Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   19th Abril 2015, 21:26


¿Qué tienen las carreteras que atrae a tanta gente? ¿Qué tienen esos terrenos escarpados y llenos de tierra amarilla anaranjada que tan enamorados tienen a los moteros? ¿Acaso es la sensación de la inmensidad, de estar solos en el mundo? ¿Que todo es suyo y son los dueños de esa carretera? Alguien debió pensar en algún momento de su vida que coger la moto y salir disparado hacia la nada, hacia lo desconocido podría ser una escapada a su vida diaria, o un salto hacia un nuevo presente con un próximo futuro. Fuera como fuese, las carreteras tenían algo, y en esa ocasión algo físico.
A lo largo y ancho de la carretera, los restos de una furgoneta y varios coches se repartían de forma aleatoria sobre el asfalto y las rocas de alrededor. Algunos cadáveres pintaban de rojo el negro de alquitrán, mientras que otros se habían convertido en cirios gigantescos, ardiendo como lo hacía el motor de la furgoneta, la cual había estallado quedándose "en los huesos".

- Joder... pero mira que os lo advertí - El moreno se sacó con dificultad la pitillera donde guardaba las dosis de su medicina de la chaqueta de cuero, con algunos rotos en los brazos y manchada de sangre. Apretó los dientes por el dolor cuando alzó el brazo para ponerse un pitillo en la boca, sin dejar de sangrar por aquella herida en sus costillas. Le estaba costando un poco más de lo normal cerrarla debido a que a su vez se estaba comiendo los trozos de metal que se habían incrustado en su cuerpo. No notaba su sabor, pero la sensación era bastante desagradable y fría, pero al menos conseguiría obtener algo de energía. - ¿Por qué será que los humanos siempre reaccionan con violencia cuando se les intenta advertir de un peligro?

Aquella bocanada de humo hizo las delicias de la mejor de las panaceas, y la disfrutó sentado como estaba sobre un cadáver más grande que un caballo y con más garras que... bueno, que algo con muchas garras. No se distinguía lo que era al estar abierta en canal y totalmente destrozada, pero que no era de éste mundo estaba claro.
El moreno se había pasado los últimos días siguiéndole la pista al sentir que una criatura podría compartir su mismo origen, y le condujo hasta una carretera perdida de la mano de Dios. El problema llegó cuando, a punto de llamar al bicho en cuestión se presentaron unos tipos que tenían todas las pintas de ser unos matones, y cuando les dijo que debían dar media vuelta y volver por donde habían venido o encontrarían la muerte, reaccionaron con tiros (en ese punto tal vez Sloan tendría que practicar un poco con las cosas que decía y a quién se lo decía). ¿El resultado? La criatura salió, todos muertos y Sloan fumándose un peta, apestando como un muerto por culpa de la sangre de aquel ser que lo empapaba, al igual que con su propia sangre.

- Tendré que volver a casa... - "Volver a casa"... Era increíble lo bien que sabía pronunciar esas palabras... Era... No, no era posible describirlo. Con una sonrisa se puso de pie y dio dos pasos, desapareciendo de aquel desastre.

¿Cuánto tiempo había pasado? ¿Dos, tres semanas? ¿Un mes desde la última vez que pasó por el piso? La verdad es que había perdido la cuenta de los días, pero igualmente era reconfortante pisar ese suelo... aunque lo hiciera a solas: Sloan se encontró solo en el comedor, mirando a izquierda y derecha, agudizando el oído por si escuchaba algo que no fuera el perrete gruñirle al sentir que volvía a estar por allí.

- Hola Ifrith. Veo que no me has echado de menos. ¿Está Lili por aquí? - El perro gruñó. - No, ya veo que no. - Eso le decepcionó bastante: esperaba volver y encontrarse con esa melena pelirosa después de tanto tiempo sin verse, y a pesar que no eran más que dos amigos con derecho y que compartían piso, de algún modo cada vez que salía a "ver mundo", la echaba de menos como si fuera algo más. Pero eso se lo callaría para si mismo, ya que por alguna razón que aun no acababa de comprender, la doctora siempre reaccionaba con nervios o negaciones cuando hablaban de cosas como "nuestra nevera" o "nuestra cama" o ... bueno, ya lo pilláis, ¿no? - Voy a quitarme toda ésta mierda para que puedas gruñirme por quién soy y no por la peste que echo.

Unos cuantos minutos más tarde, Sloan salía de la ducha con una camiseta de manga corta puesta donde salía un conejo muy famoso zampándose una zanahoria, unos tejanos y zapatillas de ir por casa, se tiró sobre el sofá y ni encendió la televisión: se quedó mirando el techo, como si esperara que algo bajara de éste. En ese momento en babia pensó con la doctora y en lo mucho, mucho que la había echado de menos... Igual tendrían que hablar sobre eso... o tal vez no...

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   20th Abril 2015, 01:18

Sloan se había ido hacía semanas ya, y no había vuelto, ni se había puesto en contacto conmigo ni nada de nada. Bueno, esperaba un poco más de él pero a esas alturas del partido ya no me afectaba. Los primeros días sí que me costaba horrores dormir algo en la noche (si dormía), a la semana me preguntaba qué sería de él o dónde estaría, pero al mes... que le vaya bonito, ¿no? No iba a vivir preocupada por alguien que no se ha preocupado por mí o que al menos no lo ha demostrado. El caso es que yo ya había "superado" el segundo abandono o sentimiento de abandono en mi vida, y no iba a darle más vueltas, menos cuando se acabó el verano y llegaba el otoño con las escapadas a los bosques para ingerir alucinógenos y descubrir que ¡vaya!, tienes problemas mentales, lo que significa mucho trabajo para mí y mis compañeros de trabajo.

Últimamente no cenaba apenas, me alimentaba a base de fideos instantáneos y agua y, las noches que no podía dormir, le hacía una visita a mi querida botella de whisky. Beber sola jamás me pareció tan triste. Mi relación con Ifrith mejoró, el perro se sentía el dueño y macho alfa de la casa y su humor cambió por completo siendo tan amoroso o más que antes de la llegada del moreno. Dormía conmigo en mi habitación "nueva", en esa cama tan enorme que me compré (hasta cambié el colchón), pinté las paredes durante el verano, me fui una semanita a la playa con mi fiel compañero y volví para terminar de colocar cómodas y cojines en mi cuarto. Lo cierto es que me quedó una habitación preciosa, muy femenina pero con carácter.

Ese día en el trabajo me dijeron que tenía que ocuparme de dos pacientes más que no eran míos, porque su doctor había sido atacado y casi le habían arrancado el ojo y claro, el hombre estaba un poco incapacitado para ejercer en ese momento... En fin... Que me quedaban al menos dos horas más de trabajo que significaba llegar a casa a las diez de la noche en lugar de a las ocho, cenar más tarde, pasear a Ifrith menos tiempo... Quería mandarles a freír espárragos pero fue más fácil de lo pensado, o se me hizo fácil, porque estuve tres horas más al final. Salí por patas de Arkham y fui corriendo al coche y pisé bien fuerte el acelerador, tenía unas ganas terribles de llegar a casa y tumbarme en mi sofá con Ifrith encima y quedarnos dormidos así. Qué melosa, por todos los dioses. Ya en la puerta de casa pasé y cerré la puerta tras de mí, dejé las llaves en la mesilla y fui a buscar a Ifrith para darle el paseo cuanto antes, que llevaba ya un buen rato sin salir y me daba pena haberle hecho esperar, no me fijé en nada más que en el perro, ni en la figura que había en mi sofá ni nada hasta que escuché un carraspeo detrás mía cuando me dirigía a la puerta. ¿Un carraspeo? ¿De Ifrith? ¿De quién? Me giré y debí quedarme más blanca aún.

-Slo- no me dio tiempo a terminar su nombre porque la emoción pudo conmigo y salté a sus brazos y le abracé como hacía tiempo que no abrazaba a nadie. -Has ...vuelto...- le dije antes de intentar besarle, porque me quedé quieta a medio centímetro de su cara sin saber si él querría o no, así que ahí me mantuve, esperando que fuera en busca de mi boca mientras yo me comía con la mirada esos ojos verdes que tanto había echado de menos, puede que a mi pesar. Ifrith lloraba impaciente por salir a la calle, pero podría esperar unos minutos más, ¿no? Sloan olía a limpio, a mi limpio, a mi champú y a mi gel de ducha para ser exactos, llevaba un pijama monísimo y tenía barbita de hacía varios días que... Madre mía...

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   21st Abril 2015, 02:52

La puerta del piso se abrió mientras Sloan tenía la mente en otro lugar. Levantó la cabeza para poder ver una ventisca con melena rosa que iba de un lado a otro, con Ifrith a su lado. Al verla pasar notó como si las arterias cercanas a su corazón tuvieran una acumulación masiva de sangre y les costara drenarla, como si el órgano tuviera hipo. ¿A eso se le llamaba cómo? ¿Sobresalto? ¿O tal vez de otra forma? No era una sensación negativa, porque si lo fuera no estaría sonriendo.
Lilith seguía con sus tejemanejes, sin darse cuenta que Sloan estaba tirado en el sofá. ¿Todo ese tiempo le sirvió para aprender a camuflarse en el sofá o qué?

- Ehem... - Lilith se dio cuenta que alguien acababa de llamarle la atención, y cuando lo vio Sloan tuvo la sensación de que acababa de ver un fantasma. Pero en lugar de saludarle, de gritarle por todo ese tiempo que había estado fuera, de... a saber qué, Lilith corrió hacia el sofá y se tiró encima de Sloan, abrazándolo. Sacando el hecho que acababa de sacarle todo el aire de los pulmones y casi lo dejaba estéril perdido con la rodilla que puso entre sus piernas, el moreno se alegró que la doctora se le echara encima, rodeándola con los brazos. Y por un momento pensó que iría a besarle, pero se quedó ahí, mirándolo como si fuera... a saber, una especie de desconocido. Sloan le sonrió mientras se lo comía con la mirada y terminó lo que había empezado la pelirosa, atrapando sus mejillas con las manos y besándola, juntando sus labios como si quisieran recordar el sabor que tenían, como si quisiera recuperar el tiempo que no se habían encontrado o como si fuera la primera vez. - Te dije que lo haría, ¿verdad? - Tarde... pero lo hizo. Hasta que no la tuvo delante de sus narices, entre sus manos, sintiendo esa mirada tan clara y el calor de su cuerpo, no se sintió totalmente en casa. Volvió a besarla, arrinconándola contra su cuerpo en medio de un abrazo.
Ifrith por su parte no dejaba de ladrar y ladrar. Estaba claro que no estaba del todo contento con la llegada del moreno, y mucho menos que se le cortara el paseo por su culpa. Con esos ladridos machacándole el oído ahora si, ahora también, uno no era capaz de disfrutar de su compañera de piso, por lo que con un gruñido paró de besarla y giró la cabeza hacia el perro.
- ¿Te importa? Estamos teniendo un reencuentro bastante emotivo. - ¿Y qué hizo Ifrith? Exacto: gruñirle y ladrarle. - Me parece que quiere salir a dar una vuelta. ¿Te importa si te acompaño? Así me pones al día de cómo te ha ido. No habrás roto la cama de nuevo, ¿verdad? - bromeó el moreno.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   21st Abril 2015, 23:54

Cómo disfruté esos besos que me daba, sus brazos rodeándome y acercándome más a él, sus manos acariciando mis mejillas... Mis sentidos aprovecharon la oportunidad de recoger todo lo que Sloan nos estaba dando, por si acaso volvía a irse, y mis manos hicieron su trabajo tocándole el pelo y la barba que se había dejado, bajaron por su espalda y jugaron con la cintura de sus pantalones, más para verificar que todo estaba donde tenía que estar que por deseo sexual (que también, ya que no había estado con nadie en su ausencia, ni un beso, ni diversión ni nada).

-¡Claro! ¡Ven! ¡Ahora tenemos cama nueva! Pero ya te la enseñaré luego...- le guiñé un ojo, le bese y le cogí de la mano para tirar de él fuera de la casa para pasear a Ifrith. No le solté la mano ni quería hacerlo, me gustaba saber que estaba ahí y que no se iría a ninguna parte mientras le tuviera cogido. No quería que se fuera de nuevo... Hasta que Sloan no volvió no me di cuenta de esos sentimientos -corrijo-, no quise darme cuenta de esos sentimientos y fui tan tonta, tan niña. Si quería estar con él..., ¿por qué no dejarlo claro? Porque él puede no quererlo. Pero había vuelto, y aún así, eso no significaba nada hasta que no saliera de su boca que sentía lo mismo. De todas formas, no se lo diría ese día, así que me centré en contarle lo que hice durante el verano, el cambio de la habitación, lo mucho que iba a gustarle la cama nueva, que pinté las paredes, que me fui de vacaciones... En fin, lo que se cuenta de los veranos, ¿no?

De vuelta al apartamento seguía muy emocionada, estaba como una niña a la que le acaban de regalar su muñeca favorita,  ilusionada, llena de esperanza...

-Vamos, te enseñaré la cama y después cenaremos. ¿Te parece bien?- dicho y hecho, le llevé hasta la habitación y cuando estuvimos dentro le enseñé todo lo que había cambiado: la cama, cojines, cómoda, paredes, decoración... Cuando él estuvo entretenido mirando algo que le estaba enseñando aproveché para cerrar la puerta tras de mí, empujarle a la cama y mientras él caía quitarme la camiseta, quedando en sujetador y pantalón. Me subí a la cama, me coloqué encima de él y le sonreí, pues estaba segura de que él sabía qué era lo que yo quería; empecé a jugar con sus sentidos acariciando suavemente su cuello con mis labios, dejando claras mis intenciones. ¿Me echarías de menos, moreno?

Pero, ¿ya? A un centímetro de su cara, de sus labios y de sus besos, paré mi acometida. Tan pronto no. Le eché de menos, pero no dio signos de vida. No es justo que me tenga así. Y además que esté tan tranquilo, tan calmado... no me daba buena onda del todo, por una parte significaría que estaba bien y cómodo, pero por otra... a lo mejor había consumido más de la cuenta...

-¿Has estado tomando la medicación como te dije? Dos al día, no más. Te noto demasiado tranquilo...- vaya corte, pero qué se le iba a hacer. Tendría que compensarme de algún modo su abandono, no sabía cómo aún, pero no iba a darle nada hasta que me compensara.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   22nd Abril 2015, 16:22

- ¿Una cama nueva dices? Lilith... tú sí que sabes cómo ganarme - comentó Sloan con una sonrisa picaresca mientras lo levantaba del sofá para sacar a pasear al perrete.

Durante todo el paseo del perro, Lilith no le soltó la mano ni un solo momento. Eso llamaba la atención de Ifrith pero no se metía mucho, ya que él ya era feliz con que le sacaran a pasear e hiciera sus cosas al aire libre. Y por respecto al otro "animal" de la manada, también se sentía de alguna forma "en paz", en casa. Feliz incluso de que no le soltara. La pelirosa le contó todo lo que había hecho durante el tiempo que no estuvo por casa; pintó la habitación, la cama nueva, sus vacaciones de verano (esa parte le hubiera gustado estar con ella)... Había hecho tantas cosas que en lugar de unas semanas a Sloan le pareció que había estado toda una vida fuera. Aun así, el moreno tuvo muy poco que contar, porque la mayoría del tiempo tan solo se dedicó a patearse mundo, y no quería contarle los detalles más "morbosos" de la travesía, como hubiera sido su último encuentro en la carretera y el por qué se duchó antes de encontrarse de nuevo.
De vuelta en el piso, Lilith no parecía haber perdido ni un ápice de la energía que tenía desde que Sloan había vuelto a casa: lo metió en la habitación, y cuando éste estuvo distraído viendo lo mucho que había cambiado (aunque lo más importante se mantenía, y era esa sensación de tranquilidad que se respira en tu propio hogar) la puerta del dormitorio se cerró. Sloan al girarse se topó con la felina mirada de Lilith, quien lo empujó contra la cama y se le echó encima, lista para comérselo entero si hacía falta.
Decir que Sloan quería ir uno poco a lo tranquilo porque acababa de volver y estaría cansado sería mentir: si no lo hubiera echado ella sobre la cama lo habría hecho él, y cuando la tuvo encima... bfffff... sus manos ya buscaron su espalda, sus labios los suyos y... y Lilith paró de repente. ¿Por qué paraba? Se la quedó mirando por si le pasaba algo y si, algo le pasaba por esa cabeza suya. ¿Qué sería? Eso comenzó a preocupar al moreno: que toda esa energía desapareciese de repente no era buena señal. Nunca lo era.

- ¿Y eso es mala señal? - Lo normal es que la droga calmara sus instintos pero... no entendía por qué estar tranquilo debía ser algo malo. - Si doctora - bromeó - me la tomo dos veces al día, como me recetaste, y otra más si veo que me sube el estrés como caso de emergencia, pero no no he tenido ninguno de esos.... Ah.... - el moreno cayó en la cuenta tras pensarlo detenidamente: Lilith estaba hiperactiva con la llegada de Sloan, y éste se había mantenido tan calmado como la mar en un día sin viento. Seguramente la pelirosa esperaba un poco más... ¿de necesidad por parte del moreno? Necesidad de verla, de tocarla, de hablarle... Eran dos seres muy diferentes y muchas veces Sloan se olvidaba de ello. - Oye, que esté así de tranquilo no implica que no me importe haber vuelto, ¿sabes? En verdad tenía ganas de volver a verte. ¡Y sé que debería haber usado el móvil que me dejaste, lo sé! Pero es que... - sacó el móvil del bolsillo y se lo enseñó: estaba con la pantalla apagada y con la batería fuera. - No llegamos a la parte en que me enseñas cómo devolver a la vida éste aparatejo. - Sloan sonrió con su mejor cara de "lo siento, mea culpa" porque era suya. Dejó de lado el móvil y se centró de nuevo en la pelirosa. - Sé que lo que voy a decirte igual te molesta un poco pero... te he echado mucho de menos, y cuanto más tiempo estaba fuera más me daba cuenta que no debía haberme marchado durante tanto tiempo... así que he pensado que me voy a quedar mucho más tiempo por aquí, así que me vas a tener incordiándote mucho más tiempo de lo habitual. - La agarró del pantalón, la levantó y aprovechó para girarse y ponerla con la espalda contra el colchón, le agarró los brazos y los puso sobre su rosada cabeza, inmovilizándola. - Y ahora me vas a dejar decir ésto sin que me tapes la boca o sin que me cortes, ¿vale? Lilith, sé lo que quiero, y quiero conocerte más. Quiero saber más de ti. Quiero que esos labios que tanto me gusta besar me hablen de lo que han visto sus ojos y lo que han dicho. Pero antes que eso quiero que me hagan sentir que realmente estoy en casa. - Terminó su monólogo besando sus labios apasionadamente, que viera que, a pesar que por fuera parecía calmado, por dentro se le comía el ansia.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   23rd Abril 2015, 10:01

¿Molestarme? Me estaba diciendo que me había echado mucho de menos, y pensó que eso me molestaría. ¿Por qué? Yo también le eché de menos y me estaba explicando que no sabía cómo poner a cargar el móvil que le di, decía que se quedaría más tiempo esta vez... Conmigo... Pero, luego vino lo bueno: quería saber más de mí. ¡Ya sabía todo lo que tenía que saber! ¿No?... Es cierto que nunca le he contado nada de mi vida personal, de mis padres, de cómo llegué a donde estaba en ese momento, mis gustos (aunque ya debería conocer unos cuantos). Le miré con el ceño fruncido cuando me giró para dejarme en la cama y ponerse él encima sujetando mis brazos por encima de mi cabeza y, cuando terminó de hablar, me besó diciendo que quería sentir que estaba en casa. ¿Cómo iba a decirle que no? Tanta palabrería bajó mis defensas, me puso nerviosa, estaba expectante, como si fuera la primera vez que le besaba. Correspondí su beso con ansia sin ganas de esperar más para probar sus labios, me cogí a él con mis piernas ya que seguía con mis manos atadas bajo la prisión de las suyas pero fuimos lentamente, no como hacíamos antes. Fuimos despacio, saboreando cada centímetro, cada rincón, como si fuera territorio inexplorado; las caricias no hacían más que fluir, como nuestros movimientos más que acompasados, con las respiraciones a juego, con las miradas perdidas en la inmensidad del otro.

Llegado el momento, nos desnudamos con rapidez, sin ganas de perder más el tiempo, con ansia, con prisa y, cuando estuvimos ambos desnudos sobre la cama, bajo las sábanas... le abracé. No pude evitarlo, fue un sentimiento que me salió de dentro y necesitaba exteriorizarlo. Me hundí en su cuello pegándome más a él, entrelazando mis piernas a las suyas, agarrándome a su cuello como si fuera a caerme en cualquier momento.

-Yo... también te he echado mucho de menos...- le sonreí brevemente un poco avergonzada, pues no estaba hecha a ese tipo de confesiones y me emocioné un poco cuando miré a esos ojos verdes que no dejaban de observarme en silencio. Volví a besarle con más sentimiento que antes, dejándome llevar por mis más profundos sentidos... Mi cuerpo me pedía a gritos que ese encuentro fuera dulce, delicado, para nada como los anteriores que fueron pura lujuria y frenesí. Me coloqué encima suya de nuevo y, poco a poco le introduje en mí, haciendonos sentir a los dos todas esas chispas y ese roce que tanto placer nos daba, mis moviemientos eran lentos pero sin pausa, con un ritmo marcado por la necesidad de ambos, con las manos recorriendo nuestros cuerpos con caricias que no acababan nunca. Estaba siendo de lo más intenso que había experimentado con el moreno, sentí una fuerte conexión a él y, cuando quise darme cuenta, mis gemidos coronaban mi éxtasis, el suyo, el de ambos... El ritmo pausado que llevábamos hizo que la sensación fuera el doble de placentera. Expuesta como estaba, caí rendida encima de Sloan, abrazándole de nuevo, sonriendo a mis adentros y, si he de ser honesta, es posible que se me escapara alguna lágrima sobre la cual el moreno jamás sabría nada. Suspiré y me quité de encima suya, colocándome a su lado y apoyando mi cabeza en su pecho.

-¿Te ha gustado la cama?- no pude evitar la pregunta y esperaba arrancarle una sonrisa a Sloan para quitarle un poco de carga emocional al momento. No se me daban muy bien esos sentimientos. Estuvimos unos pocos minutos en silencio, escuchando sólo las respiraciones el uno del otro y suspiré-. Está bien. Te contaré lo que quieras, tú... pregunta e intentaré ser lo más abierta de mente posible- le besé-, pero primero... Cenemos. Tengo unos bistecs esperando ser devorados. Iba a darle uno a Ifirth y el otro me lo comería yo, pero en vistas a que has vuelto... - sonreí con sinceridad mientas miraba sus verdes ojos.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   23rd Abril 2015, 13:35

- Yo... también te he echado mucho de menos...

Era todo cuanto necesitaba escuchar (bueno, no todo, pero ya se entiendo por dónde van los tiros, ¿no?). Su corazón iba a mil por hora cuando le puso la mano sobre éste, acariciando su cuerpo ahora desnudo. El calor de sus mejillas se intensificó, y esa sonrisa medio nerviosa... no hacía falta ser un Sherlock Holmes hecho y derecho para adivinar que le había costado un poco decirlo, pero que no se arrepentía, así como Sloan tampoco se arrepentía de lo que sentía. La necesidad de estar junto a esa mujer, de tenerla cerca, protegerla, mantenerla con él... No había duda alguna: había encontrado de nuevo alguien con quien estar, con quien formar una pareja. La delicadeza con que hicieron el amor aquella noche le recordó la primera vez que lo hizo con su mujer ahora difunta. No tenía nada que ver con el sexual frenesí de las noches anteriores, pero a la vez no tenía nada que envidiarles. El vaivén profundo y pausado, las caricias, los besos, la facilidad con que salían los gemidos... No quedaba cupo para la duda.
Tras llegar a un orgasmo que de alguna forma había creado un vínculo aun más fuerte entre la pareja, se quedaron uno al lado del otro, con esa tonta sonrisa que se le queda a uno tras experimentar un gozo extremo con la persona con la que quieres estar. Entonces, el comentario de Lilith hizo que Sloan se llevara una mano a la frente y se riera a gusto, como si no se hubiera reído en años.

- No ha estado mal, aunque prefiero que me uses a mí de colchón. - Giró la cabeza para mirarle a los ojos tras aquella broma medio en coña medio en serio. La mano que tenía a las espaldas de Lilith (cuyo brazo todos recordamos por "quedarse dormido" tras dejarlo 8 horas bajo tu pareja, que a todos nos ha pasado) acarició su rosada melena, en total silencio. El moreno no necesitaba decirle nada por el momento, y disfrutaba de aquel breve descanso en sus vidas donde solo estaban ellos dos. Y cuando creía que seguirían así durante toda la noche, Lilith se abrió. Le aseguró que le contestaría a sus preguntas, que sería lo más franca posible... pero primero era lo primero. - Bistecs, hmmmmmmm... Aunque sabes que ahora tu perro me va a odiar más que nunca, ¿no?

Aun con las peticiones de Sloan de no hacerlo y tras debatir entre risas por qué al menos Lilith debía hacerlo, se vistieron de nuevo pero ésta vez con ropa más cómoda, de ir por casa o a punto de marcharse a dormir, como uno prefiriera etiquetarla. Salieron a la cocina donde Ifrith ya estaba al tanto con el moreno y preguntándose por qué se pasaban tanto rato juntos sin estar él presente. Era su dueña y él su fiel compañero, debería estar siempre con ella.
Sloan se ofreció a preparar el acompañamiento con lo que encontrara en la cocina, mientras que Lilith prepararía los bistecs. Con aquel ambiente en el piso uno podría pensar que había surgido algo entre los dos, y especificamos "algo" al profundizar un poco en su relación: una pareja normal tras tanto tiempo estando juntos serían ya novios o se considerarían así, pero ellos no. Sloan aun tenía ciertas dudas si estaba bien dejar que la necesidad de estar con Lilith le nublara el buen juicio tras lo sucedido con su ex-esposa y Lilith... bueno... todos tenemos nuestros problemas y asumirlos conlleva tiempo. Mucho, mucho tiempo y esfuerzo. Sloan comprendía eso, pero aun así quería saber más sobre el por qué de su forma de ser, lo que la llevó a ser quien es, su pasado... Quería saberlo todo y esa noche era la noche.

- Bueno... espero que sepa igual como tendría que saber según éste libro de recetas - el acompañamiento eran unas patatas fritas cortadas en tacos con salsa blanca por encima del bistec (nata, setas, cebollino a tiras y cerveza para darle un toque de sabor. El resultado la verdad es que tenía buena pinta). Comenzaron a comerse la cena entre chistes referentes al plato principal (que si el bistec estaba duro cuando en verdad estaba perfecto, o que si la salsa se había inspirado en alguna parte de su cuerpo con lo que Sloan se quedó un poco a cuadros porque no lo había relacionado... cosas por el estilo), pero ambos sabían que no tardarían mucho en hablar sobre lo que quería saber Sloan, y el moreno no era de los que dejaban la tensión del silencio solo por no saber encontrar el momento adecuado (de hecho, solía ser incapaz de encontrarlo). - Lili, antes me has dicho que me dirías lo que quisiera saber e intentarías ser abierta de mente. No te voy a obligar a decirme nada que no quieras, ten eso en cuenta primero que todo. Así pues, si quieres puedes empezar hablándome de tu adolescencia. ¿Cómo llegó la pequeña Lilith Belmont a querer ser psiquiatra? - Aunque no lo parezca, hablar sobre cómo llegas a tu profesión de hoy en día habla mucho de una persona, y Sloan supuso que, al ser algo más "reciente" tal vez le costaría menos hablar de ello. Sloan casi no pudo hablar de sus padres (más que nada porque no se acordaba de ellos. Bloque mental, buenos días). Tal vez Lilith tuviera el mismo problema así que...

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   25th Abril 2015, 00:35

Preparamos una cena los dos juntos que estaba realmente exquisita: los bistecs me quedaron a la perfección en su punto de sal y jugosidad, dejando la parte central un poco cruda y rojiza permitiendo que la sangre de la carne formara parte del jugo de ese manjar, mientras que Sloan preparó una salsa con guarnición que me habría metido yo en la salsa como si fuera una piscina para no dejar de saber así de bien. Devoramos nuestros platos y le di unos pedacitos de grasa -la parte más rica en mi opinión- a Ifrith, para que no se enfadara demasiado. Le estaba malcriando a base de bien, pero es que me pone esos ojillos y claro, yo no soy de piedra...

Mientras tanto, Sloan aprovechó un momento de silencio para rellenarlo con su pregunta. ¿Que por qué quise ser psiquiatra? Conociendo mis poderes es un poco obvio, ¿no? Aunque quizás al moreno se le escaparan todavía esas obviedades...

-Pues... bueno... A ver, vale. Vale- estaba pensando en cómo empezar mi relato, pero no encontraba las palabras-. Cuando mis padres se volvieron tarumba debido a mis poderes me entró cierta curiosidad por saber cómo funcionaba el cerebro humano, a qué estímulos respondía y en qué situaciones dejaba de funcionar... Me fascinaba lo evolucionados que podíamos ser y a la vez lo pirados que podíamos volvernos de un segundo a otro... Quise estudiar la locura de mis padres. Sobre todo por eso. Quería entender su estado y... que me vieran cada día y que no pudieran hacer nada para evitarlo-. Silencio... Fruncí el ceño y me quedé pensando en mi pasado, en el por qué real.

-En realidad... Mis padres se volvieron locos porque yo les volví locos, Sloan. Cuando supe y me cercioré que fue cosa mía, quise y necesité entender por qué, hasta qué punto eran resistentes las mentes, mi mente; lo que podía llegar a conseguir con sólo mirar a alguien, con centrar mis sentimientos en una persona...- pestañeé con rapidez un par de veces y seguí con la cena. Nunca me había parado a pensar en el motivo real de por qué psiquiatra. Podría haber sido muchas cosas, pero elegí ser psiquiatra. Podría haber terminado mis estudios y la especialización y meterme a abogada, podría haber sido banquera o hasta política. O ladrona. Qué más da, el caso es que... no sabía con exactitud el por qué de psiquiatra y me asustaba aceptar que era por torturar las enloquecidas mentes de mis padres. -Es posible que lo hiciera para torturarles y devolverles el daño que me habían hecho...- susurré mirando a la nada.

Di un trago a mi bebida y me quedé mirando a Sloan, suspirando esperaba que dando a entender que estaba satisfecha con la respuesta. Coloqué mis brazos en mi regazo y esperé a la siguiente pregunta de Sloan.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   25th Abril 2015, 13:43

Lilith parecía un poco... insegura, por así decirlo. Lo cual era normal teniendo en cuenta que hasta el momento no se había abierto tanto con Sloan... y con razón: en un principio uno podría plantearse que lo que estaba diciendo Lilith era que intentaba estudiar la locura en la mente de las personas para poder expiar la culpa de haber vuelto locos a sus padres, pero después y tal como lo dijo, Sloan entendió que no lo hacía para liberarlos, sino para castigarlos (tal vez). Su último comentario, el que dijo mirando a la nada y sin dirigirse a nadie, como si la verdad quisiera salir de sus labios, se lo dejó más claro aún. Usaba a sus padres como conejillos de indias. Había sido la causante de su locura, de su debacle y a su vez era su torturadora. "Quería entender su estado y... que me vieran cada día y que no pudieran hacer nada para evitarlo." ¿Odio y amor a la vez? Era posible, o tal vez...
Sloan dejó de analizar a Lilith cuando ésta se puso rígida, esperando las nuevas preguntas de Sloan. Pero éste no quería decir ninguna otra pregunta de momento. Tal vez fuera la necesidad de poner un pilar o de mostrar su espalda por si la necesitara, pero su boca habló por su mente.

- No soy ni juez ni verdugo, y sinceramente, tal como soy y las cosas que he hecho soy el menos indicado para el puesto. No voy a decirte algo como "¿por qué lo hiciste?" o "¿no querías curarlos del mal que les hiciste?". No veo un por qué para decírtelo: has tenido una vida con ellos, fuera como fuese esa vida, y has tenido tus motivos para usarlos como experimentos si mal no lo he entendido. Pero como he dicho antes no voy a juzgarte ni mucho menos. Lo que vengo a decirte con todo ésto es que para mí da igual lo que hayas hecho, seguiré contigo siempre que me necesites y tendrás mi apoyo... mientras no se te ocurra destruir el mundo y toda la galaxia porque patata, o que me mandes a juntarme con un ficus porque patata - Como antes había hecho ella, Sloan intentó quitarle hierro al asunto terminando con una sonrisa dedicada, sincera. Era completamente cierto lo que había dicho: lo que había hecho era cosa suya, al igual que el por qué, pero no por eso iba a abandonarla.

>>Una pregunta, respecto a lo de los estudios. Sí, sé que me estoy centrando tan solo en tus estudios, pero es que se me ha pasado una cosa por la cabeza así que dame un poco de tiempo: ¿por casualidad estudiaste en la Mansión X? Lo pregunto porque, la mayoría de los mutantes que he conocido desde que los mundos chocaron viven o han vivido en la Mansión de Charles, y una minoría en el país llamado Genosha, aunque esos por lo que sé siguen viviendo ahí y no van a salir ni que les manden un ramo de caramelos, por lo que deduje que tal vez hubieras estado en la susodicha mansión.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   29th Abril 2015, 01:25

Escuché con atención lo que Sloan tenía que decirme y fue de agradecer que no quisiera juzgarme, porque en el fondo, él no era nadie para juzgarme. Él llegó aquí a destruir todo cuanto yo conocía así que... De cualquier modo, le devolví la sonrisa. Me gustaba cuando sonreía. Le guiñé un ojo y piqué un poco de pan mojado en la salsa que preparó el moreno mientras Sloan volvía a la carga, esta vez por mi centro de estudios.

-Sí, estuve en la Mansión X. Y sí, casi todos los mutantes venimos de allí, es increíble. Es como si no hubiera otro sitio donde pudieran ir los jóvenes mutantes, aunque como bien has dicho, sí lo hay. Genosha... Algún día iré a visitar al abuelo Erik, necesito preguntarle algunas cosas... Peroesonovienealcaso, ¿no? ¿Conoces al Profesor? Quizá podamos hacerle una visita los dos un día... Y hablando de visitas, te dije que sería honesta. Si quieres, un día podría llevarte a Arkham para que conozcas a mis padres- la última proposición salió de mí con más entusiasmo del que debería pero qué iba a hacerle. Seguro que Sloan y su retorcido ser que habitaba en su interior lo encontraban curioso o tremendamente aburrido (y cualquiera de las dos opciones sería graciosa para mí). Mis padres eran un tema un poco tabú para mí, no lo compartía con apenas nadie, pero Sloan hizo el esfuerzo de bajar sus defensas por mí. Eso se lo debía al menos.

-¡Vamos, vamos! Estás en racha de respuestas, ¡siguiente pregunta!- le incité a preguntarme siendo perfectamente consciente de que había evitado contarle cómo sucedió lo de mis padres... quizás más tarde, cuando no estuviéramos comiendo y los recuerdos me revolvieran el estómago... Puede que ya en la cama después del sexo que le iba a exigir sí o sí, o antes de dormir... No lo sabía aún, pero en algún momento tendría que contárselo.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   29th Abril 2015, 15:37

Llevaba razón: era raro que tan solo existieran dos lugares a donde pudieran ir los mutantes, y ambos sitios tuvieran una "política" tan diferente la una de la otra. Pero en verdad, según lo que había escuchado en la Mansión X y de boca de otros mutantes, en su universo tenían una marca en sus cabezas que les impedían hacer vidas normales por culpa del odio de los humanos sin el gen X. Entonces, que solo haya dos "refugios" para mutantes le da a uno con qué pensar. ¿Se crearían más sitios dedicados a los mutantes? ¿O tal vez el odio hacia el gen X se extendería por los demás habitantes del nuevo universo?
A él, que fueran o no fueran mutantes, plim, pero no era la opinión generalizada.
De su pregunta por sus estudios sacó algo más que pura información que saciara su curiosidad: una visita a Arkham, donde estaban sus padres. Sloan no pudo sino sorprenderse ante ese hecho. Por lo que estaban hablando a Lilith le costaba bastante hablar de sus padres, por no mencionar que intentaba evitar el tema. ¿Qué le impulsó a invitarle para que tuvieran una visita conjunta? Fuera lo que fuese lo que animó a la pelirosa, no iba a ser él quien la destronase de su decisión.

- ¿Por qué no? - dijo levantando las manos como si le diera la razón. - Pero habría que ir con cuidado: creo que en Arkham ya tienen fichada mi cara, y depende de cómo igual me intentan encerrar, llamar a SHIELD o lo que es peor, que me pongan mirando cara la pared por ser un chico malo.

>>Así que estoy en racha, ¿eh? Bueno, creo que tengo la pregunta perfecta para ti. - Sloan cruzó los dedos de sus manos y se puso serio en un segundo. Miró con sus ojos verdes a Lilith, esperando el momento oportuno para soltar su pequeña bomba de relojería. - ¿Qué película te apetece ver? - y bajo sus manos entrecruzadas, sonrió.

Ya habían terminado de cenar, así que Sloan se dedicó a recoger los platos y cubiertos, mientras que la pelirosa se dedicó a lavar todos los utensilios y platos sucios. En un abrir y cerrar de ojos ya lo tuvieron todo en su sitio, brillando de lo limpio que estaba. Se acercaron al sofá y Sloan se sentó esperando que la doctora escogiera una película para ver y tumbarse a su lado. Aparecieron los dichosos momentos de pausa, cuando las cadenas aprovechan y meten publicidad. Durante la película de lo único que hablaban era de la misma, comentando ésto y lo otro. Ahora que ya no había película y había dejado un tiempo de descanso...

- Por cierto Lilith, dime: ¿cómo era la niña que posteriormente se convirtió en el bellezón que tengo al lado? Me has hablado de que tuviste ciertos problemas con tus padres. Siento curiosidad, pero a la vez entenderé que de algunas cosas no quieras hablar. Simplemente... me gustaría saber y que me contaras lo que pudieras.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   4th Mayo 2015, 00:41

Sloan tenía razón, si volvían a verle allí podría tener problemas y se tendría que ir de nuevo. Yo no podía permitir eso así que pensaría en algo, quizás pudiéramos ir de noche, o desde mi despacho que quedaba cerca de las escaleras que llevaban al piso donde estaban mis padres... No lo sé. Ya veríamos con el tiempo cómo hacerlo. En ese momento Sloan interrumpió mis pensamientos dejándome en tensión por unos segundos y preguntándome sobre qué película ver. AY, NO SABÍA QUÉ VER, pero al final me decanté por "La cosa más dulce", una comedia romántica bastante absurda que te provocaba una risa fácil y no te hacía pensar mucho, y era lo que necesitaba en ese momento.

Al terminar la película y darnos un descanso para centrar la atención en nosotros mismos, Sloan sintió curiosidad de nuevo por mí y mi pasado.

-¿Soy un bellezón?- le pregunté coqueta girándome hacia él en el sofá, acomodándome cerca de sus brazos dándole la oportunidad de acorralarme y atrapar mis labios con los suyos, pero parecía más curioso que hambriento. Me resigné en mi interior, y empecé a darle vueltas a la respuesta que le iba a dar. Suspiré.

-Bien... bueno, la teoría de cómo nacen los niños te la sabes, ¿no?- le pregunté intentando quitarle hierro a mi historia, pero pronto me arrepentí, pues Sloan sabía de sobra cómo se hacían los bebés y su experiencia no fue especialmente buena. Le miré preocupada a sus verdes ojos. -Lo siento... No quería... Ya sabes. En fin- cerré mis ojos y le di mil vueltas a lo que iba a decirle mientras me sonrojaba por la metedura de pata-, mi infancia... No siempre fue mala. Aunque todavía no sé si quiero hablar de lo que pasó, puedo contarte lo que pasó después- le sostuve la mirada buscando algún signo de resentimiento, pero permaneció callado el tiempo suficiente para que yo decidiera retomar la conversación.

-Tras la locura de mis padres, los servicios sociales se hicieron cargo de mí. Me buscaron un hogar,   bueno, varios hogares, pero nunca llegaba a confraternizar con sus habitantes: muy disciplinados, muy pasotas, religiosos, machistas, favoritismos... Siempre terminaba cansándome. Esa experiencia de no tener un lugar al que llamar hogar donde poder acudir cada noche a refugiarme de los monstruos me hizo desarrollar mucha independencia. A los doce años sabía moverme por la calle mejor que otros chicos que me doblaban la edad y el tamaño. Siempre fui pequeñita, menuda, rubia platino con los ojos grandes y grises. Era inevitable llamar la atención de gente indeseada que me metían en problemas que me hacían regresar siempre al centro de menores. Al final, le cogí el gusto al centro, jugaba a escondidas a controlar las decisiones de otros niños, conocía parte de sus secretos... Fue divertido. Incluso descubrí que la señora Hastings, mi agente del centro de menores, tenía una aventura con el guardia de la puerta del centro- paré un segundo para darle tiempo a asimilar esa información-. El caso es que, al final, un hombre que decía llamarse Charles vino a por mí prometiendo que sabría cuidar de mí y me daría la vida que necesitaba. Si te soy sincera, por lo que había visto de él allí no me habría ni molestado en compartir el oxígeno que él respiraba. Sin embargo, cuando me hizo esas promesas sin abrir su boca, a la vez que yo le estaba escuchando en mi cabeza, supe que era especial, que era como yo. Eso me hizo sentir menos sola y curiosa. Sólo tenía doce años y estaba en la edad de aprender, así que, finalmente accedí. Me fui con él. No negaré que al principio me escapaba de la Mansión añorando la libertad de no tener dueño, añorando la independencia y el poder de decidir qué hacer y cuándo quería hacerlo. En una de esas escapadas fue cuando empecé a teñirme el pelo de rosa. Vi el tinte en un escaparate y me lo teñí en el baño de una gasolinera por lo que no quedó demasiado bien, pero a mí me encantó y desde entonces aquí sigo- cogí un mechón de pelo y empecé a retorcerlo entre mis dedos-. En la escuela pasaba mucho tiempo sola estudiando y entrenando, era ágil y rápida, así que la defensa personal siempre se me dio bien y el deporte me gustaba por lo que durante mi estancia allí cultivé tanto mi mente como mi cuerpo- solté mi pelo y mirándole con deseo paseé mi mano desde mis pechos por todo mi abdomen hasta mis piernas, llamando su atención de buena gana.

-¿Responde eso a tu pregunta? ¿Hay algo que se me haya escapado?- le sonreí antes de darle un casto y suave beso en los labios y esperé paciente, intentando asimilar todo lo que le había dicho. Eso sólo lo sabían Sasha y el Profesor Charles. Y ahora él.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   4th Mayo 2015, 23:59

- Descuida - le contestó sonriendo demostrándole que no pasaba nada, que no había tocado ninguna fibra sensible ni nada por el estilo. - En fin... - la instó a continuar, a que cogiera fuerzas una vez pasado el bache de su desliz.

Definitivamente, le estaba costando. ¿Que cómo lo sabía? Porque había hecho un chiste, o al menos lo había intentado. Lo sabía porque él hacía lo mismo de pequeño para desconectarse, para evadirse y no hacerle caso a la mierda de vida que tenía con aquel hombre que ya no recordaba. Era algo así como un mecanismo defensivo que se convirtió en un hábito pasado los años y que quedó en su ser, tomando la forma de la "personalidad de Sloan".
Decidió no empezar por el principio, pero si por la mitad. Eso era algo, estaba bien, así que Sloan prestó sus oídos a máximo volumen y obligó a su mente a no tener ni una sola amnesia selectiva referente a la historia de Lilith.
Había sido una "sin hogar", una sin techo que le gustaba la libertad. Ser independiente. Lo que se suele catalogar como una superviviente en tiempos de guerra (pero no eran tiempos de guerra ni mucho menos). El centro de acogida, sus pequeños "jueguecitos" con los otros niños, las intimidades... y luego llegó Xavier, quien lo cambió todo. Esa más o menos era la misma historia que cada mutante con quien se cruzó en la mansión le contaba cuando se ganaba su confianza, solo que en el caso de Lilith, no terminó de cuajar. No le extrañó al moreno saber que la pelirosa añoraba su libertad, su independencia. En su primera noche de salida pudo verlo en butaca de primera fila: la libertad absoluta del felino, así como sus caprichos. ¿Su punto de fuga? El color rosa. Entonces ese color no era solo por lo estético, sino que también marcaba un sentimentalismo profundo en la doctora. Era algo que recordaría el moreno.

Le había preguntado sobre su infancia, y esa noche sacó más de lo que esperaba. No cabía duda que querría saber más, pero no era el momento tal y como lo dijo ella: "aunque no sé si quiero hablar de lo que pasó".

- Tan solo una. - Con una sonrisa pícara pasó sus dedos por los mechones de Lilith, acariciando su pelo y tomándolo como si fuera un bien preciado. Luego la miró a los ojos. - Sigues llamando la atención de indeseables.

Aquel "indeseable" captó la poco sutil "caricia" que se brindó la pelirosa para llamar su atención, acercándose a la chica y besándola con pasión. Minutos más tarde, la llevó a la cama, donde daría de comer al deseo de la doctora hasta que dijera basta.
Quedaron los dos desnudos, cubiertos con una sábana para que no tuvieran frío. A Sloan le hizo gracia que la sábana estuviera tan irregular, y así se lo dijo a Lilith. Comentó que en las películas americanas donde acababan de tener sexo la pareja siempre salía un plano con una sábana en forma de L perfecta, donde a él le cubría la parte de abajo y a ella desde la parte de arriba. Pero ellos estaban tapados desde arriba hasta abajo, por el frío claro.

- Quid Pro Quo - Sloan acariciaba el cabello de Lilith, con su cabeza apoyada en su pecho y el brazo de éste usado como almohada. - Estaba pensando que mañana es domingo, y al no tener trabajo, podríamos hacer una escapada a un sitio que podría resultarte especial: el lugar donde me crié. - Apartó la cabeza lo justo para poder girarla y mirarla a los ojos, o tanto como pudiera. - Antes me has dicho que un día podrías llevarme a ver a tus padres en una visita en Arkham. Bueno, yo no recuerdo a mis padres, pero sí el sitio donde me crié, y si te gusta la idea podríamos ir mañana. Ya no es el trozo de tierra perdida que era antes. Ha cambiado mucho según creo recordar tras mi última visita. ¿Qué te parece? ¿Te gusta la idea?

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   18th Junio 2015, 15:40

Léeme:
 

Sloan captó con rapidez mi poco decente sugerencia y me alegró que tuviéramos ese vínculo (si se le puede llamar vínculo a las ganas de... pasarlo bien). Cuando terminamos de jugar bajo las sábanas y sobre ellas, nos quedamos tumbados muy a gusto y muy cómodos en el precioso colchón nuevo que adquirí recientemente. Entonces el moreno mientras me acariciaba el pelo me comentó que podría llevarme a la granja donde se crió... Me quedé en silencio pensando en si quería ir o no. Una parte de mí sabía que no debería ir, que lo que viví en los recuerdos de Sloan me pasarían factura... pero, otra parte de mí sentía esas irrefrenables ganas de saber más, de conocer más... Y, además, Sloan me lo estaba poniendo en bandeja. Iba a enseñarme ese lugar el cual yo entendía como un poco sagrado para él, su única conexión física con su infancia y sus padres.

-Me parece bien, sólo espero que no llueva- dije, pensando en los recuerdos del moreno. Opté por no hacer caso de mi comentario y me abracé más al hombro/ cuello de Sloan- Si voy a llevarte a ver a mis padres, antes tendré que contarte qué sucedió. Al lado de tu infancia te parecerá una minucia, pero... bueno, son mis vivencias, y para lo que yo conocía a esa edad fue terrible- silencio. -Mmmh... mejor dejo el tema ahí- empezaba a sentirme incómoda. No estaba acostumbrada a hablar de mi vida y mucho menos de mis padres y lo que sucedió, así que decidí cortar por lo sano por esa noche.

Antes de quedarme dormida sin remedio, después de las emociones y los nervios y el enfado que me tragué al ver a Sloan de nuevo en mi piso... estaba emocionalmente exhausta, pero decidí mostrarle algo a Sloan que a mí me pareció guay.

-¡Mira! He estado practicando, pero no preguntes ni dónde ni cuando porque no te gustaría la respuesta, aunque me defiendo bien sola- y le guiñé un ojo. Me incorporé en la cama, olvidandome la sábana en el colchón y dejándome al descubierto. Cerré los ojos un segundo para concentrarme y cuando los abrí tenía de nuevo esa luz blanquecina a mi alrededor. Miré a Sloan muy orgullosa de mí misma y extendí esa luz hasta él. Pensé en enseñarle todo lo que había aprendido en su ausencia, pero por hoy sería suficiente. Respiré hondo y dejé que la luz blanquecina se fuera desvaneciendo poco a poco sin causar ningún daño.

-¿Qué te parece? Mola, ¿no? Ya no destruyo cosas si no quiero- le dije, mientras volvía a su lado en la cama y le daba un dulce beso de buenas noches. No podía dejar de sonreír, pero pronto y sin darme cuenta me quedé dormida.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   18th Junio 2015, 17:15

Spoiler:
 

Lilith accedió a llevarlo a ver a sus padres. Sloan le sonrió, más incluso cuando decidió dejar el tema de sus padres en "suspense". La envolvió con sus brazos para que se sintiera segura, que no tuviera miedo, que no... bueno eso, que no se sintiera insegura. Era muy posible que esa incomodidad por el pasado fuera el vínculo inicial que los atrajo sin saberlo. Tal vez dos criaturas de mundos distintos, de universos distintos y dios sabe que de razas y naturalezas distintas se atrajeran la una a la otra por un enganche forjado en el pasado que los mantenía en eterna discusión consigo mismo pero que se abrazaban el uno al otro cuando era necesario. Una llave, una puerta que les abría un futuro juntos. Frases como "no hace falta decir nada más" eran el pan de cada día cuando hablaban de sus "demonios" y si, un ser al cual se puede considerar un dios tiene sus propios demonios, y eso lo hace más cercano a un ente humano que a un dios.

La excitación se apoderó de nuevo de la pelirrosa, solo que en otro sentido. Quería enseñarle algo que había aprendido y que no quiso decirle ni cómo ni dónde (¿cómo podía saber si le gustaría o no? Hablamos de un ser que por no pasar hambre puede comerse a las personas... mejor no mantenerlo en régimen alimenticio, ¿vale?). Sloan se incorporó, quedando con los codos apoyados en el colchón para ver el cuerpo desnudo de Lilith pintado por la escasa luz de la habitación. Al principio pensó que le iba a enseñar algún truco nuevo de cama, pero cuando vio que cerraba los ojos y aquella luz se materializaba de nuevo...
Su primera reacción fue echarse para atrás. El instinto, recordando lo sucedido la última vez lo puso en tensión. Pero al ver que no estallaba y que no pasaba nada se relajó, acercándose un poco más. En cierta forma esa luz le hipnotizó. Le dejó perplejo, así como la habilidad de Lilith para controlarla. Levantó una mano cuando esa luz fue acercándose, dejando la palma sobre su superficie. Cuando miró a la doctora vio un deje de orgullo en sus ojos, y cuando la luz se desvaneció, su curiosidad aumentó.

- Realmente impresionante Lili... Increíble. ¿Y dices que tú sola has conseguido aprender a controlarlo? ¿Cómo? ¿Y dónde? Y no me importa si crees que no me va a gustar porque- se detuvo cuando vio que Lilith se recostaba a su lado y cerraba los ojos, cayendo en un sueño profundo. Sloan se quedó con las ganas de saber más. - Si, claro: buenas noches para ti también - refunfuñó como un niño pequeño, pero sonriendo cuando se acostó a su lado para pasar la noche.

...

Lilith estaba muerta. Bien muerta. Cuando Sloan la sacudió para que se despertara no lo hizo. Se revolcó por las sábanas hasta que volvió a ponerse en posición fetal. Al parecer estaba cansadísima, o eso intuyó el moreno, así que la dejó descansando, con las persianas bajadas para que no le molestara el sol. Salió de la habitación y fue a la cafetera para prepararla. Lilith seguramente iba a necesitar una buena dosis cuando se levantara, pero mientras no lo hiciera Sloan se preparó para el día que se avecinaba: iban a necesitar un poco de provisiones si querían ir a la granja donde vivió Sloan, así que buscó una bolsa de acampar (todo el mundo tiene una, y si no la iría a "buscar"), donde metería todo lo que fuera necesario. El problema con ir a la granja era que no la recordaba muy bien, y al no hacerlo era muy seguro que al teleportarse no fuera del todo preciso.
En todo caso, esperaba que la pelirrosa estuviera preparada para una posible larga caminata por el campo...

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   31st Julio 2015, 18:56

Creo que no he dormido mejor en mi vida. Se está tan bien en la cama, estoy tan calentita, tan cómoda... Mmmmm y hay tanto espacio...

¡Sloan!

Abrí los ojos de inmediato y comprobé que estaba sola en la cama, pero no llevaba puesto mi pijama y las sábanas estaban revueltas. Además, venía desde la cocina un delicioso a café mañanero que despertó hasta la más pequeña de mis células mutantes. No me malinterpretéis, no me había olvidado de que él estuvo conmigo, ya sabéis cómo funcionan mis poderes... Pero había dormido tan TAN bien que me sentía desorientada.

Gruñí a la vez que me estiraba como un gato sobre el colchón y me levanté de la cama. Cogí la primera ropa que encontré: unos pantalones cortos y una camiseta básica de tirantes blanca, lo de siempre, vaya. Fui al baño y me lavé la cara y me recogí el pelo. Tenía que pasear a Ifrith. Y, hablando de Ifrith, ¿dónde estaba el moreno? Le busqué por la casa pero lo único que encontré como rastro de su presencia en esa casa fue que había puesto a hacer café. Así pues, paseé al pequeño como cada mañana.

A la vuelta me tomé el café de un sorbo y me metí en la ducha. Recordaba de la noche anterior que Sloan comentó que iríamos a la granja donde se crió... Un escalofrío recorrió todo mi cuerpo y aumente los grados de calor de la ducha, sentía mucho frío de pronto. El recuerdo de lo que él vivió y que yo reviví con él... Aquél ser tan cerca de mí, clavando sus miles de ojos en mí, encima de mí...Aparté esos pensamientos de mi cabeza en un movimiento y salí de la ducha. Me puse ropa de campo y unas botas de senderismo, mi paciente Rebecca estaría orgullosa de mí. Cuando termino de vestirme aparece Sloan con una bolsa que está llenando con cosas...

-¿Eso es para meter los trocitos de mi cuerpo cuando me descuartices estando allí?- me río y le guiño el ojo- ¿Cuándo nos vamos?- En el fondo me hacía ilusión que me enseñara ese lugar tan privado para él, pero tenía los nervios a flor de piel. No dejaba de pensar en que aquel ser aparecería en el mismo lugar que en su recuerdo...

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   4th Agosto 2015, 11:39

Ésta no... ésta no... ésta no... ésta no... Espera espera, ¿a ver la segunda? ¡ESA! Si, si, definitivamente esa estaría de lujo. Era grande, espaciosa, y podría llevar los pertrechos de los dos sin complicaciones. La cogió, la abrió, metió el brazo dentro y lo removió para comprobar que el espacio que prometía no fuera solo humo. Aprobada pues la mochila fue a la sección de paperería, cogió un rotulador, un papel y escribió "ya os la devolveré", colgándolo en el espacio que dejaba la mochila. Antes de salir y volver para el piso de Lilith se topó con la sección de deporte y hombre, ropa para ir al campo no es que llevara precisamente, así que cogió unas chirucas y una gorra. Con eso haría el completo dejando sendos papeles con el mismo mensaje. Estaba aprendiendo: antes ni habría dejado el papelito.

Volvió así a casa de Lilith y se la encontró ya preparada, con la ropa de campo puesta, duchada ("mierda que me haya perdido eso"), preparada. Solo le faltaba un pequeño detalle que sacó de la mochila: un sombrero de paja. Se lo puso en la cabeza.

- Te prefiero entera - le contestó, volviendo a cargarse la mochila a la espalda, la cual pesaba ya un quintal con todo lo que llevaba dentro. - Si ya estás lista, podemos irnos ahora mismo.

El moreno la rodeó con los brazos, dio un paso hacia atrás, saltaron, dio otro paso y volvieron a saltar. Con el segundo salto la luz del sol les iluminó desde lo más alto del cielo, en medio de una zona de campo sin árboles ni nada donde cubrirse. Menos mal que cogió el sombrero y la gorra. A su lado pasó un coche a toda velocidad en una carretera poco cuidada con un solo carril para cada dirección.

- Vaya, ¿ésto es lo más cerca que recuerdo de mi pueblo? - comentó desilusionado. Metió la mano en la mochila, otra vez, y sacó un mapa de la zona. - Veamos... éste es de otro universo pero más o menos nos dará una ayudita. Con el choque y todo eso no tengo muy claro si mi pueblo sigue donde estaba o si sigue entero............................ ¡Vale! Es por ahí. - Sloan señaló en dirección a un bosque algo cerca, algo lejos, algo lúgubre. Los árboles crecían retorcidos pero sus hojas eran verdes otoñales (vamos, que les faltaba poco para volverse marrones y caer). El moreno le tendió la mano para que se pusieran en marcha. - Caminaremos bastante. Si en algún momento te sientes cansada avisa y paramos. ¡Ah! Una cosa que tengo que advertirte: los habitantes del pueblo son algo huraños y secos, así que no esperes a la típica abuelita afable y el señor con bigotes y sonrisa fácil.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   5th Agosto 2015, 16:51

En cuanto me vio, Sloan sacó un sombrero muy campestre de paja de la mochila y me lo puso. Después me dijo que me prefería entera con un tono de voz que me dejó casi sin fuerzas y nos fuimos de mi apartamento dando un pasito para atrás, como quien dice.

Llegamos a un sitio y sin que me dira tiempo a mirarlo bien estábamos dando otro salto. Vaya, una carretera medio abandona-¡JODER!

-¡SLOAN!- chillé con una voz más que aguda. ¡Qué susto, por todos los dioses! Me zafé de él y sus brazos y me alejé unos pasos asegurandome de que no venía ningún conductor loco. Me quedé mirando el lugar y después me fijé en Sloan. Qué mono sacando un mapa. No pude evitar reírme, esa risa tonta y nerviosa. Volví hasta él y colocándome a su izquierda apoyé mi cabeza en su brazo, a la altura del hombro y suspiré. -¿Sabes dónde estamos?- le pregunté, curiosa. Su respuesta vino tras un silencio, señalando con la mano mientras decía "es por ahí", hacia unos árboles un poco retorcidos. Bueno, habrá que hacerle caso.

Caminos un largo trecho. Había muchos árboles retorcidos, con la madera cada vez más oscura, como envejecida y enferma, pero que continuaban teniendo hojas. Yo no estaba acostumbrada el senderismo y menos sin saber a dónde me dirigía, así que pronto (o tarde, no lo sé) me cansé y pedí un descanso. Además, tanto caminar me abrió el apetito.

-¿Tienes algo de comida ahí dentro, morenito?- pregunté con ganas de picar, y le saqué la lengua como si fuera una niña cuando me miró. -¿Crees que estamos cerca?

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   6th Agosto 2015, 14:45

El camino iba a ser largo, muy largo, y no sólo porque el pueblo estaba bastante lejos sino porque justo en ese momento el señor sol decidió hacer uso de sus poderes casi divinos y apartó las nubes con dos manotazos, posicionándose como único e indiscutible señor de los cielos. Sloan miró hacia arriba sólo un instante para jurarse que no lo volvería a hacer, frotándose los ojos para ver si conseguía quitarse esas motitas negras de la vista. Iba a ser una mañana algo calurosa por lo visto, a pesar del mes en el que estaban. También podría ser que hiciera ese calor a causa de la situación geográfica del pueblo: Sloan no recordaba bien si solía hacer frío o calor, pero sí que tuvo una sensación de nostalgia con ese sol.

Se adentraron en el bosque de árboles retorcidos y lúgubres. Eran gruesos, gordos y separados los unos de los otros por maleza y hierba bastante alta. Dificultaba un poco el paso que no pudieran ver donde pisaban, además de la densidad de la vegetación, enredándose alguna que otra vez entre los pies o escondiendo una piedra resbaladiza con la peor de las intenciones. Lo peor fue cuando el moreno puso el pie en un charco algo profundo. Habría llovido pensó, esperando que fuera eso, lluvia.
Lilith se mostró cansada y pidió hacer una pausa. Sloan buscó algún sitio donde sentarse y descansar, y se sorprendió al ver un árbol torcido hacia atrás, con las raíces gruesas que salían y volvían a meterse en el suelo. Lo señaló y fueron sentarse en dichas raíces. El moreno se quitó la gorra, se apartó el sudor y volvió a mirar el mapa, hasta que su compañera le llamó la atención con la comida. La miró como si tuviera delante una niña pequeña y ésta se dio cuenta, devolviéndole la mirada con la lengua.

- Eh, que yo pienso en todo, sobretodo cuando es algo para ti - se quitó la mochila y sacó unos sanwiches que se los tendió a la pelirosa. Acto seguido volvió a mirar el mapa. - ¿La verdad? Ni puta idea. Así de sincero te lo digo. No recuerdo bien ésta zona, pero si seguimos el mapa en ésta dirección... yo diría que no tardaremos mucho en encontrar clarianas con algunas casas.... ¿me das un poco? - le preguntó mirando el sanwich que tenía Lilith entre manos.

Cuando la pelirosa volvió a estar en forma, retomaron el paso, y no tardaron mucho en encontrar una pista de que se estaban acercando: entre unos árboles, algo apartada había una carretilla de madera, vieja y carcómica, pero que les saludaba con alegría. Habían unos cuantos utensilios dentro de ésta, pero estaban algo oxidados y removidos como para identificarlos bien.
La siguiente visita que tuvieron fue algo más espectacular, aunque habría sido mejor, tal vez, no encontrarla. Notaron que los árboles se separaban un poco más y que había una pequeña clariana cerca. En medio de ésta se alzaba una casa de campo hecha de leños y madera labrada. Era una casucha oscura, ruinosa, de un piso con planta baja y porche. Las ventanas estaba rotas y la puerta caída. Se podía oler la pestilencia del paso del tiempo y el polvo acumulado.
La visión de una pareja de cadáveres en el porche, sentados, les llamó aun más la atención. Casi no tenían carne en el cuerpo. Eran todo pellejo y huesos, con sus miradas huecas y sus bocas abiertas. Por las ropas casi deshechas se podía aventurar que eran una pareja, un hombre y una mujer. El hombre tenía una escopeta encima de las piernas, sujeta con una mano mientras con la otra sujetaba la de quien habría sido su mujer.

- Vamos - apremió Sloan sin pararse mucho rato a investigar. - No creo que falte mucho.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   7th Agosto 2015, 11:49

Sloan me pidió parte de mi sándwich y yo se lo di encantada. Compartimos un descanso-almuerzo muy ligero y divertido, comentamos los caminos que podríamos coger y yo vacilé un poco a mi moreno preferido diciendo que estaba perdido y moriríamos allí. Él sacó el mapa y se convenció de que seguíamos el camino correcto y seguimos la dirección que el jefe de exploradores marcó.

El paisaje pronto empezó a cambiar, se volvió más oscuro y apareció una carretilla desgastada, carcomida y llena de polvo y telarañas. No me dio una buena sensación y se me quedó mal cuerpo, como cuando lees historias de miedo de las que provocan autogestión y no te fías de nada y estás en tensión constante y, al final, te quedas hecho polvo con un mal cuerpo de flipar. ¿O soy la única que lo siente así? De cualquier modo, seguimos avanzando y todo empezó a teñirse de un color muy siniestro, por no mencionar la pareja de esqueletos que guardaban la puerta de una casa destartalada y vieja. ¿Qué demonios había pasado allí? Se me escapó un mirada fugaz hacía Sloan y rápidamente deseché el pensamiento: estamos todos de acuerdo con que Sloan guardaba un ser dentro de sí la mar de peligroso, pero no era mala persona, me lo había demostrado muchas veces. El moreno prefirió no parar demasiado y seguir andando, pero yo no pude evitar quedarme clavada ahí, sin saber hacia dónde dirigir mi siguiente paso: al frente, o hacia la casa. Sloan se percató de mi indecisión y me esperó, le miré y miré de nuevo hacia la casa y le pedí disculpas al moreno con los ojos, necesitaba saber más de lo que había pasado en ese vieja casa que seguro que fue preciosa cuando aún estaba habitada por aquella pareja… pero los ojos verdes de Sloan me hicieron detener mis intenciones. No estábamos allí para eso, así que no me desvié del objetivo de nuestra visita.

Cuando llegué a su altura le cogí de la mano y le di un pequeño apretón, pero mantuve mi mirada al frente. Estaba conteniendo mi curiosidad y eso no era algo típico en mí, con lo que me sentía mal conmigo misma y algo rara, porque lo estaba haciendo por él. ¿Desde cuándo se ha vuelto tan importante para mí? Sloan dijo que no quedaba mucho y yo compartí su opinión en silencio: bajo mis pies, la tierra estaba blanda, parecía el barro que se crea cuando llueve. Igual que el barro del recuerdo de Sloan. Cerré los ojos y casi pude sentir la lluvia cayendo sobre mí…

-No, no queda mucho…- sólo fui capaz de decir eso, mis nervios afloraron en cuestión de segundos y se me hizo un nudo en la garganta.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   10th Agosto 2015, 01:24

Los pies de Sloan iban más lentos. No es porque de repente hubieran llegado a un concilio entre los dos para joder al moreno y no los usara más. Simplemente, había algo en el suelo que le impedía avanzar así que agachó la cabeza y se dio cuenta de lo que era: la misma tierra que pisaba. Lo normal es que bajo altas hiervas y árboles duros hubiera una tierra fértil, dura, concisa... Pero no, no caería esa breva. Bajo sus pies lo que tenían era una tierra ruinosa, húmeda, enferma, que rezumaba podredumbre y hacía daño a la vista. Era como si se metieran de repente en una de esas pelis de trincheras, donde siempre llovía y los soldados se metían en lodazales para sobrevivir. Toda una maravilla, vamos.

El moreno giró la cabeza cuando escuchó a Lilith que estaban cerca. Por un momento creyó que ella ya había estado antes y no se lo había dicho pero luego lo recordó. Aquella sesión en que ella vio lo que había muy dentro de su cabeza. ¿Habría llegado hasta su propio pueblo? Eso parecía. No hablaban mucho de esas sesiones por si se despertaba algún recuerdo en la pelirosa que fuera demasiado dañino para su psique. Al menos ese era el motivo de Sloan.
Dieron unos cuantos pasos más y no les hizo falta andar mucho para poder ver los tejados ruinosos y oscuros de las antiguas casas de madera. No cabía ninguna duda que habían llegado a su destino... más o menos. Uno al ver ese paisaje pensaría de forma lógica que lo mejor sería girarse y volver por donde habían venido, que no era lugar para acampar y hacer un pícnic. Que no era lugar donde traer uno a su pareja. Sin embargo, Sloan continuó dejando bien claro una cosa.

- Meh, aun nos falta bastante para llegar - comentó - Éste era el pueblo vecino.

Al bajar la ladera, lo primero que te recibía era la cerca del cementerio, con las tumbas rotas y abandonadas. La iglesia que resguardaba aquel camposanto estaba en las mismas, aunque algo mejor conservada tal vez gracias a algún buen samaritano o vete tú a saber qué. Pasa ésta se abría una gran calle con varias casas separadas entre ellas por varios metros, casi como si hubieran otras casas invisibles, fantasmales entre ellas que impidieran construir otras chozas. El caso es que el pueblo, aunque lúgubre a causa de los años, parecía que en algún momento de su pasado hubiera sido acogedor y agradable a juzgar por los adornos que colgaban en algunas fachadas. ¿Una fiesta? Era posible. Sloan sin embargo le llamó la atención el estado en que se encontraba el pueblo.

- Hmmm... es raro: las casas están en ruinas pero no parece que haya sido por el paso del tiempo. Están como... chamuscadas. - Pasó el dedo por una columna cercana, y efectivamente había algo en su superficie, pero no era hollín. Ya lo había visto antes. - Vale, ya me acuerdo. - Se giró hacia Lilith y se acercó a ella. - Éste lugar sufrió el colapso de los mundos en sus carnes. Me encontré hace tiempo un lugar parecido, cubierto por cenizas todo el día, como si ésta lloviera. Seguramente encontremos cuerpos calcinados con más de cuatro miembros y más de una cabeza, como si hubieran fusionado a dos personas. Al parecer, y según me contaron, si dos o varios seres de diferentes universos colapsaban en la colisión de mundos pasaba eso, así que no te asustes si encuentras algo parecido... - La miró largo y tendido. - Oye, si quieres podemos coger otro camino hasta el pueblo en lugar de cruzar éste y seguir la carretera. Podemos meternos por los bosques, cruzar los campos y ya estaríamos. Lo digo por si no quieres ver lo que pudiésemos encontrar. Lo entendería.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   10th Agosto 2015, 01:59

Claro que ya no es un pueblo. Solo son ruinas de ruinas, vidas hechas polvo. Pero no era su pueblo, lo cual me confundió. Recuerdo perfectamente esa sensación de barro a mis pies, aunque bien podría ser que la tierra empapada sea igual en todas partes. Qué sé yo, no he vivido suficientes experiencias con barro en mis pies como para saber diferenciarlo.

Seguimos caminando y llegamos de forma casi inmediata a un cementerio guardado entre los brazos de un iglesia en un estado precario, pero con mejor aspecto que las tumbas y lápidas derruidas. Apenas si se podía encontrar una con los grabados legibles... lo que me hizo sentir una punzada pequeña de lástima por la gente olvidada que allí descansaba.
Tras la iglesia se podía ver una ciudad fantasma. O cimientos fantasma, si lo preferís. Es como si hubiesen celebrado algo allí antes de que la catástrofe que los llevó a la nada lo consumiera todo. Todo estaba sucio, roto. Sloan se acercó a una columna que estaba cerca de ellos y tocó su superficie. ¿Hollín? ¿Ceniza? ¿Mugre? ¿Qué? Cuando se giró hacia mí de nuevo había en sus ojos resolución, como cuando sabe de lo que habla- quiero decir, cuando no está sufriendo de su amnesia. Además, dijo que recordaba lo que pasó ahí.

-¿Qué sabes, Sloan?- las palabra salieron solas de mi boca, con un toque de desesperación porque no haya sido él el que causó esto. Y su respuesta tranquilizó mis entrañas. Claro, la colisión. No todo pareció acoplarse bien. Dioses, ¿por qué ocurrió esto? Él siguió hablando y hablando, y en un momento dado habló de cuerpos trasfigurados, con más manos que ojos, con varios miembros... como si se hubieran fusionado varios cuerpos. Me quedé allí plantada por un momento con mis ojos grises clavados en la nada y debí preocupar a Sloan porque me ofreció ir a través del bosque para avanzar más rápido, atajar, y ahorrarnos las vistas.

Pestañeé un par de veces y agité mi cabeza en respuesta de negación. Le miré a sus verdes ojos y me agarré a su brazo con fuerza, pero sin miedo. Aunque me resultaba un tanto repulsivo poder encontrarme con esos... seres, mi curiosidad me estaba matando. Quería ver todo lo que fuera posible y retener esa información en mi cabeza, para siempre.

-No. Quiero ver el pueblo. Quiero saber las... consecuencias de lo que ha pasado. Lo que vemos en el día a día es lo mejor que nos ha proporcionado esta colisión, creo yo- dije con determinación. -Aunque, claro está, si tú prefieres ir a tu granja primero por el bosque y a la vuelta pasar por aquí... lo tendrás reciente y dudo que no pudiésemos saltar hasta aquí sin problemas. Tú eliges- y termino así mi pequeño discurso. Quería ver todo aquello, pero no me olvidaba que estábamos allí por él y la granja, por sus recuerdos y la ayuda que yo pueda proporcionarle. Obligarle a desviarse de la ruta era un tanto egoísta por mi parte, así que dejé claras mis intenciones, dándole la oportunidad de tener la última palabra en todo eso.

Aparté mi mirada un segundo y cuando volví la atención a sus ojos le sonreí brevemente, cerrando el caso con un beso en su hombro.

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   11th Agosto 2015, 00:39

"Tú eliges". En realidad, ya había elegido antes de que se lo indicara. En realidad tan sólo había un camino que se pudiera considerar camino para llegar al pueblo, y era el que estaban recorriendo. Era cierto también que podían pasar por el bosque como había indicado, pero eso les podría alargar el tiempo de ruto debido a cómo podría estar el bosque: de los pocos recuerdos que conservaba en su masa gris uno era perderse en el bosque cercano a los campos del pueblo, y tan sólo se metió a echar una ojeada, para ver algo más del basto mundo que le estaba prohibido. Si se hubieran metido en él, Sloan habría tenido mucho, pero que mucho trabajo para que Lilith pudiera atravesar el dichoso bosque.

Por suerte para ambos, "tu eliges", y ya había escogido.

Lo sonrió respondiéndole a su señal de afecto y confianza. Le sonrió para que se fiera de él. Le sonrió porque pensó que era lo mejor que podía hacer. Le sujetó de la mano y le lanzó un mudo "vamos" sin desdibujar esa sonrisa. Lilith de seguro no sabía dónde se estaba metiendo: la última persona que vio aquellos cadáveres estando él presente no se lo tomó muy bien que digamos. Sloan aun recordaba los temblores en su fina piel y los labios rectos y apretados. Esperaba que la pelirosa pudiera sobreponerse, llevarlo mejor, porque si el infierno tuviera un pueblo a su imagen y semejanza, éste de seguro sería la ventana indiscreta con la que poder asomarse a dar un pequeño y simple vistazo.
La calle era ámplia y estaba vacía del todo: no había carros, ni barriles ni nada que pudiera dar a entender que una vez caminaron personas por aquel polvoriento suelo. Pero tampoco había cadáveres a la vista, y eso era bueno. Caminaron así durante un largo trecho, pasando por delante de las fachadas rotas y los porticones solitarios que golpeaban rítmicamente los umbrales de los hogares vacíos. Hacía una pequeña brisa que levantaba el polvo del suelo y les acariciaba los pies. Giraron hacia la derecha cuando la carretera lo indicó y se toparon con un obstáculo: tres de las casas del lado derecho cayeron, creando una barricada improvisada de madera vieja y negra. Una de las opciones era salir de la calle y rodear por la derecha o por la izquierda, pero por ambos lados tenía toda la pinta de "problemas", ya que el suelo se veía enfangado, líquido. Podría ser tan sólo una pequeña capa o podía ser una trampa para la vista. El caso era que, lo mejor que podían hacer era lo segundo: entrar por la casa de la izquierda y salir por la ventana de la planta de abajo.

- Si crees que no lo puedes soportar, tan solo cierra los ojos y agárrame bien fuerte para que te lleve, ¿vale? - No era que la estuviera llamando miedica ni niña pequeña. Hasta un hombre bien curtido temblaría.

Abrió la puerta sin esfuerzo, pasaron dentro y el peso de toda la casa se les cayó encima. No literalmente, pero sí que se les cayó encima. Era un ambiente asfixiante, lúgubre y oprimido. Respirar ahí dentro era como meterse una bolsa de polvo directamente en la boca y masticarla. La sensación de que no deberían de estar allí era palpable hasta para Sloan, como si alguien o algo los estuviera mirando con malos ojos.
Sloan se metió dentro, esperando que Lilith lo siguiera bien de cerca. Las escaleras que subían al piso superior estaban hechas una ruina, posiblemente por el choque o tal vez por el tiempo. Giró a la derecha directo hacia lo que tendría que ser la cocina y el comedor juntos. Al poner un pie dentro se levantó una capa de polvo, y con ella una nube blanca más grande. Bajó la mirada y vio como su pie se había metido dentro de la cavidad torácica de un cadáver blanco, agrietado, con la mandíbula desencajada tal vez de dolor, tal vez de miedo, con tres brazos retorcidos y dos piernas, una de ellas rota por la mitad. Apartó el pie y miró bien dónde pisaba, pues el suelo estaba cubierto de cadáveres calcinados. Pisaran donde pisaran, algún miembro romperían o alguna cabeza estallaría bajo sus pies. En la mesa lo que parecía ser el cuerpo de una mujer estaba recostado sobre ésta, sentada mientras de su espalda salía otro cuerpo que intentaba escapar, con los brazos extendidos y el rostro pintado con el miedo. Tuvieron que pasar muy cerca de aquellas manos con dedos de aguja para llegar hasta donde estaba la ventana. La abrió y esperó para que Lilith pasara primero.

Una vez fuera el camino seguía hasta la salida del pueblo, rodeado por izquierda y derecha con árboles altos y retorcidos. Sloan no dijo nada habiendo salido de aquella casa. Tampoco dijo nada acerca de los cadáveres. Si había que romperse el silencio, prefería que lo hiciera Lilith. Y si no había que romperse, entonces seguiría esperando hasta el momento justo.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lilith Belmont
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 443
Fecha de inscripción : 03/06/2014
Edad : 24
Localización : Búscame

Ficha de Personaje
Alias: Belmont
Nombre real: Lilith Belmont
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   13th Agosto 2015, 01:07

Al final, Sloan eligió ir por el pueblo por motivos que desconcía -y esperaba que no fuera porque yo dije que quería ver el pueblo, aunque, a decir verdad, no era el estilo del moreno no hacer lo que le apetecía. Con un apretón de manos y unas sonrisas en la cara, comenzamos a adentrarnos en el pueblo.

Ese lugar, ese espacio, ese... hervidero de escombros, estaba vacío. Vacío. Exceptuando las cáscaras de lo que antes fueron casas y edificios, estaba en blanco. Como si algo hubiese borrado toda señal de vida de allí. Lo cierto es que me dio malas vibraciones pero no me dejé intimidar por un pueblo "fantasma", así que seguí a paso firme el ritmo de Sloan hasta que la carretera nos hizo girar a la derecha para encontrarnos con tres casas derruidas que cortaban el paso. ¿No pensaría atravesar eso no? Lo más probable era que si lo hacíamos se nos cayera lo que quedaba de techos encima, o que algo nos estuviera esperando para darnos la bienvenida. Y no me iba a hacer gracia, la verdad.

-¿De verdad vamos a atravesar esto?- no había miedo real, pero si un poco de congoja. Un poco bastante, pero me sentí respaldada por Sloan, quien se ofreció a llevarme y con los ojos cerrados si todo eso me superaba. Suspiré algo aliviada. Cuando entramos sentí como si el aire abandonara mis pulmones para ser sustituido por polvo y aire cargado, fue una sensación desagradable. Solté la mano de Sloan para cubrirme la boca y la nariz y así, toser más a gusto, mal por mí. El moreno abrió la marcha y yo me quedé ahí quieta por unos segundos mirándole y observando lo largos que se me antojaban esos dos metros de distancia que nos separaban. Vale. Lo reconozco. Tenía miedo. Sacudí mi cabeza y corrí con rapidez hasta donde estaba Sloan sin prestar demasiada atención a lo que fuera que levantaba tanto polvo bajo mis pies. Oh-oh.

-Sloan, no me digas que eso son...- tuve que apartar la mirada y aguantar una arcada. Estábamos pisando y destruyendo con increíble facilidad cuerpos mutados y desfigurados, con brazos por piernas y pies por cabezas. Fue muy desagradable y no quería volver a repetirlo en mi vida. -Ay, ay, ay... Por todos los dioses, esto... Esto no...No...- balbuceé palabras sin sentido mientras avanzábamos hacia la ventana a la que se dirigía Sloan. Cuando nos paramos frente a ella, cerré muy fuerte los ojos y traté de controlarme, pero sabía que cuanto antes saliera de allí, mejor me sentiría, así que acepté la ayuda del moreno y salté por la ventana antes que él. Corrí unos pocos metros y paré en seco para quitarme el polvo de encima y la mala sensación de unas manos tocándome por todas partes. Todas aquellas caras gritando me iban a causar más de una pesadilla.

-Sabes mejor que nadie lo mucho que me gusta lo raro- comencé, mirando a Sloan de arriba a abajo, quizás deteniéndome en ciertas partes más de lo necesario, pero se me notaba algo molesta- pero, por favor, no vuelvas a hacerme entrar allí. Las pesadillas que voy a tener las vas a aguantar tú-. Terminé mi pequeño discurso con una sonrisa traviesa en la cara, expresando que no estaba molesta realmente, ya que en el fondo yo pedí ver el pueblo. Pasé mis manos por mi cara y mi pelo y suspiré, aliviada. Miré al frente y lo único que vi fue carretera y árboles tétricos a ambos lados.

-¿Y ahora? ¿Por dónde, capitán Jenkins?

_________________
I am not ashamed. What is vital, isn't always humane.

s e c r e t:
 



#DF01A5
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/kahlart
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   19th Agosto 2015, 14:21

- Entonces, la idea de hacerte pasar por un túnel del terror para que te me echaras encima, no ha funcionado, ¿no?

Pese a la broma, seguía preocupado. Lilith era una mujer fuerte (lo tenía que ser para tener el trabajo que tenía y no salir corriendo echando fuego por los zapatos), pero era una mujer fuerte rota. Lo estaba, como él lo estaba. Lo sabía porque lo notaba. En el corto tiempo que llevaban juntos, conocerla a fondo se convirtió más en una obsesión que en un simple interés. ¿Por qué se rompió? Según lo que le contó, sus padres tenían algo que ver, y ella era el principal cáncer de aquella enfermedad. Y ella el propio bloqueo que no le dejaba ver.
Una mujer fuerte, pero rota al fin y al cabo. Sloan pensó que esas pesadillas, si se hacían realidad, serían terribles. ¿Las soportaría? Por supuesto. Con una sonrisa le rodeó la cintura y le besó cariñosamente la frente.

- Sigamos el viento, mi querida loba de mar.

El camino estaba completamente despejado: una carretera de tierra y pequeñas piedras, cercada por la hierba rota y los troncos retorcidos. Un camino que apuntaba al horizonte, cubierto por una espesa mata de hojas. El moreno emprendió la marcha, cogiendo de la mano a Lilith. Era un camino recto, excepto en algún momento que giraba a la izquierda, pero seguía siendo un camino recto... más o menos.
Caminaron durante unos largos quince minutos, hasta que un palo plantado en el lado derecho de la carretera les saludó con la alegría de un palo roto. En el suelo había un cartel, cubierto por la tierra. Sloan usó el pie para apartar dichos restos y leer el nombre del cartel, pero era imposible: el tiempo se había encargado de borrar dicho nombre.

- Es curioso - comentó el moreno, - no recuerdo cómo se llamaba mi pueblo. - Levantó la cabeza y observó el escenario que se mostraba delante. - Ya hemos llegado.

El pueblo. Las casas vecinas de Sloan cuando era un chaval... o al menos, los restos que quedaban. Estaba claro que en algún momento de la historia había sido un pueblo, con sus casas de madera, sus porches, sus vallas y sus plazas, pero lo que tenían delante eran los restos de alguna clase de catástrofe monumental, pues las fachadas, los tejados y gran parte de las paredes estaban destrozadas, como si algo hubiera chocado contra la madera y la hubiera pulverizado.
Anduvieron hacia el centro del pueblo, una plaza con un pozo en medio, ya seco. El suelo estaba removido alrededor, y se podía ver aún alguna pisada por aquí o por allí de un zapato menudo. Sloan miró hacia la colina que se alzaba detrás de la única casa que conservaba las cuatro paredes. Encima de la misma, se divisaba una casa.
Entonces el moreno se sentó en el pozo y se puso la mochila encima. La abrió y empezó a sacar envoltorios.

- No sé tú, pero a mí me ha entrado un hambre atroz. ¿De qué quieres el bocadillo? He traído unos cuantos, todos hechos por mí. Si encuentras algún trozo de cáscara de huevo, perdón, pero es que estaba cocinando cuatro cosas a la vez.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)   

Volver arriba Ir abajo
 
No es lo mismo [Lilith Belmont] (06-10-2018)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Mala hierba [+18] [Lilith Belmont] (07-07-2018)
» Yo soy el peligro +18 [Lilith Belmont] (04-07-2018)
» [mini-evento]Las profundidades del lenguaje: ruinas [Lilith, Alice, Elissa, Deadpool, Elektra] (03-03-2019)
» Cronología de Lilith Belmont.
» Joker...¿que yo que?... (Lilith Belmont en PRIVADO)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Gotham-
Cambiar a: