Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Blackagar Boltagon
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 26/03/2017

MensajeTema: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   7th Agosto 2017, 20:35

Pasillos bien Iluminados ,con alfombras y cuadros abstractos en las paredes para hacer atractivo visual, lo material que podría atraer a un ratero cualquiera no tenía valor para el Inhumano, lo que realmente tenía valor para el eran esas personas, muy pocas, que cruzaban esos pasillos significaba que esas personas habían sido aceptadas para ser parte de ese pequeño círculo de confianza, circulo que se había reducido bastante, personas desaparecidas, familia, le costaba evadir ese hecho sin embargo se mantenía firme, el inmutarse por fuera era lo que siempre hacía eso no podía cambiarlo.

Respiraciones profundas de quien fue rey de los Kree, solo se podían escuchar sus pasos a través de ese pasillo que parecía ser infinito, no lo era, pero se sentía de esa manera en lo que intentaba llegar a un estado de profunda calma, como si el tiempo fuera cada vez más lento , como si comenzara a perderse en el espacio, sumido en un lugar más allá de la realidad concentrándose en la nada en el silencio, sumirse en la nada era realmente sencillo para él mas tras tanto entrenamiento .

— Mi señor, hasta que por fin lo encuentro, Nuu… ¡Frank! Dijo que no podría venir a la hora acordada pero que se quedaría más tarde, Treste e Irelle  lo necesitaban en casa , crisis de adolecentes ya sabe cómo es él con esas niñas— Interrumpiendo el momento de aislamiento que estaba teniendo Black Bolt, con ese  Rostro era difícil no tener que prestarle atención.

Alzaría su mano izquierda y la movería de un lado a otro, tenía que dejarlo fluir, recientemente no habían tenido problemas por lo que Frank se podía permitir atender a las jóvenes, como un buen padre lo haría.  Caminarían por los rincones hasta llegar un cuarto en lo alto que tenía vidrios ahumados, permitía no ser visto por quienes estaban abajo disfrutando de la noche, pero si por los ojos de ambos Inhumanos. En el mismo cuarto había monitores de los otros cuartos y salas de reunión, para juegos, negocios, etc.…

—  Usted sabe que pronto comenzar a preguntar dónde  se encuentra intente no dar razones para que se pongan en su contra, aproveche y disfrute que no hay problemas…—
Podía sentir la preocupación en cada una de esas palabras y estaba bien por parte de él querer ayudarlo, pero ni aun así se mostraría preocupado, ellos no lo querrían así, si sería cuestión de tiempo que Black  Bolt bajara a presentarse ante todos como era costumbre, aprovecharía para vigilar durante unos su pequeño castillo, su hogar, para apreciarlo mientras la noche se llenaba de luces y música, aunque a su habitación no se escuchara nada.

Aquel hombre vistiendo ropa para la elegante noche como era costumbre no dejaría pasar una noche para portar su uniforme no oficial, de esa manera sería mucho más fácil reconocerlo entre las multitudes, pero no por eso se sentía un objetivo, no en su casa, había que estar bastante demente para tenerlo a él como un objetivo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: Re: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   14th Agosto 2017, 03:51

Todo estaba tranquilo, siempre estaba tranquilo y eso era lo extraño. No extrañaba pertenecer al consejo que siempre necesitaba que todos estuvieran preparados para cualquier emergencia sobrenatural que surgiera en algún punto recóndito del mundo pero ahora sin la carga de estar en el escuadrón de control de riesgos se sentía algo vacío. Había perdido la cuenta de las veces que se había levantado a media noche creyendo escuchar las alarmas de la barracas o de porque aún mantenía su uniforme del consejo bien lavado y planchado a tal punto que la tela parecía recién comprada en vez de un uniforme con varios años de uso.

Las cosas debían de haberse calmado bastante en Nueva York, así que era hora de regresar para pasar a visitar a algunos amigos antes de emprender otro viaje. Nunca se quedaba demasiado en un lugar, en parte por la paranoia que contagiaba a todo aquel que se metía en el mundo secreto y en otra parte por sus propias ganas de recorrer este nuevo mundo que era tan parecido y a la vez tan distinto de su hogar natal, por lo que tomó el bolso con sus pertenencias y subió a un tren. Necesitaba fondos para poder ir hasta el viejo continente y ese lugar era mejor que Las Vegas, donde los casinos tienen más cámaras que gente en su interior.   Sus músculos le decían que el viaje había sido algo pesado cuando empezó a caminar por el andén de la estación esa mañana  mientras miraba otra vez  las mismas calles donde había despertado totalmente desorientado tiempo atrás.
A pesar del cansancio aún quedaba bastante para hacer, de modo que se dirigió a  un hotel donde reservo una habitación por un día. Se dio una ducha y se cambió de ropa antes de tomar el resto del dinero que le quedaba para volver a la calle buscando información. Pasó todo el día averiguando algún lugar donde hacer dinero fácil apostando a las cartas que no fueran los sitios donde ya había estado de forma que nadie le conociera, haciendo más fácil el poder ganarle a algún incauto que lo tomara por un jugador novato. Fue así como llego a sus oídos un lugar llamado Quiet Room, no se sabía mucho sobre el lugar salvo porque era un sitio bastante exclusivo y elegante, donde al parecer también se podía apostar con cantidades más grandes que las mesas de cualquier establecimiento regular.

Este lugar, que recientemente había abierto sus puertas me tenía intrigado así que decidí ir a comprar un traje. Tener que llevar mi uniforme con todas las protecciones y el equipamiento a veces resultaba molesto, pero la incomodidad de la ropa sumada al hecho de que me sentía totalmente fuera de lugar con ella lo hacía bastante peor sin contar el hecho de que fue bastante costosa para solo usarla esta ocasión. Aun así valdría la pena si en ese lugar lograba amasar suficiente para comprar una identidad falsa lo bastante buena como para salir del país y cruzar la aduana de la red de Nápoles sin  levantar sospechas. El resto podría resolverlo una vez allí.

De modo que esa misma noche asistí al Quiet Room,  recorrí el lugar con la mirada observando a los concurrentes mientras estudiaba la disposición tratando de ubicar donde estarían las mesas de poker, me llamo la atención el aspecto de varios personajes dentro del lugar ya que al parecer no era la única rareza en el recinto incluyendo a un hombre con un extraño adorno en su frente que caminaba recorriendo el lugar y saludando a los presentes. El hombre se movía a sus anchas lo que me hacía pensar que sería el dueño o tal vez una persona muy influyente en estos círculos como para tener el respeto de todos los presentes. Decidí mantener el perfil bajo comportándome de forma tranquila, como si no fuera mi primera vez  aquí, mientras evitaba estar en la trayectoria del carismático del adorno, no estaba en este lugar para hacer sociales y menos para inventarme una vida que justificara mi presencia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blackagar Boltagon
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 26/03/2017

MensajeTema: Re: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   17th Agosto 2017, 12:15

Off::
 

Observar a todos las personas desde arriba podía hacer sentir poderoso a cualquiera, empresarios, presidentes, reyes etc etc y cuanto más grande fuera la cantidad de personas más se podía crecer el ego de las personas, la sensación de poder que se podía generar al creer tener bajo tu dominio a esos seres, no estarían ni cerca de imaginar cómo se sentiría el tener un planeta, mucho menos una colonia de planetas plagados de diferentes razas alienígenas y que todas ellas te consideren su líder, seguramente se volverían locos con eso. Por otro lado estaba la presión que generaba tener todas las esperanzas de ellos cargando sobre tus hombros y que todas las decisiones que tomaras serán por el bien de ellos  y que estarías dispuesto  desde luchar contra un  imperio intergaláctico hasta entregar tu vida por el bien de ellos.

Ver reducida la presión de todo eso a estar en la Quiet Room era realmente relajante, no cargar esa presión pero volvería a hacerlo de ser necesario,  todo parecía tan mínimo y pequeño, quizá menospreciaba a los que ahí se encontraban, pero no se podía comparar una cosa con la otra, no sentía presión, por lo que pudiera ocurrir y quizá muy pocos podrían notar eso,  la poca emoción que le generaban los mafiosos que a su club venían,  cosa que en otros lugares eran de temer y obtenían atención especial de Black Bolt solo obtenían un silencio frío como el que proporcionaba el espacio mismo.

Hora del espectáculo, Black bajaría para sentirse uno entre ellos y no un ser aislado de todo contacto, pronto una que otra personas comenzaría a saludarlo, algunos aun eran del resultado de la explosiónde la T-Bomb habian desarrollado poderes y Black les daba hogar mientras aprendían, con la ausencia de Medusa en el mapa no tenía problema en hacerse cargo de alguno de ellos y entrénalos, a cambio le ayudaban a dar algo de vida.

Flagman se había quedado en el cuarto de arriba, observando el público, mientras que uno selecto grupo era guiado por unos pasillos, al parece hoy habían bastante personas dispuestas por lo que se habían habilitados cuartos, estos eran espaciosos y cada uno de ellos había un repartidor diferente. Cuidando la entrada había un tipo bastante imponente, se suponía que impedía el paso a indeseados.

Los mafiosos y millonarios adictos al juego habían sido llevados a distintos cuartos donde dentro de los mismos no eran observados, era protocolo del local, esa cierta confianza era una de las cosas buena que brindaba la Quiet Room, sin embargo, estaba terminante prohibido hacer daño a otros y usar poderes o tecnología dentro de los mismos lugares, era toda una serie de reglas que acataban una lógica, por eso habían tanto buenos como malos, poderosos como sin poderes, todos reunidos en un ambiente donde no había que temer, todos estaban protegidos ahí, hasta que dieran una razón para no serlo.

Había también un cuarto donde habían algunos asesinos/mercenarios que aunque tenían armas de fuego en su cuarto, no tenían permiso de usarlas, estos jugaban un juego un poco más peligroso ya que tenían que adivinar y usar dados para ello, quizá algo peligroso si acaban con la paciencia de estos.  Al final del pasillo se encontraba un cuarto en completo silencio donde se hacían apuestas de una pelea mano a mano, había un Centurían, (para los que no se identifiquen un hombre azul con una cresta, similar a Yondu de Guardianes de la galaxia) contra un Kymellian (Este se parece a Bill Rayos Beta pero de color negro) que disputaban una pelea amistosa como una especie de entrenamiento para aquellos con gustos más peculiares,  los cuartos no tenían que ser monitoreados a menos que el botón de pánico de alguno de ellos se activara .

El hijo menor de Rynda aun atendía a los demás entregando sonrisas que los complacían de comentarios sobre cosas, como lo bonito que estaba el lugar y que deberían hacer un concierto o similares, no había pensado en eso era una idea a considerar.


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: Re: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   31st Agosto 2017, 10:33

Joyas, adornos, relojes caros, collares de oros, trajes y vestidos  que valdrían más que el salario de varias personas en un año se conglomeraba bajo las luces que ambientaban el lugar mientras me abría paso hasta la barra sintiéndome una extraña criatura entre tanto despliegue de lujo.  Una vez llegado al punto intermedio de la travesía me senté en un taburete mientras esperaba ser atendido admirando la variedad de bebidas que se exhibían al público así como nombres tan extraños que jamás había llegado a creer que se tratara de una marca de alcohol. El barman se acercó saludando cordialmente mientras me preguntaba que quería beber. Mientras preparaba mi bebida aproveche para preguntarle sobre las mesas de apuestas.

Ya con el vaso en la mano, agradecí las indicaciones y me dirigí hacía una de las salas donde se estaban reuniendo las personas que querían disfrutar además de una buena bebida de unas manos de poker por dinero.  Las personas contra las que iba a jugar tenían bastante mejor condición económica que yo así que no era de extrañar que fuera la persona con menos fichas de la mesa puesto que para llegar a la apuesta mínima había gastado todo el dinero que me quedaba. Esta noche era a todo o nada, pero el riesgo valía la pena y si perdía tampoco era mucho problema ya que dormir en bajo las estrellas no era tan malo cuando el frío no es molestia. Muchas de las personas sentadas jugando conmigo llevaban sus armas consigo lo que me hacía pensar sobre porque el imponente guardia que me había permitido la entrada a la sala no me había palpado en busca de objetos peligrosos, al parecer había una regla implícita sobre el uso de armas dentro del edificio ya que algunas personas son paranoicas al punto de sentir la seguridad en el acero de las pistolas o revólveres mientras que otras saben que no pueden despegarse de ellas por su rubro de trabajo, no estaba ahí para juzgar al dueño del local pero a pesar de que con solo mirarlo sabía que el sujeto parado en la puerta a mis espaldas era muy competente peleando en caso de una balacera dentro de la habitación no podría ingresar antes de que sucediera algo digno de  aparecer en la sección de policiales del diario. Por supuesto que eso no sucedería esta noche aquí dentro, yo me aseguraría de eso.

El repartidor saco las barajas de cartas, mostrando que se trataba de barajas completamente nuevas antes de mezclarlas juntas y comenzar a repartir. En mi tierra jugábamos a contar cartas solo por diversión con más de una baraja para calcular la posibilidad de que cada carta saliera en cada mano, son probabilidades bastante astronómicas de sacar a ciencia cierta que saldrá en cada mano a cada jugador pero el hecho de saber aunque sea con un rango bajo de certeza que podría llegar a tener cada uno, sumado a que si estudias a la persona verás cómo se comporta según las cartas que posee te ayuda bastante a saber cuándo parar o avanzar para vencerla. De esta forma fue que gaste la mitad de mis fichas apostando de a poco mientras estudiaba a cada uno de mis contrincantes y cada expresión durante cada una de las manos antes de empezar a hacer mis movimientos.

No puedo decir que mi método fue infalible, tampoco me ayudaría que lo fuera ya que eso haría pensar que estaba contando cartas o haciendo trampa,  pero mis fichas comenzaron a recuperar su tamaño original así como a aumentar de forma más rápida de como las había gastado sorprendiendo a alguno de los otros jugadores mientras otros me miraban con disgusto cuando entendieron como estaba jugando, aunque ya era tarde para lamentarse porque les llevaba la delantera y empezaba a jugar conservando lo que tenía hasta que lograba manos ganadoras sin dejarme provocar. A lo largo de tanto tiempo mi vaso de Blue Lagoon poco había cambiado, tomando algún sorbo ocasional o metiendo apenas un dedo en el interior para agitarlo mientras mantenía la temperatura y el hielo de la bebida en su punto justo, lo que  noto el repartidor de cartas que vio el vaso prácticamente igual cuando a los demás jugadores les sirvieron su tercera o cuarta ronda de bebidas mientras la mía aún no dejaba la mesa antes de mirarme a la cara, me limite a sonreí  y seguir jugando para que no usaran la excusa de que estaba complotando con él por mi buena racha.

Una vez conforme con la suma que había ganado, la cual no era poca considerando la cantidad que tenía cuando había empezado, terminé mi bebida y salí de la habitación con la pequeña fortuna que me aseguraría un pase sin problemas hasta Europa. Había conseguido mi objetivo así que mi mente ya estaba un poco más relajada y tranquila cuando crucé el umbral de la puerta, dirigiéndome de nuevo al salón principal mientras estiraba los brazos para aliviar la tensión en mis hombros después de mantenerme tan tieso durante el juego cuando una mujer tropezó accidentalmente con una de las camareras haciendo que esta cayera de la pequeña escalinata que separaba el salón de juegos de la parte regular del club. Me acerque a ayudar a la camarera mientras la mujer pedía disculpas horrorizada porque la primera muchacha tenía un corte sobre la ceja derecha que había comenzado a sangrar, por lo que tome el pañuelo que llevaba y lo use para limpiarle la sangre mientras presionaba la herida para que la hemorragia se detenga, la otra mujer desapareció para luego regresar instantes después con otro de los mozos que me ayudó a poner en pie a la joven mientras la llevábamos para que la atendieran.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blackagar Boltagon
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 26/03/2017

MensajeTema: Re: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   2nd Septiembre 2017, 10:18

Tener un poco de paz era bueno, lastima lo poco que duraba eso en las noches de la Quiet Room, el ojo en cielo que Black Bolt tenía ya había despertado luego de descansar un poco, el hombre naranja pronto comenzaría a poner orden sobre el palacio en el que vivía a diario escudriñando entre los pasillos teniendo muy en cuenta la discreción para no perturbar de ninguno de los eventos de la noche. Servir a Black Bolt era una de las tareas más complicadas para Flagman sin embargo era una devoción tan fuerte como la que podría tener Jarvis por la mansión de los vengadores y si le podía ahorrar un problema a su rey pues estaría encantado. Cuestión de segundos podría observar a una de las mujeres que tenían turno esa noche salir caer seguida de un hombre que a sus ojos asediaba hacia ella.

No respetar a quienes trabajaban en la Quiet Room era algo que fácilmente enardecía su sangre inhumana, pronto lo que parecían tiras de colores que caían de cualquier parte de su piel, excepto su rostro,  se estirarían hacía el dúo en cuestión y sin previo aviso atraparían el hombre, pasando de ser pequeños serpenteantes látigos suaves como la seda a fuertes enredaderas que atraparían al hombre en cuestión, aprovechar que ese hombre bien vestido estaba entretenido molestando a una de las empleadas para tomar desprevenido al hombre y momificarlo de la boca hasta los pies con tanta fuerza como para impedirle mover un musculo, eso suponiendo que su fuerza física fuera de acuerdo con sus dimensiones. Ese hombro se le borrarían los iris de los ojos, como a la mayoría del os inhumanos al usar sus poderes, su mirada asesina sobre aquel señor que aun sin conocer le comentaría de forma amenazante.

—Dame una sola razón para no traer a los guardias y que te den una sola paliza y te hagan comprender las reglas del lugar como se debe. —

Aun sin comprender a ciencia cierta que ocurría y la razón de se hombre, Flagman emitiría una ligera alerta, sería cuestión de tiempo para Black enterarse, si no es que estaba demasiado ocupado afuera, (Quien realmente aun estaba siendo sofocado por otras personas) Estaba siendo un poco severo con el joven, no había detallado el pañuelo y la mucama; por ponerle un nombre, estaba un tanto atontada aun por el golpe.

Esperar que gimoteara por su vida, sería satisfactorio pero no era buen ejemplo; hacerle daño y golpearlo contra la paredes sería un escándalo, dejarle defenderse, no le agradaba, pero seguramente su rey lo haría antes de actuar usando sus manos, de manera ligera sus tejidos que lo atrapaban comenzaban a ceder solo para dejarle hablar de una forma tosca, corría peligro de que ese sujeto pudiera gritar muy fuerte por ayuda pero de ser así ya podría golpearlo.

— Y Bien, que esperas para cantar, no tienes mucho tiempo antes de él venga y es un hombre de pocas palabras —


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: Re: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   8th Septiembre 2017, 09:03

Estaba inmerso en ayudar a la chica y por eso fue que no pudo darse cuenta de las cintas. No esperaba ser atacado de manera tan precipitada, razón por la cual no pudo reaccionar hasta que estuvo completamente inmóvil. Un rostro apareció delante de él amenazándolo porque había roto las reglas del lugar lo que sumaba desconcierto a la extraña situación. Lo único con lo que podía asociarlo de manera lógica es que estuvieran molestos por el resultado de la partida de poker y que estuvieran culpándolo de hacer trampas, lo que se afianzo cuando el amasijo de tiras multicolores le pidió que cantara antes de que su jefe se hiciera presente.

Ser llamado tramposo ya era insultante pero que además quisieran propinarle una golpiza gratuita sin haberle dejado defenderse era caer muy bajo por lo que sería hora de aplicarle un correctivo no solo a este esper raro que lo aprisionaba sino a cualquiera de esos tipos que pensaba mandarle, por lo que primero tenía que soltarse de las sujeciones para poder enfrentarse a todos, ya que si este ente había podido salir de la nada tal vez sus compañeros tendrían habilidades similares y se vería rodeado antes de poder tomar alguna acción.

Su mano derecha comenzó a aumentar su temperatura quemando el pañuelo con el que había estado deteniendo el sangrado de la frente de la camarera y haciendo que empezara a soltar finas hebras de humo que se asomaban tímidamente entre las ataduras mientras la izquierda comenzaba a hincharse cuando el hielo que  ocupaba espacio entre el tejido y la piel de su usuario comenzara a cortar el entramado hasta reventarlas, dando el aspecto de que unas enormes garras semitransparentes hubieran nacido donde antes solo había una mano humana.

-Llama a los guardias si quieres, y también a tu jefe. De esa forma podré firmar el libro de quejas cuando haya terminado de hacerte picadillo por atacarme-
. Le respondió.

Miró su mano derecha y sus iris cambiaron momentáneamente de color antes de que las vendas comenzaran a arder furiosamente para liberar las falanges que al contacto con el aire se fundieran con la llamarada, aumentando su tamaño de forma exagerada e iluminando todo el corredor con la cálida pero amenazante luz que solo el fuego provoca.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blackagar Boltagon
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 26/03/2017

MensajeTema: Re: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   21st Septiembre 2017, 02:53

Off: Lamento la tardanza y los problemas, espero ya solventar todo y poder ponerme mas al corriente.

El Inhumano sacaba mas de esas tiras se me movían hacía ellos hasta el segundo en que podría sentir un cambio notable, esas hebras que vestían su piel se sentían de manera similar al cabello para él por lo que sería notorio y fácilmente captable lo que ocurría en las manos de él aunque, no como para descifrar los poderes del mismo. En lugar de continuar con la momificación del joven, quien no conocía su nombre, optaría por tomar a su compañera de trabajo para llevarla a un resguardo más seguro que a los pies de su supuesto agresor.

Una vez con ella en sus brazos comenzaría a retroceder soltando a Alexander, el resistir que sus manos se liberaran era algo que no estaba en sus capacidades, no era un peleador, por lo tanto su mejor esfuerzo por retenerlo fue corto pero suficiente para tomar a la moza. Había que tener en cuenta que para las hebras más que el frío o se cortadas, el calor era lo que realmente podría lastimarlo. Soltarlo de forma total mientras caminaba hacia atrás, no se mostraba asustado ante ver lo que había en sus manos, luego de haber retrocedido una cantidad de pasos que le permitiera sentirse ligeramente seguro (Unos 3 metros de él.) se detendría.

Sin comentarle nada al respecto para responder su comentario referente a las quejas pronto un hombre muy grande, con piel rosada, proporciones de cuerpo similar a las de un Hulk, aunque este podía ser menos intimidante por no ser verde; usando los colores blanco y negro en sus ropas no iba vestido, una franela sin mangas y unos pantaloncillos respectivamente.  Definitivamente ese hombre no venía de forma amigable y su presencia hacía sentir el ambiente más caliente de lo necesario.

Ajaxis, por favor muéstrale al señor que ocurre cuando lastiman a uno de los empleados en la Quiet Room —  Diría flagman.

Sería entonces cuando este se tornaría realmente violento y en acción por proteger a sus compañeros embestiría en su dirección con la fuerza suficiente para castigarlo contra la pared, y que la próxima vez que lo intentara atentar contra un compañero se lo pensara dos veces. Ajaxis era de la raza hombre de lava y por su naturaleza había poderes de fuego en él, con cada acercamiento que tuviesen había la posibilidad de sentir el calor y el contacto sería tan agonizante como ser quemado vivo eso sin contar la fuerza de ser golpeado por alguien de sus dimensiones sería notorio a menos que Alexander ocultara alguna especie de súper-fuerza.

Mientras en la fiesta ninguno de los civiles había notado la pequeña riña que ocurría en el apartado, por lo que la música y los demás trabajadores no se detenían, quien notaría realmente que el inhumano conocido como Flagman comenzaba a brillar pro su ausencia era Black Bolt; que le parecía un poco extraño que su compañero no viniese a asistirle. Comenzaría a buscarlo por sus alrededores comenzando a evitar a los demás, sus sentidos comienzan a alertar y se dirigiría a la barra para eventualmente solicitar información sobre su asistente y cercano compañero.

Cuestión de segundos sería para que el rey Inhumano se enterase de la revuelta, sin embargo no sospechaba que ocurría pero comenzaba a imaginarse lo peor.


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alexander Dragún
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ficha de Personaje
Alias: Kamus
Nombre real: Alexander
Universo:

MensajeTema: Re: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   17th Octubre 2017, 09:01

Mientras Alex quemaba y cortaba las cintas para poder liberarse, tanto el cómo su atacante se dieron cuenta de que esas tiras de tela no lo detendrían, por lo que el hombre fue retrocediendo mientras sujetaba a la camarera y la alejaba de él. Estaba por advertirle sobre que la mujer estaba herida cuando un sujeto enorme apareció por el corredor vistiendo un trajecito que parecía quedarle pequeño y que resaltaba aún más su tremenda musculatura por no mencionar que las partes del cuerpo que la ropa no alcanzaba a cubrir eran de color rosado. Sin duda alguna sería uno de los guardias de seguridad y tendría que pelearse con él.

A estas alturas la integridad del traje que estaba estrenando ya no importaba así las llamas se extendieron hasta su antebrazo mientras que la camisa y la manga del saco reventaba por las costuras mientras su brazo se hinchaba por la masa de hielo que crecía sobre su piel. Estaba a punto de tomar la iniciativa y atacar primero al gigante cuando escucho al hombre de tela decir que había atacado a la mujer.

-Espera, ¿Qué crees que hice que?-.  Se distrajo para mirar al hombre que sostenía  a la mujer totalmente desconcertado por lo que acababa de escuchar.

Esa fue la oportunidad del hombre rosa que cargo contra él estrellando contra la pared. El golpe fue muy fuerte, haciendo que se desorientara lo suficiente para el que gigante rosa inmovilizara su mano izquierda con su mano mientras usaba su otro antebrazo para sujetar el cuello de Alex contra la pared mientras hacía presión para asfixiarlo.

La presión en el cuello estaba cortando la entrada su entrada de aire, intento en vano quemar al hombre con su mano derecha pero el contacto de las llamas no hizo efecto en la piel rosa, así como no lo hacía en él a pesar de sus prendas echaban humo por el contacto con su atacante. En un intento desesperado apoyo su mano izquierda contra la pared congelando toda la superficie donde estaba apoyado mientras apagaba las llamas de su mano derecha y usaba el hielo de la pared para cubrirla hasta formar una masa redonda enorme con la que lanzó un golpe contra la oreja de su oponente. El enorme tipo sintió el golpe aflojando un poco su agarre mientras Alex repetía su ataque para luego lanzar un puntapié a la ingle del hombre. El último golpe surtió el efecto esperado haciendo que se separaran. Con gran dolor exhalo e inspiro con fuerza para que sus pulmones se llenaran de oxigeno de nuevo antes de lanzar otro par de golpes a la cabeza, derribándolo antes de girarse hacia el hombre de tela.

-Y… yo… no…-. Le costaba mucho hablar porque aún no había recuperado el aliento.- no… ataque… a nadie,…. -. Inspiró hondo.- fuiste tú el que empezó-.

Se recostó contra la pared de nuevo, exhausto y adolorido esperando a ver quién sería el siguiente en sumarse a la pelea. No creía estar en condiciones de pelear con nadie más pero si era necesario tendría que hacerlo con tal de salir de una sola pieza.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blackagar Boltagon
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 26/03/2017

MensajeTema: Re: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   Hoy a las 06:26

Sin la presencia de Flagman a su lado se sentía un tanto incompleto, como si le faltara su sombra, debido a que él lo acompañaba a casi todas partes y si no se dignaba en aparecer tendría que ir a buscarle, él no era de ausentarse. Una seña a la joven que atendía la barra le indicaría que no deseaba ser molestado mientras iba por su compañero. Caminó casi que de forma directa hacia el pasillo donde toda la acción se estaba formando y ahí pudo encontrar a tres hombres y una mujer, en su mayoría todos heridos.  ¿Acaso habían tenido una pelea de taberna estos cuatro? Flagman conocía que no le gustaban las peleas, no en su casa, su mirada hacía él era suficiente regaño como para saber que estaba decepcionado, obviamente no había controlado la situación que se le ha presentó.

Inclinando su cabeza notaría a la mujer con unas vendas, parecía algo lastimada, lo curioso es que eran de Flagman las vendas. ¿Cómo lo sabía? Eran de colores similares a los de su cabello y demás tiras que cubrían gran parte de las zonas visibles donde crecía pelo en un humano. Ella necesitaba más ayuda que eso , luego estaba a Ajaxis en el suelo en una posición que indicaba que le habían atacado en la ingle, o cerca, en un intento de ponerse de pie el Rey Inhumano le puso la mano en el hombro, ya él estaba ahí, no era necesario forzarse demasiado.

Luego estaba el joven que parecía cerca de caer inconsciente, balbuceaba algo, debido a que no reconocía su rostro, posiblemente él sería el centro de lo que había ocurrido en ese instante, pero verle como vestía esas ropas rotas y quemadas. Parecía ahora prestar atención a la habitación era un desastres y había restos de hielo, agua y piel quemada de Flagman por el pasillo. Él hombre en el suelo había tumbado a Ajaxis, interesante.

Afincó su vista sobre el joven, Blackagar en ese instante observaba a Alexander aplicando el proceso de observación,  pero no a un nivel normal, a ser entrenado por los monjes en Attilan pudo desarrollar la capacidad de las líneas de todo. No de manera tan profunda como lo haría Karnak, pero si lo suficiente como para detallar que el combate lo había agotado, la resistencia que pondría sería mínima, mejor.  Black Bolt solo alzaría su mano frente a él en señal de que no tenía intenciones de lastimarlo, pero no podía dejarlo ir. De su antena saldría un rayo amarillo directo a la cara de Alex que por la distancia él dudaba que lo esquivara, no lo dañaría pero ese disparo de electrones, solo  lo dejaría en un estado de sueño que sumado a su agotamiento sería suficiente para que no ocurrieran más problemas. (tal como hizo con su hermano Maximus en el pasado.)Lo tomó como a un saco de papas y en su hombro lo preparo para llevarlo a otro pero no sin antes ordenarle a Flagman entender a los demás y limpiar el desorden que habían causado entre todos.

“Pequeño humano, lamento informarte que no vas a irte sin explicar, quien eres, que querías y lo que sea que tuvieras que hacer luego esperara a que tenga todas las respuestas que necesito”
Fue el pensamiento que surco su cabeza, llevó a Alexander hasta una habitación, la cual era lo necesario para que él descansara lo que necesitara. Al entrar a la recamara lo pondría en una cama y se sentaría en la otra a esperar pacientemente que el inhumano implicado en el asunto del pasillo se desocupara y fuera a su ubicación, que eventualmente lo haría.

Sería paciente y dejaría al joven descansar y recuperar sus fuerzas y durante el tiempo que le tomara y una vez despertara, esperaba que comenzara a relatara su historia, sería muy útil para no perfilar y tener que echarlo, además no todos podían con un sujeto tan grande como Ajaxis  ese joven sin nombre, quizá tenía cualidades especiales que podrían serle útiles al inhumano y viceversa.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
El hogar de un hombre es su castillo. [Alexander Dragun-3/3/2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» MEMORIAS DE UN HOMBRE MUERTO
» Camino a la felicidad
» Cadel Rompe con Falete,Pillado con otro "hombre"(Imagenes Pag 6 y 7)
» Castillo de Wewelsburg
» ADAM WARLOCK, EL HOMBRE

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: