Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 The silent one and the unusual blonde (Bloody Mallory) [15/3/18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Blackagar Boltagon
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 26/03/2017

MensajeTema: The silent one and the unusual blonde (Bloody Mallory) [15/3/18]   21st Octubre 2017, 20:53

Algo de musica:
 

Rara vez se podía ver una noche como esa, las personas, las luces, el movimiento, hace poco desde que todo el caos había iniciado y el Inhumano tenía demasiadas cosas revoloteándole en la cabeza, como si alguien hubiera molestado un panal muy grande y ahora todas esas avispas estaban alteradas buscando un culpable.  Pero no todo era malo para él Inhumano estaba así, la Quiet Room estaba lleno de personas y bastante agitado, quizá debido a la sobrepoblación que había en la ciudad actualmente. Black se había percatado de que era inusual lo que ocurría estos días pero no lograba descifrar por si solo la razón de eso, necesitaba ayuda, pero no una ayuda usual si no de personas que eran muy inteligentes.

Quizá una visita a la Home Planet sería de utilidad, pero era demasiado trabajo ir tan lejos por tan solo unas dudas, Quiza Stark, Strange y los demás tendrían respuestas más acertadas sobre que estaba ocurriendo y que hacer al respecto. Afrontaría eso una noche a la vez, justo ahora tenía que atender a todos los presentes que ante la gran población no había suficientes empleados algunos tenían 2 días que no aparecían, seguramente estaban poniendo en orden sus vidas.

Se alisto para la noche, se preparaba para algo un tanto agitado e intentaba calmar su mente para que la imagen de quienes no aparecían, no lo fueran a torturar debido a que entre ellos estaba Medusa y sus otros primos, ya no se comunicaba con ellos desde hace tiempo, pero comenzaba a preocuparse. Respiró de manera profunda y con su mano se quitaba las posibles imperfecciones que pudiera tener el susodicho.

La música, las personas, las luces, todo indicaba que la noche iba a ser bastante movida, comenzó a caminar intentando no chocar con nadie, hasta encontrarse con una mujer en especifico, y le saludo estrechando su mano, era una visita agradable ver un rostro. Una ligera sonrisa recorría su rostro.  


   Hace cuanto no nos veíamos, ¿Cómo has estado?, Si ya lo sé pero mira a los que trabajan para ti, creo que preferirían ser atendidos por mi a que por que tipo rosado … —

La mujer usaba un vestido negro, cabello que era de un color similar a su piel, un amarillo oscuro, aunque lo que más resaltaba de ella eran sus orejas y demás rasgos gatunos, aunque sin cola. Parecía conversar con él aunque de sus labios no salía ni la mas mínima palabra, cualquiera creería que estaba hablando sola, pero esas orejas no estaban ahí de adorno, su nombre era Auran.

La conversación entre ellos tampoco era mucho, era más una narrativa de un par de experiencias que tuvo mientras estuvo fuera, él de manera muy calmada le toco el hombro, ella bajaría su mirada y asentiría, aunque ella estaba muy sonriente era fácil notar que si había vuelto había alguna razón, pero no era el mejor momento para hablar de eso.

Comenzó a atender a demás personas y a supervisar como iban los pocos trabajadores en caso de que algún necesitara alguna ayuda en especifico, ya fuera en la barra o en alguna de las mesas.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mallory Debonnaire

avatar

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 30/09/2017

MensajeTema: Re: The silent one and the unusual blonde (Bloody Mallory) [15/3/18]   24th Octubre 2017, 20:42

Sed. La sensación de no haber probado alimento en varios días atenazaba su garganta, ardía en su pecho y le provocaba aquella desagradable emoción de frenesí, de necesitar acechar en las sombras hasta encontrar a la presa perfecta. Y pocas cosas podían haber que Debonnaire aborreciera más que sentir su propio autocontrol negado a manos de un instinto tan bochornoso como era la necesidad de alimentarse, algo que supuestamente había quedado tan atrás en la evolución humana. Algo que acompañaba de la mano su condición y que tan a menudo se había asegurado de mantener a ralla. ¿Qué había cambiado?

Unos instantes antes, caminaba por las calles de Nueva York acompañada de su asistente Arlette, al siguiente, el mundo entero parecía sumirse en el caos, llevados en una marea negra y oscura que engullía a los edificios y las personas por igual. Mallory acertó a ver los ojos de color café de su acompañante antes de perder el suelo que pisaba. El instinto le ganó al raciocinio y Mallory convocó dos alas negras a su espalda, en un intento de volar. Pero arriba era abajo, no había puntos cardinales, y sin embargo caía en todas direcciones en un abismo ingrávito. Hasta que impactó contra el suelo, el golpe privándola de aire en sus pulmones, y aunque rara vez necesitaba respirar, era una costumbre que no había perdido y tardó unos segundos en reponerse. El viaje la debería haber matado... Podría haberlo hecho. Y sin embargo, seguía viva. Durante unos días se había arrastrado en las sombras, espectante, intentando asimilar qué estaba sucediendo a su alrededor. Era Nueva York, y a la vez no lo era. Los rostros que había a su alrededor no se parecían en nada a los que, apenas hacía unos segundos, habían rodeado a la francesa. Y sin embargo, los mismos edificios, el mismo trajín desenfrenado tan común en las grandes urbes. El mismo olor. No, no el mismo. Escondida en las sombras, Debonnaire olfateaba el aire, precavida. Más olores. Más aromas. Había sangre... pero no tenían el olor común de los humanos. Y sin saber qué estaba sucediendo, protegida en la ausencia de luz, buscaba entender. Sólo un necio se lanzaría a cazar ciegamente cuando el terreno de juego había cambiado.

Soportó la sed durante varios días, acechando, escuchando, aprendiendo. Asimiló la situación e intentó decidir el mejor procedimiento a seguir. Y así, cuando se sintió preparada, salió a cazar. Y una vez alimentada, ya buscaría el modo de contactar con Arlette, y ver qué había sucedido con su hogar y sus pertenencias. El primero no fue demasiado difícil de conseguir. Tan sólo tuvo que esperar hasta encontrar el perfil de persona que encajara con sus víctimas. Gente sana, que estuviera sola, que no pareciera tener demasiada prisa. Esperó, paciente como una araña tejiéndo su trampa, y cuando éste estuvo suficientemente cerca, tan sólo tiró de los hilos, atrayéndole hasta sí...

Mallory no era una asesina. Siempre se cuidaba de alimentarse sin herir al recipiente, pero cuando la sangre tocó sus labios, le costó toda su fuerza de voluntad no alimentarse de él hasta la última gota. No fue hasta que al hombre empezaron a temblarle las rodillas que se percató de lo que realmente estaba sucediendo. Hasta qué punto se estaba alimentando.

Ne suffit pas... — Murmuró, acomodando al hombre contra una pared y acariciando con las largas manos su rostro. Se pasó la lengua por los labios, terminando de saborear el manjar, y se aseguró de que aquél hombre sobreviviría. No le preocupaba que le hubiera visto, o que conociera su rostro. Si todo cuanto escuchaba esos días era cierto, un vampiro no sería tan llamativo como lo estaban siendo los cientos de seres con poderes que de un día para otro habían cubierto las calles de los siete continentes.

No, no era suficiente.  Necesitaba encontrar, por el momento, un lugar que le pudiera proporcionar alimento. O en su defecto, un lugar donde adquirir información.

La luna acarició su melena dorada mientras caminaba por las calles de Nueva York en busca de un local. En los locales transitados era donde tenía más posibilidad de encontrar a ambos, y si era lugares donde los mortales pudieran adquirir alcohol, eso les desenvolvería, haciendo más fácil la adquisición de nuevos datos. Caminó, con el único acompañante de sus tacones resonando en la noche hasta adentrarse en una de las calles principales, y una vez ahí, cerró los ojos, escuchando, atenta. El sonido acolchado de la música a través de las paredes llegaba hasta ella desde un local cercano. Mallory no sudaba. Y eso era un añadido en mantener su ropa limpia aunque la llevara puesta, pero un par de días a la intemperie habían cubierto levemente de polvo el vestido rojo que se ceñía a su cuerpo. De camino a la puerta, sus manos trataron de arreglar el pequeño desperfecto. No logró del todo su cometido, y se adivinaban en su cuerpo los días al aire libre, en contraste con el aspecto elegante y el caminar altivo de la francesa. Pero ni todo el polvo del mundo ni un vestido roto eran capaces de borrar de sus pasos el aire sereno y apacible de la rubia. Como si realmente, no estuvieran ahí, y siguiera vestida en exquisita seda.

La música estaba un poco demasiado alta para su gusto, pero no era nada que no pudiera soportar. Al cabo de los años, había aprendido a gestionar sus propios sentidos para centrar su atención en aquello que le interesaba, y eso incluía el ignorar aquellos sonidos demasiado altos para ella. Se mezcló entre la multitud, zigzagueó, desviando discretamente la mirada cuando percibía a la gente a través de sus sentidos y cuando encontró un lugar tranquilo en el que posarse, se relajó. Se cruzó de brazos sosteniéndose los codos y paseó la mirada... Tarde o temprano, su aspecto llamaría la atención de alguien, y vería cuánta información podía sacar de ellos. Sus ojos dorados se detuvieron en la mujer de rasgos felinos y una y otra vez resiguió sus rasgos. Era la primera vez que se encontraba con una persona de tan curiosa fisionomía... Y no pudo evitar preguntarse cuál sería su olor, el color y sabor de su sangre, la cadencia de los latidos de su corazón.

Una sonrisa tensó los labios de la rubia. Un nuevo mundo ofrecía un gran abanico de posibilidades.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blackagar Boltagon
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 26/03/2017

MensajeTema: Re: The silent one and the unusual blonde (Bloody Mallory) [15/3/18]   27th Octubre 2017, 00:53

El proceso de observación del inhumano era una de las cualidades que consideraba buenas debido al hecho de que había tenido mucho tiempo para hacer maestro para observar las cosas y a las personas y conseguir debilidades en ellos, razones ocultas, motivaciones; pero no era el mejor en ello, habían personas que superaban con creses sus capacidades sensoriales, uno de ellos entre su propia familia, otros que más adelante conocería, ya fuera siendo ayudados por tecnología, poderes otorgados, o porque simplemente nacieron con capacidades superiores a las suyas. Esas capacidades eran útiles cuando se pavoneaba por la Quiet Room, como dueño del mismo, era importante saber la razón por las cuales algunos se asociaban con él.

Pero no era un genio como otros que él consideraba a su nivel, en momentos con solo verlos no era suficiente para descifrar las razones, eso lo aprendió de muy mala manera, habían personas que podían ocultar muy bien las verdaderas intenciones,  jugaban con la mente de aquellos a su alrededor, un juego de fingir y apuñalar por la espalda; sin embargo, otros dejaban su odio totalmente visible, pero la simpleza de esto hacía a esas personas de temer, ya que dejar a la vista tus intenciones podía hacer a los demás desear encontrar la quinta pata del gato.

El Inhumano podía ver los ojos de clientes presentes y muchos de ellos simples como una cuerda estirada, venían buscando diversión, otros olvidar, otros recordar y los últimos del rincón un nuevo hogar, de esos se había llenado la Quiet Room, hombres que pese haberse expuesto a la Terrigenesis en nueva Attilan, no tenían donde ir, no tenían familia, pese a su aspecto repitliano, tener cuernos, un tercer ojo, alas, garras, colas, pesuñas en lugar de pies. Todos eran aceptados en ese lugar, incluso algunos que sin ser inhumanos llegaban y eran acogidos por esa extraña familia. Colaboran con fuerza, olfato, capacidades para llamar la atención, otros con cualidades especificas para trabajos inusuales, que liderados por Black Bolt funcionaban como un organismo (cosa que costo más conseguirla que contarla.).

Esa noche, había unos oídos muy especiales echando una ayuda adicional, siendo capaces de escuchar hasta los más pequeños susurros de los presentes, aun con la música, hoy su portadora, estaba más tranquila que la última vez que vino, no parecía alterada de sus poderes y ya era capaz de controlarlos de manera que no generar un dolor de cabeza por usarlos.

—  Me gustaría que no me desplazaras, tengo algo muy importante que decirte… —  

Comentó en voz baja mientras se posicionaba para ayudar a los otros, si Blackagar se desocupaba pronto, le atendería antes aun, sus ojos agudos como los de un gato, fueron observados a los trabajadores y notaría que había deficiencia entre las personas que atendían las barras, por lo que acomodaría su vestido negro y tomaría libreta y lápiz, alguna de las mesas para atenderlas y llevar las ordenes a la barra, así descargar un poco el trabajo.

Por otro lado el Inhumano intentaba moverse entre los rostros selectos, estaba dando la bienvenida a muchas personas, personas que antes no había visto, Flagman justo ahora lo debería estar ayudando, pero se encontraba en los pasillos siendo cuidados de que no ocurriera algo en los cuartos, Ajaxis estaba haciendo se seguridad, como un hombre grande, músculos, rosado y bien vestido… Parecía que sería una larga noche y no parecía detenerse, de atender a los que llegaban, y algunos por más que los observase no los reconocía, aunque fanfarronearan de sus muchos años viviendo en la ciudad, era como si aparecieran de la nada.

Eventualmente Blackagar buscaría ver si quienes trabajaban para él estaban bien, por lo que se pondría a chequear en la barra primero, que ahí solía recargarse de personas, pues las bebidas salían de ahí.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mallory Debonnaire

avatar

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 30/09/2017

MensajeTema: Re: The silent one and the unusual blonde (Bloody Mallory) [15/3/18]   30th Octubre 2017, 22:33

Aunque fuera la necesidad la que había guíado a Debonnaire hasta el local, poco a poco la comodidad se aposentaba en sus huesos. Tenía la sensación de que ahí, podría sonreír sin esconderse, podría, si quisiera, extender sus alas sin que por ello se girasen hacia ella las miradas. Era una sensación nueva y maravillosa, a la que sin duda no tardaría en acostumbrarse. Pero todo lo bueno suele tener una contraparte maliciosa, y Mallory no pensaba confiarse hasta descubrir de qué se trataba. Seguiría, al menos durante un tiempo, ocultando la verdadera esencia de su ser, hasta asegurarse de que ahí no corría ningún peligro.

Por lo pronto, observó cómo el resto de personas se desenvolvían, intentando averiguar el papel que interpretaba cada uno en aquél peculiar escenario. Estaba claro que ni la chica felina ni el moreno de la antena eran gente común en el local, a juzgar por el cómo se movían entre la gente y la rapidez con la que ambos parecieron ocupar sendos puestos de trabajo. Uno de ellos se ocupó de la barra, y Mallory empezó a zigzaguear entre la multitud. Sus ojos dorados no dejaban de balancearse de un a otro lado, contemplando alas y escamas, pieles de tonos exóticos y pupilas de todos los colores del arco iris.

Finalmente llegó a la barra. Posó una mano enguantada encima de la misma y aguardó en silencio, mirando fijamente al camarero hasta que éste tuvo un instante para atenderla. La voz de Mallory era suave y melosa gracias al marcado acento francés, pero sin por ello perder la profundidad.


Excusez-moi — Mallory hablaba sin mover demasiado los labios, acostumbrada a ocultar los colmillos, lo cual pronunciaba todavía más el siseo propio de su acento. — Creo que necesito... ayuda. Estoy algo perdida. — Pese a sus palabras, nada en su rostro ni tono denotaba que estuviera preocupada, o asustada. Más bien, como si hubiera aceptado si situación y estuviera buscando como salir de ella, con calma. — Si pudieran indicarme alguien con quien hablar, que pueda darme algo de información sobre lo que está pasando... Sería de gran ayuda.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blackagar Boltagon
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 26/03/2017

MensajeTema: Re: The silent one and the unusual blonde (Bloody Mallory) [15/3/18]   5th Noviembre 2017, 03:51

El joven del a barra era de un color purpura, en piel y ojos, era calvo y tenía cierta luminiscencia que era fácilmente notoria, pero no intensa como para molestar al observarle.  Como buen hombre al notar la encantadora apariencia de la rubia, le sería de ayuda indicándole de hacia dónde se encontraba Black Bolt, quien era el jefe del lugar, la orden siempre era delegar cualquier cosa hacia Flagman pero brillaba por su ausencia esa noche, así que a quien le preguntara, utilizando las palabras correctas; le llevarían hacia él. El solicitar información era algo relativamente inusual, que llamaba la atención de los iodos de aquella mujer de vestido negro, dependiendo de la información que solicitase.

— ¿Aquel señor que ve por allá? Él que está muy ocupado, quizá pueda ayudarte pero si necesitas saber donde están los baños alguna de las chicas podría llevarte —

Comentó con su voz normal, quien le atendía a la vampiresa parecía estar bastante cómodo con ella y aunque otras personas le solicitaran tragos el servía con velocidad y manteniendo un ligero movimiento de su cuello, un cabeceo que iba con  el ritmo de la música, despreocupado aun cuando su aspecto era llamativo para el de los humanos que le solicitaban tragos, sentía notoria la confianza en sí mismo.  Los fines de la solicitud de información atrajeron a la felina a la rubia en cuestión de segundos, esta le hablaría en tono calmado.

—Dime que se te ofrece querida, puedo guiarte si así lo deseas… el baño, una de las mesa, la salida… —

Ofreciendo opciones sin ninguna intención de proponerle nada, pudo notar ciertos detalles, imperfecciones en su vestido, rasguños al final del mismo, parece un poco desaliñada la mujer aunque elegante; tenía ese ligero olor a calle neoyorquina. ¿De donde habría salido esa mujer? ¿Acaso había tenido una pelea de gatas?. Aunque sus ojos le juzgaran luego de recorrerla de abajo a arriba, aunque era bonita la algo pálida mujer, la sonrisa en su rostro mostraba una dentadura limpia y un tanto bestial debido a los colmillos de arriba y abajo ligeramente más desarrollados.  

La mujer deslizaría la libreta cerrada por la barra y pegaría un último pedido del que habría tomado nota indiciando la mesa a la cual sería servida, pero tenía un escrito adicional donde solo los cantineros los notaran. “No llamen a Black Bolt todavía”

—Eh e eh eh, no me quites las clientas, que no siempre son tan bonitas. —



—Ya llegara otra no te preocupes Woz. —

Cruzarían de palabras en un instante, por lo que sus ojos se desviarían hacia el purpuro hombre un instante y luego se posarían en los de la mujer, podía notar sus finos rasgos, un ligero movimiento de sus orejas a una postura más relajada, para darle confianza de hablar con ella.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mallory Debonnaire

avatar

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 30/09/2017

MensajeTema: Re: The silent one and the unusual blonde (Bloody Mallory) [15/3/18]   16th Noviembre 2017, 13:48

Tal vez era porque quien la atendía tenía un aspecto claramente inhumano, o por aquél ambiente tolerante que parecía aceptar por igual a todo tipo de criaturas, sin importar el color de la piel o el número de miembros que poseyeran, pero aquél era uno de los pocos lugares donde Mallory sentía, como una vocecita susurrando malas ideas en el fondo de su nuca, que podía relajarse. Pero sin dejar atrás las cualidades del ser humano, Debonnaire seguía siendo una persona sagaz y desconfiada. Contempló en silencio el pequeño intercambio entre la mujer felina y el hombre púrpura de la barra y aunque vio la sutileza con que la mujer deslizaba por la barra un pequeño retazo de papel, no llego a leer su contenido. Una cosa quedaba clara. Fuera por elitismo, seguridad o desconfianza, llegar la verdadero dueño de aquél local, no parecía ser nada fácil.

Sin embargo, para alguien cuyo tiempo es eterno, la paciencia parecía ser un don inherente. Cuando era tiempo lo que se necesitaba, Mallory sabía que jugaba con la carta ganadora, y un local que frecuentar donde no se la considerara una pária aunque se supiera de sus necesidades y peculiar dieta, bien era un sitio que podía merecer su atención y esfuerzo.

Así que cuando la mujer de orejas gatunas pareció prestarle atención, Mallory decidió jugárselo todo a una mano.

Refugio. — declaró, cruzándose de brazos. Aunque su rostro pudiera ser difícil de leer, Mallory dejaba que la expresión corporal hablara por ella. Desconfiada, pero abierta a hablar, dispuesta a cambiar de parecer. Si aquella mujer medio animal sabía leer su disposición, bien. De lo contrario, sólo mostraría a la rubia como alguien de carácter difícil. — Salta a la vista que aquí hay mucha gente que podría ser tratada con desdén en las calles de Nueva York. Esto no es aquí y me gustaría, si es posible, saber el por qué. Si es, como parece a simple vista, un lugar donde tienen cabida personas… Especiales. — Suspiró, bajando levemente los brazos y cambiando el peso de un pie a otro. — Este no es mi mundo… Creo. Se abrió una grieta en el suelo y me vi aquí, lejos de la gente que conozco, en un mundo que es distinto y a la vez el mismo. Gente como tu… No estaban en mi mundo. Y ahora los veo por todas partes.

Mallory miró a su alrededor de un modo significativo. Era sabia, pero dentro de su altivez, no pecaba de soberbia. Era perfectamente consciente de todas las implicaciones que conllevaba un nuevo mundo, y sin importar lo poderosa y lo ingeniosa que fuera era peligroso granjearse enemigos en un universo en el que desconocía quién tenía a su alrededor. Porque eso también significaba, que ya no sabía qué posición ocupaba en escalera de poder. Era bien probable que todos a su alrededor fueran entonces más poderosos que ella. Incluso aquella mujer peluda de mirada inteligente era potencialmente un peligro.

Pero sobretodo, porque no sabía las intenciones de aquellos que la rodeaban. Al fin y al cabo, Mallory se consideraba a sí misma una especie de heroína, una luchadora en las sombras por un bien común, ofuscada en un mundo corrupto. Y hasta que no supiera a ciencia cierta que ese local se encontraba libre de la susodicha corrupción, no podía bajar la guardia.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The silent one and the unusual blonde (Bloody Mallory) [15/3/18]   

Volver arriba Ir abajo
 
The silent one and the unusual blonde (Bloody Mallory) [15/3/18]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [MANGA] Bloody Kiss
» Welcome to the Bloody Smile Circus
» Silent mobius
» SILENT WAR (Reseña)
» Bloody Rose Academy

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: