Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Darkness Ablaze [Omega][Johnny Blaze]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
107Death
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Localización : ¿Ya miraste detrás tuyo? Prueba a los lados, a veces me gusta sorprender...

MensajeTema: Darkness Ablaze [Omega][Johnny Blaze]   15th Junio 2016, 22:26

25 de Septiembre de 2018. The Cat's Nest, Nueva York, 23:30 Pm




- Vaya...- El hombre aleja suavemente el habano de su boca exhalando una bocanada de humo muy lenta pero sin mucho garbo, contento de saborear tan solo un poco el humo. -...esta ha sido la hora mas esclarecedora de mi vida...- Toma con calma su cerveza y la bebe lentamente pensativo, aunque bastante disperso para alguien que acaba de conversar acerca de cosas que el común de la gente jamás podrá oir en su vida pero denuevo Hob Gadling es un hombre que ha vivido ya una experiencia muy por fuera de lo que cualquier otro podría imaginarse vivir. - Entonces, estás escondiendote de todo el mundo porque si cualquiera se percata de quien eres...- - Me atacarán...aunque solamente si pueden ver la herida que tengo en el pecho, Hob, si fuese algo tan común, quizás no llamaría la atención...- Hob Gadling asiente lentamente, pensativo. - ¿O sea que mi amigo...? - - Es uno de los míos, mi hermano menor, para ser precisa...- Por mi parte estoy algo tensa, salir del apartamento me agrada, puedo ver muchas cosas, pero nunca puedo sacudirme de encima la sensación de que siempre me están siguiendo, de que cada vuelta de la esquina podría ser terrible para mi, ¿Es esto lo que se siente cuando se está por morir? - Mira...Mimi, ¿Es asi como querias que te...? - - Si, gracias Hob...- Le sonreí con sinceridad, no quería ser descortés. - No lo agradezcas, al final de cuentas me diste este pequeño don mezclado con maldición, pero tengo curiosidad...aun debilitada... ¿Para que me necesitas? Ya te dije que no he visto a Sueño...- - Lo sé, solo...- Suspiré largamente, mirando apesadumbrada a la mesa de madera de aquel lugar, The Cat's Nest era lo único que tenía lo suficientemente cerca de mi apartamento como para recordar el camino. Era mas sencillo aparecerme en donde quisiera caminar de un lugar al otro es...diferente.

- ...¿Necesitabas con quien charlar? - Asentí un momento, bebiendome mi jugo de naranja, tenía suerte de que tuvieran de ese en este bar. - Podrías haberme citado en un lugar un poco mas...normal...y sin enviar una nota voladora...- Reí suavemente, mirandolo a los ojos. - Necesito sentarme en esta clase de lugares, la gente normal podría sentirse incomoda no sé que efecto tenga sobre ella la energia que escapa de mi pecho si permanezco mucho tiempo cerca...- Mi sonrisa se hizo un poco mas pronunciada. - Oh y es que esa nota fue la unica manera que se e ocurrió de...- Paf. Con ese suave sonido, un artefacto de plástico queda sobre la mesa, y lo desliza con la punta de sus dedos hacia mi, sonriendome. - No te preocupes, tómalo, no muerde...- Tomo cuidadosamente el objeto, y cuando tomo la tapa y la levanto, se abre repentinamente, encendiendo el espejo que trae en el reverso de la tapa mostrandome un nombre y la hora, sonrío mas pronunciadamente. - Fascinante... ¿Que hace, Hob? - - ¿Ese? No mucho, pero te permitirá contactarte con nosotros los mortales de carne y hueso...solo recuerda pedirle su número a cada persona que conozcas y te agrade o a cada amigo que tengas, luego presiona los números en el teclado, dale a "Guardar Contacto" escribiendo su nombre  y...- - Vaya...es...complicado...- Me rasqué suavemente la cabeza por un momento, y decidí cerrar el que ahora entendía era un teléfono, feliz. - Es maravilloso... ¿Recuerdas el correo? Esto puede eliminar esa demora completamente...esto...este...artefacto...mejorará tanto la vida de las personas...- Realmente asombroso, no podía creer que precioso regalo había recibido de Hob. - Mmm...no tanto como piensas, pero necesitas uno, y ese tiene saldo ilimitado, asique puedes hablar a quien quieras cuando quieras donde quieras...es lo menos que puedo hacer por ti, y si necesitas dinero o algo, avisame...he decidido tener una empresa en este siglo...- Hob sonrió y yo le devolví la sonrisa. - Estoy sorprendida, imagine que al saber quien era...- El hombre rió un poco, apoyando sus brazos sobre la mesa, mirandome a los ojos. - ¿Sabes por que las personas creen en ti? Porque no pueden verte, sus vidas son limitadas, y no les queda otra opción que creer que los acechas a cada paso, asi como no podrían refutarme que en este momento, en Madrid, hay una corrida de toros...Fe, tendrían que tener fe en lo que les digo, porque la fe es eso: La manera en la que los mortales se creen algo que otro les dice para llenar el vacio de todas las dudas que nunca podrán satisfacer...- Otra bocanada de humo lleno nuestra mesa, parecía tan tranquilo...-...y luego estoy yo, que he podido ir a comprobar cada cosa que me han dicho alguna vez, y para el que puede hacer eso, mi amiga, hay verdadera paz...- Sonreí cuando acabó esa frase, al menos hasta que oí las pisadas detrás nuestro.  

Hay algo muy distintivo en la manera en la que pisan los que no quieren ser escuchados. Al principio me tomaban por sorpresa pero tras tanto tiempo, tras tantos intentos fallidos de atraparme ya me habia acostumbrado a las artimañas mas comunes.- Hob...levantate y vete del bar, te llamaré mas tarde...-Mi mirada no dejaba lugar a dudas sobre lo que sucedería, mi amigo se levantó de la mesa, dejo el dinero suficiente sobre la mesa y se fue caminando lentamente pasando a un lado de la figura que ahora se paraba justo detrás mio, a unos dos metros. Alcé un poco la mirada, a la nada mostrandole que estaba atenta. - ¿Que quieres? - Me bajé de la silla y me di la vuelta lentamente, mirando a aquella figura oscura directamente al rostro. - Tu esencia...la siento...la he seguido hasta aqui...- Notaba como todas las demás criaturas mágicas se apartaban junto con otros misticos de poca monta. - Un espiritu del abismo, pero has absorvido una esencia de fuego...- - Si...- - No quiero problemas...estoy tratando de hacer mi dia en paz...- - Y sin embargo, caminas entre los mortales débil, herida, donde todos pueden verte...- Había un silencio sepulcral en aquel lugar tan reducido. Una pelea podría acabar consumiendo todo el lugar. - No tengo otra opción, pero tú si, puedes irte, no tengo problemas contigo, esto no tiene que ser asi...- - Estas débil...es mi oportunidad...- Y comenzó a alzar llamas de los huecos de su túnica dispuesto a atacarme, a menos hasta que levanté mi mano derecha y de mi palma abierta manó un torrente de lo que parecian cenizas oscuras, empujandolo con fuerza contra una pared dejandolo en el suelo. Caminé hacia él lentamente se puso de pié como pudo, herido, pero no de gravedad, escapandose como pudo hasta la puerta, dejando diminutas manchas de magma tras su paso. Suspiré, con tristeza. No puedo pasar mas de medio mes sin que alguien venga buscandome.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: Darkness Ablaze [Omega][Johnny Blaze]   11th Julio 2016, 00:15

Una esencia. Una "mujer", si se le podía llamar así. Una mujer increíblemente poderosa. Mas que eso. La Muerte misma, si mis fuentes eran confiables. No podía quitarme esa idea de la cabeza. Soy mejor sintiendo almas que poderes, pero hay determinadas entidades que todo aquel que se precie de tener un poco de conocimiento sobre le mundo de la magia debe ser capaz de detectar. La esencia de la Muerte es única. Ni siquiera sabia si era la Muerte, en realidad. Solo escuche los rumores, del mismo todo que todo aquel que no haya estado los últimos meses viviendo bajo una roca, de que la Muerte estaba caminando entre los vivos, en cuerpo humano, y muy debilitada. Por eso la estaba buscando ¿Quien iba a dejar pasar una oportunidad semejante? Asesinar, absorber, o siquiera dañar a la propia Muerte. Cualquier que hiciese eso podría volverse famoso, temido, o mas poderoso, acorde a cual de las antes nombradas acciones realizara ¿Que pintaba yo en todo esto? Pues a decir verdad todavía estaba pensando en una respuesta para eso. Supongo que mi linea de trabajo no siempre se limita a quemar pecadores y demonios, a veces hay que hacer un poco de clasico salvamento. No es como que la Muerte necesitase mi ayuda precisamente, pero si los rumores eran ciertos y yo no era el único que los había escuchado...pues prefiero prevenir que lamentar. Quizás debí haberle avisado a Hellboy, para que su organización se hiciese cargo del asunto y yo poder dedicarme a otra cosa, pero estaba demasiado cerca del lugar como para ignorarlo, y ademas también es en parte mi responsabilidad lo que le pase a cualquier entidad circundante de la zona en la que me encuentre. Y siendo honesto, Hellboy no estaba lo suficienteme cerca como para que el llamarlo y esperarlo no me retrasase bastante. Llegaría mas rápido yo solo, y así minimizamos perdidas potenciales.

Al menos eso tenia en mente cuando llegue al bar en cuestión donde dijeron que se reuniría. A juzgar por el "hedor" que invadió mi nariz apenas puse un pie adentro, ella no era el único ser mágico del lugar. Las almas y las esencias de los seres mágicos siempre han sido algo complicado de rastrear, salvo para los demonios quizás; un aroma tan desagradable jamas podría pasar desapercibido. Sin embargo, para la nariz entrenada es fácil distinguir ciertos rastros de otro, y una mujer en particular, sentada sola frente a la barra, desprendía un aroma...único. Dios, ya estaba empezando a sonar como uno de esos pervertidos que huelen el cabello de las mujeres a sus espaldas. No me moleste en pasar desapercibido, pues estaba entre seres mágicos, aunque si mantuve mi forma humana. Por las miradas que varios de ellos dirigieron hacia mi, ninguna particularmente amistosa, deduje que, o no les gustaban los extraños, o eran conscientes de la magia demoníaca que poseía y pensaban que venia a hacer diabluras.

Fuera como fuese nadie se interpuso en mi camino y llegue hasta la mujer sin problemas, sentándome a su lado y ordenando dos cervezas apenas tuve la oportunidad. No estaba de un particular humor para ligar esa noche, menos aun con la misma Muerte (en serio, seria incomodo en muchos sentidos), pero la verdad no había tomado nada hace como tres días y me urgía la necesidad de refrescarme un poco la boca con alcohol. No es que fuese alcohólico, solo me gusta el alcohol, es diferente...¿Donde estaba? ¡Ah si! Me voltee para ver mas de cerca la mujer que, supuestamente, era la segadora de almas mas famosa de la creación. Pues fea no era, eso desde el inicio. Al menos de cara era linda, aunque tan bien dotada en otros departamentos de interés; no plana, sino mas bien normal, nada tan destacable. Su piel era pálida, y su cabello negro como la noche; en retrospectiva tendría lógica un look tan..."dark" de parte de la Muerte. Estaba seguro de que ella había notado mi presencia, pero aun no me había dirigido la palabra. Una vez mas, el hombre debía iniciar la conversación...A ver...¿Que decirle a la Muerte, que no sea un ligue, para iniciar una conversación informal? Tenia que ser calmado, inteligente, y sobre todo, sutil.

-Oye...¿Eres la Muerte verdad?- Mínimo falle en las dos ultimas cosas; no soy bueno con esto de la sutileza, pero al menos había bastado para conseguir su atención.- ¿Me creerías si te dijera que no quiero hacer daño, que solo busco protegerte en caso de que algún loco se aparezca, al menos hasta que este seguro de que un buen amigo pueda brindarte apoyo profesional? -Y ahí vamos de nuevo, hablando mas de la cuenta y yendo directo al grano. Felicidades Blaze, en serio, todo un genio. Cuando no estas coqueteando eres un inútil con esto de las charlas informales con mujeres. Esperaba que al menos fuese algo lo suficientemente original como para evitar granjearme su desprecio tan rápido. De primera, no se rió, ni me insulto, ni escupió, ni trato de atacarme o alejarse; esa era una muy buena señal en mi opinión. Justo entonces llego el camarero con dos cervezas y me ahorro otro segundo de silencio incomodo sin nada que hacer mas que esperar una respuesta. Le di un largo trago a la primera jarra, mínimo la mitad del contenido liquido desapareció dentro de mi boca en el primer sorbo. Solo entonces baje la jarra, me limpie un poco con la manga, y mi atención volví hacia la mujer.- ¿Quieres probar un poco? -Le hice un gesto indicando al otro vaso, que aun no había sido tocado. Ojala le gustase la cerveza; no entendía el sacrificio que estaba haciendo al dejarle tomar una.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
107Death
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Localización : ¿Ya miraste detrás tuyo? Prueba a los lados, a veces me gusta sorprender...

MensajeTema: Re: Darkness Ablaze [Omega][Johnny Blaze]   27th Julio 2016, 11:05

Cuando me pude asegurar de que el espiritu se habia ido, me dí la vuelta para volver a mi mesa. Todos en aquel lugar estaban mirando, y repentinamente giraron sus cabezas para volver a los suyo, aunque cuando trate de alzar una mano y decirles que no se preocuparan, todos se removieron en sus sillas, alejandose, mesas incluidas, de mí. Me llevé una mano a mi cabello, revolviendomelo un poco, estoy acostumbrada, y tienen razones de sobra para temerme luego de lo que hice, no sé luchar, no se utilizar mi poder de esa forma, nunca necesité hacerlo, y no me gusta la violencia, hay pocas cosas que me quedan hoy por hoy, pero entre ellas está mi voluntad, y no deseo aprender a hacer daño a otros, esa no soy yo. Me acerco a mi mesa y noto pasar a mi lado a un hombre con una chaqueta de cuero, el cual se sienta directamente en mi mesa, sin ningún pudor en absoluto, seguro de lo que hace. Por un momento, incluso yo me sorprendo por lo que veo en él, y me quedo unos segundos quieta, tratando de hacerme a la idea de la dificil realidad que debe de vivir en su día a día. Me acerco a la mesa y me siento en una silla muy cercana a la suya, mirandolo, pensando en cuales podrian ser las mejores palabras para entablar una conversación con un hombre que lleva tan cerca suyo la esencia de un demonio, a un alma que seguramente sufre por una realidad tan dificil, que quizás no sepa como expresarse ante un algo tan complicado como yo. Y entonces habla...

...Y me rio. Me rio con fuerza, apoyando la frente en la mesa, tanto, que comienzo a lagrimear de la sola sensación de alivio. Es que... se sienta a la mesa conmigo y, ¿La mejor forma que se le ocurre de interpelarme es...? ¡Ja! ¡Increible! Me toma como cinco minutos dejar de reirme y poder mirarlo a los ojos con una sonrisa de oreja a oreja. - Eres encantador, Jonathan...- Y mira que comenzar una conversación diciendome las cosas tan directamente, es maravilloso lo que hacen a veces las personas...- Sí, si buscas a la Muerte, la encontraste...- Asiento y en eso, el telefono en mi bolsillo comienza a vibrar, y escucho el sonido de...¿La Marcha Fúnebre de Chopin? Hob es un buen hombre, pero tiene una forma de hacer humor algo peculiar. Abro el aparato por la tapa. - Contestar...contestar...contest...¿Hola? - Nada, no importa cuanto se lo diga, el artilugio no toma la llamada, ¿Quizás si presiono este botoncillo verde...? - Hola Hob, disculpa, primera llamada...eh, ¿Como estás? ¿No es necesario hacer esa pregunta siempre? Ah, entiendo, sí estoy bien, esperaré tu siguiente llamado o te haré yo uno cuando quiera verte, ¿Si? Genial...- Hice silencio, aun con el teléfono en la oreja, sonriendo, hasta que me llegaron sus palabras denuevo. - ¿Realmente? Está bien, entonces adiós, Hob...- Presioné el botón rojo, que por suerte funcionaba a la inversa del verde, cerré el artefacto y lo guardé en mi chaqueta, mirando a Jonathan.

- Disculpa, no sabia que habia que despedirse también al final de una llamada, estos artefactos mortales modernos son...- Un troll jorobado llega y nos deja dos jarras de cerveza, me mira a los ojos, lo miro, le sonrío, se va. Hay cosas que nunca cambian. - Te creo, Jonathan Blaze, eres de fiar, o al menos, eso siento...- Ví como se tomaba su cerveza con confianza, vaciandola mucho de un solo trago, acerqué la mia, a decir verdad, habia bebido vino, pero nunca cerveza. - Imagino que todo mundo ha oido los rumores a estas alturas, me es dificil pasar desapercibida, y en estos momentos, es casi imposible...- Me llevé la mano a la herida, dejando que mi energia se escurriera literalmente entre mis finos y palidos dedos, suspiré y volví a mirarlo. - ¿Protegerme? No, Jonathan, eso seria muy arriesgado, siempre he viajado sola y quiero mantenerlo asi, aunque tener con quien hablar me ayuda...- Las conversaciones son cosas maravillosas, en el principio de todo, las entidades casi no conversaban, todo era diplomacia y frases pensadas para congraciarse, tomó hasta el nacimiento de los seres humanos para que todos comenzaran a adoptar la costumbre de hablar mas fluidamente, de permitirse exabruptos, errores, de abandonar tanto cuidado. - ...¿Tienes un amigo que puede ayudarme de alguna manera? - Lo admito, se me iluminó el rostro cuando escuché esa frase. Si tenia alguien capaz de ayudarme en mi situación, le estaria infinitamente agradecida. Tomé la cerveza y le di un largo trago, tranquila de que al parecer alguien por fin me ayudaria a encontrar la manera de...- ¡Agh! ¡Agh! - Dejé la jarra sobre la mesa y tuve que llevarme una mano a la boca. Nunca habia sentido tan intensamente el sabor de las cosas como lo hacia ahora, y el de la cerveza, tomen mi palabra, es terrible. - Quizás no todo lo que hacen los mortales sea tan bueno después de todo...- Iugh, el sabor se me queda en la lengua, ¿Como pueden beber de esto hasta embriagarse?.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: Darkness Ablaze [Omega][Johnny Blaze]   4th Agosto 2016, 20:03

...Se esta riendo...sep, se ríe. Muy fuerte. Osea, literalmente esta llorando de la risa ¿Que tanto tienes que cagarla como para se te ria en la cara a la primera palabra? Reconozco que preguntarle si era la Muerte de primera no fue una buena idea pero...espera...creo que es una buena risa.- ¿De que diablos estas hablando ahora?- Es como decir, que se esta riendo conmigo, no de mi- Yo creo que se ríe de ti...yo me reiría de ti.- Y por eso tu opinión no cuenta, ahora cállate y déjame trabajar. En efecto, la cosa había empezado bastante mal, pero basto con un vistazo a su cara para confirmar que no estaba riéndose de mi. No había ni un rastro de malicia en su risa, era pura, como si le hubiesen contado el mejor chiste del mundo. No soy precisamente un comediante, y las mujeres no acostumbran reírse de mi precisamente, pero se cuando alguien se cuando alguien se esta burlando de mi y cuando no.-Mira que cosas, tal vez no la cague completamente.- -Es cierto lo que dicen, a veces es mejor tener suerte que cerebro...¿Como te va tan bien a ti, que careces de ambas?- -...Hoy estas graciosito ¿Verdad?- Bueno, volviendo a lo importante, pasaron como cinco minutos en los cuales la chica no paraba de reírse. Era como tener a una niña enfrente, destilaba cierta inocencia, y al mismo tiempo aire de poder, aunque puede que eso ultimo estuviese imaginándomelo yo ¡Al fin y al cabo estoy compartiendo un trago con la jodida muerte! Lo importante es que conseguí hacer una buena primera impresión ¡Punto para Blaze! Se que no intentaba ligarme a nadie ese día, pero saber que no le había caído mal desde el inicio ya era una buena señal: al menos escucharía lo que tenia que decirle. Por otra parte me hubiese gustado saber que pasaría los próximos cinco minutos llenando la barra con lagrimas de risa, así hubiese ordenado con anticipación.

Al menos cuando me mira a los ojos es con una autenticamente hermosa sonrisa en su cara, y eso como que hace que valga un poco la pena todo ¿Sus primeras palabras" "Eres encantador, Jonathan"...y bueno, cuando se tiene el don, se tiene; aparentemente caerle así a las mujeres no es algo que pueda controlar, solo pasa. Estaba a punto de decirle algo cuando de pronto me vi interrumpido por un sonido que provenía de su bolsillo: su celular. Curiosidades de la vida, la Muerte usa celular...y por lo visto no sabe como atenderlo. Al menos tenia un tono de llamada que iba bien con la fuerza de la naturaleza que supuestamente representaba.- Se presiona el teléfono verde...si, ese...el botoncito verde de la derecha, en la esquina.- Y si así era con uno de tapita, mejor ni le mostraba el mio, que era táctil; mejor ahorrarle el dolor de cabeza. Termino su llamada mejor de lo esperado, y guardo el aparato, disculpándose por su incapacidad de usarlo bien.- No hay problema, yo mismo estuve un par de días para aprender a usar el mio...si quieres puedo enseñarte a llamar con el después. Sin ofender, pero...no creo que sepas como hacerlo.- Realmente no se me ocurrió una mejor manera de decirlo.

No pude evitar sonreír de oreja a oreja al escuchar lo que dijo. Otra solitaria, sip, te entiendo perfectamente compañera. Por otra parte se le ilumino el rostro apenas hable de una posible de ayuda, de tal forma que parecía como esos huérfanos de las películas cuando encuentran a sus padres. Supongo que en eso diferíamos, aunque siendo justos ella estaba en una situación bastante mas complicada que la mía, y eso es decir poco. - A veces hasta el mas solitario de los lobos necesita andar con la jauría, no crees?- Frase de Johnny Blaze (posiblemente), ahora solo falta ponerle fondo negro y una foto mía de pinta pensante en blanco y negro, luego publicarlo en Facebook para que sea oficial.- Es un demonio, como yo, te va a caer bien. Obvio no es tan bien parecido...en realidad es como un gorila rojo de dos metros mínimo, con una mano de piedra y cuernos recortados...tiene algunos problemas de ira, pero es buena gente. También trabaja para una organización de defensa contra lo paranormal; nadie esta mas capacitado que él para defenderte o resguardarte en caso de que lo necesites. Asimismo, tengo acceso a su guarida y su numero en mis contactos- después te enseño a usar eso- y si lo quiero puede venir a recogerte en cosa de una hora a lo mucho...-

Iba a decirle algo mas pero me quede en el aire cuando la vi reaccionar asi ante la cerveza. Una parte de mi no pudo evitar gritar "¡BLASFEMIA!" en mi cabeza, pero primero decidir a darle un trago a su jarra, a ver que tal estaba...y luego otro trago, por que estaba buena. Solo habia una explicacion logica, racionar y plausible de por que habia reaccionado de ese modo.

-¿Primera cerveza, verdad?- Johnny Blaze, cervezologo experto (no certificado).

Llevo mucho tiempo entre bar y bar como para no saber reconocer los síntomas del primer trago cuando los veo.- A nadie le gusta la primera jarra, pero cuando te acostumbras...pues es difícil dejarlo. Recuerdo que una vez yo...- Me corte en medio de la frase, no pude evitarlo. Fue muy repentino, cosa de segundos, y de golpe todo se había ido a la mierda. Aun no había llegado, pero estaba cerca, lo se, puedo sentirlo. Antes de darme cuenta mi mano ya estaba en su brazo, y me preparaba para jalar si hacia falta.- Tenemos que irnos de aquí, ya.- El tono de seriedad con el que decía eso era complementarte opuesto al tono alegre que había tenido hasta el momento y lo sabia. Pase de alegre a amargo de la nada. pero tenia una buena razón. Sentí algo mientras charlaba con ella. Al principio pensé que era una molestia, así que lo ignore, pero ahora ya me quedaba claro quien era: malas noticias.-Alguien viene a por ti...ahora mismo. No hay tiempo de explicar, pero hay que huir. Escucha, este no es uno de los típicos debiluchos que seguro te has encontrado hasta ahora...este tipo...es cosa seria.- Estaba autenticamente preocupado esta vez. Usualmente él no me preocupa tanto, pues ya lo he vencido. Lo que me preocupaba era tener que proteger a alguien, estando él presente; si no puedo luchar a mi máxima capacidad, la cosa se pondrá complicada. Quizás yo me estaba equivocando y no era él o la Muerte estaba menos indefensa de lo que pensaba y podía patearle el culo, pero fuera como fuese no me sentía de humor para andar probando teorías, que la cosa estaba delicada.

Me pare de un salto del banquillo y me dispuse a salir con tal velocidad que ni me moleste en terminarme su cerveza, prueba clara de la gravedad de la situación. Desgraciadamente no llegue a tiempo. Cuando me encontraba a mitad de camino entre la barra y la salida, las puertas se abrieron de golpe. En apariencia es solo un mortal común y corriente: hombre de edad mediana, afroamericano, barba candado, poco pelo y ropa de deportes; nada fuera de lo normal. Pero para alguien que puede detectar la esencia de las personas, y leer sus almas, no hay mascara ni engaño que valga, por que yo se quien es realmente. Y cuando hablo por primera vez, ya no hubo duda en mi cabeza de quien tenia enfrente.- Entrégame a la Muerte, Blaze, y tal vez tenga piedad de ti.-

Sonreí.- Cuanto tiempo sin vernos...Null, la Oscuridad Viviente.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
107Death
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Localización : ¿Ya miraste detrás tuyo? Prueba a los lados, a veces me gusta sorprender...

MensajeTema: Re: Darkness Ablaze [Omega][Johnny Blaze]   31st Agosto 2016, 18:25

- No...bueno, si, es mi primera cerveza...- Fruncí el ceño y me crucé de brazos un momento, mirando a la bebida. Me había escuchado infinidad de veces de lo buena que era, de que debería beberla, y ahora que lo intento, me llevo esta decepción, pero a medida que sigue hablando, me relajo y me olvido de algo como eso. - Te refieres a Hellboy, ¿Verdad? - Le sonreí mientras se bebía mi cerveza también. - Lo conocí una noche, en Irak, cuando llegué a este universo...- ¿Como estará ahora? ¿Y Arturo? - Me liberó de unas cadenas con las que me habían atado, cosa que me sorprendió, porque pensé que el conocimiento de cómo restringirme había desaparecido hacía siglos, no es algo que cualquiera pueda saber así nada más...- Suspiré, aun recordaba el dolor, el primer momento en el que sentí que estaba conectada al plano material, la primera vez que mi herida se abrió y sentí el dolor, el sueño desmoronándose...- Disculpa...- Había pasado como cinco minutos embotada, mirando la mesa de madera como si fuese cautivadora. -Les di un medio para contactarme si me necesitaban, pero no creo que fuese capaz de pedirles ayuda...colmarían mi apartamento, y a Slim y Wandsworth no les gustan las visitas, los peces dorados no son muy sociables, y...-...no soy buena mintiendo, no tengo costumbre, siempre he sido tajantemente honesta. Apoyo la frente sobre la madera, la mirada perdida hacia el suelo. - La verdad es que no sé que me sucede, Jonathan, y no es seguro estar cerca mío...- Me apoyo en el respaldo de la silla, mirando al techo. - Desde que llegué aqui, todo es distinto, y a estas alturas, no sé quien sea el próximo que venga buscándome...- Lo miro un momento, y la expresión se me desinfla hasta ser lastimera, aún no me adapto, es muy dificil haber pasado de ser una entidad central, a la que todos al menos respetaban, a ser una fugitiva en el plano material, siendo cazada por todos como una simple presa, teniendo que defenderme, que violentarlos. Leyes eternas se han roto, cosas en el universo se desestabilizarán, problemas aqui y en el plano astral. Que esté así puede causar problemas inimaginables, y todo eso se suma al peso de ser una víctima. Niego suavemente con la cabeza y vuelvo a mirarlo, tratando de no perder la sonrisa, él no tiene la culpa y yo no debería transmitirle estas sensaciones.

- Aprecio que te hayas acercado, Jonathan, en esta clase de momentos, me hace muy bien sentir que tengo compañía, no me siento tan sola, tan...- Repentinamente, noto como cambia el semblante por completo, yo trato de ponerme seria, no es broma cuando viene alguien a buscarme. - Vámonos entonces, Jonathan..- Me bajo de la silla y camino a su lado, pero apenas damos algunos pasos antes de que nos cierre el camino un hombre africano. Había sentido su energía, oscura como la noche, cargada de maldad, de negatividad, opresiva, pero se había estado acercando poco a poco y mis sentidos no son lo que eran, fluctúan,  para cuando lo había podido percibir del todo, estaba bajándome de la silla y topándomelo cara a cara. No da rodeos alrededor de lo que quiere, no trata de vestir de refinamiento sus intenciones, es conciso y directo, Jonathan sonríe, pero yo no, su energía está consumiendo el lugar, como si su sola presencia fuese capaz de absorber la luz de todo lo que lo rodea. Apenas si puede contener su necesidad de destruirlo todo a su alrededor, de consumirlo. - Null...- Ver en su esencia es...como ver al abismo, quien no entienda no vería nada, pero si comprendes la naturaleza de ese abismo, verás cosas terribles, y este es uno de esos casos. Es maldad, pura, es una concentración terrible de cosas negativas, completamente del lado del caos en la balanza del cosmos.

- No tienes que hacer esto...- Le hablo con suavidad, si él y Jonathan pelean aquí, podría ser catastrófico. - Lo que sea que pienses que puedes obtener raptándome, es una mentira, no puedes obtener nada de mi...- Pero es difícil que crea esas palabras cuando puede ver claramente que alguien o algo ha logrado herirme y mi poder se escapa lentamente. - No es necesaria la violencia, y nadie te hará daño, solo vete...- Lo miro con preocupación, no creo que escuche lo que le digo, pero tengo que intentarlo, todos en este plano son muy violentos, se entregan en seguida a la violencia, pero yo no, y no quiero que se violenten por mí. - Por favor, Null, entiende...no conseguirás nada y te pondrás en riesgo...- No tomo partido por Jonathan, ni por Null, para mí, ambos tienen su lugar en el universo, y en el fondo, comprendo lo que les ocurre a las fuerzas caóticas del cosmos, comprendo que está en su esencia ser como son y hacer lo que hacen, pero algo ha cambiado, y es que ahora ya no puedo mantenerme completamente neutral. Si ataca, tendré que defenderme, aunque no sepa cómo, tendré que improvisar como he venido haciéndolo hasta hoy. Esto es mucho más grande que yo, el universo necesita que yo no desaparezca.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: Darkness Ablaze [Omega][Johnny Blaze]   20th Noviembre 2016, 02:36

No llegue a detenerla antes de que se acercara a hablarle a Null. Ella parece inocente, casi infantil en su hablar. Realmente espera poder convencer a un ser como ese de que pueden solucionar sus problemas por medio de la paz. No es que tuviese problemas con su rollo de "Gandhi", pero con eso no basta para frenar a todo el mundo. Los seres como él no se detienen a escuchar razones. Por más apariencia humana que tuviese, era la oscuridad encarnada. Las almas de toda una raza muerta en agonía, unidas para formar un solo ser, uno incapaz de frenar ante nada para destruir a toda vida; lo cual hasta cierto punto explicaba por qué quería acercarse tanto a Muerte. Personas como esa...no, seres como ese no eran de la clase con la que puedes frenarte a tener una charla tranquila y discutir de tus problemas. O eso pensé. La verdad supongo que las cosas hubiesen podido salir peor en ese momento; al fin y al cabo, Muerte sí logro detener a Null...suponiendo que su pausa para reír cuente; nunca lo había visto reír, así que de verdad me sorprendió, supongo que la oscuridad viviente había aprendido algo sobre la vida durante todo el tiempo que estuvo oculto ¿Que pasa hoy que todo el mundo se ríe de algo cuando estoy cerca y soy el último en enterarme de por qué?

-Tanto poder...- Finalmente vuelve a hablar.-...desperdiciado en ti.- El desprecio en su voz es evidente; Null siempre tomo deleite en enloquecer a las personas, acabar con su autoestima o esperanza a base de palabras o...espera un minuto. Sus poderes mentales...Muerte no se encuentra enloquecida aun...veo la cara de Null. Esta tan extrañado como yo, aunque menos sorprendido.- Mis poderes no ejercen efecto en ella...- Me observa, y eso es toda la señal que necesito. Años de práctica me habían hecho desarrollar un reflejo innato a la hora de saber cuándo algo se va a poner feo, y no planeaba darle tiempo a que me hiciera la misma joda mental. En menos de un parpadeo, ya era el Ghost Rider. Null no era ajeno a mi transformación, aunque no estoy seguro de ver como hubiese sido para Muerte verme ¿Habrá pensado que me queme vivo? Nah, es la muerte por una razón, ver gente morir en un incendio debe ser su típica noche de martes. -Buen intento...- Sonrio de lado...bueno en realidad en esa forma mi gesto es una eterna sonrisa, pero el punto es claro. Ambos sabemos que, en esa forma soy inmune a los ataques mentales, aunque me gusta recalcárselo.- Sabes que ningún ataque mental puede hacerme daño en esta forma, Null. Y también sabes como han acabado todos nuestros encuentros hasta ahora...Lárgate. Si desapareces ahora hare como que no te vi y seguiré mi camino.- ¿Lo ves chica? Así es como pides las cosas pacíficamente: demostrando que tienes de tu lado el arma más grande. Lamentablemente Null no iba a retirarse tan fácil, él era de por si un arma demasiado grande.

-¿Por qué habría de irme, motorista?.- Pregunta la entidad, una cierta mezcla entre curiosidad y jocosidad en su tono. Como si le estuviese contando un chiste difícil de entender. –Por aprecio a tu “vida”-. Aun con todos mis conocimientos de las artes oscuras, y la experiencia como Espíritu de la Venganza de mi lado, me cuesta trabajo saber si debería clasificar a esa cosa como algo técnicamente “vivo”.- ¿Vida?- Responde, esta vez solo hay jocosidad.- ¡Yo soy la anti-vida!- Proclama, la energía oscura esta emanando de su cuerpo a un ritmo acelerado, sus ojos se vuelven completamente negros; está canalizando su poder.- Tu sabes cuál es mi propósito…tu sabes a que vengo por ella.- En verdad, si me hacia una idea.- Mi razón de ser es el dolor…la destrucción…- En ese momento su mirada se posa en la Muerte, su voz adquiere un tono seco y potente.- ¡YO ACABARE CON TODO LO QUE EXISTE! ¡CON TODA VIDA, HUMANA, ANIMAL Y VEGETAL! –Debo reconocer, el poder que emana de su ser me envía escalofríos a la espalda incluso a mi.- Y para hacer eso….- Levanta el brazo y señala con el índice a la mujer.- Necesito su fuerza…el poder de la muerte…el poder de arrebatar la vida…una vez que lo posea…- Una siniestra sonrisa se forma en sus labios, poco característico por parte de la entidad.-... Ni siquiera tú podrás hacerme frente.- Y eso es todo lo que dice, antes de lanzarse sobre muerte a velocidades inhumanamente rápidas. Casi parecía una mancha de colores a los ojos de un humano normal; por suerte yo no lo era, al menos no en ese momento. Justo cuando su mano estaba a punto de sujetar a Muerte, el ente vio como una cadena imbuida en fuego infernal se envolvía en su brazo. Acto seguido y de un tirón, el hombre cae al suelo contra el suelo con fuerza. Por fortuna la resistencia física del cuerpo se veía aumentada por la sola presencia de Null, de modo que no se lo arranque.

-Sal de aquí, ahora
.- En ese momento estaba bastante claro que no era una petición, y no admitía negativas como respuesta. Desgraciadamente esa distracción me gano un golpe de lleno en el pecho con un rayo de energía de Null que me mando volando contra unas mesas. Sin perder tiempo ni mediar palabra se removió las cadenas con una facilidad digna de un ser de su calibre, se dio la vuelta y salió corriendo detrás de ella; por suerte de mi otro brazo habían salido otras cadenas a tiempo para envolverse en su pierna derecha, reteniéndolo un momento. La diferencia era que esta vez no perdí tiempo en imbuirlas en fuego infernal, el cual alcanzo a Null en cosa de segundos. Tire hacia atrás, intentando atraerlo, y consiguiéndolo, pero apenitas.- ¿Ya lo olvidaste? –Pregunta, antes de poner ambas manos en la cadena.- ¡Tu poder infernal solo sirve para nutrirme! –Había absorbido el fuego infernal como si fuera cosa de nada; como si estuviese atacando una esponja con una manguera a presión. Si bien no lo demostré en combate, me tomo por sorpresa por un momento; pocos son los seres que pueden hacer eso y salir indemnes. Solo fue un momento…pero lo aprovecho para mandarme volando de una sacudida, usando la cadena como látigo para propulsarme a fuera.

Al menos una vez afuera del bar tuve una visión más clara de mis alrededores. Pude ver a Muerte cerca de la entrada, y a unos pasos afuera, mi motocicleta.- ¡Cambio de planes, vienes conmigo!- La tome de la cintura sin darle tiempo a mediar palabra y la subí de culo a la motocicleta, casi incrustándola en el asiento.  Acto seguido entre yo y arranque la moto, sin siquiera darle tiempo a que se transformase completamente y rezando que el fuego infernal del asiento no le queme las nalgas. Ni cinco segundos después ya estaba viendo a Null salir afuera del bar. Su sola presencia fue un indicativo más que suficiente y acelere a todo lo que daba – ¡Agárrate con todas tus fuerzas!- Sobraba decir que su vida dependía de ello. En cualquier otra circunstancia me hubiese quedado peleando con Null, pero esta vez era diferente: esta vez él no necesitaba golpear más duro que yo para ganarme, esta vez le bastaba con llegar a Muerte antes de que yo pudiera evitarlo, y le sobraban trucos para hacer eso. Mi única forma de ganar era alejar a Muerte de Null lo suficiente como para pensar algo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Darkness Ablaze [Omega][Johnny Blaze]   

Volver arriba Ir abajo
 
Darkness Ablaze [Omega][Johnny Blaze]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ficha de Johnny Blaze
» La ciudad del Alfa y Omega
» The Omega Effect
» Omega Pharma-Quick Step - Liquigas
» Ficha titán de Omega

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: