante abanico de habilidades que conoces, y ya tenia ese corazón puro y noble que se que valoras, pero también carga con muchas cosas que tienes que comprender...

Me detuve y me giré para mirarlo, pensando en como decirle lo que staba a punto de decirle. La historia seguramente ya la conozca, no dudo que Cassandra se la debe haber relatado, ¿Comprende acaso toda la dimensión de lo que ha oido?

Lo primero y principal es que ella ha perdido a todas las personas que aprendio con el tiempo a valorar, como lo hemos hecho casi todos despues del "Fenómeno Omega", no lo muestra, es valiente, mucho, y jamás expresaria nada que sepa que nos podria afectar, pero lo noto, aun los recuerda, aun carga con la culpa de lo que le ocurrió a mi otro yo, aun carga con el pesar de haber perdido todo, de tener que hacer suyo un mundo enteramente nuevo en tan solo un año...Somos los mismos, y no lo somos...No importa que tan bien quiera tomarselo, eso ha sido un proceso muy dificil para ella...

Nunca dirá nada, jamás demostrara debilidad alguna, no porque no se lo permita, los años le han enseñado a hacerlo, sino porque sabe perfectamente que hay otros mirandola, y que si ella desfallce, ellos tambien lo haran. Es una lider nata, una guia para otros, educando con el ejemplo, pensando mas en los otros que en ella, montando las charadas que sean necesarias con tal de que los que aprecia sientan que siempre estará alli. La comprendo, no por lo que la conozco solamente, sino porque es igual a alguien que conozco perfectamente...Cassandra es igual a mi.

...Como todos, ha tenido que forjarse un lugar en este nuevo mundo, y ha vivido batallas exigentes; Luego del accidente que la dejo sola, quedaron solo mafias y criminales menores, muy poco para su enorme habilidad, y desde que llegó, ha tenido que volver a entender lo que significa sufrir, ser abatida, estar al borde de la derrota...

Puedo imaginar un mundo com oen el que tuvo que vivir ella. Y en ese sentido, no es como yo, sino que mucho mas valiente. Si yo me hallase en un mundo donde todos aquellos que aprecio han muerto, no se que haria conmigo mismo, solo que no acabaria bien.

...Ha sido un año dificil y exigente, para todos, y más para ella, que se ha encontrado con un mundo demasiado diferente, demasiado ajeno, y ha tenido que aprender a quererlo como si siempre hubiese sido el suyo...

Continué caminando hacia la casa, esperando a Dragoslav para que me acompañase. Es dificil de oir, probablemente planteé dudas para él, pero tiene que ver las cosas desde esta perspectiva si pretende dar esa clase de paso con Cassandra. Y también confieso, para mis adentros, que no quiero verla sufrir si se le ocurre dejarla. Tiene que estar plenamente decidido si va a hacer algo como esto.

A lo que quiero llegar es a que Cassandra es una mujer que ha luchado mucho, y que necesita certezas...Antes de proponerle algo como esto, tienes que preguntarte que serás tú para ella, y si podrás darle las certezas que ella necesita en un momento donde acaba de superar grandes dudas e incertidumbres...

Llegamos hasta la puerta que daba a la cocina, por donde entraria para dejar mi libro antes de continuar con mi dia, probablemnte organizando el almuerzo en el comedor con los que habian venido espontaneamente a visitarme. Me lo quede mirando un instante, con la mano descansando sobre el pomo de la puerta, pensativo.

No estoy seguro de que sea la mejor idea, pero eres un buen hombre Dragoslav, y estaria honrado de contarte como parte de mi familia; No temo a que no seas confiable, sino a que lo que te propones hacer sea demasiado para Cassandra en este momento...

Sus costumbres se me hacian algo peculiares, aunque estaba perfectamente al tanto de muchos de los usos de Europa del Este. Imaginé que el vivir tanto tiempo en América causaria que se adaptase a ciertas cosas, como la manera en la que conciben las personas locales una relación romántica, pero tiene razón en que aquello que se nos inculca queda con nosotros el resto de nuestras vidas. Mucho de lo que me ha enseñado Alfred acerca de la vida ha perdurado en mi.

...Podrias proponerle compromiso, y estoy seguro de que aceptaria y no lo sentiria tan drástico y súbito...

Traté de componer una sonrisa. Habia estado serio todo este rato, hablando con firmeza y convicción, casi como si hablasemos entre ambos de un objeto inanimado, y no de una mujer muy especial que esta viva, y que desea tanto como el hombre que me está hablando ahora pasar la vida a su lado.

No poseo la mano de Cassandra, y no puedo dartela, pero la siento como a una hija, y deseo que sea feliz, que todos lo sean...No deja de mencionarte, Caroline me dice que siempre le cuenta cosas acerca de ti cuando están a solas...

Era algo indescrptible el verlas juntas. Eran madre e hija, pero también hermanas, y amigas. Me devolvian la fe en esta vida tanto como lo hacian Richard y Barbara, todos son muestra de cuanta fortuna hay para rescatar entre mis desgracias.

...Creo que tú y ella deberian darse una oportunidad...Solo...prometeme que cuidaras de ella...

Eso último lo dije con mucha seriedad. No es un asunto en el que quiera hacerle pensar que seré flexible. No me importa cuanto daño me hagan a mi, pero no admito que se lo hagan a las personas que me importan. Y sin embargo, confio en él, porque también en su relación me veo a mi, y a aquella mujer que tan distante parece de a momentos, corriendo por tejados, escapando de mi alcance...¿Deberia intentarlo? ¿O ya es demasiado tarde para poder sentir amor?

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   3rd Junio 2015, 00:11

Bruce pareció sorprendido ante su revelación, y no era extraño. Por lo que había visto en los años que llevaba entre Francia y América, las parejas de enamorados se lo tomaban todo con mucha más calma, y llegaban a tardar incluso meses en introducir al novio o novia en la familia, como si quisieran asegurarse primero de que la cosa iba a durar lo suficiente. A decir verdad, Drago ni siquiera estaba seguro de si Cassandra le habría hablado de él a los restantes miembros de su "familia", ni cuánto sabrían exactamente.

Aún así, pareció tomárselo bastante bien, y comenzó a hablarle sobre Cassandra; le habló de su pasado y del gran peso que acarreaba sobre sus hombros, circunstancias todas ellas que conocía de primera mano, pues se las había contado ella misma. No pudo hacer otra cosa más que asentir a las palabras del millonario mientras se dirigían de camino a la mansión.

- Conozco todo por lo que ha tenido que pasar, y eso me hace más cercano a ella, porque yo también he pasado por circunstancias parecidas. Yo también perdí a toda mi familia durante la guerra, a todas las personas que alguna vez fueron importantes para mí. También he sufrido y también he sido derrotado -las cicatrices que se veía obligado a portar eran una dolorosa prueba de ello-. Ella y yo... nos entendemos. Nos complementamos. Es... difícil de describir porque jamás habría esperado conseguir con alguien una conexión tan profunda y completa como la que tengo con ella. Soy, quizá, una de las personas que más puede comprender todo por lo que ha tenido que pasar, de la misma manera que ella ha sido capaz de llegar hasta mí a través de esa misma comprensión. La conozco, sé todas las cosas que ha hecho, tanto aquellas de las que se siente orgullosa como aquellas de las que se averguenza y las que le causan dolor. Yo también he hecho cosas moralmente cuestionables en el pasado, Bruce, es otra de las cosas que tenemos en común. La acepto tal y como es, con sus defectos y sus virtudes, de la misma manera que ella hace conmigo. Mía es su luz, y mía es también su oscuridad, al igual que ella tendrá que cargar también con todo lo que yo llevo detrás. Los dos lo sabemos, y los dos lo aceptamos, nos queremos tal y como somos. Créeme, lo he comprobado.

>>Cuando sólo llevábamos un mes se me ocurrió la estúpida idea de que ella estaría mejor sin mí y pretendí dejarla. Digamos que ella... se encargó de dejarme bien claro lo equivocado que estaba, dejándome de paso los dedos marcados en la cara para que no se me ocurriera olvidarlo -sonrió al recordar aquello. Era una de las facetas que le encantaban de Cassandra, su carácter ardiente y pasional, del que había tenido ocasión de disfrutar casi cada noche desde entonces-. Así que, sí, Bruce, soy muy consciente de lo que hago. Ninguno de los dos es un ángel, pero hacemos todo lo posible por mejorar y traer un poco de luz a la oscuridad que nos rodea. Creo que nos merecemos la oportunidad de ser felices. Y aunque sin duda ha sido un año difícil, tengo la intención de hacer que mejore -se llevó la mano al bolsillo interior de la chaqueta y sacó un pequeño estuche de joyería, la clase de estuche que solía contener un anillo en su interior. Se lo mostró a Bruce sin abrirlo-. No pienso seguir huyendo, y espero que ésto le de esas certezas que necesita, porque lo que es yo, lo tengo muy claro, más claro de lo que nunca he tenido nada en mi vida. Y no te preocupes por lo de que pueda ser demasiado para ella, me aseguraré de dejarle claro que ésto es sólo un símbolo para reflejar el grado de compromiso que estoy dispuesto a alcanzar con ésta relación, pero no hay fecha de boda, ni la habrá hasta que ella no esté preparada para dar ese paso, aunque tarde diez años en decidirse. Estoy dispuesto a esperarla.

Entonces, Bruce se detuvo frente a la puerta de la cocina y le miró con una sonrisa, la primera que mostraba en toda la conversación.

- No poseo la mano de Cassandra, y no puedo dartela, pero la siento como a una hija, y deseo que sea feliz, que todos lo sean...No deja de mencionarte, Caroline me dice que siempre le cuenta cosas acerca de ti cuando están a solas...

Drago agachó la cabeza, algo turbado.

- Eso es... inesperado -admitió mientras devolvía el estuche al bolsillo de su chaqueta-. Ella me habla mucho de Caroline, de ti, de Alfred y de todos vosotros, pero no estaba seguro de si os habría hablado de mí.

- Creo que tú y ella deberian darse una oportunidad...Solo...prometeme que cuidaras de ella...

Aquello último lo dijo con una seriedad que era completamente innecesaria y que se vio reflejada en su rostro cuando le respondió:

- Eso lo juro con mi vida, Bruce. No permitiré que le pase nada malo. No podría soportarlo -le tendió la mano y se la estrechó con gratitud sincera-. Muchas gracias por todo. Ahora creo que iré a buscar a Cassandra. Aún no la he visto, pero creo que debe de andar por el jardín. Nos vemos durante el almuerzo. ¡Hasta ahora!

Aguardó hasta que Bruce hubo desaparecido dentro de la cocina antes de dirigirse corriendo hacia la zona del jardín, donde esperaban todos los invitados.

OOC:
 

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]   

Volver arriba Ir abajo
 
[Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Pastel de Murcielagos] Cuentale a quien mas confianza le tengas... [Cementerio de Wayne Manor]
» [Pastel de Murcielagos] Camarones, Postres y Croquetas [Jardines de Wayne Manor]
» ¿Quien asesino al coronel Mostaza?
» ¿a quien te pareces?
» quien va a ganar el balon de oro?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Gotham :: Mansión Wayne-
Cambiar a: