Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    2nd Febrero 2015, 10:56

He de reconocer que, a veces, mis actos no eran especialmente inteligentes. No es que fuese tonto, ni mucho menos. No me gustaba presumir mucho, pero era bastante listo. Aunque de vez en cuando me dejaba llevar demasiado por mi poder curativo, poniéndome en situaciones de peligro más de lo que debería, o causándome heridas sin lógica sólo para explicar lo que era. Me dolía, tanto como a cualquier persona. Algunas cosas incluso más. Sin embargo, no había nada en el mundo que me hiciese pensar en las consecuencias que tendría el corte que me provoqué. La joven muchacha se quedó blanca, más de lo que era. Se llevó la mano a su brazo, como si le hubiese dolido el corte que me había provocado. Se calló al suelo, temblando, como si le estuviese dando un ataque. Me quedé sin habla, con la chica en el suelo, agonizando, como si le hubiese clavado aquel cuchillo en el estómago. Aquella situación me pareció que duró una eternidad.

- A... ¿Anna? Dios mío, es... ¿Estás bien?- Cuando mi herida se cerró ella pareció poco a poco recuperarse de aquel extraño ataque. Se apoyó contra la pared y me miró. Sus ojos penetrantes me dejaron ligeramente inquieto. Era... ¿Miedo? No habría sido capaz de explicarlo, pero había algo en sus ojos que no había visto antes en ellos. Unos últimos jadeos salían de sus labios, con los dientes ligeramente apretados. "Por favor... no...". ¿Acaso le había dolido? ¿Había sufrido ella con mi herida?- Lo siento, yo... No quería causarte daño. Te ha... ¿Te ha dolido?

No recordaba haber visto nunca nada así. ¿Alguien capaz de coger el dolor ajeno y hacerlo suyo? O que sufriese por el sufrimiento de los demás, tanto el físico como el psicológico. Existían toda clase de poderes y seres extraños, pero los únicos que se me ocurrían así eran personas santas. El mismo Jesús había hecho algo parecido. Sufrió clavado en una cruz para que pudiésemos redimirnos de nuestros pecados. Cogió todo el sufrimiento de la humanidad y lo cargó en forma de cruz por una cuesta hasta llegar a un enorme monte donde fue crucificado. Pero ella no terminaba de ser algo así. Jesús lo hizo para perdonar nuestros pecados, pero ella no parecía coger el sufrimiento como algo opcional. Era como si directamente le ocurriese, sin poder elegir si quería hacerlo o no. Cada minuto que pasaba me rayaba más, sin saber qué demonios era ella o qué hacía. Y por mucho que le preguntase me iba a responder que no tenía ni idea, o que esa no era su firma o algo así. Suspiré y me senté a su lado, cogiendo su pequeña mano.

- Oye Anna, sé que no recuerdas nada, y que no sabes nada, pero necesito que te esfuerces un poco. No te pido que sepas cada detalle o cada mínimo recuerdo que guardases de una vida anterior o del sitio de donde vengas. Sólo quiero que me expliques qué ha pasado. ¿Has sentido el dolor que he sentido yo? ¿O esque no te gusta ver al resto sufrir? ¿Qué es? Porque siento en el fondo de mi alma que podría ayudarte, que necesito ayudarte.- Había algo en ella que me llamaba, que me pedía ayudarla, comprenderla, cuidarla... Nunca antes había sentido algo así, y quería saber qué era, o al menos hacerme algún tipo de idea aproximada de lo que ella representaba en este mundo.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    24th Febrero 2015, 19:13

Poco a poco…

Cada vez más tenue…

Hasta desaparecer.

La mano que se ceñía sobre su brazo no cesó la presión, temerosa de que al hacerlo, aquella intensa sensación incomparable a ninguna otra regresara. Su cuerpo temblaba, y aún era capaz de percibir cómo el líquido resbalaba sobre su piel, al verterse desde su interior, inundando la salida de la carne. Se sintió atrapada en aquella sensación, impelida a continuar soportándola mientras durara, por mucho que ella tratase de evitarla. Acorralada en sus sentidos, asfixiada por su presencia…

No fue capaz de encontrar las vibraciones correctas, no al menos hasta que cesó por completo. Incluso entonces, apretó los dientes y silbó una última vez, antes de liberar su antebrazo del firme abrazo de sus propios dedos. Su níveo cuerpo delgado había dejado de temblar, y sólo la tensión residual fue capaz de remitir los últimos estertores a medida que recuperaba por completo la conciencia de su ser, sin que el terrible Dolor lo nublara todo… Su mano se vio firme, inmersa en otra, a pesar del hecho de que, incluso con toda su palma al contacto la sensación no era distinta del de sustentar un puñado de livianas plumas, la suave corriente sobre la piel que no dejaba matiz de calor, piel o peso…

Sus ojos atravesaron las cascadas de su melena, que al caer, se habían repartido encortinando su rostro de hilos carmesís, centelleando ahora presas del miedo, de la incomprensión, y del alivio que producía en ella el cese de aquella terrible agonía en su propia carne. Sus comisuras levemente curvadas hacia abajo dejaban entrever una expresión dolorosa, propia de las sufrientes vírgenes de mármol cuyo martirio se replicaba para el recuerdo de la humanidad durante generaciones, para hacerles recordar el sufrimiento que habían padecido en nombre de algo que, casi siempre, resultaba más elevado que el bienestar propio…

- Duele…- trémula, como la última hoja del otoño a punto de dar paso a la fría muerte invernal - Me duele…- cerró los ojos, elevando su rostro hacia arriba, en un último suspiro que acabó con su artificial respiración - Atraviesan la carne… la arrancan… la cortan… y siempre… siempre duele.- un estruendo se escuchó en el piso de arriba al tiempo que la joven nívea volvía a dar un respingo y se sujetaba la punta del pie con ambas manos. Una voz atenuada por las paredes intermedias injurió algo en vibraciones que el oído humano habría entendido como idioma francés. Ella aguardó durante unos instantes, y volvió a contemplar el rostro de Planaria, en el cual era capaz de ver refleja preocupación - Se… ha golpeado…- soltó su pie, y se encogió sobre sí misma, abrazando sus propios hombros, plegando sus rodillas contra el pecho…

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    1st Marzo 2015, 11:39

"¿Se ha... golpeado?". Esas fueron las palabras que salieron de la boca de la joven después de que un fuerte golpe seco sonase en el piso de arriba. No entendía qué estaba sucediendo ante mis ojos. ¿Qué era esa chica? ¿Quién o qué era? ¿De dónde había salido? Y tantas preguntas sin respuesta lógica. Mi mente de ingeniero estaba empezando a provocarme una jaqueca. No estaba acostumbrado a no entender nada. Quiero decir, vale sí. La fe y esas cosas son algo en lo que tienes que creer, tener fe. Aunque si debía ser sincero cada día me costaba más creer en que lo que ponía la Biblia fuese como había creído siempre. Tanta gente con poderes, supuestos dioses y nuevos mundos... Mi alma se desquebrajaba un poquito con cada nuevo ser que salía en las noticias o con el que me cruzaba. Y esa pelirroja con flores no me ayudaba lo más mínimo. Me apoyé contra la pared y resbalé lentamente hasta el suelo. Una diminuta, milésima y apenas visible gota resbaló por mi mejilla. La miré de nuevo.

- ¿Qué eres? ¿Quién eres? No entiendo nada Anna de verdad... Yo... Yo no entiendo que está pasando... Por qué apareció este nuevo universo de la noche a la mañana, por qué todo ha cambiado, por qué ya no puedo creer en mis cosas como antaño... Pero, ¿por qué te cuento estas cosas? Ni yo mismo lo sé... Tal vez necesito desahogarme un poco, tal vez lo único que necesite sea llorar o dejarme llevar... Es igual, no lo entenderías.- Me sequé con la base de la palma la salada gota y me quedé mirando a la pared. La vida era difícil, cierto, pero últimamente me sentía débil, sentía que me estaba comiendo el alma todo. No podía salir ahí fuera a decirlo. No era así. Siempre me guardaba estas preocupaciones, estas rayaduras para mí, provocando que las solitarias noches donde nadie estaba a mi lado, donde mi única compañía era el mensaje de buenas noches de Sasha, muchas de ellas no podía dormir. Me enfundaba el traje de moto y abandonaba el piso, buscando alguien a quien detener, algún listillo al que darle una lección o recordarle que no podría salirse con la suya siempre. Me sentía solo. Hacía tiempo ya que sufría por ello. Tanith nunca había vuelto a ser la misma desde la muerte de Zenn. Tom aún era un crío, y muchas veces se quedaba junto a nuestra líder para aprender las lecciones que yo tenía más que masticadas. Y Leo prefería sumergirse en sus libros día y noche. Echaba de menos a Sasha, a Tony, a Sophie, a mis amigos de la universidad... Y ahora, para mayor INRI, la chica esta que no parecía darme ninguna respuesta. Al menos era más compañía que estar solo. Siempre intentando ver el lado bueno de las cosas, incluso las malas.

- Lo siento Anna... Es tan solo que... Me siento solo. Siento que muchas cosas que me rodean no me llenan, y las que lo hacen están muy muy lejos de aquí. Este es mi hogar, ellos son mi familia... Les quiero, pero a veces siento que me gustaría un abrazo, o algo por el estilo. Algo auténtico, algo sincero... Y te tengo aquí, sin saber si lo que estoy haciendo está bien o mal, sin saber si te estoy matando o simplemente eres así... Perdóname.- Sorbí ligeramente la nariz e intenté sonreír. Esa posiblemente fuese mi mayor carga y mi mayor maldición. Creer que era lo suficientemente fuerte para aguantar lo que me cayese. Que no necesitase la ayuda de otra persona. Qué equivocado estaba. Pues siempre necesitamos a alguien a nuestro lado. Siempre.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    2nd Marzo 2015, 01:57

Durante unos instantes, ambos quedaron en silencio, tan sólo alterado por el sonido de la espalda de él al deslizarse sobre la pared, al tiempo que una solitaria lágrima se deslizaba sobre su mejilla, y así mismo, como en un reflejo, también por la blanca cumbre de los pómulos de la dama nívea, que encogida en su mínima expresión ahora, permanecía en total quietud, de una manera tan antinatural que casi parecía algún tipo de escultura demasiado realista para haber sido fabricada por unas manos humanas…

O divinas…

No era todavía consciente de que el idioma era una herramienta que muchos utilizaban para explicar su versión de las cosas, que podía interpretarse de diversas maneras, en función de las intenciones, las palabras, o incluso el momento de decirlas. Para ella, cada palabra que emergía del interior de su tórax cobraba intensa fuerza tan sólo gracias a que tenía la certeza de que debía suceder. No podía escoger unas palabras de alivio, que cualquier otra criatura sobre el mundo habría podido componer para aliviar la carga que sentía que le aprisionaba, que se enroscaba en el fondo y que llegaba a ser de una claridad tal que superaba incluso alguno de los terribles dolores por los que se había visto enfrentada desde que comenzara su aprendizaje…

La incomprensión que él sentía se reflejaba en cada instante de su vida que recordara haber pasado fuera de su matriz de cristal rojo, cuando las criaturas con quienes se encontraba la contemplaban y hablaban como si tuviera conocimiento de un mundo cuyas vicisitudes más sencillas la fascinaban, viéndolo todo con la frescura de un recién nacido, pues al fin y al cabo eso era… Eso y no otra cosa…

La dama nívea contempló el rostro de la criatura con la que estaba compartiendo aquel momento de comunión espiritual, de íntimo pensamiento, de psíquica desnudez…

Se movió parsimoniosa, como si en esta ocasión, ella viera reflejada la fragilidad con que de manera usual solían contemplarla los demás. La vio sustentar las vibraciones que emitía, utilizando el nombre que él le había dado, y por el que se esmeraba en responder, la vio impresa en su rostro de doliente nostalgia, en la inconsistencia de las decisiones de toda una vida, como si sus ojos fueran capaces de transmitirle todo aquello que le pesaba cuando hacía el esfuerzo de parar su cotidianidad, e invertir un poco de tiempo en volver la vista hacia un tiempo del todo incomprendido para ella, pues nada sabía mas allá de la explosión que la había hecho nacer, de la inmensa conciencia esmerilada del color de la sangre que la había albergado desde que tenía memoria…

No al menos como lo hiciera antes de ser quien ella era…

Aposentó la levedad de su figura junto a la del hombre, volviendo a aparecer pequeña en comparación. Apoyó dulce y liviana su rostro sobre su hombro, haciendo que de nuevo sintiera la corriente que solía originar su contacto, tan lejos del peso, del tacto, del calor a que estaban acostumbradas las criaturas que poblaban ese mundo plagado de maravillas, que a sus ojos, era incomparable a cualquier otra cosa. Se mantuvo en silencio, y entonces su tórax comenzó a elevarse, como henchido esta vez por una necesidad de mantener aquel vaivén de respiraciones que era símbolo de vida, pero que en su caso era innecesario por completo. Una vez acostumbrado al natural ritmo acompasado que marcaba aquella rutina sorprendente, sus rosados labios se entreabrieron y dejaron escapar una pacífica voz, diferente de aquella dual a la que había acostumbrado el hombre su oído, desigual también de cualquiera de ellas por separado. Una tercera voz, nueva, que emergía de una necesidad inmensa y que se manifestaba para saciarse de la única manera…

Y cantó para él…


_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    4th Marzo 2015, 15:58

Necesitaba desahogarme. Gritar. Saltar desde lo alto de un edificio. Algo. No sabía bien qué era, pero necesitaba desesperadamente poder desconectar de todo, de las cargas, el dolor y las cosas que nos hacían tener miedo. Llevaba algún tiempo con ello encima, pero ya no podía más. Ver como aquella joven niña sangraba por la boca, y sin que yo aparentemente pudiese hacer nada me destrozó. Ni siquiera era capaz de comprender qué o quién era ella. Algunas lágrimas cayeron por mi rostro, perdiéndose en mi barba y mis palmas al limpiarlas. Anna se acercó a mí, sentándose a mi lado y apoyándose en mi hombro. No era mucho, pero fue algo. Al menos no me sentía tan solo. Inconscientemente, dejé caer mi cabeza sobre la suya, como dos personas que intentan comprender lo que le pasa a la otra, sin encontrar una explicación real ni satisfactoria. O eso yo por lo menos. No tenía ni idea de lo que se le estaba pasando a ella por la cabeza.

Y entonces, proveniente de la nada, como si escuchase la música por primera vez en toda mi vida, la chica comenzó a cantar. Su voz era totalmente distinta, y la miré, girando mi cabeza con el ceño fruncido. Cada nota que abandonaba sus finísimos labios rosados, cada palabra que invadía mis oídos era única, perfecta, limpia y pura.

Miles de imágenes comenzaron a viajar ante mí, proyectadas desde el rincón mejor guardado de mis recuerdos. Vi a Sasha. Allí, con su preciosa sonrisa, sus cabellos al viento, vestida con su traje de superheroína en la noche que salimos a enfrentarnos al mal. Vi su rostro acercándose al mío, con los ojos cerrados, y sentí de nuevo como si estuviese pasando el roce de nuestros labios por primera vez. Sentí la alegría que había significado besar a la persona a la que amas, por la que darías tu vida. Sus llamadas, sus mensajes en mitad de la noche, pues para ella no era más que la hora de cenar, nuestras charlas por Skype, las fotos que nos mandábamos... Los chocolates de su pastelería. El chocolate que hacía con sus manos, retirándose un pequeño mechón que caía por su rostro, sonriéndome mientras la veía trabajar. Nos vi en la montaña, cuando estuvo en Ginebra. Bajando la nieve a toda velocidad, haciendo que esta saltase en todas direcciones. El fuego del hogar, el calor que desprendía gracias a sus poderes. La playa. La sensación de estar en medio del agua, muerto del miedo, queriendo llorar por sentir la muerte tan cerca, y al mismo tiempo tranquilo al saber que ella estaba allí.

El chocolate... La pastelería a la que íbamos de adolescentes Leroy y yo. Nuestras charlas hasta altas horas de la madrugada cada día. El rostro de Sophie mandándonos a dormir, divertido y serio al mismo tiempo, como una madre cuando encuentra a sus hijos de cháchara en vez de estar durmiendo. Las veces que ella se había quedado en vela hasta que regresaba al orfanato, y a pesar de su bronca, siempre sonriéndome. Sus magdalenas. Lo deliciosas que estaban.

Fueron pasando recuerdos felices poco a poco, como si fuese una presentación o algo parecido. Las lágrimas cambiaron por una sonrisa y una risa entrecortada, como la de alguien que desea llorar pero le cuentan un divertido chiste o una broma graciosa y cortan el llanto. Mis padres. Allí estaban. Ambos. Sonriendo y ofreciéndome sus manos para caminar, para jugar o para pasear. Mi padre sonreía, igual que mi madre. Ambos parecían felices, muy felices de tenerme allí. Y vi algo que no recordaba. Mientras paseábamos por el parque, yo corría hacia unos pájaros que picoteaban el suelo a pocos metros de mí. Me giré para decirles que viniesen, y les vi con las manos agarradas mientras se daban un tierno beso. Saqué la lengua en señal de asco y seguí corriendo tras las palomas y gorriones. Habría muerto por permanecer en aquellos recuerdos. Recordar la felicidad que era sentirse querido, tener una familia y gente que se preocupase por mí. Y entonces, la canción cesó, y volví a mi piso. La última imagen fue un conjunto de todas esas personas, sonriéndome y saludándome, felices todas ellas.

Y entonces me di cuenta. Toda mi vida había hecho felices a muchas personas con mis tonterías o bromas. Algunas nunca lo admitirían como Tanith tal vez, o eran demasiado serias para mostrarlo, como Leo. Incluso algunas nunca las volvería a ver, como mis padres o Leroy. Pero si había una cosa real, es que existía felicidad y amor en mi corazón y vida. Sólo tenía que encontrarlo en las pequeñas cosas del día a día, en los pequeños detalles que nos hacen ser quienes somos. Maldita y estúpida Anna. La abracé y cerré los ojos, dejándome llevar por la magia que acababa de hacerme sentir, y supe que nunca comprendería lo que ella era, ni lo que significaba. Pero no importaba. Había conseguido que viese la belleza de mi vida en un breve instante, con una dulce y preciosa canción.

- Ahora sé que nunca podré entenderte, ni entender lo que eres. Pero eso ya me da igual. Porque pase lo que pase, siempre te recordaré... Ojalá pudiese ayudarte de alguna forma a entender quién eres o qué eres, pero no creo que sea capaz... Pero si alguna vez quieres comer un poco más de chocolate, o comer, o charlar un rato, de lo que sea, busca mi vibración como las llamas tú, y siempre tendrás mi puerta abierta... Gracias Anna.- Y apreté mis ojos con una gran sonrisa.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    7th Marzo 2015, 02:43

Secaron las lágrimas que recorrían sus blancos pómulos , Doppelganger acuoso de las que él vertía...

La última vibración cargada de significado abandonó sus labios, pero en lugar de despeñarse, como solían hacer las vibraciones dudosas, se proyectó hacia el cielo, desvaneciéndose como una hebra de humo invisible que ascendió hasta desvanecerse por completo, pero dejando sus partículas suspendidas en la estancia, una vez los objetivos de todas aquellas sincopadas vibraciones se vieron cumplidos con la reacción del joven perdido, del marchito tonar difónico que desprendía hasta el momento en que se vio forzada a dar forma a sus vibraciones, para volver a encarrilar en su lugar las de él, para volver a introducirlas en la hermosa melodía que emergía de Púlsar...

Que lo mantenía todo en movimiento...

Aquel contacto, si bien era aún para ella, se intensificó cuando la envolvió con sus brazos, haciéndola ser consciente de lo menuda que resultaba a comparación con el hombre que al principio la había observado con escepticismo, aunque con la mente abierta, luego obsequiado con su curiosidad, y tras el último instante de atezado dolor, revelado mucho de la esencia que escondían las palabras, las vibraciones que los seres desprendían, que utilizaban para expresarse, comprenderse y ahora que por fin había conseguido formar parte genuina de ellas, ser partícipe del verdadero potencial que alojaban en cada una de sus suaves notas, también para hacer sentir al resto que, incluso estando perdidos, aún podían utilizarlas para dejar de sentirse incomprendidos...

- No hay de que...- las vibraciones continuas eran muy distintas de las que acababa de pronunciar, mucho mas etéreas, ligeras como nada que hubiese rebotado con su eco en el interior de su torax - Me has ayudado... mucho...- toda la información que había compartido sería almacenada a buen recaudo, y la recordaría cuando su curiosidad le impeliera a continuar descubriendo cuanto contenía ese mundo al que de manera reciente había adquirido acceso...

Devolvió el contacto, con aquella sutileza propia que nacía de cada uno de sus movimientos, sin que pudiera percibirse el verdadero peso, su figura definida tan sólo por corrientes, sutiles escalofríos propicios para hacer que la carne se pusiera de gallina...

Encontraron sus miradas, y la dama nívea guió el rostro de él hacia su pecho, ahora cubierto por la camiseta que le había dejado para que cubriera sus vergüenzas a pesar de que no había temor o reparo alguno en su forma de manifestar la desnudez, así como tampoco causaba esta pudor alguno en quien la contemplaba. Su pecho detenido, aguardaba el contacto de su oído, pues había percibido que algo vibraba aún en su interior, de hecho era capaz de percibirlo en cada fibra de su ser, como una manifestación corpórea del ritmo...

..."Púlsar"...

Compartiría con él...

El latido de su corazón.

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    9th Marzo 2015, 11:02

Nunca supe que pudiese alcanzar un estado de paz y serenidad tal como aquel. Era extraño, muy muy extraño. Durante toda mi vida, las prisas, la impaciencia, la búsqueda constante de acción y juerga me habían guiado, como el viento matinal a un barco velero. Sasha había sido la única hasta la fecha capaz de paliar un poco esa sensación de euforia que recorría cada uno de los centímetros de mi cuerpo, cada nervio y cada músculo. Pero al final siempre conseguía salirme con la mía, llevándola a cualquier sitio a jugar, a hacer el idiota o a donde fuese. Había sido capaz de sacarla en mitad de la noche a enfrentarnos a cualquier memo que creyese ser mejor que el resto, atracando o amenazando a las almas inocentes que invadían las nocturnas calles de Nueva York. Pero con Anna era distinto. Aquella... "mujer" había hecho que mi corazón se ralentizase, que mi electricidad interna alcanzase cierta consonancia y tranquilidad que nunca recordaba haber sentido. No tenía ni idea de qué era aquello, pero empezaba a hacerme ideas de lo que ella era. Era un ángel. No os confundáis. No un ángel como los que salen en la biblia o en las películas, esos con alas, aureola, protectores de los humanos y que nos ayudaban a encontrar el buen camino. Anna era para mí lo que siempre había concebido por ángel. Un ser que te hacía sentirte valioso, sentir el amor y la paz interior de una manera tan espiritual y única que no se podía describir con palabras. Y sin sentir ni un ápice de atracción física hacia ella.

Encontré su mirada, tan pura y espiritual, observándome, mirándome a los ojos. No pude evitar sonreír y mirar sus rojos cabellos y las flores que en él vivían. Su piel era tan blanca que habría jurado casi poder ver a través de ella. Sus ojos parecieron querer pedirme algo, como si quisiese que les siguiese a algún lado. Señaló su pecho, a unos centímetros de mi cara. Fruncí ligeramente el ceño mientras la continuaba mirando. Creí entender que quería que me apoyase allí. Tal vez para abrazar mi cabeza o algo. No lo sabía bien, así que hice lo que me pidió. El tiempo se detuvo cuando escuché su primer latido. ¡Un latido! ¡Ella estaba viva! Tenía un corazón. ¿Pero cómo no lo iba a tener, pedazo de atontao? Deberías haberlo deducido por la manera en que se había portado contigo cazurro. Sus latidos eran puros, como los que nunca había escuchado antes. Era una melodía en mis oídos, música que llegaba desde el más profundo y puro rincón del cielo. Cerré mis ojos y me dejé embaucar por esa nana, delicada como ella.

- Ojalá pudiese ayudarte más de lo que dices que he hecho. No sé muy bien qué te he enseñado, pero me alegro de haberte conocido... No sé si sabes cuál es el concepto de amigos, pero me gustaría pensar que ahora lo somos. Eres algo distinto de lo que jamás he conocido, algo que cambiaría hasta al ser más cruel y despiadado de este mundo. Y si ese es tu poder, si es tu naturaleza, me alegro de que existas. Hace tanta falta alguien como tú... Por cierto, no sé si lo sabrás, pero a esto... Se le llama corazón.- La apreté ligeramente y luego la miré. Allí estábamos, sentados el uno junto al otro, yo con una sonrisa pura y ella recogiendo información, o eso pensé. Le quité un mechón de la cara, acariciando con la punta de los dedos sus pequeñas mejillas.- ¿A dónde irás ahora? ¿Tienes algún sitio al que viajar o que debas alcancar? Podría ayudarte si lo necesitas... Pero esta vez, ayudarte de verdad, y no provocar que vuelvas a sangrar con la boca.- Y reí, algo más aliviado al verla aparentemente bien.

A veces, la mente te pide entender algo, pide saber por qué una cosa es de una manera o de otra, por qué un cacharro funciona, especialmente una mente como la mía. Pero al mismo tiempo está el corazón, quien no pide entenderlo, ni saber por qué esto es así o asá. Simplemente, con el hecho de creer en ello, es suficiente. Eso es la fe. Creer en algo porque quieres creer en ello, porque el corazón te lo pide. Podría vivir sin saber lo que Anna era, sin saber exactamente de dónde venía. Podía. No me importaba. Para mí, era un ángel.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    15th Marzo 2015, 22:06

Su abrazo, instante de comunión con la existencia misma, se prolongó en el tiempo...

No era en modo alguno algo que la dama nívea estuviese preparada para cuantificar, aún no había aprendido lo importante que resultaba para muchas criaturas del mundo en que vivía medir los momentos que ocupaban a cada cosa, que les permitía tener un sentido ilusorio de dominio sobre sus vidas, y las decisiones que tomaban en ella durante su recorrido en la completa melodía en la que tañían todos juntos, notas superpuestas en una melodía que parecía no tener fin dentro de su ser, pues Púlsar no podía escucharse con los oídos...

Estaba integrado en todo cuanto era...

Al separarse, no hubo sensación de pérdida... Ni ausencia...

- Amigos... suena bien...- sus ojos se cerraron, un parpadeo tan sosegado que su conciencia parecía a punto de sucumbir a un sueño...

Ambos seguían interconectados por aquel latido que habían escuchado, el uno del otro. Suave como el aleteo de un pájaro, pero presente, el de él más evidente para cada uno de los sentidos de la joven sin sombra, que eran capaces de percibirlo sin necesidad de tocarlo, pues su naturaleza le permitía compartir sus vibraciones, incluso aunque desconociera que lo hacía...

- No se... que es... poder. Esto es... lo que soy...- las explicaciones escapaban a su conocimiento, y también a su control. Sus mensajes sonaban erráticos, pues las vibraciones que componían las palabras le eran esquivas, la evitaban, se desprendían de sus labios sin mas pretensión que abandonar la incertidumbre que ocupaba un vacío en su interior que hasta entonces no había sido capaz de ocupar...- ¿Tienes tu... poder?- dos gemas ribeteadas de violeta se encendieron, con miles de afiladas puntas rosadas que apuntalaban los ojos de él, plagados de curiosidad...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    16th Marzo 2015, 12:26

"No sé qué es poder...". En realidad, debería haberlo supuesto. Pero ya no la veía como al principio. Ya no me ponía nervioso al ver que no entendía las cosas que le decía, o que los términos le fuesen ajenos y desconocidos. Ya no. Ahora la veía como algo único. Un milagro que había caído en mi vida por una razón u otra. Tal vez para ayudarme con todas mis dudas y las cosas que causaban que mi fe se tambalease como una montaña de naipes al abrir una ventana. Lo pensé, y quise creer en ello. Su presencia en mi casa, la conversación que habíamos tenido, su canción... Todo eso, no podía ser obra del destino. No. Dios me había echado una mano, había mandado a Anna a mi casa para recordarme la razón por la que creémos en algo. Para recordarme que uno no cree con la cabeza, sino con el corazón.

- Pues el poder es... Bueno, hay muchos tipos de poder. Al que yo me refiero es a la capacidad de crear cosas, de producir sensaciones y demás que por regla general en los seres humanos no existen. Yo tengo este poder.- Y con mucho cuidado, fui generando en mi mano derecha, frente a ambos, una pequeña esfera eléctrica cuyo tamaño aumentaba con cada pequeño rayo azul que salía de mis manos. Usé la mano izquierda para darle forma desde el otro lado, con cuidado de ir moldeándola a mi gusto. Saqué inconscientemente la lengua y fruncí un poco el ceño, señal de la concentración. Quería darle algo bello, algo único. Los pequeños relámpagos azules recorrían de parte a parte la esfera, creando pequeñas galaxias dentro de ella. El fondo se volvió azul oscuro, y los brillos se sucedían. Metía la mano con cuidado, tocando algunos brillantes puntos que flotaban en ella. De la punta de mi dedo índice izquierdo salieron varios hilos azules que se juntaron con otros del interior, superponiéndose en constante movimiento. Al cabo de unos minutos, conseguí lo que quería, y estiré el brazo derecho, con la bola flotando ante nosotros. Era de un color azul oscuro, y tenía miles de pequeños circulitos que brillaban como bombillitas. Algunos rayos salían desde el centro, una bola de color azul intenso, perdiéndose en los límites de la bola o los puntitos que flotaban por ella.

Alargué el brazo y apagué la habitación, quedando ella y yo a oscuras, iluminados por la eletricidad que salía de aquella pequeña galaxia en miniatura que flotaba sobre mi mano. Nuestros rostros se volvieron ligeramente azules debido a la luz que emitía mi creación. Sonreí. Era la más bonita que había creado nunca.

- Este es mi poder... Puedo controlar la electricidad, además de que me curo las heridas como has visto antes. Puedo usarlo también para combatir o para defenderme... Pero esto es lo que más me gusta de él. Crear cosas como esta...- Era lo más cerca que me había quedado nunca de hacer magia. Cuando era niño la magia me encantaba, pero había sido totalmente incapaz de aprender ningún truco ni nada por el estilo en toda mi vida. No sabía si era porque mis poderes me molestaban cuando quería hacer alguno de manos o por lo que fuese. Pero cuando creaba una de aquellas bolas, una parte de mi niñez volvía a nacer, como si acabase de ver el mejor truco de toda mi vida. Muy pocas personas habían visto aquellas bolas que era capaz de hacer. De hecho, creo que Anna era la cuarta. Me hizo ilusión compartirlo con ella, puesto que era la parte más pura de mis poderes. Algo muy íntimo, y sentirme con fuerzas para mostrárselo me hacía pensar que tal vez no eran tan malos como muchas veces había creído.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    16th Marzo 2015, 22:01

Poder...

La vibración que era necesaria para la pronunciación de esa palabra era con mucho la más compleja que jamás se había visto impelida a pronunciar... Estaba plagada de matices, semitonos, millones de diminutos ritmos internos que hacían que estuviese supeditada a más variantes de las que era capaz de comprender, al menos por el momento...

Sus orbes color carmín ribeteados de púrpura se centraron, atraídos por las flexionadas articulaciones de sus dedos, que le ofrecieron una visión inigualable de un fenómeno desconocido, y que prendió con gran potencia su curiosidad, obligando a sus párpados a dejar espacio a la inmensidad de su mirada impactada que delataba el anhelo de saber el origen de la maravilla que él estaba generando de lo que antes había sido un hueco vacío, plagado ahora de líneas móviles de luz y color que se removían danzando sobre la superficie de su piel...

Sus labios entreabiertos, equiparados a los de la infancia fascinada por la alteración de la cotidianidad, al recién nacido aventurero y descubridor...

Miles de órbitas dibujadas en el interior inacabable, móvil, de la esfera oscura llena de luz rutilante, alimentada de sí misma, a medida que iba construyéndose. No sabía qué era, pero le pareció una de las cosas mas radiantes que había contemplado en sus periodos en ese mundo al que se escapaba, cuando su matriz de gema sangrante se rompía y la permitía emerger, revelando una belleza que, insegura, aceptaba como mera expectadora por miedo a alterarla con su frágil y diminuta presencia...

Se sintió encantada por aquella hipnótica esfera, que iluminó la oscuridad...

Captó la imagen temblorosa del ser que había generado el milagro, y sus nuevos colores influenciados por la luminiscente crisálida de energía que había compuesto haciendo uso de una capacidad para ella aún difícil de concebir. Había tanta belleza, que creyó desfallecer, y de nuevo, por segunda vez, las bailarinas sombras que generaba la oscuridad al huir del potente haz de luz creacional concentrado permitieron ver un sueño, un espejismo del gesto que jamás parecía capaz de adoptar la dama nívea, tan hierática y estoica...

y permitieron imaginar que en sus labios podía haber también sonrisas, aunque no la mostrara...

Una de sus delgadas manos blanquecinas se alzó, levedad propia de la levitación más que del peso de un gesto, aproximó sus dedos exiguos a la cubierta de la esfera, y la atravesó con sus dedos, sin comprender el terrible peligro que un acto de ese tipo habría supuesto para cualquier otra criatura...

Mas no para sí...

Sus dedos navegaron por el interior, sintiendo esas fuertes pulsaciones, rítmicas, rápidas, obligaron a su tórax a contener el aliento innecesario, y pestañeó, mientras sus yemas de cúspides cristalinas emergían por el otro lado...

La agitación, tan similar a sus sentidos...

"Púlsar"

Su mirar posado en el sorprendido rostro que de vuelta la miraba, conexión aún más fuerte ahora que conocía lo que el poder significaba, y la inmensidad que era capaz de abarcar un acto de genuina creación...

Su mano aún engarzada en esa construcción, imagen de la vida, disfrutando de su púlso... sin sufrir daño alguno...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    18th Marzo 2015, 17:52

Los ojos de la chica se iluminaron al observar la bolita que había creado. Parecía que le gustaba, que le apasionaba, como si nunca hubiese visto nunca nada igual. Algo mágico, único y milagroso. Pues eso era mi poder. Algo mágico, único, casi milagroso... Pero que desgraciadamente tenía un lado oscuro y terrible: la capacidad de matar. Quería pensar que jamás lo usaría para eso, que nunca llegaría le día en que electrocutase a alguien hasta matarlo, hasta que su corazón se detuviese debido a la descarga, y su piel se quemase como un filete sobre las brasas. Pero ese no era momento para pensar en algo así. Ahora tenía en mi mano una preciosa bola hecha de electricidad que Anna miraba como si acabase de desvelarle uno de los mayores secretos jamás concebidos. Su blanca piel era ahora azulada por la luz, y sus ojos rojos brillaban con cada pequeño rayo que se movía dentro de aquella red eléctrica.

Entonces, sin previo aviso, ella estiró la mano para tocarla. No tuve tiempo de reaccionar antes de que la alcanzase.

- No, Anna, ¡espera! ¡Te vas a...!- Y la tocó, sin que le pasase absolutamente nada. Ni un chispazo, ni electrocución, ni quemaduras. Nada. Fruncí el ceño mientras la miraba. Su brazo entró en mitad de la bola como lo habría hecho el mío. Ninguno de aquellos rayos le provocó daño alguno. Se movían ligeramente por la superficie de su piel, como pequeñas serpientes enroscándose en una rama. Mis ojos se abrieron mucho, puesto que no daba crédito a lo que estaba viendo. Aquello era imposible. No llevaba guantes ni ningún tipo de asilante, y sin embargo no sentía su mano eléctricamente hablando. Yo era capaz de sentir parcialmente algunos de los objetos que tocaba con mi electricidad, gracias a lo cual podía encontrar fuentes de la misma tras paredes o bajo suelos, o dentro de algún tipo de tubería o algo por el estilo. Sin embargo, allí, sobre mi mano, no notaba una mano corriente. ¿Cómo no me había dado cuenta? ¡Eso es! ¡Podía saber qué era o más o menos cuál era la naturaleza de Anna usando la electricidad! ¡Los ojos me brillaron un montón y sonreí de oreja a oreja!- ¡Anna! ¡Ya lo tengo! ¡Puedo averiguar qué eres o de qué estás hecha! ¡Sólo tengo que usar mi electricidad!

Di un salto de júbilo y me puse a reír por mi casa. Puede que no fuese del todo precisa, puede que no pudiese encontrar nada, pero valía la pela intentarlo. Si ella tenía impulsos nerviosos sería capaz de localizarlos. Tenía que intentarlo. Levanté a Anna, quien tenía entre sus manos la bola, llevando yo una sonrisa de oreja a oreja.

- ¡Es perfecto! ¡Y muy sencillo además! Verás, voy a usar mi poder eléctrico para comprobar si tú tienes impulsos nerviosos o algún tipo de campo magnético o eléctrico. A través de eso podremos saber un poco más de ti. ¿Qué te parece? ¿Te animas? No te hará ningún tipo de daño, ¡te lo prometo! Es increíble, ¿cómo no me había dado cuenta antes? ¡Jajajaja!- La euforia me asaltó al pensar en ello. Por fin encontraba maneras de hacer que mi poder fuese bello y sirviese para algo más que iluminar una bombilla. Miré entonces a Anna, que parecía tan sorprendida y al mismo tiempo curiosa como siempre. Le sonreí y posé mis manos sobre sus hombros.- Oye, puede que no sea capaz de encontrar nada... Pero vale la pena intentarlo yo creo. Al menos sabré si tienes impulsos nerviosos hechos de electricidad, como nosotros. Eso ayudaría un poco. Bueno, a ver, está claro que no eres una humana normal y corriente... Ni siquiera pienso que seas una humana. Para mí siempre serás un ángel, pero tal vez pueda responder a alguna de tus preguntas, y pueda ayudarte aunque sea un poco a que aprendas más de ti.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    31st Marzo 2015, 13:47

Las preocupadas palabras de él no hicieron mella en la dama nívea a tiempo. Su motivación no era otra que mantenerla a salvo de los peligros que residían en el interior del poder que en esa muestra de divinidad le estaba mostrando, advertencias inconclusas que perdieron su razón de ser a medida que el tiempo resbalaba sobre su gesto, perdido en las centelleantes cubiertas de la esfera que, tras las iniciales dudas, cedieron su lugar sobre las manos del creador y le fueron ofrecidas a las suyas propias… Recreó su superficie, turbado su rostro, perdidos todos sus sentidos en desentrañar el eterno misterio del origen de esa creacional fuerza que sólo había conocido inmersa en la cristalina materia roja…

Una potentísima sensación se abrió paso en sus sentidos, cuando el hombre estalló en júbilo al cavilar una idea…

Una idea que le transmitió, presa de una emoción que no contuvo. Asió su cuerpo y lo elevó por los aires, liviana incluso para el peso que cabía concebir en una figura tan pequeña y de extrema delgadez… La cascada rojiza, plagada de flores blancas los rodeó en el movimiento que ambos realizaban, y sus finas hebras resbalaron sobre ambos cuerpos transmitiendo una sensación de suavidad superior a la que ningún otro cabello hubiera podido emular jamás...

Al contacto, se deslizaban sobre el cuerpo con un cosquilleo, como el de los dedos al introducirse en una corriente de agua, abriéndose paso, acariciándolos a medida que  el líquido elemento continuaba su curso a través de los nuevos obstáculos, rebasándolos sin dificultad alguna…

- Podemos intentarlo…- la deposito nuevamente en el suelo, y ella se mantuvo allí, sujetando el orbe entre los dedos de su mano, rayos de luz contenidos que arrancaban tonalidades azuladas reflejas sobre el eterno blanco impoluto de su cuerpo…

En un reflejo de su disposición, los pétalos blancos de sus párpados cubrieron la enjoyada mirada engarzada, y se suspendieron en un silencio inalterable. La aureola cimbreaba sobre su cabeza, en un ritmo ondulante continuo y pausado, a medida que ambos aguardaban…

Expectante, permitió que él utilizara su poder sobre ella, ofreciéndose por completo a esa alternativa búsqueda de respuestas que le había brindado el joven, en quien confiaba, podría resolver el enigma que era para sí misma su existencia… Al principio, vacío… Las pulsaciones eléctricas propias de los seres vivos no parecían presentes en ella, no de la manera habitual al menos… Había algo que vibraba en su interior, pero no era el tipo de energía que él se había habituado a leer en los seres con los que había interactuado hasta ese momento…

Silencio…

A fuerza de concentrar todas sus capacidades, empezó a atisbar de manera mucho más intensa, recurriendo a cuanto hiciera falta para aumentar la percepción a la que estaba sometiendo a la dama nívea, procurando comprender…

Comenzó a notarlo, de una sutileza tal que era del todo normal que le hubiera pasado desapercibido…

Los fugaces estímulos emergían desde algún lugar de su cuerpo, ser vertían en las corrientes habituales por el interior de su frágil fisonomía, pero no eran de la intensidad habitual… Eran tenues, atezados, como si les preocupara hacerse notar y por ello trataran de pasar desapercibidos. Se percató también de que a medida que comprendía que esas pequeñas corrientes estaban presentes, estas eran mucho mayores en número… Mucho más que en los humanos habituales… mucho más incluso que en él…

Abrió los ojos… En el interior de la mujer sin sombra había millones… quizá miles de millones de esas pequeñas señales, mucho más débiles en intensidad, pero en cuantía, inimaginables… La actividad de su interior era la de una multitud silenciosa...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    31st Marzo 2015, 21:05

Ella estaba de acuerdo. Sonreí. Tal vez pudiese descubrir algo o tal vez no. Fuera como fuese, no perdía nada intentándolo. Acaricié su mejilla con cuidado, y aspiré lentamente. Tenía que concentrarme, llegar a un nivel de conexión con ella muy alto, y para eso necesitaba algo de tiempo. Cerré los ojos y posé mis manos en sus hombros después de desnudarlos cuidadosamente. A nivel casi microscópico, miles de pequeñas células cargadas de electricidad comenzaron a moverse a toda velocidad por la superficie de mis manos y yemas. Al hacerlo, producían una electricidad estática imperceptible, la cual rebotaba con las células e impulsos eléctricos de la superficie que yo estaba tocando. En el caso de que fuese un tejido vivo, podría llegar a sentir los nervios de esta al cabo de un tiempo. El sonido comenzó a desaparecer a mi alrededor, así como los olores. A medida que buscaba a través de su piel, más y más cosas iban desapareciendo a mi alrededor.

Escuché mi corazón, lejano, palpitando lentamente. A ese sonido se le unió el del corazón de Anna, más silencioso, debido seguramente a que su tamaño era algo menor. Escuché mi respiración llenar y vaciar mis pulmones con aire, pero seguía sin encontrar nada. Tenía que llegar más allá. Si alguien me hubiese visto desde fuera, habría visto el mismo patrón en mis ojos que el de una persona en la fase REM, una luz proveniente del interior de mis palmas y gran parte de mi bello erizado. Desaparecieron los sonidos a mi alrededor por completo, abandonando los latidos del corazón. Escuché entonces algo que hacía mucho tiempo que no oía: la sangre moverse por mis venas. Tan solo había llegado a ese punto dos veces en toda mi vida, una de las cuales fue al intentar localizar una fuente eléctrica tras un muro de hormigón de dos metros. Era algo parecido a escuchar agua dentro de una bootella de plástico. Habría gente a la que le parecería desagradable ese sonido. No los culpaba. No era algo que se pudiese escuchar sin que te afectase.

Y por fin, tras mucho esfuerzo y cuando empezaba a dolerme la cabeza, lo encontré. Como un pequeño piloto en una habitación a oscuras, noté un impulso. Y luego otro, y otro, y otro... Y antes de que quisiese darme cuenta, millones de ellos aparecieron ante mí, como una gigantesca ciudad por la noche vista desde el aire. Nunca había visto nada igual. Allí los contemplé, como un niño contempla una lluvia de estrellas por primera vez. No eran tan intensas como las de un humano corriente, pero su número era mil veces mayor. Una ciudad vivía en ella. Una ciudad con sus edificios, sus calles, sus habitantes... Podría haberme tirado horas mirando aquello, maravillándome con semejante belleza, una más que me ofrecía Anna. Una diminuta lágrima abandonó mis ojos, resbalando por mi mejilla, dibujada en ella lo que yo veía dentro del cuerpo de la pequeña niña.

Lentamente, fui recobrando el sentido, hasta volver a ser el de siempre, el Planaria que podía ver y tocar lo que había a su alrededor. Sufrí un ligero mareo, puesto que había llegado muy lejos... Pero no me arrepentí de ello. No me arrepentía de haber hecho aquel viaje, que me había llevado a un mundo que ni siquiera habría sido capaz de soñar. Me senté en el sofá, sonriendo, aún asimilando lo que mis "ojos" acababan de ver. Exhalé lentamente, y miré a Anna.

- Decididamente no eres de este mundo... Nunca, en toda mi vida, había visto nada tan bello como tú... Nunca. Estás viva, eso está claro, ya que tienes un corazón e impulsos nerviosos. Tienes... Una fluctuación eléctrica dentro de ti, que ni siquiera yo tengo. Eso podría explicar el por qué mi bola no te ha electrificado, y puedes sostenerla sin problema... No eres una mutante, porque lo habría reconocido. No sé cómo decirte esto Anna... Pero cada vez estoy más convencido de que eres... Un ángel.- Con la última palabra volví a mirarla a los ojos, con esperanza, con fe. Lo necesitaba. Necesitaba aquello. Y ella me lo estaba dando.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    21st Abril 2015, 21:25

Así permanecieron...

Sumidas sus figuras en el más absoluto silencio, inalterables. Ojos cerrados, proyección de sentidos mas allá de lo que llegaba al alcance de cualquier otra criatura...

Henchidos, desmedidos, emergiendo del interior mismo del milagro eléctrico que el hombre llevaba a cabo, en contacto con la piel de la mujer sin sombra. Se tradujo esto en su expresión, e incluso las finas hebras de su pelo, erizadas, atrapadas en las corrientes que emergían de su cuerpo, creador de energía, de las que había aprendido a formar parte, y ahora, a su antojo dominaba en una secreta y divina capacidad, cuyo origen ella era aún demasiado inexperta para comprender...

Permitió que con esa fuerza se adentrara en lo más profundo de su ser, suspendida en el trance de la entrega, desconocedora de que el ritual llevado a cabo se trataba de una prueba de confianza mayor de lo que estaba en disposición de otorgar...

La ciudad silenciosa se tornó hacia el desconocido, atraídos sus impulsos por él dada la naturaleza de la pertenencia, deseando recobrar cuanto era suyo, pues aunque pasara desapercibido a sus ojos, la sensitiva cualidad de las descargas que circulaban por su propio cuerpo formaba parte intrínseca, indivisible, de las de la dama nívea. Allí, subtérfuga, cimbreando entre otras miles de señas de similares colores, intensidades y ritmos, la suya, que siempre había conocido en un estado durmiente, sólo alterado por su temeridad y entrega a la protección de sus congéneres, circulaba en calma, paciente y apacible.... pues no recibía en ese instante daño alguno...

Quebrado el influjo de su magia, en el suave aleteo de sus párpados, abrió los ojos una vez más...

- Otra criatura... pronunció para mí... esa vibración...- joyas rojas se entornaron en sus iris, en busca de escasos recuerdos - El día que... vi este mundo... por primera vez... - cúspides de cristal acariciaron su blanca frente, inspiradoras - Me miró a los ojos... y preguntó... ¿Eres un ángel?...- Grana, como su pelo, sus orbes, su matriz cristalina... Y yo respondí...ese no es mi nombre... silencio, un sutil suspiro, como el aleteo de un pájaro...

El brillo rosado prendido de sus pupilas, al sentarse junto al hombre sobre el sofá de nuevo. Su tenue cuerpo colocado, sin aparente peso, sobre la estructura de un cojín apenas aquejado de su presencia. Ladeó su rostro, plagado de singularidad, cascadas de hebras rojas despeñándose en torno a su diminuta y frágil figura...

- Planaria...- su nombre, sincero y entregado... Era un regalo, un presente de perfecta pronunciación- ¿Qué es... un ángel?

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    23rd Abril 2015, 11:58

Así que no era el primero que le decía que era un ángel. Eso, de algún modo, reforzó mi creencia. Si alguien más había visto a la pequeña chica como un ser sobrenatural tal vez es que no estaba tan lejos de la verdad como había pensado en un primer momento. Sonreí para mí. Necesitaba aquello. Mi fe se tambaleaba como una montaña de naipes con la ventana abierta desde hacía algún tiempo. Seres de otros planetas, dioses del Olimpo y otras religiones... La verdad es que pensar en ello me mataba por dentro. Suspiré, y acairicié el pelo de Anna con delicadeza, quitándole un mechón que le caía por la frente, colocándoselo por detrás de la oreja. Su pelo era tan suave... No recordaba haber tocado nada igual nunca. Era casi como si no tocase nada, algo tan delicado que apenas se notase. Miré a sus ojos carmín y podría haberme perdido en aquella belleza todo el tiempo del mundo. No era enamoramiento. No sabía bien por qué no sentía la típica atracción que podías sentir por una chica. Con ella era distinto. Sentía una sensación cálida, como de querer protegerla, como si fuese una hermana pequeña o algo así. Era curioso, y muy bonito a decir verdad.

La pregunta que me hizo me pilló por sorpresa, y la miré con una sonrisa. Pensé unos segundos en cómo explicarle aquello, ya que no era nada fácil. Cualquier persona sabe lo que es un ángel, pero ella era distinta. Saqué ligeramente el labio inferior y fruncí el ceño.

- Un ángel es... Verás, hace mucho mucho tiempo, antes de que existiese nada, estaba Dios. Dios es la cosa más importante del universo, al menos para mí. Es quien nos creó y quien nos protege y cuida. Pues Dios nos creó a su imagen y semejanza, pero también creó a otras criaturas que son los ángeles. Estas debían adorarlo y ayudarle a encargarse de los humanos, es decir, de nosotros. Los ángeles son seres espirituales que en teoría no se sabe bien como son. Los solemos representar como humanos con alas de pájaro de color blanco casi siempre y un aura sobrenatural que nos embriaga. Esas criaturas tenían la misión de protegernos, de cuidarnos en los momentos de peligro, como cuando el demonio ataca. El demonio es un ángel caído, el cual intenta conseguir nuestras almas por medio de los pecados. Los pecados son acciones malas que podemos cometer, como matar, mentir, robar... Hay una lista. Y el demonio nos acerca a él mediante las tentaciones. Una tentación es una manera de intentar acercarte al pecado. Por ponerte un ejemplo, imagínate que tienes hambre, y en una mesa hay un bollo, pero no es tuyo. La tentación es las ganas que te dan robar ese bollo para ti, ya que como tienes hambre lo quieres. Si lo robas pecas, y si pecas te acercas al demonio. Los ángeles son esos seres que nos protegen de las tentaciones. ¿Cómo lo hacen? Te hacen pensar. Piensas en que no es bueno robar, y por tanto no lo haces. Eso es una de las cosas que hacen los ángeles. Básicamente, son seres que nos protegen de los demonios, pero también velan por nuestra seguridad y confort. Es difícil saber a ciencia cierta cómo sería un ángel en concreto, pero lo que nos hace creer en ellos es la sensación de seguridad, de que hay algo que nos protege y nos cuida. Por eso yo creo que tú eres uno de ellos. Tienes algo Anna, algo que no había visto en toda mi vida. Irradias una especie de amor y ganas de cuidarte como en mi vida había visto antes. Puede que seas un ángel o puede que no, pero el corazón me dice que tu ser es tan puro, tan único y tan increíblemente bondadoso que no hay nada en este mundo que pueda estar más cerca de ser uno de ellos que tú... Y porque yo necesito creer en que eres algo así. Verás, últimamente, desde que ha pasado todo esto de la unión de universos y demás, he tenido dudas de fe. Ya no creo tanto en Dios como solía hacer, y por eso, tu presencia aquí, que hayas aparecido en mi vida de repente es una señal. Quiero creer que es una señal... Porque nunca había conocido nada como tú antes Anna. Eres única. Por eso eres un ángel.-

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    22nd Junio 2015, 22:23

La metafísica se materializó mientras las palabras se concatenaban, en una explicación de un concepto tan ambiguo, tan fascinante y abstracto que a su virginal entendimiento sólo una criatura dotada de un don milagroso era capaz de comprender, definir o creer. Habría sido incapaz de llegar a alcanzar siquiera la inmensa proporción de los múltiples significados que la existencia de esos seres que ahora respondían a la vibración Ángel eran capaces de figurar para todos los seres vivientes a los que había conocido. Las incógnitas emergieron a oleadas, reflexión interior que comenzó a rebotar con la fuerza del eco, perdiéndose antes de llegar a sus labios. Aún era joven para saber que a ese tipo de vibración respondía al pensamiento ... ¿Qué condicionaba a unos y otros para entregar sus creencias a dichas criaturas? ¿Qué hacía que un hombre rodeado de belleza buscara una justificación para su presencia?...

Su rostro denotó el deslumbramiento que la idea de la existencia de un ser de tal cualidad suponía para la Dama Nívea, la singular alucinación de la vehemente fe que estaban compartiendo con ella…

Sus delgados dedos alargaron su estilizada presencia hasta los labios del hombre, silenciando su implacable discurso. Durante unos instantes, sólo hubo silencio. Sus orbes rojizos destellaban miles de matices propios de la sugilita a medida que su mente trataba de abrirse a los sentimientos que plagaban el interior del joven, cambiantes y desenfrenados, mientras sus preguntas golpeaban contra sus labios sellados, cobrando fuerza, agolpándose contra su necesidad de saber...

- Hablas... muy deprisa...- no fue capaz de encontrar palabras que explicaran mejor lo que su entendimiento experimentaba - Es... demasiado complicado... No logro entender...- en el rostro de la Dama Nívea apareció un gesto rebosante de nostalgia, como si hubiera oído hablar de todas esas cosas, pero fuera incapaz de recordar dónde...

O acaso, como si le doliera demasiado recordarlo...

Entrecerró los ojos en un sutil aleteo, sus orbes internándose en lo profundo de la mirada esperanzada, cargada de sueños. Había visto varias cosas en sus incursiones a ese mundo, ese que pocos momentos antes había creído capaz de recorrer con los dedos cuando le enseñara su imagen plasmada sobre el papel, plagada de tonos blancos, marrones y verdes, levitantes sobre una inacabable cubierta azul. Había creído ser capaz de, con el tiempo, comprender cuanto delataba la vida, latido inigualable que era capaz de sentir y compartir con los seres con quienes había tenido contacto. El entendimiento había sido su esperanza, al menos, hasta ese encuentro…

- Dios... Fe... Amor...- más voces, muchas más de las que había esgrimido. Era sólo el comienzo de una enumeración que para la Mujer Sin Sombra parecía inacabable.- Son demasiado... grandes...- sus manos se abrieron, palpando el aire, como en una invisible barrera que sólo sus ojos fuesen capaz de ver. Que se extendía tan sólo frente a su tímido mirar. Su vocabulario, rico en contadas ocasiones, estaba comenzando a quedarse aún más escaso...- No puedo ver... dónde acaban...- en su mente, los conceptos cobraban forma. Los aprendía cuando conseguía asignarles su significado, cuando asimilaba sus vibraciones, cuando en lo más interno de la Dama Nívea alcanzaban su mas puro y esencial sentido, ligado siempre a la fuente inacabable a la que veneraba...

"... Púlsar..."

Un grito sesgó la tranquilidad en la urgencia del tono acuciado por el terror, en la parte externa de la vivienda que los mantenía a salvo. Retumbó en los cimientos mismos de la Dama Nívea, que mirando al vacío que se extendía frente a sí fue apenas capaz de percibir que aquello sucedía a varios metros mas allá. La carrocería de los coches se deformó en bocas ávidas de acero caliente que mutua, trataba de devorarse. El accidente había tenido lugar en una calle colindante al edificio. El trasiego se hizo notar de manera inmediata. La Dama Nívea entrecerró los ojos, abrió los labios en un grito mudo, sujetó con sus huesudos dedos su frente al tiempo que la aureola giraba rítmica, acelerando su natural ondulación...

El joven de la moto sin casco se encontraba tendido sobre el suelo...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    30th Junio 2015, 10:11

Antes de que pudiese terminar lo que le estaba contando, el delicado dedo de la pequeña chica se posó sobre mis labios perpendicularmente a estos, en señal de que me callase. Me sorprendió un poco, ya que no me lo esperaba para nada. Entonces habló, diciendo que yo lo hacía muy deprisa, que era demasiado complicado para entender. Le sonreí y me sentí un tanto estúpido. Qué demonios, le estaba hablando de cosas sobrenaturales a una pobre niña que acababa de conocer y que no sabía ni quién era ella. Qué tonto eres a veces querido Plana. Suspiré y escuché sus palabras. La verdad es que tenía razón. Dios, la fe, el amor... Eran cosas muy profundas y complicadas como para entenderlas a través de unas palabras. Había que vivirlas, sentirlas para creer o entender por qué son de una manera u otra. Puedes haber leído miles de libros de amor, haberte documentado sobre ello hasta el último secreto, saber los síntomas físicos que denotan este sentimiento... Pero hasta que no lo sientes por primera vez, hasta que no sientes por primera vez ese aleteo en tu estómago, o notas como el pulso se te acelera por una chica cuando la ves avanzar hacia ti, cuando notas como serías capaz de volar cuando tus labios están a punto de unirse con los de ella... Puedes conocer todos los secretos teóricos del amor, pero hasta que no lo experimentas por primera vez no tienes ni puñuetera idea de lo que es.

- Tienes razón, perdóname. Son cosas muy profundas como para entenderlas en un par de horas. La cosa es, en pocas palabras, que el amor es lo más grande que tenemos en el mundo. Vuelve a las personas más gruñonas y cerradas en seres amables y cariñosos, o al más loco en todavía más loco aún, pero con una causa noble. Tú sobre todo, no tengas prisa en entender estas cosas. El tiempo poco a poco te irá mostrando todo esto. Tan solo ten paciencia. Al final, lo conseguirás entender. Y quién sabe, lo mismo lo llegas a experimentar algún día.- Le ofrecí una sincera sonrisa, y entones un desgarrador grito inundó la sala. Provenía de la calle. Dí un respingo y me volví de golpe. Corrí hacia la ventana y me asomé. Allí abajo, en medio de la oscuridad de la noche, pude distinguir un accidente. Miré a Anna nervioso y me dirigí a la puerta. Vi como ella parecía haber sentido también lo que acababa de pasar, puesto que sus ojos se habían entrecerrado y apoyaba su frente contra sus dedos. La aureola giraba a toda velocidad, tan rápido que parecía que iba a salir volando de un momento a otro. Tal vez ella podía sentir estas cosas, el dolor me refiero. Poco antes, cuando le había mostrado mi factor de curación, al provocarme un pequeño corte en el brazo ella se había llevado la mano al suyo como si le acabase de hacer a ella la herida. ¿Habría alguien en peligro? Sólo había una manera de saberlo.- Un accidente de coche. No consigo ver bien qué ha pasado. Tenemos que ir a socorrerles. Vamos.-

Bajamos a la calle a toda velocidad y nos dirigimos a paso ligero hacia el lugar del accidente. Un par de coches estaban abollados, y de uno de los capós salía un humo grisaceo. Los conductores discutían en francés, pero mi atención se posó en el cuerpo que yacía contra el suelo. Un joven inerte que conducía una moto... Sin casco. Maldije por lo bajo. ¿Cómo era posible? ¿A quién se le ocurriría? Me acerqué a toda velocidad y posé mi mano sobre su cuello y sus muñecas, buscando su pulso, en vano. Me mordí el labio e intenté buscarlo por otros lados, notando mis manos húmedas de repente. Me las miré y vi ese tono rojizo tan fácilmente reconocible. Estaba sangrando, y mucho. Busqué la herida y la encontré en la cabeza. Suspiré en señal de derrota. Un golpe así en la cabeza seguramente había sido mortal. Tenía que llamar a una ambulancia. Saqué el teléfono con la mano que no tenía manchada y me dispuse a marcar. Me giré sobre mí mismo buscando a Anna para intentar tranquilizarla y que no viese la sangre. No tenía ni idea de cómo podría reaccionar.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    3rd Agosto 2015, 11:36

Su percepción quedó mermada salvo para una sola cosa. Volcó toda su voluntad en intentar entreabrir los ojos, apenas era capaz de observar con ellos sombras. Los dedos se mantenían sobre su cabeza con la vana esperanza de que esta no se desprendiera de su natural posición, pues tras ese grito quebrado alzado durante la noche sentía que algo en su interior se dividía, se dispersaba, como si una sección quisiera por todos los medios alejarse de otra. De nuevo cuanto había experimentado en su nacimiento, al encontrarse con el ser vibrante que había hecho daño a la otra criatura, viendo refleja en ella la sensación a la que habría renunciado de haber podido ser capaz de lograrlo, la asfixiante y doblegadora que traía consigo un sin número de otras, que reducía todo a una intensa impotencia y un desconocimiento atroz...

La frontera del dolor no tenía fin...

No se atenuó ni lo más mínimo, durante su trayecto hacia el ascensor, ni en el descenso. Confundida por lo imperturbable de su desgarradora percepción, siguió al precipitado joven que corría hacia la tragedia palpable. La Dama Nívea se detuvo en el portal, contemplando la escena con sus orbes enjoyados de padecimiento, brotando polvo violáceo en la superficie de su iris, en ocasiones, de un perfecto grana sangriento...

Sus delgados pies, que parecían incapaces de sostenerla, emprendieron el peregrinaje en dirección a aquel que había sido ofrecido como un amigo para ella, recorriendo la acera tambaleante y temblorosa, a medida que la sensación más quebraba los resquicios de un sentir que poco a poco la deshacía. De los millares de pulsaciones, una cercana, poco a poco, se apagaba... Su pie descalzo acarició la calzada, y un suave crujido se escuchó bajo aquella cubierta de pedregoso alquitrán. Un preludio que deseaba evitar, continuando su camino. Sólo fue capaz de dar dos pasos más, hasta que la piedra la detuvo. Como una corteza, sobre sus extremidades inferiores, la cáscara de cristal comenzó a brotar cubriendo sus pies, sus piernas, la fina punta de sus dedos, extendiéndose con suaves murmullos quebradizos, paralizando todos sus esfuerzos...

Observó a lo lejos como su amigo se arrodillaba junto a la extinta cuerda hueca, mientras su cuerpo quedaba cubierto, paliando así su dolor, volviéndolo abstracto, vacío, expulsando toda su presencia de su en apariencia frágil cuerpo blanquecino. Sus manos finas, colgaron inertes a cada lado de su cadera antes de ser atrapadas en el cristal rojo, abrazadas así por la matriz de la que emergía. En su último instante abrió los ojos plagados de estrellas rosadas, nebulosas cambiantes de una galaxia viva residente en el interior de dos orbes que se fijaron en los de el joven con quien había pasado la noche, y que tanto la había enseñado...

A pesar de estar a punto de ser sellada en la materia cristalina que parecía brotar de la nada, en su rostro se reflejo una inmensa serenidad que marcó su despedida...

Spoiler:
 

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Planaria Glámez
X-Men
X-Men
avatar

Mensajes : 695
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 27
Localización : En alguna pastelería comiendo chocolate, seguro

Ficha de Personaje
Alias: Positrón
Nombre real: Planaria Glámez
Universo: Marvel

MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    3rd Agosto 2015, 22:05

- Anna, espérame aquí, ¿vale? No te acerques. No hasta que yo te lo diga.- El tono de llamada sonó, y al cabo de unos segundos una chica me atendió. Miré a mi alrededor y vi que el hombre del coche parecía inconsciente, con un golpe en la frente. Me acerqué mientras describía la situación y comprobé que tenía pulso. Así era. Y entonces, cuando me volví para buscar a Anna y mirar el cuerpo del chaval, pude ver como ella había avanzado hasta estar en la carretera. Pero una especie de cristal de color rojo había comenzado a rodearla y cubrir su cuerpo por completo. Colgué el teléfono y salí a toda velocidad a por ella. ¿Qué demonios era eso? Tenía el mismo color que su pelo y sus ojos, pero no tenía ni idea de si era bueno o malo. No me importaba. La estaba apresando y no pensaba dejar que eso ocurriese.- ¡Anna! ¡Anna, sal de ahí!-

Pero ella no me hizo caso, simplemente se quedó con su cara de siempre, totalmente inexpresiva, esperando a que aquella masa traslúcida la rodease entera. La alcancé en cuestión de segudos, e intenté romper el cristal que la rodeaba. Pero tan pronto lo hice, mi pierna salió con la misma fuerza con la que le había golpeado. Casi parecía goma. Incrédulo, la miré a los ojos, y volví a darle otro golpe. Y otro, y otro, todos en vano. La agarré de la muñeca y tiré con fuerza, intentando sacarla de eso. Tenía miedo de hacerle daño. Después de todo, parecía tan frágil... Temía tirar demasiado de ella y desencajarle el hombro o algo así. La agarré del costado e intenté tirar de ella hacia arriba, apoyándome en la carretera. Todos mis esfuerzos no tenían recompensa alguna.

- ¡Anna! Anna, ¿qué demonios pasa? ¿Qué te está pasando? ¿Qué es esto? Por dios, ¡dime algo!- Pero lo único que obtuve de ella fue aquella silenciosa mirada. El cristal lentamente la iba cubriendo por completo y me llevé las manos a la cabeza sin saber qué hacer. Apreté los dientes, pero no se me ocurría nada. Al cabo de unos segundos, ella estaba totalmente cubierta por ese mineral. Descargué toda mi furia contra él, lanzando unos potentes relámpagos azules contra la superficie. Pero no pasó nada. Como era de esperar. Los minerales eran aislantes, y mi electricidad fue como intentar apagar un edificio en llamas con una regadera. Golpeé con los puños el cristal, apoyándo el pecho contra él y estrellándolos una y otra vez.- Por favor Anna... Dime algo... No te vayas... No puedes irte ahora...-

Mi corazón me decía que eso era el fin. No que ella fuese a morir, simplemente que se iba. Tal vez fuese ella quien me lo hizo entender, tal vez fue pura intuición, tal vez fuese intervención divina. Fuera como fuese, allí estaba ella, devolviéndome la mirada desde el interior del cristal. Una pequeña lágrima recorrió mi rostro, resbalando por la mejilla.

- No puedes irte... Tengo tantas cosas que aprender de ti. Quién eres, de dónde vienes, a dónde vas... Y además, nunca se me han dado bien las despedidas...- Caí de rodillas, abatido, con la sensación de que jamás volvería a ver a aquella chica, angel o lo que fuese que tanto me había enseñado en cuestión de horas. Apoyé la mano sobre el cristal, derrumbado y aceptando la situación. Volví a mirar sus ojos, los cuales reflejaron una despedida... Y desapareció. No quedó ni rastro de ella. Nada de nada. Tan solo las ropas que le había dejado, tiradas donde segundos antes ella estaba. Las recogí y las abracé, sin saber por qué sentía tanta pena por haber perdido a alguien con quien apenas había compartido una noche. Pero la verdadera razón de mi dolor era haber perdido a alguien como ella. Tan misteriosa, tan única, tan imposible de entender... Sentí un enorme vacío en mi interior. Me levanté y me dirigí al cuerpo del chaval. Había fallecido. La ambulancia no habría podido llegar a tiempo jamás. El golpe en el cráneo fue demasiado. Me arrodillé a su lado, cerré sus párpados y me santigué.- Padre nuestro, que estás en los cielos, acoge en tu seno este inocente alma y perdona los pecados que pudiese cometer en vida. Tu nos hiciste a tu imagen y semejanza, pero nos diste la libertad y el libre albedrío para usar nuestra vida como creyésemos oportuno. Que tu infinita misericordia se apiade de él y le haga partícipe del banquete eterno a tu lado. Por los siglos de los siglos, amén.-

Dibujé una cruz invisible en su frente, me levanté y me alejé de aquel lugar. Subí a mi piso y guardé la ropa con cuidado, como si tuviese miedo de romper la magia que vivía en ella o algo por el estilo. Miré de nuevo los mapas y demás que habíamos estado viendo para indicarle dónde estábamos. Apreté los puños y los coloqué de nuevo en su sitio. Recogí todo y me dirigí a toda velocidad a por un cuaderno y unos lápices. Dibujé una silueta en ellos, lo más parecida que pude a ella. Me levanté un par de veces para comparar sus medidas con las mías, y dibujé las pequeñas estrellas de su aureola, así como el pequeño ser que la acompañaba. Y así, al cabo de unos minutos, tenía los bocetos de las cosas que me habían llamado la atención de ella. Arranqué la hoja del cuaderno y sonreí.

- Volveremos a vernos Anna. Aunque me lleve toda una vida encontrarte, lo haré.- Y eché un último vistazo a las estrellas por la ventana. La esperanza y el sentimiento de aventura invadieron mi corazón. Ahora sólo me quedaba esperar a que alguien reportase algo en algún sitio, y poco a poco comenzar a seguirle la pista a la misteriosa chica de rojo. Tarde o temprano alguien diría algo. No era la típica persona que pasaba desapercibida.

_________________
"¡Hora de ponerse las pilas, familia!"

Plana Bueno: dodgerblue

Plana Malo: darkorchid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]    

Volver arriba Ir abajo
 
From lost to the river...(Planaria Glámez)[17 de Abril]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Continuando con la exploración [Planaria Glámez, abierto] 23/abril/2018
» Taller de Gifs De Lost Canvas
» Pokemon Lost Silver
» Presupuesto River Plate 11/12
» [5º] Velez vs River

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: Europa-
Cambiar a: