Los Universos de DC y Marvel se han unido en uno solo. ¿Qué ha sucedido? ¿Quién está detrás de todo? Y, lo que es más importante, ¿cómo reaccionarán héroes y villanos de los distintos mundos al encontrarse cara a cara...?
 
ÍndiceOmegaCalendarioRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   7th Diciembre 2014, 17:38

El crujido. Abrió los ojos, anhelante. Poco a poco iba aprendiendo. A medida que compartía sus vivencias con las criaturas que encontraba, era capaz de entender mejor su propio ser. Incluso en el estado secreto que le confería su eterno protector de cristal rojo. No estaba segura de que eso fuese su única función, pero era la primera que descubría. Él estaba de acuerdo, porque no trataba de refutarla, ni sacarla de su error.

Sus manos rodeaban sus rodillas, y estas intentaban introducirse en su pecho. Así, resumida a la más diminuta concepción de su ser, el tiempo de espera era más corto. Los ríos de luz se abrieron paso sobre la cubierta interior, y sus expresión expectante la hizo entreabrir los labios, deseosa de comprobar qué maravilla le ofrecía aquel inmenso mundo hoy. ¿Cielos de otro color? ¿Palabras de los bosques? ¿Otros gruñidores? No podía saberlo…

Eso la hacía sentir vulnerable, pero también aventurera…

Así se abrió paso de nuevo al mundo. El cristal se despedazó en pequeñas láminas que resbalaron a su alrededor, y una vez sus pies se afianzaron en la superficie del suelo, se levantó en toda su extensión. La cascada rojiza se deslizó a su espalda, y las tiras de tela que envolvían sus rodillas y sus codos levitaron apenas un instante antes de dejarse vences por la gravedad terrestre. Sus ojos rojizos despejados contemplaron a su alrededor. Polnash se desperezó, se sentó en el suelo y utilizó una de sus patas traseras para rascarse el pequeño morro, procurando no rozar sus uñas con la sensible punta de su hocico.

La luz dorada se dibujó en el suelo, dejando rastros de rojo cálido tras de sí. Había visto aquello antes. Giró sobre sí misma para encontrarse con los rayos del sol, y fue consciente de que algo había cambiado. El sol… primero emergía de un sitio…

Y ahora… se alejaba por el otro…

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   16th Diciembre 2014, 15:58

Nada podía detener a Superpredador en su incesante caminata, eran el tipo de cosas que el animal tenia que hacer para sentirse vivo de nuevo. Estaba decidido a seguir avanzando sin importar que, a veces corriendo en cuatro patas, otras en dos y en algunas ocasiones caminando o trepándose al primer árbol que encontrara. Si bien ya la mayoría de sus compañeros "Van-qui-sher" se habían ganado su confianza y había superado el hecho de tener que vivir en un castillo rodeado de "humanos", cosa que en un principio costo demasiado, aun seguía siendo parte animal y como tal algunos días simplemente necesitaba salir a pasear un poco; a explorar la naturaleza, a recordarle que estaba vivo. Quería cazar un poco de carne, trepar arboles altos, nadar, correr y tal vez dormir un poco. Desde luego Dalae nunca se mostró muy complacida con la idea de que la  abominación antinatural buscada por las autoridades de casi todo el mundo saliera del castillo para jugar como una bestia por cualquier parte, pero Superpredador ya había descubierto una técnica infalible para poder salir, mas astuta y útil que cualquiera de sus armas biológicas: No le decía que se iba y simplemente desaparecía para volver luego. El castillo era un lugar demasiado grande como para notar que alguien se escapaba y Dalae por alguna razón siempre estaba ocupada con su "magia" o con "Sly" o con alguna cosas rara que no entendía. A decir verdad para alguien como él era muy fácil escapar del castillo y volver sin que alguien lo notase; nunca se había perdido. Desgraciadamente ese día fue una excepción pues se distrajo persiguiendo un pájaro y se perdió...pero aun así siguió adelante esperando que en algún momento alguno de sus compañeros lo encontrase o él encontrase algo de cenar; cualquiera era una buena opción.

De repente, un olor extraño capto la atención de Superpredador; era algo que jamas había olfateado antes, no le era conocido y eso lo asustaba. Sin perder el tiempo, se dirigió hacia donde el supuso que estaba la fuente de tal olor. No tenia idea de si era un animal o una planta o incluso un ser vivo; usualmente no le es difícil identificar especies pero en ese caso particular estaba buscando algo que en realidad no conocía. No sabia que era, ni como se veía, ni si era depredador o presa, etc; estaba buscando a ciegas. La criatura era de naturaleza curiosa, quería descubrir todo aquello que no comprendía y mas aun cuando se trataba de la naturaleza y siendo tan ignorante como era eso le pasaba muy seguido. Como todo animal, siguió sus instintos esperando que no pasara nada malo: Dalae se molestaría con él si volvía con un brazo menos o algo así. Debido a la fuerza de sus extremidades fue capaz de correr a gran velocidad y al poco tiempo ya estaba enfrente de lo que estaba buscando. Pero lo que se encontró en verdad lo sorprendió.

Era un animal extraño: pequeño y peludo como un perro pero con garras y un extraño color de piel. Lo que mas sorprendio al predador fue su boca o mejor dicho si trompa: como un osos hormiguero chiquito con una boca de sanguijuela en la trompa. A cualquier científico aquello le hubiera parecido algo impresionante e impactante, una oportunidad unica en la vida de presenciar algo tan peculiar, una creación de la naturaleza jamas vista por el ojo humano, una maravilla cientifica que necesitaba ser estudiada o incluso un pase rápido para la fama y los premios. Para Superpredador en cambio aquello era como un animal domestico pero mas raro y nada mas, por mas que nunca en su vida hubiese visto nada similar. Se acerco lentamente aquel ser, esperando que este no lo viese venir y se alejara. Todos los animales que ven a la bestia venir se alejan de ella, hasta los carnívoros mas feroces o los herbívoros mas grandes no lo quieren cerca. Lo único que hasta el momento había concluido respecto al animalito que tenia enfrente es que no se lo iba a comer por el momento; ya haba desayunado bien. Quizás esa cosa comprendiese lo que es ser un marginado y un rechazado.

Desgraciadamente el predador noto rápidamente que no estaban solos pues había una humana ahí cuya presencia había ignorando completamente; no era nada personal, Superpredador ignoraba casi todo y le costaba prestar atención a algo por mucho tiempo. Al principio retrocedió asustado por la presencia de la humana que bien podía ser peligrosa, pero luego recordó lo que casi sucedió en la jungla de China con Dalae por que no confió en ella y no pudo evitar que los prejuicios nublaran su mente; entonces avanzo con lentitud y un poco mas de confianza. Nunca supo por que pero después de posar su vista por unos segundos en la mujer no pudo apartarla: era algo verdaderamente hermoso, casi antinatural. El anima se quedo observando a la mujer y a su presunta mascota con el mismo entusiasmo y fascinación con los que veía la luz del refrigerador prenderse y apagarse cada vez que lo habría o un objeto muy brillante durante varias horas. No supo como reaccionar, simplemente se quedo mirando aquella singular pareja de desconocidos que jamas había visto; eran el equivalente a alienigenas para él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   18th Diciembre 2014, 23:19

El pequeño animal blanquecino le detectó mucho antes de que apareciera en su capo de visión, quizá mucho antes de que él les hubiera detectado a ellos. Empezó a corretear hacia la zona en la que se encontraba, olisqueando el aire con una ansiedad propia de un animal que huele el peligro. Casi parecía aterrorizado por el hecho de que pudiera quedarse sin oxigeno, por la necesidad que mostraba en su labor de seguimiento del olor...

Cuando el predador apareció entre el follaje, la dama no se percató de su presencia. En cualquier caso no hizo nada por delatarlo. El pequeño animalito se acercó corriendo con una excitación propia de él, pero llevada a un extremo que hasta entonces no había experimentado. Literalmente se echó a los pies de aquella criatura que en ese instante compartía con OmegaDust la puesta del sol. Envuelta en sus rojizos cabellos del color de la sangre, sus ojos de gemas a juego permanecían inamovibles contemplando el modo en que se movía el sol, a punto de desaparecer. Entreabrió los labios, fascinada por aquel fenómeno...

Polynach olfateo sus pies, encantado con aquella anomalía...

Le llegaban decenas de olores, sutiles, reticentes a dejar paso al matiz humano presente de fondo en todos ellos. Pero no lo era. Olía como se supone que debería oler, pero era uno solo, no muchos, como él habría esperado. Como tratar de discernir figuras entre la niebla, mientras se entremezclaban unas con otras. El pequeño animal se elevó en sus dos patas, permaneciendo en una postura que recordaba a la de los suricatos, mientras observaba a Superpredador...

- Nunca se había quedado así tanto tiempo... - dijo la mujer, ladeando la cabeza para contemplar a la criatura por primera vez. Su voz sonó con un eco grave como de varias voces distintas, quizá inspirada por aquello que el olfateador había captado...

Sus hermosos iris brillaron con tonalidades violáceas, azuladas e incluso rosadas, mientras le contemplaba con expresión serena. Las flores de su pelo devolvían matices dorados, a medida que el sol se vertía por el otro lado del horizonte...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   26th Diciembre 2014, 23:06

El animalito corrió como loco hacia los pies del predador, tomando a este completamente por sorpresa. Ciertamente no se esperaba aquella conducta por parte de la extraña criatura. Superpredador no estaba acostumbrado a recibir muestras de aprecio de ningún tipo; usualmente las pocas personas que se acercan a él sin intenciones de matarlo son científicos que llegan para "estudiarlo" o pobres personas que se pierden en la jungla y tienen la mala suerte de toparselo. Por otro lado los animales de todo tipo, tanto domésticos como salvajes se alejan del rey de las fieras. Hasta los mas peligrosos predadores del mundo saben que deben mantener su distancia, las ocasiones en las cuales el predador ha tenido que luchar por su vida contra un animal son tan pocas que las podría contar con los dedos, si supiera contar claro. Hasta la fecha , Dalae había sido la única que se había acercado a él con una bonita sonrisa y sin deseos de cazarlo en encerrarlo para experimentar con él; aun así el predador dudaba de las verdaderas intenciones de la mujer pues ya varias veces había demostrado que en realidad no era quien aparenta ser. Sin embargo en el caso del perro-oso hormiguero-animal las cosas eran muy diferentes: los humanos mienten constantemente pero las bestias están por encima del engaño o al menos eso pensaba el predador. Al verlo corriendo hacia sus pies con tal animo y desesperación por conocerlo la aberración no supo como responder y por un momento dudo entre quedarse quieto y retroceder. Al final opto por seguir su instinto y se quedo parado cual roca sin apartar su mirada del movimiento que hacían las pequeñas patitas del ser. Una vez mas se encontraba superado por la situación, sin saber como actuar ante un escenario para el cual su mente primitiva y subdesarrollada no lo había preparado.

Finalmente el animalito llego a sus pies y prácticamente se tiro sobre ellos, como un gatito casero que se frota contra las piernas de su ama parar demostrarle cariño. Por un momento el predador casi se olvido de la presencia del peculiar ser al apartar su mirada por un momento para observar aquella hermosa obra de arte de la naturaleza que los seres humanos llaman "atardecer" o puesta del sol. A sus ojos era como las mas brillante de las piedras, como la luz ultravioleta que se usa para atraer a los mosquitos; sintió la necesidad e ir hasta el final del horizonte y tocar esa gran bola de fuego, aunque lo matara. Desde luego volvió a recordar que estaba acompañado cuando escucho el sonido de la bestia aspirando aire; le estaba olfateando los pies. Tal vez fuera por que quería saber mas sobre él o por que se estaba presentando de una forma similar a como lo hacen los perros; no lo sabia. Posteriormente el animal se quedo parado en dos patas observando a Superpredador con una expresión que no fue capaz de deducir.

Entonces fue sorprendido una vez mas por la voz de la mujer. "Nunca se había quedado así tanto tiempo" fue lo que escucho; no supo si interpretarlo como algo positivo o negativo. Entonces observo directamente a los ojos de la mujer; la maravillosa gama de colores vistosos y brillantes que presentaban lo tomo por sorpresa, jamas había visto ojos así en ninguna persona. Eran tan hermosos como el atardecer, pero aquello si lo podía tocar sin preocuparse de morir...aunque tal vez causaría un daño físico grave a la persona y esa no era su intención por el momento. Apenas consiguió apartar su mirada de los cautivantes ojos de la mujer los desvió hacia su cabello, quedando una vez mas atrapado en la llamativa tonalidad rojiza de su peina y las flores doradas que lo adornaban. El pobre solo quedo aun mas confundido al no poder reconocer las flores que la mujer tenia amarradas al cabello, así como el hecho de que alguien quisiera tener plantas en la cabeza. Intento articular palabras pero estaba tan asombrado por toda la belleza natural que estaba observando que no fue capaz de hablar...el hecho de que su habla fuese reducida y no tuviese muchos conocimientos de lenguaje no ayudo mucho.
Finalmente después de un largo silencio, el cual probablemente solo consistió en menos de un minuto pero para él fueron horas, fue capaz de decir algo; una sola palabra, muy simple y conocida por cualquier persona con un conocimiento básico de lenguaje- Hola- Aquella era la forma de presentarse mas avanzada y educada que el ser conocía. No tenia ni idea de como reaccionar ante esa situación; todo hubiese sido mas fácil si simplemente se hubiese portado hostil como cuando conoció a Dalae, pero en esa ocasión no quería hacerlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   29th Diciembre 2014, 22:43

La dama se tomó su tiempo, primero para observar, con expresión contemplativa, aquello que ella aún no sabía definir como "atardecer", pero que en cuanto descubriera dicha palabra, sabría sin lugar a dudas que se refería al fenómeno que de una manera tan majestuosa y sorprendente acontecía frente a sus ojos, incrédula de que una maravilla semejante pudiera suceder sin detener el constante clamor del mundo que tan pocas veces, por el momento, había tenido la oportunidad de contemplar y conocer...

A pesar de lo cual, aquello no alteró el hecho de que las constantes turbaciones que atravesaban los genuinos pensamientos del pequeño ser que desde que tuviera consciencia la había acompañado, estaban afectando sin lugar a dudas la creciente curiosidad que experimentaba respecto a la criatura que con ella estaba compartiendo ese resplandeciente momento. Las tonalidades doradas poco a poco se vertían, como un río de oro, hacia el fin rojizo del orbe ardiente que, según había aprendido, se trataba de una bola de fuego incandescente, que podía quemarla... aunque desconocía realmente el alcance de lo que eso significaba...

Entonces, por fin, la criatura emitió una vibración, rotunda pero escueta, que ella fue capaz de identificar. Su rostro volvió a dirigirse a él, y le observó largamente apreciando sus curiosos rasgos, segura de que se encontraba ante el mismo mundo al que anteriormente había accedido, a pesar de que las criaturas que lo poblaban eran totalmente distintas entre si...

- Hola...- respondió ella, con esa voz, compuesta de muchas...

El pequeño olfateador giró sobre sus patas y se dirigió hacia la mujer, que se sentó en el claro sin mas pretensión que quedarse allí, contemplando a la criatura que se había dirigido a ella, y a la que había respondido. El Plolynach se acurrucó a su lado, la mujer con las manos sobre sus muslos, mientras su pelo formaba una catarata sobre su figura, cubierto únicamente por vendas bajo la axila, en las muñecas y sobre las rodillas, mostrando la desnudez de su cuerpo con toda naturalidad pues, a pesar de que ella lo desconocía, ningún tipo de deseo reproductivo podía provocar...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   5th Enero 2015, 23:10

La criatura observaba a la mujer con la misma determinación y atención incansables con las que un depredador observa a su presa minutos antes del ataque; sin embargo sus motivaciones eran completamente diferentes, dado que no tenia intenciones de dañar a la mujer, al menos no por el momento, sino de observarla; simplemente observarla, su presencia a los ojos de la criatura equivalía a la de una maravilla de la naturaleza digna de ser observada. No había realmente ninguna necesidad ulterior que satisfacer, simplemente la estaba apreciando por el placer que aquello le generaba, mas no placer sexual, como el que habría tenido cualquier otro humano. A Superpredador le generaba placer observar la amplia gama de colores y tonalidades de los ojos y el cabello de la mujer; era una figura tan dócil y frágil, un poco lenta en sus movimientos y muy suave pero al mismo tiempo tan viva, tan majestuosa, tan impresionante como el atardecer que ocurría frente a los dos. Él quería saber mas de ella, necesitaba saber mas de ella; jamas había visto a un humano tan tranquilo, tan pacifico; en parte posiblemente se debiera a que cada vez que la bestia se acerca a una persona desconocida esta lo ataca o sale huyendo despavorida, incluso Dalae reacciono con cierto temor y asco cuando lo descubrió por primera vez. Pero la mujer del cabello carmesí era otra historia: la presencia del peligroso predador no la alteraba en lo mas mínimo, casi como si fuese completamente ignorante del peligro al que se estaba exponiendo, como una niña en el cuerpo de una adulta; inocente y hasta cierto punto curiosa.

La bestia continuo observando a la mujer, y de a ratos a su peculiar mascota, hasta que final,ente esta decidió hablar. "Hola" fue lo que dijo, respondiendo al saludo que previamente le había hecho el monstruo. Su voz fue otra cosa que lo tomo por sorpresa; estaba preparado para escuchar una voz angelical, jovial, suave o incluso aguda como la de una niña de cinco años. Pero la verdadera voz de la mujer fue completamente diferente, como una mezcla de las tres primeras; una voz que sonaba como muchas personas con una tonalidad casi idéntica hablando exactamente al mismo tiempo. La criatura, incapaz de comprender la razón de aquello estiro el cuello tanto como pudo, trato de observar quien se ocultaba a espaldas de la mujer, hizo lo que pudo por agudizar su olfato y trato de detectar presencias extrañas en la zona; incluso miro con detenimiento al extraño "perro" y ,suponiendo que el había sido la fuente de alguna de las otras voces que sonaron al mismo tiempo que la de la mujer, lo miro fijamente esperando que dijera algo. Pero finalmente cedió y comprobó que, en efecto, la mujer parecía hablar por muchas; su lado humano le proporcionaba un insaciable hambre de conocimientos y su curiosidad animal lo complementaba pero su muy escasa inteligencia le provocaba conformarse en la mayoría de las situaciones con un "eso pasa por que si" cesando cualquier investigación sobre el tema.

Otra cosa que noto fue que el animalito se había alejado de su lado, donde había permanecido mucho mas de lo esperado, y se había ido de vueltas con su ama, a acurrucarse a su lado como todo buen animal domestico. La misma mujer ya se había sentado en el suelo, luciendo su desnudes al mundo y a la nueva criatura que tenia enfrente sin demostrar ningún signo de importancia. Claramente, para ella, estar desnuda era algo tan natural como lo era para Superpredador; ciertamente llevaba una especie de taparrabos cuyo uso nunca se había cuestionado y el cual, desde que se unió a los Vanquishers, jamas se había podido quitar debido a que por alguna razón los demás miembros parecían tener problemas con que él anduviese desnudo por ahí; pero aun así el ser no tenia problema alguno con caminar de un lado a otro exponiendo sus partes intimas a todo el que se cruzara, tal y como la mujer lo estaba haciendo pues al fin y al cabo era un animal. La mujer llevaba parte de su cuerpo cubierto con vendas, pero aun así las partes de su cuerpo que causaban pensamientos lujuriosos en las mentes de muchos hombres eran perfectamente visibles al menos en su mayoría. La mujer estaba prácticamente desnuda. Pero eso al predador no le provocaba ningún tipo de deseo o excitación; en esa parte sus instintos animales tomaban el control. Muy escasos son los animales que se aparean con miembros de otras especies y Superpredador no era la excepción. El humano y él son especies completamente diferentes; el grado de alteración genética que había sufrido por parte de aquellos que lo convirtieron en un experimento científico era mucho mayor a lo que se dejaba ver a simple vista. No solo su apariencia, sino su sangre, sus órganos internos, sus huesos; hubo cambios a nivel molecular. Superpredador no es un humano, es una aberración, único ejemplar creado de una especie completamente diferente y fabricada por el hombre. Como miembro de dicha especie, él no siente ningún tipo de atracción sexual hacia los humanos y esa mujer, por mas bonita que fuese no era la excepción.
Era el equivalente a una roca brillante; el animal la observa con detenimiento y curiosidad pero no desea fornicar con ella.

El predador deseaba hablar con ella pero no sabia que decir; el hecho de que hubiese sido creado como un soldado, es decir, para matar y no para hablar complemento con su mente primitiva y salvaje y las casi nula interacción con humanos no ayudaban su caso. Se hubiese sentido mucho mas cómodo si la mujer hubiese sido quien comenzara la charla; desgraciadamente parecía ser tan silenciosa como él o mas. Sin embargo, algo que el animal ya había notado eran las vendas que cubrían el cuerpo de la mujer, en las cuales vio una oportunidad de iniciar una conversación o al menos intentarlo. Después de tomarse su tiempo de estudiar la posición tranquila y la figura de la mujer, la criatura se hecho al suelo sin ceremonias, tirándose de cara al piso como un perro cansado. -Tu...¿Herida?- Hasta donde el predador había aprendido, vendas rodeando partes del cuerpo indican que dichas partes pueden estar heridas. Lo que la criatura quería saber entonces, a pesar de que no podía expresarlo de una buena manera era quien había herido a la mujer, como y por que.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   15th Enero 2015, 12:35

Habría podido observarle durante días enteros, sin hacer ningún tipo de observación ni concesión. Aquella criatura tenía algo de extraño y de mágico, aunque su experiencia sobre el mundo no era todavía lo bastante amplia como para poder definir qué era. Había visto criaturas de lo más variadas, desde que había emergido, cada una distinta y única a su manera, pero similares en pulsaciones, en las notas que conformaban la intensa e inacabable melodía que era capaz de percibir dentro de aquel torrente de energía, experiencia y conocimiento que era el que la había hecho emerger de la roca, aquella que le había proporcionado la existencia consciente...

Aquella que todo lo movía...

"Púlsar"

No había oído nunca unas notas como las que la criatura que tenía frente a sí provocaba. Si hubiera conocido lo que en el mundo en que vivía llamaban "Música", habría podido definirlo como un sólo instrumento en el que cada nota sonaba como realizada por muchos distintos. Una sola pieza que conseguía el suave lamento de un violín en el La, el fuerte reverberar de una trompeta en Do, el seco tañido de un Xilófono en Mi, y el eco de un Fagot en Sol. Quería hacerle muchas preguntas, quería conocer con urgencia sus maravillas, aquellas que presentía pero de momento no era capaz de discernir, con los conocimientos que aún le eran vetados...

Poco a poco...

Pero entonces la criatura le hizo una pregunta. Ella la comprendió, sin saber bien cómo...

- No...- contempló las telas inertes, adheridas a su piel - Estas telas... forman parte de mi. Me protegen, pero no cubren heridas.- dijo, con la certeza de que era verdad.

Aquellas palabras emergían, vibrando fuerte y decididamente desde su pecho, elevándose en el aire hasta salir por sus labios. Ella creía que aquello significaba, sin duda alguna, de que eso significaba que eran ciertas... No como cuando las palabras apenas murmuraban, y les costaba salir al exterior.

- Tu...¿Tienes heridas? - preguntó, tratando de conocer algo más de él, aunque aún de manera torpe.

Había conversado antes, pero si lo pensaba, casi siempre se había limitado a preguntar y dedicado a escuchar y aprender, de manera que no estaba aún acostumbrada a conversar en el sentido estricto de la palabra, y dado lo poco que sabía de sí misma, tampoco estaba habituada a dar explicaciones. Pero quizá, pudiera intentarlo...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   16th Enero 2015, 20:15

La respuesta de la mujer intrigo a la criatura, la cual levanto la cabeza lentamente, estirando el cuello hacia atrás y haciendo un gesto parecido al que los humanos llaman "arquear las cejas"; así es como demostraba su curiosidad. No comprendía por que una mujer llevaría consigo aquellas cosas suyo propósito era sanar una herida si ella misma no tenia ni una. Quizás las usara de forma similar a la que los humanos usan ropa, así como él mismo usaba su taparrabos: mas como un accesorio que como una prenda de vestir en si. Aunque por otra parte, la única prenda del vestir del predador no formaba "parte de él"; al menos como lo comprendía la criatura, podía retirárselo cuando quisiera. Solo para probárselo a si mismo se retiro con cuidado sus únicas "ropas" de la misma forma en la cual Dalae lo había instruido; los Vanquishers habían hecho todo lo posible para humanizar a Superpredador pero en algún momento tendrían que aprender que, por mas que lo intentaran y lograran pequeños avances no podrían eliminar o cambiar completamente la naturaleza inherente al monstruo. Desde luego, por la limitada mente del animal jamas paso la idea de que la frase de la mujer tuviese un significado mas profundo que aquel que había escuchado y dada su incapacidad para entender metáforas se tomo las cosas en un sentido literal. Levanto con una mano el taparrabos frente a su cara para mostrárselo a la mujer, dejando al descubierto sus partes intimas sin mostrar un ápice de vergüenza al respecto, ya que para un animal el estar desnudo es algo tan natural como respirar; al contrario de usar prendas de vestir, lo cual consideraba verdaderamente antinatural pero que, tal y como ya le habían explicado, era fundamental para que pudiera convivir con otros seres que no estaban tan acostumbrados como él a exhibir su cuerpo en todo su esplendor. Mas aun considerando que había dos mujeres en el equipo y, por decirlo de algún modo, el "miembro" de Superpredador tenia similitudes en tamaño con el de un caballo... o quizás una morsa...

Esto no parte de yo- explico el ser y lo enfatizo lanzando el trozo de tela al suelo y pisándolo. Realmente creía que las vendas estaban pegadas a su cuerpo, casi como órganos o parásitos.- Si tu querer, yo sacar vendas tu- Aquella era una oferta similar a la hecha por un orangután con intenciones de librar de parásitos a uno de sus compañeros. Desde el punto de vista del predador aquellos vendajes eran como parásitos y él se estaba ofreciendo a librar a la mujer de ellos. Ciertamente la mujer ya había mencionado que las vendas la protegían, pero el predador, tal y como antes, se había tomado eso de manera literal y había llegado a la conclusión de que las vendas en realidad no la podían proteger, pues eran demasiado endebles como para ofrecer algún tipo de cobertura decente. -Eso...-dijo señalando a las vendas- ...débil, romper fácil, no proteger- El taparrabos del predador una vez no había impedido que una bala perdida de un cazador impactara en su muslo izquierdo, de modo que ya sabia por experiencia propia que la tela es mala protectora.

Sin embargo fue la siguiente pregunta de la mujer la cual realmente lo impacto. "¿Tu tienes heridas?". Una pregunta simple, pero para un ser que ha vivo como Superpredador el responderla conlleva recordar muchas cosas, cosas muy dolorosas. El había sufrido inimaginables tormentos en mas de una forma posible. Heridas físicas le sobraban, toda su vida había sido pinchado, cortado, golpeado, envenenado, encerrado y hasta electrocutado ya fuera para realizar simples estudios médicos o para probar su grado de resistencia al dolor, electricidad o enfermedades y sus capacidades regenerativas. En mas de una ocasión lo habían dejado encerrado en una jaula para que se muriera de hambre y de sed y poder determinar cuanto tiempo de ayuno podía aguantar. Mentalmente hablando tampoco había salido bien librado; los experimentos que habían realizado en él habían tenido un impacto profundo y casi irremediable en su cerebro, su mente estaba demasiado atrofiada y casi había perdido su capacidad de raciocinio. Y desde luego, todas las heridas emocionales que había sufrido por cosas como el engaño y la traición, e los cuales el ser humano es todo un maestro. Pero una vez mas el habla de predador era demasiado limitada como para poder resumir todos sus años de dolor en simples oraciones; aun así lo intento lo mejor que pudo.

-Si...-dijo con la cabeza baja para empezar, no disfrutaba mucho esos recuerdos.-Humanos herir yo...- era imperceptible pero en el interior de su boca sus dientes se apretaban unos contra otros, y un observador atento hubiese notado como cerro sus puños con fuerza; esos recuerdos lo hacían enojar mucho.- Ellos lastimar yo cuerpo.- Desde luego ,a palabra "mente" aun no formaba parte de su vocabulario, de modo que se vio incapaz de describir el daño mental y emocional que le había sido infringido y se limito a hablar del físico.- Pero yo fuerte.- acto seguido mordió con fuerza uno de sus brazos y al retirar los dientes expuso su piel a la mujer, demostrando que casi no había sufrido daños; solo unas gotitas de sangre en su piel capaz de resistir el impacto de una bala de alto calibre.- Y yo cuerpo recurar de heridas- aquello hacia alusión a sus genes de salamandra, que le permitían regenerar órganos o extremidades después de sufrir graves daños.- Ahora, yo bien- Mentira, no estaba ni cerca de estar sano, pero solo estaba tomando en cuenta el bienestar físico de su cuerpo.

El predador entonces sintió que era su deber formular la siguiente pregunta para continuar con aquella conversación, por lo cual paso a preguntar sobre el pequeño acompañante de la mujer, el cual se había mantenido bastante quieto.-Él...- pregunto señalando a la curiosa criatura; siendo predador un animal no trata a los demás animales sino de "él" y "ella" acorde al a situación y dado que no podía diferenciar el genero del extraño espécimen lo trato de él.-¿Que ser? ¿Quien ser?- Quería saber cuanto fuera posible sobre aquel animal, pues le era muy extraño el encontrarse un ser vivo y orgánico del cual no supiera nada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   24th Febrero 2015, 19:13

[Lamento profundamente la tardanza... Este era un post con numerosos matices que me ha costado aclarar… Agradezco profundamente tu paciencia…]

La criatura que compartía con ella la puesta del sol, de la que aún desconocía el motivo, le transmitía una sensación de intensa curiosidad, a pesar de que era parca en palabras, podía apreciar aquel carácter en lo  inquisitivo de sus extraños ojos, en su comportamiento precavido que tanto le recordaba al que el olfateador salvaguardaba con el resto de criaturas, estudiándolas desde la precavida distancia a medida que utilizaba el sentido del olfato para guiarse y comprender, pero sin permitir que ninguna de aquellas que no suscitaban su interés se aproximaran lo suficiente como para no poder escurrirse entre ellas...

La vestimenta que le cubría fue arrancada de su cuerpo y arrojada al suelo, ante la curiosa mirada de la dama nívea, que no se alteró lo más mínimo ante la desnudez del ser que tenía a su lado. El desmesurado tamaño de su miembro habría hecho sorprenderse a cualquier ser que se sintiera subyugado por la moralidad, el pudor o el sentido del decoro, mas ella, primeriza aún en todo lo que el mundo tenía que ofrecer, no había sido educada al respecto de ninguna de aquellas cosas, y la desnudez era tan natural para sí como lo era para el imponente ser que ahora, en todo su esplendor, se mostraba por aquel paraje forestal que le trajo finas hebras de recuerdo, y despertó en ella la evocación de una dama de color verde sobre un lecho vegetal, que le había mostrado los misterios y las maravillas de las conciencias flemáticas y pacíficas de los seres que la servían y obedecían, protegían y consolaban…

- No es… necesario…- pestañeó lentamente al tiempo que las vendas parecían deshacerse, sin restos, sin hebras, como si el aire se llevara la materia que las componía hasta hacerlas desaparecer por completo…

Así, quedaron ambos en total nudismo. Ninguno de los dos, acostumbrados a la imposición de las ropas que otras criaturas parecían compartir, fuese cual fuese su origen. Ahora ambos, naturalmente dispuestos en la comodidad que ofrecía en los seres vivos su propia piel, podían continuar compartiendo aquella conversación basada incluso más en sus caracteres, que en las palabras que emergían de entre sus labios…

Sus preguntas fueron respondidas, si bien una atenazante sensación de carga invadió el pecho de la dama nívea, al revivir el predador las cruentas y sanguinarias experiencias en las que había visto envuelta su existencia desde el comienzo. Antes incluso de responder, se hizo la dama partícipe del dolor que guardaba, imposible de narrar con palabras aún si estas hubiesen estado a disposición de la criatura que, con certeza, había sufrido crueldades innombrables…

A medida que le explicaba, utilizando tan sólo las palabras necesarias para que alguien que no dispusiera de las cualidades de ella pudiese empezar a comprenderlo, se hacía presente en su tono las intensas emociones que experimentaba. Cómo, enlazadas con dolores sin fecha, se retorcían junto a sus recuerdos hinchándole el pecho de desesperación, de rabia, y también de una creciente sensación de supervivencia y triunfo, cuando al fin fue capaz de escapar de todo aquello que le atormentaba…

Hundió su mandíbula en su propia carne, y entonces, la dama nívea gritó…

Sorprendida de nuevo por la inminente sensación del dolor, si bien era más tenue en intensidad de lo que había sentido en otras circunstancias, apoyó su mano como movimiento reflejo a la altura del antebrazo donde había sentido la laceración, justo en el lugar similar en el que él se había mordido su propio brazo. En la carne de la dama nívea no había sangre, marcas, ni moratón de ningún tipo, aun así el hormigueo causado por el mordisco estuvo presente durante un tiempo, hasta que se fue atenuando poco a poco…

Intercambió una mirada intensa con el depredador, permitiendo poco a poco a sus iris adquirir un hermoso matiz de alivio, que en su rostro la hacía ver, si es posible, aún más pura…

Entonces, sus palabras delataron una irrealidad, que para la dama nívea era clara. No estaba bien. Nadie que guardase en su interior un dolor tan intenso, tan macerado en largo tiempo, debería utilizar esa palabra para referirse a sí mismo. Ella aún no dominaba el lenguaje, pero estaba tan segura de eso, como del dolor que había sentido instantes antes. El olfateador reaccionó al aroma de la sangre del Superpredador, y urgido por la necesidad de información, se levantó y se acercó a él, subiéndose sobre su cuerpo para olfatear le herida abierta de cerca, y haciendo luego ademán de lamerla para eliminar las perlas de sangre depositadas en la fuerte capa de piel de la criatura…

- Polynach…- hizo una pausa, contemplando la curiosa reacción de la peluda criatura blanca - El olfateador… - la criatura enderezó la cabeza. Su lengua era fina como la de un oso hormiguero, pero en relajación, era capaz de abrirse dejando ver una forma de pétalo, más propia de un cánido. Era laxa, suave y cargada de una sustancia transparente que, a la luz, parecía poseer un tono violáceo. - Cumple su cometido… olfatea… investiga… reconoce… y también forma parte de mi……- ladeó la cabeza, observando cómo trataba de limpiar la diminuta herida del predador…

La verdad hacía que las concatenaciones de palabras emergieran por si solas…

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   13th Marzo 2015, 21:47

-Po...ly...nach.- Hizo un gran esfuerzo para lograr pronunciar, al menos de forma pausada, el nombre del anima que tanto le haba costado identificar. EN efecto, una vez que supo su identidad estaba seguro de no haber escuchado jamas de ninguna especie o raza llamada así. La mujer continuo explicándole al predador las funciones de su "mascota". Basado en las palabras que oyó, aun con su escaso conocimiento de casi cualquier tema incluyendo el vocabulario, fue capaz de deducir que la función de ese ser tenia algo que ver con olfatear; lo acabo relacionando con un sabueso. Sin embargo, cuando la mujer comento sobre como este "Polynach" era parte de ella, Superpredador no supo como reaccionar. Para el no tenia ningún sentido que aquel animalito fuese parte de la mujer, al fin y al cabo estaban muy separados uno del otro y por ende no podía ser una parte de la mujer. Ademas, al menos hasta donde el había podido ver, si a un humano le quitas una parte de su cuerpo, como un órgano interno, un brazo, una pierna o su cabeza este no la puede recuperar; por lo general también gritan en agonía mientras sangran sin parar y se vuelven irritantes. Pero el caso de esta mujer era diferente y necesitaba mas información; la curiosidad que comenzó a sentir por esa "humana" había ido en aumento conforme el tiempo que pasaban juntos se alargaba mas y mas. Quería saberlo todo respecto a esa persona tan misteriosa y cuya presencia despertaba en él sentimientos mixtos de curiosidad y placer; no un placer sexual sino una extraña sensación de satisfacción que el monstruo jamas había sentido jamas, ni siquiera rodeado de sus compañeros Vanquishers.

-¿Como...poder él...ser parte de tu...cuerpo?- comenzó a formular la pregunta, haciendo bastantes paradas por el camino para asegurarse de encontrar las palabras correctas, siendo esta una tarea extremadamente difícil para él dado que no tiene mucho conocimiento del lenguaje.- Él estar separado de tu..- comento, señalando al peludo ser. Hasta ese momento, al amigable ser había estado relamiendo las pequeñas heridas que predador se había hecho en su brazo producto de su "demostración de poder" a la mujer, un gesto muy amigable que Superpredador realmente aprecio pero que al mismo tiempo lo hizo sentir muy extrañado dado que, a pesar de que ese fuera un gesto muy común entre numerosas especies de animales, ninguna criatura viva no-humana se había acercado lo suficiente a él sin querer atacarle o convertirse en su comida; se podría decir que su encuentro encuentro con el Polynach le resultaba tan extraño a predador como su primer encuentro con la humana Dalae, o su reciente encuentro con la mujer de cabellos rojos. Siendo alguien que había pasado décadas encerrado, solo y sin amigos en el mundo, se le hacia muy raro que, de golpe, al poco tiempo de ser libre, ya hubiese conocido a varias personas diferentes que le habían agradado y hasta el momento ninguna de ellas le había causado dolor.

Entonces predador sujeto con una mano al Polynach, sin aplicar mucha fuerza en su agarre para no correr el riesgo de herir al pequeñín, pero si con la suficiente como para que no se le cayera. Se lo llevo directamente a la mujer, caminando a paso lento hasta ella, para depositarlo en sus piernas. Posteriormente se dedico observar con detenimiento en cuerpo completo de la mujer, desde atrás hacia adelante, lo cual le fue muy fácil dado su gran tamaño sumado al hecho de que ella se encontraba sentada en el suelo; también ayudo que al estar desnuda, no había partes de su cuerpo que se taparan con las prendas de vestir. Al parecer, al igual que Predador, ella no compartía la necesidad de vestir ropas como el resto de su especie, cosa que hizo que predador se sintiera menos incomodo ante su presencia. Después de recorrer su cuerpo un par de veces con la mirada Superpredador se dio por vencido y se sentó frente a la mujer, haciendo un esfuerzo para imitar su postura aunque sin mucho éxito.- Yo sentir.- dijo con autentico pesar en su voz.- Yo buscar...yo no encontrar donde deber ir "Po-Ly-Nach".- Lo que Superpredador había estado haciendo todo ese tiempo había sido inspeccionar el cuerpo de la mujer, buscando la parte exacta de este donde debía ir adherido el Polynach. Dadas las palabras de la mujer y un profundo desconocimiento sobre la fisiología de aquella persona dadas sus crecientes sospechas de que quizás no fuera humana, el había interpretado que el Polynach era como un brazo que había perdido y por ende necesitaba encontrar la forma de volver a colocarlo en su sitio.

Sin embargo no dejo que eso lo entristeciera por mucho tiempo y a los pocos segundos después ya estaba tratando de hacer una nueva pregunta a la mujer. ¿Tu...humana?.- Esa era una duda que predador quería sacarse rápidamente de la cabeza pues si no era humana implicaba que era otra cosa y él quería saber que. Ella no parecía humana para Predador: su modo de actuar, los bellos colores y el aura de paz que irradiaba su ser contrario al de ningún otro humano antes visto, la tonalidad roja de sus cabellos, las plantas que flotaban a su alrededor sobre las cuales Predador preguntaría luego; todo esto sin mencionar el fino espécimen de ser vivo que la acompañaba. No podía evitar volver a pensar en su encuentro con Dalae y en como ella había actuado en una forma completamente opuesta al de todos los humanos que predador había visto, contrariando todos los paradigmas de comportamiento que Superpredador había llegado a considerar como "el modo en que todos los humanos se portan" y llegando a tal punto que casi pensó que Dalae no era humana; lo mismo ocurría con esta mujer .- ¿De donde venir tu?.- De haber sabido un par de palabras mas le hubiese preguntado cual era su historia, pues eso era en realidad lo que él quería saber, pero dad su incapacidad en este campo tuvo que limitarse a escuchar la respuesta de la mujer en base a lo que hubiese interpretado que significaba esa pregunta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   16th Marzo 2015, 19:43

Ambas figuras se encontraban sentadas, la una junto a la otra, hasta que el predador, ante la difícil expresión que acababa de brindarle la dama nívea, decidió aproximarse para comprobar por sí mismo lo que su limitado entendimiento del idioma le había hecho comprender sobre su afirmación. A pesar de lo que pudiera aparentar, la joven sin sombra distaba mucho de ser una practicante activa del mismo, pues aquellas vibraciones que conformaban las frases que utilizaba eran dueñas de sí mismas, se definían, ese era el motivo que las hacía reverberar en el interior de su tórax, para luego deslizarse entre sus labios y adquirir significado una vez habían sido liberadas al aire en el que quedaban suspendidas…

La observó con atención, en búsqueda de algo que la dama ignoraba, así que le devolvió la mirada con aquellos ojos rojos, cargados de estrellas violáceas, a la espera de que la criatura viese por fin resuelta su curiosidad…

Atisbó cada registro del voluminoso cuerpo de la criatura, a medida que se movía...

El púlso de cada hebra de músculo extendida bajo la capa de su piel, el peso, al variar su cuerpo de postura, la intensidad que le transmitían sus ojos mientras estudiaba detenidamente su fisionomía, en un análisis recíproco de la mera naturaleza que les había conformado, que les había creado únicos en un reino de misterios y rarezas dignas de la mayor atención, pues su mera existencia en conjunto resultaba para ella la mayor de las mágias vivas, de un cariz feérico que estaba reservado a los ojos y a las mentes mas puras de corazon...

Con delicadeza, le devolvió la pequeña criatura que había iniciado el interesante y maternal ritual de lamer las heridas, que para todo animal salvaje era potestad del instinto de autoconservación. La dama nívea la acogió entre sus brazos, y la criatura no se removió. Se resigno a quedarse a su lado…

- Polynach… lo sabe…- su rostro se ladeó para contemplar a los vivaces ojillos de la criatura, estos le transmitían sabiduría, instinto… toda duda que pudiera tener respecto a él se resolvería, llegado el momento. Era una certeza que el pequeño ser le transmitía, a pesar de que era incapaz de traducirla a palabras que el Predador pudiese comprender…

Sus dudas continuaron cimbreando en el interior de los oídos de la joven sin sombra, y al preguntar, sus párpados decayeron en un leve pestañeo, ojos entrecerrados y esquivos cargados de una nostalgia tan vieja que no era posible de medir con tiempo…

- No lo sé…- por primera vez, su estático pecho se hinchó con un repentino torrente de aire, que abandonó su interior formando la calada de un suspiro… No era capaz de encontrar una respuesta que su boca estuviese dispuesta a pronunciar, sólo cuando la verdad moldeaba las vibraciones a su gusto abandonaban de manera vívida su interior, con plenitud…- ¿Tu eres… humano?- no había en sus ojos reproche o repulsa…

Sólo intensa curiosidad. Saber más de cuánto era, o no era, la acercaba un poco más a conocer su cometido…

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   24th Marzo 2015, 21:45

Superpredador levanto ligeramente la ceja izquierda en señal de intriga. La respuesta de la mujer había sido muy simple, un "no lo se", respuesta que predador era capaz de dar para la gran mayoría de las preguntas que le hacían; sin embargo, dar esa respuesta a una pregunta tan simple como la que predador le había hecho fue algo que le llamo la atención a la bestia ¿Tendría problemas en la cabeza? Podía ser una posibilidad; quizás se alguna forma sus recuerdos habían sido borrados, su cerebro alterado. El suspiro que profirió a continuación solo puso consciente al ser del pesar que la humana sentía, que aparentemente le generaba el no saber si era humana o no. Predador podía haber tenido una vida difícil, tal vez horrible, pero al menos el sabia lo que era y de donde venia; cierto, podía ser un monstruo asesino que devora personas y es un producto semi fallido de experimentación genética ilegal, pero al menos él sabia eso. Esa mujer, en cambio, era una completa desconocida para si misma, deambulaba de un lado para otro sin tener idea de quien era ni que hacia en el mundo. Desde donde el predador la veía incluso su propia mascota, basado en las palabras de la mujer, parecía saber mas sobre su propia dueña que ella misma. Es decir, Polynach sabia en que parte del cuerpo de la mujer encajaba mientras que la pelirroja lo desconocía completamente.

Entonces llego su siguiente pregunta; esta tomo a Superpredador por sorpresa, tanto así que se le quedo mirando a la mujer por un rato antes de contestar, esperando algún tipo de reacción que denotara el tono de broma en su pregunta. La verdad es que, de todas las preguntas que le habían hecho a predador en toda su vida, jamas nadie se había preguntado si era humano...de hecho jamas había siquiera escuchado a nadie utilizar la palabra humano para referirse a él. Es decir, hasta el momento cada vez que alguien había tenido que usar una sola palabra para describirlo, las opciones no habían variado mucho: monstruo, bestia, animal, aberración, demonio, abominación y muchos adjetivos sinónimos de feo. Pero nadie en toda su existencia le habían preguntado si era un humano. En las pocas ocasiones en las cuales las personas no salían corriendo despavoridas apenas lo veían, y en las aun mas escasas ocasiones en las cuales dichas personas se atrevían a preguntarle algo en vez de suplicar por sus vidas, casi todas las preguntas iban del estilo de "¿Que eres?" o, alguna vez "¿Quien eres?", pero nunca le habían preguntado al predador si este era humano. Cuando Predador se hace presente las personas suelen deducir con bastante facilidad que el ser ante el cual están no es de su misma especie.

Y sin embargo ahí estaba, buscando la forma de responder a la pregunta de la humana. Al principio fue muy sencillo, un simple -...No mucho....- fue todo lo que necesito para responder. Pero entonces se vio en la necesidad de explicarle a la mujer que era él. Supuso que se vería obligado a responder esa pregunta, dado que tarde o temprano le llegaría, mas aun considerando que acababa de decirle lo que no era; ya estaba acostumbrado a responder ese tipo de preguntas.-Yo...ser animal... y humano...un poco.- Y una vez mas se vio forzado a entrar en esas lagunas oscuras de su memoria que esperaba no tener que volver a vivir, aunque en esta ocasión sintió mucho menos pesar en su ser que la ultima vez, dado que la experimentación genética había sido, irónicamente, la parte menos traumatizante de toda su vida. -Humanos que capturar a yo...hacer cosas raras a yo.- ¿Cual sera una forma apropiada de describir el modo en el cual jugaron su ADN y lo mezclaron con el de diversas especies?...- Ellos poner trozos de animales en yo....y mezclar, mucho. Predador acompaño estas palabras con un par de gestos de manos: las apretó con fuerza frente a su cara y las revolvió un poco, haciendo ademan de que esteba uniendo dos trozos de materia separados. -Entonces nacer yo.-

Y luego, para rematar, la parte final de la historia, la menos complicada.- Ellos llamar yo...Superpredador. Ellos querer que yo ser un arma.- En realidad esa ultima oración despertó en la bestia sentimientos de enojo y ligera tristeza que nunca espero sentir, pero de nuevo, no fueron nada en comparación con lo que había experimentado momentos después, de modo que rápidamente se olvido de eso cuando recordó que había algo importante de la mujer que no sabia.- ¿Cual ser nombre de tu?.- Sabia el nombre de su mascota y la mujer conocía el suyo, pero él no sabia el nombre de la mujer y eso le incomodaba un poco.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   31st Marzo 2015, 13:50

Las vibraciones de la criatura se volvieron dolorosas, tanto que la dama nívea se vio obligada a corresponder el suplicio que el ser narraba con un gesto de extrema congoja, mas no por él, no por sus palabras, si no por la inherente noticia, inconcebible para su tierna y joven mente, de que había seres vivos en ese mundo que pretendía convertir a otros en siervos de sus deseos, en esclavos… con el único fin de causar dolor… No podía atreverse a pronunciar la palabra por la que se había designado a sí mismo, y que recogía en su terrible significado todo aquello que la vida había instaurado para llegar a su fin… Que alguien partícipe de la intensa energía que presentía en cada criatura utilizase sus esfuerzos en elaborar modos de dañar a cualquier otra nota de su misma melodía era a sus ojos, inconcebible…

No podía concebir… imaginar que “Púlsar” permitiera tan cruenta forma de autodestrucción…

Un suspiro producido por su innecesario aliento brotó de entre los finos labios de la joven sin sombra, más pálido su rostro si es que el ser estaba capacitado para percibirlo, henchido su torso por el padecimiento de haber recibido una confesión no deseada que reconvertía todo cuanto anhelaba comprender…

Jamás sería capaz…

- Superpredador…- reverberó contra el cielo de su boca, produciéndole un terrible sobresalto interno…  Hubiera preferido que no le perteneciera un nombre tan acerbo de sentir… y el ser pidió oír el suyo propio…

Sus vibraciones, aún un misterio que se escapaba a su control, fueron como tantas otras veces requeridas por las criaturas que encontraba… Sentía, con cada una de sus preguntas, triste desengaño, cada vez más lamentada por su ignorancia, que en tantas ocasiones anteriores se había visto obligada a esgrimir como única respuesta a todo cuanto desconocía…

- Yo… no se mi nombre…- la pronunciación de esa absoluta certeza con cada nueva aparición se tornaba en desconsuelo, a medida que otros le ofrecían vibraciones complementarias, que nunca le pertenecían… - Seres anteriores… me regalaron algunos… ¿Te gustaría oírlos?...- entendía el motivo que les había llevado a ofrecerla algo de lo que carecía, a pesar de que el “púlsar” se lo permitiera, sus labios no podían interpretarlas con la certeza con que evocaba a las del resto… - Anna… fue una… Osiria… otra…- hermosos de pronunciar…

Difícil aceptar que no estaban destinados a sí misma…

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   2nd Abril 2015, 23:07

El predador noto un extraño cambio en la postura de la joven, escucho su leve suspiro, observo el repentino tono pálido que había adoptado su rostro y, en general, se sintió extrañado por el extraño cambio en la actitud de la joven, y, en cierta forma, culpable una vez mas por su pesadez. Claramente su estado actual no era nada en comparación con como había quedado después de que la bestia le contara su historia de vida, al menos a los ojos de esta, pero aun así no pudo evitar sentir ese cambio en su actitud que hasta el momento había sido tan neutral, calmada y hasta alegre en cierto modo. Por un momento la criatura pensó que tal vez no debiera haberle dicho las cosas que le dijo, que tal vez la había ofendido en algún modo... o que quizás, solo quizás, realmente se sentía apenada por él. El concepto de pena o lastima no era un concepto desconocido para el predador, a pesar de que nunca antes ningún humano lo había demostrado con él; la parte humana de su cerebro aun era capaz de reconocer ciertos conceptos de humanos como la culpa o la pena, aunque jamas los sintiera hacia los humanos, por lo s cuales en su mayo ria solo siente curiosidad, cuando no aberración.

La mujer que tenia enfrente, ella se había convertido rápidamente en uno de los escasos miembros de aquel selecto grupo de personas por las cuales predador era capaz de sentir mas que odio o indiferencia; un grupo tan escaso que, si predador supiese contar hasta mas de dos, podría hacerlo con los dedos de sus manos. A los ojos de cualquier aquello no tendría sentido considerando la increíblemente escasa cantidad de palabras que los dos habían intercambiado en esa "conversación", si es que aquello podía considerarse una, que habían compartido, sumado a las limitadas expresiones de predador y el desconocimiento general de ambos. La realidad es que en ocasiones solo eso se necesita para desarrollar cariño u odio hacia una persona; a veces todo lo necesario son unas pocas frases mal armadas para establecer una "conexión". Predador, como todo buen animal salvaje, se había mantenido cauto al principio, pero, movido por una curiosidad cada vez, se había ido acercando conforme la mujer había ido demostrando que en realidad no era una amenaza. Ahora solo quería descubrir sus misterios aunque su cabeza no alcanzara para hacerlo a un modo demasiado profundo; no era como nadie que hubiese conocido, quería saber por que era tan especial.  

Predador asintió lentamente cuando la mujer pronuncio su nombre, aunque lo noto extraño, acompañado de un tono de pesar o un cierto tipo de agonía. Por algún motivo la mujer parecía no disfrutar pronunciar tu nombre y al ser no le gusto eso.-Tu...poder llamar a yo como tu querer.- Aquel era un privilegio que predador jamas le había dado a nadie, ni siquiera a sus propios compañeros Vanquishers. Predador odiaba los apodos, pues el solo tenia un nombre y solo a ese respondía, no era una mascota a quien pudiesen apodar como quisieran. Pero con esa mujer era diferente, y él no sabia por que. Era un cierto cariño extraño que ella le inspiraba, una cierta fascinación por lo desconocido. Predador no sabia por que había dicho lo que dijo, no sabia por que le estaba dando a esa mujer el privilegia de apodarlo de otro modo, pero lo había hecho. Su sola presencia le inspiraba paz a la bestia, una sensación de tranquilidad y paz hermosa que no quería ver mermada ni perjudicada.

Finalmente la mujer accedió a revelarle al ser el nombre por el cual seria llamada, aunque su respuesta solo sirvió para colocar mas dudas en la cabeza de la criatura, en vez de disiparlas. Dijo seres anteriores...¿Se referiría a sus progenitores? ¿A sus dueños? ¿A sus ancestros? Predador tenia que preguntarle eso. Entonces escucho sus nombres, e intento pronunciarlos. -Anna...Osi-ria...- Al final opto por llamarla Anna, era mas corto y fácil de pronunciar.

El predador opto por esperar a que la mujer le hiciera a él una pregunta, pero esa pregunta jamas llego. Se quedo sentado frente a ella, observandola, apreciando sus gestos, repitiendo su nombre mentalmente para no olvidarlo mientras esperaba a que ella tomara la palabra. El silencio perduro por varios minutos, pero para el ser, acostumbrado al movimiento y a tener siempre algo que hacer en vez de quedarse quieto, parecieron largas horas. Finalmente, después de lo que le pareció una eternidad y en vista de que la mujer no hablaría, el opto por hacerlo. Se tomo su tiempo para pensar en una pregunta, en cual era la duda mas urgente que necesitaba tener respondida sobre la mujer hasta que encontró algo. -¿Tu tener hambre?.- Desgraciadamente su estomago hablo antes que su cerebro y su necesidad de introducirse algo a la voca acallo sus pensamientos por un momento. Cuando volvió a retomar el control de sus ideas le pregunto lo que en realidad había querido averiguar.- Tus...flores...- pregunto señalando las plantas que parecían flotar sobre su cabeza, como una corona.- ¿Como...ellas...estar ahí? Ellas no estar en tierra...- Era la primera vez en la vida de predador que presenciaba plantas flotantes, que no necesitaban tierra pero aun así no tenían la apariencia clásica de flores muertas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   26th Abril 2015, 23:44

Aún incapacitada para conocer algunas de las reacciones que para las criaturas que disfrutaban el mundo desde hacía mucho más tiempo que ella eran habituales, cotidianas, y alejadas de la peculiar curiosidad que eran capaces de provocar en la dama nívea, para quien dichas emociones eran al completo una luminiscente novedad bajo la cual contemplar en insólitos baremos todo cuanto había aprendido hasta ese momento, resultó tranquilizador discernir, en algún lugar interno destinado a tal propósito, cómo las dudas y la peculiar forma en que el ser concebía el método de aproximarse a su vez a otras criaturas había sufrido un sutil cambio, habituado ahora a su frágil y tenue presencia, que no provocaba en él asco o repulsa, si no curiosidad...

Su petición provocó en la expresión de la mujer sin sombra abrupta estupefacción. Se abrió paso a través de sus finos rasgos con una firmeza intensa, de una realidad tan clara, que durante el tiempo que permaneció inmerso su ser en el silencioso estupor que sobrevino a dicha demanda parecía imposible que con anterioridad su rostro hubiera adoptado forma alternativa a esa...

- Eso... ¿Es posible?...- incapaz de salir de su asombro, la necesidad impelió su fina mano a posarse sobre una de las del predador, percatando así el tacto de él al suyo propio, cosquillas livianas, de una sutilidad tal que resultaban translúcidas... - ¿Podría... darte... nuevas vibraciones?...- la invisible presa de la responsabilidad atenazó su diminuto tórax, convulso de una emoción que no había sentido jamás, hasta ese instante...

Tal cometido resultaba a sus ojos tan grande, que no se veía capacitada para acometerlo de forma correcta...

Asignar una nueva vibración a una criatura, cuando incansable buscaba las propias en una espera que parecía no tener fin, sin razón de existir, sin motivación alguna, sin comprender el motivo que día tras día incansable la obligaba a emerger de su matriz de cristal rojo... Darle una nuevas a él. Algo parecido habían intentado hacer para la dama nívea, y aunque agradecida, convertirse en sabedora de que las hermosas vibraciones que le asignaban no eran para ella generaba un intenso sentimiento de pérdida y pesar que no había sido capaz de comprender del todo...

No podía deberse al azar...

Permitirse semejante atrevimiento, sin lograr hallar la vibración con que se reconociese, sería para el predador tan doloroso como para ella...

Aguardó, abatida, mientras el tiempo se escurría en las lindes de una decisión impracticable. El ofrecimiento del ser era sincero, y mucho el miedo a errar... Pero era un presente, un milagro. Un prodigio, surgido de una propuesta desinteresada...

- Te daré... otro nombre...- su voz de dos tonos se convirtió en una, femenina, dotada de una juvenil turgencia que la disponía aún en la inmadurez - uno que... sienta que... te pertenece...- respiraciones agitadas mecieron en oleadas sus costillas, traducción de las tribulaciones de su pensamiento...

Su frágil figura, acuclillada ante el predador, se aposentó rostro contra rostro. Descifraron sus orbes, diamantes corintios, cualidades de su afanosa exploración. Las cúspides de sus finos dedos, despuntes de vidrio palatino, rozaron el rostro del ser estudiado, salpicados de ternura...

- y te llamare...- suspendió sus palabras, ahora envejecidas como si cargase en ellas años suficientes para apergaminar la piel - Inquebrantable.

Cuanto tardó en pronunciar dicho nombre, quedó suspendido su ser en una bruma parda, inacabable, habitual de su estancia en su madre de carmín cristal. Seguro había brotado de su pecho, reverberando...

La certeza de una miríada de voces al unísono...

El refinado espejismo de una curvatura sobrevoló en un parpadeo sus comisuras, tan volátil e incierto que cualquiera hubiera negado de su veleidosa presencia...

No tuvo tiempo de pensar la extralimitación que suponía la maravilla que acababa de vivir...

- No padezco de hambre mas sé... que puedo comer...- revolvió la brisa sus arrebolados cabellos - Como Polynach... forman parte de mi...- presente en su pecho aún, agitación, más propia de la fantasiosa ingravidez de la nostalgia enamorada - Mathâer, madre de todas...- de sus hebras rojas sujetó una flor suspendida, y la alargó hasta él para que pudiera contemplarla...

Aunque lo intentara, no había modo alguno en que por voluntad ajena se desprendiera de la cascada de hilo grana que componía su larga melena...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   23rd Junio 2015, 18:08

La bestia afirmo lentamente con la cabeza, en señal de que le daba permiso a la mujer de hacer...lo que ella había dicho que iba a ser. A decir verdad no había entendido a que se refirió cuando dijo que le "daría nuevas vibraciones" pero supuso que tenia que ver con su oferta de que le eligiera un nuevo nombre. Superpredador no entendía demasiadas cosas de la sociedad humana: su constante deseo de usar ropas, el por que utilizar herramientas para comer cuando tienen las manos, etc; menos podía esperar entender las motivaciones de una chica que ni siquiera sabia si era humana. Predador no entendía por que la mujer se había impresionado tanto ante una simple oferta que a los ojos de cualquiera hubiese parecido tan mundana. Le extraño bastante su modo de comportarse, tan asombrada y maravillada, como si le hubiesen ofrecido una oportunidad única e irrepetible . Por algún motivo a los humanos les encanta nombrar y apodar a todos los seres vivos que les rodean, sean animales u otros humanos; Predador jamas imagino que la chica se lo tomaría tan a pecho. Pero de nuevo, considerando todo lo que había pasado desde que se encontraron los dos: su extraño actuar, su falta completa de pudor, su extraña aura de serenidad, el extraño animalito que le acompañaba y las flores doradas que flotaban sobre su cabeza; la chica había desafiado todos los estigmas que Predador tenia sobre los humanos, de modo que el ser constantemente dudaba de si en realidad era humana. Es decir, ella no lo sabia, ya se lo había dicho, pero al mismo tiempo lucia tanto como una humana, que era prácticamente imposible para el animal imaginársela de otro modo y no conocía ninguna especie hasta el momento capaz de realizar un camuflaje tan perfecto como para disfrazarse de otra criatura.

Predador solo esperaba que ella no le pusiera algún apodo como "Fluffy" o "Fido", que es como había observado a varios humanos apodar a sus respectivas mascotas. En realidad, después de pasado un tiempo, solo esperaba que la mujer finalmente hablara, y le rebelase su nuevo apodo. Se había mantenido extrañamente callada y pensativa durante unos momentos, como si abocara toda su capacidad mental a esta nueva tarea que le habían encomendado. Justo cuando Predador estaba apunto de pedirle por favor que le diese su nombre de una vez, pues estar ahí parado esperando a la nada le hacia sentirse incomodo, la mujer hizo algo que, mas que solo sorprenderle, le dejo inmutado. Fue después de que finalmente volviese a hablar, después de que dijera como le iba a dar un nombre que le perteneciera, aunque francamente esto ya de por si le desconcertó bastante ¿A que se refería con eso? ¿A caso su otro nombre no era suyo sino de alguien mas? Sin embargo todas estas dudas quedaron disipadas en su mente cuando la mujer se acerco hacia él. No solo que se acuchillara ante él, sino que se le acerco mas de lo que ningún humano se le había acercado en su vida; desde luego el contacto físico tampoco había sido algo que evitase con sus compañeros Vanquishers, pero por algún motivo jamas se había sentido tan cercano a alguien como se sentía ahora con esta mujer. Fue algo en su gesto a lo que simplemente no supo como responder. Ciertamente ya habían sido varias las ocasiones en el día en las cuales el predador no había sabido como responder, pero esta en particular lo dejo inmóvil como piedra.

La mujer le había tomado de la cara con sus manos; incluso con su gruesa piel predador fue capaz de sentir la suavidad de sus dedos. Había algo oculto en ese gesto: ternura, amabilidad como nunca la había experimentado. El observar al rostro de la mujer tan de cerca fue hipnótico, todo el tiempo que la mujer le sostuvo en esa posición él no quiso que ese momento terminara. Estaba experimentando algo completamente nuevo, algo que jamas había sentido: la paz interior, una armonía única. No pudo evitar mirar a la mujer a los ojos, como pidiéndole explicaciones de lo que estaba ocurriendo, pero cuando les contemplo de cerca...todo se puso en blanco en su cabeza. Si, ya había observado las peculiares coloraciones de estos, pero nunca desde tan cerca; ahora podía contemplar toda una nueva gama de colores y matices, mas vistos y majestuosos que cualquier cosa brillante que cualquier mosquitero o cosa brillante que hubiese visto en su vida, y eso que había visto muchos. Predador nunca supo cuanto tiempo se mantuvieron en esa posición, pero para él fueron horas. Esa mujer no podía ser humana, pensaba, era demasiado...demasiado ella para ser humana; era a sus ojos lo que los cristianos llamarían un ángel.

La majestuosidad del silencio que inundaba la zona en ese momento, solo interrumpida por las pausadas palabras de Anna, hubiese durado mucho mas de no ser por que Predador interrumpió al escuchar su nuevo nombre. -¿Que ser "In-que-bran-ta-ble"?- Realmente se tuvo que esforzar en pronunciar esa ultima palabra; era demasiado larga, al menos los primeros ejemplos de nombre que le vinieron a la mente hubiesen sido mas fáciles de recordar. Pero por algún motivo pareció casi liberador para ella soltar esa palabra que tanto tiempo se había guardado, así que la criatura no puso quejas.

Por otra parte no se molesto en ocultar sus sorpresa ante la siguiente afirmación de la joven; si ella se había quedado boquiabierta ante la oferta inicial de predador, ahora le tocaba al extraño ser hacer lo propio ante la respuesta de Anna. Y dada su mandíbula de anaconda, su boca estaba tan abierta que literalmente podrían haber puesto una sandia entera dentro. Dado su metabolismo acelerado Predador, aunque capaz de soportar mas días sin comida que cualquier humano, sentía hambre con extrema facilidad; podía comerse una vaca entera y tener hambre unas horas después. Todo ser vivo necesita alimentarse de vez en cuando, sin embargo ahora esta chica le estaba diciendo que no era necesario para ella ingerir alimentos...para predador eso era caso una herejía. Le estaba diciendo a una maquina incansable de comer que ella no necesitaba comer, mas aun podía hacerlo si quería ¿Pero pro que alguien comería a no ser que su estomago necesitase llenarse? Entonces la mujer extendió una flor particularmente grande de su cabello y se la enseño; la presento como la madre de todas, bueno en realidad le dio un nombre y todo pero la criatura no fue capaz de entenderlo. La extendió para que el pudiera tocarla, y así lo hizo; su tacto no era perfecto y no sintió muchas diferencias entre cualquier otra flor, mas haya del color dorado que emanaba.

Intento sujetarla para observarla de cerca, pero cuando extendió sus dedos al rededor del objeto en cuestión e intento tomarlo de la mano de Anna, algo extraño paso: no se movía. Predador intento con mas fuerza, pero no se movía. Sujeto la mano de la mujer un momento, con toda suavidad; no estaba acostumbrado a pedir permiso para tocar a un humano y desconocía el concepto de espacio personal, de modo que no creyó que le molestaría. Con la mano que tenia libre, sujeto la flor y comenzó a tirar, cada vez con mas fuerza, sin que nada pasara. A predador esto le pareció frustrante. Observo la flor por un momento luego de cesar con sus esfuerzos, solo para sujetarla con ambas manos e intentar arrancarla de su portadora con todas las fuerzas de las cuales disponía, pero una vez mas, sin éxito. Sobra decir que Predador jamas había visto sus fuerzas superadas por nada. Él podía lanzar un auto como si se tratase de una pelota de rugby, podía voltear una camioneta de un golpe y derribar un autobús de dos pisos con una embestida; aun así esta pequeña e insignificante flor no podía ser levantada ni aun aplicando todo su poder. Predador estaba frustrado.-¿Como...?- Y miro a la mujer esperando respuestas.

Entonces su estomago volvió a rugir, esta vez con mas fuerza, y Superpredador supo que necesitaba llenarse con algo rápido, de modo que cerro su mandíbula y se arrodillo en el suelo, colocándose en cuatro patas como una vaca para alimentarse. Y a decir verdad su ingesta no vario mucho de la de una vaca, dado que comenzó a pastar vorazmente. Él siempre prefirió la carne, pues por mas que fuese omnivoro los vegetales nunca pudieron compararse con la jugosidad y el sabor exquisito de un buen trozo de carne crudo; aun así estaba mas que dispuesto a comerse una tonelada de pasto conta de no padecer hambre, y eso es lo que estaba intentando hacer. No estaba ignorando a la mujer, desde luego, por lo que, después de arrancar varios trozos de césped para meterselos a la boca todos juntos, reparo en la mujer. Arranco otro trozo de césped, esta vez con ambas manos, y lo extendió hacia ella. Ya le había aclarado que no necesitaba comer, pero también que podía hacerlo, de modo que a Predador le pareció que quizás le gustaría compartir ese rico pasto con él.- ¿Tu querer?- Cualquier que lo hubiese conocido se hubiese asombrado, pues Predador, a pesar de las insistencias de sus compañeros, rara vez compartía su comida, y jamas cuando tenia hambre.

Y aun así ahí estaba, compartiendo con voluntad propia con aquella chica. Todo lo que el sabia es que ella le hacia feliz de algún modo, y el quería que ella también fuese feliz; al fin y al cabo la comida es lo que mas feliz le ponía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   4th Agosto 2015, 13:44

En la misma medida en que le predador desconocía los conceptos que eran para otros habituales al adoptar la forma de vida en que educaban a las criaturas que poblaban el mundo, en función de circunstancias de apariencia aleatoria y frugal dependientes tan sólo de situaciones que no se podían controlar, la Dama Nívea reflejó en sus actos el mismo desconocimiento total por conceptos como el espacio personal, el pudor, o ningún otro tipo de prejuicio que se hubiera podido presentar en su modo de actuar, inculcado por unos progenitores preocupados por la aceptación social, la moralidad o ninguna otra concepción no natural que por fuerza debiera proceder de la necesidad del legado aprehendido...

Los leves gestos ejercidos hacia el ser no respondían a una tópica representación del significado icónico de un mero sentimiento, representado así durante su pretensión de convertirse en legado expresivo, si no a una exigencia que lindaba con la obligación en tratar de compartir y comprender una emocionalidad de la que aún no era consciente, y que desde que emergiera de su cicatriz de cristal se había presentado vetada a su entendimiento... Su gesto brotaba de un menester tan básico para los seres vivos como lo era el respirar, o el alimentarse, incluso cuando La mujer sin sombra no sentía en sí misma reflejo alguno del instinto que facilitaba el factor de supervivencia que les hacía prevalecer con vida. De una intensidad mucho mas mayor, tal que era imposible cuantificar, presentía su impulso por comunicarse, comprender, aprender, compartir las pocas facciones de las que era dueña y avezada en pos de convertirse, como anhelante deseaba con tiempo y saber, en veterana...

Así una leve mano blanquecina elevada con la liviana imagen de una corriente que atrapa en sus fuerzas indóciles una hoja, acarició el pecho del predador resbalando hasta el lugar en el que residía la reverberancia, el latido por excelencia eco y lengua de un oído ininteligible...

- Inquebrantable... significa irrompible... significa... que nada ni nadie... hace que te rindas...- sus cejas sutiles se fruncieron sobre su entrecejo, ladeando la cabeza, dejando caer las cascadas sangrientas de su melena plagada de flores blancas, incapaz de comprender la magnitud de sus propias palabras...

Mostró entonces al ser otra de las esencias que conformaban su ser, de las que había aprendido en compañía de la Dama Verde, dadora de vida, aliento de la creación vegetal que en su mano poseía el poder de hacer brotar seres de donde antes sólo había vida enclaustrada, encerrada como lo había estado la Dama Nívea en su matriz de cristal rojo inalterable...

Ejerció inmensa fuerza en sus tremendos denuedos por desarraigar la flor de su natural elemento, prendido de sutiles hebras que bajo el influjo del atardecer, ahora ya extinto, delataban amalgamas de un sin número de tonos rojizos, sin ningún éxito. Contrariado por la imposibilidad de acometer contra la vegetal adversaria, alzó sus ojos cargados de incomprensión hacia la Dama Nívea, cuyos orbes tintados de miles de diminutas estrellas rosadas atendían a su súplica de conocimiento con mudo entendimiento materno...

- No puedes llevarte... lo que forma parte de mi...- parpadeó, suspendiendo sus finas pestañas en un aleteo al despejar de nuevo sus orbes brillantes - Sólo Mathaêr se marcha... por propia voluntad...- contempló silenciosa la formación de sus pétalos, mientras volvía a reposar prendida al rechazar el predador los esfuerzos restantes que hubiera podido ejercer, de haberlo querido...

Mas su atención se degradó con suma rapidez cuando fue imbuido por un deseo causado por la necesidad de alimentarse, que aplacó adoptando una postura que le permitiera alcanzar el verde pasto que revestía los alrededores inundados de una vegetación, despertaba en la Dama Nívea un sentir conocido que con anterioridad había experimentado, mas no supo como llamar a esa sensación. Sujetó con suavidad la porción de tierno verde que el ser depositó sobre sus frágiles y finas manos blanquecinas, dando una pausa a su voracidad desatada...

- Tu... lo necesitas más...- sus pasos etéreos hicieron deslizar la superficie de su pelo sobre el manto de hierba, hasta llegar junto a la hambrienta criatura, y con la levedad que ejercía en cada uno de sus gestos, depositó el alimento que él había cedido, devolviendo la ofrenda que causaría su saciedad...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   8th Agosto 2015, 00:02

-Ohhh...- Respondió la criatura después de que la mujer le contase el verdadero significado del que, al menos por el momento, era su nuevo nombre. A decir verdad no sabía cómo interpretar esas palabras. Hasta donde entendía le estaban alabando, y de una forma muy dulce. No recordaba la última vez que alguien le decía algo así, y justamente por eso se sentía tan confundido. Ya Anna había dejado más que claro que sus intenciones no eran para nada hostiles, sino todo lo contrario, pero Predador simplemente no sabía cómo sentirse. En realidad el animal ya había pasado por esa misma situación demasiadas veces en un periodo de tiempo demasiado corto. Pareciera que cada frase de su nueva "amiga" estaba destinada a causar conmoción en su ya reducido cerebro. Desde luego esto era algo lógico considerando el escaso nivel intelectual y emocional de la criatura, la cual rara vez había sentido algo en su vida más allá de miedo, ira o simple curiosidad; también alegría pero tan pocas ocasiones que hasta él mismo las podía contar. -...Tu....Gracias...Muchas...- Opto al final por agradecer su nuevo nombre de la forma que pudo. No sabía que mas decir de su nombre: dado el significado de la palabra se podría decir que le quedaba perfecto pues era casi una descripción suya; pero aun así seguía siendo un nombre nuevo y la primera vez que recibía uno, no sabía si había alguna suerte de ritual que debía hacer después de recibirlo o si ahi terminaba todo. Su casi nula capacidad de comprender emociones o comentarios de cierto grado de complejidad le estaba dificultando demasiado el mantener una "conversación" con la mujer que tenía enfrente sin pausas para sentir incertidumbre por cada comentario que le hacían y plantearse cuál sería la mejor respuesta en cada caso. Por otra parte el hecho de que ella se mostrase tan poco conocedora, o quizás tan diferente seria una mejor palabra, como él sobre ciertos aspectos del mundo le hacía sentir mucho mas cómodo. A decir verdad el ser no recordaba cuando había sido la última vez que se sentía tan a gusto intercambiando palabras con alguien. Incluso con sus amigos Vanquishers a veces pasaba quela perdia la pista a sus palabras cada dos por tres; desde luego con Anna pasaba lo mismo, pero de una forma diferente y por primera vez no era él el único que a veces se quedaba intentando descifrar algo.

A esas alturas ya se había acostumbrado con total felicidad a que la dama de cabellos color sangre desconocía el concepto de "espacio personal" que tanto habían intentado inculcarle sus compañeros sin éxito alguno. Pero a esas alturas, donde ya había sentido su increíblemente suave tacto en la piel de la cara y contemplado esos ojos de diversos colores tan majestuosos como un atardecer, el que apoyase una mano en su pecho poco y nada le importaba. En realidad, lo disfrutaba de una forma que le costaría bastante explicar a cualquiera que le preguntase, y no solo por su pobre léxica. No se comparaba con sensación de paz que le brindo su primera vista a los iris coloridos de la mujer. Era algo menos increíble, más casual, pero aun así muy satisfactorio; como comerse un banquete tamaño familiar después de un día de no llevarse nada a la boca. No le molestaba que esa extraña lo tocase, de hecho quería que continuase haciéndolo únicamente para poder continuar descubriendo esos nuevos estímulos que le resultaban tan desconocidos.

Y pensar que la paz del ambiente hubiera durado muchísimo más de no haber sido por su descarada necesidad de arrancar la flor de la mano de su acompañante para observarla de más cerca, en vez de simplemente acercar su cabeza un poco. Había sido brusco al hacerlo, pero no se lo podía culpar realmente pues así es como le habían educado para hacer prácticamente todo. Desconocía, entre otros miles de conceptos, el de la sutileza. Sin embargo, como ya se ha dicho, le fue imposible remover siquiera un pétalo de la hermosa planta. Por más que intento, solo consiguió fallar.  Eso le frustro tanto que sintió la imperiosa necesidad de saber por qué no podía sostenerla, al fin y al cabo había sostenido con una mano cosas de mucho mayor tamaño. La dama se apiado del poco sapiente monstruo y le dio una explicación del por qué había sido incapaz de removerla de sus manos. Lamentablemente Predador solo llego a comprender las palabras cuyo simple significado ya conocía, y fue incapaz de verlas de otro modo que como sonaban de manera literal. Esa errónea interpretación fue la que llevo al animal a creer que el intentar remover la flor de las manos de la mujer había sido el equivalente a intentar arrancarle una mano, o al menos una parte de esta.  Se sintió increíblemente aliviado de haber fallado en su comentado en un principio, y justo cuando estaba a punto de pedirle sus más sinceras y lastimosas disculpas a la mujer, esta volvió a hablar. Menciono a una tal "Mathaêr"; predador supuso que se estaba refiriendo a la flor que tenía en sus manos, la cual al final volvió a su lugar original, separada de la mano. Esto le dio la pauta a Predador de que en realidad no formaba parte de su cuerpo, de modo que no la había lastimado. La explicación que recibió pudo acallar temporalmente parte de sus dudas: ahora sabía que la planta solo se podía mover si ella quería. No tenía idea como haría una planta para expresar sus deseos de modo que la humana los entendiera, pero si para ella funcionaba él no preguntaría más.

Sin embargo, lejos de la mera falta de curiosidad, un motivo aun más poderoso que forzó a Superpredador a dejar las preguntas para después, o simplemente ignorar que alguna vez las tuvo, fue el repentino hambre que afloro en su estomago. Hambre que por supuesto lo llevo a pastar como una vaca, pero a una velocidad similar a la de tres vacas desnutridas que necesitan desesperadamente recuperar nutrientes. Solo pauso en su búsqueda de alimentos cuando noto que la mujer se le acercaba de nuevo. Esa seria, a ojos de cualquiera que conociera a la criatura por el tiempo suficiente, la prueba definitiva de lo mucho que Predador había llegado a valorar a Anna a pesar del poquísimo tiempo que llevaban juntos: la bestia había detenido su consumo de alimentos solo para prestar atención a lo que fuese que la humana tenía que decirle. El simple hecho de pensar que había alguien capaz de detener su voracidad, siquiera por nos segundos, hubiese sido algo increible para cualquiera que le conociese lo suficiente.

-Gracias.- Le dijo la criatura, no muy convencida en realidad. Había muchísimo pasto a su alrededor como para darle demasiada importancia al que la mujer le estaba ofreciendo. Sin embargo, por el solo hecho de que fuera ella misma quien se lo estaba ofreciendo, Predador tuvo que aceptarlo. Fue algo casi subconsciente, pero antes de darse cuenta ya estaba estirándose para alcanzarlo. Simplemente tuvo que hacerlo, no se veía capaz de rechazar ningún tipo de regalo que Anna le hiciera, por más pequeño e innecesario que este fuera. Lo que ocurrió a continuación fue algo parecido a lo que pasa cuando se alimenta a una cabra o un camello en los zoológicos. Predador extendió su cabeza hacia la mano de la mujer, mientras sus manos se encontraban ocupadas arrancando cuando pasto pudiesen. Poso sus labios gentilmente sobre los dedos de su acompañante y con su lengua comenzó a recoger lentamente el pasto de la mano que le alimentaba, pero sin morderla. Ni siquiera se tomo la molestia de captar su sabor, simplemente tomo el pasto y se alejo, dejando la mano prácticamente limpia a excepción de unas gotitas de baba que no pudieron evitar desprenderse de sus fauces. -Yo sentir.- Se disculpo el animal mientras devoraba con la boca llena, a punto de terminar su ligero tentempie. No fue una verdadera disculpa, dado que no lo lamentaba en realidad, pues no sabía que tenía de malo su acción; después de muchas interacciones similares con sus compañeros había adquirido el habito de disculparse después de alimentarse de ese modo, supuestamente por algún ridículo sentido de pudor o algo así que jamás entendió.

off: lamento si me quedo corto este, no se me ocurria mucho mas que poner.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   15th Septiembre 2015, 23:10

[FDP: Lo importante no es el tamaño, si no el contenido]

Incluso aunque hubiera tratado de incurrir en el conocimiento adquirido otorgado por los seres con los que se había encontrado en cada despertar cristalino al que había tenido acceso con sus incursiones a través de la grieta de la gema sangrante, no podría ejemplificar ningún tipo de instrucción relevante que tratara aspectos que desaprobaran la actitud o comportamiento del ser que le había otorgado el significativo presente que comprendía otorgarle un nuevo nombre...

Como mentes divergentes al posicionamiento habitual de una generación de criaturas supeditadas al adiestramiento cedido por quienes antes que ellos se habían enfrentado al agreste medio en el que estaban destinados a sobrevivir, excluyendo los métodos disfuncionales a los que habían recurrido por sí mismos, para impedir que pudieran dañar a sus futuros continuadores, ni el Predador ni ella correspondían a las respuestas impuestas por los límites de un legado educacional transmitido por los progenitores...

De tal modo la primogenitura era capaz de descartar todo componente ineficaz, con la única pretensión de avanzar hacia un estadio de desarrollo futurible...

La Dama Nívea, carente de la necesidad primaria del alimento, permitió que sus orbes de grana enjoyados adoptaran como un ritual el método acometido por Inquebrantable para adquirir la materia de la que se componía su sustento... Tan diferente a la experiencia que, en forma de reverberación, acudía a su ser conformando vívidas imágenes mediante las cuales era capaz de reconstruir hechos en los que con anterioridad había participado. Aposentada sobre sus descarnadas caderas sobre un suelo que apenas notificaba su presencia, rememoró la pequeña herramienta despuntada con que había adquirido la delgada materia resbaladiza, que tras un mecánico procedimiento había descompuesto provocando así una asimilación por parte de su propia materia. La alimentación resultaba un proceso de extrema complejidad del que participar, y su funcionalidad quedaba prendida en la diferencia comprobada de los organismos que la llevaban a cabo...

Desconocía innumerables cosas como individuo, mas otras eran expuestas con claridad meridiana evidenciando su crecimiento acontecido a partir de su contacto con el resto de criaturas...

Otras, sin embargo, acudían con la naturalidad de un reflejo aprehendido sin necesidad de previo ensayo, en una delicada mezcla en equilibrio de automatismo natural, e intuición providencial...

- No hay... de que...- impelida por la reacción de la hambrienta criatura, alargó la mano cediendo la sección de pasto que en primera instancia había sido ofertada a modo de ofrenda. Aproximando su rostro hacia la delgada estructura de sus falanges extendidas, comenzó a alimentarse, deleitándose de la saciedad que producía en su cuerpo...

A causa de que dicho acto representaba la satisfacción de una necesidad, asistió al Predador en un silencio ceremonial sustentado en el factor de su subsistencia...

Los restos de su saliva, una vez finalizada la ingesta, resbalaron por sus níveos dedos delgados, hasta perlar el suelo incapaces de quedar prendidos sobre la translúcida piel pálida que cubría a la Dama Nívea. Erguida sobre ambas piernas, sus manos reposaron en torno a sus caderas con una languidez propia de un tallo verde sobreviviente a una helada invernal...

- ¿Que es... lo que sientes?...- sobre su cabeza, la estructura de bruñido dorado orbitó hipnótica, su melena plagada de flores abiertas dibujó cascadas sobre sus hombros, y a lo largo de la delicada estructura ósea de su espalda...- ¿Cual es... tu cometido...Inquebrantable? - su rostro descendió ladeado con una duda degradada por la concesión de una respuesta esperada...

"Púlsar... ¿Acaso tenemos todos... un objetivo para nosotros?..."

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   25th Septiembre 2015, 18:17

De no haber sido por que Predador se encontraba demasiado ocupado alimentándose vorazmente de todo rastro de verde que tenia al alcance, hubiese notado con anterioridad que Anna se había colocado en una posición similar a la suya propia. La criatura termino notándolo, desde luego, pero solo después de pasados varios minutos. Durante ese lapso de tiempo estuvo demasiado ocupado engullendo el tan necesario alimento que  casi parecía encerrado en su propio mundo, ajeno a cualquier cosa que ocurriese a su alrededor. Siendo un omnívoro Predador podía comer cualquier cosa, y su estomago era capaz de digerir prácticamente lo que fuera, pero algunas cosas llenas más que otras; y para Predador la carne siempre sería mucho mejor que el pasto a la hora de la cena. Desde luego el animal estaba  acostumbrado a devorar todo lo que tuviese enfrente, de modo que nunca fue quisquilloso con la comida. Uno podía darle desde animales vivos hasta carne en descomposición, agua pantanosa o cosas que cuyo propósito original nunca fue el de ser ingerido, y aun así acabaría devorándolo.

Sin embargo, el pasto, además de no poder ni siquiera pensar en igualar el suculento sabor de la carne, era el equivalente alimenticio a unos aplitos de pan antes del asado. Y dado que lo único que tenia para alimentarse era pasto, ya que jamás intentaría lastimar a la mujer ni a su peludo acompañante para obtener alimento ni planeaba abandonarla para buscar comida dado que eso implicaría alejarse de ella, lo único que le quedaba por hacer era ingerirlo en tanta cantidad como le fuese posible con la esperanza de que al final terminase pudiendo llenarlo. Desgraciadamente el pasto no volvía a crecer a un ritmo lo suficientemente rápido como para permitirle a Predador quedarse en una misma posición demasiado tiempo antes de limpiar una zona y tener que pasar a otra. Fue entonces, cuando Predador se decidió a moverse un poco para buscar otro lugar de pasteo después de haber vaciado el primero, que noto como la mujer de cabello carmesí se encontraba en cuatro patas sobre el suelo, alimentándose de la misma forma que lo estaba haciendo él.

Luego de que la bestia terminase de “limpiar” la mano de la mujer de todo rastro de pasto que ella le hubiese ofrecido, este volvió a su habitual rutina alimentaria, y continuo ingiriendo el preciado tesoro verdoso que le sustentaba. Eso fue al menos hasta que la mujer le hiso otra pregunta, una demasiado simple, pero demasiado compleja a la vez para cualquier humano, y por ende mucho más aun para el animal. “¿Qué es lo que sientes?”. Una pregunta difícil. Superpredador se quedo observando a la mujer por un periodo de tiempo indeterminado, sin saber realmente que hacer; si seguir comiendo, o responderle en el acto y luego seguir comiendo. Al final opto por la primera opción: sus “charlas” con ella habían comenzado a gustarle, lo suficiente al menos como para que las priorizara antes que la alimentación en abundancia, lo cual era de por si casi inimaginable.-….- Predador se rasco la nuca un buen rato, intentando procesar una respuesta acorde a las necesidades de conocimiento marcadas por la pregunta en cuestión.

Finalmente hablo.- Yo….hambre. Yo…sentir…hambre.- No se sentía muy seguro de su respuesta, pensando que tal vez esa no había sido la esperada por su acompañante. Fuera como fuese, se olvido rápidamente de ella cuando la mujer lo bombardeo, al poco tiempo después, con otra pregunta.  Esta vez Predador si pudo entenderle un poco mejor, aunque eso no le facilito el responderla. Él había sido creado como un animal de pelea, y lo sabia; ya se lo había explicado a la mujer, pues la simplicidad del concepto era tal que incluso él era capaz de comprenderlo y explicarlo. Pero ya se había escapado de sus captores, y había dejado atrás esos días. Ahora tenía otro hogar, tenía amigos….pero no sabía quién era; solo entonces se dio cuenta. Su propio autodescubrimiento planto en su rostro una mueca de sorpresa diferente a las que había hecho antes: era una mucho menos exagerada, mas calmada, y por ende con un signifiado mucho mayor. Era como haberse dado cuenta de algo importante, que en el fondo siemrpe había sabido, pero hasta ese momento jamás se había tomado el tiempo de pensar.- Antes Yo ser animal de pelear.- Intento explicarle la criatura, iniciando brevemente la historia que le llevaría a compartir su descubrimiento con la mujer.- Ellos querer a yo para matar por ellos, para pelear. Yo escapar, ahora pelear por amigos….pero yo…Yo…- Su voz comenzó a quebrarse levemente, dificultándose su habla, como si aquello que estuviese a punto de decir fuera algo demasiado impactante como para pronunciarlo; algo que él mismo no podía creerse, o mejor dicho, no quería creer. Habia descubierto el gran vacio en su interior, al buscar dentro de si para encontrar la respuesta, y no encontrar nada...

Yo no saber quien ser.-

Finalmente lo dijo, casi como un susurro, pero perfectamente audible para los presentes. Cuando había sido creado por los chinos, estos le habían dado un nombre y un propósito: ser la versión asiática del súper soldado, un ser capaz de hacer todo y llegar a todo para cumplir su misión. Alguien que pudiese sobrevivir a todas las condiciones que la naturaleza le plantara, que pudiese rastrear lo que fuera y cuya fortaleza superara ampliamente la de los cohetes, y aviones, y tanques, y vehículos y armas de sus enemigos. Ellos le dijeron que matara por ellos, le dieron un objetivo, una identidad y un propósito. Pero luego Predador se escapo, y conoció a Dalae, quien la incorporo a los Vanquishers. Ella le dio un hogar y un nuevo propósito: matar por ella. Pero hubo una cosa que ella no pudo darle, algo que había perdido desde el momento en que renegó su propósito y escapo: una identidad nueva. Predador ya no era el súper soldado chino, y lo sabía, pero eso es lo que le habían dicho que fuera toda la vida. Nadie le había vuelto a decir quién era, y la criatura no podía descubrirlo sola ¿Era otra clase de soldado? ¿Un monstruo? ¿Un héroe o un villano? ¿Un animal o un humano? ¿Qué era él? ¿Quién era él? No lo sabía, y la duda lo mataba por dentro, aunque lo acabase de descubrir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   26th Octubre 2015, 13:45

[FDP: Disculpa, predador. Quería aclarar que en ningún momento OmegaDust se ha alimentado como tu, si no que se sienta junto a ti y te alimenta con el pasto que le habías cedido, para luego ponerse de pie. Como ya se ha explicado, no tiene necesidad de ingerir alimentos, por lo cual, no va a hacerlo, menos aún sabiendo que tu sí los necesitas.]

En su facultad de comprender las básicas necesidades a las que estaban supeditados el resto de las criaturas que poblaban el horizonte mas allá del cristal carmín, el hambre, si bien no experimentada a través de su propia e intransferible capacidad personal, si resultaba presentida en la cualidad que poseía de compartir con el resto de las criaturas sus dolencias, pesares y carencias de cualquier índole... Su naturaleza era estable, impermutable en la totalidad de las criaturas que hasta entonces había encontrado, siendo verdad inconmovible, supeditaba a la diversidad de seres a relegarse a sus instintos en busca de la saciedad que atraía consigo el conocimiento de una búsqueda que se había llevado a cabo por las diversas especies a través del tiempo como único factor eterno. La supervivencia...

Ese anhelo secreto que había impulsado a todos los seres a obrar como obraban...

El Hambre...

Si bien se trataba de un sentir que prosperaba de manera consustancial hacia el desarrollo del individuo, otorgándole la facultad de progresar desde el más básico estrato hasta el más elaborado sistema sostenible que facilitara su futura conservación, la Dama Nívea sentía que en lo profundo de dicho concepto residía una oscuridad abismal de la que, aún, no era capaz de comprender sus implicaciones...

Era un vacío amenazador en cuyo insondable poso nadaban vestigios terribles...

- El hambre... es un vacío...- Cubrieron sus delicados párpados sus ojos, pestañas grana surcando el aire como caen las hojas durante el otoño. - que quiere... hacernos desaparecer...- de sus delgadas extremidades pendieron deseos de sentir las lindes de su ser, así abrazó su propio torso, falanges descarnadas surcaron las sutiles cordilleras de sus costillas...

Las palabras de la criatura reverberaron sobre las estructuras plagadas de vida, despuntadas de verdes copas frondosas que cantaban memorias perdidas de una tierra que les pertenecía... y el dolor cobró su forma...

- Yo... no lo se...- Las palabras de la criatura cobraron peso y forma, al terminar de ser pronunciadas tornaron al Inquebrantable un anónimo de sí mismo, haciéndole compartir con la Dama Nívea el triste vacío de la pérdida de objetivo, nombre o propósito de la existencia...

Una dócil mano blanca se posó sobre la testa del predador, la caricia volátil propia de la fragilidad de un solo hilo de tela de araña al contacto desvaneciéndose a medida que atravesaba su robusta piel preparada para resistir ataques fuertes... construida con el objetivo de ser...

- Inquebrantable... ¿Tu...- inclinó sobre sus finas rodillas el peso, acuclillada en descarnados tobillos que hacían inverosímil su capacidad de sustento - ... debes pelear?... - los orbes de la Dama Nívea, plagados de una comprensión no terrena participaron de su estrenada y compartida incomprensión...

Ambos desconocían... ambos eran uno sólo...

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   3rd Diciembre 2015, 00:20

Predador se quedó observando a la mujer de rojizos cabellos durante un buen rato, mientras ella procesaba las implicaciones de la información que él le acababa de compartir. La revelación que acababa de descubrir aun le provocaba escalofríos en la columna, de un modo muy humano para el animal. Para ese entonces apenas era consciente de que había alguien junto a él, simplemente se limitó a quedarse quieto en su lugar, mientras el pasto que no había alcanzado a masticar antes de quedarse paralizado caía lentamente de su boca, sin que a este le importara en lo más mínimo; tal era la magnitud del descubrimiento que ya ni siquiera le importaba meterse comida a la boca, aun en tiempos de hambruna. Pareciera que simplemente no quería moverse ni hacer nada en general hasta que hubiese descubierto el propósito de su existencia. Y para completar esa titánica tarea, estaba dispuesto a quedarse completamente quieto, inmóvil en el lugar por cuanto tiempo le fuese necesario, del mismo modo que un cocodrilo es capaz de quedarse inmóvil cual roca por meses solo para conseguir algo de alimento. Desde luego, a diferencia de los enormes reptiles, el lapso de atención de la criatura era extremadamente pequeño, pero a pesar de eso, al menos durante un breve lapso de tiempo, la criatura permaneció pensativa, ajena completamente al mundo mientras intentaba descubrir su identidad.

Por supuesto, eso fue por un muy breve lapso de tiempo, específicamente hasta que la chica volvió a hablarle. Quizás la hubiese ignorado, de no ser porque las palabras que ella pronuncio fueron justo las que Predador necesitaba escuchar en ese momento. La mujer revelo mucho con ese simple “no lo sé”, algo que la criatura ya había escuchado mucho de su parte, pero que adquirió un nuevo significado en ese momento de fragilidad emocional. Le hiso recordar que no estaba solo en su dolor, que ella también compartía el sufrimiento de no saber quién era, ni cuál es su propósito; eso adquirió mucha más importancia para la criatura cuando descubrió que era incapaz de describir su propia identidad, pues solo entonces pudo comprender realmente aquello a lo que Anna se había estado refiriendo desde un principio. Ahora él era capaz de entender el dolor de la constante incógnita.
Entonces Predador sintió algo en su cabeza. En un primer momento creyó que se trataba de algún trozo de pasto que se había colado entre sus cabellos, o algún insecto volador que se había posado sobre él. El grosor de su piel sumado a su reducido sentido del tacto le impedía captar determinadas sensaciones, si estas carecían de la suficiente fuerza. Del mismo modo que le resultaba imposible sentir el peso de una pelusa, o un mosquito sobre su piel, en un principio le resulto bastante difícil discernir que era esa sensación basándose únicamente en lo que su sentido del tacto le decía. Solo cuando se atrevió a levantar la cabeza comprobó que aquello era la mano de Anna, que una vez más se encontraba posada sobre su cuerpo. Cuando ella lo llamo Inquebrantable, por un momento Predador no supo que responder: creyó que le hablaba a alguien más. Justo cuando se disponía a voltear fue que recordó que ese era el sobrenombre que le habían designado, y se atrevió a mirar a los ojos de la mujer, dispuesto ahora más que nunca a escuchar cualquier cosa que tuviera que decirle, esperando que fuese alguna clase de consejo o comentario de utilidad dada su reciente situación.

Sin embargo no se encontró con ninguno de los dos, sino más bien con una pregunta, bastante curiosa aun para los estándares que el animal tenia para la mujer. Ella le pregunto si debía pelear. Esa, a diferencia de varias de las anteriores, si fue una pregunta fácil para el animal-Si.- Le dijo firmemente a la mujer. –Humanos…cazar yo…ellos odiar yo…atacar yo…yo defenderse…yo pelear.- No había ni un atisbo de duda en las palabras de Superpredador, no esta vez. Puede que la criatura no supiese, al menos no de momento, cuál era su identidad, pero si sabía algo: que debía pelear, no porque aquel fuese su propósito, o al menos no únicamente por eso, sino porque el mundo le obligaba a hacerlo todos los días. Ante los constantes ataques militares, policías y cazadores, la criatura se veía obligada a defenderse de ellos. Por eso tenía que pelear, porque si no lo hacía, los humanos acabarían con él, lo volverían a encerrar y torturar, o lo matarían, y eso no le apetecía en lo más mínimo. –Yo también deber pelear…para comer.- Ese era otro motivo: Predador, en calidad de animal, necesitaba alimentarse. Siendo omnívoro, el podía ingerir cualquier cosa, solo que su alimento preferido, la carne, era también el más difícil de conseguir. Ya fueran humanos u otros animales no sapientes, Predador usualmente tenía que combatirlos y vencerlos solo para poder probar un poco de carne, puesto que hasta el momento ninguna de sus presas se había dejado devorar con facilidad. Puede que pelear no fuese una necesidad para el animal, pero de momento, era el único medio que conocía para satisfacerlas.- Si, yo deber pelear.- Concluyo la criatura.-

¿Tu…pelear? ¿Humanos odiar tú?- Esa pregunta solo había surgido en la mente de la criatura a partir de la pregunta similar que la mujer le había hecho hace unos segundos. Él ya sabía que debía pelear para sobrevivir, pero no sabía cómo eran las cosas para ella. Se parecía a los humanos, por lo cual dedujo que no la molestarían, o al menos no tanto como a él, pero era claramente diferente a ellos, y Superperador sabía de primera mano que los humanos odian a todo lo que es diferente a ellos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   21st Diciembre 2015, 23:00

El atardecer fundido sobre el niste inacabable de la cúpula celestial que había encapotado toda precipitación luminosa salpicada por millones de lágrimas rutilantes dejó que los rayos argentas de la selenita esfera se precipitaran hacia el claro verdoso que era escenario silencioso donde acontecía una conversación escasa en apariencia, sus vibraciones se adentraron en la esencia de ambas criaturas desenmascarando la imposibilidad de comprender tanto su existencia como la ajena obligados a partir de sus incompletas experiencias para llevar a cabo una escasa valoración de los propósitos que los habían guiado a confrontar...

- ... -- en su silencio intervino por vez primera la incitación de una mensaje encubierto, de un anhelo que impulsaba con fuerza un deseo de expresar cuanto no era capaz de cobrar forma en el interior albar de su pecho...

Las vibraciones que se elevaban desde la boca del Predador anidaban en un lecho deforme donde se transmutaban retorciéndose en un apogeo desconocido que provocó un pestañeo doliente en la Mujer Sin Sombra... El vacío que daba forma en su entendimiento a esas palabras carcomía todo lo que hasta entonces había sido capaz de concebir a fuerza de experimentos condicionados por las presencias con quien había compartido los múltiples matices derivados de sus estancias en el exterior de cristal, inmersa su voluntad en el procedimiento inagotable de aprendizaje, descubrió el terrible sentir que las construcciones erráticas del lenguaje que Inquebrantable ofrecía en favor de una explicación enturbiaban su percepción virginal, residiendo su poder en la capacidad alienada para evocar los preciados conocimientos que había adquirido tornándolos sombra vacía...

- ¿Porque... luchar?...- sobre su rostro ausente, aureola dorada cimbreante acelerando su pulso orbitando así con sincopada rapidez...- Porque... od...odi...- era su sonido tan vacuo que la mera intención perdía fuerza hasta convertirse en espejismo. Ojos de joyas rojas se encastraron en el profundo contemplar del ser superviviente, buscando en ellos explicaciones que estaban lejos de otorgar...- ¿Debo... yo... pelear?...- el angustiado suspiros silbante abandonó los escasos pulmones comprimiendo su tórax disminuído como un copo de nieve que cae en tierra con su lento deshielo asumido...

Torciendo su gesto en una máscara plena de angustia, desasosiego quebrado superior al de las plañideras que riegan de lágrimas su pérdida, devolvió en sus ojos los brillos violáceos de una galaxia enredada sobre el fondo de sus tristes iris, mas ni una gota descendió salpicando la plenitud albar de su perfecta piel...

- No... puedo...- cobró fuerza la idea en el fondo cárdeno de su mente materializando así el concepto reminiscente compartido que Inquebrantable ofrendaba en resolución de su incesante incertidumbre, transcrita su fatalidad en llagas sangrantes que crepitaron extremidades partiendo la piel con la cualidad de un ajado pergamino...

Su cuerpo marchito caducaba sus límites desvanecidos como últimas cenizas de un fuego extinto...

- Si no... puedo...pelear...- atrajo hacia sí su figura reducida a un nudo, rodillas descarnadas clavadas contra su pecho, sustentadas en dos delgados brazos cuya materia se volatilizaba hasta desaparecer...- ¿Puedo... vivir...?- orbes de carmín lacerante intentaron encontrar respuesta en los de la criatura...

"Púlsar... no puedo... no quiero... pelear..."

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Superpredador
DC Universe
DC Universe
avatar

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/11/2014

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   1st Febrero 2016, 07:49

A juzgar por la respuesta de la dama de cabellos rojos, Predador creyó que, por primera vez, era ella quien no le había entendido a él su respuesta, o que se había olvidado algo que le acababan de decir. La mujer básicamente volvió a preguntarle al animal exactamente lo mismo, dejando a este con la nueva duda de por qué la mujer había optado por repetir la misma pregunta de antes siendo que esta ya había obtenido su respuesta. –Yo…decir tu…por qué…pelear…- La mujer también hiso otra pregunta, acompañada de la repetición de la primera pregunta. “¿Por qué odi?”. Predador no sabía a qué se refería la mujer con “odi”; le sonaba más a nombre de mascota que a otra cosa. Desde luego, el animal era consciente de que no conocía muchas palabras, de modo que supuso que, muy posiblemente, la mujer debiera estar hablándole con alguna de esas palabras. Quizás le estaba haciendo una pregunta que él no sabía cómo responder, solo porque no sabía el significado de la última parte de esta. Sin embargo la mujer aun quería hacer una última pregunta más,, así que Predador la dejo, aunque en realidad, a los ojos de la bestia, fue exactamente la misma pregunta que ya le había repetido antes, solo que esta vez, aplicada a ella. Esa última si resulto un poco más desafiante para la criatura. Realmente no conocía tanto a la mujer; había compartido una especie de lazo mágico indescriptible o algo por el estilo que Predador pocas veces había sentido con alguien, por no decir con nadie. Pero más allá de eso, la criatura no tenía idea de los hábitos de la mujer más allá de lo que ella le dijera a él. No sabía si los humanos la odiaban, así que no sabía si tenía que defenderse de ellos. También le había dicho que el alimento no era necesario para su organismo, de modo que pelear para comer y evitar que te roben la comida quedaba descartado de su lista.

Pero la mujer respondió la pregunta por sí misma, bueno, más o menos. Ella le dijo a Superpredador que no podía; la criatura asumió que se refería al acto de pelear, es decir, que la mujer le estaba diciendo que ella no podía pelear. El animal no sabía mucho…bueno en realidad no sabía prácticamente nada del lenguaje, pero si sabía que “poder” y “deber” eran dos cosas diferentes. Entonces la respuesta de la mujer era hacia una pregunta que ella no le había hecho. Si no le había hecho esa pregunta, debía ser porque ella ya sabía la respuesta, y en efecto la sabía: que no podía. Pero si no podía pelear, entonces no importaba si debía o no hacerlo, porque no podía, o al menos así funcionaban las cosas en la mente del animal. Entonces el animal pensó que, si ella debía pelear, pero no podía, se moriría, y eso le alarmo mucho. Su respuesta fue simplona, pero brillante a sus propios ojos: si no encontraba un motivo por el cual la mujer debiera pelear, entonces ella no tendría que pelear, y el hecho de que no pudiera hacerlo no le estorbaría en nada ni le representaría ningún peligro.

Y es que esa era básicamente la respuesta a su tercera pregunta: no puedes vivir si no puedes pelear, y Superpredador lo sabía de toda la vida y por experiencias propias. –Yo…-Intento decírselo a la mujer, decirle lo que pensaba, que tenía que pelear para sobrevivir, que aprendiese a luchar para cuando le hiciese falta, pues eso sería mucho más fácil que buscar motivos por los cuales luchar. Ella de momento no podía luchar, pero si aprendía a hacerlo, y podía luchar, entonces cuando debiera hacerlo, no tendría problemas. Predador sospechaba que, tarde o temprano, tendría que hacerlo.-…no creer.- Estaba hablando desde sus propias vivencias.- Yo pelear todo el tiempo…porque yo defender a yo…yo decir eso a tu.- Hiso una pausa, mientras intentaba articular palabras en su cabeza para formar una oración lo suficientemente convincente.- Humanos odiar yo…por eso atacar…y yo luchar…por eso vivir. Si humanos odiar tu…ellos atacar tu….tu luchar ellos…tu vivir. Si tu no luchar…ellos ganar…tu morir.- La criatura era ajena a cualquier tipo de sensación que pudiese provocar en la mujer sus palabras, demasiado ocupado midiendo las suyas propias mientras recordaba sus dolencias pasadas, al mismo tiempo que le explicaba a su nueva amiga los hechos básicos de la “ley de la jungla”: el más fuerte sobrevive, y solo luchando se sabe con total certeza quien es el más fuerte.

Pero a pesar de todo el animal tenía que responder sus otras preguntas; casi se le olvidaron.- Yo luchar…por comida…yo necesitar comida… y por proteger a yo…de humanos…- Con eso ya considero haber respondido, de una vez y para siempre, las dudas de la mujer respecto de por que debía luchar: comida y protección, sus dos necesidades más básicas que solo podían verse satisfechos mediante la lucha. Respecto a su segunda pregunta, esa le presento más dificultades, así que tuvo que consultar a la mujer por definiciones.- Yo sentir…yo no saber que ser “o-di”. Tu decir…” por qué o-di”…yo no saber que ser o-di…¿Qué ser o-di?- Una vez que supiera el significado de la misteriosa odi, podría responder también a esa segunda pregunta; su pregunta sobre la vida en relación con la lucha había distraído necesitado demasiada de la ya escasa atención y concentración del ser para ser respondida, pero por suerte no la suficiente como para no dejar el justo espacio en el cerebro del animal necesario para recordar sus anteriores preguntas. Ahora solo faltaba la última, la más complicada.- Yo no saber… ¿Humanos odiar tú?... ¿Ellos querer dañar tú?...Si ellos querer dañar tu…tu deber pelear. Si alguien querer dañar tu…tu deber pelear…sino…tu ser dañada…o morir.- L sutileza era un concepto desconocido a los ojos del animal, junto con cualquier tipo de molestia o problema que pudiera ser ocasionado por la falta de esta. A sus ojos solo estaba diciendo las cosas tal cual eran, y no había nada más que responder en cualquier conversación. -¿Humanos…ellos….alguna vez…dañar a tu? ¿Ellos atacar tú? ¿Qué hacer tu entonces?-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
OmegaDust
Independientes
Independientes
avatar

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ficha de Personaje
Alias: Mártir
Nombre real: OmegaDust
Universo:

MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   7th Abril 2016, 01:29

En escasos saberes hacían gala las criaturas reencontradas bajo el manto de una noche albergada a través de la pacífica espesura, follaje sobre ramas afanosas salpicado en brillos de un supremo manto estrellado que contemplativo aguardaba sucesos antiquísimos aún por suceder...

En la línea cunspícua que del sabedor construye idiosincrasia a seguir durante el resto de su tiempo finito, haciendo de ella epicentro de todo lo que su conciencia genera, escapaban los dos seres que con la carencia evidente de un lenguaje parco procuraban transmitir cuanto llegaban a conocer de un mundo basto cuyos múltiples matices habían sido privados por las circunstancias... Del ser de singular conformación, fisonomía que albergaba avanzada sapiencia adquirida en base a la experimentación sublevada hacia el devaneo de un sueño imposible materializado en la criatura, sinergia absoluta de entidades mezcladas en el devenir de una sola conciencia inquieta y desconocida incluso para sí mismo, ofrecía su visionaria experiencia...

Obligado a aprehender en base a vívido acontecimiento, el condicionamiento del saber que el Inquebrantable compartía nutriendo los futuros recuerdos de la Dama Nívea, cimentaban bases a posteriores prejuicios en los que ningún acto la había inducido a profunda reflexión...

Retumbar de preguntas inconexas sacudió la frágil estructura de su tórax argento, costillas de hueso como abrazo blanco en torno a una ascética constitución cuya piel translúcida parecía mantener en cohesión su delgadez...

- No... a propósito...- lamento flotó sobre sus palabras hiladas a duras penas en la linde de sus labios, sabor de un susurro desvanecido en padecimientos añejos que contrarrestaban su aparente lozanía...- Dañan... mas no son conscientes... no puedo hacerles responsables... de lo que desconocen...- el otoño hizo llegada sobre las plumas rojas de su parpadeo, al ceder en un pestañeo prolongado...

Contextos difusos que ensamblaban sobre sí una terrible certeza ya no escondida a su conocimiento, pero de inevitable reniego ante la gravedad del suponer que transmitía en las implicaciones del autoconocimiento, fruto del mas temprano encuentro sucedido tras la casualidad que confirió la elección del Cristal Rojo en el encuentro con la Creadora De Vida...

- No... tengo elección...- se hizo arrullo de tragedia la tonalidad de dos voces, con un eco grave que era esencia misma de la ancianidad, dulce voz de mujer timbrando la frase en primer plano...- Si sufren... me duele... Por mucho mal que me hicieren....- crisálida carmesí tragó la frágil cubierta translúcida de su piel argenta, crujidos tornaron el resto de las vibraciones eco compungido de sus cavilaciones...

Tan funesto pensamiento...

Deslizaban sobre su conciencia orquídeas de plomo derretido abrasando el pesar que le producía ese cruento conocimiento al llegar la hora abrupta de su marcha sin despedida...

Nada podía...

De sus orbes cárdenos insuflados en esfuerzo compartido por el desconcierto de la criatura que le había permitido a la Dama Nívea otorgarle un nombre... Su marcha fue precipitada, las promesas de futuros encuentros brillaban como taraceas rosáceas en el fondo de sus iris colmando de gratitud al Inquebrantable por sus enseñanzas...

- No quiero morir... - trepaban por su cuerpo ralas secciones de cristal rojo, encapsulando en menuda restricción sus lindes anexas a la del Olfateador instigado por el reclamo de su partida encubierta de joya carmín...- Si llega la hora... en que no pueda permanecer...sin dañarlos... - de último aliento vibraron trémulas entre sus labios apagados...- No presentaré batalla...

[FDP: Agradecida en profundo, planteo en este punto su despedida pues la última revelación otorgada es merecedora de reflexión profunda. Que mi marcha no suponga impedimento si deseas añadir despedida. De lo contrario, considero tal finalizado. Que púlsar guíe tus pasos en el día de hoy.]

_________________
"Ashes to Ashes... Dust to Dust..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]   

Volver arriba Ir abajo
 
Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Busca chico… Busca...(Superpredador)[19 Abril]
» Se busca al aprendiz de Cazador de Brujas [1/1]
» Se busca moderadores
» En busca de criminales
» Entrevistador busca entrevistado.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Omega - Foro de Rol de Marvel y DC :: OMEGA UNIVERSE :: Europa-
Cambiar a: