Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Garnet Brooks
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   23rd Diciembre 2015, 04:03

Tomé nota de esa última sonrisa de John, perfecto equilibrio entre canalla y seductor. Una sonrisa tan perfecta merecía ser guardada en mi repertorio.

Buen intento Constantine. Dame tiempo y un par de copas y tal vez acepte.

Le devolví la sonrisa, cansada. Y luego di otra calada, cavilando sobre lo que él me había dicho. Que me relajara, que buscaba aquello que me hiciera sentir viva... Que buscara recordar a mi cuerpo que lo estaba.

Así que... Nos separaste de... Ya sabes. — lentamente liberé el humo de mis pulmones, cuidando de no exhalar en la dirección de John. — ¿También es parte de tu magia?

Me incliné levemente sobre John con la intención de alcanzar el cenicero, que todavía descansaba en su regazo, y tuve en consideración el intentar no rozar a John con... Ninguna parte de mi cuerpo y evitar así incomodarle.  Coloqué el cenicero en su vientre de manera que pudiera alcanzarlo sin tanta dificultad.

Pero algo seguía rondando mi mente. ¿Que sacaba John de todo aquello? Esa era la gran incógnita que desde hacía horas me rohía por dentro. Ya había comprobado que John era cauteloso con las palabras y tenía tendencía a desvíar la conversación a su antojo, así que decidí tomar el camino más directo.

Hey, Constantine. ¿Sabes qué me ayudaría a relajarme? — clavé en él mi mirada, con decisión, dispuesta a conseguir la respuesta que buscaba. — Saber porqué estás aquí. ¿Qué trabajo ibas a encargarme y porqué decidiste quedarte y ayudarme? ¿Que sacas tú de todo esto? ... ¿Qué quieres de mí? — sonreí, tratando de suavizar mis palabras, puesto que no quería, ni mucho menos, sonar amenazante o desagradecida. — Y luego podríamos ir a buscar algo de comer, beber viendo una peli y dormir.

_________________
I am a different sort of thief. Deception and misdirection are my tools; I don't believe in hard work
when a false face and a good line of bullshit can do so much more.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   23rd Diciembre 2015, 12:57

En la vida uno tiene que saber cuándo retirarse, cuándo avanzar y cuándo esperar, pero no detenerse, y John no era un suicida, por así decirlo. Sonrió con la respuesta de la pelirroja, sin perder detalle de su rostro.

- Te tomo la palabra entonces, encanto.

Su siguiente pregunta... duda. O tal vez miedo. Ya hacía bien John en ir con cuidado con esa mujer porque era como un gato callejero: al mínimo movimiento brusco o cambio de tono en la voz saldría corriendo y se perdería de nuevo en las sombras de los callejones. Tal vez lo que tenía era una inseguridad de elefante o que le costara decir lo que realmente le pasaba por la cabeza. A saber por qué era pero aun sin saberlo, John seguiría con su pauta. Bajó la mirada, centrándola en el televisor apagado mientras se consumía su cigarrillo.

- Sólo he usado un truco, y es que la magia en si son solo trucos. Y el mayor de ellos es saber cómo usarlos. Lo que he hecho antes ha sido "ir a pescar". Yo era la caña, tú el cebo y mis dedos el sedal. Sin el sedal posiblemente te hubieras perdido mar adentro. - Dio una leve calada y la exhaló por la nariz, con calma. - En términos mágicos si, he separado tu alma de tu cuerpo, y Ruby se separó contigo. No sé si te fijaste pero no estuvimos solos en nuestra pequeña reunión. - Tal vez los hubiera visto, tal vez no, pero fuera lo primero o lo segundo, John quería dejar una cosa bien clara: con la muerte, nunca se está solo.

Si John se incomodó o no con la cercanía de su cuerpo, no lo mostró. Pero una cosa era clara: John no era de piedra, y quedó patente con esa sonrisilla pícara cuando pasaron por encima de su cara, y las siguió con la vista con todo descaro. Que los ingleses tengan cierta fama de caballeros no implica que sean monjes de clausura o señores sin una gota de sangre en las venas.
La magia se cortó cuando salieron más o menos de su vista, y Garnet tuvo ese pequeño brote de sinceridad. O mejor dicho, de hambre de sinceridad por parte de John. "Tenía que pasar: ésta chica no es tonta y ni se lo hace." Llegados a ese punto, John valoró las posibilidades y si quería que ella confiara en él, tendría que darle algo a cambio. Era la ley universal en todo el universo: dar y recibir, aunque con John solía ser siempre recibir y recibir, y siempre eran cosas desagradables.
El mago se movió un poco para poder llegar al bolsillo trasero de sus pantalones, y sacó la tarjeta de crédito. Se la tendió, para que la cogiera si quería.

- Era una trola - se sinceró. - El principio es el mismo: escuché de una ladrona que tenía algún don mágico. Quería saber si era cierto o no y de serlo, cuál era ese don e investigarlo. La tarjeta era una trampa: tras completar el encargo, que previamente lo había preparado yo mismo, de tener poderes místicos de verdad te habría hecho un Morfeo: ¿querrías la pastilla roja, o la azul? De haber escogido la tarjeta nos habríamos separado, y tú tendrías en tus manos nueve millones de dólares... en deudas. - El mago sonrió y se encogió de hombros. - Si tuviera ese dinero de verdad, no tendría la vida que tengo. Pero me demostraste que querías saber más de tu poder y decidí acortar el camino. ¿Que qué quiero? Saber lo que eres, y ya lo sé: eres una médium, Garnet. Sólo te falta un buen guía que te indique qué puertas abrir y cuáles dejar el cerrojo puesto. - Esa era la verdad... o al menos parte de la verdad. La otra, la que permanecía oculta no merecía salir a la luz. Aún no, porque sería especular, y a John le gustaba jugar en terreno seguro. - Entonces... ¿cena y peli?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Garnet Brooks
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   24th Diciembre 2015, 01:01

Así que he estado muerta. Joder, qué bien.

Me reí sin demasiadas ganas. Me sentía cansada y parte de mí deseaba sumirse en ese sueño profundo que John había mencionado, aunque la parte del coma no era tan atractiva. Tampoco me pasó desapercibida la atención que me dedicaba, pero en lugar de mencionarlo me limité a sonreír. El tener a alguien en el apartamento era algo nuevo y quería disfrutarlo un poco más, aunque a menudo sentía cierto remordimiento por la situación que estaba viviendo. Sin embargo parte de lo que había dicho John había hecho mella en mi memoria. Emocionada por el reencuentro con Ruby, no había dado importancia a lo dedos de John y ahora en retrospectiva, recordaba sus dedos brillando como velas, moviéndose. El sedal.

Di otra calada y miré a John a los ojos mientras él proseguía su explicación. Nueve millones en deudas, no pude evitar esbozar media sonrisa mientras me lo decía, que cabrón. Aunque seguía sin hacerme gracia que hubiera llegado a localizarme, la verdad es que en el fondo me alegraba. No entendí la referéncia a Morfeo, pero tampoco le di más vueltas. Estaba intentando asimilar todo lo que me decía sin perder detalle, aunque a veces notaba que me costaba seguir el hilo de la conversación, probablemente porque estaba agotada. Previamente había mencionado buscar un motel y ahora mencionando la vida que tenía, reparé un poco más en los detalles físicos y bajé una mano, acariciando la curva de su mentón con los dedos, la barba de tres días...

¿No tienes ningún lugar donde caerte muerto? — Me sorprendí al darme cuenta de la emoción en mi propia voz. ¿Sentía lástima por él? Fruncí el ceño. — Me sorprende que teniendo las habilidades que tengas no hayas sido capaz de buscarte la vida. Con esa maldita habilidad tuya de poder localizar incluso a quienes mantienen identidades secretas...

Detuve la mano en su garganta durante un instante, intentando leer su expresión. Me había percatado de otra cosa. ¿Había algo que no me hubiera contado? Aguanté su mirada en silencio, durante unos minutos y luego retiré la mano, dejándola reposar en su hombro.

Tengo más preguntas. No sé qué vamos a cenar, porque dudo que ninguno de los dos se sienta con ánimos de cocinar y yo no tengo teléfono para pedir nada. Para el resto... ¿Qué repercusiones tiene para tí estas sesiones? Si eres el "sedal" me supongo que tu también tienes parte de riesgo, ¿me equivoco? — Di una calada y dejé caer la ceniza en el cenicero. Esperaba que sacar el tema de la cena me ayudara a no sonar tan brusca al decir lo que pensaba de verdad. — Y hay una parte que no has mencionado. Yo soy médium. Perfecto, tendría sentido si tenemos en cuenta que antes de unirme a Ruby podía ver y hablar con otros espíritus. Y ahi reside para mí el problema. A ella no la has mencionado.  — ¿Cuál era el sentido de todo aquello si no cumplía mi objetivo? Saber que yo, por separado tenía esos poderes no solucionaba ninguna de las incógnitas que me habían llevado a arriesgarme en primer lugar. ¿Podíamos separarnos? ¿Podía hacer algo por Ruby?

_________________
I am a different sort of thief. Deception and misdirection are my tools; I don't believe in hard work
when a false face and a good line of bullshit can do so much more.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   24th Diciembre 2015, 03:30

- Un mago tiene sus trucos, pero a la vez tiene sus propios problemas por ser mago. O también podría decir que estoy gafado, que me echaron el mal de ojo más cabrón de toda la historia y no dejo de pagar las consecuencias. Ésta, la de no tener un lugar donde caerme muerto, es una de ellas. Pero bueno, al menos existen las buenas samaritanas - bromeó el mago, elevando ambas cejas y articulando esa carismática sonrisa suya, la cual estaba a caballo entre encantadora y jodidamente perversa.

Si ya de por si aquel sofá estaba haciendo un trabajo de puta madre con su cuerpo, relajándolo y "devolviéndolo a la vida", Garnet se lo estaba marcando con las atenciones que le daba. John no era de piedra, y eso ya se sabe. Es un hombre como cualquier otro, y como cualquier otro puede caer rendido ante las caricias de una bella mujer, las miradas compasivas de unos ojos brillantes y la preocupación marcados en éstos. John era un hombre como cualquier otro, pero la diferencia radicaba en que estaba tallado con un cuchillo demasiado afilado y demasiado curvo. Un cuchillo perfecto para traicionar a su obra y no esculpirla. Las experiencias hacen al hombre, y aquel hombre tenía bien marcada la tragedia.
Era un hombre cualquiera, disfrutando del contacto femenino pero con un ojo abierto en todo momento.
Mantuvieron sus miradas consumiéndose sus respectivos cigarrillos hasta casi rozar el linde del filtro, hasta que ella retiró su mano y John retiró los restos del cigarrillo, apagándolo en el cenicero que tenía sobre su vientre. "Más preguntas... Al final me sacará hasta las tripas."

- Hmmm... vamos por partes, si te parece, ¿vale? - John alargó la mano con calma hasta que vio como el pulgar de su mano derecha acariciaba la comisura derecha de sus labios, y su índice la izquierda. Poco a poco recorrieron el borde de su labio inferior, disfrutando de la caricia se podría decir, hasta llegar a donde tenía el cigarrillo, apagando los restos que quedaban en su boca y quitándoselo, para dejarlo en el cenicero. - Unos posibles efectos secundarios de usar una parte de mi cuerpo como sedal es que ésta se quede al otro lado durante algún tiempo. No noto nada ahora mismo con las yemas de los dedos y ésto puede durar hasta un año. Todo depende del mago y el tiempo que haya pasado al otro lado. - En las yemas del dedo gordo y el índice quedó una mancha negra rodeado de una aureola roja, indicativo de una leve quemadura. "No importa: antes de que acabe la noche estarán como nuevos. Gracias por tu regalito, Nergal..."
Lo siguiente que tocaba era su hermana. Para eso no tenía una respuesta concreta así que optó por la sinceridad... de nuevo. Aquella noche se estaba luciendo.
- No sé lo qué es. Así de claro. Estoy seguro que de las dos ella es la dominante, la que más poder tiene. Tú misma me has dicho que perdiste tus poderes cuando se metió en tu cuerpo pero no es verdad. Simplemente, los poderes de Ruby solapan los tuyos, y por eso no puedes ver ni hablar con fantasmas. Sin embargo podrías volver a tener tu don de medium sin separarte de tu hermana con un buen, por así decirlo, entrenamiento. Lo siento, pero con respecto a tu hermana no puedo decirte nada concreto hasta que no la haya visto mejor y durante más tiempo.

Ruby era un total misterio. ¿Había nacido con esos poderes o los había adquirido después de fallecer? ¿Su dominación era producto de cuando estaba viva, o ha ido creciendo según han pasado los años siendo un espíritu? Dudas y más dudas. Joder, a éste paso se le iba a freír la cabeza... Freír...

- Por último tenemos dos opciones: o bien tentamos a la suerte y encontramos a otro buen samaritano que nos preste su teléfono, o me levanto, voy a la cocina y preparo unos huevos fritos ingleses mientras tú buscas algo bueno en la tele para ver. Claro que, tendría que sacrificar mi reconfortante cojín lo cual me supondría una gran pérdida... - comentó mientras se ponía algo más cómodo sobre el regazo de Garnet, permitiéndose el cerrar los ojos para más placer.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Garnet Brooks
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   26th Diciembre 2015, 18:37

Cuando mencionó que yo era una buena samaritana, no pude evitar devolverle la sonrisa, y negué con la cabeza. Escuché atentamente lo que me decía John sobre las repercusiones de su magia, y el cómo le afectaba, cómo sus manos podían quedar atrapadas al otro lado... Busqué la mano de John, acariciando sus dedos, intentando pensar lo que debía ser no sentir nada en absoluto en ellos. A él no parecía molestarle la cercanía, así que tampoco me paré a preguntar si le molestaba o no y directamente hice girar su mano con las mías, observando el detalle de su piel, las lineas que se formaban en la palma de sus manos, acariciando las suaves formas de los nudillos, y finalmente, la yema de los dedos.

Seguimos sin entender que te arriesgues tanto por nosotras. — Susurré en voz baja, mientras acariciaba con delicadeza la quemadura de sus dedos.

No sabía qué más podía decirle, pero si sentía todo mi cuerpo más relajado. A medida que John me iba dándo las respuestas que necesitaba, sentía que el cansancio iba ganando terreno a la precaución. Sonreí una vez más cuando mencionó que Ruby era la dominante y luego la sonrisa mudó a la sorpresa, y miré a John seriamente.

¿Puedo recuperar mis poderes? Pero... los médium no únicamente se comunican, ¿verdad? — me quedé pensativa un instante, dejando que la sonrisa levemente volviera a aflorar a mis labios, volviendo a utilizar el tono picaresco para intentar presentarle mi idea de un modo más... atractivo. Di la última calada y apagué el cigarro. — Dime, John. ¿Tú me entrenarías? A mi no me importaría que te pasaras por aquí más a menudo... Tendrías un techo cuando lo necesitaras, una cama mullida, comida caliente, bebida gratis y buena compañía...

Acompañé lo último con mi mano, volviendo a acariciar la curva de su mentón, bajando por su cuello y dibujando circulos y formas sobre su piel, a la altura de la clavícula, mis dedos acariciando su piel con suma delicadeza y una sonrisa tentadora en los labios.

_________________
I am a different sort of thief. Deception and misdirection are my tools; I don't believe in hard work
when a false face and a good line of bullshit can do so much more.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   26th Diciembre 2015, 19:07

"Hay cosas que es mejor no entender", pensó John al escuchar el susurro de Garnet mientras ésta acariciaba su mano. No podía sentir nada en sus yemas pero el resto de la mano... Aquella sensación que se le forma a uno en la base del estómago cuando alguien está examinándote, cuando una simple caricia te pone los pelos de punta... Podemos concluir en que no le molestaba, nada en absoluto la cercanía de Garnet. La disfrutaba como si llevara mucho tiempo sin el confortante contacto con una bella mujer o el simple tacto de una mano amiga... Pero en ese caso, ¿se podría considerar a Garnet como una amiga? "Cuidado John, cuidado, no te precipites que luego te toca correr."

La sorpresa y, tal vez la ilusión iluminaron sus ojos por un momento. En aquellos ojos, cuando un sentimiento o una sensación salían por encima de la máscara controlada que usaba, destellaban como faros en medio de una noche de luna nueva. Por compararlo con algo, sería como si un dique de repente tuviera una fisura y la presión del agua fuera demasiado potente como para soportarla. Le estaba dando muchas esperanzas, y de las cuales a saber cuántas conservaría según fueran pasando los días. "Vive con John Constantine: prueba diaria las 24 horas del día. Si llegas hasta el final, te ganas una entrada al cielo de cabeza."

- Tsk... Encanto, con esa oferta es casi imposible negarse, ¿sabes? Me tienes entre la espada y la pared.... Hmmm... no sé qué hacer... - bromeó John, sin molestarse siquiera en poner una pose pensativa ni contradictoria. Se limitó a ponerse más cómodo si podía ya sobre el regazo de Garnet, disfrutando claramente y cruzando las manos sobre su pecho. - Bueno, no se puede perder algo que siempre has tenido, ¿no? Es la dominación de tu hermana lo que hace que no puedas ver fantasmas y tener avivadas charlas con ellos. Si encontramos la vía adecuada, podría enseñarte a separar tu poder al de tu hermana, entre otras cosas.

Un lugar donde caerse muerto, literalmente. Bebida, comida, compañía... no era un mal trato. Además, así podría intentar que confiara más en él y llegado el momento... Pero eso aún tenía que llegar. Pensar en mañana sin siquiera saber cómo terminaba hoy era de soñadores, y John sufría de insomnio crónico. No se podía tener más los pies en la tierra.

- Siento que voy a arrepentirme de ésto... - John, descruzando las manos de su pecho se levantó, separándose de las piernas de Garnet y levantándose, estirando todo su cuerpo adormecido. Si, ya empezaba a arrepentirse al dejar de tener el calor de sus piernas tan cerca de su cabeza. - Me da que esos huevos no se van a preparar solos. - Se dirigió a la cocina del ático de Garnet, con intención de sacar un par de huevos para cada uno y prepararlos a su estilo... por así decirlo. - ¿Alguna petición antes de que empiece

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Garnet Brooks
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   26th Diciembre 2015, 21:11

Sonreí al ver que había conseguido lo que quería. Si John había aceptado mi oferta significaba que podría acercarme todavía más a descubrir la verdadera naturaleza de Ruby, y con ello, tal vez lograba desentrañar mi pasado oculto. Todo ello me brindaba una brizna de esperanza y no pude evitar sonreír con total sinceridad. Y tal vez al aprender a controlar mis poderes me llevara a estar un paso más cerca de poder separarnos, de volver a tener a Ruby como un ente ajeno... Como una verdadera hermana.

John se levantó y se dirigió a la cocina, y sentí...

¿Cómo decirlo? John había dicho que buscaramos sentirnos vivos para recordar a nuestro cuerpo que esa era la realidad, que no habíamos muerto. Y me di cuenta entonces que eso era lo que hacía, que me había aferrado a la cercanía con otro ser humano, al calor que desprendía su cuerpo como si fuera una polilla acercándose a la única fuente de luz en mitad de la noche. Y al irse él, me había dado cuenta de lo fría que estaba mi piel, y de lo destemplada que me sentía con los brazos descubiertos. Así que me levanté y le seguí a la cocina, caminando en silencio, observando su andar, su forma de moverse, y cómo se las arreglaba en la cocina, sacando los huevos de la nevera, buscando los utensilios para cocinar y recordé aquél momento en que le vi aflojarse el nudo de la corbata, su sonrisa, el tacto de su piel. Sentí que se me había borrado la sonrisa del rostro, todas mis facciones totalmente relajadas mientras mi cabeza pasaba de un pensamiento a otro a mil por hora, insegura cual de todos ellos debía quedarse para reflejarse en mi expresión.

¿Alguna petición más? Me pregunté a mi misma, mi expresión todavía desnuda de sentimientos, mientras miraba a John directamente a los ojos. Di unos pocos pasos, insegura, hasta colocarme a escasos centímetros de él y colocé una mano sobre su pecho y luego apoyé en él mi frente, acercándome a él en un tímido y torpe abrazo. Podía sentir en mi mejilla el calor que desprendía su piel bajo la ropa y cerré los ojos, intentando poner en orden todo lo que había sentido y aprendido ese día. Finalmente alcé la mirada, buscando de nuevo sus ojos azules, mi rostro lentamente volviendo a una sonrisa cordial. La mano que tenía libre la posé sobre su rostro, mi pulgar acariciando su mejilla, mientras el resto de mis dedos se perdían entre su cabello, tras su oreja. Sentí su mandíbula en la palma de mi mano, y poco a poco me alcé sobre la punta de mis pies, acercando mi rostro al suyo. Me detuve justo cuando mis labios estaban a punto de rozar los suyos, sintiéndo la leve respiración de John sobre mis labios, casi respirando de su aliento.

Eres de las pocas personas en quien he decidido confiar. No me falles... por favor. — Sentí que mi propia voz sonaba a súplica.

Cerré los ojos y también la distancia que me separaba de John. No voy a justificar mi gesto, simplemente anhelaba, ahora más que nunca, sentir a alguien junto a mí y que me hiciera sentir viva. La mano que descansaba en su pecho se deslizó hasta la cintura y luego a la zona inferior de su espalda, presionándole con delicadeza contra mi cuerpo, mis labios atrapando los suyos casi con ternura... Recordé el instante con Ruby. Cómo la presencia de John no me molestaba, cómo me sentía con él cuando mi alma estaba libre y sola. No pensé en John de ese modo. ¿Significaba eso que era Ruby quien buscaba estar entre sus brazos? ¿No era un sentimiento mío? ¿Era una mezcla de ambas? Lentamente me aparté de él, dándole vueltas a esa última duda. ¿Quién tenía ahora el control de mi cuerpo? ¿Las dos? ¿O era como Ruby había dicho, que debía dejar que ella controlara nuestras acciones? Miré a John, con toda la intención de disculparme. Di un par de pasos, de espaldas, mientras no dejaba de mirarle directamente a los ojos.

Yo... Voy a por una chaqueta.

Giré sobre mis talones y caminé hacia mi habitación, pasándome una mano por el cuero cabelludo para apartar el cabello de mi frente. Si Ruby estaba viva, si sus pensamientos y sentimientos vivían dentro de mí ¿De quién eran los que yo sentía? ¿Quien llevaba las riendas de mi cuerpo y guiaba mis pasos? Ruby me culpaba a mí, pero al separarme de mi cuerpo, me había sentido... libre. Libre de mil sentimientos que ahora dudaba que fueran míos. Joder, y mil veces joder, pues al darme cuenta me percaté de que había un sentimiento que era mútuo para las dos almas, y es que ambas sentímos tristeza. Tristeza al darnos cuenta de que tal vez, las dos anhelabamos poder separarnos. De eso, no me cabía duda alguna y eso, me dolía.

_________________
I am a different sort of thief. Deception and misdirection are my tools; I don't believe in hard work
when a false face and a good line of bullshit can do so much more.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   27th Diciembre 2015, 21:37

Unos huevos. Unos tristes huevos con bacon. Era lo único que, más o menos recordaba que se le daba bien. Ni siquiera pensó si sería capaz de cocinar otra cosa cuando estuvo buscando la sartén para los huevos, el pan, los mismos huevos, el bacon, un poco de queso rayado y aceite. Sería lo único que necesitaría y si encontraba algo más para aderezarlo, mejor. Mientras realizaba su búsqueda no pudo evitar fijarse en los platos, los cubiertos... No pudo evitar fijarse en la distribución de la cocina, si estaba ordenado, si estaba... Después paró, mirando todo cuanto había sacado y preguntándose de dónde le vino ese impulso de hurgar entre las cosas de Garnet. ¿Era algo que hacía de costumbre o era cosa de otro John? "Joder... Lissa, dónde te metes cuando te necesito..."

El mago se giró al sentir que se le acercaba alguien por la espalda. Sus labios prepararon varias palabras dichas en un latín antiguo, y se giró con su cabeza repitiéndole "no estás sólo. No estabas sólo. No pasa nada". Era cierto, no pasaba nada, pero no se llega a sobrevivir a un cáncer y una persecución demoníaca incansable siendo poco menos que cauteloso. Olvidó dichas palabras en latín al ver a Garnet, que se le quedó bastante cerca. Fue a abrir la boca cuando la pelirroja se le acercó y posó una mano sobre su pecho, para después rodearlo en un abrazo, agradable y satisfactorio.
John se quedó inmóvil, quieto como una estatua, mirando a la ladrona desde su altura preguntándose por qué hacía eso: por qué lo estaba abrazando. ¿Sería cuestión de agradecimiento? ¿Una de esas grietas en su dique? Mientras los azules ojos del rubio se lo preguntaban, los dos faros esmeralda de la mujer contestaron a su pregunta. Su mano en su rostro y pelo; ese acercamiento; el latir de su corazón, copioso al suyo.

"No me falles... por favor."

Aquel beso le supo dulce y amargo. Los labios de Garnet eran como se los había imaginado: suaves, tiernos, apetecibles. Sus palabras sin embargo eran agridulces y mataban el paladar. ¿Retiró su boca? Claro que no. Es más, insistió en responder aquel beso, rodeándola poco a poco con sus brazos y dejando que sus ojos se cerrasen para poder disfrutar mejor aquel beso. Por un momento, un breve momento olvidó todo cuanto tenía en la cabeza, dispuesto a dejarse llevar por aquel beso y lo que quisiera acompañar la pelirroja. Por él, llegarían hasta el final.
Garnet separó su boca, abrió su abrazo. Lo dejó, le cortó. John no había terminado de cerrar los ojos por lo que si se quedó algo estupefacto, no lo mostró. La pelirroja se marchó, asegurando que iba a por una chaqueta, desapareciendo entonces de su radio de vista. Sin la presencia de la ladrona, los pensamientos volvieron a la cabeza de John, así como su capacidad para hablar y razonar. Miró hacia abajo.

- Agacha la cabeza, que hoy no trabajas. - Y es que el cuerpo de un hombre, es demasiado simple. Un simple beso puede ser poco y puede ser mucho, pero el cuerpo de un hombre siempre responderá de la misma forma ante los mismos estímulos.

John volvió a lo que estaba haciendo: los huevos con bacon. Aunque su cabeza no estaba en su sitio, sino que se había ido por su boca y siguió a la pelirroja, cagándose en todo lo cagable y preguntándose por qué había cambiado de opinión, con esa escusa tan... Una chispa en su mirada. Cambió de opinión...
La sartén estaba demasiado caliente y el aceite saltó al poner el bacon. John apartó las manos al sentir como se quemaba los dedos, maldiciendo y chupándose los dedos, pero no sería suficiente con eso. Buscó un botiquín o algo con lo que ponerse una tirita o algo para que no le salieran unas ampollas tan dolorosas como pagar a fin de mes. Mientras lo hacía el mago se daba cuenta que la sensibilidad había vuelto a sus dedos, con las preguntas sobre Garnet y su hermana: iba muy decidida a disfrutar de aquel momento, o eso intuyó. ¿Habría tenido algo que ver que fueran dos personas dentro de un mismo cuerpo?
Una y otra, y otra pregunta y otra posibilidad se acumulaban en su cabeza mientras dejaba sobre dos rebanadas de pan un par de tiras de bacon con dos huevos fritos por rebanada, con algo de queso fundido encima. Llevó los platos en la mesa pequeña del comedor, donde los sofás, y aprovechó también para sacar una botella de lo primero que encontró en la nevera para acompañar la cena.

Sólo faltaba la anfitriona para empezar. John se sentó en el mismo sofá, dejando sitio a la pelirroja por si se quería sentar a su lado. Por su parte, si la pelirroja quería hacer como si no había pasado nada... Ni que nunca hubiera besado a nadie. Lo raro era que no terminara con una bofetada al final.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Garnet Brooks
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   28th Diciembre 2015, 18:59

Una vez en mi habitación había cogido el primer jersey que había encontrado y me lo había echado a los hombros, frotando los brazos en un intento de entrar en calor.

Si aceptaba que nuestros sentimientos no eran siempre los mismos, se planteaban mil y una incógnitas sin respuesta, todo se volvía mucho más complejo de lo que habíamos pensado. ¿Donde empieza Ruby? ¿Dónde acabo yo? No era capaz de llegar a imaginar la complejidad de mis propios pensamientos, los de dos personas distintas entremezclados en un solo ser sin tener la capacidad de ordenarlos. Luego pensé en John, y en cómo le había besado y cómo él había correspondido, abrazándome y de nuevo sentí el mismo anhelo.

Para quedarte con las ganas, no te apartes, idiota... — Reproché, sin saber muy bien a quien de las dos.

No sabía como enfocar esa nueva idea. Inconscientemente intentaba separar los sentimientos de una y otra, pero los percibía todos como míos, podía sentirlo todo y sabía el porqué. Ahora sentía... Frío, el olor a huevos fritos. Decidí volver abajo y comentarle a John lo que estaba pasando, así que busqué por los armarios una buena manta y bajé escaleras abajo, encontrándome a John sentado en el sofá, y una cena que olía de maravilla esperándonos. Una vez ahí, me senté a su lado, tan cerca como pude teniendo en cuenta que íbamos a cenar y que quería dejarle espacio para manejarse con los cubiertos.

Gracias por la cena. — Suspiré, colocando el plato en mi regazo y pensando la mejor manera de abordar el tema. "¡Por cierto! Perdona por lanzarme a por ti antes, es que Ruby y yo no nos ponemos de acuerdo." no me parecía la manera más adecuada. — Cuando nos separaste... Nos dimos cuenta de que habíamos perdido gran parte de nuestros sentimientos, nuestra forma de pensar individual era distinta de la que tengo ahora. Es complicado y me está costando asimilarlo, me siento... Bastante perdida. Ahora que sé que cada una piensa y siente algo distinto no puedo evitar intentar descubrir a quién pertenece cada una de mis sensaciones, cuales son mis sentimientos y cuales son de ella, porque los vivo y percibo como si fueran míos... Realmente siento como si fuera una sola persona, y ahora sé a ciéncia cierta que no es así. Eso significa que no tengo identidad propia. No ahora, no mientras sigamos... juntas. — Empecé a comer el huevo en silencio... Estaba delicioso. No recordaba la última vez que alguien había cocinado para mí. Al masticar la cena cerré los ojos para saborear el plato y levemente incliné la cabeza en el hombro de John. — Así que... Perdona por lo de antes. Creo que ya no tengo claro ni quién ni cómo soy.

_________________
I am a different sort of thief. Deception and misdirection are my tools; I don't believe in hard work
when a false face and a good line of bullshit can do so much more.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   28th Diciembre 2015, 21:11

Constantine la había cagado. La había cagado y lo sabía. No tendría que haberse implicado tanto. No tendría que haberse quedado tras la sesión con la hermana ni haber aceptado ese cigarrillo. No tendría que haber tenido esa charla con Garnet ni decidido preparar la cena. No tendría que haber aceptado ese beso ni escuchar su confesión póstuma. ¿Por qué? Porque era John Constantine.

El mago escuchó en silencio a la pelirroja, cortando uno de los huevos con el pan y el bacon, llevándolo a su boca y saboreando el precio del éxito, porque tenía que reconocer que le habían quedado bastante bien. Se notaba cuándo uno usa una cocina en buen estado y cuándo está más pendiente de que no explote de que quede bien la cena. No era una cena para recordar, pero sus estómagos lo agradecerían.
El relato de Brooks lo tenía muy presente. Demasiado quizás. Fue en ese instante en el que se dio cuenta definitivamente que la había cagado. Era John Constantine, el mago señalado por el infortunio y tras el cual le acompañaban siempre las desgracias. John Constantine, quien siempre corría más que la mala fortuna y más que aquellas personas que decidieron seguirle, siendo éstas las que sufrían las consecuencias de su "maldición". Quizás se dio cuenta mucho antes, cuando le dijo que estaba poseída posiblemente por su propia hermana. Las posesiones siempre eran iguales, todas ellas. Daba igual el ente que poseyera a la víctima: las fases siempre eran las mismas y entre ellas estaba la pérdida de identidad.

Con la pelirroja apoyada en su hombro, John se debatía qué hacer. Podría sacar su lado más "encantador" para que Brooks se separara de él, montara una barrera entre los dos... pero eso menguaría considerablemente la confianza que ya le tenía y, como había dicho antes, había decidido confiar en él. Un grave error por su parte, pero uno agradable en consideración.
Al final, John optó por simplemente, abrir la boca y fomentar esa confianza.

- Soy un mentiroso - le confesó. - Soy un truhán, un timador. Soy un estafador, un cuentista. Soy un hombre santo y bondadoso - prosiguió, cambiando radicalmente su descripción para que Brooks pudiera entender lo que quería decirle. - Soy uno con Dios y su palabra. Soy un motero sin preocupaciones. Soy un mago de escenario. Soy un hombre casado, soy un violador. Soy padre, y tengo un padre que cuidar, que necesita de mi ayuda. Soy un mal hijo. Soy un siervo del infierno. Soy un viejo. Soy un niño. Soy una mujer, no soy nada. - Dejó los cubiertos sobre su plato vacío y se puso a buscar en el bolsillo de su gabardina, la cual tenía al lado. - "Soy John Constantine" me digo a mí mismo, pero hace un tiempo que no sé qué John soy ni qué he hecho. Tengo todos éstos recuerdos aquí, diseminados - se señaló la frente con su mano libre mientras que con la otra sacó un paquete de tabaco aplastado - y me cuesta horrores conocerme a mi mismo. - Frunció el entrecejo al abrir el paquete y ver que sólo habían sobrevivido tres cigarrillos, y no en muy buen estado. Sacó uno y se lo colocó en la boca, torcido hacia abajo y hacia un lado. Le ofreció otro a Garnet, por si lo quería. - Sé que es cosa del efecto Omega, pero no sé por qué me pasó a estas alturas, pero una cosa tengo clara: si me arrepiento ahora de las cosas que hago, me voy a quedar parado donde estoy y luego sí que me voy a arrepentir. - Podría considerarse eso como un consejo, de un hombre perdido a una mujer perdida. Podría tratarse de una incógnita más a la que dar vueltas o más bien, podría tratarse de una simple ida de olla. Fuera como fuese, John la había cagado, y lo sabía, pero no se iba a arrepentir. - Soy John Constantine. No hace falta que te disculpes conmigo. Tarde o temprano la cagaré y entonces no valdrán las disculpas. - Con ese pensamiento en la cabeza se le escapó media carcajada y una sonrisa sarcástica y llena de cinismo. Ese era el John cenizo y autodestructivo. - Joder, menudo par nos hemos ido a juntar. ¿Nos casamos? Tal vez nos den el carnet de familia numerosa y vivamos del estado.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Garnet Brooks
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   28th Diciembre 2015, 23:05

Cuando dijo ser un mentiroso me aparté de él levemente, pensando que en cualquier momento iba a confesar haberme engañado y sentí los músculos de mis brazos y espalda tensarse para prepararse a lo que estuviera por venir, pero a medida que John hablaba, mi cuerpo se relajaba y al final sólo quedó la vaga sensación de desconcierto ante todo lo que había dicho. Soy John Constantine, se decía a sí mismo, como cien veces más yo me había repetido a mi misma Soy Shade, como si se tratara de un extraño hechizo que debiera mantener unidos los restos de mi cordura.

Tras dejar mis platos vacíos sobre la mesa, acepté uno de los cigarrillos de John, dejando que este reposara entre mis labios hasta que él le prendió fuego, y pensé divertida en que no recordaba en qué instante había empezado a fumar. ¿Fue Ruby? ¿Fue Garnet? ¿Era Shade? Tras tanto tiempo, iba a ser una sensación muy extraña volver a tener cada una un cuerpo. ¿Perdería la mitad de mis pensamientos y mis sentimientos? No podía evitar plantearme si quería que las cosas fueran de ese modo… Pero en el fondo sabía la verdad. Siempre habíamos deseado separarnos, ese fue el principal motivo que nos llevó a traer a Constantine al ático. Conocer a este hombre tan sólo había incrementado nuestra determinación, al ver que nuestro sueño era posible, que incluso para mí, para nosotras, quedaba esa brizna de esperanza. Teníamos esa opción.

El efecto Omega, lo había llamado John. Me había pasado una tarde entera contando mi vida a una persona que me había estado ayudando sin aprender yo ni pizca de la suya. Tan ávida de información me encontraba que había abandonado toda cautela para lanzarme sin pensar a los brazos de quien me había brindado ayuda, sin pararme a pensar dos veces dónde me estaba metiendo. Pero aún así, esa sóla frase me caló hondo, y desvié la mirada para mirarme las manos que se aferraban a la manta.

Si me arrepiento ahora de las cosas que hago, me voy a quedar parado donde estoy y luego sí que me voy a arrepentir.

El tono cínico de su voz me sorprendió y alcé el rostro buscando su mirada. Fijé mis ojos en los de él, y mientras nos mirábamos me planteé una vez más qué era lo que queríamos. Tanto si eran sentimientos de Ruby, como míos, ¿cuál era la conclusión a la que llegábamos en conjunto? Mis ojos bajaron hasta sus labios y contemplé su forma, recordé su tacto bajo los míos y alcé un dedo para rozar delicadamente una de sus comisuras. Esa frase volvió a repetirse en mi cabeza...

Esa, es la peor idea que podrías haber tenido. — susurré, pero sentí que mis labios se tensaron de nuevo en una sonrisa. — Pero debo darte parte de razón... Se fueron a juntar el hambre y las ganas de comer...

Y hablando de ganas... Esperé que no se ofendiera si lo intentaba una segunda vez, así que volví a encarar aquellos ojos azules y me incliné sobre él, buscando sus labios, esta vez algo más intensamente, y como si se tratara de una declaración de intenciones, mordí con delicadeza su labio inferior. Sentí cómo mi pulso se disparaba al sentir que John correspondía mis actos, y decidiendo que esta vez no me iba a echar atrás me alcé levemente para sentarme a horcajadas sobre él. Coloqué una de sus manos sobre mi cintura de manera que tocara levemente mi piel, y con la otra alcé su barbilla, buscando encontrar de nuevo sus ojos.

¿Sabes, Constantine? Creo que lo de compartir cama ya no me parece tan mala idea...

Y entonces dejé de pensar. Tenía la mente y el corazón cansados de cargar con el peso de la existencia de las dos almas. Ahora todo cuanto deseaba era dejarme llevar, sentirme humana, y le sonreí. Al principio era una sonrisa de disculpa, por todo cuanto había hecho. Pero para cuando quise darme cuenta, era más amplia y bajé mi mirada casi riéndome. Le quité el cigarro de las manos y dejé tambien el mío sobre el cenicero. Luego ya le daría un paquete, si quería. Pero ahora, quería ser el centro de su atención, y así se lo hice saber cuando volví a inclinarme sobre su cuerpo.

Esta vez, con intención de llegar hasta el final.

_________________
I am a different sort of thief. Deception and misdirection are my tools; I don't believe in hard work
when a false face and a good line of bullshit can do so much more.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   29th Diciembre 2015, 00:24

La voz de la pelirroja llamó la atención de aquellos ojos azules, y su sonrisa terminó por encerrarlos en su rostro. Los pensamientos que estaba teniendo, haciendo referencia a su pequeño relato se desvanecieron conforme la ladrona acercó sus labios a los del rubio. Al tocarse de nuevo, al cerrarse entre ellos John recordó que la estaba cagando. "No John, para. Deja de cagarla". Pero como había dicho antes, era John Constantine, y John Constantine no deja de cagarla.

No perdió detalle al finiquito que le ofreció Garnet para con su labio inferior. Aquel beso le supo más intenso que el anterior, incluso siguiéndole el juego no había ni punto de comparación. Tal vez fuera porque este estaba cargado de intenciones y el otro fue como un tanteo, o una declaración. Éste otro despejó la mente de John, quedándose tan sólo el actual Constantine y un negro nubarrón en su cabeza.
Garnet se le echó encima, impidiéndole que fuera a ninguna parte. No tenía esa intención y tampoco se le pasó por la cabeza. Le dejó bien claro que si quería distraerse con algo tendría que ser con ella cuando le quitó el cigarrillo y depositó ambos en el cenicero. John se dejó llevar, con la mano en la cintura de Garnet. Acarició aquella piel, tersa y suave. Dio gracias a Dios que sus dedos volvieran a sentir el tacto, y se le aceleró el corazón cuando notó alguna que otra irregularidad en su piel a causa posiblemente de alguna herida ya cerrada, de una pequeña cicatriz. Las cicatrices cuentan historias, y otras veces en según qué cuerpos son tremendamente excitantes.
Esa era ambos casos.
La sonrisa que le dedicó Garnet terminó por desarmarlo. "¿Qué demonios? Sólo se vive una vez..." Dejaron de preocuparle el tema de su hermana, la posesión y el cambio repentino de decisión. Dejó de pensar en que algo podría salir mal y se llevó la otra mano a su corbata, imitando el gesto anterior, abriendo más el nudo para que su cuello descansara, abriendo el de su camisa.

- Prometo ser un buen huésped - declaró, con aquella sonrisa que se deslizaba por los ojos.

La pelirroja hizo el primer movimiento al inclinarse de nuevo sobre John. Constantine llevó sus manos al cuerpo de la mujer, y todo lo demás ya se puede prever. Sólo falta añadir que ambos tuvieron un buen sueño aquella noche.

... Mentira. No tuvo un buen sueño. Al menos John.

Eran las cinco de la mañana según marcaba el reloj de la habitación. En la cama, cubierta por el edredón y vestida tan sólo con la camisa del mago dormía plácidamente Garnet, con el pelo alborotado y un rostro de ángel. Cerca de la ventana estaba John, añorando no tener un cigarrillo que llevarse a la boca, mirando por la ventana.
Aquella noche le volvieron a asaltar las pesadillas. Las caras de aquellos que dejó atrás volvieron para atormentarlo en sus sueños. Ni siquiera en una noche como aquella lo dejaban en paz. ¿Cómo podrían? Murieron por su culpa. Murieron porque los dejó atrás, porque los traicionó o porque el mago no era lo bastante bueno para salvarlos.
Aquella noche se despertó en la cabeza de John un recuerdo. Sólo uno en concreto. Un recuerdo que podría considerarse como el terror nuclear de sus tormentos y pesadillas. El error más grande jamás cometido, llevado por su vanidad y su egocentrismo. El error de creer que podría desposeer a una niña, una pequeña niña de un espíritu maligno. El creer que lo tenía todo controlado, junto a su grupo de ocultistas. El pensar que no pasaría nada porque lo tenían todo controlado.
Pero era John Constantine, y con él algo va mal... siempre. Todos murieron. La niña murió. John tuvo que huir y tan sólo miró para atrás una sola vez más para recordar el rostro que mostró aquella sombra. Aquellos ojos llameantes. Aquella sonrisa afilada.

Nergal...

John miraba por la ventana, pero no miraba la ciudad ni la noche. Se miraba a si mismo y se maldecía por haber olvidado aquel odio. Aquella rabia interna que sentía por el demonio de nombre Nergal. El corazón se le aceleró por momento, tomó aire y se giró, volviendo a la cama. Dormir le sentaría bien. Dormir junto a Garnet lo calmaría. Desnudo volvió a meterse dentro de la cama y en el silencio pudo sentir su propio corazón.

Tumtum - tumtum- tumtum...

Cerró los ojos y volvió a dormirse. Se durmió sabiendo algo más. Recordando algo más. Al amanecer, sería otro día.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Te falta el estilo de Lupin (Garnet Brooks) [10-02-2019]
» Confianza y alevosía (Virginia Potts y Garnet Brooks).
» El estilo de la Golondrina.
» Falta un euro, ¿donde está?
» El nuevo estilo aleman

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: