Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   17th Junio 2016, 12:57

- Y ésto de aquí es un Wagh. ¿Qué te parece? ¿A que te mola mi Wagh?
- Po si son figuitas y na má - contestó la mutante sin comprender la emoción del chico que tenía  a su izquierda.
- ¿Qué dices? ¡Si es la caña! Además, no son figuritas, ya te lo he dicho: ésto es un ordenador y ésto un videojuego. Mira, escucha ésto. - El chico hizo clic en una de las opciones que tenía su héroe, le dio a una ciudad enemiga. Por los altavoces se escuchó el rugido de los orcos.
Zoey se quedó mirando la pantalla, con los ojos completamente abiertos y con la boca entre abierta.
- A Zoey la gustao... ¿Pues volver a ponello?
- No, no puedo: tan sólo puedo moverlos una vez por turno así que... Si quieres puedes esperar a mi siguiente turno. - La sonrisa le cruzaba de oreja a oreja al chaval. Era la primera vez que una chica se interesaba por lo que hacía y de alguna forma quería retenerla tanto tiempo como fuera posible. Todo chico tímido sabe de lo que estoy hablando: ese momento donde te montas una película que seguramente no sea así en la vida real, pero igualmente evocas toda tu ilusión.
Zoey por su parte perdió levemente el interés por el videojuego que le estaba enseñando el chico. Había entrado en aquel cibercafé porque había escuchado a un grupo de chavales hablar sobre conseguir dinero fácil. De lo poco que sabía Zoey de la sociedad de éste universo, el concepto del dinero lo había pillado a la primera: si no tienes dinero, no comes.
Aquel grupo de chavales estaban hablando de dinero digital, no real. Hablaba de cómo conseguirlo en un juego on-line, con lo que Zoey quedó desilusionada. Y si se había quedado cerca de aquel chaval era porque mientras los demás ordenadores estaban rodeados por varios grupos de personas, el de ese chico estaba en un rincón, apartado y solo. Necesitaba un respiro y olvidarse que allí dentro había más gente o le podía dar un ataque.

- Zoey agradece... pero Zoey tene que irse. Zoey necesita comía y pa comía necesita dineo.
- Oh... - La desilusión del chico era palpable. Desilusión que pronto se convirtió en disgusto y reproche. - Entonces, ¿por qué no atracas un banco?

Esas fueron las últimas palabras que le dirigió el chico antes de ponerse los cascos y seguir con su juego. Zoey se lo quedó mirando un buen rato, hasta que cogió su bastón, la bolsa con sus cosas y se marchó del establecimiento a toda prisa para poder colarse en algún callejón solitario para que las mareas de la población no la alcanzara.

"¿Por qué no atracas un banco?"

...

En una esquina cercana al Central Park, unas columnas griegas marcadas en la fachada indicaban la entrada principal del banco, con sus puertas de cristal, sus cámaras y su guardia de seguridad bien rellenito, con un mostacho ridículo y unas gafas de sol pese a que estaba en la sombra del banco.
Zoey estaba sentada en la copa del árbol más cercano a la calle, observando a la gente entrando y saliendo de aquel banco. Las palabras del chico resonaban en su cabeza una y otra vez. ¿Era tan fácil como entrar, coger el dinero y salir? ¿La solución a sus problemas era tan obvia? Atracar, robar... eran conceptos que no le eran desconocidos a la mutante, ya que en su mundo había tenido que hacerlo muchas veces si quería sobrevivir. Para ella atracar un banco no era muy diferente de atracar a un grupo de bandidos y saqueadores. No comprendía el concepto de banco ni por qué la gente entraba y salía. Mientras esperaba vio un par de altercados donde alguien se quejaba de que ladrones y estafadores. ¿Un banco era una guarida de saqueadores?
A esa conclusión llegó Zoey mientras esperaba a que el afluente de gente fuera menor, y cuando así fue, saltó del árbol y se dirigió con paso diligente hacia las puertas.

Cuando el guardia la vio, llevando aquel bastón con ella quiso detenerla, levantando una mano y poniéndose delante. No vio venir ni la hostia en su cara con dicho palo ni el por qué salió volando un par de metros hacia la derecha tras un estallido que lo dejó medio sordo y alertó a todo el mundo allí dentro.
Zoey se quedó mirando el interior sin comprender muy bien dónde tenía que ir ni qué hacer pero, cuando vio tanta gente ahí dentro empezó a ponerse nerviosa. El pulso le iba a mil, la mano le temblaba así como el labio inferior. Su entrecejo se frunció y sintió como todo aquel nervio se convertía en ira de repente.

- ¡WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGH!

Zoey soltó un grito feroz, contundente, como aquellos orcos del juego de las figuritas. La materia se colapsó frente a sus ojos y un nuevo estallido creó un golpe de viento que impactó en la frente de todos los que tenía delante, como si hubiera sido el grito de un auténtico orco.
La gente de allí dentro gritó, asustada, y comenzó a correr hacia la salida que estaba detrás de Zoey. Ésta no quiso ponerse en el camino de la multitud y corrió, dio un salto y se puso tras la barra donde un hombre de mediana edad estaba escondido, temblando tras ésta.

- ¿Ande tenéis el dineo? - preguntó Zoey con la mirada de un cazador.

La alarma silenciosa se disparó, y por la centralita de policía empezó a circular varias llamadas, todas repitiendo las mismas palabras una y otra vez: "banco", "atraco" y sobretodo, "mutante".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   18th Junio 2016, 21:18

Necesitaba descansar de aquellas cosas que le eran tan nuevas y se le hacían tan desconocidas. Alejar de su mente todas esas preocupaciones y malas sensaciones que tenía desde hacía ya tiempo. En multitud de ocasiones la realidad de aquel nuevo universo tras la colisión de los mundos le ahogaba. Extrañaba a la gente que conocía. Sus conocidos  de ese mundo tantas veces se le hacían tan ajenos. Pero lo callaba no quería hacer sentir mal a nadie.  No era culpa de nadie que las versiones de sus familiares y amigos no fuesen las que él recordaba, conocía y amaba. Seguramente a ellos también les resultaba extraño él y extrañaban al Bart de su mundo. No quería pensar en los que se habían quedado atrás, le hacía sentirse muy triste y extraño. Le hacía sentirse fuera de lugar.

Pero aquel día había decidido no sentirse más melancólico ni sentirse más triste. Así que sin pensar en nada ni nadie salió sigilosamente de la base de Happy Harbor. Salir fuera de los lugares que conocía y dejar de pensar en aquello que le abrumaba. Utilizó su supervelocidad para poner rumbo a la ciudad de los sueños, aquel lugar denominado la ciudad de las segundas oportunidades. Nueva York era la ciudad que la literatura y el cine pintaba como el lugar para ser feliz, donde puedes volver a empezar y construir una vida nueva llena de lujo, glamour y ensueño. La célebre y venerada ciudad sería el lugar donde Bart pasaría un día de diversión, olvidándose de las preocupaciones de su vida, aunque fuera tan sólo por un día.


Cuando llegó a la  famosa urbe estaba muy emocionado. No Sabía que visitar primero: la estatua de la libertad, la esquina entre la avenida Broadway y la Séptima avenida donde se encuentra la sede del  New York Times, Wall Street, el museo de arte metropolitano, el empire state building, Central Park … Pensó que la sede del New York times quizá le interesase a Conner, él admiraba a su primo Clark y éste trabajaba en un periódico.

El adolescente se compró un mapa en un estanco y bastante comida basura. Como tenía un metalismo acelerado tenía hambre con una frecuencia increíble. El muchacho se pasó media mañana recorriendo la ciudad como un turista normal y corriente. Tomaba autobuses y metros para no usar sus  poderes de metahumano. Como al joven Allen le gustaba mucho aprender, estaba disfrutando mucho de las visitas culturales. No obstante, echaba en falta alguien con quien poder conversar sobre las cosas que le resultaban interesantes.

Más o menos a media mañana decidió disfrutar del aclamado pulmón verde de Nueva York, Central  Park. Caminaba apaciblemente degustando con sus ojos la naturaleza mientras bebía un refresco de naranja y comía un perrito caliente que había comprado en uno de los numerosos puestos de comida ambulante que había en el lugar.

Al ir caminando llegó a una calle donde se erigía una imponente arquitectura de estilo neoclásico. El edificio que imitaba en el estilo artístico griego clásico era la monumental sede de uno de los principales bancos de Estados Unidos. En otro momento al castaño le hubiese llamado lo atención como los edificios donde se guardaba el dinero de los ciudadanos querían parecerse a pulcros y antiguos templos griegos. Pero  en aquel instante lo que  llamó la atención de Bart fue la actitud exaltada de los ciudadanos. Hace nada se había escuchado un poderoso rugido y ahora la gente parecía enervada.  Vio como la gente gritaba y salía despavorida a la calle pidiendo ayuda. En joven Allen hizo acopio de sus poderes e inmediatamente se puso su traje de Kid Flash. Más rápido que un rayo entró en el edificio. Al penetrar en el lugar vio que la causa de aquel alboroto:  una muchacha con  la apariencia de un personaje salido de un videojuego ciberpunk, que quería atracar el banco.

_________________
Déjame contarte un secreto. Solo se necesita un mal día.
Un momento que jamás debería suceder, y todo el suelo debajo tuyo comienza a desmoronarse.
Créeme. Lo sé con exactitud. Todos nosotros lo sabemos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 596
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 18
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   19th Junio 2016, 19:36

Cargada con su fiel mochila, en la cual, como siempre, había una libreta, su teléfono móvil, un reproductor de música y una botella de agua, Alice se había acercado a Nueva York a comprarse ropa. En su mayoría eran piezas de deporte, ropa cómoda con la que podría asistir debidamente a los entrenamientos a los que recientemente se había apuntado.

A lo largo de esa semana había acudido a James Logan, Planaria Glámez y Natasha Romanova en busca de entrenamiento y acondicionamiento físico. Los sucesos que días atrás había vivido con Incense y Crow, la habían dejado suficientemente asustada como para tomar una decisión. No iba únicamente a aprender a controlar sus poderes. Iba a aprender a defenderse. Iba a aprender a luchar.

Estaba harta de moverse de un lado a otro con miedo. De huir y de pedir ayuda. Si el punto de viajar y vivir en América era hacerse más fuerte, física y psicológicamente, estaba decidida a intentarlo hasta el final y dar su mejor esfuerzo por conseguirlo. Y si tenía que hacerse daño y aprender a volver a levantarse, lo haría. A veces la voluntad nos puede llevar a superar incluso aquellos límites que nos auto-imponemos, y Alice solía imponerse más que el adolescente medio. Así que al decidir superarse, y centrarse en su meta, se sentía como si se estuviera preparando para afrontar el fin del mundo.

La mochila colgaba a su espalda, y en sus manos oscilaban dos bolsas de plástico al seguir el movimiento de sus pies al caminar, según esperaba ella, de vuelta a la mansión. En su mente vagaba ya la idea de las cosas que haría al llegar a su habitación, la rutina que seguir, la ropa que iba a ponerse tras la ducha. Fue entonces cuando un alarido, más propio de la banda sonora de un cine que del ajetreo diario que se escucha en las grandes ciudades, se escuchó por encima de los auriculares que cubrían sus orejas. Alzó la mano derecha, sin soltar la bolsa, y retiró el botón haciendo que de nuevo llegara a ella el sonido de la ciudad, la gente caminando, los coches, la voz de las conversaciones.

No fue demasiado dificil advertir de dónde procedía el grito, pues del banco más cercano fluía un aluvión de ciudadanos que parecían huir despavoridos, y de entre todos ellos, Alice acertó a escuchar una única palabra.

Mutante.

Sintió que se le erizaba el vello de la nuca y por un instante pensó en huir. En seguir a toda esa gente que caminaba hacia el exterior para alejarse de lo que fuera que había en el interior del banco. Pensaba en Incense, en el peligro vivido y la mala experiencia, en cómo habían quedado Widow y Dazzler, dos supuestamente heroínas entrenadas en combate.

Pero Widow había vivido, y Alice había sido capaz de detener a Incense, al menos el tiempo necesario para que llegara la policía. Podía hacerlo, su poder se lo permitía, pero… ¿Estaba preparada?

Cuando al fin se armó de valor intentó colarse al interior del banco, evitando a la gente que huía y sus ojos volaban de uno a otro rincón intentando encontrar a los guardias. Uno descansaba al lado derecho, tendido en el suelo, pero no parecía estar herido o tener cortes… Ni heridas de ácido que dejaran brotar su sangre.

Tomando aquello como una buena señal, Alice siguió avanzando hasta colocarse a la espalda de una mujer. Su piel le recordaba al color de las aceitunas, y sus orejas parecían extrañamente deformadas. Pero estaba ante un banquero, y el hombre parecía verdaderamente asustado…

Y Alice no solía pensar demasiado en lo que hacía, cuando veía a otra persona en riesgo.

Se acercó muy lentamente a la “mutante” con la intención de abalanzarse contra su espalda y desarmarla. Si conseguía quitarle el bastón… Sólo le quedaría afrontar cual fuera el poder que tenía aquella chica gracias a su mutación.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   22nd Junio 2016, 12:28

El chicle. El chicle era maravilloso, pensó Jake. Era uno de los pocos inventos humanos que le fascinaban, a diferencia de cosas más modernas como los ordenadores, el Waifai o la Peyatention 4. Aparatos electrónicos con los que tenía que acostumbrarse todavía. Pero el chicle… oh, el chicle como tal llevaba existiendo desde el siglo XVIII y había evolucionado bastante bien. Un día, Jake se había detenido en la calle en medio de su paseo con Elissa, y observó una gran bola de cristal llena de bolas redondas de colores, que había apostada en frente de una panadería. La Stavridis pagó el medio dólar para que el muchacho se divirtiera haciendo girar la manilla plateada y recibiendo como premio una bola de chicle. Eso sí que era amor.  

Jake no olvidó  lo divertido que había sido comer chicle, así que bajó otro día a la misma panadería que había cerca de la casa de las Stavridis, y tomó prestado medio dólar de un civil despistado. Sabía que a las hermanas no les gustaba eso de que robara, pero llevaba toda la vida haciéndolo, y si no le pillaban… ¿Qué más daba?

- Sabor a fresa, sabor a fresa. – dijo el castaño cruzando los dedos mientras metía la moneda en la ranura y le daba vueltecitas a la manivela. Entonces escuchó un grito ensordecedor que provenía del banco, y Jake se levantó alertado, dejando caer la canica de color verde por el asfalto.

- Era de menta… ¡puaj! – dijo sacándole la lengua a la dispensadora de  chicles.

Lo que ocurría en el banco atrajo la atención del chico, y pensó que podría ser muy divertido echarle un vistazo. Jake se caló la capucha y sintió el viento agitarse en sus entrañas. El cuerpo del muchacho empezó a desaparecer, volviéndose invisible a ojos de los humanos, y voló en dirección al atraco.

Jake había visto muchos atracos de bancos por la tele, solían ser muy peligrosos, con tipos armados con rifles o pistolas y las caras tapadas con medias de colores. Había disparos, muertes, drama… pero aquel era un atraco muy particular. La que llevaba la voz cantante era una chica joven de cabello canoso y que aferraba un bastón como si fuera una espada. Su piel era olivácea, casi enfermiza y tenía unas orejas puntiagudas muy poco humanas… por no hablar de sus extrañas vestiduras. No era una atracadora común. sin rifle, sin medias tapándole la cara... una ladrona poco profesional, pero efectiva. Los trabajadores del banco estaban aterrorizados, y la seguridad había caído desplomada con los bastonazos de la chica.

-¡Qué divertido! – pensó Jake mientras observaba desde el techo los siguientes acontecimientos. Buscó un mueble alto y se sentó en una de las estanterías de archivadores mientras se mantenía invisible.

Vio a una de las civiles acercarse por detrás a la mutante, con intención de quitarle el bastón, y entonces apareció uno de esos héroes enmascarados que bien podría tener la edad de Jake. Iba vestido con un traje amarillo ajustado de cabeza a los pies, pero que dejaba libre su pelo castaño. El símbolo de un rayo en medio de un círculo adornaba su pecho.

- Esto se pone cada vez más interesante... -  susurró el castaño desde su solitaria estantería, deseando saber lo que iba a ocurrir después.


Última edición por Jake el 6th Septiembre 2016, 12:00, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   4th Agosto 2016, 13:46

- No aga repetí a Zoey, ombre, que la tenemo.
- Señorita, no entiendo lo que me está-
- ¡DINEO! ¡VEDDE! ¡PASTA!

El hombre no parecía entender lo que le estaba diciendo la chica, ya fuera por su particular forma de hablar o porque estaba medio en shock. Zoey resopló con fuerza, con el vientre contraído por los nervios y el pulso emulando un motor a toda potencia. No tenía tiempo de explicarse mejor así que metió las manos dentro del traje del hombre: por sus bolsillos internos, por los de los pantalones... El hombre no entendía qué estaba buscando la chica hasta que sacó su cartera, la abrió y cogió el puñado de dólares que llevaba encima. Los agitó con violencia e insistencia delante de su cara, con el ceño fruncido.

Al fin, parecía que se entendían. El pobre hombre asintió y Zoey lo levantó de un tirón. Por un instante, la mutante se despistó observando la materia a su alrededor que se movía con furia. Pensó que alguien se estaba moviendo cerca pero comprendió que aquella forma de moverse era por el viento y nada más. Volvió el rostro hacia el hombre el cual se estaba haciendo mierda buscando las llaves de la cámara fuerte. Zoey se impacientaba, dando golpecitos con el pie en el suelo.
Fue cuando el hombre levantó la mirada cuando Zoey se fijó en que sus ojos miraron a la espalda de Zoey, repetidas veces, como si estuviera esperando algo. El instinto de supervivencia de Zoey se disparó al instante y antes de que nadie pudiera reaccionar dio un salto, y en el aire sus pies chocaron contra la materia, creando un pequeño estallido que la impulsó a ella y a la corbata del hombre, permitiendo a la mutante ponerse tras el banquero, levantando el bastón de forma defensiva.

Era otra chica. No sabía si era más joven o mayor que Zoey, pero estaba claro que era mucho más mona. Y no iba sola: tras ella un chico con un traje ajustado de color amarillo se había personado en la puerta. ¿Cuándo habían llegado que Zoey no se había dado cuenta? ¿Tan distraída estaba con los nervios del banco que no se dio cuenta?

- ¿Quién sois vosotros? ¿Tambén venís a robá el banco? - Como si de un resorte se tratase, el banquero dio un brinco y un ligero grito, y salió corriendo hacia la izquierda, dirección a la puerta que llevaba al interior del banco. Zoey intentó atraparlo con la mano pero se paró al recordar que no estaba sola. Miró al banquero, al grupo. Al banquero y de nuevo al grupo. - ¡Dita sea! - Con el bastón arreó unos buenos topetazos a los muebles que tenía alrededor, destrozándolos. - ¡Protegé a Zoey! - La mutante se puso el bastón en el hombre y corrió hacia el banquero como si fuera a cuatro patas (o tres), mientras que los trozos de los muebles y las sillas formaron tres figuras de tamaño mediano y dos pequeñas que recordaban a la boca de un dinosaurio con afilados dientes de astillas, con cuatro piernas preparadas para correr. Las cinco figuras se lanzaron contra la chica mona y el hombre de amarillo mientras Zoey se metía por la misma puerta que el banquero.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   13th Agosto 2016, 14:10

En situaciones como aquella, donde la vida de personas inocentes estaba en riesgo lo primero  era despejar y asegurar la zona y alejar a los ciudadanos  del peligro. De esta manera se prevenían, un cierto grado, las desgracias indirectas que pudiese causar la problemática en la que se veían envueltos.

Viendo que las personas del lugar se alarmaban e inquietaban cada vez más desesperadas por salir de aquel lugar,  Bart hizo uso de su velocidad para sacar a la calle a aquellos con los que se cruzaba. Kid flash realizó varios viajes de ida y vuelta para poner fuera de peligro a los que se hallaban más cercanos a la zona del altercado.

Bart miró de arriba a abajo a aquella chica verde y desgarbada. No estaba muy impresionado por el aspecto de Zoey. En su corta y poco convencional vida se había topado con toda clase de gente. Haber coincidido con toda clase de personas le hacía tener una visión más abierta ante las diferentes apariencias.

La forma en la que hablaba la mutante le pareció bastante curiosa y peculiar. No tenía un acento muy neoyorkino ni era un lenguaje que pudiera decirse muy entendible o elaborado. Aunque el pequeño aprendiz de Flash estaba acostumbrado a oír hablar a  gente con un lenguaje más correcto, no le era desconocida esa jerga de Zoey. Él había vivido en un pequeño pueblo de Alabama. Una de esas zonas rurales que tienen un habla peculiar y propia.

- Soy Kid Flash.- Y justo en ese instante Bart vio a Alice. Allí estaba esa chica de apariencia tan dulce, con esos ojos tan intensos, rasgos apacibles y delicados en la que no se había fijado hasta ese mismo momento.  Era una joven muy agradable a la vista e de forma inconsciente la sonrió. Ante la siguiente  pregunta de Zoey, Bart meneó enérgicamente la cabeza de un lado a otro, en un claro gesto de negación. – No creo que Flash se sintiese muy honrado si empiezo a delinquir. Por no mencionar que me caería una buena bronca y quizá algunos años de cárcel.-

Bart agradeció que aquel ataque de rabia de Zoey se dirigiera al mobiliario de la estancia y no a ninguna persona de alrededor. Luego cuando vio como de los trozos rotos de los muebles emergían unas especies de figuras amorfas que asemejaban a reptiles o más bien dinosaurios, supo que no había sido un ataque de ira. Destrozó aquellos muebles para usar sus poderes.  Parecía como si la muchacha de piel verde realizase  alguna clase de magia que hacía cobrar vida a las cosas inanimadas.

Tocó a uno de los seres de madera para absorber su energía cinética que les permitía moverse. Al absorber  esa energía desaceleró  el movimiento de este ser. La criatura de madera daba golpes lentos. Luego Bart empezó a golpearla muy rápidamente.  Cuando estaba por convertirlo en astillas, otra de esas cosas aprovechó que estaba concentrado en el primer dinosaurio de madera y le golpeó con  tanta fuerza que le hizo caer al suelo.

Estar en el suelo le hizo tener una perspectiva diferente de la situación. Había cinco monstruos allí y una joven con apariencia de muñeca. Tenía que sacarla de allí, salvarla de esa situación de peligro. Mientras aquellas criaturas les impedían el paso lanzándoles ataques a diestro y sinestro, Zoey se hacía con el banquero  y se dirigía  con él a la cámara acorazada, la zona más segura del banco.  En un instante Bart miró a Alice, le pareció que ella estaba un poco indecisa. Así que, la tomó de la mano con la intención de sacarla de esa zona de conflicto.

-Upps - Se le escapó de los labios al ver que en vez que haber dejado a Alice fuera de peligro, la había arrastrado rápidamente a donde estaban Zoey y el banquero. Se reprendió mentalmente. Había visto a la mutante huir con el banquero y se despistó. No recordó que había agarrado a la muchacha. Pensó en ir a donde estaban la mutante y el banquero y allí fue. Recordó lo que siempre le decían los otros Flash: Bart piensa. Piensa antes de actuar. También se le vino a la memoria cuando conoció a Tornado Rojo y el androide le hizo un psicoanálisis en el que le comparó con el ID (Ello) de Freud, ese instinto que nos impulsa a actuar sin pensar ni  prever las consecuencias.

_________________
Déjame contarte un secreto. Solo se necesita un mal día.
Un momento que jamás debería suceder, y todo el suelo debajo tuyo comienza a desmoronarse.
Créeme. Lo sé con exactitud. Todos nosotros lo sabemos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 596
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 18
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   21st Agosto 2016, 01:16

No logró llegar a donde se proponía.

El banquero la había visto y por más que Alice intentara con su mirada hacer que él desviara la suya, el hombre estaba demasiado asustado para pensar fríamente en lo que sucedía. Descubrió la ubicación de Alice, y usando su curioso poder, la mutante dio una patada en el aire que la hizo saltar por encima del banquero, para pasar a usarle de escudo... antes de que hubiera logrado quitarle el bastón.

Escuchó una voz a su espalda, y se giró para encontrarse con un joven en traje de superheroe. Cuando él le sonrió, Alice parpadeó, confusa ante la actitud jovial y despreocupada del joven heroe.

El banquero entró en pánico una vez más cuando vio que el intento de ser "ayudado" había fracasado y decidió intentar poner pies en polvorosa. La extraña muchacha golpeó varios objetos que a su alrededor cobraron vida y atacaron para defenderla. Alice se alzó de nuevo en defensa, dando tres pasos cautelosos hacia su espalda, mirando los curiosos... ¿seres? Cuatro pseudo-dinosaurios de madera atacaron a Alice y a Kid Flash. Pillada por sorpresa ante la situación, su primer instinto fue apartarse, tal vez buscar un sitio alto donde subirse y pensar con claridad, confiando en que los monstruos no pudieran escalar o saltar demasiado alto.

En un instante, sintió que algo se aferraba a su mano y aunque normalmente su instinto y costumbre natal rechazarían el contacto, esta vez no le dio tiempo a reaccionar. Sintió una súbita sensación de vértigo, el mundo a su alrededor se convirtió en una mancha borrosa durante un instante y perdió el suelo que pisaba. Pero antes de que su mente pudiera procesar correctamente la experiencia... El paisaje había cambiado, ya no estaba en el mismo lugar, y volvía a estar frente a la mutante y el banquero...

¿Qué había sucedido exactamente?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   6th Septiembre 2016, 13:00

Jake seguía observando la divertida escena subido encima de unas de las estanterías de archivadores que había en el Hall del Banco de Nueva York. Se puso cómodo en su provisional asiento, y sonrió al ver que la atracadora de piel olivácea trataba desesperadamente de hacerse entender con un inglés pésimo. ¿De dónde había salido aquella chica?

Quién también llamaba su atención era el chico moreno del traje amarillo. Era mucho más rápido que el viento, y era incapaz de seguirlo con la mirada y de saber lo que estaba haciendo. Pero la gente que huía despavorida del banco, desparecía del Hall de repente, y en otro instante ya se encontraba de forma segura fuera del edificio. ¡Increíble! ¡Qué poderes más chulos tenía aquel chico! Ya le caía bien.

El encontronazo de los dos civiles y la atracadora no funcionó demasiado bien. La chica de cabello blanco empezó a destrozar los muebles de su alrededor, y huyó con el banquero al interior del edificio, seguramente con la intención de buscar la cámara secreta dónde se guardaban las joyas de la corona y el billete de un millón de dólares. Jake había visto muchas películas de ladrones de guante blanco, y aquel pensamiento le pareció de lo más lógico.

Pero la situación no terminaba ahí. Los muebles que había golpeado la histérica ladrona habían cobrado vida. La madera, las astillas y el metal empezaban a agruparse, hasta imitar la forma de un dinosaurio. ¡Qué emocionante! Jake apostó mentalmente un chicle a que el bajito del traje amarillo le daba una paliza al monstruomueble. Casi se puso a vitorear cuando el velocista convirtió en polvo uno de ellos, pero se llevó las manos a la cabeza cuando le vio salir volando a la otra punta del Hall por culpa de un puñetazo de madera.

¡Menudo desastre! Y encima la otra civil se había quedado clavada en el sitio sin saber que hacer. Entonces los dos chicos parpadearon y desaparecieron de la escena, y Jake supuso que el velocista habría sacado a la civil fuera del edificio para que no estorbara.

-Pues que rollo… ¿se han ido todos? – susurró extrañado al ver que nadie regresaba al Hall y se encogió de hombros. Pero antes de investigar a dónde habían ido Zoey y el banquero, Jake tuvo una idea muy divertida. El chico de la capucha levitó hasta donde se encontraban los feroces muebles, que habían perdido su objetivo de ataque y se encontraban confusos, y se posicionó frente a ellos, revelando su apariencia con una sonrisa muy traviesa.

-¡Ey! Chicos… ¿no os apetece tomar el aire?-  el chico agitó los brazos en dirección a las puertas del Hall, y estas se abrieron con un golpe de viento. Pero los dinosaurios de madera ni se inmutaron, eran igual de aburridos que su dueña. Jake dejó escapar un largo suspiro y decidió que ya no era tan divertido como esperaba. Volvió a hacerse invisible y se adentró en el banco en busca de la curiosa atracadora.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   13th Septiembre 2016, 13:11

- Era Flash. Era Flash. ¡Era Flash! - no dejaba de decir el director del banco mientras se adentraba en éste hacia la gran cámara seguido por la mutante que lo miraba con cara rara. Para Zoey tenía toda la pinta que alguna parte de la cabeza del director se había fundido y se había quedado tonto perdido, repitiendo una y otra vez la misma palabra que en este caso, era flash. Pero en realidad el hombre estaba contento y esperanzado porque había reconocido aquel traje tan raro y ese borrón de las noticias. No podía ser otro que Flash, un superhéroe que había venido a rescatarlo.

Zoey y el director se plantaron delante de la gran cámara y la mutante le apremió con un ligero empujón para que se pusiera manos a la obra y la abriera. En cuanto el director empezó a andar hacia la puerta, las partículas de materia alrededor de Zoey se movieron, empujándose unas a otras como si algo las hubiera obligado a apelotonarse, saliendo disparadas en una misma dirección. La mutante se dio la vuelta para mirar en la otra dirección, justo a su espalda, y se encontró de nuevo con el chico y la chica de antes.

- ¿Vohotros dos travé?
- Oh Flash. ¡Flash! ¡Sálvanos!
- ¡Cayate ya y ponte abrí la puerta!

El hombre dio un respingo, asustado por la ferocidad en el rostro de Zoey y se puso a abrir la puerta como ella le había ordenado. Por su parte la mutante estaba en un aprieto: sujetaba con firmeza el bastón hacia la pareja, pero por dentro se estaba doblando de dolor. El hambre por fin había salido a la luz tras ser reprimido por la voluntad y la adrenalina de la muchacha. Pero todo tiene un límite y la mutante no pudo aguantar más.

- A Zoey no le queda otta... - Los muñecos que controlaba Zoey en la otra sala se desmoronaron, recuperando así la mutante parte de sus fuerzas. Iba a necesitar todas sus fuerzas si quería salir de allí con el dinero. Zoey movió el bastón dibujando una curva delante de sus narices y se quedó con la otra mano hacia delante, como si estuviera esperando a que alguien le chocara los cinco. El vacío alrededor de la mutante comenzó a tornarse translúcido cuando la mutante comenzó a concentrar toda la materia a su alrededor creando una especie de cúpula poco a poco. - Escuxad bien a Zoey: Zoey necesita veddes pa comía, así que Zoey se va a yevar veddes para podé compá comía. Si sus metéis delante del camino de Zoey, Zoey os ará volá y si no teneis suette tal vez murais. Así que, apataos del camino de Zoey.

Iba en serio: cada vez el aire a su alrededor iba cambiando de translúcido a opaco. Aquella acumulación de materia dejaría a Zoey con las fuerzas suficientes para coger el dinero y salir pitando de allí para caerse muerta en alguna parte y descansar. Pero necesitaba el dinero, y el hambre no perdonaba.

[FDI: La cúpula alrededor de Zoey se va haciendo más densa y física a medida que se torna más opaca. Va a necesitar todo éste turno para culminar su ataque.]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   18th Septiembre 2016, 20:56

Aquellas peticiones de ayuda de la gente le ponían un poco nervioso y le hacían dudar. ¿Podría salir con éxito de esa situación? ¿Podría ayudar a aquella gente? Él no era como su abuelo. Barry era ciertamente alguien que sabía lidiar con esas situaciones y decantarse por la mejor opción. Ni siquiera era como Wally cuando era Kid Flash. El pelirrojo tenía todo muy claro y preciso. En su cabeza no estaba todo tan claro y ordenado como en la de aquellos dos. Su mente era un caos que era muchas veces difícil de controlar. Sin duda era más alocado e impulsivo que los otros dos.  No tenía ni la madurez de Jay Garrik. Ni se desenvolvía como Max Power.  ¿Qué debía hacer? ¿Cómo debía encarar aquella situación?

Su mirada insegura se volvió hacia Alice. No conocía de nada a aquella chica pero su mirada implorante de Bart la estaba pidiendo unas palabras, un apoyo, un consuelo o algo que hacer. En aquellas situaciones de una cargada tensión psicológica, estaba muy acostumbrado a que el líder de grupo le dijese algo que hacer. Aquella adorable jovencita no era su líder de grupo. Él la había acelerado y llevado a ese peligro de manera impulsiva. Allí no había nadie para dirigirle. Ni nadie a quien pedir consejo. La estaba piciando bien y joder no quería que ninguno de los otros flashs se enterasen.  El que menos quería que supiese de esa actuación era Wally, que si bien no como el de su mundo de origen, aún le seguí causando cierto malestar pensar en un posible enfado del mayor. Si algo odiaba en la vida era la riña de Wallace West después de haber actuado de forma impulsiva e imprudente. Quería demostrarle que no seguía siendo aquel niño impulsivo del que siempre se estaba quejando. Quería demostrarles a todos que había crecido, que era alguien útil. Pero no era tan listo para escapar de eso rol. Ese pensamiento le carcomía y se desaminaba. No quería ser aquella fantasía autocumplida. Piensa Bart, piensa. Se dijo así mismo mientras trataba de alejar esa negatividad de su ser.

-No se preocupe, todos vamos a estar bien.- dijo al banquero intentando mostrarse seguro de sí mismo y sus capacidades.

Lo dijo por la mutante le caló en lo más profundo de su ser. Entendía aquella desesperación de la joven por conseguir dinero y paliar la poderosa hambre. El hambre era una de las debilidades del chico. Si había una necesidad física que sintiesen más los Flash que cualquier otra cosa eso era el hambre. Como su organismo consumía muchos más nutrientes que cualquier persona, la carencia de comida a él le afectaba mucho más. Ese dolor en el estómago por la falta de alimento. Ese desvanecimiento repentino. Esa sensación de malestar y ese pequeño declive que va sufriendo tu cuerpo. Sentir como tus fuerzas decaen porque tu cuerpo no tiene una fuente de energía, notar como tus sentidos se van apagando y consumiendo lentamente porque no hay nada que les mantenga.

- Hay otras formas de conseguir dinero y comida sin amenazar ni poner en peligro a nadie. – Dijo con un tono en su voz cercano y amigable. Pensó que Zoe no era mala persona. Quizá simplemente estaba desesperada. Las personas cuando estaban en situación de necesidad cometían los más desesperados actos. – Ese dinero es el esfuerzo y trabajo de mucha gente. Han dado lo mejor de sí mismos para conseguirlo de una forma legítima y ellos también lo necesitan para conseguir comida.- Intentó dialogar con la joven mutante porque en su ingenuo y bondadoso corazón pensaba que casi todo el mundo era bueno.

Rebuscó en uno de los bolsillos del traje, allí donde guardaba sus reservas de comida para no quedarse sin fuerzas. Sacó una bolsa amarilla de patatas fritas y se la alzó a la hambrienta mujer. La bolsa no llegó a su destino porque impactó con algo que recubría a la mutante. El aire se estaba volviendo denso alrededor de la atracadora. Ligeramente el espacio a sus alrededor se fue creando como una cúpula opaca.

_________________
Déjame contarte un secreto. Solo se necesita un mal día.
Un momento que jamás debería suceder, y todo el suelo debajo tuyo comienza a desmoronarse.
Créeme. Lo sé con exactitud. Todos nosotros lo sabemos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 596
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 18
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   22nd Septiembre 2016, 13:36

No sabía exactamente lo que estaba sucediendo. Un instante antes, se encontraba en un lugar, y de repente en otro. Se sentía desorientada y algo en su mente parecía indicar que había viajado en el tiempo. Pero la gente a su alrededor eran exactamente los mismos que segundos atrás, el lugar, por bien que colocado de un modo distinto, parecía el mismo. Se había... ¿Teletransportado? Miró al joven con traje de superhéroe y captó en su mirada la inseguridad pero... ¿Qué podía hacer ella? Su moralidad sacaba lo peor de ella y terminaba metida en problemas cuando era incapaz de hacer nada por solucionarlos.

Este caso no era distinto. El chico con traje, la extraña muchacha que estaba robando el banco y casi le había parecido ver otro niño por ahí, flotando en el aire, pero había desaparecido en un parpadeo y casi se convenció al instante de que habían sido imaginaciones suyas.

Se forzó a mirar a las personas que tenía delante, al banquero, a la mutante, al joven héroe. Escuchó a la mujer, convencida de que tenía el acento americano más cerrado que había escuchado hasta la fecha y que, al ser tan distinto al británico, por eso no lo entendía. Sin embargo consiguió entender parte de la conversación al escuchar la respuesta. Y Bart no era el único ingenuo ahí, ese día. Alice miró a la muchacha con nuevos ojos, su cuerpo, trabajado pero delgado, y la actitud que estaba teniendo... Todo parecía distinto bajo la nueva luz. Y si realmente estaba haciendo todo eso porque estaba desesperada por comer...

Podría usar su poder. Alice podía calmarla, convencerla de que no era necesario... Pero eso implicaba hablar. Y como siempre que le tocaba hacerlo, sobretodo en público, sentía la ansiedad cerrándose entorno a su garganta.

Era una idea idiota. Muy arriesgado. Pero si verdaderamente la muchacha lo hacía por necesidad, tal vez aceptaba la ayuda externa antes que la llevara la codicia. Alice se acercó a ella, caminando muy lentamente y con una mano por delante. Estaba preocupada, y su mirada mostraba lo asustada que estaba en realidad. Pero aun así... Caminó lentamente, quedándose fuera de la cúpula antes de que se volviera completamente opaca, y cogió su propia cartera. Retiró de ella todo el dinero en efectivo y tendió la mano hacia Zoey. Respiró profundamente, llenando sus pulmones, hasta el máximo de su capacidad... Y expulsó el aire, no atreviéndose a hablar. Lo intentó una segunda vez, sintiendo el nudo en su garganta aflojarse muy levemente.

- ...quiero ayudar...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   27th Octubre 2016, 18:24

Flash. Flash. Flash. ¿Quién corcho era Flash? ¿Y porqué el banquero no dejaba de repetir aquella palabra? Cuando Jake llegó a la sala de la caja fuerte, la chica de piel verdosa parecía más desesperada que antes. Estaba acorralada por el chaval del traje amarillo y la otra chica. También estaba allí el director del banco, que no parecía muy dispuesto a colaborar, y estaba tan asustado como su atracadora,

Zoey era como se llamaba la mutante, o al menos era su palabra favorita porqué no paraba de repetirla una y otra vez. Y si era cierto que en realidad se refería a si misma en tercera persona, es que la chica no estaba muy bien de la cabeza…

Como era habitual en Jake, el muchacho se posicionó en un lugar de la habitación en el que no fuera detectado. Observó la situación con mucho interés y no perdió de vista al banquero. Estaba esperando a que abriera esa caja fuerte de una maldita vez… Zoey no iba a ser la única en sacar beneficios de aquel golpe. ¿Os imagináis cuantos chicles se podrían sacar de la máquina con cincuenta dólares?

Pero las cosas se pusieron rápidamente feas. Zoey estaba cansada y desesperada. El hambre empezaba a pasarle factura, y estaba dispuesta a todo con tal de largarse del banco con el dinero. Tal era su desesperación que empezó a acumular la materia de su alrededor y a crear una cúpula opaca que en cuanto estallara podría destruir todo lo que había a su alrededor…

De pronto, Jake sintió como el brazalete empezaba a apretarle cada vez más, sintiendo un dolor agudo en la muñeca derecha. Aquello significaba malas noticias, para él y para los que habían en aquella habitación.

- Ya voy… joder… - susurró para si mismo, apretando los dientes al sentir el punzante dolor. Jake sabía que si intervenía tendría que dejar de ser invisible para poder usar sus poderes sin ninguna limitación. Así que chasqueó la lengua y se puso manos a la obra.

El joven castaño de la capucha verde apareció detrás de Kid Flash y de Alice, alzando las manos en dirección a Zoey. De su boca salió un pequeño torbellino de viento, y lo extendió alrededor de la cúpula que estaba formando la mutante. Movió sus manos para hacer un círculo y  apretó los puños. La fuerza del viento aprisionó la cúpula, intentando que la materia volviera a separarse. Esperaba que con esto Zoey evitara atacarles y considerara la oferta de las patadas fritas del enmascarado y el dinero suelto que la chica mona le ofrecía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   3rd Noviembre 2016, 13:05

- Peo Zoey lu nesesita más que eyos. Zoey lu nesesita ya, ¡poque se mueire de ambre! ¡La suprevivencia del más fuerte! - contestó la mutante al hombre de amarillo, casi como una escusa o una última defensa ante una verdad que se le hacía cada vez más tangible: allí, ella era la villana.

¿Cómo había llegado a eso? ¿Cuándo había decidido cruzar la línea? En ese momento, ¿qué la hacía mejor que aquellos que tanto odiaba, que habían destruido su mundo, su universo, obligándola a ella y a todos cuanto conocía a vivir una vida de constante peligro, preguntándose cada día si a la mañana siguiente seguirían vivos, si pasaría algún desastre inesperado o si de repente serían asaltados por un grupo de saqueadores, los dejarían sin nada o peor que muertos.
Y ya puestos, ¿qué la hacía mejor que aquellos malditos saqueadores? Estaba a punto de quitarles el dinero a otras personas que habían trabajado durante mucho tiempo para guardarlo y tenerlo para cuando fuera necesario. Estaba a punto de hacer lo mismo que le habían hecho a ella tantas veces y que siempre lo recordaba con desdén e ira. ¿A eso había llegado?

El crujir de la bolsa de patatas contra su muro la devolvió a la realidad. El hombre de amarillo quería ayudarla a pasar el hambre dándole una bolsa de aquellas patatas fritas tan saladas. ¿O acaso era una trampa para que bajara la guardia? Zoey escudriñó el rostro de aquel chico, y sólo vio bondad y preocupación en sus ojos. Tanta que empezó a sentir odio hacia si misma.
La otra chica se le acercó, preparada para darle su propio dinero para que pudiera comer. Si seguían así Zoey terminaría por derrumbarse. Aquello no era justo. Se suponía que Zoey era la víctima, la que había llegado a un universo desconocido y que debía buscar la forma de llevarse algo a la boca mientras buscaba la forma de volver con los suyos. ¿Por qué la trataban así?

El titubeo de la mutante hizo que aflojara levemente la fuerza con que comprimía la materia a su alrededor... y del titubeo pasó al miedo, al espanto cuando vio como la materia a su alrededor empezaba a dispersarse por la fuerza del viento.

- No...¡NO! ¡PARA! ¡NO! - Pero ya era demasiado tarde: todo aquel esfuerzo acumulando materia para protegerse había desaparecido en cuestión de segundos. ¿Había sido aquel chico de verde? El que había aparecido de repente mientras Zoey estaba en medio de sus cavilaciones. Desesperada intentó acaparar la materia con las manos, saltando y moviendo los brazos como una niña a quien se le escapa el globo.

Todo era en vano. Tenía demasiada hambre como para volver a acumular tanta materia, y tardaría lo suyo en crear el escudo. Ahora estaba expuesta. Se sentía expuesta. Se sentía otra vez indefensa, sin poder hacer nada bajo las manos de otro grupo de desconocidos. ¿Qué querían? ¿De verdad venían con buenas intenciones? Si era así, ¿por qué le habían quitado el escudo? ¿Eran falsas sonrisas y miradas de depredadores escondidas bajo una máscara de solidaridad?

Zoey se desplomó, cayendo de rodillas, sujetándose los hombros protegiéndose a si misma, temblando del miedo al recordar todo cuanto le hicieron la última vez. ¿Iba a ser lo mismo de nuevo? No tenía fuerzas para defenderse. Estaba a su merced.

Las lágrimas le caían por las mejillas. Los labios le temblaban. Estaba aterrada de miedo.

Estaba paralizada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   8th Noviembre 2016, 01:26

Sonrió ante el acto de Alice. Su gesto desinteresado y generoso, le había enternecido. Parecía que la joven era muy buena persona. Siempre le alegraba encontrar la bondad en el corazón de los demás. Bart creía firmemente en la amabilidad de los desconocidos. Se sintió dichoso por tenerla  a su lado. Al final no había sido un craso error el haberla acelerado y llevado a esa estancia.

Esta sencilla acción de la muchacha hizo a Bart recobrar las confianzas en sí mismo y en la labor que estaban llevando a cabo. Si bien era cierto que no podría proporcionar un sustento económico para Zoey. Él no tenía mucho dinero para darle, ya que, era un adolescente sin trabajo y además, un recogido de la liga de la justicia. No obstante,  él la podría ayudar de otra manera. Comida siempre tenía mucha.

- La supremacía del más fuerte es un sistema que tiende a hundirse. – Dijo en respuesta a lo dicho por Zoey para justificar el robo del dinero que no la pertenecía.

En cuanto menos se lo esperaba la cúpula que estaba formando la mutante empezó a  ser atacada. El joven kid flash mostró en su rostro un gesto de incredibilidad y sorpresa. Una corriente de viento estaba dispersando las moléculas que usaba la mutante para formar  su muro de protección. Rápidamente Bart se giró para observar de dónde provenía aquel ataque. Sus ojos dorados se toparon con un joven castaño ataviado con una capucha verde.  

Bart no salía de su estupefacción. ¿Cuándo había llegado ese chico a esa instancia? ¿Cómo no se había dado cuenta de la presencia de ese joven? Le miró fijamente durante un rato. Le pareció un tanto extraña su llegada y su actuación. Sin embargo, no le generaba ningún tipo de desconfianza. Parecía que quería ayudarles y eso era buena señal, en opinión del velocista. El viento manipulado por Jake le había dado el golpe de gracia a la protección de Zoey. Al romperse su cúpula, la chica se mostró desesperada y su desesperación se hizo presente.

No pudo precisar muy bien cuál fue el momento en el que la actitud desafiante y aguerrida de la mutante tuvo un quiebre. La firmeza de sus convicciones se vio alterada por los actos de los otros. Zoey se vio derrotada y su forma de actuar demostró más  Kid Flash que la joven mutante actuaba por necesidad y no por maldad. La mutante se tiró al suelo  y asumió una posición de fragilidad y vulnerabilidad. Se mostraba desconsolada, hundida y humillada.  

Recogió la bolsa de patatas que había quedado en el suelo y se acercó con paso normal y decidido a Zoey. Bart se sentó en el suelo junto a la joven que lloraba y en un rápido movimiento le pasó el brazo por los hombros. Era un gesto protector y de consuelo. La verdad es que el adolescente no pensó que estaba rompiendo el espacio personal de Zoe. Nunca solía pensar en estos detalles, porque era una persona bastante afectuosa y  usaba mucho el contacto físico para mostrar afecto, apoyo y consuelo.  Quizá era una necesitad sentir el tacto de los demás provocada por haber vivido casi toda su vida encerrado y enchufado a un programa de realidad virtual sin contacto real con personas.

Con su mano libre abrió la bolsa de patatas fritas sacó unas cuantas y se las ofreció a la mutante.
- Ya todo está bien. El hambre nos hace hacer cosas que no queremos. Si lo sabré bien yo, que estoy hambriento cada dos por tres. - dijo con voz conciliadora y serena -  Lo que deberíamos hacer es salir de aquí e irnos a comer. Yo tengo mucha comida en mi mochila y hay un parque muy bonito muy cerca de aquí. – Hizo un gesto con su mano a los otros dos para que se acercaran a ellos.

_________________
Déjame contarte un secreto. Solo se necesita un mal día.
Un momento que jamás debería suceder, y todo el suelo debajo tuyo comienza a desmoronarse.
Créeme. Lo sé con exactitud. Todos nosotros lo sabemos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 596
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 18
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   8th Noviembre 2016, 20:33

Al ver cómo Zoey se desplomaba bajo el peso de su propia desesperación, hizo brincar de tristeza el corazón de Alice. Ella no sabía lo que era pasar hambre, pero era empática y había vivido historias de hambruna en el hospital, cuando alguna vez habían traído un mendigo al borde de su último aliento o cuando habían tratado alguna persona con problemas de nutrición. Su madre solía hablar de ellos con tristeza, como si no pudiera creer que hubiera gente sin ningún alimento que llevarse a la boca, y siempre lamentaba no poder hacer más por ayudar a esta gente que se veían arrastrados a actos que de otro modo no hubieran contemplado. El chico Flash se acercó a ella, se agachó a su lado y pasó un brazo por sus hombros con ademán protector. Alice estuvo tentada a hacer lo mismo, y durante unos instantes sopesó la posibilidad de, simplemente, irse de allí. No sabía hasta qué punto era necesaria su presencia allí, puesto que a decir verdad, no había ayudado en nada, todavía. Fue ese "todavía" lo que la llevó a acercarse a los dos jóvenes, arrodillándose al otro lado de Zoey. Ella no tendió el brazo en gesto protector, no invadió su espacio vital. Se limitó a quedarse a su lado, callada, abrazándose las rodillas. La cartera todavía descansaba en su mano, y seguía sosteniendo el dinero, que muy tímidamente estiró hasta colocar en la mano de la mutante.

No se le pasó por la cabeza la opción de que estuviera mintiendo. Las lágrimas y la actitud de aquella joven había hecho mella en ella, y se sentía impotente. Zoey le inspiraba compasión, y no dejaba de darle vueltas a qué podía hacer por ella, que podía ofrecer que otras personas no pudieran. ¿Por qué estaba ella allí? Y poco a poco, nació una idea. Miró de soslayo a los dos muchachos, reuniendo el valor necesario para hablar. Aunque eso significara tragarse los remordimientos después. Sintió ese cosquilleo en las puntas de los dedos, la ansiedad enrollándose en torno a sus pulmones, haciéndolos pesados. Pero el dolor de Zoey parecía más intenso que el suyo propio y siguió luchando por apartarlo de ella. Y cuando al fin se atrevió a hablar, dejó que su poder se amoldara a él en perfecta armonía.

Había algo que Alice podía darle, algo que era único suyo. Su voz. Así que se esforzó en transmitir serenidad, sosiego. Eso, y…

- Creo que… Puedo ayudarte. - su voz era suave, a duras penas un susurro. Era consciente de que el otro chico tal vez la escuchaba, pero el instinto de querer ayudar a Zoey peleaba ahora contra la precaución. Dejó de mirarles, creyéndose incapaz de seguir hablando si sostenía sus miradas. - Hay un lugar… Donde cuidan a gente como nosotros… Gente con poderes, y que no tienen otro lugar a donde ir. Podría… Llevarte con ellos.

Alice siguió con la mirada perdida hacia adelante, en silencio y jugueteando con las mangas de su jersey. Demasiado nerviosa para mirarles, demasiado asustada para pensar en lo que acababa de hacer. Pero sobretodo, demasiado cobarde para mirar a Zoey a los ojos y ver cómo rechazaba la única ayuda que podía brindarle...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   17th Noviembre 2016, 20:06

Zoey bajó la guardia, y ese fue el momento perfecto para deshacer la materia gracias al poder del viento. Cuando el castaño reveló su aspecto ante los presentes, su rostro no mostraba bondad ni comprensión. El chico parecía enfadado con alguien o por algo en concreto. De alguna manera, la mutante le había recordado algo desagradable; lo que era pasar hambre de verdad. En la época en la que vivió como un niño de verdad no se podía sobrevivir de forma tan fácil cómo se podía ahora. Los huérfanos del orfanato de Londres estaban más preocupados de que no les cayera una bomba encima, que de morirse de hambre. En el mundo actual al menos había algún tipo de ayudas para pobres, como los comedores sociales. E incluso robar se hacía más fácil sin una guerra por delante. El muchacho lo había tenido que hacer cientos de veces, incluso ahora. Si no fuera porqué las hermanas Stavridis lo habían acogido en su pequeño piso, seguramente Jake todavía viviría en la calle. El castaño sabía lo que era sufrir en sus propias carnes las necesidades básicas humanas, y eso era lo que más le molestaba del mundo. El muchacho vio su desesperación reflejada en el rostro de Zoey, y aunque era incapaz de sentir emociones reales sintió una ligera compasión, que le hizo aflojar su ataque y pegar sus pies inquietos al suelo.

- Coged a la chica y salgamos de aquí antes de que llegue la pasma…

El joven se retiró la capucha verde de la cara, revelando sus cabellos cortos castaños y su rostro hermoso y jovial. Caminó con tranquilidad hasta dónde se había escondido el propietario del banco, que se había quedado paralizado con la escena y todavía no había abierto la caja fuerte. El muchacho sonrió de oreja a oreja, y levantó el puño hasta la altura de su cara. Abrió la palma de la mano, y sopló un suave airecillo de color dorado que penetró por el oído del hombre de negocios hasta llegar al interior de su cabeza.

- Y ahora vas a olvidarte de que hemos estado aquí… - dijo con una suave y traviesa sonrisa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   21st Noviembre 2016, 12:17

La percepción de Zoey fue menguando a medida que la tensión iba acaparando todas las partes de su cuerpo, convirtiéndola en una roca inmóvil que temblaba a la mínima de cambio, con sus mejillas surcadas de lágrimas no de tristeza, sino de frustración: la frustración de alguien que se ve incapaz de hacer nada y que pese a su voluntad férrea cae como una niña pequeña ante los traumas de su vida pasada en Hueco. Traumas que ya sabía que la acompañarían por el resto de su vida a los cuales no sabía cómo enfrentarse.
Todo se iba desvaneciendo a su alrededor: el banco, las personas que habían allí junto a ella, el sonido, la luz... quedó ella sola, en un mundo borroso e innatural con la representación de unas sombras amenazantes que poco a poco se iban cerniendo sobre ella. La presión en su pecho iba en aumento y ya le obligaba a respirar con dificultad. Sentía que le faltaba el aliento y que el espacio se plegaba con ella como epicentro.

Una de las sombras la tocó. El impulso inicial de Zoey fue temblar cuando en realidad lo que quería hacer era levantarse e irse corriendo. No consentía que la tocasen a menos que ella lo consintiera, aunque fuera un mero roce o una mano conciliadora. No vio las patatas que le estaba dando pero si supo qué hacer con aquel amasijo cubierto de polvo y negrura. Una niña no puedo negarse a la voluntad de los más fuertes, ¿verdad? Aprendió aquella lección a la fuerza, y se le quedó grabada en su subconsciente. Las figuras de poder siempre retorcerán a los más débiles hasta que se queden satisfechos. Y así la mutante se metió, temblando, una patata en la boca. La masticó muy lentamente sin poder escuchar lo que le estaba diciendo aquella sombra. No notó ni el sabor de la patata el cual se le mostraba como algo acartonado y seco. Estaba perdida y ya poco podía hacer para salir de allí. Sólo esperaba que todo terminara rápido.

Entonces escuchó ese susurro. Una voz. Era dulce y cálida. Era serena. Una brisa veraniega en un mar helado.

Zoey levantó la vista y las sombras fueron perdiendo terreno. Las facciones de la chica se presentaron ante la mutante. Y vio que lo que se había comido era una patata frita, y que estaba buena, salada y crujiente. La notaba en su paladar y luego en la garganta, y ya no era polvo seco. El banco volvió a ser un banco y su cuerpo perdió toda la rigidez.
La chica le estaba ofreciendo un lugar donde estar, donde ir. Un lugar donde iban a cuidar de ella. De normal Zoey no se habría fiado de aquellas palabras, pero había algo en ellas que le hizo pensar que tal vez sería buena idea acompañarla. No eran sus ojos tímidos ni sus manos nerviosas. Era esa voz cálida que salía de sus labios la que le dio confianza a la mutante.

Zoey asintió, pero volvió a agachar la cabeza al escuchar al chico de verde, directo e imperativo. Por un momento el leve destello del vacío volvió a rodear su círculo de confort. Solo fue un momento, pero ya pasó.

La mutante se levantó, ayudada por el chico de amarillo, y fue en ese momento cuando se escucharon los pasos en la entrada del banco. Varias personas estaban entrando en tropel, pisando casi al mismo tiempo. Era la policía que había acordonado el edificio y estaba preparada para entrar en la parte interior del banco, donde ellos estaban. Zoey se aferró a la espalda del chico amarillo, protegiéndose de los pasos que venían. Eran muchos, y de nuevo sintió que le faltaba el aliento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   21st Noviembre 2016, 20:15

Zoey se removió en sus brazos de forma violenta. Algo no andaba bien. Buscó la mirada de la joven pero encontró en sus ojos un vacío, como si su mente estuviera ausente de aquella realidad que la envolvía. Ella gruñía, pataleaba y le golpeaba de una forma intensa más él permaneció a su lado firmemente. Eso era una especie de ataque de pánico, había leído sobre ello. Cuando no puedes afrontar una situación y te sientes saturado tu cuerpo reacciona de exacerbada y convulsa. Bart no sabía cómo actuar en aquella situación sabía que transmitir tranquilidad y serenidad era clave. Pero, ¿Cómo podía calmar a la chica mutante si él ni siquiera se podía mantener dos segundos quieto? No era un maestro zen de la calma para poder transmitirle un sentimiento de apacibilidad a nadie. Era justamente todo lo contrario.  Era rápido, agitado e impulsivo. Era el nervio en estado puro.

No apartó su  abrazo ni un segundo. Algunos de sus golpes le daban y le hacían daño pero no importaba. Después de todo, podía resistir aquello. Su organismo se curaba de una forma hiper así que todas las heridas y moratones que le pudiese hacer la chica se curarían más pronto que tarde. En unas horas ya no quedaría sobre su piel ni el más mínimo rasguño. El castaño sabía que la joven no lo hacía aposta. Estaba inmersa en algún lugar intentando escapar de algún peligro y él no tenía los conocimientos para sacarla de allí. En aquel banco con la joven agitada y sin saber qué hacer, se sintió el ser más inútil de la tierra. Él quería ser un héroe y sin embargo no podía ayudar a nadie se sentía un verdadero fracaso. A cada golpe de Zoey, su estado de ánimo decaía.

El joven Flash al ver que la mutante aceptaba la comida, siguió dándola de comer. No sabía si aquello produciría una mejora en Zoey pero tenía la esperanza de que por lo menos la quitase aquel hambre que portaba. La comida era la solución para todo en su familia y si eso no funcionaba él no sabía que más hacer. Se vio inmerso en un círculo de patada, mordisco, grito gruñido,  dolor, dale la patata, me mueve el brazo se cae al suelo y vuelve a empezar todo.

De repente, aquella muchacha de ojos grandes y  vivarachos habló. Su tono de voz era bajo pero se la escuchaba perfectamente. Su voz era suave como la caricia de una brisa de verano, como el sol sobre tu piel en un  día de primavera. Bart comenzó a sentir como el mar tempestuoso que era Zoey se volvía  unas aguas mansas. La mutante empezó a tranquilizarse y sosegarse con la melodiosa y apacible voz de Alice. Bart sonrió invadido por una profunda alegría. Esa joven, que parecía un ser indefenso, había sido de gran ayuda para todos. No  solo le había dado a él valor para seguir con aquella empresa sino que había ayudado a la joven que tenía entre sus brazos a pasar una complicada crisis personal. El adolescente la estaba realmente agradecido por el apoyo que Alice le había proporcionado en esa situación.

-Gracias- Salió de los labios de Kid Flash mientras la miraba de forma agradecida.

Las palabras de Jake le devolvieron a la realidad. Tenían que salir rápido del banco, ya que, aunque el delito no se hubiera llegado a cometer, estaba casi al cien por cien seguro de que las amenazas y la tentativa de atraco estaban penados por la legislación vigente en los Estados Unidos de América.

Cuando Jake se quitó la capucha y para todos fue visible su rostro. A Bart le pareció un chico confiable. No tenía, en opinión del joven velocista, cara de mala persona. Así que, haciendo casa del consejo, él  sirvió de ayuda y apoyo para que Zoey  se levantase del suelo y sin soltarla.

Sin embargo, habían tardado demasiado en solución todo aquel lío y la policía ya empezaba a llegar y concentrarse. Bart cerró los ojos un momento, fue imperceptible para los que estaban con él, pues fue un parpadeo muy rápido. El muchacho de pelo castaño y ojos dorados esperaba poder salir bien de aquella situación. Se estaba preparando por si tenía que acelerarse y acelarar a Zoey también.  Creía en la ley y en la justicia y sabía de buena tinta que para hacer justicia algunas veces se tenía que romper la ley. Miró primero a Jake y luego a Alice en busca de ayuda o consejo.

-Va a salir todo bien- dijo intentando calmar a Zoey. Y no sólo a ella sino a él mismo también.

_________________
Déjame contarte un secreto. Solo se necesita un mal día.
Un momento que jamás debería suceder, y todo el suelo debajo tuyo comienza a desmoronarse.
Créeme. Lo sé con exactitud. Todos nosotros lo sabemos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 596
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 18
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   23rd Noviembre 2016, 11:18

Para alguien tan duro consigo misma, toda acción era objeto de estudio y recapacitación. Su voz había obrado la magia y como si se tratara de un manto había envuelto a los dos chicos a su lado en la calidez de su efecto. Pero la joven británica era de la opinión de que cada persona debía mostrar lo que sentía, cuando lo sentía y cuando lo creía oportuno. Por supuesto que a nadie le gustaba sufrir, pero teniendo en consideración que cada experiencia te hacía crecer como persona, Alice consideraba que forzar sentimientos sobre las personas, era iba en contra de la naturaleza. Por supuesto, era capaz de ayudarla, pero no era algo que tuviera que suceder. Era su voluntad impuesta sobre los demás. Y ese preciso sentimiento hizo que, a pesar de sonreír por haber podido ayudarles, sus ojos no podían transmitir otra cosa que arrepentimiento y vergüenza. Hasta que escuchó su voz.

-Gracias-

La joven alzó la mirada, buscando al chico del antifaz, y posó en él sus grandes ojos verdes. Sintió como la presión de su pecho se hacía más liviana y un breve suspiro escapó entre sus labios. ¿Le hubiera dado las gracias de saber que les había manipulado con su poder? Alice era una mutante... Y cuando obligaba a los demás a tener sentimientos que no se correspondían con lo que debían sentir en ese momento, se sentía menos que una persona. Su voz era un arma. En sus manos, podía forzarse a no usarla, pero cuanto menos gente supiera de su existencia, más seguros estarían el resto. No debía hablar. Esa era la norma moral que desde temprana edad se había auto impuesto. Y a veces, la impotencia de no poder ayudar a los demás, le llevaba a hacer uso de ella. Resultaba irónico, cuando pensaba en sus sueños de ser policía y llevar pistola. Era exactamente lo que hacía ahora, hacer uso de sus... "armas", sólo cuando la situación le parecía lo suficientemente importante como para hacer uso de ellas. Ese pensamiento, le hizo sentirse un poco mejor, aunque sólo fuera un poco.

El chico enmascarado se retiró la capucha, y Alice miró el bello rostro de ojos verdes que se escondía debajo. Ese chico también tenía poderes, eso era indudable, pero sin embargo los utilizaba con una naturaleza que se le hacía incluso hermosa. Miró la sonrisa traviesa de sus labios mientras se acercaba a susurrarle al banquero, cuando el sonido del exterior. Como un cervatillo, se giró asustada hacia el ruido, alerta, con los ojos muy abiertos. Y finalmente volvió a mirar a Zoey y a Kid Flash. Cerró los ojos... Y al volver a abrirlos, estos tenían el color cálido de la miel.

- Idos... ese chico y yo parecemos civiles. - sus ojos volaron de nuevo a Jake. Su voz era suave, un susurro incluso tímido. - Si os ven a vosotros, os podríais meter en problemas. - Miró finalmente a Zoey. Había ofrecido a la muchacha llevársela con ella, convencida de que en la Mansión X estarían encantados de tenerla y ayudarla. No podía simplemente desentenderse, no después de haber tendido su ayuda. - Había un parque cerca... ¿verdad? Podemos quedar ahí. Volveré a buscarte... Zoey. Volveremos juntas a casa. - se mordió el labio inferior. No quiso utilizar su poder de nuevo, y contaba con que al menos le quedaba media hora antes de volver a ser dueña de sus propias emociones. Y deseaba con todas sus fuerzas, que fuera suficiente.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   20th Diciembre 2016, 13:08

El castaño frunció el ceño tras escuchar los escandalosos pasos de la policía. Ya era tarde para salir corriendo, pero quizás no lo era para el velocista. Jake miró al joven enmascarado y asintió con la cabeza.

- Llévatela de aquí… ¡corre! – susurró antes de que el dueño del banco volviera en si tras el aturdimiento que Jake le había realizado. – Nosotros tampoco podemos quedarnos. – dijo esta vez en dirección a la chica de grandes ojos.

La idea de Alice era buena, pero a Jake no le gustaba dejarse ver entre tanta gente y menos en un lugar donde hubiera problemas. El castaño había cometido millones de delitos menores durante su estancia en Nueva York, y siempre había tratado de ser lo más discreto posible para que nadie le viera o se acordara de él. Pero siempre había excepciones, y con la policía tan cerca se sentía inquieto, no podía asegurar que no le reconocieran. Tampoco podía dejar que el banquero le viera una vez se librara de su conmoción, o se le desbloquearían los recuerdos y lo que había hecho no habría servido para nada. No le quedaba más remedio que recurrir de nuevo a su talento para salir del lío. Pero antes, tenía que hacer algo con la chica.

- ¿Confías en mi?- dijo el castaño con una mirada apresurada mientras le tendía la mano a la tímida joven. Jake escuchó los pasos de la policía que estaba cada vez más cerca de ellos, y apretó los labios, esperando con impaciencia a que Alice aceptara su invitación antes de ser descubiertos.

Si la chica le cogía de la mano, Jake usaría el viento del este para desviar los rayos de luz y volver a ambos invisibles a los ojos humanos. Así podrían cruzar el acordonamiento policial sin problemas hasta llegar al parque, donde supuestamente les esperaban Zoey y el justiciero enmarcarado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   4th Enero 2017, 01:33

[FDI: Perdón por la tardanza. Con la llegada de las fiestas y todo... sepultado por el tiempo XD]

Un gesto tan insignificante como retirarse un antifaz podía tener tanta fuerza como un abrazo o un beso bien dado. En aquella ocasión, que el velocista se descubriera hizo que Zoey viera una nuca de cabellos brillantes, tan natural y humana como cualquier nuca que había visto entre los suyos. Y tras una nuca se escondía siempre un rostro. Un rostro humano. Un rostro como el de ella. No eran figuras amenazantes de mil ojos y mil manos. Eran los cálidos ojos de una persona que, incluso con lo que había hecho, quería ayudar.
El tambor que repiqueteaba dentro de su pecho iba perdiendo ritmo y fuerza. Poco a poco iba calmándose, pero no del todo. A pesar de que los tres allí presentes querían ayudar a salir de allí Zoey no era capaz de bajar completamente su guardia. No podía.
No debía.

La voz de aquella chica de nuevo. ¿Cómo podía sonar tan bien? ¿Tan tranquilizadora? ¿Cómo podía existir tal persona? Era como meterse poco a poco en una fuente de agua caliente, sintiendo las burbujitas del subsuelo acariciar las plantas de los pies y que el vapor te lamiera la piel. Le había dado la oportunidad de un lugar al que ir. ¿Sería verdad? Si, tenía que serlo. Algo en ella hacía que Zoey confiara en la joven, aunque fuera una total desconocida.

Los pasos se hicieron más cercanos, acompañados por unas órdenes claras: "¡Vosotros aquí! ¡El resto, seguidme! ¡Cubrid todas las salidas!" No les quedaba tiempo y Zoey se veía en una encrucijada: dejar o no dejar que aquel chico la tocara de nuevo.

En ocasiones, la mente puede jugar malas pasadas, como habían comprobado el grupo instantes anteriores cuando a Zoey le dio aquel arrebato histérico cuando el velocista se le acercó. Otras sin embargo, huelga por buscar una solución para su persona, para ayudar a que ésta deje de temblar y deje de dudar. Es en esos momentos, cuando todo se queda en blanco y la respuesta es simple como una silla, que das gracias a tu subconsciente sin siquiera saberlo.

- Volemos... - susurró la mutante, acercándose al chico de amarillo para que hiciera su magia con ella. Debían salir de allí y él era su último billete de salida.

No había nada más que pensar. Después tendría que afrontar las consecuencias de lo que su mente decidió retener, pero de momento, el blanco y el amarillo eran sus colores.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 239
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   9th Enero 2017, 12:56

Tras el consenso general de que los cuerpos del orden no iban a ser muy comprensivos con Zoey. En vez de tratar lo ocurrido como un incidente aislado. Como un simple error cometido por la desesperación personal. Los condicionantes personales nunca se utilizaban para reducir las condenas pero sí que se tenían en cuenta para añadir agravantes y aumentar la condena.
Las sirenas de los coches de policía se oían en la lejanía. Poco a poco todo se iba llenando de agentes de la ley. Era bien sabido que las fuerza del orden siempre priorizaban la seguridad y los intereses del bienestar general al del individuo. Además, un banco o una gran entidad financiera siempre tenía las de ganar si presentaba una querella contra un ciudadano de a pie sin recursos. Los abogados brillantes se movían al son del dinero y quien más tenía podía tener en sus manos la justicia.

Por ello, no tomarían en consideración que Zoey era una mujer sin recursos  y que su acto fue un producto de la desesperación. Tampoco importaba que no se hubieran producido daños. Los policías seguramente detuvieran a la mutante y dejarían caer sobre ella el peso más duro e inflexible de la ley. Seguramente la acusarían de  un delito de agresión, amenazas e intento de robo. Eso eran una multa y un par de años en alguna de las instituciones penitenciarias del país.

El joven sabía que el sistema judicial y penitenciario no era muy justo con algunas personas. La Ley estaba para proteger a los ciudadanos sin embargo, el sistema social dificultaba a muchas personas poder vivir dentro de la legalidad. Era un sistema injusto basado en la retribución desigual de la riqueza. Mucha gente no quería contravenir la ley pero se veía forzada a ellos si quería sobrevivir o alimentar a su familia. Eso le quemaba en el pecho. Saber que mucha gente no tenía otra opción que delinquir. A Kid Flash le gustaría poder ayudarles a todos, poder hacer que las personas vivieran en un mundo más bueno y justo donde nadie se viera forzado a escoger un mal camino por el simple hecho de no tener recursos.

Debido a los procederes policiales y esa falta de comprensión, todos pensaban que la mejor opción era huir del lugar con la mutante. Bart se dispuso a sacarla del banco utilizando su velocidad. Con cuidado se abrazó a la joven para tenerla sujeta y poder usar sus poderes en ella.  Miró a Jake y a Alice  con una sonrisa cómplice y amable en sus labios y se dispuso a emprender su camino.

- Entonces emprendamos el viaje - se despidió con la mano de Jake y Alice - Agárrate fuerte a mí. Ir más rápido de lo normal supongo que puede resultar un tanto inquietante cuando no se está acostumbrado pero no te asustes ni te sueltes. ¿Vale?-

El velocista hizo uso de su metabolismo acelerado y corrió a un extraordinaria velocidad. Zoey y él desaparecieron en un pestañeo, dejando en el horizonte tan solo una estela de casi imperceptibles ráfagas de luz doradas. En menos de dos minutos llegaron al parque.

-¿Estás bien?- dijo con una voz amable.
En ese lugar las vestimenta de héroe de Bart resultaban un poco delatadoras.  Por ello, el chico giró sobre sí mismo para en un plis plas cambiarse a sus ropas de calle.

-Tachán- Dijo cuando se hubo cambiado de vestimenta.- Me llamo Bart- dijo tendiéndole la mano a la mutante. – Espero que a partir de hoy podamos ser amigos- una sonrisa jovial y simpática brilló en el rostro del velocista. - ¿Tienes más hambre? Porque tengo bastante comida, yo suelo comer mucho.-

Las palabras de Alice resonaron muy dentro de él: “Volver a casa”. Bart sabía de primera mano cómo era no tener ese algo llamado hogar. Como es estar perdido en un lugar sin que nadie te tienda su mano y cuanto se necesita poder tener un lugar al que regresar, un lugar donde esté tu corazón y donde se encuentren sus seres queridos. De verdad quería que Zoey pudiera encontrar un lugar al que poder llamar casa y unas personas que se hicieran cargo de ella y mirasen por su bienestar. Unas personas a las querer y cuidar.

_________________
Déjame contarte un secreto. Solo se necesita un mal día.
Un momento que jamás debería suceder, y todo el suelo debajo tuyo comienza a desmoronarse.
Créeme. Lo sé con exactitud. Todos nosotros lo sabemos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 596
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 18
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   11th Enero 2017, 13:11

Los ojos de la morena volaban de uno a otro mientras llegaban a una decisión sobre lo que tenían que hacer a continuación. Al parecer, su idea de intentar posar como civiles no era de agrado del castaño, quien se giró hacia ella, aguantando su mirada. Zoey y el jóven héroe decidían lo que harían a continuación, y eso dejaba a Alice "emparejada" con Jake. Tenían que ver qué harían por su propia cuenta, cómo salir de allí y evitar el conflicto con la policía. Alice buscó a su alrededor, mirando alguna otra salida que pudieran tomar para huir, pero de nuevo el castaño tenía una idea distinta a ella.

- ¿Confías en mí?

Alice buscó de nuevo sus ojos, el hermoso rostro jovial, y bajó la mirada a su mano tendida. ¿Confiaba en él? No lo sabía. Acababa de conocerlo, en una situación cuanto menos caótica y en la que no tenía la certeza de nada. Su mano se alzó brevemente para encajarla con la de Jake y se quedó suspendida en el aire, vacilando. De nuevo sus ojos volvieron a cruzarse con los de él, y vio cómo sus labios se tensaban con impaciencia. Estaba claro que buscaba una respuesta. Los pasos apresurados estaban a punto de alcanzarles, la policía estaba al llegar...

Su mano terminó el recorrido que la separaba de la de Jake y la encajó con suavidad, casi temor. Los dedos de Alice eran muy fríos al tacto, como las hubiera tenido metidas en una nevera durante mucho rato, pero le sujetaba con delicadeza. Si confiaba realmente en él o no, no estaba del todo claro, pero desde luego, había decidido dar aquél pequeño salto de fe en ese momento en concreto, por ahora.

La policía les alcanzó, y empezaron a peinar la habitación, buscando heridos o culpables... Pero ninguno de ellos reparó en los dos jóvenes que se daban la mano como si... Como si no pudieran verlos. Alice les miraba sorprendida, como si no entendiera qué era lo que sucedía, porqué nadie reparaba en ellos. Y seguía llevando esa expresión ligeramente desconcertada cuando Jake tiró de su mano para llevarla al exterior, caminando junto a los policías sin que uno sólo de ellos les preguntara qué hacían allí, o a dónde iban. Lo normal hubiera sido que les pidieran que se quedaran ahí, a interrogarles, o insistieran en hacerles un chequeo y vigilar que no estuvieran heridos. En una situación como aquella, dejar a dos testigos, o víctimas, o lo que fuera que eran en ese momento, irse sin más, era cuanto menos extraño.
Pero Jake le había pedido que confiara en él. Así que Alice se mantuvo en silencio, y en ningún momento se le ocurrió preguntarles a los agentes. Si ellos no le prestaban atención, no sería ella quien los pusiera en el foco.

Poco después, habían llegado en el parque. La mente de la joven británica divagaba en todo lo sucedido y pensaba en aquella muchacha mutante, lo frágil y desesperada que había parecido, y la oportunidad que Alice le brindaba. Quería volver a verla, y cerciorarse de que todo acabaría bien. Por otro lado, pensaba en el joven vestido de superhéroe, en el momento extraño en el que anteriormente había parecido teleportarse y cómo se había llevado de ahí a la mutante. ¿Super velocidad? ¿Eso era lo que había sucedido? Eso explicaría el por qué...

Miro su mano, cómo Jake la había sujetado, y vio el perfil del castaño, su rostro hermoso, sus ojos verdes... Y a medida que el rubor subía a sus mejillas y sus propios ojos tomaban el color esmeralda, sus pasos se hacían más lentos hasta detenerse, y se llevo la mano libre al pecho. Sus pasos se aceleraban e intentó desasir el agarre con el castaño.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jake

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 20/10/2014

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   9th Febrero 2017, 18:39

Los brillantes ojos verdes de Jake se abrieron de par en par cuando la policía entró en la sala de la caja fuerte. Por suerte para él, Alice se había decidido al fin y le había cogido la mano con timidez. El chico esbozó lentamente una sonrisa divertida sin apartar la mirada de la joven, y levantó su otra mano hasta llevarse el dedo índice a los labios, indicando con ese gesto que se mantuviera silencio.

Los cabellos y la capucha verde del adolescente empezaron a moverse, como si fueran azotados por un viento proveniente de diferentes direcciones a la vez. Alice se dio cuenta de que su cabello castaño también flotaba y que sus ropas también se movían al compás de éste. Fue entonces cuando los agentes de policía socorrieron al director del banco, sin prestar atención a los dos chicos que había en medio de la sala.

Jake atrajo a Alice hacia él, para que sus cuerpos no obstaculizaran el camino de la policía, y la llevó de la mano hasta la salida del banco, esquivando al resto de personal del edificio y a los clientes que aún quedaban allí. Nadie reparó en ellos en ningún momento y nadie les vio salir.

Cuando estuvieron cerca del parque, Jake no reparó en que todavía sujetaba la mano helada de la chica, que ya no estaba tan fría tras el contacto con la suya, y Alice le soltó repentinamente.

- ¿Estás bien? - le preguntó sorprendido.- Supongo que ya no es necesario… -el muchacho se llevó las manos al bolsillo de la sudadera y sonrió de forma encantadora.- Gracias por confiar en mí, nos hemos librado de una buena.

Tras dar unos cuantos pasos más hacia el interior del parque, los dos jóvenes se encontraron con la confundida Zoey y un muchacho de cabellos castaños y rostro animado. El aprendiz de mago supuso que aquel chico era el superhéroe capaz de correr más rápido que el viento, y de pronto le vino una pregunta absurda a la cabeza. ¿Cuándo le había dado tiempo a cambiarse?

- ¡Ey! -saludó el castaño a los dos chavales agitando la mano.- Menuda hemos liado en el banco, ¿No creéis? - comentó con un pequeño matiz de diversión.- ¿Estás bien, Zoey?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   15th Febrero 2017, 17:01

Zoey en su corta vida jamás había experimentado semejante velocidad. Decir que no encontraba una sensación parecida dentro de su catálogo de experiencias era decir poco, y para poder construir una que fuera más o menos similar tuvo que juntar aquella vez que montó en uno de esos vehículos que pululan por éste nuevo universo, cuando el coche aceleró y frenó medio segundo después con lo que la mutante sintió un latigazo en la nuca por la sacudida, y aquella vez estando en Hueco que se alzó una ventisca tremenda y tuvo que salir fuera para asegurar las juntas de la chabola en la que vivía, con el viento azotándole el cuerpo con fuerza.

Esas dos sensaciones, y todavía no se le acercaba en lo más mínimo.

Ni siquiera pudo parpadear cuando el velocista aceleró y los condujo hasta el parque. Pudo cuando todo a su alrededor se mantuvo quieto y sus pulmones decidieron tomar aire de nuevo para que le llegara la sangre al cerebro y así al menos algo de sentido común en toda aquella locura. Los temblores desaparecieron de golpe. Ya no tenía la pesadez sobre su cabeza y dudaba mucho que ésta pudiera volver a encontrarla si ni siquiera ella misma sabía dónde estaban. Se llevó las manos a la cabeza para acariciarse la frente en un acto reflejo, y se encontró con todo su pelo hacia atrás (es lo que tiene no lavarse durante algún tiempo y tener el pelo lleno de grasa).
Mientras devolvía a su posición su cabello, el chico que tenía a su lado se cambió de vestimenta con la misma celeridad, y ya no parecía uno de esos odiados héroes de su universo. Ahora era uno más, sólo que con unos poderes tremendos y una brillante sonrisa. Algo dentro de Zoey hizo "bubum" cuando miró a Bart a los ojos y le estrechó la mano.

- Zoey... - consiguió decir. Aun estaba algo atónita y no sabía si era por la experiencia o por otra cosa. - Zoey ya no tié ambre, peo Zoey debe comé. Po eso Zoey trató de piyalgunos verdes pa poer comer.

Al cabo de poco llegaron los otros dos, juntándose con Zoey y Bart: la chica tímida y el chico de ojos verdes. Tal vez fuera porque aun estaba sensible, agitada, pero cuando miró hacia el chico escuchó otro "bubum" y ya sí que tuvo que levantarse del suelo para poder despejar su cabeza de tonterías. Ante la pregunta de Jake, Zoey cogió aire y soltó un potente grito a pleno pulmón hasta que se quedó sin aire, doblándose hacia delante y apretando bien fuerte los ojos.
Después, inspiró con fuerza y se relajó.

- Ya si. Ora Zoey ya ta mejor. - Con la testa ya despejada, recordó lo que había hecho y lo que habían hecho ellos por ella, sin conocerla siquiera, librándola de la cárcel o algo peor. - Gacias. Gacias por ayudá a Zoey, aunque Zoey no tié muxo pa daros. Seún las leies ora Zoey ta en deuda con sotros así que Zoey quié pagar su deuda. ¿Qué pue azer Zoey pa compensaros? Lavéis ayudao sin sabé ni conozerla. Eso... eso ya casi no se ve ni sencuentra, unque Zoey pense ques lo normá y lo que debería acirse... Pero éste no es Ueco y aquí la gente es algo distinta por lo que... Eso, ¿qué pué hacer Zoey pa compensar?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)   

Volver arriba Ir abajo
 
Como se suele decir: ¡WAAAAAAAAGH! [Jake - Dianne - Alice - Bart Allen] (22-11-2018)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» [Mini-Evento] Una Muerte X-Celente (Dianne, Planaria, Celsit, Blair) [15-09-2018]
» Me gustaría decirte (One-Shot)
» Hay algún parche de balones como en ediciones anteriores??
» Así inicia mi vida como Marine...
» ¿Como eres?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: