Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   25th Marzo 2015, 16:27

12 de Mayo del 2018

Me gusta ir a central park a media tarde. Es un sitio estupendo para practicar. Hay escaleras, bancos, barandillas y toda la clase de obstáculos que te puedas imaginar, además de tener construido uno de los mejores parques de Skaters que había visto nunca, aunque tampoco es que hubiera visto muchos más en directo, la verdad. Me gustaba ir cuando ya estaba anocheciendo, para evitar las multitudes de niños que se agolpaban por todas partes, o mas bien, a los padres que iban detrás de ellos. Me ponía enferma ver cómo les perseguían por todas partes con la palabra NO metida en la boca todo el rato: "NO te ensucies, NO corras, NO te caigas, NO te manches, NO grites". ¿Por que no se limitaban mejor a decirles que NO se lo pasaran bien? Habrían tardado menos.

Había pasado por el garaje después de haber cogido unos cuantos sándwiches envasados, de esos que vendían en las gasolineras y en los supermercados. No había tenido ni que meterme en el contenedor, porque un chico que trabajaba allí me vio al salir y me los regaló. Hasta me trajo un zumo. Así que después de comer, y echar un rato la siesta, cogí el casco, las rodilleras y las coderas, y saqué la tabla a dar un paseo. No es que me disgustaran los patines, pero hay veces que si los llevo todo el día me duelen los pies, y es mejor ir cambiando. Además, si no se te olvida cómo se patina con patinete.

Entré al parque calentando, haciendo slalon entre la gente y evitando las zonas mas llenas hasta llegar a donde estaban los Skaters. Algunos eran conocidos, que me saludaban y sabían que iba por allí, y otros grupitos de chicos que se creen geniales y que monopolizan el sitio. Llevaba una tabla vieja y desgastada, llena de un montón de calaveras que había pintado con un rotulador Edding. Me subí hasta la "piscina" y esperé turno, hasta que me tocó. Saludé a algunos que me hacían gestos, y cuando estuve lista, bajé por la rampa, notando el viento en la cara. Era una sensación genial. La mejor. Fuí cogiendo velocidad, aprovechando la forma, hasta que al fin me decidí a hacer un 540. Al aterrizar, los chicos que estaban allí me vitorearon, y choqué las manos con un par de ellos, observando al siguiente que había entrado. Patinar era lo mejor del mundo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   31st Marzo 2015, 13:28

Los chicos del parque vitorearon a Kim, se había lucido con el skate y todos le chocaron la mano entusiasmados. Se había convertido en el centro de atención hasta que entró el siguiente jugador en la pista.

Era un chico más mayor que ella, aparentaba entre trece y quince años y llevaba una capucha verde que le cubría ligeramente el rostro. El muchacho descendió por la rampa con velocidad y todos lo vieron. No tenía ninguna pericia patinando, y no sabía hacer ni la mitad de las piruetas de los niños ahí presentes. Pero cuando saltó con su Skate parecía que volara, sus pies eran ligeros y aprovechó la rampa para crear una perfecta armonía con la pista. El resto de niños también le aplaudieron cuando terminó la demostración, y el chico de la sudadera verde le dio el skate al siguiente jugador.

- Gracias por prestármelo, amigo. Pero nunca le pillaré el tranquillo a estos chismes... - rió. Su compañero recogió el Skate y Kim se dio cuenta de que el niño tenía un ojo morado y el labio partido. Aquellas marcas parecían recientes...

El chico de la sudadera le dio buena suerte a su amigo y en cuanto pudo se acercó a ella. El muchacho se retiró la capucha, revelando unos enigmáticos ojos verde esmeralda y el cabello castaño como el roble.

- Eres buena. ¿Vienes mucho por aquí? - preguntó el niño. Sus ojos verdes se clavaron en Kim, como si la analizara.

De alguna forma Kim sintió que sus rasgos le eran familiares. ¿Le conocía de algo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   8th Abril 2015, 19:44

Entre todos los vítores, estuve a punto de perderme la actuación del chico nuevo. O no tan nuevo. No se movía como si hubiera empezado a patinar hacía mucho, pero el caso es que se lo que hacía, lo hacía bien y conseguía mantenerse sobre el Skate, haciendo algunos movimientos bastante chulos. Quizá fuera un primerizo, aunque si era así tenía mucha suerte. En cuanto dio el primer salto, me di cuenta de que no podía serlo. Por un momento tuve la sensación de que estaba levitando encima de la tabla, como si su salto se eternizara. Luego, cuando acabó su sencilla rutina, le devolvió el patinete a otro niño. Uno que tenía pinta de haber recibido una soberana paliza. Lo del labio partido podría habérselo hecho patinando, pero llevaba el ojo morado y me parecía demasiada casualidad. Me quedé mirando al pobre crío un segundo, pensando en quién habría podido hacerle algo así, hasta que me interrumpió una voz.

- Si. Mucho. ¿Eh?- contesté como un automatismo, y luego me di cuenta de que no sabía a quién. Me giré para encontrarme de cara con ese chico de la capucha, y al retirársela, vi que debía tener como quince años. Tenía los ojos verdes, preciosos. Era muy mono, pero demasiado joven para mí. - ¡Ah! Eres tú. - le sonreí por un momento, y luego me quedé allí confundida.

Me había salido un tono extraño, casi contento, como si le conociera de algo. Le miré fijamente un rato. Sí lo conocía. Lo conocía seguro. ¿Pero de qué? ¿Del parque? ¿Del refugio? Del colegio no era, eso seguro, porque no voy. Nada. No era capaz de recordarlo. Quizá sólo me sonara. Puede que tuviera una de esas caras con las que asocias a todo el mundo.

- Me llamo Tortita. ¿Tu cómo? - le pregunté, cambiando de mano el skate y poniéndomelo debajo del brazo. Quizá el nombre me trajese algo a la cabeza.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   11th Abril 2015, 13:56

El chico de la sudadera verde sonrió divertido al ver la respuesta automatizada. No pareció sorprenderle que la niña le reconociera a pesar de que supuestamente se acabaran de conocer.

- ¿Tortita es un nombre? - el chico rió divertido, mostrando sus perfectos y blancos dientes perlados. - Puedes llamarme Jake.- dijo respondiendo a su pregunta.

El chico de verde pareció acordarse de algo y buscó un buen rato en sus bolsillos hasta que sacó una piruleta roja y redonda envuelta en un plástico.

- ¿Te gustan las piruletas? Cógela. Yo ya me he comido una.

El chico amoratado que le había prestado el skate a Jake estaba recibiendo varios aplausos de los espectadores. Al muchacho se le daba muy bien manejar el monopatín y sus amigos le chocaron la mano con entusiasmo y aprobación. Aquel niño se veía muy feliz rodeado de su gente, pero pronto se tuvo que despedir de la fiesta. La noche ya se había cernido sobre ellos y los pocos críos que quedaban en el parque empezaron a marcharse a sus cálidos hogares. 

Jake dejó de prestarle atención a la niña que tenía en frente y desvió la mirada unos instantes en dirección al chico del labio partido. Cuando se dio cuenta de que su amigo se marchaba, volvió a girarse para mirar a Kim y le habló de forma apurada.

- Ahora me tengo que ir, ¿Mañana estarás por aquí? - preguntó el muchacho con curiosidad - A ver si podemos charlar un rato más aunque sea...

Jake parecía muy interesado en la niña, pero había algo más urgente que tenía que hacer aquella noche. Algo que no podía perderse. 

El muchacho se despidió y Kim vio como se marchaba siguiendo el mismo camino que el niño del skate.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   11th Abril 2015, 15:32

En respuesta a su afirmación, le saqué la lengua y le hice un poco de burla, pero no se ofendió ni nada. Me dijo su nombre y trata de encontrarlo entre todas las cosas que tenía en la cabeza, a ver si lo había oído antes. Después del ejercicio de memoria me di cuenta de que era inútil. Igual Jake no era uno de esos nombres que tenían miles y millones de personas de New York, en todo un alarde de originalidad por parte de los padres de los susodichos millones de Jakes. Nada. Que no era capaz de ubicarlo. Maldito cerebro Troll. Te dice que conoces a alguien, pero no es capaz de decirte de qué.

- Pues Jake entonces. - dije, asintiendo.

Iba a preguntarle algo más, pero en ese momento se puso a urgar en su bolsillo y sacó una piruleta. A mi se me dilataron las pupilas como un gato que ve meterse a un pájaro dentro de una caja. Me la ofreció y sin darle tiempo a repensárselo, la abrí tirando del envoltorio con los dientes que aún me quedaban, me la metí en la boca y la saboreé. Hacía un buen rato que no tomaba azúcar y la verdad es que me apetecía bastante algo dulce.

- Eshta Mmmuena. - dije pasándola de una mejilla a la otra, para luego sacarla, churrupetearla con la lengua fuera, y volver a meterla en la boca dando algunos bocaditos suaves, para que no se rompiera. Estaban mejor enteras. El chico miraba todo el rato al niño que tenía la cara hecha un cromo, como si le preocupara algo. Quizá fuera su hermano o su amigo, o algo así, y por eso intentaba vigilarlo. El niño se fué y de pronto le entró mucha prisa. Tanta que hasta se despidió. - ¡Si, claro! Estaré por aquí. ¡Hasta mañana!- dije con una sonrisa, quitándole importancia, mientras empezaba a correr detrás del niño.

Entonces caí en la cuenta. ¿Y si era él el que le había arreglado la cara al pobre chaval, y estaba esperando que se quedara solo para hacerle cualquier otra cosa? Eso me preocupó un poco. Además no podía quitarme de la cabeza lo de que me sonaba muchísimo, y no sabía de qué. Recogí mis cosas, y decidí ir detrás de ellos. No era la primera vez que seguía a alguien. Podría pasar muy desapercibida. Me coloqué a una distancia prudencial, después de localizar al chico de verde, y traté de mantenerlo siempre a la vista. También creí ver mas alante al niño, entre toda la multitud. ¿Qué estaba haciendo? ¿Porqué le seguía?

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   5th Mayo 2015, 14:28

Jake sonrió divertido cuando la niña se llevó el caramelo a la boca e intentó contestarle en un intento de hablar con la boca llena. Era como si el muchacho ya hubiera adivinado su reacción y le hubiera dado la piruleta porqué ya sabía que le encantaban las golosinas. De alguna manera, a Kim le parecía extraño y familiar a la vez, pero seguía sin ubicarlo, aunque ese gesto de darle la piruleta...

Y entonces el muchacho se despidió con prisas y desapareció tan pronto como su amigo el del skate había cruzado la calle principal en dirección a su casa.

Kim no tardó en recoger sus cosas y seguir la pista a los dos chavales. Delante de la niña, Jake caminaba un poco apurado, se había llevado las manos a la cabeza y se ajustaba la capucha verde al rostro. No muy lejos de él, se encontraba el otro chico montado en su skate, con el objetivo de volver rápidamente a su casa. El chaval se metió por un callejón y giró a su izquierda, Jake hizo lo mismo segundos después y Kim perdió el contacto visual por unos segundos. Cuando la niña giró la esquina y entró en el callejón, vio lo que estaba sucediendo al final de la calle...

- Te dijimos que no volvieras por aquí...

No era la voz de ninguno de los niños, era más grave y parecía pertenecer a uno de los cinco adolescentes que estaban rodeando al chico del skate. Eran más mayores que él, Kim podría asegurar que tenían entre 16 y 18 años.

- Es el camino más rápido para volver a casa... yo... lo siento... - respondió el crío del skate bastante asustado por la encerrona. Los acosadores soltaron una carcajada al ver que al muchacho le empezaban a temblar las rodillas del miedo. 

- Este es nuestro territorio, chaval. Si pasas por aquí, tendrás que pagar un tributo. ¿Qué tal si nos das ese precioso Skate? 

El niño pareció negarse al principio, pero no tenía muchas posibilidades de ganar si había un enfrentamiento. Eran cinco contra uno, así que se resignó a darles su juguete favorito a cambio que le dejaran pasar sin recibir otra paliza. 

- Así me gusta, chaval, que respetes a los mayores... - el macarra cogió el skate y le dio la espalda al muchacho mientras enseñaba el premio a sus colegas, que le vitorearon y continuaron con el jaleo y las carcajadas. Cuando nadie se lo esperaba, el violento adolescente se giró de nuevo para asestarle un golpe al chico con su propio skate. El golpe fue tan duro que el chico cayó al suelo del golpe y la sangre empezaba a salir de su cabeza, manchando el asfalto.

- Y esto es para que vuelvas a hacerme caso la próxima vez que te diga que no vuelvas por aquí, pringado... - el macarra escupió al suelo dónde quedaba el niño inconsciente y el resto siguieron riéndose como hienas.

Kim se dio cuenta entonces, de que había visto a Jake entrar en el callejón, pero ya no estaba allí. El chico de la capucha verde había desaparecido, y en la calle sólo estaban los cinco matones, el niño inconsciente y la Ghost Rider...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   11th Mayo 2015, 23:13

Llegué a la esquina, me vertí como una sombra entre los obstáculos asomándome detrás de un contenedor y allí les encontré, justo a tiempo para ver como prácticamente le arrebataban el Skate de las manos, y golpeaban al chico, haciéndole caer. Por primera vez en mucho tiempo, entorné los ojos y elevé un lado del labio, pero no por estar asustada o enfadada. Hacía mucho tiempo que nada me hacía sentir así de confundida. El simpático chico de verde no parecía estar en el callejón. No formaba parte de la tropa de abusones que vitoreaban al que parecía el líder, como si acabara de ganar una guerra contra un enemigo terrible, cuando la cruda y penosa realidad era que había arrebatado un juguete a un chico que era la mitad que él. Comencé a andar hacia ellos, notando un hormigueo creciente en las yemas de los dedos, y me detuve un instante, mirándolos, dudando en si había empezado a suceder el cambio o no.

Un ruido seco. Sordo. Una salpicadura. Una caída al peso.

Esta vez mi expresión si era horrorizada, pero sólo así lo mostraron mis ojos, constreñidas las pupilas en dos diminutos puntos como puntas de aguja en el centro de mi iris. Había visto cosas a lo largo de veinte años capaces de inmunizar a cualquiera. Había visto muertes, traiciones, violaciones, torturas, masacres, falsedades, conspiraciones, mentiras, y un largo etcétera, tal como esa cosa las contemplaba. Algunas de ellas, por sí mismas, habrían conseguido consumir la razón de una persona cuerda. Pero por algún motivo, la expresión de aquellos ojos vidriosos en un rostro vacío en el suelo, el olor de la sangre que era capaz de diferenciar incluso sobre la inmundicia, las risas... sobretodo las risas.

Corrí como si no me quedara otra cosa en el mundo, me arrodillé junto al chico y observé la enorme herida abierta de la cabeza. Los ojos se me humedecieron, y jadeé, antes de taponarle con las manos desnudas, empapándome de su sangre aún templada, levantándole lentamente como pude. Tuvo fuerza suficiente como para mirarme una última vez, con esa cara hecha un estropicio por alguna paliza anterior, y la única lágrima que le salió del ojo me dejó entender lo poco que había entendido el mundo en su corta estancia en él. Luego dejó caer su cabeza, y se quedó allí, colgando entre mis manos.

Una ira inmensa me atravesó por completo. Noté como ardía desde mi interior y se expandía por todas partes, cegándome, secándome los ojos al momento. No quería llorar. No había sitio para la tristeza. Todo dejó de existir para mí, en ese instante. Todo salvo una cosa...

- ¡Eh! ¿Me estas escuchando niña? ¡Este es nuestro territorio! ¿Es que no has aprendido nada de...- un grito interrumpió su discurso, y otros al unísono lo corearon, convirtiendo ese momento en una armonía de suplicios.

En silencio, sólo quedábamos nosotros.

El garfio había atravesado el hombro del chico. Penetró en su carne con la facilidad con que lo haría un cuchillo en la mantequilla. Sólo tuvo tiempo de sentir el dolor, y el líquido caliente al derramarse por su herida lacerante. Al seguir la dirección de la cadena a la que estaba unido el objeto que le traspasaba, observó la mano de hueso desnudo y llameante que la mantenía sujeta con firmeza. Se encontró con nuestro rostro, y entre sollozos, se orinó encima, mientras se le llenaban los ojos de lágrimas. Los otros chicos, en un estado entre el shock y el terror absoluto, fueron incapaces de moverse. Lo utilizamos a nuestro favor. Con la otra mano, en un rápido movimiento, proyectamos unas cadenas que los rodearon, inmovilizándolos, haciéndolos caer al suelo. Al enrrollarse en sus cuerpos, les proporcionaron algunos golpes que arrancaron de ellos quejidos de dolor. Estando bajo control, atrajimos al otro hacia nosotros. Tiramos de la cadena con tanta fuerza que el chico estuvo a punto de desmayarse, pero en su lugar, acabó tirado en el suelo a nuestros pies. Sin piedad, arrancamos el garfio de su carne, produciendo un nuevo grito, y una generosa salpicadura de sangre. Le agarramos por el pelo con firmeza, y le arrastramos hasta aquello que deseábamos hacerle ver. Con un fuerte golpe que le partió una ceja, le colocamos en la posición idónea, apoyando su rostro a pocos centímetros de la cara del niño que, segundos antes, se había tomado la libertad de golpear. Abrió los ojos, y encontró su gesto inerte, mirándole con aquel vacío inigualable que sólo muestran aquellos que han sido privados de la vida.

Su rostro se tornó una máscara de miedo primitivo, de asco y rechazo visceral, gritó con todas sus fuerzas, tomó aire y volvió a gritar, pero no permitimos que se moviera ni un ápice. Se retorció, se revolvió, pero no dejamos que se alejara. Lo mantuvimos fijo en el suelo, para que pudiera percibir la ausencia de su aliento, lo estático de su penetrante mirada clavada ahora en su asesino, que no encontraba consuelo, porque esos pequeños ojos no volverían a parpadear. Los llantos resonaron por el callejón, a medida que los integrantes del grupo se percataban de la sangre que había bajo la cabeza del niño muerto, y de cómo su líder entraba en un estado de pánico irreparable. Lloraba, histérico, cada vez mas consciente de lo que había hecho. Se repetía una y otra vez que había sido un accidente, intentando borrar con eso la creciente sensación de culpa que ahora impregnaba su alma. Intentaba cerrar los ojos, pero no era capaz, porque en el interior de sus párpados esos iris inmóviles aún le seguían...

Y nosotros no hicimos nada, mas allá de comprobar como se debatía entre el dolor y la certeza del terrible acto cometido, mientras contemplábamos quebrarse poco a poco su alma de pecador.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   3rd Junio 2015, 11:26

Los gritos de horror y agonía inundaron las calles de aquella fría noche en Nueva York. La niña había visto con sus propios ojos las injusticias que se producían en los barrios más bajos de la ciudad, y la muerte de aquel niño de tan solo diez años había traído consigo la desgracia.

La Ghost Rider hizo lo que tenía que hacer; les mostró con crueldad la cara de la muerte.

El matón ejecutor estaba tan aterrado que no podía ni luchar para salir de las heladas cadenas que le aprisionaban. El hombro le escocía de dolor, y sentía cómo la sangre manchaba la vieja acera de la 56 con la octava avenida. El esqueleto fantasma le tenía cogido por los pelos, y de un doloroso tirón le golpeó hasta señalarle lo que había hecho. El rostro del adolescente se desencajó al ver la cara sin vida del niño del skate.

- ¡Está inconsciente! ¡Si ha sido un golpe de nada! - gritó aullando de terror.

Sus compañeros, que tampoco podían escapar de las cadenas de la muerte, gritaron igualmente asustados hasta desgarrarse la garganta. Las voces de todos ellos eran una melodía deliciosa para la motorista, sus chillidos parecían componer una compleja canción de terror.

- ¡Lo has matado, tío! ¡Te lo has cargado!

- ¡Yo no quería! ¡sólo estábamos jugando! ¡No quería matarlo!- las lágrimas salieron de sus ojos incansables y continuas, acompañando la desesperación.

¿Para él la muerte de aquel chico había sido un juego? ¿Y las palizas continuas? ¿Y los abusos hacia los más pequeños? El líder de aquellos adolescentes asesinos ahora no era más que otro crío asustado que no dejaba de implorar el perdón. Le gritó al fantasma mil veces que le perdonara, que no iba a volver a hacerlo jamás si le soltaba. Que no quería morir. Todos ellos tenían miedo de lo que estaba por venir, y el trauma que desarrollarían aquella noche sería irreparable.

- Así que en esto te has convertido...- dijo una voz conocida a espaldas de la chica.- ahora entiendo muchas cosas...

Detrás de ella estaba Jake, que a pesar de tener la capucha verde tapando ligeramente su rostro, la Ghost Rider le reconoció a la primera. 

- Déjales, Kim. No tiene sentido que sigas con esto... Ya no creo que vuelvan a hacer daño a nadie más... - el chico que acostumbraba a sonreír más alegremente que nadie, ahora tenía un rostro inexpresivo y carente de sentimientos.

El muchacho castaño se acercó a dónde yacía el niño sin vida y se agachó a su lado, retirándose la capucha del rostro. Jake cambió su expresión durante unos instantes mientras miraba al niño convertido en cadáver, era el rostro de alguien que había perdido a un amigo. 

Pero lo que más sorprendió a Kim no fue la aparición de Jake sin previo aviso, sino lo que su visión de Ghost Rider le mostraba. Una vez Jake se hubo retirado la capucha, Kim vio como sus cabellos volaban inquietos en todas direcciones, cómo si un viento fuerte los agitara de forma continua. Sus ojos verdes brillaban con aún más intensidad y a su alrededor... Kim vio varias esferas de luz de mil colores que revoloteaban alrededor del chico misterioso cómo si fueran hadas de cuentos de fantasía.  

A demás de todo eso, Jake la había llamado por su nombre, un nombre olvidado que mucha gente desconocía. 

¿Quién era ese muchacho que parecía saber tanto de ella?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   24th Junio 2015, 13:54

La agonía que se elevaba en la noche de Nueva York atrajo la atención de las personas alojadas en los pisos contiguos. Como delatando la personalidad presente en gran parte de la humanidad, muchos de ellos apenas se asomaron a la ventana, si no que cerraron persianas o cortinas, procurando dejar el drama y la tragedia mas allá de sus pupilas. Un desprecio intenso por todos ellos instigó aún más nuestra decisión, mientras los críos chillaban presa del terror. Las lágrimas se entremezclaron con la sangre, mientras la muerte quería convertirse en accidente en la boca de sus asesinos. Pedían perdón, pero ¿Qué perdón podíamos ofrecerles, después de lo que habían hecho? No era nuestra obligación ofrecer misericordia, no podíamos tener compasión por aquellos que no eran capaces de tenerla.

- No pidáis piedad. No la tuvisteis con él. - aseveramos, con una voz que era un gruñido de pesadilla

- ¡Por favor! ¡POR FAVOR! ¡Haré lo que sea! ¡LO QUE SEA! - nos suplicaba, viendo próximo su final.

El silencio, roto tan sólo por sus propias lágrimas se hizo en el callejón. Entonces una voz interrumpió nuestros pensamientos, produciendo en nosotros una terrible sensación, al oír pronunciado el nombre que nos habíamos prohibido desde que estábamos juntos. Nos levantamos, utilizando uno de nuestros pies para obligar al pecador a no moverse, colocándolo sobre su espalda, entre los omóplatos. Por primera vez en la historia, nos sentimos inquietos. Observamos a aquel joven, al que ahora veíamos en otra perspectiva, mientras esas pequeñas criaturas sobrevolaban su alrededor.  


- No puedes interceder. - Nuestro mensaje fue inexorable. No podía interrumpir nuestro natural cometido, a pesar de lo cual, supimos que tenía razón. Pero un pecador al que no se le castiga por su crimen le queda una sola salida.

volvimos a arrodillarnos, mientras el chico clavaba en nosotros su mirada, convencido de que se acercaba su final. Le observamos a los ojos, hasta que percibió en el vacío de nuestras cuencas ese brillo aterrador y frío, como la punta de una aguja. Lo levantamos del suelo, cogiéndolo por el cuello, dejándolo de rodillas. Ni siquiera encontró fuerza para levantar los brazos o defenderse, y a una distancia tan corta que podría haber contado los poros de nuestros huesos, le ofrecimos su penitencia.


- Vais a iniciar un peregrinaje. Llevaréis al niño hasta su casa. - el rostro se le desfiguró en una máscara de horror, al entender lo que eso significaba. - Tú lo portaras, con tus propias manos. Se lo entregarás a sus padres.- el joven entreabrió los labios, y mas lágrimas manaron de su rostro ensangrentado - Si me entero que alguno de vosotros intenta huir, o no cumple con su penitencia, os perseguiré.- miramos a los chicos sollozantes, tirados en el suelo. - No habrá rincón lo bastante oscuro. No habrá quien os proteja. Os alcanzaré, y entonces os haré sentir todo su dolor. - Las cadenas que hasta entonces habíamos mantenido en torno a ellos se deshicieron,y supimos que durante una décima de segundo estuvieron tentados de huir, pero el miedo les hizo presa con fuerza, y no permitió que se movieran. Miraron a su jefe, que había sido liberado, mientras miraba el pequeño cuerpo en el suelo.

La calavera se quedó inmóvil, mirando a los jóvenes con esa eterna sonrisa impasible. Se acercaron temblorosos al cuerpo del chico, que continuaba en la misma posición en el suelo, con la salvedad de la compañía que le otorgaba el chico de la capucha verde. Dudaron unos instantes, y entonces nuestra mirada se posó en él.


- Que eres tú...¿Y de qué conoces ese nombre?- el tono se volvió aún mas penetrante si eso era posible. Aunque la portadora no fuera capaz de admitirlo, sus esencias estaban mezcladas en ese momento. Lo suficiente como para ser capaz de afectar al espectro en que se había convertido.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   10th Julio 2015, 12:27

- No voy a detenerte - Jake tenía una expresión seria e imperturbable, el tampoco mostraba ninguna compasión ante los jóvenes asesinos - pero su muerte no tiene hoy como fecha.

El muchacho de la capucha verde dejó que Ghost Rider hiciera su trabajo. Los adolescentes fueron castigados y llevarían el cuerpo del chico de vuelta con sus padres. El dolor que sufrirían aquella noche sería incapaz de cicatrizarse, los padres no perdonarían jamás que aquellos chicos terminaran cruelmente con la vida de su único y amado hijo. Y sus agresores seguramente pasarían una parte de su vida en el reformatorio o en la cárcel, y algunos de ellos seguirían recordando como a la calavera fantasma como una interminable pesadilla. Un símbolo que les perseguiría cada noche por sus crímenes, sin dejarlos descansar tranquilamente cuando llegara la noche.  

Éste sería el final de la historia del muchacho del skate. Pero aquella noche aún quedaban muchas más historias que contar.

-¿Qué soy? - el muchacho no pudo evitar soltar una media carcajada en el aire. - ¿Puedes verlo, no?

A pesar de que el cadáver del chico del skate ya había sido llevado por los asesinos a dónde pertenecía, Ghost Rider se percató de que detrás de Jake estaba su fantasma. El niño pareció algo tímido, y se asomó un poco para sonreír a Kim.

- Gracias... - dijo con una voz tímida. Y después miró a Jake con otra sonrisa para después abandonar su forma humana y convertirse en una esfera pura y brillante, y se sumó a la danza del resto de almas que flotaban alrededor del muchacho de la capucha verde. 

- Te conozco desde hace mucho tiempo, Kim. De cuando todavía eras una niña, pero no imaginé que hubieras acabado convirtiéndote en... lo que sea que te has convertido - dijo casi con una mueca, buscándole una razón de ser a aquella criatura que se encontraba frente a sus ojos. - Supe que habías muerto cuando tu alma fue a mi encuentro... pero ahora entiendo porqué todavía no puede descansar en paz...

Una de las brillantes almas que revoloteaban alrededor del muchacho se detuvo en la palma de la mano, y Jake la alzó para que la chica la viera mejor. 

- ¿Porqué sigues atrapada en este mundo...?- susurró con pesar.

La niña reconoció entonces a su propia alma, que descansaba ahora en las manos de Jake.


Última edición por Jake el 5th Agosto 2015, 11:26, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   17th Julio 2015, 14:16

Los aterrorizados peregrinos se acercaron al cuerpo inerte, y con una delicadeza que no habían mostrado jamás en los actos cometidos a lo largo de sus cortas vidas, sujetaron la ensangrentada cabeza del niño, apoyándola contra el hombro de su líder. Envolviéndolo con ambas mano, una bajo las piernas y otra en torno a su espalda, sus dos compañeros colocaron sus manos inertes sobre su pequeño cuerpo, que ya no respiraba. El llanto descontrolado dio paso a una súplica silenciosa, natural de las procesiones de entierro. Los tres plañideros se alejaron, desprendiendo tan solo respiraciones pesadas causadas por la responsabilidad que ahora tenían por delante, alteradas en alguna ocasión puntual por un sollozo. Sus pasos se alejaron hasta perderse por las callejuelas, rumbo al destino inexorable que les esperaba, para cobrarse sus pecados.

Las cuencas de nuestros ojos contemplaron la imagen que se desarrollaba a pocos metros, el joven de la capucha, envuelto por un sin fin de esferas que revoloteaban describiendo una danza a su alrededor, con una inocencia tal que parecían jugar, como lo harían los pájaros. El niño a quien habíamos visto morir en nuestras manos, escondido tras él. Miraba a nuestro rostro de hueso, y aún así, sonreía. Un rostro que había sido la pesadilla de cuantos habían tenido la desgracia de observarlo. Una sola palabra salió de sus labios, y entonces, de algún modo, sentimos que el gran pesar y el rencor que guardábamos en nuestro corazón desaparecía, durante unos breves instantes. Durante un tiempo fugaz, esa palabra hizo que nos perdonáramos el uno al otro. Durante un momento efímero, nos aceptamos, y fuimos UNO SOLO.

No fuimos capaces de percatarnos de lo que había sucedido, pues en nuestro interior se desató una tormenta emocional, a causa de las palabras del chico, al pronunciar de nuevo el nombre prohibido al que habíamos renunciado hacía ya tanto tiempo. Había una nota de desprecio en su voz, que hizo que nuestra ira se avivara, crepitando a nuestro alrededor el fuego que alimentaba nuestros huesos blancos, volviéndose cada vez más grande. También había rencor, y nostalgia, y lástima, y quizá, aunque jamás lo admitiríamos, un punto de alegría. Volver a oír ese nombre nos trajo recuerdos.  


Al fin y al cabo era quien era. Quien quería volver a ser...

Nuestra falta de expresión hizo que no pudiera percatarse de nuestra sorpresa. Sus palabras dieron a entender una situación de la que no éramos conscientes, y según nos hacía partícipes de ella, supimos con toda seguridad que estaba equivocado. Aquello consiguió distraernos del dolor de los recuerdos. Contemplamos la esfera sobre su mano, y por primera vez en nuestra larga existencia, el miedo nos enmudeció.

Se hizo tan poderoso que fue capaz de sumir al espectro en él, obviando el hecho de que el Espíritu del Ghost Rider no teme a nada, ni a nadie. El miedo de su portadora se convirtió en algo demasiado fuerte, ahora que sus vidas mezcladas no veían la diferencia entre uno y otro.

Por primera vez en la historia, uno de nuestros brazos se interpuso, doblado, entre nuestro torso y el joven, nuestra boca se entreabrió en un gesto de horror, y dimos un solo paso hacia atrás. Supimos lo que él era, y por ende, lo que aquella esfera significaba. Una parte de nosotros deseó huir, y así lo denotó la deflagración que trajo consigo las cuchillas de fuego que eran nuestro medio de transporte. Nuestro esqueleto temblaba bajo la ropa quemada, tratando de encontrar consuelo, división entre ambos que permitiera alguna reacción. Finalmente, con una rapidez mayor a la que el ojo humano era capaz de captar, se deslizó hacia delante y quedó frente al joven, tan cerca que casi se podían tocar. Contempló el orbe sobre la palma de la mano, sin moverse lo mas mínimo, y aún atrapada en esa espiral de terror, alzó una temblorosa mano hacia la de él.

- Te equivocas...- murmuró con esa voz terrible, plagada de un tono aún más profundo, que pondría la piel de gallina a la misma muerte. Alzó la mano y a medida que se acercaba hacia la esfera, la presencia fantasma empezó a desaparecer. Las llamas se retiraron, reconstruyendo la carne en la yema de sus dedos, luego en sus falanges, luego en toda su mano. - Yo no estoy muerta...- murmuré cuando por fin entré en contacto con la esfera, haciendo que el Ghost Rider desapareciera, mostrando de nuevo la infantil expresión con la que vivía durante el día por las calles de New York. Mis ojos llorosos contemplaron el rostro joven del recolector. Un grito partió la noche en dos, y después, sin evitarlo, Kim HwaJae comenzó a llorar.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   5th Agosto 2015, 11:55


Jake sabía lo que podía pasar si alma y cuerpo se encontraban, pero el muchacho todavía no era consciente de lo retorcida que podría llegar a ser la situación. El chico de ojos verdes observó impasible la reacción del motorista fantasma, sus ojos vacíos no eran capaces de comunicar nada, pero su boca demostraba horror, el fuego de su cabeza ondeaba inestable, sus gestos mostraban el miedo más profundo y sus huesos repiqueteaban con el deseo de salir huyendo. La criatura interior luchaba contra su otro yo, pero se esforzaba por seguir de pie y al final consiguió estirar su pequeño brazo en dirección al muchacho.

La pequeña criatura se acercó a la esfera de pura luz que Jake guardaba en su mano, y el muchacho observó atentamente como la niña volvía a recuperar su aspecto humano a medida que era alcanzada por la brillante luz de su alma.

- Si no estás muerta... - afirmó Jake para si mismo, al verificar que la niña era real a pesar de haber guardado su alma por tanto tiempo - ¿Quién te separó de tu alma? ¿Quién te dio este fatal destino...?

El rostro de Jake se contrajo, recordando un acontecimiento del pasado que siempre trataba de olvidar. ¿Quién podría jugar con el alma de una niña inocente y convertirla en un monstruo?

- Ey, no, no llores... - dijo el muchacho, rascándose la nuca con cierta incomodidad - nunca sé qué hacer cuando las niñas lloran... - y después de un largo suspiro esperó a que la chica se recompusiera de los llantos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   6th Agosto 2015, 16:38

Pero no había nada que pudiera acallarme. No era capaz de pensar en otra cosa que no fuera la sensación que sentirme de nuevo yo, entera. Por primera vez en mucho tiempo me noté de nuevo pesada, desde que habían metido esa cosa en mi interior, solía tener la sensación a menudo de que estaba hueca, de que me habían quitado algo que no era capaz de recuperar. Ahora, con esa luz brillante sujeta a mi mano, rememoré de nuevo cosas en las que no había podido reparar, sentimientos anclados quizá al momento en que todo sucedió. Sentí la pérdida, el dolor y la soledad, también, durante un instante que jamás reconocería, la temporal sensación de seguridad que Mephisto me transmitió al darme la mano. La nostalgia me embargó, como si me hubiera reencontrado después de mucho tiempo a una amiga perdida.

Pero no dejé de llorar, incluso cuando él me pidió que lo hiciera. No podía controlarme. Me limpié la nariz y los ojos con la manga, pero fue un gesto en vano. Todo lo que no había llorado en ese tiempo me llegó de golpe, y no había modo de pararlo.

Ahí estaba él, incómodo, mirándome mientras yo me desahogaba. Sin pensarlo siquiera, me eché hacia él, abrazándole las piernas, hundiendo mi cara en su vientre, empapándolo en lágrimas. Hipé varias veces mientras lloraba, intentando hacer que arreciara sin conseguir nada. Agarraba la esfera con una mano, mientras que con la otra me agarraba a él con fuerza, incluso aunque intentara hacer que le soltara le costaría bastante, porque yo rehusaría a la primera. Cuando conseguí tener aliento suficiente como para no ahogarme, levanté el rostro enrojecido hacia él, los ojos inyectados en sangre y aún cubiertos por una capa de humedad que hacía que las lágrimas brotaran a trompicones.

- Gue... Gue tengo gue hacer...- hipé, tratando de recuperar la normalidad de mi respiración, sin conseguirlo del todo. - Bor favor.... devuelvemelaaaaaaaaaaahh....- supliqué como no creí que lo haría por nada ni por nadie, y luego cogí la esfera con dos manos y la abracé, hundiéndola contra el pecho, como si quisiera incrustarla directamente sobre mi corazón.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   11th Agosto 2015, 01:52

FDI: Siento que sea tan corto >o< pero creo que Jake no puede hacer mucho de momento

Pero por más que Jake hubiera deseado que la niña dejara de llorar, no lo hizo. En cambio, sus sollozos eran cada vez más fuertes, y el muchacho dio dos pasos hacia atrás, sin saber muy bien que hacer o que decir. Pero Kim ya se encargó de eso, y la chica se abalanzó sobre él hasta abrazarlo con todas sus fuerzas, sin dejar que se escapara aunque quisiera.

El muchacho se sobresaltó al instante, e intento echarla hacia atrás, parecía realmente incómodo. Kim notó cómo Jake quería apartarla de él desde un principio, pero tras insistir varias veces en retomar el abrazo se quedó tan enganchada al chico que éste decidió resignarse. Una vez Jake aceptó que tenía una extensión de su cuerpo en forma de niña garrapata, dejó de sentirse tan nervioso y palmeó varias veces su cabecita, intentando reconfortarla. Se notaba que el muchacho no tenía mucha idea de cómo mostrar algo de afecto.

Trago saliva al ver la cara enrojecida de la niña y los ojos llorando como cascadas. Kim era una explosión de sentimientos en aquel momento, y Jake comprendió lo importante que era aquella alma para ella.

- Siempre ha sido tuya... - le comentó el muchacho, entregándole el alma a la niña. Aunque todavía no le encontraba el sentido a aquella situación. ¿Porqué Kim se había separado de su alma? ¿Y que era aquella criatura fantasmal en la que se había convertido?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   3rd Septiembre 2015, 21:34


La tenía allí, conmigo. Podía notarla, y mientras las lagrimas se deslizaban por mis mejillas y trataba de limpiármelas, empapaban su superficie cristalina. Notaba suaves cambios en su luz, en las extrañas hondas que emitía. Cada pequeño cambio, cada sutil matiz me daba la vida. La observé, entre mis manos. Tan pequeña. Tan frágil. Tan importante como no existiría nada jamás. No había visto nada mas hermoso en toda la creación. Me dio un vuelco el corazón, cuando oí de su boca que podía quedármela. Estoy convencida de que mi corazón se detuvo. Dejé de respirar. Le miré a los ojos como si me estuviera gastando una broma pesada. Os juro que me creí morir en el mismo instante en que dijo la palabra "tuya"...

Era verdad. Era mía. Ese alma era MÍA.

Sonreí contemplándola, y luego le observe a él, con la expresión mas agradecida que se dibujaría jamás en un rostro humano.

- Gracias....- susurré, plagada de gratitud. - Gracias.- repetí, poniendo mis manos entrelazadas, que aún contenían mi  sobre mi frente, antes de darme la vuelta y salir corriendo. Ni siquiera me paré a pensarlo, solo corrí. Tenía que encontrar a lo mas precioso de mi vida un lugar seguro. Pero apenas me separé diez metros de él, algo me detuvo. Al percatarme de ello, observé las esfera entre mis manos.

Aún titilaba con fuerza, pero de ella salía un extraño hilo blanco que flotaba de una manera antinatural en el aire, suspendido como si alguien hubiese trazado una estela de humo, y de alguna manera consiguiera contenerse sobre si misma. Seguí con la mirada la dirección de esa mágica ligadura, para encontrarme con que estaba anclado en el joven de la capucha verde. Sonreí nerviosamente como si se hubiera tratado de algún tipo de fallo, algo que él se hubiera olvidado. Miré la esfera. Sólo tenía que tirar mas fuerte y romper ese pequeño hilo. Eso era todo. Sujeté con ambas manos, y tiré hacia atrás, pero la bola ni siquiera se movió. La sonrisa se desvaneció en mi rostro, volviéndose una mueca incrédula, y luego, angustiada. Continué intentando tirar, pero era totalmente inútil. Mi corazón empezó a martillearme en el oído, y comencé a hiperventilar, mientras continuaba intentando tirar. Sólo durante un instante miré al chico, intentando encontrar una respuesta. Pero si la hubo, la obvie por completo, obsesionada como estaba por poder llevarme lo que era mio. Empecé a gemir, al tiempo que mis ojos volvían a dejar escapar torrentes de lágrimas, y cerré los ojos, tirando con todas mis fuerzas de la esfera.

- ¡AAAAAAAAAAAAAH!- grité desesperada, mientras notaba cómo me crujían los músculos, ejerciendo toda la fuerza que tenía, hasta hacerme daño. Abrí los ojos mirando al cielo. No era lo bastante fuerte. No podía renunciar a ella. La quería. La necesitaba. Con cada fibra de mi ser. ¿qué podía hacer? - GRRRRRÑÑÑÑHH - emití un gruñido, apretando los dientes de tal modo que creí que se me iban a partir. Vamos... Vamos por favor. Devuélvemela. La tensión cedió, obligándome a tomarme unos segundos, en los que volví a coger aire, pero de nuevo retomé mi labor, con más tenacidad si eso era posible. Lo deseaba con todas mis fuerzas. Habría dado cualquier cosa. Mis años perdidos. Mi voluntad. Si el chico me lo pidiera, habría sido su esclava. Sólo quería mi alma. Por favor. Seguí tirando y tirando, hasta que creí que se me iban a partir los huesos. - ¡¡¡¡GRRRRRRRRRRRRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHH!!!!!- gritamos, con un último aullido desesperado, al tiempo que nuestra figura combustionaba, sujetando el alma con exacerbada desesperación. Así eramos casi imbatibles. Así eramos más fuertes. Nuestras manos de hueso envueltas en llamas no le hicieron ningún daño, lo cual nos tranquilizó. A pesar de ver nuestras falanges blancas y del miedo que eso nos causaba, continuamos tirando. Clavamos nuestras botas en el suelo, haciendo sendos agujeros en él, como si el asfalto fuese barro. Nuestros huesos crujieron al encontrarse con la resistencia de la esfera. - Vamos....- gruñó una voz gutural de ultratumba, mientras poníamos toda la concentración en conseguirlo. VAMOS...- gritó, mientras extendíamos las rodillas, abriendo aún mas agujero en el suelo, consiguiendo que la esfera se moviera, milímetro a milímetro, hasta que nuestras manos temblaron por la resistencia ejercida. Tras poner toda nuestra fuerza en ello, la esfera volvió a la posición de su límite original, obligándonos a caer de rodillas con tal fuerza que nos partió las dos rótulas. Mientras observábamos el orbe titilante en nuestras manos de hueso, lo comprendimos todo. No podía coexistir con nosotros. No mientras el trato continuase válido. Con un  sonido terrible, nuestros huesos volvieron a recomponerse, mientras la calavera llameante contemplaba el alma de la pequeña niña, por la que le habían sustituido. Un gemido escapó de entre nuestros dientes, y de nuestros ojos vacíos, llovieron gotas de lava, quemando el suelo.

Por primera vez, ambos unidos, lloraron juntos su pérdida.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   14th Septiembre 2015, 21:28

La niña lloró, lloró y lloró. Jake creyó que todo habría terminado, que la muchacha podría llevarse consigo el alma que había estado cuidado durante tantos siglos. Pero no fue así.

Al igual que la historia del chico del skate, Jake supo de la misma manera que Kim iba a morir. Antes de que la desgracia cayera sobre su corta vida, Jake se presentó un triste día en la vida de la niña y le ofreció una jugosa piruleta, que Kim no tardó en llevarse a la boca. Se hizo amigo de ella en esos últimos días en los que iba a jugar tranquila en el parque que había al lado de su casa. Jake recordaba su sincera sonrisa, la alegría que desprendía al comprar el confetty, y la tragedia de la muerte de su madre. Y entonces simplemente la niña desapareció. Cuando Jake llegó al funeral, Kim ya no estaba en frente de la tumba de su madre. Sólo había quedado su alma frente a ella.

En aquel momento no le dio importancia, pero ahora que echaba la vista atrás, ahora que miraba hacia el pasado se había dado cuenta. No vio a Kim morir, no estaba su cuerpo. Sólo su alma apenada y solitaria. Intentó de todas las maneras que regresara al cielo. Allí podría jugar con el resto de almas que había estado recogiendo a lo largo de los siglos. Millones de almas de niños desamparados y perdidos. Pero el alma de Kim no quería regresar, no quería ser feliz.

Incluso ahora no quería volver con su dueña. ¿Porqué?

El rostro del adolescente encapuchado se ensombreció tras observar fríamente la reacción desesperada de la niña. Kim ya no podía tirar de su alma más lejos. Lo intentó, una y otra vez, estirando desesperadamente de un hilo invisible que la separaba de su alma. Después de muchos siglos, Jake volvió a sentir cómo su pecho se encogía del dolor, recordando un retazo de su pasado que le destrozaba el alma. Una niña, hubo otra niña con un final tan desamparado y trágico como el de Kim. Una niña de cabellos rojos como las mandarinas frescas que ahora formaba parte de su eterna maldición.

- ¿Jacob? ¿Seguro que esto estará bien?

Jake sintió con fuerza dentro de él la desesperación de Kim por volver a ser lo que fue una vez. Una niña, un humano, un ser frágil y mortal.

- Yo también quise ser un niño una vez... hace mucho tiempo...

Los pasos de Jake fueron ligeros como el aire, y se acercó a la criatura que lloraba rojo para volver a recoger su alma y dejar que revoloteara libre a su alrededor.

- Este alma fue tuya hace mucho tiempo. ¿Qué hiciste con ella? ¿Porqué se la entregaste a otro? ¿A quién le pertenece ahora? ¡Contesta! - dijo el muchacho, enfurecido.

Jake se dio cuenta por fin de que la maldición de la calavera en llamas tenía que ser fruto de algún ser al que le encantara jugar con las almas de los más débiles...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   23rd Septiembre 2015, 22:11

Nos arrebató el alma de las manos. Nos sentímos tan frágiles, tan destruidos dentro de nosotros mismos que nuestra fuerza ni siquiera hizo acto de presencia para intentar evitarlo. Dejamos que nos la arrebatara, sintiéndonos totalmente rechazados por aquello que, aún así, creíamos desde el fondo de nuestro corazón que nos pertenecía. No le oímos llegar, ni sabemos cómo se presentó tan cerca. Sólo le dejamos hacer lo que quisiera, al fin y al cabo, ya había quedado claro que no teníamos ninguna potestad sobre esa alma. Ya no. No mientras siguiésemos juntos. El alma titiló entre sus manos como una mascota que regresa a su dueño. Por algún motivo aquello nos dio tantas nauseas que arqueamos el cuello hacia delante, entreabriendo los dientes, intentando por todos los medios no vomitar. Tampoco habríamos tenido nada que sacar de nuestro cuerpo.

Las preguntas del chico se quedaron sin respuesta. Aún calleron unas cuantas gotas mas de lava, dejando surcos calcinados en nuestros pómulos y nuestra mandíbula, y sólo cuando nos serenamos después de tanto llorar, pudimos empezar a responder.

- Ese alma es nuestra.- Nos quedamos en silencio, pensando en lo que acabábamos de decir. ¿Cuándo?... - Jamás la entregaríamos a otro. A Él no. - nuestros puños se apretaron con fuerza, haciendo crujir los dedos. - Él lo sabía. Me hizo esto, y ahora tú la tienes y... - gruñimos, con un deje aterrador. Nuestro puño se hundió en el suelo atravesando el asfalto como si fuese ceniza, dejando un gran surco de grietas. - No puedes devolvérnosla. - nos quedamos en silencio, reflexionando.

De todo lo que había sufrido, con diferencia lo que estaba sucediendo en ese mismo momento era lo que más me había dolido... JAMÁS.

- Si se la hubiera entregado, ÉL la tendría. Tú lo sabes. Pero no es suya, así que no puede quedársela. - nos levantamos del suelo, tratando de recomponernos. - No te diré quien. No antes de que me prometas una cosa.- nuestro diminuto cuerpo se acercó hacia él, paso a paso hasta que quedamos cara a cara. - Si te decimos su nombre...- susurramos, alzando nuestra mano derecha, ofreciéndole nuestra blanca falange del dedo meñique totalmente recta, para hacer el gesto característico correspondiente.- jamás se la entregarás. - nos quedamos en silencio, escuchando en el callejón el sonido del crepitar del fuego que envolvía nuestro esqueleto. La presencia de las almas nos atraía, fascinándonos, hasta casi olvidar todo el dolor que habíamos sufrido. Había algo de etéreo y maravilloso en ellas, algo que ningún mortal que no hubiera experimentado la sensación que acabábamos de vivir comprendería jamás. Pero eso nos ayudó a mantener fijo nuestro objetivo. Ahora ya sabíamos que él no la tenía. Las intensas discusiones internas que habíamos tenido barajando diferentes escenarios se esclarecían. No sabíamos qué hacer para recuperarla, pero ÉL no la tenía.

ÉL no era nuestro dueño.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   2nd Octubre 2015, 15:20

Jake esperó de forma calmada, a que la criatura se recompusiera de tanto dolor y sufrimiento. Ya no había rastro de la lava en el rostro de la calavera, y tampoco había ningún otro líquido que pudiera sacar por la boca. Confundida, apalizada y destrozada se encontraba Kim, pero las cosas empezaban a cobrar sentido conforme las dudas se apaciguaban una tras otra. Jake seguía con el rostro serio, inexpresivo, hasta que la niña, o más bien ambos seres, decidieron responder.

- Sí, esa alma es tuya. Pero ahora no puede volver contigo. Hay algo que lo impide... y tampoco quiere descansar en la isla de los niños perdidos. - dijo el muchacho de cabello castaño. No pudo evitar hacer una comparación del paraíso de los niños de inocente alma con el libro de James M. Barrie. Por algo el escritor se había inspirado en él para su creación...

El chico se apartó ante el gruñido de la criatura enfurecida, y dio un paso hacia atrás para ver como Kim destrozaba el pavimento que había bajo sus pies.

Jake reflexionó ante la promesa que tanto atormentaba a la niña y al demonio que llevaba dentro. El muchacho esbozó una sonrisa juguetona y se cruzó de brazos antes de contestar:

- ¿Eso es lo que tenéis más miedo? No puedo entregar ningún alma que esté en mi poder. Es parte de la promesa que le hice al hombre que me maldijo. - el dedo meñique de Jake se juntó con el de la calavera, y ambos sellaron la promesa con ese particular gesto. - Y ahora dime... ¿Quién es ÉL?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   21st Octubre 2015, 18:08

Por un momento, nuestro dolor dejó de tener importancia. Puede que sólo nos volcáramos en sus palabras por que necesitábamos un instante para dejar de sentir esa sensación de que acabaríamos volviéndonos locos si seguíamos enfrentándonos a esa situación. Aunque también era muy posible que el oír la palabra "maldición" despertara en nosotros sentimientos que nos hicieron empatizar con él. El fuego demoníaco comenzó a perder su fuerte brillo amarillento, hasta que nos envolvió con una suave llama azul. Nuestra cadavérica expresión pareció cambiar, como si por una vez, hubiéramos dejado de estar enfadados con todo cuanto nos rodeaba.

- ¿Tu también estas maldito?- preguntamos, en un susurro.

Contemplamos al joven de una manera diferente, ahora. Por primera vez nos fijamos en que su expresión era totalmente seria, neutra. Muy alejada de aquella feliz y divertida con la que le habíamos conocido en el parque del Skate. Tenía la capacidad de mantener sus sentimientos, si es que verdaderamente los tenía, bajo control. No supimos si envidiarlo, o lamentar su cometido, pues en el fondo no era diferente del nuestro. ÉL acudía a por las almas, era una especie de segador. Sabía cuándo iban a suceder las cosas, pero no podía intervenir en el ritmo de los acontecimientos. Aunque lo hubiera querido, no habría podido salvar al chico que esos tres culpables habían matado, por aquella extraña muestra de poder. Aunque nunca lo había admitido para mí, siempre tenía el consuelo de que lo que hacíamos no hacía daño a nadie. Nosotros sólo juzgábamos a los culpables, y en ese aspecto, por mucho dolor que eso causara a la conciencia humana de Kim HwaJae, nuestra labor era fácil. Terriblemente fácil.

Enlazamos nuestro meñique, haciendo un gesto que era la promesa muda. Controlamos nuestro fuego para no hacerle el menor daño, y el contacto, llegó a ser incluso pacificador. Con nuestras cuencas negras le miramos a los ojos.


- Mephisto. - gruñimos por lo bajo, haciendo que el fuego se avivara, alimentando al fantasma de la Venganza. - Fué Mephisto. - volvimos a decirlo, como si quisiésemos hacerlo aún mas real de lo que ya era. Ese nombre, por algún motivo, había dejado de tener fuerza para nosotros. Ahora, no era nada. NADA.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   26th Octubre 2015, 11:41

El torbellino de fuego azul y furia contenida se apaciguó lentamente, hasta volverse una llama cálida y amable. El dolor y el odio desaparecieron de los ojos de la demoníaca criatura y miraron con más claridad al muchacho de cabellos castaños.
 
El chico dejó entrever una irónica sonrisa en sus labios y la capucha le ensombreció el rostro durante unos segundos.
 
Soy un espíritu libre atrapado en un cuerpo humano y condenado a no crecer nunca… - explicó – llevo recogiendo las almas de los niños desde hace mucho… mucho tiempo…
 
Jake frunció el ceño al escuchar ese nombre maldito entre los gruñidos de la criatura. El nombre de Mephisto le sonaba vagamente, había leído algún fragmento de la vida del demonio en uno de los miles de libros mágicos de su maestro. Sabía lo que aquello significaba, y no estaba seguro de poder enfrentarse a semejante poder para proteger el alma de una niña.
 
No le entregaré nada a Mephisto, según las leyes universales tu alma pura me pertenece hasta que consiga descansar o sea devuelta a tu cuerpo… - explicó el muchacho con una voz neutra y carente de sentimientos.
 
Entonces el muchacho se detuvo unos segundos y esbozó una sonrisa traviesa. Sus ojos verdosos volvieron a parpadear resplandecientes y miraron con curiosidad a la chica-calavera.

-¿Sabes? Cuando acabo mi trabajo normalmente no dejo a nadie con los recuerdos de mi existencia… - el muchacho se llevó la mano derecha a la boca e hizo un ademán de soplar, pero se detuvo antes de hacerlo y volvió a sonreír, divertido. La criatura se percató entonces del dorado brazalete que asomaba por la manga de su suéter verde.
 
- Pero esta vez haré una excepción… - la sonrisa del muchacho se acentuó – al fin y al cabo tú tampoco eres humana del todo… 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   1st Noviembre 2015, 16:01

La idea de que una sola criatura ostentara poder suficiente como para arrasar la vida de otras era demencial, pero pensar que no era una sola, si no que podía haber muchas de ellas dispersas por el mundo convertía la existencia de ambos en algo enfermizo. Dos niños. Dos seres malditos, seguramente por diferentes seres sin más propósito en la vida que el hacer sufrir al otro de la manera mas cruel y retorcida que se les pudiera pasar por su cabeza inmortal. El hecho de creer que era así como funcionaban las fuerzas sobrenaturales era suficiente como para mantener vivo el odio causado por la injusticia, que era precisamente de lo que se nutría el Ghost Rider.

-¿Quién te maldijo a ti?- preguntamos entonces sin apartar esas cuencas vacías del rostro infantil. No sabíamos apenas nada de él, pero si lo bastante como para comprenderr que en nada tendría que ver su aspecto con el tiempo que llevaría ejerciendo ese triste trabajo.

El tono neutro que empleaba para expresarse en ocasiones le hacía ver frío y distante. Como si su actitud juvenil y despreocupada no fuera más que una fachada para un alma torturada. Exactamente igual que la nuestra. Ese tono despegado que utilizaba en ocasiones pretendía encubrirse, o quizá sólo usaba la familiaridad para no asustar a quienes había ido a buscar. Quizá realmente en su interior durmiera aún el niño que fué. Podría ser una de esas cosas, todas o ninguna. Nuestros huesos se tensaron al oírle hablar de borrarnos la memoria. No podíamos permitírselo. No ahora que sabíamos dónde estaba lo único que deseábamos en toda nuestra existencia. Pero cambió de idea.


- Gracias. - murmuramos, agradecidos por el regalo que nos estaba otorgando. - Si por algún motivo te encontraras en apuros... búscame. - un silencio sepulcral resonó en el callejón, como un manto helado. - Acudiré. - aseveramos.

No podíamos hacer otra cosa por aquel que, incluso a su pesar, había sido nuestro protector durante tantos años, cumpliendo con tanta diligencia un cometido que no había elegido.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   30th Noviembre 2015, 19:42

Los ojos de Jake vibraron intensos por un momento y su sonrisa traviesa se acentuó.
Nadie en el mundo le conocía, nadie sabía quien era ni qué hacía. Todos menos ella. Por primera vez en incontables años, alguien podía verle tal y como era. Jake podía hablar sin secretos, sin tener que contar medias verdades. Aunque tampoco podría explicarle mucho más a la niña fantasma, formaba parte de su maldición.

Jake había pasado parte de su vida vagabundeando por la Tierra, apareciendo y desapareciendo, yendo de un lugar a otro continuamente para recoger las almas de los niños muertos y llevarlas a un lugar mejor. El trabajo se le hacía aburrido, y de mientras jugaba con el resto de niños cuando nadie miraba, y luego desaparecía como si nunca hubiera existido. Un amigo invisible, un niño perdido que todo el mundo recuerda y a la vez olvida. Los que se acercaban a él más de lo necesario y le hacían preguntas eran los que olvidaban más deprisa. Y aunque algunos no olvidaran, alcanzar la madurez ya  implicaba empezar a olvidar las cosas importantes de los niños, perder la infancia.

Jake conocía bien las consecuencias de olvidar algo importante. Desde el momento en el que se convirtió en lo que era, no olvidaría jamás los rostros de aquellos niños que había liberado del sufrimiento del Limbo ¿Cuántas almas perdidas habían encontrado su descanso gracias a él? Llegó un momento en el que perdió la cuenta…

Después de un largo silencio y un frágil recuerdo, Jake contestó a la pregunta.

- Fue mi señor… - vaciló -  Me maldijo por algo que no tenía que haber hecho. Rompí una importante promesa y acepté el castigo y sus consecuencias. – explicó, sin poder hablar mucho más del tema.

La maldición implicaba ser discreto, trabajar solo, estar solo. Hasta que el maestro volviera. Pero el maestro nunca volvió. Y por primera vez, Jake dejó que alguien le recordara.

- ¿Y tú? – Preguntó con curiosidad - ¿Porqué el demonio quiere tu alma?

Jake sentía una gran curiosidad por sus aventuras una vez muerta. ¿Por qué una niña tan pequeña se había convertido en algo tan peligroso como era el Justiciero Fantasma? Conocía la historia y vida de Kim HwaJae, pero no conocía la historia del Ghost Rider.

- Suelo escabullirme bastante bien de los apuros, pero lo tendré en cuenta – sonrió el muchacho con sinceridad.- ¿Cómo puedo encontrarte?  - preguntó esperando su respuesta – Si alguna vez tu también me necesitas, sólo tienes que susurrar mi nombre al viento. Lo cierto es que Jake no es mi verdadero nombre, pero te servirá igualmente. En este mundo los nombres tienen mucho poder, así que hay que ir cuidado a quién se lo dices.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   11th Diciembre 2015, 13:40

Promesas. Esa era la mayor de las motivaciones, y la base de toda trampa. Los demonios se hacían con poderes a causa de promesas, otorgaban sus favores asegurando cosas que no estaba en su mano conseguir, engañaban, estafaban, todo a causa de aquello que te aseguraban poder ofrecer. No importaba si cumplían, porque a menudo la forma en que lo hacían no era la que tu esperabas. Bastaba con que fuera lo bastante genérico como para colarse en los recovecos de un trato, y salir con la suya sin incumplir su "palabra". Esa que a efectos reales valía menos que nada.

- Un castigo muy severo. - gruñimos con ese tono profundo que nos caracterizaba.

No fue mas explícito, pero no podíamos exigírselo. Nosotros tampoco solíamos hablar de nuestra maldición bajo ningún concepto, y el mero hecho de que estuviéramos confiando en él para hacerlo  ya suponía un cambio abismal en nuestro proceder habitual. Sin embargo había algo a lo que no podíamos responder, por mucho que insistiera, y era el motivo que había llevado a Mephisto a elegirnos, porque incluso unidos ninguno tenía la respuesta.


- No lo sé. Jamás lo he sabido. Mi única teoría es...- guardamos silencio durante un momento, nunca lo habíamos formulado en voz alta. - Que quiso aprovechar todo el dolor de mi pérdida. - añadimos, para volver a guardar silencio.

Era algo que habíamos valorado, que se encontraba enroscado en algún recoveco de nuestra mente, donde intentábamos buscar una explicación para nuestra situación. A pesar de todo, no podíamos consentir pensar en ello a menudo. La autocompasión era siempre mas sencilla que la autoreflexión, y no queríamos asomarnos a lo que podría emerger de allí. Todavía no. A pesar de los veinte años que llevábamos cargando con eso a cuestas.


- De día, me muevo por nueva york. Siempre hay alguien que sabe dónde encontrarme en el central park. Pregunta allí. - nuestras cuencas vacías se clavaron en su rostro juvenil. -  De noche... sigue el fuego. - aseveramos, al tiempo que las cuchillas salían con un fogonazo bajo nuestros pies, haciendo arder el asfalto fracturado en el que nos habíamos clavado antes. Con una sonrisa traviesa y cómplice, el brazalete comenzó a brillar, y como si el tiempo se detuviera durante un instante en el que contuvimos el aliento, el joven desapareció. No así su expresión, y lo que tenía en su poder. Eso no desaparecería de nuestras mentes. Nos lanzamos a la noche oscura y abierta, dejando tras de nosotros estelas de fuego, alejándonos del callejón que había presenciado algo terrible.

A partir de esa noche, habría un nombre imborrable guardado en nuestras conciencias. El nombre de Jake, incluso aunque no fuera su nombre verdadero se grabaría a fuego en el interior de nuestra vieja calavera. Ahora teníamos alguien a quien recurrir, alguien que sabíamos, velaba por nosotros. A partir de esa noche, todo comenzaría a cambiar... a pesar de que nosotros no lo supiéramos.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]   

Volver arriba Ir abajo
 
¡Hora de Aventuras! Con Kim y Jake. [Jake NPC]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Tutorial:gorro de Finn(Hora de Aventuras)
» (FIC)Un día de aventuras
» [Evento] Día D, hora alfa
» 【Ace+Ver.Final】Las aventuras de Ralph: El cazador de recompensas y la búsqueda del Calipso
» Las aventuras de Kopa y Kiara, una historia alternativa.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: