Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

MensajeTema: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   12th Junio 2014, 01:30

Fecha:
 

Comparada con el monstruo que era Nueva York, la ciudad costera de Happy Harbor parecía pequeña, tranquila y acogedora. Incluso si todavía se estaba recuperando del cataclismo que algunos habían dado en llamar "fusión de mundos", todo aparentaba un cierto nivel de normalidad. Como si aquello solo hubiera sido un bache de nada. Era agradable. Resultaba difícil pensar que hacía unos días en ese lugar no había existido ninguna ciudad, para empezar.

De hecho, era por eso por lo que estaban allí, ¿no?

Que había que averiguar cosas sobre lo ocurrido, y sobre aquellas ciudades nuevas y sobre los superhéroes de los que hablaban en canales y periódicos que antes no existían, eso había estado claro para la Patrulla. Tras la visita de Magneto, la urgencia había aumentado, y aunque no había pistas que seguir de momento, una misión de reconocimiento no estaba de más. Y para Irene, era la primera vez que la mandaban a ella a hacer algo, sin que ese algo le cayera en el regazo por sorpresa, como había ocurrido con lo de los zombis. Estaba, con toda probabilidad, mucho más nerviosa de lo que debería. A fin de cuentas, salvando el tema de que la ciudad había aparecido de la noche a la mañana como si de setas se trataran, no había nada especialmente amenazador en ella. Pero estaba a punto de subirse por las paredes. Tanto como para dar un respingo cuando alguien puso la mano en su hombro.

-Tranquila- la voz de Ororo sonaba a un tiempo comprensiva y divertida-. Solo tenemos que echar un vistazo. Y si hay problemas, tenemos apoyo.

-Lo siento... Todavía no me acostumbro a esto.

Con una sonrisa tranquilizadora, Tormenta le apretó un poco el hombro en un gesto para darle seguridad antes de apartarse. Irene se alegraba de que fuera ella la que estuviera de líder. Ororo Munroe era tranquila, sosegada y amable, y si tenía que fiarse de lo poco que había visto, podía freir a cualquiera con un rayo. Aunque no lo fuera a hacer en realidad. Tenía la sospecha de que el cometido de Ororo, además de averiguar cosas sobre la ciudad, también consistía en asegurarse de que el grupo no se acababa metiendo en líos. Aunque eso a Irene le parecía bien, porque ella tampoco quería meterse en ningún fregado, y Ororo no parecía que fuera de la que los buscara activamente.

-Esta zona parece el centro neurálgico de la ciudad- dijo Ororo, consultando un mapa que acababa de comprar-. Es el mejor sitio para empezar.

Y con esas palabras, se pusieron en marcha.

Irene siguió a Ororo, intentando aplacar sus nervios. En serio, todo parecía normal. ¿Qué podía pasar?


Última edición por Irene Salcedo el 15th Julio 2014, 16:38, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kevin Anderson
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 18/11/2013
Edad : 34

Ficha de Personaje
Alias: Poltergeist
Nombre real: Kevin R. Anderson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   12th Junio 2014, 12:26

Irene distaba de ser la única nerviosa. No es que se apreciara a simple vista, pero otro de los alumnos de aquella "excursión" también estaba bastante afectado por la nueva experiencia. Claro que no se debía solo a visitar una ciudad que había aparecido misteriosamente (o no tanto, pues sabían que la causa estaba con toda seguridad en los mismos eventos extraños de poco antes). No, en el caso de Kevin también se debía a que no había salido mucho, por lo que todo era nuevo para él.

Aun con su cara seria, se le notaba que miraba a todas partes con atención, como si estuviera intentando memorizar cada aspecto de aquel viaje. Además, Ororo le caía bien y no le parecía tan impredecible o gritona como otros profesores. Naturalmente, parte de los nervios era debido también a que iba camuflado, y eso siempre añadía excitación extra.

Gracias a un proyector holográfico, Kevin pasaba ahora por un veinteañero delgado, de pelo castaño, facciones regulares y ojos azules, con rostro serio y pinta de callado. Iba vestido de manera bastante informal, con una camisa que había olvidado meter dentro de los pantalones y unas deportivas. Lo cierto es que al lado de los compañeros y de Ororo no parecía un alumno más a causa de su crecimiento anormal. No habría sido muy lógico llevar bufanda, por lo que la boca la llevaba al descubierto. Eso suponía un pequeño problema, pues si le preguntaban algo sólo podría comunicarse mediante idioma de signos. Por suerte no quitaba que telepáticamente pudiera seguir hablando con Ororo o el resto de los compañeros.

De modo que iba cerca de Ororo, fijándose en todo y procurando no perder de vista al grupo. Al pasar cerca del puerto, el olor a salitre despertó algo en él, aunque no estaba seguro de qué se trataba. Quizá era algo de su pasado olvidado. A fin de cuentas, Xavier había dicho, durante las sesiones de exploración de memoria, que el recuerdo más antiguo que había conseguido encontrar fue el de bajar de un barco una noche de niebla... Algo aturdido, Kevin sacudió la cabeza un par de veces.

_________________

Ficha de personaje
Color de diálogo: dodgerblue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brian Bird
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 30
Localización : Happy Harbor

Ficha de Personaje
Alias: Nexus
Nombre real: Brian Bird
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   12th Junio 2014, 13:09

Las cosas parecían estar regresando a la normalidad, dentro de lo que cabía. Aún seguían todos como locos con lo de aquella crisis de fusión de mundos, pero eso no impedía a la gente seguir con su vida. Qué remedio.

Por su parte, Brian se sentía un poco mejor. Se había recuperado tras el fiasco de Belle Reve tras hacerle una visita a Barbara en el Monte Justicia, y de la segunda decepción tras el intento fallido de detener a Enigma con una pequeña charla con su madre. Se veían menos que antes a causa de sus deberes como alcaldesa, y sus esfuerzos se notaban en la paz que se vivía en Happy Harbor comparado al resto del mundo. Aquella mañana había decidido seguir su consejo y dar un paseo, y de paso airear un poco a Chel, a la que hacía mucho que no paseaba.

La perrita de color blanco y canela correteaba a su alrededor y ladraba juguetona, demandando a su amo que le tirase la pelota. Brian paseaba tranquilamente por la zona del puerto, su ruta de paseo favorita, con una chaqueta azul marino y pantalones vaqueros, y las manos metidas en los bolsillos para no llamar demasiado la atención.

-¿Me echabas de menos, Chel? ¿O es que Beast Boy te tiene muy revolucionada? -comentó alegremente el chaval. Cuando estaba fuera en alguna misión solía dejar a la perra en el Monte Justicia al cargo de cualquiera de sus compañeros que no estuviese de misión. Beast Boy era su favorito, aunque tenía la sensación de que sus juegos alteraban un poco a la animalita, en el buen sentido.

Tras otra andanada de ladridos, Brian decidió ponerla a prueba.

-Muy bien... ¡Veamos hasta dónde puedes llegar! ¡Cógela!

La lanzó con todas sus fuerzas, y Chel corrió detrás del objeto. Brian observó de pronto cómo la perra se apartaba de la trayectoria de la pelota y empezaba a husmear, atraída por algún nuevo rastro. Se extrañó, normalmente Chel no se distraía con esa facilidad, salvo que percibiera el olor de Beast Boy. Pero le constaba que el metahumano estaba en Monte Justicia o de misión. ¿Entonces...?

-¡Eh, Chel! ¡Vuelve!

Brian fue detrás de ella, con temor de que se perdiera.

_________________
Color de fuente: #00cc00
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   13th Junio 2014, 22:04

Nunca creyó que la oportunidad de ir a una misión de los x-men llegaría tan pronto. O bueno, más bien podría considerarse una excursión en la que la profesora Ororo venía como mentora. Ella si iba con el fin claro de investigar una de las nuevas ciudades que apareció de la “nada” tras los sucesos ocurridos hace unas semanas. En teoría se fusionaron los “universos” y el profesor había considerado que ir a visitar una de las nuevas ciudades con algunos alumnos era una buena practica de campo para ver como se desenvolvían. Dianne se sintió bastante honrada al ser una de las elegidas para acompañar a la profesora, junto con algunos compañeros más. Ciertamente le interesaba saber más de lo que aconteció y conocer a gente y sitios de otros universos. Aún recordaba aquellas “imágenes” que fueron interpretadas en su cabeza aquel día en aquel rincón que el extraño Sloan llamó su interior. Realmente pudo considerarse aquello aterrador, pero de alguna forma ella lo encontró hermoso. Se dijo a si misma que mejor no compartir su opinión con nadie por el momento.



Así que allí estaba en una nueva ciudad costera siguiendo por detrás al grupo con calma. Tenía la sensación de que sus compañeros estaban nerviosos aunque no entendía porqué, no creía que todo volviese a ser una locura...al menos por el momento. Ella había visitado bastantes sitios con su madre, así que aquella era la primera vez que no lo hacía, de alguna forma era nuevo para ella, pero prefería tomarlo con calma.

Entonces algo se le cruzó entre las piernas, algo pequeño y peludo que casi la desestabiliza. Un perro para ser exactos y que por alguna razón no paraba de olfatearlo los pies a uno de sus compañeros. Casi se diría que había encontrado un hueso o algo el animal, no se despegaba de Kevin.

-Uh...ahora tenemos..¿mascota?- intentó bromear.

_________________
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   16th Junio 2014, 00:06

Con el paso de los minutos, el nerviosismo dio paso a la curiosidad. No era que Irene no hubiera salido nunca de su ciudad, durante las vacaciones había viajado con sus padres a distintos sitios, muchas veces pueblos costeros con playa. Pero entre aquella ciudad y las que ella conocía había bastantes diferencias. Algo normal, si se paraba a pensar en la diferencia de culturas. Nadie los había parado ni había hecho preguntas, y suponía que el aspecto de "grupo de estudiantes en una excursión" era al menos bastante convincente. Incluso si Kevin parecía sacarle varios años a las dos chicas.

A pesar de ello, Irene estaba lo suficientemente alerta como para volverse como el rayo al escuchar la exclamación de Dianne cuando estuvo a punto de ser derribada... por un perro. Era pequeño, blanco y marrón, apenas un cachorro, y se había detenido a olisquear atentamente a Kevin, sacudiendo el rabo como si fuera un molinillo. Irene parpadeó. ¿Y de dónde había salido el animalito este? Se agachó, y extendió su mano hacia el perrillo, en un gesto pacífico, esperando a que la oliera para poder acariciarlo. No estaba segura de por qué, pero solía funcionar, y los perros se mostraban mucho más tranquilos si hacías ese tipo de cosas. O eso le parecía a ella.

-¿Qué pasa, chico?

-Es probable que su dueño ante cerca.-comentó Ororo.

Irene asintió, mientras acariciaba al cachorro. Tenía un collar, y una placa, y en ella se leía un nombre: "Chel"

-Ups. Pues va a resultar que es una chica.

Mientras, la perrita había optado por volver su atención de vuelta a su primer objetivo. No estaba muy segura de qué era lo que la fascinaba tanto de Kevin, pero estaba claro que sentía fascinación por él. Tanto como para ignorar cualquier intento de carantoña que viniera de otro lado. Eso sí que era concentración.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kevin Anderson
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 18/11/2013
Edad : 34

Ficha de Personaje
Alias: Poltergeist
Nombre real: Kevin R. Anderson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   19th Junio 2014, 22:52

Mientras aún intentaba sacarse de encima el repentino malestar, Kevin notó que sus compañeras decían algo. Casi al momento, una pata peluda se posó sobre su pie, y un hocico pequeño empezó a olisquear la pernera del pantalón. Abriendo los ojos con sorpresa, miró hacia abajo para encontrar un can que levantó la cabeza y ladró un par de veces. Según Irene, que se había agachado a acariciarlo, era una perrita. Por algún motivo, no paraba de acercarse, olfatear, alejarse y ladrar.

-Oh, vaya... - expresó al mismo tiempo en lenguaje de signos y telepáticamente.

Kevin no se sentía precisamente cómodo cerca de algunos animales, en especial de los perros. Cerca de la vieja mansión había habido gatos, que se dedicaban a sus asuntos igual que él, y dentro había ratones. Se les oía corretear por las vigas del techo del desván y rebuscar entre las paredes. Sin embargo, los perros le asustaban un poco. Eran demasiado ruidosos, demasiado efusivos. Y más de una vez habían estado a punto de pillarle... cogiendo "prestado" algo de comer. O subido a un árbol intentando pasar desapercibido.

Cierto, eso había sido hace años, pero en el fondo Kevin seguía siendo algo asustadizo al respecto. Naturalmente no lo demostró. La "máscara" psíquica desarrollada por el profesor X y él evitaba que sus emociones salieran a la luz, y suprimía la mayor parte de su intensidad, por lo que el joven se limitó a mirar al animal sin dar muestras de ir a acariciarlo. La perrita, por su parte, se alejó de él sólo lo justo para ir a recoger una pelota que rodaba por la calle y llevarla hasta él. Kevin hizo lo posible por ignorar el olfateo de sus pantalones y lo que parecían esperanzas de que hiciera algo con la pelota babeada, y esperando que Ororo tuviera razón, miró por los alrededores en busca de alguien que pudiera ser su dueño. Efectivamente, no muy lejos alcanzó a ver a un chaval que salía de una calle lateral mirando por todas partes como buscando algo o a alguien.

-Quizá sea de aquel chico - comentó señalándolo.

_________________

Ficha de personaje
Color de diálogo: dodgerblue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brian Bird
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 30
Localización : Happy Harbor

Ficha de Personaje
Alias: Nexus
Nombre real: Brian Bird
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   19th Junio 2014, 23:40

Menos mal que llevaba consigo los guantes de látex que le habían diseñado en el Monte Justicia para disimular los guantes metálicos. Se los puso a toda prisa mientras perseguía a Chel a través del puerto. ¿Qué mosca le habría picado a la perra?

No tardó en encontrarla, ladrando y meneando el rabo ante un tipo bastante alto que destacaba entre un grupo variopinto de chicos, chicas y una mujer más adulta. Le llamó la atención que llevase el pelo blanco y no pareciese más mayor que Joanna (al menos físicamente), pero asumió que sería un gusto personal. Además, hacía un bonito contraste con su piel morena.

Pero las pintas que llevase la gente era ahora la menor de sus preocupaciones. Brian los alcanzó justo a tiempo de llamar la atención de Chel, que trataba que el desconocido jugase también a la pelota.

-¡Chel! ¡Vuelve aquí! ¿Qué mosca te ha picado?

Chel dejó la pelota a los pies de Brian y empezó a ladrarle, sin dejar de menear el rabo. Conocía esa actitud suya, la misma que tenía cuando jugaba al escondite con Beast Boy. Lo que no entendía era por qué de repente allí y ahora. Se volvió a los desconocidos y se rascó la nuca, sonriendo con nerviosismo.

-Eeeh... Lamento mucho si mi perra os ha molestado. Normalmente no se distrae así con la gente.

Los ladridos de Chel le volvieron a distraer, y esta vez tuvo que agacharse para recogerla.

-¡Chel, para ya! Estás muy rara esta mañana... ¿No te habrá vuelto a echar Garfield vitaminas en el Dog Chow, verdad? Porque como lo haya hecho juro que lo mato...

No se dio cuenta de que, al agacharse, y tras un leve tirón de Chel, se le escurrió el guante un poco hacia abajo, revelando en su muñeca parte del metal del guante. Algo que sólo quedaría a la vista del más observador del grupo.

_________________
Color de fuente: #00cc00
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   4th Julio 2014, 21:47

Al parecer, el cánido sentía cierta predilección por el silencioso Kevin. Lo cierto es que era bien sabido el buen olfato de los perros y se preguntó a si misma si por un casual eran capaces de percibir ciertas cualidades especiales. Igualmente no podría cercionarse de esta suposición ya que no podía hablar con los animales, aunque le gustase la idea.

Mientras Ororo y sus compañeros debatía a quien pertenecía el animal, el rey de Roma apareció en persona. Mientras se acercaba corriendo al grupo llamaba a su perrita, que al parecer se llamaba Chel y, efectivamente, estaba mostrando un comportamiento fuera de lugar para su propio dueño.

-No nos molesta, ha sido cariñosa todo el rato.- dijo Dianne sin muchas más pretensiones que las de calmar al muchacho.

Ella no tenía perros ni nunca los tuvo, solo un hamster. Pero lo cierto es que siempre le hubiera gustado tener uno, aunque una vez su madre le ofreció uno y se negó por tozuda ya que consideraba que no necesitaba más ayuda que la de su bastón y podía valerse por si sola. Y ahora, en ese momento se arrepentía de ello. Un animal como aquel hubiera alegrado su vida mucho más.

Se acercó hasta ellos, donde Irene estaba también acariciando a Chel y se acuclilló con intenciones de acariciar al animal, pero no pudo alcanzar su objetivo cuando su dueño la sostuvo en brazos. En cambio se topó por un instante con su mano por error y la apartó corriendo. Aunque el contacto fue mínimo, el tener un tacto tan evolucionado como el de ella le permitió percatarse que llevaba guantes de látex. ¿Porqué lo haría estando en la calle? Tampoco iba a inmiscuirse en sus cosas la verdad, no conocía al chico.

-Disculpa, no pretendía... solo quería acariciarla.

_________________
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   8th Julio 2014, 01:23

Y dicho y hecho, el dueño de Chel apareció a la carrera, un chico que era algo más joven que ellos. Se disculpó por el comportamiento de la perrita, ya que al parecer estaba comportándose de forma rara. Irene se dio cuenta de que Ororo se había echado un poco hacia atrás, una sonrisa en el rostro, dejando que ellos fueran los que hablaran con el chico. Pero como era Dianne la que había hablado, y era lo que ella misma pensaba, la española no dijo nada más, y simplemente se apartó para que la ciega pudiera acariciar a la cachorrilla, que todavía ladraba frenética. Fuera lo que fuese que hubiera olido en Kevin, estaba claro que le gustaba una barbaridad.

El caso es que el dueño se agachó para coger a Chel, al mismo tiempo que Dianne lo hacía para darle mimos. El resultado es que las manos se chocaron durante apenas un segundo. A Irene la reacción de la chica ciega le pareció un poco rara, pero no le dio mayor importancia, porque tampoco había visto nada fuera de lo normal. Abrió la boca para decir algo que aliviara el ambiente, como preguntar por el nombre de la perrita, o cualquier cosa que se le pasara por la cabeza que no sonara demasiado estúpida, pero no llegó a pronunciar palabra alguna.

Detrás de ellos hubo un estallido. Tal vez llamarlo estallido era demasiado generoso: era el sonido de una pesada puerta metálica que había volado varios metros después de ser desencajada de sus goznes por una fuerza tremenda. El sonido provenía de la entrada del museo de la ciudad, en una calle cercana. Desde donde estaban no podían ver más que los restos de la destrozada hoja de metal entre la enorme nube de polvo que había levantado. Sin embargo, al poco rato apareció una figura, cada vez más clara hasta que surgió delante de ellos. Un hombre alto, de hombros amplios, con el pelo y la barba negros, que miraba sonriendo el artefacto que sostenía en la mano derecha, un objeto que con toda seguridad pertenecía a la colección del museo que acababa de asaltar. En la izquierda llevaba una especie de bastón de madera. Irene parpadeó, preguntándose como aquel tipo había podido hacer aquello, cuando Ororo se puso delante de ellos.

-Quedaos detrás de mí- dijo, dirigiéndole al hombre una mirada que Irene no habría esperado de ella.

Puede porque la oyera, o porque se diera cuenta de que había alguien delante de él, el hombre les miró directamente y, tras un segundo de sorpresa, pareció reconocerles... o al menos reconocer a Ororo. Una expresión de fastidio nubló el rostro del ladrón.

-De todas las ciudades que han aparecido y en las que podíais estar, teníais que venir precisamente a esta- comentó-. Tienes un desagradable sentido de la oportunidad, Tormenta.

-Cassidy...- Ororo prácticamente siseó el nombre.

-No importa. Supongo que no te quitarás de en medio.

No era una pregunta, sino una afirmación, mientras apuntaba el bastón de madera hacia ellos. Ororo les dirigió una mirada y una última orden antes de enfrentarse al atracador.

-Sacad al chico de aquí y poneros a cubierto.

Irene pudo sentir de inmediato el olor a ozono formándose alrededor de la mujer, y se echó hacia atrás de inmediato, dispuesta a cumplir las órdenes que le había dado, segura de que sobre sus cabezas se estaban empezando a formar las nubes de tormenta que Ororo usaría para lanzarle un rayo a aquel tipo. Vuelta de espaldas como estaba, no pudo ver la cara del tipo, pero su voz sonó con absoluta calma.

-Ah, ah, ah, nada de eso.

Lo siguiente que escuchó Irene fue un crujido de madera, y la exclamación sorprendida de Ororo. Al volverse, pudo ver que uno de los árboles del paseo que habían estado siguiendo se había retorcido, creciendo de manera extraña e inclinándose sobre ella cerrando a Tormenta dentro de sus ramas en una especie de capullo compacto. Irene esperó, segura de que la mujer destruiría el árbol en cuestión de segundos, pero el tiempo pasó y no ocurrió nada. Cuando el hombre les miró, casi parecía aburrido.

-Vosotros debeís ser nuevos estudiantes, ¿no? No creáis que esto es algo personal.

Y levantó hacia ellos el bastón.

-¡Cuidado!

No era posible distinguir si se debía a su natural cauto o a una especie de instinto. Fuera lo que fuese, cuando el rayo de energía salió disparado del bastón que llevaba el tipo de pelo negro, Irene fue lo suficientemente rápida como para formar un escudo de luz, el típico escudo que se venía en cualquier historia sobre el medievo. Cuando el rayo golpeó el escudo, tanto el uno como el otro se destruyeron, e Irene cayó al suelo sentada, confusa y mareada pero ilesa. Sin embargo, aunque aquello les había hecho ganar algo de tiempo, estaba claro que el hombre no tardaría en volver a atacar.

OOC:
 

_________________
Color de dialogo: steelblue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kevin Anderson
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 18/11/2013
Edad : 34

Ficha de Personaje
Alias: Poltergeist
Nombre real: Kevin R. Anderson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   9th Julio 2014, 22:59

Efectivamente, el chico era el dueño de la perra. Aunque decía que se comportaba de manera rara, Dianne la disculpó de inmediato y fue a acariciarla. Kevin se percató de su cambio de cordialidad a algo que no sabía si interpretar como timidez. Irene no dijo nada, y mientras el chico recogía a la perrita del suelo, Kevin se miró los pantalones y el calzado, por si resultara que tenía algo que la pudiera haber atraído. No vio nada destacable, y no por última vez deseó poder quitarse aquel par de deportivas prestadas. Podía ofender el sentido de la higiene de algunos, pero prefería ir descalzo antes que cargar con eso. Y tampoco es que ayudaran a trepar...

La línea de pensamiento sobre los inconvenientes de calzarse desapareció con un estruendo repentino. Al girarse, vio a Ororo en guardia. Que él supiera, era la primera vez que veía tan tensa. Claro que nunca la había visto en plena misión, y aquello no dejaba de serlo. La profesora miraba intensamente a un hombre que salía del umbral destrozado de un museo cercano. Era indudable que se conocían, a juzgar por el breve intercambio.

-Cassidy... No lo conozco, se dijo. Lo cierto es que aún sabía muy poco sobre los numerosos enemigos que los X-Men se habían granjeado antes de su llegada. A pesar de sus pintas de ladrón, o tal vez mejor decir superladrón, por toda arma llevaba una especie de bastón. No le pareció tan peligroso, pero el estado de alerta de Ororo era algo a tener en cuenta, de modo que seguramente el adversario también.

Un retumbo sordo se dejó escuchar en el cielo, pero antes de poder hacer nada, los alumnos se encontraron con que Tormenta había sido prácticamente cubierta por las ramas y raíces de un árbol. Ni tan solo un mechón del pelo blanco quedó fuera del abrazo vegetal. Kevin esperaba, como Irene, que un viento destrozara las ramas, o que se congelaran sin más y se rompieran en mil pedazos. Pero no pasó nada de eso. En su lugar, un rayo de energía avanzó hacia ellos desde el bastón y por suerte para todos fue detenido por un escudo luminoso. Dicho escudo se partió, pero por suerte la descarga fue absorbida. Ante el despliegue de poderes, los viandantes empezaron a abandonar la escena corriendo y chillando, tan rápido como se lo permitían las piernas.

Kevin se movió para ayudar a Irene, pero le detuvo la última orden de Ororo. Había que proteger al joven de la perra. No hubo tiempo para decidirse por una cosa o por la otra, pues el tal Cassidy lanzó otro ataque. Quiso la suerte, o los reflejos del mutante, que su propia ráfaga de energía de origen psíquico emergiera de su mano como reacción. Ambas chocaron y restallaron apenas a dos metros del grupo. Kevin no estaba muy seguro de poder repetir el éxito, de modo que pensó que lo mejor era escapar. No había tiempo para sutilezas, de modo que ni se tapó la mano para ocultar el habla telepática. Cuando el humano le mirase, quedaría claro que no movía la boca para comunicarse.

-Chicos, voy a hacernos desaparecer de su vista. Es posible que empiece a disparar al azar, así que hay que estar atentos para protegernos. Tenemos que ponerle a salvo y rápido. Que la profesora no se haya soltado ya de ese árbol es raro.

Lo siguiente que Cassidy vio fue... nada. La calle había quedado vacía. Un rápido vistazo a izquierda y derecha no reveló más que la gente que estaba escapando a toda velocidad más lejos, al fondo. Y el árbol de Ororo.

-Muy buen truco. Sois como alimañas, pero las fieras se cazan. ¿No opinas lo mismo, cielo? - dijo dirigiéndose a ella, mientras caminaba hasta el árbol.

_________________

Ficha de personaje
Color de diálogo: dodgerblue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brian Bird
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 30
Localización : Happy Harbor

Ficha de Personaje
Alias: Nexus
Nombre real: Brian Bird
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   10th Julio 2014, 00:25

Una de las chicas del grupo adelantó la mano con intención de acariciar a Chel. Brian no tenía problemas con ello, la perrita era muy cariñosa y aceptaba mimos de cualquiera, pero no se percató del gesto y eso le hizo dar un respingo cuando la joven le tocó la mano y apartó la suya corriendo. Se la veía muy alterada, y le sorprendió oírle pedir disculpas, aunque por dentro no pudo evitar ponerse también un poco nervioso. No es que a uno le apetezca revelar su identidad heroica por ahí...

Entonces se percató del brillo de sus ojos. Maldita sea, tenía que haberse dado cuenta antes.

-Eh, no pasa nada. Perdóname a mí, no me había dado cuenta de que... En fin, claro que puedes acariciarla. Ella no tiene problemas, ¿verdad, chica?

Chel meneó el rabito, siempre dispuesta a dejarse querer. Duró poco. Cinco segundos después un violento estallido cortó la conversación de pleno. La puerta acorazada de un banco salió volando por los aires al tiempo que un tipo salía poco después del lugar del siniestro. Un tipo con unas pintas de supervillano que no podía con ellas. Uno al que Brian no había visto en su vida, ni siquiera en la base de datos del Monte Justicia. ¿Algún recién llegado al gremio que quería aprovechar su oportunidad?

-De todas las ciudades que han aparecido y en las que podíais estar, teníais que venir precisamente a esta. Tienes un desagradable sentido de la oportunidad, Tormenta.

... ¿O tal vez un invasor de la otra dimensión?

No le pasó desapercibido que la mujer de pelo blanco había sido llamada Tormenta. No es un nombre que una persona normal le pusiera a su hija, salvo que quisiera que odiase a sus padres de por vida. ¿Una heroína? El modo en que se plantó delante del desconocido y pidió a su grupo que lo pusieran a él a salvo la delataban. Pero tampoco la conocía de nada. ¿Entonces... la otra dimensión también tenía sus héroes y villanos? Pues claro, ¿por qué iba a dejar de tener sentido?

Un momento. Si esa mujer era una heroína... ¿Qué eran entonces los demás?

Brian apenas tuvo tiempo de pensar en posibles respuestas. El oponente de la tal Tormenta alzó su bastón, y de pronto uno de los árboles del paseo cobró vida propia y la atrapó en un sólido capullo de madera. Brian apretó las manos y los dientes. Parecía que en la otra dimensión la regla no escrita de que los villanos siempre empezasen con ventaja no había cambiado.

-Vosotros debeís ser nuevos estudiantes, ¿no? No creáis que esto es algo personal.

-¡Cuidado!

Súbitamente, el tipo disparó un rayo de energía contra los alumnos. Al tener a Chel entre sus brazos, Brian no pudo reaccionar a tiempo. Pero su sorpresa fue mayor cuando el rayo impactó contra una de las chicas... y ésta formó un escudo de luz que bloqueó el grueso del impacto, aunque la fuerza del ataque la terminó tirando al suelo.

-¡Chel, a cubierto! -dejó a la perrita en el suelo, y ésta corrió a esconderse bajo un banco, siguiendo la maniobra que Brian le enseñó.

Vale... O todos eran súpers o sólo algunos lo eran. Pero los jóvenes parecían muy inexpertos, como él la primera vez que puso un pie en el Monte Justicia. Y la que debía ser su tutora estaba un poco liada en estos momentos (jaja, qué gracioso juego de palabras).

El extraño atacó con un nuevo proyectil de energía, y esta vez fue bloqueado por el chaval silencioso que, por alguna razón, había atraído la atención de Chel. Cualquier duda que tuviese Brian sobre su identidad quedó disipada en el acto. Quizás aquel joven ocultaba algún tipo de extraña mutación, como la que afectaba a Beast Boy. Los otros jóvenes se interpusieron entre Brian y el atacante, siguiendo las órdenes de su tutora, que aún permanecía inmovilizada. Por fortuna para ellos y por desgracia para el otro, resultaba que él no era un simple civil en apuros.

Era el momento de enseñarle a aquel tipo cómo hacían las cosas en Happy Harbor.

Ante los confusos ojos de algunos de los estudiantes, Brian se quitó los guantes de látex y reveló sus guanteletes metálicos, que desplegaron un brillo verde y rojo. A la velocidad que le concedió su entrenamiento, disparó un portal a sus pies y otro a la espalda del extraño. De un salto se precipitó a su interior y salió desde el otro lado con la misma propulsión. El desconocido estaba muy enfocado en el árbol y no vio de venir el ataque sorpresa, que le tiró al suelo y dejó caer el bastón.

-¡Mala idea, Radagast el Pardo!

El tipo se puso en pie rápidamente, tal vez acostumbrado a recibir patadas de todos lados. Gruñó al posar la vista sobre Brian.

-¿Pero qué...? ¿Quién demonios eres tú?

-¿A ti qué te parece? ¿Robocop? -la verdad, no estaba seguro de si el individuo aquel iba a pillar tanta referencia, a saber si existirían en la otra dimensión. Su adversario se puso en pie y trató de recuperar su bastón, pero Brian ya había empleado sus portales para agarrarlo-. -¡Ah-ah-ah, de eso nada! Mira, tío, no te he visto nunca, pero como diría cierto vigilante al que conozco y tú seguramente no: estás en MI ciudad. ¿Y sabes lo que hacemos con los provocadores?

Hizo ademán de romper el bastón, pensando que ése era el foco de poder de aquel tipo (no era la primera vez que se enfrentaba a mágicos). Su intento quedó abortado cuando un fogonazo de luz concentrada le golpeó por el costado y lo tiró al suelo. El bastón cayó de sus manos y salió volando al otro extremo. Desde el mismo escenario del atraco flotó un tipo con un traje aún más ostentoso que el del recién llegado, en negro y blanco, y con una capa que ondeaba al viento. De sus manos fluía energía lumínica pura.

-¡Esto es un ultraje! ¡Uno llega con intenciones de cometer una humilde fechoría y se encuentra con que un advenedizo viene y sin pedir permiso le quita el botín delante de sus narices! -se volvió hacia el desconocido, con aires de superioridad teatral-. -¿Cómo te atreves a interponerte en los planes del Doctor Light?

Genial... Otro pirado se unía a la fiesta. Lo que más gracia le hacía a Brian era lo repetitivo del discurso. Todos y cada uno de ellos pasaban por lo mismo. Como si no fuesen capaces de actualizarse.

Y, por si las cosas no se hubiesen complicado lo bastante, un gigantesco cuervo negro hecho de sombras emergió a varias manzanas de allí, moviéndose a gran velocidad hacia la escena del crimen.

FDI:
 

_________________
Color de fuente: #00cc00
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1970
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 20
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   17th Julio 2014, 14:40

Desde el diez de marzo no había tenido un solo día de descanso. Nightwing, vuelve de Blüdhaven. Nightwing intercepta las ondas cero. Nightwing ve al Asilo a buscar a Bárbara. Nightwing, ahora investiga las nuevas ciudades... 

Lo que decía, ningún minuto de descanso. Desde que volví a ser líder de los Young Titans todo habían sido problemas. De las nuevas ciudades habían emergido nuevas personas, nuevos ciudadanos y el mundo parecía estar a punto de desbordarse con tanta población. Pero también habían desaparecido muchas otras: amigos, conocidos...nadie sabía nada de ellos después de la colisión. Pero eso no era el mayor de nuestros problemas, con ello también habían aparecido héroes y villanos de otras dimensiones. La liga tenía que recoger toda la información que se pudiera sobre los nuevos enemigos y sobre Omega.

Pero Batman y sus amigos estaban ocupados con los acontecimientos más desagradables: luchas titánicas, batallas en el espacio, guerra civil en la atlántida...Por lo tanto, mi grupo y yo teníamos que hacer el trabajo sucio. 

Y a cada minuto que pasaba... Wally West estaba más lejos de mí. 

Salí del edificio dónde vivía la alcaldesa Hardins después de una larga charla acerca de las consecuencias de estos recientes acontecimientos y las medidas que tenía que tomar Happy Harbor. 

Iba en dirección al Monte Justicia cuando escuché un bombardeo a lo lejos. La gente empezó a gritar a mi alrededor y yo me puse a correr en dirección del accidente sin pensarlo dos veces. Pude ver como la puerta del museo había quedado destrozada. De su interior apareció un hombre con un aspecto muy extraño, con pintas de supervillano. Vamos, seguro que no se trataba de una obra de teatro previamente ensayada, y el artefacto del museo que tenía esa tío en la mano no sería de plástico ¿Verdad?

Debía de ser uno de esos nuevos villanos de la otra dimensión que habían decidido atacar nuestras ciudades por pura ignorancia.

-Este se va a enterar... - me llevé la mano al bolsillo y caí en la cuenta de que iba con la chaqueta y los tejanos.

-Mierda... ¿porqué siempre pasan estas cosas cuando no estoy patrullando? - me coloqué las gafas de sol para que nadie pudiera reconocerme (o pensaba) y saqué de mi bolsillo los Wingdings. Pero antes de lanzarlos vi cómo unos jóvenes interceptaron el ataque que les propinó el ladrón del museo.

La chica había hecho aparecer un escudo de luz delante suyo y después, el grupo de chavales desapareció por completo. ¿Qué estaba pasando? ¿Quién era toda esa gente? 

Me quedé clavado en el sitio, pensando cuál sería la mejor manera de actuar al ver que los chicos ya estaban fuera de peligro, pero entonces me hirvió la sangre al ver aparecer a Brian Bird. El chico le propinó una patada al ladrón y más tarde salió volando a la otra punta tras recibir un ataque de... oh dios... el hortera del Doctor Light... ¿qué puñetas hace aquí?

-Bueno Dick, hora de pasar a la acción... - me dije, justo después de enviar un mensaje a la base diciendo lo que estaba ocurriendo. Si las cosas se ponían feas Raven y el resto sabrían dónde estamos.

Lancé dos Wingdings en dirección al Doctor Light. Éstos hicieron una pequeña curvatura en el aire y se engancharon al pecho y a la capa del enemigo.

-Veo que sigues yendo a la moda, Doctor Light - comenté divertido mientras apartaba a la gente que empezaba a huir despavorida de la escena, y de un salto llegué a dónde se encontraba Brian. 

Tras dos segundos, los wingdings activaron la explosión automática y el Doctor Light quedó distraído durante unos segundos mientras intentaba deshacerse de la humareda. El villano entró en cólera tras ver las pequeñas magulladuras que le habían dejado los dos Wingdings y las roturas en su nuevo traje.

-¡Nexus! ¿Estás bien? - le dije mientras me agachaba para levantarle.- ¿Cuál es la regla número uno antes de ponerse a atacar a un enemigo? ¡Has de avisar a la base de tu posición y lo que está pasando!  - le dije casi como una regañina, aunque estaba más preocupado que enfadado.

Cuando conseguí ponerle de pie, me llevé la mano a la cintura y saqué los Sticks. Agité los dos palos para alargarlos y activé su electricidad. Las chispas azules empezaban a envolver las armas, preparadas para lanza una descarga.

Miré al Doctor Light y al extraño que empezaba a levantarse. Eran dos enemigos y uno de ellos nos era completamente desconocido... ¿Qué posibilidades tendríamos contra él?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raven
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 375
Fecha de inscripción : 08/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Rachel Roth
Nombre real: Raven
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   20th Julio 2014, 14:05

FDI:
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   6th Agosto 2014, 00:24

La velocidad con la que sucedieron los acontecimientos fue tal que a la joven invidente le costó un buen rato asimilar todo, sobre todo por que el estruendo causado por las explosiones la dejaron aturdida de forma auditiva por un buen rato.

Se encontraba de rodillas en el suelo, cubriéndose los oídos que estaban sufriendo las punzadas de dolor intensas causadas por las hondas de vibración del suceso. A medida que el dolor iba menguando comenzaba a discernir las diversas voces: distinguía a algunos de sus compañeros, al chico de la perrita, al causante de la explosión, a un segundo villano con pretensiones de causar el mismo caos que el otro y una ultima voz de quien, probablemente, fuera otro super héroe compañero del chaval (que si, también lo era. ¿Por eso llevaría los guantes de látex?).

No lo tenía muy claro, pero mientras ella estaba en el suelo sufriendo el agudo dolor, sus compañeros ya se habían puesto manos a la obra en la batalla. Percibió la raíz de poder de Irene brillar intensamente por unos instantes para luego menguar de golpe, Kevin abrió un canal telepático por el cual les informó que los haría invisibles y Ororo... Ororo estaba atrapada tras algo, Dianne no podía discernir exactamente el que.

Se incorporó lentamente, ahora menos aturdida e intentó evaluar la situación. Su profesora estaba impedida, sus compañeros estaban tratando de defenderse y proteger a otra gente, los otros dos extraños héroes estaban plantando cara a los villanos. ¿Que podía hacer ella? Quizás debiera intentar liberar a la profesora, pero también quería demostrar su valía y enfrentarse cara a cara a ellos. Tenía que sacar ventaja de la oportunidad dada por Kevin.

Formó un escudo invisible alrededor de su bastón, afilando de tal forma que era capaz de cortar. Sin más, se lanzó corriendo hacia ellos que andaban discutiendo por ver quién tenia el derecho a robar allí hasta que les distrajeron en batalla los otros dos.

Mientras corría, sus pasos causaban el sonido suficiente para ver por donde iba, pero igualmente dejaba la punta de su espada-bastón rozar el suelo para ampliar las ondas, lo cual fue suficiente para alertar a Cassidy de su presencia, aunque no la viera. Hizo un movimiento con su mano y a su son, los árboles colindantes crecieron y formaron una barrera robusta de ramas en su frente. Didi pudo frenar a tiempo y no estamparse, pero intento golpearlo con la espada, realizando unos buenos tajos, pero las ramas seguían creciendo y se quedó atascada, así que la joven estaba intentando sacarla de ahí.

-¡Oh! Creo que atrapé un lindo pajarito.

-Entonces déjame jugar un poco con el.- Intervino el Doctor Ligth

Se alzó en el aire, volando hasta superar la barrera de ramas y absorvió algo d ella luz del entorno para luego enfocarla y realizar un disparo que se dividió en el aire convirtiéndose en múltiples disparos que salieron volando en varias direcciones: hacia donde supuestamente estaba Dianne quién lo recibió de pleno sin poder notarlo y cayó de bruces al suelo, y algunos más fueron hacia Dick y Brian y algunos transeúntes que se encontraban aún por la zona.

_________________
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   7th Agosto 2014, 20:55

Esta vez, cuando se produjo el segundo ataque, fue Kevin el que lo detuvo, para continuar con una de sus ilusiones. No es que Irene lo viera, claro, porque era algo que afectaba al hombre que los estaba atacando. ¿Cassidy, había dicho Ororo? Mientras se ponía en pie, le dirigió una mirada al chico al que se suponía que debían proteger, justo a tiempo para ver cómo se quitaba unos guantes de latex que habían parecido enteramente sus manos hacía cinco segundos. Lo que había debajo eran otros guantes, pero estos metálicos y con aspecto de tener bastantes circuitos dentro, del tipo que uno esperaba encontrarse en cosas como las armaduras de Iron Man y War Machine. Y en apenas un latido, el chico despareció en un portal, atravesando toda la distancia que le separaba de Cassidy y propinándole una patada. Irene observó todo con cara de no acabarse de creer lo que estaba viendo.

-Bueno, eso explica el nombre de la perra- dijo.

Si la situación había tenido visos de mejorar, no tardó en cambiar de dirección para convertirse en un absoluto caos: al ladrón al que Ororo conocía se le agregó otro, con aspecto de villano de opereta, golpeando al chico de los portales y quejándose de que el otro villano se le había adelantado. Para que luego dos objetos que habían salido volando de a saber dónde chocaran contra el recién llegado y estallaran, y una nueva persona, un hombre joven con gafas de sol, apareciera en escena echándole la bronca al chico de los portales por... ¿no informar a la base? Aquello estaba empezando a volverse surrealista.

La primera en reaccionar de los tres resultó ser Dianne, que se separó corriendo de ellos en dirección hacia los dos villanos, que todavía estaban demasiado ocupados en lanzarse mutuas acusaciones mientras miraban mal al otro par de héroes. Irene intentó gritar, pararla, pero ya era tarde, y los árboles habían crecido a su alrededor, de una manera muy similar a lo que ya había hecho con Ororo. Puede que no les viera, y puede que aquello fuera un caos, pero estaba claro que Cassidy sabía cubrirse las espaldas. Y al segundo siguiente, el otro loco estaba disparando rayos de luz a todo aquello que era visible o localizable: a los otros dos chicos, a Dianne... y a los pocos transeúntes que todavía no habían podido ponerse a salvo.

-¡Protege a Locke!- exclamó en dirección a Kevin, antes de echar a correr a toda velocidad hacia los inocentes a punto de ser alcanzados.

Alzó la mano, a sabiendas de que no podría interponerse entre los rayos y sus víctimas, pero no era necesario alcanzarles. Era energía lumínica, podía notarlo tan bien como podía notar la luz del sol sobre su piel. Así que solo tuvo que concentrarse, y de pronto los rayos de luz que había enviado aquel tipo, el que el otro chico había llamado "Doctor Light", acudieron a su mano y comenzaron a formar lo que tenía en mente: un escudo de medio cuerpo, rectangular, con un grabado de corte oriental sobre su superficie en la mano izquierda, y una espada delgada en la derecha. Se preparó para un nuevo ataque, pero el hombre delante de ella, si bien parecía enfadado, también estaba confuso, y la miraba a ella... o a la zona en la que estaba ella, con incredulidad.

-No puede ser... ¿Acaso tienes el mismo poder que yo? ¡¿Cómo?! ¡Exijo una respuesta!

-Ni que fuéramos los únicos que controlamos la luz...- replicó Irene, como si la sorpresa del villano le pareciera... bueno, rara.

Comenzó a alzar el escudo, pensando en su siguiente movimiento. Tal vez era bueno atraer la atención de al menos uno de los villanos, si podía arreglárselas para negar sus capacidades y protegerse de sus ataques el tiempo suficiente como para que otro acudiera en su ayuda. Quería decir, eran cinco contra dos, incluso si Dianne hubiera quedado inconsciente a causa del rayo, todavía tenían la ventaja de la superioridad numérica...

Y entonces vio como en el cielo aparecía la enorme silueta de un cuervo de sombras que cubrió la pequeña zona en la que estaban combatiendo.

-Oh, ¡venga ya!- ¿Es que todos los tipos con poderes raros iban a hacer acto de aparición en ese estúpido robo?

Como si estuviera compartiendo los pensamientos de la española, Cassidy lanzó un gruñido mientras ponía una mano en uno de los troncos de los árboles que estaba controlando.

-Se acabó. ¡Fuera de mi camino!

Y comenzó a disparar a través de la madera de los troncos a todo lo que pudiera ver y que se moviera. Irene apenas tuvo tiempo de lanzar un grito de alarma y levantar su escudo para detener el ataque. Esta vez, sin embargo, su defensa aguantó. Era su escudo favorito, y lo había construido "con tiempo". Con uno igual había soportado la onda expansiva de una de las explosiones de Bryndar, así que podría aguantar lo que le echaran... Aunque eso implicaba que no iba a poder atacar: de alguna manera Cassidy parecía estar concentrando todo su fuego en la zona en la que estaba ella. Y como al otro se le ocurriera la genial idea de dispararla también...

Puede que atraer la atención de los malos no hubiera sido tan buena idea, después de todo.

_________________
Color de dialogo: steelblue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kevin Anderson
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 18/11/2013
Edad : 34

Ficha de Personaje
Alias: Poltergeist
Nombre real: Kevin R. Anderson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   14th Agosto 2014, 14:13

La situación se estaba desmadrando. Dos recién llegados, uno de los cuales tenía pinta y modales de villano, y otro que se enfrentaba a él y parecía conocer al chico de la perra. Éste a su vez revelaba que no era un civil más, sino alguien con poderes y había ido a atacar a Cassidy, que a su vez recibió el ataque del tal doctor Light y cayó al suelo. No tardó en levantarse, como alguien curtido y tan resistente como parecía. El último recién llegado lanzó dos objetos contra Light, que explotaron acto seguido. Al parecer, conocía al muchacho. Le había llamado Nexus. Por otro lado, Dianne había intentado rodear a Cassidy con el resultado de que éste había hecho crecer una maraña vegetal que la chica no pudo cortar a velocidad suficiente como para abrirse paso. El villano volador lanzó su ataque casi al azar, pero llegó a acertar a Dianne. E Irene intentaba atraer la atención... algo que consiguió, desviando el ataque de Light y convirtiéndolo en un escudo justo a tiempo de evitar las ráfagas de Cassidy. El único punto positivo de todo aquel caos fue que como resultado de centrar su atención en los mutantes, los civiles ya habían desaparecido sin que los villanos hubieran podido tomar rehenes. Si se exceptuaba a Ororo...

Tenemos que liberar a la profesora...

Kevin se acercó hasta donde estaba Dianne y le ayudó a levantarse. Cassidy estaba demasiado cerca, aunque centrado en Irene, y las sigilosas pisadas del joven pasaron inadvertidas. Tratando de cargar parte de su peso, la alejó de Cassidy hasta que quedaron parcialmente ocultos tras un banco de la acera. Pero, ¿qué hacer ahora? No estaba seguro de si podía confiar en el chico de la perra y su aparente compañero. Por otro lado, ellos tres solos carecían de ataques directos. Ojalá Bryndar hubiera estado ahí.

El mutante se volvió hacia Locke, aunque su mente habló al mismo tiempo también con Irene.

-Hay que intentar liberar a Ororo. Tal vez si anulas el poder de Cassidy las ramas que la sujetan se suelten. Si no, Irene está más cerca, puede intentar cortarlas con su arma de luz. Yo voy a darles algo que pensar, literalmente. Locke, no te expongas; el efecto ilusorio va a desaparecer.

Dicho esto, Kevin salió de detrás del banco y se colocó cerca de Irene, más cerca que ella de los dos ladrones. Dejó de concentrarse en la ilusión que les mantenía ocultos a ojos de ambos y al mismo tiempo desconectó el proyector holográfico. Su verdadero aspecto quedó al descubierto. Confiaba en que eso atrajera la atención de un modo más que eficaz. Kevin llevó la mano derecha a la sien, y extendió la izquierda hacia adelante. No es que aquello le sirviera para apuntar, simplemente era un movimiento que, según el profesor, ayudaba a concentrarse en un objetivo. No podría moverse mientras mantuviera el uso del poder, pero con suerte no haría falta esquivar.

Al momento, las mentes de Light y Cassidy se vieron bombardeadas por una gran cantidad de imágenes atropelladas y sonidos cacofónicos, que eran el resultado de la mezcla de numerosas clases, conversaciones, lugares y programas de televisión; en suma, recuerdos de Kevin vertidos de golpe en sus psiques, en tal cantidad y a tal velocidad que la cabeza les dio vueltas y se vieron obligados a sujetársela en un intento de impedir el mareo y concentrarse en lo que estaban haciendo. Light descendió ligeramente, sorprendido ante la inesperada forma de ataque, y empezó a reunir luz a su alrededor para lanzar una oleada de luz que tal vez pondría fin a todo eso. Pero de los dos, la ira de Cassidy le ayudó a intentar sobreponerse. Aún se le emborronaba la vista con rostros, dibujos y letras, pero todavía era capaz de atacar. Y lo hizo, tratando de abarcar en su siguiente disparo tanto a Kevin como a Irene.

_________________

Ficha de personaje
Color de diálogo: dodgerblue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brian Bird
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 30
Localización : Happy Harbor

Ficha de Personaje
Alias: Nexus
Nombre real: Brian Bird
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   17th Agosto 2014, 12:53

Como solía pasar en estos casos, todo se desmadró en cuestión de segundos.

Brian gruñó tras recibir de lleno el impacto del ataque de Light, pero por fortuna la nanofibra de su jersey (cortesía de la tecnología alienígena cedida por la Liga al Monte Justicia) filtró buena parte del daño. Justo cuando estaba planificando su contraataque, un inesperado y agradecido aliado entró en escena. Nightwing neutralizó al villano luminoso y alcanzó su posición. Y de paso le echó la riña.

-Jo, Nightwing, lo siento... ¡Todo ha pasado muy deprisa!

Al menos pronto tendremos compañía, pensó mientras veía a lo lejos la sombra córvida que se aproximaba desde la distancia.

Lo que siguió fue tan caótico como todo lo demás. Los jóvenes excursionistas demostraron tener sus propios secretitos y reaccionaron al ataque de los dos villanos... de maneras muy pintorescas. En primer lugar la que parecía estar ciega hizo... algo... no sabía decir muy bien el qué exactamente, pero parecía esforzarse en liberar a su tutora capturada por las ramas vivientes. Por desgracia, el mago maderero o lo que fuese la interceptó, momento en que aprovechó el Doctor Light para disparar una salva de proyectiles de luz sobre ella, sobre Nightwing y él mismo, y todo ser viviente que tuviese cerca. Brian maldijo, a sabiendas de que sólo tendría tiempo de protegerse a sí mismo y a algún civil que otro...

Por suerte, no tuvo que preocuparse mucho por ello. Otra de las chicas del grupo se adelantó y... ¿Acababa de absorber la luz de Light? ¿Y hacerse un escudo y una espada con ellas? Si la situación no hubiese sido tan desesperada, Brian hubiese gritado un: "¡Cómo mola!" como una catedral. Por desgracia ése fue un buen momento aprovechado por el otro desgraciado para controlar la arboleda y disparar balitas de madera por todas partes.

Está bien, Brian. Hora de lucirte con tu récord.

-¡Cuidado todo el mundo!

Empezó a proyectar portales como un loco. Con la primera ronda, agarró a Nightwing y lo dejó donde el grupo de los jóvenes, lejos de una salva de proyectiles que lo hubiesen dejado más que maltrecho. Con la segunda, se lanzó sobre la chica del escudo y la espada de luz y la apartó de otra andanada que no hubiese podido bloquear a tiempo, aunque él se llevó la mitad del daño en una pierna, antes de dejarla a pocos metros de donde estaba Nightwing. Con la tercera, logró plantarse delante de la ciega, que estaba siendo asistida por su compañero, y tras un veloz y breve: "¡Con permiso!" se interpuso delante de los dos e interceptó los proyectiles que venían a por ellos, enviándolos directos al mar con otro oportuno portal. Y aún tuvo energías para proyectar una cuarta ronda y sacar a Chel de debajo del banco donde estaba oculta, que estaba siendo quebrado en dos por unas raíces gruesas que acababan de emerger con intención de aplastarlo todo a su paso.

Nexus aterrizó a los pies de las dos chicas que acababa de proteger. Masculló y se palpó la pierna dolorida. Para colmo había hecho un sobreesfuerzo al proyectar tantos portales en tan poco tiempo, y se sentía como si le hubiesen dado un tirón en los brazos. Aún podía seguir proyectando, pero no sería ni la mitad de rápido que antes. Y aún quedaban muchos civiles que salvar.

-M-mierda...

Se incorporó como pudo, para encontrarse de pronto con que los dos villanos estaban ahora tirados en el suelo, retorciéndose de dolor, y justo delante de ellos el tipo extraño que había asistido a la ciega y había atraído la atención de Chel. Y al verle las pintas, Nexus entendió enseguida por qué. ¿Sería acaso un alien, o un mutante de laboratorio como el propio Beast Boy? Al menos estaba de su parte, y eso ya era un gran aliciente.

Pero "Radagast" tenía más aguante del que parecía. Y aún reunió fuerzas para lograr enfocar un nuevo disparo, tanto al grandote como a la chica que le robó su ataque al doctor Light. Y esta vez Brian no podría actuar tan rápido. Tenía que hacer algo y ya.

Sin pensarlo, disparó un nuevo portal y se interpuso en la trayectoria del proyectil que iba dirigido a la chica. Y se lo comió de lleno. Acabó tirado en el suelo, tosiendo y sintiendo que acabaran de darle una paliza entre un puñado de skin-heads.

Ahora se acababa de quedar vendido al próximo ataque. Confiaba en que su inesperada aliada llegase cuanto antes para poner orden.

_________________
Color de fuente: #00cc00
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raven
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 375
Fecha de inscripción : 08/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Rachel Roth
Nombre real: Raven
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   18th Agosto 2014, 22:07

Y entonces, el día se volvió noche.

Por unos segundos, los dos villanos dejaron de luchar para observar cómo el cielo era tapado por una silueta de un enorme ave hecho de sombras que tapaba con su majestuoso vuelo el cielo. No era un ave normal, por supuesto: Tenía una cola similar a una serpiente, y sus alas eran grandes, y eran cuatro en vez de dos. Y los ojos... esos ojos brillantes, blancos, puros y llenos de una inteligencia antigua, letal...

No... El Doctor Light murmuró las palabras. Conocía perfectamente a la hija de Trigon, pues había luchado contra ella, y nunca la había visto usar todo su poder. Sabía de lo que podía ser capaz, pues había visto cuando se había descontrolado y la aparentemente delicada muchacha había derrotado por sí misma a todos los titanes juntos, algo que él no había logrado en toda su vida... ¿o sí? Su mente intentó seguir ese pensamiento, pero fue incapaz, pues pronto vio no un par de ojos, si no dos pares.

No... No no no no ¡NO! ¡ALÉJATE DE MÍ, ENGENDRO! exclamó mientras veía cómo el ave retomaba su vuelo, cayendo en picado contra el hombre, que empezó a descargar sus rayos de luz con toda su fuerza. Pero el cuervo no paraba en su caída en picado. Cassidy se unió al ataque infructuoso contra la criatura, y cuando quiso darse cuenta de que no servía de nada, ya era tarde

Con una explosión de sombras sólidas como el alquitrán, todo el combate quedó absorbido en un orbe de oscuridad. Los presentes pudieron entonces notar un ente poderoso tocar sus mentes, alguien que no se molestaba en ocultarse. Nightwing y Nexus pudieron notar júbilo y una sensación de alegría, los X-Men pudieron notar una calma y una presencia protectora, y los villanos...

Todos los titanes oyeron gritos de miedo, rabia y frustración provenientes de las gargantas de los hombres, y finalmente, con un estallido de luz, la burbuja se deshizo.

El Doctor Light se agarraba la cara, llorando e intentando mantener el control, mientras el otro mutante jadeaba pesadamente. Ante ellos, una mujer embutida en una capa de color azulado flotaba suavemente, con total parsimonia. Para horror de Richard, este pudo ver por unos instantes los dos pares de ojos que evidenciaban la posesión de Trigon, y también un color algo más rojizo en la piel de la mujer, antes de volver a parecer la mujer a la que le tenía acostumbrado, de piel cetrina y expresión indiferente.

¿Había sido un mero espejismo, quizás?

Nexus, Nightwing, ¿Estáis bien? preguntó con ese tono de voz neutro. La voz era como el graznido de un cuervo, fuerte, rasposa Llevaos a los civiles de aquí, incluido el que está encerrado en ese capullo de madera señaló con su mano, con indiferencia yo me encargaré de que nuestros dos nuevos amigos mientras tanto...

Los guantes de la justiciera crujieron bajo la presión de sus dedos, un gesto muy poco común en la mujer, mientras lanzaba una mirada altiva a ambos ladrones. Parecía dispuesta a acabar con ellos, y tras haber demostrado su poder, quedaba patente que podría lobotomizarlos si así lo desease... y no parecía deseosa de controlarse

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1970
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 20
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   29th Agosto 2014, 13:50

Cuando Nexus y yo nos incorporamos, vi surgir de la nada a la rubita del otro grupo, corriendo con bastón en mano para atacar a nuestros enemigos. Había algo raro en ella, como si no fuera consciente de algunas cosas que yo si "veía" y me di cuenta de sus ojos eran casi blancos cuando quedó atrapada entre la maleza del villano que invocaba plantas.
 
Otra de las chicas que habían desaparecido la estaba llamando, pero ya era demasiado tarde. La rubita estaba rodeada de ramas.
 
El Doctor Light se acercó entonces y disparó una de sus ráfagas de luz.
 
-¡Mierda! - dije esquivando como podía la bola lumínica que venía en mi dirección. Alcé la vista una vez agachado y vi como la rubita caía de lleno al suelo tras recibir el impacto. Chasqueé la lengua, molesto, el resto de luces se habían dispersado por el aire y pretendían atacar a todos los civiles que no habían abandonado la calle.
 
Era imposible detenerlas todas a la vez. Lancé un par de Wingdings que impactaron con las luces más cercanas antes de que estas llegaran a su objetivo, y sentí una gran impotencia por no poder detener todos los disparos. Si había heridos la situación se volvería más grave, tenía que hacer algo. Entonces la morena de las gafas alzó una mano y atrajo hacia sí el resto de energía lumínica. Quedé asombrado al ver que aquella muchacha también pudiera controlar la luz, y más aún hasta el punto de crearse un escudo épico con ella.
 
El doctor Light parecía muy enfadado al ver que no era el único de su especie, y el otro villano empezaba a hartarse de la situación y descargó contra la morena toda su furia en forma de balas de madera.  
 
Entonces, noté las manos frías y metálicas de Nexus que me empujaron hacia uno de sus portales.
 
-¿Pero qué cojo...?- traspasamos un portal segundos antes de que más proyectiles de luz nos alcanzaran, pero entonces vi desaparecer a Brian por otro de sus portales y traer en un santiamén a la chica de las gafas. Brian no había sido consciente de a lo que se exponía y corrí hacia ellos dos para examinar sus heridas.
 
-¡¿Estáis bien?!- pero solo me dio tiempo de ayudar a la morena, pues Brian volvió a desaparecer entre portales - Este crío...
 
El muchacho estaba dispuesto a darlo todo y a sacrificarse por nuestros nuevos aliados, estaba usando el poder de los portales más de lo que se podía permitir y encima le habían herido en la pierna. ¿En qué estaba pensando?  ¿Cómo podía permitirle hacer algo así? ¡Tenía que protegerles!
 
El doctor Light lanzó más bolas de energía lumínica en mi dirección, intentando dañar a la morena también. Coloqué uno de mis bastones sobre la cabeza y el otro sobre mi costado izquierdo, esperando que la primera bola de luz llegará hacia mí, para poder desviarla con los sticks de eskrima. Con movimientos rápidos, mantuve los bastones paralelos el uno con el otro y fui apartando los disparos de luz con destreza.
 
Entonces, la ráfaga de ataques se detuvo, y los disparos de espinas también. Ambos villanos se agarraron la cabeza para retorcerse de dolor y entonces vi aparecer una figura cerca de mí. Se trataba del chico del otro grupo, pero le recordaba de otra forma, con otro aspecto. Cuando me asomé para mirarle el rostro quedé horrorizado. ¿Era un telépata? ¿Sería un marciano?
 
Entonces la luz empezó a ser engullida por la oscuridad, y en el cielo se alzó un enorme cuervo de sombras que empezaba a cubrir la zona donde estábamos.
 
-¿Pero qué...?¡¿Raven?! - me quedé congelado en mi sitio al ver que la hija de Trigon descendía del cielo desprendiendo furia y terror. Aquella aparición no era normal, algo no iba bien en ella. Los dos villanos empezaron a gritar de miedo y agonía y la muchacha descendió del oscuro cielo casi poseída.
 
-¡Basta! - grité, pensando en que la hija de Trigon haría alguna tontería en cualquier momento.-¡Esto termina aquí!- me acerqué corriendo hacia dónde estaban las tres figuras temiendo que Raven se dejara llevar por sus instintos demoníacos. Me impulsé con fuerza y di un gran salto, juntando los dos sticks en el aire y cargándolos de electricidad. Aterricé en medio de los dos villanos para clavar los Sticks en el suelo con un golpe sordo. Una pequeña onda eléctrica se expandió a mi alrededor y los dos villanos convulsionaron unos segundos hasta quedar desmayados. Esperaba que con eso estuvieran inconscientes durante un buen rato.
 
Saqué de mis bolsillos las esposas que llevaba de Blüdhaven y las cerní sobre las manos del Doctor Light y el otro misterioso ladrón. A la liga le iba a interesar mucho este nuevo miembro de las filas del enemigo.
 
Me incorporé con seriedad, mirando a Raven directamente a los ojos. Sus pupilas y su piel parecían volver a la normalidad, y su rostro se mostraba impasible, como si no hubiera pasado nada fuera de lo normal.

-¿Estáis todos bien? - jadeé, y mis ojos buscaron primero a Brian y después a los demás chicos. Nexus tendía que recibir atención médica, había que sacar a la rubita de la maleza, y según Raven había alguien más encerrado dentro de un capullo de madera.


Cuando todos estuviéramos a salvo, ya habría tiempo para las preguntas.

FDI: Si necesitáis que cambie o edite algo de mi post me lo decís. 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Irene Salcedo
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 29/12/2013

Ficha de Personaje
Alias: Moonshard
Nombre real: Irene Salcedo
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   11th Septiembre 2014, 20:12

OOC::
 

Irene había estado demasiada ocupándose en defenderse del ataque de Cassidy para darse cuenta de que el resto de los presentes habían empezado a moverse. Al menos, hasta que el chico de la perra apareció como de la nada por un portal y la pegó un empellón para meterla por otro que la dejó al otro lado de la calle, cerca del resto, tirada en el suelo con un mareo del demonio y cara de no saber qué demonios había pasado. Cuando el mundo dejó de girar a su alrededor y pudo erguirse un poco, vio que Kevin estaba delante de ella, con el proyector holográfico que ocultaba su aspecto real desactivado y la mano alzada hacia los dos tipos que los estaban atacando, probablemente haciendo uso de alguno de sus poderes. Y aunque el tipo de negro y blanco con poderes de luz no parecía muy habitado a aquel tipo de cosas, estaba claro que Cassidy sí que había tenido encontronazos con gente como ellos, porque a pesar de todo lanzó un ataque contra ellos.

Antes siquiera de que pudiera hacer algo, gritar una advertencia, cualquier cosa, el chico de los portales se interpuso y recibió el rayo que había dirigido a ellos.

Irene quedó horrorizada, viendo al chico herido, pero no tuvo demasiado tiempo para pensar en las consecuencias. El cuervo que había visto, y que más que un cuervo normal ahora parecía una cosa salida de uno de sus videojuegos consistentes en ir a cazar demonios del tamaño de edificios, se cernió sobre ellos oscureciendo de todo el cielo. De pronto, la cosa de sombras cayó del cielo y todo se hizo negro al instante. Y en ese momento, la espada y el escudo se desvanecieron, devorados por la oscuridad.

-¡No! ¡Mi escudo! ¿Por qué todo el mundo me fastidia el escudo?- exclamó, dolida, en su idioma natal.

También era cierto que estaba exagerando, pero apenas había dado un par de clases de defensa personal, y los escudos de luz eran su protección más efectiva y lo único con lo que realmente se las arreglaba bien.

Casi de inmediato notó una presencia en su mente. Lo que tiene cuando uno empieza a vivir con gente con poderes mentales, como podían ser el Profesor X o el propio Kevin, era que en cierta manera estabas preparado cuando aparecía otro más que podía hacerlo. La presencia tenía un deje protector, o al menos así se lo parecía a ella, y aunque todavía no sabía que hacer al respecto y se mantuvo en guardia, se dio cuenta de que, al menos de momento, no iba a atacarles. No podía decir lo mismo de los dos villanos: podía escuchar sus gritos resonar en aquel círculo de oscuridad, y se dijo que no quería saber qué tipo de cosas les estaba haciendo. Y de pronto, la burbuja de oscuridad se deshizo. En el centro de la misma, frente a los dos hombres que se retorcían de miedo y dolor, había una chica joven, con un traje y una capa con capucha de un tono entre el negro y el azul. Dijo que ella se encargaría de los dos tipos y, por un momento, tuvo la sensación de que lo haría de forma permanente.

Pero el chico de las gafas de sol, que parecía bastante enfadado (¿y quién no, pensó Irene, con toda la que habían armado?), la detuvo y dejó inconscientes y esposados tanto a Cassidy como al tal Light. Y con eso había acabado la pelea. El chico de las gafas de sol preguntó algo, pero Irene, golpeada de pronto por un pensamiento, ni siquiera lo escuchó.

-¡La profesora!

Como empujada por un resorte, saltó y salió corriendo hacia el árbol en el que Cassidy había atrapado a la profesora. El tronco estaba torcido en una forma de U que, a pesar de no ser natural, no parecía estarlo dañando. Las ramas que cerraban a Ororo estaban rectas, como si esa siempre hubiera sido su forma. Tal vez si cortaba un par de ellas, podría liberarla. Tras un momento de duda, hizo que la luz formara un hacha, nada más que un palo y una hoja, sin adorno alguno. A pesar de la complicada posición, y de que su experiencia en cortar leña se reducía a reproducir lo que había visto en la pantalla de la televisión, pronto había hecho caer una de las ramas, y pudo ver a Ororo, hecha un ovillo en la parte más baja de su prisión.

"¿Está llorando?"

No le dio tiempo a mucho más, porque empezó a oler a ozono y, al levantar la vista, vio como sobre ellas se formaba una nube de tormenta, y apenas le dio tiempo a salir corriendo antes de que un rayo golpeara la prisión de madera, destruyéndola. Ororo se puso en pie y, aunque fisicamente estaba en perfectas condiciones, se notaba que anímicamente no se encontraba bien.

-¿Estáis todos bien? ¿Y Cassidy?- preguntó, aunque con un vistazo probablemente se diera cuenta del resultado final del entrenamiento.

-Yo estoy bien. Hemos recibido bastante ayuda- contestó Irene, señalando al ladrón que había empezado todo. Probablemente sin los dos llegados de forma tardía al combate, sobre todo la chica de la bola de sombras, la pelea habría sido mucho más larga, y seguramente habría acabado peor.

-¿Y el chico?

Irene no contestó, pero no era como si hiciera falta que dijera algo, porque solo la expresión culpable que lucía era respuesta suficiente. Pensó que Ororo tal vez se enfadaría, o al menos parecería decepcionada, pero lo que vio en su rostro en aquel momento fue preocupación, mientras buscaba con la mirada a la persona que se suponía tenían que proteger.

_________________
Color de dialogo: steelblue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1237
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   26th Septiembre 2014, 20:42

Nota:
 

Los últimos días habían sido un caos; ciudades emergiendo de la nada, edificios brotando de repente, otros que desaparecían, zombis... Se había convertido en una prioridad averiguar qué narices estaba pasando, y una buena manera de empezar a averiguarlo era investigando las ciudades cercanas y observando a los nuevos vecinos hasta estar seguros de que no eran una amenaza.

Por eso Drago no había vacilado cuando Ororo le había pedido que la acompañara en la misión de reconocimiento a Happy Harbor. La mayoría de los X-Men estaban ocupados haciendo otras cosas, y no parecía muy sensato que Tormenta fuera la única adulta de la expedición. Además, iba a necesitar a alguien que se ocupara del Blackbird mientras ella y los chicos estaban fuera.

En teoría se trataba de una simple toma de contacto, nada muy complicado para empezar. Por eso Drago se sorprendió tanto al ver que se encendía el piloto de alarma del comunicador de Tormenta tan sólo pocos minutos después de haberlos dejado en la playa. No malgastó tiempo en hacer cábalas; rápidamente tomó los mandos del Blackbird y se dirigió hacia la zona de la que, según el radar, provenía la señal.

Aquella belleza estaba preparada para hacer pasadas de reconocimiento a mucha altura, y además era bastante silencioso, por lo que nadie repararía en su presencia a menos que lo estuvieran buscando activamente.

No le fue difícil localizar el lugar de emisión de la señal, ya que había mucha gente reunida, y lo más curioso es que la mayoría llevaban extraños trajes, como uniformes, pero a diferencia del suyo y los de sus compañeros, no poseían ninguna característica común que los pudiera identificar como miembros de una facción. Un chico enmascarado estaba esposando a dos hombres. Sin duda el que llevaba era un extraño atuendo para un policía, pero ¿quién era él para juzgar?

Había un árbol calcinado por lo que sin duda había sido uno de los rayos de Tormenta, y se observaban evidentes signos de contienda (entre ellos, un muchacho herido), pero la situación parecía haberse calmado y sus compañeros no parecían estar en peligro inminente. Ororo parecía de hecho más preocupada por el chico herido que por los dos enmascarados que tenía enfrente, por lo que supuso que no debía de haber ningún problema. Aún así, quiso asegurarse.

Pulsó en la consola del avión el botón que le pondría en contacto con el comunicador de Tormenta y esperó a recibir la señal de que ella había aceptado la transmisión.

- Tormenta, ¿va todo bien? ¿Necesitáis ayuda ahí abajo?

_________________
Eros y Psique:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kevin Anderson
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 18/11/2013
Edad : 34

Ficha de Personaje
Alias: Poltergeist
Nombre real: Kevin R. Anderson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   8th Octubre 2014, 00:06

Todo acabó de improviso, en cuestión de apenas unos minutos. Si bien su ataque sobre el tal Light parecía haber funcionado, Cassidy lo soportó y como temía, disparó. Los poderes del llamado Nexus convirtieron a varios de los combatientes en un borrón que desaparecía de un sitio para reaparecer en otro diferente en cuestión de segundos. Y por si todo eso fuera poco, el fin de fiesta llegó de la mano de lo que bien podría haber sido un telón completamente negro. Lo que en principio parecía una enorme ave negra, que le recordó a Kevin los cuervos que rondaban su vieja casa, se estampó contra el suelo como una ola de petróleo. Una mente iba embarcada en esa marea negra, y al sentirla, Kevin se sorprendió. Parecía sorprendentemente similar a la suya en algunos aspectos. El poder de esa mente cubrió a los dos villanos, de un modo que al mutante le resultó muy familiar. Sin embargo, debía de haber algo más, algo que no llegaba a captar, porque el desconocido de más edad intervino y les dejó inconscientes con algún tipo de arma eléctrica.

Cuando se deshizo la nube oscura, una persona encapuchada habló, al parecer dirigiéndose al chico de la perra y a su compañero, que estaba esposando a los villanos. Ahora podía verle mejor: un joven alto, quizás de su edad aparente, vestido de calle. Claro que eso no era decir nada, el otro chaval también iba vestido normal y no por ello lo era. Un poco como ellos, en realidad. Pensando en esto, recordó activar de nuevo el camuflaje holográfico. Por si acaso.

Kevin no dijo nada, y tampoco usó el lenguaje de signos cuando el joven preguntó por su estado. Él se encontraba más o menos bien, pero le preocupaba más el resto de los suyos. Dianne tampoco parecía tener heridas de consideración, al igual que Irene. Por tanto, quien quedaba era la profesora Monroe. Irene se dio cuenta primero y se dispuso a sacarla de su prisión de madera. Desde dentro se oían sollozos. El profesor nunca le había contado nada acerca de cierta fobia que Ororo padecía, de modo que cuando sobrevino el relámpago y la consiguiente lluvia de astillas, Kevin proyectó su alcance empático buscando transmitir el alivio que él mismo sentía al haber terminado la pelea. La cosa pareció resultar, y una vez fuera de la causa de su fobia, Ororo se sintió casi inmediatamente mejor. Nada más salir preguntó por Cassidy y el chico de la perra. Consciente de que no estaba muy al tanto del lenguaje de signos, acompañó una serie de gestos con un mensaje telepático.

-Estamos todos bien, profesora... Más o menos. Cassidy está inconsciente. La pelea se complicó, y al final parece que nos hemos encontrado con parte de población mutante local. Creo - añadió. No las tenía todas consigo en ese punto.

_________________

Ficha de personaje
Color de diálogo: dodgerblue
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Brian Bird
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 30
Localización : Happy Harbor

Ficha de Personaje
Alias: Nexus
Nombre real: Brian Bird
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   9th Octubre 2014, 12:59

Todo acabó muy rápido, en un climax digno de una película de horror. Raven descendió del cielo como una sombra aterradora, desplegando su poder de forma alarmante. Nexus no la conocía tan bien como Nightwing, pero por lo poco que sabía de su compañera reconocía el estigma de la posesión cuando la veía. Se echó a temblar. Aquello no iba a terminar bien.

Los dos villanos quedaron reducidos a dos ovillos lloriqueantes y balbuceantes cuando el poder oscuro de Raven se desató sobre ellos. Por fortuna, no hubo que temer nada más. Nightwing se interpuso y se esforzó por calmarla, hasta que de nuevo aquella otra entidad que anidaba en ella se replegó y dio paso a la Raven que todos conocían. Brian suspiró de puro alivio. Aquello podría haber acabado muchísimo peor.

Trató de ponerse en pie una vez que los criminales fueron esposados por Nightwing, pero el dolor le obligó a quedarse sentado. Aquel maldito tipo maneja-árboles sabía cómo pegar fuerte. De pronto se percató de que todo el mundo quería saber cómo estaba, lo que incluía a la monitora de aquel pintoresco grupo. No dudó en alzar la mano para llamar su atención.

-No se preocupe, señora. Estoy bien. Son sólo gajes del oficio, ¿sabe? -comentó de manera casual, ya sin molestarse en ocultar sus guanteletes de aspecto futurista-. -Aunque si me permite decirlo, sus chicos se han defendido soberbiamente bien. Ya tienen práctica en esto, ¿a que sí?

Mientras comentaba esto, Chel regresó de su escondrijo y fue corriendo hacia su amo, comiéndose su cara a lametones. Brian se rió y trató de apartarla a un lado para que no le pusiese perdido.

_________________
Color de fuente: #00cc00
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raven
Young Justice
Young Justice
avatar

Mensajes : 375
Fecha de inscripción : 08/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Rachel Roth
Nombre real: Raven
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   10th Octubre 2014, 00:25

Raven observó cómo todo a su alrededor se iba encauzando mientras se esforzaba por recuperar del todo el control perdido en un desliz. Al menos, hasta que notó claro como el agua que Brian estaba herido, momento en el que, sin cruzar ni una palabra con nadie, giró sobre sí misma y se dirigió hasta el adolescente, arrodillándose al lado de él.

Sin intercambiar ni una sola palabra, la semidemonio posó su mano sobre la zona herida, anulando el dolor que el muchacho sentía.

Sólo he anulado el dolor, pero debería ayudar a que se recupere más rápido. Intenta no forzarla dicho eso, le posó la mano en el hombro y se giró hacia Richard. Sus ojos pasaron por cada uno de los mutantes, clavándose en ellos como si de una daga se tratase. Kevin pudo notar perfectamente cómo Raven sondeaba las mentes de sus compañeros de una forma muy superficial, casi con curiosidad, hasta que se encontró con la del mutante. Tras intentar un sondeo superficial y notar una cierta resistencia inherente, la titán dejó de intentar sondearle, aunque sus ojos se clavaron en él con una fijeza que podía provocar incomodidad

Interesante. ¿Pertenecéis a algún grupo?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dick Grayson
Batfamilia
Batfamilia
avatar

Mensajes : 1970
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 20
Localización : Blüdhaven

Ficha de Personaje
Alias: Nightwing
Nombre real: Richard John Grayson
Universo: DC Universe

MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   16th Octubre 2014, 19:49

Había llegado la ronda de preguntas y respuestas.

Al terminar de apresar a los dos villanos (que iban a estar inconscientes un buen rato), me dirigía dónde se encontraban Raven y Brian. Primero analicé al pequeño, estaba herido, pero la mística había echo algo para suavizar su dolor.

-¿Puedes caminar? - le pregunté al chico, y después mis ojos se clavaron en Raven. Ahora que parecía estar más calmada no tenía de que preocuparme.

Entonces vino lo bueno.

La hija de Triggon les preguntó si pertenecían a algún grupo. Estaba claro que aquellos chavales habían recibido formación, y se habían desenvuelto demasiado bien en la batalla. Conocía de primera mano que la otra gente que venía de ese universo nuevo tenía también su grupo de super-héroes particular. Después de la colisión aparecieron de la nada miles de personas que tenían algo en común: pertenecían a un universo diferente al nuestro. Habían aparecido nuevos héroes y nuevos villanos, entre ellos el telépata Charles Xavier y sus X-Men. Manhunter habló con ellos y sabía que habían tenido una reunión no hace mucho para unir fuerzas.

Tenía que averiguar si aquellos chavales y su profesora pertenecían a alguna organización y probar de entablar una nueva relación.

- Nosotros somos los Young Titans. Estos son Raven y Nexus. Yo soy Nightwing, su líder. - terminé de hacer la presentación y me ajusté las gafas de sol.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)   

Volver arriba Ir abajo
 
Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Llevémonos bien... ¿por favor? (X-Men, Young Titans)
» Llevémonos bien
» Estadisticas: Equipos con mas goles a favor en liga (Hasta 23/03/10 - Jor.20)
» Habbit.es Un hotel virtual donde charlar y pasarlo bien.
» Una clase de religión bien particular (libre)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Happy Harbor-
Cambiar a: