Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Blair Van der Woodsen
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 574
Fecha de inscripción : 07/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Root
Nombre real: Blair Van der Woodsen
Universo: Marvel

MensajeTema: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   21st Octubre 2014, 22:36

Viernes, último día de la semana antes de un fin de semana en la casa de la playa con sus padres, una botella de vino, la chimenea y su tablet. No es que tuviera mucho trabajo que hacer, aunque siempre recibía alguna llamada de su jefe, es lo que tenía trabajar para una empresa de Wall Street, no es que fuera agente de bolsa, no. Era competitiva, por supuesto, pero no le veía ninguna gracia a tener un trabajo que le supusiera acabar hinchada a ansiolíticos y con varices a los 40, ni tener que ver a sus propios compañeros de trabajo como enemigos, prefería tomar distendidamente café con ellos. Hablar de los últimos artículos del New Yorker y de porque no teníamos chicos en la oficina como James Marsden, Chris Evans o Gerard Butler y jefes como Robert Downey Jr, seguro que ese era un jefe enrrollado, no como el borde de Informática o el pervertido de Recursos Humanos.

Blair trabajaba en el departamento de comercio exterior, no es que fuera una empresa superimportante, no es que fuera Coca-Cola o LexCorp, no, eran una empresa de moderada importancia que se dedicaba al comercio con diversas mercancías, y su manejo del español, gracias a su familia materna había sido un gran valor para que la tuvieran en cuenta para aquel puesto, incluso con el tiempo había conseguido un discreto despachito con vistas a la gran manzana y una pequeña planta de interior que no tenía muy claro si sobreviviría a las navidades...

Allí estaba, sentada, con su café del Starbucks sobre la mesa, todavía caliente, y una pila de trabajo que asustaría a cualquiera, pero no a ella, había superado crisis peores. Podía darse el lujo de irse el fin de semana a Sothampton, enroscarse frente a la chimenea y cuando le apeteciera entre capítulo y capítulo de su última novela, coger su tablet para hacer algo.


Última edición por Blair Van der Woodsen el 3rd Noviembre 2014, 19:56, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
034ScottSummers
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ficha de Personaje
Alias: Ciclope
Nombre real: Scott Summers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   22nd Octubre 2014, 21:39

La colisión trajo consigo nuevos cambios y entre esos; nuevos mutantes estaban empezando a florecer por todas partes del mundo. El deber de la Patrulla X era localizar esos nuevos mutantes,(que por lo general eran jóvenes) y salvarlos de problemas y llevarlos a la Mansión para que puedan dominar sus poderes y al mismo tiempo recibir educación seglar mientras que conviven con personas de su misma raza(por así decirlo). Pero esta ocasión era algo distinta.

Había escuchado hace poco al profesor y a Bestia conversar acerca de algunos mutantes que él había localizado con la ayuda de cerebro, mencionó algunos nombres y localizaciones, entre esos estaba una joven llamada Blair van der Woodsen, que a pesar de su edad y de ser mutante(con una habilidad bastante interesante) había pasado "desapercibida" todo este tiempo. Como sabia que era poco probable que el profesor mandara a buscarla, Scott decidió localizar a la joven, pensando que era una buena idea. Sabia que no era una misión sencilla, tendría que ir hasta su despacho y conversar con ella y ver si la podía convencer de que fuera a la Mansión. Por un momento dudó en lo que iba a hacer, pero sabía que en estos momentos la tierra está pasando por algo grande y eso incluye a los mutantes, y ahora es muy importante que los mutantes se mantengan unidos y se protejan entre sí, ante cualquier cosa que venga...

Le pareció un poco extraño... ¿Scott Summers yendo a dialogar con una joven de 28 años(según la información que escucho del profesor) y convencerla de que trabaje en la escuela de mutantes? Seguramente iba a ser un poco intimidante para ella, además esto era algo muy fuera de lo común, en vez de usar su uniforme de X-men y lanzar rayos por doquier, simplemente iba a usar un... Traje quizás y su única arma iban a ser sus palabras.

Otro punto en contra, si se podría considerar como algo negativo, era el hecho de que en su vida, Scott nunca había tenido suerte con las chicas incluyendo a su ultimo amor Emma Frost, que desde la colisión decidieron darse un tiempo. Quizás solo estaba exagerando pero aun así, ese hecho era algo en que Scott no dejaba de pensar mientras se vestía para su encuentro con la joven.-Mmm, creo que por la hora vendrá bien algo formal, iré a un lugar de trabajo, así que un traje negro ira bien. Con... ¿Una camisa blanca?-No quería llamar mucho la atención, pero como iba a una empresa de comercio y se iba a dirigir a una chica, quería que su primera impresión y la de las personas al él llegar fuera buena, o al menos que pensara que era un hombre de negocios y así lo dejara pasar a su despacho.

Entró al auto y se dirigió al lugar de trabajo de la joven-Blair van der woodsen, ese es su nombre-pensó, no quería olvidar ciertos detalles que le menciono el profesor.-28 años, Tecnopata-

Al llegar al lugar, entró por la puerta principal, ya sabía hasta donde llegar así  que, sin decirle nada a nadie, caminó hasta un pasillo lleno de despachos y llego hasta la oficina de Blair, algunas personas le extrañaron el hecho de que llevaba unas gafas puestas a pesar de estar en un lugar techado pero eso no le importó. Le dio dos toques a la puerta "toc toc" Buenas tardes, ¿se puede? abrió la puerta y asomó la cabeza, lo primero que pudo ver fue a una hermosa joven de piel morena sentada al frente de un escritorio, sonrió y repitió la pregunta.-Buenas tardes, ¿puedo pasar?.- termino de entrar al despacho y dejo la puerta entre abierta atrás de él, esperando a que la joven le respondiese.


Última edición por Scott Summers el 31st Octubre 2014, 00:44, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blair Van der Woodsen
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 574
Fecha de inscripción : 07/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Root
Nombre real: Blair Van der Woodsen
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   24th Octubre 2014, 13:06

Tenía ganas de terminar su trabajo, coger el coche y conducir sin prisas hasta la casa de la playa, después de las ultimas semanas, los últimos meses, tras la gran colisión su mundo y casi también la Bolsa, se habían vuelto patas arriba  y le había costado un gran esfuerzo poner las cosas en orden. El mundo se estaba volviendo loco y por si fuera poco la población de pirados con mascaras e identidades mas o menos secretas había aumentado. Como si el mundo en general y Estados Unidos en particular no tuvieran suficiente con Spiderman, los Vengadores o esos raritos de los X-men y sus correspondientes archienemigos; no es que les odiara, no especialmente, pero a veces no podía evitar pensar que si todos esos inadaptados no tuvieran tantas ganas de hacer heroicidades que no les incumben, no habría tanto cabrón suelto con superpoderes para involucrar a la población civil en sus planes megalomaníacos.

Regresando al tema original, Blair tenia ganas de terminar su trabajo, sin embargo llevaba toda la mañana esperando a alguien que se estaba haciendo de rogar, y eso, salvo que tuviera intenciones de llevárselo a la cama, no le gustaba. Así que cuando Scott Summers apareció por la puerta de su despacho, ella hizo una errónea asociación de ideas y saco una carpeta de entre su montaña de papeles.

- Te estaba esperando, échale un vistazo a estos contratos, hay un par de cosas que no me quedan demasiado claras y tengo la ligera impresión de que los españoles van a jugárnosla, y eso no me gusta. Después de todo ese asunto en Chile no me fío demasiado, pero queremos esos contratos tecnológicos, así que vamos a repasarlos y asegurarnos de que no pagamos comisiones demasiado elevadas. Si quieres puedes llevártelos y enviarme las correcciones por mail.

Le hizo un gesto para que se sentara delante de ella y echara un vistazo preliminar a los contratos. Quería esos contratos, mejor ellos que los chinos , ya bastantes disgustos le había dado el gigante asiático el día que se convirtieron en potencia económica mundial. Por lo que a ella respectaba, aquello era la Guerra, una guerra fría y sin cuartel por la hegemonía económica. Y si algo había aprendido de los estadounidenses era a ganar sus guerras. Aunque los antecedentes del país no eran demasiado esperanzadores en sus enfrentamientos contra Asia. La herida de Vietnam todavía se escocia en la memoria histórica y nadie se atrevía a tocarle las narices al loco gordito de Corea del Norte, pero a fin de cuentas ella solo era medio estadounidense, quizás esa mitad que no lo era seria la que rompiera con esa incapacidad que parecían tener sus compatriotas norteamericanos para vencer en aquellos asuntos que trataran con Asia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
034ScottSummers
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ficha de Personaje
Alias: Ciclope
Nombre real: Scott Summers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   24th Octubre 2014, 21:15

Te estaba esperando, échale un vistazo a estos contratos, hay un par de cosas que no me quedan demasiado claras y tengo la ligera impresión de que los españoles van a jugárnosla, y eso no me gusta. Después de todo ese asunto en Chile no me fío demasiado, pero queremos esos contratos tecnológicos, así que vamos a repasarlos y asegurarnos de que no pagamos comisiones demasiado elevadas. Si quieres puedes llevártelos y enviarme las correcciones por mail.

-¿Eh?, ¿Disculpe?- Dijo Scott en voz baja al oír esas palabras, no pudo evitar poner una cara de asombro, no esperaba escuchar algo así, claramente la joven se había equivocado de persona, quizás lo confundió con algún empleado que quizás estaba esperando, y parecía un poco lógico su razonamiento, ya que al parecer, a pesar de haber entrado un extraño a su despacho, la chica no se molestó en ver bien quien era, o en detallarlo, como si estuviera 100% segura de que la persona que iba a entrar era el empleado al que estaba esperando.

Pero de todas maneras aceptó la invitación de entrar y con eso termino de cerrar la puerta a sus espaldas, se acercó un poco hacia el escritorio pero no tomó asiento, solo dejó su mano apoyada encima, aprovechó rápidamente para observarla mejor-es una joven hermosa-pensó, y solo por ver su rostro. Sus rasgos eran poco usuales, no parecía una simple americana como todas las demás, quizás de raíces latinas a juzgar por el color de piel. También llevaba puesto un vestido de corte ejecutivo que le quedaba muy bien, se ve que era del tipo de mujeres que, gracias a su contextura casi cualquier ropa les quedaba bien. Pero no solo eso llamó la atención de Scott, sino también al ver aquella enorme pila de carpetas justo  encima de su escritorio, al ver semejante cosa por un momento dudó en que había llegado en un buen momento, pero ya estaba allí, así que no se iba a desaprovechar la oportunidad. Devolvió la mirada hacia Blair y le dijo:

-Creo que me está confundiendo con otra persona señorita Blair, disculpe por entrar así a su despacho, usted y yo no nos conocemos pero déjeme presentarme. Me llamo Scott Summers, soy profesor.  Sé que está ocupada pero quisiera conversar un momento con usted si no es problema. ¿Se puede?-Le preguntó mientras le hacía un gesto con la cara para tomar asiento, aunque ella ya lo había invitado a sentarse (creyendo que era otra persona), por respeto le pidió permiso, ya que se trataba de un extraño.

Scott primero que todo quería llamar su atención, por eso la llamó por su nombre a pesar de que ella no le conocía, para así hacer que la joven dejara de hacer lo que estaba haciendo y se concentrara en él, o en al menos darse cuenta de que él no era la persona que esperaba. Aparte de eso solo le dijo que era un "profesor", no le iba a mencionar que era mutante o era un X-men, sabía que si decía eso la iba a predisponer demasiado y no iba a llegar a ningún lugar. Así que después decir aquello, se mantuvo de pie esperando respuesta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blair Van der Woodsen
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 574
Fecha de inscripción : 07/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Root
Nombre real: Blair Van der Woodsen
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   29th Octubre 2014, 00:19

Blair le echó una mirada más detenidamente; ella esperaba a alguien, pero estaba claro que a quien tenía delante no era a quien esperaba. Había ciertos detalles que se lo indicaban, sus padres se dedicaban al mundo de la diplomacia, a tratar con personas y ellos decían que había detalles que decían mucho más de una persona que sus palabras. Detalles que le habían enseñado a ver y que ahora ella observaba en Scott Summers. Era un hombre fornido, atractivo, como esos que tan sólo podrías encontrarte en una serie o película; pero parecía absolutamente perdido en un ambiente así. Era profesor, o eso decía, y estaba claro que no estaba acostumbrado a un ambiente de oficinas.

- ¿No es el especialista en derecho mercantil que dijeron que iban a enviarme? Bueno, no importa. ¿Que hace un profesor en las oficinas de una empresa de comercio exterior? Siento curiosidad al respecto de los motivos que le han traído hasta aquí señor Summers.

Se reclino sobre la silla de su despacho esperando una respuesta, no estaba enfadada, no tenía motivos para estarlo, pero tenía mucha curiosidad al respecto de la presencia de un profesor atractivo en su despacho y quería saciarla. Desde luego ya no hacían los profesores como antes, ella no había tenido de esos... Puede que no se encontrara cómodo con ese traje, que se notara a la legua que no usaba zapatos de cordones muy a menudo y que hacer nudos de corbata y ajustárselos no era lo suyo a juzgar por el churro que llevaba demasiado apretado al cuello. Tan sólo quería escuchar sus respuestas...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
034ScottSummers
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ficha de Personaje
Alias: Ciclope
Nombre real: Scott Summers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   30th Octubre 2014, 16:56

Blair le observó detenidamente, al parecer ya se había dado cuenta de que él no era la persona que esperaba, mientras lo hacia Scott se imaginaba muchas reacciones o posibles respuestas que ella tendría y la mayoría eran negativas. Pero no fue así, la chica dio muestras de madurez, se mantuvo tranquila, le dijo unas cuantas palabras, dejó de hacer lo que estaba haciendo y se reclino en su silla, no estaba enfadada ni nerviosa, sencillamente acepto su petición de conversar. Eso le impresionó parecía demasiado bueno para ser cierto-Esto va a ser mas fácil de lo que pensé-pero no se podía engañar, lo primero fase ya estaba completa(llamar su atención), ahora le tocaba explicar el propósito de su visita(la parte mas difícil) no sabia como la joven iba a reaccionar ante tal proposición, pero no iba a desaprovechar esta oportunidad, era ahora o nunca, así que después de escucharla hablar volvió a sonreír, tomó asiento y le dijo:  

Muchas gracias por su tiempo señorita Blair, se que es viernes y es un poco tarde, !ah! y me tendrá que disculpar por lo de las gafas, es un... "Problema genético" que tengo, aunque no se si usted lo llamaría "don".-Le lanzó una indirecta, no quería que la conversación girara en torno a las gafas pero si quería despertare su curiosidad por lo siguiente que le iba a decir.  

-El motivo por el que vine aquí señorita Blair, es por esto-Saca de unos de los bolsillos interiores de la chaqueta un triptico acerca de la escuela, la información tenia como tema "Escuela de Charles Xavier para jóvenes mutantes" se lo entrega y le dice:-Quiero proponerle un empleo, como profesora en esta escuela-Esperó a que lo leyera un poco, la información claramente menciona que es dedicado a jóvenes mutantes y quería que eso despertara su interés.

-No se si habrá oído de ella antes pero creo que le parecerá interesante.-No había marcha para atrás, si la indirecta de las gafas no funcionaba, la información que le entregó le dejaba todo en claro. ¿Porque la invitaba a una escuela de mutantes? porque sabia que ella era mutante, y quería que supiera que él también lo es. Después de decir todo esto, guardó silencio, esperó a que la chica leyera la información, asimilara todo lo que le dijo y esperó su respuesta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blair Van der Woodsen
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 574
Fecha de inscripción : 07/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Root
Nombre real: Blair Van der Woodsen
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   31st Octubre 2014, 15:00

Alzó una ceja al escuchar sus explicaciones sobre sus gafas, no había pedido ninguna al respecto y suponía que debía tener algún buen motivo para llevarlas, parecía lo suficientemente educado como para estar en conocimiento de ciertas normas básicas de educación. Supuso, por el tono críptico de sus palabras y la curiosa elección de estar que sus gafas se encontraban ligadas a algún tipo de habilidad; supuso que era mutante, aunque aquella descripción le gustara tan poco. Sin embargo seguía sin comprender de que todo aquello, es decir, él no sabía que ella también lo era. ¿O si? En ese caso quizás debería empezar a preguntarse a santo de que venia esa nueva y molestar manía de invadir su privacidad, pero había decidido no molestarse; mantenerse serena y escuchar lo que Scott tuviera que decir.

Y lo que le estaba diciendo de buenas a primeras, le parecía un despropósito que no hacía sino enarcar aún más su ceja alzada en un gesto de suspicacia e incredulidad. Tomó en folleto entre sus manos y lo leyó detenidamente. Una información de lo más interesante, sin lugar a dudas, pero sólo su eras adolescente o padre de uno, y ella no entraba en ninguno de esos grupos; pero pronto el misterio fue desvelado, al parecer estaba allí para ofrecerla un empleo. Eso resolvía el misterio sobre sus habilidades, dudaba que en una escuela de prestigio para jóvenes mutantes fueran a contratar a un profesor que no pudiera igualar las capacidades de sus alumnos, aunque ella no encontraba demasiado sentido a todo aquello. Había asistido a colegios normales con profesores normales y no había necesitado a nadie con poderes o habilidades fuera de lo normal para convertirse en un miembro plenamente integrado de la sociedad.

- Algo había escuchado sobre su prestigiosa escuela, pero no tengo hijos, así que no me había sentido en la necesidad de informarme sobre escuelas. Le agradezco las molestias que se ha tomado viniendo hasta aquí, pero lamentablemente voy a rechazar su oferta.

El momento incómodo había llegado, ese en el que las cartas quedaban boca arriba sobre la mesa y ella se levantaba para dar la partida por finalizada. No quería ser grosera y había rechazado su oferta con amabilidad, aquella repentina proposición le ofrecía un camino que nunca se había planteado y en el que no estaba interesada.

- Como ya he dicho, agradezco sinceramente su ofrecimiento, pero no estoy interesada en la docencia. Mis ambiciones profesionales transcurren por el terreno empresarial, continuar ascendiendo hasta llegar a un puesto de importancia con un salario anual de seis cifras. En cualquier caso, ni siquiera me ha dicho que asignatura están interesados en que imparta. Aun así podría impartir algún seminario a sus alumnos, si realmente les interesan las clases de economía..

Colaborar con una escuela dando una charla trimestral o anual no suponía ningún problema para ella; pero no estaba dispuesta a tirar por la borda lo que algunos, y ella misma consideraba como un gran futuro profesional por dar clases a un grupo de adolescentes con superpoderes y seguramente muchos problemas de adaptación

- En cualquier caso, me gustaría saber como me han localizado, estoy segura de no haber publicado mis capacidades en las redes sociales.

Empezaba a estar francamente molesta con las intrusiones a su privacidad en lo que a sus habilidades respectaba. Por decisión propia no se dedicaba a pregonarlo a los cuatro vientos, aquella, como tantas otras cosas, las incluía dentro de lo que consideraba su vida privada, y por lo tanto no se sentía cómoda con la cantidad de extraños que parecían estar al tanto de ese detalle. Aquello era tan inquietante como si le dijeran que sabían que marca de gel usaba o en que tiendas compraba su ropa interior; podía parecer un halago, pero no lo era.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
034ScottSummers
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ficha de Personaje
Alias: Ciclope
Nombre real: Scott Summers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   31st Octubre 2014, 19:41

Una bonita vista se asomaba por el ventanal de la oficina de Blair, el sol estaba cayendo y las calles estaban infestadas de automóviles, el tiempo pasaba rápido. Hay veces en que las personas quieren hablar un momento acerca de un tema o una pregunta, pero de pronto la conversación se extiende y algo que debía de durar máximo 10 minutos puede llegar a durar media hora o incluso una.. La vista era agradable, pero también significaba algo, el tiempo estaba transcurriendo, de pronto podría anochecer y algunas personas ya se estaban retirando a sus hogares y ese podría ser el caso también de Blair. Si Scott no elegía las palabras correctas ni se apresuraba, iba a perder su oportunidad...  

Las predicciones de Scott resultaron ciertas, obviamente la reacción de la joven fue negativa, se podía notar por la expresión de su rostro, esa expresión y esa ceja arqueada significaba todo menos algo bueno, incluso se le podía observar también un poco incomoda por aquella proposición. Pero todo lo que ella dijo sonaba comprensible, Blair tenía otras metas en su vida, otros objetivos y entre esos no estaba dar clases en una escuela de mutantes, sus respuestas fueron claras y concisas y cualquier persona se daría por vencido al oír aquellas palabras, pero Scott no era de ese tipo de personas, toda su vida se ha enfrentado a enemigos muy poderosos y había salido victorioso, no se iba a permitir vencer por una joven de 28 en una conversación. Pero por supuesto una cosa es luchar con los puños y otra con las palabras. Esto era un reto para él y no se iba a dar por vencido.

-Bueno usted es una persona muy culta y preparada(a pesar de su edad), creo que dar clases como matemáticas o economía como acaba de decir le vendrían prefecto. Y con respecto a lo otro, pues, tenemos nuestros métodos señorita, tenemos formas de localizar a los mutantes. Nuestra especialidad: jóvenes inexpertos que necesitan aprender a controlar sus poderes, y también localizamos mutantes en peligro, los ayudamos y a todos les ofrecemos un hogar. Así fue como también me localizaron. Pero ese no es el punto de nuestra conversación. Se reclino en su silla y continuó:

- Comprendo lo que dice Señorita Blair, veo que usted, es una mujer muy centrada y madura, bella y joven, tiene todo un futuro por delante. Eso es muy prometedor. Pero hay algo que me llamó la atención en sus palabras, y discúlpeme el atrevimiento pro es "egoísmo", piensa solo en usted, le estoy dando la oportunidad para que ayude a otras personas, personas como usted, como nosotros -mientras decía eso la señaló primero a ella con su dedo índice y luego a él- incluso usted misma puede sacar beneficio. Nosotros no somos como los demás y lo sabe.

Aunque sus palabras sonaban acusadoras, Scott habló suavemente, no pretendía molestar a Blair, así no iba a conseguir nada, solo quería que reaccionara y meditara por un momento en sus palabras, tanto en las de ella como en las de él. También quería que no viera la escuela como una pérdida de tiempo, eso sería experiencia laboral para ella, pero había también otros motivos ocultos en su proposición, y estaban a punto de ser revelados, se levantó de su asiento, caminó, se acercó un poco al ventanal, fijo su mirada por un momento en la bonita vista que tenía al frente, sacó su móvil del bolsillo del pantalón se dio la vuelta mirando otra vez a Blair y le dijo:

- Dígame algo señorita, ¿me podría decir cuál fue la última llamada que hice en mi teléfono?- Una pregunta un poco extraña, pero Scott sabía de sus habilidades, y esperaba con esa pregunta, llevarla por el camino que deseaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blair Van der Woodsen
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 574
Fecha de inscripción : 07/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Root
Nombre real: Blair Van der Woodsen
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   31st Octubre 2014, 20:56

No podía evitar encontrar la situación en cierto modo graciosa, no es que le entusiasmara enterarse de que tenía espías y acosadores, pero el hombre que tenía delante de ella le divertía. Si pertenecía a ese grupito de mutantes que se dedicaba a poner en peligro el mundo para luego salvarlo, estaba claro que lo suyo era el combate, no la sutileza, no las palabras. Pero a ella las palabras si se le daban bien, no sólo las matemáticas, las fórmulas, por algo se dedicaba al comercio. Era hija de dos largas estirpes diplomáticas, el uso de las palabras en su beneficio, era algo que llevaba en la sangre, como sus padres. Y aquel era el momento perfecto para usar las palabras y hacer caer en la cuenta a Scott de que había cometido un GRAN error.

Le escuchó atentamente, con una sonrisa ligeramente malévola dibujada en el rostro; cada palabra que decía jugaba más en su contra y más a favor de Blair, ella lo sabía y él no parecía darse cuenta a juzgar por el torrente de nuevas palabras que seguían cavando la tumba del atractivo hombre que tenia delante de ella, casi le daba pena... CASI. Pero ella no estaba acostumbrada a tener piedad, ni siquiera de un hombre que era todo músculos y acababa de meterse en un jardín del que estaba segura que no sabría salir.

- Déjame adivinar, tu no eres el profesor del grupo de debate; ni el negociador de tu grupo. ¿Verdad?

Se levantó y con toda confianza se acercó hasta Scott, más de lo políticamente correcto entre un hombre y una mujer que no se conocían, más de lo políticamente correcto entre un hombre y una mujer que estaban solos en un despacho, llevó sus manos hasta la parte inferior de su corbata, acariciando la tela, suavemente, subiendo ambas manos hasta el nudo de la misma; nudo que aflojó con manos expertas para después alisar y colocar bien la corbata sobre su cuello antes de proceder a hacerle un nudo decente, No era un traje demasiado formal, ni aquella reunión era formal, así que optó por un medio windsor. Abrió el botón superior de su camisa rozando levemente la piel de su cuello y con dedos ágiles realizó el nudo a la primera y a la perfección, mientras le ajustaba la corbata al cuello comenzó a hablar.

- Una negociación, cualquier tipo de negociación, es como una guerra abierta, y como casi todas las guerras, se gana batalla a batalla. Perdiste la primera en cuanto saliste de tu colegio para venir a mi despacho; si quieres convencer a alguien de que tus ideas son mejores que las suyas, de que lo que le propones es mejor que lo que hace, no puedes hacerlo en su terreno, donde se siente cómodo. Debiste sacarme de mi zona de confort, sin embargo, tu saliste de la tuya poníendote este traje, y viniendo a mi despacho. Después cometiste otro error, insinuarme que sabías lo que era antes de hacer una oferta, si pretendes desenmascararme antes de ofrecerme algo, no seas delicado, sino brutal, desarma a tu oponente, sin embargo fuiste tu el que se desarmó, me diste datos clave que nunca debiste darme.

Con sumo cuidado, Blair alzó las manos hasta las gafas de Scott para retirárselas, por sus palabras había pertenecido al grupo de los que necesitaban aprender a controlar sus poderes o al de los que necesitaban ayuda, quizás incluso a ambos. Y no había que ser un genio para sumar dos más dos e intuir que sus gafas estaban relacionadas, quizás eran un medio de protección, quizás una forma de controlar sus poderes. Había dado demasiadas información y ahora una simple economista sin más habilidad que la de leer su correo sin necesidad de su tablet le tenía en su despacho, con la puerta cerrada y completamente a su merced.

- A continuación me hiciste una oferta sin especificar lo que me ofrecías. ¿Que clase querías que diera? ¿Alemán? ¿Español? ¿Matemáticas? ¿Economía? Un detalle importante que no se te habría olvidado si tu principal objetivo fuera que diera clases, pero déjame adivinar, las clases son secundarias para el profesorado de esa escuela. Lo realmente importante es ese grupo vuestro, "La patrulla X" No sólo leo el Financial Times, Scott... Fuiste un ingenuo al pensar que no me daría cuenta. Pero no te preocupes... Se acercó aún más para susurrarle al oído en confidencia, apoyando su mejilla contra la suya, sus labios contra su piel. [color:98fa=DF0101]- Guardaré tu secreto.

No se retiró inmediatamente, se quedó así unos instantes, disfrutando del contacto de su piel, dejando que su presencia le embargara, había visto como la había mirado, por supuesto que se había fijado, y ahora ella jugaba esa baza a su favor. Su abuelo se sentiría orgulloso de ella. No esperaba que su cercanía fuera suficiente como para derrotarle completamente, prefería que opusiera una cierta resistencia, así sería mucho más divertido, aunque estaba claro, que dialécticamente había perdido.

- Por si fuera poco luego has dicho que soy culta y preparada, para mi edad. ¿Eso que significa que soy demasiado joven para ser culta? ¿Las mujeres de mi edad son acaso unas ignorantes? ¿Y que es eso de que me vendría perfecto dar clases? ¿Acaso no crees que pueda triunfar en el mundo empresarial? ¿O realmente quieres decir que me quedaría perfecto uno de esos uniformes ajustado que lleváis?

No, la verdad es que no había estado nada acertado en sus palabras, en casi ninguna, a decir verdad, pero no lo culpaba, lo tenía difícil desde el principio, y no sólo porque estuviera tratando con ella, sino porque no era el más preparado para una negociación de ese tipo y se notaba que ni siquiera era el jefe, aunque pudiera parecerlo.

- Y dices que tenéis métodos para localizar mutantes, vuestros métodos. ¿No eso una intrusión en la privacidad? Creo que hurgar dentro de las vidas de desconocidos, por muy alternativos que sean vuestros métodos es poco ético, aparte de ilegal. Con tanto sentimiento antimutante... ¿De verdad es buena idea decir que usáis medios de dudosa legalidad para localizar personas con habilidades? Siguiente error, pero no te preocupes, la lista se está acabando ya.

Afortunadamente para él, porque realmente parecía que la lista de metiduras de pata que había cometido era interminable, menos mal que no era así, si no, hace tiempo se habría acabado la conversación.

- Y por si fuera poco, pones la guinda al pastel llamándome egoísta. Insultar a alguien a quien pretendes convencer de algo es un movimiento arriesgado que sólo sale bien, si ese insulto es a la vez un piropo, pero ahí no había piropos, aseguras que me estás dando la oportunidad de ayudar a otras personas, un buen movimiento ese, hacerme ver que tu manera es la única que tengo de hacerlo, pero yo soy una chica muy lista, y se que no es la única, hay muchas, algunas mejores que la vuestra. Y me ofreces un beneficio, pero no dices cual, podría ser un buen anzuelo, pero los errores previos lo desmerecen un poco. Y sois exactamente como los demás.

Se apartó de Scott para apoyarse contra su escritorio y dedicarle una mirada suave, amable, comprensiva. No quería hacerle daño, de verdad que no, pero tenía que ser sincera con él, y quitarle la venda que cubría sus ojos. Sería delicada.

- ¿Crees que realmente ayudas a los demás con tu grupo? Piénsalo bien, sois un grupo de gente, un grupo cerrado y hierático, lleno de secretos, que cuenta entre sus miembros con gente poderosa, gente con poderes extraordinarios que se escapan a la comprensión humana en la mitad de los casos, vuestros actos de "protección" son los que ponen en peligro a la humanidad. Os erigís como defensores, y la física, algo que tienes que saber de la escuela, nos dice que cada acción, tiene una reacción en consecuencia Newton lo dijo, así que vuestra acción heroica de superpoderes crea una igual, pero opuesta, y de ahí salen todos vuestros villanos y todo ese sentimiento antimutante. El ser humano odia lo que teme y teme lo que no puede comprender.

Volvió a acercarse a Scott, que había formulado su pregunta sobre su teléfono móvil, ambos sabían cual era la respuesta, o al menos ella podría saberlo, así que con dulzura tomó su teléfono entre sus dedos y lo dejó caer de nuevo al bolsillo del pantalón de Scott sujetando la mano que antes había sostenido el aparato entre las suyas.

- No voy a curiosear entre tus llamadas, Scott, aprecio mi privacidad y la de los que me rodean. No deberías querer que me entrometa en tus cosas.

De nuevo le sonrió, y con una mano le acarició suavemente su rostro, deslizándola hacia abajo, para devolverle sus gafas, no quería privarle más de su sentido de la vista; y tocar el nudo de la corbata que antes le había hecho. Era un buen trabajo, quizás alguna mujer se fijaría en él aquella noche.[/color]


Última edición por Blair Van der Woodsen el 3rd Noviembre 2014, 19:58, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
034ScottSummers
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ficha de Personaje
Alias: Ciclope
Nombre real: Scott Summers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   2nd Noviembre 2014, 00:22

Scott pensó que iba por buen camino, pensó que había escogido la palabras correctas y el tono adecuado para conversar, pero al parecer no fue así, a juzgar por la expresión de la joven, sabía que había metido la pata, no estaba seguro en qué pero lo había hecho. Scott le había hecho una pregunta al finalizar pero al parecer eso iba a esperar.  

De pronto la joven se levantó de su asiento, Scott la miró, llevaba una pequeña expresión de malicia en su rostro, caminó hacia él y se acercó lo suficiente hasta que sus cuerpos casi se tocaban pero no lo hicieron, un pequeño espacio los separaba, Scott no se lo esperó, había invadido su espacio personal y el no recordó habérselo pedido, Blair deshizo el nudo de la corbata, y empezó a hacer otro desde cero, a pesar de que ambos eran unos extraños y estaban muy cerca, Scott no se movió, de cierto modo disfrutaba eso,  esa atención, la chica era bella, ¿cómo resistirse? E incluso le pareció un poco gracioso y fuera de lugar pero lo único que pudo hacer fue sonreír ingenuamente mientras ella lo hacía. Mientras le terminaba de acomodar la corbata ella le dijo:

- Una negociación, cualquier tipo de negociación, es como una guerra abierta, y como casi todas las guerras, se gana batalla a batalla. Perdiste la primera en cuanto saliste de tu colegio para venir a mi despacho; si quieres convencer a alguien de que tus ideas son mejores que las suyas, de que lo que le propones es mejor que lo que hace, no puedes hacerlo en su terreno, donde se siente cómodo. Debiste sacarme de mi zona de confort, sin embargo, tu saliste de la tuya poníendote este traje, y viniendo a mi despacho. Después cometiste otro error, insinuarme que sabías lo que era antes de hacer una oferta, si pretendes desenmascararme antes de ofrecerme algo, no seas delicado, sino brutal, desarma a tu oponente, sin embargo fuiste tu el que se desarmó, me diste datos clave que nunca debiste darme.

-fuiste tu el que se desarmó, me diste datos clave que nunca debiste darme.-No sabía del todo a lo que se refería con esas palabras pero no sonaban bien, algo le decía que estaba perdiendo la batalla. Después de decir todo aquello, ahora le tocaba a él escucharla a ella, escuchar su opinión y sabía que aquello era solo un preludio de un discurso que ella iba a emitir, pero estaba dispuesto a escucharla a fin de cuentas era una conversación.

Lo que no se esperó, fue lo que vino después, acto seguido, con sumo cuidado la joven le quitó las gafas-¿?- Scott no pudo emitir ni una palabra, estuvo a punto decir algo pero no pudo hacerlo, su única reacción fue cerrar fuertemente sus ojos, no quería hacerle daño-¿a qué se debe esta broma?- pensó, se había descuidado, el tener tan cerca a una mujer así, se distrajo viendo esos bellos ojos y esos labios mientras estos modulaban, y ahora... No podía ver nada, ahora ella tenía el control, y al parecer eso era lo que quería,  lo que quería que él sintiera, además ella pudo deducir rápidamente la naturaleza de sus poderes y sabía que sus gafas guardaban relación, fue un acto muy valiente, pudo haber salido herida, pero aun así se arriesgó, -es una mujer fuerte-. Como no podía ver, se mantuvo parado en el mismo lugar al frente de ella, no tenía opción, se sentía indefenso, vulnerable en ese momento, no en el sentido de que su vida corría peligro, no, era.. Se sentía diferente, ¿indefenso contra una mujer? quizás, pero de alguna forma ese sentimiento le era familiar como si ya lo hubiese sentido antes. Ninguno de los dos se movió del lugar de donde estaban, ella continuó:

- A continuación me hiciste una oferta sin especificar lo que me ofrecías. ¿Que clase querías que diera? ¿Alemán? ¿Español? ¿Matemáticas? ¿Economía? Un detalle importante que no se te habría olvidado si tu principal objetivo fuera que diera clases, pero déjame adivinar, las clases son secundarias para el profesorado de esa escuela. Lo realmente importante es ese grupo vuestro, "La patrulla X" No sólo leo el Financial Times, Scott... Fuiste un ingenuo al pensar que no me daría cuenta. Pero no te preocupes...-En ese momento sintió como su mejilla se acercó a la de él, y sus labios contra su piel, aquello le erizó la piel, no pudo negarlo-Guardare tu secreto-le susurro ella al oído, Scott pudo sentir el calor de sus palabras, el calor de su aliento en su oído.

Y en parte tenía razón, había motivos ocultos en la propuesta de Scott, no solo quería que diera clases en la escuela, que pudiera entrenar sus habilidades, la quería a ella, la quería en su equipo, no solo por sus habilidades sino también por sus cualidades, y mientras pasaba más tiempo estando con ella, más se daba cuenta de ello.

Se mantuvieron juntos por unos instantes, ambas pieles tocándose, la mente de Scott se nublo por un momento, como si su mente olvidara por unos instantes donde se encontraba o que estaba haciendo allí, sencillamente, disfrutaba del momento, del contacto, por un momento quiso tocarla, fue como una reacción casi instintiva, pero amortiguó el deseo hasta que Blair se separó un poco él y volvió a entrar en sí. Al parecer el discurso no había terminado porque la chica tenía más que decir...

-Yo no quise decir...- trató de decir Scott en voz baja al terminar de escucharla, pero luego fue interrumpido, al parecer no le había salido mal el halago, quiso decirle que era una chica inteligente pero ella lo tomó desde otro punto de vista. Había conocido a pocas mujeres de su edad, con esa inteligencia y quiso aprovechar y la encomió por ello(aunque le salió mal).  

El siguiente comentario de Blair, fue una acusación, se quejó (por así decirlo) del método que usaban los X-men para rastrear a los mutantes, fue un comentario con algo de lógica, "pero" de una persona que no conociese todos los detalles, porque gracias a esos "métodos" se habían salvado muchas vidas. Tampoco le gustó que la hubiera llamado egoísta, bueno eso no estuvo bien después de todo, pero como no lo dijo de una mala manera, pensó que no había problema, pero si le dolió, al menos por ese lado, la chica era sensible (mujer al fin).

Por fin la joven se separó completamente de él, a juzgar por el sonido, supo que se había apoyado en su escritorio, se mantuvo un momento en silencio, no sabía que estaba haciendo en ese momento, si le estaba mirando u otra cosa, pero él tampoco dijo nada, a juzgar por su ultimo comentario, sabía que no había terminado de hablar. Así que esperó en silencio... Sin sospechar  lo que iba a decir a continuación.

Las palabras de Blair sonaban desafiantes, despectivas, quizás no lo quiso decir de esa manera pero fue la manera en que él las interpretó, y fue algo que le molesto, se metió con su patrulla, con su trabajo como héroe, lo hizo ver como un culpable más de los problemas que estaban sucediendo en el mundo, cosa que no era así. No pudo evitar fruncir un poco el ceño al oír esas palabras. Luego ella se acercó, le quito su teléfono de la mano y lo dejó caer en su bolsillo, y acto seguido le devolvió sus gafas, y volvió a tocar el nudo de la corbata.

Scott sintió un alivio al recuperar sus lentes, ya podía ver, y lo primero que vio fue a Blair sonriéndole, Scott le sostuvo por un momento la mano que estaba en su nudo de corbata, acercó su rostro al de ella, y sus labios a los de ella, como si estuviera a punto de besarla pero no lo hizo, dio un pequeño suspiro y sonrío-Bien dicho señorita Blair... Pero está equivocada.-

La soltó y se apartó de ella, caminó hasta el ventanal, su expresión cambio a una más seria, abrió la palma de su mano y la apoyo contra la superficie de vidrio.

-¿Acaso usted está diciendo, que los héroes somos en parte culpables por todo lo que está sucediendo?, ¿Porque cree que existen los héroes?, nosotros existimos porque el mal existe, si no existiera la maldad y el peligro no estaríamos nosotros. Nosotros ayudamos a las personas, las salvamos, ¿Piensa que el mundo estaría mejor sin nosotros?

Se volteó un momento y dirigió su vista otra vez en Blair, y señalo con su dedo el ventanal y esta vez con un tono más fuerte, dijo:-observe Señorita Blair, mire lo que está pasando, ¿recuerda lo que sucedió hace poco? ¿La colisión de mundos?, ¿Acaso piensa que nosotros somos los culpables? eso lo dudo, y dudo también que sea de este planeta, entonces ¿Que deberíamos hacer Señorita Blair? Hacer las paces con él que sea que haya hecho esto? Pues No creo que eso funcione.

Respiró hondo y soltó una bocanada de aire, bajo el tono de sus palabras y le dijo: Escuche Señorita Blair, sea quien sea esa cosa, o sea quienes sean, no son buenos, esto es algo muy grande, algo que nunca había sucedido antes y podemos estar seguros de que quieren destruirnos, a todos y eso nos incluye a nosotros, a los mutantes y a su familia también, no espere a que sea muy tarde para hacer algo Blair, porque cuando llegue ese momento, todo eso que tiene en su cabeza, todos esos sueños, esas metas de prosperidad no le servirán de mucho, ni siquiera le van a importar, solo va a importarle su vida, tratar de sobrevivir, y en el mejor de los casos, si nosotros "los héroes", salvamos al mundo una vez más, no quiero venir a su despacho nuevamente pero para esta vez decirle: "te lo dije".

Guardó un poco de silencio y continuó-Ahora que sabe bien mis motivos, para eso vine aquí Señorita Blair, a pedirle su ayuda, de su colaboración, no solo lo haga por nosotros(los mutantes) hágalo por usted y por su familia. ¿Qué me dice?

La conversación había llegado a un clímax, ambos habían soltado las cartas sobre la mesa, ambos habían expuestos sus argumentos, Scott ya no podría predecir lo que diría Blair a continuación pero esperaba que fuera la respuesta que esperaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blair Van der Woodsen
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 574
Fecha de inscripción : 07/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Root
Nombre real: Blair Van der Woodsen
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   2nd Noviembre 2014, 01:30

Scott había hecho una buena argumentación, sólida, de esas que aunque pudieras rebatir, sería dar vueltas inútilmente, había fortificado su plaza y no había dejado ningún resquicio para que ella la tomara; sin embargo estaba segura de que era un hombre impaciente, de acción. Un líder de esos que iba a la cabeza de sus hombres, dispuesto a luchar con ellos codo a codos; el tipo de hombre que no llevaba bien las negativas, los retrasos, la paciencia. Y ella tenía mucho de ello, puede que tuviera razón, que había llegado el momento de arriesgarse y pelear, defender lo que era suyo, su hogar, su planeta, su gente; pero seguía siendo ambiciosa, y quería ver cuánto estaba dispuesto a ofrecerle el hombre que tenía delante de ella, seguro que era mucho más de lo que le estaba ofreciendo ahora. Había obtenido un par de cosas de él, cosas interesantes, por supuesto, pero quería más, si iba a entrar en aquel grupito de inadaptados con poderes, no iba a conformarse con aquello. Le dio la espalda momentáneamente, una aparente demostración de que bajaba la guardia, sabía que sus palabras le habían ofendido y quería reparar el daño causado, estaba allí para negociar con ella, no para recibir ofensas de su boca, y lo comprendía.

- Tu ves la gloria del combate, las peleas que libras y ganas, los enemigos que derrotas, el mal que vences, pero yo me paseo por la calle con los mismos ojos que ellos, y veo lo que queda después, los daños colaterales, millones en destrozos, muertos, heridos, familias dolientes que se preguntan porqué, porqué esos alardes de poder que sólo atraen más poder en la dirección opuesta.

Se giró de nuevo, para quedar frente a él, apoyándose contra la mesa de su despacho en un gesto desenfadado, aumentando la distancia con él; había pasado el momento de abrumarle con su cercanía estando privado de la vista, ahora llegaba el momento de imponerle una dolorosa lejanía con todos sus sentidos intactos. Quería pincharle, provocarle, incitarle; quería que se arriesgara, que demostrara cuán lejos iba el interés que tenía en que ella se uniera a la patrulla. Y porqué no, quería disfrutar de él, pero sabía que eso sólo sucedería si era él quien la buscaba a ella, disfrutar de ese cuerpo de guerrero, divertirse un poco, era joven y podía permitirse ese tipo de caprichos. Y que ella supiera, no había nada que le impidiera darse aquel capricho en específico. No pudo evitarlo, una leve sonrisa maliciosa se escapaba de nuevo de sus labios, mientras su voz modulaba con un tono sensual, su nombre era perfecto para usar aquel tono.

- Lo siento Scott, tus argumentos son buenos, pero yo no soy ninguna heroína, tan sólo una mujer.

Había escogido cuidadosamente las palabras que decía, el tono que usaba, suave, tranquilo; una mezcla dedicada especialmente a apelar a todos sus sentidos, a incitarle; le había ofrecido un pedazo de la victoria de las palabras, no quería que se sintiera totalmente derrotado, había evitado la palabra "humana" para utilizar la de "mujer" quería que mientras recordara la conversación, la imagen que viniera a su cuerpo fuera la de su voz, la de unas curvas femeninas, su proximidad. Quería ganar la guerra. No por alguna motivación especial, simplemente él había llegado a su despacho plantando batalla y ella no tenía por costumbre perder cuando la desafiaban.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
034ScottSummers
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 07/07/2014

Ficha de Personaje
Alias: Ciclope
Nombre real: Scott Summers
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   3rd Noviembre 2014, 19:16

Era el turno de Blair de responder, Scott le había hecho una pregunta, una de esas que se responde con un sí o un no, pero sabía que ella no le iba a dar ninguna de esas respuestas, era alguien impredecible, pero las cartas ya estaban sobre la mesa, la conversación ya había llegado a su tope, este era el momento que Scott estaba esperando, no había sido fácil-Blair es una mujer de carácter, fuerte, decidida-la conversación le había permitido conocerla un poco más, su manera de pensar, sus cualidades, debilidades y no solo eso, también tuvo la oportunidad de sentirla, tocarla, olerla, algo que no se lo esperó, ¿lo había hecho a  propósito? lo más seguro, pero de alguna forma marcó una conexión entre ellos. Sabía que ella también había aprovechado este momento para conocerlo, examinarlo, hallar sus puntos fuertes, sus puntos débiles y lo había conseguido.

La joven le dio la espalda, al parecer al fin había bajado la guardia, le habló con un tono más suave, tranquilo, que lo demostraba... Por lo que dijo, Se había colocado en la misma posición que las personas, almas indefensas, victimas, pero tenía razón, a veces era imposible que no hubiera víctimas, pérdidas humanas(o mutantes), a veces en muchos casos, lo único que podían a hacer era tratar de que esas pérdidas no fueran muchas. Pero de nuevo había colocado a héroes y villanos por igual. ¿Quizás... No era la única persona que pensaba así? ¿Cuantas más compartían esa ideología?-[color=#660000]Lo único que podemos hacer, es esforzarnos por hacer un buen trabajo y demostrarle a las personas que hacemos la diferencia[/color]-pensó. No dijo nada en contestación, se mantuvo en silencio, sabía lo que él pensaba acerca de eso y no había necesidad de seguir tocando el tema.    

Acto seguido Blair se dio la vuelta, sus ojos de nuevo se posaron en Scott, pero algo había cambiado en ella, en su rostro se le dibujó una pequeña expresión maliciosa, la misma sonrisa que tenía cuando dijo aquel discurso.

- Lo siento Scott, tus argumentos son buenos, pero yo no soy ninguna heroína, tan sólo una mujer.

Su tono de voz también había cambiado, su voz era grave, suave, le había agregado un toque sensual a sus palabras, su piel se erizó por un momento, aquello impresionó a Scott pero no mucho, sabia cuáles eran sus intenciones, estaban más que claras. La joven gustaba de él y claro él gustaba de ella, pero... ¿Qué le iba a decir?, al parecer dependiendo de su respuesta eso iba a afectar en la decisión de que ella tomara, tenía otros motivos, motivos de otra índole, que no implicaba en dar clases o salvar el mundo.

Guardó silencio un instante pensando bien sus palabras, buscando una respuesta "completa", clara, que envolviera todo, que le permitiera comprender su punto de vista, y le dijo en un tono tranquilo mientras se acercaba lentamente hacia ella:-Quizás tiene razón señorita Blair, quizás solo sea una mujer, sencilla, sin habilidades fuera de lo común, una simple economista, pero mutante. ¿Pero sabe qué?, quizás eso es lo que necesitamos, lo que necesita nuestro equipo, alguien inteligente, más humano, que nos permita ver las cosas desde otros ojos, quizás eso es lo que necesitamos mostrarle al mundo, no de alguien agresivo sino la imagen de una simple mujer y tal vez dejen de vernos con sentimientos de inferioridad, de temor, y nos vean con ojos humanos, de igualdad. Y quizás...-Cuando por fin llega hasta ella, con mucha confianza, se acerca, así como ella se acercó a él. Hubo otro momento de silencio, sus ojos recorrieron por un instante la bella imagen que tenía en frente de él, una leve sonrisa se dibujó en su rostro y le dijo, con un tono suave casi como un susurro:-Eso es lo que yo también necesito.- No dijo nada más, levanto su mano derecha con la palma abierta y la mantuvo extendida en el aire, para así sellar el trato. Aunque como ya se estaba haciendo costumbre, no se esperaba como iba a reaccionar Blair.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blair Van der Woodsen
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 574
Fecha de inscripción : 07/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Root
Nombre real: Blair Van der Woodsen
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   3rd Noviembre 2014, 20:27

Aquello le gustaba cada vez más; Scott estaba demostrando no ser el mejor negociador, pero desde luego aprendía y se adaptaba rápido, pronto había comprendido al juego que estaba jugando y había retomado la partida en las condiciones que ella marcaba, eso le gustaba, por supuesto. Un hombre que no era capaz de reponerse al primer golpe no merecía la pena, eran entretenidos para un rato, pero nada más. Aquel boy-scout seguramente sería muy divertido, al menos tenía toda la pinta de que podría serlo, y no se rendía, otro punto a su favor. Era del tipo de personas que hacía lo que era necesario para lograr sus objetivos, y estaba claro que ella estaba en su punto de mira; la quería en su equipo y haría lo que fuera necesario para conseguirla, desde aprender a debatir y rebatir, como a jugar a su juego e intentar seducirla. Pero había algo que no le cuadraba.

Blair podía entender que la deseara, era un hombre y ella había provocado sus sentidos, pero su última frase la desconcertaba, implicaba más cosas que un simple deseo insatisfecho, implicaba un anhelo más personal, una atracción que superaba las barreras de lo físico. Cierto es que ella se sentía atraída por él, no sólo en el plano físico, había tenido la oportunidad de estudiarle con cierta minuciosidad, era buena en eso, leyendo a las personas. Pero él había dejado en el aire que le gustaba ella. ¿Era cierto, o tan sólo estaba marcándose un farol arriesgado? Blair era una jugadora nata, y desconfiaba de su pareja de juego.

Había hecho una buena argumentación al respecto, irrebatible, la había puesto en una posición en la que su presencia en el equipo parecía determinante e imprescindible, un movimiento inteligente, sin lugar a dudas. No le quedaban más argumentos a rebatir, había negociado bien, desistiendo de su presencia como profesora e insistiendo en que formara parte del equipo; la había tratado como a una mujer, a una persona y no como un individuo con poderes extraordinarios. De la misma manera en el fondo también parecía anhelante por recibir ese mismo tipo de trato, el de alguien sin poderes, normal, corriente, a pesar de que los suyos eran ligeramente más llamativos que los de ella; para Scott era imposible pasar desapercibido, pero sus padres nunca la habían tratado diferente y no veía porque tenía que tratarle diferente a él, era un hombre y lo trataría como haría con cualquier hombre, era una persona y lo trataría como haría con cualquier persona.

- Eso está mucho mejor, Scott. Aprendes rápido. Pero no puedo darte ahora una respuesta, necesito pensar, necesitamos pensar. Ya me conoces y sabes cuales son mis habilidades, lo que puedo aportar, piensa si sigues interesado en todo lo que me has ofrecido, déjame pensar si estoy interesada en todo lo que me ofreces. Búscame cuando lo sepas, se que sabrás encontrarme.

Le dedicó una sonrisa cálida, amable, mientras tomaba su mano y tiraba de ella para reducir aún más la distancia entre ellos y posar sus labios sobre su mejilla afeitada en un gesto de despedida. Cogió sus cosas de la mesa de su despacho y metiéndolas en el bolso salió de la habitación, no necesitaba nada más, el resto ya estaba en su maletín, y no le importaba darle a Scott la posiblidad de mirar entre sus cosas, no iba a encontrar nada que ella no quisiera que encontrara. Y sobre todo, una despedida brusca pero dulce le daría más en que pensar, o eso esperaba. Así también ella tendría más tiempo para meditar su propuesta y estudiar sus palabras, quería averiguar si lo que había insinuado sobre su interés era cierto, y la mejor manera era dejándolo enfriarse, dándole la oportunidad de buscarla de nuevo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)   

Volver arriba Ir abajo
 
Oficina de asuntos mutantes (Scott Summers 31-8-2018)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Scott Summers - Cyclops
» Sala de Recreo {Jean Gray, Logan y Scott Summers}
» Scott Summers - Cyclops
» HABITACION DE SCOTT SUMMERS
» [Mini-Evento] Plaga (Emma Frost, Alatariel, Scott Summers, Planaria, Jonathan Smith, Quicksilver)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: