Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Thirsty — (Libre) 13 de Junio de 2018

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Mallory Debonnaire

avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/09/2017

MensajeTema: Thirsty — (Libre) 13 de Junio de 2018    31st Octubre 2017, 18:10

Nueva York era sobradamente conocida como una de las mayores ciudades de Estados Unidos de América. O por lo menos, era la más poblada, cosa obvia cuando te dedicabas a pasear por sus calles, ya fuera mientras el Sol brillaba en lo alto del cielo o cuando el astro nocturno le había robado el protagonismo. El sonido de los coches acariciando el asfalto llegaba desde todas direcciones, risas y conversaciones a calles de distancia acariciaban el agudo oído de Mallory.

No era inusual para la rubia salir a pasear durante la noche. Carecía de la necesidad de dormir y el abrigo de las estrellas convertía la ciudad en un lugar mil veces más atractivo para Debonnaire, y es que, por bien que podía caminar bajo el astro rey. Sus células no envejecen y por tanto no podía crear melanina, por lo que tampoco su piel se ponía morena para protegerse de los rayos nocivos del Sol. Y si bien su cuerpo se regenera, no era ajena al dolor, y las quemaduras nunca eran agradables. Sobretodo para alguien cuya forma de alimento la dejaba en contacto con la presa.

Su aspecto siempre había sido ligeramente llamativo en su mundo, y aunque había ahora cientos de personas peculiares, aquella melena larga hasta los pies y el vestido rojo bien podían atraer la mirada de un u otro transeúnte. Mallory no era ajena a este hecho, pero había aprendido a vivir con ello, y a menudo seguir caminando o una mirada airada era suficiente para alejarlos. Cuando no, mostrar los colmillos y las garras… Pero no era necesario. No aquella noche.

Era pleno junio, la noche era cálida y seca, y la mayoría de las personas habían salido ya con un plan. Los jóvenes se agolpaban en la entrada de los locales, aquí y allá las conversaciones eran animadas y joviales y en algún que otro punto dos amantes se entregaban a la noche, seguros de que nadie les veía, ni escuchaba, empujados por la temeridad propia de la edad, cuando creen que han llegado a la etapa adulta y se sienten sabios.

Pero algo más captaron las orejas de Mallory. Fue el sonido de unos neumáticos aferrándose con fuerza al asfalto, los frenos en fricción y el estruendo de un vehículo al golpear contra un edificio. “C’est la vie.” pensó, sin darle inicialmente más importancia, retomando la marcha. Y sin embargo, algo detuvo sus pasos en seco. El grito de más personas que se unían al primer incidente. Pensó que tal vez, había más gente implicada en el incidente y necesitaran ayuda. Pero no, no era eso lo que la había detenido. Era el olor. Un aroma fresco y atrayente, que despertaba sus instintos más básicos y le hacían perder el norte hasta cumplir un único objetivo.

Olía a sangre…

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Thirsty — (Libre) 13 de Junio de 2018    4th Noviembre 2017, 00:48



Encaramado invisible sobre la barandilla de la escalera de incendios de un bloque de viviendas, Eclipse aguardaba. Y observaba. Pequeñas gárgolas aladas sobrevolaban el centro de Manhattan haciendo las veces de sus ojos, pues a través de ellas podía ver todo cuanto sucedía.

En realidad lo que hacía no era más que crear distorsiones en el espectro lumínico en forma de espejos, de manera que los rayos de luz se reflejaban sobre ellos y después volvían hasta él, permitiéndole "ver" a mucha más distancia de lo que permitía el ojo humano, sin que los edificios ni demás barreras supusieran ningún obstáculo. Ésta era la explicación técnica de cómo funcionaba su poder, pero la manifestación física que adoptaba se veía influida por su subconsciente. Drago estaba convencido de ser una criatura de oscuridad; lo había estado desde que sus poderes habían despertado provocando una carnicería en aquél almacén olvidado de Colombia. Un ángel oscuro enviado por Dios a la Tierra para cobrarse venganza. Xavier le había hecho ver lo que era de verdad, pero eso no había borrado el peso de todas las muertes que cargaba sobre sus hombros, de las existencias que había segado cuando se creía con el derecho de juzgar sobre la vida y la muerte.

Y las sombras... las sombras le rodeaban, aún en esa barandilla mundana, adoptando en su mente la forma de aterradores demonios. Le hablaban de violencia, oscuridad... y muerte. Las muertes de adolescentes que se habían estado produciendo los últimos fines de semana por aquella zona y que constituían la causa de que estuviera realizando la patrulla nocturna allí en lugar de en su barrio habitual en el Bronx.

Cinco adolescentes habían muerto en el transcurso del último mes, todas encontradas en oscuros callejones traseros a la salida de locales famosos de marcha. Todas violadas.

Se podía decir que Eclipse era, en general, un hombre movido por turbulentas pasiones, un hombre cuyas emociones influían en su manera de percibir y reaccionar ante el mundo, pero había dos cosas que le ponían particularmente furioso: delitos que involucraban violaciones o niños. Y aquellos crímenes podrían considerarse parte de ambos campos.

Eclipse no hubiera podido decir la razón exacta que suscitaba una respuesta tan visceral en él ante éste tipo de delitos, puesto que su memoria había escogido olvidar una parte sustancial de los horrores que había tenido que vivir durante la guerra, pero a su madre la habían violado ante sus ojos, eso lo recordaba perfectamente, y, como huérfano de guerra, había experimentado en su propia piel lo que era ver cómo te arrebatan la inocencia y tus sueños de un plumazo, y no deseaba que otros niños tuvieran que pasar por lo mismo.

Había escogido aquél edificio por encontrarse en un punto más o menos céntrico con respecto a los locales de marcha en donde se habían producido los asesinatos, de manera que pudiera llegar con relativa rapidez a cualquiera de ellos de ser necesario. Fue por eso que cuando la furgoneta chocó por accidente contra uno de aquellos locales no tardó demasiado en llegar. Mientras corría hacia la ubicación, observaba la escena a través de los ojos de sus gárgolas/espejos y analizaba la situación: la salida del local había quedado obstruída y había heridos bajo los escombros.

- ¡Apártense! -gritó cuando hubo llegado al lugar, saliendo de la invisibilidad-. ¡Soy de la Patrulla X!

A pesar de la gran "X" que lucía en su pecho, consideró necesario dar dicha información porque durante años Drago había ido por su cuenta, independientemente del grupo y actuando desde las sombras, por lo que nunca había llegado a ser verdaderamente conocido. Tras la Colisión habían perdido a muchos de los suyos, otros habían tenido que trasladarse a otras partes del mundo para ayudar, y una gran parte se había trasladado a vivir a la isla de Utopía con Cíclope, dejando a la Patrulla muy mermada.

Eclipse nunca se había considerado a sí mismo bueno para cuestiones sociales, prefiriendo mantenerse siempre al margen, pero cuando a Tormenta le había entrado un ataque claustrofóbico cuando se encontraban a punto de iniciar negociaciones con la Young Justice y había delegado en él la responsabilidad de entrevistarse con su líder, las cosas habían salido tan bien, que Xavier había vuelto a contar con él para representar a la Patrulla y la Escuela cuando habían iniciado relaciones diplomáticas con Villa Fábula. Lo cierto era que, a pesar de todos sus esfuerzos por mantenerse alejado de la gente y transmitir una impresión de oscuridad y temor en los demás, Eclipse era una persona altamente observadora y empática, y esa clase de personas normalmente suelen ser buenos líderes, razón por la cual el Profesor había acabado confiándole aquél puesto.

Aún así, la gente no estaba acostumbrada a verle, y el aspecto físico que adoptaba su mutación no era, precisamente, tranquilizador. Se trataba de una apariencia que tenía como objetivo infundir el temor en los corazones de los impuros, pero por desgracia también solía suscitar las mismas reacciones en los inocentes. Eclipse no deseaba asustarlos, razón por la cual solía ir invisible, pero no podía usar la invisibilidad y sus poderes ofensivos al mismo tiempo, y tenía muy claro lo que necesitaba hacer.

Ya los viandantes  que se encontraban allí reunidos habían sacado al aturdido conductor del vehículo, pero aún había gente atrapada en el colapso de la entrada, y hacia allí dirigió sus manos. Al momento, lo que parecían ser monstruosas serpientes demoníacas emergieron disparadas desde sus palmas y se estrellaron contra el derrumbe, devorando piedras, cascotes y partes del vehículo con unas voraces fauces que literalmente desintegraban cuanto se encontraban a su paso, liberando el acceso hasta las personas apresadas. Lo que acababa de pasar era que Eclipse había volatilizado las piedras utilizando descargas de rayos láser, pero una vez más los procesos de su subconsciente disfrazaban las manifestaciones externas de su poder con aterradoras ilusiones de oscuridad de las que él no era realmente consciente.  

En cuanto el camino a los heridos se hubo despejado, se adelantó junto con las personas que se habían acercado para ayudar y se dispuso a apartar los cascotes para sacarlos de allí.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Daika Spiguelman
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 121
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Edad : 21
Localización : Nueva York/Japón.

Ficha de Personaje
Alias: The Opposite.
Nombre real: Daika Roth Spiguelman.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Thirsty — (Libre) 13 de Junio de 2018    13th Noviembre 2017, 22:38

Me arden los ojos. Siento algo de nauseas. Estoy en casa, recostado en el sofá más incómodo que conozco, y que justo ahora, se siente como un enorme malvavisco. Cierro los ojos, dejo la mente en blanco y relajo el cuerpo. Estoy cerca de quedar inconsciente cuando mi móvil comienza a sonar. Separo los parpados algo molesto para buscar el celular entre la ropa y demás cosas que tapizan a la mesita junto al sillón. Finalmente, lo encuentro.

- Hola... —Su voz apenas y es audible, sigue adormilado.

- Hey, ¡Hey Daika! ¿Te desperté? Espera ¿Dormías? Pensé que estarías... Ya sabes... Siendo un completo imbécil —Suena nerviosa, pero feliz.

Conozco esa voz. Al oírla sabes que se trata de una chica, sí, sólo que no cualquier tipo de chica. Es diferente, sus palabras siempre transmiten firmeza... Una fuerza extraña que agita mi corazón y seguramente el de toda persona que la escucha. Mi mejor amiga, mi única amiga, es la que me nombró "imbécil".

- Bueno, estaba pero… Necesitaba algo de sueño.

Nunca le agradó la idea de que yo salga a la calle “para que me golpeen”. No ve las cosas como yo. Ah, cuanto la quiero.

- En fin, hay que hablar de tus locuras después. Con que estés seguro me basta –Kilómetros más lejos tras la bocina de su teléfono, una sonrisita se manifiesta viva.– Ahorita, necesito tu ayuda.


Aquello me tomó por sorpresa. Tomoko jamás pedía nada, al contrario siempre quería darme más de lo necesario. Me pidió que le acompañara a Nueva York, ya que tenía “negocios” allá y no deseaba ir sola, además, ninguno de sus familiares quiso ir con ella. A pesar de que Deadpool me dijo que vendría por mí no pude negarme, en otras palabras acepté tan pronto concluyó su enérgica petición.

Estuvimos dos días enteros corriendo de oficina a oficina en la gran ciudad de Nueva York. El viaje en avión fue divertido; Sayumi nos hizo reí por horas. Pero desde que bajamos del pájaro metálico ver la habitación de hotel fue lo más entretenido. De todas formas me mantuve tranquilo, en todo momento colaborando con Tomoko para que todo le fuera bien.
Finalmente, al llegar la noche todos salimos a pasear. Sin pendientes y sabiendo que regresaríamos a Japón pronto decidimos conocer la ciudad.

- Daika… –Se masajea las manos.

- ¿Sí? –Mira en todas direcciones.

- Gra…

Mis orejas pegaron un brinco. Sentí que caía en un abismo cuando escuché la colisión de un automóvil y posteriormente su estrellarse contra un local. Mi diestra creó una barrera frente a Sayumi e inconscientemente mi siniestra una para Tomoko. Cuando mi ser regresó de aquel abismo pude ver que el coche había chocado apenas unas dos calles enfrente.

- Tomo… Vayan al hotel.

- Pero…


- Las veré allá más tarde.

Mis pies se movían antes de empezar aquella ultima oración, sabía bien que dar más explicaciones implicaría tiempo vital. No obstante, un agarre feroz a mi muñeca izquierda me frenó.

- ¡No! –regañó con el ceño bien fruncido.

- ¿Qué? ¿No ves que necesitan ayuda?

- ¡Y nosotras a…! –Su rostro pasó de demostrar enojo a mostrar terror.

Voltee en dirección al incidente, percatándome del avistamiento de Tomoko: Un tipo de aspecto intimidante. Solté mi mano de un tirón y proseguí a acercarme al desastre.

- ¡Pon a Sayumi a salvo!

Ni siquiera voltee para atrás, mi vista la centré en la posible amenaza que, sin duda juzgué mal. Abrió una salida, ahora entendía. Él miraba un horizonte más amplio, yo no había notado que civiles quedaron atrapados. Dispuesto a ayudar seguí acercándome. Ojalá y todo salga bien, pues sin casco y sin armas sería trágico que las cosas salgan mal.

_________________
"A veces, sufrimos más de la cuenta... Pero ¿sabes? Podemos ser felices"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mallory Debonnaire

avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 30/09/2017

MensajeTema: Re: Thirsty — (Libre) 13 de Junio de 2018    2nd Diciembre 2017, 14:47



Aquellas serpientes de sombras devoraban los restos del edificio con un hambre voraz, liberando el camino ante los ojos del mutante. Las personas más cercanas a la salida intentaban retirar las piedras y los escombros con las manos, y a veces sepultados bajo las ruinas del edificio aparecían cuerpos heridos, algunos aferrándose a duras penas a la vida, otros, claramente, carecían ya de ella. Pero aquellos que sobrevivían seguían luchando, pugnando por reencontrarse una vez más con la fría noche Neoyorquina. Las oscuras serpientes se les antojaban amenazantes, y varios de ellos se alejaron de la entrada en cuanto Eclipse entró en su campo de visión, algunos empujados por la voz autoritaria con la que el mutante les había indicado que se retiraran, pero pronto reaccionaron al resto de sus palabras. Un mutante, de la patrulla X. Era la ayuda que al fin acudía a salvarles. Algunos señalaban la gran X en su pecho, otros suspiraban de alivio, y los pocos que siguen distraídos por la ilusión con la que el miembro de la patrulla cubría su verdadero poder, más aún cuando un joven, que a todas luces parecía un civil, también ayudaba desde el otro lado a retirar la estructura derruida por tal de liberar a todos los inocentes apresados bajo el local, motivo por el cual, pronto se dejaban convencer ante la idea de que fuera a terminar aquella pesadilla.

Le ardía la garganta, atenazada por la sed y el instinto. Era incapaz de parar, su propia mente consciente parecía encerrada dentro de la carcasa en que se había convertido su cuerpo, prisionera de su condición. Los gritos de la razón se convertían en el gruñido grave y amenazante de un depredador acechando la presa. Como un elefante que se había acostumbrado desde pequeño a los grilletes que le mantenían prisionero, también Mallory había dejado de luchar. Sabía que la bestia durmiente en su cuerpo era poderosa y sabia que la sangre era su llamada, como un demonio atraído al plano mortal mediante un ritual. Sabía que resistirse era inútil, y cerró los ojos, relajando el cuerpo, esperando a que todo pasara lo más rápido posible. Era cuanto podía hacer, pues desde que hubo renacido, sabía que el instinto era casi sin excepción más poderosa que toda la moralidad que pudiera tener como individuo.

Así que les acechó. Se acercó entre las sombras, sus ojos carmesíes buscando el sustento, buscando una presa a la que dominar. El olor a sangre era su faro, y su hambre, la polilla. Una polilla fiera, violenta y peligrosa, pero aun así incapaz de resistirse al llamado del aroma metálico que se fundía ahora con el sudor y el polvo. Y sin embargo fue ese mismo instinto que una vez cerca el incidente, advirtió cautela. Había dos hombres de espaldas a ella, uno claramente vistiendo un uniforme que la gente de aquel lugar parecía reconocer como una clase de autoridad, y un joven a su lado. Mucho más desprotegido, a juzgar por las demoníacas criaturas que salían de las manos del otro hombre.

No importaba. Ambos se alzaban como una barrera entre ella y su alimento. Y si no podía franquearles… Iba a pasar a través de ellos. Las uñas de sus manos crecieron ensanchándose y cubriendo la totalidad de su yema, como si fuera en realidad una garra que continuaba la falange. Era negra, a causa tal vez de la sangre que ya no fluía en sus venas, y daba a sus manos un aspecto desagradable y aberrante. No iba a darles la oportunidad de reaccionar. Si dependía de ella, iba a atacar y llevarse el premio de caza antes de que pudieran resistirse. Así que les rodeo en silencio, refugiándose en las sombras y se aseguró de situarse a su espalda. Su objetivo, el humano de aspecto más frágil, la presa fácil. Y en un instante, sus pies se separaban del suelo, lanzándose en una voraz carrera, con una rapidez y agilidad digna de un depredador… Que al fin y al cabo, era lo que era.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Thirsty — (Libre) 13 de Junio de 2018    3rd Diciembre 2017, 23:34

Drago miró a Daika con la misma gratitud que había dirigido al resto de los civiles que se habían acercado a ayudarle a liberar a los heridos. La aterradora ilusión que cubría su rostro no permitía mostrar una expresión afable, pero ésta se adivinaba en las palabras de agradecimiento que entregaba a cuantos se aproximaban y en las instrucciones que daba para dirigir la operación y asegurar que una extracción desafortunada no propiciara un derrumbamiento fatal sobre las personas que aún estaban atrapadas bajo las piedras.

No llevaba mucho tiempo como líder de la Patrulla X, apenas dos meses, y, sin embargo, la facilidad que tenía para evaluar a la gente junto con su entrenamiento militar hacían que le resultara natural dirigir grupos de personas como las que se habían congregado a su alrededor.

Estaba tan concentrado en la tarea que, de no haber sido por sus pequeñas gárgolas espías, que aún flotaban ubicadas en los puntos estratégicos en los que las había colocado para que reflejaran la luz directamente hacia él, no habría reparado en el ataque de Mallory.

Mientras se mantuvo agazapada en las sombras la amenaza que representaba permaneció oculta... hasta que, repentinamente, rompió a correr hacia uno de los civiles que se habían aproximado a ayudar.

Lo primero que captó su cerebro fue un movimiento repentino e inesperado, a demasiada velocidad como para no ser tenido en cuenta, lo cual ya de por sí habría bastado para hacer sonar todas sus alarmas, pero además, la refracción ampliada de la imagen de Mallory le transmitió la visión de unas amenazadoras garras y reaccionó como habría hecho cualquier soldado en su situación, girando sobre su propio eje al tiempo que se llevaba una mano a una de las tonfas que mantenía sujetas a los muslos y la arrojaba directamente hacia el objetivo con la intención de golpearla en la cabeza y dejarla incapacitada.

- ¡Cuidado! -le gritó acto seguido al civil al que la mujer parecía haber designado como objetivo.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Daika Spiguelman
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 121
Fecha de inscripción : 23/01/2016
Edad : 21
Localización : Nueva York/Japón.

Ficha de Personaje
Alias: The Opposite.
Nombre real: Daika Roth Spiguelman.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Thirsty — (Libre) 13 de Junio de 2018    2nd Enero 2018, 16:41

Sentir miedo cuando sales por la noche para apalear a criminales que en esencia son parecidos a ti, es normal. Pero la expresión “sentir miedo” se queda corta al estar parado junto a algo que es completamente diferente a ti y posee un físico espeluznante. Supongo que, en esta situación el miedo es quien me apalea a mí. Sin embargo, conforme pasa el tiempo, conforme habla y da instrucciones, las personas que nos rodean empiezan a sonreír y verse los unos a los otros todos alentados a brindar su ayuda, y eso inexplicablemente me hace sentir mejor; de pronto me siento seguro.

Escalofriantes serpientes limpian la zona poco a poco, mientras nosotros los “normales” removemos los escombros que podemos y claro, los que son seguros de retirar según el ¿tipo? De la “x” en el pecho.

Personalmente, me siento un tanto fuera de lugar. Es cierto que al disponer tu vida para el bien de la ciudad debes estar preparado para cualquier cosa. Yo, por mi parte, he sido un “patea traseros” la mayoría del tiempo… Jamás ayudé a los civiles de ninguna otra manera y es por eso que me siento inexperto e indeciso de continuar ayudando. Entonces escucho los gemidos de inocentes debajo de esos pesados escombros, veo la sangre fluyendo por las heridas que el mismo colapso provocó… Sería un asco de persona si por un pensamiento tan patético ignoro la idea de colaborar.

El camino va quedando expuesto ante la luz de luna; hacemos bien nuestro trabajo. De vez en cuando miro de reojo al sujeto… Diferente. Está bien centrado en su labor, controlando a los reptiles oscuros que comen y comen cemento. Bajo los ojos al suelo, suspirando debido a un fugaz recuerdo: abandoné a Tomoko. Bueno, ella ni Sayumi se encontraban en verdadero peligro. Tan solo espero regresar y verlas sanas y salvas entre el montón de cálidas cobijas.

- “Maldito seas… Daika.” –pensó, nervioso.

Un proyectil que mi visión no logró identificar pasó sin aviso cerca de mí.

- ¿Ah? –susurró y escuchó.

Pegué media vuelta y entonces comprendí. Algo feo se acerca más rápido que un autobús. Me quiere arrollar. Así que, en acto reflejo, conociendo mis circunstancias (ausente de armas y protecciones) me dejé caer sobre mi hombre derecho… Con suerte se irá de largo y me dará tiempo de pensar en qué hacer.
También puede comerme, claro.

_________________
"A veces, sufrimos más de la cuenta... Pero ¿sabes? Podemos ser felices"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Thirsty — (Libre) 13 de Junio de 2018    

Volver arriba Ir abajo
 
Thirsty — (Libre) 13 de Junio de 2018
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Azul sobre negro (Dalae Darkle, Celsit, Kim HwaJae). 2 de Junio de 2018.
» Un dios entre dioses (Papa Legba) 11 de Junio de 2018.
» Mes de Junio
» Historias de Temática Libre
» Dibujando un paisaje en la azotea [Libre]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: