Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jonathan Smith
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/07/2014
Localización : Como si te lo fuera a decir...

Ficha de Personaje
Alias: Mass Murderer
Nombre real: Jonathan Smith
Universo: Marvel

MensajeTema: Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)    22nd Junio 2016, 06:23

Nunca puedo voltear la espalda, no completamente. Puede que sea pura paranoia, producto de una vida de espionaje y homicidio; tengo entendido que es algo común entre los que comparten o han compartido mi trabajo o modo de vida. Esa es la clase de efectos que te deja el vivir obteniendo información ajena: aprendes todos los truquitos del negocio, comprendes mejor que nadie el por que la información es tan valiosa, en especial la propia, y por encima de todo descubres lo peligrosamente fácil que seria para alguien obtenerla. Es por eso que cambio de casa segura cada noche, que siempre reemplazo mis matriculas después de cada misión y cada tanto mando a repintar los coches que uso; por eso me aseguro de nunca dejar sobrevivientes que me hayan visto salvo que así lo quiera, de tener mi dinero fuera del banco y asegurarme de no ser visto a menos de un kilómetro de cualquier traficante de armas importante. Desde luego, todo esto que parece bastante complicado es en realidad bastante sencillo: como dije antes, truquitos del oficio. No todo es inútil una vez cuelgas los binoculares, y mas aun cuando eras alguien buscado en tu Universo, responsable del homicidio de varios hombres importantes, muchos de ellos con vínculos en el Gobierno. Antaño quizás hubiese estado dispuesto a pensar que mi pasado se había quedado en mi universo de origen, el cual ya no existe, pero cierta persona ya se encargo de convencerme de lo contrario. La primera vez que me encontré a Waller no tenia motivos para confiar en su palabra, pero el mero hecho de que supiese mi nombre y lo que buscaba me indicaron que, al menos en lo referente a mi identidad, no era un desconocido en Omega. Aun ahora me cuesta trabajo creer media palabra de lo que dijo, pero entre eso y arriesgarme a mandar años de cacería a la basura al permitir que el ultimo de esos desgraciados siguiese con vida, pues, sobra decir que la primera era la mejor opción.

Para bien o para mal, era otro de los agentes de Waller; trabajaba para ella a cambio de información. Al menos era información fidedigna, como pude comprobar cuando me arreglo un encuentro con Sanders. Desde luego todo acabo yéndose a la mierda y posiblemente hubiese muerto de no ser por la intervención de la pequeña Robin, pero en lo referente al encuentro Waller había cumplido. Aun seguía sopesando la posibilidad de que todo hubiese sido orquestado por la misma mujer, quien arreglo el suero de cocodrilo de Sanders para que este me matara y así deshacerse de mi de forma limpia, quedando completamente desligada del asunto. Y quizás fuese por mera desesperación, pero no iba a asesinar a mi única fuente "confiable" de datos en el mundo por una simple hipótesis. No es como que la mujer y yo fuésemos de golpe los mejores amigos, solo que no la mataría...por ahora.

Lo malo de trabajar con ella es que, salvo que estés bajo su extrema vigilancia las 24 horas del día y cerca suyo, se tarda una eternidad en conseguir los datos. Lo mas probable era que en realidad no le interesaba buscarlos, o que ya los tenia pero los estaba guardando para el momento justo, donde poder chantajearme para que le hiciera otro trabajito sucio. Fuera como fuese, de momento seguía a la espera del ultimo objetivo, y necesitaba algo que hacer para ocupar el tiempo. Entonces decidí ir de cacería ¿Que mejor lugar que la Gran Manzana? Si quieres atrapar ratas ve a la cloaca, y no hay mayor cloaca que New York; bueno quizás Gotham pero ya tengo bastantes líos con los murciélagos como para arriesgar mi cuello de nuevo en su ciudad, al menos de momento. El trabajo de esta noche no era nada del otro mundo: una red de trata de blancas que operaba en la ciudad; una pequeña célula, nada muy grande, pero lo suficiente como para transportar mínimo 50 chicas en una noche de burdel en burdel. Asalte uno de sus cargamentos en plena carretera hace unos días y después de un par de golpes bien puestos y un poco de metal caliente sobre la piel, conseguí la información necesaria. Eso me llevo a las afueras del club nudista donde me encontraba en ese momento. La dueña era parte de la célula, sus contrabandistas operaban desde allí, y acorde a lo que me dijeron sus hombres la mayoría de los cañones salían de ahí o de propiedades que le pertenecían.

Lo de esa noche era un golpe simple, un modo de mantener afinada la habilidad para el gran momento. Entraría, mataría a la dueña y a cuantos miembros de la familia como pudiese. Los guardias trabajaban para célula, así que tampoco lamentaría sus perdidas. Tenia sus caras estudiadas así que los podría identificar a primera vista. El complejo no era demasiado grande de por si: tres pisos, dos de ellos accesibles al publico, y el tercero cerrado a todo el mundo, custodiado por tiradores ocultos desde la azotea y al menos ocho guardias armados en todo momento. Ahí estaba la mujer. Tenia que ser sigiloso, muchos civiles inocentes y demasiadas cosas que podían salir mal si había una balacera en medio de ellos. Tuve que atacar desde el tercer piso. Desde luego estuve un tiempo investigando el edifico antes de entrar; dos noches seguidas observándolos de lejos con binoculares; fui allí una vez para ver el interior, aunque solo llegue al tercer piso pero pude observar el numero general de los guardias y su disposición. Mínimo 15 entre ambos pisos, de seguro el doble en reserva mínimo y sin contar lo que hubiese en el tercer piso. Sus tiradores de la azotea se reportan una vez cada tres minutos, y hay una cámara de vigilancia por encima de la puerta de salida. Estaba con un SR-25 con mira ACOG desde un edificio de tres pisos, enfrente del local. Estaba oscuro, de modo que no podían verme desde esa distancia y el cañón silenciado impediría el ruido.

Solo necesite tres tiros: uno a la cámara y dos a los matones. Fue cosa de unos segundos, la cámara destruida y los tiradores en el suelo, cada uno con un hueco en la cabeza. Me lance desde el tercer piso; el contenedor de basura que había del lado del callejón amortiguo mi caída. Guarde adentro el rifle y saque una bolsa negra, acto seguido eche un pique hacia el edificio. Necesitaba llegar rápido. Los de seguridad reportarían un fallo con la cámara de seguridad en cosa de unos segundos y mandarían a varios hombres a investigar. Una de las esquinas del edificio daba a una zona poco iluminada, donde esta la salida de emergencias; tres hombres la custodiaban. Para cuando notaron mi presencia, ya había sacado la M1911 silenciada que tenia en la bolsa. No tuvieron tiempo de actuar. Cayeron rápido, por que no se lo esperaban. A esas alturas no importaba dejar cuerpos: tenia pensado un ataque relámpago. Saque el segundo objeto de mi bolsa: una pistola de gancho. Apunte hacia arriba y jale del gatillo, el gancho salio disparado y se engancho en una de las cornisas. Acto seguido despegue del suelo y para cuando los hombres llegaron, yo ya los estaba esperando. Ademas de mi M1911 tenia una MAC-10, tres granadas aturdidoras, dos de lacrimogeno, un cuchillo y un tazer. Necesitaba ir ligero, pues esa operación en particular dependía de mi velocidad para actuar y no podía permitirme el lujo de ser retrasado o de ganar peso innecesario; cada gramo cuenta. Ya mi traje de siempre se encargaría de resistir el impacto de las balas por mi.

Eran cuatro, así que los liquide con el MAC; entre el poco ruido que hace el arma y el escándalo del club nadie notaria el sonido. Cayeron todos, y yo entre, solo para toparme con otra cámara, esta colocada en una esquina interior del edificio, apuntando justo hacia el lado interior de la puerta por la que acababa de entrar. Le dispare un segundo después y eche a correr. Ya sabían de mi posición, los hombres se movían, escuchaba sus pasos. Mierda. No me esperaba que tuviesen dos cámaras a tan poca distancia, supuse que solo habría una para cubrir la azotea y las demás estarían distribuidas por el tercer piso. Tengo que darle crédito a esa mujer, no escatimo en precauciones. Por desgracia para ella yo no escatime en ideas. Saque una de las granadas aturdidoras, y la arroje hacia las escaleras con toda la fuerza que tuve, solo para cubrirme un segundo después. Escuche un sonido muy agudo, seguido por lo que asumí seria un resplandor repentino y luego los gritos de varios hombres cuyas retinas estaban dañadas. No llegaron a cubrirse. Al estar momentáneamente segados, no pudieron disparar mas que al aire, con vanas esperanzas de atinarme. Un montón de ciegos disparandole a todas partes sigue siendo peligrosa, pero se vuelve mas fácil de predecir; permanecieron disparando en linea recta y hacia el frente, creyendo que no me había movido de mi lugar. Pero la verdad es que estaba disparandoles desde el suelo, pues me había echado cuerpo a tierra apenas salí de mi cobertura y los estaba eliminando. El efecto de la granada fue mayor al periodo de tiempo que ellos pudieron permanecer con vida. Cuando la ultima bala se disparo observe los resultados: otros 7 al suelo. A pocos metros de donde estaba se encontraba la escalera de incendios, la cual estaba seguro de que intentarían utilizar para escapar dado que la otra vía de escape se encontraba demasiado cerca de mi posición como para considerarlo algo factible. Cambie los cargadores mientras avanzaban y luego eche a correr hacia la ultima vía de escape que quedaba. Podía escuchar los pasos de sus hombres cada vez mas cerca. Ellos tenían que proteger a una persona, quizás a varias incluso, mientras que yo tenia completa libertad de movimiento, y esa era mi ventaja. En pocos segundos llegue a la escalera, no sin antes eliminar a un ultimo par de guardias pero nada que me costase un retroceso importante en mi ritmo de avance.

Puse un pie en el primer escalo y baje a los saltos; cada vez estaba mas cerca de ella. Ya hasta podía escucharla gritando y amenazando a sus secuaces para que la movieran mas rápido, preguntando quien carajos había decidido atacarla. Sin duda había elegido una buena noche,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gwen Stacy
Spiderman
Spiderman
avatar

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ficha de Personaje
Alias: White-Spider
Nombre real: Gwendolyne Stacy
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)    9th Agosto 2016, 21:03

Uno de los momentos favoritos del día era charlar con mi padre sobre los casos que tenían, trazábamos planes imaginarios colaborativos entre WhiteSpider y la policía, me hacía pequeños exámenes orales de cómo debería actuar…

- ¡PAPÁ, A CENAR!- Era raro poder disfrutar de la compañía de mi padre por una noche, bien porque yo tuviese que salir a cuidar un poco de la ciudad o porque tuviera que hacerlo él. Me sorprendía que con la edad que tenía le dejasen seguir patrullando, pero jubilarse era una especie de muerte en vida para él.
Así que lo celebramos pidiendo un par de pizzas bien grandes, con la masa rellena de queso y unas piesas de pepperoni y bacon bastante considerables. Por lo general a mi padre no le gustaba la comida basura, pero la pizza era nuestra debilidad. - ¿Qué hay de nuevo por la comisaría?- Dije tomando con los dedos una porción enorme que dejaba atrás rastros de queso irrompibles. Mordí el primer bocado, gloria bendita y disfruté de la charla con mi padre mientras sonaba un jazz suave de fondo.

Me habló de una nueva mafia anti-héroes que se dedicaba a secuestrar a jóvenes con habilidades especiales, pero que no había de qué preocuparse. Estaban controlados y con un chivato. Me dijo dónde estaba la sede por si quería echar un vistazo más adelante. Me habló de una droga de diseño que estaban rulando por los garitos y discotecas y que aún no habían encontrado foco de origen, ni en qué línea comercial la traían y tampoco habían localizado camello alguno.
Y por último, un caso de trata de blancas cerca de las afueras y en uno de los barrios más difíciles de vigilar de todo NY. Me comentó que sospechaban de una organización nudista, de un club de strippers y de un proxeneta del barrio rojo. Anoté mentalmente todos los datos. Esa noche ese objetivo era nuestro. Mi padre me advirtió de que varias patrullas estarían rondando cerca y de que si conseguía algo podría llamarles, y que si habría algún altercado serio contaría con sus refuerzos, aunque seguramente después de que pasase el problema, el resto de operarios tratarían de dispararme a mí también.

El resto de cena fue una charla común, me preguntó cómo estaba su pequeña campeona, qué tal me iban las clases, si había algo muy fuera de lo común de las últimas noches que no nos habíamos visto, qué tal la comisaría… Una conversación que para cualquier otro podía ser rutinaria pero para mí era una de las mejores cosas que me habían sucedido en la semana.
Recogimos todo lo de la cena y subimos cada uno a nuestra habitación a prepararnos, él para su trabajo y yo… Bueno. Yo para lo que hacía yo.
Saqué el traje de la mochila que descansaba bajo mi cama. Me puse ropa interior deportiva, de la más cómoda que tenía y por encima el traje. Preparé la mochila con lo de siempre. Una botella de agua, el móvil especial de spider, el mp3 y los cascos y el par de chorradas más.
Bajé las escaleras mientras me colocaba el cuello ceñido, antes de ponerme la máscara. Él me dió un beso en la frente justo después de ponerse su saco negro, apagar la televisión y agarrar su placa y su arma. -Te quiero, papá - Y yo a ti, campeona…- Sonrió con esa pipa suya entre los labios y se fue.




Vale, si mal no me fallaba, el edificio estaba… Ahí. Eso es. Siéntate tranquila en el borde del edificio Gwen. Creo que el que está a su lado es ligeramente más alto, podría tener buenas vistas.

Al llegar guardé los cascos y el MP3 en la mochila y me aseguré de cerrarla bien y de ceñirla al cuerpo. Esperé a algún tipo de señal, pero apenas acababa de sentarme un destello blanco ultrabrillante salió de una de las ventanas. Cogí carrerilla en la azotea en la que me encontraba y con un salto sencillo, una voltereta hacia adelante muy normal me pequé a la pared contigua de donde provenía ese destello. Caminé pegada a la pared poco a poco hasta quedar a la altura de la ventana. Sólo escuchaba disparos de dos armas distintas y no veía nada. Para cuando se disipó tremenda luz sólo vi alguien que se deslizaba al piso inferior por las escaleras. Me di media vuelta, colgándome boca abajo, notando cómo la capucha se recolocaba sola y me quedé asomando la cabeza por la parte superior de la ventana de un piso inferior. Miré a un tipo que parecía sacado de alguna película de mercenarios. Típica película de las nuestras que termina con una cuenta atrás y con Adrien Brody y Michelle Rodríguez de actores secundarios. Era escurridizo para tener el cuerpo que tenía, parecía muy tocho, o tenía la espalda muy ancha o la ropa le hacía un favor. Me fui deslizando por la pared bordeando el edificio por donde creía que se iba moviendo hasta que finalmente le vi salir por la escalera de incendios y esperé tras él a que pusiese ambos pies en suelo firme y le tiré telaraña rodeando sus tobillos para tirar con fuerza y que cayese a plomo. Empecé a recoger tirando hacia mí. Por lo pronto el sentido arácnido estaba tranquilo, caliente, pero tranquilo. Era un tipo bien armado y eso pocas veces trae buenas noticias.
- Por favor, dime que estás buscando algo y no eres un pirado asesino porque sí- traté de echarle telaraña también en una de las manos, para que al menos no pudiese dispararme con algo muy serio. - Vamos a jugar a un juego, yo te pregunto, tú me contestas y luego me preguntas tú y así. Empiezo, ¿Qué hace un hombre como tú en un sitio como este? Quiero decir, la mayoría de hombres como tú está dentro de este sitio mostrando que sus años buenos empezaron a pasar mas rápido de lo que pensaban. ¿Qué quieres tú?- Dije, sacando toda la actitud “Spider” a trabajar. Analicé su cuerpo, rostro y posesiones mientras le hablaba. Por suerte para mí escapar en plena ciudad era más fácil si las cosas se ponían muy feas. Además él tenía esa cosa superflexible y pegajosa en su cuerpo, lo tendría complicado.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonathan Smith
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/07/2014
Localización : Como si te lo fuera a decir...

Ficha de Personaje
Alias: Mass Murderer
Nombre real: Jonathan Smith
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)    9th Octubre 2016, 21:36

Dicen que ningún plan sobrevive al primer contacto con el enemigo. Es verdad. Lo que no aclara el refrán es lo increíblemente frustrante que se vuelven esos fallos cuando el plan estaba tan cerca de completarse. Todo lo que tenia que hacer era encajar una bala en su cerebro. Simple, en teoría; pero la practica es otra historia. En la practica había un sin fin de cosas que podían salir mal, incluyendo, aunque sinceramente no me lo esperaba, enmascarados entrometidos. Supongo que ellos tampoco pueden mantenerse alejados de New York, por los mismos motivos que yo, al fin y al cabo, como ya dije antes, es un nido de ratas; demasiado grande como para que uno solo de ellos lo controle. Quizás por esa misma razón también me esperaba que no tuviese la mala suerte de encontrarme alguno en ese lugar: con tantos crímenes al rededor ¿Quien pensaría que justo vendría a caerme uno encima? Siempre intente no dar la espalda a nada, pero en realidad es imposible estar pendiente de todo  constantemente. Incluso a los mejores les pasa, tarde o temprano un detalle, por mas minúsculo o insólito que sea, se les pasa por alto.

Estaba saliendo del edificio, ya casi la tenia. Prácticamente podía oler el aroma de su perfume caro y escucharla gritando insultos entre ordenes a sus hombres para que la escoltaran fuera del edificio. Y justo entonces, cuando mas cerca esta...ocurre el desastre. De la nada, algo se envolvió en mis piernas. Intente seguir moviéndome por instinto, pero el material era fuerte, mis piernas quedaron adheridas la una a la otra, y pude sentir un tirón viniendo de arriba. Caí al suelo inmediatamente, sin soltar mis armas. Solté la pistola en medio de la caída y use esa mano para evitar darme de frente contra el suelo. Acto seguido me di vuelta para descargar un cargador de MAC-10, que no había soltado, sobre quien estuviese atrás mio, pero un chorro de esa misma sustancia blanca se envolvió en mi mano, haciéndome imposible jalar el gatillo. Moví mi mano libre para agarrar la pistola, pero me detuve mucho antes de pensar en apuntarle: ya había descubierto quien era mi oponente, y no quería tener inutilizada la otra mano por un vano intento de encajarle una bala imposible. Al fin y al cabo, estaba peleando contra alguien famoso por esquivar tiros.

El traje era completamente diferente al del original. Los colores eran otros, el diseño cambiado, y hasta tenia, ni idea por que, una capucha. Sin embargo, el diseño de redes en los antebrazos, ademas de la postura lo delataban como un Spider-Man. O mejor dicho Spider-Girl; su voz no era muy masculina. La substancia blanca que envolvía mis piernas y mano también era una buena pista, su famosa telaraña. Leí un poco sobre ella: resistente, pegajosa, prácticamente imposible de romper por mera fuerza bruta. Guarde la pistola y use mi mano libre para intentar arrancarla, mientras movía mis piernas hacia los lados opuestos con toda la fuerza que tenia pero era imposible. Se estiraba por su flexibilidad pero no se rompía, simplemente seguía estirándose. De momento no me quedaba otra mas que seguir probando, al menos para ver si podía tensarla.

Desgraciadamente eso significaba que estaba indefenso y frente a un aracnico, con quien no me quedaba mas opción que charlar. Fantástico. Y mientras mi objetivo se escapa...-No tenia nada mejor que hacer...- Esa era mi respuesta para ambas preguntas. El fastidio en mi voz era mas que evidente, y así lo quería. Tampoco es que estuviese mintiendo, fue la mejor operación que pude encontrar en tan poco tiempo.-Me toca ¿En este Universo Spider-Girl es una matona contratada o eres tan imbécil que preferiste ir por mi antes que por la líder de una célula de una red de trata de blancas?- En retrospectiva la segunda opción era la menos perjudicial para mi en ese momento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gwen Stacy
Spiderman
Spiderman
avatar

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ficha de Personaje
Alias: White-Spider
Nombre real: Gwendolyne Stacy
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)    4th Noviembre 2016, 01:32

Mentiría si dijera que no me gusta ser Spider. Mentiría si dijese que me cansan las noches más que los días y que no acabo con ganas de más. Pero no es así. A pesar de ello, de la adrenalina, de sentirme viva, del riesgo, del hormigueo en el espinazo con el sentido arácnido… En lo único en lo que pienso en las situaciones críticas es en mi padre. No tengo problemas en esquivar balas, pero tampoco puedo evitar quitarme de la cabeza lo que pasa si no lo hago. Cuando vi que la telaraña llegaba justo a tiempo para desviar el cañón de entre mis ojos, suspiré. --Tranquilo Lucky Luke, este rancho sí es suficientemente grande para los dos- dije bufando una sonrisa, aunque no se veía tras la tela blanca.


“No tenía nada mejor que hacer”. En serio. Los putos asesinos en serie que contestan esas cosas me dan asco. Encima se cree gracioso el imbécil -Tú…- Dije acercándome a él y pateando la pistola lejos, mordor a la derecha más o menos-deberías buscarte un hobby- dije rascándome la cabeza - ¿Sabes que las residencias de ancianos hacen excursiones? También hay grupos de alcohólicos, asociacion de amigos del macramé… También puedes aprender malabares por Youtube- contesté ofreciéndole un amplio abanico de posibilidades antes que “voy a meterme en un edificio a matar cada cuerpo que vea y cuyo corazón lata”.


Cuando oí “me toca” no pude evitar sonreír. Tenía una voz varonil, algo rasgada y potente. Pero esas palabritas… Me hizo verle con un uniforme de preescolar en una fila organizadita con todas sus armas convertidas en pistolitas de agua diciendo “Yo, profesor, yo! Me toca!” Pero nunca es buena idea reírte de un psicópata en su cara, sobretodo porque no lo entienden y cuando lo entienden las consecuencias son aún peores. Pero la pregunta me hizo ponerme seria, aunque nunca se reflejase con el traje puesto - ¡EH!- me hice la ofendida y alcé el dedo índice cerca de su cara- PRIMERO, nada de Spidergirl. WhiteSpider para ti… Bueno, y para todo el mundo al parecer.- Recuerdo cuando aún me llamaban spiderwoman… Concentrándome de nuevo saqué el segundo dedo haciendo una “V” con ellos - SEGUNDO, solo te he atado a lo rodeo del medio oeste… O en el colegio te pegaban poco o utilizas muy a la ligera el término “matona”- Carraspeé antes de llegar a lo importante, sacando el tercer dedo- TERCERO, actúo en base a las pruebas de las que dispongo. ¿Veo a un hombre disparar? Ese hombre es un asesino y merece ser detenido- Le miré desde arriba, cabreándome cada vez más y más.- Claro que si ese hombre tiene mejores pruebas para ayudarme…- le tendí la mano para ayudarle a levantarse y le rompía las telarañas con la mano derecha, echándolas al suelo junto a nosotros- WhiteSpider y el asesino podrían trabajar juntos en ello…- Pero luego también entregaría al asesino. No olvidemos que los Avengers también matan. Si no pertenezco a ningún grupo de esos es porque no confío en las manos excesivamente limpias. - Dame pruebas, este…- Dije esperando a que me dijese su nombre, un pseudónimo,algo- E iremos a por esa líder. SIN MATARLA- recalqué con cuidado señalándole al pecho.- O te dejaré colgando del Empire State cual Ann Darrow- dije convencida de que sonaba a amenaza real. Nuevo plan: Capturar a esa Lider, entregarla a la comisaría de mi padre con la compañía de este zumbado. Seguro que era el típico que soltaría la frase de “¿Me has soltado, qué me impide matarte ahora?” Bueno, pues buena suerte campeón.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonathan Smith
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/07/2014
Localización : Como si te lo fuera a decir...

Ficha de Personaje
Alias: Mass Murderer
Nombre real: Jonathan Smith
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)    1st Diciembre 2016, 02:10

-....- En un determinado momento de la conversación me fue imposible no verla con cierta curiosidad, por decir lo mínimo, y estoy seguro de que ella misma se dio cuenta ¿A que se debía su reacción? No entendía ¿Habra pensado que estaba siendo sarcástico? Yo solo le había respondido a lo que ella me pregunto y esa de por si no es una cortesía que conceda muy a menudo, pero mi situación actual era una donde no podía darme el lujo de perder tiempo. Por ende supuse que responderle rápido y simple a todo lo que me preguntase me ahorraría tiempo y podríamos pasar mas rápido al tema de perseguir a la peligrosa mujer de negocios. Al parecer no fue así. No solo no me dejo ir sino que ademas se enfureció por mi respuesta ¿Para que preguntas algo si luego te vas a poner tan enojada? ¿Esperaba alguna clase de motivación diferente con la que pudiese simpatizar? Acababa de salir a los tiros de un edificio con la sangre de cinco personas mínimo manchándome la ropa ¿En serio lo que mas le molestaba era enterarse el por que lo había hecho? Sera cosa de encapotados, creo, la verdad nunca entenderé del todo a esos sujetos. Es como tratar de traducir el lenguaje de los monos: puedes estudiarlos un tiempo y reunir toda la información concerniente a ellos, pero sin importar cuanto descubras siempre acabaran haciendo un gesto o acción a la que no le podrás encontrar sentido, y solo te quedara adivinar. Si tuviera que hacer eso, diría que la joven "Spider-Woman" esperaba algo como "Estoy enfermo, necesito ayuda, controlan mi mente, la mafia me chantajea" o alguna estupidez de esas que la gente tira como intento de justificar lo injustificable y que, por algún motivo que escapa a mi entender, a veces incluso sirve para justificarlo. Asumo que la enmascarada no esperaba encontrarse con alguien que simplemente no intentara justificar su actuar, por que sabia que en realidad era injustificable. Pues la noche esta llena de sorpresas Spider- Girl

- ¿Esperabas otra respuesta?- Creo que me veía como uno de esos padres de las propagandas de la televisión cuando sus hijos le preguntan algo estúpido que no saben como responder sin sonar desagradables. Estaba esforzadamente por descubrir que mierda quería que dijera para que se dejara de joder con sus telarañas y fuéramos detrás de mi objetivo antes de que desapareciera de la ciudad. Y hablando de eso ¿De que mierda estaban hechas? Estuve todo el rato tironeando sin poder sacármelas de encima. Era una substancia pegajosa y muy resistente, pero al mismo increíblemente flexible. Retorcí mis brazos, gire las muñecas, intente arrancarla con los dedos y use mucha de mi fuerza para separar las manos, pero simplemente no hubo caso. Podía sentir las venas de mis brazos levantándose por debajo de mis mangas y aun así estas seguían pegajosas. Sin importar lo que hacia, no podía tensarlas lo suficiente como para que dejaran de estirarse, de modo que su integridad no se comprometía. Fuera como fuese, necesitaba guardar una muestra de esta cosa para otra noche; si lograba averiguar de que estaba hecha me podría ser bastante útil para el diseño de una pistola de red o boleadora; también  serviría de cómodo sustituto de las pistolas de gancho.
-Matona o imbécil, no te olvides, te di esa posibilidad.- De nuevo, a juzgar por su reacción pareciera que estaba jugandole una broma....¿Como mierdas se juega una broma? ¿Estaba haciéndolo inconscientemente? Solo estaba señalando objetivamente y sin un ápice de sarcasmo que también le había dicho imbécil. A decir verdad hubiese preferido creer mil veces la posibilidad de que alguien con el traje de arácnido, por mas curiosas modificaciones que le hubiese hecho, fuese estúpido o inocente (no me sorprendería teniendo en cuenta la edad promedio de sus portadores) antes que pensar que la mafia le pagaba para protegerlos en sus trabajitos sucios. -...¿Nunca en tu vida has visto a un policía? ¿Soldado? ¿Tirador por deporte?.- Si antes me veía como un padre que trata de responder amablemente a su hijo una pregunta estúpida, ahora era el padre cuyo hijo ha excedido su cuota diaria de idiotez. -Tu lógica absurda, no quiero ni pensar como era el Universo de donde vienes.- Quizás estaban bajo alguna ley marcial que prohibida la tenencia de armas, como la Ley Seca con el alcohol, curioso teniendo en cuenta que hablábamos del país con mas armas por habitante del mundo. ¿A quien se le ocurre descartar como asesinos a todos aquellos que meramente portan un arma. Los primeros dos ejemplos que proporcione literalmente los necesitan para su oficio, el cual supuestamente es proteger. Y los propios civiles pueden portar armas para defenderse según dice la ley. ¿Por que de todos los arácnidos de la Tierra me había tocado esta? Ni siquiera creo poder sostener una conversación con ella por mas de dos minutos teniendo en cuenta de que habla con una especie de doble sentido que yo debería entender. Sinceramente no se de que habla.

Obviamente espere a que me levantara para decirle eso ultimo; a juzgar por nuestros primeros diálogos podría llegar a tomarse ofensivo mi comentario, aun no entiendo por que, y bien podría reaccionar violentamente al respecto; no olvido que estaba muy cerca del suelo. Estire un poco mas la manos, retirándome algún que otro trozo de telaraña de entre los dedos que me había quedado por tanto forcejeo. Si no hubiese estado tan ocupando analizando con la vista ese trozo y luego guardándolo en un bolsillo, quizás me hubiese sentido mas asombrado, o humillado, de que una niña flacucha mas pequeña que yo en todo sentido hubiese destrozado las telarañas de un tirón mientras que mi forcejeo constante no pudo hacer nada. Teniendo en cuenta que eran su producto tampoco debería ser algo sorprendente, ademas si se parecía en algo al Spider-Man original, de seguro también tenia la misma superfuerza que este poseía, lo que también le daba bastante sentido a las cosas. Luego de todo vino la presentación, tocaba la parte difícil. - Mass Murderer.- Y digo difícil por que aun me costaba mantener cierta dignidad al pronunciar un alias tan poco creativo; simplemente no era lo mio eso de los apodos, y White-Spider no era la única con un nombre literal. Sin embargo, el apodo era el apodo, y simplemente decirle "Smith" no bastaría para explicar por que llevaba una doble M carmesí en medio del pecho, una encima del a otra*. Tampoco es como si Smith dijese mucho, era uno de los apellidos mas comunes del país y, aun con mi nombre completo, simplemente no existía en ningún registro civil ni militar accesible a todo publico.

No hace falta decir que el nombre no le cayo muy bien (no la culpo por muchos motivos, ni a mi me caía muy bien aunque sospecho que por diferentes motivos). Por suerte mi "evidencia A" llego justo a tiempo antes de que pudiese insultarme de nuevo.- He ahí mi primera prueba.- Dije señalando hacia el interior del edificio, justo antes de que dos chicas salieran corriendo a los gritos, con lagrimas en los ojos y prácticamente nada de ropa. Una de ellas era una rubia, poco mas alta que White-Spider, la otra era pelirroja y una cabeza mas baja. Estaba claro por el absoluto espanto marcado en sus rostros que habían sido victimas de un horror inimaginable e indescriptible; los moretones en sus cuerpos, en particular la zona abdominal de la pelirroja, indicaban que también habían sido físicamente maltratadas. -Alto.- Dije con calma, mientras estiraba el brazo para atrapar a la rubia, que estaba a punto de caerse de cara al suelo. Me asegure de no gritarle, se por experiencia que lo peor que puedes hacer para aliviar a alguien en una situación post-traumatica es gritarle, he sido el causante de varias; en ese momento las necesitaba tranquilas para que pudiesen explicar todo a la "justiciera". La chica en cuestión, cuando vio el brazo, por poco sufre un infarto, y estaba a punto de suplicar por favor que llamen a la policía, pero entonces alzo los ojos y vio a quien pertenecía ese brazo. Claramente pedía una respuesta a gritos, necesitaba saber que estaba a salvo. En ese mismo momento hable, sin darle tiempo a preguntar nada.- Soy el hombre que las libero.- Se quedaron paralizadas. Una de ellas me miro, y sostuvimos la mirada durante unos segundos, que seguro para ellas pasaron como horas. Estaba nerviosa, con toda lógica, y no sabia que hacer. No se si fue por el hecho de que no le hubiese disparado, o por que el logo famoso de la araña le dio cierta confianza, pero se limito a asentir levemente y alejarse hacia atrás un poco, acurrucándose con su hermana. Una reacción lógica para alguien tan joven, en especial después del trauma vivido. .

Se llamaba Maria; la pelirroja, su hermana, se llamaba Irma. Nos contó como ella y su hermana, quien era la pelirroja de al lado, habían sido engañadas, drogadas y secuestradas para luego ser llevadas de prostíbulo en prostíbulo, terminando finalmente en este lugar. Los guardias les estaban dando una paliza en una habitación cerrada y apartada de los ojos del publico que usaban para castigar a las "empleadas" cuando cometían un error, en el momento exacto en el que yo llegue. Los encargados del escarmiento habían dejado lo que hacían para ir a combatirme, obviamente sin ningún resultado bueno, y ellas habían salido del lugar por la misma puerta trasera que use yo antes, solo para encontrarme de golpe.  En realidad su historia fue mucho mas larga y detallada que eso pero mi mente solo retiene la información importante; de seguro a White-Spider le habían quedado un poco mas grabadas las cosas. Las sirenas de la policía empezaron a sonar a la distancia, junto con la de una ambulancia, y esa fue mi señal para retirarme, pero antes debía asegurarme de que cierta persona se mostraría un poco mas cooperativa conmigo. -Conozco la dirección de esta mujer, se donde debe estar yendo ahora- Nunca inicio una operación sin asegurarme de averiguar TODO sobre el objetivo, eso incluye escondites secundarios. Esa mujer pasaba mucho tiempo sola en su lujosa casa de tres pisos con piscina y varios guardias armados. Asumo que desde ahí manejaba su parte de la operación. Lo mas posible es que intentaría ocultarse o escapar, en cuyo caso iría a su casa para llevarse todo aquello que no quisiera que alguien viese, o mínimo mandaría alguien a recuperarlo por ella. De un modo u otro, habría alguien ahí para decirnos lo que queríamos saber o, si las cosas estaban mas fáciles, la misma persona que quería encontrar. - Si me entregas a la policía ahora te prometo que no diré nada, y la mujer escapa a un lugar donde jamas la encontraras.- Y en este momento mi voz era completamente seria, dura como la piedra. No la estaba amenazando, le estaba advirtiendo lo que le convenía. Si quería atrapar a la transgresora (y a juzgar por su reacción después de ver a los dos mujeres, realmente quería) tenia que seguirme, y no la guiaría si era con esposas en mis manos y unas patrullas detrás.- Si quieres ir a detener a una persona que arruino miles de vidas en vez de quedarte custodiando a alguien que mato a siete, sácame de aquí.- Por supuesta ella no tenia que saber quien realmente tenia el mayor recuento de bajas, aunque posiblemente el nombre le diese una pista. Lo único que tenia que entender era lo limitadas que eran sus opciones en ese momento, y decidir de cual de las dos se arrepentiría menos.


Última edición por Jonathan Smith el 2nd Agosto 2017, 02:27, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gwen Stacy
Spiderman
Spiderman
avatar

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ficha de Personaje
Alias: White-Spider
Nombre real: Gwendolyne Stacy
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)    7th Enero 2017, 18:26

-Mitini i imbicil ti di isi pisibilidid- dije haciéndole burla, moviendo la cabeza de lado a lado mientras lo recitaba con resignación -Me han dicho cosas peores, esperaba algo mejor de un tipo que parece sacado del Doom- Dije mientras agarraba la telaraña entre mis dedos y tiraba de ella, rasgándola con fuerza para que pudiese liberarse.
La pregunta de los policías y soldados me pilló por sorpresa. El 99% de mis relaciones fuera de la universidad consistían en mezclarme con esa gente, no comprendí muy bien a qué vino y me quedé paralizada mirándole un par de segundos tratando de buscarle la lógica. -He visto más policías de los que te han perseguido en tu vida- dije sonriendo. La única manera de tomarse a este tipo para no querer arrancarle la barba a bocados era con humor. - Y no voy a tener una discusión de lógica a estas horas de la noche, vaquero- dije sacando paciencia de donde no la tenía para soportarle mientras me estiraba la espalda juntando mis manos al cielo.

- Mass Murderer… - Oh yeah… - Es decir que mi lógica no es tan dispar, ¿No crees? Has ido de digno y te haces llamar asesino ya en el nombre- sonreí completamente orgullosa. Bitch, please… ¡Mis deducciones no fallan!

Luego me agazapé contra uno de los fríos muros cuando me advirtió de su primera prueba. Arqueé una ceja, esperando paciente sin dejar de prestarle atención. No sería la primera vez que un enemigo intenta usar una táctica de distracción para escapar. Esperé con calma pero alerta y cuando vi aparecer a las dos chicas hice un rápido análisis. En torno a la cintura de la chica había una marca morada y varias heridas en las rodillas. Por un instante me quedé quieta, totalmente paralizada. Ningun sentido arácnido te prepara para ello. Tenían la piel seca y desgastada con las marcas de los hombres que ansiaban poseerlas. Les temblaban las manos, mezcla del frío y del miedo. Tenían los labios cortados, las ojeras marcadas de las noches sin descanso en soledad y su pelo estaba lejos de estar peinado. Morados en los pechos, heridas de sangre cerca del abdomen, marcas de retención en los brazos… Parpadeé y cuando lo hice todo volvió a ser real. Agité levemente la cabeza cuando vi a las chicas mirarnos. -Tranquilas...él… os ha liberado de esto- dije avergonzada, como una niña que acaba de recibir una regañina, comprobando que no tenía razón. Ellas asintieron con la cabeza y se giraron para salir corriendo pero alcé una mano con calma, como gesto para llamarles la atención -¡Esperad!- Dirigí la mano hacia su cuerpo, con un par de metros de distancia y les hice un par de trajes improvisados con la tela de araña. -Es duradero… Aguantará hasta que consigáis algo mejor y...abriga...algo- dije lo último casi en un murmullo, sintiéndome completamente imbécil e inútil. Pensé en mil cosas que hacer. Llevarlas a algún sitio seguro, darles el poco dinero que llevaba encima… Y sentía que nada podía arreglar que sus ojos no tuvieran luz. -¿Hay más como vosotras? Ahí dentro o en otro sitio-Pregunté señalando con el pulgar el edificio. Irma me miró, asintiendo con la cabeza mientras las lágrimas se le resbalaban por la barbilla. Tenía la cara sucia y los ojos inchados. Me froté la cara para despejarme mientras respiraba hondo. Esto va a ser duro…

La alarma de una sirena me despertó por completo y miré a las chicas. No sólo había policía, también ambulancias. - Bien, vais a hacer algo, ¿de acuerdo? Por mi Os acercáis a la entrada de la carretera, paráis a la policía y a la ambulancia, les contáis la historia, les explicáis que hay más chicas ahí dentro y una vez la policía ya lo sepa, vais a la ambulancia a que os atiendan.- Me quité la mochila y rebusqué entre mi porquería, encontrando el par de barritas energéticas que tenía para aguantar la noche.- Esto es para vosotras. Gracias por todo chicas… Sois unas heroínas- dije mientras me volvía a colocar la mochila bien pegada al cuerpo.


Apreté el puño mientras las veía alejarse, sintiendo impotencia desde lo más hondo de mí y volviendo a mirarle. Siempre que me encontraba ante estas situaciones me venía a la cabeza la misma pregunta. ¿Qué clase de persona haría algo así?
Y parecía ser que la respuesta era más común de lo que yo estaba acostumbrada, porque había demasiados casos en los que me planteaba el mismo enigma.

-¿Qué? No voy a entregarte ahora. De hecho las he mandado correr hacia allí para que nos den tiempo. Van a estar entretenidos con ellas y con las que quedan en la casa... - era inevitable que se me escuchase en la voz mucho más afectada emocionalmente por esa situación. Asesinos, ladrones… Ver un crimen rápido como estaba acostumbrada a verlo era una especie de parche. Ver el dolor producto de uno de sus crímenes era distinto… No es lo mismo ver cómo a un hombre lo aplasta un coche que presenciar cómo su hijo y su esposa lloran por él.

Parecía que le daba demasiadas vueltas. Incluso se detuvo a explicarme por qué era mejor ir a por la mujer que entregarle a él - Soy joven, no idiota. Si no erradicas el virus la enfermedad sigue, lo pillo- Dije agarrándole del chaleco táctico con una mano y lanzando una telaraña al edificio que cruzaba la calle al otro lado. Saltando con fuerza nos elevamos por el cielo de Nueva York, notando el aire no tan frío como hace unos meses ni tan cálido como lo sería la noche siguiente. Le llevé agarrado como si no me costase esfuerzo, y realmente no lo hacía. Estaba acostumbrada a cargas mucho mayores. Llegamos al edificio de al lado, de unas trece plantas y caí en un conducto grueso de ventilación del sistema de calefacción para poder dejarle en el suelo con delicadeza, ya que era más alto que yo.

Una vez sobre nuestros pies me crucé de brazos - Dos opciones, o te abrazas a mí y vamos más rápido, o me obligas a llevarte del chaleco otra vez y tardamos el triple. No cojo taxis, ni transporte público ni voy en ningún vehículo a ninguna parte. Vuelo. Es más rápido. Así que elige, guíame y vámonos- dicho esto ya solo quedaba saltar y empezar a mover los brazos para elevarnos cogiendo el atajo más rápido hasta llegar a la casa, bueno, caserón de esa mujer. Caímos en el tejado más cercano a la casa que me había indicado y al llegar me incliné sobre mis talones, agazapada sobre el borde de la azotea mirando la casa en la que debíamos entrar. Pero antes de seguir, deja que consulte con mi experto en casas de mujeres gerentes de trata de blancas, - ¿Ideas?-

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jonathan Smith
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/07/2014
Localización : Como si te lo fuera a decir...

Ficha de Personaje
Alias: Mass Murderer
Nombre real: Jonathan Smith
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)    2nd Agosto 2017, 07:47

Note el cambio de actitud de White Spider cuando aparecieron las dos chicas recién escapadas del burdel. Ella tampoco fue precisamente sutil al respecto. Claramente se notaba el cambio en el tono de su voz,  o los gestos de su cuerpo, como su puño cerrado con fuerza. Claramente no se había demasiado bien la situación. Asumo que habrá sentido cierta impotencia, al pensar en que aquello estaba ocurriendo bajo sus narices; posiblemente ni se hubiese enterado de no ser por que solté unos cuantos tiros en el interior del edificio. Tambien compasión, claramente. Se notaba por la forma en la que les hablaba a las chicas; ese tono de voz desafiante se había ido por completo en cosa de un segundo para dejar paso a uno mucho mas quebrado y suave. Teniendo en cuenta que parecía intentar calmarlas (y para su crédito lo conseguía, al menos hasta donde se podía ver) parecía lo mas lógico. Supuse que lo mejor seria mantenerme callado mientras ella lidiaba con Irma y su hermana, ya fuera por que realmente no tenia nada que aportar a la situación como por que no deseaba arriesgar mi suerte y descubrir el lado malo de la mujer araña; nada peor que un individuo super fuerte, super ágil, y muy enojado. Observe como las consolaba, las alagaba, reconocía su fuerza, les hacia ropa de telaraña y les daba instrucciones sobre lo que debían hacer cuando encontraran a la policía; hasta les entrego una barrita de cereal. Hasta lo hacia parecer fácil, eso de calmar a la gente. Claramente las chicas seguían agitadas, pero White Spider había mejorado mucho las cosas. Quizás no lo suficiente como devolver la esperanza a sus ojos (de momento al menos), pero habían avanzando mucho desde su primera aparición como cadáveres andantes y ya casi parecían humanos con algo de vida. La ambulancia se encargaría de ellas, y la policía encontraría a todas las demás que hubiese allí. Estaba casi seguro de que alguien con vida debería haber quedado, puesto que no tuve tiempo de revisar todo el lugar; la policía podría tomarse su tiempo para encontrarlo y conseguir que hable. La gente que se relaciona con estas cosas usualmente no tiene mucho problema en hablar. Saben lo que les hacen en las prisiones, así que están mas que ansiosos por decir cualquier cosa que los libere.

Y antes de que hubiese podido hacer nada me agarro del chaleco y en cosa de un segundo nos elevamos por los aires hacia los edificios mas altos. Ni siquiera tuve tiempo de reaccionar o negarme. En un segundo estaba escuchando como aparentemente no iba a entregarme a la policía (o al menos no hasta que encontrásemos a nuestro objetivo, tampoco es que fuera a confiarle demasiado esa parte) y al otro mis pies ya se despegaban del suelo. Prácticamente de un salto llegamos al piso trece de un edificio a una velocidad vertiginosa. Entre la fuerza bruta de la araña y la increíble resistencia y elasticidad de su tela, parecía que el viaje se reduciría considerablemente. Al menos si no nos deteníamos a charlar a cada rato.- Tomare la segunda opción, solo larguémonos de aquí rápido.- Y me subí en su espalda a modo de mochila, envolviendo mis piernas en su cintura y mis brazos alrededor de sus hombros. Habiendo ya resuelto todo el asunto, partimos hacia la mansión de la jefa de la célula. -Se llama Yvonne Faure-Dumont; quizás quieras darle ese nombre a la policía cuando se los lleves.- Me hubiese gustado pasar a buscar equipo mas pesado antes de asaltar la casa: un RPG, quizás un lanzagranada, definitivamente un rifle de asalto, o una M60 al menos. Pero disponíamos de poco tiempo e incluso con todo el que nos ahorramos por el inesperado aventon de White Spider no podíamos darnos el lujo de darle a Yvonne una oportunidad de escapar. Ademas, tampoco es como si fuese a arriesgarme a revelarle la ubicación de uno de mis alijos de armas a una chica que acabo de conocer, mas aun teniendo en cuenta que hacia unos minutos tenia pensado arrestarme.

La mansión* en si parecía sacada de la portada de una revista. Diseñada al estilo de los antiguos cacerones europeos, con un jardín bien cuidado, coronado por una enorme fuente en el centro de este, rodeada por estatuas de mármol y arbustos, así como algunos arboles. El edificio en su era bastante amplio y constaba de dos pisos, en el segundo del cual se encontraban varios tiradores apuntando en distintas direcciones. Toda la zona estaba cercada por un muro de concreto de varios metros de largo y completamente plagado de guardias. Lógico teniendo en cuenta que la dueña del lugar sufrió un atentado contra su vida. Seguramente tenia planeado abandonar la zona, y llamo a tantos hombres como pudo para que le protegieran. Debía haber unos 30 o 20 hombres entre la casa y el jardín, fácil. -Algo así.- Le comente, mientras trazaba una ruta en mi mente.- No creo que haya forma de entrar sin que nos vean; no juntos al menos. Mi idea es esta: Yo causare una distracción  abajo y atraeré a cuantos hombres pueda. Tu puedes llegar al techo de un salto. Aprovecha la distracción, rodea la casa y súbete al techo. Elimina a los tiradores del piso superior.- Acto seguido moví mi mano hacia mi cinturón y saque una granada de gas lacrimogeno, para luego entregársela a ella, y explicarle como se usaba en caso de que no supiera.- Lo mas posible es que sus mejores hombres se queden pegados a ella cuando empiece el caos, pero serán un grupo extremadamente reducido. Si las cosas se complican demasiado, tírala adentro de la casa y entra cuando todos estén cubriéndose. Lo importante es que llegues hasta Yvonne, no creo que tengas problemas con reducirla.-

No le pedí que me bajara de inmediato. Estuve unos minutos parado en el tejado al lado de ella, observando todo desde lejos, antes de pedirle que me bajara. Estaba mal armado, mi única oportunidad de sobrevivir seria haciéndome con alguna de las armas de los guardias, para lo cual necesitaba encontrar a alguno desprevenido. Para eso, tuve que esperar hasta ver la rutina de los guardias. Cada uno de los hombres que vigilaban el interior del muro seguía un patrón de avance. Grupos de tres personas patrullaban cada muro, con algunos hombres dispersos por todas las zonas, pero esos parecían estar mas ocupados hablando entre ellos que vigilando. Todos los grupos de tres hombres que patrullaban los bordes seguían una "rutina" por así decirlo. Avanzaban a lo largo de uno  de los cuatro muros, de esquina a esquina, y luego se detenían unos segundos, antes de continuar. Me puse de espalda contra el muro y espere hasta escuchar los pasos del grupo de turno. Apenas estuvieron donde yo los quise, actué. El muro era alto, pero no tanto como para que no pudiese colgarme de el si ponía toda mi fuerza en las piernas y me apoyaba impulsándome con la planta de los pies, cosa que hice.  Entre que me eleve por encima del muro y caí sobre uno de los tres hombres, ya tenia la pistola silenciada en mano. Estirando uno de mis brazos envolví el cuello de uno de ellos, tirándolo hacia abajo junto conmigo para, ni un segundo después, poner una bala en cada uno de sus dos compañeros. Acto seguido, le aplaste la garganta con un movimiento al restante, robandole el rifle automático de las manos. El grupo anterior seguía avanzando, de modo que me vieron, mientras que el grupo de adelante ya estaba a mitad de su recorrido de modo que no pudieron reaccionar a tiempo. Me colgué la correa del rifle del hombro y lo enfunde con la mano libre, poniendo la culata por debajo de mi axila para estabilizarlo y luego descargar una lluvia de balas contra el trió anteriormente mencionado antes de que estos pudiesen hacerme lo mismo. Ese fue el inicio de la distracción, que puso la atención de todo el mundo sobre mi. Por suerte algunos tardaron mas que otros en reaccionar y fui capaz de llegar hasta los arbustos rodeaban la fuente, eliminando a los hombres que estaban junto a ella y tirándome pecho a tierra para cubrirme con los arbustos. Luego me arrastre hasta quedar contra uno de los bancos de piedra, el cual me proporcionaba una mejor protección, aunque las múltiples armas apuntadas en mi dirección lo estaban deshaciendo.

Mi parte ya estaba hecha, todo lo que faltaba era que White Spider hiciera la suya, y mientras mas rápido mejor. Todavía tenia un par de ideas para librarme al menos de los tiradores del segundo piso si hacia falta, pero corría el riesgo de entorpecer accidentalmente su parte de la operación, de modo que no tuve otra opción que esperar que pudiera cumplir su cometido.




*off: http://cdn.networx.com/media/400x266/mafia4_5da0ee9c9e4aa088623ca6a2e85c6dac.jpg
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)    

Volver arriba Ir abajo
 
Parece que la araña ha atrapado un par de...psicópatas? (Spider-Gwen)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» No todo es lo que parece
» Atrapado en el laberinto
» No todo es lo que parece (mini fic)
» Araña gigante
» Nuestro querido Araña es un año más viejo...

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: