Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   20th Marzo 2015, 23:10


¿Cuánto faltaba? ¿Media hora? ¿Menos?... ¿O quizás más? Sloan estiró el cuello para ver el reloj que tenía tras su cabeza, en la mesita. Dependiendo a la hora que saliese, podría bien tardar veinte minutos. Y de ser veinte minutos y no treinta, e aquí la gran pregunta: ¿se helaría la comida o se mantendría caliente? Volvió a estirar el cuello pero ésta vez para poder ver por encima del sofá en el cual estaba tirado, a ver si por un casual había crecido un termómetro en la bolsa de la comida que le indicara la temperatura de la misma. Pero al ver que, como era de esperar, nada de nada volvió a recostarse. Tendrían que comer comida hindú fría o pasada por el microondas, lo que más le apeteciera.

Ya habían pasado tres días desde el domingo, cuando Lilith penetró en su mente y rebuscó entre sus recuerdos la imagen perdida de su padre, y pese a tener éxito, dichos recuerdos no se quedaron por mucho tiempo a flote, volviendo a perderse en la inmensidad de su mente. Según la doctora eso era porque su mente no quería recordar, por algún suceso traumatico en su prematura infancia. Después Lilith no quiso hablar más del tema. No quiso decirle lo que había visto, y cada vez que Sloan sacaba el tema, la pelirosa apartaba la mirada y buscaba una nueva escusa para desviar la conversación. Al tercer intento, el moreno comprendió que jamás le diría nada al respecto, por lo que lo dejó correr.
Sin embargo, hubo una avance en el tratamiento: la propia Lilith aseguró que había encontrado la causa de los espasmos del moreno, y que sabía cómo tratarlo. ¿El problema? El propio moreno: en una persona normal se le recetarían unos medicamentos y para casa, pero en su caso habría que hacer ensayos de error y acierto. Por ese motivo, después de terminar en Arkham, cenaba y se metía ponía a buscar en su cuarto los mejores medicamentos para el cóctel, ya fuera mediante libros, internet, cálculos o lo que fuera que estuviera haciendo.
Y de mientras, ¿qué hacía Sloan? Relajación a punta pala: le dijo que buscara formas de entretenerse de tal manera que se relajara. La primera y la más divertida de todas no se la negaba, y cada noche tocaba sesión de arrumacos gimnasia pélvica en la cama. Otra actividad sería ir a dar una vuelta, mirar la televisión... cualquier cosa que le mantuviera ocupado. Incluso se puso a aprender a cocinar, y tras la primera comida y cena Lilith le pidió que, hasta que no pillara la relación entre los sabores de las cosas que usaba (como la sal y el azúcar, muchas veces confundidos) pidiera algo para comer. Por eso esa noche tocaba hindú.

- Esperar es lo peor de todo... - Un gruñido por encima de su cabeza le demostró que no estaba solo al menos. Ifrith se había pasado esos tres días vigilándole a cada minuto, sin apartar la vista, y cada vez que se iba a mover, le gruñía en plan "tsk, ¡eh! cuidado con lo que haces".

Aburrido como estaba, quiso intentar volver a sacar los recuerdos de su padre y su madre. Cerró los ojos y rebuscó entre las lagunas de su cerebro, encontrándose siempre con una gran negrura que lo cubría todo. Al notar que se ponía algo nervioso dejó de hacerlo. "Relajación Sloan, relajación".

Volvió a mirar el reloj. Habían pasado cinco minutos.

- Definitivamente, se nos va a enfriar.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~


Última edición por Sloan Jenkins el 30th Marzo 2015, 17:41, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   21st Marzo 2015, 00:06

Desde el domingo que estuve en la mente de Sloan me había dedicado a estudiar las posibilidades para frenar sus espasmos. Habían pasado ya dos días desde entonces y yo me había dedicado a ir al trabajo, volver a casa, alimentarme y cuidar de Ifrith. Ah, y las sesiones privadas de cardio que me regalaba el moreno. Le dije que durante el día buscase formas de mantenerse tranquilo y relajado, que hiciera lo que quisiera y entre otras cosas quiso aprender a cocinar, pero aún confundía especias y en especial la sal y el azúcar, por lo que le recomendé que hasta que yo no pudiera supervisarle y ayudarle que pidiera comida a domicilio. ¿Qué tocaría esta noche?

Sloan me insistía en que le contara lo que pasó y lo que vi en su cabeza pero yo me resistía. No podía contárselo y además no quería. El domingo me di cuenta de que mis sentimientos hacia Sloan iban en aumento e inconscientemente, aunque no le negaba sus muestras de cariño y deseo, me centré más de la cuenta en mi investigación. Sabía que tenía que encontrar una "cura" para el observador de su mente, algo que relajara a ese ser. Eso frenaría los espasmos. Pero, ¿qué le das a un tipo como ese que está dentro de la mente de un tipo como Sloan? La respuesta era complicada, pero no imposible; tendríamos que ensayar con varias muestras y muchas veces hasta dar con la clave pero era algo que el moreno sabía y que estaba dispuesto a pasar.

Ese día estaba yo en mi cuarto estudiando, centrada y a mil cosas a la vez, excepto a que la comida ya había llegado y yo no tenía hambre. Miré la hora y vi que eran las nueve de la noche, era muy tarde. Salí de mi cuarto vestida como estaba: con pantalón corto de chandal y en sujetador (el calor había aumentado y el aire acondicionado no me ayudaba del todo), y fui al salón y me encontré a Sloan tirado en el sofá con la mirada perdida, parecía que desfallecía pero seguramente estaría más que aburrido.

-Eh... ¿Por qué no me has avisado de que teníamos la cena ya?- le dije mientras me sentaba a su lado y como si nada colocaba mis piernas encima de las suyas, mientras señalaba con mi cabeza en dirección a la comida que se enfriaba en la mesa. -Venga, dame un besito, hagamos las paces y cenemos.

Durante la cena le comenté todos mis avances y que muy pronto podríamos comenzar con las pruebas, en cuanto él estuviera mentalmente preparado. Necesitaría que estuviera relajado, realmente relajado y entonces haríamos nuestro truco de magia y veríamos si funcionaba o no nuestra "cura". Después de cenar me puse una camiseta y las sandalias y paseamos a Ifrith, el perro seguía reticente a la presencia de Sloan pero tendría que acostumbrarse, si bien se portaba como un perro modelo. Es verdad que no le quitaba el ojo de encima y estaba siempre en guardia, y yo me sentía hasta abandonada de lo mucho que le vigilaba a él en vez de a mí, pero así pasaban tiempo juntos sin saberlo y poco a poco su relación era más tranquila. A la vuelta tuvimos sesión doble de cardio y nos quedamos los dos tumbados en la cama enredados y muy juntos.

-¿Qué crees que pasará si el invento funciona? ¿Crees... que cambiarás?- en cierto modo me preocupaba que cambiara su forma de ser, me gustaba que fuera así de impulsivo. Pero, por otra parte, sería un cambio a mejor para él.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   21st Marzo 2015, 15:41

- Si me lo pides así... - Los ojos de Sloan iban de los ojos de Lilith hacia abajo. Esa si que era una buena forma de "hacer las paces", y como buen pacifista que era, le dio el beso que le pidió, agarrándola por los hombros y tumbándola sobre el sofá, entre risas y caricias. - Venga, vayamos a cenar.

Durante la cena Lilith le habló de sus avances para con la droga que usaría en su cuerpo. Le insistió que tenía que estar relajado para poder apreciar mejor los efectos beneficiosos y secundarios, sin saber cómo podrían ser estos. Sloan le aseguró que estaba dispuesto a correr los riesgos, y si se les iba de las manos siempre tendrían la solución inicial que tan bien funcionó. Repasó con él algunas de las drogas que usaría y los diferentes cócteles para la magia, y a pesar que el propio Sloan no pillaba una con los nombres, su inconsciente si lo hacía, y le mandaba pequeños impulsos al resto del cerebro para indicarle que asintiera, que lo pillaba a pesar que no lo recordara.
Terminado el hindú y tirado los restos, la pelirosa se cambió pese a las quejas de Sloan porque se quedara tal cual, sacando a pasear al perro. Ifrith seguía en sus trece de marcar a Sloan con la mirada, incluso cuando lo sacaban a pasear. Pero donde no le dejaban entrar era en el dormitorio: allí había demasiado movimiento como para dejarlo suelto, y con la tontería del hindú y la conversación del paseo que llegó al kamasutra pues... dos rondas, probando nuevas posturas. Unas iban bien, pero otras eran algo imposibles sin ponerse a reír a pleno pulmón.

Enredados como estaban, Lilith soltó una pregunta que, por el tono de su voz estaba claro que le preocupaba. ¿Cambiar? Era una posibilidad, pero era una entre un millón por decirlo de alguna forma. Sabiendo que la idea no le gustaba lo más mínimo a la pelirosa, la acercó un poco más si cabía, abrazándola y dejándole cortos besos en la frente y las mejillas para calmarla.

- No te preocupes por eso, no voy a cambiar: seguiré siendo el mismo engendro hambriento y salido que ya conoces. - sonrió, besando sus labios. - Dejaré de tener éstos espasmos y volveré a tomar el control de mi mismo. Además, he pensado en una cosa. ¿Te acuerdas cuando te llevé a Nueva York la primera noche que salimos? Para saltar de una ciudad a otra pasamos por una segunda dimensión. Ésta dimensión en concreto está dentro de mi cuerpo, y he pensado que tal vez nos vaya mejor si probamos las drogas desde ahí. El cuerpo humano tiene cierta memoria corporal para con los fármacos o los virus. He pensado en usar éste residuo corporal para analizar los beneficios de las drogas, quedándome con lo bueno y desechando lo malo, y así crear una droga en dicha dimensión que sea constante para mantener el control. ¿Cómo lo ves? Vamos, que te estoy ofreciendo un viaje gratis a mi rincón personal... aparte de éste, claro - menciona señalando la cama - aunque éste es más tuyo que mío.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   21st Marzo 2015, 21:26

Sloan debió de darse cuenta de que estaba preocupada y automáticamente me abrazó más fuerte, acercándome a él y dándome besos en la frente y en las mejillas. Dijo que no cambiaría y que seguiría teniendo ese apetito sexual que tanto me gustaba, pero dijo algo que me sorprendió gratamente: él podía ir a una dimensión dentro de su cuerpo, y quería llevarme. ¡Quería llevarme! Estaba convencida de que sería igual de alucinante que los viajes espaciales que hace para desplazarse.

Mis ojos debieron iluminarse como a una niña se le ilumina la mirada cuando le tienden un caramelo. Quería probarlo en ese mismo momento, pero me contuve y me dediqué a su boca. Le besaba con intensidad y fluidez al principio pero después empecé a darle besitos cortitos.

-Sí... Sí... Sí...- le decía entre beso y beso. Como Ifrith no dormía ya con nosotros por el tema sexual, pude moverme con facilidad para quedarme encima suya, con mis caderas colocadas contra su pelvis de esa forma que tanto nos gustaba. Estaba eufórica y aún no me había llevado a ningún sitio. El moreno debía de pensar que estaba loca pero me dio igual y le hice el amor en ese instante.

A la mañana siguiente me desperté y, seamos sinceros, tenía un poco de agujetas. Sloan descansaba plácidamente con los ojos cerrados mientras yo me duchaba y preparaba para irme a trabajar. Paseé a Ifrith antes de irme y supe que me relación con él no había cambiado, a pesar de que ya no pasáramos tanto tiempo juntos. En Arkham la vida pasaba sin prisa, como siempre, y con mucho calor que debí aguantar de forma estoica. Cuando volví a casa Sloan estaba en el sofá, mirando un programa de cocina en el que preparaban una pasta a la carbonara que tenía una pinta extremadamente deliciosa. Me pareció adorable la estampa cuando me fijé en que tanto el perro como él estaban tumbados cada uno en su sitio boca arriba. No eran tan diferentes por lo que parecía. Me acerqué a ellos y saludé a Ifrith con caricias en las cabeza y el hocico y con un beso en la frente a Sloan. Lo cierto era que esa noche tenía hambre así que le hice una oferta al moreno.

-¿Qué te parece si esta noche cocinamos nosotros eso que estabas viendo, mh? Así podría guiarte un poco con las especias y ayudarte, y podrías cocinar cuando te aburras. ¿Te parece? Y después empezamos con los viajes a tu dimensión, hasta que me acostumbre, lo podemos repetir las veces que quieras, y luego introducimos la sustancia que te traigo en este bote oro de aquí- le dije mientras le enseñaba el frasco que estaba sacando de mi mochila, que contenía la primera versión de la solución que usaríamos con él. Lo moví un poco frente a su cara con expectación y a la espera de que aceptara todo lo que le había ofrecido. -Y de paso paseamos a Ifrith cuando vayamos a comprar...

Tenía ganas de empezar ya con los experimentos, y tenía ganas de saber cómo sería esa dimensión suya. ¿Sería como su mente?

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   22nd Marzo 2015, 23:41

La idea de llevarla a su rincón "privado" la llenó de emoción, y sus ojos casi se convierten en dos faros con un montón de estrellas alrededor al imaginarse. Empezó a besarle con mucha ánimo, llenándolo a besos hasta que se puso encima, a ahorcajadas. Algún día tendría que decirle lo mucho que le gustaba que se pusiera así, pero no hizo falta, porque poco después estaban de nuevo revolcándose por encima de la cama.

De nuevo el sol salía, Lilith se despertaba para volver al trabajo con algún que otro ligero "ay" por las agujetas, con Sloan tendido en la cama, sonriendo al escucharla. Abrió un ojo cuando la escuchó que se preparaba para meterse en la ducha y cuando volvió para terminar de cambiarse, sin que lo viera (pero estaba seguro que lo había pillado una o dos veces). Tenía que seguir las indicaciones de la doctora para relajarse, y una de ellas era que se tomara con tranquilidad la hora de levantarse de la cama... aunque cualquiera se relajaba con semejante mujer al lado.
El resto del día pasó con calma y serenidad, aunque un poco aburrido. Sin nada que hacer por casa era todo un periplo buscar y encontrar algo nuevo que hacer, y cuando no lo hacía salía a darse una vuelta (aunque seamos sinceros, es Gotham: no es que sea la ciudad más alegre del mundo). Al volver se puso la televisión y no supo que era hora de cenar hasta que llegó Lilith y lo pilló viendo un programa de cocina. Respondió a su saludo con una sonrisa y llevando una mano a la cadera de la mujer.

- Hmm... no sé... espera que lo consulte con Ifrith - giró la cabeza y se encontró con la fiera mirada del perro. - Dice que vale, y descuida: ya estuviste una vez en mi dimensión solo que no lo viste o no te acuerdas. Te acostumbrarás rápido, créeme.

Ya en la cocina, lo que debería haber durado como media hora se convirtió en una hora larga, con lo patoso que era Sloan en la cocina: no es que se le diera mal la parte manual, sino que tenía constantes lapsus de memoria para recordar qué llevaba qué, con qué y cuánto tiempo de cocción. Tras dos intentos, el tercero consiguió una pasta bastante buena, con una salsa para lamerse los dedos y que entraba fina, para nada pesada.
Tras la cena, lavar los platos y pasear a Ifrith, llegó el momento de hacer las maletas. Cogió de la mano a Lilith para llevarla al dormitorio, pero ésta vez no para hacer el amor, sino para llevarla a su dimensión.

- Si Ifrith nos ve desaparecer, muy seguro que se pondría histérico, así que mejor donde no nos vea, ¿vale? Ven, acércate y agárrate a mí. Seré tu cinturón, por si te mareas.

Por su parte también la sujetó por la cintura. Arqueando las cejas le preguntó si estaba lista, y tras su afirmación, dio un paso hacia atrás. El mundo de repente rotó en un ángulo extraño y muy rápido. Las paredes ya no eran paredes pero seguían siéndolo; el suelo era el techo y el techo la nada; Lilith seguía allí pero estaba en otra parte o en varias. Una pequeña sensación de vértigo por ser su segundo viaje se instaló en el vientre de la pelirosa, y cuando pudo poner bien fuerte los pies sobre el suelo, ante sus ojos pudo ver un mundo sacado de un cuadro surrealista e increíble.


Las escaleras crecían y se enroscaban, rozaban la inmensidad de lo inexistente y se alejaban acercándose. Lo que era arriba era abajo, y lo que era abajo no existía. Todo en aquella dimensión no tenía lógica de existir, y aun así lo conseguía. Los pies de Lilith estaba situados en una plataforma entre unas escaleras que subían y otras que también subían, pero hacia abajo. Tenían espacio suficiente para los dos y tres personas más. Con las manos aun firmes en sus caderas, Sloan esperó la reacción de Lilith, preparado por si se mareaba.

- Bienvenida a mi rincón privado. Mi guarida. ¿Puedes sostenerte sola o puedo seguir aprovechándome del momento?

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   24th Marzo 2015, 16:18

¿Ya había estado en esa dimensión? Pues ni idea... Igualmente le pareció bien todo lo que le propuse, así que nos pusimos manos a la obra. Al final no hizo falta comprar comida, teníamos todos los ingredientes en casa, por lo que empezamos a cocinar. Varias veces. A Sloan le costaba memorizar las cosas, o mejor dicho, le costaba recordar. Había que hacer algo con esa amnesia. Con paciencia y esmero, entre mis consejos y las ganas del moreno, conseguimos hacer una salsa que estaba de muerte y no era para nada pesada. La probé con el dedo antes de servirla y le aplaudí con aprobación.

-Es todo un chef, señor Jenkins.

Después de la cena paseamos a Ifrith como cada noche, Sloan me llevó al dormitorio de la mano y me aclaró, tras cerrar la puerta, que era para no asustar a Ifirth al vernos desaparecer. Pues vaya, pero era todo un detalle por su parte hacia Ifrith. Me acercó más a él diciendo que era para que no me cayera en caso de que me mareara, y yo acepté encantada. Luego me preguntó si estaba preparada y, por supuesto, dije que sí, y el moreno dio un paso hacia atrás: todo se movió muy rápido, fue todo muy rápido. De pronto estaba en mi salón y al segundo siguiente nada era lo que parecía y, más tarde, ya no estaba en ningún sitio conocido. Nada tenía sentido allí, las leyes de la física no existían y aún así todo funcionaba correctamente. Miré a mi alrededor con asombro y traté de de relajarme para acabar con el vértigo que me invadía.

-Bienvenida a mi rincón privado. Mi guarida. ¿Puedes sostenerte sola o puedo seguir aprovechándome del momento?

Le miré a los ojos y de pronto el vértigo me subió a la cabeza y me mareé apoyando mi cabeza en su pecho. Noté cómo sus brazos me sujetaron con fuerza para evitar que me cayera y cuando me recuperé levanté mi mirada y le clave mis ojos con una sonrisa. -Estoy bien, estoy bien... Gracias- y le di un beso pequeño en los labios. Miré de nuevo a mi alrededor y le solté la cintura, me giré sobre mis pies y dejé que me sujetara de nuevo por la cintura.

-Vaya... Esto... Esto es... Esto es una pasada, Sloan. ¿Esta es tu dimensión? ¿Aquí vienes para esconderte? Me gusta tu guarida... pero es un poco confusa. ¿Te parece que demos una vuelta? Bueno, que la de yo, que tú debes saberte esto de arriba a abajo, esté donde esté el arriba y el abajo. O puedes hacer de guía si quieres, enseñarme tus rincones favoritos, o dónde haremos la magia. Pero antes...- cuando me sentí con la suficiente confianza para moverme con libertad por ahí me liberé de sus brazos y bajé las escalera que tenía delante, pasando por una puerta y apareciendo en una esquina e la estancia bastante alejada de donde estaba. Di un salto de emoción y volví a donde estaba Sloan rehaciendo mis pasos. -¡Esto es una pasada! Es decir... ¡WOW! ¡ME ENCANTA! ¡A ver si me coges!- y sin más salí corriendo en cualquier dirección sin saber a dónde iba (era como estar en un cuadro de Escher y era alucinante, me sentía muy viva, y estaba eufórica. Esta faceta del mundo del moreno me fascinaba). Sloan me seguía de cerca pero, claramente, no se esperaba mi huida. Pero yo tampoco me esperaba llegar al sitio donde llegué.

Era una habitación en forma de cúpula, con las paredes llenas de ojos, en los que se veían muchos sitios. Demasiados sitios. ¿Qué era ese lugar? Me paré en seco y dejé de correr, observando cada centímetro de la sala hasta que escuché llegar a Sloan y le miré mientras recobraba el aliento.

-¿Qué es esto?- le pregunté señalando los ojos. No estaba asustada, ni tenía miedo. Pero estaba confusa, una no se encuentra cosas así normalmente. Pero tampoco estaba en un sitio normal.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   25th Marzo 2015, 15:29

Lilith parecía una niña pequeña en cuerpo de adulta. En cuanto pudo ver dónde estaban y se recuperó del vértigo producido por el repentino traslado, sus ojos se abrieron de par en par, alucinando tal cual lo haría de comerse una seta de Mario. Sloan estaba ya acostumbrado con aquel entorno (o mejor dicho, le era familiar al extremo de formar parte de su día a día de toda la vida. Vamos, como quien tiene una casa de campo). No podía ni imaginarse por la euforia que estaría pasando la pelirosa, y eso era aun más extraño: por experiencia personal, cuando la mente humana se topa con algo que no tiene ninguna lógica y que puede rebatir las leyes físicas con las que uno cree, ésta se descompone poco a poco en un amasijo de demencia a medida que comprende lo que sus ojos ven. Sin embargo Lilith era todo lo contrario: corrió lejos para aparecer cerca y volvió a correr como si de un juego se tratase.
El moreno no daba crédito a lo que estaba viendo. Aun así sonrió. "Creo que me ha tocado el premio gordo" pensó para sus adentros, siguiendo de cerca a la pelirosa.

Entre el "corre corre que te pillo" de Lilith y lo laberíntica que podía ser aquella dimensión, sus pasos los llevaron hasta la sala de los grandes ojos, los cuales permanecían siempre abiertos, expuestos sobre una gran cúpula como si estuvieran pintados al fresco. Sin embargo estaban vivos, pues parpadeaban y se movían, y con cada parpadeo cambiaba lo que "veían": de una callejuela de Nueva York saltaba al desierto asiático, y de éste saltaba a un rancho donde una rubia bien conocida levantaba el heno con su horca para dárselo de comer a sus caballos. Otro apuntaba a un restaurante londinense y acto seguido estaba viendo el interior de un supermercado, con un montón de comida, para terminar en la cocina de cierta dibujante con su enorme perro pidiendo que jugara con él.

- Éstos son mis recuerdos, por así decirlo - comentó Sloan al llegar a la altura de Lilith. - A través de éstos ojos puedo ver los lugares donde he puesto un pie, para luego recordarlos y poder volver a trasladarme. Cada vez que piso una zona nueva, éstos ojos la recuerdan por mí, y al mismo tiempo puedo ver lo que está pasando en dichos lugares, como por ejemplo... - señaló uno de los ojos, donde se podía ver el piso de Lilith, con el "perrete" lamiéndose las pelotas. - O bien... - señaló otro ojo, en el cual se reflejaba el puesto de mando de la base flotante de SHIELD, con Nick Furia leyendo unos informes mientras les hablaba a la tripulación, mudo y sordo. - Son mis "pequeñas ventanas indiscretas". - Dejó un momento para que asimilara lo que estaba viendo, para luego cogerla por la cintura, levantarla y ponérsela en el hombro como si de un saco de patatas se tratase. - Así no te me escapas pequeñaja, que como te pierdas bien la hemos liado. Vamos por aquí y no pierdas de vista mi culo - bromeó el moreno, girando sobre sus talones y saliendo de la habitación.

No había mucho que enseñar de aquella dimensión, o para ser francos, había "demasiado" por enseñar. Un espacio infinito sin un horizonte claro al que observar, ni un techo ni un sótano a donde esconderse. Todo a su alrededor parecía no tener fin, y sin embargo daba la sensación de claustrofobia. Pero había un lugar donde quiso llevarla (aun a cuestas). Un lugar al que llegaron subiendo por unas escaleras, con la puerta de la sala de los ojos sobre sus cabezas (o debajo, según se mirara).

- Hemos llegado. Cuidado al aterrizar y gracias por usar transportes Jenkins. - La bajó para que pisara el suelo, llegados a una plataforma enorme que recordaba una plaza de baldosas amarillas. La diferencia entre aquella plataforma y el resto de la dimensión era su función: un mirador cuyo único paisaje era un vórtice resplandeciente de luz amarilla, el cual giraba lentamente y daba la sensación que todo en aquella dimensión estaba siendo tragado por aquel remolino de escasa fuerza pero de gran magnitud. Era como ver el ojo de un huracán desde arriba. - Aquí es donde harás tu magia. Dame un segundo - crujió sus dedos, adelantándose a la pelirosa y poniéndose en el centro de la plataforma. Como si se tratara de un director de orquesta, Sloan comenzó a mover los brazos y las manos, siguiendo un ritmo suave y acompasado que no se podía escuchar. Del extremo de la plataforma se generaron nuevas baldosas, las cuales formaron una escalera de caracol que rodeó a la la pareja, subiendo y subiendo, hasta que se formó una nueva plataforma más alargada. De su base crecieron tres pequeños capullos palpitantes, lisos como la cáscara de un huevo. Hecha la función, Sloan se giró hacia Lilith y señaló el suelo: una pequeña columna se elevó, quedando a la altura de las caderas de Lilith, formando una pica que recordaba un poco a las picas bautismales de las iglesias. - He abierto un canal hacia mi cuerpo, directo y sin fugas. Aquellos capullos serán los encargados de sintetizar los efectos de la droga para cultivarla. En ésta pica tienes que verter los cócteles que hayas creado y poder ver sus efectos en mi cuerpo. Seguramente sea un proceso con incidentes, ya que ni yo mismo sé cómo voy a reaccionar ante tu droga, pero te aseguro que es la mejor forma que tenemos de hacerlo. Cuando te sientas preparada para empezar... o si prefieres dejarlo para más adelante... Lo que veas más seguro, pero te aseguro que yo estoy preparado, y tengo ganas por ver su trabajo, doctora - le sonrió, entre bromista y pícaro, con ese movimiento de cejas típico de cuando alguien se está insinuando a otra persona... joder, lo difícil que es describir las expresiones faciales... puto Sloan.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   26th Marzo 2015, 13:36

-Son mis "pequeñas ventanas indiscretas"- me dijo, tras explicarme lo que eran todos esos ojos y mientras se acercaba lentamente por mi espalda y me cogía dulcemente por la cintura. Dejé que me cogiera, pero de pronto me levantó y me subió a su hombro, como si fuera un saco de patatas.

-¡Eh! ¡Bájame! ¡Bájame, maldita sea!- empecé a moverme y patalear. Me dijo que no, que si no me podía perder y eso sería un lío, y de paso me instó que no perdiera de vista su culo. No... No lo perdería de vista, ¿cómo iba a hacerlo? No podía librarme de sus brazos, que me sujetaban convenientemente del culo. Cómo se aprovechaba, ¡qué listo! El caso es que me rendí y me dediqué a darle atención a su trasero, tocándolo y pellizcándolo de vez en cuando, para molestar. Yo me entretuve con las vistas por el camino, y me di cuenta de que me había llevado a un sitio que estaba justo arriba (o debajo, no lo sé aún) de donde estábamos. Ese sitio era un verdadero laberinto.

-Cuidado y gracias por usar transportes Jenkins, ¿eh?- le dí un golpe en el hombro. ¿Dónde me había traído? El sitio era como un mirador que mostraba el sol, pero no era el sol lo que podías ver desde allí: era un vórtice amarillo que no paraba de moverse y girar sobre mí mismo dando la impresión de que se lo iba a tragar todo de esa dimensión. Me quedé quieta mirándolo, era como si me absorbiera y me mirara. -Aquí es donde harás tu magia. Dame un segundo- me dijo, sacándome de mi estado de ausencia. Le miré y asentí quedándome frente a él, con los brazos cruzados a la espera de que Sloan hiciera lo que tenía que hacer, que fue mover sus manos en un ritmo lento pero sin sentido. Sin embargo, la estancia empezó a cambiar: el suelo ahora era de baldosas nuevas, que ser levantaron a nuestro alrededor formando una escalera de caracol que subía, hasta crear otra plataforma. De su base crecieron tres capullos jóvenes, palpitantes. Sloan si giró hacia mí y señaló hacia el suelo, desde donde comenzó a emerger una especie de pica. Giré mi cabeza como un perro que no entiende lo que le dices y me quedé mirándole, suplicando casi una explicación con la mirada.

-He abierto un canal hacia mi cuerpo, directo y sin fugas. Aquellos capullos serán los encargados de sintetizar los efectos de la droga para cultivarla. En ésta pica tienes que verter los cócteles que hayas creado y poder ver sus efectos en mi cuerpo. Seguramente sea un proceso con incidentes, ya que ni yo mismo sé cómo voy a reaccionar ante tu droga, pero te aseguro que es la mejor forma que tenemos de hacerlo. Cuando te sientas preparada para empezar... o si prefieres dejarlo para más adelante... Lo que veas más seguro, pero te aseguro que yo estoy preparado, y tengo ganas por ver su trabajo, doctora- me explicó al instante. Fue claro y conciso, y al final un poco juguetón, como siempre. Está bien, podríamos empezar en ese mismo instante. Pero había una duda que me comía por dentro... Así que me acerqué a él a la vez que le hablaba y quedaba a escasos centímetros de su cara, cogiéndole por el cuello. -Como tú has dicho,  seguramente haya incidentes. ¿Qué pasará si es así? ¿Cómo salgo de ti? No estoy usando mis poderes, tú me has traído... aquí, dame un escape seguro y empezaremos, si te parece bien. Aunque en principio no debería suceder nada "malo" puesto que son tranquilizantes, si bien tu otro yo puede enfadarse por intentar mermar su influencia en ti. Por lo demás, no tengo queja. Es... increíble esto que haces, una dimensión como esta, y hacer lo que haces a tu antojo en ella... Vendré más seguido a verte aquí dentro, si me dejas- terminé, guiñándole un ojo y depositando un suave beso en sus labios.

Me separé de él y me quedé mirando lo que el moreno había creado de la nada, y suspiré.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   26th Marzo 2015, 23:23

Aceptó aquel beso con gusto aunque, siendo francos, una parte de él se horrorizaba a si mismo por haber convertido esos besos en una práctica habitual. Esa misma parte le recordaba una y otra vez el incidente con su ex-esposa, su difunto hijo y la naturaleza de su existencia. La parte que se alteraba por la cercanía de aquella mujer. La parte que no toleraba nada que no fuera para su propia supervivencia, y que en aquel mundo les observaba desde la lejanía, en un plano existencial distinto al suyo, agitando sus tentáculos con rabia homicida.

- Hmmmmmmmmmmmmmm.................... - se quedó un buen rato con los ojos cerrados, pensativo. Parecía que algo le estaba devanando los sesos. - ¿Sabes una cosa? No había pensado en eso - contestó con total sinceridad. - Además, aquí dentro no se si lo has notado pero no se pueden usar poderes. Es a causa de los símbolos que tengo en la espalda. Son tan poderosos que incluso afecta a los genes, por lo cual todo aquel que entre aquí será una persona normal y corriente. Ten, toma ésto. - Puso su mano entre los dos y la abrió, mostrándole una criatura con forma esférica, dos patitas pequeñas y una cola, con la piel de color morado y un pequeño ojo abierto que recordaba el de un gato con el iris abierto del todo. - Ésta pequeña criatura será tu vía de escape en caso de emergencia, por si pasa algo. Te trasladará fuera de mi interior de vuelta a tu piso. No me verás allí porque estoy aquí, así que no habrá nada que temer. ¿Te parece bien mi puerta trasera?

Lilith le aseguraba que eran calmantes, por lo que no tendría que haber ningún incidente... salvo que su instinto tomara aquellos efectos relajantes como una signo de agresión, en cuyo caso reaccionaría con salvajismo. Ya lo había hecho un par de veces, y las peores fueron registradas por cámaras de vídeo como apariciones de criaturas de proporciones gigantescas con un gran apetito.
Sloan esperaba poder controlar ese instinto furioso llegada la ocasión.

- Ah, me descuidaba de algo. Ésta cosita también tiene otro uso: en ésta dimensión, mi parte humana y mi parte exterior son dos, por lo que seguramente, de tener un efecto negativo en mi, el instinto aparezca para detenerte. En ese caso, mantén la calma y haz lo que he hecho antes. El otro uso de éste bichito es poder controlar el espacio que tienes a tu alrededor, por lo que tendrás que ser tú la que proteja el experimento. Perdona por ponerte tanta presión encima, pero seguramente yo ni me pueda mover así que... puedes considerar éste lugar como tu segunda casa. Vamos, dicho de otro modo, quid pro quo: tú me has dado un lugar donde vivir, y yo te doy parte de mi santuario. ¡Eh! Pero no te me desplomes de la emoción, ¿vale Lili? Te quiero despierta y en forma para ésto, o los dos las pasaremos canutas.

La aplastante sinceridad con que Sloan dijo que, en pocas palabras, estarían en peligro inminente era para darle una hostia con la mano abierta. Pero bueno, era Sloan...

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   27th Marzo 2015, 18:39

Efectos secundarios:
 

Parecía que mi duda le pilló por sorpresa y lo cierto es que así fue. No había pensado en eso... Muy bien, moreno. Muy bien. Pero, pobrecillo, no debería pensar así de mal de él. Aunque el hecho de que no pudiera usar mis poderes en esa dimensión hizo que me entrara un poco de nerviosismo, el cual pronto desaparecería gracias a la salida de emergencia que me proporcionó Sloan: colocó una de sus manos entre los dos y cuando la abrió emergió o apareció o creó un bichito morado y adorable, de forma esférica que brillaba y tenía aspecto de suave, con patitas pequeñas a juego y una cola que le otorgaba esa cualidad tan achuchable. Pese a tener un solo ojo que recordaba al de un gato, seguía siendo bastante adorable, como una mascota o un peluche.

-Ésta pequeña criatura será tu vía de escape en caso de emergencia, por si pasa algo. Te trasladará fuera de mi interior de vuelta a tu piso. No me verás allí porque estoy aquí, así que no habrá nada que temer. ¿Te parece bien mi puerta trasera?

-Sí, está bien- le dije mientras cogía aquella criatura. No dije más porque me quedé con la mirada perdida en el pedacito de Sloan de color morado que me había dado. ¿Salida de emergencia? Tendría que mantener la calma y la cabeza fría, no podía malgastarlo; salida de emergencia sólo significa una cosa: última oportunidad. -Así que tú me vas a sacar de aquí en caso de que las cosas se pongan feas, ¿eh?- le pregunté al bicho para mis adentros. Sonreí y miré a Sloan, pues ahora me sentía un poco más segura, aunque me preocupaba el futuro de Sloan, descontrolándose dentro de sí mismo. No llegaba a comprender qué es lo que podría suceder llegado el caso, si bien yo estaría en mi casa. Sola.

-Bien, por mí- empecé, pero no terminé, pues Sloan hizo un inciso: su instinto más salvaje probablemente intentara evitar mi huida, y además  yo tendría que hacer algo, crear algo a raíz de esa criatura que me dio Sloan algo que protegiera el experimento antes de desaparecer de esa dimensión. Uf, de acuerdo. Después de disculparse por meterme esa presión me dijo que él me daba parte de su santuario, de su guarida. Podía considerarlo como mi segunda casa. ¡Vaya! Antes de reaccionar yo, el moreno insinuó que me controlara, que me quería seria y centrada. Está bien... pero, como saliera bien, sí que iba a celebrarlo y me iba a emocionar y me iba a dar igual lo serio que se pusiera él o lo tajante que fuera. Así pues, me hice con el control de la situación. -Vale, muy bien. ¡Nada de desplomarse de la emoción! Ya habrá tiempo para eso...- le dije alzando mis manos en forma de disculpa, pero entre risas. -Bien, ¿empezamos? Colócate donde quieras, o haz lo que creas conveniente, voy a verter los calmantes en la pica. Si hoy no funciona, probaremos mañana con otra cosa después de haber hecho yo los cálculos necesarios- le guiñé un ojo y desenrosqué la tapa del frasco y vertí el líquido poco a poco, midiendo las reacciones de Sloan. Estaba un poco impaciente por empezar, pero también sentía un poco de miedo a lo desconocido, a lo que pudiera pasar e, inconscientemente, me aferraba con ahínco a mi salida de emergencia personal.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   27th Marzo 2015, 23:27

- Si... ya habrá tiempo - le confirmó Sloan con una de sus características sonrisas. Cuando Lilith le mostró el frasco de la droga que había sintetizado, levantó una mano para pedirle un segundo mientras que, con la otra, tocó la pica desde arriba hasta la base, abriéndose un agujero pequeño que conduciría el líquido hasta el suelo y más allá. - Recuerda: si escuchas un silbido, un gruñido o cualquier sonido semejante que te ponga los pelos de punta, significa que viene. Levanta un muro, desubica la base... haz cualquier cosa que lo retenga usando tu imaginación y el bicho que te he dado.

¿Confiaba en ella? ¿Confiaba en esa mujer que conocía de escasos días? La respuesta a esas preguntas era claramente si: en aquella dimensión donde él era dos y no uno lo veía todo más claro, más transparente. La confianza que tenía para aquella mujer no era solo debido a la profesionalidad con que trataba su caso, enfocándose sin en ningún momento dudar de sus habilidades ni retroceder por la naturaleza de Sloan. También confiaba en ella por el vínculo que habían creado, más allá del mero placer carnal. Estando ahí y teniéndola cerca sentía... calor, e inquietud. Se sentía bien.

Lilith vertió el contenido de su frasco en la pica, poco a poco. Sloan se apartó de ambas, acercándose al borde del límite de la plataforma, esperando la reacción del potingue en su cuerpo. Cerró los ojos y agachó la cabeza, concentrándose para que su propio cuerpo recordara los efectos beneficiosos de la mezcla.
Al principio no sentía nada, ni bueno ni malo. Se sentía normal, pero solo al principio. Cuando dejó que los efectos se extendieran por su cuerpo, se sintió algo mareado, por lo que tuvo que sentarse cuando el mundo a su alrededor comenzó a dar vueltas. Quiso cerrar los ojos de nuevo pero el efecto del vértigo se duplicaba, por lo que se tuvo que contentar en mantener una mano apoyada en el suelo y la otra sujetando la cabeza.

- Flipa... joder, menudo magreo... ¿Maleno? Sigo, magreo. Mierda, magreo no... ¡Magreo! Bien... Si, bien.... ¡Pis! ¡AARGG! - Estaba claro que Sloan sufría los efectos secundarios del fármaco, pero sobre sus cabezas, uno de los capullos comenzó a brillar con una luz tenue casi mortecina, palpitando con más fuerza que los demás. Sloan levantó la cabeza poco a poco, con los ojos medio idos y sudando un poco. - Aah... ge... genial... va bien... va mal-bien... ¿Qué le pasa a mi tenga? - Quiso decir lengua señalándola con el índice, pero claramente no podía. Entonces comenzó a parpadear con fuerza, abriendo los ojos de par en par y suspirando. Miró para un lado, miró para otro. Una de sus piernas comenzó a temblar de forma nerviosa mientras con una mano se agarraba la ropa de su vientre, con fuerza. La otra mano apartó el sudor de su frente y de su cuello, sonriendo nervioso por alguna razón. - Joder... No puede ser... - Se levantó, se puso de espaldas y agachó la cabeza. Lilith pudo escuchar como se abría el botón del pantalón y la bragueta. - ¡ME CAGO EN LA GALLETA! - Volvió a subirse la bragueta pero claramente continuaba algo nervioso. Se giró y se acercó a la pica, sujetándose para no caerse. - Vale... vale............................ vale.... Creo que... mejor... mañana.... sssssssssseguir.... Hoy....... demasiado.... - Sloan tenía la mirada perdida, pero Lilith podría notar dos cosas: una, que por alguna razón no dejaban de mover las piernas de forma nerviosa. La otra que sus ojos estaban perdidos en el cuerpo de Lilith, concretamente en ciertas partes.

Vamos, que le había pegado fuerte la puñetera pastilla azul si es que la había.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   28th Marzo 2015, 02:00

Al principio no pareció que a Sloan le pasara nada, y me planteé en qué había fallado la mezcla de relajantes mirando el frasco que ahora sostenía vacío en mi mano; pero si gracias a la paciencia cultivada con años de experiencias, pude ver cómo con calma se alejó hasta el límite de la plataforma -por seguridad, supongo. Allí se quedó un rato hasta que empezó a tambalearse y se sentó en el suelo, sosteniéndose con una mano la cabeza y con la otra haciendo de ancla;al mismo tiempo, uno de los capullos se iluminó tenue. Eso era bueno, ¿no? Me acerqué a él con un poco de preocupación, y entonces empezó a hablar. O algo parecido. Los efectos secundarios se mostraron casi al instante y me eché unas risas cuando empezó a confundir palabras y su lengua le entorpeció el habla. Era una imagen graciosa, ver a Sloan señalarse la lengua sin entender lo que dice y por qué lo dice así, no tenía precio. Pero lo que estaba por venir yo no pude imaginarlo.

No dejaba de balbucear que estaba bien, que estaba mal,  y bien de nuevo, confuso y con la mirada un poco perdida. Retrocedí por si acaso hasta detrás de la pica y esperé a que siguiera avanzando pero se quedó quieto, y se toco la zona de vientre y se secó el sudor del cuello y la frente. - Joder... No puede ser... - susurró lo suficientemente alterado como para que yo hubiera sido capaz de oírle. Se levantó y se giró, dándome la espalda, y oí cómo se desabrochaba el pantalón y se bajaba la cremallera.

-Sloan, ¿qué...?- quise preguntarle qué hacía, pero me cortó con un grito de sorpresa que terminó por ser nada serio.
-¡ME CAGO EN LA GALLETA!- y volvió a abrocharse el pantalón. Se giró hacia mí y fue hasta la pica, donde se apoyó, entre susurros de que por hoy era suficiente. Estando ahí apoyado me dio un poco de lástima, pero sus piernas temblaban y no me quitaba los ojos de encima, pero no como si fuera a hacerme daño, no; me miraba como me miró aquel día en el local, como si él fuera el cazador y hubiera fichado a su presa. ¿Era lujuria lo que veía en sus ojos? ¿Era deseo lo que crecía en su entrepierna? Normalmente no me importaría pero esa vez... me resultaba hasta peligroso. Sin embargo, aunque me hubiera gustado descubrir las respuestas por mí misma, le dije que mantendría la cabeza fría, y así hice. ¿Por qué le temblaban las piernas? Estaba claramente "tranquilo" en comparación a cómo podría haber salido, pero estaba confuso. Tendría que pensar en ese temblor y averiguar qué era lo que el capullo había seleccionado como beneficioso.

-Está bien, por hoy es suficiente. Te veo... en mi apartamento, moreno- le dije guiñándole un ojo y acercándome un poco a él. No sabía por qué pero estaba casi convencida de que al salir de esa dimensión Sloan querría pasar tiempo conmigo entre las sábanas. O quizás no y ese efecto secundario del Valium desapareciera. Lo cierto es que Sloan se estaba esmerando y sus esfuerzos no pasaban desapercibidos: jadeaba y le costaba respirar del autocontrol que estaba ejerciendo sobre sí mismo, por los mareos y el vértigo debía sentir. Lo estaba haciendo muy bien.

Antes de irme de aquella dimensión, usé a mi salida de emergencia para crear un cubículo de cristal transparente alrededor del capullo que se había iluminado, protegiéndolo, esperaba.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   30th Marzo 2015, 01:45

Lilith se fue, y lo dejó ahí plantado, en medio de la nada que era su dimensión, con la mirada de un perro abandonado y la expresión facial tan rica de un Rambo en sus mejores días (es decir, cero). Esperó a ver si la doctora volvía de su pequeña huida, balanceando los brazos contra sus piernas, pero entonces recordó que el bicho que le había dado tan solo era de un solo uso, y que al salir de su dimensión se evaporaría en un instante. Pero aun así, siguió moviendo los brazos, dándose una vuelta a ver si pasaba algo que la hiciera volver por un casual de la vida o, simplemente, que su "pequeño" problema se fuera por si solo. Pero como siempre la buena suerte no acompañaba a Sloan, y por mucho que diera vueltas, que pensara en otras cosas o que se dejara llevar por el paisaje que le rodeaba, ese puñetero bulto no se relajaba ni a tiros. Incluso tuvo la brillante idea de liarse a puñetazos, pero se paró en seco al recordar contra qué se iba a liar a puñetazos.

- Mierda... joder, mierda... - al menos había recuperado el habla. Eso era bueno.

Se escucharon golpes procedentes de la parte superior de su cabeza. Al levantar la mirada pudo ver una figura con traje y con una cabeza llena de oscuros tentáculos, arremetiendo contra la jaula que había levantado Lilith antes de marcharse. Sloan se lo quedó mirando, entretenido con los brazos en jarra cual jarrón empotrado sin perderse un solo detalle. Por su parte, el eterno guardián se limitaba a dar golpe tras golpe a una velocidad sobrehumana. Sin embargo, no era capaz de hacer una simple muesca.

- Eso no lo he levantado yo - le dijo Sloan - Por tanto, no puedo romperlo.

Como si aquel ser lleno de instinto entrara en razón, dejó de aporrear el escudo, se apartó unos pasos y "miró" a Sloan de lleno: se estaba desafiando a si mismo. Sloan sonrió cuando su instinto volvió a desaparecer, pero perdió la sonrisa cuando recordó que tenía un problema entre manos, o mejor dicho, entre las piernas. Podría tranquilamente controlar su cuerpo y recobrar el estado físico de siempre, pero como la otra vez había dejado abierta las puertas para que entrara la droga, y hasta que los efectos secundarios no se pasaran, no podría volver a maniobrar con seguridad las grúas de su interior.

- Ya no puedo más... - Sloan dio un paso y desapareció de su dimensión, trasladándose al piso de Lilith apareciendo a sus espaldas. El vértigo aun no se había marchado por completo lo que le hizo caerse al suelo de rodillas, pero aun tuvo la suficiente maña como para alargar la mano y agarrar a la pelirrosa por la goma de sus pantalones negros, tirando de éstos hasta que la nariz de Sloan se incrustó entre sus dos nalgas. Llevado por un ansia irrefrenable la sujetó por el trasero y la levantó un palmo del suelo, usando su cara como soporte y sus manos como fuerza mayor para luego volver a dejarla de pie. Mordió su nalga derecha, bajó por éstas hasta poder ver entre sus piernas la curva ascendente de su pelvis, ayudándose de las manos apoyadas en sus caderas para ponerse de pie. Subió su cabeza siguiendo la línea recta de su espalda, elevándose más allá de su cabello. La cogió por los hombros y la giró, mirándole a los ojos como si quisiera ver más allá de su nuca. - Doctora, me ha dejado en una situación muy difícil. Creo que tengo un problema y de los gordos. - Metió las manos por dentro de sus pantalones, obsesionado con su trasero y la levantó de nuevo, poniéndosela en el regazo y caminando derecho hasta la mesa donde habían cenado, depositando a Lilith encima, sentada, con la cinta de sus pantalones por debajo de sus nalgas, dejando a mitad su ropa interior. Pegados como estaban, Lilith pudo sentir en su entrepierna el abultado "problema" del moreno, insistente. - ¿Cómo va a lidiar con éste problema, doctora?

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   30th Marzo 2015, 15:26

Paseé unos minutos por mi cuarto al volver al mundo real, al que había conocido hasta entonces, pero me impacienté al ver que Sloan no volvía. ¿Habrían degenerado en algo malo los efectos secundarios? Quizá me había pasado con la dosis. Había muchos interrogantes y pocos morenos de ojos verdes que me dieran respuestas, así que salí de mi cuarto y me encontré a Ifrith esperando en la puerta, nervioso, pero feliz de volver a verme. Entró en el cuarto y se tumbó a los pies de ésta, pues era su sitio y ya no había otro macho que le impidiera vagar libremente por la casa. Fui al salón y esperé otro poco dando vueltas, preocupada, la verdad; sin embargo, era Sloan, ¿no? No le mataría unos pocos relajantes.
Y si aviso, Sloan apareció a mis espaldas (porque era la única persona que conocía que podría aparecerse de esa forma tan repentina detrás de mí) y debió perder el equilibrio debido a las drogas que había en su sangre y se cayó, llevándose por delante mi pantalón y plantando su cara en mi culo.

-¿Qué...?- empecé del susto, pero no pude terminar porque ese moreno que tenía detrás me sujetó con sus manos y me levantó del suelo sin apartar su cara de mi trasero y me mordió el cachete derecho -¡Ay!-, grité. Se apoyó en mi cadera y subió hasta estar de pie y por encima de mí, me giró por los hombros y me sentí muy pequeña. ¿Desde cuándo era Sloan tan grande? Me dijo con una voz llena de desesperación que le había dejado en una situación muy difícil y que tenía un problema, mientras me metía las manos por debajo de la ropa y me cogía del culo para colocarme en su regazo y llevarme hasta la mesa donde habíamos cenado horas antes. -¿Qué problema? ¿De qué...?- Y entonces lo noté. Pude sentir cómo su excitación crecía por momentos, cómo palpitaba. Dioses...

- ¿Cómo va a lidiar con éste problema, doctora?

Le cogí de las manos y las aparté de mi cuerpo, pero no me solté de su cadera. -Sloan, éste no eres tú... esto... son los efectos secundarios. Remitirá- intenté sonar creíble y hacerle cambiar de idea, pero no sé muy bien por qué quise frenarle los pies, si bien me gustó que tomara así la iniciativa, me puso bastante a tono. Se hizo el silencio por unos segundos que me parecieron una eternidad, y ninguno apartó la mirada. La temperatura empezó a subir y el ambiente cambió, yo sólo escuchaba nuestras respiraciones: excitadas y precavidas. No lo pensé más y le solté las manos y me encaramé a su cuello, comiéndome su boca sin cuidado. Con mis piernas le apreté más contra mí intensificando la presión que había en nuestras entrepiernas, sintiéndolo con más claridad. Me solté de su cuello y sin dejar de besaerle fui directa a por su camiseta, tirando para quitársela mientras me intentaba quitar la mía también. Parecía un baile un poco torpe, pero poco me importaba: aquel moreno había encendido la mecha que había en mí y ya no podría pararla aunque quisiera. Sloan vio mis intenciones y me ayudó a quitarme la camiseta de un tirón, literalmente. Mi camiseta se rompió y quedé en sujetador delante de esa bestia en la que se había convertido el moreno, el cual no perdió el tiempo y me terminó de bajar los pantalones y, de paso, la ropa interior dejando sólo mis pechos cubiertos. Madre mía, cómo me estaba gustando ese salvajismo...

Le besé con más necesidad que antes, succionando su labio inferior para morderlo y tirar de él con una sonrisa en mis labios, intentando distraerle a la vez que le desabrochaba el pantalón. Yo ya no quería jugar: le empujé para que retrocediera unos pasos y me quité el sujetador bajo su atenta mirada que se había vuelto de un verde muy oscuro y dejé el trozo de tela a un lado; bajé de la mesa y fui hasta él, y le quité la camiseta con prisa y le metí mis dos manos bajo su ropa interior disfrutando también de su culo, para tirar hacia abajo de su ropa y dejar que cayera sola al suelo. Ahora estábamos los dos desnudos. Sin perder ni un segundo me arrodillé ante él y comencé a darle placer oral, con calma al principio y puede que marcando un poco mis dientes en él sin llegar a hacerle daño, esa era una zona muy sensible.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   31st Marzo 2015, 03:35

Por un segundo pensó que la doctora le pediría que se echara para atrás, que hiciera oídos sordos a la petición más primitiva de su cuerpo y se olvidara por aquella noche de acontentarla. Fueron escasos segundos que se hicieron minutos, horas tal vez, sin saber hacia dónde se decantaría la pelirrosa. Pasaron aquel momento mirándose, evaluando la situación y lo que sería más beneficioso.
Todo se fue al traste cuando Lilith se le echó encima con avidez y pasión. Aquel repentino ataque agravó el ansia de Sloan, su hambre por carne humana; la suya. Tenía ganas de devorarla por completo y no de forma literal. Así pues, como respuesta la doctora obtuvo los brazos del moreno alrededor de su cuerpo, agarrándola por la espalda con fuerza con sus bocas pegadas y las piernas de Lilith aprisionándolo. Pero no era suficiente, ni para él ni para ella. La ropa molestaba, estaba de por medio, privándoles de la sensación de sentir la piel del otro sobre la suya, notar el calor, la respiración cortante, el sudor perlando sus cuerpos. La querían fuera con el suficiente ímpetu como para romperle la camiseta de tirantes a Lilith cuando se la quitó.
Sus pechos estaban a la vista, a mano, pero sus sostenes ocultaban lo mejor de todo, con ese maldito cierre que tantos quebraderos de cabeza había dado a los hombres (si, muy fácil. Un cojón...). Pero no había tiempo para la frustración. No había tiempo de relajarse, porque no quería: no quería parar y ver que toda aquella pasión se esfumaba en nada por un efecto secundario del mejunje y se encontraban con el "problema" reducido. Así pues, bajó sus pantalones sujetando la goma de éstos, llevándose consigo también su ropa interior. Joder, al ver su monte de Venus oculto con tanta claridad no pudo mantener las "formas", tirando al suelo la ropa de la mujer y tumbándola sobre la mesa sin dejar de comerse sus labios. De no ser por llevar aun los pantalones puestos la habría penetrado sin más, pero tuvo que contentarse con la sensación de tener su miembro ardiendo y atrapado con la proximidad del sexo femenino a escasos milímetros.
Lilith quería más, mucho más, y lo apartó para hacer las cosas más fáciles. Sloan no pudo contener esa sonrisa que aparece al ver la perfección personificada. Ahora era ella la que tenía prisa, ¿y la podía culpar? Ni se lo iba a impedir, acelerando los sucesos al levantar los brazos para que pudiera quitarle la camiseta y dejando que introdujera sus manos en su ropa interior. Le pareció sentir un pellizco al final de dos extensas pasadas, hasta que se quedó al fin su "problema" libre de ataduras. Pero no duraría mucho tiempo cuando la pelirrosa dedicándole una peligrosa mirada bajó hacia su miembro y dispuso a encerrarlo de nuevo entre sus labios.
Sloan apartó el cabello del rostro de Lilith para que no le entorpeciera. La sensación era indescriptible pero a su vez no sabía donde poner sus inquietas manos. Por eso sus dedos se entretenieron con sus rebeldes mechones o sujetando su cabeza mientras sus ojos se perdían en el vaivén de aquel punto rosa bajo su tórax.
Aun con aquel placer en su entrepierna, no era suficiente: separó a la doctora, la levantó y bebió de sus mojados labios. Tomando de nuevo el control de su cuerpo la empujó mediante usando el suyo propio hacia la pared más cercana: no sabía si era la que estaba al lado de la ventana o la que tenía la puerta del dormitorio, pero poco y menos le importaba eso. Cogió sus manos con las propias y las puso sobre su cabeza, siendo ella ahora la prisionera, notando como lo que antes tenía en su boca era besado de nuevo pero con sus otros labios. Lo besaban y lo acariciaban sin querer éste entrar en su cavidad... aun. Pegando su cuerpo contra el de Lilith, Sloan se movía como una serpiente sobre su presa, sabiendo que en cualquier momento podría abalanzarse para la mordedura final y que fuera toda suya. ¿Y por qué retrasar el gran momento sin todo su cuerpo ardía en deseos?

No esperó más: soltó una de sus manos, bajó siguiendo la línea curvada de su cadera, tomó su muslo y lo levantó, apoyándolo en su propio costado y sujetándolo con la misma mano que lo obligó a separarse de su gemela. En cuanto levantó la pierna se abrieron las puertas, y Sloan las penetró hasta que su cuerpo dijo basta. En otro momento habría disfrutado de ese primer contacto, pero su lado más primitivo le pedía a gritos que continuara, que no cesara. Empujó y empujó, con fuerza, con brío. La penetraba entrelazando sus recortadas respiraciones, sus jadeos y lenguas. Joder, se sentía como si se hubiera liberado en el mismo instante que hizo suya a Lilith contra esa pared. Soltó su otra mano y se apartó. La hizo girar sobre si misma y la puso de espaldas, contra la pared como si hubiera sido una niña mala y necesitara su castigo. Al ver su trasero a la vista le propinó uno, dos cachetes para después agacharse y beber de su entrepierna como lo había intentado antes sin resultados.
¿Qué le pasaba? ¿Todo eso era gracias a los efectos de la droga? No era que no lo disfrutara, o que no fuera con él, pues esa faceta suya, salvaje y sin riendas era su verdadero rostro, aunque su cara humana pudiera decir lo contrario. No se preguntaría si esos efectos serían continuos o cesarían: se centró en disfrutar del momento. Se puso de pie, pegó su pelvis contra el trasero de Lilith y volvió a penetrarla. Llevó sus manos por debajo de sus axilas hasta poder sujetar sus perfectos pechos y jugar con sus duros pezones. En el cuello de Lilith se mezclaban sus cabellos y el cálido y ardiente aliento de Sloan, hecho un completo animal con fuerzas suficientes para no dejarla ir hasta que el sol cruzara el cielo tres veces.

No le dijo nada. No se dijeron nada: no era necesario y eso destrozaría el momento. Ya habría tiempo suficiente después para hablar...

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   31st Marzo 2015, 16:20



Sloan me ayudó y apartó mi cabello para que no se entrometiera en lo que estaba haciendo, me ayudaba a mantener un ritmo y yo no hacía más que lamer, succionar, y subir y bajar con suavidad y muchas ganas. Unos minutos después, el moreno me apartó de él y me hizo levantarme del suelo hasta alcanzar mi boca y besarme como creo que no lo había hecho nunca: me comió por partes, saboreó toda mi cavidad y no me soltaba. Me empujó de repente hacia una pared hasta acorralarme y sujetar mis brazos por encima de mi cabeza, mientras él no hacía más que provocarme haciendo que su erección se encontrara mi punto más sensible sin llegar a entrar en él. Dioses, quería que me penetrara de una vez y no lo hacía. Con la desesperación del momento aproveché un beso para morderle y que me prestara atención, y exigirle con la mirada que lo hiciera ya. Que me hiciera suya ya. Cogió una de mis piernas y la levantó, sujetándola a su cadera, creando el hueco para penetrarme sin más esperas. Un gemido escapó de mi boca y me hizo sujetarme de su cuello, dejando mi boca a la altura de su oído, el cual llenaba de gemidos y sonidos más que provocadores al mismo ritmo sin pausa que sus embestidas. Sloan se había convertido en un animal salvaje y eso no me estaba disgustando en absoluto, paró y me hizo girarme con la facilidad con la que mueves una muñeca de trapo y me puso contra la pared, como si hubiera sido una niña mala; él aprovechó la ocasión para darme algún azote en mi pálido trasero que no tardó en coger color a causa del golpe. Y de pronto, Sloan ya no estaba detrás de mí, sino debajo de mí y se deleitaba saboreando mi sexo, mis flujos, todo lo que había estado provocando en mí lo estaba disfrutando ahora. Yo no podía hacer más que sujetarme como buenamente podía a la pared para no caerme y gemir y respirar con dificultad. Cuando volvió a penetrarme esta vez desde atrás, grité en silencio por la sorpresa, por el placer, por las ganas de comerle que estaba despertando en mí. Me estaba convirtiendo en una loba a cada segundo que pasaba y yo no pensaba hacerme responsable de lo que pudiera suceder. Se apoyó en mí sin dejar de embestirme con ganas y sujetó mis pechos y los disfrutó como si no hubiera un mañana.

Mis piernas ya empezaban a temblar, por mucho que yo fuera deportista tenía mis límites, y estaba llegando a uno de ellos. Me erguí frenando al instante sus acometidas hacia mí y me giré para no darle respiro y besarle hasta llevarle hasta la pared de enfrente y ser yo la que llevaba el control un poco. Con mi mano derecha le masturbaba mientras que con mi mano izquierda sujetaba su cuello para que no separara su boca de la mía. Cuando sentí que Sloan estaba apunto de descontrolarse y volver a tomar las riendas de la historia me separé de él con una sonrisa en los labios y fui sin dejar de mirarla, caminando de espaldas pero contoneándome lo suficiente para provocarle y que me siguiera de cerca.  

Le llevé con facilidad hasta el sofá, pude ver en su mirada que no le estaba gustando eso, no le gustaba alejarse de mí, no le gustaba no estar dentro mí, no le gustaba que me moviera con tanta lentitud. Él estaba lleno de lujuria y yo le hacía esperar, pero no por mucho tiempo porque le empujé hacia el sofá para que cayera sentado en él y sin darle ni una oportunidad me coloqué a horcajadas sobre él y esa vez fui yo la que tenía prisa. Me movía sin cambiar el ritmo, con rapidez, con pasión. Yo estaba llegando a mi límite del placer, notaba cómo mis piernas hormigueaban a causa del placer y no quería parar y Sloan tampoco me dejaba parar. Cuando llegué al orgasmo bajé las defensas y Sloan aprovechó el momento para tumbarme en el sofá y acabar la faena él mismo, pero no sabía cuánto más iba a durar yo porque sentía la irrefrenable sensación de que se acercaba otro orgasmo. Él no abandonaba mi boca ni mis pechos, y ante tantos estímulos a la misma vez yo no podía hacer nada y explotaba una y otra vez. Me gustaba que fuera así, me gustaba que fuera salvaje y disfrutara sin pensárselo dos veces, que me arrancara gemidos que provenían de lo más profundo de mi ser.

Ojalá no pararas nunca, Sloan.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   2nd Abril 2015, 13:58


Su respiración. Sus jadeos. El ligero temblor en sus piernas. Su cabello azotándole. Su trasero, firme, rebotando con cada embestida. Sus pechos tiernos de pezones duros. Su espalda arqueada. El calor que envolvía su entrepierna...

Ese era su mundo en aquel momento para Sloan. La fijación que tenía por aquella mujer solo era equiparable al ardor de sus entrañas por la inmensa necesidad de penetrarla hasta que el cuerpo le dijera basta. Y ella se había entregado con la misma pasión salvaje, copiándole hasta la forma de respirar. ¿Aguantaría hasta el final? ¿Hasta que sus cuerpos no se pudieran ni mover? ¿Sería capaz de seguirle el ritmo hasta romperlo?
Como respuesta Lilith dijo "suficiente por ahora", poniéndose completamente recta y avasallándolo a besos, guiándole hasta la pared más cercana. Ésta vez fue él quien la imitó a ella, bajando una mano hasta su entrepierna y la otra sujetándola bien fuerte. Él no se iba a separar y ella tampoco, o ninguno de los dos iba a permitirlo. La mano de Lilith ponía aun más dura su erección, ahora mojada por haber estado en su interior. Frotaba con la misma intensidad que la de los dedos de Sloan, serpientes que se deslizaban por todo su monte de Venus hasta el final de sus labios.

Quiso su cuerpo continuar con aquella orgía de placer, intentando volverla a tomar cuando ésta se apartó. Sus ojos decían "espera" y su sonrisa "ven". El contoneo de sus caderas alargaron la comisura de sus labios, fijando la mirada del moreno en aquel trasero y esas caderas de infarto, capaces de hacerle perder a uno el control. La siguió bien de cerca, pudiendo sentir ella la proximidad de su cuerpo a escasos centímetros. Iba lenta, a su ritmo, orquestando martillazos a la cordura de Sloan. ¿Cuánto iba a durar esa tortura? ¿No veía que con cada segundo que pasaba fuera de su cuerpo, eran puñaladas que atravesaban sus nervios? El moreno estuvo a punto de lanzarse a por ella de nuevo, pero fue la doctora quien lo tiró contra el sofá, sentándolo. Antes de poder ponerse cómodo la tuvo de nuevo encima, buscando el placer de su cuerpo y cabalgándolo con fuerza e intensidad. Sloan pegó sus manos a su trasero: no la iba a soltar y no iba a dejar que se fuera a ninguna parte. Bebía de su boca y probó su orgasmo cuando ésta llegó a los límites del placer, relajándose lo suficiente como para darle la oportunidad al moreno para cambiar las tornas y arremeter contra el sofá.
Probaba cada parte de su cuerpo con manos y labios. La lengua hacía sus delicias rodeando sus pezones y enroscándose con su lengua. El temblor de las piernas de Lilith y sus gemidos a todo volumen fueron la entrada al siguiente orgasmo. La pelirosa sonreía, e incluso le vinieron ganas de reír. Sloan la imitó, pegando sus labios contra los suyos mientras se reían a carcajadas. Lilith rodeó sus cuello y éste la levantó hasta que la sentó encima del respaldo del sofá, donde no paró de penetrarla.

¿Alguna vez pararía? Durante aquella noche, o lo que quedaba de noche no hubo lugar a salvo en todo el piso donde no se la llevara para hacerle el amor con tanta pasión como locura; la tumbó sobre la mesa de la cocina; los cristales de las ventanas se quedaron con la silueta de sus pechos; el mueble de la entrada soportó con estoica fuerza el trasero de Lilith mientras Sloan golpeaba su pelvis con la propia; Ni siquiera el suelo pudo salvarse.

Pero como todo, tuvo un final, y no fue hasta que quedaron los dos, exhaustos y tirados sobre el suelo que no se dieron cuenta. Sloan respiraba con dificultad pero tuvo las fuerzas suficientes como para girarse y ver el busto de Lilith subir y bajar, mientras ella se cubría el rostro con un brazo. Sonrió el moreno al verle los labios a la pelirosa, buscando el aliento.
Alguien quiso avisarles que se levantaba un nuevo día, lanzando sus rayos de luz por la ventana: el sol estaba saliendo y eso significaba que no habían dormido en toda la noche. Sloan estaba vacío por dentro, sin fuerzas ya, ¿pero cómo estaría ella? Llevó su mano para coger la suya y se la estrechó.

- ¿Sigues viva, o tengo que venir a hacerte el boca a boca?

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   7th Abril 2015, 01:15

Perdí la cuenta por completo del tiempo que había pasado. No sabía cuántas veces me hizo suya y yo le hice mío. No sabía si me quedaría voz o si conservaría fuerzas para respirar por mí misma. Estaba exhausta pensando en todo lo que habíamos hecho, en todos los lugares que horas más tarde recordaríamos con diversión y puede que con otras cosas... Me costaba respirar y me concentré en no dejar de inhalar y exhalar siempre al mismo ritmo, bajando mis pulsaciones a un ritmo normal.

Sentí el calor del Sol que venía a darnos los buenos días, y fue una sensación agradable. Pero más agradable fue ver el afecto que me transmitió Sloan en aquel gesto al cogerme la mano.

-¿Sigues viva, o tengo que venir a hacerte el boca a boca?

Sonreí sin poder evitarlo ante su pregunta y sin apartar mi brazo de mis ojos. Le devolví el apretón como pude haciéndole entender que seguía viva y suspiré. Estaba satisfecha. Me sentía llena. Y también estaba rota. Dioses, ¿podría caminar acaso? Las agujetas no tardarían en llegar ni 24 ni 48 horas, iban a tardar dos horas. Hice un esfuerzo para girarme y quedar tumbada de costado en el suelo de mi salón, mirando a los verdes ojos de Sloan, los cuales se habían aclarado después del fuego que los consumió dejando sólo un verde oscuro y cenizo durante toda la noche. Me incliné y le besé repetidas veces esos labios que tanto habían probado de mí.

-Estoy viva... Estoy viva, pero por poco- le dije, pues aunque soy una persona deportista y que considero que estoy en buena forma... competir contra la bestia en la que se convirtió Sloan no fue fácil, lo que me hizo pensar en el capullo que dejé allí en su dimensión interna y me hizo preguntarme qué es lo que habría canalizado su organismo-. ¿Vamos a la ducha?- Tenía que activarme de algún modo antes de dormir un poco antes de ir a- ¡AY! ¿Qué hora es? ¿Qué maldita hora es? ¡Tengo que iR AL TRABAJO!- grité histérica. Seguro que le estaba regalando a Sloan un espectáculo digno de una butaca y unas palomitas, dando vueltas por mi salón sin ropa que oculte mis vergüenzas. Encontré un reloj y vi que me quedaban veinte minutos para llegar al trabajo. Mierda... -¡Yo me voy a la ducha! Puedes acompañarme si quieres pero será sólo ducha y, después, pasearé a Ifrith con rapidez y, después... Tú. Tú me llevarás a Arkham. Y después te irás porque no quiero que te pase nada extraño mientras estás ahí. Ya veré cómo vuelvo luego...- le solté sin más mientras me dirigía enfurruñándome con el mundo hacia la ducha. Tendría todo el santo día para morir de sueño y pensar en qué sería lo próximo que le daría a Sloan. Los efectos secundarios por lo que he podido comprobar son inmediatos y duraderos, pero no son los más comunes los que a él le afectan, por lo que tendría que pensar en ello. Podría probar con estimulantes esta vez, en lugar de tranquilizantes, eso podría ser interesante, pero peligroso. Tenía mucho en lo que pensar ese día y no tenía la cabeza para ello. Iba a ser un largo día...

-¡Y encima, SIN DESAYUNAR!- grité desde el baño.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   7th Abril 2015, 17:43

Menuda nochecita... pero aun así Sloan tenía fuerzas suficientes como para alargar el brazo y rodear su cintura para acercar su cuerpo, aceptando esos labios como el mejor de los regalos... o el mejor de los regalos después del gran festival. Matizando señoras y señores, matizando. Con las yemas de sus dedos pudo notar como le temblaban las muslos y el esfuerzo para moverse aunque fuera tan solo para parpadear.

- ¿Una ducha? Pues no es mala idea... ¿Tú delante y yo detrás? - Como un resorte, algo que despertó en la cabeza de Lilith, pillando por sorpresa al moreno cuando le gritó en plena cara, girando la cabeza y cerrando un ojo. Eso mínimo le destrozaba un tímpano, además de perlarle un poco la mejilla pero bueno, a esas alturas de "conocerse" no era lo peor que había tenido por la cara.
Se levantó, casi le dio una patada a la entrepierna de Sloan al salir corriendo en dirección a su... ¿habitación? ¿Baño? ¿Cocina? Estaba claro que no tenía claro dónde quería ir y por qué, y con ello el moreno tirado en el suelo, viendo como meneaba ese precioso culo delante de sus narices, además de perder de vista el tatuaje de pica al moverse sus... bueno, dejemos de describir lo que veía el moreno.

- Mmmmme parece fenomenal - le contestó Sloan desde el frío suelo con toda la calma del mundo mientras la pobre Lilith se debatía entre el tiempo y las prisas. Se levantó y se acercó a la cocina con el pedazo de grito de la pelirosa al darse cuenta que iba a tener hambre. Por ello encendió el fuego, puso una sartén y dos tostadas. Sacó mantequilla y el pote de mermelada que habían comprado en el super la última vez. Puso la cafetera en marcha y mientras se preparaba el desayuno de la campeona buscó al perro... su encuentro fue tan breve como intenso, con el can mirándolo con los dientes y Sloan deteniéndose de golpe para volver a la cocina. - Vale, ésto ya está... - Sacó las tostadas, las untó y sirvió el café en una taza. Cogió una tostada, la taza y se dirigió hacia la puerta del baño, esperando que saliera Lilith ya vestida. Cuando lo hizo... - Toma, café y una tostada - Tostada en la boca y café en la mano derecha. - Te llevo y ya saco yo a Ifrith - fue dicho y hecho cuando la rodeó por la cintura, desnudo que aun iba, y dio dos pasos para trasladarse al despacho de la doctora. - Que tengas un buen día - le dio un beso en la mejilla y volvió a desaparecer, no fuera que alguien entrara y se encontrara con un tío desnudo junto a la doctora... aunque seguro que cosas más raras se habían visto por ahí...

De nuevo en el piso, Sloan se encaró de nuevo con el perro. Tuvieron una pelea de miradas durante al menos dos minutos, sin que ninguno de los dos se moviera.

- Vamos a ir a pasear... lo quieras o no... Pero mejor salgo vestido.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   8th Abril 2015, 14:51

Me duché en un tiempo récord y me sorprendió que no me hubieran quedado restos de jabón por el pelo o el cuerpo, pero ya no había tiempo de pensarlo porque tardé más de lo que me hubiera gustado en maquillarme. Me enfundé mi vestido de lápiz negro hasta la rodilla, bonito pero formal, mi bata y abrí la puerta del baño sin haberme secado el pelo y sin haberlo desenredado más que con los dedos, para encontrarme a un Sloan esperando desnudo llevando una tostada con mantequilla y mermelada y un café como a mí me gustaba tomarlo en las manos.

-¿En serio?- le pregunté conmovida alzando mis cejas. Aunque el sentimiento me duró poco porque me dijo que me llevaba a trabajar y él sacaba a Ifrith-. ¿¡Qué!? Pero sí no os gus- y me cortó a mitad de frase metiéndome las tostadas en la boca y dejando el café en mi mano. Me rodeó como solía hacer él, dio dos pasos y ahí estábamos los dos: una doctora y un moreno desnudo en mi despacho.

-Que tengas un buen día- me dio un beso en la mejilla y se fue.

-Lo... intentaré...- respondí al aire de mi vacío despacho, el cual se me antojó más grande de lo normal en señal de que sería un día muy largo. Suspiré hundiendo mis hombros y miré la hora, aún me quedaban cinco minutos antes de tener que fichar y dar explicaciones de cuándo y cómo había llegado. Me senté en mi silla dejando el café sobre el escritorio y comiéndome la tostada en silencio con la mirada perdida. A la hora de fichar me bebí el café de un trago como si de un whisky se tratara y antes de salir puse a funcionar mi cafetera personal, pues necesitaría mucha cafeína ese día.

Las horas pasaron lentas hasta la hora de mi descanso, hora que aproveché para dormir un poco. Soñé con el ser de mil ojos que me miró en la mente de Sloan, y el sueño se me hizo eterno, como si aquellos ojos detuvieran el tiempo.

...Si intentas frenarme acabaré contigo... también...

Fue todo lo que escuché de ese ser antes de que me devorara entre las sombras y sus tentáculos. Desperté ahogando un grito, con un espasmo, asustada y sudando. Miré el reloj: sólo habían pasado dos minutos. No pude volver a dormir y me dediqué a darle vueltas a las palabras de mi sueño... ¿Frenarle? Frenarle... frenarle... ¿Y si...? ¿Y si le diera un empujón? Sloan lucharía y desde luego lo iba a pasar mal, y seguramente, yo también. Me puse a buscar en mis archivos en busca de estimulantes poco nocivos y se me fue el santo al cielo entre la búsqueda y mis pacientes.

Llegó la hora de irse a casa. ¡Al fin! Me estiré de pie como lo haría un gato y salí corriendo para no perder el bus pues ese día no tenía coche. En el trayecto hacia mi casa me quedé dormida y no tuve sueños, sólo descansé, y, como por arte de magia, me desperté a dos paradas de mi casa. ¡Bien! Miré por la ventana del bus y vi a una pareja paseando a un perro pequeño, parecía un yorkshire, y eso me hizo pensar en Ifrith, Sloan y su paseo. ¿Qué tal les habrá ido? Diez minutos más tarde llegué a casa, abrí la puerta con mi llave y esperé a que Ifrith viniera a saludarme, pero no lo hizo. Por qué. Fui con paso decidido al salón y la estampa que me encontré fue para enmarcarla y colgarla de la pared.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   8th Abril 2015, 23:38

- Bien, vamos a dejar las cosas claras: yo no te gusto y tú a mi ni frío ni calor, pero tu ama ahora mismo está en el trabajo, hecha polvo por los polvos que le he dado, así que no puede sacarte a pasear. Entonces, o te tragas esa mala gaita que gastas contra mí porque sé que todos los animales me la tenéis jurada y vamos a pasear, o te meto en el baño y no sales hasta que aprendas a hacer tus necesidades en la taza como las personas normales. ¿Lo pillas?

El perro se lo quedó mirando sin saber muy bien si morderle o morderle, así que optó por gruñirle. Una respuesta a camino entre las dos posibles reacciones ante un ser que a simple vista parecía una persona normal y corriente, pero que todo ser primitivo como los animales o las plantas lo aborrecen tan solo sentir su presencia o su olor... menudo fastidio.
En primer lugar, el intento por ponerle la correa al perro produjo una situación de estira y afloja entre la mano del moreno que sujetaba la correa y los dientes del perrete, que no sabían si mantenerse siempre a la vista o solo de vez en cuando al acercarse la mano de Sloan. Ahora bajo, gruño. Ahora me aparto, dejo de gruñir. Ahora bajo más, gruño más fuerte. Ahora me aparto, dejo de gruñir. ¿Solución final? El truco de la trampa: Sloan hizo un nudo a la correa, se la tiró al cuello y tiró para enganchar el cuello del perro. Emitió el animal un ligero quejido pero bueno, no se ahogaba y eso era lo que contaba. Si durante el paseo el perro se le escapaba, Lilith bañaría el suelo con sus tripas.

Esa fue la parte fácil del trabajo, porque cuando pisaron la calle... madre mía, cuando pisaron la calle: tal vez fuera porque Ifrith quería sentirse superior a Sloan, pero en cada esquina, en cada pared, en cada jodida farola se paraba a mear, y cada vez que lo hacía meaba de tal forma que le cayeran gotitas en las chanclas que llevaba Sloan, y así al llegar al parque tenía los dedos empapados y una cara de malas pulgas que espantarían al demonio mismo.

- Ésta me la pagas... - le perro como no, le respondió con un gruñido.

Llegaron al parque, donde un tipo con chanclas, pantalones tejanos finos, una camiseta de manga corta, con cara de recién levantado y paseando a un perrete parecía ser la delicia suprema para la población femenina. A algunas las había visto antes cuando paseaba a Ifrith con Lilith y aun así le mandaban saludos que poco tenían de "amistosos". Sloan no se pispaba ni de la mitad y devolvía los saludos como un "buen vecino", pero las risas se terminaron cuando Ifrith le mordió la pierna.

- ¡AAAG! ¡¿PERO QUÉ HACES, ANIMAL?! - Sloan intentó agarrar al perro y para que abriera la boca, pero el perro fue más rápido y apuntó mucho más arriba del tobillo... mucho, mucho más arriba.

El grito de dolor fue apoteósicamente épico...

Dos meadas más y tres zurullos después Sloan volvía a casa con el perro por delante, se cerraba dentro y se tiraba en el sofá, con la cara de un muerto y la entrepierna dolorida.
Muchas horas después entraba Lilith por esa puerta y se encontraba a un moreno sin alma tirado en el sofá, y un perro en una esquina que daba la sensación que lo habían sodomizado mínimo.

- Hey Lili... ¿Qué tal te ha ido?

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   9th Abril 2015, 20:29

Cuando entré en el salón me encontré a mi chico con mirada triste, furiosa y alegre. Tenía pinta de haberlo pasado mal, como si le hubieran hecho daño o le hubieran maltratado, con cara de niño pequeño e inocente. No podía negarle nada al único que jamás me había abandonado. Ignoré a Sloan y fui a ver y a abrazar a Ifrith.

-¿Estás bien, gordito? ¿Qué te ha hecho el moreno malo?- le pregunté a Ifrith acariciándole el hocico como a él le gustaba y dedicándole una mirada asesina a Sloan. Por suerte mi reacción hizo que el humor de mi compañero más fiel mejorara y empezó a mover el rabo en señal de felicidad. Le di un pequeño peso en su cabecita y fui hasta el sofá donde me esperaba un moreno de ojos verdes afligido.

-¿Y a ti qué te ha pasado?- le dije mientras me sentaba a su lado en el sofá descalzándome y cruzando las piernas. -Me ha ido... bien, creo. Ha sido duro, la verdad. Creo que no he tomado tanto café en mi vida, y para colmo en mi hora libre he querido dormir un poco y he tenido una pesadilla y no he podido descansar en ese momento, pero por suerte en el autobús de vuelta he podido caer rendida y dormir...- bostecé- ¿Cenamos? No tengo demasiado hambre pero supongo que tú sí. Venga, tú espérame aquí que yo ahora vengo con la cena- terminé, dándole unos golpecitos en la pierna. Me levanté con prisa y fui hasta la cocina, cambié el agua de Ifrith por una fresca y le puse comida. Acto seguido me lavé las manos y abrí la nevera. Ensalada de tomate para mí, y una lasaña congelada entera para él. No sé por qué evitaba contarle mi pesadilla, pero tarde o temprano tendría que hacerlo y... tratándose de Sloan, mejor con el estómago lleno porque no sabía si ese sueño significaba al bueno o malo, o si significaba algo siquiera.

Veinte minutos después estábamos los dos en mi salón, sentados a la mesa con la cena puesta y esperando a que alguno de los dos diera el primer paso y empezara a comer. Como no quería que notara nada raro me mantuve enérgica, aunque quizás me pasé un poco.

-¡Que aproveche!

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   10th Abril 2015, 01:10

Nada más entrar, Lilith se fue directa a por el perro. Sloan la siguió por encima del sofá, como si de un búho se tratara o del foco de un faro que a lo lejos, te daba de lleno en los ojos cuando pasaba por la ventana de tu dormitorio mientras te susurraba "sii... construyeron ésta habitación aposta". Aunque para ojos los que le puso Lilith a Sloan tras darle ciertos mimos al perro. Con esa mirada podría haberse cargado un batallón entero y sin pestañear siquiera. El moreno se encogió detrás del sofá, teniendo el presentimiento que sería mejor dejarles su espacio.
Sin embargo la pelirosa fue en su búsqueda, sentándose con él en el sofá. Ante su pregunta, Sloan tan solo sonrió de forma forzada y se encogió de hombros. Le hacía cosa decirle que su perro se encontraba así por porderle las pelotas a Sloan. Por norma general los animales no se le acercan y sienten aversión hacia su figura. Ahora imaginad que le muerde uno. Imaginad todas las sensaciones que sentiría el animal pasando por su boca e instalándose en su psique para rematarlo con un "hostia puta, lo he tocado".
Por lo que le contó la doctora, su día no había sido mucho mejor que el suyo, aunque al menos no había recibido una mordedura en sus partes. Si es que... eso de estar follando como animales durante toda la noche no podía ser sano para una persona normal si al día siguiente tenía trabajo (aunque hay que decir que ninguno de los dos pensó en eso... además que Sloan en ese momento no era capaz de pensar en otra cosa que no fuera el cuerpo de Lilith). Por la cara que hacía estaba claro que necesitaba descansar, aunque antes... oye, no iba a decirle que no a una buena cena. En verdad se moría de hambre.

Veinte minutos después estaban los dos en la mesa, con la cena delante y a punto de devorarla, pero entonces Lilith gritó "¡Que aproveche!" con más energía de lo habitual. Sloan se la quedó mirando durante unos segundos. ¿No estaba muerta perdida hacía escasos segundos? ¿O acaso una ensalada de tomate hacía que le volvieran todas las fuerzas de golpe? Si era así tendría que recordarlo para futuras ocasiones. El moreno se comió su lasaña con una sonrisa, más que nada por ver a la pelirosa con tantas energías... aunque seguía haciendo mala cara.

- Oye Lili - Sloan dejó los cubiertos encima del plato una vez se terminó su cena, para luego coger el plato vacío de Lilith y llevarlos a la pica, donde comenzó a lavarlos. Era una práctica que, como bien le había dicho la doctora el día anterior, le ayudaría a relajarse, y era tremendamente efectivo. - Supongo que habrás traído otro frasco para ésta noche... o puede que no y que lo tengas preparado para otra. El caso es que, si has traído el batido para ésta noche, si te parece podemos dejarlo para mañana o pasado. No quiero que te desplomes por falta de sueño o cansancio y que luego vayas diciéndoles a todo el mundo que ha sido culpa mía - bromeó, pero solo a medias. En cierto modo... el estado de Lilith le preocupaba. ¿Le preocupaba? - Nah, ahora en serio: si necesitas echarte y descansar podemos dejarlo para otro momento. Antes que nada vas tú, ¿sabes? Así que venga, ponte ese pijama que te queda tan sexy, lávate los dientes, asegúrate que no hay monstruos debajo la cama y descansa, ¿te parece? - Terminando de fregar los platos, Sloan se giró para cruzarse de brazos y mirar a la pelirosa. Lo decía en serio eso que antes su salud que la terapia, y esperó a su respuesta con ansias.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 442
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 23
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   10th Abril 2015, 13:24

Efectos secundarios:
 

-Oh... Claro... La verdad es que hoy no he traído nada, Sloan. He estado investigando a raíz de mi... bueno, aburrimiento, y he decidido probar con estimulantes, pero no he sacado nada en claro hoy. Perdona- le dije con una media sonrisa de sincera disculpa. -Me encantará ponerme ese pijama que tanto te gusta, pero quizá me guste más que me lo quites...

Con esa insinuación me fui al servicio y me lavé los dientes, como una buena chica mientras Sloan terminaba de lavar los platos. Era una comodidad que lo hiciera aunque si no fuera porque le relaja y eso es bueno para los experimentos lo haría yo misma. Cuando llegué al cuarto él estaba esperándome pacientemente en la cama y a mí me invadió un sueño terrible. Aún así, hice el esfuerzo (si a dejarme llevar se le puede llamar esfuerzo) y pronto tuve ganas de practicar "cardio" con Sloan. Después de eso, caí rendida encima suya con mi cabeza apoyada en su hombro, los dos desnudos en silencio con los dedos del moreno acariciándome la espalda. No sé por qué pero sentí que ese era el momento idóneo para contarle a Sloan mi pesadilla, no sabía si iba a ser realmente bueno o no, pero necesitaba contárselo y quizás obtener alguna respuesta.

-Sloan, si no te importa, necesito contarte algo- empecé, tomando aire y respirando hondo. -Hoy... ¿Recuerdas mi pesadilla? ¿Esa que te conté que no me dejó dormir? Bueno pues... A ver... Cuando entré en tu cabeza, tu otro yo me vio y me miró fijamente a los ojos y después desapareció. No supe qué significaba eso pero creo que ahora lo sé, o no, pero... El caso es que hoy cuando he intentado dormir, ese ser se ha aparecido en mi mente de la misma forma que lo hizo en la tuya y me puso sobre aviso: si intentaba frenarle, acabaría conmigo... también. Eso no me dejó dormir y por eso pensé en provocarle buscando estimulantes que seguro que te lo harán pasar mal, pero no serás el único que lo pase mal, no quiero verte sufrir innecesariamente y...- paré mis pensamientos en ese mismo instante. No vayas por ahí, Belmont. Céntrate en lo que querías decirle y luego duerme. -Bueno, y... eso, necesitaba decirte que lo vi, que me amenazo y que pienso provocarle y eso casi seguro te hará daño. Así que lo siento de antemano- besé su hombro con precaución pero con seguridad. No me arrepentía de mi decisión, y seguiría buscando un estimulante que funcionara con él. Esperé una respuesta por su parte y después me quedé dormida no, inconsciente.

No recordaba haberme quedado dormida pero el caso es que sonó mi alarma y era hora de volver al trabajo. Otro día más a la ducha, a desayunar y a pasear a Ifrith, a ir a Arkham y a encontrar un cóctel explosivo para el moreno. Tras una mañana tan común como las otras y varios cafés, llegó el momento de mi descanso y lo aproveché para concentrar en un frasco un poco de dextroanfetamina, sustancia que tuve en la cabeza desde casi el primer minuto que estuve en Arkham. No tardé mucho en sintetizar el fármaco y me guardé un frasco como el último en el bolso. Respiré hondo y solté el aire lentamente, esta noche iba a ser movidita, pero por suerte ya era viernes y eso significaba que pasara lo que pasase si sobrevivían a esa noche podría dormir todo el sábado. Vuelta al trabajo, dos pacientes me fallaron porque se habían peleado entre ellos por no tomarse la medicación que les dije que tomaran, así que pude salir antes de allí. En el camino a casa no escuché música porque necesitaba concentrarme en lo que iba a pasar esa noche, si bien preferí no darle demasiadas vueltas.

Cuando llegué a casa Ifrith vino a verme como de costumbre y eso me alegró, significaba que no había pasado nada entre los hombres de la casa. Y hablando de hombres, fui a saludar a Sloan y a decirle que esa noche podríamos probar con el estímulante, aunque le avisé los posibles efectos secundarios. -En principio te sentirás genial, eufórico, te sentirás libre y ligero, como si pudieras volar, pero cuando eso se pase sentirás una gran pérdida y las cosas irán a peor... Ah, y es posible que experimentes psicosis en el peor de los casos, ¿de acuerdo? Así que cenemos antes de nada, que prefiero que tengas el estómago lleno antes de probar nada, no vaya a ser que no puedas controlar tu hambre...- y le guiñé un ojo.

-¿Qué cenamos hoy, chef Jenkins?

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 832
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   10th Abril 2015, 16:04

Tras la cena y los "postres", la pareja se quedó tendida en la cama, desnudos pero bien apegados. A pesar del calor del verano y el residual por la "gimnasia horizontal" que practicaron hacía escasos minutos permanecían los dos juntos, con los brazos del moreno abrazando a la pelirosa y acariciando su espalda con la yema de los dedos.
Y entonces le habló de la famosa pesadilla. Mientras se la contaba, Sloan permanecía con la mirada impasible, observando el techo que tenían sobre sus cabezas. El instinto que había cobrado forma y amenazaba con apoderarse de todo su cuerpo y su mente no solo habitaba en su cabeza, sino que ahora se había hecho un hueco en la de Lilith. Eso de alguna forma despertó cierta ira en el cuerpo de Sloan. ¿Por qué sentía ira? No era alguien que fuera capaz de odiar, pero la ira era un estímulo que había sentido varias veces en situaciones donde se sentía atacado. ¿Se había puesto así porque sentía que su propio instinto atacaba a Lilith? Podría ser, pero eso querría decir...

- No te preocupes por mí: he pasado por cosas peores así que tranquila. Descansa, Lili - correspondió al beso de su hombro con otro en su rosada cabeza, y acto seguido se durmió sobre su cuerpo. Sin embargo Sloan no cerró los ojos aquella noche: dentro de su cabeza se disputó una ardua confrontación entre las dos mitades que formaban su mente. La pasión con que se defendía su parte humana contrastaba con la frialdad y la lógica de su instinto.

Aquella noche iba a marcar un antes y un después dentro de la cabeza de Sloan.

A la mañana siguiente se levantaron como si no hubiera pasado nada. Lilith hizo sus "deberes" antes de marcharse a trabajar con la compañía de Sloan, y una vez se quedaron el perro y el moreno juntos, volvieron a retomar sus quehaceres habituales sin dirigirse ni una sola mirada.
A la vuelta de la doctora ambos fueron a darle la bienvenida a casa, uno dando saltos y el otro con besos. Lilith llevaba consigo una nueva fórmula y pasó a describirle los efectos secundarios que iba a sufrir en su cuerpo y su mente. Todo un excitante sin duda, pero sería genial, ya que así podría sintetizar los elementos que paliarían el exceso de las drogas anteriores, pudiendo encontrar un equilibrio entre ambas. Si todo iba bien, tan solo faltaría un nexo para unir ambos efectos y tendrían la droga que tanto necesitaba Sloan.
Pero antes...

- Hoy no quiero que te falten las energías, así que me he sacado de la manga un bistec de ternera con salsa roquefort y guarnición. Espero que tengas hambre porque es bastante contundente.

El bistec le había quedado de rechupete, así como la salsa... lo que no iba a contarle es que ese era el filete número ocho, y que los demás se los había dado a comer a Ifrith, y cuando éste no pudo más se los comió él. ¿El dinero para comprar semejante cacho de carne? De ninguna parte, pero como tenían otras cosas que pensar igual ni se lo preguntaba. Además, a la pelirosa ya le había quedado claro los primeros días de conocerse que el concepto de propiedad era algo que a Sloan se le escapaba.
Terminada la cena y los platos limpios, como la última vez Lilith encerró al perro por si acaso, y se acercaron mutuamente, rodeando el moreno su cintura y dando un simple paso. Volvieron a la dimensión dentro de Sloan, justo donde lo habían dejado, con la pica a un lado y los tres capullos palpitantes sobre sus cabezas al final de la escalera. El primero de ellos seguía brillando con aquella luz mortecina, aunque la protección que lo cubría tenía algunos desperfectos. Estaba claro que su instinto había intentado destruirlo.

- Antes que nada ten, por si acaso - El bichillo de la otra vez apareció en la mano de Sloan y corrió hasta el hombro de la doctora, parpadeando varias veces, mirando a uno y al otro. - Estoy listo...

Apartándose de la pica, vio como Lilith vertía el contenido de su nueva pócima dentro de la pica, y cómo esta se abría dejando que el líquido se drenara por un conducto que conducía directamente al cuerpo de Sloan. El propio moreno pudo sentir que algo estaba entrando en su cuerpo, poco a poco, y cómo éste intentaba asimilarlo. Por un momento le pareció que no iba a sentir nada, pero como la última vez se equivocó: empezó como un pequeño picor, pero poco a poco se fue extendiendo por todo su brazo y tuvo la necesidad de rascarse. Se rascaba y rascaba, pero el picor se movió por todo su cuerpo y durante unos instantes no paró de rascarse por todas partes.
Por suerte, ese picor cesó.


- Chico.

¿Y esa voz? Sloan se quedó parado durante unos segundos, como si acabara de escuchar un lobo aullar o como si tuviera a su espalda el hedor del aliento de la peor bestia salida del inframundo. Miró por todas partes pero...

- Eres decepcionante, chico.

Como si siempre hubiera estado allí, un hombre de cuerpo enorme, barba poblada y cabello grasiento se materializó delante de Sloan, con su mirada severa y antinatural. Sloan sintió un gran peso en su pecho, y dio un paso hacia atrás, agachando la cabeza pero sin dejar de mirar a aquel hombre que tanto terror le procesaba.

- ¿Quién eres tú?
- Una vergüenza. Un fallo. Eso es lo que eres. Eso es lo que serás siempre. Un error que tuvo que se devorado en el preciso instante en que naciste. - El hombre se acercó a Sloan y éste volvió a dar un paso hacia atrás. Miró aterrado hacia Lilith buscando ayuda, la cual también podía ver al hombre. - ¿Y ahora lloras? ¿Por qué lloras?
- ¿Yo? ¿Lloro? - Se llevó una mano a las mejillas al sentirlas húmedas. Efectivamente estaba llorando. ¿Por qué estaba llorando?
- Una decepción tras otra. Tú tenías que ser el portador de un Dios, su catalizador. Tú tenías que haberme dado la gloria, concederme el control del conocimiento absoluto. Sin embargo eme aquí, convertido en una simple proyección de tu destrozada mente, aferrándote a una simple... mujer. - Sus últimas palabras fueron escupidas con desdén.
- ¡DÉJALA EN PAZ!
- ¿Y ahora me gritas? A mí no me grites chico. ¡A MI-NO-ME-GRITES!

Su figura se ennegreció, creciendo de forma desmesurada. Todo a su alrededor se oscureció, incluso la luz más allá del vórtice, convirtiéndose en una luz apagada que estaba perdiendo contra las sombras. A lo lejos, un grito procedente de una garganta que no podía ser humana se extendió por el vacío, impactando en la pareja como si se tratara de una ola de terror. Sloan conocía aquella sensación, y levantó la cabeza a tiempo para ver la figura del eterno guardián cayendo a toda velocidad hacia Lilith.

- ¡LILI!!! ¡¡¡RÁPIDO, ESCAPA!!!!

Si Lilith no levantaba una capa protectora con el poder que le otorgaba el bicho de su hombro o no escapaba, aquel ser caería directo sobre la pelirosa, muy posiblemente acabando con ella.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)   

Volver arriba Ir abajo
 
Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)
» Yo soy el peligro +18 [Lilith Belmont] (04-07-2018)
» [mini-evento]Las profundidades del lenguaje: ruinas [Lilith, Alice, Elissa, Deadpool, Elektra] (03-03-2019)
» Cronología de Lilith Belmont.
» Joker...¿que yo que?... (Lilith Belmont en PRIVADO)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Gotham-
Cambiar a: