Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   26th Noviembre 2015, 16:31

Las pulsaciones externas, clásicas del inminente deterioro que sufría la matriz de carmín cristal que contenía su exaltada esencia se introdujeron en el subconsciente del sueño intranquilo inundado de nuevos conceptos, atesorados conocimientos y percepciones reconstruidas de su experiencia fuera de la seguridad de la eterna suspensión rojiza que la materia cristalina suponía, preludio familiar constante a que las hermosas líneas de luz que anunciaban la oportunidad de descubrimiento abrieran con sus rayos luminosos espacio para extender sus límites fuera de la materia en la que era obligada a resguardarse al llegar a las limitaciones de sus sentidos...

Inquieta resistencia, por vez primera, planteó su oposición a la liberación cada vez mas inmediata del mustio cuerpo blanco de la Dama Nívea, perturbada su mente en entendimientos superiores desde que alcanzara el nivel de comprensión otorgado por las criaturas con las que había compartido su pasada experiencia...

Compasión...

Piedad...

La colisión...

El dolor...

Consciente de la neblina roja que rodeaba su ser permitió que su mente apremiada por los poco habituales cuestionamientos se distanciara de la inmutable necesidad de abrirse paso hasta alcanzar la final liberación que le permitía aproximarse a los seres que habían participado de su desarrollo... Por vez primera experimentó sus reservas, subconsciente adulterado a causa de recuerdos adquiridos por medio de una situación desencadenada por un factor externo que había permutado su ser a algo que no podía controlar ni comprender...

Que se ocultaba a cuanto era capaz de sentir propio, privándole la oportunidad de percibir la verdad oculta en su diluida apariencia enturbiada a la que la Dama Nívea trataba de acercarse sin éxito, pues tan sólo vislumbrada su silueta se desvanecía en un mar de eternidad roja...

Así dudó...

El cristal quebrado abrió paso a la Mujer Sin Sombra, atragantada de un desasosiego provocado por la dañina noción de que sus primeras concepciones sobre el mundo al que accedía a través del cristal rojo eran erróneas a causa de lo que había acontecido en el mismo interior de la Narina... Su creencia, su propia existencia... Condicionada a los deseos de la materia cristalina que supeditaba su capacidad según creía conveniente para sí...

En el último pensamiento obnubilado plagó su entendimiento de desconsuelo, y la grieta se abrió por completo...

---------------------------------------------------------------------------------

La catedral de Gotham se encontraba abierta. Durante la noche se permitía el paso a penitentes, mendigos e insomnes creyentes dispuestos a realizar sus peticiones al Dios Cristiano durante toda la noche. Salvo por una figura dormida sobre un banco en el fondo del crucero, reclinada en la madera y cubierta con una manta, nadie mas se encontraba en el edificio cuando el crujido anunció la ruptura de la base de uno de los sepulcros adosado contra la pared de una de las capillas secundarias. De su interior de piedra roja sobresalió un cuerpo blanco, que se alzó sobre sus frágiles extremidades, acompañado por una criatura de pelaje albar que alzó su bulbosa nariz olfateando su alrededor. La figura desnuda permaneció inmóvil mientras observaba con sus ojos de joya roja cuanto la rodeaba, alumbrado a causa de la luz proveniente de las velas de ofrenda encendidas...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."


Última edición por OmegaDust el 28th Febrero 2016, 13:47, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
El Apostol
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 10/09/2015
Edad : 100
Localización : Gotham

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   2nd Diciembre 2015, 12:26

Solo puedo escuchar el leve sonido de mi voz mientras digo mis oraciones.
El dolor que siente mi cuerpo maldito al encontrarme en este lugar sagrado no hace sino purificarme.

Adoro te devote, latens Deitas,
Quae sub his figuris vere latitas:
Tibi se cor meum totum subiicit,
Quia te contemplans totum deficit.
Visus, tactus, gustus in te fallitur,
Sed auditu solo tuto creditur.
Credo quidquid dixit Dei Filius;
Nil hoc verbo Veritatis verius.
In cruce latebat sola Deitas,
At hic latet simul et humanitas;
Ambo tamen credens atque confitens,
Peto quod petivit latro paenitens.
Plagas, sicut Thoma, non intueor;
Deum tamen meum te confiteor.
Fac me tibi semper magis credere,
In te spem habere, te diligere.
O memoriale mortis Domini!
Panis vivus, vitam praestans homini!
Praesta meae menti de te vivere
Et te illi semper dulce sapere.
Pie pellicane, Iesu Domine,
Me immundum munda tuo sanguine.
Cuius una stilla salvum facere
Totum mundum quit ab omni scelere
Iesu, quem velatum nunc aspicio,
Oro fiat illud quod tam sitio;
Ut te revelata cernens facie,
Visu sim beatus tuae gloriae.
Amen.


Me dispongo a entonar el Pater Noster cuando un extraño ruido llama mi atención.
Salgo de la pequeña capilla adosada al edificio principal del que no suelo considerarme digno de utilizar para ver que ocurre.
Una niña está de pie junto a uno de los sepulcros.
Está prácticamente desnuda y la piedra que tapaba el sepulcro yace en el suelo a sus pies.
No parece asustada ni nerviosa.
Lo que indica que ni es una gamberra que esté allí para romper nada o escandalizar ni ha sido atacada.
Intento captar su olor desde mi posición mientras me acerco pero todo lo que consigo oler es el aroma de las flores de su pelo.
Tengo muy claro que no es una persona normal.
Pero ¿que es?
Quizás un ángel caído o alguna criatura mágica que aún no conozco.
Intento que mi aspecto sea lo menos amenazador posible.
Por suerte me he alimentado esta misma noche y al no llevar sombrero por estar en la casa del Señor espero no asustarla demasiado.
Al llegar junto a ella me quito mi larga gabardina con la clara intención de cubrirla con ella.

Hija mía.
Estás en la casa de Dios.
No es correcto mostrar así tu cuerpo.
¿Necesitas ayuda?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   20th Diciembre 2015, 23:33

Sus orbes de enjoyado rubí titilaron con el evocador vaivén flamígero, gotas danzantes de atardecer que bailaban suspendidas sobre la cúspide de un filamento en un ballet etéreo que hacía lagrimear los cilindros de cera a causa de su belleza...

Sus delicadas manos extendidas contra el rugoso tacto de la piedra desgastada al encontrar el rostro imperturbable de una criatura exenta de hálito yacente de esa misma materia, en el interior de sus falanges acomodado un grimorio cuyos secretos quedarían custodiados por siempre entre las inamovibles manos de cuanto era incapaz de distinguir dado su escaso conocimiento como una obra de arte tallada en mármol traventino, perteneciente al género de la escultura...

Asediada de nuevo por el sentimiento giró sobre sus pies afrontando al causante de su aflicción compartida en modo de incesante palpito, recorriendo su delicado cuerpo albar como mil punzadas no se focalizaba como era habitual en algún lugar donde se abría paso la corriente rojiza que alimentaba los vasos internos sobresaliendo entre un abrupto montículo sesgado de piel, fibra y hueso...

Se mantuvo erguida, inmóvil, intentando comprender el vacuo sentir que adquiría en su compañía, exento de la fuerza con que lo sentía en los otros seres con los que con anterioridad se había encontrado...

En él no veía nada...

Su nota en el interior de la melodía no era más que un eco lejano, más un ruido que una verdadera tonalidad...

Su voz parecía extinta y sin embargo, renegaba de su marcha...

Como el eco producido por la presencia del conocimiento pasado, anticuado, sustituido...

Sus percepciones intentaron hendir por primera vez de forma voluntaria guiadas por la tentación curiosa de la comprensión el ser que delicado posó sobre sus hombros su vestimenta, costumbre reiterada que había observado y aprendido en sus pasado encuentros, salvo para la criatura que a modo de ofrenda regaló el hallazgo de un nombre nuevo al que la Dama Nívea había otorgado la solidez de Inquebrantable...

"Púlsar... resulta en él tan débil... tan tenue... que apenas oigo..."

De su pecho cercado de inquietud por su descubrimiento de una criatura sufriente, hizo descender su rostro en débil reverencia hacia el ser que había demostrado soportar sus pesares con estoicismo, albergando en sus palabras dirigidas hacia la Mujer Sin Sombra deseos verdaderos de ayuda y consuelo... Las cataratas sangrantes se deshicieron en hebras, prendidas a su superficie perladas flores blancas que sacudieron sus pétalos con el movimiento descendente mientras Polynach olfateaba al desconocido con su impertinente afán examinador...

- ¿Porque...- Apuntalados sus orbes en la sabia profundidad de sus ojos - sufres?...- dos vibraciones de una trascendencia tal como para provocar aún mas incertidumbre en su frágil entendimiento...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
107Death
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Localización : ¿Ya miraste detrás tuyo? Prueba a los lados, a veces me gusta sorprender...

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   21st Enero 2016, 09:02

Estoy cansada. Nunca crei que diria algo como eso siendo quien soy, pero esa es la verdad. Me he despertado a un universo que me es ajeno, sintiendo dolor, y frio, y todas esas cosas buenas y malas que acompañan a los mortales constantemente, pero ellos no saben lo que es ser perseguidos, no como lo se yo ahora. Abro con cuidado la puerta de la iglesia, camino sobre los marmoles desgastados hasta el limite de lo imaginable busco una banca y camino por ella hasta sentarme justo al lado de la figura con la manta, le sonrio, la verdad es que no me gusta estar sola.

- ¿Tienes un momento para hablar? - Solo me regresa un ronquido, esta completamente dormido, ¿Soñará? No lo se, mi hermano es de mis ultimas preocupaciones en este momento. Soy como una fugitiva, llevo meses escapandome, primero de los espiritus del desierto, luego de mercenarios, y asi tantas veces que no quisiera recordarlas todas, pero lo hago, y cada vez que vienen a buscarme, me voy dando un poco mas cuenta de que ya no soy quien era antes. - ¿Te molesta si te hablo aunque estés dormido? - Tomo mi Ankh con cuidado entre mis dedos, jugando distraidamente, acariciandolo perdida, mirando a la figura que duerme. Me costo horrores conseguir esto, es un objeto de poder, el verdadero Ankh, el primero, separado de mi cuando cai a la Tierra, y sin embargo, aunque me alegraba tenerlo de regreso conmigo, estaba muy lejos de estar tranquila. - ¿Como lidias con esto? Se muchas cosas, pero ahi tienes algo que me intriga: vivir con la certeza de que te estas extinguiendo...- El rastro de energia se pierde entre los pocos rayos de luz de Luna que se cuelan en los ventanales coloridos con motivos de santos, ha sido asi desde que llegué a este universo, perder cada instante un poquito mas de mi, porque no soy un ser con poder, soy energia, y si se pierde toda, me perderé yo también, como morir un poco a cada instante. Sin embargo, lo miro y le sonrio acariciandole el hombro con cuidado, no importa que tan metida en problemas esté, quiero dejarles un poco de sosiego a cada momento.

- Eres muy valiente, mas de lo que tú mismo comprendes, te enfrentas a la posibilidad del fin cada dia que sales a la calle y mirate, sigues luchando...- Sonreí un poco mas, pero mordia mi labio con suavidad mientras quitaba mi mano de su hombro para limpiar mis lágrimas con la manga de mi chaqueta, no ha sido dificil aprender a convivir con las lágrimas, es casi como si llorarlas doliera mas que lo que te está provocando dolor, nunca habia entendido tanto en tan poco tiempo. -...Te prometo que seguiré luchando yo también, no puedo rendirme si tú no lo haces, ¿No es asi? Que pensarias de mi...- Negué con la cabeza, recuperando el buen semblante. - Dulces Sueños, te quiero...- ...Y nunca dejaré de hacerlo, ni a ti ni a nadie. Me bajé del banco y me dispuse a salir de la iglesia, cada tanto escapo a alguna ciudad distinta de Nueva York para despistar a los que me persiguen, pero ya prolongué demasiado esta visita.

- ¿Que...? - Un sonido, un golpe seco, roca contra marmol, y veo una puerta al costado del edificio abrirse, un hombre sale caminando apresurado, me acerco a él, me gana la curiosidad. - ¿Que sucedio...? - Pasa de largo, ni se fija en mi, solo camina hasta la puerta y sale por ella como si estuviese huyendo de algo que lo asusta. Por mi parte, to me giro sobre mis talones y camino hasta la puerta por la que salió aquel hombre, abriendola e internandome en las modestas catacumbas, no me toma mas que girar uno que otro recodo encontrarme con la tumba abierta. Ella está de pie, blanca como la nieve, astillas de un material rojizo a su alrededor una corona que gira constantemente y una presencia que de alguna forma me resulta dificil de distinguir, estar tan desconectada del universo es dificil.

- Hola...bonito abrigo...- No hablo en un tono elevado, pero de todos modos resuena en nuestras cercanias el eco. Definitivamente eso le pertenece al hombre que acaba de irse, pero no parece peligrosa, y él no estaba corriendo exactamente. Lo que daria por poder saber exactamente quien es ella...- Escuche ruidos y vi a un hombre irse...¿Estas bien...? - Una criaturita salio de entre las sombras y se acerco a mis botas olfateandolas con insistencia. - Hola amiguito...- Le sonreí y me puse en cuclillas para poder acariciarlo con cariño antes de volver a erguirme y mirarla. No es que erguirme sea un acto amenazador, soy demasiado bajita como para eso.

- ¿Acabas de regresar? ¿Que hacias dentro de esa tumba? - Pregunte con calma. Admito que nunca vi un material como ese, y que yo no conozca algo es dificil de por si. Me lleve las manos a los bolsillos de la chaqueta, tranquila pero expectante, quizás mi escapada a Gotham tome un poco mas de tiempo. Suerte que alimente a Slim y a Wandsworth antes de irme.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   24th Enero 2016, 18:41

Sobre el polvo de roca restante el tiempo consumió su esencia hasta restar a las palabras todo valor, apaciguando con su sanadora capacidad el eterno preguntar que ostenta la natural curiosidad. Inmóvil entre ambos el sentencioso silencio se adueñó de sus gargantas, y el terror atenazado de un pánico largo tiempo instaurado en la dañada criatura que la Dama Nívea contemplada adquirió potencia suficiente para ver en sí el reflejo de su turbación accidental...

El padecimiento es esencial para subsanar el error...

La soledad, castigo merecido...

El pecado cometido, continuo recordatorio de un objetivo ineludible al que entregar hasta la última brizna de sí...

En liviano planear la delicada mano despuntada de transparentes lágrimas se aproximó hacia las cercanías de su envejecida carcasa finita con el único propósito de ofrendar si residía en la posibilidad de su capacidad un ápice de consuelo a quien por voluntad infligía desconsuelo como única premisa existencial...

Experimentó azuzada por el abrupto descubrimiento un matiz desconocido del padecimiento en que era prodigado por libre deseo, su pena hasta entonces oscilante sobre diversos valores descendió hasta la esencia misma del escaso conocimiento que la Dama Nívea ostentaba de sí, y de su pecho vuelto helado refugio quebró un sollozo la calma liberando profunda lamentación... Consciente a consumación de la recién adquirida comprensión de que en el mundo que albergaba terribles pesares existía la posibilidad de sufrir por aquiescencia...

La pura concepción de la idea amenazó con expulsarla hacia la nada roja deshecha en hebras destrenzadas que tejidas componían su completo ser...

Mas antes de que su extremidad se posara sobre la criatura, un pánico terreno obligó su huída abandonando en un gesto privado de significado la expresión doliente de la Mujer Sin Sombra...

Exánime pendió su mano en torno a su menguo cuerpo, raspando el tacto del limo amargo la profundidad de sus entrañas encogidas a causa de la desdicha que entender la causa del fugitivo había producido en su inexperiencia... Se volvió su vista en hilos de humo cárdenos que reptaron sobre la cubierta de joya roja de sus iris...

La intromisión de una vibración interrumpió el auxilio dirigido a la cristalina cubierta grana...

Única respuesta consecuente se tradujo en el ulterior gesto de la Dama Nívea, privó su descarnado físico de vestimenta deslizando sus manos sobre la tersura de su argenta piel perfecta desnudando de adulterada tela su ascética figura. Orbes profundos como el tiempo anidaron sobre los recién nacidos purificando con su afecto desinteresado su creciente desasosiego. Gotearon las huellas de sus pies blancos la marcha dirigida a soliviantar la imperiosa necesidad que el mensaje de esas palabras había construido en su interior, cual ofrenda de ancestral costumbre ofreció la prenda que le había sido otorgada escasos segundos a para la joven que había manifestado su predilección...

La ropa distaba de suponer una necesidad para la Mujer Sin Sombra...

El Olfateador soliviantó su olfato, hasta que la criatura descendió sobre sí. En un estallido de actividad sincopada escurrió su pelaje albar entre sus manos, en marcha fugaz sobre el suelo hasta las piernas delgadas de quien los observadores consideraban su dueña...

- Si... - la ancianidad de su voz contrastaba con la incuestionable mocedad presente en las facciones de su compungido rostro...- no... lo se...- contempló en una sacudida de millones de hebras sangrantes el origen esquinado que se había desprendido con su aparición...- Este lugar... que... es...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
107Death
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Localización : ¿Ya miraste detrás tuyo? Prueba a los lados, a veces me gusta sorprender...

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   4th Febrero 2016, 00:26

Se quitó el abrigo, asi nada mas, dije que me parecia bonito mas que nada para establecer un acercamiento y ahora lo tengo en mis manos. Miré la tela y a ella alternativamente, no va a poder ir a ninguna parte asi, casi desnuda. Dejé el sobretodo en el suelo cuidadosamente y me le acerque con mucha lentitud, es muy particular el momento donde una entidad dormida se despierta. Todo es una incognita, lo que para quienes estan despiertos es la normalidad, el sencillo correr del tiempo, para ella podria haber sido un instante un suspiro, quizás ni siquiera habia sido igual a como es ahora cuando todo comenzó, todo es una interrogante en este momento, y tambien podria ser un problema para quienes se le acerquen. Aprecio mucho a los mortales, pero dudo de que vayan a tomar el camino moralmente elevado si se encuentran con lo que parece ser una joven desnuda en medio de una cripta. Inspiré y exhalé largamente, centrandome. Muy bien, prioridades.

- No necesitas darme esto, ya tengo mi propia ropa...- Comenté con toda la tranquilidad que podia reunir. No quiero exaltarla ni ponerla nerviosa, pero quiero comenzar a acercarme, necesito saber de que clase de entidad se trata, pero aunque lo intente, no puedo ver nada dentro de ella, ¿Habrán borrado su pasado? No he visto algo como eso en siglos, se requeriria un poder muy dificil de encontrar hoy en dia. En ese momento, separó sus labios y habló, parece que se dirige a mi, pero la verdad es que esta mirando cuidadosamente todo a su alrededor sin moverse mucho, como si estuviera estudiandolo, como si todo fuese nuevo, y hay una vejez en su voz que me asombra habla con la perplejidad de la juventud que lleva en la piel, pero tiene el timbre y la cadencia de las eras, es antiquisima y joven a la vez. Me acerco con mucha lentitud mis botas resuenan con un eco seco en la cripta. Elevo mi mano y con sumo cuidado, toco su brazo, apenas si apoyo las yemas de mis dedos con mucha suavidad, la sensación es dificil de describir, tanto la fisica como la astral. Su energia es imposible de poner en palabras, pero se siente como la melancolia del vacio, como añoranza de algo desconocido u olvidado, es un acertijo reciente escrito en una antigua pared. Con el correr de los segundos me hago mi camino hasta tomar su mano con mucho cuidado, siempre sonriendole.

- Ven, confia en mi, te daré la respuesta...- Con lentitud, fui guiandola fuera de aquella cripta, abriendo la puerta de madera con calma y parsimonia para que pudieramos cruzar por el umbral seguidas de aquel animalito tan simpatico hasta alcanzar el retablo de la iglesia, el altar principal, donde por fin le solté la mano. La luz de la Luna entra por los vitrales, iluminando todo de una infinidad de bellos colores, pero no hay sombra alguna, ella no proyecta nada, es como si no estuviese. Esta pero no esta, joven pero antigua, al parecer la contradicción es algo fuerte en ella. Niego con la cabeza, ponerme a darle vueltas a las cosas no es mi estilo, lo mejor es hablar hasta saber un poco mas.

- Estas en una iglesia, que es donde los mortales vienen a tratar de contactarse con sus Dioses, en particular aqui lo intentan con el Dios Cristiano...- O "La Consciencia", o Alá, o Yahvé, como prefiera que le llamen según donde se aparezca. Lo admito, mi relación con la Ciudad de Plata no es todo lo buena que podria ser. Nunca me he hablado con La Consciencia, al menos no mucho, pero el problema esta con sus angeles, son algo...Bah, no quiero ponerme a pensar en ellos, me quita el buen humor. - Te encontré despierta en la cripta que es donde se guardan muchos de sus muertos...- ...Porque piensan que van a recibir alguna suerte de tratamiento especial por descansar alli. En verdad, yo trato a todos de la misma manera, no hay jerarquias terrenales que apliquen conmigo. A todos los quiero y los trato por igual, todos los mortales son igual de especiales. - ¿Recuerdas algo? Una imagen, un lugar, un nombre, lo que sea...cualquier cosa podria ayudar...- Y es cierto, lo que sea es mejor que la nada en la que estamos ahora. Ya estoy siendo yo y queriendo ayudar a todo mundo, y muy orgullosa de ello, se ve que eslla va a necesitar bastante ayuda.

- Oh...casi me olvido, ¿Sabes quien soy? - Eso seria un buen indicativo de si proviene de mi universo o del otro, y seria un buen comienzo si lo supiera, aunque seria divertido que no lo hiciera, verla dudar quizas adivinarlo, o tener que explicarle quien soy...¿Deberia decirselo si no lo sabe? No lo se, pero que quiero conocerla un poco mas quiero hacerlo, y quiero que este a salvo. Que nadie diga que la Muerte no es buena compañia.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   21st Marzo 2016, 21:59

Bajo la suave piel que confronta la superficie de la delgada extremidad, nieve sobre luz, entran en contacto produciendo en las yemas el cosquilleo volátil de una pluma. De calor acostumbrado a esperar no queda rastro, ausente la firme sensación del límite a alcanzar habitual cuando desliza por su superficie de volátil corriente ilusoria de un tacto desacostumbrado...

Enhebran sus dedos la complicidad del sabedor y el aprendiz, falanges blancas despuntadas de lágrimas de cristal dirigiendo su rumbo a través de los angostos recovecos carentes de vida mas allá de la narrada en los recuerdos prendidos sobre piedra fría...

Danzan reflejos de luz esquivos, evadiendo los recovecos donde descansan restos y reliquias que permanecen salvaguardadas al recaudo consumible tan sólo por el tiempo, que la siembra de dos pares de pasos dejan atrás...

Uno de ellos bañado en la sombra proyectada de su propio ser...

El otro carente de rastro, tan liviano en su proceder que resulta ilusorio...

Deslizan sus orbes con avidez sobre el altar de piedra. Reposa la delicada tela blanca, cruces bordadas salpican su superficie rematada de borlas doradas, bajo la cubierta reposan en silencio diminutas campanas que los monaguillos tañerán al día séptimo en que la congregación se una para ejercer su místico ritual de transubstanciación. Engarzado sobre el inmenso mural que asciende bañado de destellos de colores arrancados de las vidrieras el corazón dorado guarda bajo llave cuanto será sangre y carne, sobre él ascendidas las presencias grabadas de seres guardianes...

Incapaz de comprender la complejidad de cuanto manifestaba la conformación del altar, ojos de joya fijados en quien otorgaba difícil explicación que se apropió de su atención absoluta...

Reconoció de sus formas resquicios pasados, su órbita plagada de estrellas cimbreó aumentando el ritmo oscilante...

- La... reconozco...- impelida de necesidad se aproximó a la esculpida figura vestida de una virgen que sustentaba sobre sus rodillas una diminuta criatura. Mostraban ambas sobre sus cabezas un halo similar...- El fiel devoto... habló... sobre ella...- evocaron sus vivencias como finos hilos de humo tornando forma sobre el cárdeno fondo de su psique... - La madre... el niño... que creció... y murió... por los pecados... - su enderredor se filtró de nuevo a través de sus orbes de rubí iridisados... - Es... esta... ¿su casa? - la tersura retornó obligando a la ancianidad de su voz a extinguirse hacia el eco de un segundo plano...

El cúmulo de hebras sangrantes de su melena ondeó manteando en un suave gesto los pétalos de la flor de Mathâer suspendidas en sus cabellos, retornando la Dama Nívea su posición junto a quien se manifestaba sabedora, compartiendo su conocimiento en agradable gesto hacia sí...

- Tu...tienes muchos nombres...- la sorpresa apuntaló la suave arcada de sus cejas, al percatarse. Acumularon en su interior intensas vibraciones que atribuladas pretendieron emerger todas a aun tiempo, produciendo un nudo atenazado en su vientre... Hasta que se deslizaron sobre sus labios elevándose en el aire con la magnificencia de una lluvia de estrellas...- Death.... y parca... y muerte... y olvido... - ecos de miles de voces se unieron a la juvenil primordial adoptando dialectos olvidados por el hombre suspendidos en un tiempo extinto, pronunciando al unísono su nombre...- y ascensión... marcha... fin... tránsito... pero... entre todos ellos... uno... cobra fuerza... - labios de pétalo temblorosos se embriagaron de silencio...- Tu eres... La Única Verdad...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
107Death
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Localización : ¿Ya miraste detrás tuyo? Prueba a los lados, a veces me gusta sorprender...

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   30th Abril 2016, 03:40

Me acerqué un poco a ella para ver que tanto estaba mirando cuando salimos de las catacumbas. Estaba completamente perdida en una bella estatua de mármol que representaba a Maria con su hijo Jesús en sus brazos. Siempre me habia resultado raro, no es que no hubiese visto cosas de ese tipo, habia existido durante la grecia clásica y visto a sus Dioses hacer cosas imperdonables, pero el caso de La Consciencia siempre me resulto muy particular, ¿Por que mantener su virginidad? ¿Por que todas las señales y el despliegue místico que habia utilizado? No lo habia entendido hasta que habia oído a Jesucristo, y ahi es cuando lo habia comprendido: Otros Dioses se manifestaban de una forma mundana, una que los seres humanos podian acabar comprendiendo hasta respetando, incluso venerando, pero la comprensión siempre los volvia iguales en ese nivel de existir dentro de lo comprensible, ahora bien, Yahvé conocía muy bien a los humanos y su naturaleza, y si les planteas un acertijo que no podrán resolver jamás por sus propios medios...

-...Si, esta es su casa, o asi dicen los mortales, sienten que su presencia es mucho mas fuerte aqui que en cualquier otro sitio...- Le sonreí sincera, estaba perdida en los detalles tallados en el marmol y en cierta forma, me recordaba a mi hermanita menor, Delirio, perdida en su propia mente, recorriendo senderos que llevaban a todas y a ninguna parte al mismo tiempo, haciendo preguntas que no tenian respuesta posible, interesandose en lo inexistente. No son iguales, pero hay algo en ese aura de misterio que la rodea que me recuerda a ella y a lo errática que era. La extraño, a veces demasiado. - La madre se llamaba Maria, el niño que ves se llamaba Jesús, Maria concibió a Jesus sin unirse fisicamente con ningún hombre, Dios puso a Jesús en su vientre con su poder...-...Y lo habia pensado tan bien...-...y a partir de alli creció para convertirse en carpintero hasta el día en que...oh...- Se habia separado lentamente de la estatua, acercandose denuevo a mi, le ofrecí la mejor sonrisa que podia, Delirio aun rondaba en los recesos de mi mente, realmente la extrañaba.

Repentinamente, comenzó a hablar de mi con esa misma voz que intercalaba de a momentos entre la antigüedad mas insondable y la frescura de una juventud inocente e inmaculada. Arqueé una ceja y sonreí de lado cuando comenzó a mencionar todos mis nombres, incluso de a momentos abordaba lenguas muertas para poder decirlos, pero fue el que uso al final el que mas me llamó la atención. Tomé suavemente su mano entre las mias, acariciandola. - Te faltó "Destructora de Mundos", pero ese es mas moderno...- Condenado Oppenheimer. Sin decir una palabra, la llevé hasta la puerta, abriendo una de las laterales, mucho mas pequeña, del tamaño de una persona normal. Afuera llovia, pero no se escuchaba dentro del edificio de piedra, al menos hasta ahora que la lluvia nos recibia cayendo a cántaros. No salí de la iglesia, ella tenia que adaptarse lentamente a todo lo que estaba viendo no iba a serle fácil. - Creo que es por eso mismo que las personas me odian y huyen de mi...- Suspiré, siempre me tocaba a un nivel muy intimo el hecho de que todos se alejaran de mi solamente por ser quien soy. La miré a sus ojos de rubi. -...porque soy la única verdad absoluta en la vida, en el universo...no importa que pase, siempre llegará el dia en el que a todo le toque su fin, y yo estaré alli, viendolos, tomando sus manos, guiandolos...-...O lo haría si no estuviese anclada al plano terrenal. - ¿Te confieso algo? Me duele, me duele demasiado que nadie me quiera, pero por otro lado, es hermoso, me llena de esperanza, porque aunque me rehuyan constantemente, el hecho de que lo hagan significa que están sintiendo un fuerte deseo de vivir, y eso es hermoso, justamente lo que quiero, que vivan su vida todo lo intensamente que puedan vivirla, porque es un regalo precioso...- Volví a mirar a la lluvia, y denuevo a ella, su aspecto comienza a agradarme, es extraña, pero de una forma peculiar, hermosa, única. Es una bella y fascinante entidad.

- Perdoname, a veces me dejo llevar con estas cosas...- Aferré un poco mas su mano para hacerle saber que estaba allí, aunque luego la solté lentamente y dejé caer mi brazo sobre mi costado. - Dime...¿Tiene nombre este fiel devoto al que te refieres? - Miro a la calle no hay nadie, lógico, el agua corre por la calle como si fuese un riachuelo turbulento, no inunda la acera, pero está cerca. - ¿Te has detenido a pensar en como la lluvia parece poner una cortina de sonido que nos da mayor intimidad? Es como si la naturaleza quisiera darnos un momento a solas con nosotros mismos...- Lo digo siempre y no me cansaré de repetirlo: Estar vivo, asi sea para ver momentos como este, es algo hermoso y que vale completamente la pena.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   18th Mayo 2016, 21:14

Construido sobre el ancestral precepto arcano que dio lugar al origen del misticismo, complicando cuanto en principio resultaba un rescoldo de la confrontación de la criatura nativa de la vida con la incomprensión del inexplicable proceder del entorno en que a través del paso del tiempo adquiría conocimiento y poder, los seres vivientes atribuían un poder estentóreo de colosal dimensión a cuanto causaba en su desconocimiento la fascinación de la búsqueda constante, la aceptación fortuita y genuina del inexperto que adopta en propiedad intrínseca la linde de su proporcionada limitación...

Tan arduo de comprender para quien privado del mas básico conocimiento aún no ostenta la psique modelada del inquisitorial buscador, línea de pensamiento derivada del ideológico concebir del género absoluto que implica la ortodoxia del término deidad...

- Su presencia...- del anudar enredado que entretejía el interior de su percepción... localizarla se convirtió en curiosa prioridad, quebrada por el aspecto inevitable de su ausencia...- ¿Dónde... se encuentra?... - renqueante suspiro sincopado de la quietud que causaba el acto del sueño, tercera presencia se manifestó increpando a la Dama Nívea ejerciendo el derecho en su interno sentir con el acto que evidenciaba su presencia...

Dormía ajeno a la conversación, completando con su indolencia la física trinidad que configuraba su actual encuentro fortuito...

Sus orbes carmín ribeteados de cuarzo rosado captaron con la inexperiencia tribal del primitivo ser la acometida de la naturaleza líquida vertiendo el constante goteo de su esencia en el exterior, luces sobreseídas por el despeño de la húmeda cortina de agujas acuosas que impactaban sobre el terreno desdibujando las siluetas de luz vertida en su cubierta de cristal transparente...

Derivada de un discurso genuino caldeado de honesta conexión desinteresada formuló La Única Verdad el motivo de un malestar adquirido por la primigenia cualidad que su esencia tañía con la firme certeza de un cometido poderoso capaz de ostentar el nombre que detentaba...

Impelida por la constante percepción de las consecuencias de su nacimiento primario, emerger de la piedra roja en el paraje arcilloso prendado de presencias en que percibió el mundo mas allá de la eternidad carmín, rememoró el acto que provocara la ruptura de su quietud retornándola sin remedio al interior de su maternal matriz de Narina...

Sembró bajo la cúpula de partículas cristalinas huellas dignas de paso procesional, con la calma inalterable del sabedor...

No hay camino que ansíe recorrer, cuando desconoce lo que es caminar...

Conocedor de su turbación, el Olfateador surcó la estancia y emergió hacia la calle enrollando el pequeño cuerpo salpicado en pelaje albar sobre la frágil estructura de sus delgadas piernas blanquecinas...

- Cuando... te los arrebato...- pestañeo doloroso de plañidera pendido sobre las delicadas pestañas sangrantes evidenciaron la recatada honestidad de su pesar... exento de lágrimas propias, tuvo el natural caer de la llovizna la amabilidad de dibujar los surcos de su paso sobre su rostro, encontrando sus orbes tiznados de vetas violetas los de La Única Verdad...- Acaso... ¿Te causa dolor?...- materializó la culpa su pusilánime presencia enrareciendo así el matiz tonal de sus voces silenciando su multitudinaria disonancia hasta reducirla a la exánime influencia de una sola... tan escasa su fuerza que apenas se oía...

Del eterno mar rojo sumido en inconsciencia emergió entonces el recuerdo de La Dolorosa Aletargada, su rostro encarado al de la recién emergida Mujer sin Sombra...

Su cuerpo ultrajado en la abominación de la esquirla de metal mordiendo la carne...

El dolor...

La sangre...

De cada fisura mínima de fibra abierta regada en la sabia carmesí brotó una flor de cristal, desafiando la realidad mortal de sus graves heridas...

Suficientes como para haberla privado del don de la vida...

Mas vivía...

- A mi... su marcha... siempre... me duele...

[OCC: En el primer post que mantuve, Cristal Scar´s, un soldado disparó hacia OmegaDust. Las balas la atravesaron y dañaron a una científica. De sus heridas brotaron cristales, sellándolas. En la actualidad está interna en un hospital en coma, pero continua viva, como un misterio médico. He dejado el enlace, si quieres comprobar la situación, es la última intervención.]

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
107Death
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Localización : ¿Ya miraste detrás tuyo? Prueba a los lados, a veces me gusta sorprender...

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   14th Junio 2016, 19:39

La lluvia es una cortina de sonido pero entre ella sus palabras me llegan claras. La miro un momento, pensando en lo que me acaba de decir, hacia tiempo que no podía tener una conversación como esta tan envuelta como estaba en sucesos terrenales y mundanos. - ¿Arrebatarmelos? Oh, no, yo no llamaría de esa forma...- Miré al animalito que ahora se enroscaba en torno a ella y me agaché a acariciarlo suavemente, tiene un pelaje precioso al tacto, o por lo menos, a mí me gusta no se mucho acerca de que sensaciones prefieren los mortales.- Cuando usas esa palabra das a entender que yo los queria para mi en primer lugar que queria llevarmelos, y sin embargo, la realidad es algo diferente...- Me erguí denuevo, mirandola a los ojos largamente y sonriendole todo lo que podía. No queria cerrarme con ella en absoluto, aun menos que con el resto, parece tan calmada, tan por fuera del ruido de este mundo...- En verdad, yo no quito la vida a las personas, es mi hermano Destino el que lee en su libro cuando ha de ser la última hora de una persona, y es por la conexión que compartimos que yo sé cuando llegará el momento y me presento para acompañarla...-...Pero hace meses que no siento a Destino, no puedo ubicarlo, ni a Sueño, ni a nadie, me siento muy sola sin saber de mis hermanos y hermanas. - Yo no considero que sus almas sean mias en verdad son suyas, al igual que sus vidas, y no me molesta que sean salvadas...- Amplié un poco mas mi sonrisa, para mostrarle que era sincera.- La vida es algo hermoso, y si el final de una vida no ha sido determinado aún, no veo nada de malo en intentar prolongarla...- Me giré un poco para elevar la vista hasta la suya no mucho claro pero si bastante, soy muy bajita a comparación suya.

- Querer vivir es lo mas natural, sería cruel e injusto que pretendiera yo que los mortales quisiesen separarse de un regalo tan precioso...- Me di la vuelta para mirar hacia los vitrales que coronaban la iglesia, pensando en lo que me habia dicho. - Bueno...- Me quedé un momento en la nada, ¿Como describirle a alguien el "Reino de Dios"?.- Hay cosas de aquel que no pueden ponerse en palabras, sino experimentarse, sentirse, percibirse a través de los sentidos y del alma misma...pero si tuviese que hablar de lo que sí tiene palabras para expresarlo, te diría que Dios vive en una ciudad de plata, removida del tiempo y del espacio, una ciudad de altisimas torres y bellas cúpulas, todas pulidas como si jamás las hubiese perturbado nada, rodeadas por hermosas calles del mismo material eterno todas flotando sobre palataformas enormes suspendidas en el medio de la nada coronado todo ello por rayos de luz blanquecina pura, lo que dicen los que lo han visto es que es la energia purificadora de Dios manifestandose...- Era genuinamente uno de los lugares mas hermosos de la creación. - Nosotros le decimos "La Presencia" e intervino en la creación del universo, de ahi que tenga muchas potestades que otras entidades no poseen...no es un Dios como tal, sino que es algo que existía antes que los dioses y que por razones que nunca he tenido interés en preguntarle, decidió que quería que lo veneraran como a uno...- me crucé de brazos, este tema siempre me incomoda siento que La Presencia es voluble, caprichosa, irascible e impredecible, y nunca me ha gustado que intervenga en asuntos mortales, me preocupa su furia contra ellos. - Lo asisten huestes de angeles, cada uno con un atributo o una tarea según su importancia, todos entregados a su servicio en mayor o menor medida, o al menos todos los que quedan luego de que el mas importante de todos, Lucifer Morningstar , se rebelase...- Y como siempre me pierdo en ser memoriosa y no voy al grano.

- Jesucristo y Maria se encuentran allí o eso dice la Biblia, nadie ha entrado en eones en la Ciudad de Plata sin ser un angel...y yo tengo una relación muy complicada con ese lugar como para entrar, no quisiera causar un conflicto que afecte a la creación...- Nadie me lo ha dicho taxativamente, pero estoy segura de que la presencia no me quiere ver, de que siente lo mismo que todas las demás entidades cuando estoy cerca. Bueno, todas salvo un dios africano que ahora que lo recuerdo, me esta provocando una sincera sonrisa. - ¿Crees que perteneces allí? No pareces un angel, ni la virgen, pero los designios de La Presencia son dificiles de comprender o predecir, puede que tengas algo que ver con él y sus huestes...- Miré al banco donde estaba sentado aquel hombre, una de las frases de aquella bella entidad me habia vuelto a la mente justo en este momento. - No, quizás lamento la marcha de cada uno por lo que ocasiona en los demás, cada muerte causa angustia, y sin embargo, como te decía antes, no lo hago porque quiero, lo hago porque es mi deber, es mi forma de contribuir a que todo esté en orden, y si fuese negligente, afectaria a todos por ello...- El rostro sonriente de Destrucción me viene a la mente en aquel momento frunzo el ceño. - Algo a lo que no estoy dispuesta...- Siempre que lo recuerdo esa sensación cálida viene a mi, pero luego recuerdo lo que hizo y...ah, aun no puedo dejarlo atrás, no puedo terminar de perdonarselo.

- A todo esto...¿Tienes un nombre? Y si no lo tienes o no lo recuerdas, ¿Puedo darte yo uno? Me gustaria poder llamarte por tu nombre...- Mi expresión recuperó su tono amable. Soy yo, supongo que no puedo mantenerme tensa o malhumorada por mucho tiempo. Podría ver en ella el nombre, pero algo me dice que no es lo mejor que ella es como una flor unica bella pero frágil, y que un paso en falso podría dañarla gravemente.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   9th Julio 2016, 21:25

Perlan de lágrimas precipitadas por la cúpula celestial su cuerpo albugíneo, sobre él resbala el rocío de sus gotas despeñadas a través de su piel nívea sin imperfección visible, procesión etérea y silenciosa desfila recorriendo con la belleza de una lluvia de estrellas transparentes la frágil capa translúcida que se mantiene impermeable a la fría humedad compartida en el apogeo de una noche condenada al espectro de una luz artificial que cubre la natural belleza de un firmamento vetado a sus ojos, afectando su presencia helada a la más anciana cuyo discurso recrea en su múltiple saber, tónica de entregada maestra ofrendando sus conocimientos a quien por neófita conocedora del mundo posee aún todo un amalgama incesante de peligros y experiencia al que no es capaz de ver fin mas allá de la culminante fascinación de un futurible incierto...

- No soy... capaz de comprender...- del decaer del gesto de su rostro ladeado brota la honda sísmica que general en las hebras sangrantes un movimiento de ondulación, vibran sobre montañas de hilos carmín los pétalos de las flores de Mathâer, batidas por un suave agitar que a continuación las aposenta en su original lugar, prendidas exánimes en el cabello lacio como cortinaje carmesí... - ¿No es su marcha... la necesidad imperante... de tu naturaleza?...- las vibraciones agolpadas vierten su incontenible curiosidad asomada al rostro de La Única Verdad, brotan como de la tierra germinan cuando toda circunstancia es propicia para el acontecer de la vida vegetal aunando esfuerzos por quebrantar la dura corteza terrestre, labios de pétalo de rosa esgrimen su mensaje con la vehemencia de la criatura desesperada por alcanzar sus respuestas...- ¿No es esa... la labor que desempeñas... y cuya responsabilidad ostentas?...- Cuerpo frágil atenazado por la carcoma de una incertidumbre imperante, angosta el perse ascético perfil de La Dama Nívea amenazando con estrechar la prefectura de su propio límite hasta hacerla desvanecerse... ¿Era... posible?...- ¿Puedes... resistir... el natural impulso... que te impele... a ejercer tu labor?... ¿No debate pues tu oposición la esencia de cuanto eres?... - surge de la hipótesis factible legítimo desengaño sobrevenido en base a cuanto experimentó con anterioridad, presa de un desencanto desconsolado de colosal proporción...Ojos carmesí, engarzados brillantes cárdenos se abren paso a través de las cubiertas cristalinas de sus versados iris misericordiosos vertiendo escéptico recelo sumida en la vorágine de una nueva concepción de cuyo raciocinio había sido privado... - ¿No confronta la razón de tu ser?...- de la muda súplica de sus orbes sangrantes clama el ruego de una réplica que incluso inmersa en la cualidad de la experiencia La Única Verdad no ostenta disposición de resolver...

Modela vibrantes de metafísica las disquisiciones resolutivas de un paradigma beatífico, dificultosa comprensión del intangible matiz de la Fe venerable en constante enfrentamiento de la física de los sentidos, múltiples matices recomponen la variante vertiente de las creencias ascendidas, trascendencia de la carne sobre reinos privados al estudio y comprensión para los que lo dones más humanos toman forma, convirtiendo lo intangible en piedra angular sustentada en el potencial de su convicción, los susurros distróficos de un secreto incompleto en dogma sinérgico esgrimido por la fuerza de la convicción...

Disposición de comprensión entregada hasta la extenuación, imposibilitada de profundizar en tan enrevesado menester difuso inmerso en el cual prevalece la elevada espiritualidad...

- Otras criaturas... me ofrecieron... esa vibración...- se desprende del suave aleteo de una mariposa el pestañeo de las hebras rojizas que sumergen de mística veneración que La Dama Nívea experimenta en la mención del nombre ofrendado... cuanto desearía tomar para sí, si no fuese contra la voluntad misma de la palabra...- Ángel... - de la crisálida de piel blanca de sus párpados emerge inquisidora inocencia, universo cambiante inmerso en sus iris salpicados de encarnado y cárdeno sobre la eterna calidez ardiente... Miles de voces claman sincero anhelo, se extingue con un lamento tornado eco desvanecido hasta que sólo queda la juvenil tonalidad que delata su nubilidad...- Mas no es ese... mi nombre... no puedo aceptar... cuanto no me pertenece...

Única Verdad...

Mantiene el Púlsar en movimiento...

Con la delicada labor que ejerce desplaza las notas de un eco extinto...

Limpia de sus propias manos la reverberación disonante que en la continuidad de su ser amenaza con convertirlo en ruido, y no en el bello percibir inacabable que es...

- Contigo... la compartiré ... a pesar del dolor... que me causa... esa palabra...- henchido su torso ascético en la inhalación profunda, mecanismo ajeno, muestra en las criaturas externas a sí misma de la ostentación de la vida, expulsa el aliento cargado de precaria tristeza, insuflando el valor suficiente a las trémulas vibraciones que componían el sonido que tañía su esencia...- Mártir...- Angustia socavada de punzadas atezan la piel translúcida de La Dama Nívea, embriagan sus rincones de pesar produciendo el temblor que sacude la menudencia de su cuerpo hierático delatándose aún más frágil... - Porqué... ha de doler... - acomete resignada al reencuentro sobre los calmos ojos enmarcados de rúbrica negra que comparten las lágrimas vertidas del cielo, responsables plañideras las pincelan de tristeza...- Porqué... siempre... duele...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
107Death
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Localización : ¿Ya miraste detrás tuyo? Prueba a los lados, a veces me gusta sorprender...

MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   28th Julio 2016, 07:29

La escucho con detenimiento, pero me distraigo en sus lágrimas, que caen sinceras mientras tocamos estos temas. - Te comprendo, mártir...- ¿Como no hacerlo? Llevo meses perdida, tratando de buscar la forma de reencontrarme, de volver a ser quien era en el universo. En estos meses, he huido, he sido lastimada, he sufrido, sentido frio, calor, hambre, sed y extenuación, y muy en el fondo, tengo muy en claro que soy poco mas que una mártir en el juego cósmico de alguna entidad ambiciosa, o el resultado inesperado de transgredir a naturaleza misma de la creación, después de todo, Sueño no podría haber sabido lo que hacia, al menos no completamente. Trato de sonreirle, pero conforme mis labios se curvean, lágrimas salen a responder a las suyas. Desde que estoy en este mundo, siento mucho más, mas intensamente, es como ser humana, pero constantemente, es abrumador, caótico, hermoso. - Yo tambien sufro, pero aprendí algo muy importante en todo mi tiempo aqui...quédate quieta, por favor...- Le dí un momento para hacerse a la idea, y me acerqué a ella hasta poder envolver lo que alcanzaba de su cuerpo en mis brazos, pegandome a ella, dandole un abrazo cariñoso, sentido, el que deberia dar una amiga, el que siento que ella necesita en este momento mas que cualquier otra cosa. - Los mortales se abrazan cuando se sienten solos, cuando piensan que todo está en su contra, y es asi como se dan apoyo, como transmiten sus deseos de que el otro esté bien...- Deslicé una mano a lo que alcanzaba de su espalda para acariciarla. Soy mucho mas baja que ella, pero esa es otra cosa que al fin entendí: No hay reglas para dar cariño. - Y ahora, en este momento, solo quiero que dejes de llorar, y que quizás todo duela un poco menos...- Le sonreí con calidez una vez me separé del abrazo, mirando denuevo a la lluvia.

- Mira la lluvia, mártir, y dime, ¿El agua cae porque quiere, o porque nació para fluir constantemente? - El sonido de la lluvia se hizo un poco mas intenso en aquel momento, como en respuesta a mis palabras. - Cuando el primer ser vivo nació, yo ya estaba alli, insuflandole vida con mi aliento, y cuando pereció, alli estaba también para acompañar su alma...- Nunca habia hablado realmente de esto con nadie, y tampoco nadie habia jamás preguntado. - Nací para hacer esto, no me convertí en lo que soy, siempre lo fuí, está en mi naturaleza, es parte de quien soy...- Me llevé las manos a los bolsillos de mi chaqueta, pensativa. - Durante mucho tiempo, eones, pensé que sencillamente era mi naturaleza, que no tenia mas opción que hacer eso, que tomar un alma y arrastrarla al mas allá, que no tenía otra opción que ser odiada, repudiada y despreciada, y que si era fria y dura con todos, las cosas estarian en orden...- Suspiré mientras sonreia y negaba con la cabeza, habia sido muy ingenua en ese entonces. - Fueron los humanos los que me abrieron los ojos...- Miro al cielo nocturno, entorno la mirada, algo melancolica. -...se suponía que también tenian que morir, y que como todos, tenian que odiarlo, pero siempre han sido rebeldes, les gusta pensar, reflexionar, y decidieron que morir no tenia por que ser odiado, decidieron crear rituales, dioses , decidieron que fuera cual fuese la naturaleza de la muerte, el como recibir esa verdad ineludible era elección suya...- Me di la vuelta y di unos pocos pasos hasta quedar mirando hacia el bello altar de mármol. - ¿Sabes que aprendí en ese momento? Una bella lección...- Miré un poco más hacia arriba, al vitral que se iluminaba violentamente con la luz de un relámpago. - No importa quienes seamos, todos podemos decidir...- El trueno llega un poco mas tarde, retumba contra la roca de la iglesia, en un sonido gutural que nos envuelve por completo.

- Asique un buen día decidí que yo queria ser agradable...- Me dí la vuelta para mirarla a los ojos, sonriendole. - No queria ser dura con nadie, habia visto demasiadas almas puras, demasiadas buenas vidas, tantas que queria creer en ellos, sonreirles en el último viaje que harian antes de la eternidad...ya no queria arrastrarlos, queria guiarlos...ayudarlos...queria dejar de ser tragedia, y ser en cambio paz...- Caminé con calma por el suelo de losa, acercandome hasta ella y parandome de puntitas para poder limpiar sus lágrimas con mi dedo indice. - Tengo un deber, y no estaria bien escaparme de eso, pero puedo decidir como hacerlo, y lo hice...o al menos cuando podía hacerlo...- Mi expresión se apagó un poco, pero acaricié un poco lo que alcanzaba de su mejilla antes de volver a mirar la lluvia, no tenia ella por qué perderse de un gesto de afecto. - Hace meses que llegué aqui...no puedo hacer mi trabajo, siento toda clase de sensaciones, estoy herida, de tal gravedad que nada puede curarme...- Me llevé una mano al rostro, tratando de contener un sollozo, el primero desde que habia llegado a este universo. -...era muy sencillo estar tranquila, saber que hacer, como comportarme, como reaccionar...era sencillo en un universo regido por reglas...pero aqui...- Me mordí el labio inferior con fuerza, abrazandome a mi misma, las lágrimas comienzan a asomarse denuevo. - No sé donde están mis hermanos, no sé como regresar a donde pertenezco, este universo es nuevo y caótico y no sé como reaccionar a ello...estoy...confundida, triste, débil...vulnerable...- Me apoyé en el umbral de piedra, mordiendo mi labio hasta que sentí el dolor, aferrandome con fuerza.

- Ya no sé que hacer...- Murmuré, sollozando. -...no lo sé...- ¿Como estará mi hermana en este momento? Esta desesperación se siente tan intensa...tan abrazadora...

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]   

Volver arriba Ir abajo
 
Blessed art thou among women (Libre)[26 de Julio]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Historias de Temática Libre
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]
» Divirtiéndome un rato [libre]
» LAS 10 MEJORES X-WOMEN
» Fénix... [LIBRE]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Gotham-
Cambiar a: