Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Some Like It Hot (Garnet) [20-10-2018]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Elektra Natchios
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 15/05/2015

Ficha de Personaje
Alias: Elektra
Nombre real: Elektra Natchios
Universo: Marvel

MensajeTema: Some Like It Hot (Garnet) [20-10-2018]   19th Junio 2017, 12:28

Prácticamente nadie se fijó en la atractiva mujer que entró aquella mañana en el edificio Woolworth y se dirigió con paso seguro hacia la bóveda acorazada en la que se alineaban las innumerables cajas de seguridad de los empleados de las oficinas. Vestida con un impecable traje de chaqueta negro entallado con una blusa roja debajo, parecía una ejecutiva más que venía a recoger o a depositar algún documento valioso.

Una vez dentro de la bóveda se detuvo ante la caja de seguridad número 3926, introdujo la llave y abrió. Aquella caja de seguridad pertenecía una empresa ficticia registrada entre una de las muchas oficinas que se encontraban distribuidas a lo largo de las 57 plantas del rascacielos y había dos llaves que daban acceso a ella; una la tenía el director general y la otra su directora de recursos humanos. O al menos así lo habían registrado. En la práctica no era más que una de las muchas maneras que tenían los clientes de Elektra de acceder a ella para encargarle sus "trabajos".

La asesina revisaba periódicamente todas aquellas formas de contacto, ya fuera a través de la sección de anuncios del periódico, de bóvedas acorazadas como aquella, de personas que servían de enlaces e intermediarios, del buzón de voz de un teléfono móvil irrastreable que tenía sólo para aquella función, etc. No siempre encontraba algo en todas, pero casi siempre solía haber al menos lo suficiente para mantener controlada su adicción, y aquella vez no fue la excepción.

Dentro de la caja había un sobre grande de papel reciclado y, en su interior, una fotografía junto con una hoja de papel en donde figuraba el nombre de la víctima junto con unas cuantas instrucciones escritas a ordenador. Aquella misión era algo más compleja que un simple asesinato, pues además, su cliente deseaba que ella recuperara algo para él: un cordón rojo.

Por lo general la gente no consideraba que necesitara dar más explicaciones a una asesina a sueldo, pero Elektra no funcionaba como la mayoría de sus compañeros del gremio; ella siempre se aseguraba de que la persona que le encomendaban matar merecía realmente la muerte antes de aceptar el encargo. Sí, era una asesina, pero no mataba por elección propia, sino porque no podía remediarlo, así que se aseguraba de que, al menos, realizaba un bien para el mundo.

Después de realizar una breve investigación con la ayuda de su contacto en el NYPD y de su propio ordenador ya tenía los detalles de la historia un poco más claros. Hacía poco se había descubierto el cadáver de una prostituta especializada en sadomasoquismo, lo que popularmente se conocía como dominatrix. La mujer había sido asfixiada utilizando uno de los cordones que utilizaba para maniatar a sus sumisos durante sus juegos sexuales. Morrisey le había mostrado las fotos de la escena del crimen y Elektra había podido constatar lo que ya imaginaba, que el cordón utilizado para estrangularla era de color rojo, y presumiblemente el mismo cordón que su cliente le había encargado recuperar.

Tras averiguar ese dato, todo lo demás encajó rápidamente en su cabeza. Llevaba demasiados años metida en el fango de los asuntos más turbios de los poderosos como para no poder hacerse una idea de lo ocurrido; Su cliente era un pez gordo de las altas esferas, todo un cargo político con opciones de presentarse a la alcaldía. Si, supongamos, resultara que tuviera fantasías sexuales relacionadas con ser humillado y azotado por una mujer y eso saliera a la luz, su imagen pública se vería seriamente dañada. Y si además alguien se hubiera enterado de eso y hubiera asesinado a la prostituta usando un cordón que muy posiblemente tuviera su adn en él podría estar usándolo para chantajearle.

Otra breve búsqueda con la ayuda de Morrisey le confirmó que el hombre designado como objetivo había sido arrestado varias veces con cargos de chantaje y coacción, aunque nunca antes había sido imputado por asesinato. Elektra dudaba de que alguien que era capaz de encubrir un asesinato pudiera ser atrapado por chantaje, así que había algo que no encajaba en todo aquello. ¿Quizá la dominatrix era la que había intentado chantajear al aspirante a alcalde y por eso la había matado? ¿Y había sido lo suficientemente estúpido como para dejar atrás la huella incriminatoria? Quizás. Quizás con los nervios de la situación no lo había pensado y otro había decidido aprovecharse de ello. Pero si había sido capaz de matar a la prostituta, ¿por qué contratar a otro para rematar el trabajo con el extorsionador? A Elektra le faltaban datos para tenerlas todas consigo, pero eran datos que pensaba averiguar antes o después.

El tipo vivía en un lujoso ático con vistas al edificio Chrysler; La asesina pudo comprobarlo de primera mano cuando se coló, ya con sus ropas habituales, por la ventana que ofrecía las mencionadas vistas, que de noche y con el edificio iluminado eran francamente espectaculares. Vaya... la vida de chantajista debía reportar muchos beneficios, y a juzgar por la decoración las cosas no le habían ido nada mal... Prácticamente ya había decidido que el mundo estaría mejor sin él, independientemente de que hubiera matado o no a la prostituta.

Después de tomarse unos segundos para admirar la decoración empezó a investigar los posibles lugares en donde alguien podría ocultar un cordón. Resolvió mirar primero en el lugar más obvio, el escritorio, y después empezaría a buscar compartimentos ocultos en la librería y otros sitios. Por suerte el tipo era bastante previsible y el cordón se encontraba en el lugar más evidente: el doble fondo de un cajón cerrado con llave en el escritorio. Elektra no tenía la llave pero no le costó nada forzar la cerradura.

Una vez con el cordón a buen recaudo se dispuso a ir al dormitorio, donde muy posiblemente encontraría dormido al chantajista.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Some Like It Hot (Garnet) [20-10-2018]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Visita (tony Stark) 18/11/2018
» Pruebas de acceso || 2017 -2018
» Sueños ...2017-2018
» [Omega] ¿Vienes en son de paz? (Zoey Wills) [31/08/2018]
» SE DISUELVE LA ASAMBLEA DE MADRID (Elecciones Autonómicas 2018)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: