Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1042
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   29th Septiembre 2015, 14:32

0:00 am

- A todas las unidades, poneos en vuestros puestos. El invitado de honor está a punto de llegar.

- Recibido Lobo. ¡A todas las unidades, a sus puestos!
- ¡VENGA, VAMOS, VAMOS!
- ¡Traed aquí esa minigun!
- ¡Equipo Delta y Bravo, en posición!
- ¡Cubrid esos flancos!


Las calles de Nueva York eran un páramo helado que se expandía hasta el horizonte. Las estalactitas no goteaban desde sus alturas y a cada paso que se daba se podía escuchar la escarcha quejarse bajo los pies. Hacía más frío de lo habitual en una noche de marzo, pero eso a los soldados les era igual: habían estado en muchos lugares inhóspitos con climas extremos y los habían soportado. Todo por el bien de la misión y de los compañeros. Demasiadas guerras batalladas como para ahora quejarse por un poco de frío.
Aquellos soldados eran expertos en la guerra, y todos tenían un mismo amigo en común: Lobo Feroz. Todos habían peleado a su lado tiempo atrás, y todos habían participado en el asalto y la resistencia en aquellas extrañas tierras llamadas Tierras Natales. Vieron morir a viejos amigos pero también vieron salvarse a muchos otros. Vieron cosas que jamás habrían creído ciertas y se enfrentaron a criaturas sacadas de cuentos de terror.
Pero sobrevivieron, y todos y cada uno de los supervivientes habían acudido a la llamada de su viejo amigo Lobo. Demasiadas deudas que saldar con ese viejo cascarrabias, y demasiado poco tiempo para poder hacerlo.

- ¡Eh tú! ¡¿Qué haces ahí?! ¡Vamos, ven! ¡Vamos!
- Atención comandante: civil avistado. Repito, civil avistado.
- Joder... ¿es que nadie hace caso de una llamada a la guerra cuando se emite? ¡Traedlo aquí! ¡Sacadlo del campo de batalla!
- Roger. Venga señor, por aquí. Vamos, no se detenga.
- Más civiles avistados, señor.
- ¡Señora! ¡No se detenga! ¡Por favor, acompáñenos!
- ¡Sacad a los civiles que queden de las calles! Ésto será una masacre si los pillan de por medio...


Poco a poco los puestos estaban cubiertos, las pequeñas barricadas levantadas y las armas listas. Tan sólo faltaba que apareciese el ejército del Adversario y que se retiraran los civiles que quedaban.
Una guerra en un campo de hielo en plena Nueva York, quién lo habría dicho...

[FDI: El orden de posteo será según entren en el post, es decir, si ahora contesta Steve, después Juri y después Lyz, ese será el orden a seguir. Así mismo, cada jugador tiene un plazo de una semana para contestar desde que el anterior jugador escribió su aportación. Si pasa una semana sin ninguna notificación por parte del jugador que le toque responder y no hay ninguna respuesta, se salta el turno.]

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   1st Octubre 2015, 05:49

El Helicarrier sobrevolaba por el espacio aéreo de Nueva York, mientras los agentes especializados y de campo se preparaban para el despliegue. La tarde se había puesto tensa después de la declaración de la denominada "independentista" de barrio en la ciudad que nunca duerme: La advertencia había sido clara en cuanto al ataque que preparaba hacer el tal Adversario. Los directivos de S.H.I.E.L.D lo discutimos, analizamos las posibilidades y definimos nuestro plan de acción si esta crisis se llevaba acabo. Un operativo a gran escala sobre las principales avenidas y puntos estratégicos para la vida política y comercial de la ciudad. El objetivo claramente era eliminar a este Adversario, y aunque S.H.I.E.L.D era una primera linea de defensa, si se amenazaba de una invasión a gran escala la U.S Air Force así como el Ejercito que se dispondría desde Fort Drum si el Estado Mayor lo aprobaba directamente. La policía estaba preparada para cualquier contingencia, y seguramente, los ciudadanos sabrían hacer uso de su derecho a la defensa frente a cualquier enemigo.

Yo me encontraba sentado en la sala de mando junto a los analistas de datos de la nave, que tecleaban a una velocidad vertiginosa datos y comandos desde su computadora, para luego transcribirlos en una libreta que iban pasando para transmitir datos. Quedaban pocos minutos para que se cumpliese la media noche, y no teníamos noticias de ningún avistamiento por parte de los satélites o los sensores del transporte. Mire hacia una pared, hasta que me hizo reaccionar la voz de uno de los hombres en las computadoras. -Señor... La imagen de la ciudad, mire. Parece... nieve. Los datos meteorológicos no mostraban ninguna tormenta de nieve prevista para hoy. - Arrugue la frente y asentí- Puede ser una advertencia por parte del enemigo. Señores, vamos a hacer una bajada de urgencia. ¡Apeguense al plan! El Helicarrier no debe de ser usado en terrenos urbanos a menos que tengan total visión. Y si necesitan subir civiles a los barcos de rescate, tienen luz verde. ¡Vamos!

Corrí junto a los soldados que tenia asignado para esta operación. Eran hombres con entrenamiento militar superior, pertenecientes a los NAVY SEAL's para misiones de inmediata urgencia en defensa de la soberanía Norteamericana. Normalmente, no tenia necesidad de trabajar con gente con ese curriculum, pero la situación lo requería. En suelo, nos esperaba una camioneta blindada Pit Bull VX donde un equipo de soldados Delta Force se encargaría de darnos equipo especifico para el rescate y aseguramiento de posiciones junto a la policía que hoy realizaría una de las labores mas importantes. Al correr, llegue a mi motocicleta, la cual encendí y teclee los códigos del paracaídas, pues apenas arranque al frente de los hombres, las puertas del Helicarrier se abrieron para dejarnos caer.

En el aire, la estabilidad de la motocicleta pudo haberse visto comprometida, pero gracias a la tecnología aerodinámica de Industrias Stark, se pueden hacer este tipo de maniobras mucho mas rápidas. El descenso era rápido, pero los paracaídas al momento de abrirse, detuvieron un poco la velocidad. El aterrizaje fue ligeramente fácil, sobre la 5ta avenida. Al llegar, las motocicletas derraparon un poco por culpa del hielo, pero inmediatamente las tropas estabilizaron sus vehículos y cortaron los cables de los paracaídas para moverse hacia donde nos esperaban los soldados de la Delta Force. Mire mi reloj, quedaban 80 segundos.

-¡Vamos, caballeros, muévanse! Tenemos que evitar que se comprometan nuestras posiciones, así que no le deis tiempo al enemigo. -El viaje era a una velocidad asombrosa. Influía mucho el hecho de que no había vehículos dispuestos por la ciudad, salvo las patrullas que se mantenían en constante vigilancia. Solamente estaba la escarcha, los que daríamos esta noche la vida por Nueva York y esos... "fabulosos".

Al llegar a la gran camioneta blindada, salieron cuatro soldados con cajas de metales con armas de fuego. Estábamos en lo que estaba siendo la "frontera" entre las fuerzas americanas y la independencia de esa Villa Fabula. Las cajas se abrieron, mostrando un arsenal de armas de asalto rápido, como escopetas, metralletas, pistolas, etc. Tome una escopeta y me la colgué a la espalda, mientras ajustaba mi escudo. No iba a permitir que pasaran estos monstruos, y aunque quizás las armas no sean nuestro mayor recurso, es lo que en estos momentos disponemos hasta que la Air Force tenga autorización para un ataque.

_________________


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juri
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 22/12/2014

Ficha de Personaje
Alias: Trinity
Nombre real: Juri
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   1st Octubre 2015, 17:13

En el templo de kali juri se encontraba frente a la estatua de su madre kali meditando se estaba preparando para el combate unas velas se apagaron por la entrada de una ráfaga de viento había oído de que alguien llamado el adversario atacaría nueva york, Sus tren de pensamientos fue interrumpido por su transporte y heraldo de sus padres garuda.

Ya estoy lista pero necesito pedirte algo trata de guarecer a todos los que puedas en el templo este lugar está protegido por mi madre trata de que dispongan de toda las comodidades dentro de lo posible te dejo a cargo de ellos, Trajiste las armas que suelo usar.


Si princesa aquí se las dejo me encargare de que estén a salvo y de protegerlos como usted lo ordeno sé que es inmortal princesa pero cuídese por favor trate de tener en cuenta ello.

Lo se garuda pero tengo que luchar no dejare sea quien sea que se cobre vidas humanas estoy entendiendo el por qué de su valor y porque me enviaron a ayudarlos y voy a luchar con ellos, Llévame hasta allí y ven aquí a hacer lo que te pedí.

Garuda salió fuera del templo y juri se coloco las cuchillas katar en su cintura y desmonto la espada de ganesh poniéndola en su espal tomo su arco de luz solo esperaba no tener que usarlo salió y se puso en su mano su rosario de inmediato partió al lugar se encontró con un grupo de contención salto y callo indico a garuda de que se fuera, Llego al lugar y hizo un mantra antes de hablar a su hermana durga .

Mataji Na MantraAum Aim Hrim Klim namo namahAmbikaye namo namahArasuri Maa namo namahVyagheshwari Maa namo namahAum Aim Hrim Klim namo namahVindhyavasini namo namahGabbar nivasini namo namahShailvasini namo namahAum Aim Hrim Klim namo namahChakradharini namo namahTrishuldharini namo namahKhhappardharini namo namahAum Aim Hrim Klim namo namahKhdagadharini namo namahAshtradharini namo namahShastradharini namo namahAum Aim Hrim Klim namo namahBrahmarupa namo namahVishvarupa namo namahGyaanrupa namo

Vengo a ayudar a Las personas con quien debo hablar?

_________________


”Tengo un cuerpo inmortal con el poder de los dioses, Brahma, el Creador de vida tiene el poder para guiar ejércitos, su ejecutividad vive en mí y me permite guiar a los humanos, Su hermano Shieva el destructor de mundos, tiene el puño de hierro , Vishnu Dios del equilibrio perpetuo, Ambas fuerzas están en mis brazos y con ellas puedo destruir todo mal, Soy la luz que no tiene fin, la fuerza que duerme en lo más profundo del alma y sobrepasa todo lo humano.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elysia Stavridis
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 243
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 27
Localización : Nueva York, ¿dónde sino?

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real: Elysia Stavridis
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   6th Octubre 2015, 12:39

Y aquí estaba yo salvando nueva York una vez más. ¿Qué podría hacer sino? Mi piso, mi vida, mis amigos, todo estaba en Nueva York, daba igual si el sol desaparecía durante un día entero o si las calles se volvían del color de la nieve. Aunque hace un frío que te cagas. Pero da igual, ahí estaba yo, como una pringada, al frente de todo.

El capitán América, una chica de ropas orientales, un ejército entero de soldados estadounidenses... todos contra el Adversario, el supuesto enemigo de Villa Fábula, el "malo final de la fase". Lobo y Blanca ya nos habían hablado más de una vez de ese enemigo, y yo que creía que no sabríamos nada más de él después de cerrar sus portales mágicos... Recordé entonces el regalo que había enviado el Adversario a Villa Fábula como una advertencia y sentí un escalofrío mientras me llevaba la mano al cuello. No quería acabar así ni de broma.

- Esta vez no me pillaréis tan desprevenida... - dije con voz confiada mientras sacaba la libreta de mi bolso. Quité una de las hojas del interior que ya tenía un dibujo hecho. y medité durante un rato mientras me lo quedaba mirando fijamente. Una vez creí estar preparada, acaricié la superficie de la hoja y ésta empezó a brillar. Mi cuerpo le siguió, y las ropas mundanas que traía conmigo cambiaron de color y forma. Mi particular bufanda verde ahora era una capa de color blanco que me camuflaría en la nieve y me permitiría planear si estaba en las alturas. El torso se adornó con una camisa a juego y una turquesa incrustada en un pequeño lazo azul. Los pantalones tejanos pasaron a ser una falda plisada que hacía el conjunto más bonito. Mis botas ahora eran botas perfectas para caminar en la nieve, y ésta vez me aseguré de llevar guantes protectores para no quemarme con mi propia magia. ¡Ah! ¡y no nos olvidemos del casco! Serviría para protegerme de la ventisca y ya de paso para que nadie me identificara en todo ese embrollo. El lápiz que sujetaba con mi mano también cambió, se alargó hasta parecer una espada pero manteniendo la característica de poder pintar con él. En mi cinturón había un boli más pequeño y una pequeña libreta con dibujos predeterminados y hojas en blanco. Nunca sabes lo que puedes necesitar.

- ¡Señores y señores...Chroma ya está lista!- hice una estúpida pose de super-heroína y corrí hasta acercarme a dónde se encontraban el Capitán América y la chica del traje oriental. Les hice un pequeño saludo y me presenté, teníamos que reconocernos entre nosotros antes de que llegara el enemigo.

Después empecé a rallar el suelo con mi lápiz-espada hasta crear una escalera con la nieve y la piedra, lo suficientemente alta como para ver de lejos si alguien se acercaba. 

Los soldados empezaron a sacar de unas cajas metálicas el armamento necesario para atacar al Adversario y se colocaron en la primera línea, esperando la orden de fuego.

Todavía no había empezado la batallar, pero ya me sentía muy nerviosa...


FDI: Cuando pueda pintarlo en enseño el traje de heroína de Lyz! Very Happy

_________________
Elysia --> #1b877f
Where are the people that accused me?
The ones who beat me down and bruised me
They hide just out of sight
Can't face me in the light
They'll return but I'll be stronger
Now I am unbreakable
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1042
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   6th Octubre 2015, 16:38

En un plano apartado de la vista humana...
En un trono lejos del mundo mundano...
El conquistador... El Adversario prepara a sus huestes para la invasión.


En una mano, su inseparable espada que tantas cabezas había cortado y tanto terror había sembrado. En la otra, un objeto pequeño que desprendía una intensa luz violeta, otorgando un aspecto aun más aterrador a aquella figura que con toda su brutal estatura, infundía el mayor de los respetos, con la muerte como único castigo a la desobediencia.

- Yo soy el Conquistador... y sus tierras, serán mías...

El Adversario se levantó de su trono y cerró el puño cubierto con aquel manto de luz violeta. Un fuerte resplandor cubrió a sus soldados...

Preparaos para la guerra.

...


Aquella intensa luz tomó a todo el mundo por sorpresa. Una luz de un color violeta que cubrió y se reflejó por los incontables espejos que cubrían la ciudad de Nueva York, convertida en un glacial. Cuando el efecto cegador cesó, los soldados, los agentes de SHIELD... todo el mundo pudo ver un inmenso portal en medio de la calle. Era oscuro, tenebroso, y desprendía aquella misma luz violeta.

- ¡Atención, a todas las unidades! ¡Tenemos contacto!

Pasos a lo lejos. El sonido de la marcha militar. El sonido del metal chocando contra le metal, y el metal pisando el acristalado suelo bajo sus pies.
En cuestión de segundos, pudieron ver hileras e hileras de caballeros armados con escudos y espadas, hachas y mandobles. Lanzas y manguales. Cada vez eran más y más. Cubrían todas las calles que había entre el portal y los soldados apostados. Vistos desde arriba eran como una marabunta de hormigas que se acercaban con paso firme y seguro hacia las barricadas.

Alguien abrió fuego, y como respuesta todos dispararon a los soldados que se acercaban.

Sin embargo, las balas parecía que poco amainaban su marcha, y pronto se descubrió por qué: todos aquellos soldados, ya habían muerto en otra ocasión. Era una hueste de caballeros no-muertos, podridos. Si perdían un miembro seguían adelante, sin importar que perdieran otro. Disparaban y disparaban contra sus armaduras de metal y su carne putrefacta, y cuando algunos caían, otros pasaban por encima de ellos.

- ¡Atentos! ¡Cubríos!

Una lluvia de flechas cayó sobre las defensas de Nueva York. En la parte de atrás, líneas de arqueros tensaban sus arcos y disparaban a discreción.

La guerra había empezado con un ataque total.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   11th Octubre 2015, 20:31

-Tomen posiciones. Tenemos que impedir que lleguen a las barricadas, y no podemos cederles ni un centímetro. Tenemos que dar tanto tiempo como la Air Force necesite para bombardear la zona. Si tenemos la posibilidad de hacer una contraofensiva, la haremos. ¡Tomen puestos! -Me agache tras una contención de metal mientras miraba con unos prismáticos hacia todas direcciones, cuando vi venir a una mujer en una especie de ave. Supongo que era una superheroina, pero la tropa rápidamente le apunto con las armas apenas la vio aterrizar. Me dispuse a observarla, pero, por alguna razón, en vez de empezar a hablar se puso a recitar unas palabras que no comprendía. ¿Qué clase de gente hacia esto en una zona a punto de ser invadida? - Continúen con su labor. -Inmediatamente volví a vigilar la entrada, cuando escuche unos pasos tras de mí. ¿Un mensajero?

Al voltear vi a una mujer con un traje algo extraño, pero bastante común para ser clasificada superheroina también, que se acercó a saludar y presentarse. La chica de ropajes extraños empezó a hablar inglés y asentí. -Soy el Capitán América, trabajo para S.H.I.E.L.D, así que, pueden confiar en nosotros para cualquier cosa que necesiten. Si piensan luchar contra nuestro enemigo, necesito que mantengan una disciplina férrea. -Hablaba en un tono serio, y aunque no las quería desmotivar, no me gustaría que ningún ciudadano (por mas heroico que sea) se viese afectado por esta batalla. Los superhéroes que conocí en mis tiempos tenían mayor manejo de la situación en la mayoría de los casos, pero con todo esto de la Colisión, habían surgido héroes y villanos al mayoreo.

La ultima chica que llego saco una espada y empezó a dibujar algo en el suelo, de donde surgió una escalera. Vaya, eso era bastante interesante. Le indique a la chica asiática que se cubriese atrás de una de las protecciones, mientras seguíamos esperando unos momentos más por la avenida. Villa Fabula estaba detrás de nosotros, y de no ser por la advertencia que se consideró por parte de la señora Nieves, todas estas fuerzas habrían estado apuntando al otro lado.

Mientras observaba de vuelta a la zona de vigilancia, una especie de haz de luz violeta me cegó. Era una luz extraña, que hizo que bajara rápidamente los binoculares para que pudiese verlo sin la necesidad de aparatos. Los soldados, las heroínas y los apoyos técnicos que teníamos en la retaguardia también lo vieron, pues escuche varios gemidos de dolor y quejas ante esa luz cegadora, que sumada a una efectividad mayor gracias a la nieve que se había colocado en la ciudad, era una bomba para dejarnos inhabilitados. -¡Tomen rápido posiciones!- Al poder recuperar la vista gracias a los buenos sentidos que se me habían dotado gracias al suero de supersoldado, pude ver que ahí había un portal. -¡Ahí esta, apunten sus armas!-Tome mi comunicador para la base aérea. -Tenemos confirmación visual, solicitamos apoyo aéreo. Repito, tenemos confirmación visual. Cambio. -Baje el comunicador, mientras observaba como empezaban a salir las primeras horas. Una especie de ejército mágico, o de aspecto de cuentos antiguos: Guerreros con lanzas, con hachas. Era bastante inquietante verlos y saber que se estaban acercando a nosotros.

Un disparo sonó de nuestras filas. Probablemente fueron los nervios, pero no importaba ya, la orden se iba a dar. Tome mi escopeta, prepare el lanzagranadas y dispare hacia las formaciones. No parecía tener mucho éxito, ya que las balas no daban mucho resultado, y cuando algunos caían, otros seguían avanzando encima de estos. Tan fieles a la causa y dispuestos a morir como los soldados de HYDRA, pero estos parecían aún peores. -¡No les den ni un centímetro! ¡No pueden pasar de estas protecciones!

Un grito de alerta me dio una alerta... Y pude ver la lluvia de flechas. Saque mi escudo, y retrocedí a cubrir a la chica asiática con el escudo para protegerla del golpe. Con esas ropas no creo que aguante todas las heridas, pero supongo que algún tipo de protección tendrá para eso. Las flechas empezaron a caer, mientras escuchaba como algunos quejidos auguraban la cantidad de heridos que tendríamos tras esa primera barrida. -¡Médicos, manden a la retaguardia a los heridos! -Tome el comunicador con la mano libre- ¡A la armada! ¡Necesitamos los M1A2 Abrams en el flanco derecho, necesitamos romper su formación a cualquier precio! -Me aleje de la chica asiática y derrape por el suelo hasta llegar a la barricada, alejándome de los disparos que venían por detrás, para luego tomar mi escopeta y volver a repetir la maniobra con el lanzagranadas. Mi puntería era buena, pero cuando el armamento no daba abasto con el enemigo, nuestra mejor arma seria la valentía.

_________________


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juri
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 22/12/2014

Ficha de Personaje
Alias: Trinity
Nombre real: Juri
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   16th Octubre 2015, 18:00

Juri al ver como la cubrían se quedo algo extrañada por eso igual recordó que pocos eran los que sabían de su naturaleza divina Al verlo correr y ver la gran cantidad de heridos no tuvo tiempo de decir nada al observar a los muertos tenía que usar su arco, Tomo este y lo tenso lo bastante cargo lo suficiente para abrir una brecha en el medio la energía y la lanzo la fuerza de impacto era grande dejando una brecha en el medio le hablo a sus compañeros.

No Se Preocupe por protegerme capitán América soy un ser inmortal una deidad Deva los soldados humanos son blanco fácil para eso seres no son muy fuertes sin embargo su terquedad es su mayor virtud y atacar en grandes grupos compensan su facilidad de destruirlos, Yo creare un escudo usando mis poderes para que puedan atender a los heridos el daño que hice nos dará tiempo me llamo Juri Brahma.

Guardo su arco y uso su poder creando una barrera de energía para poder dar tiempo a reponerse y atender a los heridos mientras también le daba tiempo a sus compañeros para pensar una estrategia, En ese momento cerro sus ojos concentrando su energía en la barrera y hablo.


Trate de Llevarlos Rápido lo Mantendré para que puedan atender a los heridos trate de hacerlo rápido no tardaran mucho en enviar otra horda.

Mientras lo mantenía el suficiente como para hacer viendo ya hecho toda su energía bajo el escudo y de una manera repentina sus ojos se volvieron brillosos, Era poder de la ira de kali al ver el mal y el poder De shieva


Yo Soy Juri Diosa de la luz Tengo el Poder Brahma, creador del mundo, que Preside la batalla y el Puño de hierro poder que me fue concedido por el dios Shiva el Dios de la destrucción Y el Equilibrio de ambos con Vishnu Con Todos ellos tengo el poder para destruir las fuerzas del mal, Por lo tanto En nombre de los Dioses que las impuras almas de los seres oscuros sean desterradas a la condenación eterna

_________________


”Tengo un cuerpo inmortal con el poder de los dioses, Brahma, el Creador de vida tiene el poder para guiar ejércitos, su ejecutividad vive en mí y me permite guiar a los humanos, Su hermano Shieva el destructor de mundos, tiene el puño de hierro , Vishnu Dios del equilibrio perpetuo, Ambas fuerzas están en mis brazos y con ellas puedo destruir todo mal, Soy la luz que no tiene fin, la fuerza que duerme en lo más profundo del alma y sobrepasa todo lo humano.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elysia Stavridis
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 243
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 27
Localización : Nueva York, ¿dónde sino?

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real: Elysia Stavridis
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   20th Octubre 2015, 12:20

Mis ojos azul eléctrico buscaban ansiosos por el horizonte una entrada del adversario. Entonces llegó la luz violeta y cegadora. Percibí un enorme poder a mi alrededor y la magia viva de aquella luz que alcanzaba todos los rincones de Nueva York. Sentí un escalofrío recorrer mi cuerpo, y no era por la ciudad nevada...

Un enorme portal se abrió en el frente y de él empezaron a salir cientos y miles de caballeros no-muertos con sus pulidas armaduras. Si no eran los mismos, se parecían mucho a los caballeros con los que Lobo, Planaria y yo nos enfrentamos en Villa Fábula. No sería fácil detenerlos, de eso estaba segura.

La batalla empezó entre tiroteos y flechas. Al parecer los de nuestro bando no lograban hacer frente a los no-muertos, a las criaturas no les afectaba la ferocidad de las balas, pues seguían irguiéndose y avanzando aunque sus miembros fueran despedazados. Era horrible...

Entonces llegó la lluvia de flechas e intenté cubrirme como pude invocando un pequeño escudo para protegerme, pero una de las flechas pasó rozando por mi pierna y la otra se clavó en mi capa blanca y recién creada...

-¡Eh! - me quejé - ¡Que es nueva y cuesta un montón de hacer!

Vale, piensa Lyz, ¿Cuál sería el mejor método para acabar con ellos si son inmortales? La última vez que me cargué a uno fue con una placa con pinchos... vale... ¿qué tal si está vez lo hacemos a lo grande?

Con la espada empecé a dibujar en el aire, creando más escaleras transparentes bajo mis pies que me dieran cierta altura hasta colocarme debajo de la zona central dónde habían disparado los enemigos. No podría hacer una piedra que ocupara toda el área de combate pero si un trozo bastante interesante. Mis pies empezaron a danzar por el suelo flotante mientras no paraba de dibujar en el aire con la espada. La punta de ésta dejaba un rastro de color carbón, un rectángulo invisible en el cielo. Cuando junté las últimas dos líneas las acaricié con mi mano sin perder la concentración en la forma, el peso y las púas. Tendría tanto por arriba como por abajo, así los soldados del adversario tendrían más dificultades a la hora de pasar por encima de la plancha.  

El rectángulo brilló y se transformó en una gran placa metálica con pinchos, que empezó a caer del cielo con el peso de la gravedad. Esperaba que pillara a muchos enemigos debajo de ella y que fueran incapaces de levantarla para poder escapar. Ahí, bien aplastaditos.

Entonces noté que el suelo de mis pies se resquebrajaba lentamente...

-Oh, mierda, mierda, mierda, mierda.... - dije mientras bajaba los escalones con cuidado de no tropezar, intentando llegar a la nieve sin partirme la crisma por en medio.

_________________
Elysia --> #1b877f
Where are the people that accused me?
The ones who beat me down and bruised me
They hide just out of sight
Can't face me in the light
They'll return but I'll be stronger
Now I am unbreakable
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1042
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   20th Octubre 2015, 14:45

La flecha de Juri abrió un agujero en la formación de los caballeros no-muertos, y la magia de Lyz aplastó una gran cantidad de enemigos, creando de paso un obstáculo que tendrían que superar si querían avanzar. Eso, junto con el escudo de Juri y los disparos del Capitán les dieron tiempo de sobras a los médicos para recoger a los heridos de la primera oleada y llevarlos a un lugar seguro donde poder atender sus heridas.

El primer ataque del ejército del Adversario había sido directo y contundente: no sólo había elevado un número de bajas considerables para el primer ataque sino que había quebrado parte de la moral de las tropas apostadas, tanto de los soldados, como los mercenarios, pasando por los policías. Ellos sólo eran personas de a pie con una carrera detrás, con sus habilidades y sus proezas, sus vidas cotidianas y sus familias que les esperaban en casa al final del día. Ver morir a tus compañeros siempre era un duro golpe, pero lo era aun más cuando la fuerza contra la que se combatía volvía a levantarse tras perder una pierna o recibir una salva de tiros en el pecho.

Los portales brillaron de nuevo, con intensidad.

Estaban cruzando nuevas tropas, reemplazando las perdidas. Ésta vez las pisadas metálicas de las armaduras era menor, pero el retumbar del suelo subió de intensidad, y pudieron ver el por qué: mientras los soldados rasos rodeaban aquel bloque, uno a uno saltaban encima de éste caballos negros de ojos rojos llameantes, montados por jinetes ataviados con armaduras pesadas, una espada en el cinto, lanza en una mano y escudo en la otra. Lo más temible de todo era mirar a los ojos a aquellos caballos. No eran de éste mundo pero algo les dijo a los veteranos que combatieron junto a Lobo que tampoco lo eran del otro.
No tuvieron tiempo de pensar suficiente cuando emergieron figuras de tamaño considerable: trolls. Medían dos metros y medio mínimo, de grandes músculos y dientes afilados que asomaban por sus enormes bocas. Llevaban una armadura mínima puesta que cubría sus puntos más débiles, y sus ojos... sus ojos eran cuencas vacías que desprendían un halo compartido por todos los soldados no-muertos allí presentes.

- ¡Contened el ataque! ¡Retirad a los heridos! ¡Acercad el armamento pesado! ¡DISPARAD A ESAS COSAS! ¡NO DEJÉIS QUE AVANCEN!

Y avanzaron, cargando contra las defensas de Nueva York.

[FDI: Los trolls tienen un alto grado regenerativo además de su fuerza bruta. El fuego funciona como un supresor de sus facultades de regeneración, pero sólo lo sabréis con la práctica.]

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   25th Octubre 2015, 06:56

La mujer asiática tomo un arco y una flecha salió disparada. No parecía una flecha normal, sino una especie de proyectil mágico cargado con alguna extraña energía. No me pregunte de donde había salido eso, ni cómo funcionaba: Lo único que estaba claro era que estaba siendo bastante útil, pues abrió una brecha entre las formaciones enemigas que acompañada a la aparición mágica de una especie de placa con pinchos... pero gigantesca. ¿De dónde había aparecido eso? Probablemente, de la mujer de la espada que dibujo las escaleras para observar cuando esperábamos al enemigo. Los disparos no parecían ser nada útiles contra la tropa, pero las granadas dañaban los brazos y las piernas de esos soldados, impidiendo que avanzaran tan rápido... Al menos estábamos ganando tiempo.

-¡Necesitamos apoyo aéreo, repito! ¡Cap a base, necesitamos el ataque contra los portales, repito! -Grite por medio del comunicador para posteriormente, recargar mi escopeta. Algunos enemigos se acercaban cada vez mas, a estos les propine una buena lluvia de perdigones para tumbarlos contra el suelo. Todo parecía indicar que podíamos contener esto un poco mas, pues los apoyos llegaron para llevar a la retaguardia a nuestros heridos. Estábamos manteniendo una posición, pero hasta que el portal no fuese destruido, no podíamos asegurar que el ataque concluiría. Coloque de nuevo una granada en la escopeta y dispare, lo más cerca de grupos de soldados que se podía para causar un daño mayor por cada explosivo.

La situación no mejoro, sino todo lo contrario: Ahora había caballos tenebrosos con jinetes que parecían estar salidos de una película de vaqueros... con zombis. Estábamos en un aprieto, pues una carga de una caballería como esa podría romper fácilmente nuestras defensas. ¿Dónde estaba la armada con sus tanques? Necesitábamos todo el apoyo de la artillería pesada para destruir a esos desgraciados...

-¡Soldado! -Le grite a uno de los hombres de SEAL que estaba cubriendo la posición conmigo- ¡Ve por el cañón automático y enlista los cargadores! -¡Si, señor!- El soldado retrocedió a toda velocidad para ir por las cajas para sacar un cañón automático. Las armas convencionales no parecían dar mucho resultado, y un arma capaz de perforar un tanque de guerra, podía tener la capacidad para dañar a este ejército desconocido.

Apenas voltee, ya había un nuevo tipo de enemigo: Unas especie de moles de carne que estaban listas para aplastarnos, de tamaño bastante superior a cualquier ser humano promedio y con unos ojos que desde lejos se veían terroríficos. Maldita sea. ¿Acaso todo ese musculo les serviría de protección? En estos momentos, me hubiese encantado tener a Ben Grimm de mi lado para darles una paliza... Pero tenía que aguantar con los recursos que se disponían en estos momentos.

-¡Vamos! ¡Prepara el arma y empieza a disparar con todo hasta que lleguen los refuerzos!-

Tenía fe en que vendrían pronto. Mientras tanto, si esas bestias gigantescas se acercaban a la barricada, tendría que darle una paliza y golpearlos como alguna vez tuve que golpear a Hull. Me cubrí con una de las superficies, y saque mi escudo, junto con una pistola Colt M1911 cargada. El escudo se fue a la mano izquierda, junto a los brazales imantados del traje, y con la derecha, sostenía la pistola con la que disparaba contra los caballos y sus jinetes. Cuando uno se acercó demasiado, arroje el escudo como un bumerang, haciendo que la parte de la orilla golpease en el pecho, para luego accionar el sistema de imanes y mi insignia volviese a mi brazo. Teníamos una larga batalla por delante, y no iba a prescindir de mi escudo en estos momentos.

_________________


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juri
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 22/12/2014

Ficha de Personaje
Alias: Trinity
Nombre real: Juri
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   28th Octubre 2015, 16:35

Juri Concentro energía en sus manos y disparo una descarga de energía eliminando a los siniestros jinetes con sus descargar no iba a dejar que dañaran a las personas buenas de la ciudad vio a unos gigantes seres venir hacia a ellos, Tenía que ver cuál de sus armas le sería más útil decidió montar la espada de ganesh y se la puso al hombre decidió hablarle a sus compañeros de batalla.

Yo me encargare de los grandes no me presentan desafío para mí no son diferentes a los guardianes de mis padres ustedes encárguense de los jinetes procure de sacar a los que puedan salir lastimados, Espero que puedan encontrar la forma de sellar ese portal.




Quieren jugar conmigo? Ahora les hago una pregunta engendros están preparados para ello los voy mandar al plano de donde vinieron.


Dicho esto fue caminando con la gigantesca espada sosteniéndola para ponerse al frente de al ataque contra estos.

_________________


”Tengo un cuerpo inmortal con el poder de los dioses, Brahma, el Creador de vida tiene el poder para guiar ejércitos, su ejecutividad vive en mí y me permite guiar a los humanos, Su hermano Shieva el destructor de mundos, tiene el puño de hierro , Vishnu Dios del equilibrio perpetuo, Ambas fuerzas están en mis brazos y con ellas puedo destruir todo mal, Soy la luz que no tiene fin, la fuerza que duerme en lo más profundo del alma y sobrepasa todo lo humano.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elysia Stavridis
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 243
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 27
Localización : Nueva York, ¿dónde sino?

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real: Elysia Stavridis
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   12th Noviembre 2015, 12:02

La verdad es que eso de salir en perfectas condiciones en una misión no iba conmigo. Yo era más guay que eso, y como no podía ser de otra manera, no tardé en tropezarme con mis propias escaleras mágicas y comer un poco de nieve para cenar. Aquella noche solo me había preparado una ensañada antes de salir, y ahora me apetecía terriblemente un helado. La próxima vez le pondría frambuesa o algo antes de aterrizar encima.

Vale, fuera coñas. Me levanté del suelo y me quité la nieve que había quedado en mi traje a tiempo para ver como más criaturas poderosas salían por el portal. Los trolls y los jinetes hicieron su gran entrada, y la moral de nuestras tropas estaba decayendo…

- Si hubiera alguna manera de impedir que esos bichos salieran… - susurré, pero aquello no era como en Villa Fábula. Era una magia aún más poderosa. ¿Cómo podía cerrar un agujero dimensional del tamaño del Empire State? Simplemente no podía, así que no quedaba otra que seguir luchando hasta que llegaran refuerzos o alguna idea descabellada.

Miré a mis dos lejanos compañeros para ver que hacían. El capitán América parecía tener a todos sus soldados perfectamente controlados, y no cesaba en ningún momento de dar órdenes y atacar con fiereza al enemigo. La mujer asiática parecía ser mística como yo, pero elevada a otro nivel, no sabría como explicarlo. La mujer campaba a sus anchas por el área de guerra como si se tratara de su propia casa, y lanzaba fuertes hechizos y flechas de energía capaces de exterminar a cualquiera… eran dos héroes bastante más fuertes que yo.

Me distraje por un momento y no vi venir al jinete negro de ojos rubíes que se abalanzó sobre mí con su caballo y su lanza. Físicamente no podría contra él, así que sería rápidamente embestida a menos que…

Me agaché a tiempo para esquivar su lanza y entonces junté mis dos manos en el suelo. A los pies del caballo empezó a crecer una pequeña montaña nevada que hizo perder el equilibrio al jinete. Eso me dio unos segundos más para echar a correr en dirección contraria y esperar a que alguien cubriera mi retaguardia. Entonces me di cuenta de que los soldados heridos y los médicos no tenían suficiente protección para que se retiraran en condiciones. Corrí en dirección hacia ellos mientras deslizaba la punta del lápiz-espada contra el suelo. A mi paso se iban elevando pequeños muros transparentes que detenían las flechas de los enemigos y protegían a los heridos. Los muros no durarían mucho en pie, pero estarían el tiempo suficiente para permitir a los soldados retirarse tras la barricada.

Me agaché junto al médico y otro de los heridos, entre los dos cargamos al hombre abatido e intentamos llevarle a un lugar más tranquilo dónde le efectuaran las curas.

Podía empatizar perfectamente con aquella gente, se debían de sentir impotentes ante una amenaza que no podían vencer sólo con fuerza humana...

_________________
Elysia --> #1b877f
Where are the people that accused me?
The ones who beat me down and bruised me
They hide just out of sight
Can't face me in the light
They'll return but I'll be stronger
Now I am unbreakable
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1042
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   13th Noviembre 2015, 21:34

El Adversario observaba el tablero helado que era Nueva York con ojos críticos, pacientes. Tenía sus enormes manos cruzadas mientras divagaba en su mente las siguientes acciones que tomaría para conquistar de una vez por todas a las exiliadas fábulas y eliminarlas si oponían resistencia. Pasó la mano por los distintos planos que tenía frente a él, analizando la situación en cada uno de los frentes donde había mandado sus tropas para destruir la ciudad y así erigir su trono en aquel extraño y mundano mundo.

En uno de los planos, su mirada se centró en un pequeño problema que estaba dificultando la marcha de sus tropas. El Adversario no era un ser que disfrutara de una enorme paciencia, ni era un señor que se quedara sentado en su trono esperando ver resultados.

...

Juri de nuevo había conseguido dinamitar las fuerzas del Adversario. Aquella descarga había pulverizado la gran mayoría de los jinetes que habían surgido del portal. El poder de los dioses era demasiado abrumador para los peones del gran conquistador. Con aquel ataque las fuerzas defensoras neoyorquinas tomaron el control, sumiéndose en una ola de voluntad que acabó con todo rastro de abatimiento y resignación: los soldados gritaban al unísono consignas para darse ánimos los unos a los otros mientras seguían las órdenes del Capitán América y disparaban sin cesar, tumbando uno tras otro a los soldados y los jinetes restantes, dejando a la diosa y su espada los seres más grandes y más peligrosos.
Los heridos eran llevados más allá del frente, en tiendas levantadas a toda prisa para poder atender a los heridos. Incluso usaban vehículos terrestres para los más graves. Los médicos no daban abasto pero no se iban a rendir. No iban a dejar morir a nadie mientras les quedara una gota de sangre en sus cuerpos.

El portal entonces volvió a resplandecer, y todos los soldados, caballeros y trolls cercanos a éste se quedaron quietos, se giraron y formaron un camino, inclinándose y arrodillándose. Del portal surgió una enorme figura.

El Adversario hacía, por fin, su entrada al campo de batalla.


Cargando sobre su hombro una espada casi tan grande como él mismo, El Adversario avanzaba a pasos gigantes entre sus tropas. El Troll más grande tan sólo le llegaba un poco más arriba del tobillo. Cada paso que daba emitía un eco turbador que retumbaba por los edificios congelados y se extendía más allá de las tiendas de los médicos. Sus ojos rojos llameantes y amenazantes tenían en su punto de mira a la mujer que tantos problemas le había causado a sus tropas.
Los soldados nada más verles se quedaron boquiabiertos, sin llegar a creerse que semejante titan existiera. Pocos segundos después empezaron las balas, las cuales rebotaban como si fueran canicas contra la imponente armadura del conquistador. No les hacía caso alguno, pues para él no eran más que pasto para sus tropas. Llegó a posicionarse a escasos metros de la deidad, bajando la espada y señalándola con la punta de ésta. Al hacerlo, una fuerte brisa acompañó su movimiento, demostrando el peso de aquella arma y lo fácil que le era manejarla.

- Ya me has causado suficientes problemas, mujer. Prepárate para ser enjuiciada y sentenciada. - Volvió a batir su arma frente a la mujer y ésta vez la ráfaga de viento fue mayor: los soldados a duras penas pudieron aguantar en sus posiciones sin ser empujados hacia atrás. - Adelante mis legiones: acabad con todos. Sin piedad. Sin misericordia.

A su orden, las tropas avanzaron sin dilación, sorteando el enorme cuerpo del Adversario mientras éste cargaba con su gigantesca espada contra Juri.

El impacto juraba ser demoledor.

[FDI: Llega El Adversario. Éste gigante lleva una armadura casi impenetrable. Tiene una fuerza demoledora capaz de destrozar un edificio de un mandoble (cosa que no pasará debido a la protección de hielo de la Reina de las Nieves). Con cada uno de los movimientos de su mandoble crea un vendaval que puede arrastrar varios metros hacia atrás a una persona media. Además, por si fuera poco, su tamaño no le impide ser bastante rápido.]

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   15th Noviembre 2015, 21:18

La mujer asiática parecía bastante poderosa, pues con una gran espada se fue a enfrentar directamente a las aberraciones que salían de los portales. Esas moles de carne y destrucción parecían cubiertas por nuestros aliados poderosos, y aunque no tenia noticias de la fuerza aérea o las tropas tácticas de tierra, confiaba en que estábamos manteniendo avances. Los jinetes se avecinaron con sus lanzas por delante para impactar contra las barricadas, pero algunos rebotaron con el acero de las vallas. Otros, bloqueados por el escudo, fueron empujados hacia atrás, mientras sentía como los huesos de los caballos salían volando por los aires al impacto de las balas. Algunos cayeron, otros avanzaron, pero la situación no determinaba en ningún momento un claro vencedor. -¡Baja de ahi, sabandija! -Con mi escudo, golpee a un jinete que se avecinaba contra nosotros, haciendo que mi insignia después saliese arrojada para cortar por la mitad a otros y luego volver como un bumerán a mi brazo. La lucha podía continuar, por lo que me voltee un momento para ver como estaba nuestra retaguardia. Un jinete había pasado la linea para perseguir a la mujer de la espada que creo las escaleras, asi que corrí a toda velocidad para arrojarme sobre el soldado que fue derribado por una especie de elevación en el terreno.

Caí sobre el, colocando mi muñeca sobre su barbilla para impedir que me mordiera y usando toda mi fuerza solté un derechazo sobre el ojo gangrenoso de la bestia para luego disparar en la frente de la bestia. Parecía que se quedo inmóvil, pero al levantarme, de un gran pisotón aplaste la caja toraxica del monstruo. Recargue mi pistola y corrí de vuelta al lugar donde se encontraba la lucha, justo para ver un horrible paisaje.

Los soldados se arrodillaron cuando el portal volvió a emerger. Yo no estaba para pleitesia, así que tome una granada y se la arroje sobre un grupo de los arrodillados, mientras veía el monstruo emerger. ¿El mismo enemigo se avecinaba frente a nuestras puertas? Bien... Ya habíamos tenido con los Chitauri, Thanos, Hydra... Los mismos jefes de las fuerzas enemigas se presentan arrogantes ante nosotros, y al final, acababa derrotado. Un titan que caería en la ciudad mas importante del mundo...

-¡Soldados, entre mas grande el enemigo, mas gloriosa la victoria! -Les hice un gesto para que se mantuvieran en las posiciones, y corrí, corri mas rápido que nunca para llegar junto a la mujer asiática. El movimiento de la espada del titan me hizo sentir un soplo de aire por todo el cuerpo, pero no me iba a asustar, tenia que mantener la adrenalina fluyendo y el valor constante para derrotar a este enemigo. Solo necesitaba que llegaran los tanques o los helicópteros y aplastaríamos a toda esta infantería molesta para poder concentrarnos en el enemigo principal. Solo esperaba que estos independentistas fabulosos tuvieran un plan para matar al enemigo. -¡Cuidado!

Las tropas avanzaron, pero yo me arroje en el aire para rodar en la superficie de hielo y al llegar, coincidir con el choque de la espada junto a mi escudo. La mujer asiática podría ser una mujer superpoderosa, pero también era una civil y es mi deber proteger a toda la ciudadanía de Nueva York.

_________________


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juri
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 22/12/2014

Ficha de Personaje
Alias: Trinity
Nombre real: Juri
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   18th Noviembre 2015, 17:20

Repentinamente pudo sentir una energía de clase oscura sumamente poderosa cuando vio salir a un ser siniestro y oscuro no tan grande como sus padres y vio como las armar de los soldados no le hacían daño su mirada se transformo la sangre de kali y shieva se despertó esto era una batalla el gigantesco ser quiso impresionarla poniéndose frente a ella y vatio su gigantesca espada haciendo un vendaval antes de que pudiera esquivarlo el capitán América la cubrió ella, La fuerza del impacto casi los arrastra a ambos pero juri resistió y tomo al capitán América y lo ayudo a resistir antes de que tuviera la oportunidad de lanzar otro salto para atrás junto con él.

Escúcheme su fuerza es grande y puedo percibir que está bien protegido pero a pesar de ello debe tener un punto vulnerable en eso al ser tan grande sus golpes son inútiles si no hacen contacto contra su objetivo ese viento distrae para compensar eso hacer ataques múltiples es inútil contra alguien de ese tamaño hay que hacer uno o dos ataques pero fuertes, Hay que concentrarnos en eso si vino en persona es porque nos percibe como una molestia en sus planes me gustaría saber qué piensa usted de ello mi padre dice que en batalla la mejor arma no es la espada sino la confianza y uniom de los que luchan a tu lado.

Juri estaba esperando la respuesta de su conpañero de armas

_________________


”Tengo un cuerpo inmortal con el poder de los dioses, Brahma, el Creador de vida tiene el poder para guiar ejércitos, su ejecutividad vive en mí y me permite guiar a los humanos, Su hermano Shieva el destructor de mundos, tiene el puño de hierro , Vishnu Dios del equilibrio perpetuo, Ambas fuerzas están en mis brazos y con ellas puedo destruir todo mal, Soy la luz que no tiene fin, la fuerza que duerme en lo más profundo del alma y sobrepasa todo lo humano.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elysia Stavridis
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 243
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 27
Localización : Nueva York, ¿dónde sino?

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real: Elysia Stavridis
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   27th Noviembre 2015, 11:19

Puse a salvo todos los soldados que pude. Ayudé a los heridos a llegar a la base médica y protegí a algunos médicos que se habían acercado al frente de batalla. Fue entonces cuando el suelo volvió a temblar, y del portal mágico emergió una figura enorme e imponente. ¿Sería quién decía ser? El Adversario. Había oído hablar tantas veces de aquella infernal criatura que no podía imaginar un físico adecuado para ella.

Tenía aspecto humanoide y era tan grande como uno de esos gigantes de Jack y las judías mágicas. Vestía una durísima armadura negra y blandía una espada tan grande como él. Sus ojos brillaban rojos como la ira y el odio… ¡normal que todos nos estuviéramos cagando de miedo!

A su alrededor los vasallos del Adversario rendían pleitesía a su señor, arrodillándose en el suelo, interrumpiendo así la batalla. Los de nuestro bando se alteraron (normal) e incluso algunos perdieron la esperanza de ganar la batalla. El capitán América y la misteriosa mujer asiática seguían luchando a duras penas, parecía que habían atraído la atención del Conquistador. Mejor para mí.

Los soldados dispararon desesperados a la criatura con toda la munición que tenían. Pero las balas, las bombas y el resto de armas sólo conseguían impactar en la armadura del Adversario y revotar, sin causarle ningún daño...

- Vamos, vamos, princesa de la imaginación… ¿cómo piensas quitarle a ese bruto su preciosa armadura?

Mis pies empezaron a moverse inquietos en la nieve, y busqué en mi bolsillo los dibujos que había estado preparando el día anterior. ¡Ahí estaba! La alfombra voladora salió del papel con el mismo aspecto que tenía la última vez que usé. Me coloqué encima de ella y empecé a volar en dirección a la espalda del Adversario, intentando que no me viera en ningún momento. Tenía por lo menos diez minutos antes de que la alfombra volviera a convertirse en papel y lápiz.

Sería fácil acercarme a él sin ser vista, el Conquistador estaba distraído diciéndole cosas feas a la mujer oriental, y nadie se fijaría en los más pequeños. Pero tardé más de lo que pensaba en llegar hasta su armadura, los vendavales que proyectaba la espada del Adversario no dejaban de tirarme hacia atrás. Solo me quedaban cuatro minutos… y los aproveché uno de ellos para concentrarme mientras acariciaba la armadura del enemigo.

- La realidad es como la plastelina, sólo hay que saber dominar su forma….- susurré mientras esbozaba una pequeña sonrisa traviesa.

Mis manos dejaron de notar el frío tacto de la oscura armadura que empezaba a deshacerse lentamente en arena negra… muy pronto el Adversario se quedaría sin su preciosa protección y los soldados podrían empezar a disparar a su cuerpo desnudo y desprotegido...

_________________
Elysia --> #1b877f
Where are the people that accused me?
The ones who beat me down and bruised me
They hide just out of sight
Can't face me in the light
They'll return but I'll be stronger
Now I am unbreakable
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1042
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   29th Noviembre 2015, 18:36

La enorme espada del Adversario impactó de lleno en el escudo del Capitán América, creando una onda expansiva que agitó toda la nieve acumulada en un radio de veinte metros alrededor del Capitán y Juri. El escudo no se quebró, ni se melló como era de esperar, así como la espada del Adversario. Sin embargo Steven pudo sentir en su propio cuerpo el rechazo de aquel demoledor golpe. Por muy "supersoldado" que fuera seguía teniendo un cuerpo y sus limitaciones, y la fuerza de aquel ser no era algo que tomarse a la ligera.

Por su parte, la magia de Elysia surgió efecto, y poco a poco la armadura del gran soberano empezó a desmenuzarse, grano a grano. El propio conquistador lo notó, de alguna forma, y se giró para aplastar lo que fuera que estuviera desintegrando su armadura, pero el no saber qué era ni dónde estaba hizo que su enorme brazo libre, en lugar de golpear a Elyzia la mandara a volar con su alfombra mágica debido a la ráfaga de aire que creó al agitar el brazo.

- ¿Qué es esta hechicería? - Maldijo el gran soberano. Sin dejar de presionar con su espada contra el escudo del Capitán, se llevó la mano que había usado para aplastar a Elysia hacia su pecho, y al entrar en contacto brillaron símbolos rúnicos en toda la armadura del gigante. Símbolos que resplandecieron con la llama en su interior, y una columna de humo surgió allí donde la dibujante tocó la armadura del Adversario. Ésta dejó de desmenuzarse, y volvió a su estado natural, brillando con la misma intensidad. - No importa la magia que uséis contra mí: estoy protegido. No me haréis ningún-

Las palabras del Adversario quedaron en el olvido cuando un leve destello violeta se produjo justo en el cinturón de su armadura, para después desaparecer. Eso desconcertó al Adversario.

- ¿Cómo...?

Apartó la espada del escudo y se giró hacia los portales que había creado para que empezara la invasión.

Ya no estaban.

Los grandes portales, violáceos y perennes habían desaparecido, cortándose así las filas y filas de sus soldados. Éstos no parecieron enterarse, pues una vez hubieron cruzado los últimos por el portal, los restantes trolls, caballeros y soldados no-muertos que había traído el adversario siguieron cargando contra los soldados mundanos sin percatarse de lo que había sucedido.

- Mi ejército... - La ira cubrió los ojos del Adversario, y dejó escapar un grito de furia que rebotó por toda la ciudad en un eco ensordecedor. Levantó la espada con ambas manos y los mismos símbolos demoníacos que cubrían su armadura pintaron de fuego su espada. Un fuego que se desprendió de las runas y cubrió la hoja, elevando la temperatura alrededor del Adversario. Sin embargo, el hielo cristalino que cubría la ciudad no pareció inmutarse. - Traición. Estoy rodeado por la traición. Mi hoja ejecutora será suficiente para acabar con todos vosotros, y cuando la ciudad haya caído bajo mis pies, ellos serán los siguientes. ¡TEMBLAAAAAAAAAAAAAAAAAD!

El gran soberano cargó con toda su furia contra Juri y el Capitán. Y después de ellos iría el resto del ejército, policía, civiles... todos perecerían bajo las llamas del odio.

[FDI: Las llamas que cubren la espada del Adversario son de fuego demoníaco. Es un fuego que no se puede apagar y quema todo cuanto toca.]

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   4th Diciembre 2015, 01:50

El golpe cayo, impactando en el escudo de Vibranium. Sentí la fuerza transmitirse por medio de ondas hacia la estructura, que, aunque lo disminuyo gracias a su diseño, me hizo resentirme, echando mi cuerpo hacia abajo y hacia atrás, como alguna vez que tuve que bloquear los golpes de Hulk o los grandes mastodontes de mi universo. El escudo no se rompería, eso era seguro, pero tenia que poner parte de mi fuerza como aguante... O me quebraría los brazos y la espalda. Solo era una cuestión de aguante y paciencia, pues la próxima vez no dejaría que me golpeara, si no que evitaría el impacto con mis reflejos o al menos, haria que la fuerza no cayese directamente sobre mi cuerpo.

Una especie de polvo empezó a caer por parte del gigante encima de nosotros. ¿Se estaba desintegrando o algo por el estilo? No podía saberlo, sin embargo, tampoco podía observar claramente, pues estaba empleando toda mi fuerza en mantener alejada la espada del suelo. -¡¡AAAAAGHH!! -Grite furioso mientras la espada seguía presionándome hacia abajo, sintiendo como la coraza de hielo del encantamiento y el asfalto de la calle se quebraba cada vez mas. Me clavaría contra el suelo si esto no se detenía, y aunque creía poder aguantar mas, sentía como mis músculos trabajaban al máximo para aguantar. Normalmente, los fortachones con los que me enfrentaban no mantenían ejerciendo la fuerza durante el mismo punto por mucho tiempo. El escudo empezaba a tambalear, los músculos a arder y las piernas a temblar.

-Vamos... vamos... -Alzaba tanto como podía mi escudo para hacer fuerza opuesta... Hasta que el coloso dejo de aplicar fuerza. Baje el escudo cuando la espada se retiro y me moví hacia atrás, agitado y adolorido. Maldición, esto estaba demasiado peliagudo. Me sacudí las manos, tome mi pistola y mire hacia el gigante. Algo no le estaba gustando, pero tenia que seguir trabajando, así que empece a disparar mi cargador contra el primer soldado enemigo que se me pusiera a la vista.

El fuego de pronto apareció. En la espada de mi enemigo, y en su armadura, pero no en la ciudad. ¿Cómo haria para enfrentarme a una bestia que era veinte veces mi tamaño? Tome mi escudo y corrí hacia adelante para pasar entre sus filas, saltando y derribando jinetes y soldados con toda mi fuerza a los lados. Tenia que llegar a su espalda y hacer que me persiguiera para que la chica asiática se encargara de golpearlo, junto con la de la espada se encargase de hacer algo mágico para apoyarnos. Yo no tenia la capacidad para hacerle daño... Sin embargo, si encontraba cualquier punto para subir, cualquier punto débil... Mire hacia arriba, y vi sus ojos en medio del casco. ¿Funcionaria?

Lance mi escudo a mi mano derecha y lo baje, trazando un arco perfecto que pudo describir la curva del proyectil, que tenia como dirección la abertura de su casco que mostraba esos gigantescos ojos rojos. Si lo lograba cegar, incapacitar, o al menos confundir, me daría por bien servido.

_________________


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juri
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 22/12/2014

Ficha de Personaje
Alias: Trinity
Nombre real: Juri
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   14th Diciembre 2015, 21:45

Juri no podía dejar que aquel siniestro ser lograra usar el fuego aquel este era un fuego fatuo o del inframundo era el fuego de los condenados tenia que concentrarse al máximo era un ser hecho para iluminar a los humanos en ese momento decidió utilizar el mantra de su madre la temible kali tomo su arco y lo lanzo para que el capitán america lo usara, Era un recurso que debía aprovechar mientras Lanzaba su escudo grito con todas sus fuerzas.

Use mi arco contendré su espada y el fuego con mis poderes el arco de luz le permitirá causarle mucho daño no haga mas de un disparo con su energía o podría salir gravemente lastimado.



En ese instante sus ojos brillaron y mientras l inponemte figura de su madre aparecía detrás de ella todos las que la vieron quedaron tenblando la presencia era un mezcla del terror por la aparición de esta y un miedo por como se presentaba la espada cayo sobre ella el brutal golpe causo un temblor en toda el área pero usando su energía tenia el peso de la enorme arma en sus manos, Su cuerpo se cubrió por las llamas pero ignoraba el dolor por la furia que tenia y absorvio el fuego pues en su cuerpo no eran nada pudo arrebatarle la espada y girando con toda la furia descargo un revez dándole con la empuñadura haciéndolo retroceder solo esperaba que sus aliados aprovecharan el momento.


Ahora esta desarmado

Kali, Kali, Kali, ki Jay,
Namoh Namaha, Namoh Namaha
Jay Kali, Kali, Jay

Durgue, Durgue, Durgue ki Jay,
​Namoh Namaha, Namoh Namaha
Jay Durgue, Durgue, Jay

Jay Kali, Kali, Kali,
Mata Kali, Kali, Kali,

Jay Durgue, Durgue, Durgue,
Mata Durgue, Durgue, Durgue

Mata Kali ki Jay, ki Jay, Mata Kali ki Jay, ki Jay,
Mata Durgue ki Jay, ki Jay, Mata Durgue ki Jay, ki Jay

_________________


”Tengo un cuerpo inmortal con el poder de los dioses, Brahma, el Creador de vida tiene el poder para guiar ejércitos, su ejecutividad vive en mí y me permite guiar a los humanos, Su hermano Shieva el destructor de mundos, tiene el puño de hierro , Vishnu Dios del equilibrio perpetuo, Ambas fuerzas están en mis brazos y con ellas puedo destruir todo mal, Soy la luz que no tiene fin, la fuerza que duerme en lo más profundo del alma y sobrepasa todo lo humano.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elysia Stavridis
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 243
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 27
Localización : Nueva York, ¿dónde sino?

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real: Elysia Stavridis
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   21st Diciembre 2015, 19:08

- ¡Eseoeseseoesemecaigomevoyaestrellarcomonadiemeayudecabrones!- grité mientras caía agarrándome con fuerza a la alfombra mágica. A mitad del vuelo el tapiz de convirtió en virutas de papel y empecé a caer aún más deprisa. Por en medio recordé que había creado mi capa para algo más que para hacer bonito. El traje era el prototipo, así que a lo mejor no funcionaba.

- Vamosabretedesgraciadaquemevoyaestamparcontralanieveotravez – separé los brazos y junté las piernas. La capa se estiró como una vela de barco y frenó de golpe la caída, actuando como un paracaídas. Planeé con torpeza hasta alejarme del adversario y respiré calmada cuando puse los pies sobre el hielo con firmeza.

- ¡Tranquilos chicos, todo controlado! ¡Estoy bien Capi! ¡No ha pasado nada mujer desconocida! No hace falta que os preocupéis tanto por mi… - comenté irónicamente a nadie en concreto.

Me giré a tiempo para ver como el adversario reconstruía su armadura como si no hubiera pasado nada. – Mierda, está bien. Dejaré al jefazo para vosotros dos ya que tanto lo queréis. Si participara en el combate os desprestigiaría… - sonreí para mis adentros y salté de alegría al ver que los portales habían desaparecido.- Muy bien, es hora de hacer ¡Magia!

Me deslicé bajo las piernas de uno de los gigantes y feos ogros a tiempo para chasquear ambas manos. Las armas de dos jinetes cambiaron automáticamente a barras de pan recién hecho. Saqué la libreta de mi cinturón y metí esta vez la mano con seguridad a la hora de sacar las bolas de fuego y lanzarlas a mansalva en dirección a los enemigos más cercanos. Eso sin contar con algunas trampas que había dibujado bajo mis pies. Los adversarios caían en agujeros y en nuevas placas con pinchos que les ralentizaban. Todo un show. El adversario estaba muy enfadado, y su espada brillaba más temerosa que nunca. Tenía que seguir ayudando al Capi y a la chetada de la oriental.

Estaba muy lejos del adversario y empezaba a estar cansada. Pero tenía que hacer algo. Convertir la armadura en arena otra vez sin tocarla iba a ser imposible, pero podría intentar cambiar algo más pequeño de lejos. Levanté otro montículo de nieve dónde tenía la visión perfecta del casco del Adversario. Me senté y descanse unos segundos para empezar a mediar. Mantuve el contacto visual, me concentré y con todas mis fuerzas desee que el casco impenetrable se convirtiera en un casco de madera. Mi fallo fue que el enemigo se dio cuenta por la ligereza de que le había quitado su armadura, pero esta vez intentaría mantener el mismo peso, pero sin mantener su dureza real. Esperaba que el Capitán América y la chica notaran el cambio del casco del Adversario, y así podrían atacarle directamente a la cabeza. Sólo esperaba engañar a la criatura infernal el tiempo suficiente…

_________________
Elysia --> #1b877f
Where are the people that accused me?
The ones who beat me down and bruised me
They hide just out of sight
Can't face me in the light
They'll return but I'll be stronger
Now I am unbreakable
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1042
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   21st Diciembre 2015, 21:25

Aquella mujer había conseguido despojar al gran conquistador no sólo de su arma, sino también del fuego que envolvía la misma. El gigante no podía creerse lo que veían sus ojos, y se frustró cuando al tirar de su arma la perdió, sintiendo el mango de la misma en su pecho. Retrocedió por el impacto, apoyándose con la pierna derecha en un cúmulo de nieve y huesos de caballo, restaurando su corpulenta altura cuando un escudo voló directo hacia su casco. El impacto hizo que su cabeza se inclinara hacia atrás. Le dio de lleno entre los ojos, pero el resultado que había buscado el capitán no resultó debido a la insospechada forma que escondía El Adversario.
Sin embargo, el casco se quebró allá donde el escudo golpeó, y el gran soberano no daba crédito a lo que estaba viendo. Su indestructible armadura, quebrada por un simple escudo mundano. Aquello hizo que los ojos del gigante brillaran más que nunca, apretó los puños y gritó con furia suprema, retumbando su ira por los tímpanos de tanto soldados como las hordas de su ejército.

- ¡MALDITOS MUNDANOS! ¡CONOCED VUESTRO LUGAR! ¡TEMEEEEEEEEEEED!

El gigante agarró el mango de su espada, y quebró la hoja de la misma, dejando que Juri se quedara con ésta entre sus manos. Levantó el mango hacia el cielo y luego dibujó un arco hacia abajo, apareciendo entonces una hoja hecha con un fuego tan brillante como el sol y tan destructivo como el mismo. Un fuego salido de las mismas profundidades de la existencia, donde las sombras cobran vida y el sufrimiento es eterno.
El Adversario preparó su arma cogiéndola con ambas manos, cuando la hoja de la misma, sin avisar, desapareció. El gigante paró en seco, observando la inexistente hoja de su arma. ¿Qué estaba pasando? ¿Era otro de los trucos de aquellos mundanos? Pero una voz hizo eco en su cabeza. Una voz que ninguno de los demás pudo escuchar.

- ........ No............. ¡NOOOOOOOOOOOOO! ¡NO PODÉIS QUITARME MI CONQUISTA! ¡ÉSTE REINO CAERÁ! ¡SERÁ REDUCIDO A CENIZAS! ¡SERÁ-

El gran soberano, de repente, se quedó en silencio. Sus ojos, antes tan brillantes como la ira se apagaron, y su cuerpo se quedó quieto como una estatua. Las huestes que atacaban los soldados se pararon también, al menos aquellas que parecían surgidas del inframundo. Los trolles eran los únicos que seguían moviéndose.
El gigante silencioso empezó a brillar, o mejor dicho, las runas de su armadura. Brillaron con el mismo tono con que lo habían hecho en anterioridad, pero no sus ojos. El aire a su alrededor comenzó a condensarse. La temperatura subió y subió. Se escuchaba un silbido y el crepitar del fuego.
Fue cuando alrededor del cuerpo del gigante el aire se prendió que empezaron los gritos de retirada.

Segundos después, El Adversario estallaba en una increíble explosión de fuego infernal, arrasando con quien se cruzara en su camino.

[FDI: El fuego no afectará el hielo que cubre la ciudad.]

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
097StevenRogers
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 09/09/2015

Ficha de Personaje
Alias: Capitan America
Nombre real: Steven Rogers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   26th Diciembre 2015, 02:11

El escudo golpeo directamente en la cabeza del gigante. No pareció darle en los ojos, pero el golpe daño directamente la estructura de la armadura y la hizo quebrarse. Maravilloso, estábamos tomando una ventaja ante el mismísimo líder de nuestro enemigo. Levante la mano derecha y los sistemas magnéticos del guante hicieron volver el arma a mi brazo, acomodándose. Estaba a punto de gritar que trajeran los lanza misiles para darle a la armadura cuando el coloso soltó un grito similar a los que Hulk soltaba cuando estaba realmente enojado. -¡Aaaaargh! -Grite, tapándome los oídos, mientras el ruido retumbaba en mi cabeza. Estaba acostumbrado a ese tipo de ruidos tan agresivos, pero uno jamas termina de disfrutar que una bestia gigantesca le grite directamente.

Levante la mirada y vi como la chica asiática sostenía la espada, pero el titan sacaba un arma de fuego, blandiendo espadas extremadamente calurosas. Esto me recordaba demasiado a las fabricas del Tercer Reich, siempre calientes y siempre funcionando para destruir el estilo de vida del mundo. ¿Y ahora este tipo que planeaba hacer? -¡A cubierto! ¡Manténganse alejados de las llamas, que cunda el desorden en las filas enemigas! -Grite, regresando mis pasos hacia las trincheras, cuando de pronto deje de sentir el calor tan intensamente. Recargue mi pistola con el ultimo cargador y la martille, volteando, justo para ver como el gigante empezaba a gritar clamando venganza.

Algo no me gustaba para nada.

Me quede quieto, observando como el gigante empezaba a brillar... Sentía el calor cercano a el... ¡Oh no! -¡Rápido, todos a cubierto! ¡Tras las barricadas o en los edificios! -Corrí a toda velocidad hasta llegar detrás de una barricada, saltando y girando en el aire para caer de cuclillas en el suelo cubriendo con mi escudo a un compañero del ejercito. -Quedemonos por... -El fuego fue inmediato. Como una explosión, el gigante se expandió hasta que quedo reducido a nada. Los edificios y el suelo no parecían estar dañados, sin embargo, el calor si que podía haber dañado a quien no tuviese ningún tipo de protección, los vehículos... ¡Carajo! ¿No podían morirse sin la necesidad de ser una bomba de tiempo?

Sentía como la explosión llegaba a las tiendas de campaña, a los médicos y a las camionetas con nuestro apoyo táctico. No podia ser, ¿este era el precio de nuestra victoria?

Cuando la explosión acabo, las llamas se detuvieron, levante la cabeza. Parecía que habíamos ganado... Pero aun quedaban asuntos por resolver. Puse el seguro a mi pistola y la metí dentro de su funda, ayudando a parar a mi compañero después.
-Muevan la posición hacia donde quedaron los portales. No dejen ningún rastro de los enemigos... Cualquier cosa que este fuera de lugar, disparenle. -Me levante y fui a buscar a los médicos, esperando encontrar algún herido que todavía hubiese sobrevivido a esa explosión.

_________________


Un héroe es todo aquel que hace lo que puede.
Romain Rolland

La Canción del Hombre de las Barras y Estrellas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Juri
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 22/12/2014

Ficha de Personaje
Alias: Trinity
Nombre real: Juri
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   9th Enero 2016, 15:31

Luego de hacer eso juri pudo ver como es tese preparaba para usar el fuego otra vez pero parece que este era un ataque muy fuerte pero de manera repentina este se comenzó a llenar de fuego y símbolos lo rodearon y estallo la explosión fue enorme juri se cubrió y pudo ver los enormes daños de esta a su alrededor , Había muchas personas heridas y muertas era el precio de salvar nueva york tomo un fruto que tenia y lo comió para reponer sus energías de inmediato comenzó a sacar de los escombros a todos los que estaban vivos y curar a los heridos asi como mover todo lo que podía caerse y obstruir el paso.

Traten de ayudar a los que puedan yo me encargare de acabar con el resto.

Fue para apoyar a el capitán y los demas con acabar con lo que quedaba de aquel ejercito no encontró ninguno de de ellos fue con el capitán y dijo.

"...Las flores retoñan y mueren, las estrellas brillan,
pero eventualmente se apagan;
todo muere, la tierra el sol
y hasta algo tan inmenso como este universo no está excluido.


Comparado con eso, la vida del hombre es tan efímera
como un abrir y cerrar de ojos;
en ese instante un hombre nace,
en ese corto instante un hombre crece,
se ríe, llora, pelea, sufre, regocija, lamenta, odia y ama a otros.

Es mejor Recordar su sacrificio y su valor que yama los honre en la otra vida


Le pone una mano en el honbro

_________________


”Tengo un cuerpo inmortal con el poder de los dioses, Brahma, el Creador de vida tiene el poder para guiar ejércitos, su ejecutividad vive en mí y me permite guiar a los humanos, Su hermano Shieva el destructor de mundos, tiene el puño de hierro , Vishnu Dios del equilibrio perpetuo, Ambas fuerzas están en mis brazos y con ellas puedo destruir todo mal, Soy la luz que no tiene fin, la fuerza que duerme en lo más profundo del alma y sobrepasa todo lo humano.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Elysia Stavridis
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 243
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 27
Localización : Nueva York, ¿dónde sino?

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real: Elysia Stavridis
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   12th Enero 2016, 12:25

-¡Tomatomatomatoma! – salté de alegría mientras anotaba puntos en un ránking inexistente de mis éxitos. El capitán América había dado de lleno con su escudo en la cabezota del tirano. ¿Quién hubiera dicho que su impenetrable casco ahora serían inofensivos trocitos dispersos de madera? ¿Eh? ¿De quién había sido la genial idea?

- ¡MALDITOS MUNDANOS! ¡CONOCED VUESTRO LUGAR! ¡TEMEEEEEEEEEEED!

- Uy .- dije para mi misma en cuanto el Adversario se enfureció como nunca antes. Lo bueno de ser una heroína en la sombra era que su furia iría directa hacia el Capitán América y la oriental. ¡Genial! Había salvado el día sin que nadie se diera cuenta, así que también podía salvar el pellejo. No pensaba quedarme más tiempo ahí plantada para que me asestara con esa espada de fuego endemoniado. Entonces algo inesperado sucedió.

- ........ No............. ¡NOOOOOOOOOOOOO! ¡NO PODÉIS QUITARME MI CONQUISTA! ¡ÉSTE REINO CAERÁ! ¡SERÁ REDUCIDO A CENIZAS! ¡SERÁ-

- ¿Quitarle su conquista? – Había alguien más detrás de aquel ataque, y el Adversario pareció perder el control de su cuerpo. Sus ojos perdieron el brillo vivaz, y su figurase detuvo cual marioneta. Entonces el ejército empezó a huir despavorido, como si predijeran que algo horrible estaba a punto de pasar… Espera…¿Lo que oigo es...?

-¡A CUBIERTO! – grité con todas mis fuerzas, y sobrevolé hasta los límites de la zona de batalla hasta dónde se encontraban los refugiados. Alcé una mano al aire y con la otra dibujé un escudo de protección. Gracias a mi magia invoqué un escudo invisible que protegería a los soldados del posible estallido del Adversario. Solo esperaba que pudiera resistir lo bastante...

- ¿Qué demonios ha pasado? – dije una vez cuando creí que el peligro ya había cesado. ¿Porqué el Adversario había estallado? ¿Porqué había perdido su vida tan repentinamente? Había algo mucho más oscuro detrás de eso… y no tenía ganas de verlo. Había que cerrar el portal lo más rápido posible.

_________________
Elysia --> #1b877f
Where are the people that accused me?
The ones who beat me down and bruised me
They hide just out of sight
Can't face me in the light
They'll return but I'll be stronger
Now I am unbreakable
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1042
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   12th Enero 2016, 16:59

Las llamas arrasaron con todo. No era un fuego normal: era una furia procedente de un lugar indómito, oculto y tenebroso. Una furia concentrada que tomó la forma del fuego y devoró todo cuanto estuvo en su paso. El hielo gimió cuando las llamas lamieron su superficie. Tembló incluso, pero se mantuvo protegiendo los edificios, las calles y la gente que se había refugiado dentro.
Las primeras barricadas cayeron sin remedio. Aquellos que estuvieron demasiado cerca del fuego y se cubrieron no tuvieron la suerte de su parte, y en poco más de meros segundos se convirtieron en ceniza, carne chamuscada y huesos derretidos. Las armas que llevaron consigo, sus uniformes, los recuerdos de sus familias... todo se volatilizó. Desapareció.

Las segundas filas y las terceras tuvieron más suerte, porque sobrevivieron. Sin embargo y tras la deflagración, muchos soldados quedaron expuestos a las llamas y gritaron y patalearon de dolor. Las quemaduras mágicas no podían ser catalogadas dentro del marco médico existente en la Tierra, y el dolor era insoportable.
Juri pudo sobrevivir a las llamas gracias a su inmortalidad pero de no ser por la fruta que se comió, seguramente habría sentido efectos secundarios en su cuerpo, como una debilitación paulatina a causa de la naturaleza de las mismas.
Steve Rogers entraba dentro de esos soldados con suerte, pues las llamas apenas llegaron hasta donde estaba él, pero se llevó algún que otro recuerdo cuando sintió una simple caricia de una de esas lenguas rozar el muslo de su pierna derecha.
Elysia tal vez fue la que salió más perjudicada. Usó magia contra magia, y por efecto rebote sintió el peso de aquel poder abrumador cruzar sus brazos, sus hombros, su cuerpo entero. Fue como si recibiera un mazazo, y su eco retumbara por todo su ser con extrema fuerza. Al deshacer su hechizo pasado lo peor, se sintió débil, cansada... y aterrada. Seguramente nunca habría sentido un poder como aquel, y como mística era consciente de su insignificancia ante tal abrumadora magia. Además, había algo dentro de aquel fuego. Algo maligno y eterno...

El hielo, al fin, se retiró, dejando de nuevo la ciudad de Nueva York como había sido antes. Los civiles más valerosos y altruistas salieron de los edificios en pos de ayudar a los soldados necesitados. Camillas, gritos y vendas corrieron de un lado a otro de las calles de Nueva York.

La guerra había terminado... pero a qué precio. Miraran donde miraran podían ver las siluetas chamuscadas de aquellos que habían servido para defender su país y sus habitantes. Allá donde pusieran la vista sólo quedaban restos de las barricadas, vehículos destrozados, deshechos... incluso algunos edificios sufrieron algún que otro destrozo allá donde la magia de la Reina de las Nieves flaqueara.

Sólo quedaba reunir a los heridos y llorar a los muertos. No habría cantos de victoria aquella noche.

[FDI: El evento ha finalizado. Sois libres de querer seguir posteando y si queréis que vuestros personajes hablen entre ellos. Cuando esteis listos para cerrar, poned bajo vuestros roles entre paréntesis que vuestro personaje abandona la escena. Cuando los tres esteis fuera, cerraré el post.

Muchas gracias por participar en éste mini-evento y espero hayan disfrutado Wink]

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)   

Volver arriba Ir abajo
 
Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Invierno de fuego: las calles de Nueva York [Steve Rogers - Juri - Elysia] (10-03-2019)
» Invierno de fuego: los cielos de Nueva York [Tony - Arturo - Jonathan] (10-03-2019)
» segunda noche en Nueva york [ 20/12/18] (May Sheen Woo)
» Chaos War, una nueva batalla por la Tierra
» Cementerio de New York

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: