Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   12th Marzo 2015, 00:49

Soltó una parrafada cargada de sus preocupaciones, sus miedos y sus inseguridades. Además se había alterado en todos sus gestos y caricias. Por un momento el corazón se me encogió en un puño como cuando veía a sus ojos de antes, ese era plana. Nervioso, inquieto, sonriente, vivo.

Le agarré de las manos suspirando y le miré con una sonrisa suave. Conecté con su mirada en un tranquio "todo irá bien" y sin dejar de sonreír, abrí las piernas acogiendo su fuerza de apoyo en mis ingles, dejando mis rodillas a ambos lados de su cuerpo.

Notando su pulso acelerado en mi pecho y sin poder evitar sentirme nerviosa por ello, acaricié su cabeza con mis uñas inclinando su cabeza ligeramente y le callé con un beso en el cuello que me permitió notar cómo se nos ponía la carne de gallina.

- Esto es cosa de dos. ¿Estás seguro?- dije mirándole a los ojos mientras me mordía el labio, mezcla de los nervios y las ganas.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   12th Marzo 2015, 11:10

Parecía que por fin ella estaba más tranquila. Dios mío, no entendía cómo tenía la paciencia para aguantar que no me enterase de nada. Me sentía muy estúpido, pero estaba más tranquilo. Ella estaba allí conmigo. Estábamos los dos juntos, tumbados el uno encima del otro, sintiendo nuestra respiración y palpitar. Su beso en el cuello provocó que una corriente eléctrica me recorriese toda la columna, provocando que mis pelos se erizasen de placer, de expectación, de emoción... No sabía si estaba preparado, pero sólo había una manera de saberlo.

- Nunca he estado más seguro de nada en toda mi vida... Además, no me atrevo a decirte que no, no sea que me abrases o me congeles aquí mismo.- Y reí. Me sentí con fuerzas para bromear un poco con ella, y eso me hizo sentirme bien. Creo, que nunca sabes si estás preparado hasta que te lanzas al vacío. No es una de esas cosas que tengas claras desde el primer momento. Yo tenía mis dudas y mis preocupaciones. Ella iba a ser la primera. Me asaltaban ideas en la cabeza que no me ayudaban, pero me esforcé en no pensar en ello. Quería pensar en ella. En nosotros. La quería. Me quería. Nos queríamos. ¿Qué era lo peor que podía pasar? Una divertida anécdota que recordar parar reírnos de vez en cuando.

Comencé a besarla, a besar su cuello y sus labios. El corazón me iba a mil. Acaricié con suavidad sus piernas, situadas a ambos lados de mi cuerpo. Sentí su delicada piel bajo mis yemas, caliente como un fuego. Algún pequeño chispazo saltó de mis manos, producto del nerviosismo y la emoción. Me mordí el labio un par de veces, y la sentí muy cerca. Tan cerca que habría podido tocar su alma. Inconscientemente me moví. Movimientos ondulatorios, lentos y suaves, como el vaivén de las olas. La respiración se volvió ligeramente más fuerte, más entrecortada. Un par de tímidos gemidos llenaron la habitación, y mis mejillas se sonrojaron. Estaba convencido de que ella podía sentir mi temperatura subir y subir poco a poco. Notaba como la electricidad se movía por mi cuerpo, relajándome inconscientemente. Mis músculos dejaron de estar tensos. Me dejé llevar por el amor que invadía la estancia, empapando las sábanas de él, provocando que el tiempo se detuviese, y el mundo desapareciese a nuestro alrededor. Pasé mi mano por su espalda, y con un movimiento suave me senté, colocándola sobre mí. Yo estaba de rodillas, y acaricié su rostro, mirando aquellos preciosos ojos, y quitándole un par de mechones que caían por él. Los ojos me traicionaron y miré su pecho, marcado bajo la camiseta. Me mordí el labio y miré sus ojos.

- Pu... ¿Puedo quitarte la camiseta?

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   12th Marzo 2015, 15:44

Podía notar su nervosismo en cada aliento aunque poco a poco, caricia a caricia y al ritmo de los jadeos se calmaba y empezaba a tomar algo de iniciativa. Era tan distinto a lo que había probado antes, tan... novato. Para nada en el mal sentido, sino que...Comparado a lo que había vivido esto era totalmente suave y lento, y tengo que decir que descubrir esa manera de disfrutarlo no estuvo nada mal.


Estaba sumergida en las caricias, el calor y los primeros roces cuando pidió permiso.
- No pidas permiso, tengo boca si quiero quejarme de algo. Sólo déjate llevar - Y apoyé mi peso en su cadera. Sin poder evitar el afán competitivo le tumbé y me senté encima, asegurándome de que ambos estábamos cómodos y me acoplé como pude, notando sus ganas en mi entrepierna.  
- Tú debes opinar también. Déjate llevar por placer, no por miedo.- dije reafirmando lo que seguramente él estuviera pensando.

Era todo muy cómodo y natural. Tenía que darle algún que otro empujón para que dejase de pensar y por fin hiciese lo que su cuerpo le ordenase, o lo que le ordenase yo, pero todo iba sobre ruedas. Parecía contento y nada forzado. A partir de entonces todo iría mucho mejor.

En ese momento agarré sus manos, mirándole desde arriba y las deslicé desde mi cintura hasta el interior de la camiseta, haciendo que la levantara mientras sus manos rozaban mi piel y al llegar a mis pechos las solté. Tenía que empezar a tomar cartas en el asuntos por su propia cuenta o no crecería en este aspecto.  Sin dejar de sonreír y mirarle con las cejas ligeramente levantadas moví mi cintura, haciendo que todo mi apoyo se deslizase de arriba abajo notando el principio y el final de su ropa interior.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   12th Marzo 2015, 16:39

Dejarme llevar... Vale. Bueno, era lógico después de todo. El instinto me guiaría además de ella, pero no podía evitar pedirle lo de la camiseta. Puede que fuese una tontería, pero no sé, sentí la necesidad de preguntárselo por la ternura de la situación. No me dio tiempo a hacerlo ya que se me echó encima y me besó. La temperatura iba subiendo, y comencé a sentir la necesidad de sumergirme en aquello, de acariciarla, de desnudarla lentamente, con ternura y delicadeza. Vale, no podía ser salvaje al menos por el momento. Aún me estaba conociendo y la estaba conociendo, quería ir despacio. Ya habría tiempo de perder la cabeza totalmente. Agarró mis manos y las llevó a su cintura, levantándolas lentamente, guiándome a través de sus curvas, sintiendo sus caderas, su tronco... Acaricié el tatuaje que le hice con delicadeza, recorriendo con la yema del dedo índice su contorno. Me gustaba que tuviese una parte de mí allí. Me hacía sentir querido y especial. Me siguió guiando hasta alcanzar sus pechos, donde me dejó libertad. Si hubiese habido algo de luz, habría podido comprobar como mis mejillas se tornaban de un rojo tan intenso que habría sido difícil diferenciar un tomate de mi cara. Con suavidad, las acaricié, siguiendo su forma redonda y perfecta, y disfrutando de aquello.

- Son... Son blanditas. Mucho más de lo que creía...- Me sonrojé un poco por ese comentario. Supuse que se lo tomaría a bien, pero también me sentí como un niño que acaba de descubrir el chocolate o el sabor de un caramelo que le acompañaría hasta el día de su muerte. Aquel tacto, aquella sensación... No podía ser descrita con palabras.

Comenzó a moverse, provocando que una pequeña risa nerviosa se me escapase, y cerrase los ojos mientras me mordía el labio. Me gustaba. Mucho. Una sensación como nunca había sentido comenzó a recorrerme el cuerpo desde la cintura, activándome como un motor que se usa por primera vez. Algo ruidoso, al que le cuesta arrancar un poco, pero que funcionaba a la perfección. O eso esperaba. Estaba nervioso. Muy nervioso, para que negarlo, pero poco a poco comenzaba a ir calmándome.

- Sasha... Mmm, Sasha, me... me pones mucho...- Y se me puso ligeramente cara de susto. Nunca le había dicho "guarradas" a una chica, y de repente sentía la necesidad de hacerlo, de soltar algún comentario subido de tono, tal vez para activarla, tal vez para activarme a mí. Pero no quería hacerlo. No quería que pensase que era un salido o algo así. "¿Cómo va a pensar eso? ¿Estás tonto? ¡Es Sasha! Te ha elegido a ti de entre todos los tíos de la tierra, por algo será." Sí, tenía razón. No iba a mirarme mal... O eso esperaba. Lentamente, le quité la camiseta, dejando sus preciosos pechos al descubierto. Volví a recorrer la silueta de estos lentamente, y decidí lanzarme un poco. Activé muy ligeramente mis poderes, de manera que el contacto con mi piel produjese microcentésimas descargas, lo suficientemente intensas para excitar un poco, o al menos poner la carne de gallina. Me mordí el labio y le rocé los rosados pezones con la punta de los dedos, haciendo lo mismo en ellos.- Son preciosas... De verdad que lo son. Oye... Esto... Te... ¿Te gusta? Es un truquillo de mis poderes. No sé si te gustará. Cuando te he masajeado con ello AH... Cuando te he masajeado con ello te... Mmm... Te gustaba.

Los jadeos me salían solos, sin que pudiese evitarlos. Me daba un poco de corte, pero qué le iba a hacer. Ya estaba metido de lleno en el asunto.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   12th Marzo 2015, 23:42

Parecía un pasajero descubriendo un nuevo vuelo, más alto, más libre, más rápido. Y se empezó a liberar poco a poco. A su primer comentario no pude si no contestarle con una sonrisa.
Y apareció la Sasha íntima.
Cuando é empezó a jadear no pude sino acelerar el ritmo a un trote continuo y placentero. Cada vez que el habla se le interrumpía, yo lo disfrutaba y volvía a intentar que pasara de nuevo.
Me incliné sobre él apoyando los codos en la almohada y le susurré al oído con la voz ligeramente agravada.

-Y tú también a mí, cachorro...No sabes cuánto- Y me volví a erguir haciendo que notase la presión de nuevo. Fue entonces cuando lo tenía bajo control. Lo conducía por donde yo decía e iba a salir como yo pensaba... O eso creía.

Cuando siguió mi recorrido y después de jugar con dos de las ligeras zonas de placer que posee el cuerpo femenino, noté una corriente que me recorrió desde los pechos hasta mis caderas, mi espalda y la propia cabeza. No pude evitar gemir. Una, dos, tres veces con cada espasmo que me daba, cada vez más alto hasta que mordí mi labio aguantando más ganas.
Los vecinos acabarían quejándose.

Al parar, y con la pregunta de él, volví a agacharme como la primera vez, haciendo que mechones de mi pelo cayesen sobre su rostro y pecho para susurrarle -¿Mis gemidos no han sido suficiente para ti?- y otra vez arriba.

Entonces me arranqué la camiseta quedando totalmente con la piel de gallina de todo el torso, ahora al descubierto. E hice una de las cosas que más me gustaba hacer, notar el contacto piel con piel volviendo a bajar otra vez, como un ascensor. Apoyé por completo mi cuerpo con el suyo, sin parar el movimiento y retirándome el pelo a un lado para que no le molestase, le mordí el lóbulo sonriendo mientras echaba el aliento.

El momento se acercaba poco a poco. Él no lo olvidaría jamás, como casi todas las primeras veces, y debía estar a la altura. Hablando de altura, volví a subir de nuevo. Me apoyé en su pecho con una mano y la otra, con la punta del dedo índice fría, recorrí un camino sinuoso desde su pecho, describiendo varias curvas y espirales por su piel, hasta la goma de su ropa interior, metiendo el dedo por dentro y tirando hacia arriba ligeramente para soltarlo de golpe con un ligero "plas" indoloro.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   14th Marzo 2015, 16:20

Sus gemidos hicieron que el pulso me saltase por los aires. Cada vez que uno salía de su boca, el corazón me daba un vuelco. Nunca antes había querido perder tanto la razón como en aquel momento, dejarme llevar en aquella habitación por el amor y la excitación de la primera vez. No sabía si estaba preparado, pero sólo había una forma de saberlo. Se arrancó la camiseta en un gesto salvaje y placentero al mismo tiempo. Me concentré con todas mis fuerzas en evitar que miles de rayos saliesen en todas direcciones. No quería electrocutarla, de ningún modo, pero me estaba costando horrores. Hasta ahora, nunca había sentido nada parecido, y mis poderes querían liberarse igual que yo. Algún relámpago salía de mis manos y me esforzaba en mandarlo contra la pared o el catalizador, el cual cayó al suelo después de un par de disparos. Fruncí levemente el ceño no de duda o enfado, sino de puro placer, y los ojos se me entrecerraban inconscientemente. Cuando se apoyó sobre mí y sus cabellos me taparon la cara, un cosquilleo me recorrió las mejillas, sin poder evitar sonreír ante ello.

Y entonces, hizo algo que me hizo perder del todo la cabeza. Enfrió su dedo, recorriendo con él mi pecho y vientre, finalizando en mi cintura, estirando la goma de mi calzoncillo y soltándola, juguetona y divertida. No podía más. Sin esperar si le parecía bien o no debido a la locura que me invadía, me erguí, y suavemente la abracé y la tumbé sobre la cama, estando yo ahora encima. Le sujeté con una mano la cabeza y con la otra recorrí su costado y piernas, haciendo que estas me abrazasen la cintura. Entonces, me separé un poco de ella apoyando mis manos a ambos lados de su cabeza, y suspiré, recobrando un poco el control. Miré sus ojos, esos preciosos ventanales a su alma en los que tanto me gustaba perderme. Fueron un par de segundos, pero sentí una enorme paz interior, como hacía mucho tiempo no sentía.

- Te quiero Sasha...- Y muy lentamente, besé sus labios, abandonándolos y empezando a recorrer su cuerpo. Primero, sus mejillas. Seguí por el cuello, con tiernos y suaves besos, dejando que mi lengua juguetease un poco con su piel. El pecho y su abdomen fue lo siguiente. Descubrí lunares que no sabía que existían. Pequeñas marcas en su piel que nunca me había parado a observar antes. Alguna cicatriz casi imperceptible, detalles de sus tatuajes, el relieve del mío... Me fundí con sus curvas, dejando que mis manos y las yemas de mis dedos las recorriesen, como pequeños coches a lo largo de una sinuosa carretera. Besé sus manos, sus brazos, su ombligo. Metí la nariz en él y la moví un poco mientras besaba la parte superior de su ingle. Situé mi cabeza entre sus piernas, y le di un tierno y suave beso al corto pantalón que llevaba, justo donde se encontraba... Ya sabéis. Acaricié la parte exterior de sus muslos con cuidado, y la interior la besé con delicadeza, restregando mi barba por ellos. Me centré en su pierna izquierda, la cual levanté con suavidad mientras me colocaba poco a poco de rodillas, mientras iba subiendo por ella (o bajando, según su punto de vista) hasta alcanzar los pies. Besé casi todos los centímetros de esa pierna, mientras con las manos masajeaba ligeramente los gemelos y la planta del pie. Le di un suave mordisco en los dedos, procurando no hacerle cosquillas. Los pies eran una parte muy delicada, y las cosquillas a veces aparecían con tan solo rozarlos. Entonces volví a subir hasta su cintura, e hice el mismo procedimiento con su pierna derecha. Nuevos lunares, algún pequeño granito casi imperceptible, marcas de un pasado lleno de acción... Cada nuevo descubrimiento que hacía era coronado con un beso, como si estuviese conquistando aquellas marcas. Quizá no fuese el primero en encontrar cada uno de esos lunares, quizá sí. Eso no me importaba.

Suspiré, y deposité sus piernas a mis lados, permaneciendo aún de rodillas. Temblando un poco, sujeté sus pantalones y su ropa interior con ambas manos, desde sus caderas. La miré a los ojos, más nervioso que un niño la noche de Navidad.

- A... Allá voy.- Y estiré hacia abajo, revelando el "secreto" que Sasha guardaba allí abajo. Fue la primera vez que vi uno. La verdad es que no me preguntéis por qué, pero me gustó. Me agaché y lo besé con delicadeza. Un beso largo, hecho únicamente con los labios, y me separé, volviendo a mirar sus ojos. Una risa nerviosa me invadió en ese momento, y me lancé del todo ya. Con suavidad, acerqué mi mano derecha y comencé a acariciarla, a jugar con ella, tumbándome a su lado para poder estar junto a su rostro. El tacto era húmedo y suave, algo parecido a meterse los dedos en la boca. Intenté localizar el "botoncito" (perdón por llamarlo así, ya sabéis que no tengo remedio) y lo rodeé con cuidado, usando sólo el corazón y el anular. Una ligerísima nueva descarga, de apenas unos pocos voltios. Si había conseguido que gimiese así en sus pezones, allí abajo no quería imaginarme lo que podía conseguir. Y por primera vez en mi vida, me di cuenta de que mis poderes tenían un potencial para el sexo verdaderamente increíble.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   16th Marzo 2015, 01:26

Podía notar por sus leves espasmos, sus gemidos y sus jadeos sobre mi piel cada reacción ante mis estímulos. Del mismo modo que mis respuestas le aceleraban la sensación más y más. Cuando veía su sonrisa tímida me recorría un escalofrío de felicidad desde la base de la espalda hasta la nuca. Sensación de tranquilidad que no había sentido en muchísimo tiempo. Al escuchar esas tres palabras... fue como una supernova. Todas las cadenas que me ataban a inseguridades se me rompieron. Los miedos que conservaba y los nuevos que acababande surgir se rompieron de golpe, como de un cataclismo inesperado y deseado. Por una vez no me sentía prisionera de un estado, de mis poderes, o de mis relaciones... Era libre. Y estaba haciendo lo que quería y sentía. Además ese, ESE era Plana para mí. Su tono de voz, sus ojos y su sinceridad. TODO.

Acompañé su beso con unas ganas que hablaban por mi ansia, terminándolo con un mordisco en su labio inferior, tirando con suavidad. A medida que sus labios rozaban zonas de mi cuerpo, me encorvaba, me volvía a relajar. La carne se me ponía de gallina y se me erizaba hasta el último rincón de bello. Mi respiración anárquica se aceleraba así como las ganas de sentirle dentro de mí de una vez por todas. Se movía con libertad, probando el tacto de cada rincón de mi cuerpo, como el que por fin disfrutaba una de mis tartas que llevaba expuesta en el escaparate unos días. Y pasas delante de ella y no puedes y no puedes, pero la quieres, y por fin la compras. Entonces la disfrutas como si fuese lo más preciado de tu vida en ese momento. Y él me saboreó en su paladar como si no fuese a gastarme jamás.

Me masajeaba rincón a rincón, parecía muy seguro para ser su primera vez, aunque decidí pensar que era porque de verdad estaba dejándose llevar, y no pensaba interrumpirlo. Mi cadera se movía sola cuando su cabeza se detuvo entre mis piernas. Con cada resoplido notaba su aliento cálido en mis ingles, y con esos pequeños detalles me hacía enloquecer más y más. Mi mano se estiró hasta su pelo y le hice una caricia con las uñas mientras se me estremecía la espalda, sin poder controlar mi cuerpo. En ese momento solté una risotada sutil, casi susurrada, que se camufló entre jadeo y jadeo, producto de un pensamiento que acompaña por lo menos un segundo en la mente de toda mujer una vez en la vida. " ¿Se dará cuenta de lo jodidamente suave que está depilado? Cuesta mucho esfuerzo, espero que lo aprecie". Y apartando ese pensamiento decidí volver a las pulsaciones, las descargas, los mordiscos... a él.

Volví a ver su carita a mi lado, unas gotas de sudor por su cuerpo, particularidad pegajosa de la que tenía el privilegio de perder. Y le besé justo antes de que empezase a acariciarme. El beso lo interrumpió un gemido suave de los míos, de estos que me agravaban la voz, me entrecerraban los ojos y me sacaban una sonrisa de lado que terminaba en un mordisco en el labio inferior. Disfruté de sus caricias, de mi humedad, y pillándome por sorpresa, grité.
Porque fue un grito.
Y le miré con los ojos muy abiertos.

- No sabes el poder que tienes...- dije antes de volver a besarle, analizando la situación y tratando de alargar el momento para que mi cuerpo asumiera la cantidad de placer que se le acababa de proporcionar en tan poco tiempo.

Disfruté su pulso y su habilidad intentando contenerme, en vano, obviamente mientras mi mano se deslizaba desde su pecho, aún ligeramente fría hasta volver de nuevo a la goma de su ropa interior, y describiendo círculos alrededor de ésta, iba descendiendo poco a poco. El calzoncillo se arrugó justo antes de cierta elevación peligrosa que impedía que bajase y recurrí a ambas manos, mientras él me tocaba, para jugar de igual a igual, dos cuerpos desnudos. Mirándole a los ojos, con la pulsación al mismo ritmo que la respiración y sin dejar de morderme el labio de manera inconsciente le acaricié alrededor del protagonista, dejando el rastro de mi tacto en sus muslos, la zona inferior del pene y la zona superior que en las mujeres se llamaba "monte de Venus".

Y mientras arrugaba la nariz en un gesto ligeramente violento la agarré firme, con la mano completa y moví súbitamente mis dedos, llevándome su placer a la base y conduciéndolo hasta la punta en un movimiento suave. Estaba convencida de que ese placer sería un reñido competidor del que le proporcionaba el chocolate al chico europeo.


_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   16th Marzo 2015, 14:18

Su grito me heló. No sabía si acababa de cagarla profundamente o si le había encantado. Sus palabras me calmaron entonces, y volví a ir con cuidado. Nota mental: usar mi poder con muchísima delicadeza. Sabía que la electricidad podía causar placer, una especie de cosquilleo que recorría el cuerpo entero, y que las mujeres tenían ese punto de placer total. Según había leído, ese pequeño órgano, por llamarlo de alguna forma, estaba hecho única y exclusivamente para dar placer. No tenía otra función. De manera que darle una ligerísima descarga me pareció divertido, pero debía ir con más cuidado o la mataría. De placer, sí, pero tampoco me apetecía eso.

Comenzó a jugar entonces ella, recorriendo mi cuerpo con sus dedos, lentamente, jugueteando, hasta que llegó abajo. La respiración se me agitó con un par de gemidos, y cuando me agarró me mordí el labio con fuerza. Miré a los ojos a Sasha frunciendo ligeramente el ceño de placer.

- Sa... Sasha... Una cosa. Sé que lo sabrás pero... Mmm... Pero sé delicada, ¿vale? Es la primera vez que una chica me toca y bueno... No estoy acostumbrado a ello. Confío en ti, pero que no te extrañe si te pido que pares. Seguramente sea porque no estoy acostumbrado a tanto placer...- Y le sonreí nervioso. Era cierto. La sensación de que otra persona te coja y lo haga tan delicadamente es rara y curiosa la primera vez. Jugó conmigo, al igual que yo jugaba con ella. El ritmo fue aumentando poco a poco, y yo tenía que concentrarme muchísimo para no hacerle daño. Pero al mismo tiempo necesitaba dejarme llevar y disfrutar. Bueno, disfrutar lo estaba haciendo y muchísimo. Aquello era distinto a cualquier cosa que hubiese hecho hasta la fecha. Nada de nada se le parecía. Y añadiéndole todo el amor que sentía por ella hacía que todavía fuese más especial y mágico al mismo tiempo.

Los besos se superponían, los lametones por el cuello subían y bajaban. Jugueteaba con sus pechos con la mano libre, recorriendo su silueta, apretándolos un poco, sintiendo su calor dentro. Llegaba el momento. Me mordí el labio y pensé en si bajar o ir directamente al tema. Quería hacerlo, aunque fuese un desastre. Quería probar si era capaz de darle placer oral, y con un largo beso fui bajando poco a poco, recorriendo con mi nariz y labios su cuerpo de nuevo. Abracé sus piernas con mis brazos, notando su calor en los lados de mis orejas. No encontré pelo allí abajo, y sonreí. ¿Lo tendría preparado o habría sido simple casualidad? Fuera como fuese, estaba seguro de que no era fácil y que dolería bastante. Las chicas decían que la depilación dolía, pero imaginé que quitar esa zona debía haber sido mucho peor. Respiré hondo y comencé con besos, lentos, por la superficie. Luego me ayudé de la lengua y la nariz para ir descubriendo toda esa parte, para ir probando, ir jugando... Convertirme en un aventurero que acababa de descubrir una isla, buscando sus secretos, sus lugares mágicos.

Noté su presión contra mi cabeza, sus dedos recorriéndome el pelo, con algún arañazo provocado por el placer y los espasmos. Escuchaba su respiración, sus gemidos, y aunque tal vez no lo estaba haciendo especialmente bien, noté como al menos algún suspiro lograba arrancarle del alma. Mordí aquí y allá, acaricié esto y lo otro, con una pasión que habría encendido un volcán. Con las manos acariciaba sus muslos, su vientre, y estirándome un poco sus pechos, donde sus erizados pezones me esperaban en busca de contacto, de sentir las yemas de mis dedos redondearlos y apretarlos ligeramente, usando su forma para ir girando y apretando.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   31st Marzo 2015, 01:24

- Claro cariño, tú me paras ante cualquier cosa - dije para responder a su resto de timidez.
Casi no podía creer que se hubiese lanzado como lo había hecho. Noté su aliento en mis ingles, sus besos en los muslos. Me alteré a la vez estando insegura, pensando en si estaría suficientemente decidido o si sabría lo que hacer.
Empezó a manejarse bastante bien. Parecía que iba bien encaminado y antes que dirigir lo que hacía, preferí gemir y jadear cuando lo hacía bien. En el sexo es mejor aprender guiándose por los estímulos de tu pareja que ir indicando como si jugases al hundir la flota. Te acostumbras a los reflejos de la otra persona, a sus tonos de voz, a dónde le gusta, qué, cuánto y cómo…

Pero como era la primera vez del pequeño Plana, aunque había ocasiones y puntos donde se le daba especialmente bien, al ser su primera vez, no terminó de cuajar… Y tras dejarle a su estreno y disfrutar durante un rato con su inexperiencia que a la vez favorecía a la hora de que explorase nuevas cosas que otra gente no hacía, me erguí, le cogí de los hombros, le levanté y le tiré boca arriba en la cama.
- No está nada mal, cielo, aunque tendrás que echarle horas como a todo…jajaja-  y le besé, dándome igual los rastros de mi sabor que pudiesen quedar, eran sus labios. Lo demás no importaba.

Pero entonces me tocaba a mí. Bajé siguiendo el recorrido de besos, aunque desde su pecho, enfrié esta vez mi lengua, y describiendo pequeñas espirales llegué hasta donde deberían estar sus calzoncillos, y no estaban. Sonreí antes de llegar y recobré la temperatura de la boca para darle un suave beso en la punta y empezar en lo que yo si tenía cierta práctica, y por lo que me habían dicho, bastante buena.  Empecé dejando que la humedad de mi lengua embriagara toda su muestra de alegría, notándola cada vez más cálida y ansiosa porque jugase con ella en mi boca y aún rocé con los dedos y moví mi mano arriba y abajo un par de veces antes de que llegase el momento. Me recoloqué, apoyada en mis rodillas y agarré una de sus manos, colocándomela en la cabeza para que me sujetase el pelo justo antes de abarcar todo lo que podía con mi boca, hasta el final, y volver a salir. Empezaba mi turno y pensaba hacerle ver las estrellas.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   31st Marzo 2015, 18:13

Sonreí mientras la besaba después de que me pusiese boca arriba. Sus palabras me explicaron que no había estado mal, aunque todavía debía mejorar. Lógico. Quiero decir, era la primera vez que le bajaba a una chica. Podía haber ido mucho peor... ¿Verdad?

- Bu... Bueno. Es lógico. Pero no ha estado mal, ¿no? Para ser mi primera vez y... Mmmm... Tal...- Los ojos se me pusieron en blanco a medida que iba bajando, hasta que las palabras dejaron de salir de mi boca. Cualquier cosa que dijese sería una gilipollez absoluta y seguramente cortase el rollo. Un beso. Me mordí el labio inferior mientras las cejas se me contraían ligeramente. Su lengua comenzó a recorrerme y a jugar conmigo, provocando que contrajese los dedos de los pies y mi mano se aferrase a las sábanas con fuerza. Busqué con la otra mano su cabeza para acariciarla, y ella me guió para sujetarle el pelo. Una parte de mí se puso nervioso, y el corazón se me aceleró como un fórmula uno. "Vale, aquí viene... Tranquilo Plana, tú tranquilo, que va a ir to.... ¡OOOOOOOOOOOOOOOOOH!". Di un pequeño respingo, y creí que me iba a estampar con el techo. Los ojos se me perdieron en el interior de la cabeza, y durante unos segundos estaba convencido de que el cerebro se me había salido de la cabeza, disparado del placer. Me aferré a su mano con fuerza, acariciándola con el pulgar. Aferré su pelo con más fuerza de la que me habría gustado e inconscientemente arqueé ligeramente un poco la espalda, apretando los glúteos, empujándola apenas unos milímetros debido a que me controlé por no dejarme llevar. La sacó entera de su boca y solté todo el aire que tenía en los pulmones encerrado mientras lo hacía, respirando pesadamente.

- Joder Sasha... Jo... Der...- Sentí mareos producidos por el placer y la falta de sangre en mi cabeza. Acaricié su pelo, enredándome en él, perdiéndome en lo sedoso que era, acariciando con la otra mano su mejilla. Nunca había sentido nada así. Nunca en toda mi vida. El placer era tal que me quería salir el alma del pecho y gritar. Pero eso no era nada. Volvió a la carga, subiendo y bajando, con la boca y la mano, y yo perdí la noción del tiempo y el espacio. Me perdí a mí mismo, sin saber en un determinado momento donde estaban mis pies o mis manos. Sentía su rostro, sus cabellos, los cuales me esforzaba por tener en mi mano, jugando con ellos y con su mano cuando no la acariciaba. Necesitaba decirle que la amaba, que me iba a estallar el pecho de tanto amor, que como siguiese así me perdería en un mar de amor para siempre. Nuevos rayos me recorrieron el espinazo y cada nervio del cuerpo. Tenía miedo de electrocutarla a través del contacto. Después de todo, la saliva era en parte agua. Además, la idea de darle un calambrazo que provocase que cerrase la boca de golpe era una idea que no me gustaba ni lo más mínimo. Solo de pensarlo perdí dos días de vida.

Pero cualquier duda o pensamiento que me surcase la mente desaparecía al instante llevado por su amor. Hacía tiempo que no veía nada debido a que tenía los ojos cerrados, disfrutando de aquello. Muy lentamente, con un pulso de cirujano, comencé a masajear sus mejillas con pequeñísimas corrientes apenas cargadas, evitando que se cargasen sus músculos del esfuerzo. Yo sabía que el momento se aproximaba. El momento en que nos uniésemos estaba cerca... Y no pude evitar ponerme nervioso. Me mordí el labio ligeramente y cogí a Sasha por las mejillas, levantando su cabeza lentamente y con cuidado, con una sonrisa en los labios.

- Sasha... Yo... Es... Estoy preparado... Si tu quieres.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   6th Abril 2015, 02:15

Podía notar cómo con cada movimiento de mi lengua contraía su cuerpo de una manera diferente. Se tensaba para luego relajarse y volvía a la tensión de nuevo. Su placer no era nada discreto, gemía y balbuceaba intentando vocalizar a la vez que parecía que iba a estallar. No podía sino sentirme poderosa. Y en ese momento lo era. Toda la situación podía darse la vuelta de una manera dolorosa, experimentando un placer bueno, o colocándose en la posición sumisa. Pero era decisión mía y a pesar de ello no paraba de prestar atención por si pedía que me detuviese. No sería la primera vez, y nunca me importó más allá de la preocupación que sentía por la otra persona, por si le pasaba algo o no se sentía a gusto.


Disfruté aquella situación casi más que él, y cuando mentó mi nombre de esa manera no pude sino tener aún más ganas de seguir, de acelerar, más hondo, más rápido, más placer. Así lo hice cuando en uno de los movimientos continuos pillé una de sus miradas con las mías y entrecerré los ojos, capturando ese momento en el que él me vio mirarle desde allí abajo. Y juraría que le gustó. No quería parar, estaba bien y él lo gozaba, pero me acarició guiándome a su voluntad. Estaba preparado.


- Tú conduces cariño- le dije guiñándole un ojo y con una sonrisa. Pensé en besarle antes de empezar, pero luego recordé que a algunos chicos le es incómodo besar justo después de que la chica le haya realizado sexo oral, y preferí no hacerlo. Ya tendríamos tiempo.


Inconscientemente pensé en la situación. Estábamos los dos desnudos completamente, en mi cama. Estábamos…viviendo juntos y… Dios. No me había parado a pensar en cuánto había cambiado mi vida. Y eso me hizo sentir todo el amor puro que recorría nuestro subconsciente. Pequeños fragmentos de nuestra historia surcaban mi mente en un segundo plano y me dejé encandilar por los recuerdos que me transmitían buenas sensaciones. Cuando casi nos besamos en la escalera anti incendios, cuando dormimos juntos en Suiza, cuando nos besamos por primera vez…

Él era diferente. Pero seguía siendo Planaria, y dudo mucho que hubiera tenido a un hombre mejor en mi vida.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   7th Abril 2015, 14:40

Respiré hondo y la besé después de que me dijese que yo conducía. Estaba nervioso. Por fin, iba a estrenarme. Y no con cualquiera. Con Sasha, la mujer a la que tanto debía y que tanto me había cambiado en tan poco tiempo. Comencé a besarla con delicadeza, enredado mis manos en su pelo, dejándome embriagar por su aroma y sus latidos. Entonces me separé un poco de ella, y la miré a los ojos.

- Oye Sasha.. ¿Tienes...? Ya sabes... ¿Protección?- El tono de mis mejillas se enrojeció ligeramente y sonreí algo nervioso. Me indicó que mirase en la mesilla de noche, y así hice. Cuando tenía el pequeño sobre entre mis manos me quedé pensativo un par de segundos, y me giré hacia ella sonriendo.- Esto... ¿Me ayudas? Lo siento, nunca me he puesto uno...

Ella sonrió y me echó una mano, literalmente. No era tan complicado como pensé. En cuanto estuve preparado, ella se tumbó en la cama y me dio la bienvenida entre sus piernas. Me incliné sobre ella y la besé con delicadeza. Aspiré hondo y la miré a los ojos diciéndole que iba. Un par de intentos, y entré.

No existe manera de describir lo que es conectarse con la otra persona. Es algo que, por mucho que te esfuerces, no hay manera humana de que la gente entienda lo que es y lo que se siente. Es algo que se debe vivir, que se debe sentir. Y lo que yo sentí era algo que no podía ser de ese mundo. Un placer como jamás en toda mi vida imaginé que pudiese existir, que no se pudiese comparar a nada, ni siquiera comer chocolate caliente era equiparable a lo que estaba sintiendo en ese momento, y eso que para mí, el chocolate y besarla eran las cosas más increíbles que en toda mi vida había sentido. La boca se me abrió sola y fruncí ligeramente el entreceño, cerrando los ojos, sintiéndola a mi alrededor, sintiendo sus piernas rodeándome, sintiendo su calor. El vaivén de las olas, la brisa en la cara, los primeros rayos de sol asomando tras el horizonte, el calor de un fuego en invierno... Ni siquiera cualquiera de esas cursis metáforas era comparable. Ni una millonésima parte de lo que era poder experimentarlas se acercaba a nada.

Bajé la cara y la miré a los ojos. Me dejé llevar por el instinto, empujándola con delicadeza, adelante, atrás. Me mordí el labio inferior al tiempo que pasaba una mano por detrás de su cabeza, acariciando sus cabellos y sus mejillas, y la otra la usaba para recorrer su costado y sus muslos. Me puse nervioso, y me preocupaba dañarla, ser demasiado brusco con ella, o hacerle daño de alguna manera. Pero entonces, cada vez que uno de esos pensamientos me asaltaba la cabeza, miraba su rostro y sus ojos. Esos preciosos ojos verdes que me recordaban al mar. Veía el amor que salía de ellos, y una enorme calma me invadía el corazón. Sonreí un poco tontamente, y con cada movimiento se me entrecerraban los ojos. Sujeté su mejilla con la mano izquierda y la besé, usando mi lengua para recorrer el interior de su boca, y comencé a morderle el cuello y a besarlo con intensidad. Mi corazón se aceleraba, mi ritmo aumentaba. El placer nos rodeaba y nos comía. Besé sus manos, su frente, sus pechos, con los que jugué un poco mientras intentaba amarla con toda mi pasión. La respiración era entrecortada, y nuestros gemidos invadieron la habitación, iluminada por la luna que se colaba por la ventana. Mordí sus labios, su lengua, de nuevo su cuello... Y me volvió a preocupar hacerle daño al hacer eso. Pero allí estaban sus ojos y su mirada... Y sabía que todo estaba bien. Que todo estaría bien siempre que ella estuviese a mi lado.

Y así, sentí como se entrelazaban en aquel colchón nuestras almas, enredándose la una con la otra, formando un solo ser, con un solo latido. Agarré sus manos con las mías, levantándome un poco sobre ella. Ante mí, su cuerpo desnudo, agitándose. Vi en su costado el tatuaje que le hice con mis poderes, y sus pechos moverse al son de mis movimientos. Sus cabellos se perdían por la cama y la almohada, y notaba cómo nos buscábamos, como nos encontrábamos entre besos y caricias, en una noche que jamás podría olvidar en toda mi vida.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   9th Abril 2015, 12:48

Absolutamente todo era tal y como me imaginaba que iría con Planaria, pero por otro lado era tan suyo que se me escapaba. Su primera vez transcurría entre la experiencia del cariño y la novedad recibida con los brazos abiertos. Cuando le miraba a los ojos podía ver que se relajaba muchísimo y sus nervios se largaban. Una sonrisa de confianza fue lo último que necesitó para empezar.

Necesito hacer un inciso… Y esto… hay que confesarlo. En tu primera vez con una persona…. NUNCA, NUNCA, NUNCA entra a la primera… Y eso es así aquí, en España, Guatemala y Nueva Zelanda.  

Pero cuando por fin notas en los labios que va por el buen camino, y la humedad es inevitable sólo puedes cerrar los ojos  y disfrutar. Y así lo hice cuando me estremecí por completo, levantando mi espalda inconscientemente y abriendo la boca, exhalando todo el placer que sentía dentro de mí en ese momento con un jadeo interrumpido en cada milímetro de mí que avanzaba. Cuando tocó fondo inevitablemente suspiré todo el aire que me quedaba, seguido de dos o tres jadeos pequeños que complementaron lo que en ese momento era mi  “JO-DER”.

Envolví su calor con mi cuerpo todo lo que pude. Mis piernas hicieron un nudo en su espalda, notando el roce suave de nuestra piel, mientras que mis manos se entrelazaron en su nuca. Recoloqué mi cabeza en la almohada y empecé a gemir como hacía mucho que no lo hacía. Le notaba caliente, espléndido y completo. Con cada movimiento podía notar el placer subiendo desde mis ingles, caderas y abdomen hasta la nuca ahogándome la garganta en gritos de lujuria. Me empezaba a revolver ligeramente, mis caderas le acompañaban en el movimiento y mis manos no sabían ya a lo que aferrarse. Era incontrolable y demasiado bueno para ser la primera vez. Sólo podía dejarme llevar y no pensar en nada salvo…. No, en nada.

Entre gemidos repetía su nombre cuando mi voz me lo permitía. Le miraba a los ojos y los minutos pasaron invisibles.  Empezaba a notar la recta final, la última cuesta y subidón de placer cuando sabes que todo eso va a acabarse.

- Sigue…- le susurré al oído.  No quería que terminase nunca, pero ya que tenía que hacerlo, al menos que lo hiciera por la puerta grande… ¿No?

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   10th Abril 2015, 10:20

Los ojos se me iba, igual que los gemidos y el nombre de Sasha, el cual repetía una y otra vez. Nunca hubiese imaginado que estar con alguien fuese así. Una parte de mí, la más pudorosa y cortada que me había acompañado toda mi vida no dejaba de repetir en mi cabeza que como podía ser aquello tan bueno, como podía haber estado toda mi vida sin él. Pero no era haber estado toda mi vida sin él, sino haber estado toda mi vida sin Sasha. Vale, sí, muchas veces, llevados por el placer y demás decimos cosas que tal vez en frío no dijésemos, porque lo recapacitamos. Pero estando allí, abrazado a ella, sintiendo su piel contra la mía, supe o quería pensar en que mi vida no volvería a ser igual si no la tenía a mi lado. Ya no quería vivir si no estaba con ella. La quería, la amaba con locura, la necesitaba. Una roca que me sujetase cuando todo lo demás fallase, alguien a quien acudir siempre que lo necesitase o requiriese... Esa... Era Sasha.

Sentí una fuerte descarga viniéndome desde lo más profundo de mi ser, y aunque era mi primera vez, supe lo que era. Intenté mirarla a los ojos todo lo que el placer me lo permitió, puesto que se me cerraban inconscientemente, al tiempo que me mordía el labio.

- Sasha... Yo... ¡Ahhh! Me... Me voy a correr... Mmmmm- No me quedaba mucho, apenas unos pocos segundos. Sabía que venía, lo podía notar en mi interior. Inconscientemente, aceleré el ritmo, intentando conseguir que ella llegase también. Menudo novato. Que a la primera llegásemos los dos a la vez era imposible. Necesitabas conocer bien tu cuerpo, el del otro, probar muchas cosas, ver qué era lo que más le gustaba y lo que más loca la volvía. Al menos, a pesar de los nervios por hacerle daño o por ser mi primera vez, había aguantado bastante más de lo que siempre había creído. Mis amigos siempre estaban con que si apenas durabas diez segundos tu primera vez, que si que las tías no llegaban a menos que tuvieses un pito de veinte centímetros... Qué panda de fantasmas. ¿Cómo me había dejado engañar así? Tan solo me guiaba ya por los gemidos de Sasha y por el placer que estábamos sintiendo el uno con el otro. El punto de no retorno. Ahí estaba. La agarré con fuerza de las manos, poniéndolas a ambos lados de su cabeza, y la conseguí mirar una última vez a los ojos.- Sasha... Te... ¡TE QUIERO!

Y estallé. Una descarga de placer como nunca había sentido en toda mi vida me recorrió todo el cuerpo, al tiempo que me arqueaba ligeramente hacia atrás, juntando las cejas, con los ojos cerrados y entreabriendo la boca. El placer fue tal que sentí que me mareaba y se me iba el mundo entero mientras me vaciaba dentro de ella. Fueron unos seis segundos más o menos, y cuando terminé, después de algunos últimos e inconscientes pequeños empujones mientras todo sucedía, me desplomé sobre su pecho, abrazando su cabeza, y llenándola entera de besos, todo lo que la fatiga me lo permitía. Una pequeña y tímida lágrima se me escapó de los ojos, provocada por la felicidad de haber compartido algo así con ella. Besé con dulzura sus labios, sus mejillas, su nariz, su frente, sus ojos... Todo. No podía parar. En aquel momento, mientras permanecía apoyado sobre ella, sintiendo nuestras respiraciones mutuamente y el acelerado pulso que martilleaba nuestros pechos, supe que era imposible ser más feliz.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   14th Abril 2015, 13:24

Notaba el placer recorriendo cada rincón de mí. Sus empujones, las ganas que tenía... Sólo cerré los ojos y me dejé llevar por lo que sentía, oprimiéndole contra mí y amándole aún más que antes. Sus caderas eran imparables igual que mis gemidos. Él sudaba anudado a mí y disfrutaba descubriendo ese nuevo mundo del que no había sido capaz de gozar.

Escuché su aviso y me decidí a disfrutar lo que aguantase, a mí todavía me quedaba un poco. Tampoco esperaba que la primera vez terminásemos a la vez. No solía pasar, y hay que conocerse muy bien el uno al otro y.....y...

Y dejé de pensar.

CREÍA que me quedaba mucho... Pero cuando empezó a acelerar sin control y notaba sus embestidas imparables y a tanta velocidad.... Directamente se me fue la olla. Empecé a gemir como hace mucho que no hacía. Me retorcí, me agarré a las sábanas, a mi pelo, a él. No sabía a qué aferrarme. Noté una especie de impulso, originado desde su esfuerzo, que me recorrió las ingles, la espalda al completo, la nuca y me llegó directa al cerebro con uno de los mejores orgasmos que recuerdo.  
Sentí ese subidón de placer y seguía sintiéndolo aún cuando él ya había terminado y estaba con los últimos empujones. Lo noté hasta que se desplomó sobre mí. Había sido más intenso y me parecía que había durado una eternidad.

Me quedé con los ojos muy abiertos, con él encima mientras yo miraba al techo alucinada y respirando entrecortado.

- ¿¡QUÉ HA SIDO ESO!?- y le intenté mirar a los ojos - ¿Tú sabes cuánto tiempo he estado con ese orgasmo?-

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   15th Abril 2015, 11:19

- ¿Eh? ¿Qué?- Y comencé a reír mientras la miraba a los ojos. Sus gemidos y gritos cuando todo estaba pasando me hicieron pensar en que tal vez era cierto lo que descubrí hacía tiempo. Le di un largo beso, mientras sujetaba su mejilla y su cabeza.- A ver, cómo te lo explico... Quería que fuese una sorpresa. Entre otras cosas porque no sabía si era cierto. Como sabrás, el orgasmo... Es algo que se produce mediante impulsos eléctricos, por eso los espasmos incontrolables... Y la sensación de que te recorre todo el cuerpo. Hace tiempo descubrí que, debido a mis poderes, los orgasmos son más intensos, como el doble o incluso triple en algunos casos, y más largos, tanto para mí como para la chica. Por eso has sentido esa... Explosión de placer tan... Repentina.

Respiraba entrecortadamente, recobrando el aliento poco a poco, pero teniendo que parar en algunos momentos de la explicación. Le sonreí y besé su frente.

- Sa... ¿Sabes? Nunca me imaginé que el sexo fuese... Así de increíble. Supongo que varía con la... Persona, y el amor que sientes hacia ella. Ains... Te... Te quiero Sasha. De verdad... Jamás me imaginé que esto fuese así... Eres... Eres increíble.- Y reí, negando con la cabeza. Con cuidado, salí de ella, procurando sujetar la goma para que no se me saliese. Me fui al baño y me limpié, rellenándolo de agua para comprobar que no había fallado. Todo perfecto. Vacié el contenido y envolví el capuchón en papel higiénico. Sabía que no debía tirarlo por el retrete, ya que podía atascar las tuberías. Después regresé al cuarto, apoyándome en la puerta del baño. Allí estaba ella, tumbada sobre la cama, tan preciosa e increíble como nunca la había visto. Su desnudez era la cosa más perfecta que había visto nunca. Sus curvas, su piel, sus pechos, sus ojos, sus largas e interminables piernas... Sonreí mientras la miraba, más enamorado que nunca de ella. Me acerqué a la cama y me tumbé a su lado, abrazándola y besándola. Quería estar un rato con ella así, abrazado, disfrutando el uno del otro, sin necesidad de decir nada. Sólo abrazados, acariciándonos, con algún que otro beso robado. Intenté aguantar todo el tiempo que ella necesitase, pero finalmente no pude evitar decir algo que llevaba un tiempo pensando.

>> Oye Sasha... No quiero que te tomes esto a mal, ni que me mires mal... Pero tengo un hambre que muerdo. Me comería de buena gana una olla entera de pasta con queso y tomate o cualquier cosa que haya. Algo salado la verdad, pero lo que sea... ¿Te apuntas cielo?- No quería que pensase que era un glotón. Aunque claro, lo era. Era un glotón de los más grandes que podía haber. Pero tenía la confianza suficiente para decirle que en ese momento, lo que más deseaba era estar junto a ella, y comer algo con ella, riéndonos y rellenando el buche, que lo tenía totalmente vacío después de la apasionante noche que llevábamos encima.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sasha Triger
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 10/01/2014
Edad : 24
Localización : Busca la X en el mapa

Ficha de Personaje
Alias: Celsit
Nombre real: Sasha Triger
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   16th Abril 2015, 01:25

¡Osea que lo sabía! Qué cabrón... y parecía inocente. Lo que tendría que adivinar ahora sería cómo lo averiguó, a mí me había vendido que era virgen. Supongo que era cuestión de preguntarlo más tarde.
Ante sus palabras de reflexión sobre lo que acababa de pasar sólo pude contestar lo que me salió del alma.

- ¿Mola eh...? Nunca es como te lo esperas pero...- y pausé para respirar en un suspiro, tratando de normalizar un poco la respiración- No decepciona tampoco jajaja- y le acaricié la nuca en dos caricias despistadas con mis uñas.

Los instantes de después fueron maravillosos. Era de los mejores momentos de la vida junto al último día de regla. Notaba su respiración cerca. Su.. alivio por así decirlo. Algo en él había cambiado, y no sólo lo decía por ese aura misteriosa que le envolvía desde que había vuelto. Sino... No sé, siempre me parece que cambias cuando pierdes la virginidad. Te abres a una nueva necesidad vital que cumplir y es imposible que no te cambie.
Hasta que otra necesidad clásica y más familiar se impone...

HAMBRE


HAMBRE de verdad. Casi todo el mundo tenía hambre después de hacerlo, y no sé si sería porque había cenado poco, por el estrés del día y todo junto con el sexo me había abierto un agujero negro en el estómago o... yo...yo que sé
Pero tenía muchísima hambre.
Y cuando preguntó le miré con las cejas juntas y una sonrisa muy tonta mientras mi estómago rugió casi más alto que mis gemidos.
-Nada más que añadir, señoría- y me levanté no sin antes darle un beso de gula. Salté de la cama y me vestí con mi camiseta grande y ancha y mis braguitas.
Esa, otra de las mejores sensaciones ever. BOOBIES LIBRES.

Me hice una coleta jaleosa y desastrosa pero eficaz y me puse rumbo a la cocina. Abrí la olla de espaguetis y aunque quedaba poco menos de la mitad, sabía que no sería suficiente. Así que mientras clavé dos tenedores nuevos en la olla donde aún quedaba, saqué otra para preparar más. Él los necesitaría.

- Eso sí, no pienso ponerme a hacer salsa a las....- y miré el reloj de la cocina. - ¿¡TRES DE LA MAÑANA!? Pero qué demonios..- y miré llevándome la mano a la cabeza.
No pasaba nada, no madrugaba ni tenía misión pero....
Aish...Bendita sensación de que el tiempo se escape al estar con él.

_________________
I´ve battled demons that won´t let me sleep...



Firebrick
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   16th Abril 2015, 10:39

Sonreí al verla tan activa y contenta, y después de un beso, la seguí, poniéndome el típico pantalón de pijama largo a cuadros, pero quedándome con el pecho descubierto. Me miré al espejo después de que ella saliese y me guiñé a mí mismo, en señal da aprobación. No estaba especialmente cuadrado ni mazado. Era el típico chaval fibroso, con los músculos marcados del ejercicio pero no desarrollados hasta el punto de ser desagradables. Tenía pelo por todo el pecho y el vientre, bajándome hasta casi la ingle. Me dirigí entonces hacia la cocina, y me apoyé en el marco de la puerta mirándola.

- ¡Eh nena! ¿Tienes planes para el resto de tu vida? ¿Qué te parece un poco de esto todas las noches y días?- Dije mientras sacaba músculo tontamente y levantaba una ceja en señal de seducción. La verdad es que me sentía genial, con muchas ganas de hacer el bobo con ella y bromear. Era divertido y sabía que a ella le haría gracia verme hacer el bobo. Me acerqué a ella, le besé la cabeza y me puse a su lado.- Deja, te ayudaré yo con lo de las salsas. Se nota que no estás acostumbrada a salir por las noches a hacerte la heroína. Para mí, ponerme a comistrajear a estas horas es casi el pan de cada día. ¿Tienes carne? Por hacer un poco de salsa boloñesa. Y por cierto, sería bueno que hiciésemos más de un kilo de espaguetis. De hecho, sería bueno hacer al menos kilo y medio. Yo seguramente me coma uno entero...

A decir verdad, esa era una de las cosas que más me gustaba del mundo. La recena. Esa comida que tomas al volver de fiesta o de haber salido de misión por ahí... Siempre todo sabía mejor, especialmente lo salado. Comer las sobras de la cena recalentadas era uno de esos placeres que la vida te brinda de vez en cuando. Y si encima eran cosas como croquetas, hamburguesas o algo que pudieses tomarte con la mano el placer ya era mayúsculo. Aunque, sin duda alguna, la pasta se llevaba la palma. Unos macarrones con queso y tomate. Madre mía, ¡eso sí que entraba! Al cabo de un rato de besos robados y varias tonterías, como que ambos acabásemos con la nariz manchada de tomate y con sabor a queso, teníamos entre manos una gigantesca bandeja llena hasta los topes de espaguetis. Le miré a la cara y ambos supimos que no necesitaríamos platos. Directamente desde el recipiente. Eso era lo mejor del mundo. Nos sentamos en la mesa y comenzamos a comer. En una de esas me miró a los ojos con curiosidad y picardía y apoyó la cabeza sobre la palma de su mano.

- Bueno, ¿y cómo es posible que el señor virgen supiese los efectos de su orgasmo? ¿O hay algo que quieras compartir conmigo?- Me pilló con la boca llena, masticando. Paré en seco y la miré. Comencé a reír por la nariz, mientras me llevaba la mano a la boca, tapándola, y y con la otra le pedía que esperase un momento. Tragué y suspiré aliviado. Creía que me atragantaba.

- A ver, cómo te explico esto.... No me mires raro ni nada, ¿vale cielo? Verás, yo hasta conocerte a ti nunca había tenido ni una relación, ni un morreo ni nada... Nada en toda mi vida. Y bueno, hay días donde uno se siente muy solo y echa de menos tener a alguien cerca. El caso es, que una noche salimos unos amigos a una discoteca, y comenzamos a bailar y demás. Y en una de esas una chica se me acercó, empezamos a bailar y demás, y me calentó como a una moto. Se me restregó pero vamos, como si ella fuese una esponja y yo una mancha de grasa. Sin embargo, al final nada. Ni un beso, ni un pico... Nada de nada. Y claro, yo tenía un calentón de tres pares. Nos fuimos a casa y yo aún seguía como una locomotora. Así que decidí hacer algo que nunca había hecho antes a ver si conseguía que se me bajase. Me fui al baño y decidí hacerme... Ya sabes. Tocarme un poquillo. El caso es que, cuando acabé, reventé el lavabo del orgasmo que me dio. Lógicamente, me rayé. Yo no sabía cómo era un orgasmo, pero desde luego no me habría imaginado ni de lejos que hubiese sido tan fuerte. Pasaron los días, y finalmente decidí contárselo a mi amigo Hans. Ya sabes, el homosexual que se fue a vivir a Hong Kong que era mi mejor amigo. Le conté lo que me había pasado y me dijo que el orgasmo era muy intenso, pero que tanto como para reventar un lavabo por una paja... Que no era normal ni de coña vaya. Así que decidí ir a ver a mi médico. Aunque no lo parezca, por mucho factor de curación que tenga, tener a un médico que pueda aconsejarte o ver qué cosas te afectan no es ninguna tontería. Más que nada por si de repente encuentro algo contra lo que no me puedo curar. Mi médico estaba al tanto de mis poderes, y ya me había dicho cosas de las cuales no podría curarme así como así. Por ejemplo, clavarme algo de madera, como una estaca o una flecha. Debido a que la madera es un aislante, necesito extraerme lo que me haya clavado, y entonces es cuando se me cierra la herida.

>> El caso es, que le conté lo del orgasmo y demás, y decidió hacerme unas pruebas. Me puso unos electrodos, midió mis impulsos cardíacos y demás, y me provocó un orgasmo. La lectura de su máquina registró unos niveles de electricidad y endorfinas mucho más elevados de lo normal. El doble para ser exactos. Después de varias pruebas, se dio cuenta de que, al estar el orgasmo directamente ligado a los impulsos eléctricos, debido a mi poder el que producía era mucho más intenso que uno normal, y también algo más largo. Un par de segundos más o menos. Sin embargo, hubo uno que lo recuerdo como si hubiese sido ayer mismo, como la cosa más brutal que he sentido nunca. De hecho, me desmayé. Al cabo de un rato, cuando volví a despertar, el médico me dijo que había sido el triple de intenso, y que por eso había perdido el conocimiento. El cuerpo humano no estaba preparado para eso. Y le pregunté qué pasaría con la chica. Después de todo, tenía intención de algún día tener una relación, y no me agradaba la idea de que, en mitad del acto, cuando alcanzásemos el climax, la partiese en dos debido a un orgasmo. Me explicó que no sabía si a la chica le pasaría lo mismo o no. Que existía la posibilidad, pero que no estaba seguro del todo.

>> Y como hemos podido comprobar, en efecto a la chica le pasa lo mismo. Vamos, creo que es eso. Al menos a juzgar por tus gritos y tu cara de sorpresa de después. Es una historia divertida la verdad... Y bueno, para ti algo genial, ¿no? Orgasmos el doble de intensos al menos y más largos durante el resto de tu vida... O del tiempo que sea. Y todos para ti... Y hablando de para el resto de tu vida... ¿Qué llevas debajo de esa camiseta? Lo digo porque me están entrando ganas de quitártela... Creo que tienes algo ahí que me gusta bastante...-
Y me mordí el labio, guiñándole un ojo mientras terminábamos de comer. ¿Un segundo asalto? Por qué no... Y sino, siempre teníamos tiempo. Lo importante de aquello era que, por fin, tras todos aquellos años de espera, había unido mi alma a alguien que sabía lo valoraría, y para qué engañarnos, la espera había valido la pena sin lugar a dudas.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.   

Volver arriba Ir abajo
 
The Bad Boy is back in town. [+18] (Celsit) 18 de mayo de 2018.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» [ II Torneo huelin town ] (busco simulador)
» Davy Back Fight!!
» [Preludio] Un cafe-bar en Shell Town
» Una ojeada a la carcel de Shell Town.
» Back To The Future (Volver Al Futuro)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: América del Norte :: Nueva York-
Cambiar a: