Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1165
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 39
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   12th Agosto 2014, 13:34


Una fila de ostentosos coches se dirigía por la carretera que atravesaba Brooklyn en dirección a Coney Island. El parque de atracciones había sido decorado para la ocasión con gran lujo y pomposidad; grandes farolillos de papel rosado adornaban los puestos, las atracciones y todo el perímetro del parque, creando un efecto mágico bajo la temprana luz del atardecer. Una vez hubiera anochecido del todo, se encenderían las luces para completar el efecto, llenando los alrededores del Luna Park de vida y color.


Una alfombra de color rojo se extendía en la entrada principal del parque, que daba a una larga acera repleta de restaurantes junto a la boca del metro. En el extremo opuesto se encontraba la playa, tranquila y plácida a esas horas. Los ilustres invitados, compuestos por la élite más granada de Nueva York, pasaban sobre la alfombra roja luciendo sus mejores galas y posaban ante los destellos de las cámaras de los fotógrafos mientras el mutante conocido como Eclipse observaba todo junto al escenario que habían dispuesto en el terreno despejado que había frente a la Wonder Wheel.

Aborrecía aquellos ambientes, y si no fuera porque toda aquella parafernalia obedecía a una buena causa, jamás habrían conseguido convencerle para participar en la celebración. Se trataba de una gala benéfica a favor de los discapacitados, y el profesor Xavier, preocupado porque el mutante no tenía prácticamente vida social y apenas salía de la escuela, le había convencido de participar bajo la excusa de que le vendría bien cambiar de aires e implicarse en algún proyecto social, especialmente uno que le quedaba tan cercano. Gracias al cielo los músicos no suscitaban el mismo interés por parte de la prensa, lo que le había permitido pasar inadvertido hasta el momento.

El escenario se encontraba junto a una pérgola blanca decorada con versiones más pequeñas de los mismos farolillos de papel, que colgaban sobre una amplia pista de baile circular rodeada por una valla baja con entradas por tres lados. Por el momento estaba ocupado por un cuarteto de cuerda que tocaban el canon de Pachelbel para acompañar la entrada de invitados, que iban siendo recibidos por uniformados camareros portando bandejas cargadas de resplandecientes copas de champán y canapés fríos.

Más allá, más cerca de la entrada que daba a la playa, había una inmensa carpa abierta bajo la cual se apreciaban las mesas y las sillas formalmente dispuestas para la cena. Eclipse las había contado, y calculaba que esa noche se reunirían cerca de 300 invitados.

Distinguió por fin a su joven acompañante entre la multitud y se acercó para ofrecerle el refresco que había ido a buscarle. Cuando el profesor le informó del evento, pensó en preguntarle si deseaba ir con él. Al fin y al cabo, compartían una causa común, además de ser su alumna más aventajada. Aquella noche tocarían el trío in E-flat de Schubert junto con un joven violinista ciego que se había ofrecido a acompañarles, junto con varias otras piezas para chelo y piano. La muchacha había escogido un elegante vestido de gasa para la ocasión, y aunque él no solía darle importancia a aquella clase de cosas, tenía que admitir que estaba deslumbrante. A Drago no le había hecho falta ir a ninguna tienda para conseguir ropa adecuada, le había bastado con una simple ilusión. Pero debajo de aquél supuesto esmoquin no llevaba más que sus habituales pantalones holgados, la camiseta de tirantes y las botas militares. La cuestión de la estética no le preocupaba, ya que a menos que hubiera un mentalista entre los invitados, nadie se daría cuenta.

- Ya estoy de vuelta -se anunció para no sobresaltarla, alargando el refresco hacia su mano para que pudiera cogerlo-. ¿Qué tal va todo? ¿Nerviosa?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   14th Agosto 2014, 04:35

Por la alfombra roja caminaban multiples personalidades de Nueva York, mucha gente invitada para colaborar con aquella gala tan importante para la gente que muchas veces es marginada y echada a un lado solo por que son diferentes. Entre la -aveces incomoda- multitud invitada se encontraba Matt Murdock, que se veía bien recortado luciendo su mejor traje que constaba de camisa manga larga blanca, saco negro con zapatos, pantalón y corbata del mismo color. Por supuesto no podían faltar sus gafas negras y su característico bastón de tonos rojos y blancos, que le acompañaba a todos lados allá a donde fuera. Por lo que se podía notar; Murdock había venido solo y de todos los presentes, a lo lejos solo podía reconocer a Ben Urich, que se encontraba fumando y charlando con algunos otros invitados probablemente importantes. Mientras iba avanzando por el lugar; Matt escuchaba las conversaciones de las personas -no podía evitarlo-, pero en particular se interesó por una entrevista que le estaban haciendo a un rico magnate de Nueva York. El tipo hablaba sobre cuales eran sus motivaciones para donar dinero a la gala; sus mentiras probablemente hallan engañado a los presentes, pero no podían engañar a los agudos sentidos del abogado. Hipocresía en su máxima expresión. Probablemente el sujeto se encuentre teniendo algún beneficio personal en donar dinero para la gala o quizás necesitaba dar una muy buena imagen. Personas así en Nueva York habían muchas y Matt lo único que hizo fue suspirar para posteriormente continuar su camino abriéndose paso tanteando con su bastón.

Aquel lugar representaba una mezcla singular de diversas experiencias sensoriales que Matt podía sentir perfectamente. Diversos aromas y sonidos inundaban el lugar. Podía escuchar las risas de los niños que jugaban por los alrededores o los motores de las diversas atracciones que estaban en funcionamiento. Podía oler el rico aroma de los aperitivos y de los perfumes de marca que traían consigo las múltiples invitados al lugar. Pero de todas esas experiencias sensoriales había una que ya había percibido anteriormente. Entre los latidos cardíacos de las personas del lugar, podía escuchar latidos del corazón de alguien con quien había compartido bastante tiempo, y este sonido se hacia mas distinguible a menudo que uno se acercaba. Se podría decir que todo el mundo tiene un patrón cardíaco o aroma distintivo y Matt podía identificarlos con facilidad. Era una habilidad que le permitía saber con quien estaba hablando exactamente. Así lo había hecho anteriormente para saber donde estaba su amigo Ben Urich y así estaba funcionando ahora. Matt continuó su camino hacia lugar de donde escuchaba los sonidos y no tardó en dar por hecho lo que sus sentidos habían confirmado minutos atrás. Era Dianne, una chica que había acudido a él. El chico ciego la había ayudado de la misma forma como lo hizo Stick con él mismo, que le ayudó a dominar su cuerpo y sus recién adquiridos super sentidos en los momentos de mayor vulnerabilidad. Matt se acercó a la chica y se puso prácticamente frente a ella, al mismo tiempo en que le dirigía la palabra y sostenía el bastón de ciego.

¿Sabes? Algo me decía que no ibas a faltar, Dianne.— dijo con un tono gentil para saludar a su antigua alumna, con la cual no había tenido contacto desde hace ya bastante tiempo.
Volver arriba Ir abajo
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   15th Agosto 2014, 00:25

Inquieta estaba, ahí, sola esperando entre el bullicio de gente que le pasaba alrededor. Vestía el mismo vestido que llevó el día del fin del mundo tal cual lo conocía, el día en que decidió dejar a su madre atrás. Si fuera por ella no lo hubiera escogido para aquel día, aumentando el tamaño de la diana sobre ella, pero realmente no tenía otra cosa que ponerse, se fue de casa dejando prácticamente todo el armario atrás, lo cual era lógico. Solo se llevó aquel traje consigo por aprecio y ahora se veía envuelto en el.

Se ajustó las gafas de sol bajo la luz de las atracciones que los rodeaban. Muchas veces no las solía llevar, pero aquel día si pues prefería tener el rostro tan cubierto como pudiera. No porque hubiera intentado maquillarse sola (gracias al cielo pudo pedir ayuda para arreglarse a Kitty la cual accedió demasiado encantada al parecer), si no porque quería evitar ser reconocida fácilmente, al menos tanto como pudiera. Se había escapado de casa y su madre debería estar buscándola como una loca. Y ella va y acepta la invitación del profesor para aquel día. ¿Había comentado que ya era una diana andante?

Entonces se acercó su profesor tendiendo un refresco para ella. Le dio un trago de forma un tanto apresurada, tenía la garganta seca. Le preguntó si estaba nerviosa. Normalmente no lo estaría, había acudido a muchos eventos como aquel y mas para tocar, pero hoy, aquel día, en aquel momento si estaba nerviosa. Era la primera vez que acudía sin la escolta o las garras de su madre.

-No, en absoluto. Hay mucha gente, me cuesta orientarme con tanto ruido.

Notó entonces la presencia frente a ella. No la notó llegar, pero en cuanto se percató de ella la reconoció de inmediato. Daba igual cuanta colonia se echara, su aroma seguía ahí, inconfundible. Había entrenado por tanto tiempo con el como para no hacerlo. Mentiría si dijera que no sintió el impulso de abrazarlo ahí mismo, pero ella sabía mantener la compostura. Además, no le gustaba ser tocada de más, al menos en público.

-Maes...señor Murdock- se corrigió antes de terminar el saludo y dedicó una amable sonrisa que el no podría apreciar pero que esperase que notase por el tono afable de su voz. - No podía perderme el evento. He venido con uno de mis profesores en la escuela. Y sabe, le hice caso, estoy en la escuela del profesor Xavier como me recomendó. Deje que los presentes, profesor Drago, el es Matt Murdock, fue mi mentor personal por un tiempo antes de llegar a la academia.

_________________
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1165
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 39
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   19th Agosto 2014, 00:42

Los camareros circulaban grácilmente con su cargamento de botellas de champán entre la multitud creciente de invitados. Uno de ellos se acercó a la pareja y Drago lo rechazó con un gesto amable. Era dado a pocos vicios, no porque los desaprobara en realidad, sino porque su trabajo requería dedicación completa y para ello debía de estar siempre en forma. Dado que carecía de la capacidad regenerativa de Logan no fumaba y trataba de reducir el alcohol tanto como le era posible. De vez en cuando caía alguna cerveza, pero por fortuna podía resistirse al champán, especialmente considerando que tenía que estar en condiciones de tocar después de la cena.

Entonces llegó el tipo del traje de chaqueta negro. Llevaba gafas oscuras y bastón, al igual que su alumna, y fue a ella a quien se dirigió. Dianne sonrió, evidentemente complacida, y les presentó. Drago enarcó una ceja al oír que aquél hombre había sido su mentor. ¡Dianne era tan reservada!

- Encantado de conocerle, señor Murdock -dijo con sinceridad-. Dragoslav Katich. Soy profesor de música de Dianne en la mansión. Es un verdadero placer conocer a su antiguo maestro. Es una chica fabulosa, y estoy seguro de que al menos en parte se lo debemos a usted.

Trató de sonreír, pero se le daban realmente mal las situciones sociales y en cualquier caso era absurdo, ya que él no podría verlo. Supuso que debía de utilizar alguna clase de radar, al igual que Dianne.

- ¡Damas y caballeros! -exclamó el organizador del evento subiéndose al escenario-. Por favor, vayan ocupando sus asientos. La cena está servida.

Poco a poco, los invitados comenzaron a moverse hacia la gran carpa blanca y Drago aprovechó el corto trayecto para satisfacer su curiosidad.

- ¿Cómo conoció a Dianne, si puedo preguntar?

El interior de la carpa era tan impresionante como se adivinaba desde fuera; Habían dispuesto improvisadas lámparas de araña que pendían del toldo de seda que conformaba el techo y las paredes. Las copas eran de cristal, y las servilletas y manteles de lino blanco almidonado. En el centro de cada mesa había un copón grande de cristal con agua y delicadas flores naturales de color rosado flotando en ella. La base estaba conformada por laureles entrelazados.

- ¿Se sentará con nosotros, señor Murdock?

De pronto se oyó el zumbido de un micrófono, y la voz del organizador retumbó por encima del sistema de megafonía acallando todas las voces. El hombre se encontraba de pie sobre un pequeño escenario en un extremo de la carpa.

- Damas y caballeros, quiero darles la bienvenida a nuestra gala benéfica. Espero que disfruten de lo que hemos preparado esta noche y que se muestren generosos para apoyar el fantástico trabajo que lleva a cabo la Asociación de Discapacitados de Nueva York. Por favor, tomen asiento y disfruten.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   31st Agosto 2014, 19:28

Sabia que había hecho una buena elección en mandar a Dianne a aquella escuela para jóvenes mutantes, lo podía comprobar ahora y la verdad que no se arrepentía.
¿Y no te ha ido mal, verdad? Te dije que allá te iría mejor. Tendrás que contarme como ha sido todo por allá y que has aprendido, ¿esta bien?. — le contestó. Acto seguido Dianne le presentó a su acompañante; el profesor Dragoslav Katich, que le enseñaba música.
Encantado de conocerle, señor Murdock -dijo con sinceridad-. Dragoslav Katich. Soy profesor de música de Dianne en la mansión. Es un verdadero placer conocer a su antiguo maestro. Es una chica fabulosa, y estoy seguro de que al menos en parte se lo debemos a usted.

Igualmente profesor Katich. Para mi es un placer conocer a su actual maestro.— sonrió. Ante el ultimo halago dado por Katich, Matt no pudo evitar sonrojarse y soltar otra pequeña sonrisa.—Ah, vamos, yo solo la guié por el camino donde recibiría mas ayuda de la que yo podría ofrecerle. Ustedes han hecho lo demás.

De pronto pudo escuchar la voz de una persona a través de un micrófono, Matt ladeó un poco la cabeza hacia el lado de donde provenían aquellos sonidos y al parecer ya era hora de acomodarse. Los invitados comenzaban a juntarse poco a poco en dirección a la carpa provista para ellos. Hacían bastante ruido y eso perjudicaba un poco a Matt, que junto a Dianne y Dragoslav, comenzó a moverse en dirección a la carpa con los demás invitados. Mientras caminaban, Dragoslav le preguntó sobre como había conocido a Dianne, pero la verdad prefería que ella lo explicase.
¿Te acuerdas Dianne? fue hace bastante tiempo ya. Tu conoces todos los detalles, seria mejor si nos lo cuentas. ¿Que crees?— le dijo invitándola a rememorar aquel encuentro hace tiempo atrás.

Dragoslav le habia preguntado sobre si los acompañaría, a lo cual Matt le respondió esperando no incomodarlos con su presencia.
Bueno, la verdad es que vine solo. ¿No les molesta? Esperaba platicar un poco mas con usted y Dianne.
Volver arriba Ir abajo
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   11th Octubre 2014, 11:11

Se sintió ridícula cuando trató de alcanzar una copa de champán que fueron a ofrecerle pero el camarero se la negó ofreciendo a la joven una copa con un zumo de frutas variadas que tenían para los numerosos menores que había en la gala. Sus mejillas mostraron lo incomodo de la situación con un tenue rubor y en silencio se bebió de su copa mientras eran guiados a la carpa para la cena y sus maestros conversaban.

Su antiguo maestro quería saber de ella en la escuela. Lo cierto es que no sabía que iba a contarle. No sabía si decir que tenía ya amigos amigos o solo acercamientos con algunos alumnos que pudieran llegar a serlo. Le encantaría tenerlos pero lo cierto es que su boca tendía a decir tooodo lo que pensaba y eso no siempre agradaba a todos.

-Me va bien, al menos estoy aprendiendo…poco a poco pero bien. Tú fuiste más directo en tus enseñanzas.

Mientras decía esto con una sonrisa tomaba asiento y palpaba con delicadeza la cubertería frente a ella para ubicarlo todo bien y no meter la pata mientras cenaban.

La cena ya había sido inaugurada así que pronto los diversos platos empezarían a ser servidos. Lo cierto es que deseaba tenerlos ya para comer y no tener que explicar porque acabó con el señor Murdock. Bueno, iba a decir la verdad pero omitiendo detalles.

-Verá profesor; mi hermano Jack siempre me ha apoyado desde muy pequeña para que me valiera por mí misma, cosa que mi madre no hacía igual pues ella prefería protegerme todo lo posible. La cuestión es que mi hermano siempre me había hablado de los “héroes” y sus dones y que incluso yo podría ser uno, como mi antiguo maestro aquí presente. Jack me habló de él y me ayudó a encontrarlo para pedirle que me acogiera bajo su tutela y me enseñara. El problema es que no se lo dijimos a mi madre y bueno….que tenía unos 14 años así que obviamente cuando nos localizó nos hizo regresar.

Soltó una risita como si hubiera sido una travesura de niña pequeña todo aquello, aunque realmente acarreó cosas serias. Dianne le había contado cosas a Matt sobre su madre, cosas sobre que no era precisamente una santa y sabía que si se encontraban alguna vez, algo podía salir mal.

_________________
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1165
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 39
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   13th Octubre 2014, 13:29

Drago había tratado a Dianne en sus clases lo suficiente como para saber que la chica tenía carácter, por lo que no le sorprendió lo que le contó acerca de cómo se había escapado de casa. Incluso le hizo esbozar una media sonrisa, pero cuando estaba a punto de abrir la boca para decir algo, comenzaron a escucharse los primeros acordes de la Obertura 1812 de Tchaikovsky.

Todas las conversaciones se detuvieron, entre murmullos de indignación y sorpresa. ¿Por qué estaba tocando la banda? ¡Aún ni siquiera habían comenzado la cena! Se suponía que esa iba a ser la última parte de la gala, después de la subasta.

El que parecía realmente enfurecido era el organizador del evento, el cual, tras intercambiar algunos susurros airados con los camareros y ayudantes, se volvió a dirigir a la concurrencia.

- ¡No pasa nada! Debe haberse producido un error en la programación. Voy a salir fuera a hablar con la banda. Por favor, continuad comiendo y disfrutando de la velada.

El hombre salió de la carpa y los camareros comenzaron a repartir los platos con los entrantes.

Sin embargo, Murdock se dio cuenta de que lo que estaba sucediendo iba más allá de un simple fallo en la programación. El sonido que oían no pertenecía a una orquesta tocando en directo, sino que, sin lugar a dudas, procedía de una grabación. Además, la fuente no procedía del escenario, sino de la playa.

La conversación había comenzado a reanudarse entre las mesas (el tema estrella, como bien pudo notar el oído súper desarrollado de los dos ciegos había pasado a ser la ineptitud de los organizadores, algo inadmisible en un evento de aquellas características) cuando, coincidiendo con el momento culminante de la canción, una detonación ensordecedora estalló sobre la bahía, iluminándola por entero con una deslumbrante panoplia de chispas naranjas y blancas que cayeron como una lluvia sobre la carpa, prendiendo fuego sobre la delicada seda, que en cuestión de segundos estaba ardiendo por completo.

La histeria se extendió rápidamente en el lugar, corriendo como la pólvora. Fuera, se escuchaba el ominoso silbido de los cohetes seguido por el consiguiente estallido: Alguien estaba prendiendo fuego al parque de atracciones.

Villano:
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   31st Octubre 2014, 16:57

Posteando. Para lo noche tendré el post.
Volver arriba Ir abajo
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   24th Diciembre 2014, 17:04

Como si sus propias palabras la hubieran llamado, la música empezó a sonar por los altavoces de la sala. Era la Obertura 1812 de Tchaikovsky que al parecer había tomado la actitud impertinente de comenzar en hora indevida. La cuestión que hacía todo aquello discordante no era solo el detalle del tiempo, si no el sonido. El sonido no era en vivo, no sentía las vibraciones de los instrumentos en directo. Era grabado y claramente no planeado pues el organizador intentó calmar a la gente haciendo que sirvieran la comida mientras el se encargaba de ir a ver que pasaba.

Aquello le recordó a lo que su hermano Jack le contaba de las películas de terror: quién se alejaba del grupo acababa mal, muy mal.

Notó como su antiguo maestro se incorporaba de la mesa, atento, inquieto. Algo pasaba, estaba claro. Ella fue a seguirle cuando el estruendo ensordecedor recorrió el lugar acompañado de un temblor de tierra. Algo había explotado en la playa y el fuego parecía propagarse por las carpas. La gente empezaba a chillar mientras corrían de un lado para otro como pollos sin cabeza incluso derribando a algunos de los invidentes de la gala. Murdock trataba de calmarlos y ayudarles a evacuar el lugar.

El aroma a quemado y el humo empezaba a impregnar el lugar. Dianne tomó una servilleta y se cubrió con ella la nariz. Tenía que tratar de tener los sentidos bien alertas.

-Maestro, ¿Qué hacemos? ¿Deberíamos localizar al causante o ayudar a sacar a la gente de aquí?

Ella no solía preguntar, directamente actuaba sin consultar a los demás. Pero eso ya le había causado problemas antes y estaba con sus maestros. Decidió intentar por una vez recibir ordenes.

_________________
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1165
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 39
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   25th Diciembre 2014, 13:17

Matt se incorporó en el acto; sus agudos sentidos le habían hecho percibir el humo antes de que muchos fueran conscientes de las llamas. La gente corría histérica de un lado para otro, pero la carpa estaba comenzando a desmoronarse y pronto estarían todos atrapados. Miró hacia un lado y hacia el otro con desesperación, pero no había ningún lugar al que pudiera retirarse para ponerse la máscara, y de todos modos para cuando lo hubiera hecho ya sería tarde.

- Ve con tu maestro, detened a ese lunático -exclamó el abogado-. Vosotros no tenéis una identidad secreta que proteger. Yo trataré de poner a la gente a salvo y en cuanto pueda me reuniré con vosotros.

Dianne pudo sentir entonces cómo Drago la cogía de la mano y la llevaba hacia uno de los laterales de la carpa. La salida principal estaba abarrotada de gente que corría, tropezaba y se pisoteaba los unos a los otros, pero aquél lado estaba desierto. El mutante extendió la mano libre y liberó un oscuro rayo que se proyectó como una serpiente sobre la carpa, desgarrando la lona con sus afilados colmillos. Acercándose a la brecha, agrandó con las manos el agujero y la ayudó a salir, consciente en todo momento de que Dianne necesitaba de ecolocación para situarse en el medio. Una vez fuera, alzó los ojos al cielo, buscando al insecto que sobrevolaba por encima del parque prendiendo fuego a las atracciones y cercando a la gente en anillos ardientes.

- ¡Buenas noches, damas y caballeros! -cacareaba el lunático-. ¡Mi nombre es Luciérnaga, y soy un colaborador del evento! ¡He venido para descargaros del peso de vuestras generosas donaciones y llevarlas a su destino! ¡Así que pido gentilmente vuestra colaboración! ¡Depositad en este saco todos los objetos de valor que llevéis encima; dinero, joyas, tarjetas... sed creativos! ¡Haced lo que se os pide y nadie saldrá herido!

Eclipse calculó su próximo paso. Podría descargar sus rayos sobre él, pero sabía que podían ser letales y no se atrevía a hacerlo. Le había prometido a Xavier que no volvería a matar... Y si le provocaban desde el suelo podía descargar sus lanzallamas sobre ellos... Bueno, la solución parecía simple. Apuntó y descargó sobre el villano una horda de demonios devoradores que se cebaron en las alas de metal que llevaba, destrozándolas, inutilizándolas y haciéndole caer al suelo, justo en lo alto de una de las carpas, que se hundió bajo su preso mientras la gente, aún más aterrorizada si cabe ante aquella visión demoníaca, se veía más y más cercada por las llamas...

Aclaración:
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   5th Enero 2015, 22:17

Su profesor la tomó de la mano para poder guiarla más fácilmente y sacarla de la carpa en la que se encontraban. Tenía que agradecérselo pues una vez en el exterior, su olfato se encontraba más libre que bajo la tela llena de humo. Los constantes gritos de la gente y sus carreras por escapar de allí causaban las suficientes ondas para que ella pudiera “ver” y poder hacer un reconocimiento rápido del panorama.

Había una figura en el aire la cual era el causante de todo aquel fuego. Podía sentir como el calor intenso de las llamas se formaban en algún tipo de aparato que portaba y luego las dejaba escapar por el suelo. Sintió los cuerpos de la gente “vidente” por todos lados, alejándose del peligro sin importar si arrollaban a los ciegos que habían acudido a la gala. La joven empezaba a sentir como la rabia la inundaba por dentro. “Malditos desgraciados…” se dijo para sí mientras miles de ideas se le cruzaban por la cabeza para hacérselo pagar a todos. Pero aquello no era su prioridad ahora, si no la de patearle el culo al loco pirómano en el cielo o mejor, ayudar al grupo de personas atrapadas en un enorme anillo de fuego cortesía del mismo.

Sus fantasmagóricos ojos detectaron los cambios producidos en la raíz de poder de su profesor. Su luz se intensificó de forma que supo que estaba haciendo uso de su don para enfrentarse al villano. De alguna forma había conseguido derribarlo del aire y hundirlo en una de las carpas, aunque claro, aquello no había hecho a las llamas desaparecer.

-Bien profesor, si tú vas a por el pajarito, yo me encargaré del dragón.-dijo con tono divertido.

Caminó con sus tacones por los tablones del suelo en dirección a la gran fuente de calor, el arco de fuego y los gritos agobiados que provenían de su interior. Se paró a escasos metros de la lengua flamígera y alzó sus manos hacia ella y, como si de arcilla se tratara, movió sus dedos moldeando un escudo alrededor del cálido elemento. Nadie podía ver que rodeaba al fuego, pero si veían como este se elevaba y se iba reagrupando hasta ser una bola de fuego contenida. La chica no solo fue reduciendo su tamaño, si no que cortó el paso de aire por el escudo de forma que al final, la flama se quedó sin combustible hasta desaparecer.

La gente, algo aturdida por lo que acababan de ver, al percatarse de su libertad comenzaron a marcharse de forma rauda. Dianne, antes de que todos se marchasen, los interceptó con su cuerpo y se cruzó de brazos.

-Como pago por haberles salvado la vida, van a ayudar cada uno a uno de los invidentes de la gala a salir de aquí. Y si no lo hacen porque creen que no les “veo”, os pasara lo mismo que con el fuego, os haré desaparecer, ¿entendido?

Su tono era imperioso y sin posibilidad a queja. Los asistentes algo asustados asintieron y se pusieron a complacer a la joven que les acababa de salvar de morir fritos como pollos a la parrilla. Y qué decir, que la chica se sintió más que complacida con que sus órdenes fueran bien acatadas.

_________________
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1165
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 39
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   7th Enero 2015, 02:28

Dianne se estaba ocupando magníficamente bien del incendio y de poner a salvo a los asistentes a la gala, lo cual le dejaba a él vía libre para ocuparse de lo que mejor sabía hacer: patear culos.

Echó a correr hacia la carpa sobre la que había caído Luciérnaga en el momento en que el criminal lograba liberarse del amasijo de tela y se incorporaba, apuntando el lanzallamas en su dirección. Eclipse saltó hacia un lado justo a tiempo para esquivar la descarga flamígera que pasó junto a él y se hizo invisible, pero lejos de desconcertarse, Lynns inició un ataque en área manteniendo pulsado el gatillo del lanzallamas al tiempo que barría toda la zona que había frente a la carpa.


Eclipse ahogó una maldición al sentir el calor sofocante que se formaba sobre su cabeza. Mientras Lynns mantuviera el dedo sobre el gatillo no podría avanzar, así que cogió una piedra del suelo y la arrojó contra la estructura metálica de una atracción cercana, desviando hacia ese punto la atención del pirómano sólo para crear una ilusión suya en ese lugar. El engaño obtuvo el resultado esperado cuando Lynns se volvió y comenzó a disparar el lanzallamas en la otra dirección, momento que Drago aprovechó para correr hacia él, saltar por encima del cerco de llamas y abalanzarse sobre el villano.

Lynns apretó una vez más el gatillo del lanzallamas, pero el ataque le había cogido por sorpresa y no pudo evitar caer al tiempo que Drago desviaba hacia arriba el disparo candente sujetándole por la muñeca y golpeándosela contra el armazón de metal de la atracción. El villano gritó de dolor y dejó caer el lanzallamas un segundo antes de que Drago le propinara un puñetazo en la cara. Pero la máscara de Lynns resultó ser más dura de lo que pensaba y apenas consiguió más efecto que hacerse daño él mismo. Lynns soltó una imprecación y agarró a Drago del cuello asestándole un rodillazo en el estómago para quitárselo de encima.

¡Malditos fueran los conciertos y los eventos sociales en los que el Profesor tanto insistía para que asistiera! Se suponía que había acudido allí como músico, no como hombre-X, por lo que no llevaba su traje reforzado en kevlar ni sus tonfas. El contraataque de Luciérnaga le había dejado una libertad de movimiento que el villano rápidamente aprovechó para recuperar el lanzallamas y apuntar a Drago a la cara mientras lo mantenía inmovilizado por el cuello con la mano diestra.

- Y ahora es cuando churruscamos el pollo -dijo en tono burlón.
- No puedo estar más de acuerdo -replicó el mutante justo antes de producir un potente estallido de luz ante los ojos de Luciérnaga.

Éste gritó y se echó por instinto hacia atrás llevándose las manos a la máscara. Eclipse aprovechó aquellos segundos de ventaja para incorporarse y asestarle un brutal patada en la cara desde su posición superior. Después le arrancó el lanzallamas y lo arrojó lejos antes de agarrar al tipo por los tubos de su traje y estrellarle la cabeza contra el armazón de metal de la atracción.

- ¿No querías luz? -masculló dejando caer el cuerpo inconsciente al suelo.

En ese momento se dio cuenta de que tenía un problema más acuciante, pues durante su enfrentamiento con Luciérnaga se había despreocupado por completo del fuego que en aquellos momentos les rodeaba. Las llamas eran tan fuertes y altas que saltarlas o atravesarlas se volvía impensable.

- ¡¡Dianne!! -gritó, y tuvo que interrumpirse ante un súbito acceso de tos-. ¡¡Dianne!!

Sólo esperaba que la chica pudiera oírle antes de que Luciérnaga y él se convirtieran en carne a la brasa.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   7th Enero 2015, 12:06

Como una profesora de parvulario, Dianne se quedó controlando que los asistentes se ayudaran entre ellos y salieran del lugar ilesos. Por suerte no había ningún herido serio y no hubo excesivos problemas. Puede que el villano no pretendiera matar a nadie en principio, solo asustarlos, así que de alguna forma estaba agradecida de cómo habían salido las cosas. Aunque la situación le había demostrado lo horrible que podía llegar a ser la gente. ¿En serio aquellas personas habían asistido a una gala BENÉFICA para la gente invidente y luego ni se había preocupado en ayudarles cuando de verdad lo necesitaban? Aún se estaba preguntando si había hecho bien en salvarles su adinerado trasero.

¿Desde cuándo hacía tanto calor?

Se giró sobre el sitio arrastrando su pie izquierdo y dejando que la onda de sonido causante recorriera el lugar dibujando en su cabeza un mapa acromático, como si de una maya digital se tratara. No podía detectar el calor más que por lo que su piel sentía, pero allí hacia mucho. La temperatura había crecido de golpe y en su maya había muchas zonas “parpadeantes” las cuales pertenecían a sectores llenos de fuego. Y aunque no podía calcular con exactitud el tamaño de las flamas, sabía que eran gigantescas. Casi sentía como su piel ardía solo por la cercanía.

Su profesor aún estaba por ahí. Probablemente, el aspecto del paisaje era consecuencia de su pelea con el atracador pirómano. Empezó a caminar por los alrededores dejando que sus pasos fueran quienes dibujaran el panorama por todos los rincones, intentando localizar las dos figuras. Pero las llamas eran tan altas e intensas que ocultaban cualquier rastro en su radar, y desde luego no podía usar el olfato, es más, tuvo que ajustarse más la servilleta por la intensidad del humo aún bajo techo descubierto.

-¿¿¿Profesor????¿¿¿Profesor Drago????

Por mucho que alzara la voz, no obtenía respuesta, así que optó por apagar el fuego usando sus escudos como rato antes hizo. Pero solo conseguía apagar algunas zonas y seguía expandiéndose rápido pese a sus intentos. Empezó a ponerse nervios hasta que una llama le dio un lengüetazo en el brazo, despertándola de su angustia.

-¡Ah! Ugh … esto me pone de mal humor…Dianne, compórtate. Ahora solo tú puedes ayudarle. Ayuda a tu profesor.

Se cubrió con un escudo y empezó a atravesar las llamas y, como si de Noé se tratara, estas se abrían a su paso incapaces de cruzar su barrera invisible. A medida que avanzaba podía percibir su nombre en el aire. Alguien la llamaba. Buscó la procedencia de la voz hasta localizarla y poder dirigirse hasta allí.

Y allí estaba, tras la última capa de fuego. Su profesor parecía empezar a sufrir los síntomas de la asfixia. Aumentó su escudo para que lo cubriera a él también.

-Respire profesor, ahora puede. No dejo que el humo pase. ¿Dónde está nuestro alborotador? Tenemos que salir de aquí y dejar el resto a los bomberos. Yo no puedo apagar todo.

_________________
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1165
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 39
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   8th Enero 2015, 01:37

Por un momento pensó que ella no le oiría. Al fin y al cabo debía de estar muy ocupada rescatando a todos los demás, como él le había pedido, y estaba empezando a considerar medidas extremas cuando finalmente Dianne apareció. Y justo a tiempo, habría que decir. La joven expandió su campo de fuerza para recubrirle también a él y así devolverle el oxígeno que empezaba a faltar en sus pulmones. Drago tosió con fuerza y tardó varios segundos hasta que por fin su respiración se normalizó lo suficiente para responder a su pregunta:

- Está... aquí mismo -dijo levantando a Luciérnaga por los tubos del traje-. Lo he dejado inconsciente, pero no me preocuparía por él. Creo que la máscara actúa de filtro para el humo. Sí, salgamos de aquí.

Diciendo esto, se cargó al villano al hombro y siguió a Dianne fuera del círculo de fuego. A lo lejos, la invidente pudo percibir el sonido de las sirenas de los coches de bomberos, las ambulancias y la policía. El incendio no tardaría en estar completamente controlado.

* * * *


Algún tiempo más tarde, después de entregar a Lynns a la policía, Dianne y Drago se encontraban en el paseo marítimo observando cómo los bomberos terminaban de apagar los últimos restos del fuego.

- Y ahí se va nuestro intento de concierto -dijo Drago con una sonrisa débil, metiendo las manos en los bolsillos de la gabardina. Después, se giró levemente hacia Dianne, indeciso, para acabar pronunciando la palabra que llevaba una eternidad rondando por su cabeza:- Gracias.

Hasta aquél preciso instante, Drago había sido hombre de actuar en solitario. Nunca participaba en misiones conjuntas con los X-Men como no fuera para llevar el Blackbird o actuar de refuerzo, pero era perfectamente consciente de que, de haber estado solo esa noche, posiblemente habría muerto o como mínimo habría acabado en una de esas camillas que recogían las ambulancias con heridos de quemaduras graves.

- Quizá no está tan mal lo de... ya sabes... la lucha en equipo.

¿Por qué le costaba tanto hablar de sus sentimientos?

- Lo que quiero decir es que... lo has hecho increíblemente bien ahí abajo. Y no sólo por la parte que me toca. Has sabido conservar la calma y dirigir a la gente con extrema eficiencia. Posiblemente se hayan salvado más vidas gracias a ti.

Matt Murdock también había ayudado, pero sin Dianne habría sido del todo imposible, en especial por el inestimable valor de sus campos de fuerza a la hora de apagar los incendios.

- Sé que tu mentor está orgulloso de ti... al igual que yo.

Y probablemente aquellas fueran el mayor número de palabras que Drago le había dedicado jamás fuera de las clases...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dianne Albidane
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 416
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ficha de Personaje
Alias: Locke
Nombre real: Dianne Albidanne
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   18th Enero 2015, 00:49

Se encontraba junto a su profesor en el paseo marítimo mientras los bomberos apagaban el fuego y los policías hacían su trabajo tomando declaración a los asistentes y encargándose del villano que ellos habían atrapado. Dianne tenía una manta sobre los hombros que le facilitó un enfermero de las ambulancias. Parecía calmada tras todo lo sucedido, que en parte lo estaba. Pero aún estaba molesta por la actitud de muchos de los asistentes. Le tenía autentico asco al miedo, hacía que la gente hiciera cosas que no le gustaban nada. No quería verse nunca en una situación así en la que el miedo la dominara y la hiciera hacer cosas así.
-Gracias.

Sutil pero cálido, así fueron sus gracias, palabra que desterró lejos sus pensamientos actuales para que prestara atención ahora a su acompañante. Dirigió su rostro con cierta sorpresa hacia su profesor al comprobar, que al igual que ella, no parecía que el trabajo en equipo se le diera bien. En este tema, ambos tenían que aprender mucho.

-Gracias profesor. Aprecio que tenga en tan buena consideración mi trabajo de hoy. Lo cierto es que me ha costado también. No se me da bien trabajar en equipo, pero consideré que no era ocasión para ir por mi cuenta y actué según lo que usted esperaba. Tengo que aprender a que me dirijan. Supongo que si esta vez actué bien fue porque confiaba en usted. Ya me ha pasado en otra ocasión que no fui más que un estorbo…quizás era porque no confiaba en mis compañeros en aquel entonces. Así que soy yo quien le está agradecida, agradecida porque pueda confiar en usted y por ello, poder trabajar bien.

Que el señor Katich estuviera orgulloso de ella no hacía más que llenarla de gozo. Como muestra de ello dejó que una sonrisa fluyera de ella para él.

_________________
" Tu y yo vemos el mundo de formas diferentes."
Color de diálogo: #00CC66
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1165
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 39
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   18th Enero 2015, 20:55

Drago permaneció unos segundos más en silencio, con las manos aún metidas en los bolsillos de la gabardina, contemplando los últimos resquicios del fuego antes de volverse de nuevo hacia la muchacha.

- El 14 de marzo empecé a darle clases particulares de defensa personal a Irene Salcedo. Al parecer no se encontraba cómoda con el estilo del profesor Logan, así que solicité ocuparme yo mismo de su entrenamiento. Si quieres... -vaciló unos segundos. De todos los estudiantes de la mansión, Irene y ella eran las dos con las que sentía mayor afinidad. En el caso de la primera por la naturaleza de sus poderes, tan similar a la suya, y en el caso de la segunda, por su ceguera y su virtuosismo con el violonchelo. Llevaba tiempo queriendo hacerle aquella propuesta, sólo que aún no había sabido cómo hacerlo-. Los poderes de Irene son parecidos a los míos, así que estamos compaginando la utilización de sus dones conjuntamente con el combate físico. Si quisieras, podrías unirte a nuestros entrenamientos y así podríamos de paso practicar algo de trabajo en equipo, utilizando la Sala del Peligro. Así aprenderíamos a perfeccionar nuestros dones y a utilizarlos de manera coordinada. Si no tienes tiempo podríamos pedir que también te transfieran a mi clase. A menos que prefieras seguir con Logan, claro...


Se había hecho muy tarde. El paseo marítimo estaba vacío y silencioso, contrastando con el bullicio que había en la zona del parque.

- Bueno, aquí está ya todo controlado... Será mejor que nos vayamos ya. Al final nunca llegamos a cenar -comentó el profesor mientras comenzaban a alejarse por el paseo-. Te invito a un perrito caliente en Nathan's, ¿de acuerdo? ¿O prefieres pizza? Hay una pizzería muy buena que...

Poco a poco el sonido de sus voces se perdió en la distancia, al igual que sus pasos sobre los viejos tablones del paseo, testigos mudos de un millar de historias que fueron... y que sin duda serán.

Off:
 

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]   

Volver arriba Ir abajo
 
Entre ciegos anda el juego (Matt Murdock, Dianne Albidane)[01-04-2018]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mujercitas [Dianne Albidane] (07-04-2018)
» Ficha Daredevil
» Fotos Compromedoras.....(humor)
» Prueba de Rol, para Matt Murdock/Daredevil
» [La Colisión de los Mundos] Abierto hasta el Apocalipsis (Dianne Albidane, Sloan Jenkins, Contanzie Albidane)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: