Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   13th Julio 2015, 07:24

East End, Gotham, pocos dias después de los sucesos de Fearland, 11:00 PM




La bruma lo cubria todo, oscura, haciendo imposible ver mas alla de unos pocos metros alrededor de uno mismo. Abri mi secuenciador para que me diera la composición de particulas del aire. Tal y como lo imaginaba, el aire estaba cmpuesto de varias particulas residuales del compuesto que Crane habia utilizado para contaminar a Gotham, pero la composición era minima, insuficiente para intoxicar a nuevos sujetos si tomaran contacto con la sustancia. No me tranquilizaba, no era lo que estaba buscando, ajusté los parámetros y un pitido junto con un mapa me mostraron un sendero, uno que estaba dibujandose poco a poco, y que comencé a seguir por la calle en la que estaba. Todo ese sector del East End habia sido evacuado y las personas infectadas habian sido llevadas a clinicas cercanas para ser curadas de sus mutaciones y sintomas adversos, pero de toda Gotham, este era el único sector que aun registraba concentración del gas del miedo mejorado que habia empleado Crane, pero solo ahora habia ogrado hacerme el tiempo de venir a investigar. Como era de esperarse, Park Row y el Cine cruzando la calle me dieron la bienvenida, como cada vez que venia, recordandome que en el mismo lugar que opera la mujer en la que nunca dejo de pensar, también estan marcados en el suelo los cuerpos de mis padres, en una cacofonia insoportable de emociones contradictorias.

Segui el rastro unos minutos mas, papeletas volando en las calles, paredes manchadas de sangre, tacones, bolsos y otros elementos olvidados en las aceras. Esta zona está repleta de prostibulos, locales bailables de mala muerte y escondrijos de la mafia, y ninguno estaba realmente preparado para lo que sobrevendria con el ataque de Scarecrow. De todos los lugares de la ciudad, este habia sido uno de los mas afectados, como siempre lo eran los sectores mas peligrosos y pobres de la sociedad; El que habia sido el hogar de los inmigrantes hacia un siglo, ahora no era mas que la ciudad dormitorio de todas las pesadillas de Gotham. El pitido se intensificó, no estaba muy lejos de la ubicación. Una tapa de alcantarillado, sencilla, inocentemente emplazada sobre su hueco en el pavimento, como si nada malo pudiese provenir de alli, pero mi secuenciador me indicaba con sus incesantes pitidos que el rastro tóxico estaba viniendo de alli, y probablemente, filtrandose por la mayoria de tapas de alcantarillado del East End, pero con mayor intensidad en este punto, quizás el epicentro de este entramado de pesadillas.

De todos los lugares a los que podria haber tenido que venir a investigar esto...

Relexioné en voz alta, resoplando con resignación antes de agacharme y tomar la cámara con cable de fibra optica de mi cinturón, conectando un extremo a mi secuenciador y deslizando poco a poco el cable negro por una de las ranuras de la tapa,  pero en el fondo de la alcantarilla no habia nada. tan solo corria el agua quedamente a nivel del canal que habia en el lecho, y a su costado discurrian dos corredores paralelos de piedra para las cuadrillas que necesitaran bajar a hacer arreglos. Subi la camara denuevo y la guarde junto al secuenciador. No habia presencias ni sonidos sospechosos, pero no podia asegurarme de que el camino estuviese limpio. Saqué la tapa y baje la escalinata lentamente. No le habia permitido a Carrie venir conmigo, sabia que era demasiado peligroso, y además, East End era un lugar asociado a fuertes emociones con las que aun me cuesta lidiar, tanto buenas como malas. No, este es un lugar al que quiero venir completamente solo. Posé mis botas con toda la discreción que pude sobre la piedra y comencé a andar sigilosamente por la alcantarilla, activando la visión nocturna de mi máscara. Ratas, lombrices, comida en descomposición, todo lo que seria usual esperarse en este entorno, hasta que, repentinamente, el sonido de una rata chillando llamó mi atención. Me escondi en un lado del arco que daba paso a una de las salas subterraneas adonde acababan las tuberias de varios de los tantos bloques de apartamentos del lugar, decenas de efluvios cayendo en la gran piscina hedionda, pero no era eso lo llamativo, sino la figura que ahora estaba quieta, tratando de que lo anterior hubiese parecido mera casualidad. La reconocí al instante, y el recuerdo de nuestro último encuentro vino a mi.

Sali de mi escondite y lo mas agilmente que pude me acerqué a ella, tratando de mantener el silencio. Al parecer se dio cuenta de que alguien se acercaba, pero justo a tiempo logré rodear su cintura con un brazo y presionar su espalda contra mi cuerpo, tapando su boca con mi mano libre para evitar que dijese algo que nos delatara.

No creo que estemos solos aqui abajo...

Susurré, soltandola e indicandole que me siguiera. Seguramente tenia visión nocturna en sus goggles, asique no nos fue dificil desandar un poco del camino hasta quedar en el arco de entrada denuevo, donde el eco seria menor. Me giré a verla.

Este lugar es peligroso, todos los rastros del gas del miedo se concentran en este punto...

No queria tocar ningún tema personal, pero era dificil. Sus últimas palabras aun me perseguian desde aquel dia, a través de todo lo que habia pasado desde aquella vez, aun permanecian conmigo. ¿Creia realmente en ella?

Se bien que East End es importante para ti, pero no tienes que arriesgarte innecesariamente, sabias que eventualmente vendria...

Tomé de mi cinturón uno de los dispositivos que Lucius me habia provisto durante mi involuntaria estadia en Nueva York y me acerqué mas a ella para colocarselo. Aun entre los aromas del alcantarillado, distinguia ese mismo y persistente perfume que siempre usaba, como si hubiese podido hasta anticipar que vendria y cuando lo haria. Mi mano derecha quizás se afirmo demasiado de su cintura, y quizás tardé un poco mas de lo usual en colocarle el dispositivo y activarlo, pero ahora podia estar seguro de que el entorno no la afectaria.

Ese dispositivo coordina a millones de nanites que forman una barrera alrededor tuyo, filtrando las particulas responsables de los efectos del gas del miedo mejorado, mientra este activado, serás completamente inmune a sus efectos...

Yo no habia traido uno propio. Mi máscara tenia un filtro que se activaria automaticamente en cuanto la concentración de toxinas en el ambiente fuese demasiado elevada.

Aun puedes darte la vuelta, aunque si fueras a quedarte, tu conocimiento de este sector de la ciudad seria de ayuda...

No puedo preguntarselo directamente, no se por que, pero no puedo decirlo directamente en su rostro. Creo en ella, realmente lo hago, con la seguridad que no tengo respecto de ningún otro criminal, pero algo me retiene de decirselo. Quizás sea yo mismo, quizás sea ese temor irracional a alejarla más de redimirse, de que decirselo cause que haga todo lo contrario solo para oponerse a mi. No lo se, quizás sea solamente yo siendo mi propio carcelero, lo importante ahora es averiguar que está sucediendo debajo del East End.

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selina Kyle
Gotham Sirens
Gotham Sirens
avatar

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 20/10/2014
Localización : Las azoteas de Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Catwoman
Nombre real: Selina Kyle
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   7th Agosto 2015, 21:29

Ni siquiera Gotham merecía tener un aspecto tan lamentable.

Selina se irguió para poder contemplar la ciudad desde lo alto del edificio donde se encontraba. Sobre su barrio natal, el East End, aún flotaban los últimos jirones de la bruma que había engullido la ciudad. Muchos de sus habitantes, que habían sido evacuados de sus casas y alojados en distintas clínicas, aún sufrían los efectos de la toxina de Crane; mutaciones, alucinaciones súbitas, ataques de pánico... El viento no había dispersado aún todo el gas de Gotham.

El antídoto había empezado a repartirse desde el Ayuntamiento, enviándose grandes cajas a escuelas y centros hospitalarios. Selina no era ninguna adivina, pero sabía que las distintas familias del crimen no tardarían en hacer suyo el negocio. Una vez levantada la cuarentena, el East End volvería a ser el rincón de Gotham que todos evitarían mirar; el lugar donde las mafias volverían a establecer sus cuarteles generales, como si nada hubiera sucedido.

Pero Catwoman no estaba allí para luchar contra lo que aún estaba por empezar. Holly había recibido información acerca de una zona donde la pesadilla de Fearland seguía perpetuándose. Uno de sus contactos había encontrado allí los cuerpos de varios vagabundos; todos se habían acuchillado entre ellos, presas del pánico. El propio chico había empezado a mostrar síntomas mientras relataba a Holly su descubrimiento; para cuando Selina y su compañera lograron llevarlo hasta Leslie Thompkins, el muchacho chillaba y se debatía como si el mismo diablo hubiera acudido desde el infierno para llevarlo consigo.

- ¿Qué le pasa? - había preguntado Holly, asustada.

- Tiene los mismos síntomas que otros afectados por el gas del miedo... Pero la intoxicación es muy reciente. ¿De dónde viene?

- Los alrededores del Callejón del Crimen. ¿No se suponía que había bajado el nivel de alerta? Las noticias decían que el ambiente era respirable en toda la ciudad.

- Hace muchos días que no recibo casos tan agudos. Tiene que quedar algún punto caliente que no hayan detectado.

- Gas del miedo. Eso explicaría los cadáveres que el chico encontró - dijo Selina, separándose de la pared de la consulta donde había estado apoyada -Queda algún depósito, y está en el End.

No trataba de hacerse la heroína. Catwoman era una criminal buscada, una ladrona. No tenía la menor intención de cambiar de bando. Pero aquel barrio era el único lugar de aquella podrida ciudad que le importaba un poco. Encontraría el depósito, si es que existía, lo neutralizaría, y podría apartar de su mente los chillidos de aquel niño mientras se debatía en la camilla, al tiempo que Leslie y ella misma apretaban los cinturones de contención.

Selina descendió por la escalera de incendios, conteniendo involuntariamente el aliento, aunque habían pasado más de veinticuatro horas desde el suceso, y el ambiente era respirable. Nadie había retirado los cuerpos de los mendigos del callejón. La ladrona se llevó una mano al rostro, cubriéndose la boca y la nariz, sin saber si lo hacía para evitar cualquier residuo de la toxina, para protegerse del olor de descomposición que reinaba en el lugar, o para contener la náusea. Sus gafas de aviador, equipadas con visión térmica, le permitieron descubrir el casi imperceptible flujo de gas que se filtraba por el enrejado de una alcantarilla. Al menos sabía por dónde empezar a buscar.

- Aquí estás - murmuró.  

Ladeó la cabeza, buscando el mejor acceso al entramado de túneles y desagües que recorría el vientre de la ciudad. Pronto lo encontró; retiró la pesada tapa haciéndola rodar a un lado, y descendió con agilidad la escalerilla metálica que conducía al maloliente subsuelo de Gotham.

Allí abajo era mucho más complicado orientarse, incluso para alguien como Selina, que conocía aquel barrio como la palma de su mano. Dio varias vueltas en la oscuridad, retrocediendo cada vez que encontraba un camino sin salida. Tuvo que repetir el proceso varias veces en aquel trazado laberíntico, perdiéndose en dos ocasiones. Pero, finalmente, su búsqueda tuvo resultado.  

Alineados contra la pared de ladrillo gris había diez tanques verde metalizado, uno al lado del otro. La pared mostraba el impacto de una explosión que había liberado el contenido de la mitad de ellos prácticamente al instante. Sin embargo, los otros cinco habían sufrido daños parciales, y el gas escapaba lentamente de ellos, como la sangre de una herida que no cierra.

Dándose cuenta de que era demasiado arriesgado permanecer allí sin un filtro, Selina retrocedió a la galería contigua. Cuando había dado varios pasos, se detuvo de improviso y se volvió, creyendo haber oído algo en la distancia. El gesto brusco hizo huir a una rata, que chilló varias veces antes de precipitarse pasillo abajo. Catwoman se quedó completamente inmóvil, sobresaltada. Y entonces oyó con claridad el sonido de unos pasos dirigiéndose hacia ella.  

No tuvo tiempo de volverse del todo; el desconocido acortó rápidamente la distancia entre ellos, inmovilizándola con habilidad y sellando su boca con la presión de su mano enguantada.

No creo que estemos solos aquí abajo...

La tensión de sus músculos, preparados para debatirse o escapar, se relajó al reconocer la voz de su asaltante; un tono grave y sombrío que conocía bien.

La soltó, haciendo un gesto para que lo siguiera. Selina arqueó las cejas, pero obedeció. ¿Qué estaba haciendo él allí? ¿Seguía la misma pista que ella? No hacía tanto de su último encuentro, una persecución nocturna que había sido muy distinta a todas las anteriores. Mientras caminaba tras él, la mirada fija en su pesada capa negra, Catwoman se permitió recordar su flirteo con él en la azotea, el forcejeo en el callejón. Los dos besos que habían compartido; el primero, de ella. El segundo, de él. Y después de todo aquello, ella había escapado, dejando deliberadamente su botín atrás.

Batman se detuvo bruscamente, y ella hizo lo mismo tras él. Acababan de llegar a su destino.

Este lugar es peligroso, todos los rastros del gas del miedo se concentran en este punto... - dijo, todo profesionalidad, mientras se volvía para mirarla.

Hubo un breve silencio. Al ver que ella no tenía nada que decir, el detective continuó.

Sé bien que East End es importante para ti, pero no tienes que arriesgarte innecesariamente, sabías que eventualmente vendría...

Supo que lo decía por su equipamiento. Selina esbozó una mueca burlona.

- No todos tenemos un arsenal de accesorios temáticos.

No la sorprendió que él contara con un dispositivo, aunque sí el hecho de que se lo prestara a ella. ¿La estaba protegiendo? Qué caballeroso por su parte. Y... también estaba la forma en que se acercó a ella para ponérselo y activarlo. Tal vez lo hiciera porque sólo él entendía cómo funcionaba aquél aparato, pero había cierta tensión en su cuerpo, cierta vacilación. ¿Nervioso? De ser así, a Selina le hubiera encantado saberlo.

Pero, si su proximidad estaba afectando a su calma, Batman no dejó que aquello se tradujera en su voz.

Ese dispositivo coordina a millones de nanites que forman una barrera alrededor tuyo, filtrando las particulas responsables de los efectos del gas del miedo mejorado, mientra este activado, serás completamente inmune a sus efectos...

- Vaya. Este juguetito debe valer millones...

Aún puedes darte la vuelta, aunque si fueras a quedarte, tu conocimiento de este sector de la ciudad sería de ayuda...

Selina esbozó una sonrisa pícara.

- ¿De veras? ¿Vas a asociarte con una criminal...?

Batman ya le había dejado clara en una ocasión que no la consideraba una delincuente al uso, pero Catwoman no podía evitar recrearse en la ironía.

- He descubierto el lugar donde estallaron los tanques... no pude acercarme mucho, aún seguía habiendo fugas. Está cerca de donde me encontraste.

La ladrona estaba convencida de que el Caballero Oscuro consideraba aquella su investigación. Aún así, estaban en el End. Si quería su ayuda, la tendría... Pero nada de darle órdenes. Ella no era Robin.

- Sígueme - ofreció, tomando el liderazgo, mientras se volvía para poder guiarlo a la sala que había descubierto.

Se permitió un sutil contoneo de caderas al avanzar, preguntándose si el hombre que la seguía sería inmune o no a su traje ajustado.

_________________

"Nueve vidas, ¿recuerdas?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   10th Septiembre 2015, 17:51

Todas las palabras que podria haberle dicho murieron en mi boca. Siempre es igual cuando se trata de ella, provocandome, tratando de jugar en los limites de mi moralidad, una excepcion a la norma, la mayoria me teme, otros me odian, pero para ella, es un juego, uno que ninguno de los dos tienen claro como ganar o como perder, ni cuyas reglas están escritas. "Criminal" es una paradoja cuando se trata de ella, porque la misma mujer que es capaz de entrar en galerias de arte y joyerias para despojarlas de sus articulos mas valiosos, ahora esta arriesgando su propia vida para salvar a una parte de Gotham que dicen todos no tiene salvación posible, la unica otra persona ademas de mi tan empeñada en que el East End podia ser algo mejor que un trozo del infierno mismo en Gotham. Trato de seguir pensando en ella, pero la mezcla de la oscuridad, de su perfume, de su forma de moverse hacen un coctel extraño, uno que me nubla la mente y me dificulta pensar, atacado como estoy por el aroma que despide, por la forma en la que deliberadamente baja el paso de a momentos, casi como obligandome a estar cerca de ella, aun aqui en las profundidades, en medio de las sombras, no deja de probar mis limites, y no se que pensar, estamos en un lugar demasiado peligroso, ¿Realmente no le preocupa lo que pueda suceder? ¿Por que pierde su tiempo en estos juegos intimos y silenciosos conmigo en vez de concentrarse en lo que hemos bajado aqui para hacer? Esta mujer me desconcierta, es uno de los pocos enigmas que nunca he sido capaz de resolver. Selina Kyle es una pregunta para la cual no tengo una respuesta.

- Cuidado...- Me acerco hasta ella antes de que cruce el umbral que da a un cruce de alcantarillas, tomo su hombro para asegurarme que se detenga aun si no me ha oido susurrar, se detiene enseguida, yo no, mi cuerpo queda suavemente sobre el de ella, pero me alejo un paso inmediatamente, a estas alturas, su aroma es lo unico que el filtro de mi mascara admite junto con el oxigeno, y es intoxicante, no me deja pnsar con claridad. Me puse a su lado y le indiqué con señas que aguzara el oido. Escuche un chapoteo en el agua podrida, estoy seguro, pero fue lejano, quizás una rata, pero el sonido fue demasiado claro aun con la distancia en cuenta. Me asomé con cuidado y observe en todas las direcciones, no habia nada, quizás solamente habia sido una alimaña y estaba queriendo creer que era algo peor, la oscuridad juega con la mente, trastoca los sentidos. Ella retomo su andar y la seguí una vez más, pero aun despues de eso no abandonaba el notorio contoneo de sus caderas, ni yo desarrollo la suficiente fuerza de voluntad para dejar de verla, siempre encuentra la forma de apelar a mis mas bajos instintos.

Seguimos moviendonos por el alcantarillado hasta que por fin alcanzamos el lugar donde los tanques yacian, y al parecer no habia nadie en el lugar. Me acerqué con lentitud, apartando con mi andar lo que seguramente fuese basura y cadaveres de ratas flotantes para poder inclinarme frente a uno de los contenedores.

- La fuga lleva mas tiempo del que pensaba...- Tome un dispositivo automatizado de mi cinturón y extraje un hisopo de uno de sus compartimientos, tomando una muestra de la recina que parecia haber dejado el agente del miedo al salir del contenedor, introduciendolo en una ranura para que el instrumento, no mucho mas grande que la palma de mi mano, transmitiera los resultados a mi computadora. Cuando acabó, lo guarde y consulté mi computadora de muñeca. -...El agente probablemente es gaseoso, pero tengo la teoria de que pudo haber tenido una forma liquida en algun momento, y que fue capaz de contaminar liquidos, pero lo que me desconcierta es la composición quimica...- Me acerqué a ella y le moestré la pantalla que se revelaba cuando corria una place de mi brazal derecho, en ella, señale uno de los ultimos números. - Es el doble del valor del compuesto que se liberó en Gotham hace un tiempo, y la formula es única a estos contenedores, jamas la habia visto antes, sin mencionar que muchos valores de la composición quimica están alterados...- Cerré la placa y la miré a los ojos, y por un momento, me costó mucho seguir hablandole de composiciones quimicas.

-...Si quisieras ser una criminal, entonces estarias haciendolo muy mal al bajar aqui junto conmigo para ayudar a personas que ni siquiera conoces...Te arriesgas, no ganas nada, y tampoco tienes ninguna clase de garantia de que no te pondre las esposas en cuanto esto acabe...- ...Llevaba pensamientos de esa clase conmigo desde que me habia dicho esas palabras hacia ya media hora, no solo me distraia con la sutileza, las cosas que decia tambien provocaban ese efecto en mi. Cuando quise darme cuenta, la palma de mi mano derecha abrazaba su mejilla con suavidad, como si la oscuridad no existiera. Todo era silencio. No se que estoy haciendo, no se que voy a decirle, no tengo idea de como reaccionar, solamente se que es gesto se siente ocrrecto, aun si no se que mas hacer al respecto. No entiendo lo que estoy sintiendo, pero ella no se resiste, nunca lo hace, me atrae hasta el punto donde no puedo evitar sentir, pero cuando sucede, tiene una forma infinitamente paciente de dejarme hacer, de dejarme explorar aquello de dejarse llevar por las emociones.

-...En verdad confio en que ese artefacto no valga nada una vez que hayamos acabado aqui, hice un relevo de la ciudad y este es el ultimo punto de donde provienen...- El inconfundible sonido del agua removiendose. Mi mano se desprende de ella, mirado a todas partes, pero nada me devuelve la mirada, otro movimiento, miro hacia abajo, la visión nocturna me lo habia imodido, pero mirando con atención, me doy cuenta que no eran cadaveres de ratas lo que apartaba mientras caminaba. - Estaban vacios, si seguimos el rastro, llegaremos adonde esta el contenedor central...- Murmuré, indicandole que se moviera lentamente hacia una alcantarilla elevada, casi sin agua. No eran ratas, eran seres humanos.

- No hagas ningún movimiento bruzco...-



¡AHHHHH!


El cuerpo se desprendio del agua casi como propulsado por una fuerza antinatural y me abrazo por el cuello, casi poniendome de rodillas por el peso muerto, mientras otros tantos cuerpos se alzaban desde el agua, deformados, de un aspecto aterrador, reminiscentes de los vampiros de las peliculas en blanco y negro, terror hecho carne, algo en las lineas de lo que podria haber buscado Crane. Los golpes en su estomago no funcionaban, gritaba, mordia mi cuello, pero el kevlar lo mantenia a raya, era solo uno, pero para cuando pude empujarlo y recomponerme, al menos una docena se habia alzado del agua. El pulso se aceleraba, necesitabamos encontrar un terreno favorable donde combatirlos, no podia ser demasiado mas resistentes que cuando eran plenamente humanos.

- ¡Necesitamos encontrar un lugar elevado! - Giró y la seguí, pero los engendros eran veloces, no podiamos tomar distancia de ellos. Arrojé granadas de humo, pero no estaban cubriendo nuestra carrera como deberian, ellos parecian poder ver a traves del humo, y aunque no eran demasiado fuertes, eran agiles, inhumanamente agiles, y pronto nos alcanzarian. Mi suerte estaba en las manos de Selina, si no encontraba un lugar con el suficiente espacio, nos aventajarian con facilidad en una alcantarilla, sencillamente se arrojarian y nos aplastarian hasta la muerte, y sin embargo, en este momento, no puedo dejar de sentir una inconmovible confianza en ella.

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selina Kyle
Gotham Sirens
Gotham Sirens
avatar

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 20/10/2014
Localización : Las azoteas de Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Catwoman
Nombre real: Selina Kyle
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   8th Enero 2016, 21:01

- Cuidado...

Selina se detuvo de inmediato ante la advertencia de Bruce. También había oído el chapoteo. Ambos se quedaron inmóviles en la oscuridad, escuchando, pero no se repitió. La mente de la ladrona trató de encontrar una explicación al sonido; un ladrillo gris desprendiéndose de la pared, desperdicios arrojados al agua, una rata especialmente grande... Tratándose de aquellas alcantarillas, cualquier cosa era posible. Selina trató de centrarse, aunque la cercanía de Batman no hiciera más que distraerla. No, definitivamente, el ruido se había extinguido.

Tras un instante de silencio, murciélago y gata reemprendieron la marcha. Ella recordaba bien el lugar donde había encontrado los tanques, de modo que lo guió hacia ellos. Batman se inclinó frente a los recipientes y sacó varios de sus juguetitos para tomar una muestra. Selina se limitó a observarlo; le gustaba verlo trabajar.

- La fuga lleva más tiempo del que pensaba...- dijo, más para sí mismo que para ella, antes de añadir -...El agente probablemente es gaseoso, pero tengo la teoría de que pudo haber tenido una forma líquida en algún momento, y que fue capaz de contaminar líquidos, pero lo que me desconcierta es la composición química...

Se aproximó a Selina, enseñándole el número que había aparecido en su "batpantalla".

- Es el doble del valor del compuesto que se liberó en Gotham hace un tiempo, y la formula es única a estos contenedores, jamas la había visto antes, sin mencionar que muchos valores de la composición química están alterados...

- Y, a efectos prácticos, eso significa... - empezó Selina, esperando que él continuara hablando y se lo aclarara un poco. Conocía cincuenta formas distintas de abrir una caja fuerte, pero la química no era su especialidad.

-...Si quisieras ser una criminal, entonces estarias haciendolo muy mal al bajar aqui junto conmigo para ayudar a personas que ni siquiera conoces...Te arriesgas, no ganas nada, y tampoco tienes ninguna clase de garantia de que no te pondre las esposas en cuanto esto acabe...

Las palabras del enmascarado la sorprendieron. No esperaba el cambio de tema, y mucho menos la caricia que lo siguió, pero no hizo ademán de moverse. El tacto de la mano enguantada era áspero, pero no le importó. El gesto era demasiado dulce como para que las circunstancias importaran...

... pero duró muy poco. Demasiado poco, al menos en opinión de Selina.

Batman rompió el contacto, mirando fijamente el agua, que les llegaba hasta las rodillas. La ladrona siguió su mirada, y la voz del murciélago habló en un ronco susurro mientras trataba de alejarlos del lugar en que estaban.

- No hagas ningún movimiento brusco...

Y le hubiera encantado obedecerlo. Pero no pudo.

- ¡AHHHHH! - chilló una voz horrible, al tiempo que un cadáver se levantaba, surgiendo de las sucias aguas y aferrándose al murciélago.

- ¿¡Qué diablos...!?

El cuerpo de Selina había reaccionado casi por instinto; dio un respingo, sobresaltada, sus músculos tensos para saltar. Aquél no había sido el único muerto que se alzaba desde el agua; lo siguieron al menos diez, incorporándose como zombies en una película de terror, apestando a miedo y podredumbre. ¿De dónde habían salido aquellas cosas? ¿Del agua? ¿De la mente enfebrecida de alguno de los dos...?

- ¡Necesitamos encontrar un lugar elevado! - gritó Batman, mientras se deshacía del abrazo de la criatura. Selina obedeció y echó a correr, todos sus sentidos encendidos con un único objetivo: supervivencia. Aquello era lo único que se le daba realmente bien, aparte de robar. Sobrevivir, como toda gata callejera que se precie...

Oía a Batman correr tras ella, como tantas otras veces: su respiración jadeante a pocos centímetros de su oído, sus pasos apresurados. Pero en aquella ocasión no la perseguía a ella, sino que era una huida conjunta a través del entramado de túneles.  Los cadáveres (si es que eran cadáveres) eran demasiado ágiles y rápidos, y Selina sabía que era cuestión de tiempo hasta que los alcanzaran a ambos... Sin embargo, no parecían muy fuertes. Si al menos tuvieran el espacio suficiente para atacar...

La ladrona deshizo el recorrido que habían hecho; recordaba un lugar elevado más allá. Se sintió casi aliviada al llegar; había temido perderse de nuevo. Pero no, allí estaba; una galería en la que unos escalones se elevaban por encima de las aguas residuales, creando una especie de isla central desde la que tendrían algún tipo de ventaja. Aferró el brazo de Batman y lo ayudó a subir por la resbaladiza tarima.

- No soporto que arruinen nuestras citas... - los labios de Selina se curvaron en una sonrisa divertida, mientras se colocaba espalda contra espalda con el Murciélago. Entonces, la ladrona flexionó sus largos dedos y activó el mecanismo oculto en su guante, extrayendo sus garras retráctiles.

Rechazó al primer cadáver andante cuando trató de subir tras el Caballero Oscuro, haciendo que volviera a las putrefactas aguas de las que había surgido, esta vez con varias marcas paralelas grabadas en el rostro. Pero detrás de él venían más. Iban a estar entretenidos un buen rato...

_________________

"Nueve vidas, ¿recuerdas?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   18th Abril 2016, 00:55

Los ojos rojizos nos miraban desde la oscuridad de la alcantarilla. Ella habia dado con esta sala central gracias a su conocimiento del bajomundo de la ciudad, yo no habria podido hacerlo, no tuve tiempo de comunicarme con la Batcave. Era extraño compartir esta situación con ella, lo habiamos hecho muy ocasionalmente, pero nunca con tanto en riesgo como ahora, podriamos morir aqui y nadie se enteraria. El chillido de uno de los monstruos me alerta, se ha lanzado y Selina lo rechaza con un zarpazo directamente al rostro.

- ¡No se si están muertos! ¡Cuida tus gol...! - Uno se abalanza sobre mi, pero logro esquivarlo justo a tiempo y empujarlo para que caiga al suelo, no hago a tiempo para un golpe que lo deje fuera de combate tengo que encargarme de chocar las cabezas de dos de ellos antes de que puedan acomodarse mejor en su ataque doble, superandolos de un paso largo para detener el golpe de otro de ellos y dejarlo de rodillas de un golpe directo al estomago. Son demasiados probablemente dos decenas o más, no puedo verlos bien en la oscuridad. Hay algo de artistico en nosotros dos: Luchando contra ellos, yo friamente calculador en cada golpe, anticipando los resultados, proyectando las futuras maniobras, golpeando con precision y poniendo mi fuerza en cada golpe, ella, feroz, repartiendo ataques a cualquiera que se le acerque, saltando y moviendose con una agilidad digna del traje felino que lleva puesto, ruedo hacia su lado y ella salta hacia el mio, cambiamos de frentes, tomo las piernas de uno para que ella pueda darle una patada que lo arroja hacia otros tres que venian, no importa la situación, cada vez que tenemos que pelear juntos, lo que comienza como dos defendiendose acaba como una unidad, como un unico ser, y creo que no soy el único que siempre nota y siempre se sorprende sin falta de como nos entendemos tan repentinamente en esta clase de circunstancias.

- Quedan pocos...- Me lanzo hacia uno de ellos, pero tarde me doy cuenta de que otro está tratando de flanquearme para poder atacar a Catwoman por la espalda. Tomo la cabeza del primero, no son tan fuertes como esperaba, pero si increiblemente ágiles, contengo un quejido de dolor cuando sus garras se clavan en mi brazo, recurro a toda mi fuerza para impulsarlo hacia adelante y patear su rodilla para que caiga al suelo, y no puedo sino dar un corto salto desde esa posición para envolver el frente del que iba a atacarla a ella en mi capa y aterrizar mi rodilla derecha en su columna con violencia, haciendolo caer de rodillas. Escucho los pasos de otro mas, quedan pocos, pero empiezo a sentirme cansado, me doy la vuelta, viene hacia mi, lanzo mi golpe directamente a su cara, no ha pensado bien su postura para lanzarme ese torpe zarpazo, pero cuando mi puño lo impacta...

...Es como si fuese un flash, un relámpago en la noche, es un instante, pero veo que su cara se torna humana, reconozco una mirada perdida, un bigote muy corto y pulcro. No, no es Alfred, no puede ser acabo de golpear...No sigo luchando, quedan pocos, no dejo de repetirme  eso, golpeo a otra de esas criaturas, luego a Dick, luego a Barbara, luego a...¡No! ¡No son ellos! ¡No puede...!




- ¿Jim? -Me detengo por completo, hay absoluto silencio en aquella oscuridad abrazadora en la que me encuentro. Noto el suelo, pero apenas, tan solo unos centimetros a mi alrededor. El cuerpo del comisionado está en el suelo, puedo ver la contusión del golpe que le acabo de ocasionar. Trato de recordar que ya casi habiamos abatido a todos los monstruos, pero no entiendo que hace James Gordon aqui, en el suelo, y como es que llegue a golpearlo en el rostro. Me acerco lentamente trastabillando, y me arrodillo a su lado, pero cuando lo toco, se deshace en cenizas que vuelan en un viento que no se de donde vino. Me pongo de pie denuevo me doy la vuelta, no me asusta la oscuridad, pero me preocupa lo que le acaba de suceder a Jim, noto los nervios subiendo por mi espalda, pero algo aún me hace sentir que no es necesariamente real, que...

- Bruce...-

...Esa voz me paraliza por completo, no la oia desde hacia al menos tres años, nunca creí que lo haria denuevo. Me doy la vuelta lentamente, como esperando no encontrarmelo, pero ahi está Jason, con su uniforme, mirandome fijamente, esos mismos ojos de resentimiento con los que siempre pensé que me miraria al dia de hoy si fuese capaz. Una luz cenital sobre él, me acerco un paso. - No puede ser...- Mi voz sale mas suave, débil. - ¿Por que? ¿Por que me dejaste morir? - Me quedé quieto en mi lugar, abriendo los ojos ante esa frase. - No te dejé morir, te dije que no era necesario, que no tenias que perseguir a Joker...yo...- Jason no dijo una palabra mas, solo miro por sobre su hombro, a la figura que ponia una mano en su hombro...

- Tiene razón, lo dejaste morir...-

...Dick se veia sobrecogedoramente pálido, y ahora que lo notaba, también lo estaba Jason ambos con sus ojos clavados en los mios. - No fue asi, no estuviste alli Richard, si hubieras estado entenderias que...- -...¿Que? ¿Que entenderia? ¿Otra de las tantisimas cosas que siempre me dijiste que necesitaba mas tiempo para comprender? Siempre fuiste asi: Un entrenamiento mas, una acrobacia al filo de la muerte mas, siempre habia que hacer algo más para impresionarte...- Lo que parecia una mano gélida atenazó mi pecho en ese momento, por primera vez, di un paso atrás. - No fue asi, tenias enorme potencial, yo solo queria...queria que...- -...Si, me lo dijiste en la Atalaya, querias que fuera tu compañero de juegos en tu juego de combatir al crimen, de creerte un héroe, pero casi muero por tu culpa, y me tuve que ir de la cueva, furioso, decepcionado, conmigo y contigo, me lastimaste en mas formas de las que podrias darte cuenta jamás, ¿Y Jason? El no tuvo tanta suerte...- Abri la boca para tratar de responderle, pero la voz del anterior Robin llegó mucho antes.

-...Yo queria impresionarte, en el fondo, estaba empezando a quererte, y ese fue mi error, correr hacia Joker sin tí pensando que de una vez iba a ganarme tu maldita aprobación, ya habias quebrado a Dick de esa manera, ¿Por que pensé que me iba a ir mucho mejor? -- ¡No fue mi culpa Jason! ¡Yo...! - -...¿Me dijiste que no lo hiciera? ¿Y que otras cosas me decias sin hablar? Me pasaba, Bruce, me pasaba la necesidad d tu aprobación, la sentia como el peso del mundo sobre mis hombros, y Dick tuvo suerte, él no tenia que superar el legado de nadie, él no era el reemplazo de segunda de nadie...-- ¡No eras un reemplazo de Dick! - El chico rió sarcasticamente, ambos dieron un paso hacia mi, yo retrocedi otro mas.

- ¿No? ¿Y entonces por que Robin? ¿Por que el mismo uniforme, mismo entrenamiento, mismos métodos, mismas expectativas? -- Yo queria que fueras el mejor, que pudieras...--...ser Dick, y no te resulto, y acabe muerto por querer cumplir con tantas expectativas, ¿Y todo por que? Porque no podias ir y hablarle a él para que regresara, tu orgullo te lo impedia, tu orgullo te impidió decirme un cumplido a tiempo, tu orgullo me hizo caer en el contenedor de quimicos, me mató...- Un paso mas, otro paso atrás, noto el borde de la tarima en la que estoy.

- Sabes...sabes que no fue eso...no pretendia...-

-...¿O será que no tuviste la fuerza?-

...Dos figuras mas se suman a las anteriores. No, ellos no...

- Nunca habias sido un chico muy resuelto de todos modos, Bruce...- También pálidos, pero no eran como los anteriores, podia ver las entradas de bala en el cuello y en el pecho aun sangraban una sustancia renegrida. - Mamá...-- No discutas con ella, además siempre pensé lo mismo, me preocupaba que no fueras decidido, que siempre fueras tan débil...-- Siempre me dijeron que era fuerte, que era una buena persona...que tenia que seguir...--...¿Que ibamos a decirte? ¿Que no tenias la personalidad para afrontar nada en esta vida? No podiamos hacerlo, aun tenias posibilidad de superarte...-- Pero nunca sucedió...- Sabia lo que diria, no queria escucharlo, pero tampoco podia evitarlo, no quedaba mas suelo adonde huir...- Solo nos dejaste morir, alli en el frio, no hiciste nada mas que abrazarte a mi esconderte...-- No podria haber hecho nada, mamá, yo...-- Podrias haberte zafado, haber luchado...- Afirmó Thomas.

- ¡Habria muerto! -

- Y nosotros estariamos vivos...-

Me llevé las manos a los lados de la máscara, cayendo de rodillas. Era demasiado, no podia tenerlos a todos ellos culpandome de estas cosas diciendome a la cara estas...verdades. En el fondo, lo sentia, lo sentia de verdad, me ocultaba detrás de argumentos que hacia para justificarme, pero lo sabia, sabia en el fondo de mi que habia decepcionado a Richard, matado a Jason y que no habia hecho nada para salvar a mis padres de las garras de la muerte. No puedo casi pensar, solamente noto como las lágrimas ruedan por mi máscara, elevo la mirada me miran me juzgan, pasan sentencia. Los miro, no con fuerza, sino con arrepentimiento.

- Quise salvarlos...quise...quise que todo saliera bien, que estuvieran bien, pero...-- Nos fallaste...-- Si...pero no queria...- Estaba respirando agitado, no podia resistirlo, estaba empezando a sentir miedo mezclado entre la angustia.

- No nunca quisiste, nunca quieres esto...¿Verdad? -

Me arrojo al suelo, hacia mi derecha, tengo la rueda de la silla casi pisandome la capa.- Bárbara...-- Dejame adivinar, ¿"Lo siento"? ¿"No llegue a tiempo"? ¿Cuantas veces vas a decirle eso a las personas? -- No podriamos haberlo logrado, no a tiempo para salvarte...- Barbara entornó la mirada, y la silla se movio hacia mi mientras me arrstraba hacia atras, estaba tan pálida como el resto.- Podrias habertelo imaginado despues de todos esos años de frustrarle los planes, era obvio que Joker haria eso, pero no, siempre es sobre ti, sobre tu cruzada, no te fijas en los demás...-- ¡Elegiste esta vida Barbara! -- Elegi acompañarte en tu cruzada, no quedarme lisiada...-La silla vuelve a avanzar, trastabillo y resbalo en mi intento de alejarme, estoy en el suelo, ya no hay mas resistencia, solo querio irme, pero no hay salida.



- Me mataste con tus expectativas..-

- Me lastimaste con tu egoismo...-

- Nos perdiste por tu impotencia...-

- Me arruinaste la vida con tus errores...-



Todos avanzaban hacia mi, repitiendo aquellas palabras al unisono, no podia decir mas solo retrocedia, indefenso ante el peso de mis errores, ante todo el dolor que habia causado, ante las desgracias que habia hecho caer sobre las personas mas importantes para mi. Tenian razón, tenia toda la culpa. Caí al agua oscura desde el borde de la tarima, solo trataba de gritarles que lo sentia, que no queria hacerles daño, que en el fondo, no podia vivir con la culpa, pero que si no seguia adelante todos sus sacrificios habrian sido en vano, y todos esos errores no podrian ser corregidos...



...Pero no puedo hablar, tengo agua en mi nariz, en mi boca, quizás si sea mi fin, quizás al menos pueda darles esa satisfacción...

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selina Kyle
Gotham Sirens
Gotham Sirens
avatar

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 20/10/2014
Localización : Las azoteas de Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Catwoman
Nombre real: Selina Kyle
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   19th Abril 2016, 19:15

- ¡No se si están muertos! ¡Cuida tus gol...! - gritó Batman, antes de interrumpirse bruscamente.

- ¿Te parece el momento de ser considerado? - replicó Selina. Sabía que el Murciélago no mataba, pero aquellas cosas ni siquiera parecían humanos... y si no los quitaban de en medio, serían ellos los que terminarían muertos.

Pero no tenía tiempo de hacérselo comprender. Ni él parecía estar por la labor de escucharla, rodeado como estaba de enemigos. La "charla" tendría que esperar.

Selina había visto al Murciélago en acción antes. Alguna vez se había detenido a observarlo, encaramada sobre la cornisa de algún edificio, siguiendo sus movimientos con fascinación. Catwoman había aprendido a luchar con Black Cat, pero en su forma de combatir había incorporado las lecciones aprendidas en las calles del East End. Sus gestos se basaban en la velocidad, en las fintas, en evitar al contrario una y otra vez hasta que se cansaba.

Batman... Él era artes marciales en estado puro. Economía en sus golpes, precisión, certeza. Parecía saber de dónde vendrían los ataques, incluso antes de que estos se produjeran. Selina no podía menos que admirarlo. Y se sorprendió a sí misma adaptándose a él; ella, que siempre trabajaba sola, moviéndose al mismo compás, golpeando a las criaturas que él sostenía, atacando sin piedad a los que se le acercaban por la espalda. ¿Por qué siempre parecían trabajar tan bien juntos? ¿Por qué era incluso mejor luchar con él que contra él?

- Quedan pocos... - dijo él. Catwoman creyó oír la fatiga en su voz.

Ella misma empezaba a agotarse. ¿Cuánto rato llevaban combatiendo sobre aquel suelo resbaladizo, acosados desde todos los frentes? Ella cometió el primer error, dejando un flanco desprotegido. Pero Batman ya estaba allí, cubriéndola, como si ella fuera una compañera tan digna como Batgirl, o Robin.

Como si ella fuera uno de los suyos.

Una de las criaturas aprovechó la momentánea distracción de Selina para atacarla, logrando morderla en el antebrazo. El dolor la hizo sisear, furiosa. ¿Cuándo se iba a terminar aquello...?

- ¿Jim?

La voz del Murciélago sonó extraña. Catwoman trató de volverse, pero su encarnizado rival se lo impidió. Llena de rabia, la ladrona empleó un ágil salto para arrojarlo contra el suelo, dando un zarpazo tras otro cuando lo tuvo inmovilizado bajo su peso, hasta que dejó de moverse.

En aquel momento, un movimiento al final del túnel llamó la atención de la mujer.

- Batman... vienen más... - murmuró, pero no obtuvo ninguna respuesta. - ¿Batman? - repitió, volviéndose.

Él se alejaba, corredor abajo, y había algo extraño en sus movimientos, como si lo dominara la duda...

... o... ¿el miedo?

- No puede ser...- musitó.

- ¡¡¡Batman!!!

Fuera lo que fuera lo que le ocurría, la voz de Selina no lograba alcanzarlo. Parecía hablar para sí, o tal vez para las sombras que lo rodeaban, sombras que Catwoman no alcanzaba a ver. La ladrona jadeó y calculó la distancia que ahora los separaba. Las criaturas llegarían antes.

- Maldita sea...

- ¡No fue mi culpa Jason! ¡Yo...! -

Selina desenrolló el látigo que llevaba a la cintura. Apenas tenía sitio para moverse, pero era su única opción contra cuatro enemigos a la vez. Una gota de sudor resbaló desde su frente, descendiendo por su nariz y desapareciendo bajo el filtro. El ambiente era tan húmedo, y estaba tan cargado...

El filtro, comprendió. El gas de Crane. En aquel lugar todavía estaba presente el maldito gas de Crane.

Agitó furiosa el látigo, alcanzando al primero de los cuatro, arrojándolo contra la pared. El segundo trató de evitar el siguiente golpe, resbalando en la tarima y golpeándose la cabeza contra el bordillo. Selina sintió una suerte de maligna satisfacción al oír el crujido.

- ¡Habría muerto! - a su espalda, la voz de Batman sonó desgarrada, rota por un miedo y un dolor que Catwoman no había escuchado nunca antes. La ladrona lo oyó caer de rodillas, lo oyó musitar. Tenía que llegar hasta él, tenía que ayudarlo...

Apretó los dientes y arremetió contra los dos que quedaban. Atrajo a uno con el látigo, para luego terminar el trabajo con un fuerte rodillazo en la mandíbula. El otro emitió una serie de cortos chillidos, y después huyó, de regreso a la segura oscuridad del túnel.

Y entonces, Selina oyó a Batman caer al agua con un pesado chapoteo.

Ni siquiera lo pensó. Su cuerpo respondió solo, haciendo oídos sordos al agotamiento, al dolor. Catwoman corrió y se adentró en la corriente, tras él.

El peso de la capa mojada lo arrastraba hacia abajo. La ladrona tensó la mandíbula, resoplando por el esfuerzo. Finalmente, logró arrastrarlo de regreso a la orilla. Estaba completamente pálido, había tragado mucha agua, y tenía el traje cubierto de sangre. Ni siquiera sabía si era suya.

Y algo más le estaba ocurriendo. Gemía y se debatía, perturbado por fantasmas que Selina no podía ver. Apenas respiraba, y lo hacía en jadeos entrecortados. No reaccionó a sus llamadas, ni siquiera cuando, agotadas sus ideas, lo abofeteó.

No sirvió de nada. Parecía perdido en un ataque de pánico, y aquello sólo podía habérselo causado el gas de Crane. Selina se llevó las manos al rostro. El filtro... Se lo había dado a ella, para protegerla, y ahora pagaba las consecuencias. ¿Por qué? ¿Para qué la ayudaba? Sólo conseguía ponerse en peligro a sí mismo... Él, que siempre tenía un plan. ¿De veras era tan estúpido?

O tal vez... tal vez sí tenía un plan.

Tal vez confiaba en ella.

"...Si quisieras ser una criminal, entonces estarías haciéndolo muy mal al bajar aquí junto conmigo para ayudar a personas que ni siquiera conoces...Te arriesgas, no ganas nada, y tampoco tienes ninguna clase de garantía de que no te pondré las esposas en cuanto esto acabe..."

Maldito fuera, él y su creencia de que había algo en ella que valía la pena salvar.

Selina se arrancó el filtro del rostro y trató de ponerlo sobre el de él. Batman se debatió, aún preso por las pesadillas, con una fuerza inusitada en alguien que había estado al borde de la muerte, golpeándola en el rostro. La ladrona musitó una blasfemia, pasándose el dorso del guante por los labios, y reanudando el forcejeo.

- Déjame ayudarte, maldita sea. - espetó, tratando de inmovilizarlo con su cuerpo.

El filtro resbaló sobre el rostro de Batman. La máscara se había movido, impidiendo que encajara. Selina dudó un instante, sólo un instante. El secreto, o su vida.

La decisión le pertenecía a ella. De modo que la tomó.

No sabía qué había esperado encontrar tras la capucha. Sus dedos habían temblado, incluso habiendo tomado la resolución, haciéndose eco de lo dividida que se sentía. El misterio siempre había rodeado a aquel hombre, a quien sentía conocer tan bien, y de quien nada sabía en realidad.

Ella lo llamaba Batman. Él la llamaba Selina.

Y, de todos los rostros que podían haberse ocultado tras el Murciélago, aquél era el más inesperado de todos.

- Bruce Wayne... - susurró Catwoman, mientras la mascarilla se ajustaba, finalmente, empezando a filtrar el gas.


---

Apartamento de Selina Kyle.
East End, Gotham.


Le había costado llevarlo hasta allí. Había tenido que dejar la pesada capa atrás, oculta en un boquete de las alcantarillas, para poder cargar con su peso hasta el ático en que vivía. Por suerte para ambos, el East End estaba desierto a aquella hora, y más desde la liberación del gas. Nadie la vio recorrer las dos calles que los separaban de su apartamento con el millonario a cuestas.

Lo dejó sobre su cama, comprobándole el pulso por enésima vez. Al cabo de unos minutos con el filtro, se había quedado completamente inmóvil, aunque no había recuperado el conocimiento. Selina se preguntaba si estaba herido; las alcantarillas no habían sido el mejor lugar para comprobarlo. Pensó en llamar a Holly, pedirle que fuera en busca de Leslie, pero eran demasiadas personas, demasiada gente que podía descubrir su secreto. Él no lo apreciaría.

Aunque, si su vida volvía a estar en juego, Catwoman sabía que lo haría de nuevo.

Tras dejarlo en la cama, Selina se quitó la capucha y las gafas de visión térmica, arrojándolas descuidadamente sobre el sofá. Tenía el botiquín en la cocina y, afortunadamente, estaba bien equipado. Ella misma no podía permitirse acudir con mucha frecuencia al hospital, de modo que lo había provisto bien de vendas, hilo y agujas de sutura, tintura de yodo, alcohol, agua oxigenada, nitrato de plata y mil otras cosas. Tal vez nada que ver con la enfermería que debía de haber en casa de los Wayne, pero tendría que valer.

Bruce Wayne... de todas las personas. Por un momento, había temido que el gas de Crane también hubiera hecho mella en ella, confundiendo su mente. Pero no, el millonario seguía en su apartamento, inconsciente. El tipo que estrenaba coche y novia cada semana, el mismo que donaba alegremente su dinero a la beneficiencia, el que siempre tenía una frase ingeniosa que decir en las entrevistas de la Gotham Gazzette...

¿Aquél era? ¿Era el mismo hombre que había entregado a Gotham todas las noches de su vida?

Justo cuando sus dedos alcanzaron el botiquín, Selina oyó un ruido tras ella, y su cuerpo se tensó ligeramente.

Acababa de despertarse.

_________________

"Nueve vidas, ¿recuerdas?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   21st Abril 2016, 02:51

Alcantarillas del East End.


Sus pasos apenas chapotean en el rastro de agua putrefacta. No le preocupa estar descalza, se entrenó toda su vida para ir de esa forma. Las ratas se apartan, lo huelen en el aire a su alrededor acercarse a ella, siquiera morderla, podria significar una muerte lenta y horrible. Ella se asoma por el tunel que ahora ha devenido en servicio para que puedan bajar los técnicos de la Compañia de Agua de Gotham y medir la calidad del agua en las alcantarillas y su composición. Tienen suerte de no haberlo esta noche, ella necesitaba este lugar para poder observar lo que sucedia justo abajo, en la tarima de piedra. Se lleva una mano al comunicador cuando Batman cae al agua y Catwoman se arroja detrás suyo.


- Acaban de arrojarse al agua, ¿Deberia seguirlos? - La lengua bifida relame sus labios un momentos y se mueve suavemente antes de volver a entrar en su boca sus ojos resplandecen en medio de la oscuridad. - No, está bien asi, dame un informe de inmediato...- La odia, odia a esa mujer, todos los que tratan con ella lo hacen, pero está obligada a cumplir, ni siquiera estaria en esta alcantarilla de no ser porque aceptó este trabajo. - El quimico fue un éxito, Batman quedó completamente incapacitado, se arrastraba como un niño indefenso, estuvo al menos cinco minutos asi, pero si hubiera estado solo, habria muerto ahogado en medio brazo de profundidad...- Sonrie cuando dice eso, por un lado, la idea de que sea esa toxina la que lo logra derrotar de esa forma le revuelve por dentro, quisiera que fuera su veneno el que estuviera haciendo ese trabajo. - La aplicación fue cuando le clavaron sus garras, fue seguramente algo de sangre impregnada en la garra...-- O sea que funciona cuando se aplica de forma liquida...como...- La lengua bifida vuelve a salir. - Un veneno...- La sola idea le emociona, hay un cierto componente de revancha personal contra el encapotado de su propia dimensión pudiendo hacer esta prueba en este. - ¿Tienes la muestra? - La mujer rebusca y toma el vial con la sustancia iridiscente, sonriendo con una perfida satisfacción.

- Aqui esta, la tendrás en tus manos pronto...-- Por tu bien, espero que asi sea...- La comunicación se corta y Copperhead guarda denuevo el vial en su ropa, girandose y abandonando paso a paso aquel lugar, tiene que regresar, pero se lo tomará con toda la calma que pueda, no quiere ver tan pronto a esa persona, y sin embargo, quiere saber que hay detrás de todo este pequeño juego que han jugado esta noche.

--------------------------------------------------------------


Apartamento de Selina Kyle.


Todo es oscuridad. Estaban casi sobre mi, con sus miradas acusadoras y sus palabras que me herian como dagas afiladas, pero repentinamente un sonido caotico, como el canto de una sirena fúrica, los obligo a dispersarse, y pude quedarme solo denuevo en la oscuridad, la misma en la que ahora habia vagado durante lo que sentí como horas. De cuando en cuando, siento una sensación calida en mis brazos, pero por lo demás, no me muevo, no creo que pueda volver a hacerlo. Quizás mori, ahogado en la oscuridad acuosa en la que habia caido para escaparme de todas las personas a las que habia decepcionado, herido y dejado morir. Es mejor, realmente es mejor si me voy asi, les daré alguna satisfacción de las que no pudes darle en vida. Pero...si tuviera la oportunidad de estar vivo denuevo...

...Tos, una convulsión, abro los ojos repentinamente, escuecen, todo mi cuerpo me duele, apenas me percato de lo suave y mullido de lo que me sostiene, tengo agua en mi nariz  y en mi sistema respiratorio, mi instinto se dispara, giro como puedo en la cama y caigo por el borde, sosteniendome en mis cuatro miembros mientras toso violentamente y escupo el agua que tenia dentro, una imagen patética, pero tengo una oportunidad de seguir vivo que nunca imaginé que tendria. Todo comienza a cobrar sentido. Ellos habian sido una alucinación, no habia forma de que fuesen reales, puede que guarden algun resentimiento de las cosas que vivimos, pero nunca me las dirian de esa forma. Jason esta muerto y nunca regresará, lo mismo mis padres, su presencia alli los delata, tendria que haber delatado todo aquello, pero no lo hizo. ¿Intoxicación? ¿Hipnosis? No, la primera es la hipotesis mas apropiada, considerando que en las alcantarillas...las garras de aquella criatura que me alcanzó  cuando trate de ayudar a Selina. ¿Pero donde...?

Miro a mi lado, ella tiene un botiquien en la mano, sus ojos me devuelven una mirada que no posee picardia alguna, no es la que acostumbra darme, esta cruzada completamente por genuina sorpresa. Me pongo de pie lentamente, ahora que recupero plenamente la consciencia, me doy cuenta de cuanto me duele el cuerpo, no habia sido ninguna oscuridad acuosa, habia sido agua verdadera. Camino trastabillando alrededor de la cama y pongo una mano en el marco de la puerta, estamos en su apartamento, lo reconozco.

- Selina...- Cuando la miro, me quedo petrificado: Desde el espejo del baño, Bruce Wayne me devuelve la mirada. No hay ninguna máscara cubriendo mi rostro. Ella...- No queria que fuera de esta manera...- Confesé, suspirando. Habia atado los cabos de como es que estaba en esta situación, de seguro la m;ascara se quedó en el camino, es solo que me hubiera gustado tener algún control de las circunstancias en que le revelaria mi identidad, si es que alguna vez se daba la situación como para ello. Me di la vuelta y caminé denuevo hasta la cama, al parecer mi capa fue otra victima involuntaria de nuestro viaje. Me senté en el borde, entrelazando los dedos de mis manos y mirandola fijamente, estoy tenso, puedo notarlo.

- Debes tener muchas preguntas, y otras tantas cosas que decir...- El rostro es el del millonario, pero no finjo ser alguien que no soy, soy todo lo serio al respecto de esto que seria con la máscara puesta. Ya regresaré a las alcantarillas a recuperar lo que queda de la toxina, esta noche parece que estaré ocupado dando explicaciones.

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selina Kyle
Gotham Sirens
Gotham Sirens
avatar

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 20/10/2014
Localización : Las azoteas de Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Catwoman
Nombre real: Selina Kyle
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   25th Abril 2016, 17:32

Selina tuvo que reconocerle la sangre fría.

Hubo un instante de sorpresa, sin duda; congeló por un instante sus rasgos, convirtiéndolos, tras el primer momento, en una máscara impenetrable. Y se adaptó. Más rápido de lo que ella había esperado, teniendo en cuenta la gravedad de la situación. ¿No era aquél el secreto que Batman había intentado proteger a toda costa? ¿No era lo que cualquier villano en aquella ciudad ansiaría descubrir?

Pingüino hubiera pagado millones de dólares por saberlo. Máscara Negra hubiera enviado a decenas de matones a sueldo para arrancárselo. A Ivy le hubiera encantado hacer que lo confesara, de rodillas, tartamudeante, intoxicado de feromonas. Crane se lo hubiera sacado a sus fantasmas, al terror de un niño abandonado a su suerte de la noche a la mañana. Y Joker... Selina no sabía, ni quería imaginar, qué hubiera hecho Joker para obtener aquel secreto. Tal vez no hubiera hecho nada. Tal vez el Payaso del Crimen disfrutaba tanto de un buen misterio como de una buena sorpresa.

Y allí estaba ella; Catwoman. Ladrona. Ni de lejos el elemento más peligroso de aquella ciudad. Pero ella había entrado en la fortaleza mejor guardada de Gotham, y robado su secreto.

¿No estaba asustado?

- No queria que fuera de esta manera... - dijo.

Sus palabras la sorprendieron. ¿De esta manera? ¿Es que había pensado en una manera? ¿Quería que ella lo supiera?

No, aquello no tenía ningún sentido.

- Debes tener muchas preguntas, y otras tantas cosas que decir...

La voz de Bruce Wayne sonaba distinta a la del millonario que ella conocía. Demasiado seria y controlada para el playboy que aparentaba ser; demasiado humana comparada con el tono duro, grave y sombrío del Murciélago. Igual que la persona que tenía delante, la voz parecía encontrarse exactamente a medio camino entre ambos; el hombre y el justiciero.

- Menos preguntas de las que esperaba - respondió Selina, despacio.

Él se había apoyado en el marco de la puerta del dormitorio. Ella pasó por su lado con el botiquín.

Sí, menos de las que esperaba. Habían sido un centenar al retirar la máscara, pero había tenido un buen rato para pensar. Selina conocía el cuento de miedo más popular de Gotham: el asesinato de los Wayne. Todos los medios se habían hecho eco de la noticia. Aquella noche había significado un antes y un después para el niño que heredaría la mayor fortuna de la ciudad. Selina siempre se había preguntado cómo alguien que ve morir a sus padres ante sus propios ojos crece para convertirse en un millonario confiado, encantador y superficial.

Ese millonario no existía. Ahora lo entendía. La muerte de Thomas y Martha Wayne había generado algo más que el interés de su hijo por la beneficiencia y la caridad. Había despertado sed de justicia. Y de... ¿venganza?.

No, no era suficiente. Ni siquiera aquello podía explicar completamente a Batman.

Selina se sentó en la esquina de la cama, dejando el botiquín a su lado, y alzando la mirada hacia él.

- ¿Estás herido? - preguntó.

Paso por paso. Pregunta por pregunta. La primera era, en apariencia, inocente y sencilla de responder.

Tal vez luego la siguieran las demás.

_________________

"Nueve vidas, ¿recuerdas?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
110BruceWayne
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 672
Fecha de inscripción : 30/08/2014
Edad : 38
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Batman
Nombre real: Bruce Wayne
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   24th Mayo 2016, 09:19

- Esperaba otra clase de pregunta…- Acoté cuando se dirigió a mi tras sentarse en la cama. Me di la vuelta para mirarla bajo la luz de la luna, pero hacia bien en preguntar, la herida en mi brazo aun ardia con lo que se sentía y veía como un sarpullido alérgico. Me acerqué hasta que pudo verlo bajo la luz de la luna. - Es alérgico, ronchas, no son graves, la herida es profunda, arde, duele si muevo demasiado el brazo, pero lo más preocupante son las implicaciones…- Acababan de atacarme criaturas que no tenían razón de existir, pero eso no era lo peor, sino la nueva cepa concentrada de la sustancia que Crane había utilizado, una capaz de hacerme ver cosas horribles, el primer veneno del miedo verdaderamente capaz de inutilizarme por completo. - No sé que tan fuerte fue la alucinación, solamente tengo recuerdos fragmentados, pero fue grave, recuerdo haber caído al suelo…-…y recuerdo sus dedos acusadores, sus rostros del pasado y el presente, las culpas que cargaban sobre mi tan certeramente, tan justificadamente, y como por un momento, por un solo instante, había querido darles el gusto de morir a aquellos fantasmas que solamente habitaban en mi mente atribulada. - Tengo que asegurarme de que…¡Agh! – Miré de nuevo, la herida estaba comenzando a sangrar, ¿Un agente coagulante? No, seria demasiado, incluso para Crane, él no busca matar de inmediato, quiere el temor de sus víctimas, genuino terror para alimentar su psiquis trastornada. Levanté como pude mi brazo ensangrentado y abrí el brazal de metal para tratar de hacer funcionar la computadora de muñeca, éxito, tengo que agradecerle la diligencia en sus diseños a Lucius.

- Robin… ¿Dónde te encuentras? - - En un terreno baldío, Jefe, no te imaginarias lo que me acabo de encontrar, hay una carpa vieja y muy grande montada en medio del lugar y hay dos decenas de personas desnutridas que no dejan de murmurar algo de que necesitan escapar del circo, las victimas residuales de Crane no dejan de aparecer, pero está todo bajo control, salvo sus mentes…¡Oh! Dime, ¿Qué necesitabas? - - Necesito que vayas a la última dirección que indicó mi traje, sella la entrada a la alcantarilla de esa ubicación y las cercanas en la manzana, luego pasaremos a extraer lo que encontré allí abajo…- - Claro, ¿Estás bien? Me preocupo cuando te pones todo “Hoy no necesito una Robin” – - Estoy bien, no sé cuando regrese, estoy investigando las implicaciones de lo que hay en las alcantarillas, es lo que sospechábamos, pero concentrado, no bajes allí sin mi…-- Entendido, asique Crane estuvo cocinando mas de ese jugo del miedo suyo… ¡Robin fuera! – Cerré la placa de metal que cubria la computadora, a estas alturas era indistinto que ella oyera la voz de Caroline por los altavoces integrados, conociendo mi identidad, no es muy difícil deducir que hace ella por las noches.

Me di la vuelta para mirarla, y por fin me acerqué a la cama y me senté pesadamente, había sido demasiado estrés físico para mi cuerpo, pero mi mente no estaba en esa clase de detalles. - Ella estará a tiempo, pero no descarto tener que remover el material durante el dia, es demasiado peligroso como para esperar a la siguiente noche, amenaza a toda la ciudad, especialmente al East End…- La miré cuando noté que sus manos se acercaban a mi brazo y no pude contener un leve quejido cuando comenzó a revisar la herida. - Tiene un principio anticoagulante, pero está licuado por la baja densidad que contenían las garras de la criatura que me hirió…- Y sin embargo, parecía estar mucho más concentrada en ayudar con mi herida que en lo que le decía, compartiendo esa molesta característica con Alfred, otro que siempre me desoía cuando trataba de comentarle algún dato importante. - El cuerpo me duele, muscular, probablemente la exposición prolongada al agua fría y calambres inducidos por la sustancia, pero no es grave, si descanso unos momentos podré llamar al Batmobile y estar de regreso en mi casa…-…aunque algo me dice que no voy a poder hacer eso pronto, no la veo dispuesta a dejarme ir, no sin hacerme varias preguntas de rigor, de ahí que me extrañase tanto su elección para la primera de todas ellas. - No veo a tus gatos, he llegado a contar unos tres, pero varían en número…-… y no deseo explicar la relevancia estratégica de conocer ese dato, tengo suficientes problemas con que Caroline me diga que soy, como lo define ella, “Creepy”.

- Gracias…- Recién ahora había reunido la calma para poder decírselo. -…sin tu ayuda, nunca habría podido escapar, habría muerto ahogado o peor…¿Qué te motivó a hacerlo? No puede haber sido asegurarte de que seguiría persiguiéndote…- Ya habíamos tenido una conversación breve acerca de sus motivaciones, no había durado mucho y no había dado ningún resultado. - Y no, salvo por lo que estas tratando, no estoy herido, estoy bien, solamente algo confuso por las cosas que vi y el efecto residual del compuesto, la concentración es muy alta, pero se me pasará…- Reposé mi mirada en la suya, y la entorné lentamente, pensativo, no estaba haciendo un verdadero aporte a construir una conversación productiva.

- Las publicaciones en las revistas del corazón son mentiras construidas por mi viejo amigo, el mayordomo que siempre está cerca mío, los deportivos de lujo se venden a través de intermediarios para usar ese dinero en la compra de nuevos deportivos que den apariencia de dilapidación errática y caprichosa…- Supongo que es tan buen tema como cualquier otro.- Y no he hablado cara a cara con las modelos del último número de “Playboy”, pero son muy serviciales por la suma de dinero adecuada, y están dispuestas a mentir bajo la creencia de que oculto algún problema físico intimo…- Hay cosas de este mundo que no puedo cambiar, y la forma en la que piensan algunas personas es una de ellas. - Las fiestas que daba eran genuinamente para la caridad, y solo he dado una desde Omega porque estoy demasiado ocupado con la espiral de criminalidad luego de aquel fenómeno…- Suspiré.

- Robin cree que eres misteriosa y admira tu forma provocativa de comportarte, tu agilidad y tu astucia, he intentado hacerle entender que está tomando como modelo a una ladrona, pero no hay caso…- Terminé, fijándome en sus iris detenidamente, la luna acariciaba su rostro muy gentilmente, en un juego de luz plateada y oscuridad diáfana único. Se ve hermosa, casi irreal.

_________________
"Todos los hombres tienen limites. Los aprenden y aprenden a no excederlos. Yo ignoro los mios"



Quien Soy / Como Llegue Aqui / Como me veo

- Batlamida -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selina Kyle
Gotham Sirens
Gotham Sirens
avatar

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 20/10/2014
Localización : Las azoteas de Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Catwoman
Nombre real: Selina Kyle
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   11th Octubre 2016, 18:33

- Esperaba otra clase de pregunta…- dijo. Parecía sorprendido.- Es alérgico, ronchas, no son graves, la herida es profunda, arde, duele si muevo demasiado el brazo, pero lo más preocupante son las implicaciones…

Selina esbozó una mueca de pura frustración. Aquella herida le dolía con sólo mirarla, pero a él le preocupaban las implicaciones.

- ¿Qué implicaciones? - preguntó, mientras distribuía los contenidos del botiquín a un lado de la cama. Había hecho aquello cientos de veces, con el objetivo de atenderse a sí misma. Había algo de reconfortante en lo mecánico del proceso.

- No sé que tan fuerte fue la alucinación, solamente tengo recuerdos fragmentados, pero fue grave, recuerdo haber caído al suelo…- Selina asintió débilmente; ella también lo recordaba. Entonces, pudo ver cómo él cambiaba de expresión, como si algo más atribulara su mente - Tengo que asegurarme de que…¡Agh!

La repentina exclamación de dolor hubiera hecho que cualquier gato saltara de la cama y se detuviera a unos pasos, mirando hacia atrás, hacia el humano que había gritado, no sin cierta reprobación. La reacción de Selina había sido similar a la de cualquier felino; su cabeza se había alzado súbitamente y sus ojos verdes se clavaban ahora en Bruce, pero su lenguaje corporal hablaba de aproximarse a él, no de apartarse. Y había preocupación en su mirada.

- Estás sangrando - obvio. Cualquiera pensaría que no tenía ninguna necesidad de recalcar algo así. Pero lo hizo, porque era evidente que una herida abierta no ocupaba ni siquiera el segundo puesto en la lista de prioridades de Batman.

- Robin… ¿Dónde te encuentras? -

Selina frunció levemente el ceño.

- En un terreno baldío, Jefe, no te imaginarias lo que me acabo de encontrar, hay una carpa vieja y muy grande montada en medio del lugar y hay dos decenas de personas desnutridas que no dejan de murmurar algo de que necesitan escapar del circo, las victimas residuales de Crane no dejan de aparecer, pero está todo bajo control, salvo sus mentes…¡Oh! Dime, ¿Qué necesitabas? -

- Batman... - empezó ella.

- Necesito que vayas a la última dirección que indicó mi traje, sella la entrada a la alcantarilla de esa ubicación y las cercanas en la manzana, luego pasaremos a extraer lo que encontré allí abajo…-

- Claro, ¿Estás bien? Me preocupo cuando te pones todo “Hoy no necesito una Robin” –

- Batman.

- Estoy bien, no sé cuando regrese, estoy investigando las implicaciones de lo que hay en las alcantarillas, es lo que sospechábamos, pero concentrado, no bajes allí sin mi…-

- ¡Bruce!

- Entendido, asi que Crane estuvo cocinando mas de ese jugo del miedo suyo… ¡Robin fuera! –

Al fin, él se volvió. Si fue por haberlo conjurado al llamarlo por su verdadero nombre, o si simplemente se debía a que había terminado de hablar con Robin, Selina no podía saberlo.

- Estás sangrando. - volvió a repetir, recalcando cada sílaba, como si tratara de derribar con un ariete el muro de tozudez y heroísmo con el que se empeñaba en revestirse.

Bruce. Había usado su nombre por primera vez. Había sido... extraño. Y personal. A ella nunca le había gustado llamarlo "Batman"; al fin y al cabo, él nunca la llamaba Catwoman. Se había acostumbrado a oírlo decir "Selina" con aquella voz profunda y firme que hacía que se le erizara el cabello de la nuca. Cuando la llamaba por su nombre, el Murciélago se saltaba la máscara. Con una simple palabra, él veía más allá de su traje; desnudándola en el sentido más metafórico de la palabra. Siempre le había parecido algo injusto que ella no pudiera hacer lo mismo. Que no tuviera un nombre para él.

Al fin, él tomó asiento en la cama. Respiraba superficialmente a causa del dolor; Selina se dio cuenta de inmediato, y se preguntó si él era consciente de ello. La mente de Bruce Wayne parecía estar en otra parte; probablemente, decidiendo cómo salvar Gotham desde su apartamento. La ladrona reprimió un suspiro, y decidió que podía ser peor. Al menos no se había vuelto a poner el traje, ni había tratado de salir por la ventana...

Todavía.

- Deja que te limpie eso. - se oyó decir. Las palabras no eran más que una formalidad; hacía varios segundos que había iniciado el acto que describían. Fue lo más cuidadosa que pudo; mucho más cuidadosa que cuando se atendía a sí misma.

- Ella estará a tiempo, pero no descarto tener que remover el material durante el dia, es demasiado peligroso como para esperar a la siguiente noche, amenaza a toda la ciudad, especialmente al East End…- emitió un leve quejido de dolor - Tiene un principio anticoagulante, pero está licuado por la baja densidad que contenían las garras de la criatura que me hirió…

No le prestó apenas atención. Ella era una mujer práctica. ¿Qué importaba el principio anticoagulante? La cuestión era que tenía una herida abierta, que había que limpiar y, probablemente, coser. Lo hubiera llevado al hospital, pero no podía imaginar la excusa de Bruce Wayne para tener una herida así. ¿Un partido de polo particularmente intenso? ¿Un pequeño accidente con una botella de champán? Selina resistió el impulso de poner los ojos en blanco al imaginarlo.

- El cuerpo me duele, muscular, probablemente la exposición prolongada al agua fría y calambres inducidos por la sustancia, pero no es grave, si descanso unos momentos podré llamar al Batmobile y estar de regreso en mi casa…

- Como sin duda sabe, señor Wayne, en muchas culturas eso se consideraría un insulto a la hospitalidad.

- No veo a tus gatos, he llegado a contar unos tres, pero varían en número…

Aquellas palabras la hicieron arquear una ceja, divertida.

- ¿Tres incluyéndome, o sin contarme a mí? – preguntó, aunque no podía dejar de parecerle… interesante que él conociera aquel dato - Uno de ellos está bajo la cama, y no creo que se mueva de allí. No le gusta que traiga hombres a casa. – Selina esbozó una sonrisa traviesa -Los otros dos han salido a cazar. Ya sabes, gatos; nos gusta trabajar de noche.

- Gracias… …sin tu ayuda, nunca habría podido escapar, habría muerto ahogado o peor…¿Qué te motivó a hacerlo? No puede haber sido asegurarte de que seguiría persiguiéndote…

La sonrisa de Selina se diluyó un poco. ¿Por qué tenía que tratar de entenderlo todo? Ni ella misma tenía una respuesta para las cosas que hacía cuando estaba implicado aquel hombre.

- Y no, salvo por lo que estas tratando, no estoy herido, estoy bien, solamente algo confuso por las cosas que vi y el efecto residual del compuesto, la concentración es muy alta, pero se me pasará…

La ladrona hubiera resoplado, algo que la hubiera acercado todavía más a un gato, de no ser porque agradecía que él siguiera hablando y no se centrara en el molesto tema de los porqués. Y tampoco quería que le diera las gracias. Quería…

… No sabía lo que quería, en realidad.

- Las publicaciones en las revistas del corazón son mentiras construidas por mi viejo amigo, el mayordomo que siempre está cerca mío, los deportivos de lujo se venden a través de intermediarios para usar ese dinero en la compra de nuevos deportivos que den apariencia de dilapidación errática y caprichosa…- sus palabras consiguieron capturar la atención de Selina - Y no he hablado cara a cara con las modelos del último número de “Playboy”, pero son muy serviciales por la suma de dinero adecuada, y están dispuestas a mentir bajo la creencia de que oculto algún problema físico intimo…-

- Un problema físico íntimo… – repitió Selina, con una traza de diversión en la voz - ¿Algo así como una docena de cicatrices? – sólo veía una parte de su brazo y una pequeña zona de su cuello pero, si aquello y la herida eran indicativos de algo, Bruce Wayne no iba a tener excusas suficientes jamás.

- Las fiestas que daba eran genuinamente para la caridad, y solo he dado una desde Omega porque estoy demasiado ocupado con la espiral de criminalidad luego de aquel fenómeno…

- Siempre fantaseo con la idea de colarme en una de esas fiestas – dijo ella. Y lo había hecho, en una ocasión. Aunque, si era completamente sincera, ahora le parecía el doble de interesante.

- Robin cree que eres misteriosa y admira tu forma provocativa de comportarte, tu agilidad y tu astucia, he intentado hacerle entender que está tomando como modelo a una ladrona, pero no hay caso…

Aquello fue inesperado. Selina se volvió hacia él; la estaba mirando, y su rostro había adquirido un aire pensativo, lejano. La ladrona hubiera dado una buena suma de dólares a cambio de conocer sus pensamientos.

- Y... ¿qué es lo que piensas tú? – preguntó, despacio -De mí, quiero decir. ¿También crees que soy misteriosa? ¿Provocativa? - la mano que atendía la herida se había quedado completamente quieta y Selina se había inclinado hacia él, de forma casi inconsciente, revistiendo su voz de un tono más grave y aterciopelado. Su mirada buscaba algún vestigio de emoción en aquellos ojos azules, desprovistos de la máscara que solía guardarlos.- ¿Qué vas a hacer ahora que sé tu secreto? – susurró - ¿Te arrepientes... de haber bajado a ese túnel conmigo...?

A aquella distancia, no necesitaba alzar la voz para que él la oyera.

- ¿Cuántos conocen tu identidad?

Sabía que ella no podía ser la única. Confiaría en sus aliados, al menos. El primer pajarito, ese chico que bromeaba siempre; seguro que él lo sabía. ¿Pero... quién más? ¿La nueva Robin? ¿El mayordomo del que hablaba? ¿La policía de Gotham...?

_________________

"Nueve vidas, ¿recuerdas?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]   

Volver arriba Ir abajo
 
It is the Heart, from which the darkest Water flows [Omega][Selina Kyle/Bruce Wayne]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Feral Heart
» Like a fenix that reborn in the darkness of my heart
» I have a Iris Heart!
» Pandora Hearts
» ESTOY ESCUCHANDO... (XI)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Gotham-
Cambiar a: