Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ersy
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 22
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Ersy/Dusk
Nombre real: Ersebeth Lawrence Ravenhorst
Universo: Marvel

MensajeTema: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   13th Febrero 2017, 22:09

Lugar: ??????




Poco a poco, la consciencia descorrió las cortinas del duermevela. Los músculos le gritaban, entumecidos, que se moviera, que cambiase de postura porque se estaba haciendo daño en la cadera. A Ersy le pesaba la cabeza, y se notaba la lengua pastosa. Se removió en el lecho, provocando un crujir de muelles que la hizo dar un respingo. Su cama era mucho más mullida. Al abrir los ojos, ante ella y a muy poca distancia, vio el muro de hormigón armado más gris y triste que jamás había visto. En casa no había muros grises, y en el ático tampoco.

Se levantó casi de un salto, con los primeros síntomas de alarma. Atrás dejó la cama, un estrecho colchón maltrecho con un somier en tan mal estado que con solo mirarlo se convertiría en polvo. Había muchas más camas como esa por la habitación, tan amplia como el salón de su casa principal, pero ésta formaba un cuadrado perfecto. No había sábanas, y en lugar de ventanas, tenía conductos de ventilación pegados al ángulo del techo. Una de las paredes se había forrado de taquillas metálicas. La única puerta que daba acceso a la sala estaba en el lado opuesto donde ella había despertado. Se acercó despacio, pasando por delante de todos los camastros. La única fuente de luz procedía de una bombilla desnuda del techo, que colgaba de sus cables. En algún momento de su historia, habría permanecido escondida detrás de un aplique, haciendo las veces de estambre, y las aspas del ventilador de techo, de pétalos.

La puerta tenía un ojo de buey por el cual podía verse un pasillo. Ersy tuvo que ponerse de puntillas para pegar la nariz al cristal. Con mucho esfuerzo, podía distinguir que el pasillo se alejaba a los lados, pero nada más. Tanteó la hoja de acero reforzado, pero ésta no tenía pomo ni cerradura, solo una hendidura donde podía meter la mano. Empujó y tiró, pero la puerta no se movió un centímetro.

Pasada la sorpresa inicial, y con el primer repaso a la habitación realizado, Ersebeth empezó a sentirse mal. A sentir la garra del miedo, dándole con la yema del dedo en el corazón y escondiéndose rápidamente antes de que le descubriera. Dio la espalda a la puerta y acudió a su brazo. La pantalla holográfica se mantuvo apagada, con la misma tonalidad de la piel. Deslizó el dedo por ella, dio golpecitos, todo en vano. Sin energía, fue la primera hipótesis que se le ocurrió. O al menos, con la energía mínima para conservar el movimiento, comprobó con algunas flexiones de la extremidad.

Se estiró y alisó la falda del vestido mientras pensaba qué hacer a continuación, hasta que escuchó los muelles quejarse en algún punto del mar de camas. Miró en dirección al ruido, descubriendo a una chica de delicado aspecto dormitando. Se acercó de puntillas, sin hacer ruido, y se acuclilló al lado de la cama ocupada para observarla mejor. El miedo se había hecho a un lado, porque ya no estaba sola. Le pareció que tenía una nariz graciosa, y no pudo contenerse. Con una sonrisilla infantil estampada en los labios, le dio con la punta del dedo.


_________________


Última edición por Ersy el 2nd Marzo 2017, 18:55, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 17
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   14th Febrero 2017, 00:18

Como si su nariz fuera el botón de encendido que ponía en marcha los distintos procesos de su cuerpo, ese leve estímulo externo fue suficiente para romper su sueño. Los ojos de Alice empezaron a abrirse muy lentamente, mostrando, como cada despertar, la heterocromía radial de sus iris. Parpadeó, varias veces, y se incorporó, apartándose de la muchacha que tenía delante de ella. Cuando dejó de mirar a la joven, y sus ojos se alzaron al techo, la sorpresa y la angustia pasaron a ser parte de las características de su rostro. Sus ojos cambiaron paulatinamente de color, hasta que la totalidad de su iris fuera verde, y su mirada paseó con miedo por cada una de las paredes, a medida que intentaba entender qué estaba sucediendo. Le tembló el labio inferior, dejando entrever momentáneamente unos dientes rectos y blancos, enmarcados en unos carnosos labios sonrosados.

Su piel era pálida de por sí, pero el desconcierto había drenado todavía más el color de sus mejillas, realzando aun más las pecas que perlaban sus pómulos. Alice tardó todavía unos segundos en ubicarse, momento en que volvió a fijarse en Ersebeth. La actitud de su nueva compañera de habitación la desconcertaba. No parecía tan asustada como ella, y no sabía si eso era o no una buena señal. Bien podía no significar nada, o tal vez, ella tenía algo que ver con su situación.

Y es que ella no recordaba cómo había llegado hasta ahí. Recordaba estar en Nueva York, comprando un detalle para sus padres, algo que enviarles para año nuevo. Recordaba pasar por un café, y subir al metro y a partir de ahí...

¿Qué había sucedido?


A medida que lograba asimilar su situación, buscaba más datos que pudiera recoger de su entorno. Miró a su alrededor, obviando por un instante la joven que había ante ella, y buscó sus objetos personales. Su gorro de lana descansaba en su cojín, como si hubiera caído mientras dormía. Su cabello caía, liso y suave como una cortina a su espalda. Llevaba la chaqueta puesta, el jersey blanco debajo, cubriendo unos shorts tejanos. Cuatro dedos de blanca piel en su muslo hasta las medias negras y gruesas que la cubrían hasta casi los tobillos, donde unos botines negros terminaban de complementar su atuendo. Su mochila descansaba en el suelo y la tomó con cautela, estudiando su interior. Todo estaba tal y como ella lo recordaba. Su libreta seguía ahí con su bolígrafo prendado en la cubierta. Su teléfono móvil también estaba guardado en su bolsillo, pero quedaba un 11% de batería, y la cobertura se mostraba sin servicio. Aferró la libreta contra su pecho, suspirando. Encontrarla ahí era un alivio, pues le permitía comunicarse cómodamente con la otra chica. Buscó una página en blanco y anotó varias frases en ella, nerviosa.

"Me llamo Alice. ¿Qué ha pasado? ¿Sabes dónde estamos?"

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ersy
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 22
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Ersy/Dusk
Nombre real: Ersebeth Lawrence Ravenhorst
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   14th Febrero 2017, 21:25



Ersy no dejaba de mirar a su compañera de habitación mientras ésta recuperaba sus cosas y lo comprobaba todo. Le dejó hacer, sentándose en el borde de la cama de al lado hasta que la chica le mostró el cuaderno manuscrito. Ersebeth ladeó la cabeza tras leer la página. ¿Cómo había llegado allí? Si fuera un sueño, no podría recordarlo, pero pronto se hizo patente que no lo era. Al menos, en parte. Revolvió los cajones de su memoria en busca de los pasos que la habían conducido a ese punto. Había ido personalmente a buscar a su tío Bruno, que como cada año, había declinado la invitación de pasar las fiestas con el resto de la familia. Algo se interponía en la imagen, una estática, un fundido en negro… No había llegado a su destino, eso sí lo sabía seguro, porque aquello no se parecía en nada al piso de soltero del tío Bruno.

- Yo soy Ersebeth, pero mis amigos me llaman Ersy. Me he despertado aquí, igual que tu, y… tampoco tengo muy claro dónde estamos. -se encogió de hombros.

Que Alice fuera muda, lo cual fue lo primero que pensó, no podía sorprenderla. O al menos, no podía exteriorizarlo en un ambiente desconocido y con la incógnita sobrecargando sus sentidos. La oleada de empatía le hizo tomar nota de no mostrar miedo, aunque por dentro estuviera temblando y una vocecilla infantil -su propia vocecilla -llamase a su madre en busca de ayuda. En todo caso, el rabillo del ojo le traicionó, acechando las esquinas. Sufrió una pequeña taquicardia cuando, salida de todas partes y de ninguna, una musiquilla típica de las megafonías de supermercado, de esas que abrían el camino a quienes anunciaban que algún niño se había perdido, se hizo oír. Seguidamente, una voz femenina y pregrabada mediante algún programa informático les dejó un mensaje:

- Se ruega a todos los asistentes que acudan a la sala común. Gracias.

La única puerta del dormitorio se hizo a un lado, deslizándose sobre sí misma y produciendo un golpe sordo al llegar a su tope. Ersy intercambió una mirada con Alice, en la que ya no podía esconder las dudas que la invadían:

- Deberíamos ir…¿no? Seguro que nos explican qué ha pasado y porqué estamos aquí.


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 17
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   15th Febrero 2017, 12:08

Los brazos fueron perdiendo fuerza lentamente hasta que la libreta se posó sobre su falda. La mirada de Alice se tiñó de tristeza, perdiéndose en algún punto de la pared. ¿Acababan de secuestrarlas? O tal vez, habían sido secuestrada días atrás...

Cerró los ojos y respiró profundamente, buscando relajarse. Tenía sed, pero no demasiada hambre. Sentía la boca ligeramente seca, pero nada que pareciera indicar deshidratación o desnutrición, por lo que descartó que llevaran muchos días ahí. Hizo rodar los hombros... Tampoco parecía que estuviera herida, todos los gestos que había realizado para recoger la libreta habían sido fluidos, así que tampoco parecía que hubieran usado la fuerza para llevarlas hasta ahí. Eso le hizo sentir una pizca de paz, pero de nuevo, ¿Quién podía haberlas llevado ahí? Pensó también que era poco probable que el motivo fuera que quisieran pedir un rescate por ellas. No podía hablar por Ersebeth, pero al menos ella, no provenía de ninguna família importante. Tal vez, en Londres, donde su padre trabajaba de jefe de Comisaría, pero en América... No había hecho nada para llamar la atención de granujas que pudieran querer algo de ella.

A no ser que buscaran su poder. Volvió a abrir los ojos, muy lentamente. Su iris era ahora del color de la miel. Seguía asustada, desconecertada, pero al menos estaba bien... por ahora. Y hasta que no entendiera qué sucedía realmente, no podía dejar que el miedo se llevara lo mejor de si misma. Sabía, por sus padres, que lo mejor que podías hacer en situaciones de riesgo era intentar mantener la calma, poder pensar fríamente. Y estaba decidida a intentarlo.

Entonces sonó la megafonía, y un escalofrío recorrió su espalda, haciendo que cada vello de su cuerpo se alzara. La puerta se desplazó sobre si misma y Alice dió un respingo, sobresaltada. Sus ojos mostraron un breve disco verde en mitad de su iris marrón, pero inmediatamente se perdió. Ersy fue la primera en romper el silencio, sugeriendo que tal vez deberían ir a ver qué sucedía. Alice se siguió mostrando escéptica, pero se alzó del camastro sin replicar. Ersy era algo más alta que ella, pero no demasiado. Se ajustó el gorro del cojín, tirando de la tela hasta justo por encima de las orejas, y de nuevo apretó la libreta contra su pecho, dispuesta a llevársela para poder seguir hablando con Ersy... O con cualquier otra persona, si se daba el caso.

Poco a poco caminó hacia la puerta, sus pasos vacilantes a duras penas si resonaban en el suelo del lugar. Una vez en la obertura que daba al pasillo, asomó la cabeza, dejando que una cortina azabache oscilara sobre sus hombros. Y finalmente, le dedicó una última mirada a su compañera forzada.

Al menos, se alegraba de no tener que hacer todo aquello ella sola.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ersy
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 22
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Ersy/Dusk
Nombre real: Ersebeth Lawrence Ravenhorst
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   15th Febrero 2017, 18:30



Puede que los techos altos y el amplio espacio entre paredes dieran la impresión de lo contrario, pero la sensación al andar por el corredor, que se cerraba a sus espaldas y se abría unos metros delante de ellas mediante una puerta idéntica a la del cuarto, era de claustrofobia. No había ventanas, cuadros ni adornos. Todo era de un gris apagado, el cemento tal cual se había impuesto.

Ersy caminó junto a su nueva amiga respetando el espacio personal, aunque lo que realmente quería era cobijar las manos de Alice entre las suyas para poder volver a ver el cambio sutil de color de ojos que antes le había parecido ver. Si no lo hacía, era porque la notaba tensa, y no quería ser una fuente más de agobio en una situación ya de por sí inquietante.

Esas mismas proporciones descritas antes la ayudaban a salvar las distancias con cierta situación similar. No estaba sola, había suficiente sitio para correr y disparar si conseguía recuperar las funciones del implante… todo saldría bien. Y, si no lo hacían ya, sería cuestión de tiempo que su familia al completo la echase de menos y emprendiera su búsqueda. Su confianza ciega la ayudaba a andar con seguridad. Pero no impidió que se sorprendiera con el súbito cambio que se produjo entre el pasillo que terminaban de cruzar, y la sala común en la que ponían los pies.

El techo rompía el guión de cuadriláteros: una cúpula de arcos entrecruzados coronaba la nueva pieza, con las paredes pintadas en amarillo oro. Una alfombra quedaba en el centro, con ribetes dorados y el cuerpo en tono rojo. Un juego de sofá y dos sillones, con mesita de té, la pisaba. Nada más entrar, a su mano derecha, se había dispuesto un mini bar, barra incluida, y rico juego de bebidas de toda graduación en la estantería que custodiaba. A la izquierda, el suelo cambiaba a una pequeña pista de baloncesto, canasta embebida en la pared incluida, y un balón de dicho deporte en una esquina.

Por cada punto cardinal había una puerta. Las chicas llegaron desde el sur, y el acceso se cerró de golpe. El resto de puertas estaban igual de cerradas, sin letreros y rompiendo con la rica estética del ambiente. La quinta puerta se situaba en el noroeste, tan alta que rozaba el inicio de la curvatura de la cúpula. La marca de los dientes que se encajaban con el cierre quedaban a media altura, y a diferencia de las otras, era blanca con una enorme cruz pintada en medio.

No estaban solas. Dos chicos habían estado conversando entre ellos hasta que vieron entrar a Alice y Ersy. Ambos enmudecieron y se volvieron hacia ellas, abandonando también el exámen de la puerta señalada. El más alto de los dos era castaño, con una beta de pelo teñida en azul que parecía una extensión artificial. Sus ojos castaños les dieron un repaso a ambas antes de esbozar una sonrisa educada. Alrededor del cuello llevaba una cruz de cuatro brazos atada con un lazo, de un azul oscuro idéntico al de su abrigo largo. Sus deportivas rechinaron al recortar la distancia que les separaba, con la mano tendida:

- ¡Hola! Cuando dijeron asistentes ya nos imaginamos que debía de haber alguien más. Soy Connor. ¿Vosotras sabéis de qué va todo esto?

Detrás de él, avanzando como si fuera su sombra, se acercó el otro chico. Estaba sumamente delgado, con el pelo negro y estrictamente corto. Detrás de las gafas de marca asomaban dos ojillos rasgados que delataban su procedencia asiática, y por vestimenta llevaba un uniforme escolar, a juzgar por el escudo que lucía en la solapa.

- Oh, y este es Takajiro -Connor trastabilleó un par de veces hasta que consiguió pronunciar la sílaba “ji” como “yi”.

Estrechándole la mano, Ersebeth repitió su presentación de minutos antes, con sus mismas dudas. Luego se inclinó hacia el mismo lado por el que asomaba Takajiro para saludarle a él también:

- ¡Encantada de conocerte a tí también, Takajiro! -el chico enrojeció hasta las orejas, y para ocultarlo, llevó a cabo una leve inclinación a modo de saludo. Ersy, que de no ser por su gesto no habría podido diferenciarle de cualquier otra cultura asiática, le imitó con la misma parsimonia.


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 17
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   17th Febrero 2017, 12:36

Durante todo el trayecto Alice siguió abrazando la libreta como si el contacto con ella y los brazos firmemente apretados contra su cuerpo fueran suficiente para sobrevenir la sensación de asfixia que le provocaba estar en aquellos pasillos. Sentía como si en cualquier momento las paredes fueran a cerrarse entorno a ella, haciendo el pasillo más pequeño y estrecho hasta que no pudiera siquiera moverse por él. Era una sensación agobiante, pero aun así, sus pasos seguían llevandola hacia adelante, siguiendo a Ersy a donde quiera que fuera.

Llegaron finalmente a una especie de salón, cuya nueva amplitud arrancó un suspiro de sus labios. Miraba todo a su alrededor, desorientada por el súbito cambio de ambiente, y si no fuera porque las cuatro paredes mantenían cierta solicitud con lo que acababan de ver, hubiera asegurado que se trataba de un sueño. A decir verdad, no terminaba de descartar esa idea. Que todo fuera un sueño, que nada estuviera sucediendo realmente. Pero sentía la libreta firmemente contra su pecho, era perfectamente consciente del peso de sus pies dentro de sus botas y el sonido que estas provocaban al pisar el suelo. Era demasiado real, demasiado vívido para ser una fantasía, y demasiado consciente de su entorno para estar realmente soñando.

Una voz hizo que sus ojos dejaran de volar de una punta a la otra de la sala y se centró en aquello que tenía delante. Había hecho bien de llevarse la libreta, se dijo, en cuanto vio a dos personas caminando hacia ellos con paso seguro. Era un joven alto, de esos que parecían rebosar confianza en si mismos, el típico chico carismático que solía considerarse el cabecilla de un grupo. La mecha de cabello azul atrajo los ojos de Alice casi tanto como aquellos ojos castaños que por un instante había parecido que las analizaba, como si quisiera saber qué podían aportar ellas a aquél lugar. Por último Alice miró su mano tendida, preguntándose si realmente era necesario que la encajara. Pero no quería parecer descortés, así que hizo lo propio, sus dedos fríos tomando la mano de él con delicadeza, estrechándola brevemente antes de querer refugiarla de nuevo entorno a la libreta.

Alice solía sentirse más cómoda alrededor de otras chicas. Tal vez fuera por el incidente que había sufrido en su juventud, Albert Prescott, o que fuera su madre quien más hablaba con ella mediante el lenguaje de señas. Pero Alice se sentía mejor con Ersy, que bajo la cautelosa mirada de los dos jóvenes que se habían unido a ellas.

Les dedicó a ambos una sonrisa tímida y cautelosa, antes de abrir la libreta y buscar entre sus páginas. Tenía que haber alguna que hubiera utilizado anteriormente para presentarse, no necesariamente la que había usado con Ersy, puesto que esa era más bien seca y llena de preguntas. Cuando al fin encontró una página entera con su nombre en letras grandes y claras las mostró a Connor y Takajiro, para luego bajar la libreta hasta su falda, de nuevo cerrada, y con sus brazos tendidos.

¿Cuantas probabilidades habría de que uno de los dos comprendiera su lenguaje? Pocas. Demasiado pocas. Pero aun así, llevó la libreta bajo su brazo y liberó ambas manos para terminar el saludo con un breve "Encantada de conoceros" expresado en signos. Miró al asiático, cuyos ojos esquivos parecían tan poco dispuestos a mantener la mirada de Alice como ella misma. Luego miró también a Connor, más por cortesía que por verdaderas ganas de mantener contacto visual... Y la desvió prácticamente al instante, sintiendo el rubor que subía a sus pómulos, resaltando sus pecas y su pálida piel.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sam Alexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   23rd Febrero 2017, 00:32

Un golpe seco, acompañado de un ruido sordo, me despierta de mi ensoñamiento; notando, en seguida, una considerable presión en el rostro. Al parecer he caído de morros contra el suelo.

Bastante dolorido, me reincorporo del mismo; con los ojos entre abiertos, y quejándome en voz alta. Ya en pié, y pasado la mayor parte del dolor, centro mi mirada en un colchón que reposa a mi lado; que curiosamente, no posee sabana o manta alguna.

Un momento, mi cama tenía...¿Donde cojones estoy?

Con los ojos como platos, y la boca abierta, descubro que todo a mi alrededor ha cambiado; y el que antes era mi cuarto, ahora es una sala considerablemente más grande pero peor provista y mucho más sucia. Lo cual me deja, si cabe, aún más confuso.

Así, mi primer instinto es palparme el cuerpo al completo; a la espera de descubrir alguna posible lesión, o una cicatriz que no estuviese antes. Sin embargo, la mayor sorpresa que hallo es que me encuentro en pijama y con calcetines; lo cual, no lo voy a negar, es bastante cómodo,

- Se ruega a todos los asistentes que acudan a la sala común. Gracias - resuena, subitamente, por lo que parece ser un sistema de altavoces

Tras estas palabra, un ruido parecido al del metal arrastrándose, me hace fijarme en la única puerta de la sala; la cual, ahora, está abierta.

Por puro instinto, decido atravesarla; con intención de encontrar esa "sala común" de la que hablaba el comunicado, y quizás con suerte empezar a hallar respuestas.

- Esto me recuerda a la primera película de Resident Evil...Y no es que acabara bien...

El pasillo se extiende en dirección a otra puerta, que se abrea un par de metros antes de que llegue hasta ella; desembocando en una inmensa sala en forma de bóveda, que desentona un poco con todo lo visto anteriormente. En ese momento, tras bajar la mirada de la cúpula que hay ahora sobre mí, descubro que no estoy solo en la habitación; y, para mi sorpresa, dos de las personas presentes las conozco.

- ¿Alice? ¿Ersy? - pregunto en voz alta, acercándome hasta ellas; aún sin llegar a creerme que sean ellas

De tratarse de un sueño, debe ser de uno de los más raros que he tenido en mi vida.

Off: El pijama que lleva Sam es algo parecido a esto

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ersy
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 22
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Ersy/Dusk
Nombre real: Ersebeth Lawrence Ravenhorst
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   23rd Febrero 2017, 22:23



Por el rostro de Ersy cruzaron una multitud de expresiones, todas encaminadas hacia una alegría mal contenida. Su gritito entusiasta, que no acalló pese a cubrirse la boca con las manos en un primer gesto, aleteó hacia el techo. Acto seguido, cogió carrerilla y se lanzó a abrazar al joven. La inercia hizo que se tambaleasen.

- ¡Saaaaaaaaaaam!¡Cuánto tiempo!¿Cómo estás? -se separó de él para examinarle de arriba a abajo. Había sido su primer instinto, algo repentino, eso de lanzarse a su encuentro. Reparó entonces en el motivo del pijama.

Con la ayudante del fiscal descansando después de haber regresado del trabajo a la mañana del día siguiente, Ersy, que por aquel entonces contaba con siete años, y su padre terminaban de recoger los platos del desayuno. Martín se daba la prisa que podía en dejar la vajilla impoluta en el fregadero, mientras su hija daba saltitos a su lado tratando de llegar a la encimera para echarle una mano. Al final, la chica arrastró una silla. Él lavaba y ella secaba. Trabajo en equipo.

En cuanto todo estuvo en su sitio, padre e hija tomaron asiento en el suelo del salón, sobre la moqueta gris. Martin registró el mueble sobre el que se aposentaba la televisión de pantalla plana, hasta que sacó un estuche negro con DVDs con el título de su contenido escrito en permanente con su propia letra. Eligió uno y lo introdujo en el lector, que enseguida mostró el siguiente capítulo en el que se habían quedado el fin de semana pasado.

Los dos se quedaban viendo la serie hasta la hora de comer, a cada cual más embobado que el otro. Cuando se les acababa el tiempo, llegaba la hora de los comentarios, de los intercambios de parecer, de la repetición de gags, de la incertidumbre de cara al fin de semana siguiente, y lo que les pasaría a los protagonistas mientras tanto…
.

- ¡Me encanta tu pijama! -señaló con sinceridad.

Por su tono de voz no se traspasó nada, pero el recuerdo dibujó una grieta en su mente. Su familia no estaba allí. Lo cual, por una parte, era un alivio. Pero por otra, se acordó de ellos hasta que dolió. El entusiasmo se evaporó de su mirada durante una breve fracción de segundo. Hasta entonces, no tomó verdadera conciencia de lo que estaba pasando en derredor. De la gravedad de la situación, que ahora se colaba por la brecha, haciendo temblar sus cimientos.

- Veo que ya os conocéis -dijo Connor al ver el cálido recibimiento -¿Falta alguien más?

Acompañó su pregunta haciendo disimulados gestos del alfabeto de signos con las manos en dirección a Alice, de forma algo torpe, pero comprensible. Luego, sintiéndose un poco estúpido, Connor se metió las manos en los bolsillos, encogiéndose de hombros y esperando la respuesta de la chica. Takajiro procuró irse aparte sin hacer ruido, sobrepasado por la situación. Ambos alzaron la cabeza hacia el techo cuando la tonadilla de la megafonía volvió a sonar. Salvo que esta vez, la voz que siguió no era ni femenina, ni clara. Eso sí: fría. Muy fría.

»Bienvenido, grupo experimental. Imagino que os preguntaréis qué estáis haciendo aquí. Algunos habréis recordado cómo habéis llegado, otros no. Os voy a dejar un rato para que os presentéis y lleguéis a alguna conclusión, antes de explicarme. Tenéis diez minutos…

Quién fuera quién hablaba a través de los altavoces ocultos, lo hacía usando algún tipo de distorsionador de voz que la hacía más grave y antinatural. A Ersy le provocó un escalofrío que se exteriorizó en un temblor.



_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 17
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   5th Marzo 2017, 18:34

Ver las manos que correspondían los gestos, hizo que a Alice le diera un vuelco el corazón. Eran muy pocas las veces que encontraba a alguien capaz de comunicarse con ella mediante los signos, y siempre que encontraba a una de ellas, sentía como unos muros invisibles se derrumbaban a su alrededor. Era como encontrar una cara conocida en mitad de una multitud, el pequeño alivio de saber que, si algo pasara, tendría la oportunidad de hacerse oír... sin utilizar su propia voz. Sin pensarlo, se descubrió a sí misma sonriendo con dulzura, respirando aquél pequeño instante de calma y alivio en mitad de toda la locura que había dentro de aquellas cuatro paredes. Alice correspondió diciendo que ella no lo sabía, y negando levemente con el rostro, fijándose en cómo él guardaba las manos en los bolsillos. Desvió la mirada, gesticulando un tímido gracias, pensando que tal vez Connor había intentado comunicarse con ella pese a no gustarle hablar en signos, o aparentemente, provocar incomodidad. Luego miró a al chico asiático, Takajiro, que se alejaba de ellos... Y pensó en si debería intentar ayudarle a estar más cómodo. Podía entenderle. Ella misma sentía a menudo esa necesidad de aislarse, de dejar que la gente hable de sus cosas y esconderse en un rincón, sentada, esperando que de algún modo su presencia se mezclara con los muebles y el resto del mundo olvidara que ella también estaba allí. Pero ella no era la mejor persona para hablar... No ahora. No cuando estaba algo asustada y perdida en un entorno desconocido, con el riesgo a perder las riendas de su propio poder. Tal vez Ersy, podría encargarse de él... Cuando hubiera terminado de saludar a su amigo.

Amigo que había llamado a Alice por su nombre.

Entonces se dio cuenta. Miró al muchacho, atenta, intentando recordar si se habían conocido pero por más que lo intentara, estaba convencida de no conocerlo... Pero su voz... Su voz le resultaba curiosamente familiar. ¿Sam lo había llamado Ersy? Ella no conocía a nadie llamado así... ¿Tal vez de la mansión? Lo recordaría. O eso pensaba ella... Aun así el muchacho parecía conocerla, y ella era incapaz de recordarle. Tomó la libreta, buscando entre sus páginas hasta encontrar una en blanco donde poder escribir una única linea y posteriormente arrancar el pequeño trozo de papel. Miró a Connor de soslayo, y le explicó algo cohibida cómo era incapaz de recordar a ese muchacho, si es que se habían conocido alguna vez.

Se acercó a Takajiro, ofreciéndole el pequeño trozo de papel escrito que había arrancado de su libreta y una tímida sonrisa antes de dirigirse a "Sam".

Una vez delante de él, repitió el proceso, buscando una página en blanco donde poder escribir y en ella formuló sus preguntas, para mostrarselo a Sam. Tenía miedo de parecer descortés. Si realmente se conocían, estaba segura de que Sam pensaría que Alice estaba siendo maleducada. Pero peor le parecía fingir reconocerle y hacer como si no hubiera pasado nada en una situación que claramente les sobrepasaba.

"Lo siento pero... ¿Cómo sabes quién soy?"

El mensaje era muy distinto del que había dejado con el asiático. Alice miró de soslayo a ver si el muchacho leía la nota, en la que había dibujado una cara sonriente, y un "Todo saldrá bien". No era mucho, pero ahora mismo, era todo cuanto podía ofrecerle.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sam Alexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   8th Marzo 2017, 00:31

La hermosa joven de cabellos plateados se abalanza sobre mí, nada más verme; abrazándome con tal ímpetu que por poco nos caemos ambos al suelo. Un sentimiento cálido y agradable surge de lo más profundo de mi pecho; haciendo que cierre momentáneamente los ojos y una tunue sonrisa de satisfacción se dibuje en mi rostro.

Tras esto, un leve rubor se dibuja en mi rostro al recordar, por el comentario de esta, que me encuentro en pijama.

- Sí...Bueno...Yo - digo, nerviosamente; algo avergonzado

De nuevo, una voz a través del sistema de altavoces del lugar, se hace oír entre los presentes.

¿Grupo experimental? ¿De que va todo esto? Esto cada vez huele peor; en sentido figurado, claro.

Entonces, la bella morena, aparece subitamente a mi lado; provocando, de manera inevitable, un leve respingo por mi parte. No recordaba lo silenciosa que podía ser Alice; estoy tan acostumbrado a tratar con gente que se les oye venir desde kilómetros de distancia.

Seguidamente, la misma me entrega un pequeño montón de papel; en el que pregunta el por qué la conozco. Siendo ese preciso instante en el que me doy cuenta de mi metedura de pata; y es que la inocente y tímida chica no conoce a Sam, sino a Nova.

- Ah...Yo...Es que Nova me lo dijo - miento, torpemente, para intentar salir del paso - Él y yo...somos grandes amigos...¿Verdad, Ersy? - continúo, en dirección a la de melena grisácea; dedicándole una mirada de "sígueme el rollo, por favor"

No es que no confíe en una persona como Alice para confiarle mi secreto; pero, como todo héroe sabe, la identidad secreta existe para proteger a aquellos que nos importan. Y por la seguridad de la de oscura cabellera, prefiero mantener oculta dicha información.

Cierto es que la otra joven si conoce mi secreto; pero se trata de una chica con una potencia de fuego que rivalizaría con Iron Man. No creo que algo así le suponga un peligro.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ersy
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 22
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Ersy/Dusk
Nombre real: Ersebeth Lawrence Ravenhorst
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   10th Marzo 2017, 17:12



Ersy parpadeó un par de veces antes de seguirle la corriente al chico, asintiendo con la cabeza. Las identidades secretas. En cuanto Sam se excusó alegando que era un conocido de Nova, lo vio claro. En el momento en el que Alice tuvo un solo despiste, la chica le lanzó un guiño cómplice al chico.

Por otro lado, Connor, con las manos metidas en los bolsillos se acercó al trío. No parecía estar tenso en absoluto, como si aquello fuera un trámite más, como esperar en la cola del supermercado. En cuanto vio un hueco, le tendió la mano a Sam para presentarse:

- Soy Connor. Y allí está…

No se vio en la necesidad de señalar el rincón aparte donde estaba Takajiro, porque, de pronto, su presencia adquirió un perfil alto. Su respiración se había acelerado, rozando el límite de la hiperventilación. Del esfuerzo, su rostro se había enrojecido, aunque eso podría tratarse de la ira que, de pronto, le recorría de la cabeza a los pies. El puño derecho lo tenía blanco, de apretar en su interior el papel que Alice le había entregado antes, arrugado.

- ¿Cómo podéis estar tan tranquilos…? ¡Que nos han secuestrado!

Al estar tan desacostumbrado, la voz le salió a trompicones, con altibajos. Estaba a un tris de salir fuera de sí. Connor acudió en su ayuda, y se llevó un empujón. Era casi impensable que alguien con tan poco cuerpo pudiera apartar con esa fuerza al chico que parecía más entrenado de los dos. Aún así, lo hizo, y Connor se quedó estupefacto. Ersy, para quien las palabras del chico asiático fueron un jarro de agua fría, bajó la vista al suelo. Pero cuando los dos muchachos empezaron a pelearse, dio un paso al frente para intentar detenerlos. Demostrando que no estaban solos, la voz siniestra decidió intervenir antes de que las cosas fueran a más:

«Todos estos mensajes están pregrabados. Mi nombre es Uno. Y seré vuestro guía en todo este proceso. Os hemos dejado en un refugio antinuclear. Ahora tendréis tiempo para explorarlo a vuestro antojo. Vuestros víveres son escasos: darán para la supervivencia de una sola persona durante una semana. No creo que vayáis a agotarlos. Transcurrida esa semana, se abrirá el ascensor que os devolverá a la superficie, a la libertad. Es la puerta marcada con una X en la sala común. Hasta entonces, estará desactivada.

Seguramente os estaréis preguntando “¿por qué nosotros?”. Sabéis perfectamente que no sois inocentes. Ninguno de los que estáis aquí podría tirar una piedra. Ni la primera, ni la última.

Sin embargo, tendréis que hacerlo. No estáis solos. Entre vosotros, hay alguien más culpable que los demás. Y seguro que va a agradecer la información con la que os voy a dejar:

Si queréis que la puerta se abra antes del transcurso de una semana, solo puede quedar uno.

Ahora os dejo. El tiempo del experimento empieza ya. Os deseo suerte.»



_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 17
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   15th Marzo 2017, 17:32

Fue como si las palabras de megafonía hubieran sido alimentadas por el aire de los pulmones de Alice, no dejando para ella el suficiente para responder, ni respirar.

Se le escapó un leve jadeo, a la par que intentaba recobrar el aliento. No podía ser... No podía ser verdad. Esa clase de situaciones se daban siempre en la ficción. Era imposible que esto hubiera sucedido de verdad, que hubieran secuestrado a un grupo de adolescentes y jóvenes adultos, y les llevaran a un laboratorio, para experimentar, para hacerles matar entre ellos... Como si fuera un reality show barato en el que querían ver hasta qué punto la desesperación humana podía arrasar la ética y la moralidad del individuo.

No había sido capaz de responder a Takajiro, aunque por dentro se moría de ganas de consolarle. Cuando había logrado reunir el valor de hablar con él, la voz de megafonia había dejado claro cuales eran las intenciones que les había llevado hasta ahí, el destino que les deparaba. Pero algo dentro de ella se había despertado al escuchar las palabras de uno.

Nadie de los ahí presentes, era inocente. Ella lo era menos que nadie. Si alguien podía tener un motivo para encerrar a Alice, para privarla del mundo exterior, ella era la primera en tender la lista de razones y firmar. Si le dijeran que debía sacrificarse para salvar al resto de chicos ahí... Probablemente lo haría. No sin dudar, no es necesario mentirse, pero lo haría. Si había algo que ayudaba a Alice a sacar todo su valor, era el riesgo de otras vidas humanas. Al menos el peligro no era inminente... y eso le daba algo de margen para pensar.

Pero, ¿qué podía hacer?

No tenia modo alguno de sacarles de allí, y nada le aseguraba que el resto de jóvenes fuera capaz de pensar con frialdad, de evitar que se lanzaran al cuello del más cercano, intentando herirles con tal de asegurar la supervivencia propia. Pero si sabía a ciencia cierta, que ella podía. Sus manos se movieron lentamente, dejando la libreta y el bolígrafo sobre la mesa más cercana. Se alzaron por detrás de su cuello, levantando la maraña de pelo oscuro y atándolo en una firme coleta. Dejó atrás el gorro, pues no lo necesitaba entonces.

Necesitaba, apartar de su mente los remordimientos. Por un instante, necesitaba abandonar sus prejuicios, especialmente los que albergaba contra si misma. Pensó en el tatuaje que cubierto bajo su jersey, había actuado constantemente como pauta y refugio. No hablar, a menos que sus palabras fueran totalmente necesarias.

Mil veces le habían dicho que su poder podía ayudar a las personas. Mil veces se había negado a si misma ese derecho. No le gustaba, estaba totalmente en contra. Pero... debía hacerlo. Sentía, en el fondo de su corazón, que debía hacerlo. Que era el momento de ayudar a ese grupo a sobrevivir, aunque eso la dejara expuesta. Miró los rostros de aquellos chicos, grabando sus facciones en su memoria. Sam, Ersy, Connor y Takajiro. Ellos serían su fuerza. La balanza que le haría decidir que era lo correcto.

Y lo correcto, entonces, tenía forma de mentira.

Respiró profundamente, apretando las manos en dos puños. Iba a hacerlo... iba a ayudar a esa gente. Sus ojos se tornaron verdes, de color esmeralda, y miró a todos con seriedad, pensando en lo que estaba a punto de hacer... Y en el mejor modo de hacerlo. Buscó en si misma aquellos sentimientos que deseaba transmitir a los demás. Los mismos que se obligaba a sentir a si misma en aquél momento, a los que desesperadamente se aferraba... La calma y la seguridad.

- Mi nombre... Es Quiet.- Susurró, dejando que el efecto de su voz hiciera mella en quien estaba con ellos. Eso era verdad... pero era un mote. Un apodo cariñoso de un amigo. Pero ahora, tenía la fuerza y el valor de cualquier superhéroe. - Soy miembro de la Patrulla X. - Una mentira, por la que iba a culparse y responsabilizarse más tarde... Pero de nuevo, una pequeña brecha de esperanza para un grupo de jóvenes al borde de perderla. Una mentira necesaria. - Y os prometo que voy a sacaros de esta. No nos va a pasar nada... - Sonrió a Takajiro, esperando que así, por fin, el joven se calmara. - Pero necesito que no perdamos la calma. Para poder encontrar el mejor modo de salir de aquí, sanos y salvos... ¿Vale?

El tono de voz no era suyo. Era Keith Delaney, cuya autoridad y seguridad le ayudaba a mantener el control bajo las situaciones. Era Regina Delaney, con el cariño y la atención necesarias para tomar el alma humana y acunarla con la dulzura de una madre. Alice intentaba imitar a quienes, en ese momento, le parecían los mejores guías ante una situación de peligro. Pensaba en ellos, evocaba sus imágenes, para que de ellos naciera el valor necesario.

Un valor del que Alice, carecía... O al menos eso pensaba ella. Valor que ella atribuía al recuerdo de sus padres. Pero que, tal vez, siempre había residido en su corazón.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sam Alexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   15th Marzo 2017, 20:03

Por un pelo.

Afortunadamente, mi compañera de grisácea cabellera me sigue la corriente; y pronto la conversación se deriva en la presentación de los dos desconocidos. Bueno, de uno de ellos; porque, cuando me encuentro en disposición de apretar amistosamente la mano del que se hace llamar Connor, su compañero sufre un ataque de histeria.

Seguidamente, tras un tenso momento entre ambos y antes de que cualquiera de los presentes tengamos la necesidad de intervenir, el sistema de altavoces se hace oír nuevamente.

¿Mensajes pre-grabados? Eso no es nunca una buena señal...Lo único peor que eso, sería una IA psicópata...

Al fin y al cabo, no sería la primera vez que los encargados de un proyecto secreto perecen y se les olvida apagar su pequeña sala de juegos.

Por supuesto, como algo ya habitual en mi día a día, la cosa comienza a empeorar con cada palabra reproducida; como un gigantesca bola de nieve, ladera abajo. Apunto de arrollarnos, con una fuerza completa y descomunalmente devastadora.

¿Acaso pretende, sea quien sea el sujeto Uno, que cinco jóvenes se maten entre ellos por la más que dudosa posibilidad de salir de aquí antes de una semana? Y lo más importante ¿Por qué? ¿Con que objetivo? Todo esto es realmente absurdo; pero, sobretodo, tremendamente raro.

¿Quizás se trate de alguna trampa orquestada por uno de tantos villanos que viven en este loco universo? No, no tiene sentido; teniendo en cuenta los encontramos aquí. Ersy y yo, bueno ¿Pero Alice? Cierto es que se trata de alguien muy importante para mí, pero entonces...¿Que pintan los dos chicos? Si ni siquiera sé quienes son...

- Espera...¿Que? - un colapso se produce en mi mente, y corta de raíz toda clase de cavilación, al escuchar como la morena confiesa ser una X-Men - Yo...Esto...Nova no me había comentado nada al respecto - continúo, intentando disimular un poco mi evidente sorpresa; pues, al fin y al cabo, se supone que ella y yo no nos conocemos realmente

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ersy
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 22
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Ersy/Dusk
Nombre real: Ersebeth Lawrence Ravenhorst
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   18th Marzo 2017, 13:44



Quizá Alice hablase en susurros, pero eso a Ersy le daba igual. Las palabras mágicas habían sido pronunciadas, y sus oídos despertaron con fuerza, al igual que esa espita que siempre guardaba en su corazón. Que pudiera hablar le pareció inesperado, pero la revelación… quedó muy por encima.

La Patrulla X. Superhéroes. La asociación de ideas hizo que se le abrieran los ojos desmesuradamente, convirtiéndolos en dos absorbentes pozos de color azul claro, que brillaban con inusitado interés.

No era el momento, le recordó una vocecilla más cuerda. Cuando salieran, porque saldrán de allí, le pediría su autógrafo. De paso, haría lo mismo con Sam, que la última vez se le olvidó. Miró a este último mientras ese pensamientos le pasaba por la cabeza con una sonrisilla infantil, asintiendo con la cabeza para dar más fuerza a las palabras de Alice.

Una miembro de la Patrulla X y Nova. ¿Cómo no iban a salir de allí? Pero no podía dejarles hacer todo el trabajo. ¿Con qué contaba para ayudarles? Puede que el brazo estuviera descargado para llevar a cabo las funciones de móvil, pero podía usar la energía residual de emergencia para usar la absorción de energía llegados al caso. Era jugar demasiado cerca del límite. Si luego la expulsaba sin contabilizar bien la cantidad, podía quedarse sin nada, sin poder mover el brazo siquiera. Fue su mente racional la que se encargó de todo, jugando siempre en segundo plano como los sistemas subyacentes en un ordenador. Por detrás, empezaron los cálculos.

Por encima de esa capa, se planteó la presencia de Connor y Takajiro. Tres de cinco con capacidades especiales. ¿Cuáles tendrían ellos? No habían dicho mucho sobre el tema, excepto Connor, que se quedó boquiabierto con la intervención de Alice. Tan sorprendido como Sam, según le pareció. Se acercó al grupo, que poco a poco fue formando un corrillo. Takajiro fue el último en acercarse, dubitativo, pero repentinamente tranquilo. Su respiración se fue amoldando a cada paso que daba. Acabó un paso por detrás de la línea invisible que habían dispuesto los pies de sus compañeros, siempre cerca de Connor, al que ya no se atrevía a mirarle.  

- ¿Estás mejor? -le preguntó Ersy en voz baja. El chico asintió, un gesto casi imperceptible por tener la cabeza tan gacha que su barbilla rozaba con el pecho -Bueno, viendo la situación, creo que deberíamos explorar todo esto primero, ¿no?

Lo preguntó esperando las respuestas de todos y cada uno de los presentes, dedicándoles la misma sonrisa uno por uno y en orden. Había tenido un par de dudas, pero al escuchar el discurso inspirador de Alice, se sentía llena de fuerza.

FdR:
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 17
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   20th Marzo 2017, 12:18

Había funcionado. De algún modo su poder había logrado calmar a los jóvenes. Alice imaginó lo que debían sentir ellos, inundados por la repentina paz y calma que su voz transmitía cada vez que hablaba... Ella no podía sentirla. Su propio poder no surtía efecto en ella. Por lo que todo cuando podía hacer Alice era seguir fingiendo, brindando a esos jóvenes una seguridad que ella no sentía, pero era capaz de transmitir gracias a sus genes mutantes.

Sin embargo, el efecto era limitado. Si quería mantener el ambiente tranquilo, tenía que obligarse a hablar cada ciertos minutos, para así tener a todos bajo su influjo. Tan pronto este pensamiento acudía a ella, se esforzaba por apartarlo. Verdaderamente, odiaba forzar a la gente a sentir lo que ella quería. No era tan malo como darles una orden, pero aun así... Intentaba pensar que esa ocasión, era distinta. Que no ayudarles a mantener la sangre fría, podía hacer que se hicieran daño de verdad.

Se paró entonces a pensar en aquella voz de megafonía. Las cosas que había dicho, las pistas que pudiera encontrar, mirando sus palabras entre lineas. Si querían que los niños se mataran entre ellos, había otras maneras de lograrlo, más que decirles que tenían que hacerlo sin más. Tal vez el experimento no era tanto el ver cómo lo hacían, si no el cómo llegaban hasta el punto de sentirse en la necesidad de hacerlo. Luego estaba el tema de la comida. Si sabían a ciencia cierta que tenían comida para una semana, bien podía ser que alguien les hubiera seguido y estudiado sus hábitos alimenticios. Era algo difícil de pensar teniendo en cuenta que Alice vivía en la mansión, y seguirla hasta ahí no debía ser precisamente fácil. Pero aun no sabía nada del resto... Y eso la llevaba a otra duda.

Nadie de los presentes parecía sorprendido del hecho de que Alice, pese a haberse presentado como una persona muda, hubiera empezado a hablar de repente. ¿Su poder había logrado evitar esa sorpresa? Era un pensamiento extraño. O tal vez era que el impacto de su mentira había sido lo suficientemente fuerte para pasar por alto ese detalle... Pero aun así, esa nimiedad lograba inquietar a Alice.

Aunque no era el momento de preocuparse por eso. Tenían cosas mucho más serias de las que preocuparse.

- Me gustaría comprobar la cantidad de comida que tenemos, y racionar de modo que todos podamos comer durante la mayor cantidad de días. Si alguien es nativo de Norte América... Nos iría bien saber si había refugios antinucleares para saber al menos si seguimos dentro del continente, y ver si con un poco de suerte podemos averiguar dónde estamos.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sam Alexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   26th Marzo 2017, 19:35

Muy bien, tres de cinco con habilidades especiales; por ahora. Pues no sería de extrañar que estos dos desconocidos, sean más de lo que parecen.

Aún así, con todo el desconcierto presente, me encuentro incomprensiblemente tranquilo. Lo cierto es que, escuchar las palabras de Alice, me ha relajado mucho más de lo esperado; me hace sentir que todo saldrá bien.

Con este sentimiento de seguridad, escucho las propuestas de las alegres jóvenes del grupo. La de cabellera grisacea opina que deberíamos explorar el terreno; algo que parece secundar la morena, al comentar que desea comprobar nuestras provisiones con intención de racionarlas.

- Bueno, yo soy de Carefree - digo, alzando ligeramente la mano a la altura de mi rostro -  Y lo cierto es que, un vecino mío, tenía uno de esos refugios nucleares rollo bunker; aunque no era tan grande como este - continúo, echando un vistazo a nuestro alrededor - Quizás se trate de algún complejo gubernamental...

Desgraciadamente para nosotros, no parece haber ninguna clase de pista o referencia que nos diga donde realmente estamos; lo cual nos lleva a realizar suposiciones sin fundamento, que no podemos comprobar que sean o no ciertas.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ersy
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 22
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Ersy/Dusk
Nombre real: Ersebeth Lawrence Ravenhorst
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   27th Marzo 2017, 16:44



Ersy tamborileó su barbilla con un dedo, alzando la vista y mirando a todas partes.

Yo soy de Nueva York…-señaló la chica, distraída -¿Os habéis dado cuenta de la capacidad de este sitio? Donde nos hemos despertado Alice y yo había espacio para bastantes personas, y en esta sala, que supongo que será común, también caben otras tantas. Además, viendo de dónde hemos venido cada uno antes de reunirnos aquí, hay bastantes alas por explorar. Así que no creo que este “refugio” sea de un particular, y si lo es, tiene que haberse dejado bastante dinero invertido… Por lo que creo que la hipótesis más plausible es la que ha dicho Sam. Al menos, de momento.

Dijo ese “de momento”, porque había otro “sospechoso” en mente. Pensó en su tío Bruno, en el complejo subterráneo donde trabajó cuando Prometheus estaba activa. Se asemejaba mucho, pero sin contar con más datos…

Y volviendo al asunto de la comida… Agarró del brazo a Sam, que era quién tenía más a mano, y les hizo una seña al resto para que les siguieran. A un lado de la sala común estaba la “zona del bar”, y al trote se puso detrás y leyó las etiquetas de cada botella expuesta, registró debajo de la barra, en el fregadero, en la estantería con los vasos…

Bueno, espero que no haya ningún menor de edad entre nosotros… -bromeó Connor con una media sonrisa.

No creo que sea buena idea beber o tomar nada de lo que hay aquí… -musitó Takajiro, el último en acercarse, siempre a las espaldas del grupo.

La comida aquí no está. Así que tendremos que buscar en otro sitio. ¡Pero! -Ersy se agachó un momento y, asomando solo los ojos por encima de la barra, dejó sobre la misma un mapa -¡Esto nos facilitará las cosas!

Sobre el plano, las cuatro alas que rodeaban a la sala común se asemejaban a las aspas de un ventilador, a distancia equidistante las unas de las otras, y sin más pasajes de comunicación entre ellas que la sala en la que estaban. Cada sección estaba marcada con una letra, siguiendo el orden alfabético: A, B, C, D. No había más leyendas, y aunque reflejaba a escala las dimensiones de las salas que se repartían entre los pabellones, era imposible saber a qué correspondía cada sala. Solo una X, marcada con rotulador rojo, marcaba la ya consabida salida en una esquina de la sala común, entre las alas A y B, y el mapa no mostraba lo que había más allá de ella.

Alice y yo hemos salido del pabellón A. Y a Sam le hemos visto llegar desde el C.

Nosotros venimos del B -Connor puso el dedo sobre el acceso marcado como tal. Takajiro emitió un gruñido de asentimiento.


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 17
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   5th Abril 2017, 17:08

Alzó la mano con timidez cuando Connor bromeó sobre los menores de edad, y aprovechó el gesto para llevarse el cabello tras la oreja, tan discretamente como pudo. En situaciones normales, ese comentario hubiera causado un leve rubor a sus mejillas, imaginándose a todos los jóvenes sentados en círculo, pasándose las botellas y bebiendo. Nunca antes en su vida había bebido alcohol, temerosa de que la inhibición pasara por alto sus propios filtros éticos y empezara a hablar como una cotorra, dejando a su voz y poder el libre albedrío que su mente jamás les permitía. Así que tampoco era como si conociera dicha situación por experiencia, pero había leído libros y había visto películas, y para ella, eso era suficiente.

Ersy sacó el mapa y su atención volvió a la situación que tenían entre manos. La opción lógica era explorar todas las salas, ver todo el material del que disponían y el lugar en el que se encontraban antes de empezar a trazar un plan. Y sin embargo había algo que seguía molestando a Alice. Aquello que la voz había insinuado, la afirmación de que todos tenían una razón para estar ahí. Ella era perfectamente consciente de la suya, pero no lograba apartar de si la sensación de que no tenía que aplicarse al resto. ¿Quienes debían ser realmente? ¿Porqué les habían escogido a ellos?

Había una manera de descubrirlo, una vía fácil que le daba las respuestas que buscaba. Pero dicha vía, se enfrentaba directamente a los valores por los cuales se regía. Respetar el libre albedrío del individuo, no forzar sobre él sus sensaciones e ideales. Valores, que ya había roto en un primer momento al imbuir a los presentes en su calma. En momentos como estos, recordaba a sus profesores, y a gente como Solaris, cuya infinita paciencia y sabiduría mil veces había intentado hacer entender a la joven de que no todo era tan blanco o negro. Gente que intentaba hacerle ver que sus poderes podían ser utilizados para hacer el bien en las personas y que a veces, si bien muy pocas, imponer su poder no era algo tan malo. Palabras que sabía ciertas en el fondo de su corazón, y que se vería capaz de pronunciar para ayudar a otras personas, y para hacerles entender que nacer con ellos no les hacía malvados, pero que se teñían cuando se trataba de sí misma.

Esa era una realidad tangible. Alice era mil veces más dura consigo misma de lo que jamás sería con otra persona. Pero no podía evitar pensar que en ese momento… Tal vez era lo correcto. Y aun así, aun sabiendolo, para Alice, su poder era un último recurso. Podría usarlo, forzar a los demás a responder su pregunta. Pero… ella no era así. Si perdía sus principios, tenía la sensación de que se perdería a si misma.

Sus ojos cambiaron, perdieron el color, de un verde manzana volvieron al color de la miel, de la fuerza y la seguridad que aparentaba momentos atrás, su voz volvía a ser el susurro temeroso a ser oído. Era terriblemente consciente de la situación en la que se encontraban, y se odiaba a si misma por haber mentido y usado su poder con ellos. Pero necesitaba ayudarles, a su manera. Necesitaba hacer las cosas en armonía a sus principios.

- Creo… Que antes de nada deberíamos hablar. La voz dijo que todos tenemos una razón para estar aquí. Si intentamos descubrir cual es, tal vez podamos reducir la lista de sospechosos, entender por qué nos han traído aquí. Sabéis cual es el mío… - Sintió un nudo en la garganta, consciente de que su motivo había sido un fraude. - Soy mutante. Mi voz… - Había un límite en la confianza que Alice podía fingir. Y el rechazo hacia su propio poder, nunca sería uno de ellos. - Mi voz puede obligar a la gente a hacer lo que yo ordene. No… no lo he utilizado contra vosotros. No así. Es que también puede hacer sentir… cosas. Creo que parte de la misma base. Mi voz transmite emociones, y utilizada de forma correcta, puede dar a una persona la sensación de que las cosas que digo… son lógicas y deben cumplirse. No sé si me explico… - Se frotó un brazo, incómoda. - Lo siento por fingir que soy muda… Es sólo que… odio afectar a la gente. Así que si puedo evitarlo… No quiero hablar más. Pero… ahora era necesario. Y creo que tendríamos que todos tendríamos que poner un poco de nuestra parte si queremos salir...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sam Alexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   17th Abril 2017, 18:29

Ersy secunda mi idea del complejo militar, y me agarra del brazo en un intento porque la acompañe hasta la “zona del bar”; donde comienza a registrar y leer todas las botellas existentes. Tras una graciosa conversación en referencia a las bebidas alcohólicas, la de plateada cabellera comenta que el alimento no se encuentra aquí; aunque, para nuestra suerte, lo que sí encuentra es un mapa.

Sobre el plano, la joven comienza a señalar las distintas áreas que componen el lugar: la A, desde donde entraron ellas; la B, desde donde vinieron Connor y su compañero asiático; la C, en la que aparecí yo; y la D, de contenido o forma desconocida por ahora. Lo que deja claro cual debe ser nuestro siguiente paso.

Sin embargo, la encantadora morena parece estar más preocupada por el por qué estamos aquí que en como salir; alegando que deberíamos tener en cuenta las palabras de nuestro captor. Y es por ello que decide confesar su secreto; el poder que la convierte en una mutante.

- Vaya, eso mola mucho...Aunque no debe ser del todo agradable, claro - comento, cambiando el tono de emocionado a triste en cuestión de segundos; agachando ligeramente la cabeza - Debe haber sido duro contar algo así - continúo, colocando mi mano sobre su hombro y esbozando una amplia y amistosa sonrisa - Así que...No sería justo por mi parte seguir manteniendo mi secreto - digo, en voz alta, emitiendo un sonoro suspiro de resignación - No conozco a Nova; soy Nova...Desgraciadamente, mis poderes no están "operativos" en este momento - confieso, en un tono algo triste y ligeramente derrotista -   Por lo que, como podéis imaginar, exiten millones de posibilidades de por qué estoy aquí; aunque ninguna de ellas explica por qué vosotros sí - concluyo, señalando a los dos muchachos

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ersy
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 22
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Ersy/Dusk
Nombre real: Ersebeth Lawrence Ravenhorst
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   24th Abril 2017, 14:00



Bueno, yo…

Connor estaba a punto de decir algo, pero el torbellino de pelo blanco le apartó al pasar a su lado a toda velocidad. Ersy abrazó a Alice como si fueran amigas de toda la vida, y se hubieran pasado años sin verse. Debía de ser duro para ella. Un poder así… Ersy se imaginó las consecuencias. Que la gente a la que querías estuviera contigo solo porque se lo habías dicho. Era un poder muy cruel. Además, se había proclamado una mutante. Aunque no lo fuera, aunque solo tuviera ese poder, ser consciente de su naturaleza única hacía que la gente fuera mala. El ramalazo de empatía llevó a Ersy a apretar el abrazo, siempre poniendo cuidado de no pasarse con el brazo “bueno”. Cuando cayó en la cuenta de que podía resultarle incómodo, se separó regalando la comprensión que pensaba que necesitaba en una sonrisa.

Junto a Alice, escuchó la desvelación de Nova. No tenía sentido seguir guardando secretos. Tendrían que trabajar juntos, así que lo mejor era saber quién era cada uno. Confiar los unos en los otros.

Ya veo… Bueno, pues ya puestos… -Connor se encogió de hombros -Puedo viajar a través del WIFI. Que, evidentemente, aquí no hay.

Connor tosió después de decirlo, mirando a todas partes menos al grupo. Ersebeth le miró con la boca abierta. Más autógrafos pendientes. Ardía en ganas de preguntarle cómo se sentía, cómo lo hacía. Pero, si no lo había hecho con Alice, tampoco podía torturar a Connor insistiendo en el funcionamiento de su poder. Más que nada, porque parecía arrepentirse por haberlo dicho.

Yo… me convierto en un animal. No decido en cuál. Ni cuando puedo hacerlo -masculló Takajiro. Fue decirlo, y soltar un gruñido antes de irse al punto más alejado de la sala.

Gracias… -Connor y Takajiro se volvieron hacia Ersy. La confluencia de miradas no la puso nerviosa. Asintió en dirección a Sam. Se sentía liberada al no tener que guardar secretos con gente que le caía bien - Por contárnoslo. En mi caso, no tengo poderes. Debería, pero no los tengo. En su lugar, me apaño con esto -estiró el brazo delante de ella Es un implante. Absorbe energía, y puedo usarla para generar escudos o dispararla en forma de rayo de plasma. También tengo esto -mostró la gargantilla, cuya gema azul estaba apagada y oscurecida -Es un artefacto mitad mágico mitad tecnológico. Crea una armadura, con nanomáquinas que ayudan a cicatrizar heridas, además de un sistema de vuelo integrado. Se me dan bien las máquinas, los ordenadores. Pero de poderes nada. Aún así… ¡haré cuánto esté en mi mano para ayudar! -dijo con especial ahínco.

Las cartas ya estaban sobre la mesa. No había nadie “normal” allí encerrado con ellos. Compartiendo sus poderes, ya tenían un punto en común.

¿Y no podrías usar esos rayos de plasma para hacer un agujero para salir?

La expresión de Ersy ensombreció ante las palabras de Takajiro.

No tengo energía. La gargantilla depende de la energía del brazo, y está a mínimos. Si no lo recargo, pronto dejaré de poder moverlo -se mordió el labio y contuvo las lágrimas. Menuda ayuda iba a prestar...

Spoiler:
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alice Delaney
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 17/10/2015
Edad : 17
Localización : 1407 Graymalkin Lane en Salem Center

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   10th Mayo 2017, 18:20

Nova era Sam. Ese chico que tenía delante, ese joven moreno que se había abrazado instantes antes con Ersy, era su amigo de los guardianes de la Galaxia. Cerró los ojos, inspirando profundamente, relajándose. Una cara conocida, alguien que sabía a ciencia cierta que era de los buenos. Podía descartar uno de los presentes como amenaza… El alivio de la británica era palpable, y ahora que Nova había compartido con ella su identidad, se sentía con muchísimo más coraje, cosa que se vio reflejado en sus actos y su actitud. Escuchó con atención a cada uno de los presentes, sin intervenir y sin juzgar. Cuantas más opciones escuchaba, más animada se sentía a intentar ayudarles a salir de ahí.

Como si se tratara de una partida de ajedrez, cuantas más piezas tenía en el tablero, más segura se sentía.

Se llevo el puño a los labios, acariciándose el labio cuidadosamente con el índice, y reposando el pulgar bajo su propia barbilla. Takajiro no podía controlar del todo su propio poder, y parecía estar intimidado por el mismo, y por culpa de la empatía que eso le hacía sentir con él, quería intentar ayudarle a mantenerse en su área de confort y no forzarle a usar su poder para ellos. Eso dejaba la opción de Connor, quien podía viajar a través del Wifi, a Nova, cuyos poderes parecían inservibles ahora, y finalmente a Ersy, quien contaba con un brazo mecánico sin pilas y una armadura que tampoco podía ponerse… ¿o sí?

- Si recargamos el implante de Ersy… Tal vez podamos tirar abajo las puertas. Pero imagino que necesita electricidad. - Negó con la cabeza, alzando el rostro hacia el resto. - Yo no entiendo mucho, pero si hay nevera… Tiene que haber corriente. Y si la comida tiene que mantenerse una semana, o solo hay conservas, o tiene que haber nevera. En cualquier caso las puertas estaban automatizadas, y los altavoces tienen que tener o bien corriente o pilas. - alza la mirada, buscando los aparatos que habían reproducido las palabras para ellos. - Tras explorar el lugar, ya tenemos algo con lo que trabajar. Yo diría que es un buen comienzo.

Sonrió. Aunque no era exactamente lo que pretendía, esa sonrisa fue como un final para ella, una declaración sin pronunciar de que no iba a hablar más. Se acercó al mapa de Ersy y señaló el pabellón D, el único que quedaba por explorar, e inició la marcha.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sam Alexander
Guardianes de la Galaxia
Guardianes de la Galaxia
avatar

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 06/09/2015
Localización : En el espacio exterior

Ficha de Personaje
Alias: Nova
Nombre real: Sam Alexander
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   20th Mayo 2017, 18:32

Un tipo que viaja a través del Wi-fi y otro que se convierte en animales de manera aleatoria ¿Que es esto? ¿La plantilla suplente de la Patrulla X?

En fin, el caso es que todos los presentes al parecer tenemos habilidades sobrehumanas; bien por alguna clase de mutación, bien por el uso de tecnología altamente avanzada. Lo que supone que ese es, sin duda, el punto común de los cinco.

Eso quiere decir que, sea el que sea el que nos haya encerrado aquí, debe de tratarse de algún enemigo nuestro; quizás un villano deseoso de venganza. Por supuesto, aún es demasiado pronto para responder eso; por lo que solo queda buscar una salida.

Pronto, surge la propuesta de "recargar" a Ersy; y que, así, ella pueda usar sus habilidades para sacarnos de aquí.

- Bueno, he recibido lecciones de uno de los mejores mecánicos de todo el universo - comento, haciendo referencia a mi mentor Rocket - Puedo intentar buscar alguna manera de conectarla al sistema eléctrico - continúo, con una amplia sonrisa

Dicho esto, emprendo la marcha en dirección al pabellón D; junto al resto del grupo. Quizás allí encontremos más pistas.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ersy
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Edad : 22
Localización : Nueva York

Ficha de Personaje
Alias: Ersy/Dusk
Nombre real: Ersebeth Lawrence Ravenhorst
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   22nd Mayo 2017, 16:43



Ersy miraba a uno y a otro hablar, como si estuviera en un partido de tenis. Conforme la idea iba tomando forma, más extensa era su sonrisa. Pero se le borró de un plumazo al caer en la cuenta de algo.

Si absorbía la energía de algo, ese algo no volvería a funcionar. Tenían que pensar muy bien que sacrificaban para llevar a cabo el plan. Si optaban, por ejemplo, por aprovecharse del sistema de megafonía, no escucharían la misteriosa voz. ¿Y si tenía algo importante que decir? Si usaban la nevera, la comida se echaría a perder. ¿Y si tenían que pasar algunos días allí? Si, la idea era aterradora, encerrados y perdidos, a merced de alguien que jugaba con ellos mediante mensajes de voz… Pero era una posibilidad. Tendría que estar muy pendiente de lo que encontraban a lo largo de su exploración. Toda alternativa era digna de ser contemplada como sacrificio en pos de un brazo cargadito de energía y listo para derretir la puerta.

Echó la vista atrás una sola vez antes de seguir al grupo, hacia la puerta marcada. ¿Cuánta energía necesitaría para eliminar ese obstáculo? Su mente hizo un cálculo rápido con la información de la que disponía. Era factible, pero necesitaría llevar a cabo un mensaje más exhaustivo. Y buscar alternativas. Si no podía con la puerta, recurriría a las paredes. Solo necesitaba calcular la proporción…

¿Por qué esto parece el casting para montar un supergrupo? ¿Alguien recuerda haberse presentado a una audición para gente con superpoderes?

A Connor se le escapó la risa floja, y buscó apoyo en sus compañeros masculinos para aflojar un poco la tensión del ambiente. Takajiro cerraba la marcha, evitando cualquier contacto con nadie. Ersy aceleró el paso para intercambiar algunas palabras con Nova:

¿Uno de los mejores mecánicos del universo? -ladeó la cabeza. En su mente se agolpaban los nombres, pero quería que el chico lo confirmase antes de hacerse la idea equivocada.

Dejaron atrás la puerta de acceso al pabellón, y el pasillo que conducía a una sola sala. Nada más entrar, aparecieron sobre una balaustrada que daba la vuelta a todo el perímetro de la habitación. Una cúpula muy parecida a la sala común, pero de dos plantas: aquella en la que estaban ellos, y otra un nivel por debajo, a tres metros de profundidad. Connor se separó del grueso del grupo para asomarse por encima de la baranda de acero hacia el interior del foso. Allí abajo había un arenero, y en la pared del fondo, a nivel del suelo, una puerta cerrada con barras de acero. Sobre sus cabezas titilaba un enorme halógeno que, de cuando en cuando, se apagaba y tomaba fuerzas para seguir. Olía a tierra, a metal, pero también a algo más. A algo biológico. La atmósfera estaba cargada, se sentía pesada. Ersy se encogió un poco, con todos los sentidos alerta.

Esto no me gusta. Aquí huele a animal…

Ersy giró la cabeza en dirección a Takajiro, que se negaba a entrar del todo en la habitación.


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
Libre Albedrío (Alice Delaney, Sam Alexander, Ersy) [25/01/2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Las desventuras de un héroe (Alice Delaney) [20/01/2019]
» Hora de Brillar [Omega][Alice Delaney/Natalia Romanova]
» Historias de Temática Libre
» (Fan Fic) Primeros comienzos de Alexander "El Mago"
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte-
Cambiar a: