Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   29th Septiembre 2014, 23:01

Fecha: 12 de Abril de 2018 (noche)

Niflheim, la helada y devastada tierra que yace bajo la tercera raíz de Yggdrasil. Una vasta región de gélida niebla, brumas y oscuridad, barrida por el frío aliento del invierno. Allí, en lo profundo de la noche, se alza el Reino de Hel, el hogar de los muertos. Sus siluetas, pálidas como el humo o sólidas como árboles retorcidos, pueblan los vastos prados y las inmensas llanuras, susurran con la voz del viento o los gritos de los cuervos.

Muy pocos deseaban poner el pie en el País de la Niebla, pero Leah añoraba su reino de sombras. Su viaje había sido largo y solitario tras despedirse de Kid Flash y Wiccan. No era porque le desagradara estar sola, pero había pasado tanto tiempo desde la última vez que había tenido compañeros... Hela había olvidado la sensación, y Leah sólo la recordaba vagamente, como algo muy lejano, algo que había sucedido en otra vida. En cierto modo, así era; todo había pasado muchas vidas atrás.

La búsqueda de las almas había sido larga y difícil. Leah no tardó en descubrir que una fuerza que desconocía trataba de arrastrarlas con ella, lejos de su alcance. La diosa, a lomos de Sleipnir, su hermano según las leyendas de Midgard, cabalgó de un reino a otro, tratando de romper las ligaduras y reclamando de vuelta a sus súbditos, imponiendo su voluntad a la magia que trataba de arrebatárselas. Cada vez que recobraba a uno de ellos, le daba alas para regresar a Niflheim, y continuaba su camino, persiguiendo a los demás. Pero esa historia debería ser contada en otra ocasión.

Finalmente, Sleipnir condujo a Leah de vuelta a Niflheim. La diosa contempló con añoranza el paisaje blanco, verde y gris; su palacio se alzaba en el centro de todo, dominando las frías llanuras. Hela dejó que su montura la llevara hasta las ruinas y después la liberó, permitiendo que regresara a Asgard. El País de la Niebla no era lugar para el caballo de Odín.

De nuevo sola, Hela recorrió su antiguo castillo, acariciando con delicadeza las esbeltas columnas al pasar junto a ellas, moviéndose grácilmente entre las piedras de las bóvedas derruidas. Reconstruir sus salones requeriría poder y tiempo. Ahora que las almas habían regresado, la diosa dispondría al fin de ambas cosas.

Finalmente, sus pasos la condujeron a la sala del trono, y un viento helado, procedente de los confines del mundo, sacudió el rostro de Hela, agitando con furia sus negros cabellos.

Su sitial de hueso y piedra tallada no estaba vacío. Una figura se sentaba en el trono de los muertos, reclinando su peso sobre el respaldo en un gesto indolente, con la burla escrita en sus ojos verdes; una sonrisa divertida dibujada en sus afiladas facciones.

Una rabia gélida recorrió el cuerpo de la diosa de los muertos, azotándola con más fuerza que el viento, al tiempo que un odio antiguo despertaba dentro de ella: un desprecio que se entretejía con un inexplicable temor.

- Tú... - murmuró, con una voz tan fría como el paisaje que los rodeaba.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   11th Octubre 2014, 13:09

Una vez hubo dejado su huella en las celdas de Asgard y con el bastón de nuevo en sus manos, Loki trazó un nuevo plan. Ese tal... Wally West, estaba con su bien conocida, la diosa Hela, la señora de los muertos y reina del país de la Niebla. Se relamió los labios con solo pensarlo. Eso último iba a acabar muy pronto.

Había dejado su reino desprotegido por el viaje, y Loki se sintió tentado en entrar durante su ausencia. Mediante sus portales mágicos, el dios dejó aquel extraño grupo que le habían visitado y desapareció entre las sombras, sumiéndose en un remolino brillante y verde.

Tan pronto estuvo en Niflheim decidió pasear un buen rato, observando a las almas que ya habían vuelvo a su hogar y admirando la destrucción que había convertido su sala del trono en ruinas. Loki esbozó una sonrisa divertida mientras se acercaba al trono de hueso, y tras apartarse un poco la túnica, se sentó en él, recordando lo confortante que era el trono dorado de Asgard.

Habían sido dos años de terror y oscuridad en la antigua ciudad de Odín, cuando Loki hijo de Laufey había usurpado el trono. Todo había sido perfecto y Asgard había sido más fuerte que antes, pero Thor tenía que estropearlo todo, como siempre hacía.

El dios del engaño apretó los puños, lleno de rabia al recordar su caída por el puente del arcoíris y su temor por morir. Si no fuera por aquellos dos habitantes de Midgard quizás no seguiría vivo. Aunque... ¿quién era capaz de matar a un dios? ¿Realmente podía morir? Lo dudaba. Él había estado casi desde el principio de los tiempos e iba a quedarse a ver el espectáculo final...

Ahora tenía más enemigos, Odín había despertado y había vetado la entrada y salida a Asgard a cualquier ser vivo del universo. El poderoso Thor seguía vivo y nuevos y misteriosos habitantes de otros mundos poblaban Midgard. Nuevos superhombres capaces de vencerle, o de encontrarle... Ese tal Doctor Destino no le gustaba mucho, y la liga de la justicia oscura se acaba de ganar a un nuevo enemigo...

Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando escuchó una suave y fría voz que le era muy conocía. Por fin había vuelto a casa.

- Hela... ¡Cuánto tiempo sin vernos!- comentó con una sonrisa en los labios, estaba seguro de que la noticia de su muerte meses atrás había llegado a los oídos de la diosa. Se quitó el casco de oro con cuernos de toro y lo dejó descansando en su regazo. - ¿Me has echado de menos? - comentó con un tono burlesco, mientras observaba divertido la reacción de su conocida. Loki se sentía superior a ella a pesar de la derrota, de alguna manera quiso recordarle que el dios de las mentiras no se muere así como así.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   7th Noviembre 2014, 20:53

Loki... El Príncipe de las Mentiras, el Señor del Engaño. Muchos habían creído que era el padre de Hela y, en cierto modo, era cierto. Él la escribió, usando una pluma mágica, extraída de la misma sombra de Crepúsculo, la espada de Surtur. Él le dio forma, y fue su amigo y compañero de aventuras durante un tiempo. Por entonces, era un niño sin poderes, un Loki renacido en el que no había la maldad de su predecesor...

O eso habían creído todos, incluida Leah, hasta que él mismo decidió demostrarle que era un traidor.

Desde entonces, no había habido nada más que rencor por él en el corazón de Hela. La diosa, que podía ser fría como un témpano, hervía por dentro cuando se le mencionaba el nombre de su antiguo compañero. El niño Loki había crecido, reclamando para él el trono de Asgard hacía dos años. Niflheim se había mantenido al margen de aquella guerra, y el nuevo Señor se había abstenido de romper aquel silencio. Afortunadamente para él, Loki desconocía que la diosa de los muertos y su amiga de la infancia eran la misma persona. Hela jamás negociaría con el hijo de Laufey, capaz de hacer que sus propias palabras terminaran envenenándola como la mordedura de una serpiente.

Y, entonces, Loki había muerto, o eso había oído ella. La noticia, lamentablemente, la había afectado más de lo esperado. El odio de Leah no podía calmarse con una lejana caída del puente del Arco Iris; aún no había terminado con él, aún no se había cobrado su justa venganza... No, Loki tenía que estar vivo. Siempre tenía un plan, una artimaña, algo que le había permitido eludir el Niflheim durante siglos...

... Y ahora, al parecer, había decidido entrar por su propio pie en el País de la Niebla, pero no como un alma al servicio de Hela, sino como un visitante inesperado.

Había atravesado la barrera. Se había sentado en el trono de hueso, lo que era a la vez un insulto velado y una amenaza. Su osadía no conocía límites.

- Hela... ¡Cuánto tiempo sin vernos!- dijo, sonriendo y quitándose el yelmo para revelar su rostro.

No quedaba en él nada del niño que Leah había conocido. Ahora era el rostro de un hombre joven, de rasgos afilados, nariz recta y pómulos altos. Sus finos labios se curvaban en una sonrisa burlona. La diosa hubiera querido abofetearlo. No comprendía cómo verlo vivo la llenaba de alivio y furia al mismo tiempo.

- ¿Me has echado de menos? - continuó él, dejando el yelmo sobre sus rodillas.

Hela clavó en él una mirada gélida.

- Loki... - dijo, despacio - Oí decir que habías muerto, pero veo que no era cierto, como casi todo lo que te atañe... - con un esfuerzo supremo, la diosa mantuvo la furia lejos de su rostro y de sus palabras, dejando que la envolviera su habitual máscara de frialdad. La rabia le iba a servir muy poco ante él.

Loki, según había escuchado, había recuperado el uso de la magia, y siempre había sido inteligente y manipulador. Hela no podía permitirse ninguna distracción, ningún paso en falso, en una conversación con él. Era un riesgo que no podía asumir. No era la primera vez que aquel mentiroso la engañaba.

- ¿Qué te trae a Niflheim... y con vida? - inquirió.

La diosa esperaba que no fuera tan temerario y estúpido como para seguir sentado en un trono que no le pertenecía. Dios del Engaño o no, a Loki no le convendría incurrir en la ira de Hela, y más en su propio reino...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   5th Diciembre 2014, 14:36

La expresividad de Hela no era su punto fuerte, pero Loki había podido percibir un leve cambio en su rostro al verle sentado en su trono. No supo ponerle un nombre a aquella expresión, pero al menos había logrado romper aquella frialdad en su rostro.

- Cierto, todos en Asgard piensan que estoy muerto, y debería seguir siendo así... - dijo el hombre levantándose del trono de Hela y empezando a caminar con pasos firmes y tranquilos hacia ella. 

- Como bien debes de saber me Thor me tiró del puente del arcoiris, pero en vez de quedar atrapado en el infinito universo terminé en el reino de Midgard. - dijo, casi escupiendo la última palabra. No era ningún secreto que Loki despreciaba a los débiles humanos.

- Entonces he visto lo que le sucedía al mundo... el caos... esos portales hacia otras dimensiones... Algo ha pasado con el equilibrio del universo y no es para bien. - explicó, sin perder de vista a la reina de Niflheim. Loki no parecía amenazador, más bien aburrido y con ganas de charlar.

- No me interesa otro Ragnarok ahora, sería muy aburrido si desapareciera todo el mundo de nuevo...¿no crees? - el dios miró a su alrededor por un momento y apartó una piedra de los escombros de su paso. Entonces, miró a Hela de nuevo con una sonrisa divertida.

- He visto que tu reino estaba hecho pedazos y estaba preocupado por ti... ¿qué ha pasado aquí?- susurró, esta vez con una sonrisa deliciosa. Leah podía apostar que aquella última frase había sido solo un cumplido para satisfacerla. Loki no venía nunca a hacer visitas si no quería algo.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   21st Diciembre 2014, 12:08


- Cierto, todos en Asgard piensan que estoy muerto, y debería seguir siendo así...

¿Era una petición? ¿Estaba invocando a su silencio? Leah observó a Loki ponerse en pie, relajándose imperceptiblemente al verlo fuera de su trono.

- Como bien debes de saber, Thor me tiró del puente del arcoiris, pero en vez de quedar atrapado en el infinito universo terminé en el reino de Midgard... - explicó.

- Desconocía los detalles - replicó Leah, sin dejar de seguirlo con la mirada. - Tu capacidad para sobrevivir no deja nunca de sorprenderme - añadió. Era algo de una indudable certeza. ¿Cuántas veces los engaños de Loki lo habían librado, total o parcialmente, de su destino final?

El Dios del Engaño siguió hablando. Pese a mostrarse relajado, él tampoco dejaba de mirarla; parecían dos depredadores cautelosos, atentos a la actitud y a los movimientos del otro. Sin embargo, él no mostraba ninguna hostilidad. Más bien parecía tener ganas de hablar. ¿Aburrido de las conversaciones con humanos...?, se preguntó Leah, con cierta ironía.

- Entonces he visto lo que le sucedía al mundo... el caos... esos portales hacia otras dimensiones... Algo ha pasado con el equilibrio del universo y no es para bien.

¿Loki el Embaucador, preocupado por el destino del Universo...? La Tierra acababa de conseguir un nuevo Vengador.

- No me interesa otro Ragnarok ahora, sería muy aburrido si desapareciera todo el mundo de nuevo...¿no crees?

- No se puede huir del Ragnarok, Loki. Siempre regresa. - dijo ella, mientras él miraba a su alrededor, contemplando los escombros que había dejado la crisis tras de sí - Pero esto no ha sido un Ragnarok. - prosiguió la diosa - Lo que ha sucedido no estaba escrito, ni seguía las normas - Leah frunció levemente el ceño. Le gustaban las normas. El mundo funcionaba bien cuando se cumplían las leyes antiguas, cuando se respetaban los pactos y la palabra dada. Dudaba que Loki compartiera aquel punto de vista; la mentira y el engaño siempre habían servido al caos.

- He visto que tu reino estaba hecho pedazos y estaba preocupado por ti... ¿qué ha pasado aquí?

A Leah no le cabía ninguna duda de que el dios podía fingir interés mucho mejor. ¿"Preocupado"? Hubiera podido reír en voz alta, de ser más proclive a mostrar emociones. Pero no lo era, de modo que se limitó a enarcar, casi imperceptiblemente, ambas cejas, en un gesto de incredulidad.

- Has hecho un viaje muy largo por mí... - dijo, despacio, sin dejar de mirarlo. Los ojos del dios seguían siendo fríos y calculadores; la suya era una sonrisa de doble filo, igual que su lengua. No, no quedaba nada del niño en él... y, aún así, tenía que comprobarlo - ¿Qué es lo que quieres, Loki? - preguntó la diosa, sin rodeos. Había avanzando sutilmente, quedando de pie entre él y su trono - Nunca has actuado sin una razón...

Pese a la frialdad de Leah y los largos años transcurridos desde la ofensa, un deje de amargura ribeteó las siguientes palabras en salir de sus labios.

- No esperarás de verdad que me crea que estás preocupado por mí... ¿No es un poco tarde para empezar a hacerlo... Supercolegui?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   25th Diciembre 2014, 14:02

El rostro de la diosa Hela se relajó un poco durante el resto de la conversación. Loki había conseguido provocarle algo de ira al verle sentado en su más preciado trono de hueso, el único mueble que aún quedaba de pie en aquella sala... por ahora.

- Ya sabes que no es fácil acabar conmigo... - sonrió divertido - y aunque llegue el Ragnarok y el mundo desaparezca siempre habrá un mañana...

El círculo infinito del la destrucción y el renacimiento, la vida y la muerte. Loki y Thor siempre habían hecho lo posible para evitar aquel destino, pero el Ragnarok siempre volvía y era imposible detenerlo. 

Hela conocía de buena mano la historia del anterior Ragnarok, de cuando Loki se había sacrificado por los nueve reinos y después había vuelto a renacer como un niño humano. Sí, aquella historia la conocía muy bien. 

Hela consiguió la atención de Loki cuando la reina habló del pequeño cataclismo que había sucedido entre dimensiones. La llegada del Ragnarok aún quedaba lejos, pero una pequeña brecha en el espacio y el tiempo había creado una bomba de relojería que no tardaría en estallar. 

-¿Tienes alguna idea de lo qué ha provocado todo este caos? - preguntó el dios de las mentiras. Una pequeña risa se esbozó en sus finos labios, era evidente que Loki estaba allí para recaudar información. La diosa de los muertos podría saber algo del cataclismo si todas las almas de los muertos terminaban en su reino. Quizás alguna nueva alma perdida tendría una buena respuesta que ofrecerle.

Pero los planes de Loki no terminaban allí, pensaba aprovechar cada momento que el efecto Omega le había brindado. Los Vengadores y el resto de héroes estaban ocupados con el choque de las dimensiones y no tendrían tiempo para darse cuenta de los planes de un antiguo enemigo, y menos cuando a éste se le daba por muerto.

Solo tenía que conseguir aliados dispuestos a trabajar para él y un ejército para empezar a mover los hilos. La diosa Hela era su botín más valioso, si conseguía hacer un trato con ella tendría el reino de Niflheim a su disposición y un ejército de muertos. Iba a ser difícil persuadirla teniendo en cuenta el odio que se profesaban desde generaciones, pero ahora ella estaba débil y solo tendría que hablarle de Odín para que...

- No esperarás de verdad que me crea que estás preocupado por mí... ¿No es un poco tarde para empezar a hacerlo... Supercolegui?

El rostro de Loki se endureció de repente y su siseante risa emudeció al mismo tiempo. El embaucador pudo escuchar una pequeña voz que aún seguía viva dentro de él y que luchaba por salir y ser escuchada.

-¿Leah?

No, no era posible ¿o si? El dios entrecerró los ojos para fijarse más en el rostro de la reina. Cabellos largos y negros, ojos brillantes y verdes, aquellos pómulos y esos carnosos labios... Hela y Leah tenían un cierto parecido físico, aquello era innegable, al fin y al cabo Leah había sido creada con el brazo de la diosa de los muertos. ¿pero cómo era posible? Leah había sido su mejor amiga de la infancia cuando Loki aún conservaba su honestidad y su buen corazón, y no había nadie más en el mundo que conociera aquella palabra. Era un juego que solo podrían entender ellos dos. Entonces, si ella era Leah... ¿Dónde se encontraba la verdadera Hela?

- Yo te envié al pasado... - susurró con algo más de frialdad en su voz. La conversación ya no era divertida para el dios de las mentiras. 

Loki cayó por fin en una posibilidad a aquella situación, por algo le llamaban el hechicero más astuto y poderoso de todo Asgard. El pequeño Loki envió a la segunda Leah al pasado para salvarla de él mismo, creando así una paradoja temporal. Leah y Hela siempre habían sido la misma persona. La Leah creada con el libro era la que había dado vida a la Leah creada a partir de su brazo... entendió también aquellos rumores acerca de que Loki era el padre de la diosa de los muertos, fue él quien la había inventado con pluma y tinta. 

Loki tuvo que agarrarse fuertemente al bastón para no perder el equilibrio, se sentía débil ante aquella revelación. Varios sentimientos y emociones que parecía haber olvidado resurgieron como fuegos artificiales en su cabeza. El Kid Loki estaba entusiasmado por volver a ver a su querida amiga, pero sus sentimientos eran mezclados con el odio y la angustia del Loki completo. Cuando pensaba que tenía ventaja sobre la diosa de los muertos las cosas se habían vuelto en su contra. Odiaba ese sentimiento de impotencia e inseguridad, él solía ser el impredecible y no soportaba los crueles giros del destino.

No obstante, el dios de las mentiras se daría cuenta muy pronto de que aquella revelación era una jugosa oportunidad para conseguir que Hela se aliara con él...

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   25th Enero 2015, 18:31

- Ya sabes que no es fácil acabar conmigo... Y, aunque llegue el Ragnarok y el mundo desaparezca, siempre habrá un mañana...

Leah no necesitaba asentir. Conocía bien la historia. Así era el mundo cíclico en el que vivían, aquél era el destino de los Aesir en aquel Universo. Muerte y renacimiento. Los nórdicos habían creído en un único y definitivo Ragnarok, el que habían escrito en sus Eddas; lo cierto es que había habido, y habría, muchos de ellos. La historia se repetía siempre, en un extraño bucle que atrapaba a los dioses con la misma crueldad que las fauces de Fenrir. Si Leah hubiera sido sólo un poco más suspicaz en su niñez, hubiera comprendido que, del mismo modo que sus vidas se sucedían una tras otra, el Dios de las Mentiras era incapaz de cambiar, por mucho que pereciera y renaciera. El pequeño Loki había sido una ilusión, una traviesa e inocente mentira hecha carne. Y se había terminado, como todos los engaños cuando eran descubiertos.
 
- ¿Tienes alguna idea de qué ha provocado todo este caos? - preguntó él, cuando el tema de conversación se desvió al Cataclismo que ambos habían contemplado.

- Magia antigua... Más antigua que todos nosotros. Ninguna otra cosa podría haber hecho temblar a Yggdrassil. - la diosa lo dijo con el mismo desapego con el que podría haber comentado el tiempo que hacía, aunque la cuestión distaba mucho de no preocuparla. Al fin y al cabo, el desastre había sido tan intenso como para agrietar su reino.

¿Qué querría Loki en realidad? La mente de Hela trataba de adelantarse a la del dios, de averiguar en qué clase de esquema la estaba haciendo entrar, para poder impedir que la metiera en un callejón sin salida. No esperaba ver aquel cambio en la calculadora expresión del Embaucador cuando trajo del olvido su antiguo mote.

Contra todo pronóstico, él aún lo recordaba.

Contra todo pronóstico, la miraba fijamente con los ojos entornados, buscando en sus rasgos, como si la viera por primera vez.

Fue como si Leah fuera consciente, como no lo había sido nunca antes, del frío que reinaba en Niflheim; bajo el atento escrutinio del dios, deseó tener algo más que su manto para protegerla. Estaba ganando el juego; Loki parecía, por una vez, confundido y fuera de lugar... y, aún así... Leah se sentía incómoda. ¿Había hecho bien en revelarle aquel conocimiento tan valioso? Su identidad era un arma de doble filo: podía herirla tanto a ella, como a él. Sin duda, el dios sabría sacarle partido si le daba la oportunidad. Hela navegaba por aguas peligrosas, y tenía que asegurarse de que no fuera su nave la que terminara hundiéndose.

- Yo te envié al pasado... - el reconocimiento, un reconocimiento lleno de dudas y de cautela, brillaba en los ojos verdes de Loki. Leah vio como palidecía y se aferraba a su cetro. Sus propias palabras acababan de darle la respuesta a una pregunta no formulada aún.

El Dios de las Mentiras sabía ocultar sus emociones, pero nunca lo haría tan bien como la propia Leah. El descubrimiento de quién estaba frente a él había resquebrajado el hielo sobre el cual caminaba, dejándolo a la deriva en un témpano que oscilaba peligrosamente bajo sus pies. Su expresión mortificada apenas duró unos instantes, pero la parte de Hela que ansiaba su venganza saboreó cada segundo. Había esperado tanto tiempo...

- Y yo juré que te odiaría por ello, mientras latiera un corazón en mi pecho. Y así ha sido, hijo de Laufey. Tu traición no ha sido olvidada. - dijo Leah. Su voz seguía siendo tan fría como el mismo Niflheim - Así que dime, Eterno Embustero... ¿sigues estando preocupado por mí?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   19th Febrero 2015, 17:30

Loki se dio cuenta de que el terreno que pisaba ahora era peligroso. La diosa se había percatado de su ligero cambio de expresión, de aquella pequeña perturbación en su rostro ante la cruel revelación. Loki no podía vacilar todavía, había mucho en juego y tenía que tratar de convencerla para que luchara de su lado. La ayuda que le podía brindar Hela para sus planes era la más valiosa de todas... y el dios estaba dispuesto a hacer lo imposible para conseguirla.

- Veo que sigues siendo una mujer rencorosa, Leah... - dijo el rey de las mentiras mientras rodeaba con sus pasos a la diosa, intentando tranquilizarse para retomar el ataque. - Pero tengo que replicarte, aquello que ocurrió hace tantos años no fue ninguna traición...

No lo iba a decir, y a ser posible evitaría explicárselo nunca. Revelar la razón por la que Leah fue enviada al pasado supondría admitir su propia debilidad ante ella.

- Vamos Hela, ¿Porqué no tratas de olvidar el pasado e intentas mirar el gran futuro que te has forjado? Eres la reina de Niflheim... ¡La diosa de los muertos! Bueno... la de todos no... 

Loki fue atacar a dónde más podría herir a la diosa de los muertos; su orgullo. El embaucador conocía mejor que nadie que las almas que más deseaba Hela iban a parar al Valhalla. Hela le había exigido más de una vez a Odín que le devolviera lo que le pertenecía, pero el padre de todos siempre se lo había negado. Es por eso que el rencor de Hela crecía cada vez que escuchaba el nombre del dios tuerto.

- ¿Quieres saber por qué estoy aquí? He venido a hacer un trato... - la mirada del dios se fijó fría e imperturbable en el rostro de Leah. - Pienso recuperar lo que he perdido; el trono de Asgard y el control sobre los nueve reinos...

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   24th Marzo 2015, 22:15

Leah tenía que admitir que, si Loki tenía alguna virtud, era la de ser capaz de adaptarse deprisa a las situaciones que le eran adversas. La sorpresa del Embaucador se disolvió lentamente, dando paso a una nueva forma de cautela. La diosa lo observó caminar a su alrededor, despacio, en un gesto que tenía mucho de depredador. Loki aún estaba confundido, y ella lo sabía, pero era incapaz de predecir lo que él haría a continuación. Seguramente, ya habría urdido una nueva estratagema. Y tendría toda la ventaja. Porque, por muy bien que Leah creyera conocer a Loki...

... él siempre la conocería mejor.

- Veo que sigues siendo una mujer rencorosa, Leah... Pero tengo que replicarte, aquello que ocurrió hace tantos años no fue ninguna traición...

La diosa despegó los labios, pero pareció pensarlo mejor, apretándolos de nuevo en una fina línea. Bastardo mentiroso. Por supuesto que había sido una traición. Y ella había cometido un error de principiante: el de creerse amiga del mayor mentiroso de los Nueve Reinos. La debió de escribir terriblemente ingenua, si había dejado que la confundiera un término tan estúpido como Supercolegui.

- Vamos Hela, ¿por qué no tratas de olvidar el pasado e intentas mirar el gran futuro que te has forjado? Eres la reina de Niflheim... ¡La diosa de los muertos! Bueno... la de todos no...

Leah entrecerró los ojos. Había entendido a la perfección a qué se refería el dios con sus palabras. El tan codiciado Valhalla, el descanso de las almas más valientes de Asgard, arrancadas cruelmente del frío abrazo de Niflheim para festejar, por toda la Eternidad, en los Salones de Odín. El Dios Tuerto no tenía ningún derecho a arrebatarle así lo que era de Hela por derecho.

- ¿Quieres saber por qué estoy aquí? He venido a hacer un trato... - la sola palabra trato, en boca de Loki, sonaba alarmante y peligrosa - Pienso recuperar lo que he perdido; el trono de Asgard y el control sobre los nueve reinos...

- ¿Y eso qué tiene que ver conmigo? - fue la fría respuesta - Tus guerras no me conciernen. Y preferiría ver el Yggdrassil arrancado de raíz antes que prestarme a uno de tus tratos. Ambos sabemos que tus juegos nunca terminan bien para mí...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   28th Marzo 2015, 14:53

- ¿Ni si quiera vas a escuchar lo que tengo que decir?

Loki empezaba a ponerse nervioso, el continuo rechazo de Hela le confundía, y las cartas en la manga se le estaban acabando. Al parecer, la mujer no dejaba de estar a la defensiva, y volver a ganar la confianza de alguien que te ha jurado odio eterno no sería fácil.

- Préstame tu fuerza como diosa de los muertos, y cuando gane la guerra y vuelva a ser rey de Asgard, tu tendrás todas y cada una de las almas valientes del Valhala...

A pesar de todos sus esfuerzos, Loki volvió a ser rechazado. ¿Cómo era aquello posible? El trato tenía que ser tentador para ella, y las almas del Valhala habían sido su mejor opción. ¿Habría algo más interesante que ofrecerle a la diosa de los muertos? 

Hela siempre había sido Leah sin que el dios de las mentiras se diera cuenta. Había estado allí desde el principio, y si recapitulaba se daría cuenta de que sus disputas habían durado más que su tiempo como Supercoleguis. ¿Qué podría hacer ahora? ¿Cuál era la debilidad de Hela? No, más bien... ¿Cuál era la debilidad de Leah?

Los ojos serpentinos de Loki destellaron de forma inteligente durante unos instantes. Era hora de cambiar de estrategia, de mirar la situación desde otra perspectiva.

- ¿Tanto... me odias? Pensé que te habría escrito de otra manera... - suspiró el dios de las mentiras con aires de derrota. - Supongo que me lo he ganado a pulso a pesar de todo. Está bien, no insistiré más... pero es una verdadera lástima.

Loki trató de confundirla, actuando de la forma más inesperada posible y evitando que la mujer pudiera prever sus siguientes movimientos. El hombre se acercó más a la diosa, invadiendo así su espacio personal, pero evitando los movimientos bruscos para no asustarla. Sus gestos fueron gráciles y delicados, y sus manos alcanzaron el largo cabello de la diosa para acariciarlo lentamente hasta acercárselo a los labios.

- Echo de menos aquellos tiempos en que sólo éramos dos niños inocentes...- susurró con un tono más calmado y atrayente. - Si hubiera sabido que Hela era Leah desde el principio, nuestra relación hubiera sido muy diferente a estas alturas...- insinuó con una sonrisa ligeramente traviesa.

- Ahora no tengo ningún sitio al que volver y estoy demasiado cansado... - el hombre se separó de Leah y se colocó detrás la mujer, dándole la espalda. Se llevó las manos a la sien para masajearsela mientras seguía explicando. - Han pasado muchas cosas en estos dos meses y no tengo ningún sitio dónde descansar tranquilo.

- Es curioso que a pesar de estar en el lugar más tétrico y lúgubre de los nueve reinos me produzca una extraña sensación de paz... - el dios se giró hacia Leah, y la mujer notó como su espalda rozaba ligeramente el pecho de Loki. El embaucador sonrió para si mismo y susurró al oído de ella, tentándola - ¿Podría pasar la noche aquí? En el caso de que no te moleste...

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   2nd Mayo 2015, 13:42

- ¿Ni siquiera vas a escuchar lo que tengo que decir?

Lo más sabio, sin duda, hubiera sido no dejarlo hablar. Pero las palabras de Loki siempre habían tenido una curiosa influencia sobre Leah. Nada extraño, teniendo en cuenta que ella misma no era sino palabras de Loki: hiladas, trenzadas y hechas carne.

- Préstame tu fuerza como diosa de los muertos, y cuando gane la guerra y vuelva a ser rey de Asgard, tú tendrás todas y cada una de las almas valientes del Valhalla...

Sin duda, conocía sus debilidades. Hela había deseado reinar sobre los héroes caídos, no sobre enfermos y traidores. Incluso había perseguido el alma de Thor, una que nunca parecía estar a su alcance, por muchas veces que se cerrara el círculo de los dioses.

Pero, aunque el Embaucador jugara bien sus cartas, Leah no iba a arriesgarse tanto. Era una oferta tentadora, pero no dejaba de ser una inversión. Loki no tenía el Valhalla en sus manos; lo había perdido, junto con el resto de su reino, y no se lo había ofrecido ni una sola vez mientras había sido el rey. Ahora sí se lo ofrecía... porque ahora la necesitaba. Y acababa de revelarle por qué. Quería el ejército de Hela, para arrojarlo sobre Asgard y recuperar el trono que su hermano había vuelto a arrebatarle.

- Aún no reinas sobre el Valhalla - se limitó a señalar Leah, con cierta dureza - Si fallas, pierdo demasiado. No voy a sacrificar un reino para tratar de ganar otro, no sin alguna garantía.

Loki tardó un poco más en responder esta vez. Parecía contrariado por la negativa, pero tras el rostro del dios se estaba forjando una nueva estrategia. O eso supuso ella.

Lo miró en silencio. Siempre la sorprendía cuánto había cambiado. El cabello oscuro del niño Loki, corto y rebelde, era ahora largo y lacio. Sus rasgos eran más marcados, especialmente los pómulos y la barbilla; pero los ojos verdes seguían siendo los mismos. Sólo que... había algo más oscuro, más peligroso en ellos; una malicia que el pequeño dios no habría sabido guardar.

Y, sin embargo, bajo el atento escrutinio de la diosa de los muertos, la expresión de Loki cambió lentamente. Leah lo miró a los ojos, sin poder evitar albergar cierta suspicacia. Parecía... ¿contrariado?

¿O... abatido...?

- ¿Tanto... me odias? Pensé que te habría escrito de otra manera... - suspiró él. El cambio de tema fue inesperado para la diosa. ¿Realmente se preguntaba por qué sentía tanta animadversión por él? ¿Después de lo que le había hecho? - Supongo que me lo he ganado a pulso a pesar de todo. Está bien, no insistiré más... pero es una verdadera lástima.

El dios se acercó a ella, despacio. Era alto, más alto de lo que ella recordaba; dejar de mirarlo a los ojos fue casi una reacción natural. La mirada de la diosa siguió el movimiento de sus manos: suave, lentamente, los dedos de Loki se hicieron con un mechón de sus cabellos, recorriéndolo en una silenciosa caricia, en un gesto que guió a los ojos de Leah de regreso a su rostro.

- Echo de menos aquellos tiempos en que sólo éramos dos niños inocentes...- murmuró él, mientras rozaba su cabello con los labios - Si hubiera sabido que Hela era Leah desde el principio, nuestra relación hubiera sido muy diferente a estas alturas...

Esbozó una sonrisa que poco tenía de dulce, pero que obligó al corazón de Leah a saltarse un latido. Hacía un instante discutían un trato; ahora, Loki hablaba del pasado, y sugería...

El cambio no podía haber sido sutil, pero había cogido a la diosa totalmente desprevenida. Ya no eran niños. El odio y el rencor que Loki avivaba en su corazón cada vez que recordaba su traición eran demasiado intensos; y Leah no estaba acostumbrada a tal intensidad. Incluso sin mentiras de por medio, tendía a confundirla.

- Ahora no tengo ningún sitio al que volver y estoy demasiado cansado... - dijo el dios, apartándose de ella.

El gesto no fue brusco, pero la diosa fue extrañamente consciente de él; de cómo se separaban, de cómo soltaba su cabello, de cómo volvía a caer en su lugar. Loki siguió hablando, detrás de ella, pero Leah no se volvió. Aún trataba de comprender qué estaba sucediendo. No había esperado una reacción física tan intensa. Nada que la hiciera sentir tan... vulnerable.

- Han pasado muchas cosas en estos dos meses y no tengo ningún sitio dónde descansar tranquilo. Es curioso que, a pesar de estar en el lugar más tétrico y lúgubre de los nueve reinos, me produzca una extraña sensación de paz...

¿Paz...? Leah estaba muy lejos de sentir paz.

Loki se había vuelto en su dirección, y estaba tras ella. Su espalda semidesnuda contactaba, en apenas un roce, con el torso del dios. La voz de él se había suavizado hasta convertirse en un susurro, que hizo que le erizara la piel cuando le habló directamente al oído.

- ¿Podría pasar la noche aquí? En el caso de que no te moleste...

Leah no respondió de inmediato. Tampoco supo cuánto tardó en hacerlo. Hubiera contado los segundos basándose en el latido de su corazón, pero su pulso ya no seguía su ritmo normal. Nada en ella seguía su ritmo normal, nada reaccionaba como era debido.

No supo si había sido ella, al estremecerse por el susurro; o él, al aproximarse para hablarle al oído. La distancia entre ambos se había estrechado y, ahora, su espalda se apoyaba ligeramente el cuerpo del dios, más allá del suave roce de hacía unos instantes. Leah no se atrevía a volverse. Necesitaba dar una respuesta coherente. Pero, ¿cuál?

- ... ¿Es otro de tus trucos...? - musitó.

Su cuerpo la traicionó; no quedaba frialdad alguna en su tono, su respiración era rápida y entrecortada, y no había sido capaz de alzar la voz. Pero tampoco era necesario. Ambos estaban demasiado cerca como para que eso importara.

Tal vez sí fuera un truco. Tal vez Loki jugara con ella, o fuera su forma de convencerla de que podían volver a ser aliados. Tal vez tendría que haber ignorado lo que una vez sintió por él, y que ahora se agitaba en lo más profundo de ella, tratando de volver a la superficie.

- ... no puedo negarte mi hospitalidad, hijo de Laufey... - prosiguió, bajando aún más la voz. El tono con el que decía sus palabras, ahora se daba cuenta, no tenía nada que ver con el contenido, pero ya era tarde para cambiarlo - Aunque, probablemente, sería lo más inteligente pedirte que te fueras...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   31st Mayo 2015, 20:03

Loki dejó la pregunta en el aire, y la diosa de los muertos se tomó su tiempo para devolverle una respuesta. El joven dios había cambiado la estrategia y había resultado dar en el blanco. La diosa estaba nerviosa ante su tacto y su presencia, podía sentir como su magia se alteraba por momentos y se volvía irregular. ¿Esa era la reacción ante unos cuantos susurros y un par de frases seductoras?
 
El dios notó el peso de Leah sobre su pecho. Primero fue un suave roce cuando trató de acercarse a ella, pero ahora aquel contacto era más evidente.
 
- ¿Trucos? No, Leah... no es ningún truco... esto es real...- el hombre ascendió sus finas manos de noble mientras acariciaba los desnudos brazos de la diosa hasta abrazarla. Notó como el vello de su cuerpo se erizaba lentamente cuando sus manos la acariciaron, y la mujer se estremeció ligeramente entre sus brazos.
 
Había olvidado algo cuando entró al reino de Niflheim. Hela era Leah, y Leah había sido escrita por Kid Loki. El niño que se había sentido atraído por la aprendiz de la diosa de los muertos, esa misma niña que había salido del brazo de su maestra, de su propio brazo. Ambas eran la misma persona y ambas eran vulnerables ante Loki.
 
Y eso era con lo que el embaucador iba a jugar.
 
- Me sentiría muy desgraciado si me negaras tu hospitalidad... - dijo de nuevo entre deliciosos susurros, sabiendo que aquello podía aumentar el nerviosismo de la diosa. - Sí... quizás fuera lo más inteligente... pero podría darte un buen motivo para que me dejaras descansar aquí esta noche...
 
Y dicho eso, los suaves labios del dios de las mentiras besaron con suavidad el cuello desnudo de Leah, mientras que sus brazos la estrecharon con aún más fuerza contra su pecho.
 
El rey acababa de moverse una casilla, y con ello pensaba dejar en jaque a la reina.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   6th Junio 2015, 14:25

Si Loki la hubiera amenazado, hubiera sabido responder.

Si Loki hubiera puesto un pacto sobre la mesa, hubiera sabido negociar.

Pero para aquella clase de oferta, Leah no tenía una estrategia definida. Ni siquiera tenía una poco definida. No había nada que pudiera hacer para acallar las reacciones de su cuerpo, y mucho menos para ocultarlas a su causante.
 
- ¿Trucos? No, Leah... no es ningún truco... esto es real...

Como si pudiera creerlo. Cuando había renacido en el cuerpo de un niño, Loki había proclamado su inocencia hasta desgañitarse. Pero la mentira era parte de la esencia del dios, no importaba cuántas veces muriera o renaciera.

La diosa cerró involuntariamente los ojos y contuvo la respiración; las manos de Loki recorrieron sus brazos y la envolvieron, atrayéndola contra su pecho.
 
- Me sentiría muy desgraciado si me negaras tu hospitalidad... - susurró, y un nuevo estremecimiento recorrió la espalda de ella al contacto con su aliento- Sí... quizás fuera lo más inteligente... pero podría darte un buen motivo para que me dejaras descansar aquí esta noche...

- Loki... - murmuró ella, pero se interrumpió con un jadeo. Los labios de él habían empezado a recorrer su cuello, lentamente, dejando su mente completamente en blanco. Una de las pálidas manos de la diosa ascendió, enterrándose en los cabellos azabache de Loki, recorriéndolos en una caricia.

Tal vez la conversación tuviera que seguir más tarde, cuando al menos hubiera recuperado el aliento. Ahora era incapaz de decirle algo coherente, y mucho menos de prestar atención a su continuo juego. Los hombres sensatos no hacían tratos cuando habían bebido, y Leah se sentía como si fuera por la tercera jarra de hidromiel.

Se volvió, en un gesto lento y fluido; la mano que tenía en sus cabellos descendió a su nuca, y la otra ascendió por su espalda, al tiempo que buscaba sus labios con los suyos. Si, como solía decirse, había veneno en la lengua de Loki, era un veneno dulce, y a Leah no le importó beberlo.

No pensaba en las consecuencias.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   8th Junio 2015, 11:47

Había sido un movimiento arriesgado, pero Loki ya no tenía ninguna estrategia que usar salvo esa. Leah se había negado a negociar, se había negado a escucharle... pero, a pesar de todo, le había dejado quedarse en Niflheim. La diosa de los muertos no podía negarse a lo evidente, ni ignorar la conexión que había entre ambos. Un destino que estuvo marcado desde su nacimiento, desde el momento en que escribió ciertas palabras en un libro mágico.

Ella estaba hecha de su imaginación, de su puño y letra. Él la había creado. Ella había sido creada para él.

La diosa susurró su nombre entre jadeos, y Loki se sintió satisfecho al escuchar la melodía correcta. No había nada más placentero para el dios que conseguir lo que se había propuesto. 

Después de aquel hilo de voz, la mujer buscó los cabellos del embaucador y los acarició, enredando sus dedos en el negro azabache. Loki no dejó de estrecharla ente sus brazos, y siguió besando su tersa piel desde cuello hasta los hombros. Sus finos y largos dedos bajaron lentamente los tirantes del manto verde de Leah para continuar besando la piel que dejaba al descubierto, pero antes de que siguiera bajando su manto, la diosa se giró buscando sus labios y se entregó a su lengua de serpiente.

El su interior, Loki sonrió cómo nunca lo había hecho. Había conseguido embotar los sentidos de Leah con susurros y caricias, y ahora ella le seguía el juego sin protestar. Un juego que empezaba siendo delicioso y que seguramente acabaría en desgracia. Pero Loki no quería adelantar acontecimientos, sólo quería saborear su victoria y desear que aquellos dulces besos no cesaran nunca.

El príncipe no había olvidado cómo tratar a una mujer, a pesar de que habían pasado siglos desde las trágicas muertes de sus anteriores esposas. Le fue muy fácil dar rienda suelta a su propio deseo.

La lengua viperina de Loki jugó con los labios de la mujer, provocándola, hasta que ella deseara besarle apasionadamente. Quería sentir su necesidad, su deseo incondicional hacia él. Juntaron sus bocas de nuevo mientras seguía estrechándola en sus brazos con fuerza, el embaucador sintió sus propios jadeos y también los de ella, acentuando así la pasión que sentían el uno del otro y liberando la tensión que había entre ellos tras la discusión.

Los finos dedos de Loki volvieron a retomar el origen de su camino, acariciando los hombros de la diosa y agarrando esta vez con firmeza el manto verde de ella. Leah sintió cómo sus ropajes caían lentamente hacia el suelo, liberándola de toda prenda que le separaba de él. El dios se apartó un momento de ella, y miró de arriba a bajo el hermoso y frágil cuerpo desnudo de su amante. Sus ojos brillaron fugazmente con un brillo verdoso cuando se fijaron en el manto caído de la diosa, ahora vacío y arrugado en el suelo de fría piedra de Niflheim.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   30th Julio 2015, 13:31

Tal vez nunca lo reconocería, pero lo había echado de menos.

Había ansiado volver a verlo, sí, durante siglos, mientras esperaba que el tiempo avanzara hasta su próximo (no, su primer) encuentro. Pero era un ansia gobernada por la venganza. Durante años, había alimentado el odio que anidaba en su corazón; acallando la nostalgia, silenciando aquél primer esbozo de sentimientos que, en su ignorancia adolescente, había albergado hacia él.

Oh, pero no los había olvidado. No estaban muertos como el resto de Niflheim. Tal vez resecos, como las ramas de un árbol en invierno.

Eso explicaría por qué había sido tan fácil prenderles fuego.

El fuego la recorría, como si el mismo Surtur, en lugar de Loki, la hubiera impregnado con su aliento. El deseo era una emoción distante para Leah, una a la que nunca había prestado demasiada atención. Tal vez había incurrido en la ira de Freya por creerse ajena a aquellas emociones, y la diosa del amor la castigaba ahora enviándoselas por centuplicado.

La lengua de Loki trazó la forma de sus labios, provocándola deliberadamente. Trató de resistirse al juego, pero sólo logró que la necesidad de besarlo se hiciera más acuciante, más intensa, hasta que la obligó a ceder.

Cuando Leah sintió la caricia de su manto al resbalar hacia el suelo, se sintió casi agradecida. Su piel enfebrecida no notaba el frío, ni siquiera cuando Loki se retiró un instante para contemplar su obra.

Ella también se tomó un momento para estudiarlo. Las pupilas del dios estaban dilatadas, su perfecto peinado se había arruinado y sus cabellos caían desordenadamente sobre su frente y hombros. Pero aún llevaba demasiada ropa, y aquello resultaba un contratiempo.

Ajena al modo en que él miraba el manto caído, Leah lo empujó contra el trono, obligándolo a sentarse exactamente en el mismo lugar del que lo había hecho levantarse. Irónico, sí, y también apropiado... aunque la diosa fuese ajena a esto último. Sus dedos recorrieron con agilidad las ropas de Loki, desabotonando, retirando y apartando en rápida sucesión, mientras sus labios descendían desde la oreja izquierda del dios hacia su clavícula, recorriendo todo su cuello con deliberada lentitud. Y, cuando gabardina y camisa quedaron descartadas, Leah se sentó a horcajadas sobre el regazo del embaucador, apoyando ambas manos en el respaldo del trono, por encima de su cabeza.

Volvió a reclamar sus labios y, mientras lo besaba, sus manos fueron resbalando por la fría superficie del sitial, descansando primero sobre los hombros de Loki, para después seguir descendiendo por su torso desnudo en una larga y lenta caricia. Leah sintió la piel del dios erizarse bajo sus dedos, como si acabara de alcanzarlo el frío de Niflheim... y sin embargo, su cuerpo estaba tan caliente como el de ella.

Sus manos continuaron descendiendo, hasta llegar a la lazada de su pantalón. Titubeó un instante, dejando que sus dedos se deslizaran por encima de la prenda, y miró a los ojos de Loki.

El Príncipe de las Mentiras había prometido que aquello no era un juego. Y, si lo era, lo estaba dejando llegar demasiado lejos.

Tomando una decisión, la diosa de la muerte volvió a besar a Loki, mordiendo con suavidad su labio inferior al tiempo que sus manos aflojaban los últimos cordones.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   4th Agosto 2015, 20:03

La fría y distante Leah se había convertido en pocos segundos en una mujer llameante y llena de deseo. Las caricias y los besos que le había ofrecido el dios de las mentiras habían nublado su juicio, y eso sorprendía al embaucador y a la vez le divertía, mostrando una sonrisa con un especial toque malicioso en los labios. Le costaba creer que estaba besando a la misma mujer que le había rechazado minutos antes. Que le abrazaba con fuerza, que le besaba con deseo y extrema necesidad. Loki la estrechó entre sus brazos, sintiendo el mismo calor ardiente bajo su pecho, como si una vela con una fuerte llama se inclinara para encender una vela apagada.

Loki podía haber detenido el juego en aquel momento, ya tenía lo que necesitaba de la reina de Niflheim. Pero él también se había dejado arrastrar por el juego y el deseo. Llevaba buscando aquel encuentro íntimo demasiado tiempo, pero su romance con la Leah adolescente se le había retirado demasiado pronto. Sus detallados planes sobre el reinado de los mundos, sus malvadas maquinaciones Asgardianas, la destrucción definitiva de su hermanastro Thor, incluso la recuperación de sus antiguos poderes... siempre había algún acontecimiento que interrumpía su vida personal, una fuerza superior a los dos que se interponía siempre entre ellos. Y cuando las cosas parecían salir bien para Kid Loki... al final todo volvía a arruinarse. Jamás se cobró aquel beso que estuvieron a punto de darse cuando eran jóvenes e inocentes. Ahora Loki estaba más que preparado para tomar lo que le pertenecía. Ahora tenía el poder para hacerla suya, y no iba a desperdiciar aquella oportunidad.

La besó de nuevo, y sintió cómo era empujado hasta quedarse sentado en el trono del reino de los muertos. Cuanta ironía en aquel gesto, más de lo que la diosa pudiera llegar a entender nunca. 

Se dejó hacer mientras reclinaba su cabeza en el trono de piedra y cerraba los ojos para sentir cada marca que Leah le dejaba en su piel. Sus labios eran suaves y carnosos, pero los quiso de vuelta cuando la mujer le despojó de su ropa Asgardiana. Levantó sus manos y la atrajo hacía él acariciando sus hermosos pechos. El cuerpo de Leah parecía una estatua de mármol blanco, de rasgos fríos pero perfectos. Dónde hubo sus alargadas y huesudas manos, ahora se encontraban los labios de Loki, acariciando con suavidad los senos de su reina mientras seguía enfrascado en sus deseos. 

¿Cuánto hacía que no sentía algo así? ¿Cuántos años habían pasado desde que había tomado para sí una mujer? Su anterior esposa Sigyn había muerto hacía cientos de años, y aunque ya había dejado de echarla de menos, si que sentía la necesidad de tener una nueva compañera femenina, alguien que le jurara su fidelidad eterna, alguien que le esperara después de un largo y oscuro día...

Loki abrazó con suavidad a Leah, y colocó sus delgadas manos en su cadera para cargar con la mujer a la vez que se levantaba del trono, y la llevó en brazos hasta los aposentos de la reina sin dejar de besarla.

El dios de las mentiras se inclinó hasta dejarla descansar entre las sábanas negras y después se colocó encima de ella, dispuesto a terminar lo que había empezado aquella noche....

- Leah... - susurro su nombre antes de volver a besarla con una dulce y envenenada pasión.

***

La diosa de los muertos se despertó con una agradable brisa en el rostro y la sensación de haber sido liberada de unas antiguas ataduras. Recordó entonces la apasionada noche anterior, y afloró por un instante en su interior aquel intenso sentimiento. Ambos dioses habían dormido abrazados plácidamente entre las negras sábanas al terminar la noche, pero Loki ya no estaba durmiendo a su lado, ni siquiera se encontraba en su habitación.

Cuando Leah buscó sus ropajes para vestirse, tampoco encontró su preciada túnica verde. Su rostro palideció y entonces lo vio; Loki Laufeyson estaba sentado en el trono de Niflheim como si realmente le perteneciera, y sus manos acariciaban suavemente el manto mágico de Leah. 

- Buenos días mi reina... ¿tus sueños han sido dulces esta noche? - sonrió el dios embaucador como nunca antes. 

Acababa de ganar la partida.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   3rd Septiembre 2015, 20:28

Los ojos de Leah se abrieron lentamente. La luz mortecina, de color gris pálido, que marcaba el amanecer en Niflheim, le dio la bienvenida.

Las sábanas aún retenían el calor de dos cuerpos. Aún adormecida, la diosa resiguió con los dedos uno de los pliegues de seda, mientras acudían a su mente los recuerdos de la noche anterior; la respiración jadeante del dios, sus labios recorriendo su cuerpo, sus manos cerrándose sobre las suyas y hundiéndolas en el colchón. Leah respiró hondo. Su piel aún estaba impregnada del olor de Loki. Pero la diosa no tardó en darse cuenta de que se encontraba sola en su lecho.

¿Dónde estaba Loki?

La reina se incorporó, reteniendo la sábana contra su pecho, mientras sus ojos recorrían la habitación. ¿Dónde había dejado su túnica? Ah... en el suelo de la Sala del Trono, donde el Embaucador se la había quitado, desnudándola frente a él. Despacio, Leah salió de la cama, sintiendo un escalofrío recorrer su cuerpo al entrar en contacto con el suelo.

Y, entonces, la sospecha cobró vida súbitamente, como una serpiente irguiéndose antes de morder.

Los pies descalzos de Leah despertaron ecos en el pasillo cuando la diosa se precipitó fuera de la habitación, irrumpiendo en la Sala del Trono. Como si hubiera estado aguardándola, Loki la recibió con una sonrisa en los labios. De nuevo, el Dios de las Mentiras ocupaba el sitial de Hela, como si éste le perteneciera... y el manto verde de la reina descansaba sobre sus rodillas.

- Buenos días, mi reina... ¿tus sueños han sido dulces esta noche? - preguntó él. Su tono dejaba entrever la satisfacción que sentía por su triunfo. Quería algo de Hela, algo que ella le había negado. Así que había buscado otra forma de conseguirlo.

La furia de Leah se encendió súbitamente, como la llama en los hornos de Surtur. Restalló en su interior, ardiendo en sus venas, mordiente como hielo líquido. Había sido engañada y traicionada de nuevo, otra vez por el mismo hombre. Y en aquella ocasión, ni siquiera había inocencia fingida en sus ojos verdes, como la había habido en la mirada del Loki niño. No, aquella vez no tenía siquiera la decencia de simular que aquello no había sido premeditado.

- ¿¡Cómo te atreves...!? - siseó Leah, dando un paso en su dirección. Sus ojos verdes brillaban con furia y la magia chisporroteaba sobre su piel, respondiendo inconscientemente a su estado de ánimo.

Si hubiera podido, la diosa hubiera arrojado sobre Loki todo su poder. Lo hubiera obligado a apartarse del trono y a hincar la rodilla del suelo, hubiera lanzado sobre él una lluvia de cristales de hielo hasta hacerlo sangrar. Pero era inútil. Aunque el regreso de las almas había devuelto a Hela la mayor parte de su antigua fuerza, ésta seguía ligada al manto que el Príncipe de las Mentiras acariciaba ahora con los dedos.

Oh, claro que debería habérselo imaginado. Una parte de ella lo había sabido todo el tiempo, sabía que Loki la engañaría de nuevo. ¿Pero así? ¿De esa forma tan rastrera? Aquello había sido demasiado osado, incluso para él.

- Dame una razón para que no arroje sobre ti a mis lobos... Dame una razón para que no ordene a mis almas que te saquen los ojos... Traidor... - las amenazas de Leah eran vanas, y lo sabía. Incluso mientras hablaba sentía que su poder no sería suficiente para vencer a Loki.

Tal vez podría lanzar unas cuantas embestidas, tal vez lograra borrar aquella estúpida sonrisa de su rostro... pero, sin su manto, no sería rival para él.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   14th Septiembre 2015, 14:19

Loki se levantó del trono con elegancia, cogiendo la túnica verde de Hela cuidadosamente con sus manos finas y alargadas. El rey embaucador todavía estaba desnudo bajo el manto de la diosa, a excepción de sus pantalones oscuros y arrapados.
 
- No es necesario que nos peleemos... - el rostro de Loki se contrarió al notar la presencia mágica de Hela, la misma muerte flotaba en el aire.  El dios sintió los invisibles y afilados cristales de hielo cernirse sobre él como una ilusión, una amenaza cercana. La diosa estaba muy furiosa, y Loki no pretendía iniciar una batalla mágica en una mañana tan preciosa.
 
- ¿Porqué no tomamos el té y charlamos tranquilamente sobre esto? - señaló Loki a una de las mesas más cercanas. Encima de la superficie de piedra habían dos tazas de porcelana blanca y una tetera que desprendía un suave olor a jazmín.
 
- Claro que... ¿no irás a desayunar sin vestir? Aunque a mí no me importa... - el brillo de sus ojos parpadeo unos instantes, repasando el cuerpo de Leah de arriba abajo con un deseo  insaciable.
 
- Yo no necesito este trapo viejo para nada... de hecho, no tengo ningún interés en convertirme en rey de Niflheim. Pero sólo así podría captar tu atención... Leah. Debiste escucharme en vez de rechazar mi proposición sin darme una sola oportunidad. ¿Quieres el manto que te otorga tus poderes? Adelante, es tuyo. Tómalo... - dijo el dios alargando la túnica verdosa en dirección a su dueña.
 
- Pero antes... oh, sí. Antes deberás hacer un trato conmigo. Tu manto, a cambio de un trato... ¿qué me dices?
 
Loki esbozó una sonrisa antes de sentarse en la mesa de piedra, con el manto de nuevo sobre sus rodillas.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   6th Diciembre 2015, 11:11

- No es necesario que nos peleemos... ¿Por qué no tomamos el té y charlamos tranquilamente sobre esto? -

¿¡El !? ¿¡Aquello era todo lo que tenía que decir!? Tal vez no tuviera que llamar a Garm ni a sus almas, tal vez sería mucho más agradable golpearlo y arañarlo ella misma.
 
- Claro que... ¿no irás a desayunar sin vestir? Aunque a mí no me importa...

El escrutinio que siguió a aquellas palabras fue bastante más efectivo a la hora de inmovilizar a Leah que la promesa de té caliente. Un atisbo de confusión se dibujó un instante tras los ojos de la diosa, y él continuó hablando.

- Yo no necesito este trapo viejo para nada... de hecho, no tengo ningún interés en convertirme en rey de Niflheim. Pero sólo así podría captar tu atención... Leah. Debiste escucharme en vez de rechazar mi proposición sin darme una sola oportunidad. ¿Quieres el manto que te otorga tus poderes? Adelante, es tuyo. Tómalo...

Loki tendió la prenda en su dirección. La reina lo miró en silencio, sin alargar el brazo para reclamarla. Faltaba el pero, la transacción, el trato. Y, si la sonrisa confiada del dios era indicativa de algo, no pasaría mucho tiempo hasta que hiciera su oferta.

- Pero antes... oh, sí. Antes deberás hacer un trato conmigo. Tu manto, a cambio de un trato... ¿qué me dices?

Si tenía que reconocerle algún mérito a Loki, supuso que tenía que ser el de la perseverancia.

- ¿Es que tengo otra opción? - preguntó Hela, con tanto veneno en la voz como si la propia Jörmungandr hubiera dado forma a sus palabras.

La diosa rodeó la mesa, despacio, colocándose frente a Loki.

- Oigamos ese trato... - prosiguió - Aunque me temo que no has escogido la palabra correcta, "padre". Hay un término en Midgard para esto. Creo que lo llaman chantaje.

Hela tomó asiento, con los ojos verdes fijos en su taimado interlocutor. Detestaba hacer cualquier tipo de pacto con él... Sin lugar a dudas, terminaría volviéndose contra ella.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   21st Diciembre 2015, 17:11

Loki saboreó triunfante la reacción de Leah. El rey blanco se había comido a la reina negra, y estaba a punto de ganar la partida. Si Leah aceptaba su trato, podría entonces preparar sus malvados y minuciosos planes contra la ciudad dorada de Asgard.

La hechicera se había quedado inmóvil ante la mirada de deseo que le dedicaba el joven dios. El príncipe no podía evitar echar un vistazo de vez en cuando al cuerpo desnudo de Leah mientras le hablaba. Una vez, cuando fue bueno Loki aprendió a amar, pero Ikol se encargó de destruir y enterrar todos aquellos sentimientos que le hacían débil. A pesar de eso, el dios no trataba de ocultar sus deseos humanos cuando veía a una mujer tan hermosa y atrayente como Leah. No era algo raro teniendo en cuenta que tuvo varias esposas cuando era viejo y poderoso.

- Oh, claro que tienes opciones. Pero podrías haber tenido más si me hubieras escuchado antes, mi querida supercolegui. – sonrió mientras tomaba un sorbo de su té caliente sin apartar la mirada de Leah. No se escuchaba el fulgor de la batalla, ni el choque del acero entre espadas, pero un duelo se estaba celebrando. Las palabras, un arma traicionera y afilada, forjada en la más antigua de las magias y que Loki dominaba con soltura.  El rey de las mentiras esperó a que su compañera se sentara frente a él, y el joven hechicero le acercó la taza de té mediante magia, con un suave y elegante giro de muñeca.

Los ojos de Loki se afinaron cuando escuchó la palabra “padre”, pues aunque la había creado con pergamino y tinta, no la veía como a una de sus hijas. A pesar de las acusaciones, el dios decidió no inmutarse y prosiguió con el acuerdo.

- He perdido el trono de Asgard, y el viejo Odín ha sellado la ciudad de oro para que nadie pueda entrar ni salir. Si quiero destruir la magia del padre de todos necesito un objeto que cayó en Midgard por accidente, un ejército sobrehumano y recursos para combatir a los Asgardianos. Fuera de Asgard soy débil, pero puedo conseguir poder poco a poco… si me brindaras tu ayuda, Hela… - sus ojos esmeralda volvieron a conectar con los de la reina de Niflheim y esbozó una suave y maliciosa sonrisa- Te devolveré el manto y seguirás gobernando el reino de los muertos que tanto amas, a cambio de sirvas a mí propósito…

El silencio reinó en la estancia mientras Loki volvía a sorber el té con sus labios finos y sedientos de poder.

- Tu lealtad, tu ejército de no-muertos y Niflheim como mi escondite provisional a cambio del manto que te otorga los poderes… ¿Qué me dices? – Y con un chasquido, el hechicero creó un contrato del color del oro y una pluma de urraca que descansaba a la derecha de éste.- Estoy siendo muy generoso, con el manto en mi poder sabes que podría hacerle cosas terribles a tu reino… y a ti…

La carta ya estaba jugada, y el príncipe de las mentiras esperó con impaciencia la respuesta de la reina derrotada.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   4th Enero 2016, 18:44

- Oh, claro que tienes opciones. Pero podrías haber tenido más si me hubieras escuchado antes, mi querida supercolegui. - Leah alzó la mano y detuvo la taza a pocos centímetros de ella - - He perdido el trono de Asgard, y el viejo Odín ha sellado la ciudad de oro para que nadie pueda entrar ni salir. Si quiero destruir la magia del padre de todos necesito un objeto que cayó en Midgard por accidente, un ejército sobrehumano y recursos para combatir a los Asgardianos. Fuera de Asgard soy débil, pero puedo conseguir poder poco a poco… si me brindaras tu ayuda, Hela…

A Loki se lo veía muy cómodo en su papel de negociador. Para ser alguien que había venido pidiendo ayuda, había jugado con las variables disponibles hasta que todo había estado a su favor. No, el dios de las mentiras no estaba dispuesto a suplicar. Y aquello tampoco era una negociación, era una farsa, y ambos lo sabían.

- Te devolveré el manto y seguirás gobernando el reino de los muertos que tanto amas, a cambio de sirvas a mí propósito… - dijo, y añadió: - Tu lealtad, tu ejército de no-muertos y Niflheim como mi escondite provisional a cambio del manto que te otorga los poderes… ¿Qué me dices? - Loki conjuró un contrato frente a Leah, pero la diosa de los muertos ni siquiera se molestó en leer - Estoy siendo muy generoso, con el manto en mi poder sabes que podría hacerle cosas terribles a tu reino… y a ti…

- Espero que sea una broma, Loki. Con este trato no tengo nada que ganar. - Hela no tocó su taza, que seguía humeando frente a ella - Tus amenazas son vanas. Me necesitas a mí, y a mi reino, para tu cruzada contra el Padre de Todos. De otro modo, no te hubieras tomado tantas molestias...

Los ojos verdes de la diosa estudiaron a su rival, como si trataran de anticiparse a su próximo movimiento.

- Devolverme lo que ya es mío no me beneficia en nada. Si quieres mi ejército, tendrás que darme algo más. - la diosa hizo un gesto, y la pluma conjurada por Loki pareció tomar vida al colocarse frente al pergamino - Llevo reinando mucho más tiempo que tú, padre. He visto muchas más guerras de las que nunca verás. Y seré testigo de cada nuevo Ragnarok que traigas sobre nosotros. Pero juguemos con tus reglas... Negociaremos, si así lo quieres.

La pluma empezó a moverse lentamente pero, en lugar de posarse sobre el lugar destinado a la firma, se colocó entre los términos del contrato.

- Éstas son mis condiciones - dijo Hela, y sus palabras empezaron a añadirse mágicamente al pergamino, justo debajo de la elegante letra de Loki - En primer lugar, no volverás a traicionarme, a mí ni a Niflheim. A cambio de eso, tendrás mi lealtad. En segundo lugar, me devolverás mi manto. A cambio de eso, te permitiré quedarte aquí, y planear tu ofensiva desde mis salones. En tercer lugar, me entregarás el Valhalla de Odín cuando lo hayas conquistado. A cambio de eso, tendrás mi ejército inmortal.

Hela exigía un pago por cada cosa que Loki pedía; era la única forma de convertir aquella estafa en un trato justo.

- Por último, y como compensación de lo que ha sucedido esta noche... - la pluma dejó de escribir por un instante, respondiendo a la pausa de la diosa - Quiero la verdad.

Leah era consciente de que esta vez era ella quien iba a hacer una petición desorbitada. Pero ya no tenía nada que perder, y Loki sí.

- Estoy harta de tus engaños, Embaucador. Pero mentir está en tu naturaleza. Eres traicionero, y no confío en ti. No te pediré la verdad absoluta; sería como pedir al Sol que dejara de brillar. Pero sí voy a exigirte que me digas una verdad por cada cosa que has pedido aquí. Eso me lo debes, por la forma en que has hecho nuestro trato. Empezó con mentiras; terminará con certeza.

Si tenían en cuenta las peticiones hechas por Loki, aquello eran tres verdades. Probablemente más de las que había dicho el dios en toda su vida.

- Si estás de acuerdo con mis términos, firmaré después de ti. Si no los aceptas, tendrás que cumplir tu amenaza y acabar con mi Reino.

La apuesta era arriesgada, y Leah lo sabía. Pero Loki no era ningún estúpido; no destruiría Niflheim mientras lo pudiera necesitar. Y la diosa de los muertos pensaba jugar aquella baza hasta el final.

Loki podía engañarla una vez. Incluso dos.

Pero tres... Tres le parecía excesivo. Aquello tenía que terminar.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Loki Laufeyson
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 12/11/2013
Edad : 30

Ficha de Personaje
Alias: Loki
Nombre real: Loki Laufeyson
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   21st Enero 2016, 13:40

Loki esbozó una sonrisa de confianza ante el silencio de la diosa. Hela le miró con ojos penetrantes con el hielo, y el embaucador apostó a que sus pensamientos eran sobre la muerte de su persona. Más o menos unas “mil formas de matar a Loki”. Sería un libro maravilloso.

- Espero que sea una broma, Loki. Con este trato no tengo nada que ganar. Tus amenazas son vanas. Me necesitas a mí, y a mi reino, para tu cruzada contra el Padre de Todos. De otro modo, no te hubieras tomado tantas molestias...

El rostro del príncipe se contrarió cuando la mujer no estuvo de acuerdo con el traro. ¿La había oído bien? Le estaba haciendo un favor. Teniendo el manto en su poder Loki podría gobernar igualmente Niflheim y hacerse con el poder de todas sus almas en pena. Pero Hela le conocía bien, y sabía que tomando el camino fácil su venganza contra el padre de todos no sería sencilla. Demasiados problemas tenía Loki en la cabeza como para ocuparse de uno más. Hela hacía bien su trabajo reinando Niflheim, y Loki no quería quitárselo, sólo usarlo a su favor. Pero aquel trato iba a costarle más de lo que pensaba en un principio.

- ¿Nada que ganar cuando lo has perdido todo? Qué forma tan curiosa de pensar… - dijo Loki saboreando de nuevo el té mientras aprovechaba que sus labios estaban ocupados para pensar en otra forma de engañarla.

- Devolverme lo que ya es mío no me beneficia en nada. Si quieres mi ejército, tendrás que darme algo más. – la pluma encantada obedeció a Hela y la diosa miró a Loki con los ojos como cuchillos afilados. - Llevo reinando mucho más tiempo que tú, padre. He visto muchas más guerras de las que nunca verás. Y seré testigo de cada nuevo Ragnarok que traigas sobre nosotros. Pero juguemos con tus reglas... Negociaremos, si así lo quieres.

El embaucador quiso protestar ante sus afirmaciones pero prefirió seguir escuchando los nuevos términos y condiciones que Hela le proponía. Sus verdes ojos miraron con avidez los movimientos de la pluma y después se clavaron en el hermoso rostro de la diosa, deseando escuchar sus nuevas palabras.

- Éstas son mis condiciones: En primer lugar, no volverás a traicionarme, a mí ni a Niflheim. A cambio de eso, tendrás mi lealtad. En segundo lugar, me devolverás mi manto. A cambio de eso, te permitiré quedarte aquí, y planear tu ofensiva desde mis salones. En tercer lugar, me entregarás el Valhalla de Odín cuando lo hayas conquistado. A cambio de eso, tendrás mi ejército inmortal.

El rostro impecable de Loki empezó a turbarse con cada nueva norma, y el dios pareció dejar de sentirse tan confiado. Un pago por cada pedido. Pura y fría lógica. Hela había aprendido bien de su padre.

- Por último, y como compensación de lo que ha sucedido esta noche... Quiero laverdad.

Loki frunció el ceño esta vez y dejó la taza de té encima de la mesa con un sonoro golpe. - ¿Quieres una compensación por lo de esta noche? – Preguntó Loki sintiéndose muy ofendido – No te he oído quejarte mientras estábamos en la cama… -susurró con voz viperina y envenenada.

- Estoy harta de tus engaños, Embaucador. Pero mentir está en tu naturaleza. Eres traicionero, y no confío en ti. No te pediré la verdad absoluta; sería como pedir al Sol que dejara de brillar. Pero sí voy a exigirte que me digas una verdad por cada cosa que has pedido aquí. Eso me lo debes, por la forma en que has hecho nuestro trato. Empezó con mentiras; terminará con certeza.

- No me parece justo, Hela… no voy a traicionarte mientras me permanezcas fiel. Y te daré el Valhala y un trato especial cuando sea dueño y señor de Asgard… Entonces, ¿Porqué necesitas una compensación más? El trato ya está bastante equilibrado… - comentó Loki recomponiéndose después de haber perdido los nervios. Loki todavía se sentía ofendido, y Leah exigía una verdad por cada una de las cláusulas. Tres verdades tendrían que salir de la boca del mentiroso. Preguntas bien formuladas podrían hacer que el dios del engaño cayera en desgracia, y algo así no se lo podía permitir.

- Si estás de acuerdo con mis términos, firmaré después de ti. Si no los aceptas, tendrás que cumplir tu amenaza y acabar con mi Reino.

Loki había tenido a la diosa comiendo de su mano hasta ahora. Podría usar el manto y acabar con todo, pero el dios no era tan estúpido. Tener en su servicio a Hela, a su reino y a su ejército era mucho más sabio y sensato. No lo echaría a perder por un par de preguntas.

- Está bien, seré generoso contigo esta vez, para que veas que no te deseo ningún mal… -sonrió el príncipe con malicia – pero con una condición más. – la mirada de Loki fue seria y penetrante – Me harás tres preguntas y yo te diré tres verdades… pero podré negarme al menos una vez a contestarte. Y cuando me niegue, deberás formular otra pregunta distinta.

Y la pluma dorada siguió trabajando, redactando esa última frase bajo las normas de Hela. El dios se levantó y caminó hasta dónde estaba sentada su desnuda amiga, y su cuerpo se inclinó en dirección a la mesa para firmar el contrato, rozando a la diosa de nuevo con su torso desnudo.

- Se te va a enfriar el té… - dijo con un jugoso susurro mientras volvía a sentarse frente a ella, con el manto de la diosa sobre sus piernas, esperando a que Hela firmara el contrato.

_________________
Loki niño --> #8db600
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Leah
Lygiherr
Lygiherr
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2013
Localización : Niflheim

Ficha de Personaje
Alias: Hela
Nombre real: Leah
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   8th Marzo 2016, 20:02

El Dios de las Mentiras no recibía aquel nombre en vano. Hela le pedía la verdad; era normal que su fachada de calma se resquebrajara. ¿Acaso no se sentiría ella así, si alguien le pedía la vida?

- ¿Quieres una compensación por lo de esta noche? No te he oído quejarte mientras estábamos en la cama…

No, no se había quejado. En lugar de eso, su voz se había derramado en jadeos y gemidos de placer. Pero nada la humillaba más que recordarlo.

- No me parece justo, Hela… no voy a traicionarte mientras me permanezcas fiel. Y te daré el Valhala y un trato especial cuando sea dueño y señor de Asgard… Entonces, ¿por qué necesitas una compensación más? El trato ya está bastante equilibrado…

- No se pacta con Loki el Embaucador sin antes cubrirse las espaldas... - susurró Leah; una verdad que había aprendido a la fuerza, y que los siglos no habían hecho más que confirmar.

- Está bien, seré generoso contigo esta vez, para que veas que no te deseo ningún mal… -la sonrisa del dios no podía augurar nada bueno y, ya fuera por aquello o por la ausencia de su manto, Hela se estremeció imperceptiblemente – pero con una condición más. Me harás tres preguntas y yo te diré tres verdades… pero podré negarme al menos una vez a contestarte. Y cuando me niegue, deberás formular otra pregunta distinta.

- Así sea - concedió Leah.

Loki se aproximó para firmar, rozándola con su torso desnudo al hacerlo, y ella supo con certeza que el gesto había sido deliberado. No, nada aquella noche había sido casual; desde la primera palabra hasta la última caricia habían sido previstas por el Príncipe Mentiroso.  

- Se te va a enfriar el té… - Loki tomó asiento de nuevo y, en silencio, Leah hizo levitar la pluma hasta que descansó sobre su palma abierta.

- No es necesario que te preocupes por mí - musitó la diosa, con una buena dosis de sarcasmo en sus palabras.

Hache. E. Ele. A.

Las letras se dibujaron sobre el papel, una tras otra. Cuando hubo firmado, la diosa dejó a un lado el pergamino y la pluma, alzando de nuevo sus ojos verdes para clavarlos en Loki. Encontraría la manera de obtener aquellas tres verdades de él, y su pequeña cláusula no lo protegería por siempre. Al fin y al cabo, su escudo sólo lo defendería una vez.

- Y ahora, mi manto... - terminó la mujer, tendiendo la mano hacia él.  

Ninguno de los dos dioses fue consciente de cómo las letras recién escritas en el pergamino se reordenaban, como animadas por una fuerza invisible.

Ele. E. A. Hache.

Leah.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]   

Volver arriba Ir abajo
 
Jaque a la Reina (Loki, Leah) [+18]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Hela/Leah de Hel
» [Prologo Snake Cross & Loki] El comienzo~
» Puente la Reina
» La Reina Banshee- Lady Sylvanas
» Loki: Agente de Asgard

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: Otras Dimensiones :: Niflheim-
Cambiar a: