Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   2nd Noviembre 2017, 13:02

Gotham. La ciudad de las sombras y la corrupción. Cualquiera podría decir que, para alguien que perseguía la oscuridad que anidaba en los corazones de los hombres, ésta podría ser la ciudad ideal para actuar, y era algo que se había planteado cuando había ido a investigarla hacía casi un año. Sin embargo, lo cierto era que sus propias obligaciones como profesor en la Mansión X y el hecho de que le nombraran líder de la Patrulla después del éxito de sus negociaciones con la Young Justice y las Fábulas le había mantenido en Nueva York más tiempo del que le habría gustado, y ahora lo lamentaba.

Llevaba saliendo con Cassandra dos semanas, y en ese tiempo había tenido ocasión de ayudarla alguna que otra noche en las patrullas, reafirmando la impresión que había tenido en su última visita acerca de lo podrida que estaba la ciudad. Por fortuna, la metrópolis contaba con un buen número de vigilantes enmascarados que se ocupaban de solventar, o al menos mantener a raya, los mayores problemas. ¿Y quién se ocupaba de los pequeños? ¿Aquellos que no le preocupaban a nadie?

Hacía unos días un adolescente había sido atropellado mientras huía desaforadamente después de haber realizado un atraco a punta de navaja en la calle. Testigos presenciales afirmaban que el chiquillo parecía como loco, gritando acerca de gusanos que le reptaban por la piel, como si estuviera bajo los efectos de alguna droga alucinógena. Después empezó a chillar diciendo que le perseguían y se había metido de lleno en la carretera sin prestar atención al tráfico. La muerte había sido instantánea, y escondidas en su cuerpo se habían encontrado grandes cantidades de Polvo de Ángel en bolsitas preparadas para la venta.

El GCPD creía que el chico respondía ante un proveedor mayor, encargándose de la distribución en las calles, y según los contactos que le había proporcionado Cassandra se estaba esperando que llegara un gran cargamento en cualquier momento. Batwoman y Batman tenían mayores problemas de los que ocuparse y no podían prestar atención a un camello muerto, pero a Drago éste tipo de problemas relacionados con menores le afectaba especialmente, y no sólo porque él hubiera crecido en un orfanato. Los niños brillaban con una pureza especial antes de que la edad y la sociedad la adulterara convirtiendo aquella belleza en algo retorcido y triste. Drago consideraba una especie de deber personal mantener aquella inocencia el mayor tiempo posible, y si alguien estaba utilizando adolescentes para verter su podrido producto en el mundo y emponzoñar sus corazones tenía la obligación de impedirlo.

El adolescente muerto era huérfano, así que había empezado su investigación por el único sitio posible: el orfanato de Gotham.

- Debe comprender que estos niños tienen una autoestima muy baja -le decía en aquellos momentos la directora del orfanato, una mujer de cabello cano que se conservaba bastante bien para la edad que debía tener-. Así que, cuando los proxenetas les dicen a las chicas lo guapas que son y empiezan a comprarle ropa cara, bolsos y cosas bonitas, se sienten apreciadas y queridas y dispuestas a hacer lo que haga falta por ellos. A los chicos no les va mejor; no es raro que terminen siendo reclutados para vender droga en la calle, y eso supone un problema para nosotros. Vendiendo droga pueden llegar a cobrar mil dólares a la semana. ¿Cómo podemos convencerlos para que consigan un trabajo honesto cobrando muchísimo menos? Es... la parte más difícil de nuestro trabajo, pero también la más gratificante, cuando consigues llegar hasta ellos.

Drago, cubierto con la ilusión de Daniel Alejandro Martínez, detective de homicidios de ascendencia hispana, observaba a los niños que jugaban en el patio del edificio a través de la ventana del despacho de la directora. Iba vestido de riguroso negro; vaqueros, camiseta y chupa de cuero, y tenía las manos en los bolsillos. Se sentía enfermo, con una sensación de opresión en la boca del estómago al pensar cuán vulnerables eran todos aquellos niños sin familia en una ciudad como aquella.

- Lamento no poder serle de más ayuda, detective -añadió la mujer, extrañada ante la ausencia de respuesta-. ¿Hay algo más que pueda hacer por usted?

- No -respondió él-. Gracias por todo, no le robaré más de su tiempo -dijo dirigiéndose hacia la salida.

El GCPD había detenido un gran envío de drogas recientemente, por lo que el suministro en las calles se había secado, pero según las fuentes de Cassandra la mafia había recurrido a sus conexiones europeas para conseguir un nuevo envío que llegaría en cualquier momento, y todo parecía apuntar a que se iban a utilizar niños para la difusión. Aquél era el mayor orfanato de Gotham, y parecía lógico que se recurriera a niños desesperados que no tenían nada que perder como aquellos, así que el siguiente paso parecía ser mantener vigilancia sobre ellos. Por eso había ido a visitar a la directora, para saber si sabía de alguno que se hubiera estado comportando de manera extraña o sospechosa últimamente, y le había dado un nombre: Paul Taylor, el hermano mayor del chico que había muerto atropellado. Hacía varios días que no aparecía por el orfanato, coincidiendo con la muerte de su hermano, así que era probable que los motivos de su desaparición estuvieran relacionados. Lo único que tenía que hacer era encontrarlo...

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Roy Harper
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 03/07/2015
Localización : Lo más lejos de Gotham y Star City que pueda

Ficha de Personaje
Alias: Arsenal
Nombre real: Roy Harper
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   13th Noviembre 2017, 16:08

Esa ciudad toxica y contaminada que había minado su adolescencia. Donde había creído morir cada uno de los días que malvivió en ella. Un lugar maldito para el pelirrojo. Cuando se mudó con Jason y Kory a la preciosa y soleada Malibú en el condado de Los Angeles pensó que sus pies nunca volverían a caminar por Gotham. El sol, la playa y la gente glamurosa y guapa esa era la vida que él soñaba. Lejos de cualquier recuerdo de esa ciudad llena de nubes negras, hormigón, miseria y pobreza infantil por doquier. Sin embargo, desde la colisión había vuelto a Gotham más veces de las que podía contar como si algo le mantuviera unido a esa Urbe.   En ese instante pensaba en cómo paradógicamente estamos ligados a ciertos lugares que forman parte de nuestro pasado. En como nunca pues huir de lo que fuiste.  Pero los años pasan y vamos superando nuestro temores, encontramos el valor para hacerle frente a los fantasmas del pasado, controlamos nuestros demonios y caminanos seguros por esas calles que antes eran una pesadilla.  Logramos dejar de tener miedo atrás, salimos del bosque oscuro y tenebroso para llegar a la seguridad de nuestro hogar.

Desde un nuevo punto de vista la ciudad no era el monstruo que engullía todo a su paso.   Era  la carestía de bondad, la falta de personas implicadas, el desinterés y la indiferencia a las situaciones desafortunadas. Nadie hacia nada ni por salir del gueto ni por ayudar a sus congéneres. En esa nueva etapa de su vida, que veía todo desde un punto más optimista, pensaba que ese ambiente corrosivo podrían subsanarse si poco a poco los ciudadanos ponían un poco de su esfuerzo para fundar una sociedad fundamentada en la cooperación y la amabilidad. En su adolescencia había sido uno de esos niños problemáticos y perdidos que vayan por las calles delinquiendo para sobrevivir. Su buen amigo Jason también tuvo que robar y trapichear para subsistir. La pobreza atacaba más fuerte a los débiles y desafortunados. Los niños huérfanos y abandonados se veían en un un tanto porciento muy elevado envueltos redes de delincuencia. Los niños eran muy fáciles de engañar y manipular con el fin de usarlos para cometer actos ilegales.

Roy se sentía en la obligación de contribuir en algo para que ni los niños ni los adolescentes de esas duras calles tuvieran que vivir algo similar a lo que él y su pequeño Jaybird habían experimentado en sus infancias. El de ojos verdes se sentía más responsable de la situación de aquellos desamparados jóvenes de Gotham desde que tenía un bebé a su cargo. Toda su preocupación y sensibilidad hacia el tema de los infantes en situaciones desafortunadas se había incrementado exponencialmente desde que Liam había entrado en su vida. Por eso, acudía frecuentemente como voluntario al orfanato de aquella urbe. A contribuir como buenamente pudiera para que aquellos menores pudieran encaminar sus vidas y tener un futuro más brillante que morir tiroteado en esas calles, de sobredosis a los dieciséis o en la cárcel por traficar con armas. En pos de contribuir a dar un futuro más próspero para las juventudes de Gotham contribuía con su fuerza de trabajo porque no contaba concomo no tenía ingentes cantidades de dinero. Por eso, acudía regularmente al orfanato para hacer diversas labores. El arquero ejercía la labor de asesoramiento y también animador sociocultural de aquel centro.

Esos días tenía el estado de ánimo un tanto bajo. En la primera plana del periódico había salido la foto de un chico que había muerto atropellado en un estado de exaltación. Entre sus ropas se habían encontrado cantidades ingentes de droga. Él conocía personalmente al joven de las noticias. Le veía frecuentemente en el orfanato. Porque la noticia de una muerte impacta de diferente manera cuando es alguien con el que tienes cotidianidad. Cuando muere un niño la sensación que te recorre el alma es muy amarga. Es como si todo lo que alguna vez fuera bueno y puro se desintegrase de repente. Y piensas qué sentido tiene un mundo que permite eso. Roy se preguntaba ¿por qué estaba él vivo y ese adolescente descansaba a dos metros bajo tierra? Su bagaje era prácticamente el mismo y sin embargo el pelirrojo había salido de aquello. Había tenido mucha más suerte. Pero ¿quién decide la suerte? No se merecía morir. ¿Que hacía más digno a Roy para seguir respirando?

Era un chico simpático que tenía un montón de amigos en el centro. Era listo aunque no tenía grandes expectativas de futuro. Le gustaba jugar al baloncesto con sus amigos de barrio. Ayudaba a los niños pequeños en sus deberes de la escuela y cuando nadie le veía recitaba sonetos de Shakespeare. Como todos los adolescentes era un tanto arrogante y creido. Tenía un hermano menor al que cuidaba y protegía. Soñaba salir que aquel barrio de mala muerte, como todos los críos de aquella barriada. Sin embargo, había nacido, crecido y sido sepultado en esas mismas calles.

No era un de los días que le tocaba acudir al centro. Pero quería hablar con los chicos y esclarecer un poco más las cosas. Hablando con los amigos del atropellado quizá pudiera encontrar una pista que le guiase hasta sus asesinos. Porque no había sido otra muerte casual. Era una muerte derivada de la codicia humana.  Sabía cómo iba ese asunto. Narcos que enganchaban a los críos a sus drogas para hacerles camellos y consumidores. El arquero no podía permitir que esos criminales siguieran utilizando a sus niños como meros juguetes, como peones que hacían el trabajo más sucio y se llevaban la peor parte.

No podía dejarle aquello a la policía. No se fiaba del GCPD porque según su experiencia eran unos inútiles. No sólo trabajaban tarde, mal y lento sino que no les importaba que hubiera otro adolescente muerto más. Por no hablar de la corrupción que reinaba en sus filas. Él como muchos otros había vivido en sus propias carnes el desfase de las fuerzas del orden de Gothan. Pensaba firmemente que el caso sería archivado como un simple y llano atropello. Un golpe de mala suerte, no se haría ninguna investigación en firme. Después de todo los pobres seguían siendo esa gente que no preocupaba a nadie.

Dos niñas corriendo se chocaron contra el distraído arquero. Una de ellas era pelirroja y pecosa y la otra tenía el cabello corto y rizado. La piel blanca de Sussy contrastaba con la piel chocolate de Kelly. Eran tan desiguales y a la vez parecían fluir perfectamente la una con la otra. Sussy con su peto vaquero de tirantes y Kelly con su falda y su jersey rosados.

-Kelly y Sussy vais a llegar tarde.-

-Lo sabemos- dijo la pelirroja con un tono de voz sibilante que salía de entre el hueco de sus dos paletos. El colegio estaba a dos manzanas del orfanato. Era el típico colegio pobre y norteamericano al que acudían todos los jóvenes huérfanos. Esas dos pequeñas de ocho años iban algunas  tardes a un programa de refuerzo escolar que impartían una de las asociaciones de caridad patrocinada por esa élite de Gotham que quería lavar un poco sus conciencias.

-No alteréis mucho a los profes,¿vale?- dijo en un tomo muy simpático y amable el pelirrojo las cogió en brazos y las hizo girar. Las niñas se rieron ante la acción del mayor. El pelirrojo las volvió a dejar en el suelo. - En serio al colegio se va a estudiar no a hacer travesuras.- Su tono era más serio pero no perdía esa calidez que tenía el arquero. Antes de alejarse de las niñas, sacó de su bolsillo dos caramelos y le dio uno a cada niña. Les revolvió el pelo y les sonrió. - Sed buenas.- dijo a modo de despedida.

Mientras caminaba por los corredores del destartalado edificio vio a un hombre salir del despacho de la directora. En su rostro se mostró un gesto interrogante. Era infrecuente que Margaret, la agradable mujer que regentaba el lugar, recibiera visitas a esas horas. ¿Qué hacía aquel hombre allí? Su apariencia no era la del típico funcionario que siempre venía a comprobar que se complica la normativa. No podía preguntarle a la directora, ella ya se quejaba de que Roy hacía demasiadas preguntas. El pelirrojo no podía levantar ninguna sospecha sobre su identidad secreta y menos ahora que Liam dependía directamente de él.

Iba a dejar que esa persona poco usual siguiera con su vida, pues tenía muchas cosas que hacer, pero en cuando quiso replantearse la situación ya estaba enfrente del desconocido.
- Perdona, pareces un poco perdido. ¿Puedo ayudarte en algo?- preguntó con su habitual talante alegre y amistoso.

_________________
“No hay nada noble en ser superior a otra persona, la verdadera nobleza radica en ser superior a tu antiguo yo” Ernest Hemingway

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   21st Noviembre 2017, 11:28

Observó al muchacho que le había hablado con curiosidad, procediendo inmediatamente a analizar lo que veía. Era, obviamente, demasiado mayor como para formar parte de los huérfanos del orfanato, pero a la vez le resultaba demasiado joven como para ser uno de los tutores. Eso reducía las posibilidades a dos: o era un antiguo acogido que venía de visita, o un voluntario que trabajaba allí para ayudar a los niños. En cualquiera de los dos casos le podía venir muy bien su experiencia; si había pasado allí su infancia quizá conocería lugares a los que aquellos niños solían ir, puntos de encuentro, y si había mantenido el contacto podía conocer al hermano del niño atropellado. Según sus informes, Paul Taylor tenía 19 años. Era menor que aquél chico, pero existía la posibilidad de que hubieran sido amigos o que al menos le conociera y supiera dónde encontrarle, y lo mismo si trabajaba de voluntario.

- En realidad, quizás sí -asintió mostrándole la ilusión que reflejaba la placa de policía falsa-. Me vendría bien alguien de tu edad que conozca el ambiente por el que se mueven éstos niños. Soy del GCPD y estoy investigando la muerte de Andy Taylor -sacó un bloc de notas del bolsillo mientras reanudaban su paseo por los pasillos del orfanato-. No sé si has oído algo de cómo ocurrió... Tenía 16 años y, al parecer, iba drogado cuando le atropellaron.

Al final del pasillo había una puerta que conducía a un patio interior de arcos con un pequeño jardín en el centro. En las columnas que sustentaban los arcos había esculturas de vírgenes y santos en escayola blanca. Justo al otro lado se encontraba la capilla, profusamente iluminada por las ventanas que comunicaban con el exterior. El lugar estaba tranquilo y desierto a aquella hora en la que la mayoría de los niños se encontraban en clase. Parecía un lugar propicio para hablar de temas delicados.

- También se le descubrieron encima grandes cantidades de droga que, presuponemos, iban destinadas al contrabando. Creemos que está relacionado con la mafia, pero en Gotham hay demasiados sospechosos que encajarían con la descripción, desde las familias italoamericanas como los Falcone o los Bertinelli hasta los cárteles de droga. Cualquier información que pudieras tener acerca de personas sospechosas que se hayan acercado a los niños nos sería útil. Y, también... ¿conoces a Paul Taylor? Es el hermano de Andy, y lleva desaparecido desde que atropellaron a su hermano. No sabemos si está relacionado, pero si pudiéramos hablar con él quizá tuviera información acerca de las personas que le dieron la droga a su hermano. ¿Sabes dónde podríamos encontrarle? Si tenía algún trabajo, novia, aficiones, lugares donde le gustaba pasar el tiempo... Cualquier cosa podría ayudar.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Roy Harper
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 03/07/2015
Localización : Lo más lejos de Gotham y Star City que pueda

Ficha de Personaje
Alias: Arsenal
Nombre real: Roy Harper
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   28th Noviembre 2017, 21:42


Sintió la mirada intensa de Drago sobre él. Mientras le analizaba, Roy se preguntaba qué hacía allí ese hombre y que querría de él. En muchas ocasiones el arquero se arrepentía de su impulsividad y curiosidad innatas. Esas características de su personalidad le había metido en muchos problemas y situaciones peculiares. Justamente como aquella. Vio la placa que el otro hombre le mostraba y sonrió aunque un poco forzadamente. No le gustaba tratar con las fuerzas del orden y menos si se trataban con las de Gotham. Nunca se había llevado bien con los maderos y tenía algún que otra antecedente penal. En sus años mozos no había sido lo que se dice un joven muy responsable ni un modelo a seguir. Tampoco es que en su adultez se considerará alguien con una vida ejemplar. Hacía cada día lo que podía para ser un poco mejor que la persona que fue el día anterior.

- Algo he oído, sí. Se ha hecho eco en varios medios de comunicación locales. Aunque no es gran novedad que un chico muera en esas circunstancias. - Comentó lo último con tristeza en su tono. No le agradaba nada que menores muriesen en esas circunstancias. Sentía cierta rabia al saber casi a ciencia cierta que estos adolescentes eran usados y manipulados por las mafias. ¿Realmente la policía iba a investigar la muerte de un muchacho que no interesaba a nadie? El arquero no se podía creer que de buenas a primeras el Departamento de Policía de Gotham City fuera a interesarse por una de aquellos menores desamparados a los que ni siquiera miraban. Para muchos “buenos” ciudadanos de la urbe aquellos muchachos no eran más que la escoria de la sociedad, ratas que debían ser ignoradas y encarceladas. Por eso le sorprendía al pelirrojo que esa consideración social se hubiera modificado. Habían pasado muchos años desde que él mismo era un desarrapado de la ciudad. Quizá las cosas estuvieran cambiando. Siempre cabía la esperanza de que las cosas mejorasen.

Mientras dialogaban y paseaban por el orfanato, el fingido agente de policía señaló la capilla del lugar. Roy era bastante descreído en materia de fe.   Por lo que nunca había estado dentro de ese espacio.  Aunque entendía que los jóvenes más religiosos tuvieran un lugar de culto donde satisfacer sus necesidades espirituales, no le agradaba nada ese lugar. A pesar de sus reticencias siguió al policía hasta dentro de la capilla. Seguramente aquel hombre no quería que los menores se enterasen de algún detalle escabroso o morboso de la muerte del que fue uno de sus compañeros.

- Desgraciadamente son muchos traficantes los que emplean a menores en situaciones de riesgo social para hacer trabajos sucios. No podría decir con exactitud si es una u otra. Todas tienden sus redes sobre estos muchachos. Lo más probable es que Andy cayera en sus manos bajo falsas promesas de ascensión social como suele ocurrir. no es el primero de estos chicos y si nadie hace nada no será el último. - Recordaba de su vida en las calles como muchos de sus amigos habían sucumbido y terminaron trabajando para capos de la droga.- Esos captadores no se atreven a estar por las cercanías, todos los adultos responsables estamos al pendiente de que ninguna persona sospechosa se acerque a los menores en el centro. Contactan con los chicos en otras zonas o por sus amigos del colegio o del barrio.  - Desde que llegó como voluntario al lugar procuraba que estuviera libre de esas malas influencias para que los jóvenes.

Asintió con la cabeza. El pelirrojo siempre se implicaba mucho con las personas a su cargo y procuraba conocer a cada menor de forma pormenorizada.- Sí conozco a la gran mayoría de los chicos de este lugar. Irochka Yaroshevych era la novia de Andy. Es una chica de origen ucraniano que trabaja en una pequeña floristería del centro. Marcus Smith y Adrien Jonsson son de la pandilla con la que se movían los hermanos. Hay una zona de los suburbios donde se reúnen los jóvenes a jugar partidos de baloncesto  - Una duda se reflejó en su afable rostro y pasó una mano entre sus pelirrojos cabellos. Se la cabeza.- Sinceramente no creo que esos chicos vayan a hablar con un poli. - Se encogió de hombros.- La vida en el barrio es difícil. No se puede confiar en los extraños. Aquí nadie ayuda a nadie.

_________________
“No hay nada noble en ser superior a otra persona, la verdadera nobleza radica en ser superior a tu antiguo yo” Ernest Hemingway

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   29th Noviembre 2017, 12:57

El muchacho parecía saber mucho del tema, había tenido suerte de encontrarlo, ya que también parecía conocer la ciudad bastante mejor que él. Por supuesto, llegó el momento de la duda razonable respecto a su fachada de policía. En verdad, Drago podría adoptar cualquier otro aspecto al llegar ante los jóvenes, incluso el de un adolescente como ellos, pero su voz seguiría siendo la de un hombre maduro. Por desgracia, controlaba la luz, pero no el sonido, lo cual ofrecía ciertas limitaciones a sus caracterizaciones. Sin embargo, tenía la solución justo delante de él.

- Tienes toda la razón, chico. ¿Cuál has dicho que era tu nombre? -en realidad el pelirrojo no se había presentado, pero era una manera educada de recordárselo-. Pero parece que a ti te conocen y te respetan, y también pareces habituado a moverte en ésta clase de terreno. Creo que me vendría muy bien tu ayuda, si accedieras a acompañarme...

A pesar de la actitud general de desconfianza que le parecía percibir en el chico hacia él, Roy aceptó la propuesta casi sin dudarlo, mostrando una actitud cooperativa que resultaba de agradecer en aquella ciudad, y decidieron comenzar la búsqueda por la que parecía la opción más lógica visitando la floristería de la novia de Paul. La chica al principio se mostró reticente al ver la placa, pero al enterarse de lo que buscaban rápidamente expresó su preocupación porque llevaba varios días sin ver a Paul y éste no respondía a sus llamadas, y no tuvo problema en darles la dirección del pequeño piso del centro en el que vivía alquilado desde hacía poco.

Afortunadamente el lugar no estaba lejos, pues Roy se dedicó todo el tiempo a hablar sin parar acerca de cosas sin importancia a las que Drago apenas respondía y prestaba aún menos atención, concentrado en analizar todo cuanto encontraban a su paso sin perder ni un solo detalle.

El apartamento era una de éstas casas antiguas con fachada ilustre que se caía a pedazos. Había una escalera para subir hasta el portal que en otro tiempo debió resultar señorial pero que ahora tenía la barandilla descascarillada y hecha pedazos, y el edificio por dentro no estaba mejor. Había grietas por las paredes, y las lámparas del techo estaban o bien rotas o fundidas.

Incluso sin las indicaciones de Irochka habrían podido localizar el portal exacto en el que vivía Paul a causa de las inconfundibles salpicaduras de sangre que llenaban el suelo ante la puerta. Drago se agachó un segundo, comprobó que la sangre estaba fresca y, después de llamar un par de veces sin obtener respuesta, le pegó una patada para tantearla. Tuvo suerte de que los goznes estuvieran medio vencidos y no tardó mucho en ceder, abriéndose ante ellos.

Paul Taylor se encontraba tirado en el suelo a escasos metros de la entrada, con la mano trágicamente extendida hacia el sofá al que había tratado de llegar, en medio de un enorme charco de sangre todavía caliente. El otro brazo se encontraba doblado en un ángulo antinatural junto a su cuerpo. Tanto la chupa de cuero como los pantalones vaqueros estaban desgarrados, la sangre oscureciendo incluso el brillo del rizado cabello rubio, por lo que resultaba difícil a simple vista saber si estaba muerto o dónde le habían herido.

El falso agente se abalanzó hacia el joven aparentemente muerto para comprobarle el pulso.

- Aún está vivo, pero el pulso es débil. Llama a una ambulancia, Roy, ha perdido mucha sangre.

Drago examinó con atención el cuerpo antes de moverlo. Ahora que lo veía desde más cerca, pudo notar que uno de los desgarrones de la chupa era claramente un agujero de bala. Los trozos de tela apuntaban hacia fuera, lo cual quería decir que le habían disparado por delante y aquél era el agujero de salida. Que la bala no hubiera quedado alojada dentro del cuerpo era buena señal, y a juzgar por la ubicación, a poca distancia del hombro derecho, tampoco parecía que hubiera perforado el pulmón ni ningún otro órgano vital. Rápidamente se quitó su propia chaqueta junto con la camiseta y usó ésta última para presionarla contra la herida y contener la hemorragia.

- Roy, busca en el baño y mira a ver si hay un botiquín de primeros auxilios. Necesito un apósito o una gasa. Y tráeme mantas del dormitorio. Puede entrar en shock por la pérdida de sangre.

En el ejército había aprendido cómo actuar ante heridas de bala. El chico aún respiraba, lo cual significaba que las vías respiratorias estaban despejadas, por lo que no sería necesario de momento hacerle el boca a boca. Tenía que descubrir la herida, pero iba a ser muy difícil cortar la chupa de cuero con una navaja o cuchillo, así que esperó hasta que Roy hubo salido de la habitación para crear un pequeño láser que surgió de la punta de su dedo índice y lo fue utilizando para cortar la prenda superior con la precisión de un bisturí. Cuando hubo liberado un cuadrado en torno al orificio, rasgó con las manos los extremos mojados de la camiseta del chico para que no se pegara a la herida y volvió a apretar la camiseta encima. Sabía que tendría que hacer lo mismo en el otro lado, pero prefería no mover el cuerpo hasta que llegara la ambulancia o al menos hasta que volviera Roy y pudieran hacerlo entre dos.

Mientras esperaba a que volviera el pelirrojo siguió examinando los desgarros de la ropa del chico buscando más heridas de bala. No parecía haber más, pero los cortes y arañazos junto con la suciedad y la manera en la que parecía haberse roto el brazo sugería que había sido atropellado... Pero no por un coche. Si le hubiera atropellado un coche tendría las piernas rotas, posiblemente la columna, y no habría sido capaz de huir ni mucho menos subir las escaleras hasta la casa, y menos con un agujero de bala. No... aquello tenía pinta de haber sido obra de una moto. Un impacto de moto podría haber hecho caer al chico en el ángulo adecuado para romperse el brazo, y aún ser capaz de ponerse de pie y seguir corriendo, aunque eso quería decir que no tenía que haber sucedido muy lejos...

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Roy Harper
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 03/07/2015
Localización : Lo más lejos de Gotham y Star City que pueda

Ficha de Personaje
Alias: Arsenal
Nombre real: Roy Harper
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   5th Diciembre 2017, 18:44

Se sentía un poco extraño que le llamasen chico, nada más que se lo solían llamar hombres más mayores y en su entorno siempre había habido más bien pocos. Oliver estaba acomplejado con su edad, como una versión millonaria de Peter Pan, y nunca le había denominado de aquella manera para no hacerse psicológicamente más viejo a sí mismo. Que alguien le llamase chico le hacía sentir que volvía a la adolescencia y él ya había dejado esa etapa atrás hacía mucho. Entendía que aquel hombre que tenía enfrente era considerablemente más mayor que él y quizá para él resultaba muy joven, pero el pelirrojo no era un niño o al menos no se sentía ser uno desde hacía mucho. Por otra parte, se sentía bien que alguien más maduro te validase. No había tenido nunca mucha aprobación ni de sus figuras paternas ni de los adultos cercanos.

- Roy Harper - el otro hombre tampoco se había presentado, pero le había enseñado la tarjeta de identificación policial en la que aparecía tanto su nombre como su número de agente.En aquella tarjeta ponía que ese hombre se llamaba Daniel Alejandro Martínez. -  Bueno …- tuvo ciertas reticencias de seguir ciegamente a aquel agente de la ley. Pero si la era necesaria su colaboración para que la justicia diera con las personas responsables de la muerte de Andy y se pudiera evitar que otros críos desamparados cayeran en esas perjudiciales redes lo haría.

Roy fue guiando a Drago por las calles hasta llegar a la floristería donde trabajaba la mujer de procedencia ucraniana. Mientras caminaban Roy no podía dejar de parlotear. El arquero era muy enemigo del silencio. El de ojos verdes iba contando al falso detective de policía sobre el tiempo, los locales donde se bebía el mejor café y diversas trivialidades. Cuando llegaron a la floristería que tenía un ambiente muy alegre. Era bonita según Roy, no con tanto glamour, variedad de flores y calidez como la de su “mami Dinah” pero eso ya era pedirle mucho a un local de Gotham. Irochka era una fémina de rasgos duros con los cabellos dorados, la piel pálida y unos inquisitivos ojos azules. La rubia puso mala cara cuando Drago le mostró la capa. Hizo gala de unos modales ariscos y les invitó a irse. Roy suavizó un poco la conversación con la joven. Ella recordaba haberle visto con los chicos en el centro cívico y en el orfanato por lo que dejó un poco aparcada su inicial desconfianza. Se mostró más cooperativa cuando le hablaron de la desaparición de Paul. La fémina les dio la dirección de la casa de Paul y ellos rápidamente se aventuraron de nuevo en las calles de Gotham.

En la siguiente caminata Roy le fue dando un poco más de extroversión en intimidad a sus comentarios sin llegar a ser demasiado personales. Hablaba de las horas que había pasado recorriendo esas calles, de cómo era dificil crecer en esas calles, que si varios de sus mejores amigos eran de allí, sobre el colegio al que acudían los menores del orfanato, de cómo comenzó su labor en ese lugar porque sentía que debía reportar algo ya que ese lugar le había dado mucho … El otro hombre apenas contestaba. su conversación era muy parca pero Roy estaba acostumbrado a ser siempre el que más hablaba así que él daba un poco igual que el otro no avivase con sus comentarios la charla. Al menos todavía no le había soltado el típico cierra el pico, que solía salir de los labios de sus acompañantes cuando el pelirrojo empezaba uno de sus soliloquio.

Llegaron al típico edificio destartalado de la parte vieja de las ciudades. Esos edificios cuya manutención no pueden costear las generaciones posteriores a su construcción y se va desmoronando poco a poco. El típico  apartamento que mostraba la decadencia y el empobrecimiento de la zona. Reminiscencia de un pasado más glamuroso que los tiempos modernos.

Al llegar al portal donde vivía Paul, Roy vio las manchas de sangre que estaban por todo el lugar. Sus ojos se abrieron de par en par. Una voz de alarma saltó en su interior. Cruzarse con sangre cuando buscas a alguien que puede tener relación con un suceso delictivo  no era un buen indicador. Nunca se iba a acostumbrar a esa inquietud que te genera encontrarte una mala señal en un ambiente turbio. Por muy habituado que estuviera a ver cosas malas suceder, ese desasosiego, esa inquietud y ese mal cuerpo nunca iban a desaparecer. Pero no podía permanecer parado viendo como las manchas de sangre se coagulaban, tenía que sobreponerse a la impresión y continuar. Siguió avanzando, tras el falso agente. Drago forzó la puerta y ambos pasaron al interior del piso.

Vio el cuerpo del joven en el suelo en una extraña pose inmerso en su propia sangre. El pelirrojo sintió como su corazón se agitaba. Su respiración se volvió irregular. Sentía que se le recogían los pulmones y algo estrujaba fuertemente su corazón.  La congoja recorría su ser. No era plato de buen gusto ver a alguien desangrándose en el suelo y mucho menos si esa persona era casi un niño.  Un cúmulo de sensaciones se hacía presa de él. Aunque había visto situaciones tan rudas como la que tenía ante sus ojos nunca se acostumbraba a la crueldad con la que algunas personas hieren a otras.No era sólo   le embargaba la gran tristeza y el desagrado por la brutalidad de la escena  sino también la sensación de ira e indignación.  Apretó fuertemente su puño en la palma hasta hacerse una herida con las uñas al apretar tan fuerte. La leve herida en su mano y las palabras de Drago le devolvieron la consciencia. Ipso facto sacó de su bolsillo su móvil y avisó a una ambulancia. Mientras daba aviso, el policía comprobaba algo en el cuerpo de Paul.

Roy era alguien que estaba acostumbrado a trabajar bajo mucha presión; era cuando su  liberaba más adrenalina y cuerpo y su mente trabajaban de forma más precisa y con más rapidez. Era esa facultad de poder mantenerse en ese estado de pensamiento, el que le había hecho salir de muchas situaciones de vida o muerte. No era alguien al que se le diera muy bien acatar órdenes pero entendía que la situación era crítica y él tenía muy poca idea de medicina. Solo sabía lo necesario de medicina de campaña para curarse lo suficiente hasta que llegasen las autoridades médicas competentes.

Siguiendo las directrices de Drago, corrió presuroso al cuarto de baño. ear una estancia pequeña donde estaban ubicados un minúsculo plato de ducha, una taza y un lavabo. Todas estas piezas eran blancas y los azulejos eran de un color verde acuoso que a Roy le resultaba algo hortera. Debajo del lavabo había un pequeño mueble blanco carcomido. En él no había nada que pareciera un botiquín de primeros auxilios. Así que el pelirrojo recogió algunas gasas, algodón, unas pinzas de las cejas, agua oxigenada y alcohol que estaban dispersos en el mueble. habiendo recopilado estos objetos, se diriguió al cuarto a pos las sábanas como le había ordenado el agente. Cuando volvió a ingresar en la estancia. El arquero se quedó muy quieto algo le resultaba particularmente extraño. El policía estaba cortando la ropa de Paul con algo similar a un laser que emergió de la punta de sus dedos. Su ceja se alzó en un signo interrogante un segundo. Era raro de narices pero luego entendió que seguramente aquel tipo era un metahumano y estaba usando alguna clase de poder para poder sanar a aquel joven.  No era ni la primera vez ni seguramente sería la última que se topase con alguien con poderes. sabía que estas personas vivían muy perseguidas y juzgadas. Por lo que eran reticentes a usar sus poderes por lo que no hizo ningún ruido para no sobresaltarle y dejarle hacer su labor. Una vez el moreno hubo terminado el pelirrojo se acercó como si no se hubiera percatado de nada, hacerle el despistado era algo que se le daba realmente bien.

Depositó todo los útiles en un costado, cerca de Drago.- Aquí está lo que me has pedido, Dan.- Roy hizo gala de su bien labrada facultad de acortar nombres y tratar a la gente como si se conocieran de toda la vida. - Supongo que habrá que sacar la bala … - comentó como un suave desvarío. - No tengo ni idea de estas cosas, lo básico para no morir si te pegan un tiro. Ya sabes esto es Gothan. Cada ciudadano del lugar seguramente ha recibido uno o dos disparos a lo largo de su vida. ¿En la policía se dan cursos de primeros auxilios ? Eres el primero que veo que se implica para dar asistencia médica hasta que lleguen los sanitarios.- No era nuevo lo de que al pelirrojo le gustase hablar, lo hacía en cualquier situación. especialmente cuando se encontraba en momentos críticos. Le ayudaba a pensar, relajarse y mantenerse firme ante la presión.

Mientras observaba la escena algo a lo lejos llamó su atención. La dirección de la mano del chico que intentaba llegar al sofá. Siguiendo la trayectoria de la mano, cerca de esta había algo debajo de una mesita próxima. Era como si en un intento por llegar al sofá hubiera dejado caer eso.  Con cuidado se desplazó, rodeo la escena y se agachó para poder recoger lo que había tirado. Estiró la mano  y recogió un trozo de papel, que por la sangre estaba un tanto sucio y pegajoso. Se levantó y desplegó el papel con cuidado. En él  había apuntado algunas horas y lugares. Era como  un listado de anotaciones de citas. algunas de ellas ya habían pasado y otras estaban por venir.  La cita más próxima era aquella misma noche en el puerto de Gotham. El pelirrojo supo de inmediato que la forma más certera de encontrar a los responsables era acudiendo de invitados improvisados a esa cita. una vez que el joven estuviera en manos de los médicos, le enseñaria a su compañero el poli aquella pista.

_________________
“No hay nada noble en ser superior a otra persona, la verdadera nobleza radica en ser superior a tu antiguo yo” Ernest Hemingway

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   20th Diciembre 2017, 00:06

Absorto como estaba en auxiliar al muchacho tardó unos valiosos segundos en comprender que cuando Roy le llamó "Dan" se estaba refiriendo a él. Esperaba que el pelirrojo interpretara su vacilación como una simple muestra de la concentración que le suponía tratar las heridas del chico y que no se diera cuenta de que el nombre que le había dado era en realidad un nombre falso.

- La bala ya ha salido -le explicó señalando la forma de la herida que había quedado al descubierto en la espalda-. Si te fijas verás que los bordes no están quemados y que la carne parece haberse abierto hacia afuera. A éste chico le dispararon por delante, lo cual es buena señal. De todas formas hay que contener la hemorragia por los dos lados. Voy a necesitar tu ayuda, un segundo. Sujeta aquí.

Drago colocó apósitos limpios de los que había traído Roy del botiquín presionando contra la herida y, con la ayuda del arquero, consiguió darle la vuelta al cuerpo sin que se soltara.

- Ábrele la camisa y presiona éste apósito sobre la herida mientras le vendo.

Cogiendo el rollo de gasa y vendas, Drago realizó un improvisado vendaje que iba en torno al torso del chico sujetando las dos piezas de algodón teñido de sangre, pero sin apretar demasiado para no cortar la circulación. Cuando hubo terminado, lo cubrió con la manta para evitar la conmoción subsiguiente a la pérdida de sangre y verificó una vez más las vías respiratorias, la respiración y el pulso.

- Ya está fuera de peligro. Sobrevivirá -dijo con un suspiro echándose hacia atrás para apoyar la espalda contra la mesa del sofá. Tenía las manos cubiertas de sangre seca-. Sí, se dan primeros auxilios en la policía -respondió a Roy-. Pero yo ésto lo aprendí en el ejército. Estuve en la Legión Extranjera. Cuando estás en combate, saber cómo frenar la hemorragia de un compañero que ha sufrido una herida de bala o una amputación por pisar una mina o por la explosión de una granada supone la diferencia entre la vida y la muerte.

La Legión Extranjera era un cuerpo de élite del ejército francés, pero no le importaba decir la verdad en eso porque estaba conformada por extranjeros, y la identidad falsa que estaba usando en aquél momento lo era. Daniel Alejandro Martínez podía haber servido perfectamente en el ejército francés antes de acabar en América, y de todas formas Drago tenía un acento que le resultaba muy difícil de disimular. Si Roy era habilidoso con esas cosas ya se habría percatado del deje francés que tenía a la hora de hablar el inglés, así que... ¿para qué negarlo? El poder de Drago le permitía engañar a la vista, pero no podía emular sonidos, así que su voz era la que era. Las mejores mentiras siempre eran las que contenían una parte de verdad.

- Supongo que ésto era igual; el chico había perdido demasiada sangre, si no hubiéramos hecho nada quizás no habría sobrevivido a la llegada de los sanitarios, así que he hecho lo que pensé que tenía que hacer. En éstos casos hay que actuar rápido.

>>Roy, fíjate -dijo sin apartar la vista del herido ni percatarse de lo que el arquero había descubierto bajo la mesa-. Los cortes, los arañazos y la posición del brazo... ¿No te suena como si le hubieran atropellado? Pero estaba de pie cuando recibió el tiro en el pecho, y normalmente nadie remata a alguien que ha sido atropellado y éste después reúne fuerzas para subir hasta su piso. No... Además, si le hubiera atropellado un coche tendría las piernas y la cadera destrozadas, y no es el caso. Pienso que le arrollaron con una moto, le dispararon y le dieron por muerto. ¿Conoces bandas de motoristas que puedan encajar con el perfil de tráfico de drogas que estamos buscando?

El propio chico podría responder sus dudas, pero Drago no podía saber cuándo iba a despertar...

La ambulancia no tardó mucho más en venir. El mutante presentó una vez más su placa falsa, explicó la investigación en la que se encontraba así como las circunstancias que le habían llevado hasta allí. También describió las medidas exactas que había tomado para tratar a Paul. Los paramédicos les felicitaron por su pronta actuación y cargaron al adolescente en la camilla. Parecía que se les había cerrado la vía de investigación que estaban siguiendo... ¿o no?

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Roy Harper
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 03/07/2015
Localización : Lo más lejos de Gotham y Star City que pueda

Ficha de Personaje
Alias: Arsenal
Nombre real: Roy Harper
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   26th Diciembre 2017, 20:17

- Lo que para mí es buena señal es que no te disparen.- Comentó con su típico desparpajo.   Roy había recibido muchos balazos en su vida pero nunca solo se había puesto a analizarlos. Estuvo centrado y atento a cada indicación y detalle que comentaba su compañero. Sabía el daño que provocaban las armas pero no la manera de curarlas. los cuidados y labores de auxilio que sabía realizar eran los básicos: realizar la Reanimación cardiopulmonar, curar heridas leves, realizar puntos de sutura cuando era un tajo muy abierto, hacer un torniquete para evitar una hemorragia … El falso policía parecía tener muy claro que medidas tomar en aquella urgencia. Como era una situación de vida o muerte y cada segundo apremiaba el pelirrojo  hizo caso de las indicaciones de Drago y abrió con cuidado la camisa del joven malherido y presionó con el apósito en la herida mientras el otro hombre vendaba a Paul.

Muchas cosas se le venían a la mente al arquero. Situaciones como aquella eran las que le hacían aborrecer la ciudada que Batman custodiaba tan ardientemente. Desde pensamientos más negativos a pensamientos más optimistas. Jóvenes sin recursos morían cada día en cada esquina sin importarle lo más mínimo a nadie. El futuro de aquella oscura ciudad se escapaba con cada uno de los jóvenes que perdía. Le dolía en el alma ver tanta desolación, tanta muerte tanta miseria. Sabía que no podía dejarse envolver por la desolación ni por el pesimismo. Tan sólo podía dar hasta el último esfuerzo por no perder a Paul si mantenía su esperanza vida. Deseaba con todo su ser que no fuera demasiado tarde y aquellas medidas sanitarias improvisadas que estaban tomando pudieran salvar la vida de el menor.

Roy se fue convenciendo a sí mismo de que todo iba a salir bien. Que iban a lograr mantener al chico con vida y que cuando llegasen los sanitarios el joven iría a un centro médico donde propían atenderle más adecuadamente con los medios y el personal adecuados. A ojos inexpertos del arquero, la labor de Drago parecía bastante buena. Además al sentir el palpitar del cuerpo del muchacho y su respiración, el de ojos verdes se sentía más tranquilo.

La confirmación verbal de que Paul sobreviviría por parte de su acompañante le hizo sentirse más seguro. Le animaba saber que el muchacho no moriría.Se sintió agradecido de haber cooperado Con drago para salvar la vida del menor, aunque su labor había sido minima. Que aquel chico se encontrase fuera de peligro era todo gracias al falso agente de la ley.

Como Roy era muy expresivo en su cara se perfiló perfectamente su opinión negativa sobre la Legión Extranjera. El pelirrojo sabía que era una fuerza de élite del ejército francés que reunía tropas por todo el mundo y tenía unos baremos de reclutamiento de alta exigencia. El arquero estaba en contra de las acciones militares llevadas a cabo por los gobiernos. No obstante no era quien para juzgar. No después de su intervención en Qurac en su universo de origen. No después de haber sido manipulado y haber propiciado un genocidio de inocentes.


- Me alegro de que ahora la poli se preocupe por los niños de Gotham.- Apretó la mano del inconsciente chico tratando de inculcarle un poco de fortaleza, un gesto de hermandad simbólica. También tratando de darse un poco de esperanza y valor para afrontar todo lo duro que estaba por llegar. El pelirrojo tenía muy presente que su trabajo no acababa ahí. Tenía que intervenir para detener a los culpabes de aquel vil acto. - Yo he crecido en estas calles estando siempre en el ojo de mira de la pasma.  Realmente es duro crecer no importarle a nadie y más cuando los que supuestamente están para protegerte te tratan peor que nadie.-

Drago le hacía mantener su foco en los daños que había recibido Paul. Era algo realmente duro para el pelirrojo.  Vera ese joven que conocía tan desgarrado y tan herido, luchando por su vida, le desgarraba y le llenaba de tristeza. También sentía una rabia y uan indignación inmensa. ¿Qué clase de monstruo destrozaba así a un joven?¿Que persona tan cruel y desalmada involucra en actos viles a menores y cuando no le sirven los tira a un lado como si fueran basura? ¿Tan poco valor tenía la vida de esos huérfanos? ¿tan frio y vacío estaba el corazón de las gentes de Gotham que permitían que se matase impunemente a sus muchachos y muchachas?

Las heridas en las que se estaba fijando el falso agente evidenciaban como reseñaba el moreno que ese chico había sido atropellado. El tiro para rematarle revelaba claramente que aquel atropello no era casual. Como no era una casualidad que el hermano de ese muchacho hubiera muerto por un atropello muy similar al sufrido por Paul.

- Tratan de encubrir algo gordo. Normalmente las mafias no gastan tantos esfuerzos por matar a un chico de la calle que seguramente haga trabajos menores.  Eso me hace suponer que sabe algo o se metió con quien no debía.-

En un breve lapso de tiempo llegaron los sanitarios. Tardaron menos de lo que habitualmente tardaban en aparecerse. Sin embargo, los minutos en tensión, sin saber a ciencia cierta lo que le iba a ocurrir a Paul, trabajando codo con codo con Drago para evitar que la vida del menor se les escapase, le habían  parecido al pelirrojo eternos. Roy saludó a los medicos y vio como cargaban al muchacho y lo llevaban a un lugar más seguro. Una vez que Paul hubo entrado en la ambulancia, Roy se decidió a hablar a “Daniel” sobre la pista que había encontrado.

- No sé que mafia pudo haber trazado esta carnicería …- se encogió de hombros.- Sin embargo - el pelirrojo sacó el papel que había guardó en su bolsillo para mantenerlo a salvo y a su alcance cuando hiciera falta.- he encontrado esto antes y puede llevarnos a quien a maquinado toda esta mierda.- Roy le mostró a Drago el papel y sus dedos señalaron la indicación de la cita de aquella noche en el puerto de Gotham.

_________________
“No hay nada noble en ser superior a otra persona, la verdadera nobleza radica en ser superior a tu antiguo yo” Ernest Hemingway

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   12th Enero 2018, 18:58

Drago de por sí ya era observador, así que no se le pasó por alto la expresiva reacción en el rostro del muchacho cuando le habló de la Legión Extranjera. No le sorprendió, pues sabía que entre la juventud actual había muchas opiniones en contra de la profesión militar, especialmente entre los que tenían una ideología más de izquierdas.

El mutante no se iba a meter en eso. En primer lugar, la única razón por la que se había alistado en la Legión había sido para poder obtener la nacionalidad francesa y para recibir el entrenamiento que necesitaba para obtener su venganza, y en cuanto había cumplido el tiempo mínimo de permanencia se había marchado.

En segundo lugar, él tampoco veía con buenos ojos los ejércitos en general después de la terrible experiencia que había vivido durante la Guerra de Bosnia, cuando los cascos azules holandeses, la fuerza militar que las mismísimas Naciones Unidas habían instalado en Srebrenica para proteger a su gente, les entregaron a las fuerzas serbobosnias para que les masacraran sin hacer el menor intento por impedir lo que sabían que iba a ocurrir, propiciando la muerte de 8000 musulmanes.

Y, en tercer lugar, y precisamente a causa de lo que le había sucedido entonces, Drago era extremadamente tolerante con las ideas, opiniones y religiones ajenas. Su pueblo había sido exterminado por motivos de intolerancia religiosa, y se había jurado a sí mismo que él jamás incurriría en los mismos errores. Así que, sencillamente lo ignoró como si no se hubiera percatado.

- En realidad, y si te soy sincero, todo éste asunto iba a ser pasado por alto en la comisaría -admitió ante el comentario de Roy-. Parece que en Gotham la policía tiene asuntos más "importantes" de los que ocuparse. Podría decirse que se trata de una iniciativa mía al margen del cuerpo. Pero no se lo digas a nadie -añadió con un guiño cómplice.

No sabía por qué, pero aquél chico le había caído muy bien, incluso a pesar de la diferencia más que notable de caracteres. Drago tenía tendencia a experimentar simpatía por las personas directas y francas. Por eso sus mejores amigos eran Lobezno, Sasha Trigger y Lobo Feroz. No soportaba la falsedad, lo cual no dejaba de ser irónico para alguien que vivía la vida a través de ilusiones, ocultando la realidad a los demás, pero él también era una persona muy honesta. Simplemente tenía problemas a la hora de permitir que los demás accedieran hasta él.

- Yo me crié en un orfanato como el que acabamos de dejar -continuó en respuesta a las revelaciones del pelirrojo-. También sin nadie a quien le importara lo más mínimo, porque llegué ya siendo adolescente, y esa es una edad difícil para adoptar, especialmente si el niño en cuestión llega con problemas -manifestó, sombrío-. La gente por lo general no quiere problemas. Quieren un bebé bonito y sonriente o, como mucho, un niño normal del que no tengan que preocuparse demasiado. No les culpo, supongo -continuó con un suspiro-. Normalmente se trata de parejas que no han podido tener hijos propios y sólo quieren tener una familia normal. Ellos no tuvieron la culpa de la guerra -finalizó en un tono de voz muy bajo, casi para sí-. ¿Sabes? En realidad para mí el ejército fue la mejor opción para salir. Me daban un salario, una cama y la nacionalidad. ¿Qué más se puede pedir?

Se estaba abriendo demasiado, más de lo que era habitual en él, pero el abrigo de la falsa identidad le transmitía seguridad. Todos aquellos recuerdos no le pertenecían a él, sino a aquél policía extranjero llamado Daniel Alejandro Martínez. Roy nunca podría asociarlo con él.

- Así que, como verás, me interesa resolver ésto tanto como a ti.

Cuando el arquero le mostró el papel, lo tomó con extremo interés, elaborando en su mente hipótesis sobre la marcha.

- Posiblemente se trate de las fechas de las próximas entregas de droga. Aparece marcado el puerto de Gotham. En comisaría se rumoreaba acerca de un gran cargamento que iba a llegar en cualquier momento, pero no se sabía cuando. Está bien, Roy, voy a llevar ésto al departamento para intervenir la operación. No puedo ni empezar a darte las gracias por tu ayuda. Sin ti no hubiera podido acercarme ni remotamente a éstos asesinos -le ofreció la mano-. Espero que volvamos a vernos más adelante. El GCPD agradece tu colaboración.

Como era lógico y normal, no pensaba invitar a un civil a una situación potencialmente peligrosa como la que se avecinaba aquella noche en el puerto. En cuanto saliera de la casa se haría invisible y se dirigiría al punto de encuentro. Ya no faltaba mucho para el anochecer.

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]   

Volver arriba Ir abajo
 
Paradise Lost (Roy Harper) [05-01-2019]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» PARADISE LOST, MY DYING BRIDE Y ANATHEMA (20 AÑOS DE MISERIA). ACTO II
» PARADISE LOST, MY DYING BRIDE Y ANATHEMA (20 AÑOS DE MISERIA). EXITUS (V)...
» PARADISE LOST, MY DYING BRIDE Y ANATHEMA (20 AÑOS DE MISERIA). ACTOIII
» Taller de Gifs De Lost Canvas
» Pokemon Lost Silver

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Gotham-
Cambiar a: