Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Genie in a bottle (Martha R., Xavier pnj) [02-04-2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Genie in a bottle (Martha R., Xavier pnj) [02-04-2019]   6th Julio 2017, 01:17

Coney Island estaba exactamente en el extremo inferior de Brooklyn, por lo que había que atravesar todo el condado hasta llegar al Bronx, donde estaba su casa, lo cual ya de por sí habría sido una hora de viaje en coche. Pero Drago y su inesperada prisionera no iban a su casa, sino al pueblo de North Salem, en el condado de Westchester, donde se ubicaba la mansión X, por lo que se hacía necesario sumar una hora más de viaje. El golpe en el estómago sólo la había dejado incapacitada por unos pocos minutos, así que había tenido que golpearla de nuevo, ésta vez en la cabeza, para asegurarse de que permanecería inconsciente durante el resto del camino. En su vieja International Harvester había espacio de sobra, pero lo último que quería era tener que escuchar al Djinn hablándole durante dos horas, o intentando atacarle o liberarse. Ya estaba demasiado nervioso, necesitaba un momento de paz.

Bajó la ventanilla para que el fresco aire nocturno disipara la náusea que crecía en su interior y se aseguró de que el cuerpo inconsciente y perfectamente maniatado de Martha quedaba a la vista de su espejo retrovisor. No quería más sorpresas.

*    *    *    *

Para Xavier, sin embargo, fue una sorpresa cuando vinieron a avisarle de que Drago finalmente había regresado, y no por su aparición repentina a las dos y media de la madrugada, sino porque el mutante llevaba fuera de la mansión desde principios del mes pasado. El cuatro de marzo había ido a avisarle de que necesitaba cogerse unos días de baja por motivos personales, pero que no creía que fueran a ser más de tres. Al día siguiente a primera hora había viajado a París con su prometida y el día en que se suponía que debería haber vuelto había llamado a la mansión para informar de que se daba de baja por tiempo indefinido, también por motivos personales. No había querido dar más explicaciones y no habían vuelto a saber más de él hasta que, hacía dos días, se había puesto en contacto con su amigo Bala de Cañón para decirle que acababa de regresar a Nueva York. Ya era por la noche, así que había esperado hasta la mañana del 31 para ir a su casa a recoger a su perra, que el bueno de Sam le había estado cuidando. Pero ya está, no se había pasado por la mansión ni para saludar ni para informar a nadie del por qué de su larga ausencia, y lo único que le había contado a Sam era que iba a continuar de baja algunos días más.

Por eso, su inesperada aparición a las dos y media de la mañana un lunes (bueno, martes a aquellas horas) resultaba sorprendente e incluso alarmante, y más aún cuando le informaron de que traía una prisionera consigo a quien al parecer había capturado en la gala anual a favor de los discapacitados y huérfanos de guerra de Coney Island.

Xavier se consideraba responsable de Drago; Cuando lo había encontrado, ocho años atrás, era un asesino que se tomaba la justicia por su mano acabando con la vida de los responsables de la masacre que había padecido su pueblo considerándose una especie de ángel de venganza enviado por Dios. Estaba totalmente convencido de que Dragoslav Katich no existía, que aquél hombre débil había muerto a manos de sus torturadores serbios, y de que las sombras le hablaban para susurrarle los nombres de sus víctimas y sus pecados. Su compañera Moira MacTaggert pensaba que el mutante padecía alguna clase de trastorno esquizofrénico, pero Xavier, con sus conocimientos de psicología y sus habilidades telepáticas se había dado cuenta de que no era así, y que todos los problemas del bosnio nacían de un shock por estrés postraumático que había tenido su origen en la guerra de Bosnia y había alcanzado su cúlmen durante las largas torturas a las que había sido sometido por el cártel de droga en Colombia. Su psique, incapaz de aceptar lo que le había sucedido, había creado una nueva personalidad, una fuerte que no se dejaría derrotar o torturar, y que sus creencias religiosas habían identificado como un ángel.

Le había costado mucho tiempo, pero al final había conseguido llegar hasta él, razonar con él, hacerle entender la realidad de lo que era, asumir lo que le había ocurrido. Drago había quedado devastado al ver cómo se derrumbaba el muro que le había mantenido a salvo durante años, y él le había ofrecido un hogar, una nueva familia y un trabajo bajo la promesa de que nunca más volvería a matar, una promesa que, hasta ahora, nunca había sido quebrantada.

Pero ahora, al volver a verle por primera vez en un mes, Xavier no pudo evitar preocuparse. Tenía un aspecto desastroso a pesar de ir vestido elegantemente. Sus ropas estaban desordenadas, como si acabara de salir de una pelea, y el olor a alcohol era casi palpable en la habitación cerrada, así que era obvio que había estado bebiendo. Estaba sudoroso y pálido, como si hubiera visto a un fantasma. Drago siempre había sido extremadamente responsable, y sabía que su religión no le permitía beber; en ocho años que hacía que le conocía no le había visto nunca borracho, ¿qué podía haberle inducido a hacer algo así?

A su lado, sobre un sofá, descansaba una mujer de casi dos metros de estatura, vestida con un traje de chaqueta que olía también a alcohol además de a vómito, y mostraba señales de haber sido golpeada. Tenía las manos atadas con cuerda que Drago llevaba en el coche, y la había amordazado con su propia bandana, ocultando la boca. Estaba inconsciente pero empezaba, poco a poco, a recuperar la consciencia. La situación parecía lo suficientemente alarmante como para que se decidiera a invadir la privacidad de su mente, y lo que vio le dejó desolado: la prometida de Drago, Cassandra, había roto con él la noche anterior a su llamada a la mansión para decir que se daba de baja, y había pasado el último mes en París tratando de recuperarse del dolor de un corazón roto. Le vio bebiendo en Coney Island aquella misma noche, tratando de ahogar las penas en alcohol, y vio a la mujer, Martha, bebiendo con él. Ella le había atacado de repente, y había dicho algo que le había puesto muy nervioso. Pudo sentir su miedo, su confusión. Al verle, se puso en pie.

- Lamento despertarle a éstas horas, Profesor. Tengo motivos para creer que ésta mujer está poseída por un Shaitán. Tenemos que ponerla a buen recaudo en algún lugar especial del que no le sea posible escapar y mantenerla muy vigilada hasta que venga el Imán a exorcizarla.

Xavier inicialmente no dijo nada; los problemas personales de Drago eran únicamente cosa suya, y si no salía de él compartirlos no sería él quien le obligara o forzara la situación. Además, las prioridades llegados a aquél punto estaban claras. Caminando hasta ponerse a la altura de Martha, la miró a los ojos y le quitó la mordaza. La visión resultante era horrible, pero Xavier había visto cosas incluso peores (entre otras cosas las cuencas vacías en donde deberían haber estado los ojos de Drago), así que supo mantener la calma y la profesionalidad. Concentrándose, se metió en su mente con la intención de averiguar lo que pudiera sobre ella, revivir desde su perspectiva los acontecimientos de Coney Island y descubrir por qué había atacado a Drago y por qué había dicho lo que le había dicho.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha.R
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Genie in a bottle (Martha R., Xavier pnj) [02-04-2019]   9th Agosto 2017, 21:15

Martha se despertó con el sol dándole en la cara y una ligera brisa que le acariciaba la cara, no sabía dónde estaba ya que solo veía el cielo así que se levantó, tenía un fuerte dolor de cabeza y como si quisiera sujetarse la cabeza se puso la mano en la frente, pero al pasar su mano por su rostro noto algo… tenía nariz, y labio ¿Qué estaba pasando? Se miro la mano y justo como pensaba, no tenía ninguna gema ni herida, es como si todo lo que le hubiese pasado fuera solo un sueño, se sentía joven de nuevo y además estaba en su hogar, podía ver su casa no muy lejos así que corrió hacia ella y entro con una sonrisa de oreja a oreja “Papa, Mama” pero nadie respondió… Fue al salón en donde encontró a sus padres viendo la tele, pero… esta no estaba encendida y ambos estaban quietos parecía que no podían si quiera respirar… Martha no entendía muy bien que estaba pasando hasta que una voz que venia del techo le dio una pequeña explicación “Este es tu lugar seguro” era su hermana o al menos se parecía a su hermana salvo que esta se encontraba tumbada en el techo del salón rompiendo cualquier ley de la física como si fuera una lampara.

Bajo del techo dando un pequeño estruendo en el suelo y miro a Martha a los ojos, no le hacía falta mirarla arriba abajo, sabía perfectamente como era “Tienes este rincón desde hace mucho tiempo… solo que no sabes, no, no puedes meterte cuando quieras” esta explicación le fue un poco inútil porque seguía sin saber porque estaba ahí y si no podía ir a ese lugar dentro de su mente con voluntad ¿Quién lo había llevado ahí? “¿Qué eres tú? ¿Por qué aquí tengo este aspecto?” seguía estando muy confusa y ahora lo que quería era respuestas más que otra cosa “Soy… un recuerdo, una imagen que a ti te tranquiliza aun así tengo recuerdos de esta persona… recuerdos vergonzosos, a lo mejor por eso ahora no tengo ropa” y era verdad, de repente no tenía nada de ropa por lo que Martha se puso roja.

La respuesta que le dio le sirvió para entender por que tenía ese aspecto ya que si lo que fuera ella era un recuerdo suyo y por eso tenía el aspecto de su hermana, era normal que ella tuviera el aspecto que tenía antes de encontrarse con la gema que le destrozo la vida, ahora solo le quedaba saber una cosa “¿Por qué estoy aquí?”  no sabía si era que alguien se había metido en su mente o a lo mejor era el ente que estaba jugando con ella para destrozarla un poco más, solo quería saber él porque “Todos buscamos algo… puede que busquemos algo que perdimos… yo solo sé que el que te metió aquí ya no puede ser encontrado, lo entenderás con el tiempo”.




Fuera de su mente, o mejor dicho fuera de su lugar seguro, su cuerpo se empezaba a despertar, pero no era ella la que tenía el control ni mucho menos, era el ente que estaba esperando a una oportunidad como esta para tomar el control, algo que le era bastante fácil, a decir verdad. En cuanto noto que el profesor intentaba adentrarse en la frágil y rota mente de Martha lo bloqueo con una barrera que ni él podía penetrar y que le hizo salir de su mente para encontrarse que el ente lo estaba mirando fijamente. Se levanto y antes de que nadie pudiese hacer nada los rodeo con un aura de energía para que estuvieran quietos y no pudieran hacer nada contra él así que con calma se quitó las cuerdas que ataban sus manos y luego la mordaza, todo esto sin mover las manos solo con la energía que este controlaba. Se toco la mandíbula ya que después de haberla tenido abierta por la mordaza la sentía un poco cansada, o al menos eso le decía el cuerpo de Martha

-No está bien secuestrar personas- se giró hacia Drago para mirarlo directamente a los ojos -No es legal ¿Lo sabias?

Se rio con una risa oscura y asquerosa que resonaba en los oídos de los que la escuchaban, más que una risa parecía un grito horrible, pero no tenía mucho tiempo para reírse sabía que si se quedaba en la mansión mucho tiempo todo se complicaría.

-No intentes jueguecitos conmigo profesor créeme será mejor para ti no saber que soy…. No, no soy un estúpido “genio malvado” … te harás una idea de lo que soy pronto, pero no aquí, no ahora.

El ente empezó a andar alrededor de los dos hombres que estaban inmóviles, ¿Por qué no les hacía nada? No les amenazaba ni nada, se suponía que el solo quiere la destrucción de todo lo que está vivo y sin embargo no les estaba atacando si no que estaba mirándolos de arriba abajo como si estuviera buscando algo entre lo que llevaban puesto

-Ah profesor- dio una vuelta para luego mirar al Profesor X a los ojos -todo tiene su tiempo y todo acaba… Un día los mutantes desaparecerán y tranquilo también lo harán los humanos… no puede sujetarse a esta forma de vida mucho mas tiempo- Paso a mirar a Drago -Y tú, joven… el sufrimiento que sientes, todo lo que has vivido…sin embargo ¿Quién eres tú si no eres el chico nacido de la guerra? ¿El hombre sin amores? Si te quitamos ese dolor… ¿Qué te queda? Absolutamente nada, una carcasa vacia... no eres nada sin el dolor.

Las luces que iluminaban la habitación en la que se encontraban empezaron a explotar una a una, obra del ente claro esta, y las chispas que esto provoco incendiaron la habitación poco a poco, el estaba controlando el fuego para que avanzara al ritmo que el qusiera, asi que con tranquilidad camino hacia la puerta a paso ligero mientras el fuego empezaba a hacerse más y más grande

-No creo que sea el momento para que yo esté aquí, pero tranquilos, nos volveremos a ver… puede que ya nos hayamos visto antes, ya lo pillareis. Hasta más ver, caballeros

Y tranquilamente se fue como si no hubiera pasado nada mientras las llamas empezaban a consumir la habitación, pero como si fuera un acto de buena voluntad los dos hombres dejaron de estar presos por un aura de energía y pudieron hacer algo contra el fuego que empezaba rodearles, pero no pudieron hacer nada para hacer que el ente no saliera de la mansión y se escapara.

_________________
Rage against the dying of the light:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Genie in a bottle (Martha R., Xavier pnj) [02-04-2019]   11th Agosto 2017, 16:35


- ¡Tenga cuidado, Profesor, es...!

Tendría que haber sabido que su viejo mentor no tomaría directamente en serio sus advertencias, que querría comprobar lo sucedido por sí mismo, y quizás, si no hubiese bebido tanto, habría podido darse cuenta de lo improbable que toda la situación resultaba desde fuera. El caso es que tardó demasiado en reaccionar, y su advertencia llegó cuando ya Xavier había establecido el vínculo telepático con su prisionera, despertando una vez más al ente que la inconsciencia había conseguido dejar aletargado, y, antes de que cualquiera de los dos pudiera hacer algo, un aura de energía mística los envolvió, inmovilizándoles.

Tan impotente como cuando había estado atado a aquella silla en el almacén abandonado de Colombia, tuvo que presenciar cómo aquél maldito ser se libraba mágicamente de sus ligaduras y se ponía parsimoniosamente en pie, como si tuviera el control absoluto de la situación y no se encontrara en una escuela repleta de mutantes. Y, en cierto modo, así era, pues había conseguido anular con relativa facilidad a la amenaza principal y a uno de sus hombres más peligrosos.

Con un descaro apabullante le soltó a Drago una frase tan hipócrita que el mutante no pudo evitar apretar los puños y la mandíbula con ira, tensando los músculos en un intento fútil por liberarse.

- También es ilegal el contrabando de armas y droga, y el tráfico de mujeres para prostitución, varias de las operaciones que desmantelé cuando poseías al líder de los Escorpiones en Colombia. Creo que lo que hicisteis conmigo entonces podría considerarse también como secuestro y tortura, y tú mismo estás ahora mismo tomando el control de esa pobre mujer sin su consentimiento, maldito seas.

La rabia era palpable en cada palabra que decía y el odio podía verse con claridad en su mirada ahora que había recuperado los ojos, los mismos ojos que aquél ser despreciable le había quemado hacía tantos años.

- No le escuches, Drago, no cedas a sus provocaciones -transmitió el Profesor en su mente en cuanto entendió las implicaciones de las palabras de su antiguo alumno. Él era el único que había presenciado lo que le había ocurrido en aquél entonces a través de sus recuerdos, y por tanto había comprendido que el ser que se encontraba dentro de Martha había tenido algo que ver con todo aquello.

El Ente comenzó a caminar en torno a ellos, impasible incluso a pesar de las pullas de Drago, sin rozarles siquiera a pesar de que estaban a su merced. Xavier le devolvió la mirada cuando le habló, pero su consciencia se encontraba más allá, transmitiendo un mensaje telepático de alarma a toda la mansión. Después se volvió hacia Drago... y todas las palabras murieron en su garganta ante aquella revelación.

Las luces de la habitación comenzaron a estallar una tras otra, pero él no podía hacer nada para impedirlo, ya que sólo controlaba la iluminación, mas no la temperatura, y al poco las abrasadoras llamas anaranjadas se extendían por los muebles reflejándose en sus rostros, acariciándoles con un calor que poco a poco se hacía más insportable.

Los dos hombres recuperaron la movilidad al tiempo que Bobby irrumpía en la habitación en compañía de Tormenta y entre los dos utilizaban sus poderes combinados para apagar y extinguir el fuego. Drago envolvió inmediatamente al Profesor entre sus brazos y le sacó al exterior, donde cayó al suelo de rodillas sin parar de toser a causa del humo. En cuanto Xavier estuvo a salvo, el mutante se incorporó, activó sus poderes y colocó distorsiones en forma de espejo en el espectro lumínico en las esquinas de los pasillos de forma que la luz, al reflejarse y regresar a él le permitiera vislumbrar lo que había en los corredores que estaban más allá de su visión, mas no fue capaz de localizar a Martha. Los alrededores estaban abarrotados de alumnos que observaban lo sucedido con curiosidad temerosa, circunstancia que el ente debía haber aprovechado, junto con la confusión del fuego, para salir corriendo.

- Drago -la mano del Profesor se aferró a su brazo en un intento por retenerlo-. No dejes que te afecten sus pal....

- No -de un gesto brusco, el mutante se zafó de su agarre y se apartó varios metros. Una profunda capa de oscuridad recubrió su luminosa apariencia hasta que lo único que resaltaba eran sus ojos, dos profundos pozos de odio de un blanco tan intenso que dolía a la vista-. No me hable ahora. Necesito estar solo.

Eran demasiadas cosas que asimilar... La pérdida de Elissa y de Cassandra y ahora el reencuentro con su mayor pesadilla surgida del pasado y el hecho de saber que rondaba libre por Nueva York porque no habían sido capaces de controlarla. No... necesitaba estar solo... y reflexionar, y para eso le iban a venir estupendamente los días que le había prometido Lobo en el Valle.

El resplandor de sus ojos se extendió a todo su cuerpo y Drago desapareció. Aún no estaba listo para volver.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Genie in a bottle (Martha R., Xavier pnj) [02-04-2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
Genie in a bottle (Martha R., Xavier pnj) [02-04-2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Explicaran la calvicie de Charles Xavier
» Profesor Charles Xavier, "Profesor X"
» Charles Xavier
» [La Colisión de los Mundos] ¿Soy yo, o huele a podrido...? (Irene S, Poltergeist, Sunbreath, Charles Xavier)
» PROFESSOR X/Charles Xavier

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York :: Mansión X-
Cambiar a: