Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

MensajeTema: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   27th Agosto 2016, 19:48

11:50 A.M. - Lunes, 3 de septiembre de 2018
Viena (Austria)



Metí la llave en la cerradura y abrí la puerta. El interior del apartamento se sorprendió al verme, vomitando polvo, oscuridad y hedor a cerrado. Entré cargada con una sola maleta y la insistente mirada de Jack Frost desde el umbral, asomando la cabeza. Localicé el cuadro de fusibles detrás de la puerta abierta y subí todos los interruptores. Fui abriendo puertas y ventanas para ventilarlo todo, lo cual me llevó muy poco tiempo. La luz entró a raudales, alumbrando cada rincón. Pese al abandono, el piso se mantenía en buen estado, quitando algún que otro desconchón y rastros de humedad en la pared. Quedaban los muebles básicos: un sofá cama en el comedor, junto a una mesa y un par de sillas. Allí estaba el único lujo: un televisor de pantalla plana pero pulgadas justas. El salón compartía espacio con la cocina, separadas por una barra americana. El baño estaba en el extremo opuesto, con el espacio disputado entre los enseres típicos de un aseo.

-¡Venga, Jack! ¿No te dará miedo, no? Si ya hay luz.

Jack dudaba, estudiándolo todo con sus ojillos negros sin moverse de la puerta.

- ¿A qué te dejo fuera?

Correteó con sus pequeñas y regordetas piernecillas, pasando por mi lado. Enseguida oí el rechinar de la madera bajo su peso, una vez. Otra. Y otra… Alcé los ojos al techo.

- No saltes en el sofá cama, que lo rompes.

Los vecinos de abajo escucharía los golpecitos de sus pasos acelerados yendo de un lado a otro, curioseando y tocándolo todo. Le dejé a su aire mientras deshacía la maleta. Dejé todas las prendas sobre la mesa. Ese era todo mi equipaje: ropa prestada por la ONG ambulante Sophie. Lo importante, lo personal, lo llevaba siempre encima y no pesaba: en el bolsillo del pantalón, dos broches idénticos a excepción de la marca que el fuego había dejado en uno de ellos. En la cintura, oculta entre su funda y la camiseta, una daga. Ese era el auténtico equipaje, el que acarreaba conmigo desde mi vida anterior, más allá de la amnesia.

Me sobresaltó el estruendo de un juego de ollas y sartenes al precipitarse contra el suelo. Me asomé aupándome por encima de la barra y descubrí a Jack en medio del desastre, sentado en el suelo. Alzó la cabeza.

- ¿Qué has liado ahora, peque? -fingí enfadarme, pero la pantomima no me duró mucho. Al ver que estaba bien, con los ojos brillantes por la emoción de la mudanza, se me escapó una risilla cargada de alivio, de la que él se contagió.

Bordee la barra y le ayudé a recoger el estropicio, rechinándome los dientes con el roce de la escarcha que había dejado Jack con su contacto de forma involuntaria. Ya que estaba allí, comprobé el frigorífico: vacío. Bastante que Sophie me había prestado aquel piso franco un mes.

Jack acogió la idea de ir a comprar con su entusiasmo característico. Correteó inquieto a mi lado, señalando aquí y allá, sin decir una sola palabra inteligible en todo el camino. Con su uniforme, parecía un crío más. En el supermercado no había mucha gente, así que Jack podía dar rienda suelta a su emoción. Le negué varios caprichos hasta que tuve que ceder ante sus lágrimas incipientes. Me dejé la calderilla que llevaba encima en una caja de helados.

- Deja alguno para luego -tuve que pedirle al ver como saqueaba la caja con ambas manos.

Nos dimos un paseo, caminando hacia las zonas verdes de Hauptallee. Era extraño: conocía aquellas calles, sabía por dónde atajar, pero no me evocaban nada. Sophie me había mandado allí porque fue donde nací y me crié. No recuerdo nada de esa época tampoco. No esperaba que el paseo despertase mis recuerdos, pero a lo mejor alguien me reconocía. Alguna ventaja tenía que tener la eterna juventud.

Al llegar a la pequeña selva verde que hacia de isla bordeada del agitado mar de carreteras, descubrí el motivo por el cual no me había cruzado con un alma. La Policía había acordonado la zona. Los curiosos se agolpaban allí, revoloteando en torno al cordón policial como polillas a la luz, en busca de un hueco a través de los agentes que lo custodiaban para grabar la escena con sus móviles. Muchos lo conseguían. Jack y yo intercambiamos una mirada y nos abrimos paso escurriéndonos entre los asistentes hasta la primera fila. Un agente uniformado se nos puso delante, pero ya habíamos descubierto el contorno del cuerpo oculto bajo la tela blanca.

- ¿Qué es lo que ha pasado? -le pregunté.

No quiso responderme. Me pidió que me apartase de la cinta.

- Es una pena -como el policía no iba a contarme nada, presté más atención a los cuchicheos -. Creo que se hacía llamar "SuperStrike".

-…La policía les seguía desde que salieron del banco, pero el superhéroe les alcanzó primero…

- ¿Ves, tío? Lo he grabado. Aquí es cuando abre la puerta de la furgoneta y se le echa encima…

- ¿Y ese borrón que sale de la furgoneta?

Alguien que no formaba parte de la algarabía de voces de la que intentaba sacar algo en claro señalaba una silueta a contraluz a quién tenía al lado, semioculta en un portal a un lado de la plaza. No habría llamado la atención de no ser por la postura, en cuclillas, y por la prisa que se dio en desaparecer calle abajo. La policía estaba demasiado ocupada controlando a la masa y marcando la escena del crimen como para fijarse en él.

Por su parte, Jack estaba más nervioso por momentos. A la gente no le quedaba otra que hacerle hueco porque el frío que irradiaba era notable. Parloteaba en su extraña e inconexa lengua en tono quedo, buscando algo en el ambiente. Llegado un momento me dio una serie de tironcitos del pantalón, obligándome a perder de vista a la silueta que huía.

- Jack. ¡Jack! Cálmate, que ya nos vamos…

Y entonces empezaron las voces. Un coro desorganizado que restalló en mis oídos como un látigo:

Strigoi

Decían en diversos tonos y volúmenes. Lo repitieron varias veces y podía oirlas aunque me tapase los oídos. Estaban dentro de mí. Repitieron lo mismo hasta que se sumaron todas en un único grito que me ensordeció momentáneamente.

STRIGOI

Salí corriendo atropellando a la gente que me rodeaba, no sabía si huyendo de la impresión de la escena o de las voces, que habían vuelto a sumirse en el relativo silencio al que estaba acostumbrada. Sin darme cuenta, seguí el mismo camino que la silueta achaparrada hasta que tuve que detenerme en una bocacalle a tomar aliento. En algún punto del camino se me debió de caer la caja de helados. A Jack le iba a dar un soponcio. Ya no percibía su presencia, así que supuse que se desconvocó cuando nos separamos.

Apoyada contra la pared, repasé lo que había visto y oído: un superhéroe muerto, la palabra "strigoi" en mi mente... Normalmente las voces eran susurros constantes en un rincón. Ante aquello se habían puesto de acuerdo por primera vez… que yo supiera.

Tenía que saber por qué.

_________________


Última edición por Tanith Blackwood el 9th Septiembre 2016, 00:34, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   7th Septiembre 2016, 17:42

Aquello estaba rico, muy rico: olía bien, sabía bien, la llenaba bien. En definitiva, muy rico. El único problema era el plástico que envolvía el embutido que Zoey no consiguió distinguir antes de dar el primer bocado. Se le quedó la lengua con un sabor raro y algo le arañó un poco el paladar, posiblemente el plástico. Por un momento pensó en tirarlo porque podría ser una de esas frutas de mentira que había intentado comer en otra ocasión, pero el sabor que le quedó en los dientes y que sintió con su lengua le hizo cambiar de opinión. Un cambio muy sabio por su parte y así se lo aseguró su estómago.

Estaba a medio terminar, sentada en aquel callejón y escondida tras un contenedor de basura cuando escuchó acercarse una persona. No debía pesar mucho a juzgar por el sonido de sus pisadas y tenía el paso errático. Zoey sintió curiosidad y asegurándose de que tenía el bastón apoyado en la pared se asomó para ver a una chica de pelo oscuro al otro lado del contenedor.

De no ser por la cagada del día anterior, Zoey jamás se hubiera cruzado en el camino de Tanith.

26 horas antes...


Zoey estaba demasiado desorientada como para calmarse. Las multitudes siempre le habían causado estupor, los grupos de gente numerosa y sentirse sola, ajena a los pensamientos de los grupos. Eso hizo que se escondiera en aquella caja de metal y sin darse cuenta se encontraba en un barco, camino al viejo continente desde Nueva York.

Todo había sido muy confuso. Llevaba todo un día sin comer y lo único que consiguió llevarse a la boca lo hizo gracias a una tienda de esas con comida expuesta a la calle. Zoey estaba por su quinta pieza de fruta cuando salió el vendedor a pedirle que pagara lo que se estaba comiendo. Zoey no tenía nada encima y para colmo de sus nervios la gente empezó a amontonarse alrededor para ver qué estaba pasando. La última vez que había tenido un coro de gente fue cuando conoció a la mujer araña, y ese día no fue uno de sus mejores días.
Zoey corrió con todas sus fuerzas, bombardeada con la sangre que repartía su acelerado corazón hacia su cabeza la cual martilleaba su sien sin contemplación. En algún punto notó que le faltaba el aire al recordar todas aquellas miradas y todas aquellas personas a su alrededor. Buscó un lugar donde esconderse y sus pies la llevaron al puerto.

El resto se puede rellenar con la imaginación.

La caja donde se había metido cogió rumbo hacia Viena. No quiso abrir la caja con sus dotes porque no dejaba de escuchar personas alrededor de la caja. Sólo de imaginarse que estaba rodeada de personas sin saber qué querían hacer con ella hacía que tuviera otro episodio de ansiedad, y se quedara hecha un ovillo en la oscuridad.
Hubo un momento para abrir aquella caja, y fue varias horas después cuando se hizo el silencio. Con cuidado rompió el cierre de la caja y salió al exterior.
Era de noche y ya no estaba en un puerto ni en un barco: estaba en una estación de tren con varios trenes alrededor. Zoey no sabía dónde estaba pero quedaba claro que aquello no era Nueva York. Era otro lugar de aquel mundo que se le hacía tan raro.
Por la noche había poca gente por la calle, y eso la tranquilizó bastante. Escuchó hablar algunos de los peatones y se extrañó porque aquella lengua le resultaba desconocida. Intentar preguntar cómo se volvía a Nueva York sería una pérdida de tiempo así que lo que hizo fue buscar una zona con árboles, subirse a uno y descansar hasta que saliera el sol de nuevo.

Y así volvemos a donde nos habíamos quedado, con Zoey mirando a la muchacha de pelo oscuro, parada en la bocacalle de su callejón. Se la quedó mirando y luego miró su embutido. Algo en su interior la impulsó a salir levemente de su escondite y alargar una mano con un trozo de embutido entre sus dedos, para dárselo a la muchacha.

Tal vez no era la única que estaba en su misma situación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chloe Arquero
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Edad : 25
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Huesitos
Nombre real: Chloe Arquero
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   9th Septiembre 2016, 00:05

Lunes, y como todos los lunes el ritmo de trabajo era realmente frenético, llevaba en Nanobiots desde las ocho de la mañana rehaciendo el cuadrante del equipo y actualizando la línea cronológica que el cliente había marcado. La empresa pionera en nanotecnología con sede en Viena, nos había concedido un proyecto sobre prótesis intraóseas transcutáneas ó lo que viene a ser lo mismo, prótesis biónicas totalmente integradas en los sujetos. Como Proyect Manager, debía controlar y hacer el seguimiento de cada fase del proyecto para cumplir con los plazos establecidos. Entre mis tareas debía organizar a los profesionales en su área idónea de trabajo, supervisar los protocolos empleados para que cumpliesen con los estándares de calidad y liderar a todo el equipo de técnicos. Lo cierto es que mi trabajo me encantaba y era bastante ordenada, tenía todo perfectamente controlado, muchos cuestionaban que una chica de veintiséis años fuese capaz de desempeñar un cargo como aquel pero a la vista estaba, los proyectos que yo dirigía eran todo un éxito, y Stark lo sabía.

- Doctor Maier, las líneas del proyecto están definidas y los técnicos han empezado sus investigaciones, informaré al Sr. Stark de las novedades, tengo una conference call con él antes de la comida y me gustaría plantearle ciertos aspectos, por lo que dispondré del resto de la mañana – Gerhard Maier, se encargaba de la ingeniería genética y trabajaba para la Universidad Médica de Innsbruck como investigador.

- Ja, señorita Arquero, los avances obtenidos son magníficos, el Sr. Stark puede estar contento – Su acento era muy peculiar, me dedicó una sonrisa afable y se perdió entre sus informes. Me despedí del resto del equipo y al poco tiempo ya estaba pateándome las calles de Viena.

En realidad no tenía ninguna call con mi jefe, le enviaría un mail que con suerte Pepper leería y de repente, me acordé. Virginia me pidió dulces de Liliput, esos pequeños bombones en cajitas tan elegantes, prometí llevarle, así que lo mejor sería dar una buena vuelta por los alrededores y encontrar una buena confitería.

Estaba a las orillas del Danubio, me adentré en la ciudad hasta que di con el famoso Wurstelprater, un parque de atracciones en medio de la capital, me adentré y para mi sorpresa estaba bastante solitario, los niños aún no habían empezado el colegio y aún hacía buen tiempo, vaya una lástima. Sin embargo algo llamó mi atención, entre la arboleda alcancé a ver una multitud que se agolpaba a lo lejos, probablemente algunos chavales estarían bailando ó haciendo trucos y habían congregado al gentío, me recordó a los músicos del Parque del Retiro de Madrid, cuando era más pequeña siempre obligaba a mi abuela echarles unas monedas. Me quedé ahí plantada y decidí bordear el parque, tardaría menos pero mi sentido de la orientación... Al menos tendría que intentarlo, total no había prisa.

Perdida en mis pensamientos sobre mi próxima escapada de alpinismo, llegué a una calle estrecha y algo abandonada, iba a darme la vuelta pero vi a una niña correr hacía mi, parecía huir, se apoyo a descansar en una bocacalle para recuperar el aliento. La observé era bajita y no parecía que nadie la persiguiese, de repente una cabeza blanca y desgarbada asomó del callejón, estaba de espaldas a mi no podía verla la cara pero no me inspiro confianza, aceleré el paso hasta llegar a su altura.

- ¿Va todo bien por aquí?

_________________
"No tienes los huesos rotos, así que levántate"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   14th Septiembre 2016, 18:33

No había terminado de recuperar el aliento y ya estaba dando otro respingo con el corazón a mil. Un brazo emergió de la penumbra del callejón hacia mí, con algo que no pude identificar en la mano. Los dos edificios que custodiaban ese rincón estaban muy pegados entre sí, sin dejar espacio apenas para unos rayos de luz y un contenedor. Dos ojos grises, sin iris ni pupila, me observaban desde allí, expectantes por mi reacción. La pigmentación del trozo de piel que quedaba a la vista también era insólita: era cetrina, y por lo que intuía del resto de su silueta, bastante achaparrada. Descubrir a alguien así, allí escondido, después de lo que había visto y oído, despertó mis alarmas. ¿Había sido a ella a quién había visto antes en el portal, cerca de la escena del crimen?

Me llevé la mano hacia la cartuchera disimulada bajo el cinturón, acariciando el mango de mi daga. Despacio, sin movimientos bruscos…

- ¿Va todo bien por aquí? -una transeúnte se acercó. Por un momento me desconcentré, apartando la mirada de la chica que se ocultaba en el callejón.

Fueron sus ojos los que me llamaron la atención. Limitrófes a la oscuridad de la calleja, rebosaban de vida violeta. Tragué saliva y me cercioré de que mis gafas de sol seguían en su sitio. Los suyos violetas, los míos rojos… ¿Me sonaban esos ojos de algo…?

- ¡AYE!

Percibí el tirón del alma cuando ya era tarde. El tiempo se había detenido, planteándose si la situación era grave o cómica. Jack Frost, el puñetero Jack, se había invocado solo y pendía del brazo de la chica de piel cetrina cual tiburón, tratando de engullir lo que fuera que me ofrecía, cubriéndole hasta la altura del codo. Sin labios ni dientes, su mordedura no le haría daño. Lo que sí notaría sería el frío invernal que la criatura desprendía.

- ¡Jack! -cuando hablaba con él o con el resto de las voces lo hacía en inglés. Era el único idioma que entendía, o eso descubrí tras mis experimentos con ellos en el hospital -¡Suéltala ahora mismo!

Sabía que me había escuchado porque sus ojillos negros, todo pupilas, giraron para enfocarme, pero no le dió la gana de obedecer, como siempre que había comida de por medio.

En cuanto la sorpresa de la repentina aparición se esfumó, la chica del callejón reaccionó. Meneó el brazo con fuerza, zarandeando a Jack. Tuve que concentrarme para desconvocarle, porque encima, Jack no ponía de su parte. Los esfuerzos de la chica dieron sus frutos antes que los míos, y Jack salió volando hacia arriba.

Riéndose, Jack voló por los aires como si la gravedad no fuera con él. Cuando volvió al suelo, lo hizo convertido en un montículo de nieve, lo que siempre quedaba de él después de enviarle de regreso al limbo. Cuando volví a reparar en la muchacha, ésta enarbolaba en mi dirección un bastón, retrocediendo paso a paso.

- ¡No, no, no, no, no! -le mostré la palma de las manos, apaciguadora. Si Jack no había reaccionado de forma agresiva como las voces anteriormente, significaba que no era una amenaza. No podía permitir que huyera. ¿Y si ella había visto algo? - Siento lo de antes. Tranquila…

No terminaba de fiarse de mí, pero no sabía de qué otra manera podía demostrarle que no quería hacerle ningún mal. Me fijé por primera vez en sus orejas alargadas y puntiagudas, asomando entre el pelo canoso. Hizo un gesto parecido al de un animalillo, ladeando la cabeza…

... como cuando Jack en el hospital me oía hablar en alemán…

- Lo siento -le dije en inglés, sin levantar la voz. Para más inri, tenía una testigo más. La mujer de los ojos violetas y pelo blanco. Alcé un dedo en su dirección -Esto tiene su explicación. ¡De verdad!

Y tanto. Si hasta a mi me encantaría conocer esa explicación.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   21st Septiembre 2016, 16:34

Ante la mirada de Zoey no había pasado desapercibido el gesto de su mano, tantas veces visto en mil y una transacciones en su antiguo universo, en su antiguo hogar. Incluso ella misma había hecho ese mismo gesto cuando llevaba armas afiladas en su cinturón. Denotaba desconfianza, inseguridad. Denotaba que la persona se sentía en peligro y buscaba un arma para sentirse segura a la vez que tenía una oportunidad de defenderse llegado el momento.

Zoey iba a retirar la mano viendo que la morena no tenía intención de coger ese trozo de comida cuando de repente y sin previo aviso más allá de un grito venido de no se sabe donde, apareció una criatura que recordaba a los muñecos de nieve que se suelen hacer en los lugares nevados o llegada la Navidad. El muñeco metió dentro de su bocaza toda la mano de Zoey, con el trozo de embutido entre sus dedos y... sus dedos.
A la mutante le costó reaccionar debido a que no sintió ningún estímulo: ni de dolor, ni de sorpresa, ni repulsión... la única sensación que se extendió hasta su codo fue la de aquel frío que le helaba la sangre y engarrotaba su extremidad. Zoey movió el brazo una vez, probando si el muñeco se soltaba. Probó una segunda vez, con más fuerza. Siguió probando hasta que los intervalos desaparecieron y como una hoja sobre un viento huracanado agitó el brazo hacia todas partes.

El muñeco terminó por soltarse. Algo cansada y exaltada, Zoey echó mano de su bastón, agarrándolo y preparándose por si acaso. Apuntó con éste a la morena la cual levantó ambas manos y empezó a hablarle en aquel idioma extraño. Zoey no entendía lo que le estaba diciendo pero no se fiaba de alguien que llevaba consigo una cosa como aquella y la lanzaba contra una persona que ofrecía comida. Ofrecer comida es a su vez una forma de pedir amistad y seguridad. Que le respondieran de aquella manera puso a la mutante en alerta. Tal vez lo mejor sería largarse de ahí, buscar la forma de volver a Nueva York y seguir allí su búsqueda.
Las sorpresas llegaron de dos en dos la escuchar a la morena hablar su idioma (o uno parecido) y la llegada de otra chica, ésta con el pelo blanco, mucho más claro que el de Zoey y los ojos violetas. Estaban llamando la atención y lo último que la mutante quería era una multitud a su alrededor.

- Zoey sólo ofecía comía poque la pelonegro hicía mala cara. Zoey pensó que tuvía ambre.

Esa era su explicación ante lo ocurrido. No sabía de dónde había salido aquel muñeco de nieve ni si volvería a asaltarla. Cosas como aquellas le hacían pensar en los héroes y los villanos, y la volvían paranoica.

FDI: Perdón por la tardanza: éstos días he estado un poco de bajona.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chloe Arquero
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Edad : 25
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Huesitos
Nombre real: Chloe Arquero
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   29th Septiembre 2016, 15:55

Observé la situación con cierta prudencia, con todo esto del efecto Omega una no sabía a lo que se enfrentaba y yo no estaba en un país conocido, no quería líos. Calle arriba había mucha gente aglomerada, al parecer el jaleo que había visto mientras bordeaba el parque estaba justo aquí, se oían las sirenas de la policía, no pintaba bien.

Lo que asomaba del callejón era una mujer que tenía extendido su brazo hacía la niña, le ofrecía algo que no llegué a diferenciar. De repente todo pasó muy rápido, una especie de muñeco azulón animado apareció de la nada y se metió el brazo extendido de la mujer en la boca. La morena le llamó Jack, pero el pequeño no la hacía ni caso y finalmente salió por los aires, en vez de caer de una pieza, sólo quedó de él una montañita de nieve. Miré al frente y la vagabunda, antes amable, enarbolaba un bastón de metal, la morena enseñaba las palmas en señal de indefensión, tratando de calmar los ánimos.

- Vamos a tranquilizarnos – Dije en inglés, entonces la morena empezó a hablar también en inglés tratando de disculparse, la situación era tensa. Me fije en la mujer del callejón, en realidad no era una mujer, parecía más joven que yo, muy desgarbada y con los ojos totalmente blancos, era ciega aunque se manejaba bien. Tenía unas orejas puntiagudas y la piel color aceituna, no era un humano corriente pero después de todo pocos quedaban ya. Cuando habló… Bueno al menos lo intentó era como un preescolar pero se la entendía.
- No pasa nada, no hambre, no comida, todo bien. No queremos hacer daño – Mostré mis manos para que viese que le decía la verdad pero no estaba muy segura de que sus ojos pudiesen verlas así que mire a la niña - ¿Estás bien? – Parecía fatigada, era un poco más alta que yo y tenía la piel muy clara.

La situación era incomoda, tres desconocidas en un callejón a cada cual más peculiar y justo unos metros arriba la policía... Miré a la niña morena, venía de esa dirección... No, no creo, ¿No? Es decir, es una niña y parece bastante normal. Densifiqué mi brazo izquierdo, a ver si iba a ser la única tonta que no fuese protegida.

_________________
"No tienes los huesos rotos, así que levántate"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   30th Septiembre 2016, 13:03

Cuando despiertas en un hospital sin recuerdos, lo último en lo que piensas es en procurarte una documentación apropiada. Más que nada porque no sabes quién eres, y no tienes un solo indicio que te indique lo contrario. Mi benefactora tampoco creyó necesario inventarme una identidad y arriesgar su puesto por falsedad documental. Gire la cabeza una sola vez para que esto me cruzase la mente, en alerta ante las sirenas. Quizá no tuvieran cargos contra mí -salir corriendo no era un delito, que yo supiera -, pero tampoco tenía muchas ganas de averiguarlo. El solo hecho de que no tuviera documentación encima -ni en ningún otro sitio -ya me comprometía lo suficiente como para que me llevasen a comisaría.

- Estoy bien, si. Bueno, no. Es decir… -me froté el entrecejo. ¿Cómo podía salir del atolladero en el que me había metido? No había querido asustar a esa pobre chica del callejón, y encima, la de los ojos morados tenia el brazo inflamado. Y la policía detrás. Y las voces, encima que me habían llevado hasta allí, se habían retirado a un rincón a cuchichear sobre mí, seguro.

Oí tras de mí la puerta del coche patrulla abrirse y cerrarse de un golpe, junto a una voz recia pedir paso. Genial. ¡Genial! Fantástico.

- Vale, han asesinado a un tipo con poderes cerca de aquí, y quien sea que lo haya hecho no es muy humano que digamos -recité de carrerilla, presa de la urgencia por alejarme de allí antes de que me pillasen por error, y alternando el inglés con el alemán por culpa de los nervios -. Creo que puedo tener una pista sobre quién pudo ser, pero es difícil de explicar -me giré hacia la chica del callejón -Si tu has visto algo me vendría muy bien cualquier pista -luego me dirigí hacia la chica de los ojos morados -Y tu… bueno, tu has visto a Jack. No sé como se lo va a tomar la pasma, pero seguro que no están preparados para este tipo de contingencias -el agente ya se distinguía perfectamente -¡Necesito saber quién ha sido! ¡Por favor, ayudadme!

Me mordí el labio y mi voz interior les suplicó para que me creyeran aunque fuera un poquito. Era una petición muy compleja, sobre todo teniendo en cuenta lo que habían visto, oído, y como nos habíamos encontrado. Si estuviera en sus pellejos, no solo no me creería, sino que me entregaría a la policía. Pero era la primera vez que las voces se ponían de acuerdo. ¡Tenía que saber por qué! Las miré a ellas, y luego miré a la policía que se acercaba a pasos agigantados. Algo en mi interior se revolvía ante una suplica de ayuda tan desesperada, pero el tiempo se agotaba…

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   4th Octubre 2016, 15:15

La expresión de Zoey cambió a la misma que se tiene cuando están intentando contarte un chiste pero no le encuentras la gracia por ningún lado. Lo hizo después de que la mujer de pelo blanco le hablara de aquella manera. Por un momento pensó que se estaba burlando de ella. Ya le había pasado en varias ocasiones. Luego pensó que tal vez tuviera un problema a la hora de hablar en aquel idioma, que podía no ser su lengua materna y que le costara estructurar frases. Y también cabe destacar que Zoey no tenía constancia que su forma de hablar fuera "inferior" al nivel de aquel universo: cierto que era una iletrada y que había aprendido a hablar y expresarse mediante gente que en su vida habían cogido un libro y no porque no quisieran sino porque no podían. Pero aun así, para la mutante su forma de hablar era normal, y no la encontraba extraña.

Tal vez fuera por la urgencia que vio en los gestos de la morena, o tal vez fue el tono con que habló la peloblanco y el mostrar sus manos. Zoey se relajó, bajando el bastón y quedando como si estuvieran teniendo una conversación normal y corriente... hasta que la niña habló.
Les contó algo sobre un asesinato de alguien con poderes. ¿Héroe? ¿Villano? Si era uno de esos a Zoey no le incumbía para nada. En su universo la gente moría constantemente y nadie hacía nada. El que sobrevive podía ver el sol a la mañana siguiente. El que no, bueno, tan sólo podría alimentar la arena del desierto.
Sin embargo vio una oportunidad en aquella situación: la niña hablaba el idioma de aquel lugar. Podría serle de ayuda a la hora de encontrar el camino de vuelta. Zoey tomó una decisión.

- Zoey tayudará si a cambio, pelinegro ayuda a Zoey a volvé a Nova York. Si aceptas hay trato. Si no - - Zoey hizo un paso atrás, dando la impresión de marcharse de ahí si hacía falta. - Po lo primeo es salí de aquí. Marxarse antes que la... "pasma" yegue. No quero que vuelvan a encerrar a Zoey y muxo menos que retengan a Zoey en un lugá que no conoce. Así que hay que maxase ala de ya. ¿Y tú? Peliblanco, ¿ayudaás? ¿Sabes ande podemos ir pa escondese de "pasma"?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chloe Arquero
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Edad : 25
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Huesitos
Nombre real: Chloe Arquero
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   6th Octubre 2016, 11:58

La chica morena se estaba poniendo nerviosa por momentos y mientras se acercaba la policía explicó atropelladamente lo que había sucedido calle arriba. Un asesinato de una persona con poderes, vale. Tenía una pista, aham. Y para colmo el muñeco, ese tal Jack, que parecía haberse esfumado de una peli de Tim Burton, genial. Es decir, tenía justo a mi lado a una chica que no conocía de nada pidiendo ayuda para tratar de resolver un crimen, o a una testigo presencial de un delito, o a la asesina en persona… Demasiadas posibilidades.

La vagabunda se calmó y le propuso un trato a la sospechosa a cambio de regresar a Nueva York, bueno más ó menos, a mi todavía me costaba hilar sus frases. Cuando se dirigió a mi…. En fin, escondernos de la policía, se me estaba complicando la vida por momentos. No me dio mucho tiempo a contestar y mucho menos a pensar, un agente de policía irrumpió en la escena tan peculiar y empezó a hablar en alemán.

- Discúlpeme agente, ¿En qué puedo ayudarle? – Hablé en inglés, esperando que me entendiera. Vamos a ver si la diplomacia que me habían enseñado servía para disuadir a las autoridades, por lo menos hasta que consiguiese aclarar la situación y tomar una decisión.

- Buenas tardes señorita, soy el agente Keller, me gustaría realizarles unas preguntas, ha tenido lugar un asesinato en las inmediaciones y estamos tratando de buscar testigos – Tenía un rostro afable, parecía el típico poli bueno.

- Vaya, qué horror. Pensé que era la típica actuación de músicos callejeros hasta que he visto la presencia de las autoridades - Eran dos, justo detrás del hombre con el que estaba hablando había otro más joven que escuchaba su transmisor y apuntaba cosas en una pequeña libreta – Soy la doctora Hopewell, de la Universidad Sigmund Freud, estoy con mi ayudante – Miré a la morena - Participamos en un estudio de psicoterapia, colaborando con la Universidad de Yale y estamos con nuestra paciente, nos disponíamos a volver al hospital cuando nos hemos topado con este revuelo, tengo el coche justo al otro lado – Sonreí, mientras pensaba en las consecuencias de la estupidez que estaba haciendo.

- ¿Qué hospital? – Inquirió el más joven, levantando la barbilla y cruzando los brazos a la altura del pecho. El poli bueno miraba a la chica del callejón y a la morena, estaba valorando la situación.

- Al Ybbs, en Melk, puedo darles la referencia – Metí la mano en mi bolso, que era enorme, haciendo que rebuscaba. Estaba en terapia desde hacía unos meses, el estrés laboral y la situación familiar habían desembocado en unos indicios de TEI (Trastorno explosivo intermitente) y cuando me asignaron el proyecto en Viena tuve que buscar un psicólogo que se hiciese cargo de mi caso – Aquí está – Le mostré la tarjeta de mi doctora y recé a toda la corte celestial, al joven volvieron a hablarle por el transmisor y se fue al coche. El policía miró la tarjeta y luego me miró a mi, iba de punta en blanco – Dijo algo en alemán al transmisor que llevaba en el hombro y me la devolvió – No será necesario doctora, vamos a cortar la calle, por favor salgan lo antes posible de aquí, que tengan una buena tarde.

- Gracias agente, ha sido un placer – Alcé la mano para despedirme del otro que me ignoró intencionadamente y ambos se marcharon. Guardé la tarjeta en el bolso despreocupadamente y saqué las llaves de mi coche para parecer que hacía algo, era inútil, mi coche estaba en Nueva York, pero esperé hasta que la policía se perdió de vista.

- Acabo de jugarme el cuello, más vale que haya merecido la pena – dije a la morena – Tenemos que salir de aquí, yo soy Chloe – Extendí mi mano, no pensaba revelar ningún dato más hasta saber a qué me estaba enfrentando.

_________________
"No tienes los huesos rotos, así que levántate"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   6th Octubre 2016, 18:44

Responder a la chica de la piel ocre me llevaba unos segundos más de lo que tardaría en responder a otra persona. Mi mente trabajaba al máximo para hilar las frases y no morir en el intento, con el ruido incesante de las voces interrumpiéndome. Vale, Zoey. Se llamaba Zoey. Y quería volver a Nueva York. El otro dato que me proporcionó -nada, una cosa insignificante… -fue que “ya había estado encerrada” -insignificante, si -.

  Su testimonio a cambio de llevarla de regreso a Nueva York. ¿Estaba tan desesperada? Pospuse la respuesta porque la policía ya nos había dado alcance. Retrocedí un poco hasta situarme junto a la chica del pelo blanco. Por un momento sentí que se me caía el alma a los pies: ahí se acababa todo. Sentía los latidos de mi acelerado corazón en las sienes mientras la mujer intercedía por nosotras ante los dos agentes. Estaba tan asustada que me temblaban las piernas un poco, luchando contra mi voluntad para echar a correr por sí mismas sin esperarme. No me enteré de nada de lo que hablaron, ni qué se inventó nuestra compañera para que, después de un tenso momento de duda de uno de los agentes, ambos nos dejasen ir.

  Expulsé todo el aire que, de forma inconsciente, había estado aguantando mientras duraba la entrevista.

- ¿Qué? -me invadieron unas ganas repentinas de darle un abrazo. No podía saberlo, pero acababa de salvarme de algo mucho peor que una noche en el calabozo por ir indocumentada: una bronca de Sophie. Tendría que conformarme con estrecharle la mano, intercambiando miradas con Zoey y con ella -.  Yo soy Tanith. Mi casa no queda muy lejos -ofrecí -.  Y Zoey, por mi, trato hecho. Haré lo que esté en mi mano para devolverte a Nueva York.

   Retomando el tema de la desesperación… si, estaba desesperada. Cualquier pista, por ínfima que sea, para mi era imprescindible. La madeja de mi vida estaba tan enmarañada que no sabía dónde podría encontrar un hilo del que tirar, y aquel podría ser tan válido como cualquier otro. Puse todas mis esperanzas en él, así que seguro que podía rebatir a Sophie y pedirle el favor. Merecería la pena. ¡Claro que sí! Le tendí la mano a Zoey para cerrar el trato.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   21st Octubre 2016, 16:28

Demasiado tarde: había llegado la poli. Zoey había llegado a la conclusión de que en aquel universo los que se hacían llamar "policías" no eran esos míticos defensores de la ley y el orden que salían en las historias de los más viejos de su grupo. Eran personas normales y corrientes que defendían al pueblo de las injusticias, protegían a los más débiles y al final, durante la gran batalla entre héroes y villanos trataron de salvar cuantas vidas pudieron, incluso a costa de las suyas. Ellos si que fueron grandes héroes del pueblo.
Sin embargo, la versión de aquel universo era broma bastante mala y sin gracia de aquellas figuras portentosas: usaban las leyes en su beneficio; eran totalmente subjetivos, lo cual significaba que si para ellos eras un delincuente, lo eras; estaban más preocupados de hacer detenciones que en detener a los malos de verdad. Y para colmo, el trato que solían tener con la mutante derivaba entre lo maleducado y lo violento. En definitiva, a Zoey no le gustaba aquella policía.

Cuando se acercaron Zoey se afanó en poner a buen recaudo su comida y cogió con la mano izquierda su bastón, ocultándolo entre las sombras del callejón y el basurero para pillarlos por sorpresa si hacía falta. Sin embargo la peliblanco se acercó a los policías y entabló una conversación con ellos, haciéndose pasar por médico y presentó a Zoey como su paciente. La mutante se quedó un poco... desintonizada. La actuación de aquella mujer la estaba convenciendo hasta a ella, y seguramente también a los policías porque cuando miraron a la mutante lo hicieron con esa misma mirada que usaban al decidir que estabas medio loco y que era mejor que se encargara otro de ti.

Se habían librado de la policía. Zoey se colgó el bastón a la espalda sin dejar de mirar a la peliblanco de nombre Chloe. Aquella mujer se acababa de ganar su respeto por lo que había hecho. Le recordó a sus "hermanas" mayores cuando salían a defender a Zoey de los bandidos y de aquellos que buscaban "carne fresca" para calentarse la noche.

- Zoey - dijo tan solo la mutante, señalándose con el índice. La morena de nombre Tanith puso a su disposición su hogar, y le mostró la mano a Zoey para cerrar el trato. Eso estaba bien. Había encontrado una forma de salir de aquel lugar tan extraño. - Tratto exo tonces. - Zoey escupió en su palma y cerró el trato con un buen apretón. - Zoey te seguirá ande vayas, Taniz. Peo otra cosa ante de salí. ¿No tendrás comía en tua casa, no? Zoey tiene muxa ambre y el trozo de carne no yena muxo... Por cierto, Kloe, Zoey tagaece lo cas exo con la pasma. Muxas gracias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chloe Arquero
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Edad : 25
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Huesitos
Nombre real: Chloe Arquero
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   31st Octubre 2016, 17:32

Observé como Zoey escupía su mano y se la estrechaba a Tanith, contuve mi mueca de asco,  ¿Cuánto tiempo hacía que no se cerraban los tratos así?

- Un placer – dije, mientras sonreía amablemente a ambas, después de que la policía se marchase el ambiente se relajó bastante – Creo que podremos ir a tu casa para aclarar esta situación  – me dirigí a Tanith – De camino me gustaría parar a comprar algo para comer, yo también estoy hambrienta.

Dejamos que Tanith nos guiase por la ciudad, lo cierto es que Zoey llamaba mucho la atención con su bastón y su aspecto en general, a ojos del resto debíamos de ser un trío muy peculiar. La observé y no se movía con dificultad entre la gente, si era ciega no lo demostraba en absoluto, muchas cabezas se giraban a su paso y algunos se cambiaban de acera pero ignoré esas muestras de desconfianza, no iba a alimentar sus temores poniendo cara de perro. Preferí entrar sola al Penny y compré comida para las tres, la situación de Zoey parecía bastante precaria, si sobraba siempre podía dárselo. Según salí, metí la mano en la bolsa de manzanas que había comprado y le tendí una a Zoey, no era carne pero al menos le quitaría el hambre, le ofrecí también a Tanith y cogí una para mí. Al poco tiempo estábamos en casa de la morena, un apartamento que olía ligeramente a cerrado, al parecer no le había dado uso en mucho tiempo, las ventanas estaban de par en par y la luz inundaba cada rincón.

- ¿Dónde puedo dejar esto? – dije levantando las dos bolsas de la compra –Hay platos ya cocinados, embutido, yogures y algo de fruta, podemos aprovechar y comer mientras nos cuentas – Todo esto era muy imprudente por mi parte, al fin y al cabo no sabía dónde me estaba metiendo ni si podía confiar en ellas, miré a mi alrededor. El apartamento tenía lo justo para vivir, sin embargo no colgaban cuadros, ni detalles personales que indicaran que pertenecía a Tanith, había ropa encima de la mesa, todo apuntaba a que no hacía mucho que vivía aquí.

- Parece que te acabas de mudar – No alcancé a escuchar lo que me dijo desde la cocina, palpé el bolsillo de mi vestido para asegurarme de que tenía el móvil en caso de necesidad y traté de relajarme y parecer receptiva.

_________________
"No tienes los huesos rotos, así que levántate"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   2nd Noviembre 2016, 11:48


Sophie me iba a rematar, directamente. Casi podía oirla gritar desde la distancia. “¡¿CÓMO SE TE OCURRE?!”. Que le den. Saber porque las voces con quienes tenía que convivir me gustase o no se volvían locas ante un homicidio me urgía más que su estado de ánimo. Al menos, no me importaba tanto mientras no tuviera que pedirle dinero. Ya me preocuparía de eso más adelante.


 No sé cómo aguanté la mueca de asco al notar el esputo de Zoey. Esperé a que me diera la espalda un momento para limpiarme la mano, frotando la palma contra una pobre pared. La mujer, Chloe, demostró ser un alma caritativa y compró comida de sobra para las tres. Genial, porque del supermercado solo saqué los helados que se quedaron atrás con la huida absurda a ninguna parte. ¡Mira que asustarme por un grito! Las guié hasta casa, y no se me pasó el estudio exhaustivo que le dedicó Chloe a mi birria de apartamento. No me avergonzaba, porque no podía llamarlo mío. Aunque pensar eso último si se parecía a clavarme una aguja en la muñeca. Aparté la ropa de la mesa, tirándola al sofá. Tenía una silla tubular en la cocina, junto a la barra americana, que dispuse para mis invitadas para que, al menos una de ellas, quedase nivelada con la mesa y no hundida entre cojines, que era lo que les pasaría si se sentaban en el sofá cama.


 Dispuse la comida preparada que nos había comprado Chloe con sumo cuidado. No salió ardiendo nada, pero sabía que no era más que una ilusión. A la más mínima distracción… adiós cocina. Era mi segundo poder. Imaginé que, lo más civilizado, era disponer mantel, platos, vasos, servilletas, cubiertos… El poco tiempo que estuve refugiada en el hospicio de Sophie lo había pasado encerrada en un desván, donde no tenía que poner la mesa ni comer con nadie, así que el protocolo no era algo que tuviera muy presente. Mientras lo preparaba todo, repasando la lista mentalmente, Chloe expresó en voz alta su conclusión desde el salón-comedor-dormitorio.


- Si. Hace unas horas -respondí con voz queda, repasando una vez más mi lista mental y acordándome de guardar en el frigorífico la comida que no nos íbamos a comer en unos instantes.


   Conforme llevaba cosas a la mesa en un par de viajes, se me cortó el aliento un poco y una ola de frío se materializó en la cocina, detrás de la barra, asomando solo los ojos para observarnos. Jack quería participar, pero tampoco quería volver a asustarlas. Se quedó allí, sin ayudarme ni intervenir, a la espera de una invitación.


- He estado en un orfanato hasta ayer porque no tengo un sitio donde quedarme, así que la “jefa” me ha dejado quedarme aquí durante un tiempo. Al menos, hasta que pueda pagarme un alquiler -¿por qué les contaba eso? Claro, eran el primer contacto humano que tenía desde que salí del hospital y no era la plasta de Sophie, que lo sabía todo y no quería contarme nada -. Siento todas las molestias, de verdad. Imagino que ambas tendríais cosas que hacer cuando os he asaltado yo… -añadí bajando el tono de voz a cada palabra, mientras lo terminaba de servir todo.


  Como no quería repetir la escena, entre hilarante y sobrecogedora, de Jack fastidiando a Zoey, le dediqué una furtiva mirada para que se quedase quieto donde estaba. No me hizo ni caso, y se acercó lentamente, con las manos recogidas, como escondiendo algo entre ellas. Dudaba entre paso y paso, y su rumbo le llevó hasta Zoey, con quien guardó cierta distancia antes de desvelar lo que guardaba entre las manos. Le había hecho una figura de hielo a su imagen y semejanza, con una riqueza de detalles impresionante. Por eso había bajado tanto la guardia; me estaba boicoteando otra vez usando sus poderes a escondidas. Le eché una mirada de desaprobación de la que luego me arrepentí. Era una forma de disculparse, no tendría que representar otro problema. Pero podría haber esperado un poco a que los ánimos se calmasen…


 Jack dejó sobre la mesa la figura, poniéndose de puntillas para poder hacerlo. Dió un saltito para deslizarla hasta nuestra invitada y, acto seguido, regresó corriendo a su escondite detrás de la barra de la cocina, donde se asomó lo justo para ver su reacción. Y digo yo, ¿no era más fácil desconvocarse en lugar de seguir aprovechándose de mis fuerzas?


- Sé que todo ha sido muy repentino… -dije sin quitarle los ojos de encima a Jack -. Pero necesito saber qué ha pasado con ese incidente. Creo que la policía se va a quedar corta, que lo va a tratar como algo “normal”, y no lo es. Es un don que tengo, detecto ese tipo de cosas -”Un día la sinceridad te va a matar. Si es que no lo ha hecho ya…” pensé -. Cualquier cosa que hayáis visto en la zona, u oído, me vendría bien saberla… Quizá os parezca mejor idea acudir a la pasma con esa información, pero seguro que hay cosas que se tomarían a broma -tenté un poco. No me atrevía a añadir nada que pudiera relacionarse con lo “paranormal” y derivados.




  Toquetée un poco el plato que tenía delante. La comida no estaba mal -¿qué narices? Era consistente, y hacía un montón de tiempo que no tomaba nada consistente. Las plastas que en el hospicio hacían pasar por puré era el otro extremo y me daban arcadas solo de acordarme -, y así podía pensar un poco en cómo plantearles la situación. Habían visto a Jack aparecer y desaparecer. ¿Debía darles más explicaciones? Chloe parecía una persona racional, y su forma de ahuyentar a la policía antes me hizo pensar que contaba con algo de su confianza. Con Zoey había empezado con mal pie, y me sentía culpable. Su presencia en el callejón podría convertirla en la testigo principal con la que podía contar -si es que podía llamarla testigo, porque hemos acabado aquí, así, por corazonadas e impulsos-. Oír cómo se expresaba, verla comer… parecía mucho más desamparada que yo. Quizá en Nueva York tenía familia, alguien que la esperaba. Así que, aunque no tuviera la información que buscaba, le pediría a Sophie que la enviase allí, a su hogar. Lo haría aunque no hubiera trato de por medio.

 ”Después de todo, es lo que yo querría. Que alguien me llevase de vuelta a casa…”


 De toquetear con delicadeza el plato pasé a engullir con tal de ensordecer ese pensamiento. Necesitaba estar centrada. El Strigoi. Eso.


- ¿Os suena de algo -tomé un sorbo de agua para ayudar a pasar la comida -la palabra strigoi?



_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   3rd Noviembre 2016, 19:15

Trato sellado. No había forma humana e inhumana de romper ese trato, o así lo dictaban las costumbres de Zoey.

Con las cosas claras, la morena llamada Tanith las guió hasta su apartamento, y de camino pararon en uno de esos supermercados para coger algo de comida. Durante todo el trayecto Zoey se sentía algo cohibida. No por la presencia de aquellas dos mujeres ni porque no sabía hacia dónde la llevaba la más joven. Era esa sensación de tener mil y una miradas clavadas en la nuca, de grupos de gente que caminaban a su alrededor y que en cualquier momento, alguna de esas personas podría saltar sobre la mutante, reducirla y...
Sólo de pensarlo se ponía más nerviosa, así que se escondió en un rincón dentro del supermercado a la espera de que las otras chicas salieran. ¿Y el premio? Una rica manzana. Zoey lo agradeció con creces. Comerse una manzana para ella era todo un manjar. Desde el primer y jugoso bocado hasta escupir las pepitas al suelo (siempre le dijeron que si encontraba pepitas tendría que enterrarlas en la tierra, por si algún día volvían los árboles).

Ya en el piso, tal vez de las tres Zoey fue la única que se sintió bastante bien en aquel piso: era seco, bastante grande comparado en los zulos donde había vivido, con un techo y con un suelo sólido. Una nevera que funcionaba así como... oh... por dios... un sofá con cojines.
Mientras las otras dos se encargaban de la comida que habían comprado, Zoey se dejó caer sobre el sofá, sepultada por los cojines y por la sensación de comodidad que sintió todo su cuerpo. Movió los brazos y las piernas tal cual lo haría un niño intentando dibujar un ángel en la nieve. La suavidad de los cojines era una fantasía hecha realidad. Cada cosiquilleo, cada junta que se le clavaba en la mejilla... era felicidad lo que sentía.

Calmada ya de su previo ataque y sentada en el sofá, esperó a que las chicas volvieran, y el primero que lo hizo, para sorpresa de todos, fue Frost. Se le acercó a la mutante poco a poco. La mutante no había olvidado lo que pasó en la calle, pero como no le pasó nada no le guardaba ningún rencor ni miedo a aquella... cosa hecha con nieve. Mucho menos después de que le regalara aquella impresionante figurita. En su "familia" Zoey había tenido algún que otro miembro que sabía pelar un trozo de madera o una piedra hasta darle una forma característica, pero aquello...
La respuesta que obtuvo Frost fue clara y concisa: pura y simple fascinación por parte de la mutante, quien se había olvidado completamente de la comida a causa de aquella figurita tan detallada. ¿Cómo lo habría hecho? ¿Esa era un tipo de magia... buena?

Cuando Zoey volvió a tener los pies en la tierra, descubrió que la morena y Chloe ya estaban hablando de lo sucedido, hasta terminar con aquella palabra: Strigoi.

- Hhmmmm... - negó la mutante. - Zoey nu sabe qui es "eztrihoi", pero tavez puea decirte argo el humbretón que pasó junto a Zoey en el cayejón. Ea un tipo noooorme, cubierto po una gafadina que le yegaba asta lus pies. Dava muxo miedo y Zoey si quedó quieta en lasquina... pero el ombre olía mal, mu mal. Como si acabara dabrir un animá en canal y suviera manxao enteo con sus tripas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chloe Arquero
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Edad : 25
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Huesitos
Nombre real: Chloe Arquero
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   4th Noviembre 2016, 16:43

Vi a Tanith ir de aquí para allá con platos, cubiertos y demás utensilios, la dejé hacer, a fin de cuentas no iba a ser de mucha utilidad ya que no sabía dónde estaba cada cosa. Zoey parecía no haberse sentado en un sofá desde hacía mucho tiempo, me recordó a mi abuelo cuando fuimos al Ikea dispuestos a remodelar el salón, probó todos y cada uno de los sofás de la exposición, yo era pequeña pero recuerdo que al final terminamos riéndonos mientras me hacía cosquillas. Sonreí dejando que ese recuerdo me envolviera y volví a la realidad con el olor de la comida caliente, tenía hambre de verdad. Me acerqué a la barra y tomé asiento, Tanith contaba su estancia en un orfanato, así que no tenía familia ó si la tenía no querían saber nada de ella, me pareció una confesión muy personal teniendo en cuenta que hacía menos de una hora que nos habíamos conocido. Por lo visto estábamos en un piso franco cedido por su jefa, al menos algo cuadraba.

- No tienes por qué disculparte, de verdad, trataré de ayudarte en lo que me sea posible – Ya de perdidos…. Seguí la mirada de Tanith y vi al ser pequeñajo con el que nos habíamos cruzado en la calle, se acercó con prudencia y dejo sobre la mesa una figura de hielo, vaya… Igual que cuando conocí a Sasha. No parecía ser muy peligroso pero me llamaba la atención la facilidad que tenía para aparecer y desaparecer, la última vez era sólo un montoncito de nieve.

Una vez que estábamos todas en la mesa Tanith empezó a hablar sobre el incidente, al parecer tenía la intuición de que aquello no era un simple asesinato y estaba claro que no estaba delante de personas normales. Preferí escuchar, era algo que había aprendido en las reuniones de negocios, una vez que se tiene toda información se puede ser más objetivo y hacer menos conjeturas. Cuando Zoey nos contó lo que había visto se disiparon mis dudas, no estábamos frente a un asesinato corriente, si es que existe ese tipo de calificativo para semejante acto, investigar algo así por nuestra cuenta podría ser complicado y peligroso.

- Yo siento deciros que no sé alemán, no tengo ni idea de lo que decían los policías pero puedo entrar en su base de datos, estaremos al tanto de lo que averigüen ellos en tiempo real. Sin embargo, si Zoey está en lo cierto parece que no se trata de un ser humano corriente y si lo es tiene pinta de ser peligroso, no creo que debamos aventurarnos con tan poca información  – Si pensaban salir en busca y captura del hermano perdido de Jack El Destripador no iban a contar conmigo - La palabra strogoi hace referencia a las ánimas de los muertos que salen por la noche a asustar a la gente, lo sé porqué en el colegio nos hicieron leer Drácula de Abraaham Stoker. Nuestro profesor de Literatura Internacional nos contó que el autor murió de sífilis y en sus últimos minutos de vida miraba a una esquina de la habitación y repetía una y otra vez la palabra strogoi.

Me sentía como un cazafantasmas pero mi única arma era un portatil.

_________________
"No tienes los huesos rotos, así que levántate"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   7th Noviembre 2016, 18:58




Mi cerebro fue traduciendo las palabras de Zoey a paso lento, pero seguro, para no perderse detalle y que toda la información quedase grabada a fuego si era necesario. Como Jack veía que nuestra invitada no estaba asustada en absoluto por su presencia, volvió a acercarse, se aupó, y se sentó a su lado. Movió las piernas regordetas en el aire, y desde ese momento, pasó a formar parte del incipiente e improvisado grupo de investigación.


Chloe se ofreció, humildemente, a enterarse vía telemática de los avances de la policía. Eso me dejó anonadada. ¿Podía hacer algo así? ¿Tan desfasada estaba con la tecnología? Obvié el hecho de que aún no me había acostumbrado al teléfono móvil más simple del mundo que Sophie me había endilgado antes de mandarme a Viena, y que aún me costaba desentrañar ese misterio al que llamó “patrón de seguridad”, y que estaba segura de que me iba a dar un buen número de quebraderos de cabeza, y llamadas perdidas a tutiplén… si es que alguien me llamaba alguna vez.


 Escuché toda la información que tenían que contar, y la verdad, por un momento me olvidé de dónde estaba y cómo había llegado allí. Solo podía pensar en lo que teníamos por delante.


- Para no saber alemán, te has valido muy bien antes para defendernos de la patrulla -observé -. Gracias, por cierto. Nos sería de gran ayuda saber qué detalles se van a guardar para ellos -me recliné en el asiento, y casi me caí. Eran bancos, no sillas, así que no tenía respaldo. Seguí hablando en cuanto recuperé el equilibrio -Estoy de acuerdo en que necesitamos más información. Zoey, si volvieras a ver a ese tipo, ¿le reconocerías?


  Puede que solo hubiera visto una gabardina andante, pero el modelo o el olor, podría ser esclarecedor. Si le había visto la cara, mucho mejor, aunque dudaba de que tuviera esa suerte. En cierto modo, sí con quién se había cruzado era el culpable, me alegré de que hubiera pasado de largo en su huida sin reparar en la testigo de piel aceituna. Lo cual me hacía sentir culpable. La primera vez había tenido suerte, pero ¿y si, tal y como alegaba Chloe, era realmente peligroso? No debía inmiscuirlas hasta ese punto por culpa de un grito de las voces.


 Me levanté y di un par de paseos por la sala, pensando. Jack creó de la nada otro muñeco. Para ello, juntó las manitas, cerrando los ojos, y éstas empezaron a brillar de forma ténue, como si hubiera atrapado entre ellas a una estrella de cuento. Acto seguido cerró las manos produciendo el mismo sonido que harían dos almohadas al chocar entre sí, y dejó sobre la mesa, junto a la figura de Zoey, otra de Chloe, tan fiel en detalles que parecía estar a punto de levantarse de la silla con la que la había retratado. Se quedó mirándola sin dejar de mover las piernas, expectante por su reacción.


- Necesito investigar eso del Strigoi -llegué a la conclusión después de darle algunas vueltas. Me volví hacia ellas -Sé que no es gran cosa, pero podemos usar esto de “base” o piso franco.  Zoey, puedes quedarte aquí si no tienes otro sitio hasta que te saque el billete a Nueva York. Chloe, si me hicieras ese favor de hurgar en la base de datos, te lo agradecería mucho. Dime qué es lo que necesitas, y haré cuánto esté en mi mano. Yo creo que me voy a llegar a la biblioteca a buscar lo que pueda sobre la figura del Strigoi.


 Las palabras, el plan, salía solo, automático. Cerré la boca bruscamente al darme cuenta de ello, como cuando empiezas a darle vueltas a cómo funciona el proceso de respirar y empiezas a hacerte dolorosamente consciente. Era como si… lo hubiera hecho antes. Menée la cabeza con energía para deshacerme de la idea. Necesitaba centrarme, tenía a dos personas conmigo y debía velar por ellas mientras durase todo aquello.


- ¿Queréis acompañarme?


Supuse que en la biblioteca habría conexión a internet y ordenadores disponibles. En mi nueva casa no tenía ordenador, así que desconocía cómo Chloe iba a hacer su magia tecnológica. Y bueno, no quería despegarme mucho de Zoey. Le había dado mi palabra de devolverla a casa, y me daban las siete cosas de ver lo mucho que se esforzaba Jack en congeniar con ella. En el tiempo que había estado así, ya había hecho una tercera figura -mía esta vez -, con la jugaba como si fuera una muñeca, interpretando nuestra conversación con sus “ayes”, que enmudeció en cuanto le dirigí una mirada disciplinaria. Volvería a las andadas en cuanto me despistase, así que tampoco me preocupaba demasiado.  



_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   9th Noviembre 2016, 21:09

En algún momento dado, entre la figura de Zoey y la figura de Chloe, la mutante se perdió en aquella conversación. Le había quedado claro que Tanith había elogiado a Chloe por haberse encargado de aquellos policías y que no les molestaran. Le había quedado claro que Chloe conocía más o menos el origen de aquella palabra: Strigoi. Sin embargo no pudo seguir a la albina cuando esta empezó a hablar sobre datos, sobre seguirlos en tiempo real. ¿A quién tenían que seguir? ¿No iban tras el tipo ese enorme que había visto la mutante en el callejón? ¿Y qué se iban a guardar para ellos? ¿Quienes? Su cabeza gris echaba humo hasta que Tanith volvió a dirigirse a la mutante.

- Hmmmm.... Mu posible Zoey puea seguir al ombre ganduyón. Exava pestes y olía mu mal. Zoey no havía olío na igual en toa su vida.

Tanith se levantó para darse un pequeño paseo. Momento que Zoey aprovechó para... examinar mejor aquel extraño ser de nieve que se había sentado a su lado. Estaba claro que su cuerpo era totalmente de nieve. Lo supo porque le puso la mano encima y lo pinchó varias veces con el dedo, hundiéndose y sacándolo de inmediato para no congelarse. Además no pesaba casi nada, y mojaba bastante se lo sujetabas un buen rato, como si el calor que desprende el cuerpo humano derritiera una leve capa de su cuerpo. Era un bichillo interesante, curioso, y lo mejor de todo es que era muy amigable. Zoey se preguntó si podría llevárselo consigo, o si había algún otro bichillo de esos rondando por el mundo sin nadie, al igual que ella...

La propuesta de usar aquel piso como base, o mejor dicho, como "hogar" por un lado le gustó a la mutante, pero por otro... Estaba en un lugar desconocido, muy lejos de donde salió la primera vez que apareció en éste universo. La experiencia le había enseñado que si te perdías no te movieras mucho del sitio, y tal vez alguien fuera a buscarte si no encontrabas tú mismo el camino a casa. Cuanto más te movías, más te perdías, y Zoey había salido "volando" de Nueva York. Necesitaba volver, así que tan sólo asintió levemente ante la propuesta de Tanith. Podía quedarse a dormir, pero no iba a "quedarse".

- Zoey tacompania a la bibloteca. Pue que encamino nos crucemos con el ombre granduyón y necesites que Zoey te seniale. Y si necesitas buscar algo, Zoey es uena rastradora. Pues confiar en Zoey. ¿Kloe acompaniará a Tanith y Zoey? - le preguntó la mutante a su homóloga.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chloe Arquero
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Edad : 25
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Huesitos
Nombre real: Chloe Arquero
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   10th Noviembre 2016, 14:40

La conversación prosiguió bastante animada y Jack se quedó jugueteando con nosotras, creaba figuritas de nieve ajeno a lo que estábamos tratando pero bajo la supervisión constante de Tanith. Cuando hizo una de mi le puse cara de sorpresa y le di dos golpecitos suaves en la cabeza, se me quedó la mano como un tempano y la sacudí para que la sangre volviese a circular, vaya con el muñequito.

- No te preocupes Tanith, siempre llevo encima mi portátil y tengo una conexión inalámbrica a Internet, por motivos laborales tengo que estar conectada de sol a sol, la seguridad de la policía austriaca no será problema - En la universidad conocí a Teruko, un estudiante de intercambio de la Universidad japonesa de Nagoya, era brillante como su nombre indicaba, y gracias a él aprendí más que en algunas asignaturas. Su pasatiempo favorito era que le cronometrase mientras entraba en páginas de alta seguridad, me enseñó a hackear de manera discreta borrando mis huellas y creando puertas de salida en el compilador. Actualmente trabaja para Apple como analista de seguridad, era uno de los pocos con los que mantenía contacto después de graduarme.

- Cuenta con mi arco  – Ya me estaba haciendo mayor, las referencias a las pelis de ESDLA me sonaban muy lejanas – Sin embargo, estoy aquí por motivos de trabajo por lo que no podré estar al cien por cien en esto. Este es mi móvil  – Dije mientras sacaba un block de notas que llevaba en el bolso y escribía con un boli mi número de teléfono, me corté con el filo del papel y arranqué la hoja que se había manchado de sangre con total naturalidad. Repetí la operación, esta vez sin incidentes – Puedes llamarme siempre que lo necesites – Mire a Zoey – Bueno y tú… Creo que Tanith y yo lograremos llevarte hasta Nueva York, vivo allí así que… En fin, lo mismo digo  – Puestos a pensar no sabía cuáles eran las intenciones de Zoey en Nueva York pero si tenía rumbo, tenía un motivo ó al menos algún objetivo.

- Claro, en cuanto terminemos podemos ir a la biblioteca, yo no voy muy preparada para rastrear, ni tan siquiera para echar a correr detrás de nadie - Miré mis tacones distraidamente - Seré más útil utilizando la tecnología - Contesté a Zoey - Aunque en caso de necesidad puedo echaros una mano, si finalmente encontramos algo sólido.

_________________
"No tienes los huesos rotos, así que levántate"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   14th Noviembre 2016, 20:42


Le quité importancia a las objeciones de Chloe con un gesto de la mano.


- ¡Nada, nada! Bastante vas a hacer ya con meterte ahí en esa… base de datos. Gracias -observé el corte que se hizo en el dedo, y las dejé a solas un momento con Jack para buscar alguna tirita y desinfectante en el botiquín del baño. Dejé ambas cosas sobre la mesa, lejos de los platos -Es un favor enorme que me hacéis, aún sin conocerme de nada. Si las cosas se ponen feas, no permitiré que estéis en primera línea, corriendo riesgos innecesarios.


- ¡Aye! ¡Aye!


 Jack se señaló a sí mismo y luego a las mujeres que estábamos allí reunidas.


- Bueno, Jack se ofrece voluntario para ser vuestro caballero andante y protegeros. Como en su momento las cosas se han precipitado, supongo que es el único que queda por presentarse -le señalé -Éste es Jack Frost, espíritu del invierno, mi compañero y amigo.


 Ya que estábamos en el mismo barco, lo mínimo era que supiera con quién andaban. Necesitaba que confiaban en mí. Lo pensaba, y sentía que estaba demasiado desesperada por resolver aquello cuando lo único que me movía era un grito que solo escuché yo. Las iba a meter en camisa de once varas, y si sacaba algo en claro, ya fuera sobre la naturaleza de las voces, mi memoria, lo que fuera; sería gracias a ellas. Estaba entusiasmada, y aún no habíamos empezado…


 Volví a mi sitio, y cuál fue mi sorpresa al descubrir que mi plato estaba vacío. Durante las carantoñas, Jack había cambiado de sitio, demasiado cerca de donde hasta hacía un momento estaba mi comida.


- ...También es un gorrón -añadí a la descripción, fulminando con la mirada.


- ¡Aye! -él, tan feliz.


   Me mordí la lengua varias veces mientras terminamos de comer, o al menos, terminaban ellas. En tan poco tiempo, lo del Strigoi se había convertido en una obsesión. Estaba deseando empezar a actuar, contando con información de la investigación oficial de primera mano y alguien que podía seguirle el rastro. Tardaría poco tiempo en dar con ese Strigoi.


  Consentí que Jack nos acompañase con tal de que se guardase las travesuras para más tarde. Se le veía a gusto, así que no podía arrebatarle esa pequeña alegría de compartir un rato con nuestras nuevas amigas. Con quien mejor congenio fue con Zoey, de la que no se despegaba.


El paseo hasta la biblioteca central nos llevó un buen rato, porque me interesaba que Zoey estuviera en contacto con la calle por si detectaba algo. La ciudad estaba muy concurrida, y el camino se hacía ameno conforme más cerca estábamos del edificio de dos plantas y moderno acabado arquitectónico. El emplazamiento se alzaba justo por encima de la parada de metro, en el segundo anillo de la ciudad. Se le veía desde lejos, y entornando los ojos, asemejaba a un barco. Era un enclave que servía de punto de encuentro a todo tipo de expresión cultural, no solo literaria. Conforme más cerca estábamos, más fácil era ver el interior de la titánica biblioteca a través de los amplios ventanales de cristal que la envolvían. Por algo era una de las bibliotecas más hermosas del mundo. Teníamos hasta las siete de la tarde para hacernos con toda la información que pudiéramos.


- A ver… -al entrar se hizo patente la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior, siendo un ambiente mucho más cálido y acogedor. Pasamos por delante del mostrador de préstamo, y nos guié hasta el cartel indicativo más cercano -. Vamos a tener que pasearnos por las tres plantas -señalé cada epígrafe marcado en el panel. Jack, durante mi retahíla, trató de imitarme dando saltitos porque no llegaba -«Drácula» debe de estar en la segunda planta, sección primera. Estaría bien echar un vistazo ya que estamos en la parte de “Estudio de la Literatura”. En esa misma planta, sección tres, hay libros de esoterismo. Habrá que ir. Y bueno, supongo que por dar una vuelta por el resto de secciones tampoco pasará nada…


 De pronto hasta yo me percaté de lo embalada que iba. Cerré el pico por una vez y miré a las chicas por si ellas tenían algún otro plan.


- Aunque si tenéis alguna otra idea, es bienvenida -forcé una sonrisa apurada.




_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   17th Noviembre 2016, 12:16

- ¿Interné? ¿Entro de qué ta el interné? ¿Y que es un cortátil? ¿Unaspecie de arco? Poque has dixo que contemos con tu arco... ¿Es un arco qui si pliega y lo yevas gardao? ¡HALA! ¡QUÉ UENO! ¿Dejaás que Zoey le exe un vistazo? En Ueco susaba arcos peo no muxo poque pacer flexas tinías quir a buscar uenos maeriales y a veces tinías quescoger entre yevar maeriales o yevar comía. No teníamos uenas moxilas y con muxo peso se rompían las ansas... - Su pequeña confusión entre el portátil y el arco llevó a Zoey hacia una divagación propia de su pasado en Hueco, recordando algunos momentos que echaba de menos a pesar de lo difícil que era la vida en su universo natal.

Tanith presentó al muñeco de nieve, Jack, como un espíritu del invierno y su caballero. Zoey se quedó mirando al recién descubierto espíritu con una mirada que denotaba algo de desconfianza. No por el muñeco, ya que le había caído bastante bien. La mutante se preguntaba si no sería demasiado encargarle al pequeño que fuera su "caballero". Un caballero era un protector, hasta Zoey lo sabía. Jack era demasiado pequeño para ser su protector. Vale que la mutante no era la mejor muestra para comparar, con su cuerpo poco musculado pero compensado con agilidad. Pero aun así, no podía dejar de dudar de la veracidad de las palabras de Tanith: buenos trucos tenía que tener el bichillo allí presente para que Zoey le confiara su espalda... y lo que sí no le iba a confiar era su comida. Cuando vio que el pequeño se había zampado parte de la comida de la morena, Zoey se lo quedó mirando, resguardó su comida con ambos brazos y se echó a un lado mientras seguía comiendo, sin quitarle el ojo a Jack.

Tras haber comido y preparado el viaje, las tres mujeres salieron a la calle.

Hacía bastante frío, pero la mutante podía soportarlo gracias a su mutación. Se había adaptado a los cambios climáticos de Hueco que eran mucho peor que aquella "brisa veraniega". Ajustado el bastón a su espalda la mutante anduvo el camino entre delante de la compañía y detrás, sin dejar de rastrear. Se subía a los pequeños árboles que encontraban y a las farolas. Se comió una bronca que le metió un policía de tráfico cuando la vio encaramada sobre un autobús que iba en marcha. Zoey no entendió ni papa de lo que le dijo pero si comprendió el tono, agachando la cabeza por el guardia y porque estaba retrasando al grupo.

Llegadas a la biblioteca, Zoey no tenía ni puñetera idea de dónde se estaba metiendo. ¿Ahí dentro iban a encontrar a alguien que les contaría algo sobre el Strigoi? Llevada más por la curiosidad que por la duda, acompañó a sus dos billetes de vuelta a Nueva York al interior del edificio, y una vez dentro, Tanith aconsejó ir a buscar aquel tal Drácula.

- Hmm... ¿Yse tal Drágula nus va a ayudar sin peir na a cambio? ¿U vamos a tené que darle algo? Zoey no yeva na encima pa poer pagar a Drágula por su información. - En un momento de duda, Zoey se acercó a la estantería más cercana y sacó un libro. Uno cualquiera. Miró la tapa, abrió el libro y de repente............... ¡LETRAS EN MOVIMIENTO! ¡OH DIOS! ¡SU MAYOR ENEMIGO!

Cerró el libro de golpe, lo dejó en su sitio. Se volvió para hacia las chicas. Las rodeó con sendos brazos como si fueran un equipo de fútbol preparando la jugada o un grupito que preparaba alguna jugarreta.

- Xicas.... Esto..... Esto eh un ciminterio de saber..... Eeeeeel tal Drágula no será... ¿un viejuno vedde, no?... Poque en Ueco... el que vivía en el ciminterio de saber era mu mu vedde y mu mu viejuno...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chloe Arquero
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Edad : 25
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Huesitos
Nombre real: Chloe Arquero
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   18th Noviembre 2016, 18:09

Ostras un espíritu… Con esto del efecto Omega todo lo que creía saber sobre ellos quedaba totalmente desfasado, Jack no era intangible, se le podía tocar y no parecía tener problemas para interactuar con nosotras, nos entendía aunque el tema del lenguaje le limitase en cierto modo. En mis tiempos en la MKL los místicos podían invocarlos pero no solía estar presente, mis capacidades como mutante eran muy diferentes y a pesar de ser muy tolerante, no me gustaba inmiscuirme en algo que me costaba comprender.

No conté con la reacción de Zoey, pensé que no sería fácil explicarle lo que era Internet y mucho menos enseñarle el funcionamiento de un portátil, sin embargo si que mostró bastante interés por el arco, no me extrañaría que supiese utilizar uno.

- Son instrumentos que yo uso, nos son armas, es otro tipo de herramientas que también pueden hacer daño si sabes cómo usarlas – Tenía la sensación de que dijese lo que dijese no iba a aclararle mucho sus dudas pero tampoco tenía tiempo para más.

Nuestro paseo a la biblioteca transcurrió como quien lleva a los niños de excursión, con mil ojos para que Zoey no causase estragos, aunque un agente de policía nos llamó la atención la cosa no llegó a mayores. Me despertaba bastante curiosidad alguien como ella, ¿De dónde habría salido? ¿Habría más como ella? Parecía una cazadora pero carecía de armas y portaba su bastón como si fuese un ser mágico, ¿Sabría magia? Me seguía inspirando mucho respeto alguien que me producía tantos interrogantes, al menos era afable y se prestaba a ayudar, eso sí, siempre a cambio de algo.

Cuando finalmente llegamos a la biblioteca agradecí la calefacción, la recepcionista nos echó una mirada de desconfianza y se giró enseguida al guarda de seguridad.

- No se preocupen, vienen conmigo, yo me hago cargo - dije mientras señalaba a Jack, Zoey y Tanith, que ya estaban por delante en el panel indicativo. Llegué justo para escuchar cómo estaban distribuidas las plantas y vi a Zoey soltar un libro con cierto temor, vale libros y tecnología descartados.

- Podríamos distribuirnos las plantas, aunque quizá sea mejor idea ir a la base de datos, todas la bibliotecas tienen una propia dónde por medio de una palabra o frase podemos dar con los libros que la contienen ó que hablan de esos temas. Será más fácil si elaboramos un listado de los libros que nos interesan y luego vamos planta por planta consultándolos – Otra cosa no, pero organizar el trabajo era mi punto fuerte, era lo que hacía en mi día a día y la agilidad era importante en los proyectos.

Miré a mí alrededor hasta que vi un ordenador prehistórico desocupado en una sala vacía, a estas horas la biblioteca parecía una iglesia y mis tacones resonaban a cada paso. A Zoey esto sí que le iba a parecer magia y su reacción no se hizo esperar, después de unos minutos conseguí elaborar un listado con todos los libros dónde se hablaba del tema y algunos más sugeridos por la propia Tanith, que parecía sentirse bastante cómoda con temas místicos y esotéricos. Jack no paraba de trastear y más de una vez hubo que chistarle para que no se fuese a investigar por su cuenta.

- Bueno creo que lo mejor será ir planta por planta, consultando los libros, repartirnos no sería muy útil a decir verdad - Miré a Tanith tratando de que viese igual que yo que dejar a Zoey sola en un biblioteca no sería muy apropiado – Si encontramos información valiosa podemos utilizar las fotocopiadoras y así no tendríamos la necesidad de sacar los libros ó volver aquí. - Imprimí dos copias del listado dónde aparecían los libros ordenados por plantas, sección y autor, le entregué uno a Tanith y el otro me lo quedé yo. Ya en la primera planta traté de organizar nuestro peculiar equipo.

- Tanith puedes empezar desde la A, yo lo haré desde la Z, Zoey si quieres puedes ir colocando los libros que cojamos en las mesas de consulta y cuando los tengamos todos habrá que ver la información que aportan y fotocopiarla, y así planta por planta. – Había cosas que era mejor verlas sobre la marcha, esperé que ambas me hubiesen entendido y nos pusimos manos a la obra.

La tarea no nos llevó mucho tiempo, la mayoría de los libros hablaban de mitología rumana, vampiros, brujas, rituales muy gores… Era todo el rato lo mismo, al menos la información no se contradecía, las fuentes eran todas literarias ó hacían referencia a seres imaginarios que cada autor había echo evolucionar a su manera. Me recorrió un escalofrío sólo de pensar que algo así de verdad existiese, no estaba acostumbrada a seres de ese tipo, en mi casa mi abuela era la única religiosa y por más que intentó que fuese mujer de fe no lo consiguió.
Me quedé absorta mirando a Jack, jugueteaba con un copo de nieve, él era real así que ¿Por qué no iba a serlo también el strigoi? Salí de mi ensimismamiento cuando me vibró el móvil, no le había prestado mucha atención desde mi encontronazo con mis acompañantes. Era mi madre, le había llegado la información del asesinato y estaba intranquila, la contesté para que viese que estaba bien y pensé que quizás la policía había dado con alguna pista en su investigación. Saqué mi portátil y me conecté a la red pública para acceder a la información que pudiese tener la policía austriaca, pensé que me iba a ser más sencillo pero estaba algo desentrenada, me llevó más tiempo del que esperaba, pero finalmente lo conseguí.

- Chicas, aquí tengo los últimos informes policiales – Dije mientras giraba el portátil para que pudiesen ver lo que se mostraba en pantalla - Tienen a un sospecho y a cuatro testigos, según las declaraciones todos coinciden en que era un hombre alto y corpulento, cubierto por una capa negra que le cubría el rostro y el cuerpo. Uno de ellos asegura que apareció de la nada y “Absorbió el alma de la víctima” y a juzgar por la fotos… Había pruebas muy desagradables de cómo había quedado el cuerpo de la víctima después del asesinato, era un saco de huesos, la cara estaba totalmente desencajada y mostraba una expresión de terror que me estremeció.

_________________
"No tienes los huesos rotos, así que levántate"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   23rd Noviembre 2016, 17:30

Lancé un suspiro explosivo de alivio cuando Chloe se abalanzó voluntariamente sobre el ordenador. Mejor, porque como lo tocase yo, nos iban a echar de allí a patadas por romper el material de la biblioteca… Además, la chica pensaba rápido, e hizo gala de una organización mental impresionante. Jack, que hiciera lo que hiciera Zoey la secundaba en todo, se retrasó cuando las tareas ya estaban repartidas con la boca abierta a los pies de la impresora, esperando a que el siguiente papel que surgiera de ella fuera comestible y cayera directamente en su boca. Llamó a gruñidos a Chloe, sin cerrar la boca, para que hiciera su “magia” y activase la impresora otra vez. Le regañamos un par de veces antes de ponernos manos a la obra. Apacigüé los temores de Zoey asegurándole de que allí lo último que encontraríamos sería a un… “viejo verde”, y no le quité el ojo de encima mientras rebuscaba entre los legajos de información que se fue acumulando en las mesas de consulta.


Las letras me bailaban ante los ojos, pero, sin pensarlo siquiera, aceleré el ritmo de lectura sobrevolando las páginas y quedándome con la información más llamativa de cada libro. En uno de estos volúmenes, una biografía de Vlad Tepes, personaje histórico real en cuya existencia y leyenda se basó el autor de Drácula, se explicaba de dónde venía su fama de “vampiro”: defensor de Europa ante la invasión otomana, empalaba a sus enemigos y se untaba el desayuno con la sangre que goteaba de las estacas. Mi mueca de asco no pasó desapercibida, y Jack, que no entendía muy bien a qué venía, me imitó con tal de sentirse integrado. Aún así, el sentimiento de repulsión se convirtió en curiosidad cuando descubrí que se le veneraba en Rumanía como a un auténtico héroe. De no ser por él, habríamos caído bajo el poder del conquistador turco, sin excepciones. Así que, independientemente de lo que surgiera durante la investigación, la biografía del Conde Drácula y el libro de Bram Stoker se vendrían conmigo. Jack cargaría con ellos hasta que saliéramos de allí, y sintiéndose importante, puso su mejor expresión de responsabilidad y rebajó el volumen de trastadas un tanto.


Nos reunimos en torno a Chloe, que nos avisó de que ya disponía de alguna información por parte de los agentes de la ley. Entorné los ojos, acostumbrados a la palidez de las páginas físicas, deslumbrándome con el brillo del monitor.


- ¿En serio hablan de almas? -guié mi lectura rozando la pantalla con la yema del dedo -Pensaba que no se tomarían en serio algo así.


Estiré la mano buscando los libros que Jack apretaba contra su pecho. Los apartó de mi alcance, tomándolos como suyos, y tuve que volverme y arrebatárselos por la fuerza. Se quejó un poco, pero con una sola mirada fulminante, comprendió que no era el momento ni el lugar. La policía hablaba de alma, y eso no me cuadraba. Sujetando el pesado tomo de la biografía de Tepes con una sola mano, pasé las páginas una por una, a gran velocidad, buscando los pasajes que necesitaba.


- Almas… No puede ser. De la información que yo he encontrado, se les relaciona con la sangre, no con el alma. Si el libro de Drácula es tan famoso, y han producido además cientos de películas y libros derivados del mito, ¿porque han relacionado el incidente con el alma? La sangre es más llamativa, es el detalle que más se quedaría… -marcando el punto del libro donde me encontraba, miré las fotos que Chloe nos mostraba de la víctima. Vistas así, en formato digital, perdían algo de impacto, pero ya se encargaba la imaginación de darles el tinte desagradable que necesitaban -. ¡No hay sangre por ninguna parte!


Alguien me chistó desde algún punto de la biblioteca. Lo ignoré. Le devolví el libro a Jack, que trataba inútilmente de llegar hasta él dando saltitos. Lo abrazó y frotó su mejilla contra la portada, como si acabase de recuperar un antiguo amor.


- Alma… -un hilo de pensamiento se unió a otro -¡Claro, eso es! El alma. Si consigo contactar con… -me volví hacia ellas con nueva determinación -Tengo que ver ese cadáver.


Con las palabras ya en el aire, era demasiado tarde para volver atrás. Sonaba mejor en mi cabeza, desde luego. El silencio que no habíamos respetado hasta entonces se arrojó sobre mí como un cazador hambriento. La manita de Jack me dio un par de palmadas de consuelo a la altura de la rodilla.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zoey Wills
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 18/01/2016

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   24th Noviembre 2016, 16:45

Zoey estaba perdida como... bueno, como Zoey metida en una biblioteca. No había una expresión mejor para definir aquella situación. La mutante no sabía leer, ni escribir. Era una analfabeta total y sabía hablar más o menos bien gracias a que le habían enseñado en Hueco. De hecho se podía decir que era una avanzada en su época, ya que era la que mejor se entendía en todo Hueco. Es difícil de imaginar eso en el universo actual pero era así. Y ahí estaba, en un mundo que no era el suyo y que jamás se imaginó que visitaría nunca, metida en una de esos edificios donde guardan libros, libros y más libros y ella sin poder acceder a toda aquella sabiduría...

Chloe repartió el trabajo de investigación y a la mutante le tocó lo más práctico, por así decirlo: coger todos los libros que encontraban y seleccionaban, ponerlos en torres y llevarlos hasta la mesa donde estudiarían al tal strigoi. Pues eso podía hacerlo. Eso y alimentar al pobre de Jack que se había quedado con cara mustia cuando ninguna de las fotocopias de Chloe cayeron en su boca. Zoey se encargaría de eso: cuando nadie mirara y sin que se dieran cuenta, alargó la mano hacia uno de esos panfletos que había en una mesita, hizo caer unos cuantos y Jack se los zampó al instante. Una sonrisa, pulgar arriba entre los dos y a seguir con el curro que había trabajo que hacer.

Las horas fueron pasando, pesadas y aburridas.

Al principio Zoey se mantuvo bastante ocupada llevando de un lado a otro los libros que le daban, pero cuando Tanith y Chloe se centraron en la investigación dentro de aquellos libros a la mutante no le quedó otra que esperar a que encontraran algo. Ella no podía aportar nada ni hacer nada. No podía leer nada de lo que había allí y tampoco sabía usar esas máquinas que había usado Chloe para sacar la lista de libros. Sólo le quedó esperar... y era tremeeeeeendamente aburrido.

Mientras la peliblanco y la morena revisaban la información, una Zoey silvestre y sin amaestrar se iba paseando arriba y abajo de la sala donde estaban, unas veces de pie y otras haciendo la croqueta agarrándose los pies seguida de cerca de Jack. Otras veces juntaba varias sillas en hilera y se acostaba encima para intentar dormir un poco, pero eran tremendamente incómodas y además Jack se le ponía encima, con lo que acababa congelándose el vientre.

Al final Chloe llamó la atención de las chicas, enseñándoles en la pantalla de su portátil lo que acababa de descubrir: fotografías y descripciones.

- ¡Ah! Es el hombetón que Zoey vió enel cayejón. Segúo quiera él.
- Shhhhhh...

Zoey levantó la cabeza, buscando de dónde había salido ese sonido. Como no vio nada, siguió con sus compañeras, y de nuevo el shhhhhhhhh cuando habló Tanith. Otro vistazo, algo mosca, y de vuelta con las chicas.

- Poh si la ninia pue sabé algu viendol cuerpo, ¡tonces tenemo que ir!
- ¡Shhhhhhhh!
- ¡YA! ¡TÚ! ¡ZOEY TA VISTO! ¡¿QUI MIERDAS TE PASA?!
- ¡AH! ¡AYUDA! ¡QUITÁDMELA DE ENCIMA!
- ¡¿SE PUE SABÉ PO QUÉ NOS SHHHHHHHHHHHHHHHHH TOL RATO?! ¡ZOEY TI RIVENTA LAS NAPIAS!

Al cabo de cinco minutos...

- Poh vaya... nusan exao....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chloe Arquero
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 26/05/2016
Edad : 25
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Huesitos
Nombre real: Chloe Arquero
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   2nd Diciembre 2016, 18:17

Nuestras investigaciones parecieron dar sus frutos, al menos en la mente de Tanith todo cuadraba, yo aún miraba las fotos de archivo con cierto horror, definitivamente la realidad superaba la ficción. Mientras la morena hablaba consigo misma, Zoey se abalanzó a uno de los visitantes y acabamos como estaba previsto desde el principio, invitadas sin mucha amabilidad a abandonar las instalaciones.

- Tiempo record, no pensé que fuésemos a durar tanto tiempo ahí dentro – Sonreí a Zoey que aún seguía visiblemente molesta por la actitud del de seguridad, si no hubiésemos intervenido ahora mismo estaría bien calentito. Las farolas de la ciudad se encendieron, el Sol ya desaparecía en el horizonte y la temperatura descendió significativamente, habíamos pasado más tiempo del que pensaba ahí dentro.

- Parece que el depósito de cadáveres es nuestra siguiente parada, ¿No? – Y pensar que me iba a aburrir en Viena, que incluso iba a tener tiempo para relajarme y desconectar… Me había salido el tiro por la culata.

Busqué con el Maps, estábamos a más de media hora andando del Hospital General, que era dónde tenían el cadáver. No se me ocurrían muchas opciones para no tener otro percance con Zoey, no me la quería imaginar en transporte público… Suspiré. Y la respuesta vino a mi, ó más bien la cogí prestada cuando vi una ambulancia parada unos pocos metros por delante de nosotras, justo en la acera de enfrente. Miré a mi alrededor, no había mucho movimiento, la gente ya estaba en sus casas y esta calle no era precisamente la más concurrida. “¿Por qué no?” Mi vocecilla interior me desafió, le podía dar una y mil razones, pero prefería ser práctica necesitábamos un transporte y teníamos que entrar en el hospital, ó más bien infiltrarnos y llegar hasta la morgue. De echo parecía un planazo, estaba segura de que a Zoey le encantaría….

- Y sí… Bueno a lo mejor os puede parecer una locura pero es un plan válido, arriesgado pero útil. Tenemos un medio de transporte justo enfrente de nosotras – dije señalando con la cabeza la ambulancia - ¿Creeís que los sanitarios  estarán dispuestos a colaborar? Si no siempre podemos… Bueno no me gustaría poneros en un compromiso, ¿Qué tal me sentaría su uniforme?  – El conductor se bajó y se metió en la parte trasera dejando la puerta abierta - Tanith tienes mala cara, ¿Quieres que pida ayuda? - Sonreí de medio lado, si adivinaban mis intenciones podíamos llegar al hospital con nuestro teatro, bien por las buenas ó por las no tan buenas.

Mi actitud había cambiado radicalmente, de no pensar en involucrarme más de debido y no meterme en ningún lío, a tirar la casa por la ventana y pensar en colarme en un hospital con un vehículo "prestado". Estaba claro que era de extremos o todo o nada, total hacía mucho tiempo que no sentía la adrenalina recorrer mis venas, tenía ganas de emociones fuertes y esta parecía una oportunidad de oro.

_________________
"No tienes los huesos rotos, así que levántate"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tanith Blackwood
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Localización : Viena (Austria)

Ficha de Personaje
Alias: Paradox
Nombre real: Tanith Blackwood
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   2nd Diciembre 2016, 23:10


Visto y no visto. La escena fue demasiado caótica, incluso para mí. Para cuando quise darme cuenta, nos habían puesto de patitas en la calle. Tardé unos preciosos segundos en darme cuenta de que ya no estaba en el cálido interior de la biblioteca, y la palmada que me di en la frente levantó ecos. Arrastré la mano, estirándome el párpado inferior hasta hacerme daño. Me froté los ojos, notando los síntomas del cansancio, pero acallándolos con esa energía que te insufla el descubrimiento de algo importante, la revelación. Jack acudió a consolar a Zoey, respondiendo a sus refunfuños con los suyos, ininteligibles. La criatura llevaba entre manos los libros que tenía pensado sacar prestados, y que se los ofreció a Zoey para animarla.


- Parece que el depósito de cadáveres es nuestra siguiente parada, ¿No?


Asentí con un gruñido. Ante nosotras, pasaba la gente que ya se recogía. Niños que regresaban del parque agarrados a las manos de sus madres. Hombres trajeados que cambiaban la oficina por la cena y la cama. Coches que emprendía el regreso a su escondite en el garaje. Chloe se abstrajo un momento con el teléfono, y no supe qué decir. Porque si, estaba muy bien eso de “vamos a ir a la morgue”, pero a la hora de plantearlo en serio asaltaban las dudas. Estaría vigilado, había gente trabajando...


Me quedé mirando a la particular pareja que formaban Zoey y Jack. Concretamente, me planteé la facilidad con la que Jack le había cogido cariño. Sentí una punzada de celos, porque el único contacto ajeno a nosotros dos mismos que teníamos era Sophie, y a ella, siempre le sacaba los dientes.


- ...Tanith tienes mala cara, ¿Quieres que pida ayuda?


- ¿Qué? -no me había enterado de lo que me había dicho Chloe, a excepción de la última frase.


De un rápido vistazo, intenté ponerme al día. Su expresión me escamaba más que sus palabras. Detrás de las gafas, mis ojos rojos saltaron de ella hacia el punto hacia el que miraba de forma significativa jugando con las cejas. Un par de veces. Entonces lo pillé.


- ¿Ah?...¡Ah! -por un momento pensé que nuestro camino se cortaría allí, porque se me acumularon las pegas. Pero ver que con una sola seña, Chloe era capaz de mostrarnos el sendero, recuperé la determinación.


Silbé, y Jack, como un perrillo nervioso, vino corriendo a mi lado.


- Nos encargamos nosotros.


- ¡Aye! -con un solo dedo, Jack se dibujó unas cejas inclinadas sobre los hombros a bajorrelieve, y correteo para seguirme el paso.


Con las manos metidas en los bolsillos, me acerqué con pasos largos a los dos sanitarios que estaban recogiendo la camilla y se disponían a emprender la marcha de vuelta al hospital. Fui directa hacia la parte de atrás del vehículo, con las puertas abiertas de par en par. Miré en derredor para cerciorarme de que nadie les prestaba más atención de la debida. Si no había sirenas chillando, ni cordón policial, el morbo se apaciguaba, y la gente no prestaba tanta atención. Mentalmente, busqué soluciones y formas de operar con ellos que no acabasen en desgracia, pero estaba demasiado nerviosa. ¡Estaba tan cerca! Imaginé que con solo poner un pie en la morgue, el espíritu del muerto vendría a mi a contarme con pelos y señales quién o qué era el Strigoi. Por eso me precipité. Quizá Chloe y Zoey hubieran optado por otro modo de hacer las cosas, pero ya era demasiado tarde para pasarles el relevo.


- ¿Un día duro, caballeros?


Ambos se volvieron hacia nosotros a tiempo de que la tromba de nieve, un auténtico alud, manó de las manos de Jack y les encaramó en el interior de la ambulancia, El golpe fue bastante fuerte, y me introdujé tras ellos de un salto para comprobar que seguían vivos. Con la nieve, el espacio, que ya era estrecho de por sí, era bastante complicado de recorrer, salteando la nieve y dejando huellas por doquier. Solo las cabezas y un brazo asomaban por encima del cúmulo. Comprobé el pulso de ambos, y tras cerciorarme de que estaban vivos y solo inconscientes, les hice una seña con la mano a mis compañeras para que se acercasen.


- ¿Aye-ye?


- Si, peque. Lo has hecho genial.


- ¡Aye!


Jack dió un saltito antes de que le desconvocase. La nieve que quedó de él se deshizo en un charco de agua, igual que la que tenía enterrados a los dos enfermeros. Me empapé las zapatillas con el agua helada, pero ni eso los despertó.


- ¡Aye!


Alcé la vista y me topé con la mirada de Jack a través de la ventanilla que comunicaba la parte del conductor de la ambulancia con al de atrás. Vale, se negaba a ser desconvocado. Tendría que consentirlo. Esperé a mis compañeras antes de quitarles los uniformes. De vez en cuando echaba la vista atrás, asegurándome de que las puertas seguían abiertas. Estando allí metida, era plenamente consciente de lo estrecho que era aquello.


- Imagino que conduces tu, Chloe.


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]   

Volver arriba Ir abajo
 
Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Un hogar al que regresar (Zoey Wills, Chloe Arquero, +1 slot libre)[3-09-2018]
» [Omega] ¿Vienes en son de paz? (Zoey Wills) [31/08/2018]
» Ficha de Chloe Arquero "Huesitos"
» Roberto Lopez resive ofertas para regresar a españa ...
» "ADIOS A MI VIEJO HOGAR (ligth-Libre)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: Europa-
Cambiar a: