Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1029
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   10th Diciembre 2014, 17:03

Dicen que hay silencios que matan. El de Eclipse acaba de cargarse toda una población con niños, ancianos y viejas en su porche. Pocas veces he visto a alguien quedarse tan callado y con el semblante así, y ninguna ha sido por una razón que se pueda considerar "buena".
Dejo que Drago salga de la habitación, y ninguno de nosotros se lo impide; Blanca me mira con esa típica mirada preguntona; Bella sigue sin habla por la imagen que nos ha enseñado el espejo; el rey Cole se debate entre seguirlo o quedarse a debatir el por qué de su marcha y silencio. De entre los presentes, creo que dos o tres de nosotros sabe más o menos lo que le pasa, y solo yo lo sé con claridad.

- Hagamos una pausa de la visita. Alcalde, voy a llevarlo un segundo a la terraza si no le importa.
- En absoluto. Espero se sienta cómodo.
- ¿Voy contingo?
- No, tranquila Blanca. Deja que tenga un momento a solas.

Asiento y me aprieta el brazo. Le sonrío y salgo tras la pista de Drago. Me lo encuentro en el pasillo, taciturno como él solo. Saco el paquete de cigarrillos y se lo tiendo, por si quiere uno o lo necesita.

- Haremos una pequeña parada. Sígueme.

Me dirijo hacia el ascensor. El edificio es demasiado grande y demasiado alto como para coger las escaleras. Acabaríamos con la lengua fuera antes de llegar a la mitad. Yo por mi parte no me llevo ningún pitillo a la boca. Dentro de ésta comunidad, de éste edificio es de los pocos lugares sin contar la mansión Feroz donde no necesito embotarme los sentidos. Aquí conozco cada olor y lo palpo con tranquila familiaridad. Fuera, es un infierno caótico para mí.
El ascensor llega al último piso: el ático. Al abrirse las puertas no encontramos ningún pasillo ni una puerta. La habitación es grande, espaciosa y sobretodo, lujosa. Se nota que aquí vive un pez gordo porque la música clásica no deja de sonar y todo tiene pinta de costar un ojo de la cara. Hay un piano a mano derecha, unas escalerillas que suben para salir a la terraza y una mesa de cristal a mano izquierda donde hace poco alguien ha barrido el polvo.
Le hago señas a Drago para que me siga, y me encamino hacia la terraza del señor alcalde, donde nos encontramos con una amplia piscina y las vistas de toda la ciudad de Nueva York. Las luces de la piscina hacen que brille como si fuera cristal. El reflejo del agua se calca sobre nosotros a medida que pasamos por su lado, hasta que me siento en una de esas hamacas tan cómodas. Si Eclipse quiere sentarse o no, es cosa suya.

- Tengo que darte las gracias: pocas veces puedo subir aquí y disfrutar un momento de tranquilidad en éstas hamacas tan cómodas.

Me estiro, relajo y me callo. Dejaré que sea él el que quiera hablar si es que quiere hablar. Si no, que descanse. Que haga lo que mejor le convenga.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1176
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   10th Diciembre 2014, 20:09

Eclipse observó la habitación en la que se encontraban, ligeramente impresionado. Su atención se vio capturada de inmediato por el piano y, tras acercarse, comenzó a tocar los primeros acordes del Liebestraum de Liszt.

- Nadie me ha escuchado nunca tocar, ¿sabes? -comentó, como quien dice algo que no tiene importancia-. Soy profesor de música en la escuela de Xavier y nadie me ha escuchado nunca tocar. No lo permito. La música... es una ventana abierta para descubrir el alma, y yo siempre mantengo cerradas todas mis puertas. Cualquier otra cosa implicaría... vulnerabilidad. Debilidad. Y es entonces cuando la gente inocente empieza a morir. Sólo el Profesor ha sido capaz de oírme tocar. Es telépata y pudo escuchar la música que suena en mi mente. Las composiciones que hago cuando estoy a solas...

Se apartó del piano y miró a su compañero con una mueca ácida.

- Ni siquiera sé por qué te digo esto a ti, de entre todas las personas del universo. Quizás sea porque tengo la absoluta certeza de que no te importa un carajo. Cualquier otro, quizá uno de mis alumnos, o uno de esos santurrones de la mansión se echaría las manos a la cabeza y empezaría a soltar chorradas acerca del calor humano, y la necesidad de formar parte de un grupo, tener amigos, estar en sociedad... todas esas gilipolleces -se metió las manos en los bolsillos de los pantalones y perdió la mirada en algún punto indefinido más allá de la escalera-. Pero no tú. Tú te ríes de todas esas cosas. Lo dejaste claro cuando estábamos en ese edificio en construcción. Bien por ti. Estoy cansado de escuchar chorradas.

Lobo le indicó entonces que le siguiera por las escaleras y lo hizo en silencio. Una vez arriba, se acercó al borde de la terraza y se quedó allí, con expresión pensativa, contemplando las increíbles vistas de la ciudad.

- La mayoría de la gente no es consciente de las maravillas que se les brindan a través de sus ojos. Sólo si les arrebataran el preciado don de la visión comprenderían el inmenso regalo que les ha sido dado por Dios.

Se volvió hacia Lobo y se detuvo un instante, pensando, quizás, que le debía alguna clase de explicación. Siempre procuraba no mostrar su verdadera forma ante los puros de corazón, pues no merecían tal castigo. Pero algo le decía que Lobo no era precisamente un corderito...

Sacó la mano diestra del bolsillo del pantalón y retiró la ilusión de normalidad que la recubría, permitiendo a su compañero ver la horrible y retorcida garra negra rezumante de oscuridad que se ocultaba detrás. Un peligroso brillo destelló tras sus ojos al retomar la palabra.

- Ésto es lo que soy. Mi forma real. Lo que ves ante ti no es más que una máscara que uso para no sembrar el terror en los corazones inocentes. Mi aspecto real, el que se oculta debajo, lo reservo para los criminales y los impuros. Ésa, y no otra, es la verdad.

Su tono no daba margen alguno a discusión. En lo que a él respectaba parecía completamente convencido y no parecía que quisiera hablar más sobre ello.

Con suma calma se sentó en otra de las tumbonas y se reclinó para contemplar las estrellas distantes.

- Gracias a vosotros, por haber confiado en nosotros e invitarnos a entrar en la seguridad de vuestro refugio -contestó después con una suave sonrisa. Si Lobo se fijaba podría ver que su mano había vuelto a recuperar su apariencia normal-. Los momentos de tranquilidad son raros y preciosos, y las vistas que tenéis aquí son verdaderamente espectaculares...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1029
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   10th Diciembre 2014, 23:27

Si me da asco o me asusta lo que veo cuando se quita esa ilusión de encima, no lo demuestro. Tampoco tengo que demostrar nada que no sienta. Lo miro como cuando me encuentro delante de la puerta y veo que está cerrada. He visto muchas cosas en mi vida como para asustarme por algo así. Si dice que asusta a los maleantes, eso que jamás ha visto un troll en todo su esplendor. He visto caballeros bien armados y con buena voluntad mearse en las armaduras al aparecer uno de esos tíos feos de debajo un puente o del interior de un pantano. Eso que me enseña no se puede ni comparar.

Poco a poco, voy captando al verdadero Drago.

- Espera aquí un minuto. Voy a buscar mis herramientas de trabajo. - Me levanto y voy directo a la nevera del alcalde. Al volver, tengo en mi mano una botella de su mejor vino y unas copas en la otra. - De parte del alcalde. No tenía ni whisky ni cerveza, pero supongo que con ésto irá igual de bien. - Dejo las dos copas en una mesita que tenemos justo delante y descorcho la botella con la boca. Un pequeño truco que consiste en inspirar bien fuerte, cortesía de mi padre. Vierto el contenido en las copas y espero que no sea de los que se niegan a beber algo que no salga de su propia botella. Me vuelvo a sentar y le doy una oportunidad al vino. - No está mal. Demasiado suave, pero no está mal. - Lobo, ¿dónde te metes? - Mira, tú lo has dicho, no soy de los que te dirían que "al mal tiempo, buena cara" o frases terapéuticas que intentan hacerte sentir mejor con palmaditas en la espalda. Lo que hay es lo que hay. Ese es mi lema... -Lobo, viejo perro, ¿dónde te estás metiendo? - En los bosques de las Tierras Natales, yo era temido. Más que aquí. El Lobo Feroz: terrible bestia que vaga por los bosques, que devorará a tus hijos si no se van pronto a dormir. Cosas así que te dan ganas de reír. En la vida me he comido al chaval de nadie. Yo soy un cazador ante todo. Soy un animal con instinto de supervivencia. Mi territorio es mi territorio, y quien entra en él tiene que pagar las consecuencias... Por eso, cuando dejamos una pequeña brecha y dejamos entrar a alguien, porque queremos o por un descuido lo vemos como debilidad. ¿Pues sabes? A veces la debilidad nos puede salvar. Puede que quieras enseñar al mundo que eres un monstruo sin corazón, pero llega el momento en que quieres que alguien no te vea así. En ese momento sabes cuánto te va a costar, y lo mucho que te va a ayudar. Solo te digo eso. - Claramente hablaba de Blanca, y lo mucho que me costó que me viera como quería que me viera. Pero ahora, no me arrepiento de haber abierto esa brecha en mi vida. - Te voy a decir algo más: el espejo nunca miente. Siempre muestra lo que hay. - Le señalo con el dedo que sostengo la copa. - Tú, amigo mío, no eres ciego, ni mucho menos tuerto. Simplemente, eres tonto. - Sonrío y brindo su copa.

¿Quiere paz, tranquilidad? Que la disfrute, porque en cuanto volvamos a bajar, se terminó lo que se daba.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1176
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   13th Diciembre 2014, 01:42

Lo cierto era que no se esperaba aquello. No se lo esperaba en absoluto. No viniendo de un tipo como Lobo. Había pensado que se limitaría a encogerse de hombros y continuarían con la visita, y realmente había sido su intención inicial. Drago no era de los que compartían sus problemas con nadie. No buscaba comprensión ni consuelo. Era demasiado orgulloso como para soportar que alguien le compadeciera, y había temas de los que prefería no hablar, recuerdos en los que no deseaba profundizar. Pero a pesar de lo rudo de su aspecto, Lobo se había comportado con mucho más tacto de lo que lo habrían hecho la mayoría de sus compañeros de la mansión en la misma situación.

- Normalmente no bebo cuando estoy trabajando, pero... ¡qué diablos! La verdad es que ahora mismo me apetece un trago.

Tenía que tener mucho cuidado cuando bebía, porque sólo podía mantener su forma mutante si se encontraba en estado de activación y alerta constante. Si se relajaba demasiado (y el alcohol tendía a provocar ese efecto), corría el riesgo de pasar a forma humana, y eso implicaba quedarse ciego. Por eso rara vez se emborrachaba, y únicamente cuando estaba a solas en su casa. Pero no pasaría nada por una copa. Estaba habituado al alcohol y haría falta algo más que eso para que empezara a afectarle. Y además, era poco probable que algo fuera a ocurrir allí, en el corazón de Villa Fábula. Y aunque era desconfiado, no tenía ningún motivo para sospechar de sus nuevos aliados. Si quisieran hacerle daño habían tenido ya un sinfín de oportunidades para hacerlo.

- No está mal -asintió, aunque se mostró de acuerdo con Lobo en lo de que era demasiado suave-. Algún día tengo que invitarte a un restaurante bosnio que hay cerca de mi casa. Hacen un burek de cordero para chuparse los dedos, y además podrías probar nuestra bebida típica, el Rakija, una especie de aguardiente hecho a base de ciruelas.

>> "Lo que hay es lo que hay" -repitió para sí, observando el contenido de su copa mientras se reclinaba en la tumbona-. Me gusta ese lema. Es curioso -continuó, amagando una sonrisa-; antes, cuando nos encontramos en el edificio, pensé que eras un auténtico gilipollas, pero me estás empezando a caer bien.

Al final iba a parecerse a Logan en algo más que en el mote. ¿Qué tendrían todos los que tenían la palabra "lobo" escrita en el nombre con eso de aparentar ser tipos duros que en el fondo no eran tan malos?

Escuchó pensativo lo que le contaba de su propia historia y volvió a sonreír enigmáticamente al oír la frase final. Era común entre la gente decir que alguien estaba ciego como una manera metafórica de señalar que no veía algo que tenía delante de sus narices. Lobo nunca llegaría a saber lo mucho que se había acercado a la realidad.

- En ese caso, amigo mío, hay algo en lo que nos parecemos: yo también soy un cazador, o lo fui hace algún tiempo. En lo que no nos parecemos es en el hecho de que yo sí que he hecho cosas terribles en el pasado. Mucha gente ha muerto por mi culpa. Muchos de ellos lo merecían, y sin duda el mundo estará mejor sin ellos, pero también hubo víctimas inocentes... muertes colaterales -negó con la cabeza y volvió a perder la mirada en el contenido de su vaso-. Hubo alguien una vez que consiguió acercarse lo suficiente como para abrir una brecha -admitió-. Pero la aparté de mí. Era lo mejor para los dos. Cualquier otra cosa habría sido irresponsable. ¿No temes por Blanca? -inquirió de repente, mirándole a los ojos-. ¿No temes que algún día un enemigo tuyo vaya a por ella? ¿Que tu mierda la salpique de alguna forma? Nuestras vidas son demasiado complicadas como para poder permitirnos esas cosas. Un momento de debilidad... una distracción... y se acabó.

Su tono era perfectamente normal, como quien disfruta de un momento de relax y una conversación agrable con un compañero, sin darle más importancia. Como decía, Eclipse no era de los que acostumbran a abrir su corazón ante nadie, y menos aún ante personas a las que acababa prácticamente de conocer, y sólo tocaba el tema de Nadine porque Lobo se había sincerado en ese aspecto. Además, habían pasado ocho años y ya lo tenía superado, pero seguramente Lobo se percataría de que había evitado volver a tocar el tema del espejo. Estaba claro que no quería hablar más de eso, y cualquier intento por mover la conversación hacia un terreno más personal sería activamente rechazado.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1029
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   17th Diciembre 2014, 00:16

- Hm. Suele pasar. - No les puedo caer bien a todos, y por lo general siempre caigo mal. ¿Me importa? Lo más mínimo. Soy como soy, hago las cosas como las hago. ¿Para qué cambiar? Sería tan solo fachada.

Saca el tema de que ha hecho cosas terribles. Lo dice como si yo hubiera sido un santo, pero tal y como lo va soltando, me doy cuenta desde qué punto de vista lo dice. Sonrío ladino, porque me hace gracia. Esa forma de catalogar lo bueno y lo malo. Lo que se puede y lo que no se puede hacer. Doy otro sorbo y me parece que el vino va perdiendo fuerza según me termino el vaso. Lástima, porque le estaba pillando el truco.
Habla de alguien que le importaba. Si no erro sería una chica. Siempre es una chica. Si, es una chica. No hay duda. Pero la forma con la que la nombra... Pongo cara de póquer, pero en verdad acaba de encenderme por dentro. Me rechinan los dientes. No me ha gustado un pelo lo que ha dicho.

- Si. Definitivamente eres tonto. - No se lo digo con la misma confianza de antes. Ésta vez, va en serio. - ¿Una irresponsabilidad? ¿Y quién eres tú para decidir lo que era mejor? Mira, no te voy a decir que la cagaste, y que si yo hubiera sido esa mujer te habría arrancado la cabeza. Si alguien quiere estar contigo, quieras o no, deberías respetarla lo suficiente como para no tomar medidas por ti mismo. ¿Y si temo por Blanca? Cada día. Pero eso no implica que tenga que apartarla y dejarla en un zulo para asegurarme de que está bien. Dos veces ha estado a punto de morir y las dos veces ha sido capaz de sobreponerse. Por mí, por la comunidad que la apoya. Por sus propios medios. "Lo que hay es lo que hay". - Termino de beberme el vaso y lo tiro a un lado. Se rompe, pero no me importa. Me ha puesto de los nervios. Tanto melodrama... Me dirijo hacia las escaleras pero me detengo antes de pisarlas. - Es algo que detesto de los mundanos. Cómo catalogáis las cosas. Que tú has hecho cosas terribles a gente inocente y que yo no he hecho cosas terribles, no te fastidia... - me lo encaro de frente, hecho una fría rabia. Sé que parte de mi glamour se ha ido, y que puede verme con los ojos amarillos, dientes afilados y la barba crecida. - Te mearías en los pantalones si supieras lo que yo he llegado a hacer y a quién se lo he hecho. Pero yo no lloro, ni me fustigo por algo que he hecho. Si lo hice fue por algo. En éste mundo, o cazas, o te cazan. Y si eres el cazador alfa, entonces tú haces las normas. - Me tranquilizo, que vuelva me glamour. Saco un cigarrillo y lo enciendo, echando el humo y la rabia por la boca. - No vuelvas a soltar una gilipollez así. - Otra calada, porque la necesito. - Vamos, terminemos con ésto.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1176
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   17th Diciembre 2014, 00:59

Por extraño que pudiera parecer, lo cierto era que nunca se había parado a mirarlo desde ese punto de vista. ¿Había querido Nadine estar con él? Creía que sí, por eso se había marchado. Por tanto, era cierto: había tomado la decisión por ella. ¿Tendría que haberle dado la oportunidad de escoger libremente? Posiblemente. Pero Lobo no podía entender sus miedos, su poder... el hecho de que absorbía la luz para alimentar su oscuridad... Nadine era un alma pura e inocente, ¿y si absorbía su luz? ¿Y si la corrompía? Jamás se hubiera perdonado algo así. Pero quizás... quizás debería haberlo hablado con ella, haber permitido que fuera ella la que tomara la decisión de arriesgarse o no... A fin de cuentas, ni siquiera tenía una prueba de que realmente pudiera hacer algo así. Procuró tomar nota mental de lo que el otro le había dicho. La próxima vez que alguien tratase de entrar en su vida... le permitiría la opción de elegir en lugar de tomar él mismo las decisiones y después castigarse por ello. Podría salir bien o salir mal, pero al menos no tendría que pasarse el resto de su vida pensando en lo que habría podido ser.

Mientras él meditaba sobre este punto, Lobo se iba encendiendo cada vez más. Rompió el vaso y se encaró con él, ardiendo de rabia. Drago estaba un poco confundido. Tenía la suficiente empatía para entender lo que le había molestado, pero su falta de experiencia en el campo de las relaciones sociales hacía que no entendiera muy bien por qué reaccionaba tanto.

Por su parte, se mantuvo calmado. Si su acompañante llegaba a perder por completo el control, (cosa que dudaba) podría volverse invisible. Sí, podía detectarle por el olor, pero a juzgar por lo que había visto en el edificio en construcción no creía que pudiera situarle en un punto exacto con total precisión. Siempre podía modificar levemente su posición, de tal manera que siguiera estando en el lugar hacia donde le indicaba su olfato, pero sin que realmente se encontrara ahí, o hacer borrosos sus contornos de manera que le resultara difícil acertarle... Y si la cosa llegaba a ponerse realmente mal, podía recurrir a sus rayos de energía, aunque realmente esperaba no tener que llegar hasta ese punto.

Por fortuna, no fue necesario, y Lobo se calmó con la misma rapidez con la que se había alterado, aunque saltaba a la vista que aún estaba de mal humor.

- Tienes razón -admitió con tono humilde-. Admito que no lo había visto desde ese punto de vista. Estoy tan... convencido de la oscuridad que hay en mi que me pudo el deseo de protegerla. Pero tienes razón, debí haberlo hablado con ella primero. Pero yo antes no era como me ves ahora. La conocí justo cuando acababa de descubrir mi poder, y como no sabía de la existencia de los mutantes, pensé que era algo así como una especie de ángel de oscuridad. Mientras creí eso, fui arrogante. Me erigí en juez y ejecutor. Decidía lo que estaba mal y lo que estaba bien, porque así es como lo hacen los ángeles. Los ángeles no consultan ni piden opinión, simplemente ejecutan el mandato de Dios. Ahora sé que estaba equivocado. Que nunca he sido un ángel. Quizá ahora me comportaría de manera diferente, no lo sé. Pero algo sí te digo: reflexionaré sobre tus palabras y procuraré tenerlas en cuenta de ahora en adelante. ¿Te sirve eso a modo de disculpa?

Por fin estaba empezando a caerle bien aquél tipo y no le gustaría estropearlo por algo así.

- Y desde luego no pretendía ofenderte. Verás, no te conozco, no sé lo que has hecho y lo que no. Sólo lo dije por lo que afirmaste antes acerca de que nunca te habías comido a nadie. Por el modo en que lo dijiste saqué la conclusión errónea de que siempre habías hecho lo correcto. Me disculpo también por eso.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1029
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   21st Diciembre 2014, 15:52

Drago se disculpa. Bueno, algo es algo. Veo que no está tan perdido ni es tan cabezota como pensaba, y eso me alegra en parte: no quiero que mi contacto con la alianza mutante sea alguien que no atiende a razones. Por el momento tenía mis dudas, pero diría que se van disipando.

- Si, me sirve. - Le sigo escuchando, y sonrío divertido. No, más bien incrédulo, como si acabara de decir que dos más dos no son cuatro. - Piénsalo bien. Soy un lobo que ha vivido durante muchos años. El cazador alfa desde que tengo memoria. ¿De verdad crees que no me he comido a nadie? ¿Crees que meditaba y me alimentaba del aire o del rocío? No chico. He dicho que jamás me comí al chaval de nadie, no que no me comiera a nadie. Son dos cosas distintas. Además... no hace falta comer para que te consideren un salvaje asesino. - El jefe de la manada tiene que hacer lo que tiene que hacer. Sin más. Con eso basta, y los remordimientos no son excusa. - Dejémoslo. Venga, sigamos con la visita.

Dejamos atrás la botella y los vasos, y nos encaminamos de vuelta al ascensor. Ésta vez iremos solo nosotros dos. Blanca tiene otros asuntos que resolver con la comunidad de Villa Fábula, y el Rey Cole tan solo nos retrasaría aun más, contando alguna historia interesante sobre un rey y su caballo, a saber...
El ascensor se detiene en el piso número 13. Tan solo pongo un pie fuera para que no se cierren las puertas.

- Éste es el piso 13, donde están encerradas las brujas que decidieron dejar las Tierras Natales. No salen de aquí y las mantenemos vigiladas por un buen motivo: no querrías que una de ellas pululara por Nueva York pensando en cocinar algún niño. Todas y cada una de ellas firmaron el tratado de amnistía, como la mayoría de nosotros con el cual se perdonaban los delitos cometidos en las Tierras Natales. Aun así, y por el bien de todos incluso el de ellas permanecen en éste piso. No voy a dejarte pasar porque podrían sentirte, y es mejor no tratar con brujas a menos que sea necesario, te lo aseguro.

Nunca me ha gustado la hechicería, y nunca me gustará. Lo tengo claro. Es antinatural. Vuelvo dentro del ascensor y seguimos con la visita. La siguiente parada es el pozo.

Bajamos del ascensor y lo conduzco hasta donde tenemos el pozo mágico. Estamos en una sala oscura y enorme, llena de columnas. Al llegar ante el pozo me paro y se lo muestro con la mano.

- Éste es nuestro cementerio particular. Cuando una fábula es demasiado poderosa como para dejar su cuerpo en el mundo mundano, o como castigo por sus faltas, arrojamos sus cuerpos por éste pozo del cual nunca salen. Es, por así decirlo, "un pozo sin fondo". Mejor no te asomes mucho porque si te resbalas se acabó para ti.

Espero a que termine de mirarlo bien para conducirlo a la siguiente parada: la salida. No hay mucho más para ver en éste edificio. Todo lo que quedan son las habitaciones privadas y no creo que le interese meterse en territorio privado así porque si.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1176
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   24th Diciembre 2014, 01:34

Drago siguió a Lobo por el resto del edificio cumpliendo al pie de la letra sus indicaciones. Su casa, sus normas. Eso el mutante lo tenía claro, al igual que tenía claro que cualquiera que entrara en la mansión de Xavier tendría que mostrar la misma cortesía o arriesgarse a terminar en la calle con una patada en el trasero.

La mención de las brujas simplemente le intrigó un poco, pero no más de lo que le había intrigado todo aquél asunto desde el principio. Drago era un mutante, y había visto a compañeros suyos manejando el fuego, el hielo o incluso rayos y relámpagos, pero tenía muy claro que no se trataba de magia, sino de evolución genética, algo que podía ser explicado a través de la ciencia. Sin embargo, la magia era algo que escapaba por completo a su control. Nunca había visto a un mago y le resultaba difícil creer en ese tipo de cosas, pero después de lo que Lobo le había mostrado albergaba pocas dudas. No obstante, no tenía el menor deseo de comprobar la veracidad de sus palabras, por lo que permaneció en el interior del ascensor cuando éste así lo indicó.

La idea del pozo le resultó más... particular. Cualquiera habría podido pensar que el mero concepto era cruel. ¿Dejar que las fábulas se pudrieran por toda la eternidad allí abajo, sin volver a ver jamás la luz del sol? Seguramente el Profesor se habría escandalizado al oírlo. Pero, hey, ¿quién era él para juzgar? Drago siempre había pensado que había personas que no merecían estar en el mundo, y que erradicándolas se hacía una favor a la humanidad. Respetaba y cumplía los principios morales de la Patrulla por lealtad y agradecimiento a Xavier, pero no sería él quien juzgara los procedimientos que las fábulas utilizaran para castigar a sus criminales. ¿Acaso no existía la pena de muerte aún en Estados Unidos?


Era un concepto peliagudo, aún así, porque nadie, ni siquiera las fábulas, era infalible, y todo el mundo estaba sujeto a equivocación. ¿Y si juzgaban a alguien por error? ¿Y si castigaban a un inocente? ¿No era acaso un deber humano permitir la posibilidad de redención? Si Xavier se hubiese guiado por ese mismo principio, quizás él habría acabado en el interior de ese foso como castigo a sus crímenes. Pero en lugar de hacer eso, el Profesor le había dado una oportunidad para cambiar y utilizar sus poderes para ayudar a los demás en lugar de para destruir. ¿No era ese un derecho que merecía recibir cualquier persona? Complicado, muy complicado.

Pero, una vez más, su casa, sus normas. Aquella gente ni siquiera venían de su mismo universo, y no iba él a cambiar costumbres antiquísimas de un día para otro siendo que seguramente a las fábulas no les importaba lo más mínimo la moral de sus nuevos aliados.

Bueno, omitiría aquella parte de la visita cuando tuviera que darle el parte al Profesor. Ojos que no ven, corazón que no siente.

- Ha sido una visita interesante y de lo más instructiva -dijo cuando llegaron a la salida-. Podemos devolvérosla en cualquier momento si deseáis que os enseñemos las infraestructuras de la mansión. Sólo tenéis que designar un día y podemos organizar la visita. Y supongo que sólo quedará establecer reuniones periódicas para mantenernos al día de los asuntos que conciernan a nuestras respectivas comunidades...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lobo Feroz
Villa Fábula
Villa Fábula
avatar

Mensajes : 1029
Fecha de inscripción : 24/05/2014

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   24th Diciembre 2014, 18:18

- Si, lo típico: reuniones, mensajes, acuerdos, avisos... Todo eso estoy seguro que lo trataréis con Blanca directamente. Ella es quien se encarga de la burocracia en El Bosque. En cuanto a mí me veréis cuando se tenga que tratar un asunto cara a cara, o sea algo peligroso. Como has visto no somos una organización como la vuestra, donde cada uno de los vuestros tiene ciertos dones con los que defenderse de forma individual. - Agaché la cabeza y me acerqué a Drago. - Siendo sincero, no estaba de acuerdo con éste trato por ese motivo. Hemos tenido problemas anteriormente y muchas veces desde dentro. Hasta hace poco su protección era una especie de deber pero ahora ya es personal. No te estoy amenazando, ni es una advertencia. Tan solo quiero dejar las cosas claras.

Pasan varios coches antes de que un trueno restalle sobre nuestras cabezas. Va a llover, como casi todos los días en ésta ciudad. Cualquiera diría que nos encontramos en Londres. Me subo el cuello de la gabardina. Empieza a hacer frío aquí fuera.

- Te tomo la palabra entonces. La última vez que me pasé por la mansión parecía que me ibais a echar a patadas. Estaría bien ver cómo es por dentro. Además, siento cierta curiosidad por vuestros estudiantes y cómo les enseñáis. Dice mucho de uno la forma en la que enseña a las nuevas generaciones. - Automáticamente pienso en mi padre, y pienso que no seré como él con mis niños. Es un acto reflejo, nada más. Mis problemas con mi padre son míos y de nadie más. Blanca ya lo conoció y sabe de lo que hablo. Los niños tienen a su abuelo que les visita algunas veces. Cuando sean mayores se darán cuenta que el Viento del Norte es tan libre que las ataduras le importan un comino.

- Bueno, si eso es todo, entonces lo dejamos aquí de momento. - Extiendo la mano, sin sonrisa ni una. Estamos forjando una alianza con un grupo que apenas conocemos, pero que nos puede dar un montón de quebraderos de cabeza o ser una gran ayuda. El tiempo lo dirá, y espero que no sea como el que tenemos sobre nuestras cabezas.

_________________
AVISO:
 


¿Sabes por qué tengo unos ojos tan grandes? Para verte mejor. Así que cuidado con lo que haces.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eclipse
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 1176
Fecha de inscripción : 09/07/2014
Edad : 35
Localización : Academia de Jóvenes Mutantes

Ficha de Personaje
Alias: Eclipse
Nombre real: Dragoslav Katich
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   25th Diciembre 2014, 12:50

Fuera hacía algo de rasca. Se había hecho muy tarde, y por mucho que estuvieran ya en marzo, a las tantas de la madrugada era inevitable que hiciera relente. Drago se metió las manos en los bolsillos de la gabardina mientras escuchaba las últimas palabras de Lobo.

- No hay problema -dijo asintiendo-. No todos los nuestros son capaces de defenderse de manera individual, pero entiendo lo que quieres decir. Hemos tratado antes con grupos que estaban en situaciones parecidas a la vuestra -se le venía a la cabeza el ejemplo de los Morlocks-. Os puedo asegurar que no tendréis nada de lo que preocuparos. De momento, sólo el Profesor y yo sabemos de vuestra existencia, y procuraremos que no sea un secreto a voces.

Genial, ¿y ahora un trueno? Lo que faltaba. Le quedaba un largo camino hasta casa y no tenía paraguas. Menos mal que en Nueva york el metro funcionaba toda la noche...

- Bueno, digamos que el sentimiento fue mutuo -respondió con una leve sonrisa irónica al estrechar la mano de Lobo-. Pero ahora creo estar en condiciones de afirmar que ha sido un placer conocerte, y no es algo que diga a mucha gente. Me agrada haber encontrado a alguien que dice las cosas tal y como las siente, sin andarse con rodeos ni zarandajas. Soy consciente de que no soy la mejor de las compañías pero me alegro de haber sido el encargado de llevar a cabo esta reunión.

Tampoco en su cara podía leerse expresión alguna y su tono era neutro, pero parecía sincero.

- De acuerdo entonces, yo mismo os enseñaré las instalaciones. Así vuestro rey podría intercambiar unas palabras de paso con el Profesor...

Hizo memoria para evocar su calendario de clases y ver cuándo podría estar libre.

- Veamos, el día 1 tengo ese estúpido concierto...

A Drago no le hacía ninguna gracia la idea, pero Xavier había insistido en que tenía que salir más y relacionarse, y para ser sinceros, no había podido decir que no a una gala benéfica en beneficio de los discapacitados víctimas de guerra. Iba a ser la primera vez que el mundo iba a escucharle tocar y aún se lo estaba planteando.

- ¿Te viene bien el 2?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)   

Volver arriba Ir abajo
 
La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» La casa de los tres cerditos [26-03-2014] (Lobo Feroz)
» los tres cerditos
» Tutorial de Bienes Raices (Compra tu casa y remodelala) (VX)
» ¿ que paso con los mutantes que perdieron sus poderes en la casa de M?
» Visitando la casa de yuunuen

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York :: Villa Fábula-
Cambiar a: