Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [Maxi-Evento]Castillo de Naipes: Deja Vu. (Oráculo) [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Joker
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 13/11/2013
Localización : Arkham Asylum

Ficha de Personaje
Alias: Joker
Nombre real: desconocido
Universo: DC Universe

MensajeTema: [Maxi-Evento]Castillo de Naipes: Deja Vu. (Oráculo) [+18]   16th Mayo 2017, 19:35

[22 de Marzo del 2019]

El sol había empezado a descender tiñendo el cielo de una paleta colorida que viajaba desde el dorado al anaranjado, y luego se fundía con la cúpula celeste en toda una gama de azulones y violetas. Corría una brisa fría, algo atípica de la época, pero que resultaba refrescante. Habían bajado las temperaturas y eso convertía el día en uno reseñable, atípico, sorprendente. Claro que es difícil apreciar todo eso cuando estas dentro de una ciudad como Gotham. Allí, ya hacía dos horas que todo era oscuridad, y la ciudad estaba iluminada tan sólo por repulsivos chorros de luz blanca que desprendían  las farolas. Sobre al asfalto humedecido que desprendía el olor a cloaca que salía convertido en vapor de los diferentes sumideros de uno de los numerosos barrios suburbanos resonaba un taconeo rítmico producido por los pasos incansables, y casi podría decirse alegres, del hombre que atravesaba la noche cubierto por una gabardina marrón. En las bocacalles de los callejones más oscuros, los entresijos de la pequeña ciudad que no dormía, aterrorizada a causa de un espectro vigilante con forma de murciélago, continuaba con el ritmo vital que palpitaba en sus recovecos. Trapicheos, apuestas, armas, drogas, mafias, cada uno con su función, alimentaban las venas del podrido corazón marchito de la ciudad mas oscura de américa.

-¡Eh! ¿Qué demonios haces, tio?- espetaron dos grandes gorilas cuando el hombre cubierto con la gabardina se dirigió a uno de los callejones, tratando de cerrarle el paso sin éxito. En su interior, tres hombres golpeaban con una cadena, un bate y una palanca a otro, convertido en un manojo de carne sangrante en el suelo.

-¿Quién coño eres tu?- Exclamó uno de ellos tratando de amedrentar al recién llegado que no se detuvo.

Los tres palidecieron, rivalizando con el blanco inmaculado de su rostro, cuando contemplaron su sonrisa. Paralizados por la impronta de ese rostro que cualquiera conocía en esa ciudad, trataron de echar un paso atrás. La pistola con la que encañonó a los hombres arrancó un brillo acerado a la luz de la farola y durante un momento, sólo los chillidos de las ratas que se escurrían por las esquinas rompió el silencio. La detonación hizo que dos de ellos salieran corriendo tirando los cubos de basura en el proceso, dejando al desgraciado cubierto de sangre echo una bola inconsciente en el suelo, mientras el tercero caía de culo y se apretaba contra la pared, llorando, como si quisiera poder atravesarla. La risa le resonó en los oídos, junto con su pulso desbocado, mientras contemplaba al joker sujetando su rostro desencajado a causa de la carcajada. La banderola que había salido despedida de su pistola, con la palabra "Bang" apenas ondeaba, dejando ver de forma clara la onomatopeya. Joker giró sobre sus tacones italianos, dando la espalda al hombre en shock, mientras las sombras del callejón le engullían hasta que su silueta se perdió por completo. Aunque su carcajada siguió resonando, mientras el delincuente aún contra la pared se miraba las temblorosas manos cubiertas de la sangre de ese al que, momentos antes, estaba apalizando. Las lágrimas cayeron por su rostro, justo antes de comenzar con una risa nerviosa que sustituyó a la del payaso, una vez dejó de oírse.

[---]

Era inevitable para él estar de buen humor. Había tenido un gran día. Cerró la puerta tras de sí, y se quitó la gabardina, colgándola en el gancho a la pared, preparado para tal efecto. La luz artificial era amarilla, un poco mas cálida que la antigua. Así la había preparado, porque tenía intención de que se sintiese como en casa.

-Hola, cielito. ¡Ya estoy aquí!- saludó efusivo, mientras se arreglaba las solapas del traje púrpura. Un gemido ahogado le remitió una respuesta, y el ladeó la cabeza complacido, tras terminar de colocarse la lazada, utilizó ambas manos para peinar sus verdes cabellos, y mostrarse ante su estrella principal con la pulcritud que acostumbraba. - ¿Me has echado de menos?- preguntó acuclillándose frente a la mujer sentada, apoyando sus manos enguantadas en sus rodillas. Ella le devolvió una mirada cargada de dolor, sus ojos hinchados e inyectados en sangre a causa de lo mucho que había llorado. Su pelo estaba desmadejado en mechones cardados, a causa de haber tratado de retirarse la mordaza de la boca, y todo su maquillaje dibujaba suaves caminos negros que descendían por sus pómulos y sus mejillas, hasta perderse en la cinta americana que mantenía su boca cerrada. Sobre ella había dibujada una primorosa sonrisa de color rojo. La mujer al verle, trató de retirarse en la medida de lo posible, pero le resultaba difícil al estar atada a la silla. - No, no, vamos. Shhh. Ya sabes lo que me pasa cuando veo llorar. - el rostro de la mujer se descompuso en una mueca de terror, y sus gemidos se convirtieron mas bien en sollozos. - Si mis cálculos no fallan, la gran noche es esta noche. ¿No estás emocionada?- sus manos apretaron las rodillas de la mujer, y ella gritó como pudo a través de la mordaza. - ¡Eso creía yo! ¡Tanto entusiasmo me hace sonreír!- los ojos de ella buscaron los suyos, de alguna manera, tratando de encontrar una pizca de humanidad en ellos, que sin duda, no hizo acto de presencia. - Ya sabes que he estado devanándome los sesos para que fuese algo especial, pero me temo que el gas de la risa está descartado.- su mano enguantada se perdió en el bolsillo de la chaqueta. La navaja de mariposa se desplegó con maestría, y el ruido silbante que solía hacer cuando todas sus piezas encajaban en su lugar. La mujer negó con la cabeza, y el llanto volvió con mas fuerza.- Tiene que ser algo especial. Ya sabes que no me gusta repetir mis números. Esta vez voy a procurar que sea un espectáculo insuperable. Porque al fin y al cabo...- murmuro mientras con la cuchilla rajaba la camisa y la ropa interior de la mujer temblorosa. - ¿Cuántas oportunidades más tendré de volver a matarte?- tras eso sólo se oyó una sutil risita. - No te muevas. No quiero que quede borroso. - el grito rebotó por todas las paredes del almacén abandonado mientras el cuchillo mordía con exasperante lentitud el vientre de la mujer.

[---]

Gordon llevaba dos horas metido en su despacho, y la última media hora la había pasado sumido en total oscuridad. Ese tipo de cosas atraían al hombre al que esperaba ver, aunque por la espera prolongada, era muy posible que no se tratara de esa noche. Su rostro apoyado e la palma de su mano mantenía presionada su frente, que le dolía horrores. los últimos meses habían sido una locura, como si con la colisión no tuvieran bastante, los lunáticos y criminales parecían hacer competiciones entre ellos, dispuestos a demostrar a la ciudad y al mundo quien estaba peor que nadie. Aquello no tenía ningún sentido. Contempló las agujas del reloj, dejándose llevar por el suave clic del segundero que recorría los números una y otra vez...

El sonido de la puerta abriéndose de manera repentina y la luz al ser accionada encendieron todas sus alertas. Se levantó como un resorte del sillón, haciendo que este cayera hacia atrás, echando la mano al arma y apuntando al hombre que había atravesado la puerta. Se trataba de una pareja de agentes que, a gritos, había irrumpido en el despacho.

-¡Te digo que esto es del todo irregular! ¡hay que informarle!

-¡Tu no lo entiendes!

- ¡No, quien no lo entiende eres tu! ¡Es el protocolo!

-¡No puedes llegar y soltarlo como si nada, Manson!

- ¡Se acabó! ¡Que alguien me informe de la situación de inmediato!- exclamó Gordon, saliendo de detrás de su mesa.

Ambos agentes se callaron, echándose miradas reprobatorias, hasta que el mas decidido observó al comisario con una expresión que trataba de transmitir toda la profesionalidad posible. Tras escuchar sus palabras, el pulso de Jim Gordon pareció detenerse durante un segundo, justo antes de que se pusiera a dar órdenes a diestro y siniestro. Los coches de policía se dispersaron hacia cada rincón de Gotham, y él bajara a zancadas los pasos que distanciaban su despacho de la morgue. En apenas unos segundos, las cámaras de seguridad de la comisaría reflejaron el hormiguero en que se había convertido.

_________________
"¿No entiendes que la vida no es más que un gran gag? ¿¡Entonces porqué no te ríes?!"




Última edición por Joker el 26th Octubre 2017, 02:12, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Barbara Gordon
Birds of Prey
Birds of Prey
avatar

Mensajes : 580
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30
Localización : Gotham City

Ficha de Personaje
Alias: Oracle
Nombre real: Barbara Joan Gordon
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Maxi-Evento]Castillo de Naipes: Deja Vu. (Oráculo) [+18]   27th Junio 2017, 12:08

Torre del Reloj.
Gotham.
22 de marzo de 2019.


La Torre del Reloj de Gotham es uno de los edificios emblemáticos de la ciudad, una de esas siluetas que no debía faltar en el típico skyline que se reproduce continuamente en camisetas y postales. Debo reconocer que siempre me ha costado comprender por qué alguien querría vender souvenirs de un lugar como éste. Sí, es la ciudad en la que nací, la ciudad a la que juré proteger... pero no estoy ciega; ahora menos que nunca. Mis ojos y mis oídos pueden llegar a cada rincón de Gotham. Donde hay una cámara, un transmisor, una línea telefónica; ahí estoy yo.

Y cuánto más veo, menos quiero ver.

No recuerdo qué estaba haciendo exactamente aquella tarde de marzo, lo cual dice más acerca de mí de lo que pueda parecer. Habitualmente tengo una memoria muy precisa. Seguramente estuviera en la sala de los ordenadores, enfrascada en alguna búsqueda de datos mientras escuchaba distraídamente la emisora de la GCPD. Tal vez estuviera hablando con Dick o Dinah, dándoles indicaciones para adentrarse en algún sitio o informándoles de algún descubrimiento. No lo sé. La estática de la radio se alternaba con los mensajes breves y codificados de la Central.

Central a todas las unidades...fffffffff...encontrado en la calle...fffffffff...límite de velocidad...fffffffff...dos patrullas...ffffffff...hemos encontrado el cuerpo de una mujer, raza caucásica, unos...ffffffff...llegando a la Central...

Hay algo que sí recuerdo. Había quedado para cenar con papá, y me extrañó que no hubiera llamado. Eran las 22h, la hora a la que solía recordar que su horario de trabajo finalizaba a las ocho. Le di diez minutos de margen, mientras seguía haciendo... lo que fuera que estuviera haciendo. Y, finalmente, llamé yo.

Fueron muchos tonos. Seis o siete, no era normal.

Alguien descolgó.

- ¿Papá? Soy Babs. Te acuerdas de que cenamos juntos, ¿no? - Respondieron desde el otro lado. Reconocí la voz. - ¿Harvey? No te oigo bien. ¿Que ha pasado qué?

Durante unos instantes, todo fue blanco. Mi mente, mi piel, la pantalla frente a mí. Luego, mis dedos parecieron moverse por decisión propia. Temblaban al teclear un nombre en la base de datos de la GCPD, un nombre que era demasiado extraño al ser demasiado familiar.

- ¿Puedo hablar con él...? Ya... No, quiero... Voy a ir para allí. Gracias, Harvey. Te veo ahora.

Fue Bullock quien cortó la llamada desde el otro lado. La pantalla táctil del teléfono móvil no respondía a mis manos húmedas y entumecidas.

Como un autómata, aferré las ruedas de la silla y les imprimí movimiento, alejándome del escritorio y dirigiéndome a la salida.

Tenía que llegar a la GCPD.


_________________


:We are the Night:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Joker
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 389
Fecha de inscripción : 13/11/2013
Localización : Arkham Asylum

Ficha de Personaje
Alias: Joker
Nombre real: desconocido
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Maxi-Evento]Castillo de Naipes: Deja Vu. (Oráculo) [+18]   26th Octubre 2017, 02:11

La comisaría se convirtió en un hervidero en el momento en que el cuerpo entró por la puerta de la morgue. El furgón especializado que lo había llevado hasta allí estaba operado por dos hombres, que descargaron la bolsa negra en la camilla helada. En la entrada lateral de la comisaría habilitada a tal uso, un agente fornido y de al menos 1,90m fumaba un cigarrillo distraído. Los hombres que estaban centrados en hacer su trabajo no se habían percatado de que unos instantes antes, no estaba. Cuando hicieron descender la camilla del viejo equipo, esta se quedó encallada.

- ¡Eh!, ¿Nos echas una mano?- preguntó uno de ellos. El "agente" se puso en marcha, y ayudó a sacar la camilla, y a colocar sobre ella la bolsa de color negro. Atravesaron los pasillos hasta la morgue.

El médico forense rellenó los papeles para los de transportes, y luego, abrió la bolsa. Le costó el mayor de sus esfuerzos no vomitar. A pesar de que no era de los más experimentados, en Gotham era muy complicado que los forenses resultaran impresionables. El primer año o se quedaban hasta la jubilación, o se marchaban para dedicarse a cualquier otra cosa. El agente chasqueó la lengua, y negó con la cabeza, saliendo después por la puerta a continuación del equipo de transporte, al tiempo que un dos agentes que exclamaban cosas a sus espaldas iban directos a la carrera hacia la morgue. Él se apresuró. No quería tener que dar explicaciones, y aunque hubiera podido hacerlo sin lugar a dudas, prefería ser sutil. Un brillo rojo como la sangre salpicó sus ojos, antes de desvanecerse en una nube de humo en cuanto se cerró la puerta tras de sí. Los dos hombres de la camioneta ni se percataron. Simplemente pensaron que se había quedado atrás.

El Dios del Vodoo estaba profundamente disgustado. No le gustaba nada que jugaran con sus cosas.

[---]

El comisario James Gordon no podía creer lo que oía. Los dos hombres habían sido notificados del suceso. Se les había asignado por la guardia. Sin embargo, no habían querido notificar al comisario, hasta que no se habían asegurado de la identidad de la persona que, para su sorpresa, resultó coincidir con la ya difunta ex-mujer del comisario. Se habían hecho comprobaciones dos veces más. Pero en la actualidad y tras el acontecimiento Omega, los registros habían pasado a ser un montón de datos inútiles y desfasados almacenados en el ordenador. Había que revisarlos de nuevo, y aún no habían sido capaces de actualizar el Afis, el laboratorio de pruebas, y los documentos de identidad, que ahora muchos ciudadanos pedían a expuertas, enseñando documentos caducados o desfasados. El problema de quienes habían tratado de conseguir la nacionalidad con ese tipo de triquiñuelas también era importante, así que en todo el país estaban, literalmente, desbordados.

El comisario sabía que no había nada más viable que una prueba de ADN, sin embargo, algo le decía que sería capaz de reconocerla. Los pensamientos irrumpieron en su cabeza de un modo desordenado, recordando la conversación que habían mantenido por teléfono. Al oír su voz, creyó que durante unos momentos, su corazón se había detenido. Oírla llorar y sentirse aliviado a la misma vez fué una de las sensaciones más desconcertantes de toda su vida. Ahora las palabras que le había dicho le pesaban como una losa. "Te pondremos vigilancia. Tu procura hacer vida normal. Nadie más sabe que tienes la carta". Eso es lo que le habría recomendado a cualquiera. No habría cambiado ni media palabra. Sin embargo...

El hombre entró seguido de los otros dos agentes, que intentaban cogerle el paso. Con las mangas arremangadas hasta los codos y la pistolera en el hombro. El forense dio un respingo al verle entrar por la puerta. El cuerpo estaba dentro de la bolsa de color negro. Sólo verla cerrada produjo una sensación de pavor que inhabilitó al Comisario durante unos segundos. Cuando pudo retomar el control de sí mismo, respiró por la boca en profundidad, y miró al forense.

- ¿Está seguro del resultado?

- Lo hemos comprobado tres veces comisario. No era posible sacar las huellas pero...- el hombre levantó la cabeza y carraspeó. En general cualquiera sabía lo que eso significaba. O no había nada en el registro... o el cadáver estaba tan dañado como para haberlas perdido. Se encontró con la expresión del comisario, que era mas parecida a un bloque de mármol que a un rostro. - Se... Señor. Con el debido respeto. Esto no es profesional. Debe derivar el caso. - dijo el hombre, con cierta reticencia.

- No vengo en calidad de comisario. Si no de familiar. Vengo a realizar el reconocimiento.- afirmó el hombre, bastante entero.

Aquello dejó al médico sin habla. Le tembló el labio y tragó saliva. Con la mirada, trató de buscar apoyo o ayuda en los dos agentes que le acompañaban, pero ninguno remitió el más mínimo gesto que pudiera ser entendido por el forense como apoyo a su postura.

- Señor, lo lamento pero no es posible. Tras el divorcio, no se consideran emparentados. Yo creo...- no pudo terminar la frase. La mano del comisario se había levantado y había ido directa a coger la cremallera de la bolsa. El forense con el rostro desencajado, se apresuró a cogerla en su lugar. - Señor, me temo que el cuerpo... no puede ser reconocido. - dijo entonces, apretando con fuerza la cremallera. No sabía que mas hacer para intentar hacer que su superior no tuviera la necesidad de hacer aquello que con tanta vehemencia quería.

- No voy a irme de aquí hasta que la vea. - afirmó, perseverante.

Aquellos segundos se hicieron eternos, hasta que por fin el forense cogió aire profundamente, y suspiró. Con expresión triste, enmascarada de cansancio, el hombre asintió con la cabeza, mientras cogía con la otra mano la bolsa, para facilitarse el trabajo de abrirla.

- Si, señor...- murmuró. Con un ruido característico, la bolsa se abrió.

Su rostro estaba vacío. No como debía estarlo un rostro privado de la vida. Lo estaba como el de alguien que había sido vaciado de toda identidad. Las puñaladas esparcidas por todas partes habían convertido su expresión en un amasijo irreconocible, donde se asomaba masa ósea bajo una capa de hematomas y sangre coagulada que apestaba. Los músculos estaban abiertos, los ojos, vacíos. El humor vítreo se había vaciado, y a través de algunos de los huecos se alcanzaba a ver la masa encefálica. Había sido ejecutado con una violencia que dejaba clara una obstinación de tal virulencia que no podría decir si se trataba de un hecho atroz, o por el contrario, de un tipo de aviso vehemente que debía quedar claro a la primera.

Uno de los dos agentes retiró la mirada, y tosió, intentando contener las arcadas.

El comisario la miraba, y no la veía. El amasijo de cabello adherido a algunas piezas de hueso a causa de la sangre... era como ver a través de un microscopio. Sin ser capaz de captar la totalidad de lo que estaba percibiendo. La cremallera continuó bajando. los pechos cercenados y el extraño corte que seguía la clavícula por debajo, y la enorme hendidura que había desgajado toda su cadera, bajo el monte de venus, a través de la cual se podía ver músculos, piel, y órganos que se habían desgarrado del mesenterio a causa de la gravedad. Las huellas de manos y pies estaban desgarradas, quemadas con algún tipo de rozadura o químico. Las piernas y brazos sin embargo, salgo por unos moratones y marcas en torno a los tobillos y muñecas, que delataban ataduras, estaban intactas.

Sólo a ojos de un loco aquel torso desmembrado recordaba a una suerte de... cara sonriente.

_________________
"¿No entiendes que la vida no es más que un gran gag? ¿¡Entonces porqué no te ríes?!"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: [Maxi-Evento]Castillo de Naipes: Deja Vu. (Oráculo) [+18]   

Volver arriba Ir abajo
 
[Maxi-Evento]Castillo de Naipes: Deja Vu. (Oráculo) [+18]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Maxi Evento [Castillo de Naipes] (Joker)
» Duda sobre repeticion de evento
» Castillo de Wewelsburg
» [evento vs] shanks y jellal VS natsu y karak
» ~ Deja que juegue un poquito con tu mente.~

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Gotham-
Cambiar a: