Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Hailey Sullivan
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   17th Diciembre 2015, 14:00

De todas las cosas que aprendí viviendo en la calle, hay una que destacaba por encima de todo.

Aprendí habilidades que me han ayudado a lo largo de estos años. A pasar desapercibida cuando así lo deseaba, a ver en la actitud de las personas quien quiere hacerte daño y quien busca en mi físico saciar otro tipo de intenciones. Aprendí a forzar cerraduras y a colarme en casas y apartamentos, sin dejar huella alguna de mi paso.

Pero por encima de todas esas cualidades físicas, aprendí que la actitud es una de las mayores defensas que tenemos de cara al mundo. Cualquier ladrón se lo piensa dos veces antes de robar a quien afianza los pies en el suelo y te reta con la mirada a que lo intentes.

Y esa es Shade, la mezcla de todas las cosas que aprendí en mi, por llamarlo de algún modo, niñez.. Es soberbia y orgullosa, es valiente y para qué negarlo, peca de exceso de confianza, siempre segura de que su poder inherente podrá sacarla de cualquier situación. Shade es mi antifaz, mi protegida, mi sustento y mi piedra de toque conductual, mi guía social. Me ofrece una pauta cuando no sé lo que quiero y me arriesgo a acercarme demasiado a la gente.

Shade es el secreto que me hace ser precavida y cuidar mi vida en más de un aspecto.

Así pues, cuando me siento ante el espejo a cubrir mis cicatrices y alterar levemente las facciones de mi rostro mediante los trucos que me enseñó Brooks, es casi como si me pusiera una máscara ante el mundo. Así como los distintos productos de cosmética, aquellas hermosas pelucas de pelo natural que tan bien cuidaba ella forman parte de mi herencia, y de las mil caras que adoptó a lo largo del año.

Y hoy especialmente recordaba aquellas lecciones que la calle me había inculcado a base de experiencias. Hoy había decidido comprobar con mis propios ojos los rumores que desde hacía semanas recorrían las calles. Un nuevo grupo de… “villanos” rondaba la ciudad. Gente con superpoderes, gente no humana. Mutantes. Y por si eso no fuera suficientemente descarado por su parte, encima habían soplado el chivatazo de que iba a haber un robo en una galería de arte del centro. No recordaba el nombre de la exposición en concreto pero había memorizado como llegar hasta ella y eso era todo lo que necesitaba.

Cuando Shade me devolvió la mirada desde el espejo sonreí automáticamente, como si ya me hallara en el escenario. Sentía curiosidad por ver quién había sido tan idiota de preparar un robo y avisar de ello con antelación. ¿Es que era una mentira y tan sólo quería alterar la prensa? ¿O verdaderamente habría un robo? Eso atraería no sólo a los medios, si no a la policía. Era absurdo y desde mi experiencia, una locura. Pero una parte de mí quería comprobar la veracidad de los rumores, saber qué otros ladrones poblaban mi zona, y si quería poder usar mis poderes debía usar a Shade.

_________________

Cuando finalmente llegué a un par de calles de la galería, me planteé la mejor manera de permanecer en su interior sin llamar la atención. No era muy de mi agrado permanecer con mi poder activo durante tanto tiempo, pero se me ocurrió que era una de mis mejores opciones en esa situación. Disimuladamente me colé en uno de los callejones y levité hasta una altura cercana a lo que debía ser el techo antes de atravesar una de las paredes laterales de la galería.

Me encontraba en una de las salas principales, espaciosa, llena de cuadros, esculturas y otros objetos sostenidos en el aire mediante hilos y alambres, y paseando con calma entre todo ello, ajenos a lo que podía suceder, había un par de decenas de civiles.
Puse mi parasol plano y me “senté” sobre él con ambas piernas colgando a uno de los lados, balanceando ora un pie ora el otro, esperando a que empezara la fiesta. Miré mi reloj, en parte para ver la hora y en parte para controlar el tiempo que iba a estar ahí plantada, en modo espectro.

_________________

Life isn't the party I imagined it would be. But since we're already here, let's dance.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edi
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 23/11/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Prince
Nombre real: Albert Prescott
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   18th Diciembre 2015, 20:53

Magneto había reunido a la Hermandad de Mutantes para comunicarles su plan de obtener unos importantes archivos de la torre Baxter. Como siempre Raven permanecía junto a él, con el semblante respetuoso y neutral que solía adoptar siempre que Magneto comunicaba algo importante. Un semblante que denotaba una seguridad típica de quien conoce la información que se expone, con total antelación.

Albert escuchaba de forma pasiva el comunicado del fundador de la hermandad. Había adoptado aquella postura hace ya algún tiempo; aunque no de forma injustificada, ni mucho menos. Prescott sabía que la información que daba siempre Magneto iba dirigida únicamente a sus mutantes preferidos. Se trataba de un acto de rebeldía originado por el sentimiento de impotencia que le producía el que no contasen nunca con Prince para sus planes. Un hecho que hacía sentir a Albert como un juguete roto del que ya se había olvidado aquel a quien tanto admiraba.

El líder de la Hermandad, daba la información sirviéndose de un tono claro y conciso, tal y como solía hacer siempre. Al parecer, esta vez se había metido en su punto de mira algo relacionado con unos papeles de la torre Baxter.

—Se trata de un proyecto sustancioso —proseguía Magneto—.Unos hallazgos realizados por Reed que podrían beneficiar [...] De las moléculas que permiten [...] Sé trata de una operación que tan sólo nuestra querida Mística podría llevar a cabo ya que sus poderes [...]

Como siempre, Albert sintió celos de Mística por ser la niña de los ojos de Magneto, por lo que le resultó imposible contener un soplo de hastío, entornando los ojos. El líder proseguía con su explicación.

—Nuestro objetivo es la torre Baxter, que como bien sabéis se encuentra en el cruce de la Calle 42 con Madison Avenue, Nueva York. Justo cerca de la sala de exposiciones que se celebra hoy en el Whitney Museum —Prince se perdió unos instantes en sus pensamientos, pensó que sería un lugar ideal para robar, pero siguió escuchando—. Y es aquí donde entras tú en acción, querido Prince.

Albert no podría creerlo. ¿Acababa de escuchar su nombre? Le resultaba difícil de creer, por lo que se volteó para mirar hacía la dirección dónde se encontraba Magneto. Este se encontraba irguiendo una sonrisa, señalándole ampliamente con una mano extendida frente sí. Inmediatamente y casi por acto reflejo miró a ambos lados buscando a la persona que Magneto estaba mencionando. Dos segundos más tarde, Prescott se auto-señaló con expresión confusa.

—Sí, Prince. Tu vas a ser una parte fundamental para que este plan sea todo un éxito. Dependemos de ti.

Mística asintió, confirmando las dudas de Albert sobre su conocimiento previo de información. Ella también le sonreía ahora. Tuvo la sensación de que casi lo hacía más por copiar la actitud de Magneto más que porque ella se alegrara en realidad.

—¡Perfecto! ¿Qué debo hacer? —preguntó Prince con una sonrisa confiada.
—Siempre me ha gustado tu seguridad Prince. Es por ello que eres perfecto para este papel —contestó Magento—. Tu función principal será la de crear una maniobra de distracción en el Whitney a fin de concentrar allí la mayor cantidad de policía posible. Mientras tu estés ahí, y como bien he explicado anteriormente, Mística aprovechará para infiltrarse en la torre Baxter y alertar a los 4 Fantásticos que se encuentren en su interior, sobre el altercado que se encuentra a tan sólo unos metros del lugar. De ese modo tendrá vía libre para hacerse con esos documentos.

Albert había recuperado por completo el interés en la misión. Ahora incluso sentía simpatía por la que sería su compañera de misión. Se sentía confiado y sabía que iba a conseguir captar la información de todos tanto tiempo como le propusieran. Era algo a lo que ya estaba acostumbrado, por lo que sabía que podría hacerlo sin problemas.

***

Magneto había dado unas indicaciones muy claras, las misión debía llevarse a cabo en 25 minutos; un tiempo que no suponía ningún reto para Albert. Mediante un pinganillo podía comunicarse con Mística en todo momento, de modo que si a la mutante le surgía un imprevisto que provocase que requiriera de más tiempo, ésta podría comunicárselo al instante y Prince alargaría el “espectáculo”.

Prince ya se encontraba en el interior del Museo ataviado con su nuevo traje* hecho; a medida por los científicos de Magento. Albert había hecho los deberes, pues se había asegurado de dar un vistazo por toda la exposición del Whitney, bajo la identidad de un mero interesado más en la obra que exponía el autor de la zona. Solía efectuar ese proceso a fin de tener localizados en todo momento todos los detalles que podría utilizar a su favor para despistar y jugar con los policías que le persiguiesen.

***

Entró en el museo sirviéndose de los conductos de ventilación. Apareció de pronto tras el vigilante del museo, al cual noqueó sin problemas de un solo golpe en la nuca —necesitaba un mínimo de violencia si quería ser más espectacular a fin de captar la máxima atención de la policía—. Una vez dentro, se dirigió inmediatamente hasta la pieza más importante —y cara— del lugar y la sustrajo sin problemas. Con la obra en su poder, se permitió la licencia de pasearse por toda la sala con una sonrisa ladina en sus labios. Las alarmas habían saltado ya y se limitó a esperar pacientemente a que llegasen los policías. Sería entonces cuando la acción se pusiera en marcha.

*N. del A.: Este es el traje de Prince.:
 

_________________


Última edición por Albert Prescott el 20th Diciembre 2015, 15:40, editado 4 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hailey Sullivan
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   18th Diciembre 2015, 21:28

Cuando saltaron las alarmas todos los transeúntes de la zona huyeron despavoridos a las salidas más cercanas y yo hice rodar los ojos. ¿A qué jugaba el ladronzuelo? Miré mi reloj. 15 minutos. Demasiado tiempo. Aplaudí el espectáculo del joven con toda la intención de que el muchacho mirara en mi dirección, sorprendida por el hecho obvio de que su intervención en aquél museo era algo más que el mero capricho de un robo.

Primero que se había dado un chivatazo, al parecer demasiado inocente como para que la policia le tomara en serio, y segundo, que tras conseguir la pieza se hubiera quedado paseando con superioridad por la sala, con tal mirada de soberbia... Que me daban ganas de hacer lo mismo. Bajé levitando hasta el suelo, volviéndome tangible un instante antes de tocarlo para que se escuchara claramente el sonido de mis tacones al repicar con el mármol y apoyé el parasol, todavía cerrado en uno de mis hombros.

Ambos llevabamos antifaz, pero me parecía avistar unos ojos verdes tras el negro velo. Bajo mi antifaz, un par de ojos dispares en distintos tonos de marrón le miraban con curiosidad y casi, casi con desprecio.

Un trabajo impresionante, — mencioné con la voz afectada de quien habla con la seguridad de tener el mundo en la palma de sus manos. — Excepto por el final, — añadí bajando un tanto la voz y hablando con sarcasmo e ironía. — Supongo que entiendes que la finalidad de robar algo es llevártelo del lugar donde estaba inicialmente, lo cual me lleva a preguntar, ¿qué haces todavía aquí?

Caminé hacia él, moviendo las caderas con descaro, mis ojos fijos en su mirada y haciendo girar el parasol a un lado. Pese a que mis palabras pudieran acarrear cierta dureza, mis labios seguían curvados en una sonrisa felina mientras miraba al joven como si fuera mi nuevo premio.

Shade, me han dicho, hay alguien nuevo en la ciudad. — Comenté, alternando las voces como una madre contando un cuento a su niño. — ¿Quién podrá ser?, me dije dejando que la curiosidad y el temor se apoderaran de mi voz, ¿Quién viene a usurpar mi trono de ladrona? ¿Quién será?

Me paré a escasos metros del chico, alzando el parasol para colocarlo en su barbilla. Los tacones me hacían ser igual de alta que él, pero con ellos mis ojos estaban a su altura y le sonreí con dulzura y altivez.

Lo del temor era mentira. — Afirmé, riéndome mientas bajaba de nuevo el parasol, caminando de nuevo y lentamente a su alrededor, en circulos. — Así que dime, pequeño cachorro, ¿Te has perdido? ¿O has venido a superarme? Aunque para eso te falta un poco, sin ánimo de ofenderte. — Me detuve de nuevo, mirándole fijamente y sonriendo. — ¿O has venido a jugar con la buena de Shade? — Bajé el tono de voz y tapé mis labios con el dorso de mi mano, como si le contara un secreto. — Te aviso, tengo muy mal perder.

_________________

Life isn't the party I imagined it would be. But since we're already here, let's dance.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edi
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 23/11/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Prince
Nombre real: Albert Prescott
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   21st Diciembre 2015, 05:49

Prince ya había guardado la pieza que le interesaba en la bolsa que llevaba a su espalda, y ahora se encontraba jugueteando con una de las obras del lugar; un busto femenino que destacaba por su reminiscencia a la figura del ideal de belleza clásico típico del renacimiento. Ya había examinado aquella zona, ideando un plan de escape en su mente que le permitiese aprovecharse al máximo de todo cuanto se encontraba a su alrededor.

De pronto un ruido seco pero delicado invadió el museo. El joven dio un respingo hasta toparse con el origen de aquel sonido. Se trataba de una chica. Inmediatamente, Prince lanzó un rápido vistazo a la zona que se encontraba en torno a ésta en busca de alguna salida o entrada que se le pudiera haber pasado por alto. Pero efectivamente, allí no había nada. Tampoco ningún objeto o mueble que hubiese permitido a la chica esconderse. «Qué extraño, yo juraría que aquí no había nadie» —pensó—. «Pero entonces… ¿por dónde ha entrado?».

Prince lanzó entonces otro repaso general. Esta vez a la chica. Inclinando la cabeza hacia un lado, mientras lucía con orgullo su tan habitual sonrisa socarrona. «Una chica cuanto menos curiosa» —pensó sin dejar de sonreír, mientras asentía en señal de aprobación—. «Me gusta, tiene… ¡un gusto pintoresco!».

El muchacho permaneció inmóvil en su posición con una actitud relajada, buscó su mirada y entonces fue cuando sus ojos pardos se clavaron en los suyos propios. Acto seguido, la joven profirió unas palabras cargadas de una mezcla entre ironía y sarcasmo. Aquella singular señorita, hablaba con una seguridad asombrosa. Más Prince no borró el gesto de sus labios en ningún instante. Estuvo a punto de contestar, pero antes de que pudiera hacerlo, la misteriosa chica, empezó a caminar con la misma provocación que acababa de proferir, con sus palabras, segundos antes. Mientras lo hacía, el muchacho, percibió en ella una actitud desafiante muy similar a la suya. Un hecho que le llamó la atención hasta tal punto, que decidió no interrumpirla en aquel discurso tan sútil y elegante. Por lo que se limitó a cruzarse de brazos observándola interesado, desde aquella posición.

De pronto, la chica se detuvo en seco para adoptar una elegante posición, situando su paraguas bajo la barbilla del joven. Parecía analizarlo con sumo detalle. Prosiguió su discurso, y tras soltar una risotada burlona, retiró el paraguas de aquella posición amenazante, para empezar a dar vueltas a su alrededor —de la misma manera que lo haría un carroñero antes de devorar a su víctima—. El tono burlón y picajoso de la chica de ojos pardos, habían despertado la simpatía del ladrón. Quien finalmente se dispuso a contestarle.

—Vaya, vaya… —comentó mientras negaba con la cabeza dirigiendo su mirada hacia el suelo—. Así que… —alzó la vista nuevamente para encontrarse con aquellos ojos oscuros— has venido para... —comenzó a avanzar de forma tranquila y confiada hacia supuesta ladrona— enseñarme —sentenció finalmente casi en un susurro que profirió a escasos centímetros de su oído.

Tras esto, se retiró con una sonrisa engalanada, entrecerrando levemente los ojos para contemplarla con ternura.

—Aquellos que intentan atraparme, me conocen como Prince... —explicó el joven en un tono cargado de fanfarronería—. Así que si quieres probar suerte… —hizo una breve pausa de forma intencionada para asegurase que tenía la atención de la chica—. Te permito que juegues un rato con tu propia desdicha o...

Observó a la chica y de paso lanzó un fugaz vistazo a la hora que marcaba un reloj del interior de la sala. Habían pasado ya unos 20 minutos y Mística no parecía tener problemas, por lo que si todo iba bien, no tardaría en empezar el espectáculo.

—...que te quedes y disfrutes del espectáculo. —finalizó en un tono embaucador que selló con una divertida sonrisa—.

El ladrón parecía estar invitando a la susodicha Shade a quedarse, con la intención de generar más riesgo y distracción. Por un lado, algo beneficioso para la misión; por otro, la inyección de adrenalina que aquel tipo de situaciones le suscitaban.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
094JeanGrey
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 08/12/2014
Localización : Mansión X

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   22nd Diciembre 2015, 22:59

Alcé las cejas al escuchar al portero del edificio Baxter. Sonreí ante la invitación de Johnny y me acerqué a él, mirando fijamente al portero -quien, en efecto, era el portero real de momento...

-Encantada de acompañarte, Johnny. Creo que puede ser divertido... Y útil- pasé mis manos por mis pantalones en un acto reflejo de cada vez que sales de casa o de algún lugar para comprobar que lo tienes todo y, sí, lo tenía todo. -Cuando quieras. ¡Tenemos un robo que parar!

------

Las alarmas sonaban por todas partes en la Galería de Arte, la gente estaba asustada y se escuchaban gritos de que habían atacando a un guardia y que estaban robando una obra, la más cara. Me concentré en buscar al ladrón cerrando los ojos.

-Voy a buscarle... Está en una de las salas principales, pero... No... No está solo... Sígueme y... No te prendas en llamas aún- le dije con una sonrisa a la vez que iba corriendo al lugar donde estaba ocurriendo todo.

La escena era cuanto menos pintoresca, y no sólo por estar sucediendo en una Galería de arte, sino por las vestimentas de los ladrones que, estaban de espaldas a nosotros en ese momento. ¿Pertenecían al circo? Aún así, no me lo tomé a guasa, eran ladrones y teníamos que pararlos.

-La policía está de camino, no tenéis mucho tiempo aquí...- les dije seria y algo juguetona telepáticamente a ambos. Johnny también pudo oírlo en su cabeza. Miré a mi compañero rubio y le asentí, en señal de que si atacaban o hacían algo extraño, entraríamos en acción.

_________________






No longer am I the woman you knew! I am Fire and Life incarnate! Now and forever - I am PHOENIX!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
089JohnnyStorm
Los 4 Fantasticos
Los 4 Fantasticos
avatar

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ficha de Personaje
Alias: Antorcha Humana
Nombre real: Johnny Storm
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   22nd Diciembre 2015, 23:51

Bajé por el ascensor del edificio acompañado de Jean, sería mucho más rápido que bajar todos los pisos corriendo escalera abajo, además, si solo era un robo y no había vidas en peligro, no me preocupaba tanto. Por la calle estaban llegando coches patrulla de todas las dirección centrándose en el museo que se encontraba a la vuelta de la esquina. Corrí por la calle junto a Jean hasta llegar a la puerta y me abrí paso entre la multitud para encontrar al capitán de la zona, nada más verme me reconoció, no era la primera vez que se encontraba conmigo para echar una mano, y sabía que no sería la última.

Con un gesto de mano indiqué que la pelirroja me acompañaba y decidimos entrar los dos al lugar. Esperé que Jean me orientara y así fue, demostrando otra vez sus poderes... ¿Telequinéticos? Obedecí cuando me ordenó que no activara mis poderes y la seguí hasta llegar a la sala principal dónde otras dos personas se encontraban con trajes... trajes... De los que no tenía nada que envidiar, yo tenía el mío bien molón de los Cuatro Fantásticos, azul, ajustado y con el símbolo dibujado en el pecho.

Miré a Jean como amenazaba a aquellos dos tipos, por las siluetas un hombre y una mujer. Me encojí de hombros sin saber que decir, pues la chica ya hablaba por los dos

- Eso, pues.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hailey Sullivan
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   23rd Diciembre 2015, 01:14

Un escalofrío recorrió mi espalda al escuchar una voz en mi cabeza, y busqué a mi alrededor con la mirada, la máscara de mi rostro convertida en la perfecta expresión de molestia y aburrimiento de quien acaba de ser interrumpido en el mejor momento por una nimiedad. Cuando al fin las dos figuras aparecieron a escena, me encontré tan sorprendida que me olvidé de cambiar la expresión de mi rostro, como si hubiera visto un fantasma.

Y nunca mejor dicho, y además por partida doble. Por un lado teníamos a la famosa Fénix, quien, estaba convencida, había fallecido tiempo antes. Por el otro, tenía a Johnny Storm. Johnny, puto, Storm. Me planteé seriamente partir el parasol en dos y ganas no me faltaban.

Para variar tenía la moral dividida. Una parte me gritaba lo idiota que había sido al mantener contacto con el rubio puesto a que ahora podía sufrir graves consecuencias. La otra me gritaba idiota por haberme quedado a ver quién era ese ladrón, y que me iba a meter en problemas por mi puñetera curiosidad. Dejé caer la punta del parasol, sujetando el mango con fuerza y golpeé el suelo con un ruido seco. Idiota, idiota, idiota, idiota...

Sentí cómo si hubiera colocado todos mis esfuerzos de los últimos años, todos mis sacrificios, todos mis sueños en una barca y les hubiera prendido fuego antes de darles una patada a mar abierto y saludé con la mano mientras se alejaba, ardiendo en la distancia. Quise gritar y maldecir y en su lugar no pude si no esbozar una sonrisa prepotente y de falsa seguridad.

Bien, Prince. Parece que tenemos público.

Sabía que podía llegar ese momento. Desde el momento en que empecé a jugar a ser su amiga, supe que tarde o temprano podía pasar, que vivíamos en mundos totalmente distintos y sin importar el qué, estabamos mejor cada uno por su lado, y había llegado el momento. El momento en el que termina el sueño, en que toca despertar y volver a la fría realidad. Soy Garnet, soy Ruby, soy Shade. Nací sola, crecí sola y moriré sola. En mi fuero interno me despedí de Johnny, consciente de que si me reconocía, tendría que huir. Costaba, dolía y sentí que perdía algo importante de mí misma. La ilusión de ser alguien normal, llevar una vida normal...

Miré un momento el techo, y cerré los ojos, intentando encerrar todo aquello bajo llave. Soy Shade. Mi máscara no protege únicamente la identidad. Les dí la espalda a los dos héroes y caminé aburrida al lado de Prince.

Adelante, cachorro, muéstrame ese espectáculo del que hablabas.

No le deseaba ningún mal. Pero sobretodo, no deseaba tener que enfrentarme a ellos. No porqué dudaba de poder enfrentarme a Fénix, cosa que también... Si no porque no quería enfrentarme a Johnny.

_________________

Life isn't the party I imagined it would be. But since we're already here, let's dance.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edi
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 23/11/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Prince
Nombre real: Albert Prescott
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   11th Enero 2016, 06:08

Una extraña presión inundó su cabeza. Miraba a Shade con expresión un tanto confusa, pues ésta no parecía mover los labios y además, el tono que se había escuchado en su mente no se parecía en nada al que había registrado de ella. No, no podía tratarse de Shade de ningún modo.

En un acto casi reflejo, llevó su mano derecha hasta su espalda, para comprobar que la pieza de colección seguía en el interior de su bolsa. Tras palpar el bulto, desvió la mirada detrás de Shade, para comprobar la procedencia de una segunda voz, esta vez masculina.

Tras encontrarse con dos figuras, una masculina y otra femenina, analizó al detalle el aspecto de aquellos héroes con claras intenciones de... ¿detenerles? Já. «Quizá pilléis a la estrambótica, pero a mi lo dudó» —pensó en un primer instante—. Dejó escapar una sonrisa burlona y de nuevo llevó su mirada a un primer plano, dónde se hallaba el rostro de Shade; a quién deleitó con una sonrisa fanfarrona.

En su mente, Prince estaba haciendo un repaso de la información que días atrás les había proporcionado Magneto a la Hermandad de Mutantes. Les había hablado de los 4 Fantásticos, por ser los principales héroes residentes en la Torre Baxter; por lo que intuyó que aquel joven locuaz debía tratarse de Johnny Storm. Al llegar a este punto, sonrío para sí. Pero rápidamente cambió de expresión, pues Magneto, también les había hablado en numerosas ocasiones de aquella sabihonda pelirroja. Pero no lograba recordar con exactitud su nombre. «¿Cómo se llamaba?» —intentaba recordar mentalmente el jóven—. «¿Jessy Mey...? O era algo más tipo… ¿June Jersey...?».

Por un instante la voz de Shade le distrajo de sus pensamientos, seguía sin recordar el nombre de la pelirroja quien, según las palabras de Magneto, era: “La niña predilecta de Charles...”. De cualquier modo, era algo que ahora mismo no tenía mucha importancia y decidió que ya recordaría su nombre en otra ocasión.

—Así es...—confirmó Prince en un tono petulante, que restaba importancia a la situación en general.

No era la primera vez que intentaban detenerle, pero si era cierto que sería la primera vez que debería enfrentarse a alguien con poderes tanto o más fuertes que el suyo… Y aquello le despertaba cierta curiosidad y adrenalina.

De pronto Shade, comenzó a acercarse a él, en lo que Prince vió la elegancia en la que un gato avanza hacia una persona que le suscita interés. Aunque la realidad es que la chica parecía avanzar por no tener otra cosa mejor que hacer. La pintoresca joven le estaba retando a mostrar de qué era capaz.  

—Hmm… Supongo que podremos jugar un rato con ellos hasta que me aburra. —sentenció el joven encogiéndose de hombros, en un fingido tono trivial, que desprendía claras intenciones provocativas para los héroes.

Dedicó una fugaz mirada a Shade. «Definitivamente, me cae bien esta chica…» —pensó—. «Espero no tener que hacer de niñera para que no le pase nada...». Y tras este último pensamiento, dirigió su mirada al frente, dónde se encontraban “La predilecta de Charles” y “El locuaz de Johnny”. Sonrió.

—Ya es mala suerte... —anunció.

De pronto, y sin dar apenas tiempo a reaccionar, sacó una especie de pistola que disparó un gancho. Éste quedó sujeto a una barandilla de la segunda planta. Tras comprobar su firmeza, accionó nuevamente el gatillo y en pocos segundos se encontraba contemplando la escena desde la planta superior, a la cual accedió con un impresionante giro acrobático.

—Mira que tocaros a vosotros, la osada labor de retar a vuestra propia fortuna… —hizo una breve pausa—. Aunque para fortuna la que voy a sacar yo con esto... —comentó dando de nuevo unos toquecitos a la bolsa que descansaba sobre su espalda. Tras esto soltó una sonora carcajada desde su nueva posición—. Vaaamos, no os asustéis. Al fin y al cabo mi discurso es pura palabrería... —comentó—. O no...—dijo para sí.
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
094JeanGrey
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 08/12/2014
Localización : Mansión X

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   12th Enero 2016, 16:55

Giré la cabeza con lentitud al ver sus reacciones: parecían tranquilos, en su campo, como si todo fuese como la seda y Johnny y yo no fuésemos más que invitados. Moví mis dedos en sencillos movimientos algo nerviosos, sentí la adrenalina crecer dentro de mí como hacía mucho tiempo que no la sentía, con algo de sudor en mis manos y una suave sonrisa enmarcando mi rostro.

Fruncí el ceño. ¿El chico del robo no me conocía? Sí me conocía, pero no recordaba mi nombre... ¿Jessy Mey? ¿June Jersey? Además de su aspecto su mente también parecía una broma. De mal gusto. Me entraron ganas de recordarle quién era y por qué no tenía que estar tan tranquilo, rondando a sus anchas por la galería y conversando con la chica del pelo de colores que... Sí, ella sí me conocía. Y a Johnny. Entrecerré mis verdes ojos y miré a Johnny de arriba a abajo.

-¿De qué conoces a la chica? No quiere enfrentarse a ti, parece que hay sentimientos de por medio, Johnny...- le pregunté telepáticamente, volviendo la vista al frente, hacia los dos pintorescos ladrones. Sonreí claramente desde mi postura relajada.

-Por fin recuerdas quién soy, Albert. Quizás eso te haga replantear- corté la frase cuando le vi sacar un artilugio y dispararlo hacia arriba, a una pasarela que había sobre nuestras cabezas y a la que ascendió. Muy bien, ¿quería jugar? Juguemos. Le dediqué un asentimiento a Johnny y me centré en el chico. -Diviértete con tu amiga la ladrona, Johnny.

Usando mis poderes me alcé en el aire hasta la pasarela, al lado de Albert, posando mis pies en ésta con muchísima suavidad sin hacer apenas ruido.

-Creo que ese cuadro... no es tuyo...- hablé con lentitud, cambiando mi tono de voz a uno más sedoso, alzando mi mano derecha hacia el ladrón y paralizándole con la telequinesis. Caminé pausadamente hacia él, mirándole en todo momento a los ojos. -¿Cuál es tu intención con todo esto?- le daría la oportunidad de hablar por sí mismo antes de leerle el pensamiento.

Me sentía pletórica, me sentía útil de nuevo, viva incluso. Y, aunque yo no me diera cuenta, si no me controlaba se me iría el asunto de las manos.

_________________






No longer am I the woman you knew! I am Fire and Life incarnate! Now and forever - I am PHOENIX!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
089JohnnyStorm
Los 4 Fantasticos
Los 4 Fantasticos
avatar

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ficha de Personaje
Alias: Antorcha Humana
Nombre real: Johnny Storm
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   16th Enero 2016, 01:49

Me crucé de brazos ante tal espectáculo. Estaba esperando la acción, ver los fuegos artificiales de esos dos payasos, digo... de esos increíbles ladrones, pero solo hacían que charlar, seguramente para darle emoción a la situación, típica de película, y cuando menos lo esperemos.. ¡PUM! Sorpresa que nos daban.

Hacía pocas horas que conocía a Jean, pero confiaba en ella, me había mostrado cosas de las que me sentía obligado a hacerle caso aunque nunca me gustase obedecer, así que me quedaba quieto hasta que ella me dijese.

Miré de arriba a abajo a la mujer que teníamos enfrente, ¿Qué me conocía? Pues claro, ¿Quién no conoce a la Antorcha Humana? ¿Al increíble Johnny? Y que había sentimientos de por medio... Pues claro, si ya lo digo yo que soy irrestible. Observé como aquel tipo se alejaba hacia los pisos de arriba con aparatejos a lo Misión Imposible y Jean le seguía utilizando sus poderes para alzarse por los aires y seguirle.

- Recuerda que el torpe soy yo así que no le prendas fuego a nada, eso es cosa mía. - Grité a mi compañera. Siempre intentaba ser cuidadoso con mi alrededor a la hora de pelearme pero no prometía que aquellas obras de arte iban a estar seguras, en verdad, estarían más seguras en las manos de esos ladrones que cerca mío...

- Bien. - Me dirigí hacia mi nueva admiradora. - ¿Qué te parece si devuelves lo que hayas robado y nos vamos a tomar una buena cerveza? - Gesticulé con mis manos y brazos cada uno de mis palabras para acabar señalándola con el dedo índice de ambas manos. - Podrás darle envidia a tus amigas de haber compartido un rato con la Antorcha Humana. - Seguí con el juego.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hailey Sullivan
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   16th Enero 2016, 16:42

Johnny siempre lograba sorprenderme. Entre toda la paranoia, el miedo y la tensión brotó la risa nerviosa y empecé a carcajearme... Y por miedo a que Storm reconociera mi risa, alcé todavía más el tono, forzando el timbre de mi voz en una carcajada que sonó infantil e irreverente.
Desde la última noche que habíamos pasado juntos, estaba convencida de que no volveríamos a vernos, y sin embargo, parecía que la vida no dejaba de cruzar nuestros caminos. Me prometí no involucrarme con el rubio, no queriendo que mi presencia lo arrastrara a la mala vida, temiendo que mi influencia, mi mera presencia pudiera ser perjudicial para él... Digo, para mí.

Pero ahí estaba, haciendome reír con sus tonterías cuando menos falta me hacía, cuando no me lo esperaba. Pero Shade era más que mi máscara. Era un personaje, una identidad, y ella en todo momento sirve de pauta para guiarme. Ahora soy Shade.

¡A mí que me registren! — Afirmé, mi voz era entonces la viva imagen del desinterés y el entretenimiento, como si nada de aquello tuviera que ver conmigo.. Porque así era. Me acerqué a Johnny, lentamente, contoneando mis caderas con el andar afectado tan típico de Shade. — Es la fortuna quien aquí me ha traído, mi único crimen ha sido la curiosidad, y no seréis tan viles de apresar a una dama inocente, ¿verdad? — un gesto deliberado y acaricié a Johnny, primero pasando mis dedos entre el cabello de su nuca para luego avanzar al mentón y finalmente la barbilla. — Si no confiamos en los heroes, ¿en quién podremos confiar?

En un último gesto de desmesurada confianza, di la espalda a Johnny, sin apartarme de él. Podría haberme apoyado en su pecho con sólo inclinarme levemente hacia atrás, de lo cerca que estábamos. Él podría rodear mi cuello con un brazo con sólo extenderlo. Era mi modo de dejar claro que no le consideraba peligro alguno.

Cambiando el parasol de una mano a otra me ajusté los guantes, ladeando la cabeza como si fuera a prepararme para hacer algo. Sin embargo, simplemente planté la punta del objeto en el suelo y alcé la mirada a Prince y Jean, hablando como si lo hiciera conmigo misma, y él pudiera decidir escucharme o no.

La verdad, sólo vine a cotillear qué pasaba. Tengo curiosidad por ver la habilidad de este gran... ladrón. ¿Tu no...?

Mire hacia atrás, buscando la mirada de Johnny, como si quisiera convencerle de que se quedara en segundo plano y no interviniera entre los otros dos... No había mentido, yo no quería verme involucrada, pero no sabía hasta que punto interceder si el combate se volvía un dos contra uno... Al fin y al cabo, no tenía la menor intención de pelear contra ninguno de los dos, pero quería tener la oportunidad de ver las opciones que ofrecía el joven Prince.

_________________

Life isn't the party I imagined it would be. But since we're already here, let's dance.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edi
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 23/11/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Prince
Nombre real: Albert Prescott
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   27th Enero 2016, 02:44

Después de soltar su discurso, Prince, se dispuso a recostarse sobre la barandilla de la pasarela situada tras de sí; pero algo le hizo cambiar de opinión y aguardar un poco. “La predilecta de Charles” estaba avanzando hacia él utilizando, lo que supuso el chico que eran, los poderes telequinéticos de los que Magneto les había hablado anteriormente. «Anda, así que la pelirroja, a parte de meterse en nuestras mentes puede levitar, ¿eh? Que curioso...» —pensó— «Me pregunto qué otras cosas...» Una extraña sensación hizo que detuviera sus pensamientos y todo su cuerpo.

La guapa pelirroja se encontraba frente a él con una mano alzada en su misma dirección. Fue entonces cuando comprendió que aquello también era obra de la “Predilecta”.

—Vaya, vaya...Así que tambíen puedes parar a la gente, ¿eh…?—comentó en un tono sugerente.

De forma disimulada, echó un vistazo hacia la zona en la que se encontraban Johnny y Shade. Su espíritu perfeccionista quería asegurarse de que todo estaba controlado por allí abajo; y en efecto así era, al parecer aquellos dos estaban entrando en un juego bastante caliente… Prince sonrío y volvió a centrarse en quien tenía frente a sí.

—¿Sabes? Eres bastante atractiva… Creo que hemos empezado con mal pie…—mientras pronunciaba cada una de sus palabras, Prince estaba haciendo un repaso mental, intentando recordar todos los objetos y estructuras que se encontraban a su alrededor. Rápidamente visualizó de forma mental la estructura de una barca con miles de flechas que colgaba exactamente sobre sus cabezas. «Perfecto»—pensó—«Justo en el punto exacto...».

Nadie se estaba dando cuenta, pero mientras sucedía la conversación entre la pelirroja y Prince, los tornillos que sujetaban la inmensa estructura colgante estaban empezando a vencer… Si Grey no se percataba a tiempo, probablemente, ella y Prince acabarían sepultados bajo la estructura. Aunque esos no eran los planes de Prince, a fin de cuentas ¿qué gracia tendría hacer eso? Y por si fuera poco, sabía -gracias a la información que tenía de ella- que su orgullo de superheroína la impediría que se cobrasen vidas innecesarias. Por lo que probablemente ésta intentaría detener la estructura;  brindándole a Prince una posibilidad de escapar del control físico que ésta estaba ejerciendo sobre él.

—Mi nombre es Prince. —corrigió de forma educada— No conozco a ese tal Albert del que hablas...—mintió, pues en el fondo temía que la telépata pudiera decir demasiado...A fin de cuentas Albert y Prince eran personalidades distintas…¿O quizá no?.

De pronto dos tornillos cayeron de forma consecutiva en el espacio que quedaba entre Jean y él. ¿Se habría dado cuenta la telépata de lo que se les venía encima...?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
094JeanGrey
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 08/12/2014
Localización : Mansión X

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   27th Enero 2016, 13:08

Sonreí al chico con una suficiencia que no era propia de mí, alzando mis cejas en señal de provocación.

-Puedo hacer mucho más que eso...- comencé, pero seguí la dirección de su mirada hacia abajo, hacia la chica y Johnny. Fruncí el ceño. ¿Estaba ligando con ella? ¿Así trabajaba él? Quise llamarle la atención cuando unos ruidos metálicos llamaron mi atención, siendo un par de tornillos que caían a la pasarela.

Miré a los tornillos que rodaban sobre la pasarela tras el impacto, miré a Prince -tal como se hacía llamar él, miré los tornillos de nuevo... Tenían que venir de...

...Arriba.

Había una maqueta a gran escala de un barco con muchas flechas y lanzas puntiagudas apuntando hacia abajo. Si se caía causaría muchos estragos, muchos heridos... Había muchos inocentes esa noche en la Galería aún, no podía permitir que salieran heridos. Si bien tampoco podía permitir que Prince se saliera con la suya.

Yo podría ayudarte...
No... Tú no...
Vamos, Jean... Querida, se agota el tiempo...
- y tanto: la estructura comenzaba a ceder y el barco empezó a inclinarse antes de caer al vacío sin piedad de nadie. Miré a Prince una última vez y le gruñí parando el barco que se nos venía encima.

-¡He dicho que no!- contesté a Fénix en voz alta, parando la estructura en un segundo, tiempo suficiente para que el chico se marchara si quería. La confusión y la rabia me hicieron soltarle, por lo que me maldije a mí misma. Aún no estaba en forma y eso podía significar perder al delincuente y su novia.

_________________






No longer am I the woman you knew! I am Fire and Life incarnate! Now and forever - I am PHOENIX!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
089JohnnyStorm
Los 4 Fantasticos
Los 4 Fantasticos
avatar

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ficha de Personaje
Alias: Antorcha Humana
Nombre real: Johnny Storm
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   1st Febrero 2016, 11:18

La encuentro se dividió en dos escenario. Jean contra el tal Prince, confiaba plenamente en ella, sería capaz de atrapar a cien tipos como ese a la vez. Por otro lado, yo y esa joven que no parecía tener ningún tipo de temor hacia a mí o mi compañera y menos viendo las confianzas que se daba, se declaró inocente y giró sobre ella misma para darme la espalda.

- Entonces habrá que cachearla. - Propuse mientras apoyaba mis manos sobre sus hombros, para después bajar por su espalda hasta las caderas, sin llegar en ningún momento a palpar ni rozar ninguna parte comprometedora. También se podía tratar de una trampa, algo que no decarté, pero que mi insensatez me ayudó a obviar. - Parece que estás limpia. - Finiquité para volver mi mirada hacia la otra pareja.

Yo también tenía curiosidad por lo que, tanto aquel tipo como la chica de mi lado, sabían hacer. Pero parecían todos más teatreros que personajes peligrosos.

- No creo que tenga posibilidades contra Jean, según parece sus poderes podrían dejar a escombros la ciudad entera. - Me crucé de brazos pensativo en lo que acababa de explicar, la verdad que si yo me lo proponía podría conseguirlo también. - Parece que tiene alguien encerrado dentro suyo, una esencia, espiritu, o algo así... - Moví los dedos intentando explicarme, pero en verdad no sabía ni yo que palabras utilizar, seguía sin tener claro quién era ese, o esa, tal Fénix. Pensé seguir hablando sobre ello con mi nueva amiga pero algo más llamó mi atención.

Del techo se desprendió una gran estructura metálica dirección nuestra pasando antes a recoger a la señorita Grey. Mi reacción fue flexionar las rodillas para salir disparado hacia la pelirroja a echarle un cable, mi pies y mis puños se prendieron para seguir por piernas, brazos y hasta el resto del cuerpo. Pero no llegué ni a elevarme, el grito de Jean me dejó plantado en el suelo con una cara de perplejo que a penas se podía disfrutar por culpa de las llamas, ¿A caso eso me lo decía a mí?

- Joder, menudo mala hostia os gastais todas... - Comenté hacia la otra chica.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hailey Sullivan
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 557
Fecha de inscripción : 26/11/2015

MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   1st Febrero 2016, 17:09

Johnny llevó sus manos a mi cuerpo, las colocó sobre mis hombros, y giré levemente la cabeza, intentando mirar sus ojos azules sin tener que girar mi cuerpo. Mi sonrisa se fue ensanchando mientras sus manos bajaban por mi espalda, y cuando llegaron a mi cintura mis manos salieron a su encuentro, guiándolas por su vientre y resiguiendo las varas del corsé, bajando hacia la cadera mientras la movía sinuosamente a los lados, provocándole descaradamente.

Por supuesto que estoy limpia, ya te he dicho que soy una buena chica~

Me quedé a su lado, mi espalda todavía próxima a su pecho, mi cabeza a la altura de sus clavículas, alzando la mirada levemente hacia la pasarela donde Prince y Jean parecían intercambiar provocaciones, aunque desde luego ninguna a la altura de las mías para con el joven Storm.

— Desde luego Jean es poderosa... Pero creo que tal vez es demasiado pronto para dar a Prince por perdido... Primero de todo quiero ver qué habilidad tiene bajo la manga. Y luego...

Y luego escuché cómo una de las estatuas parecía perder el soporte bajo su propio peso e iba a caer sobre la cabeza de varios inocentes... La mía y la de Johnny incluidas.
Pero el objeto no caía y contemplé, maravillada y aterrada el poder de Jean mientras mantenía en suspensión el colosal barco. Fue entonces que me di cuenta que había activado mi poder de manera insconciente y estaba agazapada, flotando varios centímetos por encima del suelo y el parasol aferrado en mi puño. El grito de Jean rasgó el aire, y me tensé, soltando un leve silbido.

Johnny hizo un comentario en referencia al mal humor de las mujeres, y le dediqué una sonrisa, depositando de nuevo los pies en el suelo, casi con delicadeza. Hice girar el parasol, describiendo dos largos arcos a mi derecha antes de abrirlo en el aire y hacer reposar la barilla en mi hombro, jugando con el mango para hacer rodar y girar la superficie de encaje que ahora descansaba a mi espalda.

Me disculpo en nombre de todas las Neo Yorkinas. — Me encogí de hombros, mi voz tan afectada e indiferente como siempre, impersonando a la perfección el exceso de confianza de Shade. — Hay algunos hombres que necesitan un poco de mano dura para ser llevados como dios manda. Pero tu no pareces ser de esa clase de hombres. Tengo buena vista para la gente... Pareces alguien capaz de tener contenta y satisfecha a cualquier jovencita, ¿me equivoco?

Llevé una mano hacia su rostro prendido de fuego acercándolo lentamente casi como si tuviera miedo a tocarlo...

Tengo curiosidad, Johnny. — Miré sus labios. No podía ser más obvia en cuanto a mis intenciones. — Besarte ahora tendría que ser bastante... ardiente. ¿no?

Era curiosidad, una invitación, una provocación, un juego, y una broma, todo en una sola frase. Así que alcé mi mirada a sus ojos y le sonreí, dejando en sus manos la decisión de cómo tomarse mis palabras y cómo actuar en consecuencia.

_________________

Life isn't the party I imagined it would be. But since we're already here, let's dance.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)   

Volver arriba Ir abajo
 
¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿Querías un ladrón? Pues toma dos tazas calientes - 2 de Junio 2018 (Albert Prescott y más adelante Jean Grey y Johnny Storm)
» Aral ¡El mejor ladrón del mundo!
» [Pocket Pirates] Empezando el saqueo... toma lo que quieras, y nada devuelvas
» Pos Te Rebiento FC( LA QUE SE AVECINA) de 3 a 2b
» Etapa 1 (Tinieblas): En busca de la entrada.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: Temas Eliminados-
Cambiar a: