Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   4th Febrero 2016, 02:31

(Domingo, 6:00 A.M. Barracas del Consejo, Venecia)

Me levante muy temprano y contemple la salida del sol desde el techo del edificio antes de bajar a desayunar para luego ir a mi habitación a cambiarme. Me coloque una camiseta de mangas cortas blanca, un pantalón de algodón y zapatillas deportivas. Preparé una mochila con mi uniforme y mi pistola dentro, nunca salía de casa sin ella porque no sabía cuándo podían llamarme para una misión, mi pistola y antes de irme saque de una pequeña caja fuerte que tenía dentro de uno de los cajones de mi escritorio un collar con un cristal azul que me colgué al cuello.

Normalmente no uso ningún tipo de colgante o anillo encima pero este me era imprescindible si quería llegar a la biblioteca sin llamar la atención. El medio de transporte más rápido de Gaia son las líneas Ley, las cuales para resumir son basta red de portales con la que puedes ir de una punta del mundo a la otra, esto por supuesto que solo está reservado a las personas que forman parte de las sociedades secretas, siempre y cuando la persona que las use sea un usuario de ánima (que es la energía que proviene del alma de todas las cosas vivientes) o que tenga uno de estos cristales. Debido a mi naturaleza incierta o sea lo que fuera que hicieron conmigo de niño no soy usuario del  ánima, por esta razón no puedo pasar libremente por los portales a menos que lleve este colgante conmigo.

Llego hasta el portal y meto lentamente la mano en él para luego pasar el resto del cuerpo con los ojos cerrados, da la sensación de que estuviera pasando bajo un chorro de agua aunque tal vez solo se aplique a los que no usan la forma “legal” de pasar (aparte de los agentes y miembros de las facciones solo un grupo ha estado en ese lugar, aunque no se sabe mucho acerca de cómo sucedió pero puedo jugarme los almuerzos de una semana a que tenía que ver con el ítem que ahora me permitía pasar a mí), y cuando los abro me encuentro en Agartha que es donde convergen toda las líneas y es más o menos el centro de Gaia. Se ve como una enorme raíz de árbol rodeada de luz blanca que no te deja ver las paredes así que todo el lugar parece suspendido en el aire y donde cada extremo de estas raíces hay un portal. Avanzo por la raíz que me trajo desde Venecia y avanzo hasta llegar al centro.  Aquí me detengo a saludar a los dos residentes permanentes de Agartha: Los custodios. Son unos robots enormes que recorren el lugar continuamente, supongo que buscando anomalías y son vestigios de épocas antiguas. En ese momento se encontraban uno de cada lado de un portal que estaba en el suelo y ambos se giraron un poco cuando pase frente a ellos.

Por lo que tenía entendido, no suelen prestarle mucha atención a los humanos y que ambos me miraran posiblemente se tratara de detectaban que el ánima era anormal en mi cuerpo. Alcé el brazo a modo de saludo y reanude a paso ligero mi marcha hacia el portal que me dejaría en mi destino.

Cuando salgo del portal me encuentro con camino rodeado por la vegetación y que desemboca en la entrada de un edificio flanqueado por dos guardias, ninguno de los guardias me ha visto así que me escondo en la maleza y avanzo a través de ella sin hacer ruido hasta que llego a su espalda, donde lo atrapo inmovilizándole por el cuello.

-Te tengo-.Le dijo mientras sonrío.

El hombre que tenía agarrado por el cuello estaba alarmado hasta que escucho mi voz y se echó a reír y su compañero bajo el arma que había desenfundado y apuntaba a mi cara con expresión de alivio.

-Alex-. Dijo el tipo del arma.-Deja de hacer esas tonterías. Nos pones en ridículo-.

-Ya entendí  Steve, cálmate-.Respondí  soltando el cuello de su compañero.- Bajaste la guardia Berni-.

-Sí, lo sé. Pero deja de hacerlo o alguno de los 2 te meteremos un tiro por accidente-.Respondió Bernardo sobándose el cuello por donde lo tenía sujetado.

-Sí, sí. Ya sé. Es que me parecía gracioso-. Dije para luego pasar entre ellos entrando en el edificio.

-Vas a entrenar?-.Dijo Bernardo desde la entrada.

-Sí, no quiero quedar  tan lento como un par de viejitos que conozco,  además tengo que estar en forma para cuando me toque trabajo de campo como a ustedes -. Me gire sonriéndole alzando mi mano para despedirme.

-Que va, a nosotros no nos quitara nadie este puesto. Creo que nos quedaremos aquí para siempre -.Dijo riendo alegremente con Steve para luego volver a su puesto.

Ya estaba aquí, La Biblioteca Sumergida, el lugar al que los miembros del Consejo venimos a recibir conocimiento y a entrenarnos aunque no lo parezca tanto ya que edificio completo está en una situación bastante precaria debido a los constantes avances del agua. Nunca entendí porque no pudieron mudar todo a otra locación y no había nada que pudiera hacer para remediarlo, es frustrante pero ni siquiera el Sr. Castiglione tenía autoridad para hacerlo y eso era algo en lo que habíamos concordado en nuestras extensas charlas mientras escuchábamos música clásica en su oficina. Es un hombre que quiere al Consejo casi de la misma manera de la que yo lo hago, así que comparto su amargura cuando tiene las manos atadas y no puede tomar acción antes las catástrofes,  solo para esperar a que el Consejo se reúna y termine de deliberar.  
Avanzo por las ruinas de lo que antaño debe  haber sido una magnifica construcción ahora siendo devorada de nuevo por la naturaleza que busca recuperar su lugar y me detengo delante de la puerta de Castiglione con la intención de hacerle una visita. Hago un saludo con la mano al guardia de la puerta que entiende mis intenciones al momento y me responde haciendo un gesto de no con la cabeza justo cuando estoy por golpear la puerta, me detengo y desde el interior escucho el golpe seco de su bastón seguido de un insulto en italiano. Supongo que es mal día para visitarlo hoy así que continúo la marcha y palmeo dos veces el hombro del guardia, un chico de más o menos mi edad, que deja caer la cabeza con un suspiro para luego devolverme una sonrisa y adoptar de nuevo la posición de firme. Supongo que muchos nos sentimos igual por Arturo, es un buen hombre pero el peso sobre sus hombros es bastante grande,  incluso demasiado para una sola persona.

Finalmente llego a mi última parada del día: The Room. Un simulador creado de forma conjunta con los iluminatti que simulaba ambientes de batalla para que los agentes entrenaran sin tener que movilizar grandes grupos a zonas repletas de enemigos reales. Esta tiene lo último en tecnología ya que puede recrear escenarios con distintos tipos de ambiente así como variedades de enemigos en muchas modalidades de entrenamiento que van desde uso de distintos tipos de armas hasta campañas de sobrevivencia contra oleadas de monstruos y engendros.  Una vez que cruzas la enorme puerta de metal  llegas a la antecámara donde puedes seleccionar la modalidad de entrenamiento además de colocarte un traje especial para poder interactuar con el ambiente. Los trajes tienen sensores que miden el estado físico de usuario y lo monitorean además de su función principal: si eres herido por alguno de los enemigos dentro no sufrirás daño pero tu cuerpo sentirá el mismo nivel de dolor que si fuera una herida real.

Me coloque el traje, puse en modo de entrenamiento variado pero antes de entrar cambié el monitoreo de funciones vitales por el corte del programa de entrenamiento por comando de voz, no quería que nadie encontrara nada raro en mi temperatura corporal, y entre dentro de la cámara. Tuve que tolerar el mismo video de precaución que siempre aparece y luego comenzó la acción real.

Video de precaucion:
 

Tres horas después salí de cámara, me dolía todo el cuerpo producto de los efectos del traje por las heridas que supuestamente había recibido pero estaba contento. Había salido con una puntuación de ranking B muy holgada sin haber usado mis poderes y mi puntaje se situaba entre los mejores del día. Ahora solo necesitaba una ducha y comer algo, tal vez luego volvería para hacerle esa visita a Castiglione que había pospuesto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arturo Lizarraga
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 855
Fecha de inscripción : 09/12/2014
Edad : 25
Localización : Por ahi, pensando en la inmortalidad del cangrejo ಠ_ಠ

Ficha de Personaje
Alias: Razor. El Dragon del Este, El Falso Mago y Patrón Imago
Nombre real: Arturo Lizarraga
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   21st Febrero 2016, 07:49

4 de Abril, 2010.


Bien, esto de haber aceptado de ser miembro de una sociedad secreta tiene sus ventajas, ¿desde cuándo uno alcanza el respeto de agentes de mayor rango que tú? Uno tendría que hacer una proeza para lograr eso, y yo, yo he superado a varios agentes de campo, a pesar de que he estado haciendo misiones de tipo… ¿les suena la serie Supernatural? Pues de esa clase, claro que no todos los monstruos pueden camuflarse entre los humanos por medio de transformación, en esa serie desde los genios y sirenas estaban en la sociedad casi como si nada.

Como sea, el reconocimiento y promoción han llegado luego de hacer una misión específica en Nueva York,  luego de seguir exitosamente a una Illuminati descubro algo perturbador en el subterráneo sobre una organización religiosa bastante nueva, esas New Age y otras babosadas, una secta le llamaría yo, pero estos últimos años ha estado aumentando la cantidad de adeptos, y para variar tenían un maldito wendigo gigante, mi primer encuentro con estas criaturas y apenas salgo vivo, sin mencionar que dicha zona subterránea estaba cerca de la base Illuminati, en resumidas cuentas, me jugué el maldito pellejo por la misión y lo complete de puta madre.

Y ahora, a pesar de que tengo el respeto de varios, incluso los Monjes del Silencio me dan un trato diferente al de anteriores ocasiones, pero aun así, todavía hay un sector de miembros que me toleran solo por conveniencia, especialmente los de descendencia china. Pues ver que un occidental subió escalones en la jerarquía bastante rápido, la mayoría está en el primer rango que serían los acólitos en entrenamiento por 5 años como mínimo, yo lo supere en solo 1 año, ahora soy de rango 3 con uniforme oficial. Obviamente eso genera envidias y a pesar de que unos me consideran un genio, me he ganado el mote con tono despectivo de El Falso Mago, aparte de que mis poderes no funcionan con magia sino están regidas por la ciencia, suelo usar artefactos mágicos de clase menor y no necesitan que su portador tenga poderes mágicos para usarse, o los llamados hechizos de bolsillo, generalmente son mediante hojas Ofuda, luego les explico eso.

En fin, me comentaron por ahí que el Consejo de Venecia tiene un cuarto tecnológico capaz de recrear escenarios y enemigos mediante hologramas, puedo seguir entrenando aquí en la base, pero la idea de ese peculiar cuarto me llena de curiosidad, como sea, no tengo alguna misión por el momento, así que me pongo mi uniforme, enfundo mi katana y mis pistolas, algún día pediré personalizarlas para que queden geniales. Al salir me encuentro con uno de los monjes que me entrega una carta, reviso la cubierta y el destinatario es un tal Arturo Castiglione (siempre es curioso encontrar tokayos), con lenguaje de señas me indica que es parte del Consejo de Venecia  para que se lo entregue aprovechando que iré a la llamada Biblioteca Sumergida, sigo sin saber cómo diablos saben que haré algunas cosas, estoy completamente seguro que no hay cámaras en mi casa. Acepto el encargo y me dirijo al portal que está detrás de un pequeño local para reparar bicicletas que es una simple fachada, saludo a la gerente y salgo por detrás, al fondo se mira una luz dorada cerca de unas estructuras de madera que le rodean, ademas de unos leones de Fu como guardianes y un zumbido de abejas en la entrada.



—Buenos días—a lo que me responden con una sola y mecanizada voz entre ellas—tu sabes que no son necesarias tales muestras de convivencia, siempre estaremos en tu cabeza, solo pide información y nosotros te lo daremos, dulzura—y estas son El Zumbido, no son abejas comunes, sino una entidad tecno-orgánica sujeta a Gaia, a la que la llaman la Diosa Maquina, y se metieron en mi cabeza unos meses después de ser reclutado, me han servido de mucha ayuda para resolver algunos misterios, son como una especie de biblioteca de lo secreto, lo malo es que al hablarme o informarme en mi cabeza, me provocan jaqueca o sangrado nasal, un sacrificio aceptable por información valiosa.

Y listo, entro a Agharta sin problemas, el enorme árbol que con sus ramas dan a parar en portales que conectan a muchas partes del mundo, algunos especulan que es Yggdrasil, El Fresno de los 9 mundos de la mitología nórdica, sinceramente no lo sé, pero es una interesante teoría, cerca de los gigantes autómatas llamados Los Custodios está El Jefe de Estación, así le gusta que le llamen es quien se asegura de que haya orden en esta zona, por alguna razón los gigantes le obedecen cuando pide que calmen alguna revuelta, aunque si le pides amablemente que te indiquen la ubicación de algún portal en particular, también te lo indican señalándotelo. Cosa que hago antes de saludar al Jefe de Estación—¿Como esta? ¿Es un día ajetreado?—me responde el saludo con su sombrero clásico como buen jefe de estación de trenes—nada que no pueda manejar jovencito, ¿hacia dónde se dirige tan formalmente en esta ocasión?—con algo de orgullo respondo—es solo un simple encargo en la Biblioteca Sumergida del Consejo, ¿sabe dónde se ubica el portal?—cortésmente hace señales a uno de los Custodios y me señala mi destino—muchas gracias, que tenga un buen día—me responde lo mismo, es un buen señor, parece que está afiliado a los Templarios, pero platica con cualquiera sin importar su facción, se le echara de menos cuando ya no esté en su cargo.




No tardo en llegar al portal a lo cual entro y llego a una especie de cueva con muchas ramas, mientras camino me topo con unos guardias del Consejo, al acercarme solo me piden identificarme y razón de entrada a la Biblioteca—Soy Razor, miembro del Dragón, vengo por 2 razones, una es esta carta para Castiglione que me pidieron entregar y la otra es para probar The Room—es obvio que mi uniforme indica la facción, pero es parte del protocolo--¿eres ese Esper del que todos hablan?—me mira con incredulidad, puede que le parezca extraño que la nueva raza este cosechando éxitos tan rápidamente y parece que mi fama me precede, a lo cual solo alzo los hombros queriendo decir “Tal vez”, revisaron la cubierta de la carta confirmando su autenticidad, me la devuelve dejándome pasar, al adentrarme más veo un paisaje que sin ser parte del Consejo, causa nostalgia de días de gloria ya perdida.




Seguí mi camino y entre la desgastada Biblioteca se encontraban representantes de sociedades secretas tanto de las 3 grandes como de los menores, hago un saludo reverencial a los de mi orden y me dirijo a una gran puerta, me presento a los guardias que me impiden entrar, me explican que el señor Castiglione está muy ocupado y no puede recibir visitas, sin más opciones, le dejo la carta dirigida a él y pregunto dónde está ese cuarto tan especial, me lo indican y voy, me encuentro con una infraestructura de reciente acomodo, varios servidores físicos y un panel, me preguntan si deseo probarlo, al responder asertivamente me explican cómo usar el panel para poner los parámetros, a lo cual solo pongo algo normal, quiero probarla antes de intentar algo más temerario, los parámetros elegidos son: barrio residencial sencillo, enemigos humanos con poderes mágicos, con el objetivo de eliminar a todos.

Al entrar a uno de los 4 cuartos me indican que debo ponerme una especie de traje para monitorear signos vitales entre otras cosas, al activarse me sale como holograma un vídeo informativo.




Bienvenidos a este escenario de entrenamiento virtual. El Consejo de Venecia le gustaría recordarle que no se responsabiliza de muerte por accidente, desmembramiento o la locura, en el transcurso de este ejercicio.


Vaya, parece que podre sentir dolor entre otros desafortunados efectos, la habitación termina de crear el escenario pedido pero no sale como esperaba, termino en un terreno post-apocalíptico infestados de zombies que se me abalanzan hacia mí—mierda, esto no fue lo que pedí—grito echándome a correr al edificio más cercano para esconderme y evaluar la situación, ¿Qué diablos ha pasado? ¿Un error del sistema?..... No puede ser, ¿en el Consejo también ay de esos que odian a los espers?. Ya no importa ahora, solo debo sobrevivir, me subo a un edificio usando parkour para ver mejor la zona, estoy en lo que parece una especie de zona comercial, incluso una gasolinera hay en las cercanías, escucho el tumulto subir las escaleras así que salto y aterrizo usando un poco mis poderes de fuego. Inicio una carrera hacia la gasolinera para tender una trampa, pero antes de llegar siento que me estrangulan y soy jalado a un tienda cercana, los zombies empiezan a acercarse peligrosamente así que saco la katana y corto la soga gelatinosa que me tenía atrapado y al ver su origen veo que es en realidad la lengua de un zombie--¿Qué es esta mierda? ¿Left 4 Dead?—y acabo de invocar a Murphy, claro que sí, empiezo a sentir un temblor, a lo lejos se me viene un puto zombie tanque, le descargo 2 cartuchos y aun así no baja su velocidad, vuelvo a intentar esconderme pero antes de entrar por una ventana una parte del empuje del zombie me alcanza, lanzándome hacia los estantes de productos, el dolor es bastante pero no suficiente para detenerme.

Reformulo mi plan original, salgo de la tienda, llamo la atención del super-zombie con algunos disparos y le hago seguirme para que choque contra la gasolinera, lo destruye… no, no explota, solo se embarra de gasolina cuando se aclara la vista y vuelve a embestirme pero yo ya estoy lejos pero los demás zombies están cerca del gigantón así que lanzo una simple bola de fuego y este se incendia en segundos… ahora sí, el sitio explota maravillosamente, dándome una ola de agradable calor, dejando una reducida cantidad de zombies que puedo eliminar con mi katana, pan comido. Pasan unos minutos de muertes silenciosas hasta que en un tétrico parque se escucha un lastimero llanto, lo que estoy a punto de hacer es un clásico cliché, normalmente evitaría ese sospechoso sonido, pero tengo que acabar con todos para terminar….o morir es otra opción, pero no me apetece lo último. Con una linterna que encuentro por ahí empiezo a inspeccionar el parque, hasta que encuentro el origen del llanto, una escuálida mujer en paños menores…. Esto me suena, ohh no, no, no me digas que, cuando la luz de la linterna cae en “ella” reacciona volteándose rápidamente hacia mi y lanzando un perturbador grito—¡La maldita bruja!—con apenas tiempo me defiendo de sus afiladas uñas pero su fuerza es pasmosa que logra tumbarme, quitándome la katana, dejándome a la merced de sus fieros ataques, así que por instinto mi fuego sale de mis manos incinerándola, y con eso concluyendo la “misión”.

Luego de levantarme, cambiarme y con katana en mano salgo del cuarto con la sorpresa de tener una pequeña multitud vitoreándome, veo que de alguna forma he sacado una puntuación de ranking A, me explican que esa era una misión de clase difícil y que pocos logran exterminar a todos los zombies antes de que se acabe el tiempo, y siendo un nuevo en el sistema y ese nivel, eso mejoro aún más mi puntuación, por muy agradable que sea el momento mi enojo no termina y veo a unos tipos tratando de irse disimuladamente—¡Ey ustedes! ¡¿Ustedes fueron los que sabotearon mi prueba?!—intentan negarlo—ahora si les cargo el payaso—termino en español antes de incinerar la katana para atacarles.

_________________


Última edición por Arturo Lizarraga el 22nd Febrero 2016, 22:00, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   22nd Febrero 2016, 20:04

Había regresado a la biblioteca otra vez, pero ahora me encontraba en el despacho de Arturo Castiglione, sentado sobre uno de los largos sillones con tapizado de felpudo rojo leyendo una versión en castellano de Don Quijote de la Mancha. En la sala el silencio solo era interrumpido por el sonar de la música de ópera,  el a veces tecleo de Arturo en el ordenador de su escritorio, el sonido de su pluma mientras firmaba documentos  y el sonido de mis páginas a medida que avanzaba en mi lectura.


Hacía años que conocía a Arturo, básicamente desde que pudieron domar a la bestia que era cuando me encontraron y desde entonces venía para leer o charlar sobre cultura al son de la música de orquesta que era una constante en la habitación y que siempre me había atraído. Nunca charlamos sobre asuntos importantes sobre mi entrenamiento, sin mencionar que el desconocía mi condición de Esper, dentro de la habitación porque decía que esas paredes tenían oídos muy sensibles. Y como agente en entrenamiento que era sabía que esa desconfianza estaría fundada así que evitaba hacer cualquier comentario comprometedor  y me limitaba a disfrutar de su compañía cuando me sumergía en la lectura o de nuestras largas conversaciones sobre arte y música clásica en la cual yo no era más que un oyente todavía.

Esas visitas se volvieron un hábito que me distraía de los agotadores entrenamientos físicos y las largas horas que pasaba con tutores asistiendo a las clases que estaban a la altura de una universidad de ingeniería. Donde aprendía idiomas, conocimientos sobre disciplinas como física, química, calculo entre otros. Entonces era normal encontrarme  por la biblioteca ya sea metido en The Room para prolongar un poco más los entrenamientos o metido en el despacho de Arturo  leyendo libros que seleccionaba de los sectores más recónditos de la biblioteca.

Me encontraba inmerso en la pelea del pobre hidalgo contra los molinos mientras su falso escudero  trataba inútilmente de detenerlo cuando un tumulto llegó a mis oídos distrayéndome de las hojas impresas. Me enfoco en mis oídos tratando de separar el sonido de la música que sonaba en el recinto del exterior  y puedo percibir aplausos provenientes de algún lugar cercano. No le presto demasiada atención, así que me dispongo a volver a mi libro cuando un grito me hace levantar la vista de nuevo y salir del cuarto a toda carrera sin mediar palabra.

Salgo al corredor donde me encuentro con dos miembros de los Templarios escapando a la carrera de una tercera persona vestida con uniforme del Dragón que agitaba una espada cuyo filo estaba envuelto en llamas. Rápidamente me interpongo entre ellos lanzando una patada hacia la mano del Dragón que impacta sobre la empuñadura haciendo que su katana salga despedida hacia arriba permitiéndome atraparla mientras cae con la mano izquierda, ahora sin fuego sobre la hoja, y colocar el filo sobre el cuello del muchacho haciendo que se detenga al instante mientras desenfundo mi pistola con la mano derecha y disparo entre el par de Templarios un poco más adelante para que también detengan su marcha.

-¡¿Qué está sucediendo aquí?! Este es terreno del Consejo de Venecia así que este tipo de comportamiento está prohibido. Ahora,  .-Miro alternativamente a las personas que tengo detenidas con expresión molesta-. Me van a dar una explicación de que está sucediendo, tu-. Miro al muchacho de los dragones.- ni se te ocurra moverte  más que para hablar o te haré una fea cicatriz con tu propia espada y ustedes-.Vuelvo a disparar al suelo al sentir que sé movieron para tratar de escapar.- más les vale no dar un solo paso más o de lo contrario les voy a meter a cada uno una bala en la rodilla para que recuerden no subestimar la puntería de un agente de Venecia-.

Podía ver el odio en el rostro del dragón, seguramente esta situación no le gustaba nada aunque a decir verdad parecía muy agotado para estar corriendo de esa forma, pero no podía dejar que circulara por la biblioteca blandiendo esa arma atacando gente, más  de otras facciones aunque  estaba más que seguro que era esa maldita forma de proceder de los templarios la que había iniciado todo, más allá de mi opinión personal de ellos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arturo Lizarraga
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 855
Fecha de inscripción : 09/12/2014
Edad : 25
Localización : Por ahi, pensando en la inmortalidad del cangrejo ಠ_ಠ

Ficha de Personaje
Alias: Razor. El Dragon del Este, El Falso Mago y Patrón Imago
Nombre real: Arturo Lizarraga
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   5th Marzo 2016, 07:55

¡Hijos de puta! ¡Vuelvan a ver si son tan cabrones como creen!—vociferaba mientras corría a fuerza, no de voluntad sino de ira, se nota no solo con el rostro sino también lo expreso con humo saliendo de mi nariz y boca, sigo en dirección de esos Templarios que casi me matan con una prueba de ese calibre, lo sobreviví por los pelos, pero ya nada importa, pues me ha desarmado y puesto contra mí, mi propia katana, un agente del Consejo y noto un bajón en la adrenalina y por lo tanto mis energías, así que no tengo más remedio que desistir ante cualquier resistencia—Tks, está bien, solo aleja mi katana para que pueda hablar mejor, no vaya ser que me corte al explicar—le empujo un poco con molestia para que haya espacio—que esos bastardos sabotearon mi prueba inicial en The Room, yo había elegido una simulación estándar, pero aparezco en un puto apocalipsis zombie.

Ay 3 niveles de dificultad en The Room: Normal, Difícil y Pesadilla, yo estuve en el primero, pero era de los mapas avanzados, era como jugar cualquier shooter en normal pero ultimo nivel, si hubiera sido en los otros 2, no lo habría logrado—ahora que he explicado la situación déjame seguir en lo que iba—antes de avanzar en mi cometido me detengo en seco al ver a lo lejos uno de los representantes del Dragón que vieron la escena que se está desarrollando, en vez de hablarme solo mueven la cabeza indicándome que no siga, aprieto los puños y me aguanto de seguirles a pesar del cansancio.



Otros guardias del Consejo se llevan en custodia a los Templarios y quien me desarmo me lleva a mi ante la persona que debía entregarle la carta, mi escolta explica lo que dije y la negación de los otros 2, para asegurarse revisa las cámaras de seguridad y confirma mi historia, mostrando una calma a pesar de la violación a las reglas, hace un escrito que le entrega a un guardia y se llevan a los Templarios ante los representantes de su facción para que terminen de arreglar el asunto, mientras a mí me dan una especie de notificación o advertencia sobre el uso de la violencia dentro de la Biblioteca y que al ser comprensible mi reacción, me lo dejara pasar por esta ocasión.

Luego de salir de su despacho me vuelvo hacia mi escolta—¡eh! ¡tu! ¿Ya utilizaste The Room? No puedo quedarme de brazos cruzados al que me desarmo hace unos momentos, sin haber tenido una lucha justa—mi actitud era entre mosqueado y desafiante, aunque estuviera algo cansado, me sorprende que haya podido usar mi katana contra mí y eso me altera un poco, supongo que debo mejorar mi punto ciego para estas ocasiones—solo déjame descansar un rato, ¿entendido?—posiblemente se niegue argumentando que esta en servicio, de ser así, volveré en otra ocasión para confrontarlo—a todo esto, ¿Por qué algunos zombies vienen del videojuego  Left 4 Dead?.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   14th Marzo 2016, 00:12

El muchacho de mala gana por fin sede y procede a explicar lo sucedido, apartando mi mano para que el filo de su arma se distancie de su cuello. Ante las acusaciones del agente del bando oriental los templarios reprochan diciendo que eran todas falsedades, por lo cual los llevo antes Castiglione mientras reviso las cintas de seguridad. Efectivamente los jóvenes templarios habían saboteado su modo de entrenamiento usando la consola exterior a la antesala. Supongo que sería porque el miembro del dragón no sabía que era más práctico usar la consola del cuarto de preparación. Después de informarle a Arturo de las pruebas que encontré él envía a los agentes culpables con un guardia para entregarlos a su cuartel general junto con una carta explicando su comportamiento deshonesto a sus superiores para que se hicieran cargo de su castigo mientras que me asignaron escoltar al agente perjudicado fuera del despacho.

Una vez que cruzamos la puerta, el joven me aborda con varias preguntas al mismo tiempo mientras me desafía a que nos enfrentemos en The Room.

-Déjame ir por partes, primero no se tomes tanta confianza conmigo ya que recién nos conocemos. Si, he usado The Room para entrenar pero si quieres una lucha justa vas a tener que tomarte más de un rato porque sin conocerte puedo ver por tu aspecto que estas molido.  Por lo segundo, lo implementaron de forma conjunta entre los programadores de escenarios y los jefes de entrenamiento, les gusta usarlos con los novatos para darles un buen susto porque consideran que la mejor manera de que prepararlos para cosas peores y otra parte es porque algunos son unos sádicos que se entretienen con las reacciones de los nuevos reclutas. En pocas palabras es  la mejor consola de videojuegos del mundo, con la desventaja de que te  puede matar si no estás preparado para jugar-.

Luego de decirle esto le regreso su katana, la cual llevaba aun sujetada con la mano izquierda pero sujetada al revés, por lo cual el filo subía paralela a mi brazo y asomándose por encima de mi hombro, para luego comenzar a alejarme hacia el interior de la biblioteca abriendo el libro que estaba leyendo antes y que recogí del despacho mientras nos retirábamos.

-Tendrá que ser otro día lo de ir a The Room asi que vete a descansar, estas por tu cuenta ahora asi que no quiero verte de nuevo por los pasillos corriendo con esa espada. Ah, y no te olvides de dejar el traje que usaste  en el depósito de limpieza, son pocos y todo el mundo quiere usar el simulador-. Hago un gesto con la mano de espaldas a él como despedida y avanzó leyendo hasta que llego al lugar de donde tome el libro.

Después de colocar un marcador entre las páginas que estaba leyendo hago mi camino de regreso hacia la entrada y el portal que me llevara de nuevo a las barracas pero antes paso por delante del simulador para mirar los records del día, el muchacho había sacado un ranking A en el escenario que le pusieron a pesar de ser su primera vez, lo que me sorprendió bastante. Una de las chicas que trabaja en la biblioteca se acerca a mí mientras estaba mirando los records intrigada por el incidente de hace rato.


-¿Que sucedió con el chico de los dragones? ¿Es cierto que tuvieron que desarmarlo entre 3 guardias por sus habilidades de esper  y que casi mata a esos 2 chicos templarios que estaba persiguiendo?-.

¿De que estas hablando? ¿Acaso el chico que inició esto era un esper?-. Ante el gesto de afirmación que la muchacha me hace con la cabeza prosigo, no quería verme envuelto en toda la situación así que omití algunos detalles para los rumores no crecieran más.- No sucedió nada de eso, un agente controlo la situación e impidió que pasara a mayores, los templarios fueron responsables de sabotear la simulacion asi que los enviaron ilesos a su cuartel con una carta explicando su comportamiento aquí y el dragón fue escoltado a la salida con una advertencia. ¿Por qué están por ahí todos ustedes llevando falsos rumores en lugar de estar haciendo su trabajo?-.

La chica me miro de muy mala gana y se retiró llevando unas carpetas abrazadas sin decirme ni una palabra más. Me quedé mirando hasta que se desapareció en una esquina  dejándome solo en la el tablero de records. Sacudí la cabeza pensando las tonterías que había que aguantar, pero intrigado por el asunto del esper.

-Conque esper, interesante. Eso explica varias cosas-. Me gire sobre mis talones y me dirigí a la salida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arturo Lizarraga
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 855
Fecha de inscripción : 09/12/2014
Edad : 25
Localización : Por ahi, pensando en la inmortalidad del cangrejo ಠ_ಠ

Ficha de Personaje
Alias: Razor. El Dragon del Este, El Falso Mago y Patrón Imago
Nombre real: Arturo Lizarraga
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   22nd Marzo 2016, 00:59

El desafío fue dicho, aceptado pero post-puesto para después para que yo pudiera estar en forma para el enfrentamiento y sacia mi curiosidad sobre porque diablos tienen zombies de videojuegos….es interesante pero perturbador el hecho de que pueda matarte, ni que fuéramos parte de una obra de ficción…oh esper… ¿en qué iba? A sí, me devuelven mi katana, mientras me indica que vuelva otro día para el desafío, además de una advertencia sobre usar armas dentro de la biblioteca que no sea en The Room—ya, ya, seguro que tú también tendrías la misma reacción si te pasara lo mío, ohh es cierto, ya me olvidaba de este traje—nos separamos, entrego dicho traje y me voy a mi base, ubicada en Seúl, Corea del Sur, informo sobre la carta entregada y la situación en que me vi envuelto.

Bon Cha mi líder inmediato responde ante dicho informe—Muy bien, has cumplido con las expectativas, no esperaba menos con tu historial.

—¿Eh? ¿qué? ¿Sabían que iba a pasar y aun así dejaron que casi muriera?


—Pero no lo hiciste, y confiábamos en tus habilidades, ahora descansa, ¿no tienes un desafío que cumplir? Tú mismo lo has formulado, no deshonres el nombre del Dragón.

Me alejo a mi casa que está cerca a la base, enojado, cansado y con hambre, como algo que me llenó y luego llega un sueño atroz que voy a la cama casi de golpe.

(……………)


Ya con energías renovadas y con una ducha reconfortante, me alisto con las armas y el uniforme, sigo el mismo sendero de ayer por Agharta hacia la Biblioteca Sumergida, los guardias me miran con recelo cuando paso, supongo que por el desastre ocurrido ayer, le resto importancia y empiezo a buscar a ese agente, pregunto a algunos encargados u guardias—sí, pelo marrón, con una cara fallida de ser cool y esas tonterías—junto con otros detalles más correctos, llegan a la conclusión que es el joven que siempre está metido con Castiglione, asi que me dirijo hacia su enorme despacho—puedo pasar? estoy buscando a un tal Kamus que suele pasarse tiempo con el señor Castiglione—no me dejan pasar, pero uno de los guardias entra para avisarle, por lo que yo me quedo afuera esperando—¿creías que me olvidaría de mi propio desafío?—digo con cierto tono arrogante.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   6th Abril 2016, 05:29

Un nuevo día y un nuevo amanecer que me encontraba sentado sobre las tejas del techo de las barracas solo que esta vez jugaba con una daga entre los dedos que había sacado del estuche que llevaba en la espalda a la altura de la cintura. El agente del Dragón parecía bastante interesado en una pelea conmigo, ya que lo había desarmado y eso al parecer le resultaba algo inconcebible o indigno.  Así que al final  había terminado aceptando más por curiosidad que por intenciones de competir, ya que no tenía necesidad de demostrarle nada a nadie salvo a los miembros a sus supervisores cuando me pusieran a prueba para evaluarme como agente.

Me quedé allí un rato más afilando mis cuchillas hasta que empecé a sentir los sonidos provenientes del interior del edificio, señalándome que el resto de los habitantes de las barracas también habían comenzado con sus tareas diarias así que guarde mis armas en el estuche y baje hasta el comedor para desayunar. No tenía mucho apetito así que después de comer un poco de fruta me dirigí a mi habitación para ponerme mi uniforme, una vez vestido como corresponde para el servicio comencé a acercarme a la puerta, cuando estaba a un paso de tomar el pomo de la cerradura, me giré hacia la izquierda y lance tres astillas heladas contra un blanco que tenía en la pared dando de lleno en el centro. Contento con el resultado encaré de nuevo la puerta y salí de la habitación sin preocuparme por los pedazos de hielo ya que al derretirse por el ambiente caerían del circulo de madera a una pecera con peces de plástico que había puesto debajo apara ese fin.

Después de los entrenamientos obligatorios me dirigí a la biblioteca pero en vez de ir directamente al despacho de Arturo pase por la armería. El consejo es pacífico y trata de solucionar todo mediante el diálogo y la negociación pero no somos ingenuos así que también recibimos entrenamiento especializado para ayudarnos a tratar con los agentes rebeldes de las facciones, aún así nuestro depósito de armas no es tan grande como los que se encontrarían en las sedes de cualquiera de los 3 grandes pero tenemos nuestro pequeño arsenal en caso de que sea necesario.

Me detuve delante de la puerta para saludar al guardia que a pesar de conocerme tuvo que comprobar mi identidad y luego ingrese a la sala de armas. Allí me encontré con una de las pocas personas que consideraba amigos: Mike Coslaw, un hombre bastante entrado en los cuarenta pero  que no era muy evidente si no te fijabas en las primeras canas que comenzaban a asomarse en sus patillas, experto en armas y la única persona aparte de mí que dejaría que tocara mi pistola. Cuando entre estaba revisando unas listas impresas mirando alternadamente el monitor de su computadora en el pequeño escritorio  detrás del mostrador donde atendía los pedidos de armas, así como su limpieza y reparación. Me apoye en el mostrador dejando caer el codo sobre la placa para que hiciera ruido haciendo que levantara la vista hacia mí con una sonrisa.

-Vaya vaya, mira quién se ha dignado a pasar por aquí. ¿Cómo estas muchacho?-.

-Hola Mike. Estoy bien, gracias. Vine porque necesito un par de cosas de la armería, ¿Me podrás ayudar?-. Le devolví la sonrisa.

-Claro, eres uno de los pocos que le interesa como la vida trata a un pobre armero que esta todo el día solo en compañía de armas de fuego, ¿necesitas munición para tu duelo con el agente del Dragón?-.

-¿Cómo lo sabes?-. Pregunté aunque ya sabía la respuesta, así que deje caer mi cabeza sobre el brazo que estaba en el mostrador.- ¿Cuánta gente está enterada de eso?-.

-Solo la mitad de la biblioteca hasta donde yo sé, parece que anoche durante la cena las personas que vieron el incidente comenzaron a correr la voz, anímate chico,-. Me respondió apoyando una mano en mi hombro.- Esto te podría volver bastante popular con las chicas-.

-Sabes que odio destacar demasiado, me gusta tener un perfil bajo-.

-Bueno pues esta vez te has vuelto alguien de interés, así que te guste o no tendrás que hacerlo, puede que incluso sea bueno y mejore tus posibilidades de volverte agente. Ahora dime que necesitas-.

-Supongo que tienes razón, tendré que aprovechar esto a mi favor-. Dije resignado.- Dame tres cargadores para 9 mm, uno con balas perforantes y dos de normales, un estuche para llevarlos en mi cinturón y dame a mi juguete, porque espero que no se te haya ocurrido desecharlo-.

-¿Vas a usar ese pedazo de metal inútil?-.

-Por supuesto, tú mismo me dijiste que fuera en serio esta vez ¿o me equivoco?-.

Trató de replicar algo pero al ver mi cara dejó caer los hombros y se dirigió al interior del depósito, perdiéndose entre las estanterías para luego regresar con los cargadores y el estuche sobre un objeto parecido a una mochila triangular que causo un ruido metálico cuando lo dejó sobre el mostrador.

-Esta pulido, aunque no sé porque me gasto en hacerlo-.

-Porque eres mi amigo y este es un objeto importante para mí-.Sonreí agradecido.- Te debo una gaseosa cuando estemos en el comedor de las barracas-.

-Sí, lo que tu dig… eh, no te pases de listo. Si quieres quedar bien conmigo consígueme una cerveza bien fría, que tu no bebas no quiere decir yo no pueda hacerlo-.

-Vale, de acuerdo-. Dije poniendo los cargadores en el estuche, anexándolo a mi cinturón del lado izquierdo y me calce una de las hombreras de la mochila.-Nos vemos luego-.

-Suerte Kamus y no dejes que los rumores te distraigan-.

Hice un gesto con la mano y salí de la habitación rumbo a The Room para esperar al agente. Por los pasillos, me cruce con varias personas que al verme pasar se quedaban mirándome o si iban en grupo cuchicheaban a mis espaldas, aumentando cada vez mi enojo haciendo que comenzara a caminar cada vez más rápido así que cuando choque con una de las ayudantes de la biblioteca mi sorpresa fue tan grande como la de ella. La chica me dio de lleno en pecho con la cabeza haciéndome retroceder un paso pero ella sufrió la mayor parte ya que cayó sentada y la carpeta que llevaba en la mano termino en el suelo. Recogí el documento y luego le tendí la otra mano para que pudiera incorporarse. No me había dado cuenta pero era la misma muchacha que había estado tratando de curiosear conmigo sobre el incidente el día anterior, mi mal humor regreso pensando que me bombardearía con preguntas otra vez pero en vez de eso, cuando levanto la vista y se dio cuenta de quién era se sonrojó, me quito la carpeta de la mano y comenzó a marcharse murmurando  muy despacio cuando pasó a mi lado “Gracias por ayudarme” para luego desaparecer por el corredor sin volver la vista atrás.  Me quedé un momento parado sin entender bien que había pasado y decidí mejor ir al despacho de Castiglione para evitar más miradas y comentarios indiscretos.

No fue una sorpresa cuando un rato después uno de los guardias apareció en el despacho y se dirigió hacia mí en lugar de ir hacia el hombre detrás del escritorio. Me levanté del sillón encaminándome hacia la puerta cuando la voz de Arturo Castiglione sonó a mi espalda.

-Mucha suerte hoy muchacho, defiende la reputación del Consejo de Venecia, pero sobre todo procura no morir ahí dentro, es una orden-.

-Por supuesto, señor si señor-.Pronuncie de forma normal con una sonrisa para luego abandonar el despacho.

Una vez fuera del lugar el Dragón me recibe con una pregunta llena de arrogancia, como si creyera que no me tomaba en serio el asunto, mi respuesta fue poner cara de póker y directamente avanzar hacia la antesala de The Room, no estaba de humor para responder a eso y quería terminar el asunto lo antes posible para quitarme tanta atención de encima. Una vez llegados a la puerta me giro hacia él, era claro que estaba en desventaja ya que no tenía permitido usar mis habilidades y esta vez no podría apagar las cámaras que enviaban imágenes del desarrollo dentro, así que la manera más fácil de estar igualados era que le restringiera el uso de su poder. Le explique las reglas: Serían simulaciones de supervivencia contra oleadas de monstruos al mejor de 3, se podían llevar armas pero no se podían usar habilidades de esper  aunque si mágicas que requirieran objetos para invocarlas ya que lo que él quería era una competencia de habilidad. Una vez aclarado eso lance una moneda para ver quien empezaba, elegí cara y salió cruz así que el muchacho sería el primero en empezar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arturo Lizarraga
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 855
Fecha de inscripción : 09/12/2014
Edad : 25
Localización : Por ahi, pensando en la inmortalidad del cangrejo ಠ_ಠ

Ficha de Personaje
Alias: Razor. El Dragon del Este, El Falso Mago y Patrón Imago
Nombre real: Arturo Lizarraga
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   9th Mayo 2016, 23:54

Y solo recibo silencio junto con un rostro inmutable, mientras se aleja a la zona del desafío—je,  que miedo—digo a su “contestación”, le sigo calmadamente mientras vemos a la gente cotillear con miradas indiscretas, parece que hay expectativa de la pelea…tendremos que darle un buen show. Al llegar me explica de primera, que no se usaran poderes—¡¿Qué?! Pero si es lo que da sabor a las batallas—me quejo burlonamente, de todos modos puedo luchar sin usar mi fuego, pero mi sharingan no se puede desactivar, y si fuera posible, ya tengo memorizado muchos movimientos de combate en todo caso. Otras aclaraciones es que no sería un duelo propiamente dicho, más bien de supervivencia de oleadas de enemigos, una lástima pero no iba a protestar si esta forma también resolvería la disyuntiva, aunque sea temporal.

Termine ganando el lanzamiento de moneda y por lo tanto el derecho no solo de empezar, sino de elegir la simulación. Termine por escoger lo mismo que lo de ayer, solo que en dificultad normal, eso no quiere decir que sería fácil, en teoría la dificultad normal es como la vida misma, cruda y cruel a la orden del día. Me puse esa ropa ajustada y entré a la zona de simulación, que luego comenzó a hacer su trabajo creando una ciudad apocalíptica con zombies en las lejanías y mi ropa que ya traía pero holograficamente. Así que de momento solo uso mi katana para decapitar zombies que estén apartados de la “manada”, que vienen siendo pocos en realidad, tengo que estar alerta porque suelen ser montoneros, en todo caso busco un sitio donde pueda resistir la oleada, una cuenta regresiva de 1:30 min me informa del tiempo que tengo para hallar dicho lugar.




Avanzo rápidamente, no hay nadie que tenga que proteger, por lo que puedo estar concentrado en mí mismo y no dividir mi concentración que en estos casos, suele ser un error común.  Mis movimientos con la katana vienen del ninjutsu, que combinan agilidad, sigilo y gran precisión, razón por la que me despacho a la mayoría sin problemas, porque estos están en modo “pasivo” puesto que solo me atacaban si me veían o escuchaban algo de mi parte, no como la vez anterior que todos se me abalanzaron como si supiera donde estaba.

Termine llegando a un centro comercial, donde me puse a colocar todo lo que pude como barrera aprovechando la lentitud de los zombies y con el poco tiempo que me sobraba mientras me alejaba de la entrada lo más posible, seguro no sería nada agradable lo que lograra atravesarlo. Antes de ponerme en guardia en alguna zona segura con vista a la entrada, me pongo a ver por unos momentos el mapa del centro comercial para ver las locaciones, especialmente para la zona de armas, aleluya que USA está obsesionada con ellas, de ese modo puedo sobrevivir al menos y de momento ya sé dónde se ubica.


(……………….)



El conteo ya termino hace unos segundos, pero solo hay silencio afuera, es inquietante, pero dura más bien poco de lo que uno hubiera querido, pues se empiezan a escuchar golpes de la valla de protección que suelen tener estas instalaciones, después de varios y sonoros golpes, se escucha un estruendo, del polvo que entra y se dispersa un poco, dando visibilidad del perpetrador, me doy cuenta que es un Tanque.



Enemigo que no pienso combatir hasta usar un arma capaz de abatirle, una escopeta seria lo mejor, así que me largo a la zona de armas del local, mientras escucho el desmadre que hace el Tanque por la zona en busca de mí. Lástima que no hubo más tiempo, hubiera hecho trampas que me ayudarían bastante, pero de momento me conformare con tener muchas municiones para mis pistolas gemelas y la escopeta que acabo de tomar, al terminar de cargar me llevo unas granadas, seguro que si me pongo a buscar más exhaustivamente habría encontrado una bazooka por ahí.
Listo y armado hasta los dientes me dirijo hacia el zombie con esteroides, pero algo me hace detener en seco, un sonido extraño en el techo y volteo hacia arriba—tienes que estar bromeando, ¿también Resident Evil?.

Criaturas:
 


Las criaturas se me abalanzan y las esquivo, me lanzan unos cuantos lengüetazos, queriendo atraparme pero viendo su larga lengua, uno puede darse una idea de cómo lo utilizaría, por lo que puedo evitarlo con cierta facilidad ya que me sé el truco, pero su agilidad es un problema y 2 disparos con la escopeta no dan en uno de ellos hasta que salta a mí, dándome oportunidad de darle de lleno, matándolo en el acto, el otro aprovecha que estoy recargado para intentar atacar pero vuelvo a sacar mi katana la cual uso para cortarle un brazo, luego la lengua hasta llegar a la cabeza—solo falta que aparezcan los de Silent Hill—digo como si pensara en la posibilidad, que tampoco me agrada pero no puedo evitar tenerlo en la cabeza.


A lo lejos veo más de esas criaturas, me parece que se llaman Lickers, tengo que alejarme para que el Tanque tarde en encontrarme a pesar de los disparos, pero los problemas aumentan puesto que el agujero que dejo el gigante obviamente dejo pase libre a los zombies que rápidamente se adueñaron de la mayor parte de las zonas abiertas a pesar de su aparente lentitud, pero las zonas internas ofrecen un par de lugares de escondites, pero seguro no tardan en encontrarme.

Solo que los primeros son los zombies a los que me tengo que despachar con mis pistolas paras ahorrar munición de la escopeta, acelero el paso buscando al Tanque, puedo hacer de cebo de los Lickers para que mientras me persigan, empiecen a pelear contra el gigantón, y con unos cuantos esquivos, los lengüetazos le dan de lleno al gigante que lo interpreta como hostilidad hacia su parte, así que guardo mis pistolas y saco de nuevo la escopeta, para darle varios tiros al Tanque mientras los lenguadores siguen atacando. Uno de ellos muere aplastado por el gigante, la cosa sería más fácil si los zombies no hubieran llegado a esta zona, lo que me hace retirarme usando algo de pakour, el Licker se da cuenta de ello y salta para atacarme pero es atrapado por el Tanque que lo azota contra el suelo hasta matarlo.

Sin perder el tiempo, este sube por las escaleras a gran velocidad para darme persecución, el bastardo todavía tiene energía para intentar matarme, lo que no sabe es que deje unas granadas en el camino, lo malo del asunto es que calcule mal y explotaron demasiado pronto, por lo cual solo lo aturdieron. Segundos después se vino al ataque más furioso, una de las debilidades de esta clase, incluso sin haber jugado en donde aparece, es bastante fácil de notar, una vez inicia el ataque, no puede cambiar de dirección hasta chocar con algo que pueda detenerlo. Y me valgo de este detalle para aturdirlo con un muro mientras se lleva de corbata a varios zombies, dándome oportunidad de acribillarlo a escopetazos hasta matarlo.

De momento solo habíamos decidido por 1 oleada y la mía termina luego de eliminar a una cantidad considerable de no–muertos que sin el respaldo de los mutantes, ya no eran problema debido a su lentitud, otra cosa seria si pudieran correr. La simulación termina y empieza a deshacer el panorama y los cuerpos caídos, junto con el maldito spandex que ya quiero quitarme, espero que mejoren el sistema y quiten el requisito de usar estas cosas.

Luego de cambiarme, voy a la sala principal para ver los resultados. Sufrí un par de golpes y rasguños pero fue tan poco el daño que no fue problema para tener una calificación de A, como en la anterior ocasión, de hecho esa fue de pura suerte, el mayor daño lo recibí de la maldita bruja.

Satisfecho con el resultado aunque algo cansado, puedo seguir con otro round que no recibí entrenamiento para simple defensa personal, ni que fuera un militar cualquiera—¿y bien?, ¿el bibliotecario veneciano puede con esto o necesitas una formula firmada para avanzar?—digo jocosamente.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   12th Diciembre 2016, 19:03

-Si todo lo que sale de tu boca siempre está lleno de arrogancia y agresividad no me sorprende que los templarios te quisieran matar, puede que los hayas hecho enfadar con todas las tonterías que dices-. Le digo mientras avanzo hacia The Room.

Durante la simulación pude notar que su cuerpo se movía de una manera extraña, como si hubiera movimientos que hacía sin pensar. No me preocupe por él y comencé a mentalizarme mientras ingresaba en la cámara, para sorpresa mía había otro traje dentro del cuarto de preparación. No sé de quién fue la idea pero al parecer decidieron traer otro o devolver el traje que faltaba. Una vez con el traje puesto, configure el sistema de la misma manera que siempre, apagando la función de monitorio de funciones vitales del traje para pasar al comando de voz pero esta vez dejé las cámaras internas encendidas para que lo demás pudieran ver que sucedía, puesto que la gente del exterior venía por el espectáculo. Decidí no llevar la mochila que llevaba al ingresar para ser más ágil con mis movimientos y arranque la simulación.

Misma ciudad, mismos obstáculos, mismos monstruos y mutantes, pero en distinta disposición. Observé la situación y sobre todo escuché sin moverme durante un momento sintiendo ese silencio antinatural cortado por instantes por el eco de un gemido. Si tenía que matarlos a todos lo mejor sería reunirlos en un mismo lugar así que avance hasta el centro comercial al que el agente había marchado. Corrí saltando sobre autos volcados,  vallas y demás obstáculos usando mis trucos aprendidos como traceur mientras esquivaba a los lentos caminantes sin cerebro y golpeaba algunos autos para que a medida que pasaba me siguieran y así pudiera reunirlos. Para cuando llegué al lugar me encontré con un gran número de muertos deambulando por el estacionamiento mientras que las vallas que protegían las puertas de cristal del edificio estaban levantadas. Comencé a correr por el estacionamiento golpeando los autos con los puños hasta que la alarma de uno de ellos comenzó a sonar, atrayendo a los zombis hacia su ubicación y alejándolos de la puerta el tiempo suficiente para que yo pudiera entrar despachando a algunos pocos con unos precisos tiros de mi pistola. Me lance a toda carrera contra los controles de las puertas rogando que el lugar contara todavía con electricidad, respirando aliviado cuando vi las rejas descender sobre la entrada, lo que me daría un poco de tiempo para preparar el terreno antes de tener que acabar con todos ellos. El contador de tiempo decía que me restaba un minuto antes de que, lo que significaba que el tanque aparecería y echaría abajo la puerta para dejar entrar a toda la horda que apenas había reducido en mi camino.

Me dirigí hacia el mapa del lugar para examinarlo mientras seleccionaba los lugares que podían albergar lo que yo necesitaba y luego puse manos a la obra. Me dirigí una farmacia donde encontré una cantidad bastante considerable de botellas de alcohol,  así como también una licorería donde me surtí de varias botellas de bebidas fuertes que arderían de maravilla y varios encendedores, cargué con todo lo que pude poner en un carrito de supermercado que había en el corredor y me dirigí hacia la entrada. Una vez allí rompí una vitrina donde tome varios vestidos que estaban para exposición y que fui rompiendo en tiras para armar bombas molotov con las botellas de vidrio. La cuenta regresiva casi había llegado a 0 cuando termine de verter las botellas de alcohol que había conseguido  y al observar hacia la puerta pude ver a una mole de carne dirigiéndose hacia donde me encontraba.

Tomé las botellas de whisky, ron y otras bebidas que pude cargar para luego subir las escaleras hacia el primer piso mientras oía los golpes del enorme zombi contra las rejas. Cuando este derribo el frente del edificio arroje una de las botellas desde el piso superior convirtiendo la entrada en una llamarada que comenzó a quemar a cualquier cosa que pasara sobre ella. Los cadáveres andantes comenzaron a apilarse en la entrada, convirtiéndose en antorchas andantes  que aún se movían mientras sus cuerpos se consumían por el fuego, para luego caer unos metros más adelante convertidos en negros vestigios de lo que antes fueron personas, sin embargo el deforme mutante-zombi  seguía en pie alzando sus desproporcionados brazos sobre su cabeza y gritado enojado antes de avanzar hacia la escalera por la que había subido.  Lance una botella más donde la escalera empezaba y eché a correr buscando una forma de sacarme ese mastodonte de encima pero solo había tiendas acristaladas a los costados, sentía avanzaba corriendo detrás de mí pero no quería voltear para no distraerme con la imagen de ese gigante en movimiento, recorrí la mayor parte del corredor cuando note  que me habían cerrado el paso. Un trecho antes de que pudiera alcanzar el sector donde estaban las escaleras y los elevadores al siguiente nivel me estaba esperando un ser que parecía más una pelota de color gris nauseabundo y de la cual asomaban las extremidades llenas de pústulas blancuzcas, también conocido como boomer, y que avanzaba hacia mí en compañía de dos smokers (estos podían llegar a pasar por personas sin no mirabas la hinchazón demasiado exagerada que abarcaba desde su cuello y uno de sus brazos) , no podría avanzar por ese lugar sin que esos tipos me agarraran y por detrás se aproximaba el tanque. No lo pensé dos veces y me lance contra ellos, sino podía alcanzar las escaleras me metería en uno de los elevadores para al menos subir al piso superior.

Saqué mi pistola y dispare contra el boomer, las detonaciones iluminaron con el pasillo repleto de sombras mientras que las balas impactaban de lleno en el enorme abdomen del monstruo haciéndolo explotar como si fuera una enorme y asquerosa piñata que afecto a los smokers dejándolos confusos, dispare hacia los botones de llamada de los 3 ascensores esperando que uno de ellos abriera sus puertas mientras corría. La última puerta se dignó a desaparecer dentro de sus marcos para mostrarme el interior cuando estaba cerca, en ese momento pude ver a uno de los otros mutantes adelantar la cabeza a la vez que un tentáculo salía disparado hacia mí desde su boca. Me deje caer, deslizándome por el piso para esquivarlo mientras resbalaba sobre el pulido piso cerámico hasta terminar dentro del ascensor donde presione el botón del piso superior dándole un puntapié con mi bota. Cuando las puertas se estaban cerrando otro tentáculo pasó entre ellas y  me sujeto por el cuello tratando de jalarme hacia el exterior, era el segundo monstruo lanzando su ataque para no dejarme escapar y eligiendo esa parte puesto que mi cabeza era la extremidad más cercana al borde del ascensor donde me encontraba. Me sujete con el brazo izquierdo al marco mientras empujaba las piernas contra las paredes para evitar que me sacara a la vez que disparaba a ciegas con la otra mano, que aún sujetaba el arma firmemente. El sonido  parecido a un “click” fue lo que me hizo saber que el arma había agotado sus balas así que la solté para tomar una de las dagas que llevaba en el estuche en mi espalda, moviéndome frenéticamente mientras mi vista se volvía borrosa a causa de la asfixia.

Pude alcanzar el objeto cortante para amputar el tentáculo antes de que las puertas se cerraran sobre mi cabeza, mientras el ascensor empezaba su camino hacia el piso superior. Me quite con desesperación ese látigo baboso mientras una bocanada de aire invadía mi garganta la cual ardía por la compresión, me quedé un segundo en el suelo hasta que mi respiración volvió a la normalidad antes de levantarme, acomodar las correas de mis armas y levantar del suelo mi pistola para recargarla mientras miraba atentamente la puerta del ascensor cuando un golpe sordo sacudió el cubo metálico. Calculé que lo más probable es que se tratara de mi perseguidor quien en su podrido y alelado cerebro debía creer que me encontraría tras esas puertas.  

El ascensor se detuvo y me prepare con una daga en la mano izquierda, con el antebrazo paralelo a mi pecho, mientras apoyaba sobre este apoyaba  el brazo con el que empuñaba la pistola, de esa forma tenía más estabilidad para disparar y podría reaccionar con el arma blanca si necesitaba pelear cuerpo a cuerpo. Cuando las puertas se abrieron salí al pasillo revisando en todas direcciones mientras avanzaba con paso cauteloso, el pasillo a oscuras apenas si me permitía ver a un par de metros mientras que resto solo era tinieblas así que encendí la pequeña linterna que estaba adosada a la pistola, debajo del cañón, a la vez que continuaba mi camino buscando la armería para conseguir un arma más potente con que atacar al tanque, deseaba poder conseguir una bazuca o un lanzagranadas pero estaba seguro que tendría que conformarme con cualquier cosa que pudiera conseguir.

Mientras me aproximaba a la esquina del corredor escuche un par de ruidos extraños, apoye mi espalda contra la pared y asomé lentamente la cabeza para tratar de ver de qué se trataba cuando una enorme bestia en carne viva se lanzó hacia mí. Sus enormes garras pasaron a centímetros de mi cara durante su trayecto por el aire antes de que aterrizara y se girara para buscarme mientras su larga lengua brotaba de su boca llena de dientes, yo estaba inmóvil observando a la criatura mientras esperaba saber cuál sería su próximo movimiento y fue en ese instante que note que no tenían ojos ya que esa parte de su rostro había sido suplantada por el cerebro que se encontraba completamente expuesto así que muy lentamente alcé mi arma apuntando hacia su cabeza, en este momento la luz de mi linterna bañaba completamente al licker sin que este diera noción de haberse enterado de ello así que dispare tres proyectiles que dieron de lleno su materia gris dejando a la criatura convulsionando en el suelo antes de morir. Con esto en mente volví a mirar en el corredor pero esta vez tratando de ser lo más sigiloso posible y fue donde vi colgados del techo al resto de sus compañeros que se acercaban para averiguar el origen de los disparos, así que apunte hacia la cabeza del que estaba más próximo y empecé a disparar.

Después de sufrir un par de golpes y de gastar todos mis cargadores con esas BOW´s  (Bio Organic Weapon)  logré llegar hasta la misma armería que el agente del Dragón había encontrado, donde pude recargar mis armas y tomar una escopeta automática y unos cartuchos que guarde en mis bolsillos en caso de que necesitara recargar. Una vez aprovisionado de munición recorrí el resto del segundo piso donde encontré al resto de los zombis que habían pasado la puerta principal pero que no murieron quemados junto con algunos mutantes más a los cuales abatí usando el arma que había encontrado. Después de matar al último pensé que la simulación terminaría pero no fue así y un rugido furioso fue la forma de demostrármelo. El tanque subía furioso a por mí y la razón porque no lo hubiera encontrado hasta ese momento es que o había perdido mi rastro o había caído por el hueco del ascensor y le tardo bastante llegar hasta mi posición, cosa que no importaba porque ahora estaba en el mismo piso que yo y se acercaba cortándome el paso respecto del lugar donde podría conseguir más municiones, así que tendría que matarlo de otra manera y entonces empecé a correr para tratar de llegar al techo.

Disparé los cartuchos que me quedaban de la escopeta contra el gigante mientras corría hacia las escaleras y eso casi me cuesta el cuello cuando se lanzó hacia adelante usando su peso para tratar de aplastarme, logre esquivarlo a tiempo y continué subiendo mientras revisaba cuantas balas le quedaban a mi arma, no serían suficientes pensé mientras miraba las vitrinas rotas en busca de algo que pudiera ayudarme. Al pasar por la entrada del cine vi unas cuerdas rojas dispuestas para separar las colas de espectadores, así que las tome y salí corriendo con ellas ya podrían serme útiles. Llegué a la puerta que daba a la azotea, donde tuve que gastar más de mi muy limitada cantidad de balas  para romper la cerradura mientras subía de dos en dos los últimos escalones hasta arriba. Una vez allí encontré lo que estaba buscando desde el piso anterior, así que desechando la cuerda roja me acerque hasta el andamio que el limpiador de ventanas usaba y tome una de las cuerdas de seguridad que me até fuertemente a la cintura mientras que la otra parte la sujete a la estructura para luego moverme y así quedar con la puerta de acceso frente a mí y el andamio a mi derecha.

La bola de músculos zombi hizo su aparición haciendo estallar la pequeña casetilla por donde había entrado mientras miraba furioso con su cuerpo teñido de negro por las quemaduras que le había hecho anteriormente, me paré contra la cornisa sin aparta la mirada y comencé a disparar. El enorme muerto viviente se lanzó contra mí a toda carrera con la intención de atraparme y cuando estuvo bastante cerca salté al vació con mi perseguidor tratando de alcanzarme en el aire.

Cuando la cuerda se tensó me balanceó hacia el otro extremo mientras veía a la bestia caer hasta que se estampó con fuerza contra el pavimento del estacionamiento, dando por finalizada la simulación. Salí al corredor con mi mochila al hombro para mirar mis resultados donde el agente del Dragón me gano por poco, ya que sufrí más lesiones que él.

-Nada mal para un bibliotecario que no tiene una formula firmada. Pude superarlo y sin poderes de esper-. Dije mientras pasaba a su lado para ir a buscar algo para beber, con la última parte más despacio para que el solamente la oyera.- Voy por agua, te aviso antes de que salgas con algunos de tus chistecitos sin gracia-.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arturo Lizarraga
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 855
Fecha de inscripción : 09/12/2014
Edad : 25
Localización : Por ahi, pensando en la inmortalidad del cangrejo ಠ_ಠ

Ficha de Personaje
Alias: Razor. El Dragon del Este, El Falso Mago y Patrón Imago
Nombre real: Arturo Lizarraga
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   30th Diciembre 2016, 09:39

Oh vamos, sin evidencia no hay sentencia, además ya mencione como se dieron los hechos, mi forma de ser no tuvo nada que ver con esa situación, “ósea, ubícate”—respondo ante su crítica a mi persona, eso último en español con un tono algo fresa, simplemente para mi diversión. Luego se va al simulador a prepararse, así que me voy a buscar un lugar para descansar y ver el show que está a punto de darse.

Parece que quiere ser lo más justo posible, misma situación pero diferente ubicación de elementos centrales. No me hubiera importado si eligiera otra configuración, mientras fuera equivalente, supongo que valdría para el encuentro.

Entonces la simulación inicia y el Veneciano ya tiene una idea de que hacer, seguro que formulo su plan mientras me observaba, yo hubiera hecho lo mismo.  Vamos centrarnos, el agente está intentando atraer a la multitud de no-muertos, el sonido de golpeteo de los autos y la alarma de uno de ellos, es una buena forma, un clásico moderno si me lo preguntan.  Los zombies como polillas ante la luz, son atraídos y congregados, eliminados algunos pocos para abrir paso hacia un edificio. Usa tácticas de guerrilla, atracción y distracción, nada mal, para un agente que se dedica al orden…si los papeles de autorización están firmados claro.

Descansa unos momentos antes de seguir con su plan, se escabulle sin causar ruido para llegar a una farmacia, ¿buscara medicinas por precaución?, supongo que la situación le rebasa y sabe que sufrirá más heridas e intentara recuperar la mayor cantidad de puntos perdidos por los ataques. Pero mi hipótesis inicial se va al caño cuando el Veneciano pasa de largo en la sección de medicinas y se va a los alcoholes, para luego ir a una licorería, ¿se va a emborra…ahhh vale, ya lo pillo, es un plan bien elaborado y en tan corto tiempo, no todos tienen la capacidad para mantenerse sereno ante semejante situación y pensar como es debido, aunque sea virtual en este caso.

Justo a tiempo termina unas bombas molotov cuando el zombie Tanque sale a escena en la zona inicial donde están los demás muertos congregados cerca de la reja que los retiene, el verdadero show acaba de comenzar. Gracias a la fuerza bruta de esta variante no-muerta, la primera línea de defensa cede y así inicia el plan, el fuego, eterno enemigo de todo ser vivo y no vivo también, lanza una de las bombas improvisadas el cual crea una barrera de fuego, pero como saben, a los zombies no les importa esto y pasan como sin nada, pero eso es forma parte del “plan” y se convierten en antorchas vivientes. Pero el tanque gracias a su físico y que haya aplastado a varios de los suyos no sufre daño por fuego.

En fin sin entrar más en detalles, lo siguiente son secuencias muy hollywoodenses de acción, el gigante persigue a Tom Cruise Veneciano y este huye como si le pisaran los talones, y no está mal encaminado. Hay un momento de tensión por falta de camino en el cual avanzar, pero se las arregla para llegar a otra zona cerca de las escaleras y elevadores, dado que el edificio es de varios pisos. Se arriesga a pasar entre un boomer y 2 smokers, haciendo explotar al primero y dejando confusos a los segundos, dando oportunidad de paso al Veneciano. Y en un alarde de improvisación y suerte estilo héroe de acción de los 80´s o 90´s activa a base de disparo uno de los ascensores, no sin antes esquivar un beso de uno de los smokers, solo le falta la frase ingeniosa y listo, escena de acción completa.

Le sigue un poco de suspenso antes de cerrar el ascensor por completo, pero se las arregla para no ser llevado afuera.  Descansa durante el corto tiempo que le ofrece el ascensor y se recupera de la impresión de ser casi asfixiado, pero como en toda peli de acción con algunos toques de terror, la tranquilidad dura poco, pues el Tanque ya había llegado a la zona de escaleras y ascensores, pero el Veneciano ya está un poco más arriba y en cierta forma “a salvo” y lo pongo entre comillas porque no tarda en encontrar problemas,  pues se topa con un licker, el cual escopetea a la mínima oportunidad,  disparos que atraen a más de las mismas criaturas, pero estando en resguardo en una esquina empieza a masacrarlos.

El veneciano llega hasta donde yo lo había hecho, una armería donde recarga y se aprovisiona, encuentra a más zombies y criaturas resultantes pero se las apaña sin problemas. Ahora el verdadero reto hace acto de presencia, el cual arranca en estampida en el momento en que avista al agente de blanco. Este por su parte se hecha a correr buscando las escaleras, las cuales encuentra y por poco es emparedado con la pared por el Tanque, con todas las prisas sube las escaleras mientras el otro le persigue. En su carrera hacia el techo, agarra unas cuerdas rojas que encuentra en su paso. Esta improvisando, es posible que las balas se les estén acabando, y reduce una bala más para la cerradura de una cerca.

Estando ya arriba ata las cuerdas a un lugar seguro y el mismo se ata para bajar. Pero antes de hacerlo, espera al gigante que no tarda en llegar en su habitual furia, lo atrae sin esfuerzo con un par de escopetazos y este se abalanza sin oportunidad de frenar, en el último segundo el agente salta con cuerda de salvación mientras el Tanque cae al vacío, gran uso del ambiente, eso se lo puedo admitir.

La simulación ha terminado y toda la parafernalia virtual empieza a deconstruirse hasta quedar solo la habitación, y espero a que salga. Mientras pasaba todo el show, aquí se había formado ya 2 equipos, team-Esper y team-Venetian, los primeros que saltaron de alegría porque ganaba su “gallo” en sus apuestas, por pocos puntos, pero una victoria es una victoria, ¿no lo creen?.

Al verlo le doy aplausos “animadores” y el me llega con un comentario—solo por eso, tendrás que ir…—intento responderle en broma pero me interrumpe—seguro que asuntos internos tendrá algo que decir—por lo menos me salgo con la mía en cuanto al chiste. Entonces le dejo con sus cosas y le espero a que vuelva, yo aprovecho para recibir a mis recientes “fans” queriendo acosarme con diversas preguntas, algunas las respondo y otras las evado con algún comentario divertido.
Luego de un rato, al fin vuelve—oye, oye, ¿crees que esto ha terminado?, los duelos no son duelos sin un encuentro cara a cara entre los participantes, ¿no te parece?—a efectos prácticos yo ya he ganado, pero qué diablos, el verdadero asunto es como yo no pude prever su ataque la vez anterior, que desde se activó mi poder ocular, es sido casi imbatible, no por nada soy considerado un genio en las artes marciales.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   4th Marzo 2017, 00:29

Una vez que se retiró del gentío se metió en los baños donde puso la cabeza bajo el chorro de agua del grifo, podía ver en el reflejo del metal del lavatorio como el color de sus pupilas palpitaba cambiando de color mientras sentía la sensación del líquido corriéndole por la cabeza. Tanta emoción lo había alterado un poco y el control sobre sus poderes se había perdido lo suficiente como para que sus ojos cambiaran su tono verde regular por un escarlata intenso del lado derecho mientras que el izquierdo de un celeste brillante.

Una vez más calmado levanto la cabeza para mirarse al espejo, sus ojos habían vuelto a la normalidad así que respiro aliviado mientras se quitaba el pelo de la cara echándoselo hacia atrás, entre volutas de vapor que salían  de su cabeza a la vez que se quitaba la escarcha del lado izquierdo. Dando una última mirada de vio de forma normal, con el mismo aspecto que siempre llevaba así que salió del baño y se dirigió hasta la multitud de gente que estaba en la entrada a The Room. El lugar seguía abarrotado y el nuevo centro de atención era el miembro del Dragón que actuaba muy galante mientras escuchaba las preguntas de los concurrentes.

Los últimos que se ponían en puntas de pie para observar al ganador del duelo al notar mi presencia se apartan de un salto como si les hubiera dado una descarga eléctrica y me abren espacio, lo que hace que los demás también lo hagan como una cadena que se extiende hasta que solo la única persona que queda delante de mí es el agente. Una vez sucedido esto hace de nuevo una demostración de su arrogancia juvenil mientras suelta con sarcasmo que deberíamos enfrentarnos uno a uno. “Creo que no se detendrá hasta que logre ese cometido” es el pensamiento que cruza por mi cabeza cuando lo escucho “Quiere vencerme porque no soporta la idea que alguien le haya ganado”, todo el asunto me está molestando bastante así que la forma más corta de terminarlo es darle lo que quiere, solo que esta vez no me pienso contener tanto, si quiere humillarme para sentirse a gusto se llevará una gran sorpresa.

-Supongo, aunque algo me hace pensar de que no estarás satisfecho solamente así y esta situación me resulta tediosa. Terminemos de una vez-. Dije colocándome correctamente la mochila mientras avanzaba hacia la entrada de la cámara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gwen Stacy
Spiderman
Spiderman
avatar

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ficha de Personaje
Alias: White-Spider
Nombre real: Gwendolyne Stacy
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   19th Mayo 2017, 00:02

Arturo Lizarraga ha abandonado el foro, ponte el contacto con el staff para decidir si prefieres cerrar o eliminar este mensaje.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)   

Volver arriba Ir abajo
 
GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» GAME OVER: Tu puntuación es… (Alexander y Arturo) (Pre-Omega)
» MMO: Massive Multiplayer Online Game
» Luna Game / The End is Neigh
» (Fan Fic) Primeros comienzos de Alexander "El Mago"
» X-Assault - PC/RPG Game

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: Europa-
Cambiar a: