Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   8th Mayo 2014, 14:11

[14-03-2018 - 22:00 pm]

Hay momentos en la vida en que uno tiene que pararse y pensar. Ve la necesidad de buscar una respuesta a una pregunta que no se ha dicho, no por no ser necesaria sino porque ya se sabe. Una pregunta tan sutil que a veces se nos olvida preguntarnos a nosotros mismos.

- ¿Ésto estaba antes aquí?

Y es que era para hacerse preguntas, y más de una. Tras el incidente Omega, las cosas se habían puesto patas arriba y donde antes había una piedra ahora había un Starbucks. Donde antes había un edificio clínico ahora también lo había, pero con más plantas. Toda la ciudad había cambiado por completo, cosa que fue como tirarle una pedrada al sentido de la orientación de Sloan. Tenía grabado un mapa de la ciudad en su cabeza desde antes de poner un pie en ella (en realidad venía de serie con el "ser") y tras el impacto de los mundos, salir a la calle procedía a cogerse la cabeza con las manos y sentirse mareado mientras un ejército de grillos chillones le asaltaban la mente durante al menos tres minutos, antes de situarse de nuevo y volver en si.
Una fiesta. Una santa fiesta para su cabeza.

Lo que sí que no había cambiado casi nada era su situación: caminando por las calles de la ciudad sin un lugar donde poder pasar la noche. Con hambre no, ya que lo primero que hacía al pisar las aceras era buscar algún incauto a quien sonsacarle unos cuantos dólares e ir a por comida.
Aquel día había conseguido birlarle la cartera a un señor magnate de a saber qué empresa, el cual llevaba unos 600$ encima. Con esa cantidad de dinero uno ya se puede imaginar el atracón que se metió Sloan entre pecho y espalda. Por lo que el tema del hambre se podía dejar por zanjado. Pero para su refugio nocturno las cosas no iban tan bien.
Por culpa de la colisión, aquel pequeño almacén donde había pasado ya tres noches y empezaba a sentirse incluso cómodo se había venido abajo cuando apareció un rascacielos encima. Le tocó la moral, pero nada podía hacer. Así pues, su tarea de aquella tarde sería encontrar un lugar donde dormir, y le apetecía un lugar fuera del bullicio natural de la gran ciudad, sin escuchar sirenas, coches y gente hablar por los móviles. Se acercó a las afueras de la ciudad a ver si encontraba algún cuchitril o algo por el estilo.

La suerte sin embargo tenía otros planes para él.

La zona donde se encontraba estaba plagada de edificios bastante nuevos. No había un lugar donde no se levantara alguna construcción con aspecto lujoso o moderno, y la idea de dormir en una buena cama empezaba a seducirle. ¿Cuánto hacía que no dormía bajo techo seguro y donde poder dormir a pierna suelta sin que saltaran alarmas o acudiera algún perro pensando que su pierna era el meadero oficial perruno?
Así pues, se acercó al primer edificio y marcó todos los botones del interfono. Uno a uno fue revisando si había alguien en casa. En una contestó un niño que preguntaba si le traía regalos. En otro un hombre con voz cansada preguntaba quien era para luego colgar con un bufido. En uno de los últimos pisos una vieja empezó a hablarle sobre el trato con sus hijos, sus nietos, su difunto marido, del jardinero que tenía cuando era joven y rica. Sloan se habría parado a escuchar aquella intrigante historia si no fuera porque a la mujer se le olvidó que estaba hablando con alguien y colgó.
Finalmente encontró un piso que no había contestado nadie. Se aprendió el número de puerta y la planta, echó un ojo por la vidriera de la puerta, dio un paso y se desvaneció. Al dar otro paso estaba dentro.
El problema con su poder era que necesitaba saber dónde iba antes de pisar el siguiente peldaño de las escaleras de su dimensión personal, o podría terminar en cualquier parte. Y cuando se dice en cualquier parte, ES en cualquier parte. Estaba ya pues delante del ascenso-

- Estás de coña, ¿no? ¡Fuera de servicio! La madre que los...

Pues eso, delante del ascensor que no funcionaba, Sloan tuvo que subir y subir y subir a la vieja usanza: pasito a pasito. Cuando llegó a la planta donde estaba su futuro refugio nocturno tenía la lengua fuera. Luego se recordó a si mismo que por eso no se podía cansar, y volvió a meter la lengua dentro (es lo que tiene tener dos mentes en una: a veces es un caos saber qué conocimiento es de quién y qué recuerdo es cual).
Se acercó a la puerta con el número y se agachó. Puso los dedos por la rendija de debajo la puerta y estos se extendieron, se alargaron, se aplanaron y cuando ya estaban al otro lado, unos cuantos ojos se abrieron de sus yemas. Sloan dio un paso y al siguiente ya estaba dentro.
Al entrar se sintió de repente como si estuviera en una exposición con carteles por todas partes que decía "NO TOCAR". Por alguna razón, por alguna extraña razón, no se sentía seguro, y cada paso que iba a dar sentía como si no tuviera que poner el pie ahí sino unos cuantos metros más para allá. Verlo andar por el loft era como ver una interpretación de un mimo que intenta no pisar la lava. ¿Qué era esa sensación vibrante que cada dos por tres se le disparaba? Al fin encontró una parte donde se sentía seguro (por extraño que suene), miró a izquierda y derecha y se le pusieron los ojos con lágrimas cuando vio el baño... ¡con ducha!

- Alabada sea mi suerte... ains... si es que me pondría a llorar.

Uno de los pequeños placeres que se habían conservado tras el encuentro entre el "ser" y él había sido la sensación de placer y descanso bajo la ducha. No tardó ni dos segundos en quitarse toda la ropa y meterse bajo le chorro.

- ¡UAGH! ¡COÑÑÑÑÑÑÑÑÑO!

Salió, giró la válvula hacia el agua tibia y volvió a meterse dentro. Qué sensación. Qué calma. Qué serenidad. Estaba en el Nirvana mínimo.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~


Última edición por Sloan Jenkins el 17th Junio 2014, 15:19, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   10th Mayo 2014, 23:02

Fiona llegó, por fín, al que era su domicilio, entrando por la única entrada segura... si medías unos pocos centímetros: la ventana de su habitación.

Escurriéndose en la forma de murciélago, la muchacha se introdujo en su habitación, convirtiéndose en su forma de gata en cuanto cayó sobre el colchón, suspirando lánguidamente. Había sido una experiencia realmente dura todo eso de la colisión, el ver a su madre convertida en un zombie sin cerebro a las órdenes de un bastardo... Y ya el encontronazo en la mansión de los X-Men había hecho que se sintiese realmente agotada. Le vendría bien una buena noche de descanso...

Sin embargo, sus orejas se irguieron en cuanto notó el sonido de la ducha: Alguien se había colado en su casa, y posiblemente sin llamar. Comprobó rápidamente que la ventana seguía teniendo la trampa, y también que su habitación tenía las bombas escondidas, lo que la relajó un poco. Después de todo, fuera quien fuera el equipo que se hubiera colado en la casa, debía de haberlo hecho recientemente y no habría tenido tiempo a peinar la casa del todo ni a preparar una emboscada.

Era posible, de hecho, que estuviesen usando la ducha para mojar los explosivos de la entrada y evitar así que detonasen.

Maldijo mentalmente, y rápidamente se convirtió en humana, pisando con cuidado en las zonas seguras de la habitación. Sacó su petate de emergencia en el que había dinero, ropa, algo de comida enlatada y una radio de corta frecuencia y se lo echó al hombro. Era posible que fueran los tipos de Shield los que se habían colado (después de todo, era una terrorista buscada y todas esas zarandajas), por lo que se preparó para el salto.

Inspiró, espiró y, tras convertirse en una mezcla de armadillo y rinoceronte, saltó rompiendo la ventana convirtiéndose en una bola en el proceso.

El resultado no se hizo esperar: Con un chasquido, la anilla de la granada escondida salió de su sitio al ser tensado el cable, y pocos segundos después, una explosión en cadena voló por los aires toda la última planta del edificio. Con suerte no habría muertos, pero los habitantes del piso inferior posiblemente sufriesen heridas de grave consideración, y existía la posibilidad de que el piso se hundiese sobre los ciudadanos

Pero lo que más fastidiaba a Fiona era tener que abandonar su casa. ¡Joder, le había cogido gusto al loft! Con rapidez se convirtió en un híbrido entre humano y ardilla voladora y planeó al tejado del edificio más cercano, confundiéndose en el caos y los escombros

Joder, menuda mierda... ya verás cuando se lo tenga que explicar al jefe...

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   11th Mayo 2014, 02:28

La ducha le estaba sentando de fábula. Hacía tanto tiempo que no disfrutaba de un agradable momento bajo el relajante chorro de agua que... que nada; simplemente hacía demasiado tiempo que no se sentía tan a gusto. Era una mezcla entre comerse un flan con nata y un flan con caramelo de los auténticos. Simplemente, divino. El Nirvana en estado máximo.

Y entonces escuchó la ventana romperse. Se quedó parado durante unos segundos, pensando en lo qué habría podido romper la ventana. Una de las posibilidades era que hubiera sido culpa suya, pero eso era imposible: él estaba en la ducha, y necesitaba sali-

¡KABOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOM!

Ale, a tomar por culo el momento del Nirvana y todo eso. En unos segundos las paredes del loft se vinieron abajo al igual que el tejado y parte del piso. Sloan se vio aplastado por los pedruscos, los tubos y toda esa amalgama de materiales típicos con los que hacen los edificios. Incluso se le incrustó la alcachofa de la ducha en la sesera.
Vamos, una delicia.
Un minuto más tarde el loft no era sino un mero recuerdo de lo que una vez fue. Ya se podían escuchar los típicos gritos de los vecinos saliendo a las ventanas a ver qué había pasado y las llamadas al 112 por si los talibanes volvían a atacar Nueva York. Llamadas y más llamadas, gritos y quejas de la gente que vivía justo debajo. Los vecinos subiendo por las escaleras a ayudar a sus congéneres mientras otros grupos salían a la calle a señalar lo que era totalmente obvio.

¿Y qué había sido de Sloan? Bueno, tranquilos, que aunque no tenga la inmunidad del protagonista principal de la historia, al menos eso no terminaría por matarlo.

- Ouch... ouch ouch ouch... - Sloan salía de debajo de unos cuantos escombros, apartando un trozo del techo que se le había venido encima y se quitaba el metal roto de la sien. La sangre emanaba de sus heridas abiertas, pintando su cuerpo de rojo mientras se cerraban casi en el momento. Pero la pinta de haber salido de una peli del Bruce Willis ya no se lo quitaba nadie... aunque bueno, completamente en bolas. - Mierda... joder, otra vez de mierda hasta el cuello... Con lo bien que me había sentado...

Se agachó y apartó unos cuantos pedruscos y escombros buscando lo que podría ser una toalla... y lo era. Se la llevó hacia sus genitales para cubrirlos (una tendencia sacada de los nipones cuando estuvo por sus tierras) y estiró brazos con espalda para crujir todo su cuerpo. Las heridas ya estaban cerradas (incluso esa media cara de la cual sobresalía el hueso y parte del ojo sin párpados), se rascó la cabeza para quitarse las piedras de cuero cabelludo y lo vio: una figura en la azotea vecina con forma de... ¿qué forma era esa? Parecía humana, pero no del todo. Pero Sloan llevaba tal cabreo encima que no le importaba si era humano, demonio o un muñeco de plastelina. Se le infló la vena de la cabeza y la señaló, empezando a gritar como un animal.

- ¡TÚ! ¡¿HAS SIDO TÚ QUIEN SE HA CARGADO MI MOMENTO DE RELAX?! ¡¡JODER!! ¡¡¿SABES EL TIEMPO QUE HACÍA QUE NO ME DUCHABA?!! ¡¡ESTABA EN EL PUTO NIRVANA, JODER!! ¡¡¿A QUÉ HA VENIDO ESO?!!

Si había sido eso lo que había provocado el desmoronamiento del loft o no le importaba exactamente una mierda, grande y gordo. Necesitaba desquitarse con lo que fuera o quien fuera.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   19th Mayo 2014, 23:29

Fiona tomó pie en el tejado con verdadera habilidad, sonriendo para sí. Seguro que ahora al Nick Furia le daba un ataque de esos en los que se le hincha la vena en cuanto viese el informe de bajas. Vale, no sabía cómo era, pero con ese nombre seguro que era un tío cabreado 24/7

¡TÚ! ¡¿HAS SIDO TÚ QUIEN SE HA CARGADO MI MOMENTO DE RELAX?! ¡¡JODER!! ¡¡¿SABES EL TIEMPO QUE HACÍA QUE NO ME DUCHABA?!! ¡¡ESTABA EN EL PUTO NIRVANA, JODER!! ¡¡¿A QUÉ HA VENIDO ESO?!!

¡Hijo de puta! El muy cabronazo había sobrevivido, seguro... ¿Qué coño daban de comer a los de SHIELD ahora? La ardilla voladora-humana dio un respingo, antes de girar la cabeza, viendo claramente al tipo ese agitando los brazos y señalándola.

Vamos, de puta madre, ahora tendría a todos los maderos encima, y seguro que el tipo volaba a pedos, o se le estiraba el pene y lo usaba de liana o vete tú a saber, pero el caso es que el muy cabrón no iba a dejarla en paz.

La terrorista dudó unos segundos, planteándose cuál sería su siguiente movimiento: Si huía, corría el peligro de que el mamonazo la persiguiese, pero si se peleaba con él, los maderos podrían pillarla, y no tenía ganas de darse a conocer y arriesgarse a que Magneto se enfadase con ella... especialmente después de haberse encontrado de nuevo con Sunbreath.

Así que la mujer maldijo entre dientes mientras sacaba una granada termita de su mochila, llegando a la conclusión de que si ese mamonazo había sobrevivido a la explosión era porque posiblemente tuviese una armadura como Ironman. Bueno... ¡Pues que disfrutase con el hierro fundido en la piel!

¡QUE TE JODAN, CAPULLO! ¡VUELO MI CASA CUANDO QUIERO! exclamó mientras lanzaba con todas sus fuerzas el artefacto explosivo hacia el edificio cercano, dándose la media vuelta y cambiando de forma a la de un híbrido entre humana, pantera y ardilla voladora. Con suerte, nadie vería bien a un felino negro correr por un tejado, por muy raro que fuese.

Especialmente si el edificio se convertía en un segundo infierno tras una nueva explosión

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   20th Mayo 2014, 00:16

Al escuchar la reprimenda de la mujer se le quedó cara de tonto... pero tonto, tonto. O más bien, un tonto sorprendido. ¿Que volaba su casa cuando quería? ¿Entonces SÍ que había sido ella la que voló el loft? ¿Había sido ella la que le había privado de su ducha?
Por primera vez, desde hacía mucho tiempo, la línea que separaba su mente humana de su mente... "cosa" se disipó, siendo la primera la que inundara la segunda como si fuese un grupo de chinos que intentaran entrar en un vagón de tren claramente sobrepoblado pero insistiendo porque "a cabezones no nos gana nadie". Pues eso, lo dicho: el cabreo tomó otras tonalidades, haciendo que se le hincharan las fosas nasales y como un toro cabraedo echara el aire como si fuese vapor (como en los animes y mangas... ya sabéis...)

- ¡ME CAGO EN TU RAZA, NIÑATA! - le gritó poniendo el pie sobre el bordillo como si de ésta forma estuviera un paso más cerca... que en verdad lo estaba porque al cabo de unos segundos, los músculos de sus piernas se quintuplicaron, rompiendo dicho borde, los escombros donde estaba plantado y saltando hacia el edificio donde estaba la chica...

Y ya de paso perdiendo la toalla que le cubría las vergüenzas de camino, pero gracias al señor sol, cuando Sloan se plantó en el otro edificio los divinos rayos solares crearon un destello que le taparon las partes nobles (si, de nuevo, como en un manga).

- ¡¿A QUIÉN SE LE OCURRE HACER EXPLOTAR SU PROPIA CASA?! ¡¿ES QUÉ COJONES?!!!!!! - gritó cuando vio que algo aquella cosa (porque se había convertido en otra cosa muy rara) dejaba tras de si lo que a toda vista parecía un explosivo. Y como no, se la volvió a comer entera.


El que levantara la cabeza al escuchar la nueva explosión vería un objeto salir disparado envuelto en una nube negra y estrellándose contra el edificio del loft hecho polvo. Otra vez con los gritos de los vecinos, las mujeres diciendo "¿es que nadie piensa en los niños?", los niños levantando el dedo como si de una atracción se tratara y las sirenas de la policía, los bomberos y las ambulancias acercándose. Para otra cosa no, pero éste país debía tener el récord imbatible de llegar a la escena de un atentado en cuestión de segundos.
Pero, sobre toda aquella conmoción, los que estaban en la calle, cerca de los edificios, pudieron escuchar un sonido particular.

- ¡.....................aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa..............................! - y junto a una estela de polvo, ése era Sloan bajando a toda mecha por las escaleras del edificio, salir a la calle como su madre lo trajo al mundo mientras se regeneraba las partes quemadas y destrozadas del cuerpo, pasar delante del niño que señalaba que, enmarcando el fotograma, podría estar señalando a su huevo derecho, y subir como un desgraciado el siguiente edificio no, el otro, donde la chica habría saltado tras la explosión. Con el impulso de sus piernas subió unos tres pisos en vertical hasta que tuvo que hacer uso de sus manos modificadas en garras para subir como si fuera un koala con sobredosis y echando espuma por la boca. Con el último salto, apareció delante de la chica de nuevo, con el destello en los huevos y apunto de atraparla en un abrazo para nada amoroso. - ¡CAGO EN TUS MUERTOS!!!!!!!!!

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   1st Junio 2014, 15:08

Bueno, la granada termita había conseguido darle. ¿Sería posible, el tipo se metía en su casa y encima tenía la cara de enfadarse por obligarla a volarla por los aires? ¿Cómo cojones entrenaban a los mamonazos de SHIELD ahora?

No había tiempo para pensar en eso, tenía que marcharse de ahí antes de que ninguno de los demás capullos de esa organización la pillasen. Con suerte, el tío de los cojones escalfados los entretendría mientras intentaban curarle y todas esas zarandajas.

La peliverde aceleró por el tejado, con la intención de saltar al siguiente, cuando oyó al tipo subir, y segundos después le vio aparecer

¡Hostia! ¿Quieres dejarme en paz, salido de mierda? exclamó la muchacha, viendo cómo el tipo se... ¿Había convertido en algo? ¿Le intentaba agarrar? Ah, no, eso sí que no. Si quería agarrar carne, iba a agarrar más de la que quisiese.

En cuestión de segundos, donde antes había un híbrido de humana y ardilla voladora ahora había un híbrido entre rinoceronte, toro de lidia y humana cabreada que aprovechaba su ímpetu previo para cargar con todas sus fuerzas contra el tipo que no paraba de tocarle las pelotas

¡DÉJAME EN PAZ, OKUPA DE MIERDA!

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   1st Junio 2014, 18:30

Aquella chica volvió a pillar desprevenido a Sloan.

Primero fueron las bombas en el piso donde se estaba dando una buena ducha (o mejor dicho, robándole el agua a la susodicha). Después con esa bomba que le tiró... y ahora eso: un bicho tan raro que era difícil de describir. Tenía partes de un rinoceronte, partes de un toro la mar de duro... ¿y algo más? Le pareció ver una mirada humana por ahí metida, pero lo tuvo que ver en milésimas de segundo porque...


- ¡LA MADRE QUE TE-! - Sloan se comió de lleno la embestida de la criatura, clavándose los cuernos que le embistieron así, como quien pincha un cuchillo en mantequilla.

Escupió sangre sobre la criatura, pero no por ello estaba acabado. "Es un simple rasguño" habría dicho de estar en una peli americana o una serie animada de esas japonesas. Pero en la vida real, hay cosas más raras que ver salir vivo a una persona de una herida como aquella. Pero él era raro. Era diferente, y se lo iba a demostrar. ¡HOSTIAS si se lo iba a demostrar!
Agarró con ambas manos lo que sería el pescuezo de la criatura. Era demasiado doble para coger algo más que piel, y demasiado gruesa para rodear su cuerpo. Pero no lo iba a necesitar. Su cuerpo cambió, dividiendo de nuevo los músculos, endureciéndolos y cubriendo su piel de una extraña capa gris oscura. Se estaba endureciendo a si mismo. Estaba dándose fuerza y resistencia para poder contrarrestar la de aquel animal de bicharraco. Estuvieron a punto de caerse por el borde del edificio si no llega a clavar ambos pies en el suelo del techo del edificio.

- ¡GrrrbbbbbGGGGGGGGGGGAAAG! - Usando toda la fuerza que había acumulado, levantó a pulso el cuerpo del híbrido. Poco a poco, pero lo levantaba. - ¡DISCÚLPATE-AHORA-MISMO! - Ya tenía al bicho en perfecta vertical sobre su cabeza... el problema fue, que perdió el centro de gravedad. Por culpa del peso del híbrido, éste se inclinó hacia el vacío. Y por culpa de tener los cuernos en su pecho, Sloan le prosiguió. - ...Ughh....Uuuggh... Oh, oh, ¡OH MIERDA!

Desde abajo la gente que estaba en la calle y miraron hacia el cielo (porque si, porque siempre en todas las calles cuando pasa algo alguien siempre se le ocurre mirar hacia arriba y señalar algo que nadie antes había visto, por muy grande y ruidoso que fuese) pudieron ver cómo caían dos bichos bastante tochos y unidos el uno con el otro.
Aspecto de Sloan:
 

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   1st Junio 2014, 22:36

Bien, acababa de ensartarlo. Ahora sólo quedaba desclavarse, saltar al siguiente piso y... ¡Un momento! El tío seguía vivo, ¡y la estaba levantando en volandas!

Fiona empezó a patalear y agitar los brazos, primero sorprendida y luego aterrada, mientras intentaba sin éxito desclavarse. Estaba demasiado sorprendida como para cambiar de forma de nuevo, por lo que sus musculosas manos se cerraron en los brazos del hombre, mientras alguna lagrimilla de puro terror empezaba a asomar a sus ojos animales

¡Joder! ¡HOSTIA!

¡DISCÚLPATE-AHORA-MISMO!

¡Lo que sea! ¡Lo siento! ¡Pero bajame que vamos a-

¡OH MIERDA!

¡JODEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer!

Y la pobre mujer se vio cayendo a toda velocidad hacia el suelo, aún agarrada del tipo ese. Intentó desclavarse, sin éxito. La chica (chiquilla, por su aspecto) soltó un agudo chillido de terror mientras intentaba soltarse, aún parcialmente clavada en Sloan hasta que, finalmente, con un ominoso crujido, ambos cuerpos terminaron estampándose contra el asfalto.

El golpe reverberó en todo el cuerpo de la peliverde, aturdiéndola durante unos segundos. Bizqueó, puso los ojos en blanco y adquirió finalmente su forma humana, inconsciente sobre el duro cuerpo del extraño ser preternatural. La joven Fiona era casi como una chiquilla, algo bajita, de talle menudo aunque algo femenino, con un pelo verde rebelde y unos rasgos que, con menos sangre y algo más de maquillaje, uno podría considerar atractivos. Su mochila cayó a unos metros de ellos, abriéndose y dejando salir su contenido: Había algo de ropa, un par de fajos de billetes y una radio, que se había destrozado con el golpe.

Y ahora... ¿Qué haría Sloan con ella?

(FDI: Hice una tiradita para ver qué pasaba y... bueno, digamos que casi pifio, por lo que Fiona se queda KO. Te dejo hacer lo que quieras con Fiona, pero por favor, no te la comas... TT^TT)

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   2nd Junio 2014, 00:41

La caída fue demencial. Apoteósica. Casi épica incluso.

Al impactar contra el suelo, el cuerpo de Sloan dejó un boquete de unos tres metros de radio con él como epicentro. Levantó el asfalto como si fuera tatami. Los coches a su alrededor pitaron al saltar sus alarmas y alguno que otro cayó al agujero, pinchándose las ruedas como mínimo. Sloan por su parte, además de un dolor de espaldas tremendo, estaba en perfectas condiciones. Bajó la cabeza cuando dejó de sentir los cuernos en sus carnes, pensando que el bicho se había rendido.

Menuda fue la sorpresa que se llevó.

En lugar de la cabeza de un... lo que fuera eso, se topó con una melena verde y el menudo cuerpo de una jovencita. Si hubiera tenido cara humana, en aquel momento estaría levantando una ceja y con cara de bobalicón sin saber de dónde mierdas había salido esa cría. Pero su cabeza, por suerte para él, funcionó a toda leche haciéndole aceptar que el bicho con el que se había peleado en realidad era la chica que tenía encima. Con una de sus manazas le agarró de la cabeza y se la levantó: parecía estar K.O. a juzgar por los ojos en blanco y la babilla que le caía por la comisura de los labios.

- Bueno... cosas más raras se han visto.
- ¿Qué ha sido eso?
- No lo sé. Tengo miedo, mamá.
- ¡Que alguien llame a la policía!
- ¡El ejército! ¡Que venga el ejército!
- ¡A los Vengadores! ¡Llamad a los Vengadores!


Sloan levantó la cabeza ésta vez para ver lo que estaba pasando más allá de su cráter particular: un gentío se estaba acumulando alrededor de agujero, y parecían estar todos asustados. No lo pensó dos veces antes de levantarse, agarrando a la chica bajo su brazo. Al verle moverse, la gente se asustó aun más, dando un paso hacia atrás al ver el monstruoso aspecto de aquel ser. Pero Sloan los ignoró a todos: mejor sería abandonar la zona antes de que la cosa se complicara. Vio a un lado la mochila de la chica, se agachó y se la puso en el hombro con la otra mano.
En cuestión de segundos, la "criatura" saltó por encima de la gente y salió corriendo calle abajo, perdiéndose en la lejanía.

Una hora después...

Sloan estaba de cuclillas, delante de la chica desmayada. Estaban en un edificio en construcción, en una de sus plantas enormérrimas sin paredes y sin puertas. Tan solo las columnas y el sol del atardecer les rodeaban. Sloan por su parte se había tomado su tiempo mientras llevaba a la peliverde en un brazo para birlar de un tendedero algo de ropa masculina. Llevaba una sudadera con capucha de color roja con la imagen de Calamaro en el pecho, unos pantalones deportivos negros con una raya verde lateral y unas zapatillas de ir por casa.
Lo primero que pilló, vamos.
La chica estaba apoyada en una de las columnas, con la bolsa vacía a su lado. Todo su contenido estaba desperdigado alrededor, habiendo sido la víctima de la curiosidad del hombre. Y con un palo, le iba dando toques a la peliverde, a ver si estaba viva o si la había espichado. Si era lo primero tenía algunas preguntas que hacerle, sobretodo por aquel extraño poder que tenía que tanto le recordaba a él mismo.

Si era lo segundo, no tardaría en comérsela. Total, no necesitaría más su cuerpo...

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   2nd Junio 2014, 23:50

La inconsciencia. Para la mayoría de seres vivos, eso es un momento de profunda soledad, de silencio, oscuridad e introspección. Para Fiona, sin embargo, era algo más peculiar.

Cuando se sumía en lo más profundo de su subconsciente, se encontraba cara a cara con el caleidoscopio de sus instintos animales, su bestia interior. Lo que la permitía, gracias al poder de sus genes, cambiar de forma. Una mente simplista lo podría traducir como una algarabía armónica de sonidos animales, pulsando con un ritmo interno atractivo y seductor, algo que intentaba arrastrar al consciente a su propio popurrí de sensaciones, permitiendo así al subconsciente tomar el control.

Normalmente Fiona sólo compartía su cuerpo con una o dos de esas facetas animales por el mero hecho de que si intentase permitir a más salir a la superficie, perdería el control. Pero ahora estaba cara a cara con la marabunta de animales, y debía imponerse.

Ajeno al combate interno de la muchacha, Sloan se dedicaba a golpearla con un palito en el brazo, y en algún momento afortunado (o desafortunado, dependiendo de a quién preguntases), pinchando justo en una de las tetas.

Tras unos minutos en silencio, el cuerpo de la mujer reaccionó. Su brazo derecho se convirtió en la zarpa de un tigre, partiendo el palo de un golpe antes de volver a su forma original, un brazo delgaducho, paliducho y en general bastante femenino. La muchacha gimió, se removió levemente y finalmente recuperó la consciencia. La boca estaba pastosa, su visión empañada y su cabeza se le iba por momentos

¿Qué...?

Y entonces, al unísono, la marabunta animal rugió en su consciencia. Aulló, se revolvió y en general actuó con miedo. Miedo puro, primitivo, primigenio, que la hizo dar un bote en el sitio y echarse hacia atrás, con los ojos abiertos como platos y el vello de los brazos erizado. Su respiración se agitó y su pulso se desbocó, mirando con pavor al hombre que tenía delante

¿Qué cojones eres? exclamó, con un gruñido gutural. Su piel pulsaba, por momentos tomando las manchas de una cebra, el tono del pelaje de un león, las rallas de un tigre... Estaba claro que la chica se encontraba alterada, pero en vez de dar la sensación de estar dispuesta a luchar, más bien parecía dispuesta a huir, como la inmensa mayoría de animales que se habían cruzado con la extraña aberración que se hacía llamar Sloan Jenkins

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   3rd Junio 2014, 02:25

El palo cuando se rompió fue la primera señal de que no estaba muerta. La segunda fue aquel aullido tan... raro.

Sloan se la quedó mirando como si fuera un bicho de feria, de esos que les das un cacahuete y te montan la del pulpo porque no reconocen tu mano. Su cuerpo no dejaba de cambiar y sus ojos decían "lárgate" con carteles de neón y luces fosforescentes. Pero Sloan se mantuvo en su sitio, con el trozo del palo en la mano y mirándola. Se dio el lujo de soltar un suspiro bastante cansado. Incluso en una situación con total inferioridad de posición la chica seguía dando guerra. No se le escapó los continuos movimientos de sus piernas de forma que parecían apuntar a todas direcciones. Lo había visto en tantas ocasiones en las presas acorraladas que se había zampado...

- ¿Que qué cojones soy? - Sloan se puso de pie y se llevó las manos a la capucha. Se la puso encima de la cabeza y se acercó a la peliverde. Si ya se sentía con ganas de huir lo que vino después sería el colmo de los colmos. Cualquier animal sentiría aquel siseo como si fuera la condena de su propia vida. Luego vino un nauseabundo olor que no se sabría concretar ni con el mejor de los olfatos, pero que te hacía arrugar la nariz sintiendo un picor que te taladraba el cerebro. Y cuando se retiró la capucha... cuando la retiró en lugar de cabeza apareció una forma inhumana de color gris verdoso, con una boca vertical en diagonal con innumerables dientes, que al abrirse daba paso a un ojo en su interior que sonreía mientras debajo de éste una boca horizontal se ocultaba bajo las fauces de la primera boca. Otro ojo, o lo que parecía un ojo, la miraba desde donde tendría que tener la cavidad ocular un cráneo humano normal y corriente. Rechinaron los dientes y se abrieron las bocas. - Soy tu peor pesadilla...

La criatura con cuerpo humano que tenía delante se acercó a la peliverde, con las manos abiertas mostrándoselas como si no tuviera nada que ocultar, pero éstas fueron mutando a unas garras afiladas y claramente mortales. Sus pasos retumbaban en el eco del piso en obras y su rostro...

Su rostro volvió a la normalidad tras un parpadeo de la muchacha, al igual que todo su cuerpo. Y donde antes había varias sonrisas, tan solo quedaba una.

- Relájate, ¿quieres? Si quisiera descuartizarte y devorarte ya lo habría hecho mientras estabas dormida. Anda, ven y toma asiento, que quiero hacerte algunas preguntas. Y ni se te ocurra escapar, o volveré a darte un poco del menú del asfalto acompañado de una caída libre.

Sloan volvió a donde estaba antes, se sentó cruzando las piernas y le indicó que lo acompañara dando varias palmadas en el suelo donde la había dejado antes.

- Empezaré contestándote a una de tus preguntas: tus ropas y todas tus cosas están ahí. - Señaló la bolsa, el dinero y la ropa desperdigada. - Quizá quieres ponerte algo, o pillarás un catarro.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   3rd Junio 2014, 18:30

Cuando Sloan empezó a avanzar, los animales dentro de Fiona empezaron a aullar, y ella, aún sin darse cuenta de su desnudez, empezó a recular. El cambio repentino empezó a provocar que sus ojos se abriesen como platos, sus pupilas se convirtiesen en dos diminutos puntos y de la comisura de sus ojos empezasen a manar lágrimas. Aunque el aspecto del hombre normalmente hubiera provocado sólo una mueca de asco (después de todo, Fiona había visto mucho en su corta vida), era el aullar de pavor de su instinto el que estaba provocando esa reacción.

La chica gimió, como un animal aterrado, y por primera vez en su vida, en vez de plantarse y luchar, intentó huir. Empezó a arañar la pared que se encontraba tras ella con ahínco, arrancándose las uñas en el proceso y manchando de sangre el hormigón tras ella, desesperada. Cuando Sloan se acercó demasiado, sus ojos se pusieron en blanco y se hizo un ovillo, casi catatónica, llorando descontroladamente, abrazándose a sí misma sabedora de que acababa de llegar su fin.

Al menos, hasta que el hombre se alejó y se separó. La chica sollozó quedamente, incapaz de hablar o vocalizar, y así pasó durante tres largos minutos, hasta que finalmente se atrevió a mirar hacia el hombre con los ojos entre sus propias rodillas. Se estremeció, y gateó algo asustada hacia su ropa, recogiendo unas braguitas y un sujetador y volviendo de nuevo a toda velocidad hacia la esquina donde se había dejado la piel. Sus uñas habían vuelto a crecer en cuestión de minutos, y lucían perfectas, cortas y limpias, como si nunca se las hubiera arrancado.

Se visitió, mortificada, y se volvió a abrazar las piernas, mirando de reojo al hombre

V-vale... picaré. Pregunta.

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   4th Junio 2014, 00:33

Aunque le hubiera señalado el mismo lugar donde había estado tirada, la peliverde decidió quedarse en el rincón donde había montado aquella escenita. Sloan se rascó la cabeza sintiendo algo de pena por la pobre muchacha: el espectáculo que le había montado al parecer le había afectado más de lo que hubiera querido.

Se levantó como si llevara un peso en la espalda. Agarró la mochila de la chica y empezó a meter sus cosas dentro. Hacía tiempo, mucho pero que mucho tiempo que no sentía remordimientos por las cosas que hacía. Tal vez fuera porque en aquella ocasión, su parte humana estaba más despierta que la del exterior. El caso era que quería compensarla por el daño emocional que le había causado. ¿Por qué? Porque los seres humanos son así de capullines.
Una vez todo estuvo bien recogido (apartando la ropa fuera de la mochila, por si quería terminar de vestirse) se acercó a la muchacha, sacó un pañuelo blanco de entre sus ropas (o al menos parecía un pañuelo blanco. Cualquiera podría decir que también podrían ser unas bragas) y lo agitó como si llegara en son de paz. Dejó la mochila al lado de la peliverde y se sentó delante de ella, de nuevo cruzando las piernas y manteniendo una distancia prudencial.

- Hmmm... no suelo decir esto mucho... ¿sabes? - le dijo mirando a otra parte y rascándose la barbilla - pero lo siento. Es que... ¡Mira! No es muy agradable que te estés dando una ducha desde hace Dios sabe cuánto y que de repente te hagan saltar por los aires. Como que te chafa el buen rollo y... y eso...

Se le escapaban las palabras sin ton ni son. Estaba claro que no estaba muy acostumbrado a pedir disculpas o dar explicaciones, o al menos hacía tiempo que no lo hacía.

- Bueno, a lo que iba: ¿Qué eres, peliverde? ¿Y cómo te llamas? Es la primera vez que veo a alguien como tú, que cambia su cuerpo de esa forma tan extraña. Además, ¿de dónde sacas tantos explosivos? ¿Eres de alguna agencia gubernamental? ¿Algún grupo de héroes o cosas por el estilo? Y no creas que no me he fijado en la cantidad de pasta que llevas en esa mochila. La suficiente como para pagarte al menos cuatro bloques de pisos enteritos y te sobraría dinero para coches.

Sloan esperó a que la chica respondiera sus preguntas mientras se sacaba una chocolatina de debajo la sudadera. Lo desenvolvió y le dio un muerdo. Luego metió la otra mano y sacó otra barrita de chocolate, tendiéndosela a la peliverde por si quería. Total, parecía que estuviera en los huesos. ¿Acaso sabía lo que era "alimentarse bien"?

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   4th Junio 2014, 22:23

El hombre se le acercó y Fiona se encogió levemente, algo azorada aún, aunque después vio cómo recogía sus cosas, le dejaba la mochila al lado y se sentaba delante de ella. Tenía razón, si hubiera querido la hubiera matado mucho antes, Fiona sentía que podría hacerlo, y sin mucho esfuerzo

Hmmm... no suelo decir esto mucho... ¿sabes? pero lo siento. Es que... ¡Mira! No es muy agradable que te estés dando una ducha desde hace Dios sabe cuánto y que de repente te hagan saltar por los aires. Como que te chafa el buen rollo y... y eso...

La chica se le quedó mirando con confusión. ¿Sólo se había colado en su casa para ducharse? ¡Era hasta ridículo! Una sonrisa torva apareció en sus labios, como si no supiera si echarse a reír o llorar. Su instinto seguía aullando, por supuesto, pero su ventaja sobre un animal era su raciocinio, y ahora mismo podía controlar más o menos las emociones que el hombre estaba despertando en ella

Bueno, a lo que iba: ¿Qué eres, peliverde? ¿Y cómo te llamas? Es la primera vez que veo a alguien como tú, que cambia su cuerpo de esa forma tan extraña. Además, ¿de dónde sacas tantos explosivos? ¿Eres de alguna agencia gubernamental? ¿Algún grupo de héroes o cosas por el estilo? Y no creas que no me he fijado en la cantidad de pasta que llevas en esa mochila. La suficiente como para pagarte al menos cuatro bloques de pisos enteritos y te sobraría dinero para coches.

Soy... Fiona, pero me llaman Fauna la chica se acercó y recogió la chocolatina con cuidado Lo siento por lo de la ducha, pensé que habías venido a matarme o algo así. se quedó unos segundos en silencio, abriendo la chocolatina, pensativa Soy... bueno, te lo habrás imaginado, soy una mutante. Soy agente de Genosha. Ya sabes, el país de mutantes de Magneto, el tío ese que dobla cucharas con la pinga. la chica sonrió torpemente, claramente asustada aún, pero pronto le dio un mordisco a la chocolatina, sintiendo cómo el agradable sabor del chocolate la tranquilizaba un poco

Mira... lo primero de todo, lo siento mucho, de veras. Ha sido una mierda de semana, primero aparecí en un sitio llamado Gotham o algo así y me atacaron los zombies de mis padres muertos. Una maravilla, vaya. Luego me tiré dos días enteros de caminata para volver otra vez a Nueva York, y cuando fui a ver a un amigo... bueno, las cosas no fueron tan bien como me gustaría. Y cuando llego a casa, me encuentro que había alguien dentro, así que me puse paranoica y lo volé por los aires. suspiró, cerrando los ojos

No tengo ni puñetera idea de por qué te cuento esto, teniendo en cuenta que has acojonado todo mi instinto animal, y no tengo poco... A ver, cómo te explico lo del poder... Hay humanos que han empezado a evolucionar. Los mutantes esos que salimos por la tele, vaya. Algunos desarrollan poderes especiales como telepatía o telekinesis, esas cosas tan comunes. Y luego los hay... especiales.

En mi caso, puedo acceder a una consciencia colectiva, al instinto animal que compartimos todos los mamíferos, y... no sé, es raro, cuando me centro en un animal, mi cuerpo cambia con él, y accedo a sus instintos. Y tío, no sé qué eres, pero tienes a mi zoológico cagado de miedo

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   5th Junio 2014, 14:52

Crujió su chocolatina cuando Fiona le dijo que pensaba que había ido a matarla. Sloan se partió el culo de risa al escuchar eso. ¿Por qué iba a matarla? No tenía ningún sentido: ni la conocía ni sabía que vivía allí. Pero bueno, cada uno con sus paranoias personales, ¿no?

- Siéndote sincero, no tengo ni puñetera idea de lo que me estás diciendo. No conozco nada de mutantes y mucho menos que haya un lugar llamado Genosha. Y oye, si ese tal Magneto puedo doblar cucharas con la pinga no es un mutante: es un superdotado. - Dicho eso, no pudo contener las carcajadas que se quedaron en una simple sonrisa.

Siguió escuchando la historia que le contaba la tal Fiona (o Fauna. Eso estaba bien: dos nombres por si se le olvidaba uno de los dos no quedarse con un "eh, tú") y en cierto sentido tuvo que darle la razón: menuda mierda de semana. Si no fuera porque él mismo era una mentira para el público, una falacia de un universo inventado, le sería difícil creer en lo que estaba diciendo. ¿Zombis? Lo que le faltaba por ver. En su pueblo había escuchado historias sobre el vudú de Luisiana y su uso para levantar muertos o convocar a los espíritus de éstos. ¿Pero zombis? ¿Y en una ciudad llamada Gotham? Tampoco había oído hablar de esa ciudad, así que se la anotó mentalmente para ir y echarle un vistazo. Siempre es bueno abrir mundo, y toda ocasión es poca para hacerlo.

- Ya veo... - asintió ante la explicación de Fiona sobre sus propios poderes. Si era, por así decirlo, un pupurrí de animales, entonces tenía claro por qué le tenía tanto miedo (quitando la escenita de convertirse en un bicho tan feo como horrendo). - Si vosotros sois la evolución de la especie humana, yo podría ser considerado su exterminio. - Levantó una mano, y ésta se tornó gris, abriéndose una boca vertical desde el dedo corazón hasta la muñeca. Sloan se miró la mano, y ésta le devolvió la mirada. - Aunque nací hace tiempo del vientre de un madre, en realidad podría ser considerado como un humano artificial: el que podría considerarse como mi padre me creó con el fin de albergar un ser de otro mundo y otra dimensión. Ignoro con qué fines pero la cosa no fue como esperaba. Ahora ambos, ser y humano somos uno, y aunque tenga el aspecto de una persona joven, la verdad es que podrías considerarme más viejo que éste mundo. - La boca de su mano se cerró, volviendo a ser una boca normal. Con sumo cuidado, llevó la mano a la cabeza de Fiona y la depositó en su pelo. Frotó su cabeza con lo que podría considerarse como "cariño", con una sonrisa. - Pero aun así, en parte sigo siendo humano, con todos sus pros y sus contras. Tengo un nulo sentido de la moral humana, sobre lo que está bien o lo que está mal. Se podría decir que soy más o menos como tú: instinto puro. A todo eso, ¿quieres otra? - Apartó la mano de su cabeza y se abrió de nuevo la sudadera, ésta vez del todo, dejando caer un surtido de decenas de chocolatinas. - No son mías así que puedes pillar cuantas quieras. - Cogió una y empezó a comérsela. - Por cierto, me ha entrado curiosidad con eso de Genosha y ese tal Magneto. ¿Qué clase de sitio es? ¿Y segura que no te vas a resfriar? Por mi ningún problema si quieres seguir en ropa interior: mejores vistas que estar mirando la ciudad.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   5th Junio 2014, 23:59

Fiona se quedó en silencio ante la explicación del hombre desconocido. Cuando cambió su mano, dio un respingo, pero se forzó a sí misma el mantenerse en el sitio y no dejarse llevar por el miedo, mirando atentamente al desconocido.

Joder, ¿y ella se pensaba que su vida era jodida? Lo suyo debía haber sido mil veces más fácil en comparación con lo de ese tipo. Iba a decir algo, no sabía, cualquier cosa, pero entonces la mano se posó en su cabeza, a lo que se encogió más por la sorpresa que por miedo. Le miró unas décimas de segundo confusa, pero pronto su cara se tornó por una complacida cuando notó la caricia. Eh, no estaba mal para venir de un tío que casi se la carga unas horas antes...

Bah, no será porque no me paseo desnuda a menudo. Vale, en forma animal, pero desnuda después de todo la chica sonrió de lado. Si pretendía provocarla pudor o vergüenza, sería mejor que se buscase a otra más mojigata.

Pero volvamos al tajo... tío que aún no se ha presentado la mutante le sacó la lengua, recomponiendo rápidamente su fachada de tía dura. Estaba acojonada con la presencia del tío, era cierto, pero no estaba siendo violento, y estaba resultando agradable de tratar. ¿Quién lo iba a decir? Genosha es una isla en áfrica que se agenció Magneto hace unos años. Al parecer, después de acojonar medio mundo después de que le derribasen el chiringuito montado en su satélite, la ONU le dio una ciudad de mierda para que se perdiese. En unos años la convirtió en una nación próspera llena de tíos con poderes, como yo. Mutantes que los humanos más normales rechazan y todas esas cosas. Ya sabes, eso de no estar en la cúspide de la cadena alimenticia no le mola a la humanidad.

Oh, también hay por ahí una organización que reúne mutantes y que dice que pueden convivir con los humanos, son los X-Men o la Patrulla-X, pero si me preguntas, son unos idiotas idealistas. Después de que me tirasen piedras por segunda vez tengo claro que no hay mucha coexistencia pacífica si saben que eres algo raro.

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   6th Junio 2014, 16:28

- Como quieras. Mejor para los dos, supongo... - encogiéndose de hombros dio por finalizada la conversación sobre lo que llevara o lo que no llevara la peliverde.

- Sloan. Llámame Sloan. - Era cierto, no se había presentado. ¿Pero cómo hacerlo cuando momentos antes tenía delante a una chica aterrada y tirando un poco más atrás se estaba peleando? Hubiese sido algo más que extraño presentarse en medio de una caída libre. "Ah, por cierto, me llamo Sloan. Mucho gusto. Por favor, intenta no hacerte mucho daño al darte contra el suelo, que lo acaban de limpiar."
De algún modo, la forma de explicarse de Fiona le gustó: iba directa al grano, sin rodeos ni explicaciones que no tenían ningún sentido darlas. Quitando que por cada dos palabras que decía metía una malsonante... Pero supuso que estaba en esa edad, o había crecido así, siendo "joputa" la primera palabra compuesta que aprendió (aunque tampoco sería una palabra compuesta).
Le sorprendió bastante enterarse de que por armarla grande y gorda la ONU te daba una ciudad para que te divirtieses. Si fuese así en verdad, entonces a Sloan le tendrían que haber dado todo un puñetero continente... Claro que gracias a SHIELD, los accidentes ocasionados por Sloan se convirtieron en puros rumores. Para que le dieran su trozo del pastel tendría que armarla tan grande que todo el mundo se agitase a la vez, pero eso sería romper el trato con SHIELD y a ninguna de las partes le gustaría eso.

- A ver si me aclaro: ¿Le dieron una ciudad para quitárselo de encima? ¿Y qué es eso del chiringuito en un satélite? ¿Tan enganchado estaba a la televisión ese Magneto o qué?

Lo que terminó de descolocarlo era saber de esa tal Patrulla-X. Sonaba a grupo de rock, de héroes o a peli porno. Un grupo de mutantes que acogían mutantes para convivir con la humanidad. ¿Pero eso no era una paradoja? Para vivir con la humanidad, se separan de ésta, y rechazan a los suyos. No es que fuera el mejor de los lugares para dejarse caer siendo mutante según las palabras de Fiona.

- Hmmm... ¿Sabes? Me pica la curiosidad sobre esa ciudad y ese grupo que acogen mutantes. ¿Te puedo decir que me hagas de guía turística? Sería un favor por otro favor, claro. Según la retórica humana, nada se da de gratis que yo sepa. ¡Ah cierto! Antes has dicho que creías que iban a por ti o que querían matarte o algo por el estilo cuando dijiste lo del piso. ¿Es que te persiguen? ¿Son esos de la Patrulla-X?

Mientras hablaba, inconscientemente iba quitándose la parte de arriba de su vestimenta. No lo hacía porque tenía calor. Lo hacía para "equilibrar" la conversación. Había aprendido que se necesita estar de igual a igual entre dos personas para que ninguna de las dos se sienta amenazada o inferior. Como tan solo llevaba la sudadera, en cuanto se la quitó dejó a relucir la serie de tatuajes que cubrían su torso, hombros y espalda. Todos ellos sin ningún sentido aparente.

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   8th Junio 2014, 18:33

A ver si me aclaro: ¿Le dieron una ciudad para quitárselo de encima? ¿Y qué es eso del chiringuito en un satélite? ¿Tan enganchado estaba a la televisión ese Magneto o qué?

Es... una historia larga. Digamos que Magneto es considerado como el mutante más poderoso sobre la faz de la tierra por eso de poder controlar los campos magnéticos. Ya sabes, puede desarmar con un pestañeo a los ejércitos, puede producir desmayos... es un culoduro, te lo digo yo. El caso es que el tío se hizo una ciudad satélite para pasar de la humanidad, y como siempre, la humanidad quiso recordarle que existía, así que lo derribó, creo que con él dentro. Obviamente Magneto salió cabreado como una mona, y no lo digo por lo de ir arrojando mierda a su alrededor, que también. Cuando empezó a dar miedo a los Estados Unidos (que fueron los que le derribaron, por cierto), la ONU metió mano y le dijo que si se quedaba quietecito le daban su país subdesarrollado en áfrica.

Y ahora está más desarrollado que ningún otro país
la mutante sonrió de lado, encogiéndose de hombros. Le encantaba la ironía del asunto

- Hmmm... ¿Sabes? Me pica la curiosidad sobre esa ciudad y ese grupo que acogen mutantes. ¿Te puedo decir que me hagas de guía turística? Sería un favor por otro favor, claro. Según la retórica humana, nada se da de gratis que yo sepa. ¡Ah cierto! Antes has dicho que creías que iban a por ti o que querían matarte o algo por el estilo cuando dijiste lo del piso. ¿Es que te persiguen? ¿Son esos de la Patrulla-X?

Bueno... la chica comenzó a responder, pero sus ojos bajaron al torso de Sloan y se quedaron fijos en el La hostia, sí que te hicieron bien. comentó, antes de carraspear. Tenía unos tatuajes muy chulos, había que reconocerlo, y el tío estaba bien formado En fin, que después del lío que hemos montado, no sé yo cómo andarán las cosas. Vamos, que a lo mejor es jugármela mucho con lo de la mansión esa, pero te puedo decir cosas de ella e indicarte su dirección. Total, no es como si estuviese escondida.

Aunque eso sí, si vas a pasarte por Genosha, podría enseñarte los sitios, claro. No tengo problemas con ello. Total, hasta seguro que Magneto siente curiosidad por tí y tal. Y a todo esto, ¿No tienes ningún teléfono ni nada?

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   8th Junio 2014, 23:10

Esa historia tenía sentido: USA siempre había tenido la mala fama de si algo no les gustaba, o se lo quedaban o lo destruían. Y si alguien tan poderoso como ese tal Magneto tenía su pequeño palacete fuera del alcance terrestre común, más que normal que los Estados Unidos lo vieran como una amenaza. En verdad, Sloan no conocía nada a lo que Estados Unidos no le tuviera miedo. Siempre tan paranoicos.

Se miró cuando Fiona le dijo lo bien que estaba hecho. Se encogió de hombros.

- Cosa de mi otra parte, que quiere que mi cuerpo esté preparado para cualquier cosa.

Con lo de la mansión dejó claro que ella no podría volver por ahí así como así, y que le podría hacer indicaciones. Por tanto solo quedaba lo de Genosha y ese tal Magneto. Fiona había dicho que tal vez sintiera cierto interés por Sloan si le presentaba, y además si iban podría darle indicaciones. Eso era un punto más a favor para que fueran directos a Genosha.
No lo pensó dos veces antes de levantarse.

- No, lo siento: no llevo ningún teléfono encima. Pero no creo que tardemos mucho en conseguir uno. Sobretodo Fiona, no te asustes, ¿vale? Mantén la calma. - Sloan se agachó, cogió la mochila de Fiona y se la puso en el hombro. Luego le puso una mano en el hombro y dio un paso para atrás.

Lo único que quedó como señal de que aquellos dos habían pasado por ahí eran las chocolatinas que Sloan se había dejado.

Fiona pudo ver como su alrededor cambiaba al instante como si se apagara una luz y se abriera una puerta. Ya no estaba sentada en el duro y áspero suelo de un edificio en obras, sino en el duro y liso suelo de una baldosa tan grande como ellos dos. A izquierda y derecha subían y bajaban unas escaleras. A lo lejos más escaleras, al igual que si miraba hacia el vacío.
Se encontraba en el universo personal de Sloan, con tanta lógica a su alrededor como claro es el color negro.
Sloan se puso en pie, la miró y sonrió. Después se acercó al peldaño que estaba más cerca de los dos y se sentó. Le dio unos golpecitos con la palma de la mano para que se acercara y tomara asiento.

- Bienvenida a mi universo personal: un lugar de paso para viajar de aquí para allá. Si te sientas aquí y piensas en un lugar en concreto de Genosha, puedo llevarnos hasta allí en un segundo. ¿Qué te parece?

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   10th Junio 2014, 23:17

No, lo siento: no llevo ningún teléfono encima. Pero no creo que tardemos mucho en conseguir uno. Sobretodo Fiona, no te asustes, ¿vale? Mantén la calma.

Fiona puso una cara rara en cuanto Sloan le comentó que no se asustase. Lo llevaba claro, teniendo en cuenta que su mera presencia le daba miedo, pero estaba manteniendo la calma, ¿verdad? ¿A qué ser refería?

Segundos después, la chica estaba jadeando intentando recuperar la respiración. El viaje a la dimensión paralela había sido como un patadón en pleno instinto, con carrerilla y posiblemente realizado por Chuck Norris mientras giraba sobre sí mismo con ímpetu. La peliverde parpadeó, aún intentando orientarse, lo que la mareó aún más. Estaba segura de que le acababan de salir algunas canas de la impresión, fijo.

Bienvenida a mi universo personal: un lugar de paso para viajar de aquí para allá. Si te sientas aquí y piensas en un lugar en concreto de Genosha, puedo llevarnos hasta allí en un segundo. ¿Qué te parece?

Jo-der murmuró, empezando a recuperar un poco el control. Suspiró y agitó la cabeza, haciendo que su pelo saltase de un lado a otro, rebelde

Es la hostia, Sloan, pero también es un mareo del copón. ¿Y dices que te permite teletransportarte? La de dinero que te tienes que ahorrar en metro comentó, suspirando. Se acarició la sien, asintió y sonrió de lado al ente Está bien... entonces tengo que decir que no hay nada como estar en casa y golpear dos veces mis zapatitos rojos, ¿verdad? Vamos allá comentó, inspirando.

Se concentró en su casa, la de Genosha. Era un pisito pequeño en Hammer Bay, la capital. No tenía nada particular, aparte de una colección de explosivos y mucho polvo después de haberse tirado un año sin pisarlo. Pero era su hogar.

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   10th Junio 2014, 23:38

La peliverde parecía bastante... desubicada. No le extrañaba: la verdad es que pocas personas habían cruzado el umbral y solamente una se había quejado del cambiazo. Pudiera ser que fuera a causa de su metamorfosis... metarfosis... mutarfos... Por ser mutante, o mejor dicho, por ser el mutante que era.

Dejó el espacio suficiente para que Fiona se sentara a su lado, en aquel escalón, para así memorizar el viaje hacia Genosha. Era extremadamente útil que otra persona que conociera un lugar en el mundo que para Sloan era un completo enigma fuera la que dejara la imprenta en el escalón. Era una idea que tal vez la usara más veces, y así podría viajar por casi todo el mundo conocido sin tener que pisarlo antes. Tendría que anotarlo en su lista de cosas por hacer.
Se preparó para el viaje, esperando a recibir el visto bueno de su universo particular para salir proyectados. Se giró hacia la peliverde y se la quedó mirando durante un rato. Se le hincharon los mofletes intentando aguantar una risotada. ¿Por qué? Tal vez Fiona no lo viese, pero estaba poniendo una cara que, por el tiempo que llevaba conociéndola, no le pegaba lo más mínimo. Parecía una niña deseando con todas sus fuerzas que Papá Noel le trajera lo que le había pedido.

Sin poder evitarlo, alargó un brazo y le aplastó las mejillas, como si de un globo se tratara. Luego si, se puso a reír.

- ¡Hahahahahahahahaha! Vale... vale vale... ya... ya paro de reír. Venga, que ésto es importante.... hpffffffffffffffffffffhahahahahaha! Pero es que te tendrías que haber vistYA paro, ya paro...

Paró cuando le llegó la señal. La imprenta memotécnica estaba hecha, y la sensación de conocer un lugar nuevo sin conocerlo le llegó directo al cerebro.
En un instante, el vacío se convirtió en paredes, y las baldosas seguían siendo baldosas, pero no eran las mismas. Las escaleras que subían ya no estaban y el peldaño de la escalera donde estaban se había convertido en una cama polvorienta. Al llegar, lo primero que les recibió fue una marea de polvo que hizo estornudar a Sloan. Estornudó y estornudó. Se levantó y tosió. Apartó a manotazos el polvo que se le había metido por la nariz y siguió tosiendo, agachando la cabeza mientras iba de un lado para otro.

[PD: Dejo las descripciones tanto del piso como de Genosha a ti, que estamos en tu territorio XD]

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   20th Junio 2014, 22:03

La habitación era, sin lugar a dudas, un desastre. No sólo era el polvo, que se había acumulado a lo largo de meses, si no que también había todo tipo de objetos tirados por doquier: Pantalones, botas, bragas, algún que otro calzoncillo e incluso armas a medio montar. Fiona tosió un par de veces más y rápidamente abrió un par de ventanas, dejando que la habitación se airease

Joder, debía haber contratado a esa señora de la limpieza... la chica refunfuñó, negando la cabeza, antes de girarse hacia Sloan, sonriendo de lado.

Bueno, bienvenido a Genosha. Por favor, no tiren colillas al suelo exclamó, asumiendo un tono de voz propio de una azafata. A sabiendas de que sus animales interiores no estaban nada a gusto en presencia de Sloan, decidió no transformarse y aprovechar el momento para vestirse tan rápidamente como le era posible.

La habitación tenía unas vistas estupendas de lo que era la ciudad, que en ese momento se encontraba de noche cerrada. Las luces de la ciudad ocultaban el cielo estrellado en una clara contaminación lumínica. El perfil de la ciudad era, cuando menos, interesante: Por un lado había una gran concentración de rascacielos enormes y estilizados, y por otros grandes concentraciones de parques y casas más pequeñas con su popio jardín. Las avenidas eran grandes, y todo en general daba a entender que había dinero en la ciudad.

El piso de Fiona se ubicaba en un vigésimo piso de un edificio de cuarenta plantas que daba a una gran avenida diáfana, justo en la frontera entre la zona llena de edificios más bajos y parques y la más industrializada y aglomerada. Aquí y allá se podían ver edificios de aspecto imponente, y al fondo había una edificación solitaria que hacía pensar en alguna suerte de castillo

Bueno, ¿Qué te parece? Una ciudad por y para mutantes. No está mal, ¿verdad?

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sloan Jenkins
Eldritch
Eldritch
avatar

Mensajes : 833
Fecha de inscripción : 20/04/2014
Localización : En Eldritch o en Gotham

Ficha de Personaje
Alias: Project
Nombre real: Sloan Jenkins
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   21st Junio 2014, 00:35

Sloan estuvo varios minutos apartando el polvo de la cara para que no le entrara más por la garganta. Aguantó la respiración para no seguir tosiendo, pero por más que aguantara no podía parar. ¡Pero cuanto polvo! Se tuvo que quedar quieto para no levantar más nubes y así tener un momento de tranquilidad.

Cuando ya se había camuflado con el entorno (es decir, que parecía un candelabro añejo cubierto de polvo en una esquina de la habitación mal metido) se giró cando la chica le dio la bienvenida a la ciudad. Al abrirse las ventanas y que el polvo saliera a tomar vientos (nunca mejor dicho) el bueno de Sloan pudo contemplar el paisaje de la ciudad. La verdad es que, a simple vista, parecía una maravilla. No se podía comparar con las ciudades que había visto. Se acercó a la ventana y dio un largo y tranquilo vistazo a las calles, las casas, las luces, el cielo... bueno, el cielo era igual en todas partes. Ni siquiera se giró para observar como se vestía la chica (total, ya la había visto desnuda. Qué más daba). Estaba, por decirlo de alguna forma, embobado con la ciudad.

- Wow... cualquiera diría que estamos en África... - excepto por el frío. Como llevaba el torso al descubierto le pasó un escalofrío por todo el cuerpo, que le hizo temblar. La noche en África era fría de cojones, los cuales se metían dentro de la cueva para no pasar frío. - Oye, aclárame una cosa. - Miró a los ojos a Fiona, esperó unos segundos y después levantó una mano con unos calzoncillos. - ¿Cuánta gente vive en tu piso? - Después lo tiró contra la pared. En una parte de su imaginación le hubiera gustado que se pegara.

>> Y bueno, ya que estamos, ¿me llevas a dar una vuelta? Y una cosa, si es una ciudad por y para mutantes, ¿pasa algo que yo esté aquí? ¿No me mirarán mal o algo por el estilo? ¿Y Mr.PollaGrande-doblacucharas está por aquí?

_________________
En la cartera llevo...:
 

My other Me:
 
~Color darkgoldenrod~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellcat
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/04/2014

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   6th Julio 2014, 20:37

[Seguimos aquí]

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)   

Volver arriba Ir abajo
 
Cuantos despertadores, ¿no? (Marvel-Fiona)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» LOS 100 MEJORES HEROES DE MARVEL
» LoS MEJORES COMICS DE MARVEL
» Fear Itself, la Nueva Saga de Marvel
» LAS NUEVAS ANIMACIONES DE MARVEL
» VARIANT COVERS DE X-MEN: 70 AÑOS DE MARVEL

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: