Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   2nd Diciembre 2016, 00:29

Las palabras de Hellboy la reconfortaron. La rubia esbozó una leve sonrisa en su rostro. Le infundía más fortaleza pensar que al menos  podía confiar en el criterio moral de alguien en aquel grupo tan variopinto. Le dio un golpe amistoso en el omóplato como gesto de que le daba gracias por el apoyo.

- Gracias, nuevo amigo. - Dijo en un susurro. ¿Cómo decir que ese niño de apariencia endeble podría engañarles, manipularles y matarles a todos sin el mínimo pudor? No podría esgrimir esas duras  palabras con tanta ligereza después de haber dado aquellas advertencias al menor. También estaba el hecho de que Loki era el hermano menor de su mejor amigo en esta vida y en las siguientes.   No podía airear los tejemanejes  del mago con tanta ligereza.

- Con Loki nunca se sabe- dijo insinuando que había que tener cautela – Su mundo es engañoso. – Comentó no queriendo desvelar mucho del muchacho al que Thor apreciaba por respeto a este.

Como no tenía mucho que decir ni añadir, dejó que Loki diera una de sus intensas peroratas aclarando la situación que estaban viviendo. Parecía que ese tal Arion se había vuelto demente y había usado la gema del tiempo para recrear en la época actual un mundo similar al de hacía 150.000 años. Cada instante que pasaba odiaba más la magia, sólo hacía que causar situaciones enrevesadamente complejas. Era evidente que había que encontrar a ese hombre y pegarle una reverenda paliza.

Alzó una ceja en signo de evidente desagrado al hechizo que había lanzado Loki sobre el mapa. Ella, como Valquiria que era, tenía un alto conocimiento en todos los idiomas de los nueve reinos,  por lo que entendió a la perfección las palabras del hechizo que pronunciaba aquel pequeño bribón. Además, el rúnico era su idioma natal y lo dominaba como si fueran sus propios dedos. No encontraba muy fiable que el pequeño Loki hubiera blindado el mapa y sólo él pudiera utilizarle. Aunque a ella, careciendo de magia y siendo prácticamente inútil su manipulación, ese mapa mágico de nada la servía. Pero había otro mago en el grupo. Miró de soslayo a Constantine. Y si el malicioso dios de Asgard, había tomado posesión del mapa no sabía si pensar que debía desconfiar de ese midgariano o desconfiar de las intenciones del menor.

Ante la respuesta insolente de pequeño asgardiano, la nórdica levantó su puño el alto. Con un indirecta muy clara. - A los niños malos se les azota.- dijo acompañando con esas palabras a sus gestos. - Además yo no tengo ni la cara ni la vacación de niñera, quizá debas buscar a otro que cumpla tus caprichos, pequeño príncipe.-  No usó un tono de voz duro como el que usaba cuando  consideraba que tenía que guardar las distancias y mantener la cautela. Después de todo, eran asgardianos el orgullo y prepotencia eran una parte consustancial de ellos. El tono y la arrogancia que había usado el chiquillo le había recordado aquellos tiempos, ya un poco lejanos, en que la insolencia de la adolescencia recorría su cuerpo y el de sus fieles amigos y compañeros de batalla.

Se había unido al grupo, aquel midgariano que tenía como una posesión infernal. Ese hombre se había estado pegando con todo el mundo y por ello, a Brunilda no le pareció nada confiable el señor Blaze. Tendría que estar al pendiente de que no hiciera nada que pudiera perjudicarles o les traicionara vilmente.

Posteriormente, el grupo en post de tener un viaje lo más ameno y plácido posible se repartió las tareas. A Brunilda le tocó en suerte ir con el amigo albino de Loki, el denominado Arturo. Si bien el otro había dado varias muestras que la hacían sospechar, no la desagradaba del todo aquel midgariano. Lo único que la preocupaba era apartar la mirada de aquel con quien se había criado. Temía por él y por todos los que estaban con él. Como a ella y Arturo les había tocado proveer al grupo de comida y agua, lo primero que hizo fue señalar el tigre muerto.

Se arrodilló para tocar el cadáver del animal que momentos antes había asesinado. El tigre prehistórico era una excelente pieza de casa, era un desperdicio no consumir la carne que aquel animal ofrecía. Sin embargó cuando posó las manos en el cuerpo inerte del diente de sable, sintió una fuerte vibración. Sus poderes de valquiria habían detectado algo inusual. Ahora ya entendía por qué vio la muerte del animal tan cerca. No fue por su acción es que la sangre y el cuerpo de aquel desgraciado ser estaba corrompido, estaba afectado por un enfermedad mortal. Con un gesto algo brusco se apartó del muerto. No podían alimentarse con él.

Se acercó a Arturo y se distanciaron un poco en busca de animales que pudieran servir de alimento. No encontraron un animal tan grande y con tanta carne como el tigre. Ellos dos dieron caza a bastantes animales de tamaño pequeño. Aunque fueran muchos no creía que pudieran saciar el hambre del grupo. El agua fue un recurso más fácil de encontrar que la comida, ya que, al alejarse unos cuantos metros del grupo, encontraron un pequeño arrollo de aguas cristalinas. Cuando emprendieron el camino de regreso, hallaron un arbusto cercano que contenía unas bayas que parecían comestibles.

Una vez recolectadas las provisiones, hicieron la cena y decidieron pernoctar en una gruta cercana. Brunilda en un gesto de galantería comía menos comida de lo usual para que los demás pudieran tener suficiente alimento y para que les quedara algo de desayunar y comer al día siguiente. Hicieron una hoguera para calentarse y protegerse el helado viento de la noche negra.
Por la mañana el grupo se veía bastante alegre y la guerrera asgardiana no sabía muy bien por qué. Constantine estaba tarareando una canción mu extraña y no sabía muy bien si eso animaba al grupo o les robaba a todos las energías. Por si acaso lo mejor era dejarle seguir con sus cantares de gesta. Ella se sentía ciertamente un poco baja de ánimos y de fuerzas. El no comer tanto como estaba acostumbrada le mermaba las fuerzas y sentía un ligero mareo. Sin embargo,  prefirió aparentar que se encontraba perfectamente bien.

Iba caminando unos cuantos pasos por detrás del aniñado Dios de las mentiras. Pensaba que esa distancia les daba algo de espacio a ambos y que no era mucha para salvar si ocurría algún imprevisto. Miraba al frente pensando en lo que aún les quedaba por recorrer y lo inhóspito que podía ser aquel viaje. Un ruido la hizo girar la cabeza. El joven Loki había trastabillado y se calló al abismo por uno de los laterales de aquel puente de piedra. Ella intentó alcanzarlo antes de que cayera irremediablemente por aquel precipicio. Sin embargo,  fue demasiado lenta y su mano se quedó extendida unos segundos. La asgardiana se extrañó que no hubiera visto ningún aura de muerte. Sus poderes como mensajera de la muerte no se habían activado y sabía que no los había perdido. Había detectado la muerte y la enfermedad de aquel tigre. Supuso que la caída no sería tan mortal como parecía, así que decidió saltar y ver donde había caído el cuerpo del pequeño. No obstante, antes de que pudiera hacer ningún movimiento vio como  un pájaro extraño y gigante apresaba al niño Loki. La valquiria miró realmente impactada y sorprendida como el ave llevaba al asgardiano hasta su nido. Nunca había visto algo semejante. Los dinosaurios se habían extinguido mucho antes de que ella pisase la tierra con las primeras tribus vikingas ni tenía ninguna noción de historia midgariana por lo que el pterodáctilo la resultaba un criatura singular.  Dinosaurio le oyó decir a Hellboy y le miró con un gesto interrogante.

- El chico tiene que regresar vivo a casa. – No sonó como un mandato, más bien tenía un tono de súplica. Se encontraba un tanto afligida porque no había podido proteger al niño. No sabía muy bien lo que le diría a Thor o a Balder si algo le pasaba a Loki. Ni siquiera podría mirarles a la cara si tenía que presentarles un cadáver. – Es el hermano de mis dos mejores amigos. Tengo que llevarle a Asgard.- Porque ella sólo quería como cualquier niño que se pierde volver a ese lugar al que llamamos hogar y compartir  un festín con los suyos.

Dalae había salido volando con sus alas de hielo rumbo al niño de pajarraco. Hellboy también había ido en busca del menor. Brunilda no podía volar y escalar no lo veía tan rápido y factible. Suspiró tendría que confiar en que ellos salvasen a Loki. Pero ella no podía quedarse cruzada de brazos mientras dejaba todo el trabajo a los demás.

- ¿Quieres que me ocupe con mi espada de esas cosas cuando lleguen o me vas o increpar por ello?- le dijo a Constantine.

_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   5th Diciembre 2016, 05:36

Al final el grupo entero término partiendo en busca de su destino, o mejor dicho casi todo el grupo: el gigante rojo fue dejado atrás. Zarathos no se había objetado al respecto, al fin y al cabo el grandote había demostrado una incapacidad total para controlar su ira y sus emociones, volviéndolo un riesgo inminente para el grupo una vez despierto. Incluso un demonio milenario como Zarathos respetaba, aunque no se lo diría a ningún otro ser jamás, el inmenso poder de un Hulk, fuera cual fuese su color. En realidad el demonio hubiese preferido matarlo, pero la criatura había demostrado una sorprendente y casi jamás vista resistencia a su fuego infernal, de modo que no podría quemarlo el suficientemente rápido como para evitar que se volviese a despertar a causa del dolor. Lo más ideal había sido dejarlo manteniendo un sueño imperturbado. Tampoco le importaba mucho lo que le pasara al general, al fin y al cabo era compañero de Blaze, no de Zarathos, a quien poco y nada le importaba el destino del militar; solo otro pecador en su larguísima lista. Zarathos prefirió no hablar demasiado, por no decir nada, con ninguno de los miembros del grupo. Se moleto en actuar de momento acorde a las decisiones democráticamente elegidas. De por si la idea de que pensaran en el cómo en alguien no amenazante ya era imposible dado su mero aspecto y lo que representaba para aquellos que eran conscientes de su personalidad y poder, pero al menos esperaba poder hacerles creer que no mataría a ninguno, de momento al menos. Personajes versados en el engaño como Dalae, Loki o Constantine de seguro podrían ver fácilmente a través de sus mentiras, pero por suerte al mismo tiempo eran los más débiles físicamente hablando; tenían más posibilidades de perecer en la aventura ante un "accidente" o "descuido involuntario" por parte del demonio. Los demás le tenían confianza a Blaze o simplemente no conocían lo suficiente de este como para tener sus debidas dudas al respecto.

Lo más humillante de todo fue la repartición de tareas. Ciertamente a Zarathos le toco algo nada denigrante. Los trabajos de fuerza bruta recayeron en los musculosos del grupo, lo cual al demonio le sentó de maravilla dada su negativa a actuar como mula de carga. Tampoco tuvo la oportunidad de mantenerse sentado sin hacer nada como Constantine y Loki, lo cual de hecho también disfruto dado el aburrimiento que le representaba el no poder hacer nada. En cambio le toco hacer de explorador o mejor dicho primera línea de avance, para asegurar el terreno, casualmente junto a la persona que menos debería disfrutar su presencia en todo el grupo: Dalae. Siendo ella una hechicera cuyas habilidades se relacionaban fuertemente al hielo era lo más lógico del mundo que no quisiera estar en compañía cercana de un ser imbuido en su totalidad con las llamas del mismo Infierno; por no mencionar el detalle pequeñito de que quería matarla a ella y más de la mitad de sus compañeros. Ella, Arturo, Loki, Constantine, Deadpool, Hellboy; la más cercana de todos a estar relativamente a salvo era Brunilda, quien aun así tenía sobre sus espaldas, a pesar de su conducta recta y honorable, unos cuantos pecados: al fin y al cabo el homicidio sigue siendo un pecado lo veas por donde lo veas, y aunque no fuese así, el mero hecho de pensar que intentaría interponerse entre ella y Loki la hacía, a los ojos de Zarathos, cómplice y pecadora por extensión. Desde luego, todo eso eran meras expectativas futuras ya que de momento le hacían falta compañeros de batalla... o carne de cañón, algunos también cumplirían esa función.

Desde luego eso no significaba que él no pudiese tomarse la pequeña libertad de hacer el viaje lo menos placentero posible para la hechicera, aprovechando esa oportunidad para expandir ligeramente el alcance de las llamas, aumentando un poco la temperatura. Con suerte, entre eso y el Sol ella acabaría cayendo desmayada por el calor. Desgraciadamente demostró ser más resistente de lo esperado y acabo aguantando el viaje; volar lejos del Ghost Rider término siendo una mejor idea de lo que ella hubiese podido pensar. El resto del viaje transcurrió de forma decepcionantemente tranquila. No hubo batallas ni nada remotamente interesante; gente caminante, básicamente. De tanto en tanto se paraban para descansar e ingerir alimentos, ninguna de las cosas importantes para el demonio. A lo mucho, se limitaba a encender la fogata para asegurarse de que no se apagara. Era una actividad increíblemente humillante que uno para uno de los demonios más poderosos y antiguos del mundo, pero siendo un ser de fuego tenía pocas excusas para no colaborar con alguien.- "Recuerda".- Se repetía a sí mismo en su mente.- "Solo es un momento, los necesitas para enfrentar a Arion. Además…nada supera la vergüenza de compartir alma con este humano”. Y así continúo la aventura sin percances.

O bueno, mejor dicho, sin percances hasta el momento de cruzar un acantilado a través de un pequeño puente de piedras. Naturalmente el demonio pasó primero para comprobar su estabilidad, dado que aunque este cediera, su invulnerabilidad al daño físico convencional evitaría que sufriese cualquier daño.  Al parecer no era muy inestable. Luego siguió Hellboy y si el gigante rojo pudo pasar sin problemas entonces el puente había comprobado ser más que estable. Desgraciadamente el peligro ocurrió cuando le toco al joven Loki pasar. Un pie mal puesto y un poco de mala suerte fueron todo lo que basto para que el pequeño se precipitara al borde del abismo. A Zarathos no le hubiese gustado nada más que dejarlo caer hacia una muerte horrible precio de su torpeza. Una pena que lo necesitara vivo debido al mapa que poseía. Afortunadamente no tuvo que hacer uso de sus cadenas para salvarlo puesto que un pterodáctilo apareció de repente y se encargó de levantar al muchacho del aire con sus patas...solo para llevarlo a su nido, con presuntas intenciones de darlo de cenar a sus crías. Una pena que los animales no tuviesen alma, eso hubiese facilitado las cosas. Aun así, todavía quedaba la carta de la fuerza bruta.

Una cadena emergió a toda velocidad de su brazo, volando hacia la pata de la madre con la velocidad de un gancho disparado a presión. Esta se enrollo con velocidad, solo para que acto seguido el Motorista, de un fuerte tirón, la hiciera retroceder, apartándola del joven asgardiano lo más posible al tiempo que la acercaba cada vez más al suelo de su nido, y , por ende, al demonio rojo que se había propuesto apaliarla. Quizás Blaze hubiese intentado manejar las cosas con un poco más de calma para así no dañar demasiado a una madre que simplemente intentaba alimentar a sus crías. Zarathos por su parte no podía importarle menos. No entraban en su jurisdicción y además, si su hipótesis era cierta, se extinguirían apenas tuviesen éxito. Simplemente se limitó a ver como avanzaban las cosas, mientras, en una demostración de fuerza bastante impresionante para un ser sin músculos aparentes, mantenía a raya al dinosaurio con
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arturo Lizarraga
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 855
Fecha de inscripción : 09/12/2014
Edad : 25
Localización : Por ahi, pensando en la inmortalidad del cangrejo ಠ_ಠ

Ficha de Personaje
Alias: Razor. El Dragon del Este, El Falso Mago y Patrón Imago
Nombre real: Arturo Lizarraga
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   9th Diciembre 2016, 21:04

Sorry por la tardanza:
 


La plática sobre el tigre nos granjeo a mí y a Dalae, una fulminante mirada por parte de la valquiria, no me retracto de mi comentario, pues es verdad, puede que esté muy influenciado en la cultura asiática donde la armonía es lo primordial y para mantenerlo, hay que tragarse el orgullo, reprimir cualquier conducta que altere dicho equilibrio social, pero yo no soy así, aunque he de admitir que ay situaciones en que eso es necesario. En fin ella se justifica a su manera en el proceder contra el tigre, y ya no había vuelta atrás…por muy irónico que suene eso en estos momentos.

Los círculos mágicos son hechos por Constantine y Loki, quien me explica porque no hay problema en que haya 2 más o menos superponiéndose. Brunilda da sus propias opiniones, no se puede descartar algún artefacto mágico, pero no se me viene a la mente algo específico y lo suficientemente poderoso para tal proeza como es retroceder el tiempo del planeta—¿no hablaras sobre la causalidad? Aunque en esto del destino también existe el azar—no es que no crea en el destino, pero se me hace absurdo el asunto de que sea “absoluto”, yo opino que cada quien puede modificarlo si no le gusta, mi grupo es especialista en ese tema, hacer que uno se convierta en la variable azarosa que guié a la moneda en la posición deseada.

Deadpool me reconoce pero no repara mucho en mí, luego salirme de los círculos mágicos de protección, iba a inmiscuirme en la batalla que se desarrolla pero este termina poco después de que Raden participara en el mismo.  Loki sale del área protegida para revisar y sugerir la eliminación de la mole roja, y no podría estar más de acuerdo, he visto videos y reportes de su versión verde, es tan fuerte como para dar batalla a Superman y no cualquiera puede presumir de ello, además del desastre que hizo hace unos meses en los ataques a nivel mundial de ese robot llamado Ultron, no dudo que este rojo sea capaz de lo mismo. Loki además nombra al cadavérico por Motorista Fantasma, por su ropa no hay duda que tendría un nombre de ese estilo.

Yo por mi parte regreso en el límite de los círculos, para estar atento a los acuerdos que puedan darse, si es posible que haya algo de eso, 3 asgardianos, 1 de ellas “nuestra” enemiga, un fumarolas al que no debes subestimar, un demonio con una piedra por mano, otro cadavérico con fuego y un jotun vuelto a la vida entre otros, no es una combinación adecuada en el que puedas dar el término de Dream Team.

Se empieza a sugerir una tregua para poder salir de este embrollo y volver a la normalidad todo, cosa que todos empezamos a considerar a nuestra manera dichas implicaciones. Entonces Loki se me explica sobre Mefisto y me aconseja hablar con el Ghost Rider para saber mas—tienes razón, además en cada universo las versiones de cada uno difieren, a veces sutilmente y en otras las cosas cambian drásticamente, ¿sabes? Ustedes no son los primeros Asgardianos que conozco en mi mundo—dando una ojeada a Loki, Dalae y Brunilda—pero eso es harina de otro costal—poco después el dialogo vuelve a centrarse en buscar un sospechoso a los recientes eventos y se nombra algo que nunca había escuchado, Gemas del Infinito, un nombre bastante cool de hecho, y pero si mezclas eso con algo mágico, obtienes peligro sin precedentes[color=#006600]—¿Qué son las gemas del infinito?—[/color]pregunto con bastante curiosidad y no soy el único, y confirma mi “teoría” al escuchar el nombre, estoy seguro que Los 3 Grandes de mi mundo estarían en una carrera por conseguir una de esas Gemas, y El Consejo de Venecia prohibiría su uso debido a su enorme e inconmensurable poder, semejante a ciertas entidades lovecrafnianas que conozco.

Y mientras Loki y Constantine se ponen de acuerdo e inician los preparativos para invocar un cetro que podría rastrearlo, Hellboy explica algo sobre Arion, casi poniéndolo de sospechoso, pero al mismo tiempo intentando descartarlo, pero Constantine añade más leña para incriminarlo, en estos momentos él no tiene nada que ganar al mentir sobre Arion, y eso me preocupa, tampoco ayuda que lo ocurrido en el Mercado Troll y Dalae en cierta manera lo confirma. Aunque he pasado poco tiempo con él, me he dado cuenta que es de las pocas personas con un gran corazón, que ama a la humanidad en general, que daría todo de si por protegerla, alguien a quien puedes considerar un amigo incluso poco después de conocerle, solo espero que recuerde las palabras que le dije en México, en una misión algo peculiar y de las pocas veces en que nuestros destinos se han cruzado a lo largo del año pasado y este.

En fin, la invocación del cetro ha sido un éxito, pues la frase Eureka solo suele ser pronunciada como forma de victoria y ni corto ni perezoso, Loki rápidamente se pone a rastrear la gema, y la identifica como la Gema del Tiempo, cosa que ya se intuye sin ser un genio. Dicho cetro por si solo empieza a dibujar algo en el suelo, resulta ser un mapa, con nombres muy particulares, Thule por ejemplo, nombre en el cual se basaron los de cierta sociedad a la que “La Bestia Sonriente”  según ciertos documentos sugieren que perteneció. Me parece extraño que el reino sea Thule y no Hiperbórea, supuestamente Thule era la capital. Como sea, la forma del mapamundi o parte de ella me da a entender que es posterior a Pangea, el supercontiente que había en el mundo hace más de 250 millones de años aproximadamente, y se mostraba nuestra ubicación una ciudad olvidada que posiblemente haya existido en mi mundo…tal vez, no lo sé. A final de cuentas, era la zona que concordaba con Europa, claro te puedes dar una idea si sabes algo de geografía.

Pero otro nombre que definía no solo un continente, sino a una ciudad muy particular, esto dio claridad de quien es el culpable, por más reacio que pudiera intentar serlo, esto es una prueba muy difícil de refutar. Quitándome de dudas innecesarias del momento, yo y los demás nos disponemos a evaluar de nuevo la información y el curso a seguir. Esto va a durar un buen par de días y no poseemos vehículos o alguna montura animal que pudiera facilitarnos el viaje. Discutimos sobre cuál era el mejor camino, si entre las montañas o rodear a las mismas, el primero puede ahorrarnos días de viaje, pero ya saben, los atajos suelen conllevar peligros mientras que la segunda opción era más segura pero nos retrasaría. Terminamos por acordar que la primera opción era lo mejor a pesar del peligro que representa—para cruzar el mar también se puede hacer un par de balsas de troncos, con esta katana—la cual señalo presumiendola—no sería problema conseguir el material, ahh por cierto genial referencia al Señor de los Anillos—le digo a Constantine, al fin alguien más con algo cultura popular.

Dalae ofrece su propia forma de llegar al continente perdido, pero gastaría mucha energía, una balsa de hielo podría ser una mejor opción y más rápida—yo por mi parte, por fin podré presumir mis conocimientos de supervivencia y decirle a Bear Grills “¡En tu cara!”, y como dice nuestra “querida” valquiria—de alguna manera ay que comenzar las buenas maneras, ¿no?—¡provisiones!, el tigre resulta ser una gran oportunidad para la cena, en cuanto al agua, hay maneras para encontrarla, como por ejemplo la ¡radiestesia!—recojo un palo en forma de Y sujetándolo de 2 extremos como los cuernos de una bicicleta. Lo digo más en broma, dado que en realidad a mí solo me funciona con varas metálicas para encontrar el norte magnético, y básicamente cualquier cosa relacionada con el electromagnetismo o sus elementos por separado, fuera de eso, para mi es nulo el efecto. Para lo demás, con mis poderes elementales eran suficientes para encontrar lo que necesitaba, lo malo es que ahora de 5 elementos, solo tengo 1 y recuperado recientemente uno más, puede que haya esperanzas de volver a tener todo como antes.

Mencionado hace unos segundos, el tigre era la primera opción del momento, una masa de carne que podría proveernos de alimento por uno o dos días no era mala idea. Pero antes de iniciar cualquier preparativo, Brunilda me aparta del animal, parece que el tigre estaba contaminado con alguna enfermedad transmisible, una pena dado que era una gran opción de inicio.

Los minutos pasaron, se volvieron horas y al final fueron un par de días, yo y Brunilda nos encargamos de la comida, el agua y los refugios, así como encender las fogatas tanto para mantenernos calientes (los que tuvieran sangre caliente claro), como para cocinar, no es la primera vez que tengo que estar a la intemperie sin apoyo de mi sociedad, he sido entrenado para varias situaciones, incluyendo los de este tipo. Y a pesar de todo el cansancio se hizo notar, haciéndome vulnerable a distracciones y por ende a ligeros accidentes que casi me provocan fractura a un tobillo, vaya que no era mi semana del año. Dalae lo pasaba peor que yo, pues ha tenido que ir al frente para evaluar el camino, con este sol y su cercanía al Ghost Rider deben ser una tortura medieval para ella, así que cuando descansaba de su rol en el equipo, y si yo no estaba ocupado con lo mío, le ayudo absorbiendo el calor cercano a ella para que el viaje desde la planicie hasta la montaña se le hiciera más tolerable a momentos.

Pero aun con esto, la naturaleza social del humano y demás seres, de alguna manera permeaba en todos quitando cualquier rencilla, por el momento al menos. Por ejemplo yo y mi “compañera” Brunilda, en cierto momento del viaje mientras hacíamos nuestras labores, la plática salió a flote, siendo ella una orgullosa guerrera, no tardo en surgir el tema de las gloriosas batallas del pasado ¿y cómo no? Yo también di mis propias historias—mi facción y yo, habíamos preparado algunas trampas, pero la zona de batalla en la ciudad Dorada era restringida a combate cercano sin posibilidad de esconderse así que tuvimos que atraerles disimuladamente, resultando en la caída de los Templarios, dándonos oportunidad de centrarnos en los Illuminatis para de esa manera darme chance a mí de reclamar los ídolos de oro que estaban alrededor de la arena—digo con cierto orgullo de las tácticas de El Dragón las cuales estoy bastante influenciado, hubo un momento en que me vi tentado a hablar sobre Freddy Beaumont pero tal vez eso no sería adecuado ahora mismo.

La cacería a diversos animales fue particularmente llamativa, dado que en esta época se supone que había mamíferos de gran tamaño, se me hace extraño que no viéramos algún mamut, un tigre dientes de sable no se aleja del área de vivienda de estas moles peludas. Hay registros fósiles de otros grandes animales, pero deben estar en otras latitudes. El agua no fue un problema gracias a un arroyo que gran parte del camino seguía nuestro destino, otra comida a parte de la carne fue provista por mí, pude reconocer o intuir algunas plantas u hongos comestibles, así como algunas frutas, unas extintas, una lástima no poder llevarme alguna al presente, no soy botánico consumado, pero mi carrera en ciencias ambientales abarca un poco de todo y por lo tanto poseo cierto conocimiento general.

Al final logramos avanzar hacia la montaña, cada quien con sus dificultades, mis heridas habían sanado pero por si las dudas debo tener cuidado que podría volver a herirme y aumentar el daño, di un par de consejos para cualquiera que no estuviera acostumbrado a estar en grandes alturas, yo ya he sobrevivido algunas montañas, como esa en Japón, “El Muro”, hasta creo que tenía conciencia. Para mí esto va a ser especialmente tortuoso debido a la disminución de temperatura que conllevan las grandes alturas y dado que mi condición de elemental de fuego, tendré que usar mis fuegos fatuos para calentarme…en la noche al menos, mi gabardina me protege del frío muy bien en el día.

Otra cosa a decir era que las transformaciones de Deadpool terminaron por fastidiarme, había intentado distanciarme de él, debido a cierto encuentro el año pasado, no sabía cómo lo habría tomado, y decidí acercarme, esperando a que a la interferencia de mi gema pudiera ayudarle de sus continuas involuciones y regresos a la “normalidad”—puede que necesitemos de tu ayuda así que mantente cerca de mí, ¿entendido?—.En la subida terminamos por llegar a un sendero bastante estrecho, con algo de cierta neblina, ante tal obstáculo, Dalae se adelante con su vuelo, y nos avisa de un puente natural, debido a la posibilidad de no soportar el peso del grupo completo, se fue cruzando de uno en uno, el cadavérico fue el primero en comprobar su estabilidad, luego pasaron Hellboy y Constantine, el 2do más grande del grupo ha pasado así que puede que no haya más problemas. Diablos, he cometido un error de novato, pronunciar la posible facilidad del momento, Loki el que menos debería tener problemas en cuanto al peso, resbala hacia el vacío, y antes de siguiera intentar algo, un pterodáctilo (¡ja! Jaque mate ateos) atrapa a al jefecillo llevándolo a lo que resulta ser un nido, nos sorprende a todos, cada quien a su manera, yo porque esas criaturas se suponían extintas antes de que los humanos siquiera llegaran a existir, aunque eso es la teoría evolucionista, cosa que no me pondré a discutir en estos momentos, tardaría mucho en explicar.

Dalae fue la primera en su auxilio, quien se fue volando en persecución del animal volador. Constantine empezó a tirar rocas a la criatura, Hellboy se a intentar algo más peligroso, escalar hasta donde Loki se encontraba, Deadpool gritaba referencias sobre Jurasic Park, y sin pensarlo 2 veces se va a cruzar el puente sin el menor cuidado--¡espera! ¡Te dije que no alejaras!...y ahí se va el idiota—el tipo es inmortal ¿no?, supongo que no habrá problemas, aunque a pocos segundos de alejarse ya se ha vuelto a involucionar, con mucho pavor atraviesa el puente sin caer por pura suerte el bastardo. Entonces de la nada una cadena atrapa al dinosaurio, haciéndolo retroceder, dando oportunidad a Dalae y Hellboy de salvar a Loki, yo por mi parte empecé a lanzar un par de bolas de fuego para mantener a la madre voladora ocupada, no eran llamas muy potentes y por lo tanto no le harían un verdadero daño salvo alguna quemadura menor. En cuanto salvaran a “protector” del mapa, ya intentaría cruzar el puente, en esta situación, no quiero tentar a la suerte y que el pterodáctilo se me venga para llevarme como premio de consolación.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   15th Diciembre 2016, 19:24

La violencia no es la madre de la ciencia. Es la paciencia, una virtud que sin duda Brunilda carecía…

Me llevé las manos a la cabeza esperando el golpe de la abusona Valkyria, pero su puño se detuvo a medio camino. Sus siguientes palabras fueron claras y tajantes:

- A los niños malos se les azota.- dijo con un tono de voz grave y amenazante - Además yo no tengo ni la cara ni la vocación de niñera, quizá debas buscar a otro que cumpla tus caprichos, pequeño príncipe.

- Podría enumerarte las ventajas que ofrece llevarme a caballito… - mi postura volvió a ser relajada al ver que no iba a agredirme, y levanté el dedo índice para intentar explicarle mi postura ante dicho asunto, pero la mirada de Brunilda me traspasó como cien cuchillas heladas.- Ya me callo…

El siguiente tema a tratar fue qué hacer con el cuerpo inconsciente del Hulk Rojo. Vaya, ahora si que le daban importancia a mi advertencia. La votación fue unánime, y entre todos decidimos que lo mejor era abandonarle a su suerte. Así no sería una carga y evitaríamos que volviera a atacarnos. No había nada de lo que preocuparse, cuando el tiempo vuelva a retomar su curso, el Oficial Ross creerá que ha despertado de una pesadilla.

-Parece que nuestros objetivos son los mismos, por ahora.-  la oscura voz del Ghosrider sonó como un susurro a mis espaldas. Por fin se había dignado a hablar y se acercó al grupo con parsimonia, asomando su cadavérica cabeza por encima de mi hombro para estudiar el mapa. Me incomodaba su presencia demoníaca, y me di cuenta de lo trasparentes que debían ser mis pecados bajo su intensa mirada. Incomodidad no era lo único que me hacía sentir aquella criatura infernal; la piel se me erizaba con su cercanía, un escalofrío danzaba inquieto por mi espalda al sentir el dolor, y el estómago se me cerraba como un nudo tras oler el perfume del miedo… No me gustaría estar al alcance de sus cadenas cuando se le crucen los cables. Aunque tiene una bonita moto donde podría llevarme sin tener que escalar la montaña, quizás debería… no, mejor no.

El viaje duró unos cuantos días en los que aprendimos a trabajar en equipo. Bueno, más bien era un “ellos trabajan y tu miras”. Tras aclarar las dudas sobre las Gemas del Infinito, todos se repartieron las tareas básicas de supervivencia mientras Constantine y yo tratábamos de no molestar mucho. Tener la apariencia de un niño despertaba el sentido protector del resto del grupo, y esperaba que aquella necesidad durara hasta el final. Me aseguré de que fuéramos tomando el camino correcto mirando el mapa de las gemas cada vez que nos encontrábamos con un cruce de caminos. También me tropecé varias veces con el suelo empedrado y noté más rápidamente el cansancio que nadie. Ser Kid Loki tenía sus desventajas, mi cuerpo sin duda era el más débil de los presentes. Oh, y también procuré llevarme bien con todo el mundo durante el  arduo trayecto:

- Puaj, este conejo-rex tiene muy mal sabor… - saqué la legua con el rostro encogido tras saborear la carne del pequeño animal, quejándome de la comida que había preparado Brunilda para cenar.  

- Hace mucho frío por las noches… - me llevé las manos a los brazos y me los froté. Mi pequeño cuerpo estaba tiritando del frío y mis dientes castañeaban como si trataran de seguir el ritmo de una canción inventada. Me acerqué a la hoguera que había hecho Arturo y después me metí bajo la capa de Dalae para dormir.

- Te está empezando a salir la barba, ¿Piensas afeitarte? Porqué te queda fatal…– le comenté a Arturo cuando estábamos lavándonos el rostro junto al río. Las aguas cristalinas mostraban los cabellos blancos que empezaban a salirle en la barbilla, dándole un aspecto de viejo vagabundo.

- A ver, di… AHHHUNGHHH – imité el sonido neandertal de Deadpool para que me imitara y abriera más la boca. Así podría meterle dentro un puñado de bayas y conseguir que desayunara algo.

- Estas bajando la moral del grupo con tus berridos desafinados… - protesté, tapándome los oídos tras escuchar God Save the Queen versión Constantine.

- Oye, ¿Crees que puedes levantar todo mi peso con tu mano de piedra? – miré con ojitos brillantes a Hellboy, y le dediqué varios parpadeos, esperando a que me levantara del suelo con la fuerza de su brazo. Era un juego típico de los niños Asgardianos, y Thor siempre se divertía alzándome o sentándome sobre sus hombros. No pensaba admitirlo en voz alta, pero echaba de menos aquellos tiempos.

También quise charlar con Raden y el Ghostrider, pero recordé que era una mala idea molestarles, dudaba que tuvieran algún tipo de sentido del humor…

Con paciencia y mucho esfuerzo, conseguimos atravesar las montañas hasta coger un sendero que se iba estrechando cada vez más hasta obligarnos a cruzar en fila india. Ese tipo de caminos aparecían muchas veces en las películas de acción y aventuras, y normalmente no auguraban nada bueno. Alguien aprovechaba para atacar a los héroes, las rocas de debajo de sus pies se desprendían sin previo aviso o se creaban avalanchas que salían de la nada. Recé para que nada de eso ocurriera, mientras tragaba saliva mirando el abismo que dejaba entrever el barranco. Aquello no fue lo peor. Teníamos que continuar cruzando por un puente que no parecía muy estable. Lo miré con desconfianza, pero Blaze, Constantine y Hellboy consiguieron cruzarlo sin problemas… ¡Si ellos podían es que era la mar de seguro!

Pero no, tuve que tropezar con la más tonta piedra, como las anteriores doce veces mientras subíamos la montaña. No me quedó otra que gritarle a Brunilda.

-¡Cógemecógemecógemecógeme! – pero nada ocurrió, la inútil de la Valkyria me dejó caer al vacío, y empecé a mover las manos en el aire como si de pronto pudiera ponerme a volar. Hubiera estado bien tener suficiente poder mágico para ejecutar el hechizo de levitación. Pero no, había escogido el mejor día para despeñarme por un precipicio.  

- ¡¡Os dije que ir por la montaña era una mala ideaaaaaaa!!- grité a todo pulmón mientras pensaba rápidamente en algo que pudiera salvarme la vida. Quizás podría desplegar el mapa y usarlo como un paracaídas, esperando que fuera lo suficientemente resistente como para no partirse por la mitad.

Por suerte para mi, la vida del dios de las mentiras no había llegado a su fin. A partir de ahora tendrían que llamarme el dios de la pura potra.

Apareció de la nada un enorme Pterodáctilo que me agarró con sus gigantes garras y me llevó volando hasta una gran roca donde me dejó caer sin miramiento alguno. Los hombros me escocían del dolor y estaban sangrantes, pero no era lo que más me preocupaba en aquel momento. Tenía que comprobar primero que lo llevaba todo encima. ¿Mapa? Si ¿Cetro? También ¿Espada de la Verdad? ¡¿Espada de la verdad?! Me giré a tiempo para ver que uno de los bebes monstruo había confundido a la dorada Gram con comida.  

- ¡Nonononono! – llegué a tiempo para coger la espada por el mango y estirar hacia atrás para liberarla del pico del mini-pterodáctilo. El hermano recién nacido aprovechó para picotearme las patas mientras estaba ocupado. ¡Pero no! Cuanto tuve a Gram bien agarrada, giré sobre mi mismo y la blandí contra el monstruo que acechaba detrás de mí y le traspasé el cuello con el arma.

- ¡Ja! ¿Atacándome a traición? ¡Toma esa!- La criatura inclinó la cabeza hacia un lado como si no entendiera nada y volvió intentar picotearme. Maldición…había olvidado que la Espada de la Verdad no servía para matar nada…

- ¡¿Es que nadie va a venir a ayudarme?! – grité con desesperación, mientras sostenía a Gram con una mano y trataba de realizar un proyectil de energía con la otra. Busqué con la mirada a mis compañeros, y vi que Dalae y Hellboy fueron los primeros en reaccionar ante la situación. Mientras les esperaba, tendría que añadir a mi lista de Hobbies el entreteniendo de bebés pterodáctilos mediante acrobacias y fuegos artificiales.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1567
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   19th Diciembre 2016, 17:38

Dicen que le fortuna favorece a los valientes... ¿o era a los locos? Fuera como fuese, lo cierto fue que Deadpool consiguió cruzar el puente con una habilidad y una destreza inusitadas, sobretodo considerando que acababa de cambiar de forma a mitad de camino y que su lado primitivo había entrado en pánico al encontrarse de repente a tantísima altura. Quién sabía... Si era cierto el dicho de que los gatos tenían nueve vidas, quizá haría bien en guardarse alguna para el final del viaje.

En cuanto a Loki, como el Dios niño no tardó en recordar, la capacidad de infringir daño letal en sus enemigos no se encontraba entre las, por otro lado prodigiosas, cualidades de su espada. Desarmado, el combate había de ser necesariamente desigual, y los continuos embates y azotes de las hambrientas criaturas con sus picos le impedían gozar de los necesarios instantes de tranquilidad para formular un conjuro. Afortunadamente, en una de las ocasiones en las que tuvo que dejarse caer sobre las ramas muertas del nido para esquivar un golpe que le habría desgarrado el brazo, descubrió un hueso largo y resistente que en el pasado había sido la tibia de una vaca, pero que para él habría de funcionar como una improvisada espada. Uno de sus extremos estaba partido en diagonal, lo cual le permitiría perforar la piel de los hambrientos animales si se le acercaban demasiado.

No tuvo sin embargo que vender cara su vida, pues pronto la hechicera Dalae, aprovechando que Constantine acababa de atraer la atención de la pterodáctilo adulta con sus piedras, se posó grácilmente en el nido, le tomó entre sus brazos y volvió a alzar el vuelo poniéndole a salvo.

Mientras tanto, la hembra adulta se arrojaba en picado para atacar al inglés y a la valkiria, que se había puesto a su lado empuñando la espada, mas, antes de que llegara a alcanzarlos, un tirón brusco de su pata la detuvo en pleno vuelo. La hembra chilló, asustada, porque no era capaz de comprender por qué, a pesar de su enérgico aleteo, no conseguía remontar el vuelo ni impedir que el motorista la arrastrara de regreso hacia su nido, y los chillidos se volvieron aún más aterrorizados y frenéticos cuando las candentes bolas de fuego que lanzaba Arturo comenzaron a restallar a su alrededor.

Hellboy alcanzó el nido justo a tiempo de ver cómo la hembra de saurio se agazapaba tratando de proteger a sus crías bajo sus alas extendidas, abriendo las fauces hacia él y rugiéndole de manera intimidatoria, pero parecía que su intención era más la de alejarle de ella y de sus crías más que la de atacarle, aunque estaba claro que daría su vida para proteger a sus bebés si el demonio intentaba hacerles daño. Pero la subida no había sido en vano; desde su privilegiada posición, tanto Hellboy como Dalae y Loki pudieron ver que, justo a la derecha del risco, el camino bajaba a través de una pendiente bastante abrupta para penetrar en seguida, al pie de la montaña, en un espeso bosque. A la izquierda, el paisaje montañoso que ya les resultaba familar, continuaba en una pendiente más suave.

Nota:
 

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 211
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   19th Diciembre 2016, 18:13

Las piedras hicieron su efecto: la ptedoráctilo giró la cabeza en dirección del inglés, y éste a punto estuvo de resguardarse unos pasos tras las anchas espaldas del demonio Hellboy cuando éste hizo lo que hubiera hecho cualquier pariente suyo en aquella época. ¿El qué? Ponerse a escalar. John se lo quedó mirando y reprimió cualquier comentario que llevaran consigo las palabras "falta" y "cola". No era el momento y de meterse con el gigante rojo de seguro que se llevaba una hostia y una mala mirada, con consecuencias nefastas para su supervivencia en un futuro próximo.

En su lugar, acudió la valkiria Brunilda al rescate, preparada para asestarle un tajo al dinosaurio de ser necesario. Pero ahí... ahí sí que el rubio no pudo evitar soltar un comentario, mirándosela incrédulo, o mejor dicho, sorprendido.

- ¿Es que te quitaron el sentido del humor cuando te dieron esa espada? - Los nervios de John estaban a flor de piel, al igual que con el "gatito" del otro día. Estaban en su propio planeta arrastrado por el tiempo, rejuvenecido por la magia de una gema misteriosa usada por un antiguo paladín del orden caído en desgracia (presuntamente), con el destino del mundo en sus manos (otra vez, y "sus" hace referencia al grupo entero), atacados por dinosaurios y para colmo con más de uno dentro del grupo que lloraría de alegría por arrancarle la piel a tiras al "pobre" inglés. Y la rubia le viene con esas. La ira y las pullas eran su válvula de escape. Más le valía mantener esa válvula bien ajustada si quería sobrevivir al grupo.

No hubo tiempo para más comentarios. La bestia dio un grito que heló la sangre a John y le puso los pelos de punta, pero no era porque iba a atacarlos, sino más bien porque el otro demonio que tenía al lado, el jinete de los pecados agarró a la bestia con una de sus cadenas y tiró con fuerza. John no pudo evitar sentir cierta pena por la hembra, o más bien fue una sensación de miedo al verse reflejado en la bestia, atado con cadenas por el demonio. Si, sus experiencias con los demonios nunca han sido placenteras, y aquel recordatorio en vivo y en directo le hizo recordar lo que pasaría si muriera. "Éste no está siendo mi día".

- Oye cerillas, ya puedes aflojar un poco. Ya han pescado al chaval... - Estaba claro que la bestia no tenía ya ninguna intención de atacarles o agredirles, mucho menos enfrascarse en una batalla épica. Entre las bolas de fuego de Arturo y la cercanía de Hellboy el instinto maternal del ser alado lo mostró tal y como era: una madre. - Salgamos de aquí mientras siga teniéndonos miedo.

_________________
"La magia es engañar al universo y hacerle creer una mentira increíblemente escandalosa"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1133
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   24th Diciembre 2016, 18:26

El demonio escaló por la enorme columna hecha con piedras. Aquello era una idea pésima, pero peor era dejar al chaval solo contra esos animales y arriesgarse a perder el mapa y todo. Una pequeña piedra se movió y casi le hizo caer a plomo hacia abajo. Se agarró con más fuerza y miró hacia sus pies. Estaba a unos diez metros de altura en ese momento. No sería una caída mortal, pero tampoco sería como caer sobre una lona. Apretó los dientes y, con una maldición, siguió escalando, cada vez más cerca del nido.

- Claro Rojo, tú escala, es una idea estupenda. No podías quedarte en el salón de casa tranquilo, no. Tenías que ir a Europa a ver qué demonios pasaba. Joder, no sé por qué coño siempre acabo metido en estos líos...- Vio una sombra abandonar el nido y dio por hecho que sería la madre. Al menos era lo suficientemente grande como para serlo, de modo que era el momento perfecto para llegar. Escuchó un sonido de cadenas silbando sobre él al que acompañó un potente bramido que le obligó a apretar los ojos. Era como si alguien hubiese obligado a un cuervo a graznar a través de un megáfono. Vio otra sombra salir del nido y, extrañado, miró para ver qué era esta vez. La joven maga cargaba con Loki, alejándose del nido. Por fin un poco de suerte. Su atención ya no estaba en el nido y pudo comprobar que el camino se dividía en dos un poco más adelante. Frunció el ceño y se estiró un poco intentando ver hasta dónde llegaban. Pero al hacerlo separó su cuerpo ligeramente del muro, y una piedra cedió, esta vez sin que pudiese agarrarse a nada. Zarandeó los brazos intentando agarrarse a algo pero la caída era inminente.- Ah, ¡mierda!-

Se precipitó de espaldas al vacío y se estrelló contra el suelo con fuerza. Se quedó sin respiración unos segundos y luego el mareo cesó. Movió ambos brazos, sentándose y recuperando el aliento. Estiró la espalda con un crujido y miró hacia los demás. Suspiró y se levantó con un nuevo crujido. Se dirigió hacia el resto del equipo, trepando el terraplen con cuidado. Miró hacia lo alto del nido pero no vio a la madre ni nada más por ningún lado. Tal vez se habían encargado de ella o estaba dentro del nido. Allí estaba Loki también, y el demonio asintió al verle. Todos ya habían cruzado el puente y señaló entonces hacia el camino.

- El camino se bifurca ahí adelante. Hacia la derecha es más escarpado y hay un bosque al final. El de la izquierda es menos empinado... Yo votaría por ir por la derecha... Recorreremos más rápidamente la falda de la montaña, y por tanto llegaremos antes al mar... ¿Qué decís?- Ya habían pasado varios días allí y no pretendía comenzar una nueva vida en ese mundo. Cuanto antes acabasen con todo mejor. No quería pensar en las cosas que podía hacer Arión si le daban más tiempo.- Con un poco de suerte no encontraremos más bichos voladores o puentes sobre barrancos sin fondo.-

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   30th Diciembre 2016, 10:39

Se sentía a punto de matar a alguien. Si no era a ese dinosaurio volador que tenían enfrente, a lo mejor insertaba su espada a alguno delos miembros de ese improvisado equipo. Se la empezaba a levantar dolor de cabeza ingente.  No era una persona paciente ni especialmente sociable. Creía que en ese viaje estaba aguantando mucho las peculiaridades de sus compañeros de periplo, antes de la provocaran un ataque de ira.

Primero, el pasado día, Arturo le estaba contando sus batallas, las cuales no entendía muy bien con su escaso conocimiento de la cultura Midgariana. Hacía leves asentimientos y ajás para indicar que le estaba escuchando pero había muchas referencias que desconocía.  ¿Ciudad dorada? ¿Había estado en Asgard? Pero, ¿cómo? No le veía muy digno de Asgard. Le miró con incredibilidad. ¿Templarios? ¿Iluminatis? ¿Qué o quién o qué cosa eran esos?  Por las barbas de Odín, no comprendía nada de lo que aquel peliblanco la estaba contando.

Luego estaba el niño malcriado Loki, que se quejaba por todo. Sí ella cocinaba un poco mal, pero no era para hacer esos berrinches. Que hubiera cocinado él pero no, con esas manos tan pequeñitas y ese cuerpo tan débil era un peligro que se quemase o lo derramase todo. En Asgard comían exactamente lo mismo y no estaba todo el día protestando. Quizá porque cocinaba alguien al que se le daba mejor cocinar. Si hubiera estado Thor o Siff o Balder o cualquier otro guerrero asgardiano con ellos le habrían sacado mejor sabor a la caza. Pero ella no tenía lo que se dice un don para la cocina.

Tampoco aguantaba el carácter loco de Deadpool, francamente  la ponía irascible. Porque no entendía ninguna de sus peculiaridades y que estuviese cambiando de forma cada dos por tres la sacaba un tanto de quicio.

Se tiró a dormir en el suelo con la esperanza que el amanecer de un nuevo día la llenase de paz y nuevas fuerzas para continuar el largo camino que aún les quedaba por recorrer. Pensaba que tras el amanecer empezaría un nuevo y refulgente día pero estaba muy equivocada. A todo este jaleo se le unía la escasez de comida, que minaba tanto su ánimo como sus fuerzas.

Al comenzar el día las palabras del demonio rojo, la habían animado un poco. Por fin pudo sentir que podía dejar de estar por un momento en continuo estado de alerta. Que podía relajarse un poco y confiar en alguien de aquel variopinto equipo.

Pero siempre que bajaba la guardia un momento ocurrían cosas que la hacían retomar su actitud aguerrida y su permanente  estado de seriedad y alarma. Por si no estuviera haciendo el suficiente uso de su paciencia, su “protegido” se cae por un barranco y es secuestrado por una bestia voladora. El imploró por su ayuda y ella no pudo hacer nada para repastarle. Siendo una guerrera el peso de la inutilidad y la culpa hace tanto daño como una puñalada en medio de las costillas.
Suspiró con pesadez, ahora sólo podía ayudar a los rezagados y confiar en que la maga del hielo y el demonio rojo hicieran un buen trabajo rescatando al menor.

Y el mago era tan arrogante que en vez de agradecer su ayuda la sirvió una fría  crítica. Es que ese grupo iba a quebrar todas sus resistencias mentales.

-  Oh- dijo en un tono un tanto irónico.- Puede que me agrie un poco el carácter al estar rodea de magos en los que no se puede confiar en una situación de peligro mortal. O quizá es que no es tiempo de divertirnos cuando la batalla se aproxima a nosotros y toda nuestra concentración debe estar puesta en doblegar a nuestro enemigo. Pero si desde tu perspectiva como mago tienes una opción mejor  de como abatir al enemigo, igual es mejor que me lo hagas saber-

Arturo le tiraba bolas de fuego al enrabietado animal y este parecía esquivarlas grácilmente. La madre pterodáctilo se lanzó en picado hacia el osado mago y ella se puso delante con la espada en ristre. Sin embargo, la Valkyria no llegó a utilizar su mítica y legendaria Colmillo de Dragón. Porque antes de que pudiera dar el primer mandoble con su poderosa espada el ave retrocedió. Ghost Rider había solucionado el problema. Le hizo un gesto con la cabeza a modo de agradecimiento. Le miró fijamente intentando descifrar si más adelante podría ser un peligro o no. Dio un golpecito con su puño en el hombro de Constantine, suave, sabía que era un humano  por lo que tenía un cuerpo endeble y seguramente como mago, no mucha resistencia a la fuerza bruta.

- No estaría mal que le dieras un gracias.-  un simple gesto no haría que sus defensas se bajasen pero contaba para que no fuese tan desconfiada con Blaze.

¿Cómo llamar a aquellas personas que iban con ella? Buscar una apelativo para denominar  y para dirigirse al grupo se la hizo un tanto complicado. Usar una palabra adecuada con la que denominar  a tus compañeros, tenían esa increíble cualidad de unir a las personas y aunar las fuerzas individuales para luchar como uno sólo. Los vengadores tenía su frase: Vengadores reuníos y cuando batallaban los Asgardianos siempre usaban su lema: Por Asgard. Pero ellos habían sido reunidos por el destino y no tenían nada en común, ni siquiera una causa por la que luchar juntos. Por eso era tan difícil nombrarlos. ¿Qué palabra podía usar? Midgariano lo usaba mucho y a algunas personas les resultaba un insulto, no entendía muy bien por qué si eran de Midgard. Supuso que un vocativo genérico valdría.

- Caballeros, crucemos el puente- dijo apurando a los rezagados. Quería reunirse lo más rápidamente posible con el pequeño Loki. No era muy fan de los trabajos en equipo pero sabía que cuando te enfrentas a lo desconocido es mejor tener cuantos más aliados mejor. Por ello, el equipo no podía disgregarse y tenían que permanecer unidos. – y reagrupémonos.-

_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dalae Darkle
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 846
Fecha de inscripción : 01/10/2014
Localización : Midgard, por desgracia para vosotros.

Ficha de Personaje
Alias: Dalae.
Nombre real: Dalae Darkle.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   4th Enero 2017, 03:17

Dalae sabía que tenía nulas posibilidades si tenía que enfrentarse en un combate aéreo contra esa criatura, que había nacido para volar. Al contrario que el reptil, la asgardiana se mantenía en el aire gracias a unas alas frágiles, que a además necesitaban una buena cantidad de magia y concentración para funcionar como era debido. Un golpe con a aquel pico o aquellas garras, y se romperían, dejándola caer al fondo del barranco. Por eso la morena esquivó al animal, confiando en que sus "compañeros" se encargarían de él. No estaban para perder el tiempo: Todos necesitaban al pequeño dios, al fin y al cabo, y en esos momentos corría el riesgo de ser devorado por los polluelos de ese monstruo.

Cuando alcanzó el nido, se posó entre su maestro y los pterodáctilos. -¿Estás bien?-No se giró para mirarle, sin embargo. Las crías la miraban, desconfiadas, como dudando sobre si tratar de comérsela también o no. Eran varias, y, a pesar de ser cachorros en teoría, tardaron muy poco en volver a intentar atacarles. Dalae utilizó su magia para crear un fogonazo de luz, tratando de cegar a las criaturas. La única pista que tenía acerca de lo que estaban haciendo con la madre eran sus gritos, y  no creía que fuera buena idea enfurecerla aún más matando a sus crías. Cogió del brazo a Loki y tiró de él, sin demasiada delicadeza. -¡Vamos! ¡Sujétate bien!-Solo faltaría que se cayera durante la bajada. Pero, tratándose de él, esa era una de las cosas menos malas que podían pasarle. La mala suerte era una compañera habitual para el príncipe de Asgard, como acababa de demostrar hacía tan sólo unos momentos.

Antes de que esas extrañas aves se despejaran del todo, Dalae levantó el vuelo, llevando consigo al niño. Procuró darse prisa: Aunque no pesaba demasiado, no quería arriesgarse. Por primera vez, ella tenía que salvarle a él, y no era un buen momento para fallar. ¿Cuántas vidas le debía ya? Casi había perdido la cuenta de las veces en las que había aparecido justo a tiempo para arreglar la situación. A diferencia de su hermana, a Dalae no le parecía que fuera algo malo, algo por lo que enfadarse. Nunca antes había tenido a alguien que cuidara de ella, y por eso ni se le ocurría cuestionar la manera en la que venía esa ayuda.
Mientras descendían, la asgardiana vio por el rabillo del ojo que el camino se dividía más adelante. Podían continuar por las montañas, o podían adentrarse en un bosque que se extendía por una zona más baja. Con cuidado, se posó sobre el suelo rocoso. ”-Hemos tenido suer…”-Ni siquiera le dio tiempo a acabar el pensamiento antes de oír un golpe de los que hacen vibrar el suelo. Se giró instintivamente hacia el lugar de donde provenía el ruido, esperando encontrar otro monstruo. Pero allí sólo había un magullado y prehistórico demonio (¿en qué momento las palabras “demonio prehistórico” se habían normalizado tanto como para ir con un “solo” delante?).
Los demás se reunieron con ellos poco después. A pesar de su tamaño, Raden había pasado el puente con total tranquilidad, como si aún conservara el equilibrio que le había proporcionado su cuerpo de lobo en el pasado.

-El camino se bifurca ahí adelante. Hacia la derecha es más escarpado y hay un bosque al final. El de la izquierda es menos empinado... Yo votaría por ir por la derecha... Recorreremos más rápidamente la falda de la montaña, y por tanto llegaremos antes al mar... ¿Qué decís? Con un poco de suerte no encontraremos más bichos voladores o puentes sobre barrancos sin fondo.--Rojo también lo había visto antes de caer, entonces . Dalae no recordaba demasiado bien los detalles del mapa, así que no estaba demasiado segura de si realmente atravesar el bosque era una buena idea. -Voladores no creo… Pero no cabe duda de que el bosque estará lleno de animales. Los barrancos dejarán de ser un problema, eso sí.-El jotun miró hacia donde tenían que seguir su aventura, pensativo. -Sin embargo, el bosque nos servirá de refugio, y es un buen lugar en el que encontrar comida. Además, nos cansaremos menos andando por allí. La bajada es muy abrupta, pero el terreno en sí es llano.-Cuando llegó a Midgard, Dalae buscó un lugar como aquel para esconderse y recuperarse después de aquellos dos años de confinamiento. Sabía de sobras que los bosques eran un entorno mucho más cómodo que la montaña que habían estado recorriendo hasta aquel momento, y la posibilidad de comer algo mejor que los habituales platos de Brunilda siempre era tentadora. Tendría que convencer a alguien para que le tomará el relevo en el asunto de la cocina, o acabaría alimentándose solo de bajas y frutas que encontrara. -Pero… ¿Qué pone en el mapa?-Si realmente no merecía la pena descender, ya podía decir adiós a la posibilidad de procurarse un alimento digno de ese nombre. En ese caso… Sólo le quedaría el triste consuelo de pensar que, al menos, ella se libraba del frío.

_________________
There is always hope, even in Hell:
 


Última edición por Dalae Darkle el 5th Marzo 2017, 23:23, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   4th Enero 2017, 18:10

La ardiente batalla de Loki versus bebés pterodáctilos seguía su curso. Tras el gran fail de su espada Gram, que solo servía para detener golpes y nada más, el Asgardiano intentó probar con alguno de sus hechizos ofensivos para disuadir los ataques de las monstruosas criaturas.

En uno de sus saltos por tratar de esquivar los picotazos, el niño dio con un hueso grande y afilado que le serviría en el caso de que quisiera hacer pinchos morunos con los pájaro-dinosaurios. Por suerte para él, no tuvo casi tiempo de utilizarlo.

Su aprendiz, que sí podía volar, descendió hasta posicionarse encima del muchacho y sacarlo con rapidez del nido de víboras.  

- ¿Qué si estoy bien? ¡Esas cosas han estado a punto de devorarme! - dijo el pequeño Loki escandalizado. Por miedo de volver a caerse, rodeó con brazos y piernas el delgado cuerpo de su aprendiz, como si fuera un koala agarrándose fuertemente a un árbol.

El dios de las travesuras no se sintió cien por cien seguro hasta tocar con los pies en la tierra. Pero incluso la tierra tembló del susto cuando Hellboy se le cayó encima. Ambos, maestro y aprendiz, se giraron a la vez para ver lo que había sucedido. Menos mal que el demonio era más duro que una piedra. A esa altura, Loki podría haberse convertido perfectamente en papilla de dios mentiroso.

- Estaría bien que bajaramos de la montaña, ya os dije que había sido una mala idea venir por aquí… El descenso sería más rápido, y llegar a la costa nos ocuparía dos o tres días más… - el chico pronunció las palabras mágicas para que el mapa se desenrollara a su orden. Una vez sus compañeros estuvieron reunidos alrededor de él, les señaló el punto exacto de dónde se encontraban.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   5th Enero 2017, 20:21

Entre las bolas de fuego del guerrero tuerto y la cadena cada vez mas caliente del demonio que la aprisionaba, se podría decir que la mama pterodactilo estaba arrepintiéndose cada vez mas de no haber dejado que el pequeño "dios" se hiciera papilla contra el suelo. Como si fuera poco no pudo hacer mas que quedarse a observar como la mujer de hielo y el gigantesco demonio rojo se acercaban cada vez mas a donde estaban sus crías...y su almuerzo. El motorista no aflojaba su agarre. Una mano se mantenía firmemente enrollada a la cadena mientras que la otra la sujetaba, y nada mas hizo falta para impedir su avance. No le brindaba placer restringir a una criatura sin maldad inherente como esa, y por mas que hubiese preferido simplemente soltarla y verla cenarse a Loki, por mucho que le pesara debía mantenerlo con vida; al menos hasta que cumpliese su utilidad como mapa ambulante, después ya vería como resultaban las cosas. Mas no tuvo mucho tiempo para deleitarse con las posibles imágenes mentales del niño siendo lentamente despellejado y devorado a picotazos, pues la voz de Constantine fue todo lo que hizo falta para alejarlo de ese "rincón feliz" en su cabeza. En efecto, los otros dos habían tenido éxito en su misión y el mapa estaba una vez mas a salvo, por lo que no había motivos para que Zarathos siguiera manteniendo cautiva a la madre. Miro a Constantine por cosa de unos segundos, y luego se echo a reír, mientras las cadenas se desprendían de la pata de la madre y volvían a enrollarse dentro de sus mangas.- Vaya que sorpresa...- Comento finalmente, sus ojos fijos en los del mago.- ...tal vez tu alma no sea de todo negra, John Constantine...- Habia cierto tono burlesco fácilmente perceptible en su voz. Al fin y al cabo tampoco es como que el demonio tuviese pensado perdonarle la vida una vez todo eso estuviese acabado.

Por fortuna algo de provecho había salido de todo eso...ademas del rescate en si. Hellboy y Dalae habían conseguido ver a la lejanía un par de posibles caminos que resultarían ideales para acortar o facilitar el viaje. A esas alturas ya todos se habían reunido del otro lado del puente, incluso aquellos cuya muerte Zarathos había apostado, como Deadpool y Raden. El primero por la frecuencia aleatoria de sus contracciones que cada vez parecían entorpecer mas sus movimientos y el segundo debido a que no le hubiese sorprendido que el puente se destruyera producto de su gigantesco tamaño. Pero, desgraciadamente, todos salieron de allí con vida; una pena realmente, eso solo dificultaría el acabar con el grupo una vez que todo estuviese hecho. El Espíritu de la Venganza aun tenia su lista de los "camaradas" que necesitaban visitar con urgencia el Infierno, y ciertamente hubiese preferido si algunos de ellos simplemente muriesen en el camino. Seria preferible que la naturaleza hiciera su trabajo por él, reduciendo el numero de integrantes del grupo para facilitar su traición final. Por otra parte, y esto también lo sabia, aunque por mero orgullo prefería ignorarlo, mientras mas miembros fuertes tuviesen en su equipo mas fácil les seria derribar al Sumo Mago atlante una vez que lo encontraran. Sus poderes ya eran legendarios antes ¿Pero sumados a los de una Gema del Infinito? Si su poder era siquiera semejante a lo descrito por el dios de las mentiras, entonces estarían ante un problema serio....serio incluso para el ser que mando a la mierda a Dios en su propia cara; aunque en defensa de Zarathos, fue Blaze quien hizo eso ultimo.

Las opciones eran dos, derecha o izquierda. Zarathos ya tenia clara la idea a donde quería ir, de modo que solo restaba escuchar las opiniones ajenas. Aun no se acostumbraba del todo a la idea de que sus ideas tuviesen que ser tomadas como opiniones y no ordenes directas bajo amenaza de muerte. Si tuviese todos mis poderes... Pensaba, pero la triste realidad (o alegre, para los miembros del grupo) era que todavía no los tenia, no en su máximo poder al menos, así que tendría que seguir jugando al equipo al menos por el momento. Siendo él un ser que carecía de la necesidad de alimentos o reposo, optaba por la opción mas rápida, que parecía ser el bosque. Asimismo, y por mas que le hiciera hervir la sangre (en el sentido figurativo claro, pues ni sangre tenia, y ya estaba hirviendo bastante) debía asegurarse de que la mayor cantidad de carne de cañón, también conocidos como compañeros de grupo, llegasen vivos a la batalla final. -Intentare no causar un incendio forestal...- Habia algo en el modo en que pronuncio esa frase bastante escalofriante, y de no ser por la carencia de músculos faciales, posiblemente le hubiesen visto esbozando una sonrisa nada reconfortante.- Muchos de ustedes requieren alimentos para llegar al final del viaje; el gigante de hielo tiene razón.- A partir de ese momento el demonio supo que las armas forjadas en el cielo no eran lo único que le lastimaba, casi había sentido un dolor en la garganta al decir esa ultima frase, algo remarcable teniendo en cuenta su invulnerabilidad.- Las mejores presas se presentaran allí...y la abundancia de arbolas dificultaran a cualquiera que intente llevarse volando nuestro mapa.- Desde luego, por mapa, se refería al niño asgardiano, a quien prefería nombrar acorde a su única utilidad por el momento.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arturo Lizarraga
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 855
Fecha de inscripción : 09/12/2014
Edad : 25
Localización : Por ahi, pensando en la inmortalidad del cangrejo ಠ_ಠ

Ficha de Personaje
Alias: Razor. El Dragon del Este, El Falso Mago y Patrón Imago
Nombre real: Arturo Lizarraga
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   9th Enero 2017, 07:56

-Te está empezando a salir la barba, ¿Piensas afeitarte? Porqué te queda fatal…—me comenta chibi-Loki (calmaos es la única vez que le shamare así >:v )—¿todavía tienes ese espejo? Me sería más fácil hacerlo, ¿para qué pregunto?, mejor uso este río—siempre me ha causado cierta molestia la barba, no a todos les queda una barba y no todos tienen el habito de cuidarlo como se debe, estoy en ese grupo de personas, así que me lo afeito echándome antes una espuma casera, fruto de mi conocimiento sobre química, materia que te ayuda bastante en otras áreas si has puesto atención en clase.

(…………….)


El problema ha sido resuelto con sus propios percances, Hellboy despeñándose de la columna donde se ubicaba el nido, Dalae trayendo a Loki a un lugar seguro y la pterodáctilo mama se ha enfocado en proteger a sus crías una vez fue soltada por el Ghost Rider. Así que todos decidimos cruzar el puente a paso rápido, aprovechando que la reptiliana voladora está más preocupada por sus crías que por nosotros, posible comida pero demasiado gasto de energía y en vano para ponerlo peor, como el tigre dientes de sable, no valemos la pena el esfuerzo.

Al volver Hellboy nos avisa de lo que vio estando casi en la cima del nido, según él hay un camino que se divide más adelante, como el dilema anterior, hay un camino rápido pero escarpado y el otro sendero que es más ligero pero alargaría el viaje, entonces cada quien empezó a dar sus propias opiniones—concuerdo con ustedes, el bosque es ideal, así tenemos materia prima de todo tipo, solo esperemos encontrar animales más pequeños que son menos problemas a la hora de cazar—Loki abre el mapa de nuevo y nos reunimos para revisar nuestra ubicación y lo que nos falta para llegar a la costa—incluso el demonio de fuego está de acuerdo…ignoremos su comentario inicial, ¿vale?, yo me haré cargo de cualquier incendio que pueda darse en las cercanías—muy bien, no se porque me sorprende que una calavera llameante tenga humor negro, pero estará en la lista mental de vigilancia, y no es la primera vez que hace un comentario de ese tipo en lo que ha durado el viaje.

_________________


Última edición por Arturo Lizarraga el 19th Enero 2017, 16:34, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wade Wilson
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 674
Fecha de inscripción : 18/06/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Deadpool
Nombre real: Wade Winston Wilson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   19th Enero 2017, 16:18

OFF: Siento la tardanza, no tenía idea de que estaban esperando que postease XD

Cuando por fin recupero la consciencia y el control de mi mismo, me sorprendo al percatarme de que me encuentro al otro lado del puente; sano y salvo, completamente ileso. No tengo ni la menor idea de lo que ha debido de ocurrir; pero el caso es que todo parece haber acabado, y la suerte parece haber vuelto a estar de nuestro lado.

El grupo, ya reunido, plantea el siguiente camino a tomar; valorando dos opciones, cada una con sus pros y sus contras. Por un lado, continuar por las escarpadas montañas; por otro, descender hasta un bosque cercano y atravesarlo.

- A ver, recapitulemos; por ahora, tenemos dos ventajas de tomar el camino del bosque...¿No? - comento en voz alta, dirigiéndome a todos los presentes, mientras alzo dos dedos de mi mano derecha para remarcar las mismas - Bichos grandes, y un posible incendio forestal - continúo, en un tono alegre; señalando al esqueleto llameante -Así que...¿Que hay que pensar? - pregunto de manera retórica, encogiéndome de hombros - ¡Vayámonos ya! ¡Puede ser la única oportunidad que tengamos de montar en dinosaurio! - grito, justo antes de salir apresuradamente en dirección a donde se supone se encuentra la nombrada arboleda

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1567
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   19th Enero 2017, 20:41

1-constantine, 2-hellboy, 3-Brunilda, 4-Dalae, 5-Raden, 6-Loki, 7-Ghost Rider, 8-Arturo, 9-Deadpool

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1924
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 19
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   19th Enero 2017, 20:41

El miembro 'Ahri'ahn' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 10' : 8

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1567
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   19th Enero 2017, 20:49

El mapa se desplegó ante ellos, y un nuevo punto rojo brillante destelló ante ellos, mostrando que ya habían recorrido aproximadamente la mitad del camino hasta su destino, aunque aún les quedaba un buen trecho.

Una vez todos se hubieron puesto de acuerdo en el camino a seguir, iniciaron el descenso. La bajada no resultó nada grata en un principio, mas afortunadamente la pendiente se fue poco a poco suavizando y al cabo de un rato distinguían ya perfectamente la linde del bosque.

El pintoresco grupo se adentró así a través de la tupida masa de árboles y malezas. Las altas copas de los árboles se entrelazaban entre sí, formando una especie de techo que no dejaba penetrar los rayos del sol, provocando que el ambiente resultara húmedo además de frío. A su alrededor, cientos de sonidos extraños y fugaces dominaban el aire; algunos de ellos resultaban fáciles de identificar, pero otros no resultaban nada familiares, por lo que ninguno habría podido aventurar su origen exacto.

La vegetación era tan tupida que el gigantesco Raden no podía evitar arañarse contra los arbustos espinosos que salían a su paso, lanzando de vez en cuando poderosos rugidos de dolor y frustración.  

Al cabo de varias horas de difícil ascenso, la vegetación empezó a clarear ofreciéndoles la entrada hacia un amplio claro. Parecía el lugar idóneo para detenerse a descansar un rato, pero entonces la tranquilidad se vio truncada por un horrible rugido que les heló la sangre en las venas. Procedía de una cueva oculta cuya entrada se hallaba disimulada por hiedras y una tupida capa de musgo, haciendo que ninguno de ellos hubiera reparado en ella en un primer momento.


De la cueva emergió el oso más grande que jamás habían visto, con cerca de una tonelada de peso y algo más de 1,6 metros de altura en la cruz. Al verles se irguió sobre los cuartos traseros para rugir nuevamente, y en ese momento su altura podía sobrepasar perfectamente los tres metros de altura. Sus proporciones también diferían de las del oso normal, al tener unas patas largas y delgadas y un hocico achatado dotado de una gran nariz y poderosas mandíbulas.

La tierra entera pareció temblar cuando volvió a dejarse caer, y, enfilando hacia Arturo, echó a correr a una velocidad aterradora para cargar sobre él con la evidente intención de darse un buen banquete a su costa...

Turno de posteo:
 

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arturo Lizarraga
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 855
Fecha de inscripción : 09/12/2014
Edad : 25
Localización : Por ahi, pensando en la inmortalidad del cangrejo ಠ_ಠ

Ficha de Personaje
Alias: Razor. El Dragon del Este, El Falso Mago y Patrón Imago
Nombre real: Arturo Lizarraga
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   20th Enero 2017, 08:55

¿En serio solo recorrimos esa distancia? Esto va a ser más largo de lo esperado, unos 2 días y medio tal vez, me digo a mi mismo luego de ver el mapa. Habiendo terminado de discutir el nuevo sendero, todos concluimos que ir por vía rápida es decir la zona boscosa, sería lo adecuado a pesar de los peligros.

La bajada fue algo complicada, pero no duro mucho, un resbalón y te vas rodando hasta estamparte por ahí. Al llegar a las cercanías del bosque, inicie mi labor en el grupo, comida y agua, revisaba el suelo para ver si podía notar algún indicio de un animal, estoy consciente de que no hay especies reconocibles, pero con que haya algún familiar de algún ciervo o animal herbívoro más fácil de cazar que un dientes de sable o “pequeños” roedores que lográbamos atrapar de vez en cuando.

Por el momento el caminar era tranquilo, ahora que estábamos más abajo, se puede respirar mucho mejor el aire, es más abundante y más rico en oxígeno, los científicos habían descubierto que en eras pasadas el oxígeno tenía más porcentaje de abundancia que ahora, era una de las razones porque los animales eran tan grandes, incluso había insectos gigantes que solo uno mira en películas. Lo malo para mí, es que el frío todavía no se va, y ahora está peor con la humedad del bosque, tampoco es reconfortante que haya sonidos extraños en las cercanías. Pero al menos no estoy sufriendo como Raden y los demás gigantes, cada quien con sus propias penurias.

Luego de un par de horas mientras cada quien hace lo suyo, llegamos a un claro, dejando ver un hermoso paisaje nos íbamos a preparar para asentarnos, comer y descansar un rato, pero un estruendoso rugido nos pone los pelos de punta. Todos nos ponemos en alerta buscando el origen del rugido, hasta que se hace evidente que proviene de una cueva camuflada, una táctica para evitar molestias en el invierno mientras se hace hibernación…espera, ¿invierno e hibernación?, y estamos a un par de eras geológicas atrás donde hay más oxigeno haciendo posible mayor tamaño en animales… no me digas que es…

Y mis sospechas resultan ciertas cuando un maldito oso que fácilmente supera los 3 metros cuando esta erguido, no dudo que Raden pueda darle una buena pelea. No se parece a ningún oso que haya podido ver, ni si quiera en los documentales, tampoco a un puto oso zombie que me dio más problemas de los que debería. El colosal animal nos analiza a todos y termina centrándose en mí—esto me da mala espina—frunzo el ceño y maldigo a Murphy en mi interior—ehhh Deadpool—que esta cerca mio para no sufrir involuciones—¿no habías dicho que querías montar a un animal prehistórico?—en el momento en que el gigante oso se me abalanza con una inesperada rapidez, agarro al loco de rojo—¡deseo concedido!—le doy una patada en la espalda junto con un potente chorro de fuego que sirve para propulsarlo, un extraño grito se escucha mientras yo esquivo su embestida hacia mí, sacando de mi mano, una suerte de látigo de fuego que espero valga para asustarlo, el fuego siempre es un gran disuasorio. Teniendo las llamas en un látigo, puedo evitar que se esparza demasiado y se inicie un incendio.

Pd:
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1567
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   20th Enero 2017, 15:25

Fdi:
 

El oso atrapó al vuelo el inesperado snack improvisado y lo zarandeó por instinto en el aire para que los desgarros de los colmillos se hicieran más grandes y así muriera antes. Su presa inicial había sacado un látigo de fuego, y al oso gigantesco le costó menos de un segundo evaluar sus opciones: ¿para qué lanzarse por una presa evidentemente peligrosa arriesgándose a sufrir serias quemaduras que le dejarían imposibilitado para conseguir futuro alimento si tenía entre los dientes una presa segura que además ya le venía churruscadita? Perdido ya el interés, dirigió a Arturo y su látigo una mirada de aburrimiento antes de darse la vuelta para volver a meterse en la cueva llevándose a Deadpool consigo.

Los que estábais fuera pudistéis escuchar roncos sonidos escapando de la gruta del monstruo que intermitentemente adquirían una tonalidad más humana, como estremecedores gritos de dolor que, al rato, se interrumpieron. Era evidente que el oso le estaba devorando, la pregunta era si seguiría con vida, el desgraciado.

Y había otra pregunta aún más interesante flotando en el aire: ¿qué haría el grupo? ¿Tendrían suficiente sentido del deber como para arriesgarse a entrar en la cueva o preferirían ignorar lo sucedido y continuar su camino aprovechando que el oso estaba distraído?

Nota:
 

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 211
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   20th Enero 2017, 16:07

El mago estaba de un humor de perros. Peor incluso se podría decir. Avanzó con el resto del grupo por el camino que habían escogido, el que pasaba por un bosque lleno de posibles peligros. Pero la decisión del grupo por tomar aquella ruta no era lo que agriaba su rostro y removía el cigarrillo entre sus labios. Lo que carcomía al inglés por dentro era lo que había pasado tras salvar al pequeño dios, o mejor dicho, lo que había pasado durante dicha "buena obra".

Todo había pasado muy rápido, y la distracción que había aportado John para salvar al mapa con patas había pasado desapercibido, por no decir que casi "inexistente". Y aun así, aun queriendo aportar aunque fuera un mierda en la salvación de un miembro del grupo, del cual no había pedido formar parte, venía la rubia con espada a tocarle los huevos. No entendía qué manía tenía la mujer hacia los magos, porque si algo era claro era el deje que usó a la hora de pronunciar "mago" y "magos", además de decir que no eran de fiar. ¿Y tan mal le había sentado el comentario del puñetero gato? ¿Tanto había sufrido "su honor" por una simple puya y una protesta en un momento de tensión? Que le jodan, pensó John.
Y lo que terminó de crisparle, lo que puso la cereza en la punta del pastel fue la intensa mirada que le había ofrecido la cabeza de fogata y su consiguiente risotada, culminada por un comentario que no le gustó un pelo. ¿Y la rubia quería que el mago le diera las gracias? Que les jodan dos veces.

Que no se extrañen las masas entonces si el mago se quedó algo más apartado del grupo cuando decidieron acampar. Estaba de suficiente mal humor como para responder mal a todo cuanto le dijeran, así que en lugar de echar más leña a las brasas mejor quedarse en un banquillo apartado hasta que se le pasara el mal humor.
Pero sus planes quedaron truncados y un rugido hizo que diera un salto que si uno de los gigantes hubieran estado cerca, se les abría agarrado cual escena cómica de los 90. La criatura que se les presentaba delante era un oso, o al menos un ser prehistórico del cual había involucionado un posible oso.
De nuevo, todo pasó muy rápido: Razor pilló al cambiaformas y se lo echó al oso medio tostado y preparado para consumir. El oso, como fue obvio, prefirió llevarse el tentempié que le habían ofrecido antes de buscarse otro manjar más indispuesto, y se metió en la cueva.

El silencio se hizo presente, solo roto por los gritos y los rugidos que se escuchaban del interior de la cueva. Y a la pregunta "qué hacer" John lo tenía bien claro: ahí había una piedra que podría erosionar usando su culo. Así que sin mostrar ningún interés por salvar a uno de sus compañeros, el mago se sentó tranquilamente, se encendió otro cigarrillo y se cruzó de brazos, esperando a que el resto decidieran hacer algo o seguir.

¿Meterse primero en la cueva de un oso? Ni de coña. Para eso estaban los mastodontes del grupo. ¿Ayudar a salvarlo? ¿Después de lo que pasó con Loki? Si ayudaba, había quejas. Si no ayudaba, había quejas. Pues a joderse.

_________________
"La magia es engañar al universo y hacerle creer una mentira increíblemente escandalosa"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dalae Darkle
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 846
Fecha de inscripción : 01/10/2014
Localización : Midgard, por desgracia para vosotros.

Ficha de Personaje
Alias: Dalae.
Nombre real: Dalae Darkle.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   20th Enero 2017, 19:41

Raden no había tenido en cuenta un pequeño e insignificante detalle a la hora de elegir seguir por el bosque, y ahora estaba pagando su descuido. Estaba acostumbrado a poder desaparecer a placer, y a no levantar más de un metro y medio del suelo. Ahora, no tenía ni lo uno ni lo otro, por lo que no podía evitar el millón de ramitas que insistían en intentar sacarle un ojo. Aunque la mayor parte de la marcha se mantuvo en silencio, cada poco rato apartaba las ramas con las manos y soltaba un bufido de los que hacían que los pájaros salieran volando, asustados. Dalae caminaba junto a él, muchísimo más tranquila: Para ella, la empinada cuesta y el bosque no representaban más problemas que un paseo por el campo. Se alegraba de que hubieran decidido tomar esa ruta, a pesar de la posibilidad de que cierto Espíritu de la Venganza decidiera causar un incendio para acabar con el grupo de una vez por todas. No era algo tan... Improbable como sonaba. Pero, de momento, su única preocupación era disfrutar del frío y la humedad de aquel lugar, y vigilar que nada grande o peligroso se acercara a Loki.

Al cabo de unas horas, pararon a descansar. Dalae se sentó en la hierba, apoyando la espalda contra el tronco de un árbol, y Raden se tumbó no muy lejos. Tenía pequeñas heridas en la cara, de las que brotaba sangre oscura y espesa, como gangrenada. -No tienes muy buena pinta...-Las palabras del gigante sonaron casi como un gruñido, como si su garganta siguiera siendo de lobo. -No. Me estoy empezando a preguntar si realmente merece la pena volver a estar vivo.-Entornó los ojos, escuchando los sonidos del bosque. La experiencia le decía que en aquellos lugares había que tener cuidado: En un momento dado, no pasaba nada, y al siguiente... Un rugido, seguido de un oso inmenso, completó sus pensamientos. La asgardiana se mantuvo quieta, preparada por si hacía falta salvar a algún otro miembro débil pero útil del grupo. Raden, por su parte, notó cómo la pulsión del instinto le invitaba a levantarse y echar a dentelladas a aquel competidor. Pero ya no era un lobo, se recordó. Volvía a ser un gigante, un ser vivo que andaba sobre dos piernas y que no necesitaba deshacerse de los otros depredadores. Eso no evitó, sin embargo, que se le escapara un gruñido bajo. Dalae le miró por el rabillo del ojo al oírlo, extrañada, pero no varió su posición, que sólo se relajó al ver que el oso se dirigía a Arturo. En teoría, el tuerto había podido lidiar con peligros mayores: No necesitaba ayuda. Y si esto último resultaba ser mentira, y el oso lo devoraba... Eso sólo significaría que no merecía la pena mantenerlo en el grupo. Su misión era lidiar con esa clase de cosas, y si no podía ni siquiera defenderse a sí mismo... ¿Qué sentido tenía?

Sin embargo, no desenvainó su espada ni nada parecido. En lugar de hacer frente a la mole de músculo y garras que había decidido convertirlo en su presa, se limitó a lanzarle otra, quemándola de paso. El desafortunado fue Deadpool, el midgardiano que no paraba de cambiar de forma. El oso lo atrapó y, satisfecho con la captura, volvió a su cueva con el mutante entre los dientes.

Fue en aquel momento en el que empezaron a oírse los gritos, rompiendo el silencio que se había impuesto.

Por alguna razón que ni Dalae ni Raden alcanzaban a comprender, la bestia no lo había matado antes de comérselo. Eso significaba que aún podían salvarlo... Si querían. Fue entonces cuando se empezaron a mostrar las verdaderas cartas de cada uno: Arturo no sólo había sido el culpable, sino que además no parecía tener ningún problema con ello. Hasta había bromeado antes de lanzar a un supuesto compañero a las garras de la muerte. John tampoco hizo nada (Como era de esperar. Al fin y al cabo... ¿Alguien aún esperaba un acto alturista de su parte?); y Raden ni se movió. ¿Para qué? No necesitaban a Deadpool. Y arriesgarse a cambio de nada resultaba, bajo su punto de vista, absurdo. Dalae se quedó mirando a Arturo, con expresión neutra. No le parecía mal lo que había hecho, desde luego. Simplemente, se había esperado otra cosa. Los gritos que las paredes de la gruta amplificaban no le producían ningún sentimiento en particular.

Finalmente, se incorporó. -Bueno... ¿Vais a necesitar descansar mucho más?-Tampoco iba a adentrarse en la cueva, por supuesto. Aunque tenía más posibilidades de salir viva y entera de ahí que algún que otro miembro del grupo, no valoraba la seguridad de nadie por encima de la suya propia. Y menos la de Deadpool.

_________________
There is always hope, even in Hell:
 


Última edición por Dalae Darkle el 5th Marzo 2017, 23:24, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1133
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   21st Enero 2017, 17:21

Hellboy se sacudió la gabardina quitándose de encima algunas hojas y ramas que se habían enganchado en la tela y los rotos que se había hecho por la caída y los días en la intemperie. Después de todo ese tiempo y aún les quedaba un buen trecho. Tenían que llegar al mar y después cruzarlo, para entonces encontrar a Arión. No llevaban ni la mitad del trabajo, y desde luego la mitad que podrían llevar era sin duda la fácil. Y aunque parecía que todos estaban de acuerdo en bajar la ladera de la montaña por el camino más inclinado y por tanto más rápido tendrían luego un enorme bosque que cruzar. Lo que tardarían solo el tiempo lo diría. En un cálculo rápido predijo unos tres días más o menos. Eso si tenían suerte y no había más contratiempos, algo con lo que el demonio no contaba ni en sus mejores sueños. No iban a tener tanta suerte. Cuanto antes se pusiesen en marcha mejor, y él no iba a esperar a que el resto decidiese seguir o no. Agarró al pequeño Loki y le puso frente al grupo, casi achuchándole para que siguiese guiando al grupo. Señaló con la vista la parte inferior de la montaña y se puso en marcha.

La bajada fue menos accidentada que la subida. Ir cuesta abajo y estar más cerca del destino parecía haber influido en el humor de todos. Algún resbalón, piedras que rodaron hasta estrellarse contra algún árbol u otra piedra más grande, arena corriendo ladera abajo y poco más. Ningún dinosaurio ni ser prehistórico nuevo que les molestase ni incordiase, y al terminar la bajada llegaron al linde del bosque. Se adentraron en él y la música de la naturaleza les rodeó. De no haber sido por la inacabable aventura que estaban teniendo que vivir puede que el demonio hubiese disfrutado del canto de los pájaros, el olor a resina y humedad y las distintas clases de pequeños animalillos que salían a toda velocidad en todas direcciones cuando se cruzaban con ellos o que les observaban desde el interior de un arbusto lejano o las ramas de un pino. Las tareas que se les habían asignado a cada uno de los miembros de la comitiva fueron realizadas por estos. El gigante de hielo y John eran quienes más molestos parecían con todo aquello. John se quedó al margen y el enorme ser estaba incómodo con todo aquello. Puede que fuese el calor, la densa maleza o cualquier cosa. El demonio tenía sus propios problemas.

Un rugido gutural y potente resonó por el bosque. Eso sólo podía significar una cosa: problemas. Nuevos problemas. No era el rugido más fuerte que había escuchado, pero tampoco era para tomárselo a guasa. Miró a su alrededor, buscando el origen de este. Y allí lo vio. A unas decenas de metros un enorme oso, uno de los más grandes que había visto, erguido sobre sus patas traseras, bramando al cielo. Cayó con fuerza sobre las delanteras y cabalgó hacia ellos, más en concreto hacia Arturo. El demonio se preparó para luchar si hacía falta. No sería un problema especialmente grande para él acostumbrado a pelear con seres que le triplicaban el tamaño casi cada mes. Sin embargo lo que sucedió le dejo atónito. Arturo cogió al pesado de Deadpool y le lanzó de una patada y usando sus poderes a las garras del oso quien, tras atraparlo, se dirigió a su caverna para deleitarse con su festín. Hellboy apretó el puño y los dientes y avanzó con paso decidido hasta el hombre del parche. Con un rápido movimiento le agarró por el cuello y le elevó sin problema alguno hasta dejarle a su altura. Le sujetaba con la mano izquierda y pudo sentir rabia y enfado recorriendo su cuerpo. Arturo podría ver como sus brillantes ojos amarillos se clavaban en el suyo y el borde de sus cuernos partidos se iluminaba como si se tratasen de brasas. Más de uno debió flipar con la situación mientras los horribles gritos del mutante llegaban desde la cueva.

- Muy bien listillo, dame una buena razón por la que no debería arrancarte aquí mismo la cabeza... Muy divertido eso de lanzar a otro a las garras de la muerte, ¿cómo sé que no me vas a hacer eso a mí, eh?- Arturo ni siquiera se había inmutado al lanzar a Deadpool a una muerte terrible y segura. Y no era la primera vez que le habían traicionado o engañado de un modo parecido. No se fiaba de la mitad de la gente que allí había y desde luego Arturo no estaba entre ellos, y con ese último acto acababa de ganarse un ticket de primera a ser el tío sobre el que el demonio tuviese los ojos puestos todo el viaje. Apretó los dedos lo suficiente como para meter algo de presión y que el hombre tuviese que responder con sinceridad.- ¿Por qué debería fiarme de ti después de lo que acabas de hacer?-

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wade Wilson
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 674
Fecha de inscripción : 18/06/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Deadpool
Nombre real: Wade Winston Wilson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   22nd Enero 2017, 03:54

Como era de esperar, la opción ganadora es el bosque; y, pronto, el improvisado equipo, se encamina ladera abajo en dirección a la arboleda. Capitaneados por mí, por supuesto; el increíble y apuesto, modesto los días impares, Deadpool.

- En calzones y por un bosque...Me siento Tarzán; pero menos gay - comento en voz alta, sin detener mi marcha

Al cabo de un par de horas, encontramos un amplio claro; donde el grupo decide detenerse, para descansar. Sin embargo, pronto nuestro letargo se ve interrumpido por un sonoro rugido ¿El origen? Un gigantesco oso, con pinta de tener bastante hambre y no muy buenos modales.

La colosal criatura parece interesarse por el pelogris; lo cual demuestra rápidamente, al iniciar una veloz acometida en dirección al susodicho. Sin embargo, el desgraciado parece tener otros planes; y aprovecha mi cercanía para usarme de escudo humano.

Bueno, más bien de carnaza; pues el mamonazo me manda propulsado, y medio ardiendo, directo a las fauces de la bestia. Esta, por supuesto, me agarra sin hacer ascos; para luego, llevarme, entre sus dientes, hasta el interior de una caverna cercana.

- ¡TUERTO, CABRÓN! - grito, antes de desaparecer en el interior de la cueva

Con un movimiento tambaleante, y un intenso dolor en el torso, el animal me lleva hasta el interior de lo que deduzco es su madriguera; donde, me deja caer sobre una gran roca notablemente erosionada. Lo que le da un aspecto parecido al de una mesa baja de piedra.

Acto seguido, sin dejarme tiempo a moverme, comienza a darme una serie de zarpadas sobre el cuerpo; seguramente, en un intento por acabar con mi vida antes de comerme.

- ¡VOY A MATARTE, NICK FURY ALBINO! - digo, en voz alta, entre gritos; mientras intento detener sus golpes y quitármelo de encima

Por supuesto, la fiera me supera enormemente en tamaño y ni siquiera mis habilidades físicas sobrehumanas pueden hacer frente a algo así; sobretodo, desarmado. Con lo bien que me vendrían ahora mis katanas.

Entre tarascada y tarascada, el plantígrado se hace paso hasta mis tripas; momento en que mete sus fauces para abrir aún más la herida, y aprovechar para hincarle el diente a mis tripas. Todo un festín, sin duda.

- ¿En esto me he convertido? ¿En un plato de espaguetis parlante?

Nuevos golpes caen sobre mí, provenientes de la confusa criatura; quien, con mis hígados colgando de su mandíbula, no logra comprender como aún "su cena" se mantiene con vida.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 116
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   22nd Enero 2017, 12:37

Al ver llegar a Hellboy con el miniasgardiano se sintió mucho más tranquila. Su expresión se relajó y una casi inapreciable sonrisa se mostró en su rostro. Que el pequeño hubiera estado en una situación de riesgo y ella no hubiera sido capaz de hacer nada la había  trastocado completamente su estado de ánimo. Aunque no fuera casi apreciable, por sus gestos serios, bruscos y casi inexpresivos, ella se encontraba preocupada por la suerte del menor.

- Gracias- le susurró. No era muy usual que ella dedicase esas palabras a nadie. Pero el demonio se las merecía encarecidamente. Había prometido proteger y traer sano y salvo a Loki y eso es lo que había hecho.  

- No te vuelvas a tirar de un puente que ya has comprobado que no vuelas.- Dijo con un matiz desenfadado y de burla con una sonrisa burlesca. Estaba casi feliz de que el crío estuviera lo que se podía decir bien.

Se oyó un hambriento rugido y el sonido de unos veloces pasos que se iban acercando hacia el lugar donde se encontraban. de entre la maleza salió un enorme y enfurecido ser prehistórico. Al principio a la midgariana no le impresionó mucho, estaba acostumbrada a esa clase de animales, pues, en Asgard la fauna era más salvaje y feroz que la de la tierra.

La involución de oso, estaba ciegamente embebida de un inusual agresividad. avanzó en linea recta hasta su seleccionada presa. Brunilda observó como ese enorme y potente animal se abalanzó furiosamente hacia Arturo. Por un momento se vio tentada a intervenir. Su personalidad heroica la hacía dirigirse siempre hacia el centro de peligro. Ponerse frente la amenaza y combatirla. Sacó su espada por si era necesaria.

No obstante, el peli blanco era un secuaz de Loki por lo que no se podía confiar en él. Por si eso no fuera poco,  recordaba muy bien cómo había asentido ante las recriminaciones de Dalae por matar a un Dientes de Sable. Otra muestra de poca honorabilidad. Luego, cuando les tocó recolectar comida juntos, se pasó la mayor parte del tiempo hablando sobre sus contiendas. Si era un guerrero legendario, para qué iba a hacer ella su trabajo. En conclusión, esa persona no merecía ni necesitaba su ayuda. tomó un trozo de piel que siempre llevaba en la vaina de su espada y se puso a limpiar la hoja. Atravesar la piel, la carne, el cráneo y el cerebro del dientes de sable había dejado suciedad en el metal de su preciada  arma Colmillo de Dragón.


La valquiria se quedó impresiona del vil acto que presenciaban sus ojos. Wade Wilson había sido servido al oso gigante como  banquete. La situación le recordó bastante a cuando en una  cacería cuando los perros enrabietados acorralan al ciervo y se abalanzan a él sin ningún tipo de compasión. Los cazadores miran impasibles como los perros devoran sin piedad al animal como el ciervo, gime de dolor mientras los perros a dentelladas se comen sus entrañas.  Y ese ciervo era Deadpool ahora.

Para la honorable guerrera usar a un compañero de equipo, por muy mal que te llevaras con él, como un escudo humano para evitar un peligro era una muestra de falta de honor y valentía. Rehuir un combate y usar a otro para escapar no podía ser calificado de otra manera que no fuera despreciable. A juicio de Brunilda, Arturo era un cobarde y un ruín. indudablemente se había convertido para la asgardiana en el menos fiable de ese grupo.

La rubia conocía a Deadpool porque era muy amigo de Thor Es más en el mundo del que ella originaria, el mercenario les había invitado a su boda con Shiklah. Sabía que aquel hombre se regeneraba, que era prácticamente indestructible y que no podía morir fácilmente. Sin embargo, también sabía lo que dolía una regeneración. La reconstrucción de las partes del cuerpo dañadas era un proceso que hacía aullar a algunos lupus sapiens, así que no quería ni imaginar cuanto le iba doler recuperarse del destrozo del oso prehistórico a Wade.

Miró al niño loki que en aquella aventura era como su hermano postizo. No tenía claro si separarse de aquel infante porque podía liarlas bien gordas.  Por las barbas de Odín, Thor iría a ayudar al amigo pesado. No podría perdonarse tener que contarle a Thor que había dejado que a uno de sus amigos se le comiera un oso.

- Voy a por el bufón de la corte.- dijo dirigido a todo el grupo.- No quiero líos de los que tú yo sabemos.- le dijo al Dios del Engaño. Tantos años y tantas vidas juntos los hacían conocerse muy bien.

Bufó un poco molesta.  No es que se llevase mal con él, es que la irritaba sobremanera su personalidad carente de cualquier tipo de lógica. Con presteza acudió a socorrer al mutante y liberarle de las garra de aquel hiperdesarrollado oso. Se metió a la cueva y con el mango de su espada dio un golpe seco en el hocico del animal. Ella sabía que cuando un animal lleva un presa nunca se puede tirar de la presa, pues el animal se enbravece más y ejerce más fuerza con sus mandíbulas. Con el golpe en el hocico pretendía nublar los sentidos del animal, produciendo una desorientación que le ayudase a liberar a Deadpool de las fauces del bicho. Un golpe bien dado en el hocico produce en los animales algo muy similar a un buen golpe a una persona en la zona de la mandíbula cercana al oído. Esa desorientación que nos causa el desequilibrio producido por una descompensación del líquido del oído en el animal se produce cuando le pegas en su mandíbula superior.

_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   23rd Enero 2017, 16:15

Tras las inteligentes frases por parte de Deadpool, las agradables y cariñosas palabras que nos dedicó el Ghost Rider y la lógica siempre aplastante del guardabosques Arturo, decidimos entre todos seguir el camino de la floresta para terminar de bajar la montaña.

Yo ya había tenido mi momento de pánico extremo con el secuestro de la mamá Pterodáctilo, así que después de ponerme en cabeza durante un rato y guiar al grupo por decisión de Hellboy, decidí meterme en medio de todos ellos. Así estaría protegido por todos los flancos posibles, y al lado de las dos únicas mujeres del grupo; La hechicera Dalae, que podía protegerme en el caso de ataque mágico y sacarme de allí volando… y la Valquiria Brunilda, que con su puño y su espada podía igualar a la fuerza de mi hermanastro Thor. ¿Qué más podía pedir? Estaba al lado de dos bellezas nórdicas… así que, posiblemente, era el hombre más listo de aquel grupo.

El descenso fue igual de problemático que el ascenso a la montaña, pero por lo menos nadie nos ralentizó por el camino. No hubo ataques sorpresa, ni T-Rex, ni Velociraptores...sólo íbamos más lentos de lo normal. Sobretodo yo, que iba poco a poco deslizándome por la tierra con mis pequeñas piernas, y agarrándome a cada árbol que encontraba en el camino para no resbalar y caerme. Cuando llegamos al final de la bajada y nos adentramos en el claro, cogí una gran bocanada de aire y después la expiré con total tranquilidad. Estábamos cansados y hambrientos, pero llevábamos unas cuantas horas sin que nadie metiera la pata, así que me sentí realmente orgulloso del grupo... hasta que un rugido quebró los agradables cantos de los pájaros.

- Prometo que eso no ha sido mi estómago… -susurré mientras me escondía tras la espalda ancha de Brunilda.

Desde mi improvisada cobertura aka Bruni-Armario, observé cómo un feroz y gigantesco oso de montaña se acercaba corriendo a devorarnos. Por suerte, había tomado como objetivo a mi “lacayo” el peliblanco, que parecía muy confiado en sus capacidades para sobrevivir.

-¡Espántalo! ¡Usa el fuego!- y entonces usó algo rojo. Pero no era fuego. Era un Deadpool chamuscado que viajaba por el aire haciendo una perfecta curva en dirección a la boca del oso mientras lanzaba insultos y maldiciones.- ¿Qué no has entendido de fuego?- me llevé las manos a la cabeza, alucinado por las alocadas ocurrencias de mi compañero, y observé lo que vino a continuación sin la oportunidad de poder hacer nada al respecto. Aunque claro, tampoco pensaba mancharme las manos con el asunto.

Lo más increíble de todo, es que la criatura dejó de prestar atención a Arturo una vez tuvo al mercenario en la boca, y se marchó a esconderse en su oscura cueva para terminarse su aperitivo en privado. Vi como el resto de mis compañeros se quedaban de piedra durante unos instantes, conmocionados por lo que acababa de ocurrir. En el claro se hizo un incómodo silencio…

- Se te podría haber ocurrido lo del látigo antes…- dije a Arturo.- Nos hubiéramos ahorrado tener que ir a rescatar Deadpool… porqué… Alguien le va a ir a rescatar… ¿no? - yo no tenía intención de mover ni un dedo, la culpa había sido de Arturo, y lo mejor era dejar que él lo solucionara. Pero los gritos de auxilio de Deadpool seguían resonando en el interior de la cueva e iban en aumento. No era algo agradable de oír, y se supone que yo era un niño al que no le dejaban ver el contenido +18 - Si nadie va a ir a por él... podemos esperar a que se salve él mismo. Esto nos deja con las siguientes posibilidades: A) Dejamos que Deadpool se pelee con el oso y le gane. B) Dejamos que el oso digiera a Deadpool y una vez tenga todos sus trocitos en el estómago, él se regenere y le reviente desde dentro. C) Esperar a que el oso digiera a Deadpool y lo defeque, en cuyo caso el mercenario se recompondrá una vez tenga todos sus trozos fuera… - ninguna de las tres opciones era muy agradable de imaginar, pero mis compañeros no estaban por la labor de ir a socorrerlo. De echo, el gigante rojo acababa de agarrar a Arturo del cuello con una furia de mil demonios y lo levantó del suelo como si nada, traspasándole con una mirada infinita de odio.

Las cosas estaban así: Deadpool siendo devorado por un oso. Arturo ahora era el “malo” de la película, ya que había cogido a uno de sus compañeros para utilizarlo como carnaza, lo que hacía plantearme una pregunta. ¿Y si lo hubiera hecho conmigo? No, no, no... te has portado muy mal, Arturito. Y eso que yo soy el dios del caos. Dalae, Constantine, el Ghostrider y Raden se sentaron tranquilamente en el claro para descansar, y Hellboy se encaró con el tuerto, a puntito de darle dos yoyas. ¿Esto en que nos deja? Brunilda.

La Valquiria frunció el ceño y a modo de resignación se fue sola en dirección a la cueva al darse cuenta de que era la única que iba a exponerse para salvar a sus compañeros. No había dudado ni un instante de su valentía y de su gran corazón, así que no me extrañó su decisión. Ella sí que era una compañera fiable, incapaz de dejarme atrás en el caso de que algo me ocurriera… aunque hubiera fallado en cogerme en aquel puente… En fin, se que hemos tenido nuestros roces de vez en cuando... o más bien casi siempre. Pero lo que hacía lo hacía por Thor... y la palabra de Thor valía más que la del dios de las mentiras.

- No te preocupes por eso porqué iré contigo… -dije ignorando la advertencia de Bruni. - Así puedes tenerme controlado...- Dije esbozando una sonrisa divertida. La mujer nunca se fiaba de mi, y hacía bien. Pero no tenía pensado hacer ninguna otra travesura en aquel momento. De todas formas, ahora mismo era el niño Loki, así que aún tenía la oportunidad de mostrarme más amable de lo habitual. 

En cuanto llegamos al interior de la cueva, encendí una luz con mi bastón para iluminar el lugar, y vimos como Deadpool seguía vivo a pesar de que le faltaban ya varios trozos del estómago.

- Duerme una larga siesta…- susurré en el lenguaje de las antiguas runas de Asgard cuando Brunilda usó su espada para hacer retroceder a la gran criatura, y esperé a que el pequeño hechizo de dormir hiciera efecto en aquel bicho.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1567
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   31st Enero 2017, 00:35

Fdi: ha transcurrido justo una semana desde la última respuesta, así que paso turno. El orden de respuesta, como siempre, es libre.


Brunilda avanzó en primer lugar tanteando las paredes de la cueva y avanzando con precaución. Un fuerte olor a carroña llenaba el ambiente, y en cuanto sus pies  tropezaron con el primer hueso comprendieron por qué; estaba claro que no era la primera vez que el oso arrastraba una presa hasta la seguridad de su guarida, pues el suelo estaba cubierto por restos que en su mayoría parecían animales, aunque había algunos más difíciles de identificar. Ahora podían distinguir mejor la voz de Deadpool, quien, obviamente, aún continuaba con vida, aunque sus palabras no parecían tener ningún sentido para la rubia. A pocos metros de la entrada distinguieron un esqueleto claramente humano aunque con el cráneo más achatado y el toro supraorbitario muy marcado. Un homo erectus, sin duda. Todavía le colgaban jirones de carne, así que debía de ser una presa reciente.

El oso estaba entretenido destripando a Deadpool, pero en cuanto percibió su olor se volvió con furia sólo para recibir el doloroso e inesperado golpe de la valquiria en el hocico. El animal emitió un quejido sorprendido, y antes de que pudiera recuperarse para lanzar un contraataque, el pequeño Loki intervino con su hechizo de sueño y el animal se desplomó al suelo con todo su peso.

Mientras tanto, fuera, los arbustos que rodeaban al resto del grupo se agitaron para permitir la aparición de varios rostros simiescos y peludos que les observaban con temor y reverencia. Cuando Brunilda, Loki y Deadpool salieron de la cueva (éste último sujetando sus entrañas), el jefe del primitivo grupo se atrevió a salir y avanzar hacia ellos. Llevaba en la mano un palo con la punta toscamente afilada, posiblemente utilizando piedras, pero no parecía tener intenciones hostiles. Deteniéndose ante el trío, comenzó a tratar de comunicarse rudimentariamente emitiendo sonidos que ningún significado tenían para ellos.

Al menos una cosa estaba clara a juzgar por el modo en que les miraban todos: los homo erectus estaban sorprendidos de que hubieran entrado en la cueva del azote del bosque y hubieran salido vivos. El jefe miró a Loki y a Brunilda y les hizo señas para que le siguieran.

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
[Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]
» El Werder Bremen a manos de Luis Enrique
» Bajar el tiempo de contrato con el club
» El túnel del tiempo (1967)
» La bruja del tiempo.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: Europa :: París-
Cambiar a: