Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   24th Septiembre 2015, 15:37

Cuando esa mañana Gabriel se despertó, con un buen humor de esos que te hacen creer que el sol brilla más fuerte ese día, no se imaginaba que el comunicador iba a sonar unos minutos después. Lo cogió, y tras una breve conversación con el agente al otro lado, se duchó y se vistió rápidamente. Tomó algo para desayunar de pasada, y salió por la puerta de su apartamento. Pocos minutos después, estaba conduciendo su moto, la cara seria oculta bajo el casco. A esas horas no había demasiado tráfico, así que llegó relativamente pronto, muy a su pesar.-Estos pensamientos lo acompañaron a lo largo de su caminata por el pasillo, blanco y similar al de un hospital. "-Pero ya es un poco tarde para curarlos."-Llegó a la puerta que le habían indicado, y llamó para entrar a continuación. Aquella habitación de la morgue era muy parecida a como Gabriel había imaginado. El ambiente, totalmente aséptico, combinaba con el resto del edificio. Un hombre y una mujer con batas blancas hablaban en un lateral, junto a una mesa amplia con diversos instrumentos forenses. Presidiendo el espacio, el cadáver. Tendido sobre algo muy similar a una mesa de operaciones, cubierto totalmente con la consabida sábana blanca que tan sólo insinuaba una forma humana bajo ella. De hecho, lo único con algo de color en aquel lugar era el cabello y los ojos del agente. Eso lo hacía sentirse casi como un intruso. Esperó a que los forenses acabaran de hablar, y el hombre se fue, dejando a su colega a cargo de todo. Ambos tenían batas también blancas, pantalones negros. Rostros pálidos y macilentos, cabellos grises en el caso de ella y negros en el de él. No muy diferentes a los muertos que reposaban en las cámaras refrigeradas, esperando a Dios sabe qué.

-Buenos días. Verá, le hemos llamado porque hemos terminado de analizar todo lo posible a la mujer que trajeron hace un par de días.-La doctora retiró la sábana un poco, dejando a la vista lo que quedaba de Cloe. La sangre se había secado, tomando ese color marrón óxido tan desagradable.-No hemos encontrado nada que indique una condición especial. Su ADN es perfectamente humano, no tiene órganos ni sustancias extraños en su organismo, tampoco símbolos o tatuajes que la puedan vincular a alguna organización.

-¿Y las huellas dactilares?-Si algo sabía Gabriel, era que algo no encajaba. Lo cual es saber muy poco sobre el tema en cuestión.-Eso ya no es fiable, agente. Seguimos sin tener la base de datos completa, y sus huellas no coinciden con las de nadie que tengamos fichado. Pero eso no significa nada, puede ser sencillamente del otro universo.-Algo decepcionado, Gabriel se despidió y se fue. Ya en la calle, informó a sus superiores, y cogió la moto. No quería ya volver a casa, así que se dirigió al Triskelion. Tenían que tener algo por hacer, algo para mantenerse ocupado.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."



Última edición por Gabriel Leblanc el 8th Diciembre 2015, 16:34, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   25th Septiembre 2015, 11:08

- ¿Es correcto el pedido?
- Lo es. Por favor, que no escatimen en la tinta.
- Hmmmmm... tardaremos un poco con todas las impresiones.
- No hay prisa... bueno si, sí que la hay. Así que por favor, que sea lo primero que saquéis.
- Pero tenemos otros pedidos-
- Ésto irá así: usted, o mejor dicho, tú te vas a encargar de que mi pedido vaya el primero, y cuando esté hecho vendrán unos señores muy majos a recoger mi pedido. Y lo hará primero porque de no hacerlo apretaré el gatillo que tengo guardado en el bolsillo de mi abrigo, y entonces buscaré a otro que lo haga. Yo perderé tiempo, pero no tanto como tú. ¿Me explico?

El hombre bajó la mirada hacia el bulto del bolsillo de la morena, donde tenía puesta la mano. No sabía hacia dónde mirar para pedir ayuda, hasta que tuvo que desistir al no ver a nadie lo suficientemente cerca y tan fiable como una pared que pudiera detener esa bala.

- Está bien... Por favor, debe pagar por adelantado.
- Por supuesto. - La mujer abrió la maleta. Lo siguiente que se escuchó fue un golpe tremendo contra el mostrador cuando puso varios bloques de dinero encima. El hombre no daba crédito. - En efectivo, por descontado.
- En... enseguida empezamos - y salió del mostrador para ir a la parte de las imprentas.
- Claro, como no.......... - Cloe acarició la gran cantidad de billetes que tenía delante. - Ay mis pequeños billetes falsos, como os quiero. - Sacó la mano del bolsillo con un pequeño gato de goma que le cabía en la mano. - Y a ti también.
- Miauu - dijo al estrujarlo.

...

Gabriel, al coger la moto y conducir hasta la base, se encontró con que las calles estaban algo cambiadas. Algo... no estaba ahí la última vez que pasó. Era algo grande, rectangular, con muchos colores. Era una foto suya, sacada sin permiso y se notaba, pues tenía toda la pinta de haberse hecho con una reflex con mucho zoom desde alguna parte de la calle. Lo chocante era que bajo su cara había algo escrito con grandes letras y muy llamativas: "¿Ha visto usted éste niño? Por favor, llame al siguiente número".
Pero la cosa no acababa allí: la misma foto se repetía en varios carteles colgados de las farolas y pegados en las paredes propagandísticas con varios letreros, a cada cual más bizarro: "¿Quieres pasar una noche conmigo, encanto? Llama al siguiente número"; "Se ha escapado éste animal de circo. Llamar al número siguiente"; "Descubre mi ratoncito feliz. Llama al siguiente número".
Todos los carteles tenían su cara y repetían siempre el mismo número de teléfono. La gente se arremolinaba alrededor de los mismos, entre risas y preguntas. Algunos incluso se les veía marcar el número para ver de qué trataba todo eso.

Una cosa estaba clara: su cara no pasaría desapercibida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   29th Septiembre 2015, 23:56

De pronto, Gabriel se fijó en algo que a primera vista le pareció absurdo. Pero claro, podía esperarse cualquier cosa... Habría jurado que su cara estaba en un cartel puesto en una pared. Pero eso no tenía sentido, ¿no? Pero a medida que avanzaba, esos carteles ser iban haciendo cada vez más abundantes, hasta el punto de empapelar prácticamente paredes, vallas y farolas. Frenó con un chirrido irritado y aparcó casi a la vez que bajaba de la moto. Aquella sí que era su cara. No se quitó el casco, por supuesto, y agradeció que el cristal estuviera tintado. Entonces, pudo leer los mensajes variopintos que alguien había escrito debajo.

Pulsó un botón diminuto en un lateral del casco para hacer fotos  a varios de esos carteles, que se mandaron automáticamente a la central. ¿¿Qué clase de seguridad tenía SHIELD que no era capaz ni de proteger el anonimato de sus propios agentes?? La llamada no se hizo esperar. Una de las ventajas de las cosas diseñadas por SHIELD era que en todo momento podías hacer casi  de todo: Mandar información al Triskelion, llamar, obtener datos sobre lo que estabas viendo. O hablar sin que nadie te oyera. -¿Qué es esto, Sparrow?-Estaba irritada. Pero no tanto como él. -"Esto" es lo que hay por medio Nueva York. ¿De quién demonios es ese número? Está en todos, a pesar de que ponen cosas distintas. -Gabriel volvió a subir al vehículo y aceleró, rumbo a la sede de SHIELD. -No lo sé.-El trabajo de la agencia era precisamente saber, pero para variar no tenían nada en claro.

Durante todo el trayecto, no dejó de ver los carteles pegados aquí y allí. Había sentido tentaciones de llamar un par de veces, pero no le pareció muy prudente que digamos. Dios sabe quién le cogería el teléfono. Además, había visto de refilón a varias personas que probablemente estaban llamando al número. Quien fuera el responsable de aquello, se lo debía estar pasando en grande, por que Gabriel no le encontraba ningún sentido lógico a aquello.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   1st Octubre 2015, 11:39

Los carteles parecía que le persiguiesen como un mal sueño: allá donde mirara, allí estaban, con aquella fotografía hecha con mala calidad y de destranjis. Cuantos más carteles miraba más frases extrañas le aparecían a un lado y a otro de la calle. Era raro verse en una ciudad que todo el mundo puede verte la cara, ¿verdad? Pues lo más extraño le estaba esperando a pocos metros de donde estaba el Triskelion.

Cuanto más se acercaba a la base podía ver que los mensajes se parecían unos a otros, y más o menos todos decían algo así como: "llámame". Era el mensaje subliminal de todos los mensajes. "Llámame". Parecía el mensaje de una novia pesada que se cree que la tienes abandonada o que estás con otra sin ella saberlo.

En uno de los cruces justo delante de su trayecto al "trabajo", había una figura femenina metido dentro de un traje de motera ajustado pero con la cremallera del escote subida. Una cosa era ser coqueta y estar orgullosa de tu cuerpo y otra cosa muy distinta era mostrar cacho sin venir a cuento tan sólo para ganar unas cuantas miradas.
Llevaba puestas unas gafas de sol pero quien la hubiera visto una vez podría reconocer aquel pelo moreno, esa piel blanca que parecía de cristal y ese cartel escrito en un trozo de cartón y rotulador donde ponía "Ratoncito". Bueno, eso último venía a parte del set, pero si Gabriel pasaba por delante y se la quedaba mirando, la reconocería al instante, sentada en una moto de carrera que a saber de dónde la había sacado.

Sonó su móvil. Aparcó un momento cartel y contestó.

- ¿Diga?... - colgó en cuando escuchó la voz al otro lado. No era la voz del ratoncito.

Durante toda la mañana estaba respondiendo y colgando llamadas, esperando que una de esas fuera la del ratoncito, pero no hubo suerte. Lo ponerse en la calle por donde la habían llevado a la base de la noche anterior había sido una buena idea... o eso esperaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   6th Octubre 2015, 15:38

Gabriel se dió cuenta de que el patrón de los carteles estaba cambiando progresivamente. Al principio, el mensaje que aparecía junto al número y la foto variaba de un anuncio a otro. Pero ya no: Ahora, era una sola palabra la que lo acosaba desde todos lados. Llámame. Pero ¿Llamar a quién? El rubio se lo pensó unos segundos. Bien mirado, no era tan mala idea como parecía. Al menos podría sacar algo en claro de todo aquello, en función de lo que le dijeran. Si eso era algún tipo de juego, quería saberlo lo antes posible. Empezó a aminorar la marcha para buscar algún sitio para detenerse y llamar, pero vió algo que lo dejó paralizado.

Ella.

Cloe estaba en la acera, como si nada. Viva. A Gabriel le saltó a la vista como si la hubieran señalado con luces de neón. Y parecía que ella quería también llamar la atención. Sentada en una moto de competición y con un cartel que sólo él podía entender. Acababa de colgar el móvil cuando Gabriel paró directamente delante suyo, sin ni siquiera apagar el motor. No se quitó el casco, claro. Pero tampoco hacía falta. Al final, ella era la que había hecho todo aquel montaje de los carteles. ¿Para qué? Y lo mejor de todo ¿Cómo es que estaba viva? Le hizo un gesto para que subiera, sin hablar. Con un poco de suerte encontrarían un lugar algo apartado para hablar con más tranquilidad. El francés no se podía creer lo que estaba haciendo: Lo que quería en realidad era alejarse lo máximo posible de ella, pero en el fondo, necesitaba saber. Tan pronto como ella se hubo sentado, Gabriel se dirigió a una calle poco frecuentada, bien lejos de oídos curiosos... O de gente que pudiera reconocerle. No sabía ya quiénes le preocupaban más. Aparcó y bajó, seguido de Cloe. Se quitó el casco y le dedicó una larga mirada. Salvo la ropa, estaba exactamente igual que como la recordaba.

-¿Cómo has hecho eso de ahí? ¿Y cómo es que estas viva, si acabo de ver tu cadáver?-Estaba confundido, y eso le evocaba la desagradable sensación de no saber lo que estaba pasando a su alrededor. Su trabajo era saberlo todo, tenerlo todo controlado, y en esos momentos le resultaba totalmente imposible.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   7th Octubre 2015, 14:48

Cuando el ratoncito se le acercó y le dijo de subir, Cloe obedeció como una buena niña: se subió a la parte de atrás, dejando caer aquel cartel de cartón, se agarró tal vez con demasiada saña al cuerpo del joven y esperó a que arrancara. Al no llevar el casco puesto el pelo se le volvió loco cuando Gabriel la condujo hasta un callejón apartado donde podrían hablar sin interrupciones y sin que nadie les viera. Al bajar, gastó el tiempo que le pareció conveniente en ponerse bien el cabello, domando aquellos mechones rebeldes que iban a la suya sin hacer caso del grupo. Se miró en el espejo retrovisor de la moto, sacó un pintalabios de vete tú a saber de dónde y se los repasó, dejando un beso al aire.

- ¿Y ya está? ¿Sólo eso? ¿Ni un "te he echado de menos" o "estás tan buena como la primera vez que nos vimos"? ¿Ni siquiera un simple "qué tal estás"? En serio ratoncito mío, hay que pulir esos puñeteros modales, ¿no crees? Así no vas a tener nunca novia siendo tan seco con las mujeres que te hacen caso. - Cerró el pintalabios con un giro, se bajó la cremallera del escote y se lo guardó, dejando la cremallera bajada porque, ésta vez la exposición de su busto tenía un propósito más que evidente. - Ay.... Supongo que no hay más remedio que responderte a tus incógnitas, ¿no? Si con "eso de ahí" te refieres a lo de los carteles, simple inversión. Es muy fácil, te lo explico: pides que te lo impriman todo a cierto tamaño con ciertas copias, pagas y luego pagas a otra gente para que los distribuyan por la ciudad. Así de sencillo. ¿Nunca has ido a la escuela a hacer unas cuantas fotocopias? Seguro que si: tienes pinta de haber sido una vez el empollón de la clase. Pero en fin... Con tu segunda pregunta - Cloe estiró los brazos y espalda como si acabara de despertarse o si fuera un gato, dejando patente que no iba corta de talla de sujetador. - Como puedes comprobar sigo tan viva como siempre. Como una rosa. Como una canción de moda. - Se le acercó de dos pasos, quedándose muy pegada al pecho de Gabriel. Éste podía sentir el olor de su carmín a esa distancia. - ¿Así que viste mi cadáver? No le habrás hecho cosas malas, ¿verdad? Eso sería a-bu-sar... - Recorrió con sus finos dedos el pecho del rubio para al final bajar una mano y darle un manotazo a su paquete, como si fueran amigos de toda la vida y estuvieran a punto de disputarse un partido de fútbol. Mala referencia, pero es lo que hay. - Te dije que volvería para cumplir lo que prometí, ¿no recuerdas? - Dio varios pasos hacia atrás, cruzando sus brazos y mirándolo como si tuviera un niño corto delante. - Y si te estás preguntando qué viene ahora, nada en absoluto. De hecho he venido para molestarte un poco pero, ¿sabes? Ya he hecho mi jugada del día. ¿Sabes para qué eran esos carteles? Para que me llamaras y tuviéramos ésta charla, antes de que los distintos grupos mafiosos y matones de la ciudad vayan a por ti. ¡Ah si! Se me había olvidado decir eso: he puesto un precio a tu cabeza. Creo que 20.000 dólares americanos no está nada mal para cargarse a un agente de SHIELD, ¿no te parece? Y todavía no sé tu nombre. ¿Cómo voy a escribir tu epitafio sin saber tu nombre, ratoncito?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   12th Octubre 2015, 20:57

Gabriel estaba ya perdiendo la paciencia. No sólo no le tomaba en serio, sino que encima se lo estaba pasando en grande. No había dudado en pegarse bien pegada a él, haciéndole sentirse más que incómodo. A ver, seamos claros: Por mucho que Gabriel viera a Cloe como una criminal de tantas, no podía negar que era atractiva a su manera. Y sentir la presión de su cuerpo en la espalda no era precisamente el estímulo que él necesitaba en esos momentos. A pesar de sus preguntas, la morena no perdió ni un ápice de su dinámica habitual: Se retocó el maquillaje y el peinado, y... se bajó la cremallera más aún. Fue casi un acto reflejo: El agente apartó la mirada con rapidez, visiblemente azorado. Siempre había sido tímido para según qué cosas, no lo podía evitar. Y el escote de Cloe acababa de entrar de lleno en esa categoría. Lo siguiente fue la gota que colmó el vaso: Como si le fuera a dar lecciones. Ella, precisamente, la que había conseguido que todos se liaran a tiros por que sí.

-Mi vida personal es cosa mía, no tuya. Créeme, en realidad soy mucho más simpático... Sólo que tú me haces dejar de serlo.-Por supuesto, no le explicó lo que quería saber sobre la foto. Como si no supiera hacer fotocopias. Pero eso no le decía nada sobre de dónde puñetas había sacado la foto, o cómo había montado todo ese tinglado sin que nadie se diera cuenta. Pero era inútil tirarle de la lengua, al menos de momento.

No desaprovechó la ocasión de enseñar un poco más, y esta vez a Gabriel se le fueron los ojos. Solo un poco. -No, si eso ya lo veo... Salta a la vista que estás sana y salva.-Para que mentir, algo en su interior le había dicho que no se iba a librar de ella. Aquella frase pintada en la pared con sangre se había quedado grabada en su cabeza, recordándole que no respirara tranquilo. Que tenía una sombra pegada a sus talones.

Sin previo aviso, Gabriel se descubrió a sí mismo con la francesa prácticamente apoyada en él, acariciándolo con esos dedos largos y finos de pianista. Sus mejillas debían estar ya al rojo vivo. Él intentó retroceder para evitar el contacto, pero un inoportuno muro se lo impidió. Atrapado entre la espada y la pared, literalmente. Y Cloe dando a entender que... que... ¿¿En qué leches pensaba esa tía??-No te preocupes, sólo te han tocado unos cuantos forenses...-"Por que yo no te tocaría ni con un palo". Una respuesta algo borde habría quedado muy bien, acompañando al tono de enfado. Eso, y apartarla con la mano para detenerla por segunda vez en un lapso de pocos días. Y luego a SHIELD, otra vez a la celda, quizás ahora con grilletes por si las moscas. No era mal plan, al menos para el rubio. Una lástima que esa posibilidad se desvaneciera tan pronto como la mano de Cloe interrumpió al agente. Aquello era demasiado. Le dirigió una mirada furibunda, compensando con creces el hecho de que lo había dejado sin habla durante un rato que a él se le hizo infinito.

-No lo dudaba... Si ya hubieras dejado eso atrás, ni tú ni yo estaríamos aquí. Y yo tampoco he cambiado de opinión: Déjalo ya, olvídate de mí.-Finalmente dejó algo de espacio, para continuar con su discurso con comodidad. Oh, no. Sin perder el aire de suficiencia, le comentó que probablemente habría una buena ración de matones siguiéndole la pista. Así, como quien no quiere la cosa. Capulla. -Entonces, quizás debería correr. Pero tú no vas a venir conmigo, supongo.-Gabriel la miró, aún rojo de rabia y de vergüenza a medias. Cada palabra estaba cargada de aversión contenida. -En fin... Supongo que esto va a durar una temporada. Me llaman Gabriel. Pero dudo que tengas que escribir ningún epitafio: No voy a morir.-En ese momento, el comunicador guardado en el bolsillo de su chaqueta vibró. Gabriel se lo llevó a la oreja sin dejar de mirar a la mujer, como si fuera a desvanecerse en el aire en cuanto la perdiera de vista.

-Sparrow, aquí central. Responda, agente.-Esta mujer, siempre tan recta, tan seria y tan inoportuna. -Aquí Sparrow. No pasa nada, ya voy.-Tendría que estar en el Triskelion desde hace un buen rato. Y seguramente, si explicara el por qué, no le creerían. A menos que llevara a Cloe en el asiento de atrás, claro.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   22nd Octubre 2015, 00:44

- Bueno, eso depende: si está por desatarse una bonita obra de teatro contigo como personaje principal, entonces sí que iré contigo. Pero si no quieres cargar conmigo de nuevo en tu moto puedo seguirte en la mía. Lo que más prefieras. Eso si, no voy a despegarme de tu culito de rubio: te dije que me las pagarías y voy a disfrutar cada momento de tu miserable vida hasta que te pongas de rodillas y supliques perdón mil veces tras besarme los pies, ratoncito.

Cuando Gabriel pronunció su nombre, Cloe cerró sus ojos y se abrazó levemente a si misma, como si sintiera cierto placer en saber el nombre de su presa.

- Ah, pero qué seco eres. No le dejas ni a una dama dejar tu huella en el mundo como el conocido Gabriel el ratoncito - comenta Cloe, divertida.

La llamada que recibió Gabriel no fue tan sorprendente como el nombre que usó: Sparrow. ¿Ese era su nombre de agente? Eso... eso fue como si alguien le diera su primer caramelo diciéndole que sería lo más dulce que probaría en toda su vida, por lo que disfrutaría tanto con el sabor como con la textura y las sensaciones que desprendía el maldito caramelo.

Cuando vio que el agente cerró la comunicación, no esperó a que le dijera nada: simplemente se acercó a la moto y se sentó en la parte de atrás.

- ¿Nos vamos ya, ratoncito? Te he dicho que iría allá donde tu fueras para ver el espectáculo. Eso si, no te atrevas a decirles a tus amigos que me esposen y me pongan en una celda apartada porque tengo mis métodos para escaparme... a menos que seas tú el que me ponga las esposas, en cuyo caso igual me lo pienso.

[FDI: Perdona que sea tan corto y escueto. No me venían las ideas -_-]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   2nd Noviembre 2015, 00:12

Cloe ya había decidido, o eso parecía. Después de todo, sí que iba a montarse un espectáculo si volvía a aparecer con ella por ahí. Y más aún si podía por favor que nadie la molestase, que estaba solo de visita. Pero ya se había sentado en el asiento de atrás, así que ya sería imposible hacerla bajarse sin consecuencias funestas. Aunque, bien pensado, las iba a haber de todos modos. Al menos eso se lo había dejado bien claro. Respiró hondo, y se sentó en la moto.-Está bien, pero no te garantizo nada. Yo no moveré un dedo, pero quizás el resto si que lo haga. -Le habría avisado de que se agarrara, pero por lo visto en el último viaje, esto no era necesario. Gabriel volvió a ponerse el casco para salir a las calles más transitadas, no por seguridad sino más bien por vergüenza y por afán de pasar desapercibido. Tardaron unos minutos en llegar al enorme complejo. Gabriel dejó aparcada la moto donde siempre, y guardó el casco con gestos mecánicos. -Por aquí.-Se acercó a uno de los ascensores de cristal que comunicaban todas las plantas entre sí, que se abrió ante él. Por pura costumbre, dejó pasar a Cloe primero, aunque luego se recordó que no tenía por qué  ser amable con ella. Pero en la cabeza tenía otras cosas. Por ejemplo, qué explicación iba a dar para aparecer de esa guisa. Cuando la puerta se abrió, los dos salieron a un pasillo bastante amplio por el que circulaban personas que iban por ahí, cada uno con sus propios asuntos. Asuntos que pasaron rápidamente a un segundo plano tan pronto como la despampanante figura de Cloe pasó delante de sus narices. Gabriel notó unas cuantas miradas clavadas en su nuca, pero avanzó como si nada. Nadie hizo preguntas, dieron por supuesto que era una misión o algo parecido, y volvieron a sus quehaceres. Tampoco era lo más raro que Gabriel tenía cosas que hacer, y no podía perder más tiempo. De hecho, apenas había intercambiado dos palabras con ella. Pero eso no parecía repelerla. -Te vas a aburrir mucho, la verdad. No tengo nada interesante que hacer hoy.-Solo tenía que organizar una serie de cosas, así que podría decirse que la jugada le había salido bastante mal a la morena. O al menos, menos bien de lo esperado.

Pero, cómo no, algo tenía que ocurrir en el último momento. Uno le salió al paso, corpulento como un armario y con cara de bulldog, llamado Smith. -¡Al fin! Tienes trabajo pendiente, Sparrow. Por cierto, ¿Quién es ella? ¿Es...?

-Sí. Ya te lo contaré, es una larga historia. ¿Podrías dejarnos hablar? Sin estar delante. -No era una pregunta en realidad. ¿Qué decías?-"Por favor, que no sea nada peligroso". Era lo único que pedía Gabriel. Algo en lo que fuera difícil liarla. parda.-Como tu digas... Bueno, a lo que íbamos. Tenemos razones para creer que hay un skrull disfrazado de humano en la ciudad. Lo hemos visto por última vez en Manhattan, con este aspecto.-Sacó una foto de la carpeta. Un crío de unos doce años, pelo castaño, pecas, sonrisa con un diente menos, camiseta a rayas. El típico crío que podías ver en cualquier parque. Oh, genial. -¿Qué quieres que haga exactamente con esto?

-Estos bichos nunca vienen solos. Hay que averiguar qué hace un skrull en la Tierra, por que dudamos que sea nada bueno. Así que ya sabes... Si puede ser, tráelo lo más rápido que puedas. Pero sé discreto, sobre todo. Si cunde el pánico de que hay una invasión alienígena, estaremos jodidos.-Si Gabriel hubiera estado de humor, podría haberse quejado de que además de hacerle trabajar como un negro, ahora además tenía que trabajar de Hombre de Negro. Si hubiera estado para bromas. En lugar de eso, se guardó la foto junto con algunos otros datos, como por ejemplo la dirección de la casa en cuestión.

El alien se había hecho pasar literalmente por el hijo de una familia, lo sabían por que se habían encontrado al niño de verdad poco después de que empezaran a sonar las primeras alarmas. Pero habían decidido no hacer nada inmediatamente, para pillar desprevenido al skrull.-De acuerdo. Me voy ahora.-Antes de que Smith pudiera decir ni pío, el rubio se marchó a paso ligero, directo a la armería. Con la morena del mono negro detrás, como si fuera su sombra. A Gabriel se le acababan los tacos con los que maldecir internamente.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   3rd Noviembre 2015, 12:06

- Oye, oye... Yo ya soy demasiado mayor como para que se me trate como una niña que va por primer vez de acampada, y tú demasiado joven para ser mi padre sobreprotector, así que no te preocupes por mí y vayámonos ya.

Gabriel arrancó la moto, y de nuevo la llevó a la base de SHIELD con un nombre tan difícil de escribir como recordar. Era curioso que, en la brevedad de escasos dos días fuera la segunda vez que el agente de SHIELD llevaba a la morena a la base y que ambas ocasiones fueran tan diferentes la una de la otra. La primera vez fue como detenida y la segunda... bueno, la segunda vez se podría llamar "paquete", sin más.
Llegaron hasta el ascensor de cristal y Gabriel, como todo un caballero dejó pasar a Cloe primero. Ésta se llevó la mano a los labios de forma teatral y le dejó un pequeño gesto con la mano sobre su hombro como diciendo "ay, tonto, qué amable eres...", pasando así la primera al interior del ascensor. Mientras accedían al interior de la base, Cloe fue tarareando para si misma y haciendo de tono de ascensor "La marcha imperial" de Star Wars.

Se abrieron las puertas de nuevo y la pareja se cruzó con varios agentes y personal de SHIELD que hacían sus rutinas de cada día dentro de aquel complejo, con sus informes, sus charlas de pasillos y sus cafés de agua-chirri. Los que no conocían a la morena se quedaron mirando a la pareja con expresiones que iban de la envidia a la curiosidad, mientras que los que conocían el rostro de Cloe o habían estado la noche anterior se quedaron pasmados al verla, sin saber si tenían que comunicarlo a los altos mandos o si dejarlo estar al verla con Gabriel, pensando que éste se hacía cargo de ella.
Ante el comentario del rubio, la mujer no hizo más que sonreír y asentir, cuando se les cruzó otro agente que éste sí tenía asuntos pendientes con Gabriel. Éste le pidió que les dejara hablar "sin estar ella delante". Sin decir nada asintió, se puso a las espaldas de Gabriel y sacó el móvil, jugando un poco con la pantalla.

Cuando ambos agentes terminaron la conversación, Cloe siguió a Gabriel sin apartar los dedos de su móvil. Una vez llegaron a la armería, la morena se guardó el aparato y centró su atención en el rubio, posando su cabeza sobre el hombro de Gabriel y sus dedos acariciando cuello y hombro.

- ¿Qué es eso del Skrull? Perdona, pero no he podido evitar escuchar vuestra conversación. ¿Una invasión alienígena? Suena a peli de serie B.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   13th Noviembre 2015, 08:05

Iba a necesitar muchas, muchas cosas... Para empezar, Cloe estaba tranquilita, jugando con el móvil. Eso ya era la mitad del trabajo, ojalá estuviera así todo el día. Pero los milagros no existen. Por eso, tan pronto como la puerta se cerró tras ellos, la francesa dejó lo que quiera que estuviera haciendo y se apoyó en él, toda cariñosa. Incluso empezó a acariciarlo, haciéndole sentirse muy incómodo. Y a hacerle las preguntas de rigor, por supuesto. Afortunadamente, no estaba demasiado al corriente del tema. -Para empezar, podrías dejarme tranquilo.-Se la quitó de encima sin demasiados miramientos. No solía ser así se desagradable, pero... -Sí, vamos a rodar una película. Yo actúo y tú miras, ¿Vale?-Se dirigió a uno de los soportes en los que estaban las armas, tecleó algo y el cristal blindado se retiró para que él pudiera hacerse con lo que había detrás. Una pistola de formas bastante curiosas, con una buena cantidad de munición.  Cogió además el equipo estándar para estas cosas: Cuerda con gancho, algunas granadas aturdidoras, un arma corta con munición normal... No convenía llevar equipamiento pesado y ruidoso.

-Supongo que si te pido que te quedes quieta y callada no lo harás, ¿no? -No, ni de broma. Y menos con el caos que podía organizar un skrull descontrolado en medio de la ciudad. Cogió el traje de Sparrow de otra vitrina tras desbloquearla como había hecho antes, y se dirigió a un cuarto aparte, después de haberlo cerrado todo para que ninguna morena cogiera nada. -Espera un momento aquí, que tengo que ponerme el traje. Y no toques nada. -Probablemente aquello último fuera gastar saliva en vano, pero no pasaba nada por intentarlo. Entró a la pequeña sala de al lado, y se puso la "armadura" blanca, negra y gris rápidamente. Cuando salió, miró a su alrededor, como para convencerse a su mismo de que nada había explotado en aquellos cinco minutos escasos.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   15th Noviembre 2015, 18:14

- Hummm... - Cloe hizo una pequeña mueca cuando Gabriel la apartó como si fuera un desperdicio o un simple mota sobre su hombro. No le hizo ninguna gracia. - De verdad Gabriel, si eres tan frío y distante no se te acercará ninguna mujer, como te dije antes. Sonríe un poco y acepta las caricias de una bella dama como yo... aunque de dama tengo poco - se burló de si misma.

Para tratarse de una película de serie B, Gabriel se estaba equipando bastante bien. Cloe se quedó en silencio, observando todo cuanto el joven agente cogía del falso cristal que había removido, aun con su teléfono entre sus manos, jugando con él. Fuese lo que fuero eso del Skrull tenía pinta de ser bastante peligroso.
Mejor. Mucho mejor. Tal vez eso era lo que necesitaba para acelerar sus planes. Puede que con la actitud que estaba tomando la morena el joven rubio se tomara cierto "descanso" dentro de la vengativa obra de Cloe, pero no era así para nada: cuando terminara con él, como dijo, se arrastraría por los suelos pidiendo perdón sin dejar de llorar y berrear. Incluso allí dentro de la base de SHIELD, Cloe no dejaba de imaginar ese preciado momento cuando todas las piezas de su juego cobraran forma de gran premio final...

Por un momento se quedó divagando en sus pensamientos, hasta que el comentario de Gabriel la devolvió a la realidad.

- Creo que ya me vas conociendo lo suficiente para saberlo, ¿no? Dentro de unos cuantos días incluso sabrás mi bebida favorita y la marca de lencería que gasto.

Gabriel se marchó a ponerse su traje y prepararse. En esos cinco minutos la morena aprovechó para darse un paseo por la armería, móvil en mano, haciendo fotos de un lado y del otro, escribiendo mensajes cortos y mandándolos. Parecía una turista japonesa en un día de vacaciones cuando apareció de nuevo Gabriel, enfundado en su traje.
Cloe silbó al verlo aparecer.

- Hey guaperas, espero que tengas un modelito como ese acorde a mi figura para ir como pareja... aunque creo que no voy a necesitarlo porque me vas a proteger de todo mal, ¿no es así? - Se acercó al rubio, haciendo ojos de cordero degollado como si pidiera que le comprara un perrito al que llamaría Fluflú. - Porque, según lo que has dicho hasta ahora, y que tengas que ponerte ese traje da la pinta que el tal Skrull es algo peligroso...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   19th Noviembre 2015, 19:29

"Una bella dama"... Como bien decía, lo de "dama" era más una manera de hablar que otra cosa. Conocía matones a quienes encajaría mejor la palabra "damisela" que a ella,a unque ninguno de ellos la superaba en belleza. -¿Cuántas veces te lo tengo que repetir? Mi vida personal es cosa mía. Y no trato a todas las mujeres como te trato a tí, por que afortunadamente, eres única en tu especie.-O eso esperaba él. No se veía capaz de aguantar a una segunda Cloe, si apenas soportaba a la original cuando hacía comentarios incómodos. Sí, justo como aquel que no se esperaba ahora. Podía decirse que la ropa interior de Cloe era lo que menos le interesaba en este mundo, al menos de momento. Ni respondió a eso: Se limitó a cerrar la puerta bastante más fuerte de lo normal, en parte para poner una pared entre ellos dos, en parte para pensar tranquilamente. De acuerdo, no era tan grave, pensó mientras se quitaba la ropa normal. Sólo había que encontrar algo que la distrajera, o sencillamente buscar al skrull, dispararle de lejos y pasar a buscarlo. Es decir... ¿Qué podía estropear de aquello? Nada. Se colocó la pieza de arriba y se la abrochó. Sí, quizás podría hacer eso... Se ató las botas, que ya eran lo último, y volvió a la sala de la que había dejado a Cloe. Apretó los labios cuando le silbó. ¿Podía ser más irritante? Sí, por supuesto que sí.

-Si no vinieras conmigo, no necesitarías ningún traje. Pero ya que vienes, y encima esperas que yo te proteja, más te vale conseguir una armadura de Iron Man.-De acuerdo, eso había sido francamente desagradable. ¿Qué le estaba pasando?  -Andando.-Pasó olímpicamente de la cara de buena persona de Cloe, y salió por la puerta. Ojalá no le siguiera. -No hacemos nada que no sea peligroso, Cloe.-Dijo con voz ronca, sin volverse siquiera.

Volvieron al garaje, y esta vez, Gabriel cogió un coche normal y corriente. La idea era no llamar la atención nada en absoluto: Si el alienígena veía que una docena de furgonetas negras con cristales tintados rodeaban su casa, no tardaría ni un minuto en escaparse. En teoría, los padres tenían que estar trabajando, y el "niño" estaría solo, en casa. Era lo mejor, así no había nadie en principio que pudiera salir herido.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   29th Noviembre 2015, 16:48

Lo estaba disfrutando. Lo disfrutaba como una niña pequeña. Tal vez Gabriel no lo notara, pero cada vez que le respondía de aquella forma tan seca y borde, dentro del corazón de Cloe se encendía una pequeña llama cálida que sonreía de felicidad. Con cada infortunio que le ocasionaba esa felicidad se hacía más grande, y la llama crecía, y su pecho se henchía de felicidad. Una puya más, una molestia más... Levantar una casa no es fácil. Levantar un castillo era una tarea ardua y difícil. Por ello, el baluarte al infierno personal que Cloe tenía en mente debía construirse piedra a piedra, asegurándose que estaba bien asentada antes de continuar con la siguiente.
"Voy a convertir tu vida en un infierno hasta que me pidas perdón mil y una veces." Cloe es de las que se toman las palabras muy en serio...

- Uuuuuuuh... Tú sigue así, que igual decido quedarme contigo - contestó la morena untando de oscura seducción sus palabras.

Llegados al garaje la morena no pidió permiso para ser la copiloto de Gabriel, entrando en el coche y poniéndose cómoda. Mientras tarareaba se puso el cinturón de seguridad, reguló el respaldo del asiento para que se adaptara a su cuerpo y se inclinó hacia atrás, sacando de nuevo el móvil.

- No te preocupes por mí, que estaré entretenida durante el viaje - le aseguró mientras abría una APP en la pantalla del susodicho con un extraño juego: "Little Mouse". En la pantalla salía un laberinto, y justo en medio un ratón. El juego trataba de ir poniendo trampas al ratón para que no llegara a escapar del laberinto. Lo más extraño del juego era que no tenía tiempo, ni era de esos juegos frenéticos que vas dándole a la pantalla por todas partes. Cloe pulsaba una parte de la pantalla, se dibujaba una X y esperaba... Y por lo visto, ya había varias equis por el laberinto.

Otra vez sin preguntar, alargó la mano hacia la radio del coche y la encendió. Emitían una de esos momentos en que se recuerdan los viejos éxitos de años pasados.


- Eh, se podría decir que te estoy haciendo un favor, ¿no? Cualquiera que te viese por la calle pensaría que sales con tu novia modelo que escucha música pop para ser popular y que la chupa de vicio a una fiesta bondage. Eso último por tu traje, obvio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   8th Diciembre 2015, 23:56

Miró de reojo la pantalla del móvil de Cloe sin que se diera cuenta,  y encontró en ella a un ratoncito dentro del laberinto. Y Cloe, poniendo las trampas a su alrededor, con toda la calma del mundo. Después de todo, el ratón no se iba a escapar de la pantalla. Bonita metáfora. Decidió que sería mejor no preguntar ni decir demasiado, solo conseguiría que Cloe se divirtiera aún más. -Ojalá estuvieras así siempre... Ocupada y callada.

Puso música, y a Gabriel le faltó tiempo para alargar el brazo hacia el control del volumen. La bajó hasta un nivel que él consideraba normal, y  arrancó. Apenas hubo hecho eso, escuchó algo que lo dejó rojo como el pintalabios-localizador de la morena.

-Eh, se podría decir que te estoy haciendo un favor, ¿no? Cualquiera que te viese por la calle pensaría que sales con tu novia modelo que escucha música pop para ser popular y que la chupa de vicio a una fiesta bondage. Eso último por tu traje, obvio.-Algo dentro de él estaba a favor de esa idea, pero era una voz muy pequeña en comparación con toda la vergüenza que sentía.

-Déjalo ya... Además, mi traje no tiene nada de malo. No soy yo el que va enseñando escote por ahí. -Aceleró y tomó la calle que conducía a la zona residencial empresas la que "vivía" el skrull. Era uno de esos barrios tan típicos americanos, lejos del núcleo urbano lleno de rascacielos. Las casitas blancas estaban perfectamente alineadas, con sus jardines y sus vallas de madera pintada. -Ya hemos llegado... Será mejor dejar el coche aquí. Quédate dentro.-No iba a tardar mucho después de todo. Antes de que pudiera responder, sacó un par de esposas, la cogió de la muñeca, y la esposó al volante. Luego, salió del coche y cerró la puerta de un golpe seco. Se giró un segundo para repasar que no hubiera nada raro, y fue hacia la casa en cuestión, que estaba más adelante. Por fuera, no había nada raro: Dos pisos, tejado oscuro, pared blanca... Y todas las luces estaban apagadas, salvo las de una habitación en el piso de arriba. La calle estaba desierta, así que Gabriel extrajo una ganzúa de su cinturón, y comenzó a forzar la puerta en silencio.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   14th Diciembre 2015, 20:43

Con el comentario del escote, bajó la vista, se mió el canalillo que dejaba ver con la cremallera de su traje de motera abierta y se las ajustó un poco, haciendo que rebotaran sujerentemente sobre sus manos. Luego miró al frente pero con una sonrisa socarrona en los labios y una mirada depredadora en sus ojos. En su mente saltaba de alegría: la misión del traje de motera ajustado había dado sus frutos. Se había fijado, aunque sólo fuera con un vistazo.

Llegaron a su destino, en uno de esos barrios perfectos para rodar una escena de una película donde se quisiera mostrar el perfecto sueño americano, con el marido pasando el corta-césped saludando a su vecino mientras su mujer tendía las sábanas en su perfecto patio interior y los niños corrían por un lado y por otro. Y todos rubios y de ojos azules tan brillantes que sólo les faltaba levantar la mano derecha y gritar "¡Heil Hitler!". Oh, la ironía se podría decir.
Antes que la morena pudiera decir alguna de las suyas o protestar, Gabriel sacó unas esposas y la esposó al volante con la muñeca izquierda. Cloe se quedó mirando las esposas y luego a Gabriel con una mirada que denotaba su sorpresa y mirándolo como diciendo "no me vas a dejar aquí, ¿verdad?". Pero si, esa era su intención, cerrando de golpe la puerta del coche.

- Hijo de... ¿Cómo se atreve a dejarme aquí? ¡Y esposada! Como sabe lo que me gusta... - El cabreo le duró bien poco, acomodándose a su nueva "situación". Al menos le había dejado la mano derecha libre, con lo que podría seguir jugando con su móvil. Eso sería más que perfecto y mejor que mejor. - Vale, creo que lo tenía por aquí - se habló a si misma, buscando una APP en concreto. Al encontrarla sonrío, pulsó el botón de su pantalla y se acercó el micro del móvil a los labios.
Lo bueno de los coches en los tiempos que vivían era la enorme cantidad de tonterías que un coche podía llevar instaladas. Por ello sacó el cable USB, lo conectó de su móvil al reproductor del coche y lo encendió. Mil gracias al que había tenido la genial idea de conectar la radio a la batería del coche. Buscó un archivo en concreto, bajó las ventanillas del coche y le dio al play.

- Atención krull o como te llames. Aquí SHIELD: estás completamente rodeado. Sal con las manos en alto y que podamos verlas. - Paró la reproducción, subió las ventanillas. - Y sólo faaalta esperar...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   20th Diciembre 2015, 04:55

Entró en la casa, cerrando la puerta tras de sí con cuidado. Buscó con la mirada las escaleras que conducían arriba, y las encontró sin mucho esfuerzo, bien alejadas de donde él se encontraba. La sala de estar en la que se encontraba era bastante amplia, con su sofá tamaño familiar, su televisión, fotos encima de los muebles y todas esas cosas que la gente tiene en sus casas. Mientras Gabriel avanzaba por la habitación a paso lento, escuchó movimiento en el piso de arriba. Alguien estaba caminando ahí. En un momento dado, escuchó un sonido de algo grande siendo arrastrado, y el golpeteo de metal contra metal. A saber qué estaba haciendo... Ni siquiera había subido el primer escalón cuando Cloe se hizo oír. "-Mierda."-El alien gruñó con fuerza, y se le oyó correr. Hacia abajo. A Gabriel le faltó tiempo para esconderse en la habitación más cercana, que resultó ser la cocina. Por la rendija de la puerta, pudo ver al skrull. Aún no había recobrado su forma original del todo, pero el niño ya tenía esas marcas en la barbilla, y su piel era ligeramente verdosa. Miraba con ojos penetrantes a su alrededor, más o menos humanos a cada momento. Ojalá no lo viera. Entró en una habitación bastante alejada, y Gabriel salió de la cocina en silencio. De acuerdo, lo primero era salir de ahí. Luego ya vería qué hacer con eso. Pero el parquet crujió cuando lo pisó mientras intentaba salir, y el alienígena lo oyó. Suerte que no tenía demasiada puntería. Debía de ir armado con un arma láser, a juzgar por la quemadura que dejó en la pared de detrás y el sonido que hizo. Gabriel se dió prisa: Se cubrió tras el sofá, y comenzó a responder a los disparos. Solo que él llevaba munición no letal por que en SHIELD lo querían vivo, y un sofá era una de las peores cosas del mundo tras las que protegerte. Y encima, parecía no darle. El maldito cambiaba su forma para esquivar sin ningún problema todos los proyectiles, mientras gritaba cosas en su propio idioma. De no ser por eso, llevaría un buen rato en el suelo, inconsciente.

Pero no, Cloe tenía que complicarle la vida. Y, para colmo, los padres de la criaturita estaban a punto de llegar. Aunque eso Gabriel no lo sabía.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   21st Diciembre 2015, 14:10

- Un poco de música relajará el ambiente. - Cloe, sin quitar el conectar del móvil de la radio, buscó una canción en concreto y le dio al play. Se acomodó y disfrutó del tono suave de aquella voz.


La voz de aquel hombre se escuchaba tanto dentro como fuera del coche, pero no era la única música en el ambiente, pues los disparos que se escuchaban de dentro de la casa acompasaban la melodía con una perfecta percusión que ponía los pelos de punta a Cloe. Con una sonrisa buscó entre sus cosas, sacando un pintalabios del mismo color que usaba siempre. Con suma delicadeza, repasó el labio inferior y superior, mirándose en el espejo del copiloto. Con una sola mano le iba a costa un poco el acicalarse, pero bien que podía.
La pantalla de su móvil empezó a saltar con varios anuncios de mensajes. Los fue abriendo uno a uno, y una plácida y placentera sonrisa se dibujó en sus labios, respondiendo a todos y cada uno de ellos. Apagó la pantalla y se quedó unos segundos saboreando su obra. Poco a poco tenía todas las fichas en posición. Sólo faltaba el pistoletazo de salida y ya podría seguir con la segunda etapa de su juego.

Unas siluetas que aparecieron por el rabillo del ojo le llamó la atención. Eran un hombre y una mujer, que se miraban incomprendidos ambos echándole algunas miradas a la casa donde estaba Gabriel peleándose con el skrull de marras. Cloe bajó la ventanilla del conductor y les llamó la atención como pudo.

- Perdonen. ¿Ustedes viven en esa casa? - La pareja agacharon la cabeza para ver a la morena esposada al volante. La mujer asintió, nerviosa. - Bien, quédense donde están: su hijo ha contraído una enfermedad contagiosa muy peligrosa. Ahora mismo lo estamos eliminando y cuando terminemos ustedes serán los siguientes. Por favor, no se lo tomen como algo personal.

Terminó su anuncio con una cálida sonrisa, cosa que puso en alerta tanto al padre como a la madre, los cuales salieron corriendo hacia su hogar, gritando el nombre de su hijo. Cloe subió la ventanilla, volvió a la comodidad de su asiento y sonrió, satisfecha.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cédric Valjean
S.H.I.E.L.D.
S.H.I.E.L.D.
avatar

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Edad : 24
Localización : En Gotham, de momento.

Ficha de Personaje
Alias: Sparrow o Cerbero.
Nombre real: Gabriel Leblanc o Cédric Valjean.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   6th Enero 2016, 23:00

Gabriel se cubrió rápidamente tras el sofá en cuanto notó una quemadura en su antebrazo, con un gemido de dolor. Se miró la herida, apartando con cuidado la tela quemada: No era grave, pero escocía mucho más de lo deseable. Le había dado, el maldito. De acuerdo, eso se estaba complicando mucho más de la cuenta: Iba a tener que pedir ayuda. Ya habían dejado el salón como si hubiera explotado una granada o algo peor, y la cosa no tenía visos de acabar pronto. Por suerte, el skrull no tenía demasiada buena puntería, y sólo me había alcanzado una vez en todo el tiroteo. Si no cambiara de forma para esquivar sus proyectiles.... De pronto, Gabriel escuchó un grito, al tiempo que los disparos paraban. "-¿Le he dado?"-Pero el grito había sido... Demasiado humano. Se asomó tras el sofá agarrándose instintivamente el miembro herido, y vio que la puerta estaba abierta ser par el par. En el marco, un par de ciudadanos miraban el hacia el agente y el extraterrestre, con el horror pintado en la cara. Antes de que Gabriel se planteara que aquel era un buen momento para reducir a su enemigo, aprovechando la sorpresa, su mano se movió como el rayo y apretó el gatillo. Cédric siempre había tenido una excelente puntería, y no le costó acertar en pleno pecho a la forma vagamente humana que se había apostado al otro lado de la sala. El skrull se derrumbó, adoptando finalmente su forma original. Gabriel se incorporó en silencio, con una cara de cabreo de las que hacen dar un paso hacia atrás. ¿Qué demonios hacían los civiles ahí a esa hora? ¡Se suponía que no iba a tener ningún problema! Pero claro, no contaba con que Cloe iba a ponerse a jugar con los altavoces... Y a saber por qué papi y mami habían vuelto antes de hora. Tampoco es que estuviera de humor para averiguarlo. Sin dirigirles ni una palabra, sacó el comunicador y se lo llevó a la oreja. -Objetivo abatido. Solicito extracción y un médico para una lesión menor.-Ni siquiera se planteó cómo había reaccionado y disparado tan rápido. Simplemente, no se había dado cuenta. En lo que respectaba a los padres... Ya se encargarían de ellos otros. No estaba de humor como para preocuparse por nadie. No. Si que se preocupaba por alguien. Colgó tan pronto como le confirmaron que ya había gente en camino, y echó a andar. Pasó entre los dos ciudadanos, que aún seguían en shock, y caminó hasta el coche. No tenía ni puñetera idea de qué hacer con esa mujer. Pero desde luego, no iba a ser bueno con ella. Su paciencia tenía un límite, y ya se había agotado.

_________________
"Todo está en tu cabeza, Gabriel. Todo, menos yo. Yo soy real, y voy a acabar contigo."

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Cloe
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 26/08/2015

MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   7th Enero 2016, 15:37

Los dos civiles no sabían que hacer: ¿lanzarse sobre el cadáver que había sido su hijo pocos segundos antes? Pero... no era su hijo. No, la madre sabía que algo así no había salido de su interior, y mucho menos crecido sin que ninguno de los dos supiera aquel extraño y terrorífico secreto. Entonces, ¿qué? ¿Qué estaba pasando? Tal vez por ese shock, por esa duda que les carcomía por dentro ninguno de los dos se abalanzó sobre el cadáver, rompiendo a llorar. Ninguno de los dos se movió de su sitio, de la entrada, por donde pasó Gabriel sin siquiera mirarles a la cara y darles una explicación.

El agente de SHIELD salió a la calle, en busca de la mujer que había dejado en su coche, esposada para que no se moviera y aun así, estando privada de parte de su movilidad había conseguido liarla de aquella manera. Era un peligro público, sin duda, y la había tomado con Gabriel como un gato reprochando a un humano durante toda su vida.

Y como un gato, no hubo rastro de la mujer dentro del coche.

Las esposas estaban en su sitio, cerradas alrededor del volante. Sin embargo no había mano alguna, pero sí un rastro claro de sangre alrededor de ésta. Pensar que se había auto-mutilado para escapar, sabiendo lo radical y poco previsible que era esa mujer no sería una idea descabellada, pero había poca sangre como para haberse cortado la mano con algo. Por tanto, quedaba la idea de haberse rasgado la mano, tal vez dislocándose algunos dedos, para poder quitarse la esposa. No sería la primera que lo consiguiera y tampoco sería la última.

Al poco el convoy de SHIELD llegó a la casa donde había sido abatido el extraterrestre. Un grupo de psiquiatras especialistas se encargarían de los padres y tal vez intentar que comprendieran lo que había pasado. Tardarían muchas sesiones pero si lo conseguían o no, el tiempo sería quién para decirlo.
Retiraron el cadáver, ocultaron todo rastro del ser, de la pelea... Para aquel barrio, nunca hubo un skrull entre ellos, y nunca hubo una mujer hablando en voz en grito que SHIELD había llegado. Quedaría como una anécdota más que contar. Un día curioso de "¿sabes lo que pasó el otro día?".

Nada más y nada menos, pero una cosa estaba clara: Cloe seguía libre, por allí fuera, y no había hecho más que empezar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019   

Volver arriba Ir abajo
 
Rigor Mortis. (Cloe.) 24/1/2019
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Llegada al frío, Rigor Mortis...
» Bodyguard. (Blair) 11/2/2019
» Las desventuras de un héroe (Alice Delaney) [20/01/2019]
» Cloe Edison - El unicornio Ladron
» 1/2019: Reforma de la Constitución Española, Artículo 68 y de la Ley 5/1985 (GP UPyD)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: