Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Un año más (Martha R.) [01-04-2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1194
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   21st Junio 2017, 13:06


Y allí estaba, un año más, continuando la tradición que había inaugurado el año pasado cuando se había apuntado como colaborador habitual en la gala anual a favor de los discapacitados y huérfanos de guerra. Maldita fuera la ocasión en que se lo había prometido a Xavier y malditas que eran sus ganas de estar allí ahora mismo.

El año pasado, Charles Xavier le había animado a participar preocupado por el permanente aislamiento al que se sometía su antiguo alumno. Había pensado que la música, al ser la única manera en la que Drago se abría ante los demás, podía ser el vehículo perfecto para hacerle salir de aquella rutina autodestructiva. Por entonces Drago aún se negaba a tocar en público, pero había ido acompañado de su mejor y más prometedora alumna: Dianne Albidane, para que tocara en representación suya.

Aquél año Dianne ya no estaba en la escuela, se había marchado con su madre el mes pasado, y aquello no era más que uno más de los muchos recordatorios de cómo se habían jodido las cosas los últimos meses.

Y así, mientras sus dedos ágiles danzaban sobre las teclas del piano arrancándole las tristes notas del Trío in E-Flat de Schubert, arrullado por los acordes del violín (que empuñaba alguien que no era Cassandra) y el violoncello (que empuñaba alguien que no era Dianne), se dejó llevar por la corriente del recuerdo de lo que había sido aquél último año.

Dicen que a veces la oscuridad te muestra la luz, y en su caso había sido cierto. El año pasado había empezado de manera terrible, con la Colisión y la pérdida de muchos de sus compañeros de la Patrulla. Y, sin embargo, en mitad del caos que se formó se había visto obligado a salir de su voluntario aislamiento para ayudar al Profesor cuando la mayoría de los miembros de la Patrulla habían desaparecido y los que no, estaban ocupados tratando de arreglar aquél desastre. Cierto, la Colisión les había devuelto a Jean Grey, pero después de su transformación en Fénix Oscura el Profesor prefería no depositar sobre sus hombros demasiada responsabilidad.

Así, durante varios y agónicos meses él había sido, prácticamente, el único mutante adulto que quedaba en la mansión junto con Ororo, y cuando a ella le dio la crisis de ansiedad a causa de su fobia a los espacios cerrados durante una misión a Happy Harbor, él se había visto en la obligación de asumir el mando temporal de la Patrulla para iniciar el contacto con los jóvenes superhéroes de otro mundo que se encontraban en aquél pueblecito costero. La misión fue bien, mejor de lo esperado. Ororo habló bien de él con el Profesor y, contra todo pronóstico Eclipse se había visto convertido de la noche a la mañana en el líder de la Patrulla. Con Cíclope ausente en aquella remota isla, Jean en período de prueba, la desaparición de los mutantes más antiguos y el caos que se había formado, parecía la opción más lógica. Después de todo, Drago tenía formación militar, entendía de cuestiones de jerarquía, era infinitamente más confiable y responsable que Logan y su lealtad hacia el Profesor estaba fuera de toda duda. Además, sus conocimientos teóricos en psicología y su gran capacidad de observación y empatía le hacían perfecto para las labores diplomáticas que surgieron poco después con Villa Fábula. Él solito se había ocupado de establecer las alianzas con la Liga de la Justicia, la Young Justice y el Bosque, y la opción del retiro y el aislamiento ya no eran una alternativa viable, no cuando había sido el rostro público de los X-Men durante meses y la persona con la que sus aliados exigían hablar cuando visitaban la mansión.

Eclipse se vio obligado, prácticamente por la fuerza, a retomar las relaciones humanas que había abandonado hacía años, cuando la mutación le había convertido en el Ángel de la Venganza.

Una cosa llevó a la otra, y pronto aparecieron los primeros amigos que había tenido en años: Lobo, Celsit... El mes de mayo les había traído nuevos profesores. Algunos, como Logan, simplemente regresaban a casa después de un tiempo fuera, y otros, como Planaria, llegaban con la intención de hacer de la mansión su nuevo hogar, como tantos otros con anterioridad. Y entonces había sucedido la crisis de Fearland, y a raíz de ello había conocido a los dos amores de su vida; Cassandra, inicialmente su amor platónico, y Elissa, su primer gran amor. Después las cosas se habían torcido; Elissa le había borrado su recuerdo de la mente por razones que aún no tenía muy claras, y él y Cassandra habían empezado a salir e incluso se habían prometido. Después de descubrir que sus auténticos poderes eran de luz y no de oscuridad, nada parecía que pudiera ir mal... Drago era feliz, más feliz de lo que había sido desde la guerra de Bosnia.

Y, entonces, todo se había ido a la mierda. Cassandra le había abandonado sin dar explicaciones después de descubrir que antes de estar con ella se había acostado con Elissa, cuando se encontraban preparando la boda, y se negaba a responder a sus llamadas. Inconscientemente culpaba a Elissa de todo; habían tenido una gran discusión por teléfono y aunque ya había pasado casi un mes y en el fondo sabía que tendría que hablar con ella y aclarar las cosas, se resistía a hacerlo. No tenía ni idea de dónde se encontraba Cassandra y su vida era un profundo y oscuro pozo del que no vislumbraba ahora mismo opción de salir.

Se había pasado el último mes en París, lamiéndose las heridas, y ahora se planteaba la opción de aceptar la oferta que le había hecho Lobo para pasar unos días con él, Blanca y los niños en la mansión Feroz. Aún no había retomado sus clases en la mansión, oficialmente seguía de baja porque no tenía ánimos para nada más, y suponía que le vendrían bien esos días de desconexión en Villa Fábula con el hombre al que había llegado a considerar lo más parecido a un mejor amigo que había tenido nunca. Además, siempre le habían gustado los niños.

No sabía por qué había decidido acudir a la puñetera gala, pero realmente no tenía control sobre nada de lo que había hecho el último mes. Se levantaba por las mañanas y hacía su día a día como un autómata. Así hacía menos daño. Le habían llamado para confirmar asistencia el día anterior cuando estaba recién levantado y había dicho que sí de manera automática, sin pensar. Se había saltado la cena y la subasta porque ésta vez no estaba de humor, y había acudido directamente para la parte del concierto.

Lo peor de todo era que tocar esas malditas teclas le traía recuerdos de Elissa. No estaría siendo capaz de tocar en público ahora mismo de no ser por ella. Ella le había curado, en mente, cuerpo y espíritu, de todas las maneras posibles, y no había sido consciente de ello hasta que aquél mago había traído de vuelta los recuerdos borrados. Realmente se lo debía todo, cosas que creía que le debía a Cassandra habían sido primero regalo de Elissa, y saberlo no hacía más que incrementar su frustración y su ira con ella. Porque la amaba, la había amado antes de saber que Cassandra era real y no un fruto de su delirio. Ella había estado con él, en los malos y en los buenos momentos, le había ayudado a superar sus traumas. Había estado a su lado cuando... cuando había recordado lo que le ocurrió de niño.

Gracias a Dios la pieza llegó a su final, porque sus dedos comenzaban a temblar al llegar a los últimos acordes, aunque el enfervorecido aplauso del público ayudó a disimularlo.

Cuando se puso en pie estaba pálido, pero nadie pareció notarlo, así que se excusó ante los otros dos músicos y bajó del escenario sin detenerse a recibir los aplausos.

Elissa... ¿por qué le había hecho aquello? ¿Cómo había sido capaz de borrarle los recuerdos sin su consentimiento? Drago era pasional, y, en aquellos momentos la ira y la indignación competían con los sentimientos de cariño y gratitud que aún albergaba hacia ella. Los mismos sentimientos que le impedían dejarlo todo y correr a buscarla.

No podía olvidar a Cassandra, eso era, sencillamente, imposible, porque hasta hacía un mes habían estado prometidos y a punto de casarse. No entregas tu vida y tu corazón a alguien que estarías dispuesto a olvidar a la primera de cambio. Pero le gustaría poder hablar con Elissa, averiguar por qué hizo lo que hizo, y, quizás, volver a ser amigos, pero la tormenta emocional de su interior se lo impedía. Todavía necesitaba poner en orden sus sentimientos antes de ir a buscarla.

Por el momento tenía claro lo que iba a hacer... Buscaría a uno de aquellos amables camareros que recorrían la gala con las bandejas repletas de alcohol y se aprovecharía de que ya no tenía ninguna ilusión que mantener para beber hasta perder el sentido.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha.R
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   24th Junio 2017, 14:17

Llevaba un mal día, se había despertado como siempre, temblando y dolorida ya que sus heridas a pesar de tener ya años le seguían doliendo como el primer día, era algo desagradable  así que se dio una ducha rápida, comió algo y se puso a escribir pero después de estar varias horas delante de su ordenador se dio cuenta de que no había conseguido escribir nada, su inspiración parecía haber desaparecido así que cuando vio que habría una gala benéfica no dudo en que iría, a lo mejor eso la despejaba y le permitía pensar con mas claridad, así que busco sus mejores galas; un traje azul marino que le dejo su tío que por suerte le cabía y unos blancos bastante elegantes.

No dudaba que se vestía como un hombre y que muchas “damas” que estarían allí se vestirían con sus mejores vestidos y llevarían sus más caras joyas, pero eso a ella no le atraía para nada esa forma de vestirse así que prefería ir así, se sentía mucho más cómoda

Lo único malo era su bandana que le tapaba la mitad de la cara, si se la quitaba la gente estaría mirándola todo el rato y si no se la quita… pensarían que es una criminal pero como ya estaba acostumbrada a so último, decidió ir con su bandana.
También podría tener problema con su guante y la gema, pero seguramente la gente pensaría que eso era una piedra preciosa así que no se preocupo


Llego un poco tarde a la gala y no solo porque fue andando para disfrutar del viaje, si no que al intentar entrar casi la arrestan solo por su apariencia, pero al ser una gala benéfica por los discapacitados y al explicar su problema y pasar por un detector de metales le dejaron entrar sin problema.

Al entrar vio lo resplandeciente que era todo, nunca antes había estado en una gala y como venía de España todo aquello le parecía como estar en una película, todo era muy bonito, aunque a pesar de su situación no pudiese demostrar ninguna emoción frente a tanta belleza así que solo movía la cabeza un poco de lado a lado intentando expresar de alguna manera que estaba un poco maravillada por su alrededor
Lamentablemente, no podía decir que la gente de su alrededor fuera de su agrado: Ricachones con sus mujeres que para nada le importaban los discapacitados, solo les importaba mejorar su imagen, que la gente de a pie los viesen como gente buena que se preocupan por los demás… ella no lo veía así, ella estaba ahí porque en su vida había sufrido mucho y ahora cada momento de su vida luchaba para tenerlo todo bajo control, aunque esa noche la voz en su cabeza estaba extrañamente callada ¿Por qué seria?

Después de darse una pequeña vuelta pudo pasarse por el pequeño concierto que estaban dando al aire libro, pero solo logro escuchar el final debido al tiempo que perdió al intentar entrar, pero aun así le gustó mucho la pieza que estaba siendo tocada y cuando termino las personas allí presentes comenzaron a hablar entre ellas sobre diferentes temas de la gala y sobre todo escucho a gente hablar sobre el pianista que había tocado, lo bien que lo había hecho y como era un “maestro” con el piano.

No es que no entendiera de música, pero no tenía tan buen oído como para juzgar al hombre que había tocado.
Decidió no pensar mucho en sus habilidades musicales y prefirió dar una vuelta por el lugar. Un camarero se le acerco con una copa de champan así que con los más finos modales cogió una copa de champan, pero al ir a bebérsela se dio cuenta de que la gente le vería su… cara al aire libre, algo que no era agradable para nadie además con tanto ricachón por ahí cerca seguro que uno se desmayaría al verla, así que decidió buscar un lugar apartado y sin mucha gente en el que poder beber sin problemas para relajarse, se agobiaba al estar rodeada de tanta gente y necesitaba algo de paz.

_________________
Rage against the dying of the light:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1194
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   24th Junio 2017, 18:35

Para llegar a la Wonder Wheel había que atravesar una rampa descendente que te llevaba hasta las taquillas, pero lo que no todo el mundo sabía era que a la derecha había un pasillo con las atracciones menos populares de Coney Island, que no solía estar tan frecuentado como la explanada que había frente a la enorme noria. Y si encima le sumabas que era de noche, que a causa de lo tardío de la hora no quedaban niños en la gala, y que el escenario de actuaciones estaba justo ante la noria, te encontrabas con que aquella zona más apartada estaba particularmente desierta, así que allí fue a donde el mutante encaminó sus pasos.

Era gracioso, porque tenías que atravesar un puente en donde había un esqueleto sentado que parecía observar con aquella sonrisa burlona a los que se atrevían a pasar por debajo, y antes tenías que pasar bajo la mirada aterradora de una gárgola con forma de dragón que vigilaba eternamente desde las almenas de su castillo de pega. Entonces llegabas ante una atracción que se llamaba "Spook-A-Rama" que Drago no podía más que aventurar que debía tratarse del típico tren de la bruja tan habitual en aquél tipo de parques. Sobre la marquesina con el título había una especie de alien desproporcionado, tan falso como todo lo demás, y la entrada la decoraban un montón de calaveras de plástico sujetas a los postes.

A la izquierda había un candelabro tamaño persona con forma de esqueleto con un cadáver a sus pies en lo que parecía ser el decorado de una película de serie B ambientada a principios del siglo XX. Al lado había un vampiro con la parafernalia habitual (capa, chistera y ese tipo de cosas) con los dedos paralizados sobre el teclado de un órgano. Justo al lado estaba la entrada, que te llevaba hacia una serie de sillones para dos personas con forma de tonel.

La cancela de entrada estaba abierta, pero no había nadie dirigiendo la atracción, Drago supuso que porque la atención de todo el mundo estaría focalizada en la parte delantera del parque. Parecía el lugar más adecuado para dar debida cuenta a la botella de Champán que había sustraído de la cocina (privilegios de ser parte de los artistas invitados. Después de todo, por ser una gala benéfica no iba a cobrar por su actuación, pero bien que podía permitirse algún capricho a cuenta de la organización, ¿no?).

Así que atravesó el acceso a la atracción y se sentó en el primero de los toneles, dejando la botella a mano. Resultaba extraño, porque la noria estaba iluminada y desde allí se escuchaba perfectamente la música y la algarabía procedentes del escenario, lo cual contrastaba notablemente con lo vacía, oscura y sola que estaba esa sección del parque.

Mientras meditaba sobre ésto reparó en un súbito e inesperado movimiento bajo el puente del esqueleto. Al principio pensó que era un hombre a causa de la ropa y la altura, pero no tardó en darse cuenta de que se trataba en realidad de una mujer. Una mujer increíblemente alta. Con su metro ochenta y dos de estatura, el bosnio no se consideraba un hombre bajo, y hasta ahora no había conocido a una mujer que fuese más alta que él.

- Buenas noches -la saludó con tiempo. Aquella zona estaba a oscuras, y al encontrarse dentro de la atracción era fácil que pasara desapercibido y no quería sobresaltar a la chica cuando pasara por delante-. ¿También viene buscando escapar de esa horda de ricos hipócritas y farsantes?

Quizá se equivocara, pero por la manera en la que iba vestida no creía que fuera como las ricachonas que habían venido a pavonearse del brazo de sus maridos para lucir sus joyas. Y si lo era, bueno, ya llevaba encima un par de copas y le daba un poco igual todo.

Cuando se acercó y vio la bandana se puso casi inmediatamente alerta, pero después reflexionó: llevaba una copa en la mano y su actitud no parecía agresiva. Quizá aquella bandana ocultase una historia que mereciese la pena escuchar, y de todas maneras, con sus poderes no se sentía desprotegido. Si al final resultaba ser una amenaza lo único que tenía que hacer era volverse invisible y listo.

- ¿Le apetecería compartir ésta botella? -inquirió mostrándole el champán-. Lo he secuestrado de la cocina, pero me temo que llevo años sin beber prácticamente nada y estoy un poco desentrenado, así que no creo que sea capaz de bebérmela yo solo...

Adjunto mapa del parque para que te sitúes mejor:
 

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha.R
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   24th Junio 2017, 20:15

Por fin había encontrado un lugar lo suficientemente tranquilo como para poder beber, asi que se preparó para quitarse la bandana, pero justo cuando se precipitaba a quitársela, escucho a alguien acercarse así que se quitó la mano de su bandana y miro disimuladamente al hombre.

No veía excesivamente bien así que prefirió no decir nada al hombre o mujer que se estaba acercando, incluso cuando empezó a hablar intentó no responderle hasta asegurarse completamente de que sus palabras eran dirigidas a ella.
Esta tarea fue fácil de completar debido a su ya dificultad para responder a extraños y que miro a su alrededor para ver si había alguien más y al comprobar que no era así, se sintió segura para responder

-Bue... buenas noches

Respondió con un tono forzoso que ella intentaba no poner; le salió solo.
Miro al hombre desde arriba sin mirarlo a la cara, era un hombre alto pero no más que ella, le sacaba casi una cabeza de diferencia y ella  lo notaba ya que tenía que mirar hacia abajo para hablarle a la cara, menos mal que no era su costumbre hacer eso.
Escucho la pregunta del ya identificado como hombre, aunque y al principio le parecía suficiente decir que si, pero pensó que así no era ella

- No, es que he perdido a mi marido ¿Lo has visto? Se llama Mr. Monopoly



Paro un momento para pensar en la estupidez que había soltado y si el hombre se sentiría ofendido por su uso tan frio del sarcasmo

-Lo siento…Si y ademas es que me agobian las multitudes

Miro al hombre de arriba abajo muy rápidamente sin pararse en detalles mientras escuchaba como le ofrecía beberse una botella con el

- ¿Le ofreces a una desconocida compartir champan? Quiero decir, no es que me vaya a negar, pero sigue siendo un poco raro

Dijo ya en un tono más seguro y menos forzado lo que le permitió acercarse un poco más al hombre

- ¿Cómo se llama usted?

Le pregunto con un poco de respeto ya que no sabía quién era y a lo mejor era alguien importante que se sentiría ofendido si no era llamado por “usted” pero entonces se fijó más en el hombre y se dio cuenta de una cosa de la que no se había dado cuenta hasta ahora

-Eh tu eres el… el… ¡pianero!

Exclamo con seguridad hasta darse cuenta de lo que había soltado, “pianero” ¿Qué era eso?

-Quería decir pianista…

Martha había empezado la conversación ya con el pie izquierdo pero el hombre no tenía pinta de que fuese a criticarle

_________________
Rage against the dying of the light:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1194
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   25th Junio 2017, 00:56

Enarcó una ceja, extrañado y sin saber cómo interpretar aquél comentario. ¿Estaba bromeando? ¿Y qué le pasaba en los ojos? ¿Estaba ciega? A juzgar por la manera en la que le miró de arriba abajo parecía que no, aunque quizás tuviera algún defecto en la visión que no le permitiera ver del todo bien. No sería algo raro en aquella gala, precisamente.

- Hum, sí, discúlpame -admitió sonriendo levemente-. Ya llevo un par de copas encima, y las relaciones sociales nunca han sido precisamente lo mío. Llevo un mes de mierda y estoy tan metido en el fango que es como si ya no me importaran ese tipo de cosas, no sé si me entiende... Además, bueno, somos los únicos que estamos aquí; parecería feo no compartir.

Lo verdaderamente cierto era que Drago no estaba acostumbrado a beber solo. Por los mandatos de su religión evitaba el alcohol, pero la cultura musulmana no era proclive a realizar éste tipo de actividades en solitario.

- En fin, mi nombre es Drago... Dragoslav Katich -dijo ofreciéndole la mano para el saludo.

El hombre tenía un acento extraño que recordaba vagamente al acento de Europa del Este mezclado con francés, pero estaba tan suavizado que apenas era perceptible.

Entonces vio la sorpresa asomar en el rostro de la mujer y por un instante temió que le hubiera reconocido como el líder de la Patrulla X, ya que, al igual que muchos de sus compañeros, como Tormenta, Pícara o Sam, Eclipse no usaba máscara. No pudo evitar experimentar cierto alivio al constatar que su reconocimiento entraba dentro de un ámbito mucho más mundano, porque no podía decir que le apeteciera especialmente hablar de sus actividades en la Patrulla ahora mismo. Especialmente cuando llevaba un mes fuera de la mansión.

Lo que parecía evidente era que, tal y como la muchacha le había advertido, no llevaba nada bien las tensiones sociales. Se trababa, cometía errores léxicos y soltaba comentarios fuera de lugar como lo del Mr. Monopoly. Pues menudos dos se habían ido a juntar...

- Ehm, sí, soy el pianista -asintió, tratando de no darle importancia al error cometido por ella para no hacerle sentir peor de lo que sin duda ya se encontraba-. En realidad no suelo tocar en público, no es algo que me agrade. Soy profesor de música en una escuela. Pero ésta causa en concreto... Bueno... digamos que viví muy de cerca la guerra de Bosnia y no podía dejar pasar la oportunidad de colaborar. También lo hice el año pasado. ¿Y usted? ¿Cuál es su nombre? ¿Ha venido a donar algo o simplemente a disfrutar de la fiesta? Porque si se trata de lo segundo me extraña verla aquí, tan apartada del escenario.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha.R
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   25th Junio 2017, 01:43

Martha ya no miraba al hombre si no que evitaba su mirada, algo que ya era costumbre en ella; primero inspeccionar y luego evitar.

Cuando le escucho hablar de cómo estaba en el fango y todo eso, en la cabeza de Martha empezaron a pasar varios pensamientos “No te importa, nunca te importa” y “Debería haber muerto… como tú” así que se dio un pequeño golpe con la mano en la parte derecha de la cabeza, esos pensamientos no eran suyos

-Yo tampoco lo he pasado muy bien…

Dijo casi en un susurro, no era muy diestra hablando con gente, tanto tiempo estando sola y con la única compañía que… “eso” le había afectado a sus relaciones sociales.

El nombre del hombre le pareció curioso cuanto menos. Desde que llego a Nueva York había escuchado nombres que ella solo había escuchado en las películas que veía de chica, pero ahora tenía enfrente un hombre cuyo nombre perfectamente podría haber salido en el libro de Bram Stoker

-Me gusta tu nombre… es raro, pero está bien, supongo.

Ya se había dado cuenta del leve acento del hombre, ella era muy tiquismiquis para los acentos y podía detectar la procedencia de alguien solo con escucharlo hablar, pero como no quería sonar ofensiva ni nada, prefirió no hacer el juego de “¿A que eres de…?”, no quería que el hombre se ofendiera y se fuera, dejándola sin poder beber.

Drago no le tomo en cuenta su equivocación, algo que la relajo visiblemente, pero lo que más le intereso fue lo que él dijo de la guerra, había estado cerca de la guerra de Bosnia. A ella no es que le entusiasmaran las guerras para nada, de hecho, las odiaba, nunca había ganadores ni vencedores, solo gente con más o menos muertos, pero eso era solo su pensamiento.

Al parecer al tal señor Drago no le gustaba tocar en público, algo que Martha pensó que era totalmente normal ya que, si era profesor en una escuela, estaría acostumbrado a otro tipo de público.

Le pregunto su nombre y por un segundo esa pregunta le sobresalto y ella misma no sabía porque, no había nada extraño en que alguien te pregunte el nombre, ella lo había hecho antes

-Martha R. me llamo, o sea soy Martha R. … escritora y parece que no se hablar

Eso ultimo lo dijo casi en un susurro

-Ah, no creo que pueda donar mucho, he estado en baños públicos más grande que mi apartamento… pero tampoco vengo a disfrutar de la fiesta, como usted a deducido

Martha se quedó un momento mirando a la nada ya que otra vez frases que no eran pensadas por ella le venían a la cabeza “Quieres ver a gente que sufre como tú, eso es lo que eres, solo quieres ver a gente tan pobre y triste como tú” así que se sacudió disimuladamente la cabeza para quitarse esas frases de la cabeza y poder responder con claridad

-Bueno yo también… no es que lo haya pasado muy bien

Se toco la bandana en la parte en la que debería estar su nariz

-Y porque necesitaba un poco de inspiración… pensé que esto me relajaría y podría pensar mejor.

Martha miro un momento al cielo, que le gustaría que fuera estrellado, pero debido a la contaminación lumínica no se veía nada mas que la luna asi que prefirio volver a bajar la mirada

_________________
Rage against the dying of the light:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1194
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   26th Junio 2017, 19:27

Quizá Drago habría podido reconocer algunos de los tics que en su momento padeciera en el involuntario espejo que la mujer le ofrecía, pero podía haber mil explicaciones para aquellos gestos repentinos, y él mejor que nadie sabía que no había que apresurarse a la hora de juzgar, así que decidió no darles mayor importancia y centrarse en los otros gestos, los que le indicaban que aquella chica estaba sufriendo. Se lo decían sus propias palabras, su tono de voz inseguro y frágil y la manera que tenía de evitar su mirada.

- Gracias... supongo -contestó en respuesta a su apreciación sobre su nombre, enarcando divertido una ceja en un intento por romper el hielo y la tensión. Si alguien le hubiera dicho hacía un año que en un futuro se toparía con alguien aún peor en relaciones sociales y que tendría que ser él quien se ocupara de manejar las situaciones difíciles que se derivaran de tal incapacidad no se lo habría podido creer-. Es de origen eslavo. Se traduce como "fama apreciada", lo cual no deja de resultar irónico considerando que nunca he ambicionado ninguna clase de fama.

La chica no le dio su nombre completo, tan sólo un nombre y la primera sigla de un apellido. Casi mejor, ya que, curiosamente, se sentía con más libertad para hablar con una completa desconocida sabiendo que era alguien que no iba a juzgarle como lo haría alguien más cercano, y el desconocimiento del apellido ayudaba a mantener ese anonimato.

- Así que escritora... Entonces los dos somos creadores. Me gusta componer mis propias partituras de vez en cuando, pero hace también varios meses que no creo nada nuevo.

No se le escapó el gesto que hizo de tocarse la bandana cuando le dijo que no lo había pasado bien. ¿Quizá ocultaba alguna cicatriz? Para ser alguien que hasta hacía muy poco había estado ciego, Drago era bastante observador.

- Quizá el alcohol nos conceda algo de inspiración.

La guió hasta los asientos del Spook-A-Rama y le rellenó la copa. Vio cómo elevaba momentáneamente la mirada, esperando, quizás, ver las estrellas, pero la potente iluminación de la ciudad y las atracciones impedía distinguir nada. ¿Habría podido él absorber la suficiente energía lumínica para permitir un atisbo de la inmensidad del espacio? No lo sabía porque nunca lo había intentado, pero tampoco quería truncar la diversión de los asistentes a la gala.

- Supongo que, si estuviéramos en una película, ahora sería el momento en el que le preguntarían el por qué del pañuelo -comentó señalando la bandana-, pero siempre podemos saltarnos el guión -añadió, con una sonrisa que daba a entender que no estaba obligada a decir nada si no era su deseo. Durante años había ocultado sus cicatrices al mundo porque no quería que se apiadaran de él, así que era el más indicado para entender que a veces había secretos que debían permanecer siendo ocultos.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha.R
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   26th Junio 2017, 20:20

Intentaba con todas sus fuerzas mirar al hombre directamente a la cara, intentaba actuar como una persona normal, pero le era muy difícil; no era su especialidad.

Escucho el origen del nombre del Drago y eso le hizo preguntarse de donde venia su nombre, solo se acuerda de algo que le dijo su padre cuando era pequeña al preguntarle por que le pusieron ese nombre con una “h” intercalada en vez de “Marta” como sería normal en España.

-Vaya… Mi nombre creo que me dijeron que era Ara… Are… que era antiguo, pero no sé que significa

No se acordaba de como se decía esa palabra, solo recordaba que sonaba a algo antiguo o a algo salido de la biblia.
“Que interesante” pensó ella al escuchar que el hombre componía su propia música, desde siempre pensó que la gente que componía música estaba a otro nivel intelectualmente, sobre todo porque ella no tenía ni idea de componer.

-Yo se tocar la guitarra, alguna canción me se, aunque no se si la podria tocar de memoria.


Siguió a Drago para que le llenara la copa, también porque si él seguía andando y ella no le seguía quedaría todo muy raro, así que con pasos frágiles y cuidadosos fue con el.

Su broma le hizo gracia, ya que el alcohol era dado a hacer que la gente hablara sin ningún reparo, aunque ella sabía que no podía beber mucho; si se quedara inconsciente a lo mejor “eso” podría tomar el control… y eso no sería nada bueno.
Lo que dijo luego del momento fue lo que le intrigo mas

-Pues yo pensaba que esta era el momento del beso… o el momento en el que sale un monstruo o algo, depende de que peli.

Bromeo un poco para quitarse la tensión de en medio

-Pero como veras, no creo que yo sea muy de besos

Y lentamente se quitó la bandana, bajándosela al cuello para dejar paso a su herido rostro, sus dos agujeros que tenía por nariz y sus dientes que resaltaban ya que a pesar de que la carne a su alrededor estaba enrojecida y era un poco difícil de ver, sus dientes eran totalmente blancos; al no tener labios eran más fácil de limpiar

-No soy muy…” bonita”, eso lo sé... Es mejor que me la vuelva a poner, no quiero incomodarte

Dijo mirando al suelo, sabía que su cara a la gente le producía incomodes e incluso asco, para ellos era como ver a un monstruo de una película o a un orco de algún libro medieval, no esperaba que el fuera muy diferente al resto, pero algo de esperanza si que tenia.

_________________
Rage against the dying of the light:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1194
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   29th Junio 2017, 16:04

- Martha es un nombre hebreo -aclaró Drago-. Era la hermana de la virgen María, más allá de eso no te sé decir.

Drago había leído el Corán y también la Biblia mientras estuvo en el orfanato, pero aunque el hebreo y el árabe tenían letras con sonidos, palabras e interpretaciones similares, ya que ambos se habían influido mutuamente en el transcurso de la historia, no eran exactamente iguales y por tanto no tenía manera de saber lo que Martha significaba.

- Lo que sí puedo es decirte cómo se escribe tu nombre en árabe.

Drago se levantó del asiento y se arrodilló para trazar en el albero una serie de elegantes y estilizadas líneas.

- Los puntos y los guiones indican las vocales -explicó-. Ya que el alfabeto inicialmente no las tiene.

Se puso de nuevo en pie y se sacudió el polvo de los pantalones antes de volver a sentarse en el tonel de la atracción.

- Es una pena que no tengamos instrumentos aquí, de lo contrario podríamos pasar un rato aún más ameno.

Era curioso cómo hasta ahora todas sus relaciones sociales se habían iniciado con música; Había compuesto canciones de amor para Nadine, había llevado a Sasha a su local favorito de Jazz en Manhattan, había descubierto los secretos de Sieglinde al ritmo de su nyckelharpa, Cassandra había tocado el violín para él la noche en la que habían empezado a salir, y Elissa y él habían ido cultivando su amor en el transcurso de las clases de piano que él le impartía durante las tardes. La música era su gran pasión y estaba ineludiblemente ligada a todos los aspectos de su vida, y cada persona que había sido importante para él se reflejaba en su mente asociada a un instrumento concreto. Tenía gracia que aquella desconocida a la que acababa de conocer supiera tocar la guitarra.

Entonces llegó su ocurrencia, una que le hizo sonreír aunque no fue consciente del humor negro que entrañaba hasta que se hubo quitado el pañuelo un segundo después. Lo que vio le dejó estupefacto, pues se trataba de un reflejo de lo que hasta hacía menos de dos meses había sido su propia vida.

- No, no pienses eso, Martha.

Sintió el impulso de abrazarla para reconfortarla, quizá influido por el alcohol que corría por sus venas, pero se contuvo. La acababa de conocer hacía unos minutos y ya había resultado extraño que la invitara a beber con él. Los americanos tenían un sentido del espacio personal muy diferente al que tenían en su cultura y, en general, en la cultura europea. Ya lo había aprendido con Sieglinde y no tenía intención de repetir el mismo error, así que suspiró y elevó la mirada al cielo, tratando de buscar las palabras. ¿Qué podía decirle? ¿La verdad? Durante años la había ocultado a todo el mundo porque no deseaba que le tuvieran lástima, pero ya había dejado todo eso atrás, había recuperado sus ojos, y Martha necesitaba oír algo que fuese algo más que la típica basura falsa que se decía por compromiso. Tenía que saber que había esperanza. Además, no se conocían. Era la ventaja de hablar con desconocidos...

- Mira... yo antes de dedicarme a la enseñanza tenía una profesión más peligrosa -dijo tomando un sorbo de su bebida-: Era cazarrecompensas y trabajaba para la policía. Durante una operación algo más complicada para desbaratar un cártel de droga en Colombia cometí un error... me dejé capturar. Me sacaron los ojos con un cuchillo al rojo -no quiso entrar en más detalles, sólo le dijo lo que pensó que necesitaba oír-. Mi cara tenía un aspecto horrible, con los contornos de los ojos llenos de cicatrices y quemaduras y, sin embargo, he tenido varias relaciones.

Llamarlo "relaciones" era decir mucho... Con Nadine no había llegado a nada, en realidad, porque él se había marchado antes y lo de Elissa sólo había durado una noche. Y Cassandra... Cassandra le había dejado después de dos meses, pero precisamente su discapacidad no había tenido nada que ver con ello.

- Las tres me amaron por cómo era, y no les importó mi apariencia exterior. Pensé que se horrorizarían al verme, pero no lo hicieron... ninguna de ellas. Yo creo, Martha, que cuando encuentres a alguien que de verdad te ame, tu aspecto externo será lo que menos le importe.

Terminó la copa y se quedó pensativo un instante.

- Me ofrecí de sujeto de pruebas para un tratamiento regenerativo experimental que estaba desarrollando Industrias Stark... y funcionó. Recuperé mis ojos después de diez años. Ahora lo están desarrollando para comercializarlo, y supongo que será caro y habrá lista de espera, pero podría decirle a Tony que te apuntase...

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha.R
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   29th Junio 2017, 18:04

Se quedo un poco impresionada por las habilidades con los idiomas de Drago y eso que ella había estudiado letras y tenía un poco de conocimiento sobre latín y griego antiguo.
¿Qué estaba intentando recordar que empezara por Ara? Ahora no lo recordaba, ya se preocuparía por eso más tarde y al ver las líneas de las letras en árabe le resultaron muy familiares y entonces se acordó por que

-Oh si, yo he visto ese tipo de letras ya que mi país fue conquistado por los árabes hace muchos siglos así que nos quedan mucho rastro de ellos, incluso los estudiamos en el cole

Martha recapacito un momento sobre lo que acababa de decir, no es que le enseñaran sobre ellos precisamente

-Bueno más bien nos enseñan como los… echamos del país y los masacramos…

No es que estuviera orgullosa del pasado de su país ya que la única vez que hubo paz y tranquilidad entre las diferentes religiones de la península se fue rápidamente a la porra por otra religión que quería ser la única y más poderosa, horrible.

La broma del hombre sobre empezar a tocar le hizo un poco de gracia, pero luego vio cómo su cara cambio de estar alegre a sentir pena hacia ella.
Escucho atentamente la historia de Drago sobre su pasado, le pareció sacada de una película de acción o de una seria de las que ponían por la tarde, pero el parecía sincero así que no discutió la veracidad de la historia.

Cuando llego la parte de los ojos no pudo evitar apretar la mano derecha, lo que le había contado le recordó su accidente, bueno, más que su accidente la atrocidad que fue “obligada” a cometer años atrás.

Cuando el menciono lo de las relaciones eso le hizo pensar, desde el accidente nunca había pensado en tener relaciones, ni amigos y lo que él decía le hacía sentirse un poco mejor, si él pudo aun teniendo los ojos bueno, aun no teniendo ojos ella a lo mejor podría encontrar a alguien también, pero una voz dentro de ella le decía lo contrario;
“¿Eso es lo que quieres verdad? Tener amigos o algo más, pero sabes que no puedes… Sabes que podrías cometer un error en cualquier momento y yo saldré. Todos esos recuerdos con los que intentas ocultarme, todos ellos volverán a ser reales, tu destino es estar sola, servirme mientras a tu alrededor solo hay muerte, la muerte de tus amigos… y de tu familia”

-Mi familia ya está muerta

Le respondió en un susurro a la voz en su cabeza, pero pensó que a lo mejor Drago la había escuchado así que dedujo que la mejor forma de explicar por que dijo eso era explicándole su “accidente”

-Yo perdí a mi familia en un fuego, cuando era una adolescente, por eso tengo mis heridas en la cara y a…

Levanto la mano derecha para enseñársela, pero recordó su gema así que la bajo rápidamente, él no era tonto seguro que no se creería la historia del guante con una gema incrustada.

Entonces escucho un nombre que le resultaba familiar, bueno no familiar, conocido; Stark, que hizo que su cara, bueno sus cejas, tomaran una expresión de desagrado

-¿Conoces al “Señor Stark”

Dijo con un tono sarcástico y de desagrado, no le gustaba ese hombre para nada, él era ese tipo de persona que ella odiaba, bueno más bien dicho no las soportaba.
Su oferta de “arreglarle” la cara, le resulto interesante pero no podía aceptarla

-No puedo aceptarlo, si mi cara volviese a ser igual a lo mejor… podría olvidarlo.

Se toco la herida un poco y decidio no volver a ponerse la bandana mientras estaba con el ya que parecia no molestarle

-Y, además, decirle a una chica que puede encontrar a alguien que la quiera por su interior para luego ofrecerla a cambiar por fuera, eso no es un buen movimiento, si estas intentado ligar conmigo, no te está saliendo muy bien

Soltó una risita sarcástica que más que una risa sonó como una respiración forzosa para luego mirar su copa que estaba vacía e inclinándola le invito a que le echara mas.

_________________
Rage against the dying of the light:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1194
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   30th Junio 2017, 16:54

- ¿Árabes o musulmanes? -inquirió el bosnio. Podía parecer una pregunta estúpida, pero había conocido a mucha gente en América que los confundía. Si se trataba efectivamente de árabes, la muchacha con toda probabilidad sería española, ya que no tenía pinta de ser africana o asiática, pero si se refería a musulmanes en general las opciones eran más amplias-. Perdona que te haga la pregunta pero soy bosnio, y bosnia perteneció durante mucho tiempo al Imperio Otomano. Así que, ya ves, soy musulmán, pero no árabe. Y tú deduzco que serás española. Disculpa, me confundió la pronunciación de tu nombre. Como no soy americano nativo me cuesta más distinguir los acentos. Hace unos meses me hablaron bastante bien de España y la verdad es que me quedé con ganas de visitarla; ¿cómo es?

Entonces ella pareció perderse un instante en sí misma, como ausente, para terminar pronunciando una frase repentina que no tenía nada que ver con lo que habían estado hablando:

- Mi familia ya está muerta.

Drago la miró con atención. Durante años él había tenido a las sombras hablándole en el interior de su cabeza, y durante esos momentos también parecía que se quedaba en blanco. Además, cuando les respondía tenía que procurar que no hubiera nadie cerca para que no le tomaran por loco al verle hablar solo. Cuando se unió a la Patrulla y había sido acogido por Xavier y sus compañeros, las voces habían cesado y le habían permitido estar en paz cerca de ocho años hasta que, con la Colisión, las había sentido de nuevo con más fuerza que nunca. Pero habían desaparecido la noche de Halloween, cuando había descubierto el verdadero origen de su poder, y hasta ahora no las había vuelto a oír.

Había tantas cosas de aquella chica que le recordaban a él... La dificultad a la hora de entablar relaciones sociales, la deformidad física, el hecho recién descubierto de que su familia estuviera muerta, los tics extraños, las frases a destiempo, los momentos en blanco... ¿Sería posible que...? No, por supuesto que no, ¿qué probabilidades había de encontrar dos personas con las mismas circunstancias personales? Seguro que no era nada, y como queriendo corroborarlo, la joven le transmitió acto y seguido una perfecta y lógica explicación.

Fuego. Su primera impresión al ver la horrible naturaleza de sus heridas había sido pensar que habían sido obra del fuego, pero no había querido preguntar para no remover demasiado aquellos trágicos recuerdos. Resultaba que la realidad era aún peor de lo que había imaginado, pues el fuego que le había privado de su belleza le había arrebatado también a su familia.

- Yo perdí también a mi familia cuando tenía trece años, durante la guerra -musitó-. Lo siento.

Pareció desagradarle el hecho de que mantuviera una buena relación con Tony Stark. Bueno, sin duda el hombre tenía un pasado, había hecho cosas cuestionables y su comportamiento distaba mucho de ser impecable, pero... ¿quién era él para juzgar? Él, que durante años se había comportado como un asesino. Él, que había frecuentado burdeles en su juventud cuando estaba en el ejército únicamente porque todos sus compañeros lo hacían. Él, que había abandonado a Nadine sin detenerse a preguntarle lo que verdaderamente deseaba. Le gustaba pensar que todo aquello había quedado atrás. En la mansión le habían aceptado sin reservas y por eso él no se precipitaba en juzgar. Además, había algo en su carácter que le hacía ser extremadamente leal con aquellos que se portaban bien con él, y Stark le había devuelto los ojos, ¿cómo no iba a sentirse en deuda? Cuando se es uno de los pocos supervivientes de una guerra atroz aprendes a ser agradecido con cualquier cosa que los demás hagan por ti, por pequeña que sea.

- Sí, le conozco. Coincidimos juntos en... -iba a decir "en una misión", pero se interrumpió a tiempo. Martha no parecía haberle reconocido como miembro de los X-Men y deseaba que la situación se mantuviera así. Hablar como dos personas normales, para variar-, en el cumpleaños de Bruce Wayne. Su hija adoptiva, Cassandra Cain, era mi prometida.

Al mencionar aquello su expresión se volvió melancólica y sus ojos perdieron el brillo otorgado por el alcohol. En aquella fiesta le había pedido que se casara con él y ella hacía dicho que sí... justo para perderla un par de semanas después.

Asintió en silencio cuando ella explicó por qué no quería someterse al procedimiento. Podía entenderlo. Había pasado la mayor parte de su adolescencia y toda su vida adulta entre Fracia y América, había ido a colegios católicos y sin embargo nunca había querido renunciar a la fe y las costumbres de su familia, porque le parecía que ésa era la mejor manera de honrar su recuerdo. Mantener las prácticas que durante tantos años realizó con ellos le ayudaba a sentir que, de alguna manera, seguían allí, con él, aunque fuera en espíritu. Parecía que, en el caso de ella, el recordatorio era el fuego.

Y entonces soltó su bomba y regresó de inmediato al momento presente.

- ¿Qué? -inquirió, tomado por sorpresa-. No. Es el movimiento de alguien que ha pasado por lo mismo que tú. La gente que no sabe lo que es, cómo es, posiblemente te dirán un montón de cosas por el estilo, y aunque sé que es cierto porque lo he vivido, también he vivido tener al alcance de mi mano la posibilidad de arreglarlo... y la he aceptado sin vacilación. Mi prometida me decía que a ella le daba igual, que había aceptado estar a mi lado con lo bueno y con lo malo, pero... no lo hice por ella. Lo hice por mí. Si eso me hace un hipócrita... entonces lo acepto, pero es la verdad.

En realidad había habido más consideraciones que hacer en su caso, ya que mientras estuvo ciego se había visto obligado a mantenerse de manera permanente en forma mutante para poder ver, y mantener esa forma le causaba un gran cansancio, además de obligarle a permanecer en un estado de permanente tensión, lo cual significaba que no podía relajarse de ninguna forma, ni emborrachándose con los amigos, ni disfrutando de una agradable sinfonía... ni siquiera manteniendo relaciones sexuales, pues si perdía la concentración aunque fuera un minuto volvería a su forma humana, y en su forma humana estaba ciego... y él le tenía fobia a la oscuridad.

Así que había tenido muchas más razones para someterse al procedimiento que las puramente estéticas. Para él había supuesto poder tener al fin vida normal, relacionarse con los demás y tener vida de pareja como cualquier otro, y era la razón por la que podía estar allí aquella noche, bebiendo con Martha.

- Sin embargo, ya ves cómo son las cosas, mi prometida me dejó en cuanto me curé -musitó volviendo a rellenar las dos copas, la suya y la de la chica-. Así que, no lo sé... quizás si me ofrecieran la oportunidad de volver atrás en el tiempo no lo haría.

Sentía una gran tristeza apoderándose de él. Era lo que tenía el alcohol, que enfatizaba las emociones, y ya había perdido la cuenta de las copas que llevaba. Se había sometido a la operación para poder tener una vida de pareja normal con Cassandra, pero había sido el Extremis el que le había hecho recuperar los recuerdos de Elissa, y a causa de eso, Cassandra le había abandonado. Así que, al final, lo que había hecho para poder estar con ella le había servido únicamente para perderla...

- Lamento haberte dado la impresión de que pretendía ligar contigo, pero... no es así. Mi vida sentimental es un desastre ahora mismo y lo último que busco es complicarla más. Resulta que todavía estoy enamorado de mi prometida, y aún hay otra chica más. Ella me dejó primero, nunca supe por qué, y yo empecé a salir con Cassandra, pero se enteró de lo que había tenido con la primera y también me dejó sin permitirme siquiera hablar o explicarme. Ahora no me coge las llamadas de teléfono ni me responde los correos -¿por qué estaba rellenando la copa otra vez? ¿En qué momento se había bebido la que se acababa de llenar hacía nada y menos?-. Así que, en conclusión, estoy enamorado de dos chicas al mismo tiempo, y ésto es así porque yo nunca terminé ninguna de las dos relaciones. Las dos me dejaron sin dar explicaciones, así que los sentimientos siguen ahí. Perdóname, de verdad. Lo único que quería era salir de mi casa y despejarme un poco. Y emborracharme, claro. Luego te vi y pensé que podríamos beber juntos. No quería confundirte. En mi país es más normal beber acompañado, por eso... En fin, soy un estúpido, no pretendía jugar con tus sentimientos.

Parecía realmente afectado ante la posibilidad de haberle hecho pensar a Martha algo que no era.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha.R
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   30th Junio 2017, 18:00


-Estoy segura de que eran árabes

Respondió a la pregunta de Drago, toda su infancia estaba repleta de cuentos del Cid y de cómo reconquisto la península ibérica. Escucho la pequeña historia de origen de Drago intentando aparentar que sabía dónde estaba Bosnia, de hecho, hasta que él dijo que era de allí ella no sabía si era un país de verdad.

La pregunta de España le pillo un poco de sorpresa ¿Cómo era España? De pequeña solo estuvo en su casa con sus padres ya que por dinero no podían viajar así que solo podría hablar de sus alrededores, pero la gente solía decir que España es un lugar agradable

-Pues está bien... pero si algún día vas no digas por ahí nada de musulmán porque mucha gente los confunde y puede que algunos tengan mentalidad de la castilla antigua

Esa explicación del racismo en España le pareció totalmente innecesaria, pero a la vez le hizo gracia explicárselo ¿Acaso era por el alcohol? También le dieron ganas de eructar, pero se lo aguanto como toda una señorita.

En seguida noto que Drago la había escuchado y que sentía empatía por ella, al parecer él también había perdido a su familia cuando era joven, pero en circunstancias peores que ella; en la guerra, algo que le pareció horrible.
Era muy extraño lo parecido que eran y si no fuera por el alcohol le estaría dando miedo, pero las similitudes con ella acabaron cuando hablo de Stark. Ella sabía que para mucha gente Stark era una persona buena y considerada, pero ella le había puesto en la pila de los “héroes” que ella detestaba; básicamente todos.

Martha se rio, y se rio sinceramente al ver como Drago le respondía intentando no hacerle daño a sus sentimientos

-Era broma hombre, no creía que estuvieses ligando conmigo

Volvió a reírse un poco, hacía mucho que no se reía y no sabía por que se estaba riendo tanto, no era tan gracioso y además podría molestar a Drago, pero entonces su mente se fue en blanco… había bebido más de lo que estaba acostumbrada, además de su poca resistencia al alcohol.


Ya no estaba a total control de su cuerpo, y se podía ver en sus ojos que tenían un leve tono azul oscuro

-Que pena de ser

Dijo con un tono totalmente diferente al que tenía antes mientras se levantaba del banco y lo miraba con una mirada de superioridad total

-Tu vida es sufrimiento, perdiste a tu familia por una guerra que vosotros mismos provocasteis, todo ese sufrimiento… ¿Para que? Morirás, como todos moriréis, pero aun así no entendéis el favor que os hago… Yo os liberare del sufrimiento de la vida… os libero.

Y de la gema saco una cuchilla de energía azul brillante que empezó a mover hacia él, pero gracias a que Martha aún estaba ahí dentro, pero con menos poder sobre si misma, el movimiento del brazo fue lento y espasmódico, dejando a Drago mucho tiempo para reaccionar.

_________________
Rage against the dying of the light:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1194
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   3rd Julio 2017, 00:39

Y entonces, el tono de voz de la muchacha cambió, adquiriendo un leve matiz de desprecio. Cuando, sorprendido, Drago se giró hacia ella, pudo ver que el color de sus ojos había cambiado también. Lo que dijo justo después fue para el bosnio como si le hubieran clavado una estaca en el pecho.

Había quien argumentaba que la masacre de Srebrenica había estado provocada por los propios bosnios, a causa de una serie de matanzas realizadas entre la población civil serbia en el transcurso de un intento de expansión territorial, pero era bastante discutible que la culpa fuera únicamente de ellos, pues también los serbios se habían negado a reconocer la independencia de Bosnia y habían estado tratando de mantener una parte del territorio de la república como parte de su estado con la intención de evitar la división de sus dominios.

Drago nunca había negado la parte de culpa que correspondía a su pueblo, pues era plenamente consciente de que la oscuridad anidaba en los corazones de todos los hombres, independientemente de su género, credo o nacionalidad, pero no fue eso lo que le hizo retroceder con la sensación de que se le escapaba el aire de los pulmones, sino lo que dijo después:

- Todo ese sufrimiento… ¿Para que? Morirás, como todos moriréis, pero aun así no entendéis el favor que os hago…

Una frase, que se había quedado grabada en su mente como si hubiera sido tallada con un cuchillo al rojo restalló en su memoria como un latigazo de fuego: Estos ojos han contemplado demasiado dolor...

- Yo os liberare del sufrimiento de la vida… os libero.

Permite que... te libere...

Una cuchilla de color azul brillante surgió ante los ojos del mutante que, sumido en un estado de shock, no era capaz de reaccionar.

Nunca había podido recordar lo que había ocurrido aquella noche, no con exactitud. Lo último que había quedado grabado en su memoria era la imagen de aquél hombre empuñando un cuchillo reluciente del que emanaba calor y acercándoselo al rostro. Siempre había dado por hecho que se trataba de un cuchillo al rojo, y las cicatrices de quemaduras que habían rodeado las cuencas vacías de sus ojos lo volvían lo más probable, hasta el punto de estar totalmente seguro de ése recuerdo en particular, a pesar de que todo lo demás, lo que había sucedido después, había desaparecido en un borrón de oscuridad y sangre. Y, sin embargo, ahora al ver la cuchilla de luz azul surgir de la mano de Martha, el recuerdo pareció reescribirse en su aturdida mente. Volvió a visualizar la mano del Escorpión empuñando el cuchillo, y una nueva imagen que le mostraba con una cuchilla de luz azul emergiendo de su diestra se superpuso a la otra, de manera confusa al principio y después con una definición casi total.

Los ojos del mutante se abrieron de par en par conforme una parte de los recuerdos reprimidos durante tantos años volvían a salir a la superficie. Su piel, de natural clara, palideció a un nivel enfermizo y un sudor frío fruto del horror y la ira brotó de sus poros. En respuesta a la súbita explosión de adrenalina, su cuerpo adoptó de manera automática la forma mutante de combate, evaporados, al menos por el momento, los efectos del alcohol sobre su organismo, y el miedo primitivo y atávico que sentía se hizo notar a través de la ilusión que le recubrió, reptando sobre sobre su cuerpo, cubriéndole, asfixiando y eclipsando la luz que surgía de él y que tenía que abrirse paso a través de los jirones de oscuridad aterradora. La misma oscuridad ocultó su rostro hasta que sólo eran visibles los dos focos de furiosa luz que destellaban en donde deberían haber estado sus ojos. Las puertas del infierno parecieron abrirse tras él, y, a través de la brecha abierta en el tejido de la realidad, las criaturas más aterradoras, fruto de la pesadilla del demente más desquiciado comenzaron a emerger.

- ¿Por qué has dicho eso? -musitó inicialmente, con voz temblorosa, sólo para repetir la misma pregunta un segundo después en la forma de un grito furioso y desgarrador-: ¿¿¿Por qué???

Drago hizo un gesto hacia Martha y la turba de demonios que se agolpaba tras él se abalanzó sobre su presa, con la aparente intención de devorarla.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha.R
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   3rd Julio 2017, 12:22

El ente sonrió internamente ya que el cuerpo en el que ahora estaba no se lo permitía, pero si le permitía reírse de Drago en su cara, con una risa llena de desprecio y superioridad
Observo la forma mutante de Drago que no hacía nada más que divertirla, sabía que estos “seres inferiores” eran fáciles de controlar por sus emociones; no sería la última vez que hizo hacer matanzas a otros seres solo por controlar sus emociones.

-No entiendes nada… Morir, ese es vuestro fin, ese es el fin de todo yo solo lo adelantare

Le dijo mientras lo miraba sin quitarle ojo, sabía perfectamente que el sería capaz de derrotar a este débil cuerpo, pero a él no le importaba, el cuerpo de Martha era nada más que otra herramienta

-A lo mejor debería haberte elegido a ti en ese momento… ¿No crees? Tu hubieras sido un buen anfitrión

Intentaba provocarlo aún más, intentaba hacer lo que ya había hecho con Martha mucho tiempo atrás, hacer que perdiese sus ganas de vivir, hacer que solo viera muerte ya que ese era su plan, si quería destruir todo necesitaba un cuerpo que no le importara morir
Martha no quería ver lo que estaba pasando, dentro de su mente intentaba luchar otra vez por tomar el control, pero debido al alcohol no tenía la fuerza necesaria para tomar el control solo podía esperar que Drago dejara inconsciente al ente… sin matarla a ella

-Este cuerpo no es más que una mera herramienta… ¿Quieres destruirlo? Eso hacéis vosotros… destruir y justificar que es por el bien… hazlo

Y entonces vio a los “demonios” que Drago había hecho aparecer, claramente eso habría asustado a cualquiera, pero al ente no, él sabía que ni los demonios querrían seguir su plan de auto aniquilación y destrucción total, pero estos demonios los controlaba Drago y el no parecía estar en plenas facultades para controlarlos bien.

La pregunta a gritos del hombre solo le hizo reírse aún más de él, su sufrimiento solo le traía diversión

- ¿Por qué?... ¿Por qué no? No os gusta la verdad… solo queréis ver vuestra historia como un mundo bonito, todos cumpliendo vuestro rol sin ninguna preocupación de por que lo hacéis… no hay bien, no hay mal… solo debe haber muerte, un mar de cuerpos rotos, todos bajo mi mano

Y el cuerpo entero de Martha comenzó a brillar con un aura de color azul, preparándose para lanzar un último y fatal golpe, pero el repentino ataque de los demonios le sorprendió por lo que no pudo evitar que se le abalanzaran.
Consiguió levantar a uno en el aire rodándolo de energía al igual que había hecho con su cuerpo, pero al apretar un poco su mano y hacer que la energía que lo rodeaba lo aplastase se dio cuenta de que solo era luz, eran rayos de luz y eso era energía, el ente podría llegar a hacerle frente muy fácilmente, pero no tuvo mucho tiempo ya que el ataque de los demonios que atravesaron su cuerpo derroto al débil cuerpo que ahora poseía e hizo que se callera al suelo, derrotado

-El dolor… me divierte esta sensacion

Intento levantarse de nuevo, pero su cuerpo no se lo permitía, era el único fallo del cuerpo que ahora habitaba, era demasiado débil; esa era la única ventaja que tenía Martha, si perdia el control era fácil derrotarla… asta que el ente consiga mas poder y entonces… no quería pensar en ello

_________________
Rage against the dying of the light:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1194
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   3rd Julio 2017, 16:50

¿Anfitrión? ¿De qué estaba hablando? No, no entendía nada, y el shock y la impresión tan repentina e inesperada no estaban ayudando en lo más mínimo. Piensa, Drago, piensa, dijo la voz de lo poco que le quedaba de tranquilidad y cordura en el maremágnum que era en aquél momento su mente. El cambio en el tono, en la actitud... la manera que tenía de hablar de su cuerpo como si no le perteneciera... ¿Un trastorno de identidad disociativo? No; El paramilitar que le había torturado 14 años atrás era un hombre, y la chica que tenía delante era una mujer que ni siquiera parecía muy fuerte. No podían ser la misma persona. Y, sin embargo, había dicho aquellas palabras que le habían hecho reaccionar, y ahora parecía admitir que le recordaba de aquél momento... Sólo había una posibilidad, una aterradora...

- Shaitán* -dijo en un susurro tembloroso de desasosiego e ira.

Según el Corán, Alá había creado tres razas inteligentes: los ángeles, los djinn o genios, y los seres humanos; Los ángeles habrían sido creados de luz pura, los hombres con barro y los Djinns con fuego sin humo**. A diferencia de los ángeles, cuyo único propósito en la vida era obedecer a Alá, los humanos y los Djinn habían sido dotados con el don del libre albedrío y tenían la libertad de elegir a Dios o al Diablo; a los que escogían la segunda opción se les conocía como Shaitán.

De repente, todo cuadraba, pues mientras los ángeles vivían en el cielo, los Djinn compartían el mundo físico con los seres humanos, y aunque eran invisibles tenían la capacidad de poseer los cuerpos de las personas, fuesen o no creyentes, ya que ningún humano podía ver a un Djinn en su forma original. Por la manera en la que el ser hablaba del cuerpo de Martha no cabía duda de que la pobre mujer se había convertido en la huésped involuntaria de un Djinn y Drago tenía que encontrar la manera de exorcizarlo sin hacerle daño a ella.  

Consiguió controlarse en el último momento, poner el lazo a los sabuesos infernales que había arrojado contra aquél enemigo que regresaba del pasado para atormentarle, refrenándolos para restar potencial letal al ataque y que el daño infringido no fuese demasiado grave. El ser consiguió disipar uno de los rayos, revelando así la ilusión, pero no pudo evitar que los demás impactasen en ella, golpeándola con brutalidad y haciéndola caer al suelo, aturdida. Sin perder tiempo saltó sobre ella para impedir que se levantara de nuevo y la golpeó con la intención de dejarla inconsciente mientras recitaba:

- iin eadua allahi, 'iiblisa, ja' mae lahib nar liwadeaha ealaa wajhian, faqult thlath marata:" 'aeudh biallah dadak "thm qult thlath maraata:" 'alean lak laenat alkamilat min allh***.

Tenía que asegurarse de que Martha quedaba incapacitada porque sabía perfectamente que ningún ser humano podía controlar a un Djinn, pues tal poder únicamente le había sido concedido al profeta Suleymán y a ningún otro después de él, y Shaitán era enemigo declarado del hombre desde que había provocado la expulsión de Adán y Eva del paraíso.


*La palabra Shaitán se utiliza para designar a un Djinn maligno en árabe; su significado literal es: "el que se enfrenta", "el que se opone" o "diablo", para referirse a cualquiera de los seres que se rebelaron contra Alá.

**  Hemos creado al hombre de barro, de arcilla moldeable
Antes, del fuego ardiente habíamos creado a los genios.
(Corán, 15, 26-27)

***El enemigo de Allah, Iblis, vino con una llama de fuego para ponerla en mi cara, así que le dije tres veces:  "Busco refugio en Allah contra ti." Entonces dije tres veces: "Te maldigo con la completa maldición de Allah." [Sahih Muslim (544)]

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha.R
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   3rd Julio 2017, 18:18

El ente rio, aunque estaba en el suelo podía ver a Drago intentar comprender lo que estaba pasando, al principio no se enteraba, pero después parece que estaba entendiendo la situación lo que entretenia al ente, que le gustaba ver como a Drago se le mezclaban diferentes emociones a la vez; si lo destruia mentalmente, tal vez el seria su proximo huesped, alguien mas capaz y con mas contactos que Martha... por ahora.

Intento hablar pero el shock que le habria producido que las figuras de luz traspasaran su cuerpo le dificultaba esa tarea, asi que respiro forzosamente para ver si podia conseguir hablar al confundido hombre, pero entonces Drago lo llamo de una forma que le parecia curiosa, no era la primera vez que un humano lo llamaba de alguna manera que parecia darle sentido a lo que el era, ninguno acercandose a la realidad del ente. Por fin pudo escupir algunas palabras para responder al nombre que Drago le habia auto proclamado, le hacia mucha gracia.

-Tengo… tengo muchos nombres, ese es uno de ellos

Miro al suelo un momento para intentar recuperarse respirando lentamente para luego volver a levantar la mirada y ver como Drago se volvía a abalanzar hacia el para controlarlo y hacer que no pudiera hacer nada mas. Todo esto le producía una siniestra sonrisa que no podía demostrar debido a la imperfección en la cara de Martha, era como si no le importara que muriese ese cuerpo y en verdad no le importaba, el encontraria otro facilmente.

-Sera mejor que ella vuelva a tener el “control” … nos volveremos a ver.

El ente dejo de estar al poder, permitiendo a Martha volver a tomar el control. Ella cerro los ojos, dentro de su mente era todo un caos, no sabia exactamente lo que habia pasado fuera debido al alcohol, pero sabia que no seria nada bueno “Vamos, vuelve a controlarte, seguro que tu amigo tiene muchas cosas que decirte”.
Martha sabía que él lo habría arruinado, que ese hombre al que acababa de conocer tendría muchas preguntas así que tomo el control dispuesta a intentar explicar todo lo que había pasado a Drago, pero sus buenas intenciones fueron paradas por un puñetazo que recibió en el estómago, haciendo que se inclinara un poco y que no pudiera hacer nada más que vomitar y dejarla inconsciente, su cuerpo no estaba acostumbrado a tanto, ademas al volver al control ella sufrio todo el daño de la pelea,haciendo que solo el ente escuchara las palabras de Drago "Que bonito recital, lo pondre en su tumba" y rio dentro de la mente de Martha.

Al estar ella inconsciente él tenía todo el control, pero prefirió no volver a salir, tenía otros planes y bien sabía que Drago los llevaría a cabo sin darse cuenta, lo que le traía alegría al ente, sabiendo que todo iría como planeaba

“We'll meet again. Don't know where, don't know when.
Oh I'll know we'll meet again some sunny day!”

_________________
Rage against the dying of the light:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1194
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   5th Julio 2017, 17:25

El sabio Shaikh al-Albani afirmó que, cuando un Djinn posee a una persona, su intención es hacerle creer lo que él quiere y hacerle daño desde dentro, ¡y vaya si parecía ser cierto! No había más que ver la manera en la que aquél ser aparentaba disfrutar con cada golpe, sonriendo, riendo y tratando de provocarle como si no le importaran nada los daños que pudiera sufrir Martha.

Drago tuvo que recordar que, según las enseñanzas del mismo sabio no se podían tratar a golpes las posesiones de los Djinn, pues esos no eran los procedimientos de Alá y podían terminar en la muerte de la persona. Se apartó trastabilleando del cuerpo inconsciente de Martha y aún tuvo la suficiente presencia de ánimo como para cubrirles a los dos con una ilusión de invisibilidad. La trifulca había sido breve y no demasiado ruidosa; tan sólo algunos gritos y un puñetazo que habían quedado ahogados bajo los potentes altavoces de la zona del concierto, que se encontraba justo al lado, pero Drago prefería evitar el potencial momento incómodo si alguien más se aventuraba buscando tranquilidad o un paseo nocturno en el tren de la bruja bajo el puente del esqueleto y le encontraba junto al cuerpo de una mujer inconsciente en un charco de vómito.

Dios... Retrocedió hasta que su espalda golpeó contra el cristal de Zoltar, la máquina de adivinación que se encontraba junto a las taquillas de la Wonder Wheel. En respuesta al impacto, las rígidas mandíbulas de madera de la marioneta articulada se movieron de forma inquietante al tiempo que los ojos pintados se movían en un remedo de vida, como buscando trabar contacto visual con la persona que se encontraba delante.

- ¿Desea conocer su futuro? ¡Inserte un dolar y pida un deseo! -la voz mecánica se coló de manera chirriante por su dolorido cerebro, como si le estuvieran taladrando el cráneo con un punzón, y se llevó una mano pegajosa de sudor frío a la frente.

¿Cómo podía ser? Después de 14 años... Drago temblaba, y lo único que impedía que se desmoronase a causa del bajón súbito de adrenalina era la firme estructura de la atracción que tenía detrás. Sentía deseos de llorar por la tensión acumulada y por lo inesperado que había sido todo.

14 años. Habían pasado 14 años. Ya casi había conseguido olvidarlo, y justo cuando recuperaba sus ojos los demonios del pasado regresaban para atormentarlo.

Drago era un hombre fuerte, pero nadie puede escapar sin secuelas a padecimientos como los que sufrió él. Fue torturado durante días por un profesional que había participado en los experimentos llevados a cabo por el Tercer Reich en los campos de concentración con procedimientos que incluían tortura física y psicológica y que habían terminado rompiéndole de tal forma que había provocado la escisión de su ser. Su psique había sido incapaz de aceptar lo que le había ocurrido, lo que le habían hecho, así que había creado una nueva personalidad para reemplazar a la anterior, haciéndole creer que Dragoslav había muerto y que él era un ángel enviado desde el cielo para ocupar su cuerpo y buscar venganza. Había vivido años así, hasta que el Profesor X le había encontrado y le había hecho entender la realidad de lo que había ocurrido aquella noche.

La mente de Drago ya era inestable de por sí, lo había sido desde la guerra, cuando había tenido que ver cómo su hermana se marchitaba poco a poco a causa del hambre, cómo todo su pueblo era masacrado por una cuestión de fe, cómo su padre era fusilado y cómo su madre era violada y asesinada ante sus ojos para luego ser enterrado junto a su cadáver cuando no era más que un niño. Nunca había llegado a recuperarse de aquello, y aunque había entrenado su cuerpo hasta el límite de la resistencia humana y se había curtido en decenas de batallas, su mente seguía siendo inestable, y en aquellos momentos tenía que lidiar con el conocimiento de que tenía ante sí a uno de los responsables de su tortura, que para colmo de males se trataba de una entidad sobrenatural de inmenso poder, algo que ni siquiera la muerte de Martha podría derrotar, pues si su huésped moría lo único que tendría que hacer el Shaitán sería buscar un nuevo cuerpo que poseer.

Era demasiado... demasiado para poder asimilarlo, y ahora mismo el horror le impedía procesarlo. Tenía que liberar a Martha, y a ser posible hacerlo de manera que pudieran atrapar al Djinn en un entorno controlable. Según las leyendas musulmanas, a los Djinn que se mostraban particularmente crueles con los hombres se le encerraba en una botella en donde estarían presos y sometidos durante 1000 años, pero Drago no tenía ni idea de cómo conseguirlo o quién sabría hacerlo. Su primer impulso fue llevar a Martha a una mezquita, pero luego pensó que en la mansión X tenían muchos más medios para garantizar que el Djinn no pudiera escaparse. Una vez allí buscaría a un Imán y le convencería para hacer el exorcismo.

Una vez tomada ésta decisión se inclinó para recoger a Marta y se dispuso a abandonar la gala, dando gracias al cielo porque lo tardío de la hora y la abundancia de aparcamientos en la playa le habían convencido para coger su propio coche en lugar del metro. Coney Island estaba a las afueras de la ciudad y habría sido difícil impedir que alguien chocara contra su cuerpo o el de Martha estando invisibles, o pasearla inconsciente por media ciudad sin que nadie se planteara preguntas. Sólo esperaba que en la mansión supieran qué hacer.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un año más (Martha R.) [01-04-2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
Un año más (Martha R.) [01-04-2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Perfil bajo, perfil alto (Martha R.) [X/Y/2019, 20:30h]
» Tentaciones obscuras ( Martha +18)
» 1/2019: Reforma de la Constitución Española, Artículo 68 y de la Ley 5/1985 (GP UPyD)
» 9/2019: Proyecto de Ley de Organización de la Educación Española (GPS)
» Mi Origen, Mi razón. (09-01-2019) Orígenes.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: