Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
Dalae Darkle
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 846
Fecha de inscripción : 01/10/2014
Localización : Midgard, por desgracia para vosotros.

Ficha de Personaje
Alias: Dalae.
Nombre real: Dalae Darkle.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   7th Septiembre 2016, 00:02

Raden contempló durante unos instantes al monstruo rojo, que acababa de sufrir el impacto de la moto demoníaca. Los diferentes ataques que había recibido lo habían debilitado, dejándolo casi a merced del hacha del gigante, quien ignoraba que esa criatura fuera en realidad un ser humano. Y aunque lo hubiera sabido... Posiblemente eso tampoco hubiera detenido su mano. A sus ojos, el que antiguamente había sido el líder de los Thunderbolts era una amenaza que no podía tolerar: No sólo por los destrozos que pudiera causar, sino más bien por el daño que pudiera hacer a Loki, Dalae o a sí mismo. Por primera vez desde que se había visto obligado a permanecer en el mundo de los vivos, podía morir. Y esa certeza le hacía ser más cauto de lo normal. Después de todo... Tanto tiempo en los Nueve Mundos le había enseñado a amar la vida, y la suya por encima de otras.

Sin embargo, algo le impidió llevar a cabo lo que tenía pensado. Una cortina de fuego se alzó entre ellos, haciéndole retroceder con un gruñido más propio de un lobo que de una criatura racional. El mero hecho de tener un fuego tan intenso y tan cerca ya había bastado para hacerle sentir dolor, aunque no hubiera habido daños físicos. Se giró aún blandiendo el hacha para contemplar a Zarathos. Sus ojos de color sangre estaban llenos de ira por la presa que le había arrebatado. Si Raden se parara a pensar, quizás cayera en la cuenta de que sus pensamientos seguían siendo aún casi lobunos, aunque ahora no fuera un animal. Casi podía oler el hedor a demonio que emanaba de la calavera en llamas, mucho más intenso que el de Hellboy. Tenía ganas de hacerlo astillas. "-Céntrate... Él no es nuestro problema."-Raden no sabía ya ni cuántas veces había dado ese mismo consejo a alguno de sus portadores. Pero acababa de descubrir una cosa: No le gustaba que se lo dieran, aunque sabía que la chica tenía razón. Contuvo a duras penas las ganas de saltar encima de él, respirando hondo para calmarse. De su boca salió una nube de vapor helado, más parecida al humo de una locomotora. Afortunadamente, el semidemonio lo distrajo, ayudando a Dalae a calmarlo. No lo había reconocido, y no era de extrañar. Era uno de los que más había cambiado bajo los efectos del hechizo. -Esperaba un poco más de respeto de parte de un conocido. Soy Raden, el compañero de Dalae.-La palabra "compañero" le quemaba en los labios, pero era la manera más rápida de explicarlo. -Y Hellboy tiene razón. Tenemos que averiguar qué ha pasado aquí si queremos arreglarlo.-El bienestar de los midgardianos no era su prioridad, cierto. Pero había que ser muy, muy estúpido para no darse cuenta de que la prioridad era devolver Midgard a su época anterior.

Por su parte, Dalae volvió a centrar su atención en lo que tenía delante: El cadáver de un tigre dientes de sable, con la cabeza hendida por un espadazo totalmente innecesario. Se mordió el labio, casi enfadada con Brunilda: ¿De verdad hacía falta matarlo? La sangre, aún cálida, empapaba la hierba del suelo. Del cráneo abierto, escapaban nubecillas de vapor, condensadas por el... ¿Frío? Arturo había empezado a notarlo también, y lo hizo notar. No era una preocupación para Dalae... Pero, sin embargo, sí que lo era para el resto de personas que la acompañaban. No tenía ni idea de hasta qué punto podía bajar la temperatura en la Tierra prehistórica, pero podía hacerse a la idea. Y ciertamente, no les convenía para nada. El inglés empezó a hablar, con ese desparpajo despreocupado que le caracterizaba.

-Eso nunca, Constantine. Sin embargo... Casi esperaba verte. Algo me dice que sueles estar casi siempre que hay problemas.-Trataba de usar un tono más o menos relajado, aunque Dalae tenía la sensación de que ambos sabían que no se estaban engañando. Pero había que aparentar, al menos de cara a los que aún tuvieran cierta moral.

-Aquí la única que se ha ensañado ha sido ella, y no viene con nosotros.-Qué vergüenza, pensó la morena. La que se suponía que era una heroína, asesinando al gato de algún pobre niño. -Y de hecho... Me parece bien que llames a quien haga falta. Si quieres, esperamos a que esta gente invente el teléfono...-Hizo un gesto hacia los neandertales, incapaces de imaginar nada más allá de sus palos y sus piedras. -O podemos intentar averiguar qué le ha pasado al mundo.-Entonces, intervino la susodicha rubia. Evidentemente, estaba tratando de distinguir a los "buenos" y a los "malos", y de una forma... Poco sutil. Por decirlo de alguna manera. John, sin embargo, no caía en ninguna de esas dos categorías, y se aseguró de dejarlo claro. Cuando empezó a dibujar el círculo, Dalae hizo un gesto, para que Raden se acercara y de situara a su lado. No por nada, sino... Las palabras de Loki acerca de Mephisto la habían puesto en alerta. Ya imaginaba que el culpable de aquello sería alguien poderoso, pero... Dicho en voz alta, se hacía más patente. Y peor aún si salía de labios de personas como Loki o Constantine: Sus palabras, aunque poco fiables, siempre tenían que tenerse en cuenta.

-Si sirve de algo... Creo que podemos ir descartando a Mephisto.-Comenzó Dalae, dando paso a que Raden continuara. -Los únicos rastros de energía demoníaca que he podido percibir pertenecen a Zarathos y a Anung-Un-Rama... No a Mephisto.-Se podía leer el desagrado en las toscas facciones del gigante de escarcha, que no se molestaba en ocultarlo. -Así que... ¿Se os ocurre alguien a quien beneficie esta situación? O puede que no haya sido intencionado. Quizás alguna entidad haya tratado de destruirlo la Tierra y no haya dado resultado del todo.-Había demasiadas posibilidades... Y Dalae conocía a pocos seres capaces de hacer aquello en comparación con otros de los presentes. Ojalá estuviera allí Arión, pensó. Seguramente, él sabría qué hacer exactamente... Ese pensamiento le golpeó en el pecho con la fuerza de una maza. Tenía que concentrarse ahora, sin distraerse con cosas así. Después de todo, por mucho que pensara en ello, no iba a arreglar nada...

_________________
There is always hope, even in Hell:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arturo Lizarraga
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 855
Fecha de inscripción : 09/12/2014
Edad : 25
Localización : Por ahi, pensando en la inmortalidad del cangrejo ಠ_ಠ

Ficha de Personaje
Alias: Razor. El Dragon del Este, El Falso Mago y Patrón Imago
Nombre real: Arturo Lizarraga
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   16th Septiembre 2016, 17:49

*:
 

He levantado un muro de fuego que hace rugir al tigre dientes de sable pero su escape es frustrado por Brunilda quien casi le cercena la cabeza por la mitad, ni yo me esperaba ese final. Cambiando de tema, todos ahí nos volvemos a Constantine, cada quien con sus propias interrogantes. Pero Loki tenía algo más en mente, pues dada la situación, buscar protección era lo primordial, así que empieza a hacer un círculo mágico con runas asgardianas. Siempre es un gusto aprender más sobre magia, ahora debo saber para qué sirve. Y sin formular ninguna pregunta, Loki responde mediante susurros que es para protección.

De hecho Loki me comenta de la necesidad de ir a un lugar más seguro—pero si eso ya lo había sugerido—respondo con cierta ironía, me ha robado la idea y me lo restriega en la cara, lo que hacen los jefes, ¿no?—…¿has dicho Mefisto? ¿Porque últimamente estoy escuchando nombres de entidades a las que me he enfrentado antes?—digo con desgana, nadie en su sano juicio quiere pelea contra alguien que le ha costado vencer, ¿no lo creen?. Y así tenemos otro sospechoso de todo el embrollo mundial que tenemos entre manos.

Dicha locura pugilística de índole sobrenatural que se encuentra a una distancia considerable de nuestro particular grupo, en cierto momento la calavera flameada nos echa una mirada, una mirada que dice que tarde o temprano vendría por nosotros, después de la batalla que está teniendo y que vuelve a ello. Otra motivación mas para largarnos, pero las demás siguen interrogando a Constantine que responde con sarcasmo sobre la muerte del tigre, así como identificándonos como simples conocidos ante la pregunta de Brunilda. Luego de dar un breve comentario a Loki, este se pone a hacer otro círculo mágico—espera, ¿ y el circulo de él? ¿No se neutralizan si pones 2 círculos en el mismo sitio?—sin contar que ninguno de los 2 está funcionando gracias a mi gema y por lo tanto mi propia presencia, pero saquemos a flote ese asunto en unos momentos, ya que Constantine ha dado una buena sugerencia—a mí no me culpes, yo puse el fuego para que se largara, quien merece tal honra es la valkiria—la cual señalo, lavándome las manos de cualquier sangre inocente—y en cuanto a la información, no conozco a nadie que posea tal poder de manipulación del tiempo—mentira, diría que Arion, pero él me contó una vez que no tenía el mismo poder que antaño, de hecho necesita de artilugios para canalizar su magia, así que puedo darlo por descartado—a menos que sea Hiro Nakamura... vale ignoren esa referencia,  se nota que soy el único con cultura popular por aquí—sin dudarlo inmisericordemente me hacen caso, Dalae concuerda conmigo en lo referente a la muerte del tigre, para luego hablar con sarcasmo sobre las personas y los inventos.

Ahora ella descarta a nuestro primer sospechoso (sin contar a Loki, que sabemos de sobra que no ha sido el), a lo que Raden con una voz grave confirma, con su capacidad de sentir seres demoníacos, a los que solo dice por nombre a 2, al calaverico y Hellboy, que no me había atrevido a preguntar porque si uno sabe el nombre de un demonio, se le puede controlar con el hechizo adecuado. De ese modo estábamos en paz puesto que solo le mencione mi alias la vez que nos conocimos y no le di mi nombre….espera, si lo sabe, Muerte se lo dijo indirectamente. Ahora si estamos a mano.

Muy bien, creo que debo salir de los círculos, puesto que parece que no lo han notado, pero no están activos o funcionando correctamente, ¿ven esto?—muestro la gema en el collar—esto interfiere en la magia como la estática de la radio—Dalae seguro que reconoce la gema, algo diferente de la última vez, pero seguro que le llegan memorias de donde la encontramos—así que estarán más seguros si no ando cerca, mientras discuten quien puede ser el culpable—doy un par de pasos hacia la pelea que está en la lejanía—así que… ¿a quién creen que deba apoyar?, a la mierda, mejor improviso, por alguna razón me suele funcionar de esa manera en momentos como este—y en la distancia veo a un tipo en mallas de rojo y negro, ¿Deadpool? ¿Qué diablos está haciendo aquí?.

Pd:
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   22nd Septiembre 2016, 20:27

Detrás de ellos la batalla continuaba. Aunque el Hulk rojo había caído, los otros dos monstruos seguían combatiendo. Convenía estar al pendiente quien ganaba esa pugna para saber de qué manera proceder. Esperaba que no venciese el gigante del hielo, no le agradaba nada esa criatura que era una raza enemiga de los asgardianos desde siempre.

- Hago aquello que creo necesario para cumplir con mi deber. Ensañarse es cebarse con el dolor y el sufrimiento ajeno. Yo no hago eso.  –

Miró Constantine con la  soberbia y altivez propias de guerrero bravío que no se deja someter. Esa mirada de quien ha visto la muerte a la cara más veces de las que puede recordar y que tiene poco o nada a lo que temer. No le habían agradado sus comentarios irónicos. No le gustaban aquellas formas insolentes de dirigirse a su persona. Realmente la parecían una falta de respeto y una carencia total de educación y modales. Brunilda estaba acostumbrada a las formas de cortesía de su tierra natal, Asgard. En aquel lugar idílico y mitológico, lo más normal al desconocer a una persona o al hablar con alguien de mayor rango era el tratamiento de usía. Su casta era una de las más nobles y vanagloriadas por sus congéneres. Las valquirias,  las que Eligen a los Muertos, eran guerreras de élite tan dignas y honorables que tenían un trato preferente. Si bien, no estaban en el cuarto reino al menos esperaba un habla respetuosa.

No sabía muy bien que pensar de aquel individuo. Su actitud no le gustó. Pero no era amigo de Dalae ni tampoco parecía muy cercano a Arturo. No podía determinar si era bueno o no que no tuviera una relación amistosa o al menos cordial con los secuaces de Loki. En muchas ocasiones podría decirse que quien no está con tu enemigo es tu amigo o por lo menos un aliado. No obstante, aunque hubiera pugnas, rencillas, rencores  y luchas internas entre los asgardianos en tiempos de necesidad siempre estaban y actuaban unidos. Habían vivido innumerables ciclos del Ragnarock en un continuo ciclo de construcción-destrucción con aquella premisa.  En conclusión, ninguno de ellos era muy fiable. Por experiencia propia sabía que tenía que tener cuidado con los magos.

Hizo un ligero aspaviento ante las palabras que salieron de los labios de morena. No podía creer la desfachatez de aquella mujer. Habiendo dejado ciego y malherido a aquel animal. Era la maga del hielo la que había propiciado con su ataque que el dientes de sable entrase en un estado de rabia, ira y miedo al  ser privado de una de sus sentidos primordiales para la supervivencia y la caza. El mundo animal no era tan magnánimo como el mundo humano, quedar privado de uno se los sentidos te hacía muy vulnerable a los ataques de los demás. Suponía en muchos casos una sentencia de agonía y muerte. Y aun así, le dirigía aquellas retorcidas palabras tan llenas de odio y crueldad. También regaló una severa mirada a Arturo y se cruzó de brazos. Adoptó una postura que transmitía que era una persona muy firme en sus convicciones. Pasó la mirada de Dalae a Arturo y de Arturo a Dalae. Como se notaba que aquellos dos eran fieles discípulos de Loki. Expertos en echar culpas ajenas.

- Dejar que un animal malherido deambule en un estado de agonía, resentimiento y furia sin control propiciando la muerte de todos aquellos con los que se cruce no creo que sea lo más lógico. – En cierta manera, la hacía sentirse culpable pensar que esa involución del león podía ser en su tiempo un adorable y bello ejemplar de un felino doméstico. Pero no estaban en una situación en la que podían  andarse con miramientos. Si no actuaban por miedo a que uno de sus atacantes pudiera ser algo noble y justo en su época, los que perecerían en aquel lugar inhóspito serían ellos. En su longeva vida había presenciado muchas de esas situaciones  en las que se tiene que sacrificar a alguien en pos de la supervivencia del resto. No eran ni situaciones hermosas ni agradables. Dejaban un regusto muy amargo en la boca y en el corazón. Cuando no queda alternativa, es válido hacer lo que sea en pos de un bien mayor. - Las Nornas habían cortado ya su hilo, prolongar el sufrimiento no cambiaría eso.- Dijo como si fuera lo más obvio y entendible del mundo. Porque para ella así lo era. Veía el final de aquellos  antiguos hilos que marcaban nuestro paso por la vida, se entretejía y jugaba con ellas porque ese era su papel en el tapiz del mundo.

Observó con suma indiferencia como Constantine hacía esos rituales tan propios de magos y brujas. Él tomó una piedra del suelo y se puso a dibujar unos dibujos y garabatos extraños. Ella  muestra la cautela y desconfianza del que no sabe o no entiende de una materia, aquellos actos no tenían ni ningún sentido ni ningún valor para Brunilda. Tampoco entendía lo que estaba diciendo ese tal Arturo sobre círculos y no sé qué otras historias de magias y conjuros. Ante la mención se Mephisto, se sobresalta un poco. Ese endiablado ser que está obsesionado con las almas de los inmortales. Negó con la cabeza. Mephisto no hubiera sido tan misericordioso, su ataque habría sido más fuerte y brutal.

La valkiria no tenía mucho que decir; ella no era usuaria de las artes místicas. Sus conclusiones y percepciones seguramente eran muy palpables para aquel grupo de hechiceros. Tan sólo podía relatar lo evidente. Consideraba que la situación era fruto de algún tipo de magia poderosa que podía  manipular el tiempo y el espacio.  Podía intuir una interrupción en la magia porque su enlace psíquico, producto de la magia de un gran amigo, estaba roto. Además,  parte del poder místico que Kahj-Da vertió sobre Colmillo se Dragón se ha desvanecido y  tampoco podía usar los poderes de teletransporte de su casta guerrera.  

- No tengo nada que os sirva de ayuda, caballero. – Pronunció ese caballero con cierto rintintin pues aún no olvidaba sus maneras informales.- Es más que obvio que cualquiera presente en este lugar sabe más que yo del disturbio místico en el que nos encontramos.-

Recapacitó sobre las palabras de aquel aquelarre. ¿Alguien poderoso que quisiera destruir el mundo y toda la vida en él? La lista de villanos con ese perfil era tan larga que no sabía muy bien por dónde empezar a enumerar. ¿Alguien capaz de poner del revés la existencia? ¿Alguien que no sólo había retrocedido el tiempo sino que había hecho algo similar con cada forma de vida? No conocía a nadie con esa magnitud de poder. Poner en jaque todos los principios de la existencia requería una fastuosa cantidad de magia.

Miró de soslayo al joven muchacho que ahora era Loki. Ese cuerpo tan débil que más que asgardiano parecía el de un frágil midgariano. Sin dudarlo no era como el cuerpo adolescente que el mago había tenido antaño, por ello, la rubia consideraba que no era muy compatible con el uso de la magia. Mirar al pequeño la hizo darse cuenta de algo. No sólo una entidad poderosa podía haberlos metido en esa situación. Hasta el más débil ser del planeta podía volverse fuerte si contaba con alguno de los objetos místicos. Antes de que los mundos colisionaran, muchos de los objetos estaban en lugares seguros pero ahora, ninguno de aquellos artilugios poderosos se encontraba en su lugar.

- Cualquier midgariano enlucido con el majestuoso poder de una reliquia mística podría causar este cambio en la corriente del mundo.-  Se acordó de aquellos artefactos mágicos con el poder suficiente: la Odinsword, las runas de las nornas, la espada del crepúsculo, los cubos cósmicos e infinidad de otros objetos que podían moldear el mundo como lo desease su dueño. - Las opciones son muchas y el destino no suele dar errar sus pasos.Avanza en la dirección correcta aunque sus entramados sean invisibles. Hay algo que se nos escapa y nos une. -
PD:
 

_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wade Wilson
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 674
Fecha de inscripción : 18/06/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Deadpool
Nombre real: Wade Winston Wilson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   24th Septiembre 2016, 17:36

OFF: Siento el retraso; y llegar tarde también. Mea culpa

La piedra impacta en el cuerpo del gigante de piel escarlata; resonando de una forma que, la verdad, jamás hubiera imaginado. Acto seguido, este se precipita contra el suelo instantáneamente como un gigantesco árbol lo hace al ser talado.

Sin embargo, antes de que pueda autoproclamarme el responsable de tan extraordinaria hazaña, la auténtica causante de esta victoria pasa a escasos centímetros de mí; provocando que deba agacharme para evitar que no se lleve mi cabeza en el camino.

- Vaya, ese estúpido de Ghost Rider ha vuelto a quitarme mi momento - comento, molesto, al observar, la gigantesca motocicleta llameante, caer a un par de metros de mí

Más las cosas parece que no se mantendrán "en calma" demasiado tiempo; pues pronto, los que hasta ahora habían luchado juntos por un enemigo común, ahora no tienen nada que los disuada de molerse a palos entre ellos.

- ¡Ey, Monstars! ¡Calmaos un poquito que no es momento de ver quien la tiene más larga! - grito en voz alta; mientras me dirijo al trío, señalandoles con el dedo - Así que lo mejor será pensar que...Poder...Hacer...eeggrrr mmmjjjfff - comienzo a decir mientras mi tono de voz se va agravando a la vez que mi rostro comienza a cambiar de nuevo

Pronto, mi aspecto vuelve a tomar la forma neandertal que caracteriza al resto de seres que ahora habitan la Tierra; mientras mi mirada se pierde en los presentes, aunque con un matiz palpable de incomprensión absoluta.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   30th Septiembre 2016, 07:20

-Decepcionante...- Penso el demonio, mientras observaba como el gigante verde yacía tirado a sus pies, completamente inconsciente aunque no se hubiese transformado de nuevo en su forma mas débil.-Patético...- La verdad es que la pelea le había costado mucho mas de lo que hubiese deseado. No quería admitirlo, jamas lo admitiría; su orgullo de demonio era demasiado grande como reconocerlo. En otros tiempos el ser rojo de debería haber capaz ni de tocarlo; en sus días de gloria era capaz de emitir llamas tan poderosas como para reducir ciudades a cenizas en cosa de un parpadeo. Y aun así, después de recibir tal poderoso ataque, cargado con las energías místicas  y el propio fuego del Infierno que Zarathos fue capaz de liberar...seguía vivo. Zarathos estaba ciertamente decepcionado de que el monstruo hubiese sido vencido tan rápidamente; en parte culpaba por eso al gigante de hielo que tuvo la osadía de intervenir en su pelea, pero sabia que, por mas poderoso que hubiese sido su ataque, no habría bastado para derribar por si solo a una bestia tan poderosa. No, él fue quien utilizo tanta energía para verlo caer. Y aun así, esa infructífera pelea solo había conseguido hacerlo desperdiciar tiempo y valiosas energías que podría estar usando para fines mas prometedores...como el castigar a cuanto pecador hubiese en esa ciudad, iniciando por el mago atlante...y luego quien sabe. También era capaz de detectar un par de culpas en el gigante de hielo que le había interrumpido, así como en la mujer que le acompañaba. En realidad el ser no había pensado mucho sobre ello dado que hasta el momento había estado ocupado dándose de golpes con la pelea, pero una vez que se puso a analizarlo detecto que, en realidad, todos los allí presentes poseían almas manchadas por el pecado; prácticamente ninguno se salvaba del castigo como Hellboy. Y aun el propio hijo de Lucifer debía tener cuidado con sus palabras y acciones para con el Espíritu de la Venganza, pues si bien le había perdonado la vida, su alma seguía siendo en parte demoníaca, y no necesitaría mucho convencimiento para mandarla de un golpe al Infierno.

Este primero podría ser una presa fácil si se presentaba el momento: su naturaleza demoníaca le hacia vulnerable a la magia del Ghost Rider. El gigante de hielo y la mujer que le acompañaba había demostrado no demasiado complacidos ante la idea de estar cerca de alguien con sus capacidades para controlar el fuego, de modo que tampoco parecían una amenaza demasiado seria. En todo caso, el gigante, por su tamaño, parecía ser el único de los dos capaz de oponerle alguna resistencia. Luego estaba el niño; no hay que ser un genio para saber que algo no cuadra con él. La magia que emana de su ser es demasiado poderosa como para tratarse de un simple infante, y el hecho de que se mantenga humano en un lugar donde todos los humanos se vuelven versiones primitivas de si mismos basto para despertar varias sospechas en el demonio. Luego estaba la mujer rubia; corazón noble, pero manos manchadas con sangre. Sin embargo, el mayor de todos los pecadores, vale decir, aquel cuya alma se le hacia mas apetecible al Vengador, era el joven rubio de gabardina maltratada que se encontraba entre todos. La peste de su ser corrompido captaba la atención de Zarathos como si fuese el mas dulce de los aromas, alguien con quien la Mirada de Penitencia pudiera darse una fiesta...

Entonces se escucho el nombre Mephisto y el ser se quedo quieto en su lugar. Desde luego, rápidamente la hipótesis de que el demonio era culpable de todo ese caos había quedado descartada. Y el propio Zarathos sabia que no era así; conocía demasiado bien a ese desgraciado, sabia como pensaba y lo que hacia. Mephisto nunca haría algo como eso, dicho de un modo directo, no le seria tan divertido. Sin embargo el Espíritu de la Venganza ya tenia claro que no era el caso. No solo Raden era capaz de sentir el hedor a demonio en el aire, sino que el propio demonio milenario era capaz de reconocer a los de su especie y, en efecto, no encontraba la marca del odiado ser por ningún lado. Los únicos demonios eran él y Hellboy.

Entonces el hechicero responsable, uno muy poderoso cabe destacar, detrás de todo ese desastre, no era de origen o sus poderes no provenían de fuentes demoníacas. Un nombre vino inmediatamente a la cabeza del ardiente ser -Arion...el mago atlante...- Era el único mago cercano a la zona con un registro de poder lo suficientemente fuerte como para causar tal desastre, aun valiéndose de objetos mágicos. Solo era una hipótesis y de momento no podía confirmada; todavía le dolía la cabeza de solo intentar acceder a los mas cercanos recuerdos de Blaze, y bien podía estar equivocado. No compartiría sus sospechas con el apenas formado grupo de investigadores mágicos, aunque si ceso con su comportamiento destructivo y permaneció parado en el exacto punto donde se había mantenido desde que Hulk cayo, con los brazos cruzados sobre el pecho y el semblante pensativo. El demonio sabia que no le convendría el acercamiento para con ellos, ni tampoco tenia que compartir su información. Sin embargo, estaba mas que dispuesto a seguirlos una vez que llegasen a la conclusión correcta; solo para poder estar frente a frente con dicho hechicero y retarlo a un duelo. Él si seria un oponente digno de combate, por no mencionar que, si era responsable de semejante acto contra la naturaleza...debía ser todo un pecador...

Pero el demonio debería contener sus ansias de sangre hasta otro momento, pues era consciente de que el grupo le atacaría si se mostraba hostil, y en esas condiciones no deseaba granjearse nuevos enemigos. Planeaba usar su fuerza para debilitar al hechicero de ser necesario, para así facilitarle su merienda. Debía esperar, ser paciente, y conseguir que todas las piezas estuviesen bien acomodadas...

off: mil perdones por la tardanza los examenes me tienen muerto pero he aqui mi post.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   25th Octubre 2016, 18:09

Durante todo el transcurso del combate, no abandoné mi posición en el centro del círculo mágico que había creado. Sus líneas verdosas y las runas brillantes neutralizarían los ataques físicos en el caso de que alguna de las moles quisiera alcanzarme. ¿Lo malo? Es que si quería enterarme de algo tendría que salir del círculo…

Mientras la batalla seguía su curso, observé con detenimiento al resto de personas que estaban conmigo y empecé a pensar en cómo salir airoso de la situación. Eso era algo que se me daba bien; como esquivar, engañar, mentir, utilizar a los que me rodeaban… siempre hacía lo que fuera necesario para conseguir lo que me proponía. Era capaz de ingeniar una trama impredecible y enrevesada para tan solo poner todas las fichas del tablero a mi disposición. Pero los que se consideraban héroes no eran capaces de entender mi forma de trabajar, ni cuanto había sacrificado por el bien común. Quizás no era la forma más correcta de conseguir las cosas, pero funcionaba, ¿no? Eso era lo importante.

Kid Loki murió una vez para salvar el mundo, y ahora la historia iba a volver a repetirse. Lo más probable era que cuando terminara el día, todo el mundo se olvidaría de quién era yo. Pero de momento, todos ellos me necesitaban. Sin mi, estarían completamente perdidos.

El suelo tembló bajo mis pies cuando el Hulk rojo cayó desplomado en la alfombra de hierba. Quedaban de pie el otro monstruo de los cuernos y el Ghost Rider. Podría decir que Deadpool también estaba de pie, pero cada cierto tiempo adoptaba una postura más corvada. A veces conseguía hablar para decir cosas sin sentido y otras solo era capaz de hacer gruñidos y balbucear. El mutante nunca había sido muy elocuente, pero si se lo proponía era capaz de ser aún menos inteligente.

Al fin, llegó mi turno en cuanto terminó la batalla. Di un pequeño salto fuera del círculo rúnico y caminé tranquilamente hasta detenerme aproximadamente a unos diez metros de donde se encontraba el Hulk rojo inconsciente.

-¿Vais a dejarlo así? –Pregunté mirando a ambas criaturas demoníacas.- Si se despierta puede que nos mate a todos. Podríais deshaceros de él ahora… o atarlo con las cadenas del motorista fantasma… así no nos dará más sustos. – dije encogiéndome de hombros.

- Ya que posiblemente seamos de los pocos individuos que han sobrevivido a este ataque mágico… deberíamos enterrar las hachas de guerra por hoy e intentar encontrar una solución a lo que está sucediendo… Porqué no queréis vivir en un mundo sin tecnología y sin vuestros seres queridos… ¿verdad? – hice una pequeña pausa para que todos reconsideraran su situación. Era el momento de pensar en alguien especial, a ser posible de naturaleza humana, y que seguramente ahora mismo sería pasto neandertal. Podría apostar a que Dalae no dejaba de pensar en su hermanastra Sasha y su pareja, Planaria. Yo, en cambio, le dediqué unos minutos de silencio a mi desparecido Starkphone.

Aproveché el momento para acercarme a dónde estaban Dalae, Brunilda, Arturo y Constantine. Tenían una profunda e interesante discusión moral sobre la muerte del gatito gigante. Un debate que podría durar varios días si se lo proponían… pero no teníamos TIEMPO.

- Si no fuera por Brunilda, seguramente ya estarías muerto, John Constantine… -dije con una media sonrisa en los labios. Me resultaba incómodo tener que inclinar la cabeza hacia arriba para mirar a todo el mundo. – Gracias por la llave, te la cogí prestada y ya no la necesito. Cuando quieras te la devuelvo… -entonces hizo un comentario la mar de gracioso. El inglés no había tenido el placer de conocerme en persona, así que realmente no tenía ni idea de cómo era mi aspecto físico en realidad. De echo, ninguno de los presentes podía imaginar que este era mi verdadero yo, y que el otro Loki no era más que un impostor.

- Nunca me dejaron crecer – dije con una sonrisa en los labios. Era una de las pocas verdades que habían salido de mi boca.

Entonces el rubio se agachó para recoger una piedra y crear otro círculo de protección. Debía de tener envidia del mío, (que por cierto, estaba mejor hecho), porqué no se para que narices se ponía a dibujar ahora. Pero gracias a eso, nos dimos cuenta de que Arturo era una especie de repelente mágico. La piedra que llevaba al cuello era la que le protegía de la magia del tiempo que afectaba al mundo. Menuda suerte había tenido dando con esa reliquia, no todos los días se veía algo así. Eso me recordaba a que…

- Quizás es que no conocemos al mismo Mefisto… pero, ¿Por qué no le preguntas al Ghost Rider? Él lo sabrá mejor que nadie. Puede que el demonio no tenga nada que ver, no es tan listo para crear algo así, pero estoy seguro de que quien haya hecho esto tiene que ser un mago realmente poderoso… Muy pocos son capaces de controlar una magia tan grande como la de las gemas del infinito. – hice una pausa, esperando a que mis espectadores reaccionaran con asombro ante la super-revelación. Ahora es cuando venía el típico final de capítulo que te dejaba con la intriga, pero mis oyentes parecían ser unos sosos, así que continué explicando. – Conozco la magia de las gemas como la palma de mi mano- Básicamente porqué había tenido una en mis manos.- Y sería capaz de rastrear su paradero si tuviera conmigo mi bastón… que, desgraciadamente, no lo llevo encima. Y como mis poderes han menguado dudo que sea capaz de invocarlo, a menos que… -dije mirando con ojos vivaces en dirección a Constantine.- El inglés me prestara algo de su fuerza mágica para traerlo hasta aquí…

FDI: Siento el retraso. Dejo a elección del master si quiere que Loki sea capaz de invocar a su bastón o no.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1133
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   3rd Noviembre 2016, 21:20

La pelea entre el motorista y Hulk llegó a su fin después de que este le pasase por encima y lo dejase hecho polvo en el suelo. Respiraba lentamente, pero no recobró su forma humana. El demonio no sabía mucho de Hulk. Lo poco que sabía era por lo que había leído, lo que Abe le había contado acerca de los héroes y demás seres que habían aparecido a lo largo y ancho del mundo después de la colisión de mundos, y lo que salía en las noticias de vez en cuando. Pero el Hulk del que él sabía cosas era verde, como una enorme lechuga cabreada. Este sin embargo parecía un tomate con estreñimiento y muy mala leche. Misma forma, mismo comportamiento pero fallaba en el color... A menos claro que fueses daltónico, que no era el caso de Hellboy. Este se acercó hasta la enorme mole roja y le echó un último vistazo antes de volverse al pequeño grupo improvisado donde estaba la mayoría de personas agrupada.

Mientras se acercaba a ellos pudo identificar a varias personas. Estaba John, lo cual casi no sorprendió al demonio. De las pocas personas a las que Hellboy se había planteado romperle la cara. John Constantine era un aprovechado y un caradura, y aunque le había echado una mano su historial seguía mosqueándole demasiado. Además había tenido contacto con el antiguo John y ese tío sí que era un auténtico cretino. Reconoció también a Brunilda, la nórdica que había conocido en Gotham durante una investigación para encontrar a una chica secuestrada por una extraña secta satánica. Otra de las buenas. Arturo también estaba allí, y ellos tres no habían cambiado su forma en absoluto. Estaban igual que las veces que les había visto. El cómo lo habían hecho, ni idea. Una maga que no tenía ni idea de quién era o que no recordaba. El niño que tampoco tenía ni idea de quién demonios era. Y luego el tonto del culo de Deadpool que no era capaz de decir tres palabras seguidas sin que una de ellas fuese una gilipollez.

Parecían debatir algo, y el demonio no pudo evitar poner los ojos en blanco cuando se dio cuenta de la razón de esa discusión era que habían matado a un tigre. Era un puñetero tigre, fin. No había que montar un drama por ello. Aunque al demonio poco le importaba de lo que hablasen. Se quedó allí, mirando a su alrededor, oteando aquel horizonte que no parecía terminar nunca donde no se veía ni un solo edificio ni carreteras, ni carteles... Por no haber no había ni caminos de tierra. Solo árboles y arbustos y un manto verde de hierba que cubría todo hasta la falda de las montañas. ¿Dónde demonios estaban? Antes de darse cuenta escuchó de nuevo al grupo y esta vez decían que Mephisto estaba detrás de todo aquello. Tanto el crío como el motorista dijeron que eso era imposible, y él también lo pensaba. Eso no era lo que solía hacer un demonio. A los demonios les gustaba la oscuridad, el fuego, la sangre... No un bonito campo donde podías irte de picnic si lo deseabas. No. Si hubiese sido Mephisto no estarían tan contentos ni tan tranquilos. El cielo sería fuego que caería en forma de lenguas y bolas, arrasando todo y destrozando hasta los cimientos de la tierra. Barajaban una posibilidad, y era que alguien había tenido que hacer todo aquello. Pero, ¿quien?

El chaval dijo algo que el demonio no había escuchado en su vida, y por fin rompió su silencio.

- ¿Gemas del infinito?- No tenía ni idea de qué demonios era eso, pero sonaba como algo que no quieres que caiga en malas manos. El chaval explicó que se trataba de un artefacto con un poder mágico enorme y que sería capaz de rastrearla si tuviese su bastón, cosa que no tenía (qué típico. Cuando se necesita algo de verdad el único capaz de encontrarlo no puede). Hellboy suspiró y comenzó a impacientarse. Aquel grupito de hippies no iba a hacer nada salvo quedarse mirando al tendido. La tensión era más que palpable entre algunos de ellos, y al demonio le importaban poco o nada. Pero lo que había dicho el chaval sí que le preocupaba. Y Johnny mencionó el nombre que también había rondado su cabeza como posible culpable de todo aquello.- Antes de que todo esto sucediese un militar me dijo que Arión estaba desatado, haciendo cosas bastante desagradables con la magia. Ese no es su estilo, pero si hay alguien que haya podido hacer esto es probable que sea él. Pero dime... Chaval. ¿Qué es eso de las gemas del infinito y qué hacen? Y vosotros, creo que sois un poco mayorcitos como para andar pengandoos con la que tenemos encima. No es que me importe, pero me gustaría tener cinco minutos de paz, ¿entendido?-

Este recado iba por todos los que parecían estar a punto de matarse entre ellos. Johnny, el gigante de hielo, Brunilda, Arturo... ¿Tan difícil era que todos se llevasen bien durante cinco minutos?

- Me importa una mierda si os matáis, pero si lo vais a hacer que sea lejos de mí. Y ahora contéstame chaval.- La única razón por la que Hellboy ignoró al resto fue porque le dolía la cabeza y no estaba más preocupado de ponerse en marcha. Cuanto antes se alejase de ese patio de recreo y buscase a Arión mejor. Puede que él no fuese el culpable de todo aquello, pero si lo era quería encontrarle antes que cualquiera de esos.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 211
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   5th Noviembre 2016, 13:49

- No chaval. Verás, lo dos círculos son diferentes. El suyo es de protección. El mío nos protege de ellos - aclaró John señalando al grupo infernal. A veces, cuando se trata del fuego del infierno y la mala leche de un demonio, es mejor cubrirse las espaldas con una segunda barrera con lacito que ponga "para vosotros, gilipollas".

Y hablando de mala leche, menudo grupo se había reunido. Estaba claro que si John las seguía soltando una detrás de otra acabarían por matarlo, o peor aun, dejándolo tirado a la espera de que se cruzara otro gatito mega-desarrollado y volvieran a recrear la escena de Benny Hill. Así que los dejó con sus razonamientos, escuchando cada una de las contestaciones mientras seguía oteando el horizonte de un futuro bastante negro si no encontraban una solución, cosa que estaba bastante lejos si seguían la senda de Mephisto.

- Vaya gracias. Me vendrá bien un pisapapeles nuevo. - El tema de la llave era mejor dejarlo para otro momento. Si aquel grupo tenía que trabajar junto como parecía marcar el guión de la trama, tendrían que dejar las rencillas para otro momento, y eso con John iba a ser un suplicio porque no era de los que se quedan con la boca cerrada si le das con un hacha en la espalda, como era el caso.

Poco a poco la información iba saliendo hasta de debajo de las piedras, y a pesar de la presencia del motorista el cual parecía estar buscando a su próxima presa, John mantuvo la sangre fría y la mente serena para ir encajando todas y cada una de las piezas. La única que dejó a un lado como un comodín era esa piedra que tenía Razor que según él podía interferir en la magia. Si al final resultaba que el sospechoso número uno era el que lo había jodido todo, esa piedra iba a venirles de perlas.
Hellboy, o una versión algo más bruta del demonio se les unió. Si intentaba cruzar el muro de John se llevaría una desagradable sorpresa en forma de dolor. El mago esperaba que no se le ocurriera porque la balanza ya estaba bastante jodida como para que su puño terminara por destrozarle la vida al mago.

- Entonces, recapitulemos un segundo: la idea de Mephisto a la basura por un descarte más que obvio. Nos queda el mago superpoderoso y lo de la piedra esa que ha mencionado Loki. - "Terminamos con las presentaciones. Un gustazo". - A no ser que alguien tenga algo más que añadir creo que estamos todos de acuerdo en que es nuestra mejor pista, y si alguien está pensando "no, qué va: Arión nunca haría eso. Seguro que tiene que haber sido un impostor", le invito amablemente a que vaya en esa dirección hasta encontrarse un trozo del suelo de su mansión con el cadáver de su mayordomo y un hechizo de protección. Y si aun así sigue pensando que es demasiado bueno para hacer algo así, bueno, Superman también era un trozo de pan... - Tras dejar las cosas claras y dejarse ya de gaitas, John se acercó a Loki. - Vale chaval, te voy a prestar un poco de mi fuerza. Pero como nos la juegues, te bajo los pantalones y le pido a al grandullón rojo que te de unos buenos azotes con su mano "buena".

_________________
"La magia es engañar al universo y hacerle creer una mentira increíblemente escandalosa"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   10th Noviembre 2016, 11:52

Hellboy ignoró deliberadamente mi advertencia sobre Red Hulk, y el único que quedó vigilando a la mole roja fue el perrito faldero de Mephisto. De verdad, nadie nunca toma en serio a los niños, y luego pasa lo que pasa. Saldremos todos corriendo por nuestras vidas mientras les grito a todo pulmón un “os lo dije”.

El demonio rojo se despertó de su estado en babia y reaccionó ante la mención de las Gemas del Infinito. Al final capté la atención de los espectadores en el momento más oportuno. Lo que no me gustaba nada eran sus modales, ¿Qué costaba pedir las cosas por favor? Si Ikol estuviera aquí, se le habrían ocurrido mil formas de hacerles mostrar respeto a estos maleducados. Les obligaría a arrodillarse ante “el falso rey de Asgard”, ejem, o les habría silenciado con un hechizo.

- La gema del Infinito es un artefacto que le da un poder inimaginable a su poseedor. Son muy difíciles de usar, y requieren mucho control de la magia y una gran fuerza de voluntad. Si no llevas cuidado son capaces de dejarte sin energía vital y quitarte el alma. Hay varias gemas repartidas por el universo, y conozco una de ellas que podría ser la causante de todo este desastre… Pero esto no son más que teorías, hasta que no tenga el bastón en mi poder no lo sabremos con total seguridad…- explicó el joven Loki, y Loki nunca se equivoca, ¿o si?

No quise profundizar más en el tema, la Masterclass de “Como conseguir tu propia Gema del Infinito” la dejaría para otro día. Además, estaba seguro de que a Ikol no le haría mucha gracia que de repente todo el mundo conociera la existencia de las gemas y se pusieran a coleccionarlas como si fuera un juego retro de la Megadrive. Sobretodo ahora que estaba muy cerca de encontrar la que perdió en el puente de Bifrost.

Estuve a punto de replicar ante la elocuente y detallada explicación de Constantine acerca de los círculos protectores. En serio… ¿creía que mi círculo solo servía para ahuyentar animalitos del bosque? La discusión podría acabar convirtiéndose en un juego de “Encuentra las siete diferencias”, así que preferí no decir nada más. Gastaría más saliva que otra cosa.

Arrugué la nariz al escuchar lo de los azotes de Hellboy y volví a impregnar de magia verde mi dedo índice. Esta vez dibujé un enorme círculo de velas fantasmales que nos rodeaba a mí y a John. Le dije que repitiera mi nombre siete veces mientras nos sentábamos de piernas cruzadas el uno frente al otro. Era una oportunidad perfecta para engañarles a todos, pero no valía la pena intentarlo teniendo el mundo patas arriba. Y además, no podría hacer mucha cosa, la magia de John no era comparable a la de Wiccan. El hijo de la Bruja Escarlata era capaz de dominar la realidad a su antojo, y eso le convertía en uno de los magos más poderosos del universo (después de mi, claro). Recuerdo cuando hice este mismo ritual con el joven mago, sus poderes me habían hecho crecer hasta la edad adulta. La magia de John… bueno, da las gracias si al menos lograba invocar a mi bastón.

Al decir mi nombre siete veces, noté la magia de John recorrer mi pequeño cuerpo y alcanzar la palma de mis manos. Alcé los brazos hasta arañar con mis dedos iluminados la realidad. Conseguí hacer una pequeña obertura que mostraba el la oscura habitación de Niflheim. Apoyado en un mueble estaba el bastón dorado de Ikol. Con la magia que tenía no podía hacer el desgarro más grande, así que tuve que meter todo el brazo para poder sacar el bastón de la otra realidad. Caí hacia atrás cuando el agujero se cerró, y tropecé con mis propios pies hasta caerme de culo al suelo.

- ¡Eureka! – exclamé al ver el bastón en mis manos. La gema azul que tenía incrustada en la parte de arriba había sido encantada por el Viejo Loki para conocer el paradero del resto de gemas de infinito. El Viejo Loki fue uno de los pocos magos que tuvo casi todas las gemas en su poder, pero los que conocen esa historia saben que no acabó muy bien. De pronto, la gema azul empezó a cambiar a un color más anaranjado y a emitir una luz potente.

- Alguien está usando la gema del Tiempo…


FDI: Dejo al master la manera en la que el bastón indicará el camino a la gema del Tiempo! Si tengo que editar algo del post decídmelo!

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1567
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   14th Noviembre 2016, 20:58


De pronto, el bastón comenzó a moverse como si tuviera vida propia, guiando la mano del joven Loki en la elaboración de un dibujo muy preciso que iba dejando un reguero de llamas en el aire; Poco a poco, trazo a trazo, fue quedando claro el propósito de aquél dibujo: se trataba de un mapa.


Allí estaban las cadenas montañosas con todo lujo de detalles, los lagos, los ríos y los límites del continente. Cuando el mapa físico terminó de dibujarse, el bastón comenzó a escribir los nombres que definían cada localización con cuidada caligrafía. Un punto en concreto resaltó con una llamarada más intensa que las demás, permaneciendo de un color rojo vivo por encima del anaranjado general, una ciudad llamada Blaal.

A continuación, otro punto, mucho más grande que el anterior, resaltó sobre el fuego: el continente sobre el que figuraba un nombre largo tiempo olvidado... Atlantis.

Los dos puntos volvieron a brillar una y otra vez de manera intermitente. Si en Atlantis era donde se encontraba la gema del inifito que había sido usada para organizar semejante desbarajuste en el espacio y el tiempo, entonces Blaal debería de ser su localización actual... y el bastón les estaba indicando el camino a seguir.

Sólo porque, si eso fuera así, Blaal debería ser París, y ni la geografía física se correspondía, ni aquél continente se parecía a Europa en lo más mínimo. Claro que si alguien había utilizado la gema del infinito para hacer que el mundo involucionara, entonces los continentes tendrían que haberse movido también, ¿no? ¿Atlantis había reflotado, entonces?

Aquellos que hubiesen estudiado la historia de las antiguas civilizaciones coétaneas a Atlantis recordarían al mirar el mapa que Thule era lo que actualmente se conocía como Escandinavia e Islandia y que de Lemuria descendían los tártaros, hunos, mongoles y turcos. El cataclismo que hundió la Atlántida provocó que las islas de los pictos se alzaran para formar las montañas que después pasarían a ser conocidas como las Américas, siendo los pictos de las islas los indios americanos originales. Valusia entonces englobaría Francia y los países vecinos, y la zona de Farsun, España y el mediterráneo bajo.

La parte buena era que se encontraban bastante cerca del que, al parecer, era su destino, el continente de Atlantis. La parte mala era que no disponían de ningún medio de transporte, y que aquél trayecto les iba a suponer varios días de viaje a pie a través de tierras que habían demostrado ser salvajes, desconocidas y peligrosas, y que iban a tener que cooperar para sobrevivir.

Respecto al camino a seguir, tenían dos opciones: o emprendían camino a través de las montañas o encontraban la manera de pasar hasta el otro lado y continuaban siguiendo el río. La cuestión era: ¿cuál sería el camino menos peligroso y rápido? ¿Y cómo se las apañarían para cruzar el mar?

Orden de posteo:
 


_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1133
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   14th Noviembre 2016, 23:04

El demonio escuchó tanto a John como a Loki, y cada vez que alguien hablaba una parte de él quería darles un puñetazo. ¿Por qué sentía eso? ¿Por qué sentía esa sensación de odio hacia aquellas criaturas? No eran tan malas... Pero de algún modo sentía que su corazón no era tan puro como antes de convertirse en... Bueno, en una versión más troglodita de sí mismo. Él aún no lo sabía, pero su parte demoníaca se había hecho más fuerte con el cambio, de ahí ese extraño odio o esas ganas de destruir todo a su paso. Por suerte para los demás de momento se mantenía tranquilo, aunque cuando dijo lo de que le importaba una mierda si se mataban sus ojos brillasen con más fuerza.

La explicación de Loki de las gemas fue suficiente. No había oído hablar en su vida de nada así pero que eran peligrosas estaba más que claro. No le gustaba la idea de que alguien las pudiese conseguir y usarlas para el mal, sobre todo si él no sabía cómo funcionaban. Pensar en que podía darse el día donde apareciese algún ser mágico o algo por el estilo portando una de esas gemas y esta le diese un enorme poder con el que esclavizar al mundo no estaba en la lista de sus planes favoritos, aunque si lo pensaba ya se había enfrentado en el pasado a cosas parecidas a esa, como cuando conoció a Baba Yaga o a las Hécates. Pero ahora tocaba buscar esa gema y a Arión, quien parecía ser el culpable de todo de una manera cada vez más clara. John había dejado bastante claro que él opinaba del mismo modo que el demonio con respecto al mago. Ahora tocaba encontrarle.

John y el muchacho comenzaron a llevar a cabo un ritual con el que intentarían que el joven consiguiese su bastón para encontrar la susodicha gema. Hellboy se llevó la mano a los bolsillos buscando un cigarro o algo que fumarse. Vacíos. Nada de nada. Ni su pistola ni su tabaco estaban allí. Apretó los labios, cabreado, y exhaló un largo suspiro. Aquello era perfecto. Si algo les atacaba tendría que usar su fuerza bruta para frenarlo. No era como si se tratase de algo malo. De hecho él mismo prefería luchar cuerpo a cuerpo antes que con armas de fuego ya que era bastante mal tirador, pero nunca venía de mas una buena pistola. Miró a su alrededor a ver si encontraba algo que pudiese usar como arma, pero lo único que veía era hierba, algunas rocas y pequeños arbustos, además de una enorme cordillera que se alzaba a lo lejos hasta casi tocar el cielo. Allí las nubes se movían con rapidez debido a su altura y el sol hacía brillar las briznas del suelo. Estas eran meneadas por el viento como si se tratase del oleaje del mar. El nombre del muchacho fue repetido siete veces y entonces se abrió una especie de portal donde metió la mano sacando después un bastón con la famosa frase que gritó Arquímides al descubrir la densidad de los objetos. El cristal que estaba enganchado en él brilló con fuerza, y entonces tiró del muchacho, esbozando algo en el cielo. El demonio lo miró con atención mientras poco a poco un mapa fue tomando forma ante ellos. Pudieron ver lo que parecían mares, cordilleras, ríos,... Pero si hubo algo que descató por encima de lo demás fue una enorme franja de tierra que fue dibujada en la zona este del mapa.

- Esto sí que es algo inesperado...- La palabra ATLANTIS fue escrita por el bastón. El continente perdido, el legendario reino que sucumbió bajo el mar Atlántico quien devoró la tierra sin piedad. Hellboy había oído toda clase de historias de ese extraño lugar, desde que existía hasta que no era más que un cuento de hadas. Pero él sabía que existía de verdad, incluso antes del choque de universos. Nunca había estado, pero durante sus viajes por África encontró más que evidencias de que ese continente exsitía en realidad, oculto bajo las aguas. Cuando sucedió el choque de universos ese reino no sólo existía, sino que además fueron varios los regentes del lugar que se alzaron unos contra otros. Recordaba esa historia pues fue su amigo Arión quien se la contó. Él mismo era un atlante de linaje real, y ahora que veía que la tierra estaba ahí no le quedaba ninguna duda de que estaba detrás de todo aquello. ¿Por qué haría algo así? No tenía ni idea... Quizá su hermano o el demonio que conocieron en el mundo oscuro habían tenido que ver con todo aquello. Quizá le hubiesen embaucado o engañado para que mandase el mundo a la edad de piedra. Sólo había una forma de averiguarlo.- Bueno, si aún quedaba alguna duda sobre lo de Arión creo que se ha resuelto con este mapa... La cosa está en que tenemos que llegar al continente y encontrarle... El mar está al otro lado de aquellas montañas.-

Dijo mirando hacia la enorme cordillera que se extendía hasta donde alcanzaba la vista. No parecía terminar por ninguno de los extremos, y por lo que aparecía en el mapa estaba claro que no verían el final de estas. El demonio se quedó un par de segundos pensando, valorando las opciones, y entonces se volvió hacia el resto, mirando al mapa.

- Creo que nuestra mejor opción si queremos llegar allí es alcanzar esta parte,- Alargó el brazo y señaló Farsun,- y acercarnos todo lo que podamos a Atlantis. Aquí el mar parece más estrecho. El problema son las montañas. O las rodeamos o las atravesamos. Si las atravesamos podríamos ganar tiempo, siempre y cuando se pueda hacer. En el caso de que lo intentemos y nos encontremos con un callejón sin salida tendremos que volver, lo que podría hacernos perder varios días. A menos que alguien tenga otra idea. Y con respecto a cruzar el mar... Primero lleguemos allí, y luego ya veremos, pero tenemos varios magos. Seguro que ellos pueden hacer aparecer una barca o algo que nos ayude a cruzar...-

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 211
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   14th Noviembre 2016, 23:41

Por lo visto, las susodichas gemas del infinito no son otra cosa que una trampa de dedos para los magos, según la descripción del joven Loki. Una gema que te promete un gran poder y cuando ya lo tienes al alcance ¡ZAS! salta la trampa y se queda con tu alma. Algo así como esos chicles de broma que tanto gusta a los chavales y que tantas bofetadas habían repartido alrededor del globo terráqueo. John se imaginó, como no, qué haría si tuviera una de esas gemas en su poder. El recuerdo del casco de Fate le vino a la cabeza como una flecha que atraviesa su objetivo, limpia y perfecta, y la sensación de tener el poder absoluto recorriendo tu cuerpo, cómo éste va quemando las células de tu cuerpo y puedes regenerarlos con un simple pensamiento... Si el inglés tuviera una de esas gemas...

Pero no era momento de pensar en un posible futuro. No mientras estuvieran en un presente pasado. Primero lo primero, que era encontrar al mago atlante y aún andaban por el cero: el ritual de invocación de Loki. Si lo que decía sobre su bastón era cierto significaba que Loki tenía algo más que una simple biblioteca sobre las gemas en su cabeza y un recuerdo de haber tenido una o algunas. Por dentro al mago le repateaba que ese chaval al que tranquilamente podría levantarlo a peso pluma y tirarlo dentro del lago más cercano que nadie le lloraría hubiera tenido en sus manos semejante poder. Y de vuelta a sus pensamientos, la llave que le "robaron". "Ojalá supiera leer mentes. Lo que me iba a divertir con el puñetero crío...". Algo tramaba, seguro...
John se situó para proceder con el ritual. Tenían que encontrar a Arión y darle una patada en las pelotas. Hizo todo lo que le dijo Loki, vigilando que el chaval no se pasara. No hay mejor conocedor de un mentiroso que otro mentiroso. Por suerte había dicho la verdad, y John sintió un pequeño tirón en su vientre, fuente de todo poder. Un pequeño mareo y ya está. Tan sólo había gastado una pequeña porción de su reserva, por lo que pudo recuperarse de la sensación de vértigo en cuestión de segundos. Segundos que le valieron al dios niño para hacer aparecer su preciado bastón.

Terminado el ritual, Loki les aseguró que alguien estaba usando la gema del tiempo. Todo el sentido del mundo teniendo en cuenta lo que tenían alrededor. "No jodas, Sherlock". A continuación, justo encima de sus cabezas, se dibujó un mapa de cuanto les rodeaba y más allá. Dos puntos rojos que no hacía falta pensar mucho para imaginar cuál era su significado, y luego los nombres. Los ojos del mago se movieron a la velocidad de la luz cuando leyó Atlántis bajo el cielo. ¿En serio? No jodas, ¿Atlántis? "¿A eso vas, cabrón? ¿Qué puto tornillo se te ha soltado?"
A John no le gustaba para nada el escenario que se había plantado frente sus narices. Sacó el paquete de cigarrillos que había sobrevivido al viaje - "mi pequeño tesoro mundial" - y se llevó uno de sus amigos blancos larguiruchos a la boca, encendiéndolo con una cerilla mientras escuchaba otra obviedad, ésta vez por parte del gigantón.

El inglés se acercó al demonio, cogió uno de los cigarrillos y se lo tendió a Hellboy, guardando el resto.

- Aquí tienes mi truco de magia. - Una broma y una declaración: ni de coña gasta tanta magia como para invocar un navío sin saber lo que les espera más adelante. - Si se trata de cruzar el mar podemos hacerlo andando, ¿no, encanto? - se dirigió ésta vez a Dalae, marcando una tercera obviedad: si hay agua... - Lo que podemos hacer es ponernos en marcha y pensamos cómo cruzar las montañas en lugar de quedarnos aquí mientras hacemos lo mismo. Tal vez encontremos una gruta bajo las montañas. O con la suerte que tenemos nos vienen a recoger unas cuantas águilas gigantes.

_________________
"La magia es engañar al universo y hacerle creer una mentira increíblemente escandalosa"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dalae Darkle
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 846
Fecha de inscripción : 01/10/2014
Localización : Midgard, por desgracia para vosotros.

Ficha de Personaje
Alias: Dalae.
Nombre real: Dalae Darkle.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   15th Noviembre 2016, 00:41

Raden dirigió una mirada breve a su portadora, que asintió. No merecía la pena malgastar energías en aquello, por lo que el jotun se alejó un poco de Deadpool y Zarathos. Aunque ninguno de los dos seres helados apreciaba a los Thunderbolt especialmente, distraerse ahora podría resultar fatal tanto para ellos mismos como para el asunto que tenían entre manos.

Dalae frunció ligeramente el ceño ante la intervención de su... Maestro. Le costaba un poco pensar en él así ahora mismo, pero hizo el esfuerzo: Al fin y al cabo, las tornas volverían a cambiar más pronto que tarde si lograban arreglar aquello. Y una de las cosas que había aprendido de su señor a lo largo de todo ese tiempo era que no toleraba las faltas de respeto. Cuando Loki pidió prestada la energía de Constantine, la joven se tensó: Aquello olía a trampa, y no sería de extrañar, tratándose de dos de los magos más traicioneros y taimados que había conocido. Pero... Parecía que aquella amenaza mayor les había obligado a firmar una tregua sin palabras. Al fin y al cabo, a nadie le convenía causar más problemas de los que ya había. De momento.

Cuando el dios niño hizo aparecer el mapa, a Dalae le costó un poco situarse, y relacionar aquello con la más bien escasa geografía midgardiana que conocía. Había oído hablar de Atlantis, aunque no le sorprendió tanto como a otros el hecho de que existiera de verdad. Si Shambala existía, ¿por qué Atlantis no? Por no mencionar que había leído que Arión era atlante, mientras lo investigaba... Había dado casi por segura su existencia, en un tiempo tan remoto como aquel.

-La Gema del Tiempo... No creía que llegara a hacer algo tan grave.-La morena suspiró, y los más cercanos a ella pudieron adivinar durante un instante cierto abatimiento. Aunque inmediatamente después, su expresión volvió a la frialdad de siempre, escondiendo cualquier emoción. -Estuve con él hace no mucho tiempo... Y estaba muy cambiado. Parecía... Como enloquecido. No creo que sepa realmente lo que está haciendo... Arión no es así.-¿Por qué haces esto, Dalae? ¿Por qué intentas protegerle de lo que tú misma has provocado? No lo sabía. Prefería no saberlo.

Lo que sí sabía era que gran parte de los presentes no tenían reparos en matar, y Ahri'ahn era ahora su objetivo. Un objetivo, además, que podía considerarse demasiado peligroso como para dejarlo suelto cuando todo aquello acabara... O mejor dicho, si todo aquello acababa. Miró de nuevo el mapa, entornando los ojos con desagrado cuando oyó la palabra "encanto" en labios del mago. Decidió responder sólo a lo que había entendido de su frase, obviando el tema de las águilas gigantes: No creía que el rubio lo dijera en serio, y no pillaba tampoco la broma si lo era. -Creo que, por una vez, estoy con Constantine. Hace mucho frío aquí: Quizás pueda construir un puente o algo que nos permita cruzar el mar a salvo... Y no creo que las montañas sean lo bastante escarpadas como para no poder cruzarlas de ninguna manera.-Paseó un momento la vista por los presentes: Todos ellos eran más o menos resistentes, seguramente soportarían bien la travesía, y más aún aquellos que habían involucionado parcialmente. Quizás el más preocupante fuera el propio Loki: No dejaba de ser un niño, y su cuerpo no era el mejor para una prueba física así.

Otro inconveniente era el obvio: Eran demasiados. Lo cual se traducía en tener que conseguir demasiada comida y demasiada agua, bienes cuya obtención también consumiría tiempo... ¿Merecía la pena entonces dar un rodeo? La hechicera lo dudaba mucho: Aunque los llanos fueran lugares menos inhóspitos, no podían permitirse tardar tanto. No sólo por lo que pudiera hacer Arión, sino porque aumentaban las posibilidades de que hubiera una nueva pelea, por ejemplo. Y no tenían todas las de ganar.

_________________
There is always hope, even in Hell:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   16th Noviembre 2016, 22:41

Pensó en las palabras de ese pequeño embustero. Aquel lugar no la desagradaba se parecía bastante a Asgard. Lugar que extrañaba y al cual no podía regresar. Aquel mundo, era como el cuarto reino, en el que había nacido, una naturaleza dura y salvaje donde la vida es lucha y la lucha es vida. Donde impera el valor y la determinación por sobrevivir en un medio hostil. No era una tan mala opción empezar una vida en ese lugar tan semejante a su casa. Sin embargo, Aragorn, sus amigos de Midgard y aquellos que esperaban en Asgard detrás de la barrera del Rey.

Sus cavilaciones se detuvieron al ver aparecer una figura conocida. Antes no le había prestado mucha atención, pero al llegar a donde estaban ellos, la rubia nórdica pudo constatar que se trataba de Hellboy. Ellos habían coincidido en una misión en Gotham y sabía que aunque su exterior era adusto, en el interior era alguien que hacía el bien. Se sentía un poco aliviada de conocer a alguien que según sus criterios entrase en el rango de bueno. Refunfuño un poco pero asintió con la cabeza a lo dicho por Hellboy. Aunque le costaba darle la razón a otra persona cuando estaba enfurruñada sabía que la mejor opción para salir de ese lugar desconocido era actuar como un equipo, ser lo que durase aquella misión hermanos de batalla.  

Hizo un sonido sutil con su garganta al descubrir que aquel mago podo educado se llamaba John Constantine. Negó firmemente con la cabeza cuando la versión miniLoki propuso al otro mago que le prestase su magia. -Es una locura que le prestes poder, no sabes dónde te estás metiendo si lo haces.- Ella no podía luchar contra la malas decisiones de los inconscientes midgarianos. Por ello, se cruzó firmemente de brazos con su ceño fruncido en modo advertencia.

La valquiria permanecía callada pero estaba escuchando atentamente la conversación de aquellos que tenían las piezas claves de ese gran y misterioso puzzle. ¿Gemas del infinito? Sus ojos se abrieron con total sorpresa. Esos artefactos mágicos eran muy peligrosos y no podían estar al alcance de humanos corrientes. Al parecer una persona estaba usando la gema del tiempo y por ello, se encontraban en esa tierra involucionada. ¿Arion? Por las barbas de Odín que nunca en su longeva vida había escucha aquel nombre. Miró a ese mago rubio tan extraño, no entendía ninguna de sus referencias. ¿Quién o qué era un superman? ¿Y por qué no podía corromperse? En su agraciada cara se mostraba la extrañeza y la incomprensión a muchas de esas referencias culturales Midgarianas usadas por Constantine que no lograba comprender.

- Partes de la premisa de que es bueno confiar en Loki. Es evidente que consideras que los hombres y mujeres puedan cambiar. Comparto esa idea, es más, el mal emerge más veloz en los corazones de los hombres y mujeres envenena de la forma más vil el alma. Se da la corrupción más rápida en un ser que el paso inverso. El mal tarda mucho en sanar. No sé si realmente la bondad puede ganar a la vileza y purificar el alma. -

Miró a Loki. ¿Cuántas veces les  había traicionado? ¿Cuantas veces les había enseñado su rostro más cruel, vil y traidor? ¿Podían confiar en aquel joven? Puso su mano sobre el hombro del mancebo.

-Te voy a dar un consejo: el poder corrompe.  Tenlo siempre presente y te daré algo en lo que pensar para que nunca lo olvides. Porque  el olvido hace que cometamos nuestros mismos errores una y otra vez. – Los inmensos y profundos ojos de Brunilda se clavaron en los ojos verdes del joven Loki.- Recuerda lo peor que has hecho, lo que más te arrepientes y retenlo en tu mente por siempre. Recuerda las lágrimas de aquellos a quien fallaste y realmente querías. Recuerda esa culpa y ese dolor en tu corazón para saber que nunca más quieres volver a sentirlo.-

Y se quedó con ganas de decirle que a pesar de las vidas que habían vivido juntos, de sus juegos infantiles, de las  batallas contra enemigos y de las  risas en las celebraciones, no podía olvidar el cuerpo muerto de Balder sobre la fría nieve blanca. Las flechas en su cuerpo, su blanca piel manchada de un antinatural escarlata, el tacto helado de su piel, la mirada vacía en sus ojos azules, el rictus de su cara como si su corazón se hubiera detenido antes de morir por la vil traición de su hermano y la bondad de su alma marchita.  Le mató por una runa, ¿en verdad quería más a ese artefacto que a la persona que te ayudó tantas veces? Nunca se la olvidaba que si mató su corazón y asesinó a alguien que quería, no tenía muy claro lo que podía hacerlos a ellos que no te importaban un ápice. Tampoco podría nunca olvidar el frío que le quedó en el alma cuando las lágrimas incontrolables de su mejor amigo mojaron su hombro al conocer aquel cruel crimen. Balder nunca fue hermano de nombre de Loki pero era su hermano en el alma. Era una de las personas que  más confiaban en Loki. Era justo, amable e inocente. No merecía morir. Pero descubrió algo oscuro de su amigo y eso le produjo una sentencia mortal. Era un duro recuerdo de otra vida y dolía especialmente porque la víctima y el verdugo eran personas a las que había considerado amigos. No era el momento ni el lugar para aquellas duras críticas y quizá nunca fuera el momento para sacar aquel dolor guardado durante tantos años y siglos.  O quizá guardase silencio para siempre. No se la permitía expresar su dolor y sus emociones se mostraban siempre bastante contenidas.

- Que poco me gustan los niños.- dijo con enfado dejando escapar un poco de esa rabia y furia contenida.

La situación se volvió menos preocupante al ser consciente que Constantine no había impregnado al Loki miniatura de un gran poder. Comprobó en silenció, pues no tenía mucho más que hacer, como el muchachito hacía sin ton ni son aquellos conjuros y magias que nunca había comprendido bien del todo. En un instante el batón comenzó a brillar y tomó vida propia. Aquel objeto se movió dibujando un mapa. La norteña se mostraba sorprendida de que ese no fuera uno de los trucos de Loki. Con él nunca se sabía, no se podía mostrar uno desprevenido.

¿En aquel mapa se leía Atlantis? Para ella esa ciudad submarina sólo significaba una cosa, aquel hombre al que despreciaba desde lo más profundo de su corazón. Namor, se ceño su frunció en un gesto de enfado y desdén al pensar en ese engreído. En unos instantes su gesto volvió a mostrarse sosegado. Esa ciudad aparecía en la tierra y estaban mucho miles de años atrás. Por lo que, no tendría que aguantar a aquel despreciable ente masculino.

- Supongo que en peores nos las hemos visto que esto no es un Ragnarök ni ha empezado a morir nadie. -  Dijo casi con tranquilidad como quien ve llover por el cristal de la ventana en una habitación cálida y confortable con un chocolate caliente en sus manos. Habló en plural refiriéndose a ella y a Loki. Era como en aquellos tiempos de exploración, antes de que algo corrupto y malvado se posara sobre el hijo de Odín y le llenase de envidia y codicia.- Por cierto, no parece que vaya a ser un paseo y lo más seguro es que tardemos unos días. Sino tenéis uno medio de transporte rápido y eficaz es mejor que vayáis preparando provisiones e intentéis pensar  donde conseguir agua o razonar el que tenéis.- Cuando dijo lo de provisiones señaló el cadáver del tigre.

_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wade Wilson
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 674
Fecha de inscripción : 18/06/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Deadpool
Nombre real: Wade Winston Wilson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   21st Noviembre 2016, 20:29

¿Sabéis esa sensación que recorre tu mente cuando, sin razón aparente, pareces sufrir un breve momento de desconexión neuronal? ¿Cuando tus ojos se pierden en la inmensidad de la nada, y tus pensamientos se disipan en el aire de la misma forma que un leve hilillo de baba desciende de tus labios hasta acabar alcanzando el suelo en un goteo incesante e irregular? Pues eso mismo es lo que siento en estos momentos.

Como si mi mente fuese un televisor; y, al otro lado, hubiese un niño impaciente cambiando continuamente entre dos canales.

Los sentimientos y las ideas, se desvanecen casi al instante; dando paso a unos minutos de completa oscuridad. Y como de la nada, mi mente resurge; y todo ha cambiado.

Pronto, colores y formas se forman de nuevo ante mí; mientras mi mente reconoce aquello que se acontece ante mí. Donde antes, según recordaba, se encontraban el ogro rojo y Ghost Rider discutiendo por ver quien sería el siguiente en pisar la lona, ahora se halla un grupo de lo más variopinto frente a lo que parece ser una especie de mapa mágico.

- Vale, vale...Esto se está poniendo cada vez más raro - digo en voz alta hablando conmigo mismo mientras masajeo levemente los lados de mi cráneo de forma circular; como cuando te levantas de una noche de borrachera, e intentas luchar contra la resaca y recordar todo lo que hiciste anoche

Tras conseguir más o menos centrarme, o al menos situarme, paseo mi mirada intentando reconocer a todos los presentes.

¿Ese tipo albino me suena de algo? Coño, es el tuerto que iba con el ciego. Que pequeño es el mundo; aunque, bueno, ahora parece ser que es más feo que pequeño ¿Y ese es Loki? Ese si que está pequeño JAJAJA

El grupo parece haber encontrado las respuestas a lo ocurrido; o al menos, unas sospechas muy bien infundadas ¿Así que ese Brujo Melenas es el causante de todo esto? Solo espero que no haya logrado esto gracias a las mierdas esas que busqué para él; porque sería la quinta o sexta vez que el mundo se jode por algún contrato que esconde más de lo que parece.

Voz de la mente de Wade Nº 2 escribió:
Es curioso como un personaje cómico como nosotros puede ser el causante de tantos desastres a escala mundial
Voz de la mente de Wade Nº 1 escribió:
Teniendo en cuenta la cantidad de explosivo plástico que usamos al día, me parecen pocas

Eso me recuerda ¿Los neandertales tenían C4?

Voz de la mente de Wade Nº 1 escribió:
Como diría Scar: "Estoy rodeado de idiotas"
Voz de la mente de Wade Nº 2 escribió:
Ya te digo; está claro que en esta época deben de estar aún por el C2 como mucho

- Entonces qué...¿Nos vamos de aventura como los Goonies?

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   26th Noviembre 2016, 21:17

El hechizo que Ikol colocó en el bastón, funcionó mejor de lo que esperaba. Había hecho un buen trabajo, a pesar de que el joven impostor no poseía los grandes poderes de su predecesor, algo que al viejo Loki le encantaba recordarle continuamente.

La esfera incrustada entre los filamentos de oro dejó escapar un tenue brillo de sus profundidades. La luz empezó a dibujar sobre la realidad un mapa del tesoro. Observé los trazos con real admiración, no esperaba que los continentes hubieran cambiado tanto en tan pocos minutos. Ya no nos encontrábamos en París, ahora el marcador rojo señalaba el reino de Valusia. Curioso… ¿Porqué el portador de la gema había atrasado el tiempo hasta la edad de piedra? ¿Porqué no detenerse mejor en la Edad Media o el Renacimiento, donde al menos los mortales sabían hablar? Mis preguntas se respondieron solas al leer el nombre del último de los continentes. Atlantis, el reino perdido que ahora había resurgido de entre las aguas. Aquella revelación también fue el presagio de la identidad de nuestro enemigo: El Mago Atlante Ahri’Ahn…

- Estuve con él hace no mucho tiempo... Y estaba muy cambiado. Parecía... Como enloquecido. No creo que sepa realmente lo que está haciendo... Arión no es así – confesó la aprendiz de Ikol.

Dalae mantuvo su rostro sereno, pero en el fondo sabía que aquello la afectaba más de lo que hubiera deseado. Y no era para menos, después de todo, Ikol la incitó a su delito. Ella obtuvo la confianza del buen Arión y después le apuñaló vilmente por la espalda. ¿Sentirá remordimientos ahora que se le habían cruzado los cables al Atlante?

- No ha tocado la línea del tiempo… ni siquiera la gema ha podido vencer al efecto Omega… -dije como un susurro, mientras mis ojos se iluminaban como si hubiera tenido una gran revelación. Ikol también intentó volver el tiempo atrás varias veces después de caer por el Bifrost, pero el efecto Omega no le dejaba continuar andando sobre el tejido del tiempo. En este nuevo mundo de universos fusionados, nadie podía cambiar el pasado remoto…- Por eso nosotros estamos aquí… porqué no se puede cambiar el pasado. Sólo ha modificado el tiempo interno del planeta y el de los seres que viven aquí… posiblemente fuera de Midgard todo siga igual que siempre… Es decir, seguimos en el año 2019 pero la tierra tiene la apariencia del año 150.000 A.C.

- *- Susurré el pequeño hechizo, y las líneas de luces se convirtieron en tinta y papel, enrollé el mapa y me lo guardé en el interior de una de mis bolsas de cuero. Tenía que asegurarme de que me vieran como alguien útil en el grupo. Sin el mapa y mi conocimiento de hechizos, el resto de mis compañeros estarían más perdidos que la una. Y ahora que había vuelto a ser Kid Loki y mis poderes se habían reducido… ¿quién no aprovecharía para quitarse de en medio al dios mentiroso de una vez por todas?

Estuvieron discutiendo cuál sería el mejor camino para llegar al mar del oeste. Cualquiera de las dos opciones estaba bien, aunque la que menos gracia me hacía era la de cruzar las montañas. Si, ganábamos tiempo… pero también sería más peligroso. No sabíamos a qué clase de criaturas habitan el nuevo mundo, y no quería encontrarme con ningún Jurassic Park.

Constantine tuvo una gran idea: usar los poderes criogénicos de Dalae para cruzar el mar hasta el Reino de Atlantis. El inglés era muy bueno sabiendo a quién utilizar para hacer qué… me recordaba a alguien que conozco…

De pronto, Brunilda tuvo otro arranque de maternidad y me soltó de nuevo un discurso moralista:

-Te voy a dar un consejo: el poder corrompe.- Venga ya, acabas de usar la frase más cliché de todos los tiempos- Tenlo siempre presente y te daré algo en lo que pensar para que nunca lo olvides. Porque  el olvido hace que cometamos nuestros mismos errores una y otra vez. –Los profundos ojos azules de la Valkyria me miraron con suma advertencia.- Recuerda lo peor que has hecho, lo que más te arrepientes y retenlo en tu mente por siempre. Recuerda las lágrimas de aquellos a quien fallaste y realmente querías. Recuerda esa culpa y ese dolor en tu corazón para saber que nunca más quieres volver a sentirlo.

Realmente, por un instante, hizo que me sintiera mal conmigo mismo. Yo no era como Ikol, ni como el Viejo Loki. Yo tenía remordimientos y me sentía culpable por muchas cosas que me hacían miserable. La muerte de Thor a manos de la Serpiente era un ejemplo... yo mismo había ayudado a que eso ocurriera, pero era lo que se tenía que hacer sino quería que el mundo se viniera abajo. Había sacrificado a mi propio hermano... pero también había impedido la guerra entre Avalon y el resto de mundos. Y también me había matado a mi mismo para que Mephisto no se quedara con la corona del Miedo. Vale, si, esa corona fue también creación mía, pero fue sin querer. Fue todo sin querer... yo no quería que acabara así...

- Que poco me gustan los niños.- confesó finalmente la rubia, con una especie de resople.

- Pues vas a tener que aguantarte.- dije encogiéndome de hombros y mirandola con una sonrisa traviesa en los labios.- Además, con este cuerpo no puedo escalar montañas... y alguien tendrá que llevarme a caballito...

------------------------------------------
*Que el mapa se materialice y solo se despliegue ante mi

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   28th Noviembre 2016, 21:22

Zarathos se mantuvo ausente la mayor parte de la conversación, escuchando con oídos atento a las conclusiones a las que llegaban los demás miembros del grupo, pero demasiado ocupado en sus propios planes como para molestarse en acotar algo. La mayor parte de su interés en el asunto se había ido al mismo tiempo que la posibilidad de que Mephisto estuviese involucrado. En todo caso, volteo ligeramente la cabeza al escuchar las palabras del inglés (que ya de por si tenía asegurado un puesto bastante alto en su lista de "carbonizar luego") inquiriendo que Arion era, al menos en parte responsable, de la muerte de su mayordomo; otro pecado a la lista, otra cosa que repercutirá en su alma. De momento solo había un objetivo en claro su mente, o mejor dicho, dos: el primero era localizar y castigar al mago Arion, el segundo seria descubrir la forma de mantenerse con el control del cuerpo antes de darle a Blaze la posibilidad de arrebatárselo una vez más. Sin embargo de momento tenía poco y nada que hacer para lograr este último, mas halla de seguir en eterna lucha de voluntades contra el humano esperando que el ápice de fuerza mental que le quedaba a este se extinguiese rápido. Quizás incluso ambos planes podían entremezclarse...si, de seguro un hechicero con su edad y sus recursos debía tener más que una buena selección de libros y pergaminos tratando el tema de los demonios. Desgraciadamente, al no venir los dos del mismo universo, era prácticamente imposible que Arion supiese demasiado (por no decir nada) del Ghost Rider, menos aún tener cualquier clase de información detallada que este pudiera usar. Sin embargo, una vez muerto el mago, no habría porque desperdiciar la chance de hacer una ligera revisión a su gran biblioteca. Al fin y al cabo era mejor que nada, y no estaba precisamente en la mejor de las situaciones como para permitirse perder cualquier mínima oportunidad que tuviese para cumplir sus metas.

En todo caso, si estuvo bastante atento cuando el pequeño (no tan pequeño realmente) asgardiano dio un pequeño resumen de lo que eran las gemas del infinito. Dado que todos estaban teorizando que tenían que ver en este asunto, Zarathos supuso que no estaría de más saber mínimamente que eran. Luego se comprobó la hipótesis y saltaron las palabras "gema del tiempo", para entonces el demonio ya se había acercado un poco a los demás, deseoso de no perderse ni una sola palabra. Y al final resulto rendir sus frutos, pues le permitió ver con todo lujo de detalle el mapa, así como la locación que marcaba. Lo primero que distinguió el demonio fue el cambio de diseño geográfico que mostraba este, posiblemente un reflejo del estado actual del mundo. Tenía sentido en realidad, so eso había pasado con humanos y animales, bien podía haber pasado con la misma Tierra. En su opinión personal, tampoco estaba tan mal, prefería el diseño original; mucho más fácil viajar de un lado para el otro sin tanta agua separando todo. El demonio había sido de los primeros en pisar la Tierra después de su creación, independientemente del tiempo que pasare hay ciertas cosas que jamás sería capaz de olvidar. Por otra parte eso también explicaba la ausencia de autos o siquiera vehículos, lo cual dificultaba un poco las cosas. De haber habido algo como un autobús podría haberlos llevados a todos en cosa de segundos con un viaje.

Por mucho que quisiera ver muertos (y se aseguraría de eso una vez acabada la amenaza del mago) de momento le eran útiles. Más allá de lo que cada quien pudiera hacer en combate, tenían información respecto de lo que estaba pasando que él claramente no tenia, en especial respecto de las gemas del infinito. Ganarse su enemistad en ese momento sería algo inútil y poco inteligente. Zarathos no era fan del trabajo en equipo pero sabía que de momento no tendría una mejor opción; confiaría en los sacos de carne de momento, después ya se vería. Solo por eso decidió reabsorber su motocicleta de fuego mística, desintegrándola con un solo movimiento de su mano, y volviéndola una bola de fuego luminosa que fue absorbida por esta inmediatamente después. De ese modo se aseguraría de no adelantarse mucho al resto del grupo. Nada le hubiese gustado más que enfrentar al Sumo Mago solo en un legendario duelo, pero solo si pudiese tener asegurada la victoria. Al fin y al cabo no tenía intenciones de pelear para morir, y mientras no tuviese bajo su control al cuerpo en un 100% eso significaría una ventaja para Arion. Si enfrentaría al mago se aseguraría de tener la mayor cantidad de ventajas de su lado. Necesitaba tiempo para practicar y para doblar lentamente la voluntad de Blaze, cosa que no pasaría si se apresuraba de frente contra el mago. Por eso acompañaría al variopinto grupo de… “individuos” hasta el lugar indicado.

Quienes más curiosidad le provocaban eran el “niño” y la mujer de hielo. Respecto de los demás, ya los ubicaba un poco mejor. Por los recuerdos de Blaze sabia bastante sobre el hijo de Diablo. Respecto de Constantine, su alma era un hermoso libro abierto de pecados esperando sus consecuencias. El gigante de hielo no capto su interés, ni tampoco la valquiria o sus ex compañeros Thunderbolts. La mujer de hielo…por otra parte…la escucho hablar. Era un experto en la materia, capaz de detectar el mas mínimo e insignificante atisbo de culpa e incertidumbre a un kilómetro de distancia; más fácil aun, el sentimiento de responsabilidad por algo mal hecho. Algo tenía que ver ella con el mago, y ya habría tiempo para descifrarlo. El niño por otra parte sabía demasiado para que su conocimiento de las gemas del infinito fuese simple lectura, y su alma era, por lejos, la más negra de todas; no hay que ser un genio para darse cuenta que algo no va bien cuando un infante tiene más pecados a su nombre que tres soldados, una asesina y un Constantine.

-Parece que nuestros objetivos son los mismos, por ahora.- Algo involuntariamente peligroso en el modo en el que dijo eso último, no tanto porque el demonio hubiese tenido esa intención, sino por que quien hablaba era el Espíritu de la Venganza, y lo estaba haciendo frente a un inusual grupo de pecadores conscientes de su propio mal. Independiente de su conocimiento respecto de quien era la entidad frente a ellos, la magia demoníaca que le rodeaba era fácilmente distinguible para aquellos versados en la materia; nunca es lindo que un demonio te diga algo así. –Los alimentos no serán problema para mi…- Zarathos no necesita comer, beber, dormir o respirar. Las energías mágicas que emanan de su cuerpo bastan y sobran para mantenerlo vivo y activo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1567
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   29th Noviembre 2016, 23:21

1. Hellboy
2. Constantine
3. Dalae
4. Brunilda
5. Deadpool
6. Loki
7. Blaze
8. Arturo

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1924
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 19
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   29th Noviembre 2016, 23:21

El miembro 'Ahri'ahn' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Dado de 10' : 7

--------------------------------

#2 'Dado de 10' : 9

--------------------------------

#3 'Dado de 10' : 3

--------------------------------

#4 'Dado de 10' : 3

--------------------------------

#5 'Dado de 10' : 3

--------------------------------

#6 'Dado de 10' : 1

--------------------------------

#7 'Dado de 10' : 8

--------------------------------

#8 'Dado de 10' : 2

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1567
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   30th Noviembre 2016, 00:04

Una vez decidido el curso de acción a seguir, el improvisado grupo se repartió rápida y efectivamente las tareas a desempeñar. Arturo y Brunilda se ocuparon de la caza y de encontrar agua para el viaje; Hellboy y Raden hicieron acopio de madera para poder hacer fogatas en las gélidas noches en la montaña. Raden talaba los árboles ayudado de su poderosa hacha mientras Hellboy iba igualando los trozos de madera y anudándolos en fardos elaborados con tiras de tela mientras Loki y Constantine les observaban.

Tras una breve charla llegaron a la conclusión de que el general Ross, en su estado, no les iba a ser de mucha utilidad. Algunos en el grupo, como Dalae, optaban por eliminarlo para evitar problemas futuros, pero otras voces prevalecieron y, finalmente, se optó por abandonarlo. A la mayoría de los integrantes del grupo no les importaba mucho la suerte del general, y a los que sí eran muy conscientes de que había pocas cosas que pudieran suponer una amenaza seria para un Hulk. Ahora mismo, Ross estaba tan jodido como el resto de la hunanidad, y su única esperanza era que ellos consiguieran llegar hasta Arión y deshacer aquella locura, así que le pidieron a los Thunderbolts que se llevaran a su líder hasta donde no pudiera hacer daño si se despertaba.

Una vez estuvo todo listo, iniciaron el camino hacia las montañas, con Dalae y Zarathos de avanzadilla para ir asegurando el terreno y comprobando los caminos. Aún así, avanzaban lentamente a través de las abruptas paredes rocosas, caminando con cuidado por entre las rocas en la dirección que en teoría les podría llevar hasta el otro lado, subiendo y subiendo cada vez más. Arturo y Brunilda se ocupaban de encontrar lugares seguros para pasar las noches; encendían una fogata y cocinaban los alimentos que habían cazado.

El camino se hacía pesado para la mayoría. No para Zarathos ni Hellboy, cuyas naturalezas demoníacas les conferían mayor aguante y resistencia, y curiosamente tampoco para el inglés, que caminaba bastante animado tarareando para sus adentros una versión propia del "God save the queen", pero para Dalae el sol tórrido que incidía en la montaña eclipsaba con frecuencia las bajas temperaturas a las que se veían sometidos, y para Brunilda, las piezas de su armadura, fieles compañeras en el transcurso de tantos combates, se le hacían engorrosas por su rigidez durante la escalada. El cansancio hacía mella en Loki, y Arturo tropezó en varias ocasiones, con riesgo de fracturarse un tobillo. En cuanto a Deadpool... bueno, Deadpool atravesaba por sus propios problemas. En ocasiones se desorientaba durante sus estadíos involutivos y parecía olvidar lo que estaba haciendo allí o por qué les seguía.

El camino que iban siguiendo a través de la montaña era relativamente ancho, pero se fue haciendo gradualmente más estrecho hasta no ser más que un simple sendero que les obligaba a avanzar en fila india en una marcha cada vez más dificultosa y traicionera hasta alcanzar un final inesperado en la forma de una profunda garganta de más de un centenar de metros de anchura que cortaba la montaña en dos. Dalae se adelantó volando y sólo encontró una manera de atravesar el obstáculo: un frágil puente natural de piedra que unía ambos extremos, aunque no tenían manera de saber si resistiría el peso del grupo.

Blaze pasó el primero, comprobando la solidez de la construcción y llegando sin mayor problema al otro lado. Le siguieron Constantine y Hellboy, también sin dificultad, pero cuando le llegó el turno a Loki, un cúmulo de piedras sueltas que no había podido ver a causa de la bruma matutina resbalaron bajo sus pies haciéndole perder el equilibrio y caer rodando por la pendiente hasta precipitarse al vacío sin que Brunilda pudiera hacer nada por impedirlo.

El joven dios cayó en picado hasta que un gigantesco pterodáctilo apareció de la nada cazándolo al vuelo entre sus garras con un aletazo. Por fortuna, el cuerpo del asgardiano era liviano, por lo que el pterosaurio pudo alzar el vuelo con él. Loki no tardó en distinguir un montón de ramajes entrelazados en lo alto de la roca que dominaba el lado de la montaña en el que ya se encontraban Constantine, Blaze y Hellboy. Un viento violento golpeaba su rostro y las garras de la criatura antediluviana le horadaban los hombros haciéndole sangrar. Al llegar a la altura de lo que no podía ser otra cosa más que su nido, el ser, un ser que no debería de existir, le dejó caer de golpe, provocando que se estrellara estrepitosamente entre los restos descascarillados de dos huevos monstruosos.

Aunque aturdido, pudo reaccionar justo a tiempo para ver cómo los dos pterodáctilos recién salidos del cascarón se abalanzaban sobre él para atacarle con el pico y las garras, firmemente decididos al parecer a invitarle a su comida como plato principal mientras su madre vigilaba dando vueltas en círculo sobre el nido.


Acciones y turnos:
 

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dalae Darkle
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 846
Fecha de inscripción : 01/10/2014
Localización : Midgard, por desgracia para vosotros.

Ficha de Personaje
Alias: Dalae.
Nombre real: Dalae Darkle.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   30th Noviembre 2016, 02:10

Si Dalae hubiera podido elegir, hubiera tomado como compañero a cualquier otro. A cualquiera. Incluso a Brunilda o Constantine, los siguientes más indeseables del grupo según su ranking personal. Bueno, no, Deadpool era aún peor. Pero es que la asgardiana ni se planteaba que el mutante fuera alguien que contara dentro del reparto de tareas. El caso era  que el grupo necesitaba una avanzadilla que encontrara el camino y buscara posibles peligros, y los más indicados para la tarea eran ella... Y Zarathos. No era que le tuviera miedo como tal, no... Era más bien la certeza de encontrarse cerca de una amenaza, un enemigo natural, y saber que tenía que comportarse con normalidad. Como si el esqueleto en llamas no pudiera (y quisiera) destruirlos a todos. Le recordaba en cierta manera a Tortita, la niña-demonio que conoció en Nueva York y que la guió hasta Planaria y Sasha. Su familia. Seguramente estarían igual que el resto de midgardianos, transformados en sus propios antecesores, pero... ¿Y la niña? ¿Estaría ahora en el mismo estado que Blaze? Sabía que por mucho que pensara en ello, no iba a averiguar nada. Pero al menos así lograba distraerse, y olvidarse un poco de la criatura que buscaba el camino por el que guiar a los demás por el suelo, mientras ella hacía lo propio desde el aire. Así, conseguían avanzar con cierta seguridad, aunque con la lentitud que ya se adivinaba desde un buen principio. Por suerte, todos los miembros de aquel improvisado equipo parecían aguantar el viaje mejor o peor. Sin embargo, Dalae se encontró a sí misma con una dificultad que no había tenido tan en cuenta como debía: El sol minaba sus energías, y aunque conseguía recuperarse con el frío nocturno, durmiendo sobre los montones de nieve que se acumulaban en las laderas, acababa cada jornada casi tan cansada como si hubiera estado caminando.

Por otra parte, Raden no estaba nada descontento con su papel, a pesar de que el clima y el sol le afectaban tanto como a Dalae. Los gigantes siempre habían sido seres acostumbrados al trabajo duro, y su papel como leñador y proveedor de los materiales más pesados le venía como anillo al dedo. Eso, por no mencionar que Hellboy le empezaba a caer relativamente bien. No es que fuera su costumbre simpatizar con demonios (y eso que era alguien que había mantenido sus costumbres durante 45.000 años), pero aquel híbrido tozudo y directo como un buey de tiro era mucho más de su gusto que la mayoría de sus otros acompañantes, quienes destacaban por su escasez de honor o escrúpulos. La única que quizás podía librarse era la valkiria; una asgardiana tan arrogante como todos los de su raza. Sí, definitivamente Hellboy era el menos malo con diferencia.

Aquella mañana, el grupo reanudó la marcha tan pronto como el sol permitió ver el agreste paisaje que los rodeaba. Tenían que continuar otro día más. ¿Cuánto quedaría? Dalae tendría que pedirle el mapa a Loki por la tarde, aunque fuera por curiosidad. No podía faltar tanto para el mar, ¿no? El sendero se iba estrechando poco a poco, y aunque eso hacía el camino más difícil, no parecía haber otro por allí. Todo parecía ir perfectamente, o todo lo perfectamente que solían ir las cosas esos días, cuando la aprendiz de Loki divisó el barranco que ponía punto y final a la ruta que estaban siguiendo.

Se acercó un poco más: Era incluso más profundo de lo que parecía de lejos. Por suerte, para cuando todos se reunieron en el borde, ya había una solución: Podían pasar por una especie de puente de roca tendido entre los dos extremos. Aunque era lo bastante ancho como para permitir el paso de todos, su resistencia estaba más que por probar. Dalae optó por lo más seguro, y aterrizó en el otro lado usando sus alas de hielo. -Voy a mirar por aquí mientras pasáis.-Tuvo que alzar un poco la voz para hacerse oír en la distancia, y el fondo del abismo le respondió con su eco. Su intención era buscar cualquier cosa que hubiera en esa orilla, tanto útil como peligrosa.

El resto no parecía estar teniendo muchas dificultades: Oyó de fondo cómo pasaban tres de ellos, el puente parecía lo bastante sólido como para soportarlos. Sin embargo, el cuarto...
Un grito agudo le hizo volver la cabeza rápidamente, justo a tiempo para encontrarse con el niño entre las garras de un ser con alas de murciélago, pico parecido al de un pájaro y apariencia reptiliana. Sus intenciones quedaron más que claras cuando dejó a Loki en su nido, por si aún quedaban dudas.

Soltando una maldición entre dientes, la chica hizo aparecer de nuevo sus alas, dispuesta a llegar al nido y recoger a su maestro y guía antes de que esas cosas se lo comieran. Por otro lado, Raden no se tomaba muchas molestias en los a rescatarlo: Aparte de lo bien o mal que le cayera el Dios Mentiroso, no quería tratar de pasar rápido y arriesgarse a que el puente se cayera. Al fin y al cabo... ¿Para qué intervenir, si ya había otros que ya lo hacían y mejor?

_________________
There is always hope, even in Hell:
 


Última edición por Dalae Darkle el 30th Noviembre 2016, 14:47, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 211
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   30th Noviembre 2016, 11:39

El grupo se puso en marcha. Tenían un objetivo en común y nada más que eso: John ya estaba acostumbrado a formar equipo con gente y criaturas tan extrañas como un chimpancé detective o un intestino vivo. Pero aquello... aquello tenía toda la pinta de ser el preludio a una buena comedia, con el grandullón gruñón, el niño repelente, la frígida, la mandamás, el despistado, Deadpool y un esqueleto en llamas para adornar. Sólo les faltaba una banda sonora acorde y sería un exitazo en taquillas.
Otra cosa que tenían en común era el sentido de la supervivencia: dejar atrás al grandullón rojo había sido unánime, teniendo en cuenta lo peligroso que podía ser despierto. Al inglés no le hacía ninguna gracia tener a esa mola de rabia tras su oreja durante todo el viaje, y a pesar que su fuerza bruta y resistencia les podría ir bien en según qué situaciones no compensaba el riesgo de que se le volviera a ir la pinza y los espachurrara a todos. No no, el gigante se quedaba atrás. Ya habían comprobado lo resistente que era. No tendría ningún problema con la fauna local.

Así pues, comenzó el viaje, y aunque de entrada el mago era reticente a dicho periplo y la idea del "deber" ante un desastre como aquel, su humor fue cambiando a medida que penetraban el sendero de las montañas. La idea de ser uno de los primeros en mucho, mucho tiempo que podían poner el pie sobre la mítica Atlántida se le antojaba como un regalo adelantado de Navidad. Para esos momentos, para esos descubrimientos sí que tenía cuerpo el inglés, y una sonrisa de oreja a oreja que no podía disimular mientras tarareaba "God save the queen", dejándose llevar en algunos momentos de la canción. "Los buenos tiempos del punk". No fue de extrañar que, siendo posiblemente y después de Loki uno de los allí presentes con la resistencia física más "normalita", pudiera patearse todo el camino con una tranquilidad que envidiaba. Ya lo dicen que durante un viaje el estado mental ayuda, y vaya si le ayudó al viejo John.
En el repartimiento de tareas también le tocó la mejor parte: quedarse sentado y no molestar. Eso se le daba de lujo cuando no quería ser un grano en el culo, y vaya si se había callado más de un comentario sobre sus actuales compañeros de viaje. Pero de nuevo, la sensatez y el instinto de supervivencia prevalecían. Le había tocado la mesa de los niños y daba gracias por ello, recompensando su buena fe siendo un "niño bueno".

Y así, entre canciones, alguna que otra advertencia y un cigarrillo entre medias, llegaron a lo que parecía ser su única vía de seguir el camino. Ahí el humor de John volvió a ser el que era, o casi. La visión de la caída no era para tomárselo en broma, pero el inglés tenía una reputación que mantener y no se iba a amedrentar por algo así. O al menos, no lo dejaría ver.
El primero en cruzar, a parte de la bruja alada fue el propio demonio esqueleto, quien se aseguró de que el puente era seguro. John echó un vistazo a quién tenía detrás para dejarlo pasar y asegurarse, pero al ver que era el propio Hellboy quien "cubría" sus espaldas, el inglés decidió ser el siguiente, no fuera que el peso del gigantón diera de si el puente natural y le tocara a él darle un beso a la madre naturaleza.
John cruzó el puente sin problema alguno, así como Hellboy. El siguiente fue el pequeño Loki, quien no tuvo tanta suerte: todos vieron como el niño resbalaba con unos guijarros y se precipitaba al vacío. "Un dios menos del que preocuparse" fue lo primero que pensó John, y luego lo vieron elevarse llevado por las garras de un... ¡UN PTERODÁCTILO! ¡VENGA YA! Primero un dientes de sable y ahora un puto ptedoráctilo. ¿Y qué se suponía que era? ¿Una lechuza? ¿Un colibrí?
El pajarraco reptiliano se llevó al joven Loki a su nido, y no hacía falta pensarlo dos veces para saber la razón. Tampoco hacía falta pensarlo dos veces para darse cuenta de que no era una buena idea dejar que se merendaran al dios nórdico: él era el único que podía guiarlos hasta la gema del infinito y para colmo quien tenía el mapa.

- No podía ser un paseo por el parque, no. - Dalae fue en busca de su maestro y John no tuvo otra que participar en el rescate. O bueno, "participar": la asgardiana era la única que al parecer podía llegar hasta el nido sin problemas. El mago echó un vistazo a los dos demonios que lo acompañaban y al resto de la cuadrilla que aun no habían pasado el puente. Se agachó, recogió unas cuantas piedras y empezó a tirárselas al ptedoráctilo para llamar su atención. ¿La razón? Nada que ver con el suicidio. Le daría a Dalae la oportunidad de ayudar a Loki sin que la madre estuviera de por medio, y si ésta se lanzaba a por el mago tenía dos baluartes infernales tras los que esconderse.

Piedra a piedra, John practicaba para los juegos olímpicos. "Tiro al ptedoráctilo". Una nueva modalidad exclusiva del momento.

_________________
"La magia es engañar al universo y hacerle creer una mentira increíblemente escandalosa"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1133
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   30th Noviembre 2016, 20:10

El demonio cogió el cigarrillo que le ofreció el inglés y se lo llevó a los labios. No había pasado mucho tiempo desde la última vez que había fumado, pero aquella bocanada de humo fue como maná del cielo. Agradeció esa sensación de quemazón bajándole por la garganta y exhaló lentamente, disfrutando del momento. Asintió al rubio en señal de agradecimiento y se volvió al resto del grupo. Las opiniones se fueron sucediendo unas detrás de otras, y todos parecían coincidir en que la idea de atravesar las montañas era la mejor. Un camino más peligroso y escarpado, pero se ahorrarían un par de días. Brunilda parecía furiosa con el chaval. Cuando Hellboy la conoció se dio cuenta en seguida de que era una mujer de armas tomar, dura y que no se dejaba amedrentar, de esas que prefieres tener de tu parte y no cabrear bajo ningún concepto. Después de advertir al chaval acerca del poder y de que no olvidase el dolor que había causado a sus mas allegados, Rojo la rodeó y susurró para que tan solo ella le oyese.

- Tranquila. Tendré los ojos abiertos por si intentan alguna tontería...- Loki dijo entonces algo que provocó que el gigantón frunciese el ceño. Si era cierto lo que sugería, seguían en el año 2018, y lo que Arión había hecho era mandar a todas las criaturas y seres a la edad de piedra, lo que significaría que en el momento en que llegasen a la Atlántida esta debería estar habitada por los seres que vivían en el año 2018. No conocía a ninguno a parte del mago, de manera que se encontraba en la misma situación. Lo que sí pudo sacar en claro era que todos viajarían rumbo a la ciudad perdida. El demonio vio como el niño guardaba el mapa en una bolsa que llevaba. Tendría que echarle un vistazo extra. No le apetecía que les diese esquinazo ni le pasase nada, al menos no hasta que encontrasen a su amigo, y si realmente ese era el mismísimo Loki, el famoso dios de las mentiras de la mitología nórdica, las posibilidades de que se la jugase a los presentes era elevada, y por tanto la preocupación de Brunilda justificada. Una vez más a hacer de niñera. No daba para disgustos.

Alguien preguntó entonces por el gigante rojo (el otro, no él) que yacía boca abajo a pocos metros de ellos, dormido como un tronco. Casi se había olvidado de él tras la avalancha de información que había soltado el muchacho. Negó con la cabeza y sugirió que le dejasen ahí. No le había caído especialmente bien y había dejado claro que estaba dispuesto a encargarse del mago si la situación lo requería. Prefería ser él quien hablase con Arión y no un general americano con ganas de camorra. Todo el grupo pareció estar de acuerdo con lo de dejarle ahí tirado, y comenzó el que sería un largo y tedioso viaje hacia el oeste.

Lo primero que el improvisado grupo hizo fue repartirse las tareas: a él le tocó hacer de burro de carga junto con el gigante de hielo con quien terminó llevándose lo que podría decirse bien tras varios días de trabajo. Talaban árboles con los que crear fuegos y movían rocas u otros obstáculos que aparecían en mitad del camino. El sol pegaba fuerte y la joven maga lo sufría en sus carnes. Para él un poco de sol no era molesto, ni tampoco el frío. Gracias a su condición demoníaca más acentuada ahora tenía una resistencia física superior a la del resto, sin contar con el Espíritu de la Venganza, quien habría sido capaz de aguantar cualquier cosa. Al fin y al cabo se encontraba en un estado donde no necesitaba comer ni dormir ni descansar, gracias a lo cual siempre había alguien de guardia por las noches. Una hoguera que nunca se apagaba servía de luz y calor para los viajantes, la mayoría de los cuales sufrían las duras y frías noches de ese nuevo mundo al que habían sido arrastrados inmisericordemente. Por suerte para ellos el viaje se sucedió sin incidentes. Algún que otro resbalón, torceduras o fuertes tiritonas fueron los hechos más destacables, hasta que el camino desembocó en un abrupto precipicio cruzado por un delgado puente de piedra. Tenía el mismo aspecto que un castillo de naipes a punto de derrumbarse ante la más ligera brisa. Dalae desplegó unas largas alas de hielo y cruzó hasta el otro lado. Muy fácil para ella, pero el resto no podía volar. Fue Blaze (o más bien el jinete) el primero en atreverse a cruzar aquel largo y angosto pasillo. Y el resultado fue mucho mejor del que el demonio habría esperado. John le siguió y él fue el tercero. El suelo crujió levemente, pero consiguió llegar al otro extremo sin problema. Ya había cruzado casi la mitad del grupo. Loki se aventuró, con tal mala suerte o torpeza que antes de llegar a la mitad se precipitó al vacío. Hellboy apretó los dientes y maldijo para sí mismo. Sin el muchacho llegar a la Atlántida sería mucho más difícil, y tras esos días de convivencia había comenzado a caerle bien el chaval.

Un graznido proveniente de otro mundo cruzó el cielo, captando la atención de Hellboy, quien miró a la parte inferior del puente, por donde había caído Loki. De la bruma surgió una enorme figura oscura, tan grande como una avioneta y tan rápida que apenas pudieron diferenciar lo que era. Un nuevo graznido mucho más claro que el primero. Un enorme animal llevaba al chaval en las patas traseras y se alejaba de ellos. Se dirigió a una especie de torre de piedra sobre la cual había un enorme nido, tan grande como un coche.

- Perfecto. Lo que faltaba. Un puto dinosaurio. ¿No deberían estar extintos?- El demonio sabía de sobra que los últimos restos de dinosaurios databan de hacía 65 millones de años, el final del periodo Cretácico. Si allí había uno bien podía significar que hubiese más, y de momento habían tenido la suerte (por llamarlo de algún modo) de cruzarse con un volador. No quería ni imaginar lo agradable que sería que un tiranosaurio les persiguiese. Estaba acostumbrado a enfrentarse a gigantes y monstruos que podrían devorar a un hombre adulto de un solo bocado, pero nunca era agradable.- El chaval tiene el mapa. Sin él estamos jodidos. Distraed a esa mierda mientras voy a por él.-

El demonio se dirigió hacia el saliente de piedra mientras veía como pequeñas rocas pasaban volando por encima de su cabeza en dirección al animal. Tuvo que agarrarse a un pequeño árbol cuando una piedra sobre la que se había apoyado cedió bajo sus pies. Maldijo en voz alta y siguió avanzando hacia el nido. Más le valía a Loki mantenerse con vida hasta que él llegase. Y si la madre se lanzaba a por él tendría que enseñarle por qué nunca debes cabrear a un demonio con una mano hecha puramente de piedra.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wade Wilson
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 674
Fecha de inscripción : 18/06/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Deadpool
Nombre real: Wade Winston Wilson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   1st Diciembre 2016, 01:30

Poco a poco, el pequeño y dispar grupo se va poniendo de acuerdo con qué hacer; y, más importante, como hacerlo.

Tras una pequeña deliberación, todos son asignados por grupos para las distintas tareas a tener en cuenta ante y durante el viaje; y digo son asignados, porque a mi nadie de los presentes me encarga un solo cometido. Quizás se hayan dado cuenta de estos extraños ataques de "migraña" que parecen sucederme ahora a cada rato; aunque es extraño, porque solo recuerdo cuando empieza a dolerme la cabeza pero no cuando empieza a disminuir el dolor.

Voz de la mente de Wade Nº 2 escribió:
¿No has pensado que quizás no se trate de eso?

¿Ah, no? ¿Y entonces, genio, por qué me duele la cabeza de golpe y luego, cuando recupero el sentido, todo parece haber avanzado a espaldas nuestro?

Voz de la mente de Wade Nº 2 escribió:
Sencillo. Hemos adquirido los poderes de Hulk

Ey, eso tiene completo sentido.

Voz de la mente de Wade Nº 1 escribió:
Ay, Dios...

Una vez aclaradas las distintas funciones de los miembros de esta improvisada tropa, emprendemos la marcha en dirección al punto acordado. La Atlántida; una de las pocas construcciones que tras lo ocurrido parece seguir en pie, o más bien haber resurgido.

- Esperad, ¿Vamos a dejar al grandullón aquí tirado?...¿Sin ni siquiera pintarle un bigote, ni nada?

La marcha continúa su curso durante días; sin ningún incidente real que destacar. A pesar de los breves momentos en los que parezco perder la conciencia, para recuperarla a los pocos segundos a una distancia algo alejada del grupo o en un orden distinto al que recordaba, no me encuentro tan agotado como cabría esperarse; quizás se trate de mi maravilloso factor curativo, o de la idea de emprender una aventura tan épica que eclipse a aquella tan aburrida protagonizada por un par de enanos homosexuales y la versión yonki de Tarzán.

Pronto, el primer contratiempo de nuestro largo camino se extiende ante nosotros: Un puente de piedra, de dudosa consistencia. Así que, para evitar un más que probable derrumbamiento, decidimos atravesarlo uno a uno.

Primero, cruza la morena sobrevolandolo; mientras el cráneo llameante hace lo propio a pie. Luego le sigue el rubio greñoso; y seguidamente el orco endemoniado.

Todo va bien hasta que pasa la versión de bolsillo de Loki; quien tropieza, y cae al abismo. Aunque para suerte, o quizás desgracia, un simpático pájaro reptiliano gigantesco decide que, antes de acabar convertido en potingue marca "Dios de las mentiras", mejor servir de cena a sus, seguramente, ricos angelitos.

- ¡Recuerda a Sam Neill! ¡PATADA EN LA CARA, PATADA EN LA CARA! - grito, en voz alta, en dirección a donde, a juzgar por la dirección tomada por el inmenso dinosaurio, imagino se encuentra el moreno

Pronunciado este sabio consejo, me encamino en linea recta decidido a pasar al otro lado lo antes posible; aunque con cuidado de no acabar con la misma suerte que mi predecesor. Sin embargo, mi habitual suerte parece querer hacer de las suyas; y, a mitad de camino, vuelvo a notar un fuerte dolor en mi cabeza que, como en anteriores ocasiones, comienza a propagarse por todo mi cuerpo.

Así, vuelvo a tomar mi forma neandertal; e, invadido por el temor propio de una criatura que no comprende realmente donde se encuentra, comienzo a correr apresuradamente hacia delante. Algo dentro de mi clama que me detenga, pero el resto de mi cuerpo decide hacer caso omiso a este sentimiento.

OFF: Veamos si no acabo despeñandome XD

_________________



Última edición por Wade Wilson el 1st Diciembre 2016, 01:34, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1924
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 19
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   1st Diciembre 2016, 01:30

El miembro 'Wade Wilson' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 10' : 9

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
[Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]
» El Werder Bremen a manos de Luis Enrique
» Bajar el tiempo de contrato con el club
» El túnel del tiempo (1967)
» La bruja del tiempo.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: Europa :: París-
Cambiar a: