Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   20th Enero 2016, 16:01

El grupo de hombres contemplaba estoico la cubierta esparcida que se recreaba de lo que creían era una tragedia incomparable, fotografías del edificio que orgulloso había sido concebido como maravilla y convertido en firma presencial de la ciudad de Sidney transformado en extraña amalgama de un mineral que se había adherido a sus paredes y por el que según sus comprobaciones nada podía penetrar... Sobre la mesa reposaban innumerables pruebas fotográficas, planos y algunos vídeos que los noticiosos y agencias de seguridad habían encargado.

En el vano intento esperanzado de desencapsular de la reciente cobertura la simbólica estructura, pilar central de inversiones futuras a causa de un reprobatorio fallo estructural acontecido por el natural deterioro que implacable ejercía el deslizar del tiempo sobre la materia, equipos de quienes destinados a guardar el secreto sobre la gravedad del fallo real habían acudido con intención de repararlo quedaron vetados de acceso al encontrar las entradas principales y de emergencia sitiadas por el componente cristalino que a modo de delicada muralla grana entretejía bajo su sustancial peso todo el armazón externo...

Privados de la disposición de acceso al sistema de seguridad cuya única imagen emergente revertía más cristal rojizo de hermanada apariencia con el fijado al exterior y denotando la cadencia humana instintiva de rechazar cuanto es incomprensible en primera instancia, tras la interacción de sus herramientas con la irrompible cubierta, el equipo retornó a sus hogares y lugares de trabajo con el subconsciente alimentado de una idea que nadaba en el fondo de sus mentes...

¿Qué era ese insólito cristal irrompible?...

--------------------------------------------------------------------------------------------------

"Púlsar..."

Presencia contraída bajo un deseo irrefrenable...

"Donde emerja intenso... déjame sentir aunque sea un momento... tu fuerza..."

Inducida en la semi-inconsciencia en que se encontraba inmersa en cada ocasión que el cristal salvador acudía a su encuentro para proteger la frágil composición de su ser creyó escuchar...

Brechas de relámpagos iridisados seccionaron los rescoldos de una cubierta permisiva, matriz primorosa cediendo al impetuoso deseo de la carne a la que alimenta... A través de sus agrietados quejidos le permitió escuchar...


--------------------------------------------------------------------------------------------------

Perdido contacto con el interior, al exterior le restaba como opción única ceder a sus instintos de autoconservación, preservando así un más creciente temor a cuanto acontecía. Sellado el proceso por la incapacidad de continuar, seguros de que la única consecución lógica era como resultado un agravamiento de la previa deficiencia estructural retiraron todo personal susceptible de perder la vida en caso de un hipotético desplome de la estructura sobre la que se aposentaba sin mella el mineral rojo, convirtiendo el palacio de la ópera de la ciudad de Sidney en una compleja joya que reflectaba luces en nada envidiables a los usuales espectáculos de luz que sobre ella se habían presentado antaño...

Destellos rosados al amanecer, cárdenos cuando el cénit del atardecer llegaba a su fin...

Apuntalada mediante vigas en algunas de sus secciones, en otra de sus múltiples caras el andamio destartalado en la ruptura de la tarea había dejado una batalla inacabada de las planchas metálicas y los conductos de hierro cuyo destino era sustentar la totalidad de la estructura...

Discusiones se elevaban en despachos de toda la ciudad en busca de la alternativa a realizar, que derivaba sin discusión por adentrarse al interior por el único lugar al que los helicópteros habían podido acceder con su inquisidora mirada incansable, y que secundados por las múltiples cadenas de televisión australiana habían mostrado desiertos de la cúpula enjoyada...

Bajo las escamas de la contemporánea construcción aún se contemplaban secciones descubiertas...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Star-Lord
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Siempre puedes llamarme al móvil... ¿Se llama así, no?

Ficha de Personaje
Alias: Starlord, el legendario forajido.
Nombre real: Peter Quill.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   20th Enero 2016, 17:33

30 de enero de 2019.
21:45 de la noche, p.m vamos.
Nave de los Guardianes de la Galaxia, conocida como "La Milano".
Espacio aéreo Australiano.



Desde hacía un par de días y a petición de nuestros compañeros los Vengadores sobrevolábamos Terra en busca de posibles señales del famoso Ultron. El robot en cuestión había llevado un ataque a gran escala en varios países del mundo simultáneamente que había requerido de un esfuerzo por parte de todos los héroes que había disponibles para poder combatirlo y salvar a todos los que se pudiesen. Y tan rápido como llegó, desapareció al ver que su plan había fracasado. Naturalmente ahora quedaba toda la parte de reconstrucción, ruedas de prensa y demás cosas que no podían ser más aburridas porque no era un discurso de Thanos. El caso es que, como habíamos vuelto a mi planeta de origen hacía un par de semanas, Tony nos pidió ayuda y que echásemos un vistazo a ver si encontrábamos algo. Al fin y al cabo nuestra tecnología era mejor que la que había en Terra, por muy avanzada que esta fuese. Quiero decir, teníamos una nave espacial que podía viajar por el hiper espacio sin problema. Lo más moderno que allí tenían era internet en el móvil. Vale, sí, exagerado un poco, pero me entendéis.

Sobrevolábamos las vastas extensiones del gigantesco país conocido como Australia. Ya sabéis, donde hay canguros y esos bichos tan raros. Los últimos datos que habíamos recogido situaban a nuestro enemigo por la zona de Oceanía, cerca de la costa este australiana, y hacia allí nos dirigíamos. Recalibré un poco los niveles de la nave para no perder precisión en la búsqueda mientras escuchábamos la música a todo volumen.

- ¿De verdad hay que escuchar a este tío gritando?-

- ¡Eh! ¡Un respeto! Esto no es nada más ni nada menos que "You shook me all night long", un temazo del grupo que casualmente pertenece a este país del disco tributo al anterior cantante que murió por causas desconocidas. Algunos dicen que se ahogó en su propio vómito, pero eso es lo de menos. Es una leyenda y este un temazo de los ochenta.- Sabía que a Drax eso le importaba bien poco, pero yo, como buen amante de la música de mi época sabía valorar una buena canción cuando esta sonaba. Además, eran MIS canciones que siempre nos acompañaban en las misiones. O al menos a mí, y le daba ambientillo a la investigación, volviéndola más entretenida.- Bueno, damas y caballeros, estamos a punto de alcanzar Sidney, la ciudad más conocida de esta zona del mundo. A diferencia de la creencia popular, no es la capital de Australia, la cual es Canberra. Seguramente podáis reconocer de la ciudad que vamos a sobrevolar la famosa ópera, ya que ha aparecido en películas, fotos y toda clase de cosas de cultura popular. Es como la torre Eiffel o el parlamento londinense. Y si miráis a vuestra izquierda podréis ver que... ¿Pero qué demonios?-

Allí abajo, la famosa y pulcra ópera tenía lo que parecía una enorme estructura cristalina de un rojo intenso rodeándola. Fruncí el ceño y descendí un poco, girando en círculo para ver exáctamente qué demonios era eso. Me recordaba demasiado... No podía ser... ¿O si?

- Vale chicos, esto no es precisamente lo que esperaba... Rocket, mira los niveles de radiación de ese cristal. Algo me dice que no es lo típico que puedes encontrar en Terra.- ¿Cristal xandariano? ¿Diamante plutoniano? Fuera lo que fuese, desde luego no parecía de la tierra, y por una extraña razón, aquel brillo y color se me hizo extremadamente familiar... Y por un lado deseé que así fuera, aunque por otro... Si la ópera estaba sepultada en esa enorme capa de cristal, es porque alguien había estado trasteando con algún cristal de poder, y en mi mente saltaron todas las alarmas posibles. Puede que hasta hubiésemos encontrado la primera gema del infinito.

_________________
"Acéptalo. Soy lo más". (royalblue)
-Quién soy.-                  -Cómo llegamos aquí.-                  -"Somos los Guardianes de la Galaxia."-                  -Mi genial y maravilloso aspecto.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rocket the Racoon
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Milano

Ficha de Personaje
Alias: Raccoon
Nombre real: Rocket Raccoon
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   21st Enero 2016, 12:50

Cuatro palabras: tapones para los oídos. Se lo había dicho infinidad de veces a Drax, que si no quería escuchar la música que ponía Quill en la nave, que se pusiera tapones para los oídos. Al principio me preguntó para qué quería ponerle tapones a sus oídos si no tenían ningún escape y... ahí es cuando le dejé con la música y me los puse yo. La mayoría de la música que ponía Quill era... soportable, pero como había dicho el grandullón, ¿por qué teníamos que escuchar a ese tío gritar? Vale que fuera un recordatorio de Starlord sobre sus orígenes y esas cosas, pero el resto de la tripulación no teníamos por qué quedar sordos.

Sobrevolábamos Oceanía, concrétamente un país llamado Australia. Aun tenía que adaptarme un poco al mapa político de Terra ya que era muy distinto a todo cuanto había visto en la galaxia. Pero ahí estábamos, viendo saltar unos animales patilargos y corretear unos roedores que se escondieron nada más vernos. Esperaba que a ninguno de la tripulación le diera por hacer un chiste a mi costa porque... bah, qué demonios, estaba ocupado y no les haría caso alguno.
Mientras miraba el radar y comprobaba los parámetros que registraba la nave, me acomodé en mi asiento y saqué el holograma de mi correo personal. Eso de adaptar el ordenador de la nave para que pudiera captar internet había sido bastante fácil. Los terranos no tenían una tecnología que pudiera compararse con la nuestra así que... pero a lo que iba: entré en mi correo y vi que tenía un mensaje de Fiona que ponía "He estado trabajando en algo nuevo". Lo abrí y............... ohohohohoho... no... no podía ser... ooooooooooooooohohoooooo: me había pasado una foto donde salía ella sobre un colchón de bombas, llevando muy poca ropa encima, provocativa y en su forma de... uffff... Ésta mujer si que sabía dónde tocar mi fibra sensible.

- ¿Yo soy Groot?
- ¿Qué? Ah, espera... ahora. ¿Qué pasa?
- Yo soy Groot.
- Si pero... no se lo digas a nadie, ¿vale?

Entonces escuché a Quill por encima de esos gritos y... se quedó medio pálido. Eché un vistazo hacia lo que estaba mirando y... si mi pelaje pudiera quedarse pálido, también se habría puesto blanco. Esa estructura que teníamos debajo me sonaba tanto que dolía. ¿Podría ser que...?

- Estoy en ello, estoy en ello... Un momento... A ver... Hmmmm... Qué raro: no muestra unos patrones que la nave haya registrado. Parece que el ordenador de la nave es incapaz de clasificar esa estructura o le está costando, porque no me muestra ningún valor coherente... ¿Lo volamos?

_________________

diálogo: darkorange
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
119SamAlexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   22nd Enero 2016, 00:08

Desde que llegué a Terra con la Milano, en busca de los guardianes, los momentos de ocio se redujeron a 0'0. Así es; como la cerveza que beben los jóvenes, que rondan la mayoría de edad, cuando sus padres están delante.

" No, Mamá. Si yo no bebo alcohol ". Ya, claro; por eso hasta empujas la lata para que caiga la última de las gotas.

Bueno, a lo que iba. El caso es que no tengo apenas un momento para vaguear; y cuando los Guardianes me dijeron: " Eh, Sam. Que nos vamos a Australia a patrullar ". Ahí vi el cielo.
La oportunidad de dormir una señora siesta, de esas que te levantas pensando que se ha debido de acabar el mundo mientras tú dormías; mientras mis maravillosos amigos daban vueltas por el continente, como ese tipo de la obra que lleva una carretilla y la mueve de un lado a otro para que parezca que está haciendo algo y no lo pongan a trabajar de verdad.

La música en La Milano, como de costumbre, estaba altísima; en aquella nave, siempre parecía que estuviera ocurriendo un concierto en directo. Por suerte, años y años conviviendo con una hermana pequeña y chillona me habían insensibilizado a ese tipo de escándalos; eso, y mi capacidad casi innata de caer en los brazos de Morfeo.

Súbitamente, la nave parece girar sobre sí misma; haciendo que caiga, de mi cama, de bruces contra el suelo. Lo que provoca que mi profundo sueño se vea interrumpido.
Algo dolorido y refunfuñando, me reincorporo del suelo y me encamino hacia la sala de mandos.

- ¿¡Quill, que diablos pasa!? - grito algo confuso y enojado mientras me encamino hacia él; con los pelos revueltos aún de la cama, y vestido con un pantalón marrón de pijama y una camiseta corta de color blanco - Creía que después de tantos años sabrías como cond...¿¡Que cojones es eso!?

Con los ojos como platos, observo desde la Nave, la gigantesca estructura cristalina. Parece que el día no va a ser tan cotidiano como deseaba.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   10th Abril 2016, 18:39

De rayos iridiscentes engarzados sobre la superficie del material se percibía presencias vacuas, resquicios de un pasado blanco recubierto de gema roja sucumbiendo al avance calmo del goteo paciente del tiempo, marcha sutil pero inexorable resbalando en cada hendidura como herida abierta en que aún quedaban desnudas de su implacable presencia las argentas superficies que antaño habían resguardado a los mas talentosos interpretes insuflados de la provocadora pasión que producía en las criaturas vivientes el anhelo inacabable de una ascensión evocadora para los sentidos...

Música...

En un bosquejo abocetado, vistazo furtivo de una obra incompleta cuyo nombre era vetado a sus oídos... En su maternal arrullo de Madre Carmín le había sido ofrendado a la frágil Dama Nívea, y con su nombre balsámico sosegaba el constante tormento de su sentir...

Púlsar...

Mostraba su inquebrantable determinación la cubierta enjoyada de grana sangrante, luces de un sol lacerante vertidas a través de las múltiples capas de gema que resguardaba en su interior de coraza templada la frágil estructura dañada...

Situación hermana como de poética narrada a la crisálida imprevista en torno al clímax de la delicadeza, una vez la labor impelida a su próximo despertar ejercido se daba por satisfecha...

Imposible para la grácil conciencia trémula de la Mujer Sin Sombra resistir su voluntad a la constante presencia del imbatible padecer...

La silbante maquinaria alienígena rozó con soplo de aire caliente proveniente de sus rotores la extravagante cúspide de sus numerosas garras sangrantes despuntadas hacia el cielo. En su interior los seres vivientes debatían en su inseguridad sobre el proceder de un posible acercamiento que les permitiera hacer las comprobaciones que creían resolverían las dudas insistentes que su misma existencia había desencadenado en su ávidas mentes predispuestas para la investigación exhaustiva...

De casualidad curiosa, segmentos resquebrajados...

Una de las siete cúpulas rota en serenata de crujidos desprendió su cubierta cristalina liberando el contenido de su previa formación ejercida del manual talento del hombre. Flor abierta a la vista de blanco inmaculado, los resquicios del cristal sangrante se desmigajaron al caer desplazándose hasta volverse polvo...

Sobre el mar se extendieron, y lo tomaron, reclamándolo como suyo al alcanzar el muelle y verterse a través de sus ranuras, anudando su ínfima estructura en concatenación hasta alcanzar nueva forma y dimensión. Donde los restos golpearon el agua del mar, congelaron sus olas como escultura de pureza sublime, congelación del momento, atrapando al ojo del espectador un instante de espuma en el devenir de las olas...

Y así continuaba creciendo...

Vida cubierta en cristal Rojo...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Star-Lord
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Siempre puedes llamarme al móvil... ¿Se llama así, no?

Ficha de Personaje
Alias: Starlord, el legendario forajido.
Nombre real: Peter Quill.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   11th Abril 2016, 19:56

- No dispares todavía... No sabemos si es inestable o no... Vamos a bajar...- Descendimos con cuidado hasta quedar a escasos metros sobre la superficie cristalina. Era de un rojo intenso, como un rubí pulido, pero con un extraño brillo que no me resultaba familiar en absoluto. En general, para aquellos que no entendáis del tema, las gemas y los cristales tienen brillos distintos dependiendo del material y muchas veces también del poder que reside en ellas. No es que fuese un experto en cristales mágicos y arcanos, pero tenía una idea bastante buena en general de ellos. El caso era... Que aquella cáscara carmesí que mantenía en un perfecto estado de conservación a la ópera no era como nada que hubiese visto antes, lo cual era muy bueno y muy malo al mismo tiempo. Era la oportunidad de aprender más acerca de esta clase de armas u objetos de gran valor, pero siempre que encontraba una tenía que ir con pies de plomo. Un movimiento en falso, desear algo peligroso o simplemente tocarla a veces era letal. Y desde luego yo no tenía muchas ganas de morir aún.

Dejé el piloto automático y abrí la compuerta trasera. El ruido de los motores y el viento entró en la nave con fuerza, obligando a Gamora, quien me había acompañado hasta esta, a gritar.

- ¡No se te ocurra tocarla sin coger primero una muestra! ¡No me gustaría vovler en pedazos!-

- ¡Tranquila, sé lo que hago!- Y activando mi casco, salté al vacío. Activé las botas a mitad de la caída, flotando sobre el tejado del enorme edificio. Comencé a comprobar con el casco la superficie del cristal en busca de grietas, desperfectos o poros. Nada de nada. Era un cristal PERFECTO. No tenía ni una sola imperfección. Aquello era imposible. En mi vida había visto nada igual, al menos no de ese tamaño. Sí, vale, había visto gemas y cristales del tamaño de un melón grande con una forma y acabado que parecían cosa de magia. ¿Pero un edificio? Eso era harina de otro costal. Saqué mi pistola elemental y disparé un fogonazo de energía pura. Chocó pero no pasó nada. Ni marca de quemadura, ni muesca... Nada de nada. Al menos sabía que no era un ser vivo. Hay seres en el espacio tan grandes como un planeta que se camuflan valiéndose del entorno, tomando forma de piedras, árboles, cristales... Cualquier cosa con tal de pasar desapercibidos. Incluso asteroides y viviendo dentro de un cinturón de estos o de los anillos de un planeta.

Cambié la potencia de la pistola y la subí ligeramente. No quería romper el cristal, solo comprobar su resistencia y tenacidad. Sin embargo, en cuanto el pequeño proyectil golpeó la superficie, la punta que teníamos más cerca se desquebrajó y dejó al aire de nuevo el tejado de la ópera. Di un respingo y me quedé mudo.

- ¡PERO QUÉ HACES! ¡VAS A CONSEGUIR MATARNOS AL FINAL!-

- ¿Qué? ¡Yo no he tenido nada que ver! ¡Es imposible que yo haya hecho eso!- De ningún modo con un disparo tan flojo iba a destrozar así un cristal de esa magnitud, sobre todo al ver que el sitio donde había disparado no tenía marca alguna. Los trozos que se habían desprendido cayeron al muelle y al mar, y en cuanto entraron en contacto con este las olas se solidificaron en ese color rojo intenso. Abrí mucho los ojos al verlo. Joder, ¿así que ese cristal convertía lo que tocaba? No, espera, no tiene sentido. La ópera está perfectamente y está en contacto con él... ¿Será cuando se rompe? Tampoco porque varios trozos habían resbalado por la punta antes de caer al agua... ¿Pero qué das't...?- Sea lo que sea, creo que el causante de todo está dentro... Voy a entrar.-

- Espera, ¡Peter! ¡Voy contigo!- Pude escuchar como la nave se ponía en movimiento y se acercaba hacia la punta que ahora estaba al aire. Concentré fuego en mi pistola a modo de soldador e hice un agujero en la fachada lo suficientemente grande para entrar por él. Tenía que contar con Drax y Groot, aunque no sabía si ellos entrarían era mejor prevenir que curar. En cuanto acabé le pegué una patada y vi de reojo a Gamora a mi lado. Drax dio también un salto, cayendo con fuerza en el techo. Chocaba con la gracilidad de mi compañera, tan ágil y silenciosa como un gato si se lo proponía. Drax era más... Más Drax. Pero era un amigo excepcional. Me giré y sonreí a Gamora, aunque ella no podía verlo.

- ¿Las damas primero?-

- ¿Quieres entrar de una patada o lo haces por tu propio pie?- Una pequeña sonrisa acompañó a esas palabras.

- Vale, tranquila, ya me encargo yo de los monstruos.- Gamora tenía una peculiaridad que la definía totalmente: siempre cumplía sus amenazas. Así que como prefería no tener la marca de su pie en mi culo atravesé el pequeño agujero y me asomé. Encendí las botas antes de tocar el suelo y aterricé sin problemas. Aquellas puntas no estaban preparadas para que la gente las visitase, y tan solo había un pequeño hueco largo como un tobogán prácticamente vertical que comunicaba con el techo del interior. Busqué a Groot con la mirada e hice una seña con la mano para que se acercase.- ¿Nos bajas colega?-

Unos segundos después quitábamos una de las placas del techo y nos dejábamos caer al interior de la ópera. De nuevo, yo usando las botas, Gamora de manera grácil y Drax provocando que media ópera temblase. Los demás venían después, pero Rocket se deslizaría con Groot o con su mochila propulsora y Sammy con sus propias botas. Allí dentro no había nadie, pero sonaba a... ¿Música? Fruncí el ceño y mantuve la pistola en alto.

- Atentos a las espaldas y laterales... Tengo un mal presentimiento...- Mientras caminaba en dirección al escenario.

_________________
"Acéptalo. Soy lo más". (royalblue)
-Quién soy.-                  -Cómo llegamos aquí.-                  -"Somos los Guardianes de la Galaxia."-                  -Mi genial y maravilloso aspecto.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rocket the Racoon
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Milano

Ficha de Personaje
Alias: Raccoon
Nombre real: Rocket Raccoon
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   23rd Abril 2016, 15:49

- Pfffffff... aguafiestas...

Volví a "guardar" los cañones de la nave y esperé. No podía volarlo, pues vaya. En otros tiempos al ver una cosa que se estaba "comiendo" un edificio y que amenazaba con propagarse la hubiéramos volado en mil pedazos y si no funcionaba, pues mirábamos de hacerlo de otro modo.
Pues hoy no será así, mira tú por donde.
Quill quiso hacer sus propias averiguaciones por si solo, saliendo al espacio aéreo por encima del edificio de la ópera. Llevé la nave a su retaguardia, de tal forma que le cubriera las espaldas por si algo se torcía.

- Sam. Prepárate por si ocurre algo inesperado - le comuniqué al chico por el canal abierto y entonces, ocurrió. - Espera... ¡¿Él puede disparar a esa cosa Y YO NO?!

Pero no ocurrió nada. Ni el disparo rebotó, ni se quebró... Un nuevo intento más y la capa se abrió. No, eso no era un agujero hecho por un rayo de energía. Era como una boca abierta. Vale que no era la mejor metáfora del mundo, pero eso me pareció a mí.
Hice descender la nave lo justo para que Gamora, Drax y Groot pudieran descender sin problemas. Íbamos a entrar, así que puse el piloto a distancia y descendí con ellos, activando mis botas cohete para el descenso. Y como no, iba bien armado.

- Vale Quill, si se lía mucho, ésta vez SI me vas a dejar disparar. ¡Sam! Pegado a nosotros. No me hagas echarte un ojo encima.

Descendimos a la ópera con ayuda de Groot hasta una sala vacía donde sonaba música. No, a mí tampoco me gustaba mucho. Me daba la impresión de estar dentro de la gruta de alguna criatura desconocida. Bien podría asaltarnos en cualquier momento así que activé el radar para ver si había movimiento a nuestro alrededor.

- Por ahora sólo estamos nosotros aquí dentro... pero no sé. Siento como que nos observan. ¿Alguien más tiene esa familiar sensación?

_________________

diálogo: darkorange
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
119SamAlexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   24th Abril 2016, 15:49

Quill decide bajar el primero, mientras que Rocket me indica que me mantenga alerta y se dedica a acercar con cuidado la nave para que Gamora y los otros le acompañen de un salto; quedándonos únicamente él y yo en la nave. En ese momento, entretanto que el roedor activa el piloto a distancia, yo voy en busca de mi casco nova y, tras colocármelo y hacer surgir así mi uniforme del cuerpo, me encamino hacia la "vidriera extraterrestre" junto al mapache.

Poco a poco, nos abrimos paso a través del extraño mineral hacia el interior de la opera; hasta una sala vacía, en la cual suena una extraña melodía. Lo cual daba un toque a un más raro a la situación.

- ¡A sus ordenes, mi capitán! - bromeo, ante las autoritarias palabras de mi maestro, emulando un saludo militar

Acto seguido, desciendo suavemente hasta tocar tierra, para así acompañar a pie al resto de los miembros del grupo; los cuales parecen bastante preocupados, a pesar de que Rocket haya asegurado que los escáneres no marcan ninguna otra criatura viva en el lugar.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   18th Mayo 2016, 21:16

La estructura se quebró...

Reptaron a través de sus oquedades desprovistas de dermis de gema cárdena, en un goteo incesante oscilaba su marcha inmersa en el balance de curiosidad alarmada, hasta que todos hallaron lugar en su interior sumergidos en la delicia tonal que emergía desde sus paredes invadidas de joya roja...

Música...


La última de las criaturas se introdujo en la estructura y con el lento ademán de recomposición, la materia emergió sobre las brechas heridas de su cicatriz sesgada...

Con la natural consecuencia las lindes de Narina estilizaron su matriz convirtiéndose en la fina película refulgente que aún vertía del exterior el velado recuerdo de la luz externa opacada ahora tras un iridiscente espejo. Oclusión de un ritmo que alentó a los vigilantes a derogar la incipiente necesidad de satisfacer su búsqueda por el característico sonido enclaustrado de un edificio sufriente a causa de una estructura deformada... Oían de la joya que parasitaba la arquitectura blanca su desarrollo, firme resbalar tectónico recrudeciendo la inmensidad de su ostentosa proporción...

Como el hielo, al entrechocar de sus placas emergía un gutural sonido anquilosado en el eco bañado de una melodía in crescendo que reverberaba mas allá de donde eran capaces de posar sus miradas cautivas...

El retumbar de sus presencias recorre contra la pared con el esquivo alardeo de un reflejo blanco titilando en el rabillo del ojo la criatura albugínea, levanta ambas orejas en rectitud enhiesta contra los nuevos matices que cautivan los múltiples canales de su olfato curioso, timbran sus patas pequeños sonidos sobre el suelo al encontrarse con el grupo. Se aproxima con cautela, mas sin miedo...

De su nariz bulbosa sacudida de intriga brotan sutiles sonidos al olfatear las suaves esencias que claman de cada una de las criaturas presentes...

Cadencias aumentan plagadas de voces al alzar su tono abarcando de nuevo su atención...

Corre hacia el origen de quien es, improvisada guía...

Ajena a cuanto impulsaba a los protectores a penetrar en el interior de la estructura carmesí, mantenía la languidez carente de conciencia la exánime apariencia de junco argento, manos de cúspides cristalinas abiertas exponiendo la palma delineada hacia arriba como ofrenda invisible destinada a la gema sangrante que se abría paso entre cada resquicio de las siete cúspides corinto del emblemático edificio de Sydney...

La aureola en vertical perfecta oscilaba en un acompasado ritmo de lentitud incesante con la amenaza subconsciente de un cambio de dirección forzado por el suspiro de un hálito débil...

La caricia invisible de viento inexistente mecía la delicadeza de su cabello en el mural sangrante de un abanico salpicado de flores albas, planetas de pétalos abiertos sobre la nebulosa hilada de soles extintos...

Su estructura al completo sustentada sobre el quebradizo corazón equilibrista de las yemas tiernas de sus pies suspendiendo así a La Dama Nívea en una situación de precario aguante de apariencia antinatural...

Como se de un momento a otro fuese a desvanecerse en el aire...

[OOC: Disponéis de un turno para hacer todo cuanto se os ocurra, si de mi necesitáis una respuesta me encuentro a tan sólo un mensaje de distancia...]

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Star-Lord
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Siempre puedes llamarme al móvil... ¿Se llama así, no?

Ficha de Personaje
Alias: Starlord, el legendario forajido.
Nombre real: Peter Quill.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   19th Mayo 2016, 23:57

Había estado en miles de planetas y lugares misteriosos. Había viajado a través de campos de asteroides que se extendían hasta donde alcanzaba la vista. Había escapado a toda velocidad de supernovas que estallaban en mi cara. Había pisado las lunas de gas más allá de los límites inexplorados del cosmos... Pero aquel lugar, el cómo estaba el interior de la ópera sin duda estaba entre las diez cosas más bellas que había visto. Bueno, la número 11 tal vez. Las paredes y el techo permanecían ocultos tras una capa de un rojo intenso que brillaba y resonaba como los glaciares de hielo al moverse lentamente en una irregular marcha. Sus ecos se podían oír por todo aquel lugar, dándole un aspecto aún más místico y misterioso. Me acerqué y toqué la superficie lisa. Estaba fría, y el tacto era familiar pero al mismo tiempo distinto a nada que hubiese acariciado antes. Desactivé mi casco para verlo con mis propios ojos, bajando la pistola lentamente. Mis ojos brillaron con la luz que emanaba de el cristal.

- Bueno... Desde luego esto no es algo que se vea todos los días...- Mis escáneres no habían sido capaces de identificar la gema en sí, aunque por mi experiencia habría jurado que era de origen alienígena. Al final tras ver varias estructuras terminas encontrando similitudes entre unos cristales y otros, y teniendo en cuenta que habíamos visto toda clase de formaciones y colores sentía como si ya hubiese visto algo así antes. En cierto modo me recordaba a los misteriosos cristales de poder, con un aura mágica que los envolvía, aunque en este caso no fuese palpable o pudiésemos verla.

Escuché un sonido por encima de la música y los ruidos de la formación cristalina, activando mi casco y levantando la pistola. Un pequeño animal que no se parecía a nada que hubiese visto antes se nos acercó. Tenía un hocico alargado que terminaba en una especie de bola rugosa con la que nos olfateaba. Dos ojos saltones y unas largas y delgadas orejas que sobresalían por la parte trasera de la cabeza. No parecía tenernos miedo, aunque su acercamiento era cauteloso. Escaneé su cuerpo y apariencia, pero de nuevo no encontré nada. No era un animal terrestre, eso desde luego. O al menos no como ninguno que yo hubiese visto cuando era un chaval en el colegio. Por su apariencia y grandes ojos también lo habría situado en algún planeta desértico remoto seguramente. Nos observó con curiosidad, olfateando el aire en nuestra dirección. Guardé mi pistola y me agaché, ofreciéndole el dorso de la mano. Estaba preparado para dar un salto hacia atrás y desenfundar mi arma si era necesario. Demasiados seres parecían tiernos y cariñosos y eran más peligrosos que una bomba sin mecha. Y creédme, tengo uno en el equipo.

- ¡Hola! Ven, no voy a hacerte daño... ¿Qué... Eres?- Alcé la vista. Ante nosotros todo el patio de butacas se inclinaba hacia el enorme escenario. Toda aquella enorme sala estaba cubierta por el cristal rojizo. Pero lo que llamó más mi atención fue un ser, una niña, sola en mitad de todo. Estaba de puntillas, como una bailarina, con las manos enfocando hacia el techo. Su gigantesca melena roja se mecía como si un viento la moviese, a pesar de que todo estaba en calma. Sus cabellos estaban plagados de flores que se mecían junto a estos. Una aureola o algo por el estilo giraba muy lentamente alrededor de su cabeza. Su piel era tan pálida que estaba seguro de que si me fijaba sería capaz de ver a través de ella. Su cuerpo desnudo parecía atraer ligeramente los cristales hacia ella. Era delgada, extremadamente delgada, y muy bajita. No sería mucho más alta que Rocket aunque sí algo más bajita que Sam. La música también tenía su origen en ella. Un ser como ningún otro había visto jamás.

Desactivé mi casco y me quedé a escasos metros de ella, deleitándome con aquel espectáculo de luces y música que nos ofrecía, con la boca abierta, producto de la fascinación que me envolvía. También una paz interior, una felicidad que hasta ese momento creía muerta en mí me invadió, recorriendo cada parte de mi cuerpo como una descarga. Sentí un deseo de proteger a aquel ser, de cuidarlo, de evitar que le pasase nada... E intenté luchar contra aquello. No... No debía dejarme engatusar... Había magias en lo más profundo del universo que funcionaban de una manera muy parecida. Te enganchaban, convenciéndote de que la felicidad y demás había vuelto a tu vida, y luego te devoraban o lo que fuese... No... Podía dejar... Era inútil luchar. Se estaba demasiado bien...

- Hola... Qué... ¿Quién eres...?-

_________________
"Acéptalo. Soy lo más". (royalblue)
-Quién soy.-                  -Cómo llegamos aquí.-                  -"Somos los Guardianes de la Galaxia."-                  -Mi genial y maravilloso aspecto.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rocket the Racoon
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Milano

Ficha de Personaje
Alias: Raccoon
Nombre real: Rocket Raccoon
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   23rd Mayo 2016, 15:56

Aquel lugar me ponía los pelos de punta. No porque fuera claramente hostil sino todo lo contrario: en mi experiencia puedo decir que los lugares aparentemente más apacibles solían ser los más peligrosos, porque en cualquier momento podía derrumbarse una pared y salir una criatura armada hasta los dientes y ya la teníamos bien montada, porque para unos mercenarios como nosotros, lo peor que puedes hacer es relajarte.

Sin bajar el arma, me acerqué a una de esas superficies cristalinas, preparado por si esa cosa estaba viva y no quería tener compañía. Antes cuando Quill abrió el agujero no reaccionó, pero se volvió a cerrar pocos minutos después así que, o bien está viva o bien alguien la controla. Una materia como ésta, dura e inflexible a simple vista no tenía por qué poder regenerarse así sin más. Era extraño.
Sujeté el cañón que llevaba conmigo con una mano, y con la otra saqué una de mis pistolas. Disparé contra la estructura y cedió varios fragmentos. Los recogí y los guardé en mi cinturón. Más tarde en la nave, o en la estación Sapiensal examinaría con más detenimiento el material con que estaba hecha aquella construcción.
Hecho ésto volví con el grupo, arma en mano-

- El radar detecta movimiento. - Me preparé por si tenía que empezar a disparar pero... ¿pero qué...? ¿Qué era esa cosa? Un... ¿perro? - Oye tú, por casualidad no serás pariente de Cosmo, ¿no? - Vale, lo admito: tenía que soltarlo. Jejejejejeee....

El "perro" no parecía ser hostil, o al menos no lo mostraba. Cuando me giré para preguntar a Quill qué haríamos lo vi con la boca abierta como un idiota mirando hacia el escenario. Seguí su mirada y ahí estaba, una chica de aspecto terrana pero sin serlo, rodeada con un halo de paz que hasta a mí me costó no quedarme atontado, mirándola. Se sentía tan bien...

- Es hermosa... - No sólo Quill y yo: Drax fue el que se quedó más perplejo de todos. Sabíamos de sobras que era un gigante tontorrón con los niños debido a lo de su hija, pero esa expresión daba más miedo que si estuviera cabreado.
- Si si... pero haz el favor de no bajar la guardia, Drax.
- Yo soy Groot... - Otro en el bote. Por favor Gamora, danos una buena colleja.

_________________

diálogo: darkorange
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
119SamAlexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   27th Mayo 2016, 13:14

Continuo mi camino a pie, con las manos tras la nuca, observando todo a mi alrededor; con la tranquilidad propia de un chaval que sale de caminata, con los colegas, por la montaña. Sin duda, se trata de un lugar bastante insólito; pero nada de lo que preocuparse, al menos a primera vista.

Interrumpiendo nuestra marcha, sale a nuestro encuentro una extraña criatura; sea lo que sea, estoy más que seguro que no es de Terra. O al menos, hace mucho tiempo que dejó de serlo.

- Vaya, siempre quise tener un Gremlins - comento, con cierto tono de mofa, al observar al curioso animal - ¿Nos lo podemos quedar? Así Cohete tendrá un nuevo amiguito con en el que jugar - continúo, dedicándole una sonrisa burlesca al mapache

Sin embargo, en lugar de abalanzarse sobre mi con su habitual enojo, Rocket se mantiene en silencio ante mi comentario; con la vista puesta más allá de la criatura, y notablemente absorto. Ante este insólito hecho, dirijo mi mirada hacia el mismo lugar que observa mi compañero; viendo entonces una escena tan hermosa como indescriptible.

Con la mirada completamente fija ante tal espectáculo de luces, comienzo a acercarme hasta la extraña joven que se erige frente a nosotros; desplazándome flotando a escasos metros del suelo, con la boca completamente abierta.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   11th Julio 2016, 02:54

Construida de ausencia mantiene en éstasis su impertérrita hibernación, dota de ingravidez supina su ascética figura nívea mantenida en el delicado velo de inconsciencia que amenaza con desvanecerse en el aire quebrando la ilusión que materializa su imagen si acaso los improvisados espectadores osan respirar con ímpetu exacerbado, como si la mera presencia de su hálito fuese a atraer su conciencia desvelándola así de la quimera del sueño que aparenta... Párpados nevados a duras penas entreabiertos en la expectación de un amanecer oculto aún bajo las alas tendidas de sus pestañas rojizas, labios de florecer entreabiertos a la salvaguarda de una estación que en el interior de la joya rojiza se antoja dificultosa de vaticinar...

El Olfateador recobra el escurridizo valor que ostenta al alejarse de la criatura que compone su natural engarce, deslizan sus patas sobre el suelo cambiante veloz carrera hacia el único de los seres presentes que azuza su primordial sentido en avizor reclamo. Ausculta con detenimiento imperante los miles de matices cimbreantes presentes sobre la condensada esencia que desprende, interpreta con el rítmico henchimiento del bulbo de su hocico comprendiendo la composición misma hasta quedar satisfecho...

Marcha prendida al acompañamiento del eje central inerte que se mantiene en frágil equilibrio sobre las tiernas yemas blancuzcas...

Eco distorsionado de una campanada anunciadora, disuelve en un halo nebuloso la música emergente convirtiéndola en reverberación distante...

Las paredes la absorben... recolectan sus últimas notas arrojándolas contra los bienvenidos intrusos creando el fantasma de la melodía que se desvanece en el lejano hueco de sus oídos...

Aposenta las falanges, seguidas de la plenitud blanca de su huella delineada recobra su sutil peso participando de la gravedad, asimilando su presencia...

Manto de naturaleza tornado cascada de sangre sobre la cubierta albar de piel argenta...

Amanece en las joyas carmín, lluvia de estrellas rosa zarci se deslizan a través de una eternidad suspendida en sus iris embriagados de genuina sorpresa despegada...

- .... - liban del pétalo de rosa de sus labios silencios fundidos, alimentados de palabras que no se materializan hasta que sus vivaces orbes encendidos en fascinación completan el inacabable viaje a cuantas criaturas remiten los suyos a La Mujer Sin Sombra...- ...¿Cómo?...- materializa su duda en el sencillo esgrimir de una palabra que cobra fuerza sin acritud cerril, mas embebida de honesta estupefacción...- ¿Como... os habéis adentrado... tras la gema?...- encumbra su rostro el ascenso hacia la techumbre delimitada de Narina, material madre, eterno protector que en extenuante confusión cubre su ser en conjunto como no hubiera experimentado con anterioridad...- Acaso... como yo... acudís...- reverbera su tono del millar de voces fundida en una ancianidad experimentada, tras el resonar de lozana juventud...- ¿Compartís... así... mi procedencia?... - hálito de esperanza enardecido de remota posibilidad...

Orbita sobre su cabeza la sinuosa aureola, ritmo intenso clama la emoción de La Dama Nívea sobre la que ejerce su parábola en simpática emoción compartida...

- Peter... - interpreta su nombre en el variado entrecruzar de un camino enredado por el devenir de un futuro inabarcable...- Drax... - sufre de su nombre las vertiginosas ligaduras abruptas que lo mantienen cautivo...- Gamora... - hermanan las sílabas su soledad destilada...- Sam...- dispone de la inexperiencia que enaltece su curiosidad...- Rocket...- paladear atípico de la singular composición irrepetible... - Groot...- encumbra la sencillez en su benévolo pronunciar tardío...

Es espejismo de sonrisa el fantasma que brota en la comisura de sus labios, convirtiendo tal hecho en impresión insegura...

- Desconozco... mi nombre...- inclina el pesar de sus carencias componiendo así la disculpa suplicante del conocedor que desmerece cuanto por derecho no le corresponde...- lamento... no poder ofrecéroslo... con la franqueza... con que los vuestros me habéis concedido...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Star-Lord
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Siempre puedes llamarme al móvil... ¿Se llama así, no?

Ficha de Personaje
Alias: Starlord, el legendario forajido.
Nombre real: Peter Quill.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   5th Septiembre 2016, 23:12

Nos acercamos poco a poco a aquella niña. Ahora que podía verla desde más cerca pude apreciar con claridad sus rasgos. No podía pasar de los veinte, y a juzgar por sus huesos marcados contra la piel hacía tiempo que no probaba bocado. Eso o estaba en una de esas huelgas de hambre por alguna causa que desconocía por completo. Pero lo cierto es que no sabría decir por qué, esa niña me tenía cautivo, atontado. Y no era el único. Incluso Gamora parecía... ¿Tranquila? No me malintepretéis. A pesar de su fuerte carácter Gamora es capaz de estar tranquila si lo desea. Pero era otro tipo de tranquilidad, una que yo sólo había visto en sus ojos una vez en el pasado. Ángela... ¿Acaso...? No, definitivamente no. Conocía de sobra a la nórdica y no tenía un poder como el de esa niña. Y sin embargo...

Cuando estuvimos lo suficientemente cerca la música cesó de golpe, y la niña dejó de flotar, posándose con la misma suavidad con que lo habría hecho una pluma de cisne (¿qué? Yo también se decir cosas bonitas y cursis). Sus largos cabellos resbalaron por su espalda y hombros hasta caer al suelo. Los ecos distantes de las notas que nos habían dado la bienvenida resonaron una última vez antes de perderse en las profundidades de aquel enorme edificio y el cristal que recubría sus paredes. Cuando habló, no sabría decir si era un tono masculino o femenino. El subconsciente sin embargo trataba de convencerme de que era la voz de una niña la que salía de aquellos finos labios, pero por otro lado no podía asegurarlo con total seguridad. Fuera como fuese, ella nos miró, y nos preguntó cómo habíamos atravesado la gema.

- La... ¿Gema? ¿Te refieres a las paredes? Se... Abrió un agujero ante nosotros. Así, de repente... ¿No lo has hecho tú?- De repente pensé en que tal vez aquella niña no era la causante de toda esa locura carmesí, y que al igual que nosotros había llegado de pura casualidad. Fruncí el ceño ante sus palabras de si proveníamos del mismo sitio que ella, pero no pude contestar.

- Intentamos destruirla y no pudimos... No creo que vengamos del mismo sitio pues nunca habíamos visto nada como tú...- Básicamente lo que yo iba a decir, pero me alegré de que Gamora me echase una mano. Ella se acercó un poco más que el resto y pude ver su verde piel teñirse ligeramente de rosa por la luz que emanaba del centro del escenario. Sus ojos estaban muy abiertos, pero mantenía una actitud tranquila, relajada. Y si Gamora estaba relajada es que no había peligro... O justo todo lo contrario, que el peligro era demasiado grande para verlo. Miré a Drax quien parecía estar en las mismas que todos, aunque lo mostrase menos. Algo tenía esa chica que nos atraía como a un brood una bombilla.

Y entonces me quedé helado al oír mi nombre. Sentí las miradas de mis compañeros sobre mí, y pudieron observar mi cara de perplejidad. Gracias a dios siguió con Drax y luego Gamora hasta que nombró a todos. Eso sí que no me lo esperaba. Al fin y al cabo no habíamos dicho nada, de manera que o tenía algún tipo de poder telepático o algo del estilo. Ella no nos dijo su nombre pues al parecer lo desconocía.

- Ah... ¿Puedes leer la mente o algo así? Porque no recuerdo haberte dicho mi nombre... ¿Qué... Eres?- Ni idea de qué era. En la vida había visto nada como ella... Bueno, miento. De algún modo me recordaba un poco a la joven Singularity, aunque ella sí sabía su nombre y era más enérgica. Pero pensándolo bien ambas tenían el aspecto de adolescentes, eran algo que nunca había visto antes y parecían tener un poder único.

_________________
"Acéptalo. Soy lo más". (royalblue)
-Quién soy.-                  -Cómo llegamos aquí.-                  -"Somos los Guardianes de la Galaxia."-                  -Mi genial y maravilloso aspecto.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rocket the Racoon
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Milano

Ficha de Personaje
Alias: Raccoon
Nombre real: Rocket Raccoon
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   7th Septiembre 2016, 19:54

- Ha ha ha ho. Cuanta gracia me hace. - Terranos y sus bromas con los animales. Me parto.

La música cesó de pronto y creo que fui el único que levantó el arma hacia la nada, esperando a que cayera sobre nosotros alguna emboscada o cualquier ataque similar por parte de criaturas de quién sabe donde. Pero el ataque sorpresa nunca llegó. La sorpresa nos la llevamos nosotros cuando la niña se dejó ver con todo lujo de detalles y nos quedamos, incluso yo, embobados. No sabría decir qué era, si el sólo contemplarla o si era su aura, pero te hacía sentirte... catártico. Por eso me vi a mi mismo bajar el arma teniendo claro que allí estábamos seguros y que nada nos iba a pasar.

- ¿Se puede saber qué ha tomado? - No pude evitar soltar el comentario al escuchar la forma con la que nos habló. Esa forma de hablar me recordó bastante a un grupo de sectarios locos hasta arriba de drogas y humos cósmicos, con los ojos brillando y esa sonrisa tan endiabladamente perturbadora en sus caras. Dios, como disfruté reventando esas caras.
Aun así, recordándome a uno de esos extremistas locos, la niña en cuestión no me parecía peligrosa cuando más no acercábamos. Y fue cuando habló sobre la "gema" que todos pudimos llegar a la misma conclusión: ella no parecía controlar aquella estructura como nos habíamos pensado. ¿Que si veníamos de su mismo...? No entendí mucho de lo que estaba diciendo pero estaba claro que estaba tan confundida como lo estábamos nosotros.

Y nos llamó por nuestro nombre. ¡Por nuestro nombre! Por un momento pensé que nos había escuchado por la frecuencia de nuestros comunicadores y se me disparó la alarma cuando Peter le preguntó si podía leer las mentes porque entonces podría leer todo cuanto había pensado incluso lo de los sacerdotes locos y mi comparación con ellos. No me malinterpretéis, me importa cuatro pitos que alguien se ofenda por lo que digo. Lo que si me saca de mí es que se metan en mi mente, lean cuanto quieran y hagan lo que quieran con ella. Es algo que no soporto: siempre te deja con resaca.

- Y otra cosa más importante: ¿hay otra salida? ¿Y qué es esa "gema"? - le pregunté directamente levantando el dedo, señalando la estructura que rodeaba el edificio.

Se estaba volviendo cada vez más y más raro...

_________________

diálogo: darkorange
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
119SamAlexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   10th Septiembre 2016, 13:24

Juntos, nos aproximamos lentamente a la hermosa joven; hasta estar lo suficiente cerca de ella como para observarla con completa claridad. Momento en que la música se detiene, y su cuerpo se posa suavemente en el suelo.

Así, se inicia una conversación entre la desconocida y el capitán; donde sacamos en claro que la joven parece tan perdida como nosotros y que no controla, o al menos no concientemente, este lugar. Lo cual puede ser bueno y malo al mismo tiempo; no es una amenaza, pero quizás tampoco una ayuda.

- Los escáneres Nova no parecen reconocer el material del que está hecho esto - digo alzando de nuevo el vuelo y acercando mis manos a las paredes cristalinas - Apostaría a que viene del otro universo...¿Sabéis si había gemas del infinito allí? - le pregunto a mis compañeros; pues según tengo entendido, ellos han tenido un acercamiento más cercano y han compartido información con héroes de este lugar

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   25th Septiembre 2016, 22:34

Queda en esencia inconclusa la duda que motiva su devenir inquisidor, pues es el accidente motivo inherente de su presencia en el interior de la Gema Roja, cárdeno seno protector sobre el que aposenta sus propias dolencias en el escaso paradigma de vivencias que sobre su experiencia ostenta la Dama Nívea, percatándose así de los límites de su ser como por vez primera lo experimentara, al concienciarse sobre el delicado límite blanco que rodea los límites reales de la materia que la compone...

- Es imposible para mi... exigir paso a su presencia...- emerge de su cuello gesto ascentende, ascetismo remarcado en la delgadez de su rostro eleva su piadosa mirada de orbes cárdenos hacia la cúpula enjoyada plagada de movimiento cristalino, con el sutil rugido del hielo se desplaza encubriendo las carencias de una estructura singular levantada por la mano del hombre...- Pues es ella... quien amable la cede para mi... - arrastra en la siembra de sus pasos enjutos las hebras carmín de su melena plagada de flora abierta, iridiscencias rosadas danzando sobre los pétalos abiertos se resbalan sobre el blanco tapiz de su piel...

Desciende en un suave salto, que invita a pensar en la simplicidad de un cuerpo que en previos instantes desmerecía la arrebatadora fuerza de la gravedad... mas su flotación no ocurre...

Aposenta la mano sobre una de las paredes enjoyadas, segmento blanco enraizado de dedos despuntados en lágrimas cristalinas surcan su perfecta superficie viviente, con la delicada caricia de profundo amor consabido establecido en el origen mismo de su existencia, vetusto amalgama esencial del que todas las criaturas vivas participan...

Abraza la superficie con la genuina inocencia de un infante que reencontrara a quien le otorgó el don de la vida, certeza de la unidad que participa de ambos seres, haciendo imposible denegar su nítida conexión... Sus ojos se sellan en el silencio de una pluma que levita en un aleteo dormido...

- Es... la protectora... - tórax henchido de profundas respiraciones deforma el escaso torso de la Mujer Sin Sombra, inmersa en la complacencia de la intimidad que siente en presencia envolvente de la única realidad que comprende...- ¿Porqué... salir?... - modela sus vibraciones la incredulidad, redirigiendo la tristeza de su rostro hacia las criaturas cuyos orígenes había creído compartir en un instante de equívoco fortuito...- En su interior... alivio... consuelo... durante un tiempo... el dolor... no existe...- Emergen de dos voces millones de reverberaciones desdobladas, ecos que se extinguen en el aire claman miserias desesperadas que se desvanecen en los acontecimientos diarios que acontecen sin posibilidad de freno...

Encara la delgadez de su cuerpo hacia la disparidad de las criaturas sintientes...

Late de ellos con una unidad firme, discordante pero aunada en armonía...

- Vuestros nombres...  es cuanto sois... su fuerza es abrumadora... su sentido, inequívoco... puedo oírlos... - pestañeo de otoño sobre el atardecer rojizo de sus orbes ribeteados en grana cárdena...- Si así lo deseáis... sobre cuanto conozco de mí... os haré partícipes....- con la delicadeza de las hebras de un manto entretejido divide su melena roja, pasos aproximados en apacible procesión hacia el conjunto de las criaturas eleva ambos brazos hacia la criatura de plácido rostro que comparte su vegetal procedencia...- Las flores de Mathaêr...- brisa invisible acaricia sus pétalos, enalteciendo la conciliación que causa el conocimiento del apropiado nombre... - Polynach, el olfateador...- resurge de correteos ajenos, impele la bulbosa nariz hacia la criatura airada revelada en el gusto por los actos desenfrenados... retorna después a las cercanías de la Dama Nívea, en busca de protector refugio...- Narina...- apuntala hacia la cumbre cristalina la fina cúspide de su barbilla, palmas desnudas ofrecidas hacia el cristal en muda introspección, tras lo cual surca de sus ojos rojos los vivaces de los presentes en transcurso confidente de saber...

- Aún hay una palabra... me fue otorgada por otros... mas produce en mi un gran pesar... - oferta en su imposibilidad de ejercer mentira alguna...- Si vuestro desasosiego de no saber... es mayor que mi dolor al pronunciarla... Lo haré... - despuntan sus cejas arcos de plañidera en su rostro embebido de enigmática tristeza... - Pero... - se quiebran sus dos voces, abandonándola de fuerza, hasta que queda convertida en un susurro huérfano...- Os lo ruego... - las lágrimas no perlan sus ojos, mas no es necesario para percibir el intenso sufrimiento que en la perspectiva de la posibilidad ostenta...

A pesar de ser su mayor deseo... No materializa las súplicas...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Star-Lord
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Siempre puedes llamarme al móvil... ¿Se llama así, no?

Ficha de Personaje
Alias: Starlord, el legendario forajido.
Nombre real: Peter Quill.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   5th Noviembre 2016, 10:54

La chica pareció salir de su trance, y con un suave movimiento bajó del escenario donde había permanecido flotando ante nosotros. Me hizo cierta gracia el comentario de Rocket, pues era verdad que parecía haberse tomado algo o llevar un rollo muy distinto al que estábamos acostumbrados. Seamos sinceros, de nosotros posiblemente el que mejor hablaba era Drax, y encontrar a alguien que hablaba de una manera tan... ¿Elevada? Bueno, no era fácil de entender o saber a qué se estaba refiriendo. Cuando dijo lo de que aquella extraña y gigantesca formación cristalina la protegía del dolor y la aliviaba me quedé pensativo. ¿Qué sería, algún tipo de dimensión o algo así? Podía ser.

Se acercó a las paredes, posando su mano sobre ella, abrazándola después con lo que podría parecer una sonrisa en su rostro, a pesar de que su boca no se movió. Tenía sin lugar a dudas una conexión fuerte con aquella gema, pero también dijo que no la controlaba, sino que la propia gema le permitía controlarla. ¿Una gema con vida? No era ni la primera ni la última que vería. A ver, entendedme. He visto muchas gemas y cristales cósmicos con "vida". No es vida per sé como entenderíamos los humanos. No es vida como la que puede tener un animal o una planta. Es algo... Más metafísico, más elevado. Digamos que algunos objetos cósmicos tienden a tener una especie de voluntad propia gracias a lo cual ofrecen sus poderes a alguien que pueda usarlos, como las gemas del infinito. Estas tenían una especie de necesidad por volver a estar las seis juntas, y de algún modo, cuando alguien poseía una de ellas, estas intentaban guiar al portador hacia las otras para conseguir que volviesen a reunirse por medio de pensamientos o deseos. Es complicado de explicar. Yo también me quedé muy aturdido cuando me lo contaron.

- Bueno, en realidad lo de salir iba más bien por nosotros... Puede que esta sea tu casa, pero no la nuestra. No podemos quedarnos aquí... O bueno, no sé...- Era raro. Una parte de mí quería quedarse allí, junto a la chica. Aprender de ella, protegerla, cuidarla como lo haría un padre con su hija... Era una sensación extraña que no recordaba haber sentido en el pasado... Salvo por una persona. Durante toda mi vida había intentado proteger a mis amigos y a los débiles, pero tan sólo había sentido una vez algo así antes. Miré a Sam por su pregunta y me encogí de hombros.- Lo único que hay así parecido en el otro universo es una cosa que llaman "anillos lantern". Son unos anillos de colores que cada uno te da un poder o una fuerza, pero es un poder infinitamente menor que el de las gemas. Suelen estar relacionados con la voluntad, la esperanza o el miedo, pero prácticamente cualquier persona podría tener uno, y hay miles de ellos. No es como las gemas que son seis y cada una tiene un poder suficiente como para cambiar el transcurso del universo.-

Caminó entonces hacia Groot, levantando su rostro hacia él. En comparación ambos seres parecían salidos de un cuento en el que hay un niño y un gigante. Ella medía poco más que Rocket, y Groot era con diferencia el más alto de nosotros, y aunque podía variar su forma de manera habitual mantenía el aspecto de un árbol de unos dos metros y algo. Le llamó de una forma que en mi vida había oído, y eso pareció sorprender incluso a Groot, pues ninguno sabíamos su verdadero nombre. Bueno, puede que Rocket sí, pero siempre le habíamos llamado Groot y se había quedado así. Las flores de Mathaêr. Ya tenía una cosa que buscar en nuestra base de datos en cuanto volviésemos a la nave. Polynach... Ah, el bichito ese de la nariz redonda. Olfateó un poco en dirección a Rocket, que parecía ser el que más curiosidad le despertaba. Y entonces, el nombre de la gema. Narina. Narina... Ni idea. Miré a Gamora y se encogió de hombros al igual que yo.

- Narina... Nunca lo había oído...- Su rostro cambió. Se volvió triste, casi desesperado. Fruncí el ceño cuando habló del otro nombre que alguien le había otorgado, y realmente parecía que le dolía siquiera pensar en ello. Me acerqué a ella, levantando la mano hacia su presencia.- No, no, no, no... No te preocupes... Los nombres no son tan importantes en el fondo, aunque digas que los nuestros emiten un gran poder. No queremos hacerte daño, es solo que... Bueno, en el espacio, ahí fuera, hay gemas y cubos cósmicos lo suficientemente poderosos como para destruir un mundo, y cuando hemos visto esta... Narina creíamos que podía ser uno de esos cubos o una de las gemas y que alguien las estaba usando con maldad... Pero tú no pareces ser eso... Tú...-

Ella no lo era. O al menos cualquier pensamiento que indicase que ella quería destruir el mundo estaba muy pero que muy alejado de mi mente en aquel momento. Cuando me acerqué a ella y miré sus ojos llorosos en esa calma que precede a una tempestad de llanto... Recuerdos... Un viejo salón en una casa de madera. Invierno. El fuego crepitaba en la chimenea y la noche ya había cubierto el cielo con su oscuro manto. Un sollozo al otro lado de una puerta. Subiendo unas escaleras. No crujieron aunque era lo que cualquiera habría esperado que pasase. La luz iluminaba con una línea el pasillo colándose a través de la pequeña apertura de la puerta. La empujé con cuidado y vi a una mujer de espaldas sentada en la cama. En las manos tenía una foto donde salía ella con un hombre alto y guapo. Cuando escuchó la puerta abrirse se volvió. Su rostro era el mismo, de dolor y sufrimiento. Se sobresaltó al mirar en mi dirección y se levantó, acercándose.

"¡Peter! Por amor de dios, ¿qué te ha pasado?" Aquel día me había pegado con unos chavales en el colegio porque se metían con un niño de un curso menor sólo por llevar aparato. Tenía un ojo morado y la camisa rasgada. Me había sentido dolorido y mal hasta que ella se acercó a mí, y pude ver en sus ojos aquel pesar pero al mismo tiempo casi parecía orgullo por saber lo que había pasado. Pero yo recordaba la cara de tristeza mientras observaba la foto del que según me había contado era mi padre. Y en aquel momento, mientras la joven chica de cabellos rojos nos pedía que no le hiciésemos pronunciar aquella palabra, las imágenes de mi madre cuando miraba la foto volvieron a mi cabeza. Era la única persona por la que había sentido algo así...

_________________
"Acéptalo. Soy lo más". (royalblue)
-Quién soy.-                  -Cómo llegamos aquí.-                  -"Somos los Guardianes de la Galaxia."-                  -Mi genial y maravilloso aspecto.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rocket the Racoon
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 29/03/2015
Localización : Milano

Ficha de Personaje
Alias: Raccoon
Nombre real: Rocket Raccoon
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   6th Noviembre 2016, 13:08

Sin apenas darme cuenta, tenía el arma apuntando completamente hacia el suelo. O mejor dicho, me había olvidado que llevaba un arma en la mano y ésta reposaba en el suelo sujeta por mi zarpa como si avisara a todo el mundo que aquella arma era mía y tan sólo mía. ¿Y por qué alguien como yo, preparado para disparar a la mínima de cambio había bajado tanto la guardia como para olvidarme de mi arma? Reitero: MI arma. La solución era tan simple como compleja la pregunta que uno se hacía en aquel momento.

"¿Pero qué cojones...?"

¿De dónde había salido aquella chica? O mejor dicho, ¿de dónde había salido aquella cosa que nos cubría por completo a la que la chica pelirroja parecía tenerle tanta devoción? Y hablo de la devoción que tiene un niño por su madre. Cariño, amor. Respeto. Anhelo. Todo el paquete de lujo que te viene implícito cuando sales del vientre de tu madre (en la mayoría de casos mamíferos...). Cuando la chica se abrazó a la piedra, Groot y yo nos miramos con la lentitud de la perplejidad. Aquella relación por alguna razón me hizo pensar en las gemas, pero sobretodo, en los simbiontes. Un ligero escalofrío me recorrió la espalda al recordar el episodio que pasamos con aquel ser. Experiencia que mejor no repetirla en la vida. Pero volviendo al tema... ¿una estructura cristalina que parece albergar una clase de poder que no solo otorga vida sino que además posee "vida" propia? Desde luego, una versión mejorada de un simbionte era la materialización más cercana a mis pensamientos... Mierda, se me estaba pegando la forma de hablar de aquella chica...

Nos dijo el que parecía ser su nombre: flores de Mathaêr. Entonces, ¿teníamos que verla como una especie de flor salida de un capullo? ¿La estructura que nos rodeaba era quien ponía las semillas, las hacía crecer y le daba la vida a aquella chica? Y luego estaba el "chuchito" de turno llamado Polynach. Mucho mejor que Narizotas, que sería el nombre que le habría puesto cualquier terrano sólo de verlo. Los terranos y su imaginación para poner nombres. Y por último, Narina. Así es como se llamaba aquel cristal rosado. Narina. Tendría que recordar esos nombres para más adelante, por si acaso encontrábamos algún registro que nos fuera útil.
La "pequeña flor" nos dijo que tenía otro nombre. Uno que le pusieron y que le dolía de pronunciar. ¿Qué clase de nombre te "duele" al pronunciarlo? Muuuuuy raro todo... Y de alguna manera aquella chica consiguió que nos apiadáramos de ella, y ninguno de nosotros quiso preguntarle ese otro nombre. Quill se acercó un poco a la chica y... se quedó en babia. Venga Quill, ahora no te nos gires y digas "creo que me he enamorado" o algo así.
Groot también se acercó a la chica, pero en lugar de quedarse tonto perdido se arrodilló delante de la pelirroja, abrió la palma de su mano y de ésta salió un capullo rosado, que se abrió lentamente como una flor del mismo color con tres círculos de pétalos y una semilla en el medio que emitía una luz tenue bastante bonita.

Si... todo muy bonito... ajam...

- Vale, vale. Ejem. Yo tengo otra pregunta para ti, florecilla. ¿Por qué Narina se ha establecido aquí, en éste edificio? No sé si lo sabéis pero ésto es una construcción terrana donde normalmente viene la gente. Raro es que el ejército terrano no haya mandado un grupo de cazas para examinar y bombardear a Narina sin avisar.

_________________

diálogo: darkorange
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
119SamAlexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   12th Noviembre 2016, 02:40

OFF: Disculpad la demora Razz

Según la respuesta de Quill, no existen artefactos de tal poder como las gemas en el otro universo; o si existen, lo desconoce completamente. Lo cual significa que no tenemos ni la menor idea de donde proviene esto; y las respuestas de la hermosa criatura, que ahora nos acompaña, no parecen demasiado reveladoras.

- Esto no parece obra de ningún anillo - comento ante la información otorgada por el capitán sobre los "anillos mágicos" provenientes del "otro mundo"

Finalmente, la joven nos otorga un par de nombres que nos sirven, al menos, para identificar lo que nos rodea: Las flores de Mathaêr, Polynach 'El olfateador', y Narina. También nos comenta que suele ser conocida por un nombre, que prefiere no revelarnos; pues al parecer, tan solo su pronunciación ya le produce malestar y dolor.

Quizás se trate de alguna clase de insulto; aunque me cuesta creer que alguien pueda faltar el respeto a un ser tan entrañable y hermoso como el que tenemos frente a nosotros.

- Bueno, nuestra nave está sobrevolando el perímetro; quizás hayan decidido darnos un voto de confianza y dejar esto en nuestras manos - respondo a las palabras del mapache, encogiéndome levemente de hombros - ¿Qué? Hay que ser positivos

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
Seis vértices de dermis corinto...(Guardianes de la galaxia)[30 de Enero del año 2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Vuelven los Guardianes¡¡¡
» Aparcando en zona azul. (JLA, Guardianes de la Galaxia). 11 de Marzo de 2018.
» Creo que estoy ciego... (Guardianes de la Galaxia, Celsit). 12 de Octubre de 2018.
» Los Seis Jizo y los Sombreros de Paja
» Inuyasha y los guardianes elementarios (Anime: Inuyasha)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: Oceanía-
Cambiar a: