Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   28th Marzo 2015, 15:09

25 de Mayo del 2018

Todas mis indagaciones me habían llevado a ese barrio. Llevaba ya como tres noches buscándolo, y no aparecía por ningún sitio. Por algún motivo, nunca había prestado atención a esa zona de la ciudad aunque tampoco me fue difícil encontrar referencias para ubicarme. Por allí no me conocían así que me fue la mar de sencillo mezclarme entre la gente y enterarme de las cosas. Había gastado demasiado tiempo persiguiendo al dichoso cambiaformas, y me estaba dando más problemas que otras criaturas a las que me había enfrentado antes, incluso cuando eran más poderosas. Había un verdadero problema latente que es lo que causaba que me estuviera retrasando tantísimo. Algo que afectaba a todos los que estaban viviendo en esa parte de la ciudad. Tardé un tiempo en darme cuenta de que algo raro tenían, cuando tras convertirme en Ghostrider la primera noche, les miré uno a uno para comprobar sus pecados. Sus almas eran extrañas, fluctuaban, como si pudieran cambiar de algún modo o se vieran afectadas por una fuerza externa de la que no sabía dilucidar el origen.

Llegué a pensar que se trataba de algún tipo de barrio donde sin quererlo se habían juntado seres sobrenaturales, o extraños. La primera noche no encontré nada. La segunda, después de comer algo, escuché como un grupo de personas decían haber visto a un terrible monstruo moviéndose por los callejones de la ciudad, con una forma extraña, que estaba aterrorizando a la gente durante la noche. No me extrañaba nada. Los cambiaformas tienden a adoptar una durante el día, y esperar a por la noche para cambiarla, cuando están al resguardo de los ojos cotillas que pueden delatarlos. Lo malo que tienen es que su camuflaje es excelente, sobretodo si quien mira cree de verdad en lo que ve. Pero si ves algo extraño, fuera de lugar, o un comportamiento errático, sus magias se deshacen poco a poco, y se ven obligados a encontrar una imagen más sólida, que les permita pasar desapercibidos. Estuve pendiente durante la noche, incluso patrullo por la zona, pero fue incapaz de encontrarlo.

Hoy iba a ser ya la tercera noche. Había oído rumores de que se estaba moviendo por ciertos callejones. Compré un trozo de pizza con monedas oxidadas que había sacado de una fuente de los deseos, o algo así, y esperé en la puerta del local, mientras atardecía. No podía dedicarle más tiempo a eso. Tenía que encontrarle ya.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk


Última edición por Kim HwaJae el 31st Marzo 2015, 12:00, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   30th Marzo 2015, 01:10

- Vale, primero que todo, tranquilízate, ¿vale? Párate un momento y piensa en lo que me quieres decir. ¿Qué es lo que has visto rondando por Villa Fábula?
- ¡Un demonio! ¡Lo juro!
- ¿Y estás seguro que no es otra cosa? Un fuego fatuo, por ejemplo.
- No. Os juro que era un demonio. Siempre aparece de noche y ya es la segunda vez que lo he visto. La primera creí que eran imaginaciones mías pero después... No, no lo eran. Lo vi con mis propios ojos.
- ¿Dónde viste a ese supuesto demonio exactamente? - le pregunto sacando un mapa de Villa Fábula y extendiéndolo sobre la mesa de mi despacho, tapiando algunos bloques de papeles que tengo pendientes por revisar.
- Aquí. Lo vi en la entrada de éste callejón. Y la segunda noche en éste.
- Bien... Ahora vete a casa, tómate un respiro y descansa.

El chico asiente y sale de mi despacho, dejándome con Blanca, quien me mira al muchacho sin mediar palabra. Sé lo que está pensando porque es lo mismo que estoy pensando yo pero... aun así...

- Habría que ir a investigarlo.
- Es lo mismo que estaba pensando.
- Demonio o no ya es el cuarto que viene a decirnos lo mismo en los dos últimos días. Si hay algo que está aterrorizando a Villa Fábula y no forma parte de nuestro patrimonio...
- Descuida, lo encontraré, y si tengo que echar a patadas a un demonio de nuestra villa, me dejaré el zapato en el intento.
- Nada de tonterías, Lobo. Recuerda que ahora hay gente que te espera en casa.
- Nunca he sido más cauto.

...

Se esconde el sol. Es casi la hora de las bestias, cuando los ciudadanos se vuelven para sus casas y los depredadores salimos a las calles... pero ésto ya no son nuestras Tierras Natales: ésto es Nueva York, y ahora vivimos en Villa Fábula, donde las cosas son diferentes a pesar de seguir existiendo los depredadores, y hoy toca buscar una nueva presa. Según la descripción del chico el demonio no medía más de un metro, pero era aterrador, se veía en la oscuridad, en la lejanía, y se escuchaba un extraño sonido a cadenas...
Sea lo que fuera, tiene mala pinta, y no me suena a ninguna fábula o artefacto conocido.
Me dispongo a explorar el callejón que me ha marcado el chico cuando huelo un aroma familiar: pizza. Siguiendo el lema de Estados Unidos, algunas de las fábulas decidieron abrir locales de comida para los jóvenes que salían a emborracharse y se les vaciaba el buche. Las fábulas más jóvenes siguen ésta doctrina, y no me resulta extraño encontrármelos tirados por la calle. Sin embargo, lo que encuentro cerca de aquel aroma a pizza es otro distinto. Uno que no reconocía. Mientras me acerco noto su inquietud. ¿Está esperando a alguien? ¿Espera algo? ¿Busca a algo o alguien? Me voy acercando y al girar la esquina que cruzaba con forma de L el callejón me encuentro con un tapón de pelo negro y ojos verdes, comiéndose una pizza tan tranquila. No la recuerdo ni me parece haberla visto jamás por Villa Fábula, y si fuera la hija de alguien notaría el aroma de ese alguien en ella. Pero no es así.

- Ésta no es hora para que los niños ronden por las calles, solos - le digo mientras me aproximo, parándome en frente y cruzando los brazos. - Y tampoco eres de aquí. Dime: ¿quién eres y qué haces por aquí? - Pequeña o no, es una extraña.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   30th Marzo 2015, 21:57

La pizza estaba buena. Muy buena. Esos tres tipos rechonchos y de mejillas sonrosadas sabían lo que se hacían. Parte del encanto que tenía era que estaba caliente, y eso añadía una tremenda mejoría en comparación a la que tenía oportunidad de comer habitualmente. Toda la comida, en caliente, mejoraba. No era nada del otro mundo, porque tampoco había sacado tanto dinero. Era de beicon con atún, y tenía un borde enorme, de mis favoritos. Estaba masticando una enorme tira que se había desprendido de la capa de queso, y me colgaba como una lengua de perro por un lado de la cara, cuando un tipo con cara de sin amigos, gabardina de violador de arbusto y pestazo a tabaco se plantó delante de mi a pedirme explicaciones. Me quedé mirándole, y luego, durante un rato, me quedé en Stan by con la mirada perdida. Lo que tardó en reiniciarse mi cerebro, lo usé para continuar comiendo.

- No tengo reloj. - contesté al final. Me pareció una buena respuesta. - ¿Quien quiere saberlo?- pregunté, mirándo al tipo sospechoso de arriba a abajo mientras levantaba una ceja - ¿Eres un violador? Tienes pinta de violador. Con esa gabardina, de exhibicionista por lo menos. - añadí tan tranquila, dándole otro bocado a mi pizza.

Un par de personas pasaron cruzando la calle y mi mirada se desvió hacia allí un minuto. Uno de ellos parecía conocer al otro, pero el otro, o no se había dado cuenta, o estaba pasando. Eso era raro. Podía ser que se tratara del cambiaformas. Esperé unos segundos, dedicándoles toda mi atención, asomándome por el lado del tipejo que se me había parado delante. Cuando se cruzaron, empezaron a saludarse. El otro solo iba empanado. Que lástima. Podía haber sido algo.

- ¿Y tú que quieres? - pregunté, volviendo a colocarme apoyada en la pared - ¿Es que te dedicas a acosar a las niñas pequeñas por la noche? - pregunté, mirándole fijamente, procurando que se sintiera incómodo. Esas no son maneras de hablarle a nadie. Joder.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   31st Marzo 2015, 00:43

..........................

¿De dónde ha salido ésta cría? ¿Qué tiene Villa Fábula que siempre nos vienen gente que...? Da igual, no me voy a comer la cabeza con eso. Suficiente tengo con aguantar las tonterías de los habitantes como para ponerme ahora a pensar si tenemos una especie de imán o un mal de ojo sobre nuestras cabezas. Simplemente admitiré que ésta niña está aquí y punto. Miro a mi alrededor después de recibir la noticia que parezco un violador, por si veo a alguien de nacionalidad asiática con cierto parecido y que resulten ser sus padres... pero no creo que tenga esa suerte.
La niña mira más allá de mí. Me giro para ver qué está mirando con tanto interés... tan solo son dos de nuestros habitantes. ¿Acaso está buscando a alguien en particular? Lo parece: se le ha disparado el corazón por unos segundos con la suficiente intensidad para avisarme de que algo ha llamado su atención y no soy yo.

- Me han dicho muchas cosas, pero violador ha sido la primera vez. - ¿Gabardina de exhibicionista? Y yo que siempre he pensado que me daba un aire a los detectives de las novelas negras. Ya se lo preguntaré a Blanca. - No he venido a violarte, pero como me sigas tocando las narices si que te voy a echar la mano encima, pequeña.

Meto la mano en la gabardina y saco el puño. Giro la muñeca como si se tratara de un pomo y al soltar lo que tenía en mi mano queda colgando de mi dedo por una cadenita: la pequeña tiene delante de las narices un reloj de bolsillo, abierto, y funcional. Ya no puede decir que no tiene reloj donde mirar qué hora es.

- ¿Te parece suficiente tarde como para preocuparte por no saber qué hora es, o quieres que vaya a por un violador exhibicionista de verdad? - Vuelvo a guardar el reloj en el bolsillo y me abstengo de sacar un cigarrillo: si tengo que buscar un demonio y es lo que creo que es, necesitaré el olfato para cuando huela a azufre. - Soy la autoridad en éste barrio niña, así que, o bien me dices qué estás haciendo aquí, sola, o te llevo conmigo hasta que aparezca alguien que te reclame o vengan las autoridades pertinentes, lo que primero pase. - La miro de forma natural, pero la gente me suele decir que tiendo demasiado a fruncir el ceño cuando hablo con alguien, o que lo fulmino con la mirada.
No le puedes pedir a un lobo que te mire como si fuera un cervatillo.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   31st Marzo 2015, 17:15

¿Con que la primera vez eh? no me extraña.

-¿Te suena que te hayan llamado alguna vez "Por favor, no"? Si te lo han llamado se referían a lo mismo.- dije, alzando ambas cejas, y negando con la cabeza, para volver a mi pizza, de la cual ya solo quedaba el borde. Tío, que rápido se acaba la buena comida. - ¿Echarme la mano encima? ¿Que es eso? ¿Jerga de violador? - pregunté sarcástica, para luego reírme. La verdad es que era muy gracioso picar a ese tío. Seguro que era por esa cara de cabreo que llevaba.

Lo que hizo fue meterse una mano dentro de la gabardina. Por un momento le miré con precaución. En serio, si vas a sacar un arma, ya puede ser buena. Ya había anochecido, lo cual quería decir que estaba dentro del lapso de mis peores horas. No me obligues a hacerlo. En lugar de un arma, se sacó un reloj de bolsillo. Vaya. Si que era tarde. Si hubiera tenido hora de llegada a casa seguro que me habría metido en un buen lío.

- Resulta que es tarde. - asentí. Pero el tío no se daba por satisfecho con eso. ¡Joder, pero qué quería de mí! Me amenazó con llamar a alguien o acompañarle. Si hombre, lo que me faltaba, como que iba a...

Bueno. Un momento. La autoridad del barrio. Si iba a hacer la ronda por ahí, lo mejor que podía hacer era ir con él. Sabría mas que nadie si encontraba algo extraño en su barrio, y eso me ayudaría a mí a hacer lo que tenía que hacer. No tenía porqué seguir dando palos de ciego aquí y allí, esperando que sonara la campana, y en caso de encontrarnos con la policía o cualquiera de esos chupatintas dispuestos a darme problemas, tenía un buen plan de fuga. Antes de que quisieran darse cuenta habría desaparecido de su vista.

- Vale. Vamos. - dije sin más, empezando a andar por la calle, para luego darme la vuelta, esperando que le diera por moverse. - ¿A que esperas? ¡Venga, que si, que me voy contigo! - dije, alzando las manos y señalando la dirección por la que pensaba ir. La contraria por la que él había venido. Luego dejé colgar mis brazos a los lados, totalmente muertos, poniendo los ojos en blanco. - ¿Que, te tengo que llevar de la manita? - pregunté, resoplé quitándome un mechón de pelo de la cara y me acerqué a su lado, cogiéndole la mano y empezando a tirar de él. Anda que como eso fuera así, tenía para hacerme vieja buscando al puñetero demonio.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   1st Abril 2015, 00:46

- Echarte la mano encima. Significado: agarrarte del pescuezo para que patalees. - No estoy para historias, y menos las de una mocosa que se las da de mayor. Sacaría a relucir el clásico de la ausencia de lo padres a la hora de criarla, pero como he dicho no estoy para historias, y menos los clásicos.

Sigo preguntándome de dónde ha salido ésta pequeña. Quedando claro que no es de ninguna fábula, y que no tiene el mismo tono olfativo de los de por aquí, intuyo que es una mundana, como pensé en un principio. Intento revisar mentalmente las caras de los vecinos cercanos a la frontera con Villa Fábula, a ver si me viene a la cabeza alguna estampa feliz entre un padre, una madre y una niña insufrible de pelo negro y ojos verdes. Lo intento con todas mis fuerzas pero no lo consigo. Por tanto, o bien su recuerdo se me escapa de las manos, o bien es una vagabunda que ha tomado el barrio como parque personal de la semana.
La niña se me escabulle de la vista, y se me planta en medio de la calle, pidiendo que la siguiera, que se venía conmigo. Miro la dirección hacia la que apunta y remugo: no voy a dejar que una niña como ella se meta en una escena donde cada noche aparece un supuesto demonio. Me coge de la mano y tira de mí para que la siga.
Ésta niña no sabe lo que significa "irse con uno". Tendré que enseñarle.

- Un momento - con la otra mano la agarro de la espalda por la ropa y la levanto. - Si vienes conmigo, vienes conmigo. - Una lógica aplastante tras lo cual me giro hacia el otro lado, hacia la calle por la cual había venido. Al hacerlo se abre la puerta frente la cual me había encontrado a la niña y aparece un tipo regordete, entrado en años y bonachón. - Hola, Gus.
- Buenas noches Lo- se corta al ver que llevo una niña conmigo que no conoce de nada. - Buenas noches, John. ¿Y esa niña?
- No lo sé. Acabo de encontrarla y me da a mí que no es de por aquí. ¿La habías visto alguna vez por casualidad?
- Ay John, qué preguntas me haces: ya no tengo la vista ni la memoria como para recordar si he visto ésta mañana las pastillas sobre mi mesita.
- Ya veo... No te molesto más entonces. Me la llevo a mi despacho. Hazme un favor, ¿quieres? Diles a todos que se ha perdido una niña, a ver si alguien viene a buscarla.
- Está bien. Buenas noches.

Me despido de Gus y con la niña aun sostenida en el aire, me dirijo hacia mi despacho. Ya haré la ronda más tarde, cuando tenga a ésta niña fuera de la zona.

- Será mejor que bajes un poco los humos y empieces a decirme de una vez qué hacías por aquí. No me hagas preguntarte dónde están tus padres, porque está claro que vas por tu cuenta. - Pocas veces me sacan de mis casillas, pero ésta niña lo ha conseguido.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   8th Abril 2015, 19:42

Iba a empezar a andar, cuando el tipo me cogió por la espalda y me levantó. Así. Por los aires. Como si no pesara más que una bolsa de basura. Me quedé descolocada un segundo, antes de empezar a fruncir el ceño, torcer el labio y revolverme para que me soltara. Lo sabía. Si es que lo sabía. Violador. Violador del todo. ¿Cómo no iba a serlo con semejante gabardina? Por no hablar del careto. A ver cómo salía de esta yo ahora. El tipo entró a la tienda y empezó a preguntarle al tipo que me había dado la pizza que si me conocía. Sería una novedad, porque llevaba ahí solo tres días. Después de la respuesta negativa, salimos del local que aún olía a deliciosa comida recién hecha. Me dejó con hambre. Podría haberme comido tranquilamente un par de trozos más.

- ¡Ey!, ¿Puedes dejarme en el suelo? Me estas clavando las bragas. - le dije mirándole fijamente, medio dejando los ojos en blanco.

Era muy molesto, y no sabría decir cuál de los dos lados me estaba rozando más, si el de delante o el de detrás. Entonces me hizo una de esas insinuaciones de tipo duro años cincuenta como de peli de gángster, para que "cuentes todo lo que sabes, ¿Capisci?” Muy mal tenía que estar si creía que con esas cosas podía intimidarme, aunque por otro lado, era una niña, y por el bien de todos, de los dos, más valía que continuara sin darme demasiada importancia. A veces se me olvidaba.

- Estoy buscando algo. Algo raro. Quería saber si es cierto. - dije medio dudando entre si contárselo o no. Entonces le miré a los ojos, y después dudé un momento. - ¿Aquí hay monstruos?- pregunté.

Monstruos, demonios, cocos, bogey mans… todo en el fondo era más de lo mismo. Pero si conseguía sonsacarle algo, a lo mejor podía acabar con todo eso pronto. Cuanto menos tuviera que aguantar los tirones de los bajos, mejor.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   9th Abril 2015, 13:30

- ¿En serio? Vaya... menuda calamidad... - le contesto sin mirarla. Que se le claven las bragas es el menor de mis problemas, así que no me importa mucho que vaya incómoda mientras pienso qué hacer con ésta niña. Bien podría llevarla al Bosque y que se encargara Blanca, o directamente salir de Villa Fábula y llevarla al primer policía que encuentre para que se encargue de encontrar a sus padres, o a quien se le haya escapado éste tapón infernal.

Se está haciendo de noche y se me acaba el tiempo para poder encontrar a ese "demonio". Si la historia que me han contado es cierta, la niña corre peligro de quedarse en la calle. Se me pasa por la cabeza dejársela durante una noche a Bella y Bestia: sé que siempre han querido tener un hijo y la experiencia les acabaría por terminar de decidirse. Así mato dos pájaros de un tiro: aparto la niña de las calles y se terminan las largas charlas con Bestia de "tener o no tener un niño". Es increíble que un tipo tan grande tenga tantas dudas.
La niña llama mi atención, al fin, cuando me pregunta por "monstruos". Me habría parado en seco y la habría zarandeado hasta que me dijera lo que quería saber, pero no. Una de dos: o bien ha escuchado alguna anécdota sobre Villa Fábula, de que hay criaturas extrañas en éste barrio y eso implicaría que alguien ha violado las leyes de Villa Fábula, o bien la niña busca emociones y ha escuchado la historia del demonio. Si es lo segundo, significa que he estado más sordo que de costumbre.

- El único monstruo que vas a ver soy yo, pequeña. No sé qué historias habrás escuchado pero te aseguro que te han tomado el pelo, niña.
- ¡LOBO! - No puede ser cierto... - ¡LOBO! ¡¿CÓMO HA IDO?! ¡¿LO HAS ENCONTRADO?!
- Jim. - le advierto con voz seca. No me ha hecho caso cuando le he dicho que se fuera a su casa y me lo dejara a mí.
- Sé que debería estar en casa, pero no puedo.
- Jim. - No puede ser tan idiota.
- ¿Entonces? ¿Lo has encontrado? ¿Has visto el demonio llameante? Lobo, te lo suplico- No puede ser tan descuidado.
- ¡Jim! - Levanto a la niña para que la vea. Jim abre los ojos de par en par y se da cuenta de lo que acaba de hacer. - Vete a casa Jim, y descansa. - El chico asiente y se va, por fin. Bajo el brazo pero sin soltar a la niña y tengo ganas de apretarme el ceño, pero me abstengo. Ahora a ver cómo soluciono éste embrollo. - Este maldito cuento infantil y sus tonterías... - comento por lo bajo para que la niña vea que no le doy importancia. No quiero que se envalentone y se ponga a registrar toda Villa Fábula en busca de algo que puede ser cierto y puede no serlo. - Te llevo a mi despacho y se acabó la historia.  

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   11th Abril 2015, 13:15

Lo bueno que tiene parecer una niña no es sólo que nadie te toma en serio cuando les adviertes de que puedes llegar a ser una amenaza, que te excusen cada locura que haces con un "son cosas de críos" o que todo el mundo te de cosas gratis por lástima. Lo mejor es que todos creen que soy mucho más inocente y estúpida de lo que soy. Creen que no me empapo de las cosas y esa es una baza a mi favor. Para empezar por qué llega un tipo corriendo hablando de demonios en llamas a otro. O sea que es cierto. Esa cosa está aquí.

- ¿Demonio llameante? - pregunto. Parezco curiosa, pero en realidad estoy bastante confundida. Nunca he oído que un cambiaformas use llamas. Generalmente se contentan con pasar desapercibidos entre la gente, adoptando su modo de hablar, su imagen, y ese tipo de cosas. Imagino que algunos serán mas poderosos que otros, pero eso del fuego no es lo habitual. Cuanto antes me quite de en medio ese engorro, mejor. - ¡Adios, Jim!- saludo animadamente con la mano mientras el pobre tipo se va, alicaído, a casa. Luego intercambio una mirada con el tal "Lobo". Parece un mote que pondrías a un expresidiario o algo así. - ¿Qué cuento es ese del demonio en llamas? ¡Cuentamelo, anda! ¿Es de verdad? - pregunto, con una sonrisa y los ojos iluminados.

Quizá solo sea una exageración de esas que hace la gente. Ya se sabe, empiezas con la guerra de los mundos y cuando quieres darte cuenta, un montón de gente desnuda se ha suicidado esperando el advenimiento de la segunda venida del jesucristo robot. No me miréis así. Esas cosas pasan a menudo.

- ¿Porqué te llama lobo ese tipo? Lo ha repetido como cien veces. ¿Te llaman así tus amigos? ¿Y porque? - volví a preguntar, con esa insistencia insufrible tan típica de los niños. El tío era un hueso. Suerte que estoy acostumbrada a roer cosas que harían vomitar a una cabra.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   12th Abril 2015, 15:43

Ah bien, perfecto: a la niña le interesa la historia del demonio llameante, como no. Es ley de vida según dicen, ¿no? Cuando no quieres que se sepa algo, se sabe, y cuando no quieres que suceda algo, sucede. En éste caso Jim ha hecho los honores pero si no era Jim seguramente habría sido otra persona con la boca demasiado grande para su lengua. Ahora voy a tener una niña con la curiosidad a flor de piel que no me va a dejar ni siquiera meterme en el baño sin acosarme a preguntas. Genial...

- Es una historia que no debería escuchar una niña como tú: tendrías pesadillas - le digo cortando por lo sano. Tengo que deshacerme de ella cuanto antes mejor para poder investigar el rumor del demonio llameante y dejar de perder el tiempo.

- Lobo es un apodo. Me llamo Smith, solo que los de por aquí me llaman así porque cuido de ellos y tengo muy mal genio cuando me tocan las narices - como por ejemplo tú ahora, y estaría más frustrado si no fuera porque tengo unos cuantos monstruitos en casa que cuidar cada día.

De camino al Bosque nos cruzamos con Bestia. Siempre con la cabeza mirando al suelo y los hombros caídos. Pobre Bestia, tan grande y... Le pregunto por su mujer cuando pasamos uno al lado del otro y me contesta que bien, que está en casa. Nos despedimos pero... algo no me cuaja. Me paro en seco y giro la cabeza mirando la espalda del grandullón. Hay algo que me crispa, así que dejo a la niña al suelo y le hablo a escasos centímetros de la cara.

- Niña, vete a casa con tus padres, con tu cuidador o con quien vivas. Éstas no son horas para que vayas por ahí suelta y éste no es un barrio seguro.

Estoy seguro que alguien la recogerá al verla, llamará a un policía y se la llevarán a su casa si no lo hace por su cuenta. Me giro y sigo a Bestia, el cual está desandando el camino que he recorrido con la niña colgando de la mano. La historia del demonio llameante ya me da igual: tengo que averiguar si lo que he notado ha sido cosa del azar o significa algo. Le veo meterse en aquel callejón que estaba vigilando antes, donde habían visto al demonio de llamas. Le sigo y lo veo más adelante. Acelero el paso y aprieto los puños. Estoy en tensión.

- ¡Bestia! - Le grito. Él se para, pero no se gira. - ... Tú no eres Bestia: siempre que le pregunto por su mujer le da un vuelco el corazón. ¿Quién eres tú? Dilo antes que decida arrancarte la cabeza. - Estoy tan tenso que se me escapa un gruñido. Seguramente tenga los ojos de mi naturaleza bestial, pero no me importa: ese tipo me da muy mala espina.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   14th Abril 2015, 22:30

- ¿Smith? ¿No era Jhon? ¡Esto es un lío! - pregunte, con una ceja alzada. Uy que peligro. Que suena esto mas falso que un dólar de madera.

Lo raro es que todo el mundo lo conociera. Empecé a sospechar que ese tipo ocultaba algo, y ese algo perfectamente casaba con la táctica del cambiaformas. Era arriesgada, como montarse perfiles falsos para contentar a todo el mundo, pero no estaba segura de a qué atenerme, porque también decían que controlaba el fuego y eso tampoco era lo habitual. Podía ser que fuese mucho más inteligente, o peor, que se tratara de un híbrido. Los demonios eran un coñazo enorme, pero los híbridos eran el horror. Dos especies se unían en una especie de aberración, y nunca sabías por dónde te iban a salir. Además, tratándose de seres avernales, siempre tenían la suerte de aunar a la perfección lo peor de las dos razas. ¿Y si era por eso?

A medio conjeturar, me dejó en el suelo. Se pegó a mi, me echó, y se puso a perseguir al grandullón al que había saludado. Yo me quedé allí de pie. Entrecerré los ojos mientras le miraba seguirle y perderse por un callejón. Táctica de cambia formas. Seguir un objetivo, estudiarlo e intercambiarse por él. Todo era muy raro, pero no podía descartarlo, y el amago de violador se había estado portando sospechosamente. Entre el numerito de los mil nombres, marearme y echarme, no sabía que pensar. Igual estaba intentando evitarme o amedrentarme con ese numerito. A saber.

Decidí seguir al presunto violador/Jhon/Lobo/Smith. Lo hice con cuidado y dejando cierta distancia. Cuando llegué al final del callejón me asomé, encontrándome al fondo las dos figuras. El de la gabardina increpaba al otro, que estaba de espaldas.

- Soy yo, Lobo...- su voz sonó pacífica, como si no se diera por aludido con las amenazas - ¿No me reconoces?- ladeó la cabeza despacio. Su voz empezó a adquirir un tono monótono. Mis ojos se abrieron, en señal de alerta. Contuve la respiración. - Soy yo...- su cara contempló a lobo a los ojos.

El rostro habitual de Bestia estaba allí, tal cual Lobo lo conocía, pero a medida que le miraba, empezaba a distorsionarse. No se deformaba, ni se derretía. Empezaba a transparentarse, como si no estuviera seguro de que facciones adoptar. Dio unos pasos seguros hacia el detective, cuyos ojos habían cambiado, amenazadores.

- Mírame bien. ¿No me reconoces? - el tono de bestia empezó a sonar urgente, necesitado - Soy yo...- su expresión hizo una extraña variación, y entonces por fin se delató. Lo único que se percibió fue, durante un segundo todo un sin fin de juegos de luces por debajo de la piel. Como un espectáculo de fuegos artificiales en miniatura, emergían de un punto y se expandían. Su expresión se volvió furiosa, y con un gesto rápido, el brazo se alargó convertido en una gran protuberancia, como un mazo informe y trató de golpear al de la gabardina para derribarlo. ¡SOY YO! - gritaba, mientras daba un segundo golpe, acercándose paso a paso. - ¿Porqué? ¿¡PORQUÉ NO ME RECONOCES?!- repetía desconsolado, mientras la voz empezaba a distorsionarse también, deteniéndose por un momento, buscando la figura del hombre que le había delatado.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   15th Abril 2015, 01:22

Gruñí sin darme cuenta cuando Bestia me habló, pero como esperaba, ese tipo no era Bestia: tenía su apariencia, su olor, su voz... incluso andaba y se movía como Bestia. Sin embargo sus reacciones no eran precisamente como las de Bestia, y por eso lo supe: "nunca me mientas" les digo a las fábulas, y por algo lo digo. Yo soy el que pilla al mentiroso en la fábula con el cojo. Sin embargo no me esperaba que reaccionara así. Sin más deja de ser por un instante lo que mis ojos están viendo, para pasar a ser una especie de sueño en lo que pude contar como menos de un segundo. ¿Qué demonios...? No me creía el cuento del demonio llameante pero si me hubieran dicho que había una criatura como esa me estaría replanteando seriamente mis creencias. Pero soy el sheriff de Villa Fábula, y por una minucia como esa no me achaco.

- No sé quién eres amigo, pero te has equivocado de pueblo. Si quieres te indico dónde está la salida.

La criatura me grita, y su brazo se alarga. ¡La madre que...! Cruzo mis brazos para protegerme de la embestida y me tira para atrás a pesar de tener los pies bien firmes contra el suelo. Éste bicho es fuerte y parece que no tiene ganas de que le eche de la villa. Noto como mi cuerpo reacciona y mis músculos se endurecen. Noto como la sangre corre por mis venas a toda velocidad despertando la bestia que siempre he sido. El vello de mi cuerpo se multiplica en cuestión de milisegundos al paso que mi cuerpo crece hasta alcanzar los dos metros de altura. La ropa se me rompe pero no me importa: la sed de caza cubre mis ojos lobunos, y saco mis garras y dientes amenazando a la criatura.

- Tu último aviso para salir de éste pueblo, o atente a las consecuencias.

La criatura vuelve a acometer contra mi cuerpo y aparto su brazo con el mío. Se acerca, desesperado. No deja de gritarme que le reconozca. ¿Qué demonios es esa cosa? Huele a una mezcla extraña que no había olido en mi vida... pero mi hocico advierte que hay otro olor cercano, y me giro para ver con mis dorados ojos a la niña de antes, o al menos lo que me parece ser su silueta.

- ¡TÚ! - Le aviento. Me ha visto. Menudo problema... - ¡¿Qué haces aquí?! - Mal momento para centrarme en la niña cuando tengo a esa cosa tan cerca de mí. Vuelve a atacarme con esos brazos que no eran normales, me agacho con uno y salto con el otro para empujarle con dos zarpazos al interior del callejón, alejándonos de la salida y de la niña. Maldigo el momento en que la niña ésta decidió hacer caso a su curiosidad antes que a su razón. Hago que mis dedos crujan por la tensión del momento. Mi sed de cazador me pide a gritos que destroce esa cosa, y mi sangre de lobo me pide que proteja a esa niña.

Mal momento para centrarme en la niña... mal momento.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   15th Abril 2015, 23:01

Lo que nadie entiende de los cambiaformas es que si hay algo que odian, es delatarse. Su naturaleza es la de cambiar, la de sobrevivir, la de adaptarse. Conseguir alterar la forma de su cuerpo es sólo mera superficie. Hacen una labor intensiva de investigación, de seguimiento, adoptan el olor, la voz, la imagen, si tienen tiempo, incluso el carácter. Ese no debía llevar en el lugar mas de dos semanas, si no, el tipo al que había copiado tendría serios problemas. Primero, aprendían, luego imitaban, y por último, sustituían. Eso era lo peor de todo, claro. Podían llegar a adueñarse de una vida de tal modo que una esposa habría sido incapaz de reconocer la diferencia. Ni sus hijos podrían. Quién sabe cuántos demonios estarían ahora mismo en una casa, con las piernas sobre la mesa, una cerveza en la mano, contemplando el partido de fútbol, seguros de que eso era lo que tenían que hacer. Viviendo vidas de las que no eran dueños.

Pero había algo terrible en interrumpir su proceso. En cortar de raíz su adaptación. Su camuflaje sólo funcionaba en la medida en que los demás "decidían" creerse el engaño. Cuanto menos atención prestaban a los detalles. Cuanto más daban por hecho que lo que veían era lo que era. Si eso no sucedía, no eran capaces de cubrir los pequeños defectos de la forma que habían adoptado, y ahí empezaba el gran problema. Se sentían amenazados, y en ese estado no sólo eran increíblemente peligrosos, si no también impredecibles. Imprevisibilidad y criaturas avernales NUNCA es buena combinación. Suele ser una GRAN PUTADA.

Después de lanzar un primer golpe, el tipo de la gabardina, después de un gruñido de lo más amenazador, cambió su forma también. Aquello me dejo con la boca totalmente abierta. Su cuerpo se llenó de espeso pelaje. Sus manos desarrollaron fuertes garras enormes, y su cabeza se volvió totalmente lobuna, con enormes ojos y colmillos como un dedo de grandes saliéndole de la boca.

- No me jodas. - dije, arrugando el morro.

Lo que me faltaba. Además de tener a un cambiaformas, ahora un licántropo. Eso lo complicaba todo un montón. Los hombres lobo se ponían de muy mala baba si les quitabas a las presas. Tuve que tomarme un momento para replantear la situación. Estaba intentando buscar una solución rápida al hecho de acabar con el demonio sin ganarme de paso unos mordiscos cuando el lobo se giró hacia mí y me vió. Empezó a hablar, y eso sí que me dejó totalmente rota. No conocía a ningún licántropo que consiguiera dominar su estado salvaje tanto como para poder hablar. De dos zarpazos obligó al monstruo a meterse callejón adentro, pero el tiempo que estuvo mirándome cometió un fallo garrafal. Nunca se debe dejar tanto margen a la reacción a una criatura cuya forma de vida es copiar. Menos cuando necesita defenderse.

El cambiaformas no lo dudó un instante, y al ver que su forma era mucho menos útil para defenderse que la que esgrimía su adversario, se limitó a copiar lo que veía. Evidentemente, se trataba de una reproducción burda e imperfecta. Creció en altura, pero su tórax era mucho más grande que el de Lobo. La caja torácica estaba desproporcionada, y las garras tenían una extraña proporción, como si fueran demasiado grandes para ese cuerpo. Sólo algunas partes de su anatomía habían conseguido imitar el pelo, así que sólo eran calvas repartidas por un cuerpo a medio hacer de humano y lobo. Daba toda la impresión de algo que había salido mal. Era a todas luces una aberración.  Lanzó un garrazo en cuanto se sobrepuso a los dos que le había asestado lobo.

- ¡TU QUE RECONOCER MI! - le gritaba, como si ni siquiera fuera capaz de hilar bien el idioma que tanto esfuerzo le había llevado imitar.

Se lanzó sin ningún control hacia Lobo, tratando de placarle. Derrumbados en el suelo serían poco más que una masa de pelo intentando luchar con otra a medio hacer. El monstruo lanzaba garrazos furiosos. En ese momento, me di cuenta de que seguía parada, sin hacer nada. Se acabó. Ya vería como hacerlo. No podía dejar que eso continuara.  Con un grito furioso, el cambiaformas trató de lanzar una dentellada a Lobo en pleno hombro.

Se escuchó un ruido característico. Una deflagración, un intenso destello y un instante después todo el callejón se había iluminado por la luz desigual y titilante, propia de las llamas.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   18th Abril 2015, 00:20

Al volverme me encuentro delante una broma macabra: me veo a mí mismo, deforme y mal hecho. Unas carras demasiado pesadas para un cuerpo demasiado pequeño y un pecho demasiado exagerado. Esa criatura está intentando tomar mi forma al ver que la de Bestia no le ha servido para nada. Lo intuyo, aun sin saber qué es, pero me recuerda demasiado al glamour y tengo mucha experiencia con ella como para no tener una pequeña idea de lo que intenta hacer el monstruo.
Sin embargo no soy capaz de intuir hasta qué se descontrola su mente, por lo que me toma por sorpresa con ese placaje, tumbándome contra el suelo. Lo sujeto con mis garras como puedo, intentando apartarlo, pero estoy en una posición de desventaja, por lo que ruedo hacia un lado para ponerme encima.

- ¿Qué dices? No te entiendo. Abre la boca que te ayudo. - Agarró la mandíbula superior e inferior y aplico la fuerza suficiente como para que le duela. Se revuelve en el suelo y yo intento partirle en dos el cráneo, pero su resistencia es mayor de la esperada y una de sus garras me da en plena cabeza, haciendo que caiga de nuevo contra el suelo y se ponga él encima. No preví que al ser más grande, tenía más fuerza.

Ahora es él el que intenta matarme a mí, y me lanza una dentellada contra mi hombro. Consigo apartarlo al empujarle con los dos brazos pero no basta: persiste. Sé que no va a parar hasta que pruebe mi sangre y caiga muerto. Huelo su sed, su hambre por acabar conmigo. ¿Quiere ser yo? ¿Es posible que Bestia esté muerto? No, no he olido su sangre en su cuerpo, porque entonces le hubiera arrancado la cabeza sin perseguirle.
La luz se mete en el callejón, propia del fuego. O bien alguien ha venido con una antorcha, cosa que lo dudo, o han encendido un fuego en la entrada del callejón, cosa que también dudo. Sin embargo la criatura levanta la cabeza, sorprendida. Yo aprovecho y cierro mi mandíbula alrededor de su gaznate. La criatura chilla, se retuerce. Intenta separarse de mí pero se lo impido con mis garras. Me impulso y despego la espalda del suelo, rodando hacia un lado. Apoyo las patas traseras y me levanto, propulsando con la fuerza de mi espalda y sujetándolo con mis fuertes fauces para lanzarlo contra la pared, impactando contra los ladrillos y dejando un rastro de sangre a causa del traumatismo y mis colmillos. Escupo la sangre de mi boca. Sabe fatal.
Entonces y solo entonces me doy un momento para mirar a la entrada... Venga... alegradme más el día.

- El demonio llameante... - No solo es cierta la noticia sino que además lo he tenido todo éste tiempo delante de mis narices. La niña no está, y en su lugar hay una criatura que echa fuego y lleva una calavera en lugar de cara, además que son de la misma altura. Suma dos y dos, y no te fíes de nadie. Nunca.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   27th Abril 2015, 17:25

La refriega continuaba. Se retorcían, se arañaban y dentellaban como si sólo pudiese quedar uno de los dos. Como si pelearan por un territorio. Había dos bestias salvajes intentando matarse y resulta difícil, por no decir imposible, tratar de interrumpir. La transformación del fantasma consiguió a Lobo una distracción que aprovechó bien. Mordió el gaznate de la criatura, o al menos él creyó que lo era. El demonio gorjeó, expulsando un líquido repugnante y de olor muy fuerte. A medida que lo despedía, su pelo desaparecía, su tórax decrecía, perdía la forma. Lo arrojó contra la pared, haciendo varias grietas y salpicaduras en el edificio. El vengador observaba. El lobo escupió los restos de la sustancia, pero no podría quitarse el sabor, ni mucho menos el efecto. Había perforado uno de los sacos de esmegma del demonio, y ahora le salpicaba la cara, la barbilla y el pecho, emitiendo extrañas señales lumínicas. Eso era lo que ellos repartían bajo su piel, era la materia que generaban y con las que se acicalaban para que el efecto de su transformación resultase permanente y fiable. Al hacerlo  pudo contemplar por fin el aspecto real del monstruo.  Aún estaba imitando su silueta, pero se componía de una masa informe, parecida al alquitrán, con un montón de esferas de colores metálicos salpicadas por toda su superficie.  

El rostro del lobo se fijó en el fantasma vengador. Incluso aunque se hubieran presenciado cosas horribles en la vida, nadie quedaba impasible al ver por primera vez la imagen del jinete fantasma en un cuerpo tan pequeño. Sus ojos huecos, con aquel brillo de filo en su interior, como la punta de una aguja. El fuego que lo envolvía, las numerosas calaveras, puntas y pinchos metálicos, el tutú carbonizado. El diente partido era sin duda una señal distintiva, pero lo más perturbador era sin duda la calavera perforada, arañada, mordida por diferentes sitios.

El cambia-formas se levantó tras un segundo de confusión, para cargar con energía renovada contra él, aprovechando su distracción. Lanzó un grito estridente y una dentellada, tratando de hundirle los dientes en la carne de una de sus extremidades aún transformada en garra, intentando utilizar todos los medios a su alcance para dañarlo.

Una bola de fuego impactó en la mejilla del demonio, obligándole a abrir la boca con otro grito. La superficie negra humeó, con un olor de lo más desagradable. Dos bolas más impactaron contra su cuerpo, obligándole a alejarse de lobo, de lado, mientras ponía toda su atención en la figura de la que procedían. El esqueleto en llamas caminaba, paso tras paso, con actitud fría, mientras empuñaba un cañón metalizado con una hueca calavera de cuya boca, salían los flamígeros proyectiles.  

- Monstruo Avernal…- su voz sería capaz de producirle un escalofrío a la mismísima muerte - muéstrame tu fuego. - añadió, guardando entonces el cañón a su espalda.

Evidentemente el espectro no se había percatado todavía, de que era él de quien hablaban las leyendas de demonios en llamas.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   1st Mayo 2015, 00:58

Esto se está convirtiendo en algo más raro que una pesadilla. El que antes era Bestia ahora resulta que es un lobo deforme, y el lobo deforme ha decidido perder el control y convertirse en una masa informe que se me asemeja a un charco de lodo con pelotas flotantes, y quiero pensar que son pelotas para no imaginarme algo más asqueroso aun. No sé a cual de los dos mirar, si a la bestia sin forma o al demonio de la calavera llameante que tengo a mi espalda. Sin quererlo me veo envuelto en una historia sacada de la peor noche de Halloween, y yo no soy el malo en ésta ocasión.
El grito delante de mí me confirma que la bestia sigue viva y con ganas de más. Me giro justo a tiempo para ver esa garra y esos extraños dientes acercándose hacia mí cuando el calor del fuego me roza la oreja. Huelo a pelo quemado y a una sustancia asquerosa también al rojo vivo. Otras dos bolas de fuego impactan contra la bestia. La niña calavera se acerca. No escucho su pulso, ni siquiera su respiración. Tan solo noto el calor del fuego en un cuerpo frío. Le ordena que saque el fuego de su interior con una voz que me pone los pelos de punta. Sería un estúpido si no sintiera miedo en el cuerpo, pero justamente el miedo es lo que te mantiene vivo en innumerables ocasiones.

La bestia no parece entender lo que le está diciendo la calavera, y aun confundida se levanta, gritando de nuevo.

- Ya me estoy cansando de tus gritos - Agarro la garra que levanta con ambos brazos, la retuerzo y la muerdo con fuerza, separándola de su cuerpo. Otro grito y no iba a ser el último. Me lanzo sobre su cuerpo y comienzo a desgarrar todo cuanto veo. Partes y más partes de un ser que difícil sería catalogarlo de alguna forma se esparcen por todo el callejón, manchando con su apestoso color las paredes de ladrillos. No conozco su constitución ni su naturaleza, y por eso no paro de despedazarla. Sigo y sigo y sigo, esperando que en algún momento se calle y deje de soltar esos bramidos. Sigo y sigo y sigo...

Y entonces se calla.

- Sin duda, ésta ha sido la pelea más rara que he tenido nunca - no se lo digo a la niña, sino más bien a mí mismo. Entonces me giro hacia ella, cubierta con esas llamas y con esa calavera en lugar de cara. Da grima solo de verla, y no consigo quitarme de encima esa sensación de peligro. - Ahora, tú - la señalo con el dedo de la zarpa. - Si algo sé es que si una criatura puede sacar fuego de su cuerpo, lo hace, aunque sea en el último momento para salvar su vida. Esa cosa no lo tenía, pero tú si, así que me da para deducir que tú eres el demonio llameante que me han hablado ésta tarde. Y si quisieras hacer daño a la gente de éste barrio o a mí mismo has tenido más de una buena oportunidad. Dime: ¿quién eres y qué has venido a hacer aquí?

Nunca en mi larga vida he tenido un demonio frente a mis narices y mucho menos enfrentarme contra él. Si decide ponerse serio estoy seguro que tengo las de perder: el callejón es muy estrecho y no podría convertirme ni acumular suficiente viento como para mandarlo a volar... junto a media Villa Fábula. Mierda...

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   1st Mayo 2015, 11:28

Está asustado. No es para menos. Sabe que no puede hacer nada contra el espectro, una vez este le ha localizado. Ha jugado bien sus cartas, se ha ido a un barrio que no conocía, ha tratado de ser todo lo discreto que ha podido, pero le ha faltado tiempo. Sin el chivatazo de Mephisto, hubiera pasado totalmente desapercibido. Ahora es solo un charco informe de materia que se descuajaringa mientras le arde el fino epitelio que cubre todo. Puede que apenas se vea, es tan fino como la pequeña línea de ascua que queda tras prender fuego a un papel y soplarlo. Desde los tres puntos donde le ha quemado, se expande por todo su cuerpo. El lobo arremete otra vez contra él, arranca partes, desgarra el saco quemado, esparciendo los restos de la criatura por el callejón. Todo queda de nuevo en silencio. El vengador camina, acercándose a él.

Le señala, le increpa, en cierta manera. El fantasma no se amedrenta, ni siquiera cuando esa inmensa garra le señala. Con el tamaño del licántropo, no le sería difícil partirle los huesos, y reducirle, aún con más facilidad que al cambiaformas. Eso, siempre que llegara a alcanzarlo...

La cara del espectro no puede mostrar sorpresa, aunque la tenga. Solo esa sonrisa mellada y sempiterna. No ha valorado la posibilidad de que le vieran, de que fuese a él a quien se refirieran los rumores. Creyó haber tenido cuidado suficiente, pero puede que algún ojo se percatara de su presencia. Ha estado persiguiéndose a sí mismo. Menuda estupidez. Se acerca para ver el charco en el suelo. Extiende su mano hacia él, y la materia prende fuego. Aún entonces suena un chillido, el último, mientras se consume. No suelta humo, ni vapor de ningún tipo. Se calcina de una manera antinatural, sin dejar siquiera rastro. El espectro, sin hablar, empieza a hacer lo mismo por las paredes, por cada trocito del cambiaformas que ha sido esparcido, eliminando cualquier resto. Sólo cuando el fuego termina de consumirlo todo, se gira, observando al lobo.

- He venido a por él, licántropo. Tu gente no me interesa. - indica, con esa voz que aún suena a pesadilla - Ven aquí. Debo limpiar sus restos antes de que se queden adheridos a tu piel. - añade, mientras se aproxima paso a paso hacia él.

Extiende la mano, dispuesto a calcinar lo que queda en su rostro. No hay otra manera. Si lo hace con cuidado, no sufrirá ningún daño. Pero para eso, necesita que esté quieto, y aguante durante un segundo un poco de calor.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   2nd Mayo 2015, 00:29

Pese a que quiero respuestas, la niña no parece que me las vaya a dar tan fácilmente. No al menos ahora, porque parece que tiene más interés en el cadáver de la criatura que acabo de descuartizar... si es que se puede llamar descuartizar a "remover el agua". Nunca en mi vida he tenido entre las manos algo tan asqueroso y tan extraño. No tenía ni siquiera una base ósea que la mantuviera, ni órganos ni nada. Acabo de pelear contra un pudin enorme. Un pudin que ha pasado cuarenta días y cuarenta noches pudriéndose en alguna parte de la peor de las alcantarillas. Aun tengo su olor impregnando mi olfato. No soy capaz de oler nada más que no sea su apestoso aroma...
El cadáver arde cuando lo toca la niña. ¿Esos son sus poderes? ¿Quemar todo cuanto toca? Eso me hace pensar en lo que le he dicho antes, que si hubiera querido me habría hecho mucho daño. Tengo que ir con más cuidado a partir de ahora, ya que no sé lo que hay más allá de las paredes de Villa Fábula. Es un mundo nuevo, con nuevos seres y nuevos peligros. Es difícil sentirse un cazador en medio de un terreno con tantos depredadores con tanto poder.

- ... Está bien... pero no soy un licántropo. - Si, no quiero que esa cosa se quede pegada en mi piel. A saber qué podría hacerme. Me acerco y me agacho para que pueda limpiarme con su fuego. Soy consciente que, pese a lo buena que debe ser manipulando el fuego estoy cubierto completamente de pelo. Es como intentar separar las aguas con la mano.
Noto el calor y me quedo quieto. Algo dentro de mí me dice que salga corriendo, o que apague esas llamas, pero me detengo antes de actuar. Poco a poco el calor se hace un poco insoportable cuando el fuego lame mi piel durante un segundo. La niña retira la mano, supongo que porque ya ha terminado con su trabajo. Me arde la cara y me duele. Seguramente tengo una quemadura, pero no me importa, pues al volver a mi forma mundana, la piel se regenera y vuelvo a estar sano como una rosa. No tengo ninguna herida por donde sangre ni contusión alguna.

- ¡Os digo que he visto una llamarada! - Mierda, ya tardaban. Le señalo a la niña con la mano que se espere allí, no iba a tardar. Me dirijo hacia la entrada del callejón y un grupo de fábulas se preguntan por qué hay una llama en medio del callejón.
- Hemos tenido un visitante. Más tarde os lo explicaré todo en el pleno del Bosque, pero ahora necesito que me dejéis hacer mi trabajo. Volver a vuestras casas, y buscad a Bestia: tengo que hablar con él. Y cerrad las entradas a la villa. Decid que hay obras o cualquier otra cosa que funcione. - Las fábulas se lo piensan, pero hacen lo que les digo. Buenos chicos... Tengo que saber si Bestia está bien, si le ha hecho algo esa criatura. Por lo que he visto al adoptar mi apariencia ha intentado acabar conmigo. Espero que no haya hecho lo mismo con Bestia.

Calmada la muchedumbre, es hora de hablar largo y tendido con esa niña, así que vuelvo con ella y le indico que nos adentremos un poco más en ese callejón: no quiero que aparezcan más fábulas sin que las invite y me destrocen la investigación.

- Ahora, empieza por el principio. ¿Qué hacía esa criatura aquí? Nunca he visto algo como eso e intuyo que guardas alguna relación con ese ser, y no me refiero al cazador y la presa. - Necesito respuestas y las necesito ya. Me enciendo un cigarrillo para quitarme esa peste de las fosas nasales. Dios, aun quemado, huele peor que cuando estaba vivo. - No me has respondido a mi otra pregunta: ¿quién eres?

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   12th Mayo 2015, 00:18

- Licántropo, Hombre lobo, Gangurel lupino, Zooántropo, lupomorfo, llámate como quieras. - musitó el fantasma.

Había visto varios de esos en sus diversas existencias, y unos cuantos en el receptáculo actual. Eran criaturas territoriales, sensitivas, y sobretodo, muy irascibles cuando alguien se atrevía a privarles de su caza o de aquello de lo que se creían dueños. Por suerte, había encontrado a uno capaz de ser razonable incluso durante su transformación, algo que era poco habitual, salvo en aquellos que habían tenido tiempo para aprender a controlarse, lo cual implicaba que era muy antiguo, o habían tenido acceso a artes y magias poco corrientes, cosa que les hacía aún mas peligrosos que si no pudieran controlarse. Difícil elegir que opción era mejor.

La presencia de los recién llegados no produjo en el fantasma ningún tipo de alteración. Cuando el hombre se precipitó fuera para detener el avance de su gente, el fantasma elevó su rostro hacia el cielo, y olfateó el aire. Notaba impregnado en el ambiente resquicios del cambiaformas, pero nada potencialmente dañino. La figura volvió a internarse en el callejón y su cráneo le devolvió una hueca mirada negra y profunda como una noche sin una sola estrella.

- Sobrevivir. - respondió, tajante. - Los cambiaformas no tienen un objetivo, ni una esencia definidas. Sin eso, sólo tienen dos opciones, o extinguirse o robar a otro ser con el que puedan intercambiarse. Absorben sus anhelos, sus deseos, sus defectos y virtudes, y los convierten en suyos, hasta llegar a creer su propio embuste.- explicó, utilizando el tiempo en que él encendió su cigarrillo - Tengo muchos nombres. - añadió la calavera, tomándose unos instantes de silencio en los que observó tan profundamente como sólo él podía hacerlo al hombre que tenía delante - Te lo daré si estas dispuesto a confesar quién eres en realidad. - ofreció, impasible. Una pequeña muestra de fe era bastante para el fantasma vengador.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   12th Mayo 2015, 23:53

Ésta niña consigue ponerme los pelos de punta. No soy capaz de mirar otra cosa que no sean esos huecos oscuros y llameantes. He visto muchas calaveras en mi vida pero ninguna que fuera capaz de moverse y hablar por si misma. Muchos menos rodeada de llamas sin carbonizarse. Cuanto más la miro más me fijo en las partes del cráneo rotas, arañadas... ¿Un accidente? ¿Un ataque? ¿Será así el cráneo de la niña también? Es su mismo cráneo, tiene que serlo. Poco sé sobre seres sobrenaturales pero sí tengo clara una cosa: lo que hay es lo que hay.

Cambiaformas. Un nombre que le viene a dedo. Una criatura repugnante que huele tan bien como agradable es a la vista. Aun tengo en mi nariz el olor asqueroso del monstruo. No creo que consiga quitármelo durante mucho tiempo por más cigarrillos que fume. Ya antes me había pasado algo por el estilo pero jamás con un hedor así. Me pica la nariz solo de recordarlo.

- Confesar... - sonreí ladino. En verdad ésto estaba tomando el rumbo de un interrogatorio a dos bandas. Dos huesos duros buscando saber cosas del otro... aunque tal vez a la niña tan solo le interesa saber quién era. Tal vez no está familiarizada con los cuentos de hadas y no tenga ningún interés con Villa Fábula. Si es así, mejor que mejor. Si resulta que le llama la atención... sería lo más lógico, dada la situación. - Soy Lobo Feroz, sheriff de Villa Fábula, donde has ido a parar buscando esa criatura. - Espero unos segundos a ver si le cambia la cara por... No he dicho nada: no me doy a la idea que la niña que tengo a la vista no tiene cara, ni expresiones faciales. Así es difícil percibir qué piensa o qué siente. Es como estar mirando un maniquí duro y seco. - La villa está llena de los habitantes de los cuentos de hadas, por si te lo preguntas, y vivimos en el más absoluto anonimato. Entenderás por qué intentaba sacarte de la villa lo más pronto posible además de no querer una niña desconocida husmeando por aquí cuando me llegan rumores de un demonio llameante dando tumbos por éstas calles. Entenderás también que si te cuento ésto es porque creo que no te interesa un comino. - Espero alguna respuesta que otra. Uno no se entera que los habitantes de los cuentos de hadas existen de verdad y que viven entre la gente mundana sin tener al menos un atisbo de sorpresa. Si resulta que no le choca será la primera. - Ahora te toca a ti. Dices que tienes muchos nombres por lo que intuyo que eres un ser longevo. No estoy muy familiarizado con la Biblia ni con sus historias, así que perdona si te nombran en ella y no te reconozco, así que si vas a decirme un nombre, me gustaría que fuera uno con el cual identificarte y, a poder ser, si perseguir a ese ser era tu único asunto en Villa Fábula.

No le voy a mentir: me pone de los nervios. No puedo evitarlo. Quiero que se vaya de la villa lo más pronto posible antes de que alguien más la vea, o al menos, que vuelva a su estado anterior. Una niña no llama tanto la atención, y no da tanto miedo. Joder, no puedo sentirme los dedos de los pies de los tenso que estoy. Podría romperme la espalda si me doblara.

- Otra cosa: tu forma anterior... ¿cuál es tu verdadero aspecto? - eso ya es mera curiosidad morbosa por mi parte, cosa que no pegaba nada en mí, pero no puedo evitarlo.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   18th Mayo 2015, 01:11

Estaba dispuesto. El ser que tenía delante sentía curiosidad, pero más importante que eso, sentía temor al contemplarlo. No era le primero ni el último. Todo el mundo se enfrentaba secretamente a sus propios demonios al encontrar sus ojos con las cuencas vacías del jinete, como si en el fondo de sus almas supieran que estaban siendo escrutados, examinados con una intimidad que sólo podía adquirirse al asomarse a la esencia de una persona. A lo que había sido, era, y seguiría siendo salvo que intercediera por cambiarlo. Al fin y al cabo, el castigo debe ir acorde con el pecado cometido, y en algunos casos, aún hay quien puede enmendarse. Sólo hay que percibir la diferencia del que se ha salido del camino, y quien circula en dirección contraria.

El vengador de gesto inamovible escuchó toda la explicación. Lobo Feroz, los cuentos, las fábulas... todo real. Cierto era que resultaba sorprendente, pero no podía haberlo evidenciado aunque quisiera. No había lugar para la sorpresa en su imperturbable cara, como no lo había para el horror, o la piedad. El fuego sobre su cráneo crepitó durante un instante, pero esa fue toda la respuesta que el Lobo recibió. Durante su existencia había visto un sin número de criaturas. Demonios, Náyades, brujas, hadas. Que los personajes de los cuentos fuesen reales sólo suponía que la humanidad tenía mucha menos imaginación de lo que parecía, pero es difícil para alguien que ha luchado contra perros avernales de tres cabezas tener escrúpulos sobre qué creer. Además, si hubiera mentido, lo sabría. Era una de las ventajas de asomarte al alma de alguien, por invasivo y moralmente reprochable que pudiera parecer.

La primera respuesta perceptible para Lobo Feroz, llegó cuando mentó la biblia. Como una terrible sombra renqueante, una risa desgarró el aire. Era amarga, tétrica a un extremo que cortaba la respiración. Dejaba su aterradora forma de hablar habitual al nivel de un susurro en el oído.

- Si tenéis suerte. - contestó primero a su segunda pregunta. - Mientras ninguna criatura demoníaca se interne en vuestros dominios, no hay nada que me traiga aquí. - añadió, con una certeza inamovible, una vez recuperado su siniestro tono de voz - Soy un equilibrador. - un silencio sepulcral se hizo entre los dos. Las llamas que envolvían su cráneo dibujaban sombras que se retorcían, y en las que una mente serena llegaría a jurar haber visto cosas...- Ghostrider. - susurró. Al pronunciar el nombre, el silencio pareció hacerse aún mas pesado.

El espectro sacó sus propias conclusiones de la siguiente pregunta. Si preguntaba por su "forma real" quería decir que entre los suyos era habitual cambiar de forma. Que una de ellas predominaba sobre la otra, utilizándola como una cobertura que albergaba en su interior la realidad. Una tapadera. Camaleonismo. El espectro se acercó, dando pasos que se eternizaron en una danza de llamas. Sus huellas ardían durante un instante, antes de extinguirse y dejar una marca carbonizada sobre el suelo.

- Hablas dando a entender que así es como funciona tu mundo. - dijo el espectro, clavando en él su mirada vacía. Las cosas para ambos eran distintas. El jinete no utilizaba una cobertura. Era indivisible de su contenedor, por mucho que éste quisiera negarlo, aislarlo o rechazarlo. - No hay forma verdadera. - negó, borrando cualquier atisbo de duda de la perspicaz mente de Lobo. El espectro permaneció de nuevo en silencio. Era parco en palabras, directo en sus objetivos. Elevó un dedo enhiesto, que tan similar era al de la parca y señaló a Lobo. - Tu conocías al hombre al que ha intentado sustituir. Me llevarás hasta él. - aseveró.

No era una petición. Ni siquiera una orden. Entre sus dientes, lo hizo sonar como un hecho indiscutible.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   18th Mayo 2015, 17:58

Que se largue de Villa Fábula cuanto antes. No quiero tenerla un solo minuto más en nuestra villa. Tan solo me faltaba eso, que se pusiera a reír como una condenada con esa voz de ultratumba y esa sensación en la nuca que te apuñala con brotes fines hasta tensarte la columna vertebral. Y por si fuera poco, esas cuencas... Es como si miraran dentro de mi alma y pudieran ver todo cuanto he hecho y haré. Es como tener un espejo delante, solo que no tiene reflejo y en su lugar te absorbe sin remedio.
Aprieto la mandíbula y me cruzo de brazos cuando la veo avanzar. No me gusta tenerla tan cerca, pero al menos saco dos conclusiones de ésta pesadilla en miniatura: tan solo le interesan los demonios, así que tiene un motivo menos para quedarse en la villa. Lo segundo es su nombre, o lo que parece ser un nombre. Ghostrider... Nunca lo he escuchado antes pero de poco importa, porque la tengo delante y juro por todo lo jurable que no me voy a quitar esa sonrisa de la cabeza ni sus pozos negros.

Me pide... no, mejor dicho, me ordena que la lleve ante Bestia. Es tajante y directa, por lo que no creo que se le pueda negar. Me vienen treinta motivos distintos para decirle que no y sacarla de Villa Fábula a patadas, pero a la vez me llega un buen motivo para no hacerlo: no debería.
Descruzo los brazos y me tomo mi tiempo para sacarme un cigarrillo y encenderlo. Podría haber usado el mechero andante que tengo delante de mis narices, pero si me he hecho una idea clara de cómo es, mejor usar el encendedor. De alguna manera, me recuerda a mí, pero sin la cabeza en una hoguera. Aspiro el humo y lo exhalo, valorando la situación. Mierda, ésto va a ser un problema...

- Sígueme, pero que no te vea nadie: lo último que quiero es tener fábulas histéricas de nuevo frente a mi despacho. - Si, es cierto, aquí muchos van con la "cara tapada". No es buena idea andar por las calles con tu verdadera forma si eres un troll que mide dos metros y medio o si eres una rana que viste y habla. Llamaría mucho la atención y no es algo que nos gusta. Espero que al menos pueda apagar ese fuego o esconderse bien, porque si dice que no tiene "forma verdadera" intuyo que no puede convertirse a voluntad.

Saco la cabeza del callejón y me aseguro que no haya nadie mirando. Por suerte la mayoría me han hecho caso, pero todavía hay fábulas rondando las calles, así que espero que use bien ese tamaño que tiene y se esconda. Yo por mi parte hago lo que le he dicho: me dirijo hasta la casa de Bella y Bestia, o mejor dicho, hasta su piso. No está muy lejos de aquí así que no tardo ni cinco minutos en llegar. Echo una mirada a mis espaldas al sentir de nuevo esa punzada en la nuca. No sé si me está siguiendo o si se me ha quedado la daga en el cuello. Sea como fuere, llamo al timbre y espero.

- ¿Si?
- Bella, soy yo. ¿Está Bestia contigo?
- Si, está... - Noto un deje de preocupación en su voz.
- ¿Puedo subir? - Parece que duda durante un segundo, pero al final me abre la puerta. Entro pero no la cierro, dejando paso para que entre Ghostrider detrás de mí. Subo las escaleras hasta el primer piso, donde Bella me abre la puerta, asomando la mitad de su rostro por la apertura de la puerta. - Hola Bella. ¿Me dejas entrar? - De nuevo duda, pero me abre la puerta. Se va directa al salón, cosa que me hace saber que quiere hablar del tema. Siempre se va para el salón cuando hay algo que discutir. Ajusto la puerta pero sin cerrarla y me dirijo hacia donde está. Me encuentro a Bella de pie de espaldas a la entrada del comedor, la cual da al pasillo de entrada. Me acerco y me pongo frente suya, para que no se vuelva hacia la entrada. Al mirarle la cara tiene los ojos rojos. - ¿Dónde está? - No es capaz de articular ni una sola palabra. Me señala hacia la izquierda. - ¿En el dormitorio? - aventuro, lo suficiente fuerte para que me escuche Ghostrider. Bella asiente. Le cojo el brazo. - Vamos a la cocina, y me cuentas qué le ha pasado. - De nuevo asiente. La dirijo hacia la cocina y no puedo evitar ajustar el oído para escuchar a Bestia: su respiración es tranquila, pausada y calmada. Profunda... está durmiendo... pero algo no va bien. Entro en la cocina y le dejo el resto a la niña.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   23rd Mayo 2015, 16:18

El tiempo en que el Lobo duda es suficiente para atisbar más resquicios de él. Procura mantenerse sereno, firme, pero rechaza la presencia del Jinete. Existe algo visceral que le impulsa a ello, y con razón. De manera natural los demonios tienen que recurrir a poderes y magias que consigan invertir los efectos que su naturaleza ejercen sobre los sentidos del resto de seres. La mayoría de los casos, simplemente los invierten. Utilizan ese miedo primario, y lo transforman en otra cosa que explotar en su beneficio, sea esto atracción, belleza o un magnetismo inexplicable, y hacen que el resto sucumban a esas sensaciones confundidas. Este no era el caso de el Fantasma Vengador. Su naturaleza estaba preparada para ejercer su función, no poseía ningún tipo de cobertura. Su labor era ejecutar venganza, y para ello no necesitaba encubrirse. Su presencia despertaba la tenebrosa crispación de los seres avernales, potenciada además por su predisposición a transmitir el dolor, el terror y las miserias a los pecadores a los que estaba destinado a enfrentarse. Que quisiera mantener su presencia en secreto no le supuso ningún problema. Sus cuencas vacías le observaron sólo un instante más. Lobo Feroz había hecho cosas durante su vida. Cosas de las que no se enorgullecía, y otras muy cuestionables que habrían aterrado a muchos otros, pero que eran inherentes a su naturaleza.

Con una deflagración, dos finas cuchillas de fuego emergieron bajo sus botas. Cogiendo un breve impulso, se dirigió contra la pared como si estuviese dispuesta a atravesarla, pero al llegar a la vertical, dio un breve salto, sus rodillas se doblaron y se apoyó contra ella, subiendo hasta la azotea, venciendo sin problema todas las leyes de la gravedad y la física que el resto de seres se veían obligados a acatar. Permitió que Lobo le sacara ventaja, y por primera vez en mucho tiempo, le siguió aprovechando las azoteas a velocidad de crucero. No tardaron demasiado en alcanzar su objetivo. Cuando él entró, el jinete descendió por el lateral del edificio, bajando por el callejón y se coló por el portal. Una vez dentro, hizo desaparecer sus cuchillas. Controló las llamas infernales para que no prendieran el suelo ni dejaran evidencias de su presencia allí.

El detective entró en primer lugar, mientras el espectro se mantenía oculto a ojos de Bella. Dejó la puerta entreabierta. Esperó que ambos pasaran a una habitación contigua, donde ella se explicaba, y se deslizó en un silencio sepulcral hasta la habitación donde dormía. Era un hombre grande, tendido sobre la cama. Alguien le había velado durante un tiempo. Había una bandeja de comida sobre el banco a los pies de la cama que aun no había sido recogida, una silla en una esquina junto a una lámpara de pie con mesilla, en la que había un libro que sin duda había pretendido ser leído mil veces, y abandonado mil y una, porque no había sido capaz de pasar de la siguiente línea cuando le escuchaba jadear así. No era normal. Pesaba, gruñía, como si algo le provocara pesadillas. Como si tuviese algo sentado sobre el pecho que no le dejaba respirar profundamente.

- No se… no se qué le ha pasado. Decía que últimamente estaba muy cansado, como si todo le costase mucho. Creía que era cosa del trabajo, pero yo le notaba raro. – se oía desde la cocina, mientras la mujer explicaba a Lobo. – Empezó a dormirse de vez en cuando, siestas pequeñas, pero luego se levantaba mucho mejor así que creí que no tendría importancia. Pero luego ni eso bastaba. Empezó a quedarse en blanco mientras le hablaba, se volvió ausente. Empezó a costarle levantarse. Tenía que insistirle para que se despertara, pero al final lo hacía…. Hasta hoy... – hubo una especie de hipido, y luego el típico silbido de la respiración que anuncia lágrimas.

El espectro se aproximó a la cama, donde reposaba el cuerpo del hombre. De repente, dejó de respirar. Duró apenas unos segundos, pero eso le hizo comprender que debía actuar con rapidez, pero sin prisa. Ayudándose de su fuerza movió al durmiente para que se pusiera boca arriba. No le costó el menor esfuerzo, como si la inmensa diferencia de tamaño no jugara ningún papel. Lo llevó hasta la zona central de la gran cama, estiró sus pies y sus manos en una posición cómoda, preparándolo. Sujetó su cabeza y comenzó a buscar. Las picaduras siempre solían estar en la cabeza.

- Pensé que se le pasaría... yo...- hipó, limpiándose las lágrimas mientras le temblaban las manos.- Debe ser un maleficio. Alguna magia. Llevo todo el día intentando hablar con bella durmiente, o blancanieves, cualquiera que pudiera ayudarme pero...no... - no podía explicarse mejor, ya que no conseguía arreciar el llanto.

Encontró su mordedura en la zona de la melena tras la oreja. Pequeñas muescas diminutas que podía ver gracias a los rastros de magia demoníaca que exhalaban. Estaban casi cicatrizadas. Iba a ser mas complicado de lo que pensaba. Cuando dejó reposar la cabeza en la almohada, abrió los ojos un instante. Comenzó a toser. Cada vez más fuerte. El espectro lo sostuvo con cuidado, incorporado. Tosió hasta que un fino hilo de baba le calló por la comisura, y luego volvió a caer hacia atrás. Tanto ruido habría llamado la atención de los dos que estaban en la cocina, pero eso no era de su incumbencia. Sólo salvar a ese hombre lo era. Con la mano, le obligó a mantener la boca abierta. La calavera en llamas se inclinó sobre sus labios, cuadrando su boca con la se él, sin llegar a tocarse. Concentró el poder del fuego demoníaco en el interior de su tórax y luego, con un soplo, expulsó una bocanada de ascuas, de aliento cálido sobre la boca de él. Un fogonazo leve se sucedió, cuando los rescoldos del veneno del Cambia-formas, muy inflamables al contacto con el fuego demoníaco, se abrasaron al salir de su cuerpo. Eran tan volátil, que una vez en el interior de su presa, el propio calor del cuerpo lo volatilizaba, salía con la respiración y se depositaba poco a poco en las mucosas. Los ojos, la nariz, los labios, haciendo que fuese cada vez mas difícil permanecer despierto. Imbuidos en ese estado, las víctimas aún poseían todos sus recuerdos, y podían sustraerlos. Cuando llegaba el final la muerte era limpia, no ofrecían resistencia. En su larga vida había visto criaturas de todo tipo, pero pocas poseían un veneno tan elaborado como el del cambiaformas. Cuando el primer fogonazo cesó, aguardó a que Bestia volviera a inspirar, y fue cuando exhaló cuando repitió la operación. Lo quemaría a bocanadas, poco a poco. No tenía alternativa. Tardaría mucho tiempo, quizá demasiado como para que la mujer no se percatara de su presencia. Pero era problema de Lobo Feroz, y no suyo.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   24th Mayo 2015, 13:32

Tengo la sensación de escuchar el epitafio de un difunto. El relato de Bella consigue intranquilizarme al escuchar por la extraña caída del grandullón. ¿Esos son los efectos secundarios de ser doblado por una de esas cosas, de un cambiaformas? ¿Me podría haber pasado a mí de haber conseguido completar el cambio? Solo de pensarlo, de tener un demonio con mi cuerpo y yo tumbado en la cama pensando que tengo un resfriado o cualquier tontería de esas me pone enfermo. No sé cómo se debe sentir Bestia en éstos momentos y ni idea de si está consciente, pero si se entera de lo que le ha pasado o Bella descubre la verdad, de seguro montan en pánico y con ellos toda Villa Fábula: es bien sabido en la villa que Bella tiene la lengua muy larga y es capaz de declarar el estado de emergencia por una simple polilla si se lo propusiese.

La cojo por el hombro para darle apoyo, y enseguida se me tira encima, apoyando la cabeza sobre mi pecho. La dejo hacer, que se desahogue. Nunca en mi vida la había visto así de angustiada por Bestia ni por nadie. Los que viven en Villa Fábula están más que acostumbrados a verlos por la calle, Bella como una moto hablándole a Bestia con un tono más que preocupante y el grandullón aguantándolo todo con esa cara de bobalicón que siempre pone. Supongo que es su forma de quererse, o a saber. Son una pareja muy extraña pero de una cosa estoy seguro y es que hay pocos por aquí que se quieran tanto como éstos dos.

- Bella - le llamo la atención, cogiéndola por los hombros y apartándola un poco para que pudiera atenderme. - Si te parece voy a ir a la habitación de Bestia, solo. En tu estado no es conveniente que entres. Me comprendes, ¿verdad? Si quieres llamo a Blanca y que venga a hacerte un poco de compañía mientras me ocupo. No soy una eminencia en maleficios ni en artes oscuras, pero tengo mis propios métodos para averiguar qué le está pasando. - Se lo digo con convicción, mirándole a los ojos. Se lo traga y asiente con la cabeza. Bien... un problema menos.

Llevo a Bella al comedor de nuevo mientras llamo a Blanca por teléfono. Me dice que está cerca y que puede encargarse de Bella, me giro para ver cómo está y decido que es mejor que ambas salgan de casa. A Blanca no le importa y Bella acepta, y en cuestión de escasos minutos, Bella sale por la puerta a la calle, acompañada de Blanca. Cierran la puerta y en lugar de sentir cómo me saco un peso de encima, la opresión me constriñe el vientre: creo que ahora viene lo peor.
Me dirijo hacia la habitación de Bestia, de nuevo sintiendo ese frío calor que dispara mi instinto. Arrugo la nariz al sentir un olor a quemado asqueroso. Me conozco ese olor porque no me lo he podido quitar en toda la noche, abro la puerta de la habitación y me encuentro a la niña, haciendo una especie de boca a boca infernal. Lo primero que me pregunto es cómo es posible que pueda hacerle el boca a boca sin labios. Después me siento estúpido por pensarlo y entro cuando veo la deflagración de la boca de Bestia.

- ¿Cómo va? - le pregunto sin la certeza de que me respondería: estaba ocupada y siendo como es, seguramente no me contestaría hasta terminar. Pero no me importa: prefiero que termine con lo que está haciendo y salve a Bestia antes de tener una charla insulsa.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   24th Junio 2015, 11:53

Con cada defrlagración, cualquiera habría sido capaz de ver na mejoría. El hecho de que ese veneno fuese tan altamente inflamable era lo único que jugaba a favor de los esfuerzos del Fantasma de la Venganza. No iba deprisa, se tomó su tiempo. Aprovechaba las respiraciones más profundas para sacar de una vez todo el veneno posible. No bastaba una respiración superficial. En un par de ocasiones, y durante unos segundos, la calavera interpuso sus manos sobre la boca y la nariz, cubriéndolas, produciendo en Bestia unos segundos de asfixia, para que así tomara grandes bocanadas de aire. Después de eso, los fogonazos eran intensos.

El lobo volvió a entrar en la habitación mientras el espectro trabajaba en salvar la vida a su amigo. Las respiraciones empezaron a hacerse profundas por sí solas, sin necesidad de provocarlas, y cada vez más parecía estar soñando, en lugar de agonizando por una terrible enfermedad inexplicable. El espectro no se movió cuando preguntó, si no que se levantó sobre su cuerpo, a tiempo para ver como el gran hombre tendido en la cama levantaba una mano y se rascaba el pecho un momento. Luego volvió a dejar caer la mano sobre el colchón.

- No falta mucho. - respondió en lo que pareció un gruñido afónico. Volvió a inclinarse sobre él. La salida de fuego empezó a tornarse aliento cálido y chispas, como un mechero al que le falta gas. Aún había algún estallido leve y aislado, pero se hicieron cada vez menos frecuentes, hasta que finalmente, las últimas diez veces no siquiera quedaron chispas en su aliento.

Cuando el espectro se deslizó sobre la cama para levantarse, un rastro carbonizado quedó en las sábanas. El rostro de Bestia era mucho mas pacífico. Respiraba regularmente e incluso cambió de posición, colocándose de lado en un lateral de la cama. Con sus ojos, de huecos vacíos, clavó una mirada en Lobo. No hacía falta que expresara nada con el rostro. De manera silenciosa apremiaba para que se marchara. Había sido así desde el primer momento.

- No sé cuanto tiempo tardará en despertarse. Las magias a la que le han sometido no son naturales. Lo más probable es que sufra insomnio durante unas cuantas noches. - aseveró el espectro, su voz de ultratumba resonando en cada esquina de la pequeña habitación.

Acto seguido, comenzó a andar hacia la salida de la habitación, y si nada la detenía, hacia la de la casa. Su labor estaba hecha. El objetivo, eliminado.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)   

Volver arriba Ir abajo
 
¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» ¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? (Lobo Feroz)
» La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)
» [Evento: Fearland] Más oscuro que la noche (Eclipse, Lobo Feroz, Cassandra Cain y Batman)
» (Prólogo) Síiiiii, el lobo se come a la comadreja... ¡Pero la comadreja le destroza el hígado a mordiscos! ¡Elven vs Rosso!
» Ficha de Lobo Feroz

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York :: Villa Fábula-
Cambiar a: