Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]

Ir abajo 
AutorMensaje
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]   19th Enero 2018, 19:30

Bart se encontraba en su habitación de la base Youg Justice. Ese lugar que era su nuevo hogar. Su cuarto era espacioso, bien iluminado y le daba la intimidad que todo adolescente necesitaba. Era una habitación de un tamaño medio que tenía unas fabulosas vistas al patio trasero. Aquel espacio, Bart le había hecho muy suyo decorándolo con postérs de series, videojuegos, ilustraciones que le gustaban y los propios dibujos que él realizaba. La música estaba a todo volumen, pues generalmente le ayudaba a concentrarse y centrarse  cuando realizaba los deberes escolares.

-Buff- suspiró pesadamente mientras con el bolígrafo daba muy rápidamente golpecitos en la mesa de su escritorio. Tenía que terminar aquella engorrosa tarea de lenguaje. Sacó la lengua en un gesto de odio hacia dicha asignatura. No era muy bueno en ella, ni siquiera podía decir que era mediocre, era malísimo. Tanto las tareas como las clases de aquella asignatura le provocaban esa amarga sensación  que quema en nuestra garganta más que la bilis. Cuando se te da mal algo y no eres capaz de mejorar a pesar de todo el esfuerzo y tienes impregnada una sensación de pesar e inutilidad que recorre de pies a cabeza todo tu ser. A nadie le agradaba sentirse incapaz, poco hábil, mediocre o inservible. Todo ese pesar era lo que provocaba su aversión a la asignatura de lengua.

Siempre se confundía en la ortografía y la gramática. Cometía muchos errores de síntesis porque o no sabía o no entendía muy bien las relaciones entre unas palabras y otras, no sabía ni intuía cual era el orden lógico de las palabras. Todos estos errores a la hora de escribir se debían a que el inglés americano no era su lengua materna. La mayor parte de su vida, aunque con máquinas, había hablado en Interlag, el idioma del siglo XXX. Básicamente el lenguaje que se trabajaba en la escuela, él no lo había estudiado nunca antes. Sus conocimientos sobre las grafías de palabras y las reglas gramaticales eran los pocos que había podido aprender del habla coloquial y cotidiana. No le ayudaba nada que el idioma de procedencia  anglosajona fuese una lengua opaca donde la realización de un sonido no se corresponde a un grafema (en la escritura la unidad más pequeña), sino que la representación gráfica de un sonido es variable.  Por ello, no le es tan fácil de intuir a que letra o par de letras corresponde un determinado sonido. En cambio, le era más fácil hacerse entender en la versión oral del lenguaje, ya que,  entran en juego muchos más factores y modos de comunicación. En el lenguaje oral, por su fugacidad e espontaneidad,  se  permite la incorrección y en caso, que haber errores en la formación de las frases o incoherencias graves en el uso de palabras o expresiones, podemos llegar a entendernos gracias a nuestros gestos, la posición de la cara, la mirada, la sonrisa, la posición de las manos, gestos de las manos, la posición de las piernas y un largo etc. Sin embargo, estos otros factores desaparecen ante un  lenguaje escrito.

Una redacción sobre lo que quieres ser en el futuro. ¿Es que los profesores no podían ser más originales? Aquel tema esta mil veces trillado. Además él ya venía del futuro, sabía lo que iba a acontecer a la humanidad. A menos que alguien impidiese Thaddeus Thawne iba a esclavizarlos a todos. Pero no podía poner en la redacción que en su futuro no quería estar esclavizado por su malvado y psicópata abuelo.  Tampoco podía poner que él deseaba seguir los pasos de su otro abuelo, Barry Allen y convertirse en Flash para luchar contra el apocalíptico futuro que se avecinaba y  brindar una oportunidad de ser libres a los ciudadanos.

Se volvió a remover en su silla. No podía estar ni un minuto quiero. Se rascó la cabeza y estuvo a punto de tirarse del pelo. Estaba muy nervioso y bloqueado. Cerró los ojos un momento y se le vino un rayo de luz. No sabía dónde se encontraba Conner ni ninguno de sus supuestos mentores. Quizá con un poco de maña y suerte podría salir de la base y escabullirse de esa aburrida y tediosa redacción.

Salió de su cuarto con rapidez y sigilo. Tuvo mucho cuidado en no ser visto. Actuó con precaución y cuidado hasta salir de la guarida de los héroes. No utilizó los tubos Z para transportarse porque no quería que su pequeña salida y su localización quedasen registrados en la base de datos. Además, ese sistema de viaje nunca le había hecho falta antes y tampoco le hacían falta ahora. Desde Happy Harbor emprendió su camino hasta San Francisco. Esa urbe que para él marcaba un antes y un después. Ese lugar que se queda muy dentro de tí porque marca un hito importante en tu vida. Esa ciudad le había convertido en la persona que era hoy, era allí donde había madurado y se había propuesto ser más sensato y actuar de forma menos impulsiva.  

San Francisco es una ciudad que aúna de una forma casi perfecta modernidad y tradición. Cada uno de sus barrios parece impregnado de una personalidad diferente, es una ciudad que te invita a ser. En ella tiene cabida toda clase de personas   desde los más modernos a los más  hippies, desde los más sofisticados a los más bohemios. Además aquella grandiosa y bulliciosa urbe contaba con elementos emblemáticos cargados  de majestuosidad e historia como Golden Gate, Alcatraz, Golden Gate Park, Museo de Young, La Academia de las Ciencias de California, Grace Cathedral entre otros.

Bart adoraba San Francisco. Aquella metrópolis le había brindado memorables experiencias. No sólo porque en su mundo era la ciudad donde se estableció la base de los Jóvenes titanes,  sino  también porque fue en esa ciudad donde vivió momentos divertidos, entrañables paseos por sus calles e increíbles y emocionantes aventuras con sus mejores amigos.  Además era la ciudad en donde había experimentado un verdadero crecimiento interior. Allí había madurado como persona y encontrado de paso un gusto por los libros y la lectura.

En un principio, tenía la intención de visitar Museo de Young de Bellas Artes. Dicho enclave está situado en pleno corazón del Parque Golden Gate, a escasos metros del Academia de las Ciencias de California. Es sobre todo un museo de arte moderno, siglos XIX y XX. La parte más interesante de su colección es la dedicada al arte africano.

Luego pensó que quizá fuera mejor ir a echar un vistazo a la Academia de las Ciencias de California. Esta academia es en realidad un museo con más de 150 años de historia dedicado al estudio y conservación de la naturaleza. Cuenta con un planetario, un museo de historia  natural y una acuario.


Última edición por Bart Allen el 18th Marzo 2018, 11:56, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha R.
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]   7th Febrero 2018, 20:24

El sonido del su móvil sonando la despertó, hace poco había retomado una costumbre típica en su país que era echarse una siesta después de comer, no porque quisiera  si no por el hecho de que últimamente se encontraba cansada y sin muchas ganas de nada, últimamente es una palabra errónea, llevaba años así pero a veces ese sentimiento o, mejor dicho, esa sensación aumentaban y se volvía mucho mas grave aun. Su móvil seguía sonando mientras ella se frotaba la cansada cara, notando con este acto sus heridas fáciles, no, no le habían vuelto a crecer los labios ni la nariz mientras dormía. Terminado este proceso de auto descubrimiento engañoso, quito la tapa de su teléfono, si, era de esos e hizo la típica pregunta, pregunta que no tendría que haber hecho porque en la pantalla del teléfono salia el nombre de la persona en cuestión, su excusa es que acababa de ser despertada

-¿Si? ¿Quien es?

-So yo mi krásná

-Ah tío, te he dicho que no me llames cosas en tu lengua

-Oh venga, de pequeña te encantaba hablar conmigo, incluso sabias decir frases

-Ya, pero ya soy mayor y con ser una experta en un idioma me sirve

Martha se levanto de la cama mientras hablaba con su tío y miro la hora, eran las cuatro y media; media hora durmiendo, eso era un récord para ella, aunque no es que esto le brindara mucho orgullo

-Bueno ¿Querías algo?

-Ah si si, perdón por divagar, aunque tampoco es que sea malo, así hablamos mas

Martha se puso la mano en la frente y suspiro sonoramente, su tío capto la indirecta

-Veras, tengo un viaje para dos en avión a San Francisco , con todo pagado. Ven conmigo

La llama de repente, la despierta de la siesta y ahora quería que fuese a ¿A donde? La verdad es que en cuestión de geografía estaba bastante mal, sabia que existía Nueva York por que era donde vivía y por series que veía de pequeña, Hollywood por las pelis y Washington por ser la capital, pero en lo demás estaba un poco floja, no es que le importase tampoco

-¿Cuantos días serian?

-Pues tres solo, el viaje solo son seis horas y media ¿Te apetece?

-Es que... no se, no salgo mucho, lo sabes y tampoco es que sea mucho de turismo, no me siento cómoda haciendo fotos

Movía las manos por la sabana, frotando la tela como si fuera una chica tímida tocándose el pelo y si, era ella básicamente eso; una chica tímida que se intentaba escaquear del viaje

-Tu tranquila, yo estaré siempre contigo y seré yo el que haga las fotos

-Pero... Vale, pero júrame que estarás conmigo en cada momento

-Te lo juro, uvidíme se později

Volvió a suspirar, su tío era bastante insistente a veces, a veces y siempre... pero solo le tenia a el.

-He dicho que

-Venga, hazlo por los viejos tiempos

-... S...Sbohem ¿Estas contento?

Pero su tío la colgó sin darle mas explicación, ni siquiera le había dicho cuando salían y tuvo que esperar a que su tío le enviase un correo explicándole que saldrían mañana a las 6 ¿Tan difícil era hacerlo antes? Martha volvió a suspirar y volvió a la cama, pero no se durmió si no que se quedo mirando al techo, tenia muchas cosas que preparar yo no podía perder el tiempo... aunque por unos minutos mas de siesta no pasaría nada.

Una hora después se volvió a despertar, sintiéndose igual que cuando se durmió y mientras se vestía buscaba en su armario la ropa que se debería de llevar, si eran solo dos días con la ropa que llevaba puesta le iría bien ¿No? Si se duchaba ahora no haría falta que lo hiciera otra vez allí, o puede que su ropa se ensuciase o ella misma se ensuciase y tuviese que cambiarse de ropa... al final decidió llevarse una muda extra por si las moscas, el problema era como llevarla. No cabía para nada en un estuche en el que guardaba cosas como lapices y demás, pero tampoco era para llevarse la maleta con la que trajo sus cosas de España a... no, esas maletas las había empeñado hace ya su tiempo, pensando que no le serian útil nunca mas, porque la previsión es de estúpidos.

No le quedo otra que bajar a buscar una tienda que vendiera mochilas y la encontró, lo malo es que no es que fueran mochilas precisamente para adultos; colores brillantes, dibujitos y demás era lo que las decoraba y eso no le gustaba mucho, así que busco la que menos resaltaba de todas y se la llevo, después de pagarla el dependiente tuvo el valor de decirle

-Espero que a tu hijo le guste

¿Tan mayor parecía? Pero lo mas importante ¿Por que había pensado que era para un niño? La mochila era azul y ya esta, no tenia ningún símbolo extraño solo un bordado de un “smiley”, podría ser perfectamente para una niña también, mas específicamente para ella... preocuparse de lo que le había dicho un hombre que atendía una tienda de productos escolares no debería preocuparle, había otras cosas que le deberían preocupar mas, como el llegar a su casa rápido para comer algo y dormirse temprano para poder despertarse a las 5 e ir al aeropuerto a tiempo.

Después de haber metido todo en la mochila, se puso a cenar espaguetis en lata, manjar que siempre  había querido probar de pequeña pero que ahora que lo estaba comiendo le parecían asquerosos, oh bueno, al menos mañana comería mejor.

~~~~~~~~~~

A la mañana siguiente Martha se encontraba el en aeropuerto con todo listo y estaba esperando a su tío, parece que estaba llegando tarde y eso la puso nerviosa, sentimiento que aumento cuando avisaron que su vuelo salia en treinta minutos, isa que tuvo que ir corriendo a la puerta de embarque y montarse en el avión. Una vez dentro suspiro e intento relajarse, esperando a que su tío entrase y se sentase a su lado en cualquier momento pero... el avión empezó a moverse, esto no podía estar pasando

-¡No podemos irnos! Mi tío aun no esta

Pero la azafata le pidió amablemente que se sentara y debido a su pequeña ansiedad social no pudo decir nada en contra, tampoco pudo pedir que la dejasen salir del avión y esto la ponía en una mala situación, estaba de camino a una ciudad de la que no sabia nada porque había sido demasiado vaga como para buscarlo por Internet, esto iba a ser una aventura y no de las que a ella le gustan.

Al menos su tío si le fue sincero en algo, el vuelo duro unas seis horas aproximadamente  y ya cuando se encontraba en el aeropuerto pudo llamar a su tío de una vez por todas y preguntarle por que leches no estaba ahí con ella

-¿¡Por que no estas aquí!? Me prometiste que estarías conmigo

-Si, lo siento pequeña es que me surgió algo del trabajo, pero te juro que estaré ahí en menos tiempo de lo que crees, tu ve al hotel y date una vuelta por la ciudad, te juro que nos vemos en un flash

Martha se resigno a hacer lo que su tío le aconsejaba así que se pidió un taxi de esos que abundaban en los aeropuertos y se dirigió al hotel, dio la casualidad que su taxista era mexicano y al notar este que ella era española, le empezó a hablar como si de una amiga se tratase, que bien, para nada quería saltar por la ventana y rodar por la carretera asta perderse. Al menos podía mirar por la ventana y entretenerse mirando la ciudad, era bonita claro que ella veía todas las ciudades estadounidenses como iguales, muchos edificios que permitían tener mucha población en espacios pequeños, pero al menos esa ciudad se veía bonita, que pena que no pudo ver el famoso puente de San Francisco, pero por donde estaba el aeropuerto y su destino no lo podría ver, ya tendría tiempo

Al fin llego al hotel que parecía bastante caro aun siendo solo un hotel de cuatro estrellas, pero su habitación estaba bastante también, era un dormitorio conjunto camas separadas, no es que a ella le importase dormir en la misma cama que su tío, y a el tampoco le importaba así que supuso que esto era porque era mas barata. Después de estar una hora sentada en la cama esperando, otra vez, a que su tío entrase por la puerta, decidió al fin salir del hotel y “explorar” la ciudad un poquillo, si iba a estar ahí dos días al menos tendría que ver como era la ciudad. Muchos coches, muchos edificios, era casi igual que Nueva York, una ciudad que ella pensaba que era demasiado grande y ruidosa y San Francisco parecía ser mas de lo mismo hasta que ando un poco mas y empezó a ver mas y mas de la ciudad y empezó a dudar si irse a vivir a Nueva York fue la mejor de las ideas. La ciudad le parecía bonita y se quedaba mirando los edificios, como había estudiado patrimonio se le habían quedado en la mente las fotografías de los edificios antiguos que tuvo que comentar cuando era mas joven y siempre le agradaba la buena arquitectura.

Su tripa rugió así que tuvo que pararse para comer algo, que lastima que solo tenia unos pocos dolar y tuvo que cenar en un McDonald del que casi la echan por ir con la cara tapada, tener que enseñar la cara en las tiendas nuevas siempre le producía ansiedad, pero era eso o salir a patadas o peor, que no se fiaba y le daban miedo las armas y los gatillos fáciles. Después de su parada para comer y de andar un poco mas llego, por curiosidad del destino ya que no iba a ninguna parte, al Museo Young. Martha podría ser una chica a la que no le gustasen muchas cosas, pero el arte, oh, eso le encantaba, para ser sinceros de pequeña ella nunca fue de escribir, vamos si no fuese porque iba al colegio no habría tenido ni el mas interés en aprender a leer, pero desde que perdió a su hermana siguió el sueño de esta de convertirse en la mejor escritora y eso hizo que dedicase su vida a las letras y las artes.

En su bolsillo tenia justo lo suficiente como para entrar en el museo y nada mas, lo que le produjo una sonrisa interna, sonrisa que se le fue cuando al intentar entrar la registraron completamente con la excusa de “Sorry, but you look suspicious, lady” ni siquiera puso “young” delante de “lady”, no tenia ni treinta años, puede que el no dormir bien le afectase a la cara. Dejaron de registrarla cuando vieron que no llevaba nada, literalmente nada porque la mochila se la había dejado en el hotel y cuando le hicieron quitarse la bandana y ponérsela de nuevo dejando que todo el mundo viese su rostro, las humillaciones publicas siempre hacían gracia.

Por fin estaba en el museo y podía ver las exposiciones, al menos nada podría arruinar esto y pasaría un buen rato viendo arte y demás.

_________________
La noche era oscura, el suelo frió.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]   15th Febrero 2018, 08:44



Cuando arribó a las inmediaciones del museo de arte, pensó en sí entrar al edificio o no. Sabía que dentro del lugar tendría que tener un ritmo normal. Era difícil  para él  tanto por su personalidad  como por su metabolismo adaptarse durante largos periodos de tiempo a esa “lentitud” de la vida. Además, a Bart le gustaba más hacer que observar y mirar. Le gustaba más el arte práctico que el teórico. Él era dibujante y dibujar le hacía centrarse. Plasmar en un lienzo cómo veía la vida y a las personas de su entorno era algo que le encantaba hacer. No obstante, encontraba un poco aburrido pasear por museos y ver obras artísticas. Entendía que era algo que un persona y culta debía hacer para tener más conocimiento y poder tener más estilos, recursos e ideas con los que contar. Pero tenía un poco de reticencia por si la vida al lugar fuera  a resultarle poco interesante o aburrida.

Sabía que visitar el Museo Young era una experiencia única, ya que en aquel lugar se guardaban obras artísticas cuya técnica y belleza era inigualables. El castaño aspiraba a ser algún día como aquellos autores que exhibía con orgullo sus obras en aquel espacio de sabiduría. Antes de entrar al museo se compro un helado de fresa y recorrió el maravilloso y único parque que rodeaba el edificio. Sin duda tanto la ubicación como el edificio constituían también una inmensa obra de arte. El espacio al aire libre que circunda al museo contaba con un  jardín público de esculturas, una terraza debajo de un techo en voladizo, un jardín especial para niños. Todo ello unido en un vínculo  entre arquitectura  y naturaleza. Ese diseño paisajístico integraba elementos históricos como dos imponentes esfinges, porque  el arte es inherente  al hombre y sobre todo a temporal, un estanque llamado el Estanque del Encantamiento, palmeras, secuoyas, helechos y otras plantas, creando un museo permeable, abierto y acogedor para el público.

Se quedó unos instantes en la entrada observando a las estatuas blancas que flanqueaban la entrada, dos esfinges. Sonrió con alegría. Se sentía como un héroe teniendo que resolver un enigma paar entrar a un lugar sagrado en busca de aprendizaje y conocimiento.  En su imaginación se veía con una refulgente armadura y una espada al más puro estilo caballeresco hablando con aquellos inanimados mitad humana mitad león y con sus esplendorosas alas, que con su rostro arisco y sus palabras prepotentes desafiaban al héroe. Sabía que era anacrónicamente incorrecto porque en la Edad Media no se creía en las esfinges, sino que estas eran un mito griego. Pero su imaginación era muy libre y siempre recreaba mundos de fantasía con datos no muy exactos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha R.
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]   20th Febrero 2018, 17:57

El arte, era algo que a todos nos podía llegar de una forma u otra, puede que fuese a través de la música o puede que al ver una película, pero no solo eso, el arte podía ser lo que tu quisieras. Para algunos la comida era una forma de arte y para otros el “arte moderno” no era mas que basura a la que le habían puesto un nombre y un precio, Martha era mas del primer tipo, pensaba que todo podía llegar a ser arte si era visto como tal. Ella había centrado su atención en la exposición llamada “Revelations: Art from the  African American South” que estaba llena de esculturas, fotografías y cuadros pintados por artista afroamericanos del sur de estados unidos, algo interesante cuanto menos.

Mientras veía todo lo que esta exposición podía ofrecer, se percato de que había mas gente joven de lo que ella pensaba que habría, y era normal, en España la gente joven solo iba a los museos cuando era obligatorio para un trabajo, al menos la mayoría. Aquí parece ser que el arte estaba mas extendido a la juventud... ¿Por eso se llamaba “de Young Museum”? También vio algunos grupos que eran guiados por un hombre que les explicaba el trasfondo de una escultura o de una fotografía, a ella nunca le interesaron los guías de los museos, pensaba que eran una perdida de tiempo y que era mejor disfrutar del arte en silencio, a lo mejor acompañada de un poco de música.

Todo hacia parecer que era un día normal, una visita al museo y luego volver al hotel si su tío no había venid ya un plan simple, pero parece ser que el destino le tenia preparado otra cosa. Una explosión en la entrada hizo que la gente que visitaba el museo se echase al suelo y se tapase los oídos, cuando el estruendo paso los guardias, y unos cuantos ojos curiosos, fueron a ver el porque de la explosión y solo vieron un agujero en el suelo del que salieron unos ganchos que los pillaron por sorpresa. Los guardias sacaron sus tristes pistolas de guardia de seguridad preparándose para recibir a lo que sea que hizo ese agujero, pero lo único que subió fue una granada de humo que cegó a todos los allí presentes, los guardias intentaban encontrar el agujero y los civiles se alejaban de la escena mientras del agujero un grupo de ladrones vestidos de negro con chalecos antibalas y la cara tapada empezaban a disparar sin remordimiento a los guardias, estos no eran unos ladrones cualquiera.

Después de haberse librado de los guardias que allí se encontraban pusieron una especie de placa en el suelo, un inhibidor de frecuencia para que los civiles no pudiesen contactar con la policía ni con nadie del exterior, no podían cerrar el museo pero eso no les pareció importarles. Ataron a todos los civiles que encontraron y los pusieron contra la pared para que estuviesen “tranquilitos” mientras ellos saqueaban el museo. ¿Donde se encontraba Martha a todo esto? Cuando todo esto empezó se escondió rápidamente en los baños, si ya le gustaban poco las multitudes menos le gustaba que la apuntasen con un arma “¿Esto vas a hacer? Quedarte en un baño como una inútil mientras esperas a que un héroe te venga a salvar... ¿Por que no lo haces tu,eh?” sabia que el ente solo quería hacerle daño pero... lo que le decía tenia algo de sentido, no podía quedarse en el baño esperando a ser salvada, ademas ella no estaba del todo indefensa tenia el poder de la gema... un poder que no controlaba del todo bien pero si que le hacia sentir un poco mas segura.

Salio con cuidado del baño, andando de puntillas para que no la escucharan y agachándose un poco para pasar desapercibida, algo difícil midiendo casi dos metros, pero por ahora le pareció funcionar. Llego a la zona de la entrada a la que se asomo por una esquina para ver a uno de los hombres armados vigilando a los visitantes que estaban atados ¿Donde estaban los demás? Martha no lo sabia pero habían subido a la segunda planta a encargarse de los visitantes que estaban ahí, por lo que pensó que podría con uno solo. Intento hacer salir una especie de cuchilla de energía, le costo un poco pero al final pudo hacerlo y se empezó a acercar en silencio al hombre, puede que hubiese podido hacer algo si no fuera por el grito que uno de los hombres pego, este estaba detrás de ella y llevaba a un grupo de personas atadas. Ahora ella estaba rodeada de hombres armados que la habían descubierto intentando atacar a uno de los suyos, no es que fuese a salir muy bien parada de esta situación ¿Así terminaba todo? ¿Muerta por intentar ayudar a los demás? Al menos eso quedaría bien en su epitafio. Quisiera o no, ahora necesitaba mas ayuda que nunca.

_________________
La noche era oscura, el suelo frió.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]   3rd Marzo 2018, 15:55

El Young museum era un lugar siempre concurrido. Esto se debía no sólo a su belleza estructural y paisajística sino a que contaba con una de las colecciones más amplias y diversas de arte. Un cúmulo de gente se desplazaba por los interiores de museo recorriendo las salas, viendo las exposiciones y maravillandose con las obras artísticas. Se acercó a las taquillas para comprar la entrada. Sacó el dinero que le había indicado amablemente el taquillero. Con su habitual energía y curiosidad se adentró en el museo. Casi todas las exposiciones que tenía el lugar tenían algún componente que le resultaba interesante por lo que tardó unos instantes en decidir cual ver primero.

Se decantó por la exposición titulada “El futuro del pasado: momias y medicina”. En aquella colección se mostraba las técnicas de utilizadas en el antiguo Egipto de embalsamamiento y preservación de las momias. Los visitantes de la exposición podían examinar a las momias presentes por medio de una mesa de disección virtual. Cosa que le resultó muy interesante para Bart Allen. Al entrar en la estancia se percató de que las paredes tenían símbolos egipcios ìntados con las actuales técnicas de graffiti. Esta mezcla entre presente y pasado era muy acorde a la ideología del Young Museum. Los hilos del pasado van entretejiendo nuestro presente y nuestro futuro.

El castaño se dirigió al sistema tecnológico que le permitía analizar telemáticamente los cadáveres del pasado. El menor de los Allen tenía que centarse bastante para utilizar la mesa de disección virtual a una velocidad “normal” y que la máquina pudiera procesar los movimientos de sus manos. A veces se despistaba y la tecnología no podía procesar la orden manual que había efectuado.

Cuando se encontraba terminando de ver la colección dedicada al antiguo Egipto y sus milagros anatómicos y médicos, sonó un fuerte estruendo. El suelo se movió bajo sus pies. bart pensó que aquello era muy extraño. Había tenido que acontecer algo fuera de lo común. El velocista presionó aquel anillo que no se quitaba de su dedo nunca y que tenía un símbolo de un rayo. El anillo que le había dado su primo Wally y que significaba que era un portador del legado de los Flash. De la joya salió su traje de Kid flash. en un visto y no visto, ya no era Bart Allen, Era Kid Flash. Era tan rápido cambiándose que nadie notó el momento en el que un adolescente se convertía en un reputado velocista.

Como una haz de luz llegó inmediatamente al origen del extraño temblor y del ensordecedor ruido. Un grupo de hombres vestidos con ropa de asalto y portando armas de alta tecnología estaban secuestrando el museo. Seguramente querían hacerse con alguna obra valiosa o quizá capturar a un grupo importante de rehenes para exigir al gobierno alguna clase de retribución por dejar vivir a los secuestrados. Miles de posibilidades se habían a la especulación cuando los asaltadores aún no habían mostrado abiertamente cuáles eran sus intenciones.

- Hola- dijo alegremente el pupilo de Flash- Que armas tan chulas, ¿me las dejáis ver un momento?- Uno de los criminales se giró hacia el muchacho y le disparó. Bart se apartó usando su velocidad. Observó el recorrido de la bala y dedujo que iba a impactar en otra persona así que corrió para tomarla entre sus manos y evitar el impacto. Una vez hubo frenado las balas, hizo uso de la speedforce para desmantelar las armas de los secuestradores. En menos de un minuto los trozos de las armas cayeron al suelo. El menor de los velocistas iba a proceder a arrestar a los criminales cuando algo se lo impidió. Las bases del edificio se tambalearon. Los agujero que habían hecho los delincuentes para acceder a las instalaciones habían socavado las infraestructuras. Parte del suelo se hundió, provocando que se creasen desniveles.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha R.
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]   31st Marzo 2018, 23:13

Mientras estaba siendo apuntada por las armas de los ladrones estaba esperando algún tipo de ayuda ¿Un héroe? No,  solo quería la ayuda de alguien, pero no la de un héroe y al parecer eso es justo lo que iba a tener; la ayuda de un héroe. Fue como un rayo, apareció de la nada y saludo a los ladrones como si no hubiese un montón de rehenes, pero a ella le sonaba de algo... Si, ya lo tenia era Kid flash, lo había visto a veces en las noticias, era uno de esos que corrían rápido ¿No? Al menos su traje daba a notar eso, el rayo en el pecho lo dejaba caer.

Pero... ¿Dejaría que un héroe hiciese todo el trabajo? Siempre estaba detrás mirando, siempre estaba siendo o controlada por el ente o siendo una mujer inútil que no podía ayudar al tener casi ningún control sobre el poder que se hallaba en la gema, tenia que intentarlo, tenia que ayudar. Empezó a concentrarse en sacar la energía de la gema y lo consiguió, una pequeña llama de energía salio de esta y concentrándose un poco mas consiguió que esa energía se transformase en una especie de cuchilla, estaba lista para ayudar y... o no. Cuando levanto la mirada de su mano vio que las armas de los ladrones estaban destrozadas, dejando claro que todo había sido hecho ya, Kid flash no perdía ni un segundo, literalmente.

Pues bueno, supuso que serian arrestados y que ella seria un civil mas que fue ayudada por un héroe y bla bla bla y seria así si no fuera por el temblor que sacudió el edificio y que hizo que se crearan desniveles, Martha se tambaleo y casi se cae de cara, menos mal que pudo parar la caída con la mano. Los ladrones aprovecharon este momento para escapar por el mismo agujero que ellos habían creado, aunque estaba segura de que serian atrapados mas tarde, un túnel bajo tierra  no era difícil de rastrear, pero eso no era lo importante; tenían que salir de aquí pero había un gran problema. Tenían que sacar a las personas y a las obras de arte, y puede que el heroecillo no fuese lo suficientemente rápido para sacar todo lo que había en el museo, en esto entraba Martha

-O...oye tu, el rápido-
le señalo con la mano de la gema, intentando que se fijara en el -Esto se va a caer, necesito que saques las obras de arte que puedas ¿Eres rápido,no? Yo sacare a las personas de aquí

No sabia si le gustaría la idea pero los criminales ya habían huido y no podía dejar que se perdiera tanto en el derrumbe, el edificio ya era suficiente perdida, así que empezó a desatar a las personas para sacarlas de ahí, esperaba que Flash en versión miniatura hiciese su parte. Se sentía un poco mas... confiada en si misma, desde que fue sellado y no tenia que escuchar la voz del ente juzgándola, pero sabia que volvería a salir, lo que no sabia es... cuando.

_________________
La noche era oscura, el suelo frió.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bart Allen
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 16/05/2016
Localización : Torre de los Titanes

Ficha de Personaje
Alias: Kid Flash
Nombre real: Bart Allen
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]   9th Abril 2018, 12:28

El temblor y el derrumbamiento le desestabilizaron un poco pero gracias a su rapidez no se precipitara al suelo. Parte del Museo Young se había hundido bajo tierra y se habían creado grandes desniveles en el terreno. Todo el mobiliario se había caído y algunas obras de arte se habían desperdigado por el suelo. Desgraciadamente, el arte construido con materiales más frágiles y endebles había sufrido daños y roturas.

Algo llamó  su atención  una mujer con una extraña gema incrustada en la mano. Martha le proponía que ella se ocupase de sacar a las secuestrados mientras él  ponía a buen recaudo los posesiones del museo.

No era muy proactivo de asumir la posición de líder. Tanto en la young Justice como en los Teen Titans dejaba que ese puesto la ocuparan sus preciados Robin y Wondergirl. Cuando había colaborado con los Titans o cuando trabaja con la Flash Familia también dejaba que el liderazgo recayera sobre alguien más. incluso cuando tenía diferencias con Wally, seguía dejando que el velocista mayor se posicionara como líder de grupo. por ello, agradeció que la chica de la gema tomara la iniciativa. Evaluó la propuesta de la joven para decidir si seguir sus órdenes o proponer algo completamente diferente.

Aunque no quería  desconfiar de la joven que mostraba el propósito de  hacerse cargo de la situación, no veía muy coherente salvar las obras de arte sin haber puesto primero fuera de peligro a los visitantes del museo. Si bien el arte era importante, más  lo era la vida de personas. La prioridad del velocista era la vida y luego el arte. A pesar de que pudiera ser una tragedia perder esas obras por el derrumbamiento, sería más  tragedia que por rescatar el arte personas fueran sepultadas. A veces había que sacrificar  lo material en pro de proteger la vida. Iba a darle su voto de confianza a la muchacha que había decidido liderar la situación. Luego pensó que en caso de que la situación fuera adversa y el túnel se viniera abajo, él podía hacer uso de la velocidad para rescatar a los asistentes.

El túnel  que habían cavado aquellos malechores parecía  muy poco seguro. Un fallo de cálculo  de estos criminales era lo que había  minado la infraestructura del museo y propiciado  el inicio del derrumbe. Por eso, a Bart le resultaba un riesgo usarlo para evacuar a los asistentes. ¿Podía arriesgarse a dejar la seguridad de aquellas personas en manos de la mujer desconocida?¿Qué más podía hacer? Miró la puerta principal, que tras la sacudida de los cimientos había quedado sepultada entre columnas y tierra. Los criminales había usado el túnel para huir y parecía que para los reunidos en el museo no quedaba otra opción que usar la misma ruta de escape.

- Kid Flash mejor que el rápido- dijo con una voz amistosa- Parece que tenemos un plan. Cuento contigo … mujer con nombre desconocido...-

Antes de emprender la evacuación, Bart recorrió todas las salas del museo con la hipervelocidad en búsqueda de rezagados. Afortunadamente, los malechores habían reunido con éxito a todos los congregados en el museo en la sala. Ninguno de los asistentes se les había quedado disperso.  A posteriori empezó a trasladar las obras de arte al exterior confiando en que la mujer de la bandana estuviera realizando su cometido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Martha R.
Marvel Universe
Marvel Universe
avatar

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 08/06/2017
Edad : 24

Ficha de Personaje
Alias: Dead eyes
Nombre real: Martha R.
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]   15th Abril 2018, 22:00

Habían llegado un acuerdo, ella sacaría de ahí a los civiles mientras que el superhéroe, que prefería ser llamado Kid Flash en vez de “el rápido”, se encargaría de sacar todo lo que pudiese del museo, era el plan mas eficaz ya que ella podría sacar fácilmente a la gente de ahí pero no podría hacer lo mismo con las obras del museo, aunque eso de que fuese fácil puede que no fuese tan cierto. Bart contaba con ella, con lo que no contaba era con su nombre ya que no se lo había dicho en ningún momento, tampoco es que en mitad de todo este desastre se pudiese parar a chalar con el velocista, pero al menos le diría su nombre

-Marth...

No le dio tiempo ni a empezar la frase y el ya se había ido a completar su parte del plan, eso estaba bien; ahora le tocaba a ella hacer su parte. Miro a los civiles atados, no podía desatarlos todos a tiempo pero como no estaban atado de las piernas, solo de las manos, podrían andar sin problema. Ahora tenia otro problema ¿Era el agujero creado por los ladrones la única ruta de escape? La entrada había quedado bloqueada así que esa ruta era un no al completo, o puede que si Martha se esforzase mucho podría sacar la energía, literalmente hablando, para mover toda esa masa de tierras y columnas pero antes había intentado sacar una simple cuchilla de energía y le había costado, así que intentar levantar todo eso seria imposible, cuando consiguiera hacerlo todo se habría derrumbado ya hace tiempo. Así que solo quedaba la ruta del agujero, era la mas rápida pero no quedaba del todo claro si era la mas segura, no solo porque el túnel se podía derrumbar en cualquier momento si no porque podrían acabar en la boca del lobo, con aun mas gente armada esperando a que saliesen por ahí, pero como era la única opción tendría que arriesgarse. Cerro los ojos un momento y respiro lentamente, para abrirlos al segundo después

-¡Escúchenme!- Alzo la voz para que todos la escuchasen -Van a bajar por este túnel, esta empinado así que tengan cuidado y cuando lleguen al final...- Mierda ¿Que hacia cuando llegasen al final? Ni siquiera sabia si habría final como tal, a lo mejor era un túnel de kilómetros -Busquen una salida...

Las personas se miraron las unas a las otras, una mujer de casi dos metros con una apariencia de... bueno, de criminal, le estaba dando ordenes de evacuación... si no fuera porque no podían hacer nada mas hubiesen pasado de ella, Martha no era de esas personas que inspira a la gente ni nada parecido, ella era mas del tipo de gente que no te gustaría ver por la noche aunque ella no quisiera hacer daño a nadie. La gente empezó a bajar por el empinado túnel por el que habían salido y escapado los ladrones, ellos habían usado ganchos pero solo los habían usado para llegar antes no porque hubiese mucha bajada así que podrían bajar andando con mucho cuidado pero rápido, que no había tiempo que perder.

Ya habían bajado todos y ahora le tocaba el turno a ella, pensándolo mejor debería de ser ella la primera en salir siendo, probablemente, la única entre toda la gente que tenia alguna forma de “poder”, aunque no supiese usarlo del todo bien. Llego al final de túnel y parece ser que era una alcantarilla, la gente ya había encontrado una salida y estaba subiendo la escalera metálica para salir del maloliente lugar, pero Martha se fijo en algo, en un ruido que escucho por su izquierda a lo lejos, puede que los ladrones no estuviesen tan lejos, pero ella no podía hacer nada para detenerlos, al menos sola. Ella también salio de la alcantarilla viendo al salir que todos habían conseguido salir sanos y salvos, en el exterior del museo también se encontraba Bart que había conseguido sacar todo lo posible, se alegraba de que las obras estuviesen bien... y de la gente también, por supuesto

-Están todos a salvo-
dijo acercándose a Bart -Pero ra... Kid Flash, creo que se por donde se están escapando los ladrones, podemos ir a detenerlos

Estaba, claro esta, el problema del edificio a punto de derrumbarse pero ellos no podían hacer nada para evitar eso, así que tendrían que dejar eso a los bomberos y policías que llegaban a la escena para “reconfortar” a los pobres civiles que habían sufrido una terrible experiencia en el museo y necesitaban ser atendidos. Si lo pensaba con cuidado ¿Por que estaba actuando así? No es que fuese una mala persona, pero estaba prácticamente ayudando a un héroe y no es que le gustase la idea, prefería estar alejada de todo lo que inmiscuyera a hombres o mujeres con mallas, pero poco a poco aprendía que en este mundo no podías evitar encontrarte a gente con la que deberás de tomar una decisión, ayudarles o no ayudarles... y por ahora, ella prefería ayudar

-Si quieres te muestro el camino, están por la alcantarilla

_________________
La noche era oscura, el suelo frió.:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]   

Volver arriba Ir abajo
 
No hay lugar como el hogar(Libre)[27 de noviembre de 2018]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» donde se guardan los videos?
» ¿Por qué las Mary Sues no tienen lugar como Titanes?
» 1º Fecha Torneo Inicial 2015 - Reyes vs. Curva Sud
» Nublado con posibilidad de chubascos (Rondador Nocturno, Libre). 6 de Mayo de 2018. Londres
» ¿como se pone una foto en la firma?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte-
Cambiar a: