Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   17th Enero 2016, 22:08

- ¡LA NIÑA!- era lo único que gritaba su voz gutural. - ¡TENGO QUE SALVAR A LA NIÑA!- repetía una y otra vez, mientras descargaba contra él puñetazos con una fuerza de impacto similar a la de un camión.

Con un último fogonazo de su lengua de fuego, la superficie comenzó a estrecharse. El esqueleto percibió como la materia negra se pegaba a sus huesos, y trataba de asfixiar su fuego. Abrió la mandíbula y cuando notó la materia negra ciñéndose al interior, apretó la mandíbula de tal manera que en su último esfuerzo procuró si era posible llevarse un trozo de él por delante. El dolor de la presión que comenzó a partir su cráneo, no hizo mas que alentarlo, hasta que sus huesos cedieron y se partieron con un grujido aterrador, y un grito que se elevó aún mas alto incluso que la vibración que el ser había estado emitiendo, y que habría hecho sangrar los oídos a un humano normal.

Su conciencia estaba apenas activa cuando la bola se lanzó contra Hellboy, pero sí cuando los restos de su esqueleto casi reducido a polvo se esparcieron por el lecho del bosque. Tan sólo algunas piezas habían sobrevivido en secciones más grandes. Las partes mas nudosas como las rótulas, el coxis, algunos dientes y piezas de hueso o de la mandíbula salieron despedidas en un burruño de ropa que se desperdigó por el suelo. Mientras la criatura seguía atacando a Hellboy, los rescoldos de hueso convertido en polvo, se prendieron fuego y comenzaron a agruparse en esquirlas, y la médula negruzca comenzó a restaurarse en su interior.

Sin embargo, en ese estado, el Ghost Rider no pudo impedir que el fuego prendiera los arbustos, haciendo que el fuego se extendiera con rapidez a un par de árboles, cuyas copas comenzaron a prender. Su ira contra la criatura, y la necesidad de salvarla aumentarían su capacidad regenerativa. No podía fallarle a la niña. Nadie más podía enfrentarse a esa criatura.

(OCC: Saltadme el próximo turno, que es el tiempo que tardará el Ghost Rider en regenerarse.)

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1108
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   18th Enero 2016, 20:11

- ¡Y tr...!- La criatura tiró con fuerza del brazo de piedra de Hellboy hacia él, golpeándolo con la bola en la que había envuelto al esqueleto. El impacto fue brutal, equivalente al de una bola de demolición al estrellarse contra un edificio. El demonio salió disparado en la misma dirección en la que había sido arrastrado, cayendo sobre su espalda contra el frío suelo del bosque. Notó como un par de costillas se resentían por el golpe, seguramente fracturadas. Se llevó la mano izquierda al costado por el dolor apretando los dientes y con un ojo guiñado.- ¡Qué... Cagarro...!-

El ser volvió a adoptar una forma de ataque, apuntando hacia él con miles de cuchillas afiladas como lanzas dispuesto a empalarle. Estiró el brazo de piedra para parar parte de estas, pero muchas fueron las que alcanzaron su carne. Con un fuerte grito dio una pequeña convulsión al notar como su cuerpo era atravesado por muchos sitios por aquel extraño ser que parecía no querer rendirse. Un hilo de sangre abandonó la nariz y la boca de Rojo, quien seguía mirando con furia a la criatura. Las llamas comenzaron a rodearles provocadas por los restos del Ghost Rider, quien no tardaría mucho en volver. Hellboy apretó los dientes con fuerza, aguantando como podía el dolor punzante que le recorría casi todo el vientre y el pecho. Escupió sangre a un lado y entre abrió la boca.

- ¿Y cuál es tu plan entonces, chicle de regaliz? ¿Luchar contra nosotros hasta que alguno terminemos por morir? Porque si es así lastimaría que te fueses sin saludar a mi amiguito.- Y con cuidado había colocado el cañón del revolver prácticamente tocando el cuerpo del ser y disparó las cuatro balas que en él quedaban. A bocajarro le escocerían como pocas cosas, tanto si era infernal como si no. La escena se tiñió de rojo y naranja por las llamas, las cuales cada vez eran más y más grandes, rodeándolos sin remedio y levantando una densa nube rojiza de humo.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Warlock
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 01/03/2014
Edad : 31

Ficha de Personaje
Alias: Warlock
Nombre real: (Impronunciable)
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   31st Enero 2016, 03:02

El demonio rojo se acercó lo suficiente distrayéndole con su palabrería como para dispararle a bocajarro; No lo vio venir... al verle con el brazo alzado, supuso que le propinaría un ataque físico, pero en un rápido movimiento, las explosiones le detrozaron medio cuerpo. El dolor fue tan intenso que emitió un insufrible aullido en su lengua original, y flojeó su camuflaje, dejando entrever su verdadero aspecto. Los boquetes empezaron a cerrarse sobre sí mismos, pero con lentitud, pues dolían demasiado para concentrarse, y el calor de las llamas entorno a ellos no ayudaba. Estaba perdido... pero no podía dejar a la niña sola...

Buscó con la mirada un hueco entre las llamas y trató de escapar allí. Sus formas flaqueaban, los tentáculos se arrastraban, era una amalgama extraña y patética respecto a lo que había mostrado minutos antes, y no podía deshacerse en neblina estando tan herido. Finalmente su forma verdadera surgió a la luz en su totalidad, y cayó rendido sobre la nieve, gimoteando. Esos seres diabólicos acabarían con él sin contemplaciones, la niña moriría en el frío, y todo por su deseo de mantener alejado de sí a la humanidad. Unas lágrimas doradas resbalaron por sus oscuras mejillas mientras estiraba un brazo en dirección al hueco que no ardía.

- Yo... Lo... Siente...Pequeña...

Solo quedaba esperar el fin. Deseó haber tenido tiempo de llamar a Tyro para que cuidase la Tierra en su lugar, deseó haberse despedido de sus amigos, en especial del joven Conner Kent... Deseó no haber tenido que llegar tan lejos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1108
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   8th Febrero 2016, 19:37

Los disparos surtieron efecto, y el ser, tras un chillido que parecía el de dos metales entrechocando entre sí se separó del demonio, mostrando una figura metalizada y alta, con largos cabellos del mismo color abandonando su cabeza. Se alejó como pudo de Hellboy, quien aprovechó el respiro para recuperar el aliento mientras apretaba los dientes. Las heridas y cortes eran profundos y sangraban. Necesitaría unos minutos para recuperarse del todo. Pero no podía permitir que el ser se escapase. No después de todo lo que habían luchado ambos para frenarlo. Se levantó poco a poco, mucho más lentamente de lo que le habría gustado debido al escozor. Cuando estuvo de pie, su silueta se recortó contra las llamas, oscura, con tan solo sus dos ojos brillando en la oscuridad. Enfundó el revolver y comenzó a caminar en dirección a donde había ido la criatura. Cada paso le dolía como mil cuchillas, pero tenía que resistir. No podía mostrar debilidad por muy hecho polvo que se encontrase.

Encontró al ser más allá de las llamas, tumbado en la nieve, y murmurando algo. Hellboy se apoyó en un árbol cercano como pudo, escupiendo algo de sangre y recuperando el aliento lentamente. Sorbió por la nariz un hilillo del rojo líquido y resopló con fuerza.

- Bien cabronazo, he de reconocer que eres duro pero se acabó el juego. Ya nos estás diciendo qué demonios eres y qué quieres. Y más te vale no mentirme o me cabrearás de verdad... ¿Quién te envía?- Seguramente sería su padre, o Mephisto, o cualquiera de esos malditos demonios de mierda que se deleitaban llenando la tierra de seres tan peligrosos y amenazadores que habrían sacado las lágrimas de más de uno y le habrían dado pesadillas suficientes para cubrir dos semanas enteras. Hellboy sabía que los demonios eran más peligrosos cuando estaban acorralados, y por ello se mantuvo a cierta distancia del ser para evitar cualquier sorpresa. Tortita estaría a punto de recuperarse, y hasta entonces estaba él solo contra la extraña criatura robótica. A decir verdad nunca había visto un demonio así antes. Parecía alguna especie de robot. Pero eso poco le importaba en ese momento. Lo único que quería era saber si ese ser causaría más problemas o no.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Warlock
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 01/03/2014
Edad : 31

Ficha de Personaje
Alias: Warlock
Nombre real: (Impronunciable)
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   1st Marzo 2016, 02:24

No podía rendirse, no ahora. Si se entregaba a esos seres, la niña moriría. No había ido allí a matar inocentes, y seguramente a esas horas la pequeña ya estaría asustada sin nadie a su lado en la pequeña cueva que Warlock usaba como refugio. Por si eso fuera poco, si venían los bomberos a apagar el incendio le encontrarían, y acabaría de nuevo en garras de la ciencia humana.

"No..."

Esa voz, la horrible voz del demonio rojo parloteando sin parar, con ese tono chulesco y aborrecible... Sólo él era un impedimento para poder escapar. El esqueleto llameante estaba fuera de juego, y su organismo comenzaba a regenerarse de las inmensas heridas. Sólo tendría una oportunidad, y debía pensar rápido.

De pronto, su cuerpo comenzó a disolverse, como si se derritiera, formando un charco negro que llenaba su silueta dibujada en la nieve. No emitió sonido alguno, tan sólo se podía oír el crepitar de la madera ardiendo y derrumbándose como banda sonora del momento.

"Sally... Yo no va a abandonarte... ¡Yo no va a rendirse!"

Fue cuestión de segundos. La masa negra brilló cuando el alien reunió sus últimas energías y cambió de forma, lanzándose hacia el brazo izquierdo del demonio como una fina aguja, atravesándolo y huyendo a través de las llamas hacia el bosque. sintió el fuego quemarle, y se resintió por el gasto energético, pero siguió rebotando con su forma serpentina de tronco en tronco hasta llegar a su refugio. Entró en la cueva y vio a la pequeña durmiendo plácidamente. Eso le reconfortó, y se arrastró hasta un rincón donde descansar hasta recuperarse totalmente de sus heridas. Devolvería a la pequeña al pueblo en cuanto estuviera mejor. Ojalá los demonios se hubieran marchado para entonces...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   29th Marzo 2016, 22:01

No era capaz de oír nada mas allá del sonido de sus propios huesos crujiendo bajo el efecto regenerador imparable del fuego demoníaco. A medida que se restauraban desde las secciones más grandes a las más pequeñas, su rabia le nublaba el juicio. No podía pensar en nada que no fuera una niña que sería violada, golpeada, devorada o algo peor por esa extraña criatura que había tratado de frenarles en el bosque. El fuego pareció expandirse, mientras la madera viva consumida por las llamas empezaba a carbonizarse a unos extremos en los que era imposible que no se desmoronara. Las voces le eran algo ajeno, así como los golpes siguientes o la pelea que aún se estaba sucediendo a su alrededor.

Los gritos le quemaron el interior de las cuencas de los ojos al comprender el posible sufrimiento que esa aberración multiforme iba a cometer. Apretando los dientes, ahora colocados en su sitio de vuelta, una deflagración que resultó casi una explosión se expandió por el bosque, al tiempo que la figura volvía a levantarse apretando tanto las falanges de las manos que amenazó con partir los huesos de nuevo, la criatura negra atravesó el brazo de Hellboy convertida en una especie de aguja y serpenteó a través del bosque. Sus cuencas vacías contemplaron su fuga, sin cambiar nada. Elevó una mano abierta y apretó despacio el puño, haciendo que los fuegos infernales que sus restos habían prendido se esfumaran dejando restos carbonizados y columnas de humo.

Miró a Hellboy que parecía bastante apalizado. Mientras había estado imposibilitado, él había tenido que hacer la labor de retener a esa cosa, y eso le había pasado factura. Pero ahora tenía una prioridad, y no iba a parar hasta dar con ella. Si algo se le daba bien al fantasma de la venganza era perseguir. A todo el mundo le llegaba. No había donde esconderse. Tras dirigir al demonio una negra mirada intensa, invocó con un fogonazo sus cuchillas avernales y con un grito horrible atravesó árboles y claros persiguiendo el rastro de la criatura. No detectaba en él magias oscuras, pero después de lo sucedido no iba a demostrar piedad alguna.

Se deslizó con tal velocidad que apenas llegó unos segundos después de ver a la criatura entrar en una caverna. Sin pensarlo dos veces, se adentró en ella haciendo que la oscuridad se convirtiera en la luz cegadora de sus llamas, arrancando sombras tenebrosas a su calavera de diente partido. Detectó al instante la presencia de dos figuras. No dio tiempo a la reacción. Escupió una correa de cadenas hacia el ser en una esquina y se abalanzó hacia la niña, recogiéndola del suelo y sujetándola con las manos, la mano derecha bajo sus rodillas, la mano izquierda tras su espalda y cubriendo en la medida de lo posible sus ojos, todo ello en marcha. Para que fuera más sencilla la maniobra y ya que llegaban desde el suelo, aprovechó la forma circular de las paredes para ejecutar un giro rápido de tonel y poner rumbo a la salida. Le extrañaría que en ese estado, la criatura fuera más rápida que él. En realidad, le sorprendería encontrar algo mas rápido. Inclinándose un poco adquirió velocidad, tratando de poner toda la distancia que pudiera para impedir que esa cosa pudiera seguirlos. Iba a devolverla a sus padres a cualquier precio.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1108
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   30th Marzo 2016, 18:31

Pocas cosas se anticipaban a Hellboy una vez había entrado en combate, ni siquiera las más rápidas o silenciosas. Pero aquel ser no era de ese mundo, eso había quedado bastante claro en el combate. Su resistencia y capacidad de evolucionar en función de la pelea le habían puesto en un verdadero aprieto, incluso llegando a destrozar literalmente al motorista fantasma. Sin embargo, Hellboy estaba herido y cansado, y aunque sus heridas sanaban a mayor velocidad que las de un humano normal, había recibido una paliza bastante brutal, y aún le quedaban unos minutos antes de recuperarse del todo. Por eso, cuando la extraña criatura negra se convirtió en una especie de aguja y salió disparada a toda velocidad en su dirección apenas tuvo tiempo de reaccionar. Consiguió agarrarla en el aire, pero el dolor que experimento su brazo izquierdo al ser atravesado le hicieron liberarla, dejando que huyese a toda velocidad en la oscuridad del bosque. Típico. Se llevó la mano de piedra a la herida y apretó los dientes, mirando a la espesa negrura que había tras las llamas. Un crujido y un grito le hicieron volverse a toda velocidad, justo para ver como la pequeña Tortita se había reconstruído finalmente y salía disparada a toda velocidad tras el ser de negro. El demonio resopló y negó con la cabeza.

- ¡Tranquila, ahora te cojo! No te jod... ¡Ay! ¡Mierda!- Se crujió el cuello y, tras recoger su arma del suelo, comenzó a seguir el rastro que la pequeña niña había dejado. No le resultaría difícil. Al fin y al cabo era una larga línea de fuego que señalaba el camino como una flecha fosforescente. Esquivó el fuego de un pequeño salto y caminó cansado hacia donde, seguramente, se iniciase una nueva pelea. A saber en qué estado se encontraba aquel ser después de la paliza que le habían metido.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Warlock
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 01/03/2014
Edad : 31

Ficha de Personaje
Alias: Warlock
Nombre real: (Impronunciable)
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   3rd Abril 2016, 04:53

Aún no se acababa de reponer, cuando sintió, entre el sueño y la vigía, unas cadenas ardiendo que le envolvían. Se retorció y gimió dolorido, pero no pudo escapar de su abrazo, y vió al esqueleto llameante que había destruído llevarse a la pequeña. La niña, asustada al ver el aspecto de su captor, estiró un brazo hacia él con los ojos desencajados.

- ¡¡DUENDE DEL BOSQUE, TENGO MIEDO, AYÚDAMEEEE!!

- ¡¡NOOO, SALLYYYY!!- Trató de moverse, pero el dolor era tremendo, y finalmente se desplomó, sientiéndose fracasado, imaginando los horrores a los que ese par de monstruos someterían a la pobre niña, que sólo iba a desaparecer por un par de días. Ahora moriría por su culpa, y con ello una familia quedaría desgarrada para siempre ¿Por qué había salido todo tan mal? Se encogió agarrándose los mechones de pelo que quedaban al alcance de sus manos y comenzó a llorar amargamente; Aunque pudiese escapar rato después, seguro que ya sería demasiado tarde...- Yo... yo lo siente, Sally...

Ahora los demonios conocían su refugio. Tal vez no tardasen en ir a rematarle. Quizá fuera lo más apropiado...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   6th Abril 2016, 03:37

Salió de la cueva produciendo un fogonazo, pero eso fue todo. Tras tocar suelo a unos diez metros, sintió una frenada en seco.

Rodé por el suelo, haciéndome daño al intentar proteger el cuerpo de la niña que acabó encima mía temblando y llorando, cubierto de tierra y hojas. Me levanté, confusa. Mierda. Miré mis manos llenas de magulladuras. Me ardían los ojos y tenía la boca llena de sabor a tierra. Esa cosa soltó un grito distorsionado y yo traté de sujetar a la niña por la mano, pero estaba asustada y trató de retirarla para hacerse una bola. Me acerqué a ella, aún intentando entender como cojones podía pasar. Miré al cielo. La noche aún era cerrada. ¿Entonces porqué?

- Ten-tengo que llevarte a casa. - fue lo único que conseguí articular. - tengo que llevarte con tus padres. - le dije, como si fuese a ser capaz de entenderme.

La niña mantenía los ojos cubiertos y sollozaba sin parar. Miré hacia la puerta de la cueva. Si no nos alejábamos de allí, esa cosa podía volver. Aún peor, no tenía forma de defenderla ahora que no podía sentir...

- Por favor. Tienes que ayudarme. Levántate. Quiero llevarte a tu casa. Tus padres te están buscando, y esa cosa puede volver y hacerte daño. - intentaba negociar mientras le retiraba las manos de los ojos, pero se resistía, se retorcía y seguía llorando e intentando darme patadas para quitárseme de encima.

Me estaba frustrando lo indecible. ¿Porqué los críos son tan difíciles?

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1108
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   6th Abril 2016, 16:55

Hellboy avanzó por la negrura del bosque siguiendo el pequeño camino de cenizas y ascuas que quedaban del pequeño esqueleto. Por suerte ese fuego era mucho menos concentrado que el de la batalla que habían lidiado contra el extraño ser metálico, y las llamas no se extendieron por los troncos ni el bosque. La verdad es que un incendio en aquel lugar podría ser catastrófico. Los pinos se elevaban hasta donde alcanzaba la vista y el demonio sabía que se extendía hasta los pueblos cercanos. Quemar un par de árboles o unos arbustos era una historia muy distinta a quemar la ladera de un monte, o incluso una zona habitada. Pero no había tiempo para pensar en esas cosas. Un extraño ser intentaba huir y debían encontrarlo y pararlo antes de que consiguiese escapar, o peor, encontrar a alguien de quien alimentarse o a quien poseer para conseguir burlar las aduanas o mezclarse entre el gentío sin levantar sospechas. Y si lo hacía Hellboy debería perseguirlo para evitar males mayores, lo cual le ganaría una buena bronca de Manning por dejarse ver.

Un grito de niña llegó de las profundidades del bosque, y el demonio, tras alzar la vista en busca del origen de este, apretó el paso. No estaba seguro de si sería la niña u otra persona, pero si se trataba de Tortita significaba que el espíritu la había avandonado, o el ser había encontrado una forma de acceder a ella, poniéndola en una situación de lo más comprometedor. Como Ghost Rider era prácticamente inmortal, pero como Tortita... No soportaba a la niña. Era contestona, borde y desagradable, pero tampoco podía dejarla morir así como así. Volvió a escuchar otro grito, más cercano y claro. No parecía la pequeña, pero tampoco él era un experto en gritos de niñas. Quitó las ramas de un arbusto de su camino con un rápido movimiento de su brazo mientras desenfundaba su revolver. No le quedaban muchas balas que usar. Había perdido demasiadas errando los disparos y con la aparente resistencia que había mostrado el ser ante ellos. Apretó los amarillos ojos intentando vislumbrar algo en aquella oscuridad. Vio algo moverse a unos cincuenta metros, y corrió hasta llegar a un pequeño claro donde dos niñas forcejeaban en el suelo. Una la reconoció como Tortita, pero la otra no tenía ni idea de quién era ni de donde había salido.

- ¿Qué ha pasado? ¿Quién es esa niña?- Un siseo se unió al forcejeo de las pequeñas y el demonio levantó el arma. Era la criatura, pero no parecía estar por ningún lado. Mientras tanto, Tortita parecía querer arrastrar a la otra niña, sin conseguirlo.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   25th Abril 2016, 02:16

Joder, de verdad me estaba poniendo de los nervios. La niña no sólo no me escuchaba si no que además estaba haciéndome la del peso muerto, y trataba de dificultarme la tarea de alejarla de la gruta de esa cosa todo lo posible. Esa cosa la habría arrastrado fácil, pero yo no. Lamentablemente por mucho que quisiera aparentar la contrario, mi fuerza estaba bastante limitada por mi tamaño, como lo estaba mi altura para intentar subir a una montaña rusa o entrar en cualquier lado sin la constante compañía o supervisión de un adulto. Miraba a mi alrededor todo el rato, tratando de encontrar muestra alguna de la criatura, pero por otro lado, me estaba empezando a angustiar de lo lindo. No notaba esa cosa dentro de mi, no estaba segura de poder acudir a ella si la cosa pintaba mal, así que lo mejor era poner los pies en polvorosa de ahí. Y RÁPIDO.

Pero ella tenía una idea muy diferente. Una que estaba destinada, como no, a joderme a mí.  

- ¡Dejame! ¡Sueltame!- gritaba como una loca.

- ¡Espera, escúchame, estoy intentando ayudarte!- tuve que esquivar una patada malintencionada.

Como odio los putos niños.

- ¡NO, NO! ¡QUIERO VOLVER!- berreaba. Claro, hija, claro. Habla mas alto. Mas . Hasta que esa cosa vuelva. Igual lo mejor sería devolverla con esa cosa y dejad que el emplasto de color negro la agujereara con esas estacas que hacía como un colador. Así podría devolverles a los padres una cómoda cajita con los restos queridos de una enana histérica y petarda.

- ¡ESO ESTOY INTENTANDO! ¡VOY A LLEVARTE CON TUS PADRES TE GUSTE O NO! - la agarré por los hombros, y ya estaba a punto de abofetearla, porque no olvidemos que un azote a tiempo quita mucha tontería, cuando escuché una voz a mis espaldas. Al levantar la vista me encontré con el demonio hecho un asco, mirándome confuso. - ¡Esa cosa la tenía apresada, yo quería rescatarla, pero ahora no para de chillar y comportarse como una imbécil chillona! - berreé soltándola.

Me pegó un golpe en la mano para que la soltara e intentó alejarse de nosotros arrastrándose. Aquello me estaba enervando ya cosa mala. En serio, se que yo era una mujer adulta. Sé que no son maneras de comportarse. Pero también se que que hay un nivel de tolerancia a las gilipolleces que en mi caso, ya había sido superado con creces.

- ¡VOY A LLEVARTE CON TUS PADRES, ME DA IGUAL SI TENGO QUE ARRASTRARTE DE LOS PELOS!, ¿ENTIENDES?- No. Definitivamente esa noche ya había cumplido mi cupo.

- ¡No quiero! ¡Quiero volver con el duende del bosque! ¡DUENDE DEL BOSQUE, SALVAME!- eso era todo lo que podían sacar de ella, cuando no estaba sollozando o chillando a secas.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk


Última edición por Kim HwaJae el 24th Mayo 2016, 15:15, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Warlock
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 01/03/2014
Edad : 31

Ficha de Personaje
Alias: Warlock
Nombre real: (Impronunciable)
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   12th Mayo 2016, 06:08

En su incosnciencia,su cuerpo se regeneró algo... no mucho, pero lo suficiente como para poder oír los chillidos de Sally a lo lejos ¿Aún seguía con vida? Era extraño que no se la hubiesen llevado aún los demonios, y si estaba con ellos, ¿No la habían dañado?

Era algo que merecía ser investigado.

Se deslizó en forma líquida entre las rocas y la nieve, despacio, pues aún andaba escaso de energía para permitirse grandes velocidades, y alcanzó a ver la escena; La niña forcejeaba asustada tratando de liberarse de la pequeña que ocasionalmente se convertía en esqueleto llameante, y el bruto rojo estaba allí destrozado causándole aún más desasosiego. Pero no parecían ser hostiles con ella, si no todo lo contrario; dados sus poderes, soportar sus quejas y lamentos habría tenido una fácil y trágica solución, pero la intentaban calmar pacíficamente. Eso le dio ánimo para acercarse algo más, y escuchar con claridad cómo Sally le llamaba. "Duende del bosque" era el extraño apodo que había decidido ponerle. Decía que las hadas eran chicas, y como él llevaba corbata, no podía ser un hada, así que debía ser un duende, porque los duendes son chicos. A Warlock le enternecía la simplicidad lógica de las crías humanas, ser así les hacía tener buena relación con casi todo el mundo, pero al crecer, todo se complicaba. Sin embargo, una pequeña y sencilla personita necesitaba a su duende ahora...

Reapareció de entre los árboles nuevamente con la forma del monstruo Slenderman, deslizándose despacio hacia ellos, y deteniéndose a una distancia pudencial con los brazos abiertos, arrodillándose para perder altura. Luego, creando una boca a su espalda para no perturbar su no-rostro, dijo:

- Aquí está yo, Sally... Por favor, no llores. Eso hace entristecer al corazón del duende del bosque.

No sabía qué iba a ocurrir, pero al menos ahora sabía que los monstruos no actuarían con violencia con la niña cerca. Trataría de averigüar sus intenciones, y si le buscaban para llevarle a algún laboratorio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1108
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   12th Mayo 2016, 10:56

El demonio se acercó, lo que provocó que la niña alzase los ojos, y tras verle, gritase más e intentase zafarse de Tortita de una manera más desesperada, con las primeras lágrimas recorriéndole el rostro. Puso los ojos en amarillo y suspiró. Estaba claro que la niña esa había perdido el juicio. ¿Por qué querría volver con la mierda esa de nuevo? Porque estaba claro que de algún modo ese extraño ser que les había dado tantos problemas era el duende al que se refería. ¿Algún tipo de embrujo o algo por el estilo que actuase sobre ella como una droga o una necesidad imperiosa de no separarse de él? Seguramente. Estaba cansado de ver esa clase de magias y hechizos que provocaban que las dulces niñas o las preciosas doncellas abandonasen la calidez de sus hogares para seguir a un extravagante y peligroso ser hasta su muerte, bajo la promesa de una vida mejor, llena de aventuras, que únicamente existía en sus mentes.

- Niña, no estamos aquí para hacerte daño, ¿vale? Nosotros somos los buenos. El duende es el malo. Te comerá y te alejará de tus padres. ¿Es eso lo que quieres?- ¿Qué sabía él de cómo tratar a un niño? Los niños eran simples, y reaccionaban a estímulos o palabras simples, como el miedo a que un bicho te comiese o a ser castigados. Pero aquella niña no parecía importarle lo que ninguno de los dos le dijese. Casi le daba hasta pena Tortita, de no haber sido porque en el rincón mas alejado de su corazón estaba disfrutando un poquito de ver a la pequeña motorista recibir un poco de su propia medicina. Pero le duró poco. Un nuevo ruido anunció la aparición del ser largo y trajeado. Con un rápido movimiento, Hellboy se colocó entre aquella siniestra criatura y las dos niñas. El ceño fruncido, la gabardina hecha unos zorros, y ninguna bala en el cinturón.- Tortita, llévate a la niña de aquí... Si hace falta conviértete en él, pero salid de aquí... ¿No te había matado ya? Y no se te ocurra dirigirte a ella. Conozco bien a los seres como tú. No vas a devorarla ni nada por el estilo... No mientras yo viva...-

El combate tendría que ser cuerpo a cuerpo, aunque él no pretendía ganar, sino tan solo darle a Tortita todo el tiempo que pudiese para que se llevase a la pequeña de la presencia de ese ser. Pelearse hasta la muerte con ese maldito ser no era lo que más le apetecía, y menos aún al no tener ni idea qué demonios era. El pueblo no estaba muy lejos, y seguramente a estas alturas alguien habría llamado a los bomberos tras ver la enorme columna de humo que se extendía más allá de las copas de los árboles. En cualquier caso, seguramente la mayoría de fuerzas de seguridad aún estarían desalojando a toda la congregación que se había formado en los lindes del bosque.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   24th Mayo 2016, 17:48

Nada. No había manera de hacer que se calmara ni un mínimo la puta niña. Yo estaba al borde de la desesperación más absoluta ya, y cuando Hellboy se acercó hacia nosotras la cosa no hizo más que empeorar. Más llantos, más suplicas, mas chillidos y lo peor de todo, los mocos. Le salieron a la niña dos mocacos tremendos que empezaron a bajarle como la cera de vela (¡EH! A lo mejor es por eso que la gente dice lo de "se me cae la vela") hasta el labio superior. Joder, límpiatelos. No seas asquerosa. Que se te van a meter en la...boca. QUE ASCO JODER. QUE PUTO ASCO.

No me corté un pelo, o mas bien no pude evitar poner esa cara de repugnancia absoluta. De verdad, los críos solo son monos en los anuncios de la tele. Cuando te toca vivir con ellos descubres que no son mas que máquinas de mocos, babas, pises y cacas. O cosas peores.

- Déjala, no te va a escuchar. Es una terca y una cabezona. - gruñí cabreada. Sólo por un momento me dio la impresión, como por el rabillo del ojo, de que Hellboy se reía. Le miré frunciendo el ceño. Ah no, sólo apretaba los dientes. ¿no?

Pero tampoco tuve tiempo de ponerme a pensar en ello por que esa cosa volvió a aparecer. Di un respingo y noté que tenía los nervios a flor de piel. Quizá sobretodo por que no notaba nada. Respecto al peligro siempre estaba ese pequeña brasa constante, que me avisaba que con avivarla un poco prendería como una tea. Pero ahora ya no la notaba y eso eran malas noticias. La cosa volvió a aparecer con los brazos en alto, pero manteniéndose a cierta distancia. Tal como estaba Hellboy, no podíamos volver a plantearnos plantar cara a esa cosa. Por mucho que me jodiera, en esa situación le necesitaba. Y ahora, por lo que fuera, ya no lo tenía. El demonio se interpuso entre nosotras y el larguirucho trajeado, que dirigió unas palabras amables a la niña. Fruncí aun más el ceño. ¿Qué seria? ¿Magia, encanto? Esperaba que no la hubiera convertido en su Ghoul. Si era eso... bueno. No quería ni pensarlo.

- Pues estamos jodidos, porque no puedo convertirme. - le susurré entre dientes, haciendo silbar un poco las eses con el diente mellado. - ¡Quedate donde estás! ¡NO TE MUEVAS! - le grité a la criatura, asiendo de la mano con fuerza a la niña para que no se me escapara. Seguía berreando que la soltáramos y que quería ir con él. - ¡Si puedes hablar, dinos quien eres y qué pretendes raptando a una niña indefensa! ¡ESTA NIÑA TIENE QUE ESTAR CON SUS PADRES!- traté de sonar firme y convincente, aunque en el fondo estaba acojonada perdida.

¿Y si volvía a ponerse hostil, y yo no podía hacer nada? Acabaríamos todos muertos o devorados por esa cosa. La idea me daba nauseas, pero de momento, que esa cosa no lo supiera era nuestra mayor ventaja. Pero había algo raro. ¿Porqué no se había lanzado ya contra nosotros, ahora que parecíamos mas débiles? ¿Porqué no atacaba?

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Warlock
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 01/03/2014
Edad : 31

Ficha de Personaje
Alias: Warlock
Nombre real: (Impronunciable)
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   27th Mayo 2016, 01:26

Contempló con su rostro carente de rasgos a los dos seres, realizando un casi imperceptible alzamiento de ceja, ya que no tenía. La pequeña seguía desesperada tratando de escapar, y por lo que pudo entender, ellos querían lo mismo que él; Devolverla a casa. Tal vez fuesen mutantes, y no demonios, pese a su aspecto.

- Yo jamás haría daño a una pequeña cría humana... Yo sólo la tomó como rehén para asustar a los curiosos, tal como yo leyó en internet. Es lo que yo, o mejor dicho Slenderman, se supone que hace. Yo no puede creer que sus padres viniesen a buscar a un monstruo tan peligroso con sus hijos...

- Duende del bosque... snif... Tú no eres ningún monstruo, ese señor tan feo y rojo sí lo es...

Pese a su situación de inferioridad, la pequeña tenía la inconsciencia propia de cualquier cachorro humano, y no sentía miedo de decir las cosas como las pensaba, y eso le hizo sentir pesar. No podía hacer otra cosa más que atender a las sugerencias de esos dos desconocidos, y desvelar su identidad e intenciones, aunque Sally le viese también como un monstruo. Se levantó y su disfraz se disipó poco a poco, dando lugar a su brillante piel negra surcada de un patrón de líneas doradas, su larga melena de espinas de esos mismos colores, y unos grandes ojos y boca donde antes no había rasgo alguno. Sally lo contempló con ojos fascinados y chilló:

- ¡¡Duende del bosque, eres un hada!!

El technarch sonrió tiernamente, y procedió a presentarse a los otros dos.

- Yo es Warlock, una entidad alienígena procedente del planeta kvch. Yo posee un poder que es muy ansiado por los humanos, por ello yo buscó refugio aquí tras escapar del último laboratorio donde fue recluído, pero para no ser reconocido por los nativos, yo decidió disfrazarse de algo que temiesen y así le dejasen tranquilo. Yo supo de esa criatura alta y siniestra llamada Slenderman y pensó que era perfecta para tal fin, pero inesperadamente, yo atrajo más aún la atención, y desesperado, comenzó a atacar... Yo se llevó a Sally con la esperanza de poder persuadirles de que se fueran definitivamente... pero pensaba devolverla, de veras.

Contempló con ojos inocentes a los dos demonios. Esperaba que le creyeran, pues no tenía otra versión que darles. El alienígena era todo lo sincero que podía ser.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1108
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   27th Mayo 2016, 10:48

Perfecto. Tortita no podía convertirse en el motorista justo cuando le necesitaban. Qué poco típico. Hellboy estaba más que acostumbrado a esas situaciones, de manera que no hizo ni un comentario. Simplemente se mantuvo allí, serio, sin moverse, protegiendo a las dos niñas del largo ser de traje negro. La niña no paraba de berrear y chillar, y Tortita hacía lo propio al intentar calmarla. El demonio puso los ojos en amarillo, cansado de aquel berrinche que no parecía terminar. Ese ser seguramente hubiese usado algún tipo de hechizo sobre ella o algo que la mantenía embrujada y deseando volver a sus brazos. Tan típico de los duendes. Pero de algún modo ese era un duende distinto, ya que el hierro no parecía asustarle ni afectarle más que una bala normal. No era nada a lo que se hubiese enfrentado el demonio en su pasado, o al menos no recordaba nada que fuese capaz de variar su forma y no sufriese el miedo del hierro. A saber qué demonios era esa mierda.

El ser comenzó a explicar que él jamás haría daño a una niña, y que tan solo la había tomado como rehén para ahuyentar a los curiosos y que le dejasen en paz. Hellboy resopló y apretó los dientes.

- Si de verdad te crees que soy tan imbécil como para caer en uno de esos trucos lo llevas claro.- La niña estaba embobada con él, queriendo volver a sus brazos tras dejarle un pequeño recado al demonio. Él ni siquiera hizo el amago de importarle. Demasiado acostumbrado estaba a que le llamasen cosas de esas y en el fondo no era más que una cría asustada. El ser mostró su verdadera forma, negra, llena de líneas doradas. Parecía un... ¿Robot? Les explicó que venía de un lejano planeta y que su nombre era Warlock. La gente le apresó y experimentó con él ya que tenía un fuerte poder ansiado para ellos. Hellboy frunció el ceño con más fuerza sin entender una mierda. No creía lo que decía ese ser, pues conocía de sobra a los seres mágicos y sus mentiras, pero si era verdad lo que decía explicaría varias cosas, como su inmunidad al poder mágico del hierro o que hubiese aguantado tanto una pelea, o que él jamás hubiese visto nada igual. Pero no tenía mucho sentido eso de los alienígenas... Él sólo había visto uno en toda su vida. Pero recordó las palabras que la vaquera le dijo tiempo atrás. "Unos tipos que venían del espacio... Un hombre árbol... Un mapache que habla...". Todas esas posibilidades se le presentaron de repente, pero no bajó la guardia.- Y la mejor forma de evitar que te busquen es raptar a una niña. Una curiosa forma de alejar a la gente.-

Raptar a una niña lo único que había hecho era que las fuerzas del orden tomasen el control de la situación, y si se descubría que había un ser así en mitad de bosque no tardarían en tener allí a SHIELD, los Vengadores y la madre que los parió. El problema en todo aquello era que el ser no parecía estar mintiendo. Hellboy no era un experto en saber cuando alguien decía la verdad y cuando no, pero la historia cuadraba y más si no era capaz de situarlo de ningún modo. Entrecerró los ojos y suspiró.

- Bien Warlock... Si es cierto que eres un alien y no quieres matar a la chica... ¿Qué haces en la tierra? ¿Has venido por algo en concreto, como exterminar a la raza humana?Habla, y según lo que digas veremos qué hacemos contigo...- Estaba dándole la oportunidad de contar la verdad y así no llevarse un nuevo puñetazo de regalo. Si Abe hubiese estado allí habrían podido comprobar que lo que decía era verdad, puesto que habría visto su naturaleza. Pero sin el agente celeste con ellos iban a tener que ir a la antigua usanza.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   1st Agosto 2016, 22:50

Si había algo aún mas incómodo que la petarda mocosa y llena de babas, era el hecho de que esa cosa hablara sin rasgo aparente. Resulta muy incómodo saber que una especie de careto de maniquí te está hablando, y no tener a donde mirar. Son ese tipo de cosas que a menudo pasan desapercibidas. Intentas mirar a los ojos, después a la boca, y al final, te da lo mismo mirarle a la cara que no, porque no hay donde fijar la vista, y mantenerla en esa superficie blanca que parecía que estuviera hecha de porcelana bañada en aceite era de lo mas desagradable. Mas que desagradable era... cual es la palabra. No se. En el fondo daba igual. Con el Ghost Rider fuera de escena, sólo quedaba el cabezón rojo para defenderlas, y no sabía hasta que punto podía seguir metido en pelea con esa cosa otra vez. El bicho parecía bastante debilitado, pero iba recobrando las fuerzas. Y si lo que quería era a la niña, a lo mejor volvía a hacerse con ella.

Yo ya estaba en un punto que hasta me estaba pensando dársela, con tal de que dejara de berrear. Pero tuve la suerte de que esa cosa cambió de forma, se volvió negra con una especie de rayas doradas. Era un poco como ver un escenario de tron, pero en plan rico. Alcé una ceja y lo miré de arriba a abajo. Era larguirucho, asexuado, con una sonrisa enorme y una extraña melena de león hecha como de cables pelados. No había visto nada igual en mi vida, y eso que había visto muchas cosas, incluidas un mapache pistolero que habla. Eso sorprendería incluso a algún troll, podéis creerme.

Intentó explicarse, y aunque yo no me creía nada de nada, lo único en lo que podía pensar era en lo fácil que habría sido si esa cosa estuviese aquí. Con esa especie de ojos en llamas podía ver si alguien mentía, porque era pecado.

- ¿Se supone que eres una especie inteligente? Porque desde luego, pretender alejar a la gente con un secuestro no debe ser lo mas brillante que se le ha ocurrido a nadie. - farfullé por lo bajo, sarcástica. A lo mejor por que estaba cansada, pero también porque no me estaba cortando un pelo en hablarle así. - ¿Y como pensabas devolverla? ¿Sabes donde están sus padres? ¿O quienes son? Porque si lo sabes vas a ahorrarnos mucho tiempo. Podemos montar un circo ambulante de monstruitos y devolverla. Qué divertido, ¿no? - gruñi, de nuevo sarcástica. Sólo quería acabar con esto e irme a casa a dormir.

Quizá hacer una parada en alguna cafetería, y tomar unas tortitas con sirope de arce. Suena bien.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Warlock
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 01/03/2014
Edad : 31

Ficha de Personaje
Alias: Warlock
Nombre real: (Impronunciable)
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   4th Agosto 2016, 21:57

- ¡Claro que yo sabe quiénes son! Yo los estuvo observando un buen rato antes de llevarse a Sally. Ellos aún están en el pueblo, esperando respuestas. Yo pensaba dejarla en su habitación del hotel por la noche, cuando todo hubiese sido despejado por la policía-Respondió el alien a la niña diabólica, en la que percibía una gran hostilidad. Luego contempló al demonio rojo con gesto de incredulidad y se atrevió a dibujar una sonrisa burlona-¿Yo, exterminar a los humanos? ¿Y entonces por qué no haber empezado por los campistas, la familia de Sally, o la propia Sally?

- ¡Hada del bosque, ¿quieres hacernos daño?!

En el rostro del alien se dibujó tal vez la expresión más maternal de la que su raza jamás hubiera sido capaz de tener. Su mirada era tranquilizadora, pese a su inquietante aspecto, y transformó su mano en una flor, haciendo que la niña distrajera su atención de tan oscuros pensamientos. Una vez estuvo más tranquila y a salvo de la macabra conversación, Warlock prosiguió su diálogo con el demonio:

- Yo lleva mucho tiempo entre humanos, y de hecho, llegó aquí buscando refugio. Hace ya mucho tiempo de eso. Pero si no creéis a yo, podéis preguntar en Mansión X. Yo vivio allí y sirvió como héroe a las órdenes de Charles xavier, ¿Vosotros conocéis a Xavier-mentor?


Última edición por Warlock el 28th Septiembre 2016, 22:03, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1108
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   27th Septiembre 2016, 19:06

La niña pareció calmarse con la flor que el extraño ser hizo aparecer en su mano, y los lloriqueos cesaron. Un descanso para la cabeza desde luego. Lo molestos que podían llegar a ser los niños... El caso es que Tortita tampoco parecía fiarse demasiado de Warlock, y sus palabras eran muy parecidas a las que el demonio había dicho. Por desgracia para ellos no estaba allí el espíritu de la venganza, quien habría podido saber sin problema si ese ser mentía. Así que no les quedaba otra que confiar en ese ser o no confiar en él. De momento sabía dónde estaban los padres de la niña, y eso ya era un paso. Cuando habló acerca de la mansión X y el famoso Xavier el demonio se quedó pensativo. ¿Un alien en una mansión de mutantes? No cuadraba, pero tampoco conocía demasiado de aquel lugar. Sabía que había aparecido con el choque donde antes no había nada. De repente un hombre acogía a todos los seres con poderes mutantes que deseaban hacerlo. Abe podría haber ido allí si hubiese querido, pero prefirió quedarse en su casa, aunque había mostrado su interés por visitar algún día la mansión.

Hellboy miró por encima del hombro a Kim, buscando alguna respuesta. Luego volvió la mirada al alien de nuevo.

- Muy bien... Nos llevarás hasta los padres de la niña. Y nos responderás a la pregunta de por qué la secuestraste. Sigo sin ver qué relación tiene con todo lo que has contado. Caminarás delante de Tortita y la niña, y ellos por delante de mí. Yo cerraré el grupo. Una sola tontería y se acabó, ¿entendido? Si haces eso tal vez empiece a creerme tu historia. Pero no me busques las cosquillas. Si es cierto que solo buscas ocultarte yo puedo ayudarte, y estoy haciendo un enorme esfuerzo en confiar en ti. No hagas que me arrepienta... ¿Estás de acuerdo con esto Tortita?- No terminaba de convencerle todo aquello, sobre todo la parte de la destrucción de la humanidad. Podría haberla empezado él, o también podría estar aquí en la tierra aprendiendo las costumbres y demás de los humanos antes de que un ejército entero de seres como aquel la invadiese. Fuera como fuese estaban en tablas, y debía confiar en él si quería averiguar la verdad.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   5th Octubre 2016, 11:04

A esas alturas lo único que yo quería era dejar a la niña con sus padres y largarme. No me apetecía quedarme allí con una niña llorona, un marciano con un léxico de troglodita, y un demonio encabronado ni un minuto más. Alcé la vista, pensando por primera vez que habría sido muy útil saber si esa cosa nos estaba mintiendo en plena cara, pero aunque tuviera mucha práctica, por mi cuenta sólo podía hacerme una idea. Intentaba pensar en lo que había visto de él cuando eso estaba aquí. Había visto muertes, destrucción, miedo, contagio. Pero no recordaba haber visto mentira. Claro que con ese historial, cualquiera es capaz de perseguir un pecado pequeño entre tanta aberración. Como intentar encontrar una aguja en un pajar gigantesco.

- Lo que está claro es que hay que llevarla con sus padres. No vamos a quedarnos aquí discutiendo para siempre. - gruñí por lo bajo, mientras me acercaba a la niña, que miraba como una tonta acaramelada la flor. - Ah, ¿Ahora puedo decidir? - pregunté, realmente sorprendida. Me pasa eso muy pocas veces, por no decir prácticamente ninguna. - Vale, lo que sea. Sólo quiero dejar a este saco de lloros en su casa y pirarme. - dije, mientras la cogía de la mano contra su voluntad y empezaba a andar.

Pero en cuanto vio que esa cosa nos seguía se quedó algo mas tranquila, aunque aún hizo amagos de intentar retirarme la mano dos veces, y a cada cual, más fuerte la cogía y con mas firmeza, así que acabó por rendirse y andar torpemente a mi lado, dando traspiés, porque intentaba mirar hacia atrás cada dos minutos para asegurarse de que su "hada del bosque" nos pisaba los talones. He visto cosas raras en mi vida, pero como esa chatarrería que nos seguía, ninguna. Se me hacía raro pensar que hubiera vida ahí fuera, y que lo mejor que se le ocurriera era disfrazarse del Slenderman, pero el mundo se había vuelto totalmente loco con la colisión, así que ¿Porqué no?

A veces imaginaba que todo eso no era mas que un producto de mi imaginación, y yo llevaba veinte años en coma o algo así. Hubiera sido mas llevadero que eso fuera verdad.

- Indícame por donde, rastafari chatarrero. - le dije con neutralidad. Esa noche habían sucedido demasiadas cosas como para intentar no pensar en ellas.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Warlock
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 01/03/2014
Edad : 31

Ficha de Personaje
Alias: Warlock
Nombre real: (Impronunciable)
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   13th Octubre 2016, 23:37

- ¿De veras puede tú ayudar a Yo a ocultarse? Yo te estaría muy agradecido, entidad demoníaca.

Contempló con algo de pesar cómo trataba la niña demoníaca a Sally, y decidió ponerle remedio. Se acercó a ambas, y las agarró de forma que ambas quedaban sentadas sobre sus hombros. Caminaron en dirección al hotel del pueblo, pero estaba rodeado por la policía, que seguía interrogando a la familia de Sally y a los testigos de su paranormal secuestro. Warlock dejó a las niñas en tierra, y se volvió hacia los demonios.

- Yo se encargará de esto. La policía no cree en esa criatura que Yo encarnaba, así que Yo creará un momento de confusión para devolver a Sally. Yo promete no dañar a nadie.

- ¡Hada del bosque, quiero montar otra vez a caballito!

El technarch se agachó para ponerse a la altura de la niña y le habló como si estuviera planteándole un juego, aunque con cierta melancolía. Al fin y al cabo, no dejaba de ser una despedida, y esa niña había sido lo más importante para él en sus últimas horas allí.

- Ya no habrá más caballito, pequeña Sally-tú. Hada del bosque-yo tiene que marcharse, pero hay alguien que quiere despedirse de tú también, y te llevará con padres de tú- Al terminar de decir esto último, la aapriencia del alien cambió, volviendo a transformarse en el siniestro ser trajeado y sin rostro que causaba terror entre los habitantes de la zona, pero que enloqueció de alegría a la pequeña, que se lanzó a sus largos brazos.

- ¡Duende del bosque! Te he echado de menos, duende del bosque...

Irguiéndose en su extraña figura, asintió con la cabeza a los dos demonios, y unos largos tentáculos negros surgieron de su espalda, levantándole del suelo, y como si fuesen las patas de una descomunal araña, abandonó la espesura "volando" entre los árboles a gran altura, hasta que se plantó delante de los policías. Estalló el pánico, y rodeando a la niña con parte de sus apéndices, se estiró hasta la ventana de la habitación donde se alojaba la familia de la niña, resistiendo los disparos. Fue todo muy rápido, casi costó creer que había sucedido. Al terminar, los agentes no tenían muy claro qué había sucedido, pero los gritos de alegría de una madre al reencontrarse con su hija flotaron en el helado aire canadiense.

Una vez alejado del peligro, el alien regresó junto a los demonios con aire esperanzado. Les observó con una mueca ilusionada, y dijo:

- Yo ha cumplido con su parte. ¿Qué hacen nosotros ahora?

_________________
[img][/img]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1108
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   3rd Noviembre 2016, 21:19

Caminaron a través del enorme bosque de coníferas durante un rato. Los únicos sonidos que les acompañaban eran los de las ramas rompiéndose bajo sus pies y alguna roca que caía rodando, además de la charla que mantenían la niña y el extraño ser. Su forma de hablar era rara e ilógica. Usaba los verbos en tercera en ocasiones aunque se refiriese a sí mismo, otras veces era en pasado aunque la acción estuviese ocurriendo en el momento,... Era un dolor oírle hablar, y eso que el demonio no era tiquismiquis a la hora de escuchar dialectos. Pero había algo en él, tal vez el extraño sonido metálico que acompañaba a sus palabras, tal vez que el ser en sí no le caía bien, tal vez que estaba agotado y cansado de estar lejos del calor y la comodidad del B.P.R.D sólo por una especie de fantasma que estaba aterrando a los habitantes de un pequeño pueblo en Canadá... Eran muchas las razones por las que Hellboy se había cansado de tanto rollo y tanta pelea, y para mayor INRI la pequeña Tortita haciendo su aparición y con su impertinencia y sarcasmo habitual. Lo único que estaba deseando era llevar a la niña hasta sus padres y olvidarse de todo aquel tema.

Luches rojas y azules tiñieron los troncos de los árboles de manera parpadeante. A lo lejos pudieron ver el linde del bosque donde unas casas marcaban el límite del pueblo. Los policías hablaban a través de sus walkies y miraban en dirección al bosque, negando con la cabeza. Habían pasado días desde que el primer avistamiento puso a todos los habitantes en alerta, y durante todo este tiempo los servicios del orden no habían descansado ni un momento. Estaban también cansados y algunos comenzaban a dar por perdida a la niña.

- Demasiada gente para entrar sin que nos vean...- Dijo el demonio mientras se asomaba por encima de una enorme piedra gris decorada con una suave alfombra de musgo húmedo. Entrecerró sus brillantes ojos amarillos antes de agacharse y volverse al pequeño grupo improvisado que allí tenían. Pero cuando lo hizo vio que el alienígena no estaba con ellos. Miró a su alrededor con movimientos espasmódicos mientras buscaba al ser que le llevaba trayendo de cabeza toda la noche. Lo encontró flotando entre las ramas de los árboles, a varios metros de altura. Si seguía así tal vez podría pasar desapercibido y...- ¿Pero qué...?-

El ser aterrizó en mitad de todos los guardias y estos le cosieron a balazos. Estiró su cuerpo y brazos hasta dejar a la niña en la habitación de la casa, entrando a través de la ventana. Los gritos, los flashes de las cámaras, los coches arrancando... El caos cundió en un momento. El ser dejó a la niña y se plantó delante de la pequeña Tortita y de Hellboy con una sonrisa.

- Yo ha cumplido con su parte. ¿Qué hacen nosotros ahora?- Hellboy apretó los dientes y le soltó un bofetón con todas sus fuerzas.

- ¿Que qué hacemos ahora? ¿Qué te parece correr? ¿En qué demonios estabas pensando?- Dos disparos cruzaron sobre sus cabezas y otro se estrelló contra la piedra, produciendo un estallido metálico del que salieron varias chispas. Los ladridos de perros y las linternas balanceándose en las manos de los casi veinte agentes que se dirigían hacia ellos fueron suficientes para que Hellboy cogiese a Tortita con un rápido movimiento y se lanzase hacia la espesura del bosque.- ¡Muy buena tu idea de plantarte en mitad de todo un ejército de policías! ¿Qué pensabas, que te invitarían a sirope de arce tras dejar a la niña? ¡Mierda!-

Los disparos silbaban sobre ellos y el demonio colocó a la pequeña entre su pecho y su mano de piedra, evitando que los tiros la alcanzasen. Sintió un par de mordiscos calientes en la espalda ante los cuales apretó los dientes para aguantar el dolor. Los gritos y ladridos se oían a sus espaldas. Aún estaban lejos pero Hellboy sabía que corría a contrarreloj. Siempre podía darse la situación en que llegasen a un callejón sin salida y entonces tendría problemas. Tenía que buscar un sitio donde ocultarse. Maldito Warlock y su maldita idea de tarado. Y ahora a correr. ¡Menuda noche de mierda!

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kim HwaJae
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 07/01/2015

Ficha de Personaje
Alias: Tortita
Nombre real: Kim HwaJae
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   10th Diciembre 2016, 01:51

- ¡Eh! ¡EH! ¿¡QUE HACES?!- exclamé cuando vi que me levantaban por los aires.

Aterricé en unos hombros que eran, a decir verdad, bastante cómodos. Como resbaladizos. Warlock me colocó en uno a mí, y en el contrario, a esa especie de saco de mocos y llanto mas pesada que comerse una tonelada de grava. Que asco de niña, en serio. Cuando el alien comenzó a andar, con hellboy a su lado, yo me adentré en mis propios pensamientos, y os lo puedo asegurar, para nada bonito. Dejé colgar una de las piernas, flexioné la otra y la agarré con ambas manos. El aire frío de Canadá se colaba entre los árboles, creando corrientes extrañas y varios sonidos que nos acompañaron durante todo el trayecto. un golpe de aire amenazó con echarme el pelo por la cara, aunque no fui consciente. El paisaje dejó de ser nítido, y se volvió una especie de nube negruzca. Me quedé allí, ausente, mientras mi mente me traicionaba, y me dirigía a ese momento que acababa de vivir. Dentro de sus ojos mirándome, solo podía ver negrura. Aferré con fuerza mi propia pierna, mientras se me fruncía levemente el ceño.

Sentía toda una gama de cosas que no me dejaban en paz. Experimenté un desasosiego extraño, a causa de esa conversación. Un claro rechazo, que llevaba acompañándome durante veinte largos años. Pero una parte de mi, muy a mi pesar, se sintió dolida por la reacción de esa cosa que vivía en mi interior. Por el hecho de que le diera exactamente igual que yo muriera. La soledad me golpeó como un bofetón, y me hizo morderme el labio inferior. Mis ojos se humedecieron, a causa de la rabia, de la frustración, y de ese extraño dolor que me llenaba de culpa. Quizá intenté olvidar por todos los medios una ocurrencia que me había asaltado de pronto. Puede que saber que le tenía a él pendiente de mi me hiciera sentir algo menos abandonada, pero no fui capaz de digerir algo como eso en ese momento. Lo borré de un plumazo, y me quedé sumergida en todas esas sensaciones negativas, que en conclusión, me hacían sentir una miserable.

Lo que pasó después fue como un sueño. Me dejaron en el suelo, y me quedé allí mirando la situación como esos bobos sin cerebro que miran la televisión durante horas. Vi como el marciano se transformaba de nuevo y se metía en medio de una nube de policías, que intentaban freírle a balazos, cómo se introdujo en la casa por la ventana, los flasehs, las luces, la persecución. Todo pasó ahí mismo, delante de mi, pero no pude reaccionar de ninguna manera. Entre otras cosas, porque estaba segura de que eso debía ser mentira. No se podía ser tan idiota. Volvió frente a nosotros, y se quedó allí, mas ancho que largo. Yo no tuve fuerzas ni para mirar a Hellboy. No al menos hasta que oí el primer balazo.

- ¡¡AAAAAH!!- Salí corriendo. No esperé a nadie. No miré atrás. Ya me había llevado un tiro hoy. Sólo recordarlo hizo que se me erizara todo el pelo, y me doliera el muslo. Recordar esa sensación horrible me dio dentera, y amenazó con ser el empujón que me faltaba para echarme a llorar. - ¡AAAH, SUELTA!- exclamé en cuanto noté que me levantaban por los aires. Durante unos segundos, me quedé totalmente descolocada, hasta que me di cuenta de que me estaban cargando. En otras circunstancias, habría pataleado. Ahora, estaba tan descentrada, tan ausente de la realidad, que no fui capaz de comprenderla. Me colocó esa enorme mole de piedra delante, y yo hundí la cabeza, aterrada ante la idea de poder sentir otra vez ese dolor horrible. Solo abrí los ojos un momento, para buscar a Warlock, al que vi trotando a nuestro lado. - ¡Corre!- fué lo único que fui capaz de gritar, mientras nos adentrábamos en el bosque, y las luces continuaban siguiéndonos, acosándonos con los destellos intermitentes que producían nuestros perseguidores al seguirnos.

_________________
A TOMAR POR CULO YA CON LA PUTA FIRMA DE LOS COJONES.

Quien quiera ver la puta canción de mierda que quería poner, es esta: https://www.youtube.com/watch?v=1-xGerv5FOk
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Warlock
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 01/03/2014
Edad : 31

Ficha de Personaje
Alias: Warlock
Nombre real: (Impronunciable)
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   29th Diciembre 2016, 02:15

El tiroteo se estaba intensificando, y Warlock maldijo a ese ser llamado Slenderman; era evidente que no imponía terror alguno. Pensó que no le perseguirían si se camuflaba de nuevo con su aspecto. Los seres racionale sno persiguen y acosan a aquéllo que no entienden, huyen de ello... excepto si tienen un arma. Actualizó sus conocimientos mientras oía silbar las balas a su alrededor, entonces se dio cuenta de que, una vez devuelta Sally, ahora la protección de esos dos demonios era su mayor prioridad. El grandullón estaba herido y además cargaba con la pequeña ígnea. Al ritmo que iban, los policías les atraparían enseguida, así que decidió tomar la vía rápida.

- ¡No temáis, demonios-amigos! ¡Yo os sacará de aquí!

Mientras corría, transformó su cuerpo, estirándolo y envolviendo a sus acompañantes. Finalmente, hizo caer a Hellboy y la Ghost rider en su interior, que tomó la forma de una cabina de mandos, mientrs su exterior se metamorfoseó en un avión caza, justo cuando salieron a un claro. Sin más dilación despegó, dejando atrás a los sorprendidos policías, que nad apudieron hacer por seguir al extraño objeto. Una vez en el aire, a varios kilómetros de altura, su voz sonó como una transmisión radiofónica hacia rojo.

- ¿Qué ruta debe tomar yo? ¿cuál es destino de vosotros? Cambio.

_________________
[img][/img]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1108
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   25th Abril 2017, 13:15

Podía escuchar los gritos y sonidos de los policías que les perseguían dispuestos a llegar al fondo de todo aquel embrollo. Puede que los monstruos o las criaturas sobrenaturales asustasen a los humanos por regla general, pero allí había un par de decenas de policías, y como suele decirse, la unión hace la fuerza, de manera que no dudaron ni un momento en perseguir a ese aterrador ser hacia el bosque, achuchándole a los perros e intentando alcanzarle con las balas, sin éxito aparente. Hellboy no tenía ni idea de a donde debían ir ahora. El bosque era frondoso y se extendía kilómetros y kilómetros. Sabía que si se alejaba lo suficiente los policías seguramente cesarían la persecución y buscarían refuerzos o avisarían al ejército, cosa que sucedería en menos de veinticuatro horas. Su único pensamiento ahora mismo era adentrarse lo suficiente en el bosque como para que las fuerzas del orden se rindiesen y entonces buscar un modo de salir de allí, aunque eso le llevase toda la noche. Ya dormiría cuando estuviese a salvo... O cuando su cuerpo no aguantase más. El enfrentamiento con aquella criatura le había dejado medio tocado y podía notar el cansancio y el dolor muscular debido al esfuerzo recorriéndole el cuerpo entero, pero no era momento de rendirse en ese momento. No. Tenía que luchar, tenía que aguantar por él y por la pequeña. Podía ver perfectamente lo asustada que estaba. No había opuesto resistencia alguna a que la cargase como un fardo, y eso era una señal más clara que el agua.

Una bala silbó sobre su cabeza y se estrelló en un árbol delante de él, dejando una marca en la corteza. El demonio miró por encima de su hombro y pudo ver en la lejanía como las linternas estaban más cerca que antes. Los ladridos de los perros se escuchaban más nítidamente también, y eso sólo podía significar una cosa: les estaban alcanzando. En otra situación les habría dejado atrás sin problema, pero no después de todo lo que había sucedido. Los muslos le ardían y el costado le pinchaba como un cuchillo frío. Buen momento para tener flato.

En un determinado momento alcanzaron un claro tan grande como un campo de fútbol. Los enormes árboles quedaron atrás y el cielo estrellado se abrió sobre ellos. La luna iluminaba con fuerza el suelo, tiñiendo las hojas de los helechos y los arbustos de un color plateado. En ese momento escuchó un silbido distinto al de las balas, y todo se volvió negro. Sintió como ya no pisaba el suelo sino algo que parecía goma o plástico, seguido de la sensación de ser elevado en el aire. Todo daba vueltas y no veía nada. Apretó a la niña contra su pecho para evitar que se le escapase en esa especie de lavadora. ¿Qué estaba pasando? Y entonces ante ellos apareció una cabina de mandos, igualita a la de un avión. Unos asientos les recogieron y pudo ver a través de las ventanillas como se elevaban en el cielo a una velocidad vertiginosa. A muchos metros de distancia, a ras de suelo, los policías elevaron sus ojos hacia el cielo, completamente atónitos.

- ¿Pero qué dem...? ¿¡Qué puñetas es esto!?- ¿De dónde había salido ese avión? ¿Y quién lo pilotaba? Porque a pesar de estar en la cabina de mandos él no era. El cinturón le tenía bien apresado y aunque intentó levantarse no fue capaz. Estaba demasiado bloqueado para reaccionar de manera lógica. Miró a la pequeña para asegurarse de que estaba bien. La vio a su lado, también en un asiento de piloto, y tampoco estaba tocando nada. Un crujido estático le sobresaltó y escuchó la voz de Warlock proveniente de la radio.-
¿Warlock? ¿Pero qué mierda...? ¿Este avión es tuyo? ¿Cómo demonios nos has metido en él?-


Todo había sucedido rápida y caóticamente. Ahora que podía pensar con cierta calma su cerebro intentó encajar las piezas. Lo que les había envuelto en el suelo tenía que haber sido Warlock, pues la sensación había sido la misma que cuando le había rodeado durante la pelea, y en ese momento les tenía que haber subido al avión. Pero no tenía sentido. Había despegado casi al instante, de hecho juraría que la sensación de elevarse en el cielo había comenzado cuando fue rodeado por aquella goma, lo que significaría que... ¿Warlock era el jet? ¿Qué mierda de bicho interdimensional era ese?

Y tras quedarse perplejo unos segundos agitó la cabeza.

- Eh... ¿Nueva York?-

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]   

Volver arriba Ir abajo
 
La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» La Leyenda de Slenderman [Warlock, Hellboy]
» LA LEYENDA DE LOS SPUGNA
» Historia en modo Ser Leyenda del PES09
» (FM11) Real Burgos C.F.: La Leyenda del Matagigantes
» Leyendas urbanas hasta la actualidad.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte-
Cambiar a: