Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

  [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   1st Junio 2017, 20:51


Y, de repente, ya no había nada. La cueva, los cadáveres, los dioses... Todo desapareció y el grupo se encontró a la orilla de una tranquila playa al atardecer, con las olas del mar lamiéndoles los pies. Pero no estaban solos... No muy lejos de allí había un risco que bajaba hasta la playa, y por el camino descendía un grupo de gente, pero estaban a contra luz, y entre eso y la distancia no era posible apreciarlos bien....
***

El Ghost Rider tenía envidia de mi deseo, así que expresó delante de los tres dioses Atlantes, que quería liberar todo su potencial como servidor de Mephisto. Lo que nos faltaba, que el más peligroso de todos nosotros estuviera en el 100% de su fuerza. ¿No correremos nosotros más peligro que el mismo Arión? Por suerte, uno de los dioses se negó en rotundo. aquella acción no haría otra cosa que desbalancear aún más el equilibrio. Estaba totalmente de acuerdo con él, además, dicen que las grandes mentes piensan igual… yo lo dejo ahí.

Pero el sátiro se adelantó a sus compañeros, y le concedió el deseo al demonio. Inevitablemente me llevé las manos a la cabeza, y noté cómo Dalae me echaba hacia atrás al percibir el repentino cambio mágico del motorista. Fue un gesto muy tierno, la verdad, pero yo estaba más preocupado pensando en los posibles desastres que se avecinarían si nadie hacía algo al respecto. ¿A qué esperaban los otros dos dioses? Si tan poderosos eran… ¿Por qué no arreglaban lo que Chaon había deshecho?

Pero algo en su conversación llamó mi atención. La tríada no culpaba a Arión por el desastre de volver el mundo del revés, al contrario, hablaron de un supuesto demonio que lo estaba manipulando...

-¡Un momento! ¿Qué habéis querido decir con eso? -pregunté con mucha cortesía a la diosa.-¿Hay un demonio implicado en este asunto?

Si era así, entonces todo cobraría sentido. Ahri’ahn, que era conocido como uno de los seres más benévolos de Atlantis, se había vuelto loco de la noche a la mañana, y había invertido el flujo del tiempo provocando un gran caos alrededor del mundo.

Lo que vino después también fue bastante caótico. Brunilda y Dalae estaban irritables, y se dedicaban a lanzarse cuchillos invisibles en forma de palabras. De pronto, vi a la valquiria abalanzarse sobre el sátiro, y pedirle con muy malos modos que devolviera el alma de Johnny Blaze a su correspondiente cuerpo. Eso no le haría ni pizca de gracia al demonio, pero de eso se trataba. Aunque yo lo hubiera pedido de otra manera, no hubiera sido tan inconsciente de invadir de forma violenta el espacio vital de un dios del caos... de un dios de dioses en general. Es decir; sí, había vacilado verbalmente a los dioses de los asgardianos, incluso les había timado alguna vez… pero acercarte a ellos ya era otra cosa, ni harto de hidromiel.

Qué irónico, ¿verdad? siendo yo mismo un dios portador de oscuridad y caos, temiendo a la misma representación del desorden y la locura. Y es que a pesar de lo mucho que me divertía cuando causaba catástrofes día sí y día también, nunca llegaba a traspasar la línea. Cuando la balanza estaba drásticamente inclinada hacia el mal, muchas veces había unido mi espada junto a la de Odín y sus seguidores. Algunas veces, incluso se podría decir, que había intentado hacer las cosas bien...

Debió de ser desagradable lo que le hizo Chaon a Brunilda, puesto que la valquiria se retorcía de dolor en el suelo. Un escalofrío recorrió mi espalda, y me aferré a un más a la capa de mi aprendiz. No quisiera estar en su piel ahora mismo...

Y de nuevo volvimos al recuperar el hilo de la conversación. Las buenas noticias llegaron, y eso que nunca vienen solas. A lo que iba, lo bueno era que Tynan restauró el alma de Johnny, y el humano volvió a tomar posesión de su cuerpo. ¡Yuppie! Ahora podía sentirme seguro de que el cabeza de cerilla no me mataría en un ataque de ira. La mala noticia era… bueno, que mi propio deseo me mataría.

Después de que Tynan concediera el resto de peticiones de mis caprichosos acompañantes, dí un paso al frente cuando el dios del equilibrio me miró a los ojos. Tragué saliva, y me di la vuelta para mirar por última vez a Wade, a Johnny, a Hellboy (que estaba en la parra), a Arturo, a Constantine, a Bruni... y finalmente me detuve en Dalae.

- Ha sido divertido mientras duró- me despedí con una sonrisa.- Adiós.- cerré los ojos, conteniendo las lágrimas, y me dejé llevar por el remolino de magia verde que me envolvía.

-Bienvenido, pequeño Loki…

Lo último que vi, fue la sonrisa afilada y macabra del viejo embustero. Y en un parpadeo, yo había dejado de ser yo.

***

- Sí.. - sonrió satisfecho el dios de las mentiras cuando el remolino verde desapareció.- esto ya es otra cosa… - el príncipe admiró su cuerpo recién recuperado y alzó los brazos para probar que realmente la magia volvía a fluir en su interior sin ningún tipo de límite o restricción. Entonces, se llevó las manos a la cabeza, y tras soltar un largo suspiro de alivio, se peinó hacia atrás con los dedos, recuperando así su imponente y elegante semblante. Entonces, su mirada se clavó con desprecio en los rostros de sus indeseados compañeros de viaje, y caminó de forma altiva hasta colocarse al lado de su aprendiz, a la cual le dedicó una sonrisa apreciativa por el buen trabajo que había hecho como niñera provisional.

Después se llevó la mano a la empuñadura de la espada dorada para comprobar que seguía en su sitio. Gram ya no le pesaba tanto y no la arrastraba al caminar. Al ver que todo había vuelto a la normalidad, y que había recuperado el control de su cuerpo robado, el dios de las mentiras se sintió mejor que nunca.

El embaucador escuchó con detenimiento las últimas palabras de Tynan, y alzó una ceja ante su proposición de trabajar en equipo. Si antes no habían sido capaces de funcionar, dudaba que ahora las cosas fueran distintas.

De pronto, en un abrir y cerrar de ojos, el estrambótico grupo apareció en la orilla de una playa paradisíaca. Loki se apartó del oleaje antes de que el agua y la arena estropearan sus botas, y con el susurro de unas palabras rúnicas hizo aparecer el mapa de la tierra, para comprobar el lugar exacto en el que les había dejado el dios del equilibrio.

En el mapa mágico brillaba un punto verdoso, colocado en una playa cerca de la ciudad de Atlantis. Se encontraban justo al otro lado del mar, lejos de la cueva de los neandertales, dónde habían estado hacía unos segundo atrás. Tynan les había ahorrado un montón de días de viaje, y ahora sólo les quedaba buscar una manera de entrar en la ciudad; y el camino más corto era continuar por el risco... pero justo un grupo de gente bajaba por él.

- Maldición...- El dios afiló sus ojos intentando distinguir las figuras en la lejanía, pero al estar a contraluz no logró divisar nada interesante. Chasqueó la lengua y entonces miró a sus compañeros.

- Aconsejo escondernos hasta que sepamos si son amigos o enemigos…- susurró con su lengua viperina, y acto seguido su figura desapareció en una ilusión. La mano del dios de las mentiras buscó la de Dalae, y al agarrarla, la aprendiz del mentiroso también se volvió invisible.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   1st Junio 2017, 22:32

Es increíble lo rápido que puede cambiar una conversación, dejando de ser una ronda de preguntas y peticiones a una batalla campal donde las miradas matan y las hostias están tan bien preparadas que duelen con solo verlas venir. En ese momento John entendía perfectamente al típico friki que está en una convención de cómics viendo a su escritor favorito cuando éste suelta una burrada que convierte la sala en un ring de boxeo sin guantes, mientras que él se queda ahí sentado, sin saber qué hacer. La diferencia estaba en que el inglés tenía mucha experiencia en situaciones como esas, donde cada uno de los enfrentados te podía matar con la mirada: mantenerse alejado y esperar a que se tenían que saltar hostias, que se las comieran entre ellos. Cuanto más invisible estuviera, mejor.

Y es que poco puedes hacer cuando la situación no puedes ni controlarla, cuando ves como cada uno hace lo que le viene en gana usando sus poderes como le venían en gana. ¿Que si estaba nervioso? Mucho. ¿Asustado? Vamos a ver, ¿quién es el guapo que no se asusta cuando ve que al demonio más peligroso del grupo y con ansias de mataros a todos le quitan las cadenas que tenía con forma de alma humana? Estaba muerto de miedo, y el miedo solía ser un buen carburante para su cabeza. Sin embargo, en la situación en la que estaban tan sólo podía apostar por el caballo que se mantenía en la retaguardia: Tynan.
Con el paso de los años uno va aprendiendo a marcar el perfil de las personas que se va encontrando por el camino, y los dioses serán todo lo poderoso que quieran ser, pero ya le han demostrado a JC, tanto éstos como otros seres de la creación que muy complicados de descifrar no es que fueran: por un lado tenemos al loco de turno, caótico a más no poder y que quiere llevarlo todo al caos (sólo falta ver su jugada con el Ghost Rider); la otra toda culta, todo en orden, todo bonito y en su sitio y claro está, peleándose contra su alter ego; y en medio de todo, como un padre acostumbrado a reñir a sus hijos, Tynan, el mástil que sostiene el barco a flote.
Uno ya puede figurarse cómo terminará todo viendo al grandullón y la expresión que iba dibujándose en su cara. Así pues John se puso a un lado y esperó, esperó...

Y sucedió. Dios salve a los dioses arquetipos.

Tynan puso las cosas en su sitio, aunque Brunilda se llevó un pase directo al infierno por meterse con quien no debía. El mago podía enseñarle cuatro lecciones sobre supervivencia y sobre con quienes no es buena idea agarrarlos por el cuello marcando armadura: no suelen acabar bien las cosas.
El grandullón dirigió una mirada al inglés, casi con desánimo parecía, y puso las cosas en su sitio: el Ghost Rider volvía a tener su alma y al parecer, se le veía más, bueno, con menos ganas de matar. El gigante azul volvía a ser un espíritu, Deadpool volvía a ser Deadpool y el niño mago... Eso fue lo más extraño de todo. Lo normal si retroceden tu tiempo a un estado infantil es que sigas siendo tu mismo. Pero el niño Loki, ¿se estaba despidiendo del grupo? ¿Que había sido divertido? Aquello fue extremadamente raro. ¿Quería decir que pese a compartir el mismo cuerpo, eran personas distintas?
Tras el fogonazo verde y al ver aparecer al Loki adulto casi se podía confirmar la teoría. "Dioses... ¿Por qué lo harán todo tan complicado?" Lo peor de todo era que John empezó a echar de menos al pequeño nada más cruzar la mirada con el dios de las mentiras.

Y para terminar, su petición: ayuda. ¿Y qué se le ocurrió a Tynan? Cogerlos y llevarlos al otro lado del mar, ahorrándoles unos cuantos días. John se quedó mirando el panorama y casi pudo escuchar al dios decir "venga, daos prisa y haced vuestro trabajo".

- Dioses... cuanto más los conoces te entran más ganas de ser hereje.

Así estaban las cosas: todos volvían a ser "normales", Hellboy seguía durmiendo a pata suelta y se habían quedado sin su transporte particular cuando el gigante azul desapareció en una nube. El dios de las mentiras volvía a echarle una carrera para ver quién era más cabronazo y la valquiria tenía aspecto de no estar del todo bien. Casi tendría que dar gracias de que el Ghost Rider no fuera un peligro en potencia. ¡Ah si! Como el colmo de los colmos, al parecer a la diosa se le escapó que tal vez todo éste problema era cosa de un demonio y no del propio Arión. ¿Por qué siempre demonios? ¿La sangre de demonio tenía un puto imán que atraía a los otros demonios?
Y luego le preguntan por qué estaba tan quemado y era tan gilipollas con todo el mundo.

Loki sacó su mapa y John le echó un vistazo por encima del hombro mientras se encendía otro cigarrillo (le quedaba tan sólo uno para lo que quedaba) antes de que éste advirtiera que no estaban solos... y se esfumara junto con su aprendiz.

- Da gusto ver que se puede contar contigo... - Hasta las pelotas. Empezaba a estar hasta las pelotas y cuando eso sucedía, aparecía el John Constantine suicida. Así pues se giró hacia el grupo de gente, con las manos en los bolsillos y dando largas zancadas hacia ellos. ¿Tenían que trabajar en grupo? ¡Bien! Lección número uno: apoya a tu puto prójimo.

_________________
"La magia es engañar al universo y hacerle creer una mentira increíblemente escandalosa"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   2nd Junio 2017, 18:56

- Sólo a Odín, que es mi señor, es a quien tengo que rendir cuentas. Mi destino ya ha sido trazado por fuerzas mayores. Son las Nornas quienes rigen mi sino y decretan cuando se acaba mi turno y merezco descanso. Por eso, a nada ni nadie temo. Si  he de perecer ahora que así sea.- Increpó a los tres dioses atlantes la valquiria. No era un gesto de desprecio a esas entidades según su punto de vista, sino que no creía en ellas ni en la supuesta misión del caos y orden que les estaban relatando. Además no era la primera vez que se enfrentaba a un señor de caos. Ella era una guerrera estaba muy acostumbrada a vérselas con seres de toda índole.

Luego la bravía guerrera no supo muy bien qué pasó. Su mente se quebró. Nueve figuras vestidas con  firmes y resistentes armaduras. Las primeras valquirias, sus amigas compañeras y en alguna que  otra ocasión amantes de una noche.A algunas de ellas las conocía desde siempre, a otras las había conocido en su puesto y su relación había crecido hasta ser profunda y cercana. Sin embargo, no era una visión agradable de sus compañeras de antaño. Era algo descabellado, turbio y cruel. Engaño, Suciedad, Locura, Rabia, Seducción, Masacre, Tortura,  Carroña y Alimañas. Ese era el nombre de las Doncellas de la Muerte  transformadas y desvirtuadas en entes apocalípticos.  En los seres que podían traer el mayor mal y destrucción a los nueve reinos.


Su cuerpo en el suelo se convulsionó al volver a ver a sus queridas valquirias transfiguradas en esas monstruosidades tan alejadas del honor, la dignidad y la justicia asgardiana que tan orgullosamente exhiben en cada ocasión. Se vio a sí misma matando a Annabelle Riggs, una arqueóloga que había sido por un tiempo su compañera sentimental.


Se vió destrozando, arrancando corazones y bañándose en la sangre de sus personas más queridas. A pesar de haber vivido múltiples vidas  y haber sufrido torturas y muertes cruentas, lo que más temía la valquiria era convertirse en un monstruo y arrasar con esos pocos elegidos a los que entregaba con lealtad y cariño todo su amor y respeto. Ni la muerte ni el dolor le causaban pavor, su que más profundamente la aterraba era ser la ruina de sus seres más queridos. Ni siquiera perder su grandeza y su honor la causaba tanto dolor y agonía como hacer sufrir y traicionar a sus allegados. Matando indiscriminadamente a cualquiera, incluso a menores. el corazón de la valquiria se quebró. No le importaba recoger a cualquier mujer u hombre del campo de batalla. No obstante cuando tenía que guiar a un niño su muro de frialdad se rompía. No había nada más cruel para ella que no dejar vivir a los infantes y separarlo de forma temprana de sus madres.  No ese niño, no gritaba alterado su subconsciente sin saber que estaba preso de su propia mente, de su propio dolor y culpabilidad. Ante sus ojos vio a aquel niño rubio de ojos azules. Era un orgullo tanto para Brunilda como para la familia del muchacho. Ella le había visto nacer, le había sostenido en brazos en los primeros momentos de su vida, le había entrenado y enseñado cuanto sabía. Era aún un imberbe que no había tenido batalla alguna. La perfida escena de atravesarle el corazón con su lanza. Arrancarle el corazón con sus manos. Cortale la cabeza con Colmillo de dragón.Usarle como sacrificio a los dioses. Eran escenas desgarradoras que veía una y otra vez causándole una terrible agonía. La siguiente escena que surgió fue una escena real, un error de sus años de juventud. Usó sus poderes para cortar el aura de la muerte que envolvía a un honorable y digno rey vikingo. Brunilda usó sus poderes de forma imprudente y por eso la muerte, que tiene un matiz vengativo y traicionero, se llevó en lugar del rey, a su esposa y a su hijo recién nacido. El rey fue consumido por la ira y la pena. Murió con su alma intranquila y por ello, se convirtió en un Draugr que asoló su propio reino. la valquiria volvió a ver los cuerpo consumidos de los niños con los que antaño había salido de cacería. Era una escena de lo caro que puede salir nuestro orgullo. Era un recordatorio constante de que no podía usar imprudentemente sus habilidades y sus poderes.


Su cuerpo se levantó de golpe. Fue  un movimiento muy poco natural. Su piel tomó un color blanquecino, aún más de lo normal. Su rostro adquirió un aspecto cadavérico. Su semblante se asemejaba bastante al de un muerto.  Sus ojos anteriormente azules, sagaces y vivos se mostraban envueltos en una niebla blanca, no había ni un atisbo de vida en ellos. La hermosa mujer había adquirido un aspecto digno de la protagonista de posesión infernal. La locura había tomado posesión de su cuerpo y de su mente. Ahora la mujer que antes fue noble y valiente tan solo era un cuerpo lleno de ira y de rabia. Esa era la apariencia de berserker asgardiano, un ser prohibido. Todos los guerreros se cuidaban mucho de no caer en ese estado denominado para ellos  la enfermedad del guerrero. De por sí un berserker humano ya era temible, si le sumabas que ella era un diosa asgardiana su transmutación se convertía en una furica bestia de destrucción sin razón ni control embestida de una fuerza y un ensañamiento divinos. Una diosa de la ira, eso era en lo que se transformaban las valquirias cuando la rabia tomaba el control de su ser. Crueles, despiadadas e imparables clamando por sangre, ruina y destrucción. Un sonido atronador salió de lo más profundo de su garganta manifestando su estado de abrumadora y enloquecida cólera. Era un sonido aterrador, fantasmal, inhumano. Podía hacerse convertido en la perdición de sus compañeros si Tynan no la hubiera sacado de aquel estado de irracionalidad y locura.

- Tienes muy mala pinta- le dijo al Loki mayor al salir de su estado de enajenación mental transitoria. Prefería a su versión niño. Pero de su boca no saldrían palabras que dejasen en claro que Kid Loki llegaba a agrardala y que sentía cierto cariño hacia el menor.  No lo quiso ni decir ni mostrar pero aún seguía alterada por sus recuerdos.  Una vez que había entrado en un estado de Berserker necesitaba mucha entereza para controlarlo, serenarse y no volver a caer presa de la enbravecida furia que consumía todos sus nobles ideales y la hacía clamar la sangre y la carne de inocentes y no tan inocentes. Estaba turbada y tenía todos sus esfuerzos en mantenerse de pie y cuerda. Estaba aún abrumada y no prestaba mucha atención a lo que ocurría a su alrededor.

Su fiel doncel se alegró de volver a estar con su ama. Dió un relincho y coceó el suelo con su pierna izquierda. Una piedra del suelo salió disparada por su coz y golpeó a Arturo. Era una minucia pero al animal le hizo gracia y se rió. Se acercó hasta la valquiria y pudo intuir que estaba mal. Abrió sus alas y la ofreció cobijo cubriendo momentáneamente con ellas. Era una especie de abrazo. La guerrera sonrió, como no lo había hecho nunca delante de los presentes. Con la alegría de volver a ver a alguien de confianza y querido.

_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1133
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   5th Junio 2017, 11:45

La batalla había finalizado. Tras toda aquella masacre, no había quedado ningún superviviente. Hellboy caminó entre los caídos, vestidos con armaduras antiguas de la edad media y con cruces en el pecho que representaban las cruzadas. Los rostros desfigurados de los cuerpos hacía imposible cualquier intento de reconocimiento. Pero el demonio simplemente caminaba, caminaba en dirección a un bosque lejano que se veía más allá de las largas columnas de humo y los ríos de sangre. Todo estaba en silencio, un silencio sepulcral que erizaba el vello. Parecía increíble que tras una batalla como aquella todo estuviese tan silencioso. Algún graznido lejano y el sonido del viento entre las armas. Poco más. Y ni rastro de la niña que le había hablado. Sus pasos chapoteaban en la sangre, dibujando ondas en la superficie de esta que terminaban por chocarse con la orilla o perderse por la densidad del plasma sanguíneo. El olor a muerte iba desapareciendo del lugar a medida que se acercaba a los primeros árboles del bosque. Dejó un rastro de huellas rojas de unos diez metros antes de que sus pies quedasen limpios o la sangre seca, y se adentró en el bosque, echando un último vistazo por encima de su hombro.

Al igual que en el campo de batalla, allí todo estaba silencioso. No se oía nada. No había animales ni nadie que pasease como él por aquel lugar. Le recordaba a los bosques de Inglaterra de algún modo, o a los del este de Europa. Desde luego no estaba en Estados Unidos, eso lo tenía más que claro. Pero tampoco pensaba que estuviese en ningún lugar conocido. Lo último que recordaba era haber visto a Arión lanzarle aquella especie de humo negro que, como si de garras se tratase, le había aferrado en un abrazo de tinieblas. Y ahora se hallaba buscando algo: una respuesta, un camino, una pregunta... O puede que todas ellas al mismo tiempo. Todavía no sabía qué era lo que le había llevado allí.

Hellboy...

De nuevo aquel susurro lejano. Alzó la vista en busca de su origen, pero no vio nada ni nadie que pudiese haberlo dicho. Encontró una estatua partida que representaba un hombre con larga barba y lo que parecía una corona sobre su cabeza. La parte superior del torso estaba en el suelo tumbada, mientras que de cintura para abajo yacía de pie, ajena a que le faltaba el torso. Se quedó mirándola un rato sin decir nada, simplemente preguntándose quién sería.

Hellboy...

Esta vez sí escuchó algo además de aquel susurro. Una especie de tintineo lejano. Entrecerró los ojos y buscó entre los árboles. Vio unas pequeñas luces flotando. Al principio creyó que eran luciérnagas, pero a medida que se acercó se dio cuenta de que eran algo totalmente distinto. Eran tres figuras geométricas perfectas: una esfera, un cubo y un tetraedro. Flotaban cada una por su lado, pero cuando el demonio se había acercado lo suficiente se juntador, describiendo círculos unas junto a otras. Se alejaron lentamente del sitio donde las había encontrado, iluminando con una luz blanca el oscuro bosque sumido en la oscuridad de la noche. Hellboy las siguió, preguntándose si sería una señal o un peligro. Las figuras serpenteaban entre los árboles, con movimientos espasmódicos, como insectos que no siguen un patrón de vuelo definido, pero avanzando. Pequeños ojos como faros brillaban en la profundidad del bosque, y aunque Hellboy no se percató de ellos, las miradas no perdían detalle del extraño espectáculo que allí estaba sucediendo.

El demonio caminó durante lo que le parecieron horas y a lo largo de kilómetros y kilómetros de bosque, mas no estaba cansado ni sentía dolor en los pies y músculos por el esfuerzo. De hecho no estaba seguro de que hubiese sido tanto tiempo ni tanta distancia. Aquel lugar era muy raro. Por fin ante él apareció una enorme colina cortada con un corte vertical. Cuando las luces se acercaron lo suficiente pudo ver que había una gruta que atravesaba la colina, adentrándose en ella. Allí hacía más frío que fuera, y había un denso olor a humedad y tierra. Las raíces de los árboles sobresalían de las paredes y el techo como si fuesen estalacticas o brazos tenebrosos. La luz dibujaba siniestras sombras que se movían con el vaivén de las figuras. Se adentraron en las profundidades de la tierra. Al rato escuchó un sonido lejano que se unió al tintineo de las figuras. Parecía un goteo, como el de un grifo en la noche. El goteo fue en aumento, y esta vez eran varios los goteos que sonaban. Una enorme sala se abrió ante ellos. Hierba y arbustos rodeaban una poza de unos cinco metros de diámetro. En medio de esta había una roca que flotaba, atravesada por una espada dorada. Hellboy reconoció el lugar y aquella espada. Ya había estado antes, el año pasado tras los enfrentamientos con Victoria y la reunión con Legba. Sabía que ese sitio estaba en Inglaterra, así que sus suposiciones anteriores habían sido correctas, o al menos aproximadas. Lo que no entendía era qué hacía allí de nuevo.

Hellboy...

Esta vez la pequeña niña estaba a su lado. El cuándo y cómo había llegado allí era un misterio, pero tampoco le importó.

- ¿Y ahora?-

- Ahora debes coger la espada, pues es tu derecho.-

- Ya la cogí.-

- Puede, pero no aquí. La necesitarás llegado el momento...- Hellboy lo meditó un par de segundos, y se acercó hacia la roca. El agua le cubrió hasta las rodillas y estiró la mano izquierda hasta que rodeó con ella el mango de la espada. Inspiró profundamente y, al igual que la primera vez, lentamente la sacó de la roca, tan suave como si de terciopelo se tratase. Desde la orilla la niña le miraba.- Sé valiente. Se avecinan tiempos de tormenta. Serás puesto a prueba, y sufrirás como nunca antes lo has hecho... Confiamos en ti...-

En el momento en que terminó de sacar la espada todo había cambiado. Ya no estaba en una poza en las profundidades del mundo, sino en una playa. Una playa de arena y con el sonido y olor del mar llenándole los pulmones y oídos. Y no estaba solo. Había más personas allí. Entrecerró los ojos y reconoció a varios de ellos: estaba Constantine, Dalae, Brunilda, Arturo... Y luego un par de personas que no le sonaban de nada. Un rubio y un tío estirado con el pelo negro y liso. Miró su mano y vio que no había ninguna espada, al menos no físicamente. Una especie de quemadura con forma de espada brilló ligeramente en el dorso de su brazo y luego desapareció.


- ¿Pero qué...? ¿Dónde... Estoy? ¿Qué ha pasado?-

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   10th Junio 2017, 02:43

Poder absoluto. Eso era lo único en lo que pensaba el demonio Zarathos. Poder absoluto, y el hecho de que estaba a su alcance. Por un momento el Espíritu de la venganza se quedo quieto, sin saber que hacer, prácticamente sorprendido de haber llegado tan lejos. No se lo esperaba, sin dudas. Después de todo el tiempo que llevaba luchando contra Blaze por el control del cuerpo, nunca se imagino que lo conseguiría de ese modo. Al parecer la clave estaba en hacerle un par de reverencias vanas a esas deidades atlantes y esperar que estas le concediesen el deseo, cual genios salidos de una botella. Una parte de Zarathos no pudo evitar pensar que era casi insultante para él, que era un insulto a su orgullo y dignidad tener que recurrir a ayuda externa para resolver un problema del que era perfectamente capaz de encargarse él solo. Pero por otra parte no se encontraba precisamente en la mas propicia de las situaciones como para ponerse quisquilloso. Lo hecho, hecho estaba, y ya tenia lo único que necesitaba; todo lo demás llegaría. Lo único que le importaba era derrotar a Arion, y ahora finalmente tenia los poderes como para conseguirlo, sin problemas. La Furia que Cae del Cielo, el Arma Definitiva de Dios....eso era el Ghost Rider, y ahora su objetivo era el Sumo Sacerdote Atlante. La temperatura de la cueva comenzó a subir exponencialmente conforme el imágenes del hechicero suplicando misericordia cruzaban su mente. Sí, sin duda era fuerte, muy fuerte. Tanto de hecho....que ni siquiera necesitaba seguir pretendiendo formar parte de ese improvisado "equipo". Se dedico unos segundos a mirar a todos los presentes, para luego llevarse una mano al mentón, en señal pensativa. Por su mente solo circulaba un pensamiento. "Constantine, o Loki". Pero su proceso de selección se vio interrumpido cuando la asgardiana, Brunilda, estúpidamente intento desafiar a los dioses. Zarathos no pudo evitar echar unas risas mientras. Quizás de no haberlo hecho, y de haber estado menos enfocado en sus nuevos poderes, hubiese notado antes como se desarrollaban las cosas.

Quizás eso le hubiese dado tiempo de oponerse. Quizás la batalla entre el demonio y la deidad atlante hubiese sido digna de verse, un espectáculo de la clase que forja leyendas. Pero estaba distraído, y Gemmi, astutamente, ni siquiera opto por apresarlo personalmente, solo le protegió de la gema del tiempo. Al verse protegido, la propia naturaleza del Ghost Rider acabo condenando a Zarathos al encierro antes de que este pudiera hacer nada. Ni siquiera tuvo tiempo a gritar en agonía; no al menos físicamente, por que la primera cosa que Blaze escucho cuando volvió en si fueron sus maldiciones....

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Johnny Blaze volvió a abrir los ojos luego de lo que pareció una eternidad. Por el modo en el que la luz le lastimo la vista en el primer momento, casi pareciera que llevaba varios días dormido. Por la forma en la que le dolía la cabeza, casi parecía su típica resaca post-noche de viernes/sábado/domingo/miércoles/días festivos. Lo primero que noto cuando volvió en si fue el hecho de que estaba de pie; por poco se cae de cara al suelo cuando intento moverse, le tomo unos segundos recuperar la movilidad y entrar en consciencia de donde estaba. Entonces lo sintió: pecados, pecados everywhere. Mentirosos y asesinos en abundancia, por no mencionar ciertos pecadillos individuales que cada uno de los presentes tenia. Sus sentidos de Ghost Rider reaccionaron mucho antes que sus sentidos humanos. Mucho antes de que se diera cuenta donde se encontraba ya sabia que no estaba precisamente rodeado de santos. A dos de sus compañeros los reconoció: Deadpool y Hellboy. Los otros...pues estaban ahí, ni puta idea quienes eran. Un par de mujeres de remarcado atractivo; una de ellas rubia, con armadura y de complexión musculosa, pero no le faltaban curvas. Debía ser guerrera. La otra, bastante menos corpulenta pero no precisamente carente en el otro departamento, de piel mas pálida y cabello castaño. En la típica party de D&D ella seria la hechicera. Pero sin duda, de quien mas poder (y corrupción del alma, dicho sea de paso) sentía, era de los otros dos hombres del grupo, ninguno de los cuales le resultaba conocido. El primero era un tipo rubio con gabardina y un cigarro; parecía el estereotipo clásico de protagonista de novela inglesa de misterio. El otro, mas flacucho (a pesar de lo cual llevaba un arma, así que a saber), pelo largo y una sonrisa que le decía "PELIGRO" con la misma sutileza que un cartel de neón de 10 metros de alto.

Ni siquiera presto demasiada atención a los tres dioses que se encontraban a pocos metros de ellos, esta demasiado ocupado procesando información. Recordaba haberse reunido con Hellboy, Deadpool y Ross para charlar sobre como solucionar el problema de Arion, que se había vuelto loco, que había matado inocentes, que tenia un artefacto mágico de gran poder, y esa cosas. Y luego...todo estaba negro, no le venia mas a la mente. Habia una parte importante de su memoria que había sido arrebatada pues por mucho que se esforzaba no conseguía conectar los puntos. Entonces se dio cuenta: Ross no estaba por ninguna parte. Ni un viejo en ropas militares, ni un mastodonte musculoso con pinta de ningún amigo. El buen general no se encontraba entre los presentes. Pero Johnny no tuvo mucho tiempo para solucionar ese misterio antes de que todo se fuera a la mierda, literalmente. Si bien su atencion estaba puesta en otra parte, cuando inspeccionaba a sus compañeros habia podido revisar lo suficiente del ambiente como para saber que se encontraba dentro de una cueva. Y de pronto...al carajo la cueva. Todos los que antes se encontraban allí presentes, menos los otros tres pirados con pinta rara, se encontraban en la playa, habiendo desaparecido los antes mencionados.

Podía sentir la jaqueca haciendo mas fuerte a cada segundo que intentaba buscarle sentido a todo eso. - Apoyo a Rojo...Alguien por favor dígame que demonios esta pasando...y quien mierda son ustedes? ¿Que hacemos todos juntos? - Luego miro a Deadpool.- ¿Y a donde se fue Ross?- Muchas preguntas, muy poco tiempo, al menos Hellboy estaba igual de perdido que él. No había entrado en forma de Ghost Rider desde que había vuelto en sí, y por algún momento Zarathos se negaba a contestar a sus preguntas mentalmente. Estaba claro que algo paso desde que los "héroes" se juntaron en Europa, algo grande, y Blaze tenia que saber que era. O al menos por que sentía tanto puto calor a pesar de estar en la playa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Wade Wilson
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 674
Fecha de inscripción : 18/06/2015
Edad : 23

Ficha de Personaje
Alias: Deadpool
Nombre real: Wade Winston Wilson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   13th Junio 2017, 17:48

Mientras intento entrar en razón a Filoctetes y la Merkel de los dioses atlánticos, la prima de Thor decide ponerse farruca con el medio-cabra. Bueno, no estoy seguro si es exactamente prima de él; pero a juzgar por esa melena, por lo menos son familia.

El caso es que esto no parece hacerle mucha gracia al susodicho; que acaba por meter a la guerrera en una especie de alucinación rollo "terrores nocturnos". Acabada esta, el poderoso fauno desaparece.

Finalmente, el otro gigantón decide hacer caso a la petición que se acerca más a lo que todos deseamos; devolvernos a todos a como éramos antes de que todo este rollo temporal ocurriese. Así, tras ser rodeado por una densa nube roja, mi cuerpo vuelve a estar de nuevo oculto bajo mi uniforme; recuperando también el armamento que antes llevaba encima.

- Oh, mis queridas…cuanto os he echado de menos – murmuro, en voz alta; acariciando ambas pistolas, en sus respectivas fundas

Tras esto, mirada se posa en el mago infante; quien se despide de todos, con un tono bastante amargo. Dando paso, tras una neblina de color esmeralda, a una versión adulta de sí mismo.

Ya que había empezado a cogerle cariño a ese renacuajo, vuelve a su forma pedante.

- Genial. Nada como un zombie rojo de piedra para animar el equipo – comento en tono burlesco al escuchar lo referente al demonio escarlata

Entonces, en cuestión de segundos, pasamos de estar discutiendo en una cueva con un grupo de lo más variopinto a estar orilla de una tranquila playa; donde una pequeña ola me moja por debajo de los tobillos.

Viajes Marca Doctor Extraño: Para un recorrido breve y revoltoso.

Llegados a nuestro destino, los problemas pronto se hacen notar; un grupo desconocido parece acercarse a nuestra posición. Por supuesto, el primero en quitarse de en medio es el Dios de las mentiras; quien desaparece junto a la hermana no reconocida de Jack Frost.

- Me caía mejor cuando era Macaulay Culkin – declaro, con notable molestia

En ese momento, tanto Hellboy como el motorista parecen recobrar el sentido de su propio alrededor; pues comienzan a lanzar preguntas al aire. Parece tratarse de una especie de amnesia colectiva transitoria.

Voz de la mente de Wade Nº 2 escribió:
Wow, eso sonó como si no nos lo acabásemos de inventar
Voz de la mente de Wade Nº 1 escribió:
Nuestro léxico a mejorado considerablemente desde que adquirimos esos casetes de Como Aumentar Tu Vocabulario
Voz de la mente de Wade Nº 2 escribió:
¡BENDITOS ANUNCIOS DE TELETIENDA!

- ¿Os acordáis de las películas de regreso al futuro? Pues algo parecido pero con un melenas que hace "magia potajia"...Y sin coche

Aclarado el asunto, me encamino en dirección a los problemas; desenfundando mis armas de fuego, y con una amplia sonrisa de satisfacción bajo mi máscara.

_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dalae Darkle
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 863
Fecha de inscripción : 01/10/2014
Edad : 18
Localización : Midgard, por desgracia para vosotros.

Ficha de Personaje
Alias: Dalae.
Nombre real: Dalae Darkle.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   14th Junio 2017, 02:27

No merecía la pena discutir con una valkiria. Era algo que Dalae sabía de sobras, pero no había sabido contener su lengua. Y ahora, tenía a una mujer con una piedra por cerebro dándole un bello discurso que nadie había pedido. Era increíble la facilidad que tenían ciertas personas para hablar, hablar y hablar, sin decir nada que mereciera la pena oír. Y es que estaba diciendo de todo: No sólo hacía propaganda de las bondades de su forma de ver el mundo, sino que remarcaba lo impura que era la otra persona, y olvidaba dos hechos fundamentales que deberían haber sido obvios. Para empezar, Dalae no había abrazado el mal cuando era una niña, cuando un poco de comprensión le habría venido más que bien, en lugar de un hacha en la mano y órdenes de usarla. Además, ella no había tratado de juzgar a nadie. ¿Tan mal estaba comentar sutilmente la ironía de la situación? Era tan propio de los asgardianos el castigar tan desproporcionadamente cualquier cosa que no les gustara... Ni siquiera le sorprendía a esas alturas. Afortunadamente, el destino era más justo que ellos, y el propio orgullo de Brunilda se aseguró de acallar sus fanfarronadas. Tan pronto como la rubia saltó sobre Chaon, Dalae abrió un poco más los ojos... Y sonrió. Sabía que ella no aprendería ni aunque la hicieran pasar por aquello todos los días. No, era demasiado antigua, demasiado inflexible como para cambiar y descubrir que a veces hay que tragarse el orgullo. Pero eso no impidió que la aprendiz de Loki experimentara cierta satisfacción al verla romperse por dentro. Si hubiera pensado... No habría sucumbido a la locura de los berserker. Pero Brunilda tenía razón en una cosa: No todo el mundo estaba hecho de lo mismo. Y ella, como había quedado demostrado en ese momento, no había nacido para razonar más allá de la estrategia de un combate. Y ese había sido el resultado: Chaon se fué, no sin antes dejar a su agresora en un estado tan peligroso como lamentable.

Afortunadamente, Tynan se hizo cargo de la situación en seguida, evitando que la heroína del grupo los masacrara a todos. Y no sólo eso: Haciendo honor a su cargo, devolvió al grupo entero a su estado original. Loki creció, Zarathos volvió a su legítimo lugar, Deadpool evolucionó definitivamente, un caballo alado apareció... Y Raden murió de nuevo. No le dio tiempo ni a caer al suelo, ni siquiera llegó a sentir el dolor. Apenas unos instantes después de que la herida apareciera en su pecho, su carne ya se había podrido, y sus huesos se deshacían en polvo. Al final, tan sólo quedó de Raden una bruma gélida, que volvió al bastón en el que había pasado los últimos 45.000 años. Dalae se mordió el labio, evitando decir algo tan tonto como un "lo siento". En su lugar, sonrió de vuelta a su maestro, con algo de esfuerzo. -Bienvenido...-Musitó en voz baja, casi como si lo dijera para sí misma. Las mentiras a medias eran las mejores, era una de las cosas más importantes que había aprendido en todo el tiempo que llevaba con Loki.

Sin embargo, no todo el mundo se había recuperado por igual. Hellboy seguía ensimismado en sus propios pensamientos, a pesar de que la maldición había desaparecido. ¿Sería demasiado tarde para él? Fuera como fuera, los componentes de la Balanza que aún permanecían con ellos no podían hacer más que teleportarlos al otro lado del océano, y eso hicieron. A diferencia de las otras ocasiones en las que Dalae había usado el teletransporte, esa vez no notó la sensación de mareo que tan poco le gustaba. No había visto cómo todo se distorsionaba a su alrededor hasta transformarse en otro lugar. No, simplemente... Ahora estaban en otro lugar.

Y cómo no, Constantine tenía que inaugurar la escena. -Podría haber sido peor...-Aquello no significaba que estuviera del todo contenta, por supuesto. Pero los dioses eran criaturas impredecibles, y no habían salido del todo malparados. Seguían sin ser nada remotamente parecido a un equipo, pues supuesto, pero ahora eran un grupo de gente algo más poderosa y consciente de sí misma.

Eso sólo podía ser positivo, al menos para todos aquellos que no fueran Deadpool. Era más fácil controlar y soportar al mercenario cuando dejaba de poder hablar y disparar de vez en cuando. Finalmente, tanto Hellboy como el Ghost Rider volvieron en sí, y empezaron a hacer preguntas. Dalae no sabía quién era Ross, pero estaba claro que no estaba en el grupo. Lo más probable era que en esos momentos estuviera convertido en un neandertal, en el continente que acababan de abandonar. - Es una larga historia... Podemos hablarlo por el camino. Por cierto, ¿Dónde estamos? No debe de faltar mucho para alcanzar la ciudad...-Y, en realidad, no lo faltaba. Tan sólo tenían que escalar ese acantilado, y avanzar por la llanura que se extendía por encima... O también podían usar el camino en lugar de escalar, como estaba haciendo ese grupo de desconocidos que se acercaba a ellos. Apenas podían distinguirse sus figuras, por lo que era imposible distinguir si los habían visto, o qué intenciones tenían. Si eran atlantes, quizás merecía la pena interrogarlos, en busca de alguna pista para moverse por la ciudad. Pero Loki tenía otros planes mucho menos arriesgados... Al menos, para ellos. Dalae cerró la mano en torno a la de su maestro, notando cómo el velo de ilusiones los envolvía. Ahora, sólo tenían que esperar... Constantine y Deadpool se habían ofrecido para el puesto de cebo vivo, y el siguiente paso a dar dependía en gran medida de qué ocurriera con ese grupo de gente desconocida. Por si acaso, la asgardiana pidió mentalmente a Raden que se fijara en ellos, buscando cualquier traza mágica. Después de lo de las estatuas, Dalae no quería llevarse más sorpresas.

_________________
There is always hope, even in Hell:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1591
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   14th Junio 2017, 15:27

"Cuidado", advirtió Raden telepáticamente a su dueña, "noto un rastro de hechicería cercano y creo que procede de nuestros visitantes no deseados".

Pero ya era tarde, porque Constantine y Deadpool se dirigían directamente hacia ellos sin haber dado tiempo al resto del grupo a que se ocultaran, o siquiera que se recuperasen de sus recientes y abrumadoras experiencias en el caso de Hellboy, Brunilda y Blaze. Quizá se arrepintieron de lo impulsivo de su acción (o quizás no, especialmente en el caso del mercenario, quien no parecía tener miedo a la muerte) cuando, a medida que se fueron acercando y el sol dejó de darles directamente de frente, pudieron comprobar que los rasgos de los seres que se dirigían hacia ellos no eran precisamente humanos... al menos no del todo. Sus cuerpos eran definitivamente humanos, pero las cabezas... las cabezas eran de toda clase de bestias: leones, búhos, simios, tigres, panteras, hienas, cocodrilos, toros, buitres, ciervos, panteras, leopardos, osos, rinocerontes y hasta elefantes, al menos veinte o treinta de ellos, todo un esperpéntico circo que se dirigía directamente en su dirección.

En cuanto les vieron empezaron a aullar y a exhalar todo tipo de rugidos y sonidos bestiales, corriendo para acortar las distancias que les separaban mientras empuñaban ferozmente sus armas. En un abrir y cerrar de ojos estaban rodeados y amenazados por un cerco de primitivas lanzas. Algunos incluso les apuntaban con rudimentarios arcos y flechas. El único que parecía llevar un arma en condiciones era el hombre león que, al parecer, lideraba el grupo, el cual empuñaba una alabarda de buena manufactura. Todos vestían ropas de apariencia atlante, aunque la mayoría eran poco más que harapos.

- ¡Soltad vuestras armas! -les conminó una mujer con cabeza de hiena aguijoneando a Deadpool con la lanza-. ¡Levantad las manos!

Hablaba un idioma que resultaba desconocido para todos excepto para los tres asgardianos, pero por sus gestos quedaban claras sus intenciones. El hombre simio y el hombre rinoceronte acorralaron a Hellboy.

- Tenéis aspecto humano -les dijo el hombre león amenazándoles con la alabarda-. O, al menos, no involucionado. Por tanto sois de Atlantis, compinches de ese mago diabólico. Una vez fuimos hombres como vosotros; por vuestra culpa ahora somos bestias: vuestra muerte supondrá un parco consuelo a nuestra desgracia. ¿Tenéis algo que decir antes de que se haga justicia?

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1133
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   14th Junio 2017, 17:08

No era la primera vez que Hellboy se despertaba sin saber dónde estaba ni qué había pasado, y estaba convencido de que no sería la última. En más de uno de sus viajes había sido víctima de encantamientos y embrujos de seres diabólicos y tenebrosos capaces de engañar al alma y mandarla a lo más profundo del subconsciente, torturándola y haciendo que la persona reviviese pesadillas que les perseguían cada noche, realidades imposibles o sus mayores temores. Este caso, sin embargo, había sido distinto en cierto modo. No hubo tortura, ni dolor, ni horror, al menos no más allá del campo de muertos que había visto en su mente. El demonio casi habría podido asegurar de que aquello se había tratado de una visión, un posible futuro, lo que le esperaba al mundo si no se daban prisa o si no hacían algo con lo de Arión o lo que estaba investigando desde hacía algún tiempo con todo el tema de los jinetes del Apocalipsis. Estaba muy cerca de saber la verdad, o eso creía. De algún modo esperaba que Muerte le respondiese a todas las dudas que le llevaban asaltando desde hacía un año, tal y como le había dicho su padre entre delirios y sueños.

Por eso, cuando volvió en sí, a pesar de que la única en responderle fue Dalae y le dijo que se lo contaría por el camino, pudo reaccionar a tiempo al ver a todos los seres que se acercaban a lo lejos.

- Esto no pinta nada bien...-

Se miró ambas manos y vio que habían cambiado. Volvía a tener su aspecto normal. Sus cuernos estaban perfectamente limados y no había un denso vapor rojo que salía de su boca. ¿Había terminado aquel extraño embrujo? Se llevó la mano izquierda a la cintura. Bingo. Su enorme pistola estaba allí, en perfecto estado. La desenfundó y apuntó al grupo que se acercaba a ellos a toda prisa. Pero desgraciadamente Constantine y Deadpool habían sido menos precavidos. En un abrir y cerrar de ojos aquellas extrañas criaturas les habían rodeado sin que pudiesen hacer nada. El demonio no dejaba de apuntarles y sabía de sobra que a esa distancia no fallaría, pero el precio era demasiado elevado. Estaban nerviosos y les apuntaban con toda clase de armas como lanzas, flechas y espadas. Podría acabar con cuatro o cinco antes de que todos se le echasen encima y le atravesasen con cien lanzas. El demonio era resistente, pero tampoco le hacía especial ilusión convertirse en un colador. Aquellas criaturas tenían apariencia humana salvo por sus cabezas. Todas eran de animales. Les hacían gestos para que soltasen las armas, o ese fue el mensaje que el demonio captó. Hablaban en un extraño idioma. Sus frases eran ininteligibles excepto por algunas palabras sueltas. Era algo muy antiguo, que recordaba haber escuchado en antiguos embrujos o rituales. "Manos" y "armas" fueron algunas de las palabras que entendió. Fue rodeado por dos soldados, uno con cara de mono y el otro con cara de rinoceronte. No parecían andarse con tonterías, de modo que, no sin un refunfuñe, guardó su pistola y levantó ambas manos.

- Bajad las armas. No creo que estemos en condiciones de pelear...- Y entonces se dio cuenta. ¿Dónde estaba Dalae? ¿Y el hombre de verde? No estaba seguro de si había sido una alucinación suya ese tío, pero de lo que no tenía duda alguna era de que la muchacha había estado entre ellos apenas unos segundos antes. Lo sabía porque le había contestado, y ahora se había esfumado. ¿Cómo? Ni idea, pero no estaba allí, eso estaba más que claro. Los soldados siguieron lanzando gritos al aire y entonces uno de ellos con cabeza de león se dirigió al grupo. Hellboy no entendió nada, salvo la palabra "humano", o algo que se parecía a "humano". Entrecerró los ojos, mirando al grupo. Brunilda era fuerte, lo mismo que Blaze. Tal vez entre los tres podrían enfrentarse a todos esos soldados y salir de allí. ¿Merecía la pena? De momento se limitó a quedarse quieto mientras pensaba en posibles maneras de librarse de aquello o de escapar. No sabía a dónde les llevarían. No les habían matado de momento, de manera que les querían con vida. El por qué era una incógnita. Ni siquiera sabía quiénes eran esos tíos. Ahora sus pensamientos se centraban en el atlante y en llegar hasta él lo antes posible.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   17th Junio 2017, 00:30

¿Alguien ha ido alguna vez a un Walmart? ¿Quién no ha ido alguna vez a un Walmart? Esos grandes almacenes donde puedes encontrar de todo a buen precio, con esos grandes pasillos y esos trabajadores tan amables que te indican dónde encontrar lo que buscas y que te lo bajan si no llegas... Un gran lugar para ir a por utensilios que te faltan a última hora para una pequeña obra en tu casa, o quieres hacer alguna suerte de montaje sorpresa para alguien y de nuevo, te has pillado los dedos con el tiempo... Tienen un gran catálogo pero alguien debería añadir algo más, algo indispensable para la vida moderna y que ayudaría a más de uno.

Un Pepito Grillo.

Un diminuto amiguito que lo puedes llevar en el hombro y que se activa cuando la voz de la razón de tu cabeza decide que es buen momento para beberse un barril entero de "a la mierda todo" y se toma unos días de "dormir y a tomar por culo". Y si alguna vez lo ponen a la venta por dios, que alguien le regale uno a John para que al menos alargue un poco más su esperanza de vida.

Cuando John se rebotaba, cuando coge un cabreo monumental de haberle tocado tanto los huevos que ni puede sentirlos bajo sus pantalones... En esos momentos que todo le sabe a grasa y la sien le taladra la conciencia... Es en esos momentos cuando el Constantine suicida decide hacer lo que una persona cuerda le recomendaría que no hiciera. Una conducta pretenciosa, infantil, caprichosa y que le ha valido para meterse en la mitad de los líos en su vida. Una tendencia que le ha marcado una reputación y que él mismo ha seguido alimentando de forma consciente: el rebelde sin causa que ha sobrevivido hasta el momento de manera inexplicable.
Aquí se abría otro capítulo dentro de la vida de John Constantine: "capítulo número tantos: si el peligro no viene a ti..."

En un abrir y cerrar de ojos tanto John como Deadpool - el cual por algún extraño motivo había decidido seguir a John hacia la zona roja - fueron rodeados por personas que poco y a la vez mucho tenían que ver con el Nilo y sus dioses egipcios. Aquello parecía una obra de Broadway representando una nueva versión de la historia de Moisés sólo que añadiendo un apunte de peligrosidad con afiladas lanzas.
Rojo apuntó que debían tirar las armas. La obviedad era palpable. Tanto que pesaba sobre la conciencia de John: "un día de éstos John, un día empezarás a usar la cabeza como es debido." Levantó las manos con la lentitud y la sutileza del desprecio y el cabreo, chupando todo lo que pudo el cigarrillo y lo escupió al suelo, echando una nube de humo hacia el cara-animal que tenía más cerca.

- Cuidado con eso, que mata - le espetó el mago.

Estaban jodidos. Bastante jodidos. Pero John seguía teniendo una reputación que mantener, incluso en aquel lugar del tiempo donde nadie le iba a recordar.

_________________
"La magia es engañar al universo y hacerle creer una mentira increíblemente escandalosa"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   17th Junio 2017, 15:48

Algo estaba pasando el blanco rocín podía notarlo desde la punta de su cola hasta el final de su hocico. Aquel inteligente animal sabía muy bien cuando una situación iba a ponerse tensa. No es como si antes no lo estuviera ya. El caballo tenía un lazo psíquico con su jinete. Una relación estrecha por la cual percibía con total claridad el estado de Brunilda. Notaba su frustración, su sobresalto y sus esfuerzos por controlar los impulsos de dejarse vencer por las emociones negativas y peligrosas que los recuerdos habían despertado. La guerrera era fuerte, él lo sabía. Había pasado por múltiples adversidades a lo largo de  su existencia vital. Siempre había salido más o menos victoriosa. El blanco animal tenía fe ciega en que su compañera se repondría como lo hacía siempre. También podía sentir como su presencia la reconfortaba. No era la mejor de las situaciones todo en aquella situación generaba a la rubia una gran desconfianza. Pero ahora al menos lo tenía a él. Aragorn no era una simple mascota, era mucho más: un compañero, un aliado y un amigo. Alguien en el que contar y confiar en cualquier tipo de enrevesadas y descabelladas aventuras como en la que estaban enzarzados. El “pegaso” recogió sus alas y sacó a Brunilda de ese improvisado cobijo cuando notó que ella se encontraba más reconfortaba. Su chica se recomponía rápido y eso le alegraba enormemente. Cada golpe y cada fractura la hacían siempre más inquebrantable. Fue este espíritu resiliente lo que la hizo merecedora de su puesto como líder de las valquirias.  La rubia asgardiana no pudo contestar a las preguntas que realizaron los integrantes del grupo porque estuvo un rato amparada por el abrazo de Aragorn y no fue consciente de ellas.

Sin que pudiera darse cuenta habían sido rodeados por unas singulares criaturas medio humano medio bestia. Ni a Aragorn ni a Brunilda le extrañaron estos seres sabían que millones de razas con diversas apariencias poblaban el universo. No obstante se presentaban con rudimentarias armas y tenían una actitud hostil. Esos hechos hicieron que ambos adquirieran una postura de defensiva.

Aragorn emitió un potente relincho. Se alzó y se irguió quedando sobre sus dos patas traseras. Desplegando sus grandiosas alas, dejando en claro no era una montura cualquiera. Nacido en Midgard pero mejorado por su anterior dueño Caballero Negro, el caballo alado que parecía un pegaso estaba muy preparado para presentar batalla tanto a las órdenes de su jinete como por cuenta propia. Al.igual que su ama, el caballo de batalla no se amedrentaba ante nada ni ante nadie.

La cara de la valiente valquiria era un poema. En un principio no podía creerse lo que aquella criatura mitad animal y mitad humana la estaba diciendo. Ella, una guerrera y diosa nórdica llena de honor y de inmensas virtudes, comparada con los despreciables atlantes liderados por el nada confiable Namor? ¿Cómo se atrevían a difamarla tanto? Podía entender que pensasen de los otros componentes del grupo que eran de esa ignominiosa raza, pero ella no. En ella se perfilaban claramente las dos únicas emociones que debaja que se apoderaran de ella: la rabia y el asco. Un poderoso rugido salió de sus entrañas como un poderoso grito de guerra.

-Nunca me había sentido tan insultada. ¿Cómo osáis compararme a mí con esa vil y traicionera raza? Voy a aniquilar a cada uno de vosotros por perpetrar tal ultraje. - Respondió en el mismo idioma de aquellas criaturas que les rodeaban. Su tono era duro y furioso. Aragorn emitió un bufido ligero como diciendole que si eran unos putos idiotas pero que quizá no merecían morir de momento. Sin más dilación sacó a su fiel Colmillo de Dragón y con una rapidez y habilidad propias de su raza cortó por la mitad algunas de las lanzas de los antropomorfos.

_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"



Última edición por Brunilda el 17th Junio 2017, 19:58, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1591
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   17th Junio 2017, 17:52

Out: inserto un breve interludio con la reacción del hombre león al ataque de Brunilda. No es preciso que volváis a contestar los que lo habéis hecho ya.


- No eres atlanteana, o eso afirmas a pesar del caballo alado que te acompaña; no me importa -el hombre león apuntó la alabarda hacia la valquiria-: Acuso a todos los hombres por la maldad del ser humano. Y si tantas ganas tienes de batirte, está hecho: tú y yo, una lucha hasta que uno de los dos muera, y si soy yo el que cae, ¡sea! Lo he deseado un centenar de veces desde que ese mago me ató a su máquina de tortura mágica y me transformó en ésta cosa. ¿Qué dices, mujer? Tú y yo. Si me matas, tus compañeros podrán continuar libres.

Loki, que presenciaba invisible todo el espectáculo junto a su discípula, pudo darse cuenta de una cosa analizando las furiosas palabras y el comportamiento del hombre león, y era que lo que fuere que había alterado su cuerpo había también transformado su mente. Brunilda le había dicho que no eran atlantes, y debería saltar a la vista que Hellboy al menos no lo era, pero a la criatura le daba igual, invadida por una especie de furia homicida totalmente irracional, como si estuviera poseído por el salvaje espíritu de la bestia de la que había adoptado el aspecto. Parecía tan incontrolable como ingobernable, incapaz de atender a razones, y desde luego la actitud beligerante de la valquiria no estaba ayudando en absoluto...

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dalae Darkle
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 863
Fecha de inscripción : 01/10/2014
Edad : 18
Localización : Midgard, por desgracia para vosotros.

Ficha de Personaje
Alias: Dalae.
Nombre real: Dalae Darkle.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   18th Junio 2017, 23:37

Una vez más, la advertencia de Raden llegó demasiado tarde. Dalae ya no sabía ni por qué le preguntaba: Para cuando obtuvo su respuesta, la horda de seres ya había rodeado al grupo, apuntando a cada uno de sus miembros con lanzas y flechas. A cada uno... Salvo a la propia hechicera y Loki, que se habían escabullido del problema antes de que sucediera. Como era de esperar, la táctica de Constantine no dio resultado alguno, más allá de dejarlo más cerca de los animales que pretendían matarlos a todos. Al menos, no había hecho la estupidez de enfadarlos aún más… Aunque no por falta de ganas, precisamente. Hellboy no estaba dispuesto a meterse en más problemas, al menos no antes de descubrir qué había pasado durante su ausencia. Quizás el grupo pudiera resolver la situación limpiamente, por una vez... A pesar de que probablemente Brunilda fuera la única que los entendía, siempre podían llegar a entenderse. Seguramente serían criaturas mágicas, habitantes de esa zona. No parecía una mala idea convencerlos para que los guiaran hasta la ciudad de Atlantis. -... compinches de ese mago diabólico. Una vez fuimos hombres como vosotros; por vuestra culpa ahora somos bestias: Vuestra muerte supondrá un parco consuelo a nuestra desgracia. ¿Tenéis algo que decir antes de que se haga justicia?-Aquello hizo que el tren de pensamiento de Dalae descarrilara y se cayera por el borde del puente. Loki pudo notar cómo la mano de su aprendiz se enfriaba rápidamente, y cómo sus ojos azules se movían con rapidez por los rostros de las criaturas. Dalae se mordió el labio, buscando en ellos algún rastro de su humanidad perdida, algo que le permitiera creer que el mago no había sido tan cruel. ¿En eso se había convertido Arión? Alguien capaz de deformar la naturaleza de las personas a las que antaño había protegido, convirtiéndolas en monstruos llenos de odio... Era mucho peor que simplemente vencer a sus enemigos, una idea que todos los asgardianos veían como natural y lógica. Era arrasar sus cuerpos y sus mentes. ¿Tanto había cambiado? El Arión que ella recordaba nunca lo habría permitido… Al menos, no antes de que la maldición cayera sobre él. Sin embargo, aquellos hombres-bestia no parecían mentir, y era evidente que su estado se debía a una magia tan poderosa como la de la maldición que había retenido a Hellboy durante buena parte del viaje. Era una situación muy delicada, los hombres-bestia tenían motivos de sobra para estar enfadados con ellos, y un conflicto sólo les haría perder más tiempo y energías.

Hubiera sido fantástico que alguien del grupo hubiera usado la cabeza.-Voy a aniquilar a cada uno de vosotros por perpetrar tal ultraje.-Desafortunadamente, esa hipotética persona inteligente, rápida a la hora de intervenir, pacifista y visible no se hallaba entre los presentes. En su lugar, tenían una valkiria irritable y con serias dificultades para pensar fríamente. El león que parecía dirigir a todos los demás parecía igual de agresivo que ella, así que pronto se pusieron de acuerdo en matarse mutuamente. ”-Una máquina de tortura mágica...”-Raden suspiró como única respuesta a ese pensamiento. Alguna vez, hacía mucho tiempo, las había visto. No era uno de sus recuerdos favoritos, ni de lejos. El lobo blanco tenía un gran respeto por la magia y todo lo que representaba, y usarla para torturar tan vilmente a seres con conciencia… Le parecía una perversión imposible de olvidar. Por una vez, la opinión del espíritu y su portadora coincidía en cierta medida, aunque esta última tenía intención de perdonarle pese a todo: Lo que más le preocupaba, de hecho, era si Arión sería capaz de encontrar suficiente bondad dentro de sí para disculparla a ella.

Sin embargo, en ese momento tenían preocupaciones más apremiantes entre manos. La aprendiz de Loki sabía perfectamente que ese duelo podía acabar muy mal, y quería asegurarse de averiguar lo máximo posible sobre lo que ocurría en ese momento tras las murallas de Atlantis. Perdida la posibilidad de que los hombres-bestia los ayudaran voluntariamente, tan sólo restaba aprovecharse de que tanto ella como Loki (o, en otras palabras, los únicos que parecían conscientes de lo que sería mejor para el grupo) seguían siendo invisibles. Dalae se tomó su tiempo para observar mejor al grupo de criaturas, con la calma de quien sabe que está a salvo de todas esas puntas de lanza. Eran muchos, aunque no demasiados para sus compañeros de equipo más violentos. Aquello era una batalla campal a punto de suceder, y no podía confiar en que quedara algún superviviente del bando contrario para preguntarle qué había pasado exactamente. Así que finalmente decidió, y dio un pequeño tirón a la mano de Loki para que la escuchara. ”-Podríamos empezar por conseguir un poco de información… Antes de que los demás maten a todos los que pueden saber algo de Arión.”-Acto seguido, hizo un gesto hacia un hombre con cabeza de búho que se encontraba algo más alejado, apuntando con su arco a los supuestos atlantes. Su aguda vista hacía de él un excelente arquero, desde luego, pero tenía un pequeño problema: No servía de nada si los asgardianos que se le acercaban por detrás eran invisibles.

Dalae procuró ser rápida. Mientras su maestro extendía el conjuro para que también cubriera a su nuevo “amigo”, ella lo atrapó usando su magia de hielo. Antes de que el híbrido pudiera decir este pico es mío, lo tenía cubierto de hielo, al igual que el resto de su cuerpo. Con un poco de suerte, el resto estaría demasiado ocupado viendo la pelea como para darse cuenta de que les faltaba un compañero...

_________________
There is always hope, even in Hell:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   22nd Junio 2017, 11:59

Loki ya les había hecho un favor advirtiendoles que se apartaran del camino, que se escondieran hasta conocer la identidad de los individuos que bajaban la colina. Pero nadie le hizo caso, él y su aprendiz fueron los únicos que reaccionaron a tiempo y evitaron el conflicto directo. Rápidamente, el otro grupo fue rodeado por unos hombres con cabezas de bestias que les apuntaban con sus lanzas y sus flechas de forma amenazadora.

El Asgardiano analizó atentamente dichos individuos desde su escondite. En su larga vida como dios nórdico se había topado con una innumerable variedad de monstruos, incluso se acordó de los presuntuosos dioses egipcios y sus cabezas de animales… pero aquello era distinto, aquello le pareció una completa aberración. El cuerpo era indudablemente el de un hombre o mujer, pero la cabeza había sido reemplazada por las de animales fieros y agresivos. Sus propias mentes eran incapaces de lidiar con semejante sufrimiento. Los agresores presentaban una rabia infinita y un profundo odio hacia su creador, el Atlante Arión, y sólo pensaban en saciar su dolor con lo primero que tuvieran a mano, en este caso, el grupo que había venido a restaurar el tiempo.

¿Qué mente retorcida era capaz de hacer semejante barbaridad? Era curioso que él pensara algo así, puesto que el verdadero dios de las mentiras le hubiera parecido muy divertido y hubiera empezado a reírse a carcajadas. A Loki le encantaba provocar el caos mediante ilusiones y maldiciones mágicas, había arruinado innumerables vidas con maldiciones y asesinatos peores que las fechorías de Arión. Pero la presencia del pequeño Loki todavía estaba presente en su interior, y su estómago se removió tras observar a las repugnantes criaturas.

¿Cuándo había empezado a albergar ese tipo de pensamientos? ¿Desde cuando le importaban la vida de los demás mortales? Loki esbozó una ligera y cínica sonrisa y se la dedicó a sí mismo. Creía que esa faceta de héroe suya había muerto en su adolescencia tras descubrir en lo que se convertiría en un futuro.

Miró a Dalae segundos antes de que ella le diera el tirón. Loki parecía enfrascado en sus propios pensamientos, pero después asintió con la cabeza como respuesta. La hechicera tenía buenas ideas, no en vano era la mejor de sus aprendices.

- El rehén será nuestro as en la manga si todo lo demás sale mal… - habló el dios de las mentiras mediante su vínculo telepático con Dalae. Después analizó la situación y casi se lleva las manos a la cabeza cuando se dio cuenta de que la poca diplomacia del grupo se había quedado invisible.

Para no revelar su posición, el asgardiano decidió seguir actuando en las sombras, y lanzó un hechizo que calmara a todos los presentes, con la intención de que no entraran en una batalla campal allí mismo. No sólo disminuirían las fuerzas de sus aliados, sino que Arión podría darse cuenta de que estaban cerca de la ciudadela y arruinarían así el factor sorpresa. Además, si intentaban convencer a las hombres con cabezas de animal, podrían persuadirlos para que hicieran de cebo mientras ellos trataban de liberar a Ahri’Ahn de su maldición.

Tras lanzar el hechizo, Loki clavó sus ojos en la nuca de la rubia, y habló directamente a la mente de Brunilda.

- No te dejes llevar por sus provocaciones. Debes intentar razonar con ellos y explicarles que hemos venido a salvarles del mago Atlante. Arión está bajo la influencia demoníaca, si ellos nos ayudan a luchar contra él diles que podemos revertir su estado y devolverles a la normalidad.  

Era muy probable que aquello último fuera un farol del dios de las mentiras, pero sería motivo suficiente para que los engendros lucharan en su mismo bando. Los hombres más desesperados eran capaces de seguir luchando por conseguir una pequeña brizna de esperanza.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   23rd Junio 2017, 04:01

“Es una larga historia”. Pocas frases odio más que esa ¿Por qué? Por qué es básicamente la forma resumida que tiene la gente de decirte “ahora mismo no tengo paciencia ni tiempo para explicarte esto así que no me rompas las pelotas. Solo dedícate a caminar a ciegas y trata de morir por no tener ni idea de que a nos enfrentamos”. Bueno, tal vez no tanto como eso, pero definitivamente iba por esos rumbos. Estábamos todos ahí quietecitos, y aparentemente dos miembros del grupo (yo incluido, obvio) no teníamos ni puta idea de que pasaba ¿Tanto costaba comunicarnos el mensaje? Aparentemente sí. Bueno, eso, o las prisas eran muchas y el tiempo se nos acababa así que no podíamos darnos el lujo de gastar preciosos segundos en algo tan estúpido como para explicarle a los pobres diablos que acaban de “Despertarse” que es lo que estamos haciendo. De una u otra forma no le preste demasiada atención. Más que nada teniendo en cuenta otras cosas más importantes que la requerían. La primera de ellas era hermosa hechicera nórdica que me había respondido; la segundo su no menos sensual compañera de cabellos rubios que, estaba casi seguro, compartía origen étnico con ella. En lo referente a aspecto físico, me sentía más inclinado hacia el cuerpo más delgado, pero no por eso desproporcionado o carente de carne, de la hechicera. No es que no me gustaran las mujeres musculosas, sino más bien lo contrario, pero la hechicera tenía un aire de elegancia que me era casi imposible resistir. Desde luego que si me guiase solo por la pureza del alma, la rubia ganaba por goleada. Bueno, no por goleada, en realidad tenía bastante mugre encima, pero definitivamente estaba mejor parada que la hechicera en ese departamento. Zarathos hubiese preferido que las matara a las dos y me jodiese, pero por eso es que no le estaba preguntando; aunque llevaba bastante tiempo callado en realidad así que dudo que me hubiese respondido aun de haberle preguntado. De momento estaba demasiado ocupado observando disimuladamente a la hechicera, particularmente la zona por debajo de la cadera…

Interrupciones. Siempre hay interrupciones. Estaba demasiado ocupado tratando de sumar dos y dos para ver que mierdas estaba pasando (y chequeando a la hechicera, tampoco voy a mentirme) como para prestar mucha atención a mi alrededor. Almas, bastantes de ellas, acercándose en nuestra dirección. Cuando me di cuenta ya estaban tan cerca que podía distinguir las facciones de sus cuerpos. Y como no distinguirlas, en verdad, si parecían fugados de un zoológico. Todos tenían rasgos de animales. Ese de allí tenía un cuello de jirafa, otro por allá con colmillos de elefante, el de acullá parecía jabalí (pobrecito, la lotería genética le pego feo) y estaba seguro de que el líder era el que tenía la melena de león. Estaban armados todos con arcos y flechas, salvo el líder que tenía un arma rara similar a una lanza. Nada que me preocupase mucho a decir verdad, salvo que estuviesen forjadas en el Cielo, lo cual dudaba mucho. Otro rasgo a destacar eran sus ropas. No era el típico harapo de pordiosero, aunque definitivamente habían visto días mejores. Definitivamente no algo que manufactura una tribu de salvajes o primitivos. Entonces se pusieron a aullar, gritar, maullar, rugir o lo que mierda fuera que hagan los jabalíes, y se tiraron de cabeza corriendo contra el grupo. Algo andaba mal. No podía percibir maldad en sus almas. Pecado sí, pero no necesariamente maldad. No eran criaturas malvadas o demonios. Debían ser locales de la zona que protegían su territorio. De una u otra forma, no iba a usar mi Fuego Infernal contra ellos; eso me lo reservo para los demonios y malvados, esos solo eran gente territorial. Imbéciles en el peor de los casos, pero no gente mala.

Luego empezaron a hablar…creo. Ósea, definitivamente era un dialecto, pero ni puta idea cual era. Sonaba bastante potente y serio, quizás algo antiguo, o tal vez de alguno de esos países de tradición asiática tercermundista que nadie hablaba salvo los catedráticos y los locales. Al menos hablaban el lenguaje universal de las intenciones hostiles: no fue muy difícil adivinar que tenían planeado hacer, más que nada teniendo en cuenta como algunos de sus miembros más grandotes se movieron para cerrar a Hellboy y una especie de hiena amenazo a Deadpool con una lanza.  Rojo intento calmar las cosas; bien, al menos uno que pensaba con la cabeza y no los puños. Hubiese deseado seguirle tranquilamente, pero la vikinga del caballo alado salto a la acción antes de mediar palabra y corto varias de las armas de los hombres bestia con su espada. Puntos en favor de la hechicera, no me gustan mucho las que tienen tan mal temperamento. Loki y Dalae habían desaparecido de la vista. Énfasis en la vista, porque aun sabía dónde estaban. Por más hechizos de invisibilidad que tiraran, no ocultaban sus almas, y como Ghost Rider, puedo sentirlas todas. En especial las de los malhechores como el querido Dios de las Mentiras allí presente. Aparentemente no nos habían dicho nada lindo, y eso desato su temperamento. El jefe león le contesto algo, pero tampoco supe identificar que era.

Las cosas estaban cada vez más peliagudas. No quería pelear, no contra ellos al menos. – ¿Alguien que sepa hablar el idioma puede hacer de diplomático? Tu no rubia. Sin ofender, pero en esto de la diplomacia das asco.- Estaba medio desesperado por encontrarle la vuelta pacifica a todo el asunto. Mire de reojo a todos los presentes lo más rápido que pude, incluidas a las personas invisibles del grupo, aunque a estos dos de forma completamente disimulada, que si seguían invisibles por algo seria y no quería cagarles el plan. Estaba abierto a sugerencias que no me implicaran quemando a nadie, pero estaba preparado para transformarme en cosa de un parpadeo si todo acababa para el culo. En mi forma humana, aun corría peligro, pero si me convertía en el Espíritu de la Venganza enfrente de todos, obviamente lo interpretarían como una intención hostil y atacarían. Un pequeño Milagro de vez en cuando me caería de puta madre, solo para que sepas Dios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   23rd Junio 2017, 17:13

Off: pongo la interacción de Aragorn separada de la de Brunilda para que no pueda resultar liosa. Es que es un "caballo" singular, es bastante activo y no se quedaría parado de brazos viendo suceder las cosas



Por el fantasma de Hela, las cosas que tenía que escuchar de midgarianos, asgardianos y humanoides. El era estadounidense.  Nacido y criado en el castillo de Garrett, que fue traído piedra a piedra a las costas americanas desde la lejana Escocia. “ Aragorn el fiel rocín blanco soltó un bufido.

El animal prestó mucha atención al desafío y a las palabras pronunciadas por el hombre con cabeza de león. Pensó que aquellos seres teriomorfos no parecían ser sus enemigos sino más bien unas víctimas. Unos inocentes que habían sufrido a manos de un villano. Los débiles nunca eran sus enemigos sino  que eran a quienes había jurado proteger. Sin embargo, parecía que las circunstancias estaban fomentando que surgiera una división entre los dos grupos que indudablemente tenían el mismo objetivo.

Un momento … Brunilda tiene todo el semblante decidido a aceptar el desafío. Que raza difícil la asgardian. Gracias a todos los cielos que yo nací en la tierra.

Aragorn se movió situándose en medio de la asgardiana y el teriomorfo que la había retado a duelo. El caballo coceó el suelo y negó con la cabeza mostrando claramente su negativa a que la bella valquiria aceptase aquel loco reto. El caballo abrió su hocico he intentó probar si la parte animal de aquellas personas podía captar su lenguaje de rocín. Intentaba transmitirles mediante pequeños relinchos y sonidos similares que ellos ni eran atlantes ni eran enemigos. Que intentaban solucionar el embrollo en el que estaban metidos. El corcel acababa de llegar a escena pero sabía que estaba pasando algo muy turbio. Tenía muy desarrollada su intuición animal, además su jinete era muy fácil de leer y más si estás conectado con ella como lo estaba él.

Llevaba mucho con los asgardianos y los conocía como a las herraduras de sus pezuñas. Sabía que eran tercos y cuando se obscecaban con algo costaba mucho sacarlos de su errar. Además, la rubia estaba alterada y aunque se quisiera hacer la fuerte, la valiente y la temeraria algo que la había acontecido la estaba pasando factura. También se sumaba al estado de exaltación de la valquiria el rencor y aversión que tenía a la raza atlante. Sin embargo, el inteligente corcel sabía que si el odio nos vuelve la peor versión de nosotros mismos, el amor nos equilibra y nos vuelve mejores.  el amor conquista el miedo y el amor conquista el odio. Ese amor que tú eliges nos da fuerza y ​​esa fuerza nos da poder. Si Brunilda estaba tan cerrada por Namor, ese atlante al que nunca perdonaría, tan sólo tenía que pensar en una persona atlante a la que su ama tuviera un ingente cariño. Tenía en su cabeza a la atlante adecuada. El caballo con nombre de un personaje del Señor de los Anillos, pensó fuertemente en un mujer rubia, de cabello sedoso y largo, de ojos grandes y azules como el  océano. La piel tan blanca y terca que parecía de porcela. Por todo el cuerpo de la joven se perfilaban gotas de agua que la envolvía como si fueran parte de su ser. Usó el enlace psíquico que tenía con su jinete para transmitir aquella imagen y hacerle pensar en esa persona. También notó cuando intentaba hacerla llegar esa imagen, que Loki se puso en contacto con su asgardiana. Entornó los ojos eso no era nada bueno. Un relincho salió de los pulmones como indicando a la valquiria que no hiciera caso de nada de lo que Loki la dijera.

Asintió con la cabeza a lo dicho por Blaze. La asgardiana tenía muchas virtudes pero la carisma, la diplomacia y unificar ejércitos no eran materias en las que despuntara. Donde estaría Thor, él si era bueno unificando personas para lograr proyectos comunes. Movió una de sus patas señalando a Jhonny para hacer notar a la valquiria que ese hombre tenía razón en parte. El rocín miró a Hellboy y a Jhon Constantine. Esos individuos no parecían malos tipos. No se estaban enterando de nada y  quizá alguno de ellos supiera ser más carismático que su querida ama. Porque no se podía esperar ayuda alguna de Loki, oculto como un cobarde. En fin … que malo es conocerse.

Traduce, querida que siempre has sido muy parca en palabras.


_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1591
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   4th Julio 2017, 23:59

Hay veces en las que, contra todo pronóstico, la suerte te sonríe, y aquella pareció ser una de esas veces porque ni Deadpool ni Arturo iniciaron ningún movimiento estúpido o potencialmente suicida cuando se vieron rodeados por sus enemigos y Constantine pareció decidir que no tenía ganas de comprobar cuántas vidas le quedaban y alzó las manos al cielo obedeciendo a sus captores.

Pero la suerte es una perra caprichosa y, como decidiendo que no todo tenía que salir bien, avivó las llamas de la indignación de Brunilda incitándola a reclamar su necesidad de resarcimiento a través de la sangre de sus injuriadores, los cuales, dicho sea de paso, parecían bastante proclives a satisfacer dicha demanda.

Anticipando la tragedia que podía casi palparse en el aire, a la luz de sus recientes lides rebozadas en sangre, Dalae decidió asegurarse de que al menos uno de los hombres animal escapaba a la temible ira de la valquiria para disponer de un superviviente al que interrogar y, con la ayuda de Loki, secuestró a uno de los que se encontraban más apartados, un hombre con cabeza de búho que, haciendo gala de su célebre vista nocturna, se había situado más lejos, sobre la pendiente de bajada de la colina, para disponer de un buen ángulo de tiro. Estaba lo suficientemente apartado, y el ambiente estaba lo suficientemente crispado, como para que nadie notara su brusca desaparición.

No obstante Loki tenía sus planes, y que su grupo y el de los fugitivos atlantes se exterminaran entre sí no entraba en ellos, así que se concentró en tocar las mentes de todos los allí presentes para imbuirles con una relajante sensación de paz y calma. Parecía que el milagro que había pedido Johnny Blaze se sucedería, después de todo...

Y, entonces, la intervención del caballo blanco les sorprendió a todos, especialmente a los atlantes. Según los viejos libros de historia, en el pasado, cuando la Atlántida estaba en la cima de su gloria, había habido criaturas mágicas de todo tipo en aquél continente a causa de la confluencia de magia salvaje que había golpeado las tierras. Era habitual ver unicornios y pegasos sirviendo como montura, pero no tenían constancia de que ninguno de ellos hubiese sido jamás inteligente, no más de lo que lo habría sido un caballo normal. Sin embargo, aquél pegaso se movía y actuaba como si estuviese entendiendo lo que sucedía y quisiese transmitir un mensaje interponiéndose entre su señora y los supuestos enemigos e incluso señalando a algunos de los que estaban allí. Aquello, junto con el efecto del hechizo de Loki, terminó de convencer a los hombres bestia de que ellos no eran los enemigos. El hombre león hizo un gesto y los que apuntaban a los miembros del grupo bajaron las armas.

- Está bien... siento en mi corazón que no sois como el mago loco que hemos dejado en la ciudad de la Puerta Dorada. Mi nombre es Rodunn, y otrora fui el Capitán de la Guardia Real de Atlantis... antes de que Arión asesinara a nuestro rey, Arthur. ¿Quiénes sois vosotros y por qué tomáis el camino que lleva a la ciudad? Creíamos que Arión había hecho involucionar a todos los que no eran atlantes...

En ésta ocasión, todos pudieron entender sus palabras. Como capitán de la guardia de Arthur había tenido que comunicarse en ocasiones con sus compañeros de la Liga de la Justicia y para ello había tenido que aprender inglés. Antes, la ira y la rabia animal nublaban su juicio, y además había creído que aquellas personas eran atlantes amigos de Arión, pero ahora el hechizo de Loki le ayudaba a pensar con claridad y había reconocido el idioma que hablaban Constantine, Hellboy y Blaze.

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   5th Julio 2017, 17:35

-Aragorn …- dijo Brunilda con un tono de voz algo quejicoso cuando el caballo alado se puso en medio de ella y su adversario. Era un tono entre el reproche y la incredulidad. Ella era su dueña y la persona más digna de los presentes por qué la estaba recriminando y metiéndose en sus duelos. El corcel era su aliado no podía ponerse de parte de aquellos maleantes. La imagen mental de Namorita le llegó. Aquella joven valiente y hermosa que también era atlante. ¿Cómo dos miembros de la misma familia podían ser tan diferentes? La joven no se parecía nada a su arrogante y pretencioso pariente, Namor. Pensar en esa mujer, que fue una amiga, una aliada y una confidente le hacía recuperar sentimientos más cálidos y puros que el odio exacerbado.

La diosa guerrera puso cara de entre asco e incomprensión cuando Loki la habló mentalmente. En primer lugar, si se pensaba que le iba a hacer caso estaba siendo muy ingenuo. A veces ni tenía en cuenta la opinión de Odin, que supuestamente era a quien debía fidelidad. Porque ella servía a alguien mucho más antiguo. En segundo lugar, ¿Quién era el tal  Arion? La rubia no tenía ni pajolera idea de que pintaba esa persona en toda este tinglado. Estaba muy claro que ella no tenía la información necesaria para entender toda esa aventura.

-Lo sé, ya sé, que es un cobarde y un traicionero. Ni soy Balder ni soy Thor para creerle cada vez que me dice algo ni hacer caso de sus consejos. No hace falta que me lo recuerdes, le conozco mucho antes que tú, desde nuestra primera vida y eso ya fue hace unas cuantas vidas atrás.- Le dijo claramente a Aragorn cuando sintió por el enlace psíquico y el relincho la disconformidad del “pegaso” ante los mensajes mentales de Loki.

Un poco más serena por las intervenciones de su fiel amigo Aragorn y de la oveja negra en la familia real asgardiana, pudo comprender que quien buscaba la muerte en un combate singular, basado en las normas del honor y la caballería, no podía tener unos ideales ni unos objetivos muy diferentes a los de ella. Pensando en lo que había dicho aquel hombre León se dio cuenta de que había mencionado a un mago malvado que les había torturado. Quizá aquellas personas no eran más que meras víctimas de quien había retorcido de tal forma el mundo. De aquel hombre al que tenían que pedir muchas cuentas.

- Como aliada y mensajera de la muerte puedo decirte que  los caminos al más allá está quebrados. La muerte en este mundo no trae la paz. Puedo verlo y sentirlo. Las almas agonizantes de quien queda atrapadas en el mundo que no es suyo.- dijo ella en atlante de DC(supongo que el atlante para Marvel sea diferente idioma).

-Por las barbas de Odín- dijo airada ante el comentario de Johnny Blaze hacia su persona. Su tono fue un tanto colérico pero se fue rebajando mientras pronunciaba al igual que su gesto pasó del enfado a una actitud más serena.- Estás en cierto. No soy buena hablando. Me expreso mejor con la espada que con las palabras- Cerró un momento los ojos para intentar centrarse.-Recapitulemos: nos han amenazado e injuriado. Luego me han retado a un duelo para resolver nuestras diferencias.- el caballo asintió con la cabeza. La valquiria acarició las crines de su montura.

-Yo soy Brunilda, la valquiria, y él es Aragorn, mi fiel rocín.- La asgardiana se presentó debidamente, ya que, el Capitán de la Guardia Real de Atlantis había dejado atrás su actitud hostil y estaba haciendo gala de las normas de cortesía.  El rostro de la valquiria adquirió un gesto interrogante. No conocía a ese hombre que estaba mentando.- ¿Arthur? ¿Quién es Arthur? Sin duda que no es el Rey de Atlantis que yo conozco. ¿Que ha ocurrido con Namor?¿Namora?¿Qué ha ocurrido con Nita?- Si bien Namor era alguien despreciable más no permitiría que en su reino surgieran ese tipo de torturas y crueldades. ¿Que había acontecido para que eso ocurriera?- ¿Por qué vuestro Rey Namor ha permitido tal ultraje? Tengo entendido que los magos y místicos de Atlantis siguen las directrices del alto consejo. ¿Está el alto consejo delirante?- Confiar en magos para formar un consejo de gobierno sólo a la raza más estúpida de Midgard se le podía ocurrir semejante idea.  Debido a que Rodunn se estaba expresando en inglés, la rubia no tradujo sus palabras y emitió su respuesta en un inglés americano con un acento puramente neyorkino, que era la ciudad midgardiana en la que residía.

_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   6th Julio 2017, 18:04

Loki se sorprendió ante la actuación pacífica de Aragorn. No recordaba que aquel ser tuviera una capacidad intelectual superior a la de su raza, y aguardó hasta que el corcel terminó de calmar a su dueña. Le divirtió pensar que en aquel instante, el caballo alado era más inteligente y sensato que la propia Brunilda. Tampoco es que fuera algo muy difícil de superar, la rubia era la persona más terca que había conocido.

El dios de las mentiras quiso continuar invisible a ojos de los agresores, pensó que sería una buena estrategia a la hora de adentrarse en la ciudadela y pillar desprevenido a Arión. Por eso mismo se sintió tan frustrado de no poder solucionar la situación en persona y tener que solicitar, en cambio, la ayuda de sus compañeros. La solución fácil sería que el embaucador abandonara las sombras y se mostrara visible ante todos. Después podría volverse invisible una vez resuelta la discusión con los hombres de cabeza de animal. Pero Loki era muy precavido con su magia, y no quería ir despilfarrando energía sabiendo que un combate importante se aproximaba. Necesitaba estar en las mejores condiciones posibles para poder enfrentarse a uno de los mejores hechiceros del otro mundo, una entidad como Ahri’Ahn, que además esgrimía una gema del infinito, no sería fácil de vencer.

Casi se llevó las manos al rostro cuando Brunilda entabló conversación con los atacantes. Era cierto que su hechizo de calma había servido para bajar la hostilidad de todos los presentes, pero no había incrementado la inteligencia de la rubia. La Valkyria no dijo nada de lo que Loki le propuso, y lo que es peor, se puso a hablar de Namor, otro Atlante despreciable. Aquello no haría más que confundir a los presentes.

—¿Porqué narices se me ocurrió intentar razonar con esa mujer sin cerebro? — se preguntó a sí mismo, acordándose al instante de que Dalae compartía su vínculo telepático. Y es que todavía estaba presente en él una sensación de amistad y compañerismo que provenía del pequeño Loki, quien confiaba plenamente en la noble asgardiana.

Observó atentamente al resto de sus compañeros desde su precavida posición, y llegó a la conclusión de que lo más sensato era hablar con el inglés. Era el único de los presentes que escucharía sus palabras, y probablemente las tomaría si valoraba un poco su vida.

Loki se concentró en John Constantine y le habló directamente en su cabeza, explicándole la conversación anterior a que el Hombre-León decidiera hablar en inglés, y ofreciéndose a ser su intérprete en el caso de que lo necesitara.

—John, tú eres un hombre de buena labia— aseguró el embaucador— Explícales que Arión está bajo una influencia demoníaca. Convéncelos de que hemos venido a ayudarles, y de que podríamos devolverlos a la normalidad. Si ellos se unen a nuestra lucha tendremos más posibilidades de vencer.

Esperaba que esta vez sus palabras no fueran en vano.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   7th Julio 2017, 02:15

Decir que la situación era tensa sería contar un mal chiste de bar donde ni el barman se ríe ya por gastarlo demasiado. Con medio grupo con las manos levantadas mientras les apuntaban con armas afiladas y ganas de sacarles las tripas cualquiera se mantiene tranquilo. Y lo que le preocupó más a John fue justamente la que podría tirarlo todo por la borda: Brunilda.
Con el poco tiempo que llevaban juntos - relativamente hablando - John ya se había hecho una idea de cómo podía ser la valquiria a grandes rasgos, y su instinto le decía que era como un perro cabreado: si le daban en el hocico agarraba con fuerza tu brazo y te lo retorcía hasta dejarte con la idea de que antes eras diestro.
El león había sacado el diario. Brunilda sacaba los dientes.

Y lo peor de todo fue no enterarse de una mierda, pero hostia puta, para qué usar palabras cuando se nota a la legua que están a punto de recrear los juegos del coliseo romano.

El mago sintió que los pelos de la nuca se le ponían de punta y su mente en ebullición se calmaba. Notó que el resto de los allí presentes también se relajaban. John echó un vistazo y de los presentes echó en falta a dos que momentos antes decidieron poner un velo en polvorosa. "Es cosa de ese mierdecilla... Astuta serpiente..." No podía negar que su magia calmó los ánimos, pero si le podía echar en cara que no mostrara su cara.

El caballo de Brunilda se puso en medio y... ¿estaba hablando? No, John no se había vuelto loco y no escuchaba a un caballo parlante. Era tan sólo... que daba la impresión. Puede que fueran los efectos secundarios de la magia pero... eh, que le saquen sangre para hacer las pruebas.
Ya fuera por el caballo, la magia o que los astros se alinearon que el león decidió que no iba a matarlos. Se hacía llamar Rodunn y bla bla bla Arthur. Eso si que era interesante. ¿Arthur? ¿"Su" Arthur? Arión y John tuvieron la "suerte" de pertenecer al mismo universo cuando todo se fue a pique y tal vez fuera la casualidad pero el inglés conocía a un Arthur y que era rey de la Atlántida.
Brunilda volvió a abrir la boca y ésta vez para hacer preguntas. No entendía ni una sola palabra de lo que estaba diciendo, ni los nombres. En algún momento entre éste universo y la vuelta atrás en tropecientos años se había perdido. Por suerte un Pepito Grillo quiso que volviera a poner los pies sobre el suelo y le susurró a la mente.

Eh, si quieres tener a John Constantine de tu parte es relativamente fácil: sólo tienes que adularle.

"Claro claro, como que te costaría mucho mover tu culo de porcelana y ser el Luther King de éstos atlantes, ¿eh?" Le contestó al dios de las mentiras sin tenerlas todas de que Loki le escuchara, pero ambos sabían la verdad, y es que lo iba a hacer. Iba a soltarles un "I have a dream" con su piquito de oro.

- Olvídate de Namor - "¿Y quién puñetas es ese?" - Creo que ésta gente viene de mi universo. - Y se dirigió ante el capitán Rodunn, con el porte de alguien seguro de si mismo, con las manos fuera de los bolsillos y dispuesto a entablar una charla tanto física como verbal. - Conocí un Arthur, rey de Atlantis hace mucho tiempo. ¿Arthur Curry? - "la verdad es que ahora mismo no estoy seguro si lo conocí o escuché hablar de él... Da lo mismo." - Arión no mató a vuestro rey, eso te lo puedo asegurar, como tampoco ha involucionado nuestro planeta: está siendo controlado por un demonio, y estamos aquí para mandarlo de una patada al infierno. - "Otra cosa que no estaba del todo seguro: no sé si ha sido de forma voluntaria o involuntaria pero, si es lo primero Jesús... que Dios nos pille confesados". - Soy John Constantine, exorcista y pateademonios a tiempo completo. Y éstos vienen conmigo. Son mi músculo y te puedo asegurar que podemos devolver a Arión a su estado natural y que todo vuelva a su cauce. Pero para eso necesitamos entrar en Atlantis. Es decir, necesitamos vuestra ayuda. ¿Nos ayudará a recuperar el esplendor de Atlantis, capitán?

_________________
"La magia es engañar al universo y hacerle creer una mentira increíblemente escandalosa"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hellboy
B.P.R.D.
B.P.R.D.
avatar

Mensajes : 1133
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Edad : 72
Localización : Donde haya algún cabronazo

Ficha de Personaje
Alias: Hellboy.
Nombre real: Anung-Un-Rama.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   7th Julio 2017, 11:06

Si había algo malo que tenía el demonio, uno de esos defectos que le acompañan en el día a día, es que se enfadaba muchísimo. Y claro, cuando Hellboy se enfadaba hacía tonterías, pero sus tonterías podían convertir un edificio en escombros o partir un camión por la mitad como si fuese una barra de mantequilla. Pero había una cosa mucho peor que eso. Algo que el propio demonio no se esperaba para nada, y era no ser el más incauto de los allí presentes. Cuando Hellboy se enfada es que la cosa va muy mal. Cuando Hellboy se enfada pero es capaz de mantener la calma porque otra persona está siendo extremadamente estúpida es que la cosa no puede ir a peor. Y eso es lo que estaba pasando. Brunilda, la valiente y estúpida Brunilda, reina de las valquirias según la mitología nórdica, comenzó a gritar vete tú a saber qué puñeta a los soldados con cabezas de animal que les estaban rodeando, sacando su espada y de un mandoblazo cortando varias de las lanzas que les apuntaban.

- ¡Qué cagarro! ¡Brunilda! ¿Se puede saber qué puñetas haces? ¡Vas a conseguir que nos maten, joder!- Pero naturalmente la asgardiana no estaba como para escuchar, y menos a él, un demonio. Odiaba eso a veces. Claro, como era un demonio qué iba a saber él de esta clase de cosas. Era un ser despreciable y que sólo merecía la muerte. Pues a este paso lo mismo la conseguía muy pronto, porque los soldados se tensaron aún más y apuntaron a la mujer con más fiereza. Mufasa se puso a hablar con ella a base de rugidos, y el demonio no entendía una mierda. Aquello se iba a ir de madre y ni siquiera sabía por qué. Perfecto. Y el caballo también dando coces. Menuda fiesta y qué alegría. El demonio apretó dientes y puños y miró a su alrededor en busca de una salida o alguien que usase la puta cabeza como dios mandaba, y no para llevar sombreros o bonitos peinados. Y vio algo que le hizo fruncir el ceño. Uno de los soldados ahora era un polo de Frigo. Sólo había una persona allí capaz de hacer eso.- Dalae...-

Así que la pequeña maga estaba todavía allí... ¿Dónde? Ni idea... ¿Estaría oculta tras algún manto de invisibilidad o algo así? Bueno, teniendo a Loki cualquier cosa era posible. Ese cabronazo también se había ocultado, dejando al grupo más que vendido. ¿Por qué puñetas iba con esa gente? No eran más que capullos con cara de culo que sólo pensaban en sí mismos, actuando de maneras estúpidas e insensatas contra lo que se cruzase en su camino. Al menos cuando él actuaba así se aseguraba de que no estaban Abe ni Liz cerca. Si se iba a comer una buena mierda se la comería él solito, no ponía a todos los demás en peligro. Por suerte para él Johnny parecía haber recuperado el control de sí mismo y estaba tan confuso como él y con las mismas ganas de pelearse. Qué curioso que dos de los más fuertes y que no habrían tenido problemas contra aquellos soldados fuesen los que menos ganas de pelearse tuviesen. Sin contar a Brunilda claro. Menuda idiota.

Pero el destino no quería que ellos muriesen allí, ni que les encerrasen. Algo pasó, algo debió decirse que el demonio no entendía, pero repentinamente el león pareció tranquilizarse, y por fin habló en un idioma que todos pudiesen entender. ¿Cómo puñetas había cambiado la situación de rumbo tan rápidamente? ¿Qué habían dicho o qué había pasado? Lo único que había visto había sido al pegaso ese ponerse de repente entre Brunilda y Mufasa y eso parecía haber calmado los ánimos. Y entonces salió en la conversación un Arthur y un Namor y su padre en vinagre. ¿Quién coño eran esos tíos? John tomó la palabra e hizo lo que mejor se le daba: camelarse al público con su fina labia. El demonio puso los ojos en amarillo al escuchar toda esa palabrería. Sabía que John no se creía ni la mitad de lo que estaba diciendo, pero si al menos eso conseguía calmar todo le valía.

- Espera, ¿qué? ¿Cómo que un demonio? ¿No era la gema lo que había hecho todo esto?- Las alarmas del demonio saltaron de golpe. ¿No habían dicho que había sido la gema del infinito esa la que había devuelto al mundo a su origen? ¿Qué puñetas de demonio ni que ocho cuartos? Arión se había enfrentado a su hermano y al demonio del mundo oscuro, y él le había ayudado con todo aquello. Sabía que había vuelto más tarde a la carga pero no que le estuviese afectando aún con todo eso. ¿Acaso era eso? ¿Lo que le pasaba a Arión era que un demonio le estaba poseyendo y por eso se estaba comportando así? Si era así ya tenía muy claro lo que tenía que hacer. Ya habían vencido a ese mierdas una vez y podía hacerlo de nuevo. Solo que esta vez lo más probable es que no contase con la ayuda del mago.- Nosotros podemos ayudaros con Arión... Si nos lleváis hasta él. Somos amigos suyos y queremos saber qué le ha pasado... Siempr ey cuando la gente se esté un poco quietecita...-

El demonio se acercó poco a poco a Brunilda hasta estar a su altura. La miró con el rostro serio y los ojos entrecerrados.

- La próxima vez que vayas a lanzarte así al combate piensa que hay otros contigo, y que tus decisiones les afectan también a ellos. Deja a un lado tu orgullo y piensa joder,
o acabarás matándonos a todos. Y ahora vamos a por Arión...-
Le importaba una mierda cómo se tomase aquello la valquiria. Estaba hasta los mismísimos de tener que aguantar tonterías de Arturo, Deadpool y ahora ella, y desde luego no pretendía que a John le diese otro brote de gilipollez de aquí a Arión. Si volvían a hacer el capullo lo tenía más que claro: se iría a buscar al atlante por su cuenta, y algo le decía que lo encontraría antes que los demás. Si se había quedado con ellos hasta ese momento era porque todavía no sabía qué le había pasado durante la última parte del camino.

_________________
Quién soy                 Qué hago                 Mi careto

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Blaze
Thunderbolts
Thunderbolts
avatar

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 04/03/2015

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   14th Julio 2017, 17:47

Momentos como ese me recordaban por que nunca me considere precisamente un héroe de equipo....omitiendo mi tiempo con los Champions...y Sons of Midnight...y los Thunderbotls...creo que estoy interpretando mal la parte "solitario" de "lobo solitario". Esa era una de las peores partes de estar en un grupo, en especial este en el que me encontraba, que parecía mas bien armado con cinta adhesiva (de la barata, encima, la de bolsillo que se usa para unir papeles y se rompe con una briza) que otra cosa: las cagadas de uno los afectan a todos. Desde luego, eso aplica en ambos sentidos, y los aciertos de uno le ganan la pelea a todos. Pero en el escaso tiempo que llevaba "despierto" ya habíamos arriesgado el pellejo contra un grupo de hombres-animal armados y bastante hostiles, que si mis lecturas de alma me decían lo correcto eran inocentes; nunca se juzga a uno por su por su portada, al parecer (todavía tienes esperanza, hombre jabalí). Aunque siendo justos, eso fue nada mas culpa de la rubia de la espada, y el resto del grupo pareció compartir mi opinión respecto a sus dotes de conversación, así que quizás no debía apurarme tanto es juzgar a todo el grupo; ya todos tendrían la oportunidad de cagarla y hacer que me arrepintiera de esas palabras. Y en lo que todos (o casi todos) estaban ocupados tratando de evitar (o desatar, aparentemente, depende a quien le preguntes) una batalla campal, Dalae se escurrió por atrás y saco de combate a un arquero cabeza de búho. Realmente esperaba que nadie se diera vuelta y la viera, o las cosas se complicarían. Por suerte para todos ella estaba invisible, de modo que si nadie notaba el hielo no habría mas problemas por ese lado. Una suerte que nadie mas pueda sentir el alma de la reina del hielo ademas de mi, aunque no pude evitar dedicarle una disimulada mirada. No hacían falta palabras. Mis ojos decían, y cito "....¿Por que?"

Hablando de palabras, parecía que los hombres bestia milagrosamente habían aprendido unas cuantas en español (para la próxima que llueva dinero, pero es buen comienzo Dios), contrario a nuestra entusiasta guerrera, que les respondió en un idioma que directamente no me sonaba a humano. Al menos nos dijeron lo suficiente como para que entendiésemos su situación actual, aunque al menos en mi caso, y al parecer en otros también, dejaron mas dudas que respuestas. Y encima de todo tengo a un compañero dándome la razón en algo ¡Dos milagros en un día, seguro la lluvia de dinero se acerca!

Mucha información fue revelada en mucho tiempo: para empezar la rubia, nombrada Brunilda, era una valquiria...cambia lo de dinero Dios, ahora quiero que llueva vodka por que en serio necesito un trago. Aparentemente una de mis aliadas era el equivalente a un ángel de la muerte nórdico, o algo así. Fuera como fuese ya tendría tiempo de procesar esa parte, aunque la cara de embobado por la sorpresa no me la sacaba nadie. Pero bueno, volviendo a lo mas importante, lo que comunicaron los hombres bestia. Entendí todo bien hasta la parte del mago malvado matando al tal Arthur ¿Ese quien era? Se que dijeron algo del rey de Atlantis, pero hasta donde yo pensaba ese es Namor (todo el mundo lo conoce, se hizo famoso después de la quinta vez que trato de inundar la superficie). Brunilda compartía mis dudas, al parecer ella también provenía de donde yo; es decir, incluso a escala multiversal ¿Cuantos tipos puede haber que se llamen Namor? Las otras dos ni idea quienes eran (pero el que les eligió los nombres en serio era un caso grave de "falta-de-originalidad-crónica". Por algún motivo ella parecía saber bastante de la burocracia atlante y esos idiomas raros, seguro también atlantes. Curioso viniendo de un asgardiano, pero supongo que es cosa de valquirias.

La siguiente voz de la razón, y la mejor de momento, fue la del ingles de la gabardina, quien aparentemente era del mismo Universo que los animalitos. O al menos eso dio a entender basado en como conocía al tal Arthur ....¿Curry? No pude evitar que se me escapara una pequeña risita, rápidamente detenida, cuando escuche ese nombre ¿Nadie le dijo a su madre que uno no llama a su hijo en honor a una especia? Los chistes de comida venían a mi cabeza sin poder parar, era mas fuerte que yo. Seguramente mas de uno me hubiesen reprendido bastante por ponerme a pensar en esas tonterías en una situación tan tensa como esa, pero simplemente no podía evitarlo. Es parte del perfil clásico que viene con el Ghost Rider: te ríes en la cara del peligro, la mayoría de las veces literalmente. Por suerte no estaba lo suficientemente distraído en mis cosas como para no prestar atención al resto del discurso de Constantine (así se apellidaba). Entonces recordé todo: habían contratado a los Thunderbolts para matar a Arion, por que él había matado a Arthur, el rey de Atlantis; la contratante fue su misma esposa, creo, no preste tanta atención a esa parte. La otra cosa que si me agarro por sorpresa (pareciera que muchas cosas sorprendentes estaban pasando de golpe, a una velocidad mayor a la que mi mente podía procesar) era lo del planeta involucionado....¿Que carajos? ¿Osea como en esas películas donde todos los animales y las personas se vuelven cavernicolas y bestias del paleolítico respectivamente? Y justo cuando pensaba que ya lo había visto todo...

Pero la cereza del pastel fue lo de la posesión demoníaca. Esa parte Ross la había excluido del resumen general, asumo que por que de todo el equipo yo era el único que conocía sobre esas cosas de la magia. Tampoco había visto recientemente a Arion como para negar esa posibilidad, y si bien no tenia ni puta idea como el ingles se había enterado de ese detalle (cosa que después le preguntaría) de momento parecía estar convenciendo a los animales, y siendo honesto la perspectiva de tener que eliminar a uno de esos desgraciados (ademas de hacerlo junto a la compañía de otros "patea demonios a tiempo completo) era mucho mejor que la de tener que matar a una buena persona que se había vuelto loca. Cerro todo con el clásico "necesitamos su ayuda, ingrese frase bonita aquí, por favor", digno del Tio Sam en la Segunda Guerra Mundial. La preocupación principal en ese momento paso a ser Hellboy, quien aparentemente no pudo esperar hasta que estuviésemos solos y mas calmados para cuestionar la versión de Constantine. Y encima iba a ir a regañar a la miembro mas volátil y cabeza dura del grupo frente a todos. Que lindo. -¿Podemos guardarnos estas cosas para cuanto estemos en Atlantis....por favor?- Lo ultimo que necesitaba era gastar fuerzas y tiempo por que estallo una pelea entre nuestras propias filas. "Si sobrevivo a esto prometo visitar la Iglesia mas seguido".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ahri'ahn

avatar

Mensajes : 1591
Fecha de inscripción : 14/12/2014
Localización : Atlantis

Ficha de Personaje
Alias: Arion
Nombre real: Ahri'ahn
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   16th Julio 2017, 17:27

Rodunn asistió sorprendido al intercambio entre la valquiria, su caballo y sus compañeros, hasta que finalmente Brunilda se presentó. No sabía lo que era una valquiria, pero incluso en su racionalmente disminuido estado fue capaz de entender que debía de tratarse de alguna suerte de guerrera.

- Namor...

Un intenso dolor de cabeza empezó a agobiarle al comprender que la mujer debía proceder del otro universo y que tenía que explicarlo todo desde el principio, pero poner las cosas en orden dentro de la confusa amalgama de primitivos pensamientos que era ahora su cerebro era muy costoso.

- Arthur... es... era el rey de Atlantis en nuestro universo... antes de la Colisión... -empezó a explicar lentamente, tratando de aclararse él mismo. Resultaba evidente que estaba realizando un gran esfuerzo-. Cuando se produjo el choque de universos, la ciudad se fusionó con la de Namor... Hubo una guerra civil, y al final dividimos la ciudad entre los dos reyes y se estableció un pacto de no agresión... Arión... llegó ante nosotros proclamando ser un antiguo hechicero de leyenda que había sido Sumo Mago y consejero del antiguo rey D'Tilluh antes del cataclismo que hundió la Atlántida. Nos ayudó durante la guerra, se ganó la confianza del rey y, de repente, se volvió loco, le mató a traición... Hizo algo, alguna clase de brujería demoníaca que hizo retroceder las cosas en el tiempo... La ciudad... volvió a la superficie. Los atlantes... recuperamos la capacidad de respirar oxígeno como nuestros ancestros... La gente de Namor... no sé qué ha sido de ellos. Creo que con la involución... han desaparecido... Arión ha retrocedido en el tiempo, mucho mucho antes de la Colisión y la fusión de universos. La gente de Namor nunca llegó a existir... La ciudad... es nuestra antigua ciudad, la que existía en los tiempos de D'Tilluh...

Constantine intervino entonces, y la luz del reconocimiento alumbró los ojos del hombre león, que asintió, agradecido.

- Curry... sí... Arthur... Curry.

Al principio no entendió lo que le decía el mago; ¿cómo que Arión no había matado al rey? ¿Cómo que no era responsable de lo que había sucedido? La confusión enturbió su mirada, pero a medida que el inglés hablaba empezó a comprender.

- ¿Demonio? -exclamó al escuchar la palabra-. ¿Podéis hacer que todo vuelva a ser como era? -repitió, esperanzado-. ¿Podéis hacer que vuelva el rey?

Entonces habló Hellboy y se volvió para mirarle. Su afirmación inicial de que eran amigos del mago suscitó un breve coro de gruñidos entre los hombres del león, pero éste les hizo callar con un gesto imperioso.

- ¡Silencio! Los pensamientos de éstos hombres no son como los del que nos convirtió en lo que somos ahora. Son amigos... nuestros amigos. Sí -dijo volviéndose una vez más hacia ellos-. Os ayudaremos. Podemos guiaros hasta la ciudad. Seguidnos...

Al subir la colina llegaron a una explanada exuberante y verde en la que pastaban unas extrañas criaturas que parecían mezcla de unicornio y reptil.


- Arión ha estado haciendo experimentos... fusionando criaturas para "mejorar las especies" -explicó Rodunn-. Estos caballos son más fáciles de mantener porque consumen mucho menos que los de sangre caliente. La ciudad está a dos días de camino, pero si vamos a caballo podemos llegar en la mitad de tiempo -dijo mientras daba instrucciones a su gente para que capturaran algunos.

_________________
Quién soy        ~       Historia        ~       Cómo llegué hasta aquí        ~        Video

Everything that kills me makes me feel alive:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brunilda
Los Vengadores
Los Vengadores
avatar

Mensajes : 148
Fecha de inscripción : 20/01/2016

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   17th Julio 2017, 20:27

La valquiria frunció el ceño cuando John dijo lo de olvidate de Namor. no podía olvidarse de ese personaje y aunque era un prepotente y un rey nefasto, su gente no tenía la culpa. Le daba cierta pena que aquellos atlantes estuvieran descarriados como niños sin un padre. Relajó su ceño cuando el mago rubio continuó hablando. aquellas personas no eran de su universo. La guerrera no tenía nada que ver con ellos. No eran personas de su Midgard ni creyentes en los dioses nórdicos. La rubia asgardiana se preguntó por un instante qué hacía ella allí. Todo ese problema le era realmente ajeno. Cuando el exorcista realizó la perorata sobre que podían ayudarles a volver a su forma primigenia le miró con escepticismo. Esperaba que ese brujo no estuviera mintiendo a esos pobres teriomorfos que habían padecido torturas sin igual. Habiendo padecido tales miserias no merecían ser embaucados. Porque ella había escuchado la palabrería barata de Loki, Amora y Lorelai durante días, meses, años, siglos y milenios y aquel discurso de Constantine se le asemejaba bastante.

-¿Cómo le controla? ¿Es una fusión de almas o es un embrujo?Podemos separar su alma de la el demonio o cortar los hilos del embrujo. Mi espada corta todo aquello que le ordeno. -

La valquiria se rió jovialmente como hacía mucho que no hacía ante él comentario de Hellboy. Porque ella sabía exactamente cuándo iba a morir cualquiera. Llevaba tanto tiempo enlazada con la muerte que la valquiria percibía ese conocimiento como algo natural . Tanto que daba por hecho que los demás sabían que ella conocía la fecha de su muerte. Había olvidado que los demás no conocían sus poderes como diosa de la muerte. Ni siquiera les había preguntado si sabían lo que era una valquiria porque daba por sentado de que fuera un conocimiento universal- No estabaís ni cerca de morir. - dió un toquecito amistoso en el hombro del demonio rojo.- Veo y presiento la muerte, soy su mensajera. Sé cuando alguien está en peligro mortal o cercano a morir. No me lanzaría imprudentemente si presintiera o viera la muerte de algún compañero de batalla. Nunca olvido a quien batalla a mi lado, sea quien sea. Pero soy Asgardiana somos fieros, fuertes y orgullosos.No obstante la muerte en batalla es un final digno y trae gloria al espíritu guerrero. No hay mayor honor para mi raza que caer en combate. - Aragorn hizo un leve asentimiento de cabeza dándoles, esta vez, la razón a su jinete.

La guerrera ya se encontraba mejor. Aún tenia cierto nerviosismo e inquietud por su breve transformación en diosa de la ira. Pero su miedo y temor habían descendido notablemente.- En Nueva York tenemos un templo muy bonito donde festejamos constantemente.Si vas a ir a una iglesia que sea de dioses que realmente existen y ayudan a sus congéneres.- Tenía que propagar la fe asgardiana allá donde fuera pero también le pareció gracioso hacerle ese comentario en ese preciso momento.

Rodunn confirmó lo que el rubio exorcista ya había mencionado. Esa gente no eran los atlantes de su universo. No conocían a Namor. Tenían un rey que ella ni sabía quien era.tenían una historia que ni entendía ni le interesaba.  No tenían una fe vikinga ni fe similar. No eran territorios afines a su protección ni tenían nada que ver con su raza asgardiana, su rey o el legado de su pueblo. Aparte de estar en ese lugar para recobrar el cuarto reino parecía que la valquiria estaba un tanto fuera de lugar.El destino no hacía nada al azar. ¿Por qué habían tejido las Nornas su hilo en aquella escena?¿Cuál era el designio que debía cumplir? Eran preguntas cuya respuesta nada más podía intuir. sabía que las fuerzas que controlan el mundo nunca actúan a ciegas siempre hacen las cosas por una razón. A primera vista podría parecer que ella era un simple decorado en aquel lugar. que todo aquel sufrimiento y padecimiento al ser de un pueblo muy diferente y muy alejado al suyo le era ajeno. No obstante, ella era una guerrera que había no sólo jurado proteger a su pueblo asgardiano, a sus fieles y a su rey, sino que también tenía un código de honor que se basaba en proteger a todo aquel que necesitase su ayuda. ella era fuerte y tenía el deber y la obligación moral de proteger a los débiles. Ayudar a aquellos que estaban desamparados y precisaban de sus servicios. Era legítimo que ayudase a esos hombres mitad animal que estaban siendo vejados y ultrajados. No podía dejar que seres inocentes seguieran sufriendo bajo el yugo de un tirano.

- Si vuestro rey a muerto no podemos resucitarle. El designio de la muerte ha de ser siempre respetado. Pero podemos restaurar el mundo y poner en el trono un rey sabio, fuerte y digno.- Al menos eso creía la diosa asgardiana. Tenían tres magos que podían hacer aquello posible. Aunque tenía una gran alarma pitandole en la cabeza y que el gritaba constantemente que estuviera muy preparada para posibles traiciones de los usuarios mágicos.

El grupo siguió a los atlantes hasta una colina. Cuando subieron la colina llegaron a un valle donde pudieron ver a unos animales infrecuentes comiendo hierba apaciblemente en la verde llanura. El capitán de la guardia les explicó que esos caballosreptil eran producto de las maquinaciones de Arion. Brunilda no estaba en contra de la experimentación genética. No entendía muy bien como se podían modificar las especies animales. Pero mientras que los animales no sufrieran y se hiciera siempre para mejorar. Su caballo también era fruto de la manipulación del ADN. En Asgard no había esa ciencia y la rubia no concebía en su cabeza que los experimentos pudieran salir mal o hacer daño a los animales con los que se hacían.

- Agradezco el ofrecimiento. Yo no necesito montura, Aragorn es muy raudo.- Miró a los demás esperando que cazasen alguno de esos potros reptil para que les llevasen a la ciudadela de Atlantis.

_________________
" Una vez que seas insensible en la batalla, no hay vuelta atrás: Lucha o cae"

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
John Constantine
Shadowpact
Shadowpact
avatar

Mensajes : 220
Fecha de inscripción : 03/12/2015

Ficha de Personaje
Alias:
Nombre real:
Universo:

MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   19th Julio 2017, 19:31

John echó un vistazo rápido a la espada de Brunilda y dónde tenía puesta la mano.

- De momento deja tu espada como está, ¿vale cielo? Cuando sepamos más de ese demonio te daré un toque. - Lo último que les hacía falta era darle ánimos a la valquiria para que se pusiera a jugar con la hoja de su espada a "vamos a ver qué cortamos ahora". Si era cierto que podía cortar todo cuanto le ordenara genial, pero hasta que no supieran si el demonio lo estaba controlando o era una posesión en toda regla mejor no decir nada. ¿Control? Corta los hilos, rubita. ¿Posesión? Asegúrate de que no le den al exorcista.

Mientras la valquiria daba clases de su cargo en los designios de la muerte y abrazaba los corazones de los demás con el eslogan "morir en combate es bueno para el alma" - "No gracias, estoy bien como estoy" - los atlantes parecían tener cierta discusión entre ellos. Rodunn finiquitó el debate anunciando que aquel grupo eran sus amigos, y que venían a ayudarlos. Eso eran buenas noticias, amén de que se quitaban un problema encima como sería si no les hubieran creído.
Lo único que lamentó el inglés fue que metieran las narices en su conversación sin que nadie se lo pidieran. Era lo malo que tenían los buenazos, ¿no? Siempre se veían en el impulso de poner su granito de arena con forma de promesa o palabras de confort. Los atlantes no necesitaban saber que no podían devolverle la vida a su rey. No de momento al menos. Si después de terminar con toda la mierda preguntaban por Arthur muy amablemente les sacarían de su confusión. Pero de mientras habría sido una esperanza que les habría dado una doble motivación para ayudarles. ¿Acaso era culpa del mago que creyeran que podían resucitarlo? ¿Había dicho John que le devolvería a la vida?
Pero claro, Brunilda tenía que soltar el spoiler del final.

- Si si, viva la monarquía y el incesto. Venga, vamos. - Aunque si al final iban a poner a alguien al trono mejor que fuera alguien útil. Para ellos, claro...

Y allí estaban, subiendo la colina hacia el final de su viaje. Un día si todo iba bien. Dos si algo se jodía por el camino. Pensar en que todo estaba a punto de terminar hizo que su cabeza volviera atrás, hacia un ático junto a sus dos aprendices, y John será un cabrón, pero en asuntos del corazón es un auténtico planchabragas. Se preguntó si la pelirroja estaría bien, si habría sobrevivido a todo aquel caos temporal. Si su particularidad le haría intocable ante la gema del tiempo.
También pensó si ya estaba, si se había acabado de nuevo. Si algo malo le había pasado y al volver se encontraría un cadáver más dentro del armario. Se preguntó si habría otro fantasma que le perseguiría por las noches, culpándose a sí mismo por no haber podido hacer nada aunque ella no le recriminara su destino.

John se preguntó si podía cerrar el grifo de sus pensamientos durante un momento y centrarse en lo que tocaba: joderle la vida a alguien.

- Hmm, espero que alguno me haga de taxista porque lo que se dice montar no se me da nada bien. - Miró a su grupo y luego se dirigió a Rodunn. - Vamos a necesitar transporte para seis personas, sin contar a la rubia.

_________________
"La magia es engañar al universo y hacerle creer una mentira increíblemente escandalosa"


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
[Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 2. Atlantis (Dalae, Loki, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [??-??-2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» [Minievento] El tiempo en sus manos - Pt. 1. Poitain (Dalae, Loki, Razor, Brunilda, Constantine, Hellboy, Blaze, Wade) [16-03-2019]
» El Werder Bremen a manos de Luis Enrique
» Bajar el tiempo de contrato con el club
» El túnel del tiempo (1967)
» La bruja del tiempo.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: Reinos Perdidos :: Atlantis-
Cambiar a: